Situación Actual
6º-11º // 1 febrero luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Isaac B.Mejor PJ ♂
Circe M.Mejor PJ ♀
Henry K.Mejor User
Sam L.Mejor roler
Valarr & DannyMejor dúo
Joshua E.Drama queen
Isaac B.Mister sensato
Lluna F.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Tell me something [Gwendoline]

Juliette Howells el Mar Dic 26, 2017 6:15 pm

16:23h

Desde pequeña que Juliette amaba el arte de estudiar, de aprender y conocer cosas nuevas pero no lo había amado tanto hasta que empezó su carrera de leyes y políticas mágicas. Era algo diferente a lo que estaba acostumbrada pero era algo que amaba profundamente. Siempre era interesante conocer cosas nuevas pero en Hogwarts había asignaturas que no le hacían gracia o no eran de su agrado, en cambio, en su carrera pasaba lo contrario; todas y cada una de las cosas que Juliette aprendía eran de su agrado, por lo que estaba disfrutando más que nunca de lo que más le gustaba hacer en aquel mundo. Así pues, al amar tanto sus estudios eso le hacía querer ser la mejor en estos. No era una persona competitiva y que llegaba a hacer cualquier cosa para alcanzar y ser la primera en su propósito pero si que le gustaba trabajarse mucho las cosas y conseguir ser la mejor de todas por su propio pie. Además, ella tenia algo que muchos de sus compañeros no tenían; vocación.

El caso es que en segundo curso habían empezado un proyecto de investigación en el ministerio, tenían que entender el funcionamiento de este y conocerlo más a fondo, leer sobre la institución, su historia etc.. y finalmente presentarlo a los compañeros de clase. A Juliette le había tocado el departamento de Accidentes y Catástrofes mágicas, pese a no ser su favorito era uno de los más interesantes que le parecían a la joven. Estuvo investigando sobre el departamento unas cuantas largas noches después de clases hasta conseguir un difícil redactado, pero había algo que le faltaba, sentía que aún le quedaba más por encontrar, así que sin más preámbulos envió una carta directa al Ministerio para que le concibieran una entrevista con algún encargado de ese departamento. La respuesta la recibió una semana más tarde diciendo que estaban encantados de ayudar a la facultad mágica así que le dieron día y hora a la muchacha para presentarse y hacer la entrevista.

Y así lo hizo. Entró unos diez minutos antes de lo previsto en la sede del ministerio, habló con información y le dieron una carta con el sello del ministerio que tenía que llevar al departamento. Subió al piso tres y se dirigió a la puerta indicada, dio dos golpes y entró.

Buenas tardes, soy Juliette Howells—Empezó— Tenía planeada una entrevista en este departamento a las cuatro y media de la tarde— Siguió con su discurso —Tome —Y le dio a la persona una carta donde explicaba el qué hacía ahí y el por qué, además de certificar que era una estudiante de la universidad y nadie que se había colado por ahí.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.270
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 57
Puntos : 25
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Gwendoline Edevane el Miér Dic 27, 2017 12:00 am

Aquella mañana había sido sorprendenemente grata. Y no porque hubiese amanecido totalmente despejado, con pájaros cantando, con gente paseando con sonrisas alegres en sus caras, y todas esas cosas que supuestamente hacían una mañana perfecta. No, ni mucho menos.
El clima, mejorable; los pájaros, posiblemente resguardándose del frío en algún sitio; la gente, con su habituales caras de dormidos yendo y viniendo por la calle.
Pero al llegar al mi despacho (o bueno, "nuestro" despacho, teniendo en cuenta que lo compartía con otras tres personas y se dividía en cubículos) me encontré con que todos estaban allí, tanto mis compañeros cómo el jefe de departamento. Y la jornada comenzó con un orden del día.
Aquello era maravilloso. Y lo era simplemente porque significaba orden. Pocas veces podía permitirse tal lujo dentro del departamento.

—...a las 12:30, realizaremos la comprobación de dos varitas, supuestamente implicadas en un incidente en el mundo muggle.—Explicaba el jefe de departamento, mientras yo tomaba notas en una hoja de pergamino; entonces, añadió:—¡Ah, se me olvidaba! Señorita Edevane, esta tarde, a las 16:30, se requiere mi presencia en una entrevista con...—Levanté la vista ante la mención de mi nombre, y vi cómo el jefe de departamento revisaba unas notas.—¡Ah, sí! Juliette Howells. Tengo demasiado trabajo, así que me gustaría que se encargase usted en persona. Le pasaré toda la información.

Me quedé con cara inexpresiva, la pluma suspendida un par de centímetros por encima del pergamino. Una gota de tinta cayó sobre el pergamino. Estaba francamente sorprendida, ya no por el hecho de que mi jefe de departamento delegase trabajo en mí o cualquier otro de mis compañeros.
Tampoco me sorprendía su aparente incapacidad para recordar nada sin mirarlo en sus documentos.
Lo que me sorprendía era que aquella información no me hubiese llegado antes. Aquellas cosas no se hacían de un día para otro.
Pero, una vez más, me pregunté de qué me sorprendía. ¿Por qué iba a ser distinto? Aquel hombre era un dejado.
No protesté. De nada serviría, y no era mi estilo. Lo mío era hacer bien el trabajo. Así que, finalizada la reunión, cogí todos los papeles referentes a mi reunión con la señorita Howells, y me dediqué a repasarlos a cada rato que estaba un poco libre de trabajo.
Para cuando volví de comer, por algún milagro había logrado deshacerme de la mayor parte del trabajo (casi todo ello, revisar informes de accidentes mágicos, cómo siempre) y estuve lo bastante libre cómo para dedicar a las notas lo que restaba de tiempo hasta la llegada de la señorita Howells.
Y, por suerte para mí, la entrevistada sería yo. De otra manera, aquello podría haber salido muy mal. Me conocía bien mi propio departamento.
Alguien llamó a la puerta un poco antes de la hora acordada. Para entonces, ya no quedaba nadie más que yo por allí, y me levanté para abrir.
Ante mí apareció una joven que se presentó cómo Juliette Howells. Le respondí con una sonrisa mientras me explicaba el motivo de su visita, y alcancé la carta que me ofrecía.

Buenas tardes, señorita Howells.Respondí sin dejar de sonreír.La estaba esperando. Soy Gwendoline Edavane, y cómo seguro ya sabrá, este es el Departamento de Accidentes y Catástrofes Mágicas. Pase, por favor.

Mi jefe me había dado permiso para realizar la entrevista en su despacho, así que indiqué a Juliette que me siguiese en dirección a la puerta al fondo del despacho. Rara era la ocasión en que lo permtía (aunque estaba casi siempre vacío) pero quería dar una buena impresión. Las apariencias siempre habían sido muy importantes para el Ministerio, y aquello no iba a cambiar estuviese quién estuviese al frente de éste.
Haciendo honor a aquellas apariencias, me había asegurado de venir bien peinada, y algo maquillada. No demasiado, pues nunca me había gustado embadurnarme de potingues, pero sí lo suficiente para mostrar un aspecto lo bastante elegante. Mi túnica de trabajo, bien planchada, completaba una buena imagen de mí.
Estaba algo nerviosa, no iba a mentir. Esperaba que aquello saliese bien.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Dep. Accidentes
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.665
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 199
Puntos : 88
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Juliette Howells el Miér Dic 27, 2017 2:00 pm

Juliette se sorprendió por la rapidez que había tenido el ministerio en concebirle una entrevista, desde hacía unos años todo lo relacionado con esa institución había pasado a ser mucho más clara y de cara al público que hacía unos años. Al menos antes no era tan fácil hacerle una entrevista para un trabajo de universidad a algún empleado del Ministerio. Juliette creía saber y justificar la repentina transparencia del ministerio, que no dejaba de ser una mentira. Estaban creando ciudadanos pro- sangres limpia y pro-mortífago, por lo que como eran ellos quienes tenían controladas todas las instituciones mágicas, les iba genial que estudiantes universitarios se interesasen por su trabajo, pues por una parte estudiaban a esos estudiantes y veían a futuros trabajadores del ministerio y por otro lado adoctrinaban a esas personas para pensar como ellas. Estaba claro, si yo voy a un sitio y me dicen que la pureza de sangre es lo más importante, si voy  a otro y me dicen lo mismo, además de en la escuela y la universidad al final quiera o no, terminaré pensando lo mismo. Eso ocurría con muchas personas sin ni siquiera darse cuenta ellas mismas y si alguien decía una cosa diferente o pensaba de otra manera la única solución era la muerte, así que era mejor hacer ver que se pensaba de la misma manera para evitar turbios finales.

Y lo que ocurría en Inglaterra no era más ni menos que una dictadura, tal cual. Gobernaba gente gracias a la fuerza y el miedo, no gobernaban por unas votaciones ni nada de eso. De hecho, la ministro que tenían consiguió el puesto porqué mató al ministro anterior, así que muy democrático el gobierno actual no era. Pese a todo eso,  Juliette solo podía quejarse en sus pensamientos y actuar como si estuviese a favor de toda aquella política (por decirlo de alguna manera).

Una mujer bastante joven se acercó a Juliette y se presentó. Ella le dio la mano para saludarla — Encantada— Respondió también con una sonrisa, aquella mujer parecía estar dispuesta a hacer la entrevista, se la podía notar receptiva. La llevó hacia un despacho donde ambas tomaron asiento. Juliette quería ser respetuosa y hablar adequdamente con la entrevistada, no le era difícil utilizar un lenguaje más formal que de costumbre pero eso no le quitaba estar nerviosa y rezar por hacer buen papel y “caerle bien” a la mujer.

Bien, para empezar, me gustaría agradecer la oportunidad que me habéis dado con esta entrevista— Antes de nada, había que dar las gracias —Le voy a comentar un poco el funcionamiento de la entrevista. Veamos, yo soy una estudiante de la universidad mágica de Londres y esta entrevista es para completar un trabajo. Yo le voy a preguntar cosas acerca del departamento y usted puede elegir si contestarlas o no, en cualquier momento puede elegir terminar la entrevista si no se siente cómoda o explicarme lo que usted desee. La información transmitida aquí va a ser redactada y entregada al profesor— No iba a preguntarle nada más que información básica acerca del funcionamiento del departamento, preguntas curiosas e interesantes, en resumen, cosas muy simples pero aún así había que explicarle un poco como iba a ir la entrevista, almenos Juliette creía oportuno.

Aquí traigo un documento que tiene usted que firmarme donde explica que usted ha sido entrevistada por mí y que está en pleno uso de sus condiciones para hacer la entrevista. Más que nada porqué tengo que demostrar en el trabajo que no me he inventado la entrevista— Le explicó a la vez que le daba el documento para que firmase.

Supongo que está todo en orden, cuando usted quiera podemos empezar— Fue lo último que dijo mientras esperaba a que la mujer estuviese preparada.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.270
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 57
Puntos : 25
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Gwendoline Edevane el Jue Dic 28, 2017 12:14 am

El despacho del jefe de departamento—que me había asegurado de limpiar un poco antes de la llegada de la señorita Howells—era bastante amplio. Cómo todo en el Ministerio, tenía ese aspecto "vintage" que tanto se llevaba en el mundo mágico, y ciertamente tenía su encanto.
Después de estrecharle la mano, conduje a la señorita Howells allí, y una vez dentro, para más privacidad, cerré la puerta, y ambas tomamos asiento. Ocupé la robusta silla de mi jefe, sintiéndome demasiado pequeña para aquel armatoste. Me hubiese gustado ocupar una silla más de mi tamaño, quizás junto a Howells, pero el jefe había insistido: dar una buena imagen.
Apariencias, cómo todo en aquel lugar.
Una vez sentadas, mientras repasaba por encima el documento que me había entregado la señorita Howells, dónde se detallaba en qué consistía aquella visita, ella me lo explicó de palabra. La miraba de cuando en cuando, asintiendo con la cabeza, luchando por mantener la leve sonrisa que tenía en la cara.
Aquello se trataba de un trabajo de universidad, lo cual me pareció de lo más interesante. Cuando estaba en Hogwarts, el Ministerio me parecía algo apasionante, y ardía en deseos de conocerlo. Y si bien era cierto que el trabajo era en ocasiones de lo más aburrido, había puesto todo mi empeño en encontrarlo apasionante.
Parte de aquella pasión se había esfumado cuando arrestaron a mi madre, cuando fue llevada a Azkaban al grito de "Sangre sucia". Pero no me había permitido a mí misma convertir mi empleo simplemente en una manera de llenarme la cartera a fin de mes.
La señorita Howells me hizo entonces entrega de un nuevo documento. Lo revisé mientras ella me explicaba de qué se trataba: una especie de "contrato" que servía básicamente para asegurarle a su profesora la veracidad de la entrevista que iba a realizarse.
Esbocé una sonrisa divertida ante el último comentario, acerca de inventarse la entrevista.

Creo que está todo en orden, sí.Afirmé en respuesta mientras alcanzaba una pluma del tintero que había en el escritorio. Escribí mi nombre dónde se requería, mi departamento, y finalmente firmé con una rúbrica. Devolví la pluma a su sitio, y el documento firmado a la señorita Howells.Aquí tiene. Siempre he preferido dejar la burocracia y el papeleo listos cuanto antes.

Dicho aquello, me acomodé en la silla, manteniendo la espalda lo más recto posible. No sería bueno para la imagen de nuestro amado Ministerio que una empleada, que además no es la jefa de departamento, concediese una entrevista repantingada de cualquier manera en su silla, ¿verdad?

Muy bien. Cuando quiera, estoy lista para sus preguntas.Dije, colocando mis manos entrelazadas sobre el escritorio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Dep. Accidentes
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.665
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 199
Puntos : 88
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Juliette Howells el Jue Dic 28, 2017 10:32 pm

Así uno se ahorra muchas preocupaciones luego — Mencionó mientras recogía los papeles y los ordenaba en su carpeta que había llevado. Así mismo, sacó de esta su libreta para apuntar la información que obtendría la entrevista.

La mujer parecía estar predispuesta, cosa que gustó a Juliette, cuando la gente te ponía las cosas fáciles era un lujo y más si lo hacían con agrado porque ella sabía que interrumpieran tu trabajo para hacer otra cosa no siempre resultaba agradable; seguro la mujer tendría trabajo y cosas para entregar pero había decidido dar ese tiempo a Juls así que era de agradecer. Incluso dentro de dos años, cuando estuviera en prácticas, siempre pensaba en que ojalá le tocase alguna persona amable y que entendiera su situación, porqué tenía varios amigos que estaban en prácticas dentro del ministerio y decían que era un horror, solo les daban papeleo que rellenar y ordenar. Y Juliette no quería eso, de hecho siempre pensaba que si llegaba a trabajar en el ministerio trataría muy bien a sus estudiantes en prácticas y sus empleados en el caso que fuese jefa de algo.

La muchacha se acomodó en la silla para empezar con la entrevista— Veamos, primero quiero preguntarle algunas cosas más personales si es posible, sobre qué estudió usted para llegar hasta aquí y el cargo que ejerce dentro de este departamento, además de la función—Empezó, no era nada personal pero si que le gustaba saber con quién estaba tratando, no era lo mismo hablar con un jefe que tendría la función, por ejemplo, de controlar a los empleados, que un secretario que se encargaba de ordenar el papeleo. O, como otra comparación, no era lo mismo hablar con una persona que llevase cinco meses trabajando que cinco años. La visión y punto de vista no era para nada el mismo.

Así que,  una vez la entrevistada respondió aquella pregunta que duró bastante, Juliette siguió. —Según tengo entendido y podría usted desmentirme si no es así, este departamento contiene tres divisiones, Esquadrón de Reversión de Magia Accidental Sede de los Desmemorizadores y el Comité de Disculpas a los Muggles ¿cierto? — Dio una pausa —¿Puede expicarme la función, de una manera sencilla, de cada división? — Finalizó.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.270
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 57
Puntos : 25
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Gwendoline Edevane el Vie Dic 29, 2017 3:31 am

La señorita Howells, que daba la impresión de ser muy meticulosa y organizada, recogió los documentos firmados y los guardó en la carpeta que traía consigo; a continuación, extrajo un cuaderno para tomar notas. Me gustaba lo poco que había visto de ella. Estaba claro que le gustaba hacer bien las cosas. Y, en mi modesta opinión, esa era una virtud que escaseaba cada vez más.
Se acomodó en la silla, y tras unos instantes, dio comienzo a la entrevista. Sentí un ligero atisbo de nerviosismo cuando la palabra "personales" salió a colación, pero cómo era habitual en mí, esta emoción no llegó a alterar mi expresión facial. Además, tampoco había para tanto: la señorita Howells quería saber qué estudios había cursado para llegar hasta dónde estaba, además del cargo que ostentaba.
Me hubiese gustado poder decirle que era la jefa del departamento, pero la sinceridad primaba.

Pues cómo muchos de los magos que trabajan aquíempecé, intentando que mi voz sonase clara y tranquilacursé mis estudios básicos en Hogwarts, en la casa Ravenclaw.Me pareció importante empezar con esto, teniendo en cuenta que en el Ministerio también había magos que habían estudiado en otras instituciones, cómo el Instituto Durmstang o la Academia Mágica Beauxbatons.Al graduarme, me matriculé en la Academia de Desmemorizadores, en dónde cursé mis estudios universitarios. Poco después de graduarme, entré a trabajar en el Ministerio, en esta misma sección.Hice una pequeña pausa para alcararme la voz.Respecto a mi cargo, actualmente soy empleada del Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes, más concretamente de la sección de Desmemorizadores. Mi función suele limitarse a ofrecer apoyo a los Desmemorizadores en diversos trabajos de campo, así cómo a redactar y revisar informes de los distintos casos que llegan a nuestras manos.No sonaba impresionante en absoluto. Si la señorita Howells buscaba a un jefe, lamentaba no poder ofrecérselo.Y supongo que no vendría mal una explicación de lo que es un Desmemorizador.Añadí con una sonrisa, antes de proseguir.En esencia, el trabajo de un Desmemorizador consiste en identificar incidentes mágicos en el mundo muggle, y proceder según sea necesario. Esto consiste en indentificar testigos, entrevistarlos, evaluar el daño que el incidente en cuestión haya podido causar, y actuar en consecuencia. Generalmente, eliminando recuerdos perjudiciales para el mundo mágico.

Aquello siempre me había sonado un poco mal. Yo era una persona un tanto... purista. Mientras algunos Desmemorizadores y empleados eran de mecha corta, y preferían usar la varita con todo muggle viviente que hubiese estado presente en el escenario del incidente, a mí me gustaba evaluar a cada uno individualmente. Por ejemplo, de poco servía borrarle la memoria a un borracho que apenas se tenía en pie, cuando a la mañana siguiente posiblemente no se acordase de nada.
Sin embargo, siempre había tenido que seguir órdenes; actualmente, incluso más que antes.
La señorita Howells tomó nota. Me aseguré de hablar a un ritmo pausado, dándole tiempo suficiente para anotar, y cuando terminé de responderle, esperé la siguiente pregunta.
No tardó en llegar. Y esta era un poco más complicada. Asentí cuando mencionó los tres departamentos, y me permití unos segundos para pensar.

El Escuadrón de Reversión de Magia Accidental se dedica principalmente, y cómo su propio nombre indica, a revertir posibles daños causado por el uso de magia de manera accidental. Generalmente se dedica a corregir errores de magos inexpertos, cómo podrían ser menores que usan sin querer su magia. Este departamento además se encarga de la comprobación de las varitas. Hice otra pausa, antes de pasar al siguiente departamento.La Sede de Desmemorizadores, ya le he explicado a qué se dedica: principalmente, borrar o modificar recuerdos a fin de mantener el mundo mágico en secreto de cara al mundo muggle.Otra pequeña pausa, y proseguí.Y por último, El Comité de Disculpas a los Muggles, cuya función es, cuando un incidente de carácter mágico es de tal magnitud que es imposible identificar a todos los testigos, otorgar una explicación mundana a dichos incidentes.Hice una pausa para pensar un buen ejemplo, y se me ocurrió uno que se había utilizado recientemente.Por ejemplo, si dos magos tuviesen un duelo en pleno Londres, y a consecuencia de su magia se fundiesen las farolas de toda una calle, se achacaría a una subida de potencia causada por una tormenta eléctrica.

Por fin terminé de hablar. Nunca solía hablar tanto, y ciertamente no sabía que fuese capaz de decir tantas cosas seguidas. Lo que sí obvié, por supuesto, fue un dato importante que no dejaría en muy buen lugar al Ministerio: que actualmente todo el mundo en aquel piso hacía un poco de todo. Todos sabíamos desmemorizar, todos pensábamos excusas que dar a los muggles, todos comprobábamos varitas...
Pero claro, era mucho más profesional que cada departamento se dedicase a lo suyo...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Dep. Accidentes
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.665
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 199
Puntos : 88
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Juliette Howells el Vie Dic 29, 2017 11:55 pm

Juliette atendió atentamente a las palabras de la mujer y no pudo evitar esbozar una media sonrisa mientras apuntaba la información en su libreta. Gwendoline era de las suyas, de la casa Ravenclaw. Juliette no pensaba que ninguna de las casas fuera mejor que otra pero si que prefería caer en Ravenclaw que en ninguna otra casa, era la que más le gustaba y sentía que no encajaba en ninguna otra, bueno, por eso ella cursó ahí sus estudios. El caso era que veía que en el ministerio trabajaban muchas personas más que eran ex¬-Ravenclaw  que de otras casas, quedando en “último lugar” Hufflepuffs o Gryffindors. —Aja.. — Iba apuntando mientras escuchaba a la chica hablar, sin dejarse de escribir ninguna cosa.

¿Sois el único departamento que trabaja con muggles directa e indirectamente? — Preguntó, más que nada por curiosidad. —Entonces, el objetivo principal del departamento es garantir la seguridad del mundo mágico en frente al muggle para no ser desvelados ¿cierto? — Era lo que había podido entender. —¿Los desmemorizadores trabajan únicamente con muggles o también han tenido que ser utilizados con gente mágica? — Podría ser curioso que se utilizasen con gente mágica, aquel sector del departamento tenía mucho poder en sus manos, si a la ministra le parecía oportuno podría ir a desmemorizar las mentes que quisiera, incluso de la gente mágica. ¿Y si ya lo había hecho? Podrían jugar con las mentes de los ciudadanos como quisieran.. eso si sería muy peligroso —¿Tenéis libertad para usar los desmemorizadores o hay que cumplir ciertas normas? Por ejemplo, crear un informe psicológico de la víctima, un informe del caso.. ectétera— A Juliette le estaba empezando a parecer muy interesante la entrevista, aunque solo fuese el principio pensaba que podría sacar mucho jugo de allí. Parecía más una periodista que una estudiante de universidad, la verdad. —¿Habéis tenido un accidente con algún muggle? Que se haya acordado o le habéis borrado demasiada memoria..

Juliette sentía que estaba preguntándole demasiadas cosas, así que decidió darle un respiro, agarrar aire y dejarle hablar más que ella preguntaba. —Perdone, si la estoy estresando con tanta pregunta.. — No dejaban de ser dos chicas sentadas en una mesa, una trabajando en el ministerio y otra estudiando para ello pero dos personas al fin y al cabo y aunque Juliette quisiese hacerlo todo formal, había veces que detrás de aquella formalidad se escondían personas y podían darse un respiro, no había problema. Además, que la mujer parecía amable y predispuesta a la situación así que no le encontraba problema en absoluto en decirle aquello, así de paso podría saber si la mujer estaba bien con tantas preguntas o prefería unas menos.

Entiendo.. — Decía Juliette a la vez que apuntaba en su libreta. No quería parecer que no estaba haciendo caso a todo lo que decía la chica, es más, le hacía tanto caso que no quería perderse detalle y no decía nada para dejar a la chica que terminase su explicación. Tenía muchas preguntas más a hacerle pero se contuvo, tan solo acababan de empezar y no se trataba de bombardear a la chica con tanta información y preguntas a responder, no almenos en los primeros minutos de la entrevista. Segun fuese yendo, ya decidiría lo que hacer o no, por ahora estaba bien como estaba.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.270
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 57
Puntos : 25
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Gwendoline Edevane el Sáb Dic 30, 2017 3:02 pm

La señorita Howells no perdía detalle de lo que decía. Su bolígrafo apenas se despegaba de la libreta mientras tomaba nota de todo lo que decía, y en ese momento me percaté de lo curioso de la situación. Nunca me había considerado lo que se dice una persona interesante. Me había acostumbrado a no destacar en el Ministerio, por decisión propia. Cierto era que el objeto de la entrevista no era yo, per se, si no el propio Ministerio. Pero no estaba acostumbrada a asumir el rol de entrevistada.
No lo estaba haciendo mal, por ahora, y me alegraba: temía que los nervios me jugasen una mala pasada, y se me atropellasen las palabras.
Una vez terminada la primera ronda de preguntas, Juliette Howells prosiguió.

De hecho, no.Respondí a su siguiente pregunta.La Ministra Milkovich mantenía buenas relaciones con el Ministerio Muggle Británico. Con la llegada de...Hice una pausa, sintiendo las siguientes palabras en la boca cómo una grajea con sabor a vómito....la señorita McDowell y Lord Voldemort al poder, esas relaciones se han cortado. Han pasado a considerarse inecesarias.No pude evitar que por un segundo asomase a mi rostro una mueca de disgusto.Así mismo, otros departamentos, cómo Regulación y Control de Criaturas Mágicas, en ocasiones han tenido que trabajar con muggles. ¿Ha escuchado las historias sobre el Bigfoot o el Hombre Polilla? Pues ya puede imaginarse su origen...Habiéndome deshecho por fin del desagrado inicial, fui capaz de esbozar una sonrisa divertida. Siempre me habían parecido muy curiosas aquellas historias que los muggles se inventaban.

Asentí con la cabeza, cuando Juliette expuso de una forma tan adecuada el propósito del departamento en que trabajaba. Y a veces yo misma me preguntaba hasta cuando seguiría siendo necesario. Estaba claro que a McDowell le importaba muy poco que los muggles supiesen o no de la existencia del mundo mágico, y seguro que a Voldemort le importaba incluso menos.
La siguiente pregunta me dejó pensando unos instantes. ¿Había habido precedentes del uso de hechizos desmemorizadores en magos? Posilemente. Haciendo frente a magos tenebrosos, y al propio Voldemort, es posible que se hubiese llegado a interrogar a secuaces del mago en cuestión, para acto seguido borrarles la memoria y que no pudiesen contarle a su amo lo que habían descubierto sus enemigos.

Es posible.Respondí con cautela.Pero lo cierto es que no he tenido ocasión de participar el algo semejante, ni leído ningún informe al respecto.Y estaba segura de que, en su mayoría, los informes de casos semejantes ni siquiera se elaboraban.Así que le diría que, oficialmente y en tiempos recientes, no se ha dado ningún caso.

Quizás no fuese la respuesta más precisa, ni la más veraz. Pero tampoco podía contestarle a lo que no sabía. Además, parecía que todavía quedaban unas cuantas preguntas por resolver.
La siguiente fue bastante más sencilla de responder.

Hay un protocolo a seguir, sí.Empecé, acomodándome en la silla e inclinándome un poco hacia mi entrevistadora, los codos apoyados sobre la mesa. Empecé a hablar, acompañando mis palabras con gestos de mis manos.Cuando recibimos un reporte de actividad perjudicial, lo primero que tenemos que hacer es investigar el suceso. Nos trasladamos al lugar, identificamos testigos, hablamos con ellos, y evaluamos cada caso por separado. Cada caso requiere un tratamiento diferente. Cómo bien dice usted, se elabora un perfil psicológico del muggle en cuestión, y se tienen en cuenta también otros detalles, cómo su salud mental, o si ha consumido alguna sustancia que pueda alterar su percepción de la realidad.En otras palabras: alcohol, drogas y salud mental.Una vez hecho esto, pasamos a actuar. Por lo general, intentamos que nuestro trabajo sea lo menos invasivo posible. No modificar nada que no deba ser modificado, y borrar solamente aquello que sea perjudicial para nosotros.O así me gustaría que se trabajase, al menos. En los últimos tiempos, se tenía mucho menos cuidado con la integridad de los muggles.Cómo ejemplo puedo ponerle a un muggle que haya estado bebiendo alcohol y haya presenciado un evento mágico en estado de embriaguez. Su tendencia natural será creer que han sido imaginaciones suyas, y posiblemente no sea ni siquiera necesario intervenir. Otro ejemplo podría ser el caso de una persona escéptica, alguien que busca una explicación mundana a todo. Tampoco estaría inclinada a creer que presenció algo que no pueda explicar. Y de haberlo presenciado claramente, solo restaría modificar levemente sus recuerdos a fin de hacer el evento menos claro en su mente, y potenciar esa creencia suya. Y casos en los que hubiese que hacer un borrado completo... puedo ponerle de ejemplo a algún muggle que se dedicase a gritar a los cuatro vientos lo que vio, o que tuviese intención de publicarlo en algún medio de comunicación.

Se habían dado algunos casos antes. En aquellos casos, el Ministerio había hecho verdaderas chapuzas: muggles que aseguraban haber tenido contacto con extraterrestres, que vivían en sus casas con gorros de papel de plata puestos en la cabeza, y habían decidido contar historias inverosímiles de platillos volantes, luces extrañas y hombrecillos de proporciones imposibles.
Sí, obra del Ministerio volverles tan locos... No podía decirse que fuese una fan acérrima de semejante trabajo.
La siguiente pregunta era un tanto comprometida. Al Ministerio no le gustaba airear sus fracasos. Y los había habido, por supuesto. Todo el mundo tiene que aprender cuando empieza en un nuevo trabajo, y a veces los nervios juegan malas pasadas. Cuándo eso ocurre, puedes encontrarte con muggles comportándose cómo gallinas o, en los casos más desafortunados, con muggles que se quedaban con la mirada perdida, la boca entreabierta y babeando saliva, sin saber quiénes eran ni dónde estaban.
Y tenía constancia de que, en los últimos tiempos, algunos no lo hacían sin querer...

Lo siento.Suspiré y compuse una sonrisa a modo de disculpa.No puedo hacer comentarios al respecto.

Aquellas respuestas, siempre había pensado, eran las más estúpidas de todas. Si no respondías una pregunta, era porque tenías algo que ocultar. ¿Por qué si no ibas a declinar responder a algo si la respuesta te beneficiaba a ti? Pero así se me había dicho, así respondía.
Juliette siguió anotando en su libreta todas mis respuestas. Esperaba que estuviese haciendo un buen resumen de lo que le estaba diciendo, porque no estaba hablando lo que se decía poco.
Me descubrí entonces sintiéndome impaciente por continuar con la entrevista. ¡Qué raro! Al principio me daba un poco de pánico...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Dep. Accidentes
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.665
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 199
Puntos : 88
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Juliette Howells el Sáb Ene 06, 2018 3:19 pm

¿Innecesarias? — Preguntó interesada. ¿En qué sentido eran innecesarias? Sabía que el nuevo gobierno había decidido cortar relación con el gobierno muggle, pero tendrían que seguir manteniendo algún tipo de relación de todos modos ¿o no? Por ejemplo ese mismo departamento, tendrían que seguir haciendo su trabajo y las cosas serían mil veces más fáciles si el gobierno muggle les dejaba paso. Juliette de todas maneras creía que lo peor que podrían hacer era cerrar totalmente cualquier relación con el otro gobierno. Estaba convencida que las cosas serían mucho mejores con una buena comunicación con el otro lado. No hacía falta que todos los muggles supiesen de la existencia de la magia, era algo complicado y difícil de hacer y no podría salir como lo esperado.. si habían magos locos que creían en la supremacía de la raza mágica, también habrían muggles locos que viesen a la gente mágica como algo malo, como monstruos. De hecho, a lo largo del tiempo en la historia de la magia y la historia muggle habían salido casos de caza de brujas y todo ese problema.. lo único que nadie que fue acusado de brujería lo era, básicamente porqué si pillaban a un mago o bruja este sería lo suficientemente listo para conjurar algo y salirse del asunto. —Eso también quería preguntarle, si ha notado algún cambio en el departamento respecto a la nueva posición del gobierno en frente del gobierno muggle— Era interesante saber si había cambiado algo, seguro que lo había hecho, las normas o los protocolos que habían que seguir.. podía ser que no hubiese cambiado nada también, nunca se sabía, por suerte tenía a la mujer para contestarle a todo eso —¿Y se sigue velando por guardar el secreto de la magia a los muggles? —Más que nada porque si les daba exactamente lo mismo que los muggles supiesen la existencia de la magia, el trabajo de la señorita Edevane habría cambiado, así como la sociedad muggle y el comportamiento de esta.

Aquella entrevista le estaba pareciendo de lo más interesante, no solo por el hecho que fuese un tema del ministerio y que le interesase a la joven, si no porqué la chica se lo estaba poniendo muy fácil y asequible, así que era interesante.

Numeró los pasos de uno en uno a medida que la chica los iba explicando —¿Se ha dado el caso de recibir un aviso falso? Si es así ¿Qué se ha hecho al respecto?— Seguro que había más de un gracioso –o tonto, quién sabe- que llamaba para hacer la gracia o sin querer y se desplegaban un gran numero de trabajadores para luego resultar una tontería que tenía que ver en muchas cosas menos en un accidente o catástrofe mágica. —Eso está bien—Comentó mientras miraba el papel y escribía, a Juliette le parecía bueno que el trabajo fuera lo menos invasivo posible, al fin y al cabo esas personas tenían vida y familia y tampoco era muy bueno borrarles demasiada memoria. Aún así, Juliette no dudaba en que algún trabajador aburrido o descarado o con zero empatía hubiese cogido su varita y borrado la mitad de los recuerdos de alguna persona. Total, eran muggles y con el nuevo régimen eran considerados lo peor de lo peor, por lo que no era lo mismo borrarle sin querer la memoria a un muggle que a un sangre pura. Tristemente era así.

Nunca había pensado en lo último que dijo la mujer acerca de que cada caso era totalmente diferente; no era lo mismo una persona que tuviese tendencia en pensar que había cosas más allá de su mundo que una totalmente escéptica como había dicho la mujer. Era curioso porque Julie nunca se había planteado esa opción. Pero bueno por eso estaba haciendo aquella entrevista, para conocer y entender más a fondo todo el asunto y salir de ahí sabiendo al menos un poco más de lo que sabía antes de venir. Con lo que llevaban de entrevista, eso ya lo había cumplido.

Oh, no pasa nada, comprendo— Concluyó la chica. Su entrevistada se había portado muy bien contestando todas las preguntas y no pasaba nada por no contestar eso, seguramente le habrían dicho lo que tenía o no que decir en la entrevista y si eso era un tema que no podía hablar, pues ya hablarían de otra cosa, no había problema por parte de Juliette.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.270
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 57
Puntos : 25
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Gwendoline Edevane el Lun Ene 08, 2018 3:14 pm

Tenía que reconocerlo: no llegaba a comprender del todo la política de McDowell. Sin embargo, si intentaba buscarle una lógica a lo que hacía, comprendía a medias lo que pretendía: cortar las relaciones con el mundo muggle y asegurarse de que el secreto se guardaba incluso más celosamente que antes, podía servir a un futuro plan de exterminio. En una guerra, que tu enemigo se entere de tus planes antes de tiempo puede suponer un grave problema, y cuanto más sepa de ti, mejor podrá prepararse para hacerte frente.
Pero me resultaba complicado poner en palabras políticamente correctas aquella respuesta. Así que lo pensé unos segundos, y cuando por fin empecé a responder a la señorita Howells, me amparé en la lógica: no era un secreto cuales eran los ideales actuales del Ministerio.

Cómo ya habrás leído en la prensa mágica, nuestro gobierno no respeta demasiado al gobierno muggle.Y decirlo de aquella manera era un eufemismo: McDowell tendría más respeto por un insecto aplastado en la suela de su zapato que por el pueblo muggle.Por consiguiente, nuestra Ministra considera que, si bien es inevitable que algunos departamentos, cómo el mío, sigan teniendo que trabajar con muggles, no necesita tener una buena relación con ellos.Hasta yo misma me daba cuenta de que aquello no era una respuesta directa, si no un rodeo. Suponía que podría ser un poco más abierta al respecto, teniendo en cuenta que aquello era una simple entrevista con una estudiante, no para la prensa, pero preferí dejarlo así.

Así y todo fui incapaz de imprimir a mi voz un ligero desagrado. No tenía más que pensar en Azkaban: cientos de Motífagos, que tanto tiempo había costado encerrar, liberados a pesar de haber cometido crímenes imperdonables, e inocentes, hijos de muggles, o valientes que habían luchado hasta el final, encerrados en aquel infierno. Mi madre incluída.
Un escalofrío me recorrió la espalda al pensar en mi madre. ¿Habría recibido ya el beso del Dementor? ¿O se limitarían a torturarla y experimentar con ella? Involuntariamente apreté un puño hasta clavarme las uñas en la palma de la mano.
Concentrándome en la entrevista, logré dejar a un lado estos funestos pensamientos. Juliette me preguntaba si había notado algún cambio en el departamento.

Desde luego.Respondí con voz clara, aunque suave.Especialmente a la hora de elaborar excusas que ofrecer a los muggles que presenciaban incidentes mágicos. Antiguamente, contábamos con el apoyo del gobierno muggle. Nos ayudaban a tapar incidentes. Ahora mismo, solo nos tenemos a nosotros. Eso nos lleva en muchas ocasiones a tener que asumir roles de figuras de autoridad: policías, cuerpos de bomberos, miembros de la prensa...Aquello resultaba hilarante cuando ocurría. No todos los magos tenían un concepto claro de cómo debía comportarse un muggle, cosa que no era nueva y ya ocurría antes. Y pese a sus esfuerzos, no dejaban de actuar de forma bastante ridícula. Era lo que tenía haber vivido siempre en el mundo mágico. La ignorancia era muy mala.

También cabía mencionar que se nos pedía expresamente que tomásemos cualquier medida necesaria a la hora de contener incidentes. Preferían un muggle convertido en vegetal que uno que pudiese soltar más de la cuenta.
Precisamente, con aquella línea de pensamiento encajaba muy bien la siguiente pregunta.

Mucho más que antes.Afirmé con rotundidad, sin decir nada más. Mi rostro se mostró serio al decirlo, y quizás mi mirada revelase un poco de lo que se pasaba por mi mente: borrar todo rastro de nuestra presencia en el mundo muggle, asegurarse de no ser visto con muggles fuera de horas de trabajo, utilizar la varita solo en casos de necesidad, no relacionarse con fugitivos...

Por suerte, la entrevista siguió por otros derroteros. Si seguía defendiendo la forma de actuar del Ministerio actual, me iba a acabar dando un infarto. Prefería hablar de avisos falsos al Ministerio, que ocurrían de cuando en cuando.

Con el antiguo gobierno, era una práctica habitual. Podíamos recibir avisos de actividad sospechosa, y una vez llegados al lugar en cuestión, encontrarnos con nada o con que nos habían gastado una broma.Compuse una sonrisa divertida. Cuando nos pasaban cosas así, antes del cambio de gobierno, nos hacía bastante gracia. Especialmente si se trataba de bromas.A fin de evitar este tipo de cosas, se entrevista al denunciante, el departamento se asegura de que los datos que da son veraces, y se revisa o no el caso. Si se trata de un error, no suele ocurrir nada, pues el Ministerio agradece la colaboración ciudadana. Las bromas, en cambio, pueden conllevar duras sanciones.No hacía falta mencionar que esta situación ya no solía darse con el gobierno actual: a nadie le apetecía que un mortífago respondiese a una denuncia de broma. Podía terminar muy mal para el denunciante.

Me tomé un momento para observar a la señorita Howells, que tomaba nota de todo lo que le decía. Sentía curiosidad por ella, a decir verdad. ¿Qué opinaría de lo que estaba ocurriendo en el mundo mágico? ¿Cual sería su ideología? No me preocupaba que pudiese compartir ideales con MdDowell, teniendo en cuenta que no había dicho nada incriminatorio contra mí.
Pero... ¿y si opinaba lo contrario? Desde luego, no parecía la típica "mortífaga en potencia".
Quizás le preguntase cuando terminase la entrevista...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Dep. Accidentes
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.665
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 199
Puntos : 88
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Juliette Howells el Jue Ene 18, 2018 5:30 pm

Algo en las palabras que dijo la mujer la hizo dudar; habló de respeto como si en la mente de algún mortífago o fiel seguidor del gobierno pensase que algún día los muggles habían merecido algún tipo de respeto. La joven se habría imaginado una respuesta un poco más.. extrema, por decirlo de alguna manera, algo tipo “Nuestro gobierno no mantiene ningún tipo de relación con seres inferiores” o algo así.. Puede que fuesen tonterías de Juliette, que siempre veía gente en contra del régimen actual hasta debajo de las piedras. Lo más probable era que la mujer había intentado ser cordial y respetuosa, así que lo olvidó rápidamente.

Las respuestas que le daba la chica eran claras y sencillas y no resultaban algo extremadamente contrario a lo que Juliette imaginaba que iban a ser, así que aquella entrevista le estaba siendo útil para conocer un poco más a fondo el ministerio pero también útil para terminar de afirmar argumentos o suposiciones que ella tenía ya previas a la visita. Era como cuando se tenía una hipotesis y se hacía el experimento para comprobar esa hipótesis. El experimento en este caso era la entrevista, que, por cierto, no se cansaba de repetir que estaba yendo muy bien.

Asentía  a la vez que apuntaba, no dejaba de escapar ni una. —Sanciones.. ¿qué tipo de sanciones? — Si fuese una trabajadora del ministerio, pues a ella no le haría nada de gracia que alguien la llamase y luego resultase una broma, ni mucho menos cuando en ese tiempo podría estar trabajando en otra cosa o ayudando a otros magos o muggles. No obstante, tampoco creía conveniente poner sanciones; si que pondría una sanción económica pero algo le decía que en aquel nuevo gobierno las sanciones no eran simplemente económicas.. así que al escuchar aquello que dijo la joven, solo pensó en querer saber más, a ver si podía decirle algo o preferiría no decir nada; en ambos casos ya le estaría diciendo algo. Si le decía que no podía decirlo era porqué no era nada agradable y si al contrario, le decía algo, habría dos posibilidades ; le decía la verdad o era una mentira. —Y siguiendo con este tema.. una vez identificado el culpable del acto, por llamarlo de alguna manera ¿Qué se hace con esa persona? — Preguntó, por lo que había escuchado se lo llevaba a juicio dependiendo la gravedad del asunto; no era lo mismo que un niño de doce años incendiase el pelo de su hermana sin querer a que una persona adulta lo hiciese con su vecino para tomar venganza de algo, estaba claro. Ni era lo mismo, ni tenía la misma gravedad ni supongo que tendría la misma condena.

Juliette tomó un respiro después de escribir tanto y espero a que la mujer contestara aquellas últimas preguntas. Vio su libreta con todas las preguntas que le había hecho ya tachadas y esperó a que la chica terminase para ver si se le ocurría alguna más pero de momento ya las tenía todas cubiertas. Se acercó la muñeca donde llevaba un reloj para ver la hora que era. Parecía que habían pasado largos minutos pero lo cierto era que llevaban casi una hora de entrevista.

Última pregunta y ya terminamos con la entrevista, si le parece. ¿Podría decirme cuantos trabajadores sois en este departamento?— Era una pregunta simple, más que nada porqué quería ver y saber con que se toparía cuando le tocase a ella trabajar por algún departamento, si tendría compañeros con los que se podría repartir el trabajo o tendría que apechugar con todo porqué el gobierno habría recortado personal o algo así, quién sabe.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.270
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 57
Puntos : 25
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Gwendoline Edevane el Vie Ene 19, 2018 2:30 pm

Aquella entrevista me estaba sirviendo para hacer un buen repaso a lo que había sido mi último año dentro del Ministerio. Si la señorita Howells hubiese solicitado aquella entrevista hace dos años, se hubiese encontrado con respuestas diametralmente opuestas respecto a algunas cuestiones.
Otras no habían cambiado tanto, por supuesto. Seguía existiendo burocracia, y McDowell se había esmerado para que todo siguiese funcionando bien, aunque sirviese a un propósito distinto.
Las sanciones sí se habían endurecido, eso era innegable. Especialmente si un mortífago atendía una llamada falsa. Si todavía existía algún pobre diablo capaz de intentarlo, podría darse de narices con una respuesta muy poco amigable del nuevo gobierno mágico.

Pues todo depende del caso, realmente.Empecé, respondiendo a la pregunta más reciente de la señorita Howells, mientras me acomodaba un poco en la silla.Si se trata de un menor gastando una broma, el protocolo dicta que el Ministerio ha de ponerse en contacto con sus padres, y que o bien reciba una amonestación verbalO una maldición Cruciatus, lo que le apetezca al "empleado" que atienda el casoo bien una sanción económica.Lo cual no ocurría casi nunca. Ya fuese porque se entendía que eran cosas de niños, o porque el "empleado en cuestión consideraba que con una maldición Cruciatus o similares, el asunto estaba más que arreglado.Pero generalmente se entiende que son cosas de niños. En caso de adultos, conlleva generalmente algún tipo de sanción económica.O, de nuevo, una buena maldición Cruciatus y tema resuelto. ¡Ah, sí! Y posiblemente recibiesen algún tipo de amenaza de muerte si la cosa se repetía.

No simpatizaba con esta forma de hacer las cosas, a decir verdad. Pero el porcentaje de bromistas había decrecido considerablemente. Si bien errónea, era sabido que en la historia de la humanidad, el miedo siempre había sido una herramienta muy útil a la hora de controlar a las masas.
Sin embargo, el miedo es un arma de doble filo, y puede volverse en contra de quién lo utiliza.

En caso de bromistas, me remito a lo anteriormente dicho: amonestaciones verbales, sanciones económicas... En contados casos, podrían darse arrestos, pero esta medida no suele ponerse en práctica.Me detuve un segundo a pensar, y entonces, de manera significativa, añadí.No en todos los casos.Por supuesto, me refería a los escasos hijos de muggles que hubiesen logrado pasar bajo el radar, o mestizos que ya estuviesen bajo sospecha.Si hablamos de incidentes reales en lo que se utiliza la magia en presencia de muggles, de nuevo se evalúa cada caso en función a su gravedad. No es lo mismo un niño que no domina su magia y cometa algún error, que un par de magos adultos manteniendo un duelo mágico en pleno centro de Londres, por ejemplo.Me aclaré una vez más la garganta. Empezaba a notarla seca, y a arrepentirme de no haberme traido una botella de agua conmigo.En ambos casos hay una investigación al respecto, y si es necesario, un juicio. En dicho juicio se revisan todas las pruebas y pormenores del caso en cuestión, teniendo en cuenta si el uso de magia fue o no fue intencionado, si en caso de ser intencionado se empleó a capricho o por necesidad, si existían otras alternativas al uso de magia... Y se toman medidas. Un uso malintencionado de la magia en presencia de muggles supone la pérdida de la varita del mago acusado, la prohibición expresa de continuar sus estudios mágicos en caso de que estuviese cursándolos, y dependiendo de la gravedad de sus actos, pena de prisión en Azkaban. En caso de un uso intencionado pero justificado, el acusado generalmente corre con los gastos del juicio y de la investigación previa, pero su historial se mantiene limpio. Y en casos en que se ve envuelto un menor que no controla su magia, simplemente se le exculpa de los cargos.Dije, y por fin pude detenerme a respirar. No recordaba haber hablado tanto y tan seguido en mucho tiempo.

La entrevista llegaba a su fin. Había pasado cerca de una hora, y lo cierto es que se me había antojado mucho menos. Cualquiera encontraría aquello muy aburrido y fastidioso, pero yo me sentía cómoda con él. Me encontraba en terreno conocido.
Y la última pregunta era sencilla, así que la respondí con una leve sonrisa.

Actualmente contamos con un jefe de departamento, tres desmemorizadores, tres vigilantes y comprobadores de varitas, y tres empleados. Y tenemos algunos puestos vacantes.Respondí con seguridad, y aunque era cierto lo que decía, a veces me preguntaba si la única que trabajaba allí era yo. No era difícil encontrarse el departamento vacío a las nueve de la mañana... o sin ir más lejos a esta hora del día, que todo el mundo se había ido a saber a dónde.

Concluida la entrevista, no quedaba mucho por decir. Seguía teniendo curiosidad por la señorita Howells, pero estimaba que hacerle preguntas acerca de ella misma sería cuanto menos inapropiado.
En su lugar, decidí ofrecerle algo que quizás le ayudase con su trabajo.

¿Le gustaría echar un vistazo al departamento? Puedo mostrárselo si quiere...Comenté con una sonrisa. No había gran cosa que ver, solo un montón de oficinas, pero podía enseñarle dónde se "hacía la magia" en mi departamento.

Nadie me había prohibido que lo hiciese.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Dep. Accidentes
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.665
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 199
Puntos : 88
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Juliette Howells el Lun Ene 22, 2018 11:50 pm

No le respondió nada más de lo que se esperaba; sanciones económicas para bromas y delitos de poco grado y ya sanciones más fuertes para delitos mayores; lo que venía siendo un control normal y corriente. Juliette la creyó, había algo en ella que hacía creerla en sus palabras, se notaba segura y convincente pero no de esas personas que derramaban confianza en ellas mismas por donde pasaban, no tenía esa sensación, era una sensación diferente, de estar segura pero no imponerse, exacto, era algo así. Sabía lo que decía, lo decía correctamente y sin equivocarse en ninguna palabra. Era una buena Ravenclaw, se notaba. A Juliette le gustaría llegar a tener ese don de la palabra; se ponía en el lugar de la chica y solo pensaría en pronunciar bien cada palabra, estar bien sentada y no decir estupideces, además de controlar su vocabulario el cual se quedaba corto en comparación al de la señorita Edevane.

Terminó por escribir sus últimas líneas y pudo desprenderse de la pluma para descansar su mano y brazo. Lo cierto era que no había parado en toda la hora y ahora sentía las consecuencias de aquello; tampoco era para tanto, una molestia que se le pasaría en unos cinco minutos, todos habíamos pasado por eso en nuestras épocas de estudiantes, o casi todos, siempre estaba el listillo que no apuntaba nada y luego se lo sabía todo o el que tenía mucha memoria fotográfica. Qué memoria ni que ostias, Juliette necesitaba tenerlo todo por escrito. Todo, todo, todo.

Se sorpendió a la propuesta de la mujer. No era la primera –y esperaba que ni la última- entrevista que hacía y siempre había sido formal como hoy pero nunca había recibido una propuesta por parte del entrevistado, cosa que le gustó. ¡Claro que si! Saltó de alegría por dentro, solo por dentro. ¿Cómo iba a decir que no a entrar en el núcleo del departamento? Ver a la gente trabajar, pensar en que unos años ella podría estar ocupando una de esas butacas, junto a alguna de esas personas o incluso Gwendoline misma. Visto desde fuera era una cosa increíble, almenos Juliette veía el ministerio como algo grandioso e inexplorable. Supongo que visto desde dentro no era una cosa tan exagerada, si no una combinación de salas con mesas y sillas calentadas por gente que se dedicaba a hacer su mismo trabajo repetitivamente. Pero bueno, las opinión de las personas influía en como veían las cosas. Juliette tenía pasión por aquello, así que su visión era un tanto subjetiva pero le daba un poco igual, quería disfrutar haciendo su trabajo y no morirse de aburrimiento cada día de su vida. Si se equivocaba, bien, había aprendido una lección, si acertaba, mejor. Así de simple y de complicado a la vez. —Si es posible, sería un placer— No se esperaba aquella pregunta así que imprevisó una respuesta para disimular su alegría ¿decir eso estaba bien? ¿Parecía que se moría de ganas? ¿No, verdad? Entonces bien, tenía que seguir con su faceta de estudiante educada –que no le era muy difícil porque le salía casi solo- no podía caerle mal a nadie y menos yendo ella misma de parte de su universidad.

Se levantó poco a poco y notó como sus piernas se estiraban al estar tanto rato sentada. Guardó sus cosas en el bolso que llevaba y esperó a que la profesional indicase el camino.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.270
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 57
Puntos : 25
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Gwendoline Edevane el Mar Ene 23, 2018 3:17 pm

Fue todo un alivio dejar de hablar. No porque me desagradase mi entrevistadora, pues había demostrado una gran educación y comprensión cuando no podía responderle a un tema determinado. Más bien me incomodaba ser el centro de atención, y hablar tanto. Por suerte, todo eran cosas que me sabía de memoria, cosas que había tenido que aprender para entrar a trabajar aquí, o símplemente cosas que había aprendido en el duro proceso del día a día.
Pero yo era rara, y lo había aceptado hacía tiempo. Era una de esas personas que no soportaba escucharse hablar durante demasiado tiempo. Y si bien hacía un perfecto ejercicio de control de nervios, eso no impedía que los sintiese de todas formas.
Agradecía que Juliette Howells hubiese sido una entrevistadora amigable, o de lo contrario quizás hubiese conseguido que efectivamente me cerrase en banda.
Cuando terminó de anotar todas mis respuestas, le ofrecí una pequeña visita guiada por el departamento. No iba a ver gran cosa, cierto, pues solo eran un montón de oficinas, pero si algún día pretendía trabajar entre aquellas paredes, no le vendría mal verlas por ella misma.
Así que nos pusimos en pie, y creo que ambas agradecimos poder estirar las piernas después de tanto tiempo sentadas en aquel despacho.

Bien. Bueno, este despacho pertenece a mi jefe de departamento.Abarqué con mis manos el espacio que nos rodeaba.De puertas para fuera...Proseguí, abriendo la puerta con un movimiento de mi varita para mostrarle la estancia contigua....se encuentran las oficinas de los empleados, cómo yo.

Salimos al exterior, y si bien Juliette ya tenía que haber visto aquel lugar antes, cuando pasamos al despacho, tal vez no hubiese tenido mucho tiempo de observarlos. No eran gran cosa, sólo un conjunto de cubículos con sus escritorios—que mis compañeros habían ordenado a conciencia con motivo de la visita—, todo ello con un aspecto, si bien bastante "vintage", no muy distinto a una oficina muggle.
Allí se hacía la magia.

El trabajo en este departamento, cómo en muchos otros, requiere mucho de nuestra presencia en el exterior. Pero la parte aburrida...Señalé con una sonrisa el papeleo pendiente que tenía ordenado sobre mi mesa, casi todo informes de trabajos ya realizados o denuncias en curso....se lleva a cabo aquí.

Podría explicarle un poco más cómo se desempeñaba ese "trabajo aburrido", pero consideré que sería mejor no abrumarla por ahora. Más adelante, si trabajaba en el departamento, no tendría problema alguno en enseñarle todos los pormenores de un informe.
Aquel breve paréntesis, antes de seguir con la visita, me pareció un momento idóneo para saber algo más de Juliette. No era muy dada a meterme en la vida privada de nadie, pero no creí que hiciese daño lo que iba a preguntar.

En su carta de presentación decía que cursa usted segundo curso de Leyes y Políticas Mágicas, si no me equivoco.Empecé, a modo de introducción, y con total suavidad.Si no es mucho preguntar, ¿qué la llevó a elegir esa carrera?

Lo que más picaba mi curiosidad, y que no iba a preguntar directamente a no ser que mi interlocutora se mostrase receptiva a mi primera pregunta, era su opinión sobre la política actual del Ministerio. Si simpatizaba o no con McDowell y Voldemort.
Y si bien no todos los puristas y leales a Voldemort con los que me había ido encontrado se mostraban altivos y superiores a todo el mundo, sí era un rasgo común entre ellos.
Que Juliette pareciese una persona amable restaba puntos a la teoría de que fuese purista, desde luego.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Dep. Accidentes
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.665
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 199
Puntos : 88
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Juliette Howells el Jue Feb 01, 2018 4:29 pm

Dejó pasar primero a la experta en aquello. El Ministerio resultaba enorme para aquellos que nunca lo pisaban y como el resultaba a Juliette, muchas plantas, muchos pasadizos , muchas puertas y muchas salas. Una vez te acostumbrabas, pero, no debía de parecerte tan grande o difícil pero por ahora con Juliette era muy fácil perderse, así que lo mejor sería que tomase las riendas la trabajadora de ahí que por eso era la que sabía. Tampoco no iban a ir muy lejos pues ya se encontraban dentro del departamento, seguramente le enseñaría diferentes salas o sitios que estaban cerca de ahí.

El primer sitio al que fueron fue el despacho del jefe del departamento –que era en el que se encontraban ahora y donde habían hecho toda la entrevista- un espacio bastante amplio para solo una persona, al parecer de Juliette. Era lo que tenía ser jefe, trabajabas más, cobrabas más.. por un momento pensó en decirle que había pensado que la jefa del departamento era ella pero recordó que durante la entrevista la señorita Edevane le había comentado que no lo era, la exravenclaw era una trabajadora más. Lo que si sabía era que si la habían elegido para hacer la entrevista sería una de las bien consideradas por el departamento o por su jefe al menos ¿no? No iban a poner a una persona que no lo hiciese bien para representar el ministerio, era lógico.

Gwendoline entonces agarró su varita para enseñarle donde ella realmente trabajaba, una estancia continua al despacho donde se encontraba gente trabajando en sus respectivas mesas—Estaría bien haber llevado mi cámara mágica para documentar todo esto— Dijo simpáticamente, fuera ya de la formalidad pero aún así manteniendo las formas. Las cámaras mágicas  también eran llamadas cámaras a secas dentro del mundo mágico pero como Juliette quería evitar llamar la atención de ningún tipo mencionó “mágicas” para que no se pensase nada extraño de ella. La pobre chica se hacía a veces demasiadas paranoias.. sobretodo desde que entró en la orden, creía sentir o ver o escuchar que la gente sospechaba algo de ella cuando no era para nada así, normalmente ni se daban cuenta de su existencia.

Juliette soltó una pequeña risita casi insonora al comentario de la chica. Parecía que intentaba llevar la conversación a un lado no tan formal con los comentarios que iba diciendo. Desde luego, el ambiente se había relajado un montón desde el inicio de la entrevista y qué bien de haberlo hecho, Juliette estaba disfrutando aquella visita. —Las cosas malas nos ayudan a dar valor a las buenas— Comentó simpáticamente, sonriendo y dirigiendo la mirada a la muchacha. Esa era una de las cosas que siempre se decía a si misma cuando tenía que hacer algo que no era de su agrado. Juliette seguía aquella frase al pie de la letra, el bien existía porqué el mal lo hacía, que hubiesen cosas malas solo te hacía querer y aprovechar mejor cuando habían cosas buenas.

La pregunta de la chica la sorprendió totalmente ¿se estaba interesando por ella? Aquello le gustó. —Si, es así— Asintió. Le gustaba que le preguntasen, no porqué le gustaba hablar de ella –que en cierto modo, detestaba contar su vida privada y todo lo relacionado con esta a no ser que tuviese confianza con su interlocutor- sino porque se consideraba una chica con cosas a decir y que se interesasen por ella le hacía sentir con valor de algún modo. A la respuesta de la chica simplemente le dijo lo primero que se le vino a la cabeza —Siempre he estado muy interesada en la política, creo que es uno de los órganos vitales en la construcción de una sociedad—Lo resumió, tampoco iba a decirle todo lo que le había llevado a estudiar esa carrera. Desde pequeña estaba metida en comisiones de estudiantes y varias parafernalias más, de hecho era la delegada de la comisión estudiantil de su universidad y le encantaba. Su trabajo era transmitir los problemas que podían surgir de sus compañeros de clase a las personas importantes de la facultad. Siempre estaba muy implicada en los problemas sociales de la sociedad, era algo así como nato.

Así que lo más probable es que termine trabajando por aquí dentro de poco—Sonrió. Seguro que en algún departamento. —¿Algún consejo para sobrevivir?—Bromeó, que tampoco era para tanto.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.270
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 57
Puntos : 25
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.