Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Dans notre cirque, on ne peut être touchés [Denz, Josh y Evs]

Adrien Lévesque el Dom Dic 31, 2017 4:38 am

Recuerdo del primer mensaje :

13 de Enero 2018

Había llegado a Inglaterra un circo ¡Nunca ha ido a uno! Anunciaron sus funciones, varios alumnos han ido, entre la sala común de Hufflepuff se hablaba sobre ello, claro que había salido el anuncio en El Profeta, pero aunque le diera emoción ir, sentía que podría ser algo infantil hasta que escuchó sobre una sirena... A Denzel le gustaba mucho ese mundo acuático, tal vez no sería mala idea que fueran, él quería conocer todas las maravillas del circo, Denzel seguro se interesaría cuando le dijera sobre ello, también estaba la idea de invitar a Josh... lo ha visto decaído últimamente, así que una salida en grupo quizás lo motive. Al final también se le unió su gemelo, cosa que no podía hacerle más que feliz, porque los tres eran considerados sus amigos, bueno del grupo, Denzel era únicamente su amigo, Josh era su novio y Evs era su gemelo, aquel con quien poseía una especie de vínculo.

Estaba el problema de ir, pues para esas fechas ya había comenzado las clases, no iban a permitirle ir a Inglaterra para ver el espectáculo, eso era seguro. Los alumnos lo tenían algo limitado, pero por eso Adrien ideó un plan, al menos le garantizaba la ida, la venida bueno ya improvisarían. Pero leyendo el cartel, notó que se presentaban en el Bosque de Sherwood, cosa que le traía malos recuerdos, ahí fue donde pasó lo del verano... Sin embargo era un sitio que ya había visitado, podrían moverse con mayor facilidad.

Estuvo planeando aquella salida por dos semanas, hasta que por fin, el sábado, salió a Hogsmeade, se iban a encontrar en los alrededores de la Casa de los Gritos, ese momento cargaba una bufanda y su capa de invierno, estaba haciendo mucho frío - Perry - Llama a su elfo doméstico, en Hogwarts no ha podido aparecer, pero al estar ya en el pueblo, no habría problema alguno, además no estaban haciendo nada ilegal aún... Lo ilegal sería estar fuera del colegio fuera las horas de salida y aún más, no estar en sus camas en el toque de queda. Solo esperaba que lo último no pasase, pero definitivamente, la ida al circo estaba garantizada, al ir a Hogsmeade, era sencillo salir de Hogwarts... Además usaba su técnica para salir de la mansión. Su elfo doméstico le transportaba a los lados que quisiera.

Su elfo doméstico se hizo presente, sorprendido de ser llamado por esas fechas. Después de explicarle lo que quería que hiciera, solo quedó esperar a que todos llegaran. Una vez ahí, saludó a los tres con una sonrisa - ¿Listos para ir al circo? Perry nos llevará - La criatura hizo una reverencia mientras se tomaba las orejas con timidez - Perry está feliz, Perry complacerá a los maestros - Comentaba, cosa que hacía que el amor de Adrien por el elfo doméstico aumentase, después de todo era quien lo cuidaba y se encargaba de alimentarlo, desobedeciendo a su padre en el proceso.

Solo tenían que sostenerse de la criatura quién les apareció en el bosque, muy cerca de la localización del circo, el corazón de Adrien estaba golpeando su caja torácica por la emoción, era la primera vez que se escabullía del colegio y era su primera vez yendo a un circo, además de ir con tanta compañía, eso le calentaba el corazón. Más aún cuando frente a él se veía la gran y elegante carpa, mucho mejor que escucharlo, mucho mejor que leerlo, estar frente a un circo era maravilloso. Podría jurar que no estaba respirando por la emoción - ¡Hay que ver todas las funciones! -Si ya estaban ahí, lo mejor era explotar la experiencia, claro que había un pequeño detalle: Aún cargaban su uniforme escolar, al menos Adrien por sorprendente que pareciera, se le había olvidado eso, era tanta su emoción que parecía un pequeño niño, rompiendo incluso la apariencia calmada que cargaba siempre - ¡Vamos a entrar! - Arrastró a los otros tres, incluso estaba tarareando y su caminar ¿pegaba pequeños saltitos? Era eso o su forma animaga tomaba control de su cuerpo.

_______________________________________________
Off: Título: En nuestro circo no pueden tocarnos
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Denzel Smethwyck el Vie Feb 16, 2018 5:31 pm

Denzel no había sido capaz de presenciar el acabose de aquella salida, que hasta ese momento había estado siendo una buena experiencia. Si lo hubiera hecho, habría tratado de detenerlos a toda costa, pero dada su situación, solo podía estar pendiente de una cosa, de no echar la pota. Tanto fue así, que tuvo que apresurarse antes que el resto para salir del recinto para tomar aire, y no tardó el resto en hacer lo mismo. Sin embargo, algo estaba distinto en ellos, algo que no se veía nada bien. Denzel podía notarlo, la tensión entre ellos. Por cómo se evitaban las miradas... Y aun así, él, de idiota, obnubilado por la única cosa que despertaba sumo interés en el circo, así de insensible tiró de los tres para llegar a la siguiente carpa.

Su mente actuó rápido. No fue capaz si quiera de reparar en el humor que todos ellos cargaban, en intentar remediar la tirantez de la situación. Tan centrado en su propio interés que ni siquiera se dio cuenta cuando los fue perdiendo, uno a uno entre la muchedumbre, y cuando llegó, tardó un tiempo en darse cuenta.

Allí, el gran acuario de agua estática, suspendido por magia en el aire, sin cristal que lo retuviera, era magnífico a los ojos. Denzel permaneció inmóvil, maravillado. La gente tomaba asiento, y él, tardó poco en darse cuenta de que ahí faltaba algo, o más bien, alguien. Joshua, Adrien y Evans, sus amigos, no estaban allí. Fue cuando se enteró de que los había perdido por el camino, y entonces se dio cuenta. Comprendió lo estúpido que había sido por pensar más en sí mismo que en el resto.

Estaba por levantarse de la butaca que había elegido y salir de allí en su busca, pero al rato apareció el hufflepuff  de los cuatro —¡Adrien! —Exclamó con verdadera alegría de verlo. —Siento haberme apresurado tanto sin pensar en ustedes ¿Pasó algo antes? —No sabía si tocar el tema era lo correcto, eso de ser considerado no se le daba muy bien, pero sentía la necesidad de ayudar en ello —No permitiré que la salida se arruine, lo arreglaré cuando vuelvan—Mantuvo la charla hasta que tomó asiento.

Joshua tamhién había llegado, incluso antes que él. Poco a poco lo hacía, como cuentagotas, de la misma forma en que se esfumaron, y ver que aparecían le tranquilizaba. —¡Josh! —Si los ojos de una persona pudieran despedir esos pequeños rayitos de luz como en las animaciones muggles, ese sería uno de esos momentos. Denzel, orgulloso, añadió —Has estado informándote —Quería abrazarlo por ello, pero el retraimiento era mayor e impidió que lo hiciera, no obstante, sí que demostró su felicidad —Me alegra mucho que lo hayas hecho, de veras. —Se notaba el ánimo en sus palabras y volvió la vista al frente con la esperanza de que Evans llegaría.

Pero el tiempo pasaba y hasta la actuación había dado comienzo —¿Alguno de ustedes llegó a ver a Evans antes de venir hacia aquí? —Cuestionó Denzel ya preocupado por su ausencia. Había estado tanto tiempo impaciente por aquel momento, tan deseoso de que llegara y, aun así, ahora era incapaz de pensar en otra cosa que en el gryffindor. Ya se hacía una idea de que como respuesta solo podría esperar una negativa. Tras ella se levantó de su asiento y dijo —Necesito ir un momento al baño, estaré vomitando así que no vengáis —Fingió tener nauseas. Eso lo dijo porque sabía que, Adrien, al igual que él, estaba muy entusiasmado con la salida al circo, y no quería preocuparlo más de lo que ya seguramente estaba. Que se divirtiera. Si tenía que ser él quien repararía los problemas imprevistos, si tenía que ser él quien sacrificaría la actuación por la que había estado esperando tanto tiempo, lo haría, porque... Porque Evans era más importante.

VIRGO
... Empezará a aburrirse de ti, tendrás que ser más... o acabarás solo...


De pronto esas líneas del último número de Corazón de Bruja calaron muy fuerte en él ¿Por qué tenía que recordar eso ahora? Ni siquiera el contexto del párrafo era así ¿Por qué esos fragmentos? De hecho, no entendía ni por qué leía esa bazofia de revista de salsa rosa, ni por qué de pronto tenía que recordar precisamente algo del horóscopo del que ni siquiera creía. Sin embargo, una sensación de inquietud era evidente. Se veía chiquito entre tanta gente ahí fuera y no sabía por dónde empezar a buscar.

Apresurado y con nervio en sus palabras comenzó a detener a gente al azar, preguntando por una breve descripción "¿Ha visto a...?" pelo, rostro, vestimenta. Pero no conseguía mucha ayuda al respecto. Siguió intentándolo, pero seguía siendo en vano. Llegó al punto de buscarlo él mismo, por cada rincón. Cualquier cosa que le diera una pista, y no se iba a rendir hasta que diera con él.

ketchup:
ÑO

sorry not sorry, pero no podía dejarlo simplemente así xd  :u.u:

Y no te preocupes, mereció la pena la espera


Última edición por Denzel Smethwyck el Sáb Feb 17, 2018 8:04 pm, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Adrien Lévesque el Sáb Feb 17, 2018 7:27 pm

Y la carpa dos era hermosa, con el agua flotando sobre sus cabezas podían observar todo lo que hicieran las sirenas, claro el show no había comenzado aún, cuando se había separado de Denzel antes, le había dicho que no pasaba nada, teniendo que dar su mejor sonrisa para que el otro no sospechase nada, después de todo la salida significaba mucho para el pequeño Ravenclaw también. Ahora tenía que buscarlo por entre los asientos, sin haber dejado en claro en qué sitio se iban a ubicar, hasta que los encontró, Josh y Denz estaban ahí, hablando cuando se coló al lado de su novio, aliviado por no haberse perdido el espectáculo.

No se enteró de su plática - Lamento la demora - Responde con suavidad pues ya iba a comenzar, se inclina sobre su asiento, hacia delante para ver si del otro lado de Denzel estaba Evs, pero en cambio había una señora con unas verrugas y un gran sombrero, al menos no arruinaría la vista de las personas tras ella al ser todo en el aire. Sin embargo, frunce el entrecejo ¿era su culpa que su hermano no se presentase? Todos parecían enfocados en las sirenas pero su pie temblaba en ansiedad, ¿no podría disfrutar ni un solo espéctaculo? Mordió la paleta que le regaló aquel hombre, usualmente le gustaba degustarla y que poco a poco se desintegrara, pero estaba tan ansioso que tenía que mascar algo, hasta que el dulce se esfumó y solo quedó el palito donde antes estaba el caramelo.

- Eh... - Quiso decirle a Denz que no se veía enfermo realmente ¿por qué se iba a perder el espéctaculo? ¡Claro por Evs! Sonríe picaramente y se inclina hacia Josh - Creo que algo pasa entre ellos - Murmura, empieza a sentirse ligero, como si estuviera montado en su Saeta de Fuego o quizás en una nube, tal vez flotando, las cosas se deformaban y ¿el agua era rosa? Las sirenas parecían nadar en el aire, sin agua - Vamos a buscar a Evs... pero en secreto y en silencio - ¿Por qué en secreto y en silencio? - No quiero interrumpir si están en una zona amorosa... digo en un lugar romántico... en un momento ¡eso! Momento - Estaba atropellando sus palabras, empezó a caminar pero era como si lo hiciera con cuidado de pisar algo a a alguien - ¡ten cuidado con los ratones que llevan los dientes de los animales para hacer sus hijitos! - Murmura ¿qué contenía ese caramelo?

Sale de la carpa dando leves saltos, ¿era un conejo? ¡Como el de Alicia! - Mira Josh, nos llevará a donde Evs y Denz! Pero shhh no nos deben descubrir o nos cortaran la cabeza - Sigue al supuesto conejo ficticio, eh, que era él el conejo, claro su forma animaga, entre conejos deberían reconocerse ¿cierto? Pero estaba tan fuera de sí que ni un solo cabello se transformó en conejo

___________________________________________________
Off: Bueno ¡a buscar a Evs...! Y sí, Adri se embriagó o se drogó, como quieran, el hombrecito solo pensaba que necesitaba un inhibidor, quería hacer bien... (?)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Dom Feb 18, 2018 1:45 am

Joshua siempre había pensado que la agresión no era la solución, pero en ese momento, durante un segundo, no pareció importante. Envuelto en un ir y venir de golpes con el hermano de Adrien, al final había acabado congelado por un hechizo del mismo. La adrenalina que los había tenido enzarzados en aquella pelea todavía le recorría las venas, lo hacía temblar cuando fueron liberados. Procedió con un magistral plan B: ignorar por completo a Evans el resto de la noche. Esa salida era importante para los otros dos, tenía que encontrar una forma de convivir de alguna forma.

Se habían perdido cada quien por un sitio distinto cuando salieron de aquella carpa, estaba irritado notoriamente y trató de tranquilizarse mirando alrededor, las curiosidades y todo lo que se encontrase. Incluso el encuentro con aquella mujer tan rara que le dio esa roca había sido importante para conseguir calmarse. Cuando llegó con los otros a los asientos, tomó asiento mirando la burbuja de agua flotando con un gesto vacío unos segundos antes de comentar con Denzel lo que investigó, casi sin venir a cuento, pero eso lejos de incomodar o molestar a su acompañante resultó agradarle.

Te dije que era un tema interesante, lo es, aunque es mejor cuando no acosas a la gente para llevarla al circo —le sonrió ligeramente, sólo unos segundos. Casi estaba seguro de que podría ver el show en paz sin que Evans estuviese ahí tocando las narices, ¡casi! — Que se tire a un jodido pozo —masculló mirando la burbuja distraído cuando Denzel preguntó por Evans. ¿Por qué querían arruinar su día? Aquel tonto queriendo ir a buscarlo claramente pero usando la excusa de querer ir al baño para que no lo acompañaran. Lo penetró con una mirada inquisitiva mientras se levantaba y se alejaba de ellos.

No le estaba gustando eso, quizá porque en ese momento estaba horriblemente ardido con Evans. No le gustaba que Denzel lo rondara de esa manera, que se preocupara por él, ¿qué estaba loco? ¿Era eso? No mejoró nada cuando su novio le dijo que algo pasaba entre ellos, confirmando sus sospechas. Se dio cuenta también de que Adrien estaba… anormalmente feliz. Demasiado feliz, de hecho, ¿no se acordaba de la pelea de antes? Mejor así. Sonrió con ironía, dirigiendo los ojos en la dirección a la que su amigo se perdió.

Si tienes razón, entonces Denzel tiene un gusto horrible —comentó, como quien no quiere la cosa. Oh, pero ahí iba Adrien como hermano preocupado a querer buscar a Evans. No pasó desapercibida su extraña forma de hablar, entornando los ojos. La cabeza le dolía. — Adrien, ¿bebiste algo? —le preguntó con un leve gruñido. No se levantó sino hasta que su novio se largó de ahí dando saltos, ¡pero es que era de estar locos! Se pegó en el rostro con la palma abierta. Estaba ebrio. O drogado. No sabía qué era peor. — No, no, no, lindo —lo detuvo, tomando su mano. — Déjales estar a ellos, les hará bien. La soledad, digo. Juntos. Ven conmigo y dame atención a mí, Denzel cuidará a tu hermano.

¿Demasiado egoísta? Quizá. Primero que nada debía cuidar a Adrien en ese estado inconveniente en el que estaba. Segundo, la verdad es que no quería que Adrien pensara en Evans en ese momento que tan enfadado estaba con él. Lo llevó por otro sitio, intentando convencerlo de que era mejor darles privacidad a Denzel y a Evans y que ellos, por consecuencia, podían tener privacidad para disfrutar del circo. Más o menos. Esto de estar cuidando a su novio con claramente algún tóxico en su organismo no le hacía ni pizca de gracia, ¿cómo pudo ocurrir eso en tan poco tiempo?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1005
Puntos : 771
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Evans Mitchell el Dom Feb 18, 2018 4:56 am

Eran dos, detrás de una carpa, alejados de la multitud de caras y caretas. Peter Golden era el único calmado, y su desenfado resultaba inexplicable: estaba este chico, Evans, gritándole, sacudiéndose, ansioso y fastidiado, pero él no le contestaba. Era como esos gatos callejeros, que se rascaban la oreja sobre una pila de cartones o en lo alto de una terraza solitaria, sin más preocupaciones que la siesta de la tarde, y la siesta que le seguía a esa. Llevaba una gorra, guantes y botas gruesas. Agujeros y polillas y mugre se acumulaban en su ropa y debajo de sus uñas.

Debían andar por la misma edad y los dos eran magos, pero Peter nunca había asistido a Hogwarts. Su historia era distinta a la mayoría de chicos. Evans lo había conocido en la calle, cuando intentó robarle la billetera en el callejón Diagón. Elegirlo a él, entre todos, como blanco, ese fue su error. Puede que no hubiera conseguido monedas aquella vez, pero se ganó un socio, o algo parecido. Ahora, parecían más un perro y un gato, sólo que el can llevaba de las de perder, ladrando sin provocar más que suspiros de aburrimiento.

—¿¡Y quién creías que era!?, ¿algún loco con un hacha!? ¡Eres un paranoico, ESO PASA! Eso, ¡o tú lo hiciste adrede!—Evans frenó por fin su andar apurado de un lado para el otro y negó ligeramente con el rostro gacho, como cuando te hallas frente a un caso perdido.

—Venías detrás de mí—soltó su distraído oyente, muy tranquilo—Podías ser cualquiera.

—¿Cualquiera?, ¿Como un niño lameteando una paleta?, ¿una anciana con muletas?, ¿a ellos también los hubieras derribado en el suelo?

Peter se encogió de hombros, con una sombra de sonrisa en sus labios.  

—Nunca te fíes.

Hubo un silencio, ese que le sigue a la tormenta, y Evans miró la bolsa que el otro traía con curiosidad.

—¿Qué llevas ahí?

—Ese no es tu asunto—dijo, cargando la bolsa al hombro, y dispuesto a marcharse.

—¿Qué es?

—Si tanto quieres saber. Sólo paletas. Tiene gracia, porque tu justo dijiste…

—¿Qué tipo de paletas?—interrumpió.

—Bueno, digamos, que le vendí unas cuantas a un tipejo grandote, sin comentarle qué son en realidad. Lo vi repartiéndoselas a los niños. Una madre llegó a pensar que su hijo de cinco años quedó tarado de por vida.

—¿Qué…?—murmuró, confundido, sin creérselo—, ¿qué caraj…?

—¡Oh, es sólo temporal! Es sólo que la fecha de caducidad les llegó hace tiempo. Y tú sabes. Cuando las cosas se ponen rancias, tienen efectos secundarios.

Evans resopló. Le dolía la cabeza por el golpe en la nuca. No tenía ni ganas de preocuparse por los problemas ajenos. Tú sabes, cuando no te tocan de cerca, mientras sean circunstancias que aquejen a otros, no hay por qué inquietarse. Peter iba a partir, escurridizo como solía, pero el brazo de Evans le cortó el paso, y el gato callejero lo miró, inexpresivo.

—¡Que no te vuelva a ver, joder!

—Tú eras el que me seguía.

«Por lo mucho que te gusta meter las narices», pensó.

Rabiando y mascullando alguna maldición, Evans se largó, regresando al gentío, de mal humor. Había que verlo. Tenía el labio partido por su pelea con Joshua, y ahora su expresión era la de alguien con jaqueca, luego de recibir una tunda en la cabeza. Hasta le dolía el cuello. Evans ni sabía hacia dónde ir, pero su andar nunca era inseguro. Podía no tener idea de dirección, pero él siempre se movería con la convicción de un creyente. En eso, se chocó con Denzel, pero no lo miró.

La accidentada colisión lo hizo detenerse sí, y se quedó plantado allí, sí, pero sólo tenía ojos para la comitiva de Veelas que se abrían paso entre la multitud, como el fulgurante destello de un sol al alba, impactantes y bellas. No era el único que quedó aturdido de repente. Alrededor, otros como él, se accidentaban de las formas más idiotas.

—¿Qué?—Evans tenía la boca abierta, pero se sacudió la cabeza. Y nada, no podía apartar la mirada. Es que, tenía esa sensación en el cuerpo. Estaba tan, tan enfadado. Por Joshua, por Adrien disgustado, por Joshua otra vez. Y sentía cómo, como por encanto, la pasión se le encendía como una mecha—Sí, seguro. Espera, ¿qué es lo que dices, de nuevo?, ¿Den?, ¿eres tú?

Y seguía sin mirarlo.

Ellas se iban, se iban, con sus cabellos al viento.

Tan colgado que estaba, ensimismado en su ensoñación, que no reparaba en nada más. Y esa boca abierta, que lo hacía ver cómo un papamoscas. Si no era con un balde de agua fría, no reaccionaría. O un buen tirón de orejas, que no le vendría mal.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 16.950
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 473
Puntos : 324
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Denzel Smethwyck el Dom Feb 18, 2018 6:01 pm

Culpable por no haber estado más atento, así es como se sentía Denzel. Y es que ¿A tanto llegaba esa preocupación como para buscar a Evans con tal insistencia? Si alguien tenía la respuesta a eso, no era él. Su cabeza era una total confusión. Ni siquiera sabía de grave cuánto había sido lo que provocó que todo se torciera. Si debía haberse quedado a disfrutar del espectáculo, tal vez estaba siendo exagerado, que no fuera tan grave y que solo debía darle tiempo al tiempo. Que los lazos se arreglarían si se le daba paciencia ¿O es que no iba de eso la situación?

Había concluido ¿Y entonces? ¿Por qué seguía buscando? No... no iba solo de eso, de la pelea que pudieran haber tenido ¿Cierto? Porque en verdad lo sabía, le era imposible no hacerse una idea conociendo a ambos, pero su preocupación iba más allá, y aunque creía esclarecer su mente solo obtenía mayor confusión.

Ya no se fijaba siquiera en derredor, había ahondado tan adentro de sí y sus pensamientos que cualquier percepción del entorno se esfumó, como si sus sentidos estuvieran ligados a un interruptor, y que éste se hubiera puesto en "off" —Corcholis... —No se daba cuenta ni de que sonreía, inmóvil, hasta pensar en ello se le daba mal.

La situación de él contra sus propios pensamientos se prolongó hasta que, como una corazonada, sintió que algo le impulsaba a mirar en una única dirección, y allí, sin pensar siquiera qué hacía o dónde se había metido, lo vio.

¡Evs! —No se detuvo a pensar, tan solo corrió hasta él con el riesgo de chocarse con alguien de por medio —¿Evs? —Pronunció su nombre una vez más, ya cerca. Luego vio las magulladuras en su rostro y sus sospechas se confirmaron. Aun así, de su parte no obtuvo respuesta, solo un tonto "¿Qué?" ¿Cómo que "qué"? Estaba mirando sin perder detalle a un único punto, y Denzel, frunciendo el ceño dirigió la vista al mismo sitio. Entonces lo comprendió.

¿Pero qué estás haciendo? —El aguilucho no se sentía cómodo de verle tan obsesionado por la Veelas y casi al momento, añadió —¿Estás bien? ¡Evs! —Le sacudió, tirando de su brazo cual campanero. Había dicho su nombre, pero, sus ojos no se despegaban de la comitiva, y, en consecuencia, un hastío ponzoñoso expugnó hasta la última vena del ravenclaw, que, de un pisotón en el pie ajeno, dejó clara su molestia. Otra vez, en segundo plano, así es como se veía. Como en la fiesta de navidad en el banquete ¿Y por qué se sentía tan molesto? ¿Acaso eran eso... celos? ¡Ridículo! ¿Pero entonces por qué actuaba así? No podía negarlo. Evans, realmente era importante para él, y sin embargo ¿Él lo era para Evans? Empezaba a cuestionarse tanto. No podía ser... Maldición...

¡Le quería!

Al fin se había dado cuenta, y, aun así, creyó que, si lo supiera, entonces le perdería. Lo estropearía todo, porque creía que siempre estaría en ese segundo plano. Y si para que no se alejara de él, ni se tratasen distinto en caso de descubrir que el sentimiento no era mutuo, debía permanecer siendo solo eso, su amigo, entonces lo haría.

Bien vale ¡Quédate con las Veelas si tan interesado en ellas estás! —Luego, dio media vuelta para marcharse.

cacahuete:
He de admitir que estuve a punto de borrar todo el post y reescribirlo de otra forma por miedo a haberme pasado de sentimentaloide. Y porque parece que le voy a quitar el puesto a josh de drama queen

Pero va, a la porra todo (?)

Ah... Y sorry si ayer me puse un poco tonto en algún momento en la cb...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Adrien Lévesque el Mar Mar 27, 2018 3:30 am

Adrien no estaba bien, por supuesto que esas cosas que salían de sus labios jamás las hubiera dicho cuerdo, pero todo a su alrededor se veía tan bonito, tan colorido y brillante, se sentía feliz, aún más en el momento que el encantador sombrerero, porque pensaba que el sombrerero debía quedarse con Alicia, siempre lo supo estaba enamorado de ella, era tan bonita la pareja aunque no importaba la edad - Sabes que si hubieras sido 30 años mayor que yo aún te seguiría amando - susurra con complicidad, como un secreto, porque no le importaba que su hermoso y sexy sombrerero fuera mayor aunque... Arruga su nariz como si algo le oliera mal, él no podía ser Alicia, primero tenía una cosa sobrante y le faltaban otras más, segundo ¿usar un vestido? No gracias... Pero si esa historia no era sobre él... ¿será que era la liebre de marzo? Aquella que acompañaba al sombrerero en su hora del té, bueno tampoco era tan malo ¿cierto?

Aún quería buscar a su hermano, ¿se habrá metido en problemas? debería ayudarlo pero Josh, oh, se veía tan bien que su poca concentración producto de los alucinógenos hizo que su mente se desviara del motivo por el cual estaba siguiendo al conejo blanco. Todo lo que puede hacer es sonreír, sonreír ampliamente y dejarse llevar por el otro. En su recorrido por el circo (más adelante lloraría al saber que se perdió de la experiencia) notó unos monos con alas, eran chistosos pero se veían tristes - Josh, los monos con alas no deberían estar encerrados, deben volar - No, no había ningún mono con ala, en la jaula estaba los Billywing que se presentarían de último, un acto donde el mago levitaría solo con las picaduras de estas criaturas. Pero a saber en que se asemejaban estos con monos alados ficticios, solo la mente con alucinógenos podría ver algo en común.

Adrien se acercó a la jaula donde estaban más de veinte de estas pequeñas criaturas - Pobresitos - Acerca la mano, en su mente el mono estira la suya, en la realidad solo se escuchan los zumbidos molestos de las criaturas - Los liberaré - Entonces saca su varita, que en realidad no una varita sino una rama de árbol - Alohomora - La jaula no se abre, Adrien frunce el entrecejo y mira hacia su sexy y guapo sombrerero, uhm se veía muy atrayente... Olvidando su misión inicial se acerca a Josh para darle un beso... hasta que recuerda ¿no sería zoofilia? Bien, que el sombrerero tuviera un romance con Alicia se lo perdonaba, no era tan grave, ambos eran humanos pero ¿con un conejo? Y misteriosamente empieza a llorar - no puedo, no puedo, me iré a vivir con los monos alados - llora, lágrimas corriendo por su mejilla - lo nuestro no puede ser - y sale corriendo con la jaula de los Billywing, ya verá como los deja libre. Unos magos salen corriendo, algunos trabajadores del circo se han dado cuenta que algo le ha pasado a la jaula puesto que tenían un hechizo de seguridad en ésta para alertarlos de las travesuras de los niños.

Adrien solo corre, corre hasta que sus piernas no dan más, claro, piernas de conejo - Viviré con ustedes, serán mi nueva familia, aunque deberían ser conejos pero los conejos son animales ¿me aceptarían? - No se sabe en que parte del zumbido eso fue un si para él - debo sacarlos, debo sacarlos, no vamos a permitir que nos corten la cabeza, ustedes pintaron las rosas blancas en rojas, pero no tienen la culpa son monos alados y yo, yo me he enamorado de un humano -absorbe por la nariz, ha perdido toda la compostura de un Lévesque - Los sacaré de aquí - pero la magia no sirve, claro es un conejo... Un conejo que puede usar una piedra... Escucha voces, los están siguiendo así que debe apurarse, golpea la jaula una y otra vez con la piedra, da tantos golpes como puede, al 20 sus brazos se cansan pero no dejan la acción, sus nudillos arden -sean libres - y logra de alguna manera romper la jaula, liberando a esos insectos por todo el cielo mientras los guardias y ¿tal vez Josh? llegan con él - al menos serán libres - Sonríe con tristeza, si tan solo pudiera amar libremente sin importar si fuera un animal o un humano.

____________________________________________________
Off: Se han liberado por todo el circo Billywing puede que estén furiosos y picando a todo el mundo, su picadura hace levitar al a gente así que habrá magos levitando por ahí... mientras los empleados y los mismos clientes tratarán de cazarlos(?)
Lo de amor entre animal y humano, bueno él cree que es un conejo, por el tema de que es un animago, así que lo ha tomado a la literal y piensa que es una liebre humanizada, pero liebre a fin y al cabo (no sé si me expliqué xD)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Mar 27, 2018 8:00 am

Las cosas definitivamente no estaban yendo como lo esperaron, y mucho menos como Adrien lo hubiese planificado al comienzo del todo. Seguro no había contado con la pelea que tuvo con su hermano y con todo lo que vino después, y menos ahora comportarse de forma simplemente extraña que no pegaba para nada con su usual comportamiento. Joshua estaba cansándose, se había dado cuenta más plenamente que nunca que ir al circo con el grupo había sido realmente una idea más bien mala. Qué era lo que estaba sucediendo con el mundo, ¿es que acaso todos se habían vuelto locos?

Adrien, ¿te volviste loco? Si hubiese sido treinta años mayor ni siquiera nos habríamos conocido, ¿me escuchas? ¿Qué sucede? —estaba intentando devolver a Adrien a la realidad, sujetándolo por los hombros para esmerarse en que lo mirara a los ojos, al menos unos segundos. — ¿Alguien te hizo un hechizo de mente de gelatina? ¿Un hechizo confundidor? —quería descubrir qué le habían hecho que de un momento para otro se encontraba completamente irreconocible. Se lo llevó por otro lado distinto, negándole la posibilidad de buscar a su hermano y a su amigo, aunque empezaba a dudarlo.

Quizá ellos podrían ayudarlo en aquella encrucijada que era mantener a salvo a un Adrien con cerebro de gelatina. Se detuvo cuando Lévesque mencionó a unos monos con alas, ¿de qué estaba hablando? Miró de aquí a allá, pero nada que ver con monos con alas, ahora estaba sufriendo alucinaciones. Puso los ojos en blanco unos segundos, los suficientes para que su tonto novio se le escapara del lado y fuese a una jaula de billywig encerrados, ¿es que veía a esos insectos como monos? Se golpeó el rostro con la mano abierta. Casi hasta le dio risa verlo tomar una rama del suelo como si fuera su varita, al menos eso lo mantendría protegido.

Lindo, no creo que así vayas a liberar a los belly-… A los monos con alas —se burló de él, tratando de distraerlo de su tonta idea. Lo notó acercarse hacia él, preparándose para darle un pequeño beso aprovechando que nadie les miraba, lo que no llegó a concretarse ya que su novio empezó a llorar. — Lindo… ¡Lindo! ¿Qué pasa? ¿Por qué lloras? No, no llores… —alzó su mano queriendo tocarle el hombro para calmarlo sin éxito alguno, ya que empezó a correr robándose la jaula con los bellywig. — ¡Adrien Lévesque! —gritó, riñéndolo fuertemente.

Empezó a perseguirlo, aunque la multitud lo retrasaba, intentaba no perder de vista a ese tonto poste que corría hablándole a la jaula. Acabó perdiéndolo por completo de vista, bufando mientras se detenía unos segundos para ver a sus costados, ni siquiera veía a Denzel o a Evans, ¿por qué aquello se había tornado tan mal? Quería llamar a Perry y que le llevase de vuelta al castillo a meterse en su cama, estaba empezando a estresarse. Tuvo que seguir buscando a su tonto novio mientras la gente iba y venía hasta que vio a los billywig volando. Adrien había abierto la puerta de algún modo de aquella jaula.

¡ADRIEN LÉVESQUE! —gritó, verdaderamente molesto mientras caminaba en dirección del aludido. Le dio un manotazo con el dorso de su mano a un billywig que se acercó a él con intención de picarlo. — ¡¿En qué estabas pensando?! —felicidad no le sobraba, dándole un golpe con la mano abierta en la nuca, una colleja no muy fuerte pero que sí que hacía notar su descontento. — ¡Explícame por qué pensaste que era una buena idea liberar billywig en el circo lleno de gente! —exclamó, sujetándole del antebrazo para llevárselo caminando. — ¡¿Y dónde se han metido los otros dos?! —parecía ser el único con dos dedos de frente de ese grupo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1005
Puntos : 771
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Evans Mitchell el Mar Mar 27, 2018 6:21 pm


—Bien vale ¡Quédate con las Veelas si tan interesado en ellas estás!

¡Auch!, ¿pero qué…? Y luego vino ese grito, que hizo que otros rostros voltearan a mirar, ¡vaya con la gente entrometida! Evans, sin embargo, no reparaba en ninguno de ellos, estaba pletórico de alegría. Hubiera blasfemado, porque mira que eso de que un idiota fuera a pisotearle el pie… ¡pero no! Ese de ahí era Denzel, ese era un chico maravilloso, un regalo del cielo, una mano amiga tendida hacia él (y eso que se iba, se iba, ofendido de la cabeza a las puntas de los pies, y Evans ni cuenta), acompañada de una sensación de alivio tan, tan fuerte, como la alegre excitación que llevaba encima. Porque otra cosa sobre las Veelas, cuando caías bajo los efectos de su encanto, es que causaban una notoria impresión en el autoestima, ¡te alzaban el nivel de dopamina!, ¡y se sentía tan placentero! Hasta Joshua, con esa cara perruna y arrugada que tenía, podía resultarle simpático en ese momento.

Ok, el amor hacía milagros, quizá no tan brutales.

—¡Tú, enano precioso!—
Denzel se había volteado para irse, pero este nuevo Evans, amigo del mundo y asaltado por una sobredosis de entusiasmo (porque tú sabes, la sangre, cuando circula bien…), lo atajó por la muñeca y tironeó hacia sí. Al instante siguiente le estaba encajando un beso en plena frente, desarmándole el flequillo y teniéndolo bien sujeto con esas manazas tan optimistas, desinflándole las mejillas, de tan aferrado que era el gesto. Y preguntó, apartándose para mirarlo directo a los ojos—: ¿Dónde está mi hermano?

¿Qué?

Oh, sí.

Evans Mitchell estaba más perdido que pez de agua dulce en el mar. La idea de haber encontrado a un guía, lo aliviaba como no tienes idea.

—¿Y si ellos están en la carpa tú qué haces…?—
El ceño se le acentuó por un momento, augurando problemas. Por su cara, dirías que de pronto todas las alegrías del mundo se marchitaron en ese instante. Ey, que si no querías que te fueran a buscar, te hubieras mantenido con el grupo. Evans soltó un resoplido, y lo tomó de la mano, adelantándose hacia… No tenía ni puta idea, pero asumía que la carpa debía quedar por algún lugar… —¿Qué? ¡Eras tú el que quería ver a las sirenas!, ¡todo entusiasmado sobre eso! (vamos, que hasta me sacabas de los nervios de tanto hablar de colas de pez) —hizo una mueca, ligeramente molesto—Estoy bastante grandecito como para saber cuidarme solo, gracias—soltó, con una exagerada nota de frialdad. Al respecto de eso, aquella era una afirmación, cuando menos, dudosa—. ¿¡Pero no pensaste que quizá no hacía falta!? Y luego yo tendré la culpa de que tengas cara de desilusión al volver a Hogwarts, ¡y yo no te pedí eso! Ahora, ¡apúrate! ¿El show no habrá acabado tan pronto, verdad?

Sólo por el tono, se le notó preocupado al respecto.

***

No se equivocaba, había gente que levitaba en el aire, con sonrisas idiotas en toda la cara. Los trabajadores del circo corrían como locos, de aquí para allá, con redes en las manos, como si se tratara de cazar mariposas en el aire. Los billywig eran, sin embargo, un asunto muy distinto. Madres preocupadas se abrazaban a sus hijos y se los llevaban lejos del lugar, no fuera a ser que sus chicuelos se convirtieran en unos vagos buenos para nada con una fuerte adicción a olvidarse de mantener los pies en el suelo y dedicarse a volar, volar literalmente, como entre nubes de azúcar y algodón, libres de toda carga u obligación. No, ¡nadie quería eso para sus hijos! No, si querías darles una educación responsable. Los pies, que se quedaran en la tierra, firmemente clavados en la tierra, que era donde bebían estar. Nada de soñar con viajes a la Luna o dedicarse a hallarle formas a las nubes en el cielo azul, ¡eso estaba muy mal visto!

Había que decirlo, las madres hacían bien. Una sobredosis, podría tener graves consecuencias en el juicio de cualquier mago, incluso los adultos. Eso era algo de lo que ya estaba ocurriendo allí, entre el gentío que se dispersaba —algunos queriendo refugiarse, otros saltando queriendo ser picados, y así—: había quién, haciendo gala de un excéntrico comportamiento, mordía los sombreros de las señoras pensando que eran caramelo; otro saltaba y ladraba en el lugar; y en general, era posible toparse aquí y allá con fenómenos de lo más extravagantes, no ya entre el elenco del circo, sino entre los espectadores. Evans llegó a preguntarse si acaso eso no tendría nada que ver también con las famosas paletitas de colores que su amiguito Peter Golden había colado entre los chuches que se vendían en la feria sin consciencia moral sobre sus efectos secundarios.  

Fue cuando, en medio de la locura que de pronto reinaba en el circo, Evans, cómo no, oyó el grito de ADRIEN LÉVESQUE, que dejó de reírse del mago que saltaba como un perro intentando morder el trasero de otro que levitaba en el aire con cara de felicidad, que al gryffindor se le cortó la sonrisita tonta y buscó barriendo con la mirada el origen de aquel grito (QUE QUIÉN LE ALZABA LA VOZ A SU HERMANO, ¿qué se creía ése?), ¡cuando los encontró! Es que, lo de oler como un sabueso no se le daba nada mal, especialmente si se trataba de encontrar a Adrien. Después de todo, incluso en una multitud, él sólo tenía ojos para su hermano. El resto, sobraba. Esa gorra de allá, ¡sobraba!

—¿Dónde estabas TÚ metido?—exclamó Evans, salido de la nada, repentino, y colocándose al otro costado, junto a su hermano. Tomó el rostro de Adrien entre sus manos con tierna, abnegada delicadeza y le acercó la mirada, llamándolo: “Adri, Adri”. Al gorras le dedicó una muy mala cara al torcer el cuello hacia él—Lo dejo contigo un minuto, y al siguiente está así—retó—¿Qué le has hecho?—Claro, porque la solución más inmediata era echarle la culpa a Joshua. En el acto, Evans pasó un brazo por la cintura de su hermano, con la obvia intención de apartarlo de su novio con toda la naturalidad del mundo y cargarlo por su cuenta (las manitas de Joshua estaban de más ahí, se entiende)—¡Dámelo!—Lo miró, con cara de buldog poco amistoso—¡Que me lo des! Por mí, tú te puedes desaparecer, que es lo que te mueres por hacer como el escurridizo que eres, ¡salir por patas!

Toda esa discusión hubiera estado muy bien si no fuera porque, en la confusión que provocaron los billywig, el bueno de Frank, que era un semigigante y pasaba por ahí con una gran sonrisa de idiota en la cara —lo había picado uno de esos billywig, con insospechados efectos secundarios en su sangre de gigante—, distinguió el rostro familiar, conocido de Adrien en la distancia, se le alegró la cara todavía más de lo que ya estaba y fue corriendo a saludarlo: lo mismo que ver a un mastodonte peligroso en estampida yendo hacia ti con los brazos abiertos y la lengua afuera, corriendo y llevándose a todo y a todos por delante sólo por conseguir saltar contra su objetivo —como un toro cuando ve ‘rojo’— y queriendo derribarte por algún motivo profundamente inexplicable: puro salvajismo, puro karma que te cagas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 16.950
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 473
Puntos : 324
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Denzel Smethwyck el Lun Abr 09, 2018 9:23 pm

Había decidido marcharse sin siquiera mirar atrás, y lo habría hecho de no ser porque Evans lo atrapó por el brazo en el intento. "Enano precioso", no sabía si estaba intentando captar su atención o si trataba de hacer que se fuera más rápido de lo que ya lo hacía. —Déjame, yo me pi... —Se giró de mala gana casi como por instinto, tenía un par de palabras más a punto de escapar de su boca, lleno de resentimiento, y cuando iba a soltarlas se sobresaltó por lo que sucedió en aquel mismísimo instante.

¿E-eh..? ¡¿Q-qu...?! —Pues sí que debía verlo como enano, porque le había besado en la frente, tal y como hacía Blancanieves con los siete enanitos. Y aunque aquello desde fuera habría parecido gracioso cuanto más, a Denzel se le congelaron las palabras, sin siquiera llegar a pensar en ello.

Clavado en el sitio, con los ojos muy abiertos, fue la siguiente oración la que le hizo reaccionar, y no fue para bien —¿Adrien? ¡Mira, Evs...! Ahí te quedas —Sus ojos cargados. Ni siquiera le respondió, esta vez se dio la vuelta cual centella y se apresuró para no volver, para no mirar atrás y verse una vez más ante la cruda y dolorosa verdad.

Evans exclamaba algo sobre "ver las sirenas", "Entusiasmado", palabras sueltas mientras se alejaba, que le llegaban fragmentadas a la mente porque ya no le prestaba atención, solo quería alejarse lo más que pudiera de Evans. Estaba sintiendo una fuerte presión en el pecho, y si se iba a desbordar, no quería que le viera. De hecho, no quería que ni siquiera Adrien ni Joshua le vieran.

Al principio era un pequeño temblorcillo, una sensación de que algo no andaba bien, como si el ambiente empezara a protestar en su sosiego, porque estaba harto de ser calmo. Una vibración arrastrada por el aire, un fino sonido en la lejanía que hacía constante con el ruido base de los transeúntes. De pronto, el ruido se impuso, y la gente se agolpaba, chocando unos con otros mientras otras tantas volaban sobre sus cabezas.

Denzel frunció el ceño en una mueca descompuesta por la total confusión con la que se quedó ante tal fenómeno ¿Es que acaso había alguna actuación donde al público se le inflaba de helio? Espera, eso no puede ser, huían de algo, y aunque el aguilucho hubiese luchado por evitar verse envuelto en esa marabunta, la locura en masa acabó por tragarle.

"Por eso me gustan las máquinas, son más fáciles de entender"

Todos corrían desesperados en alguna dirección y al mismo tiempo a ninguna parte. Reinaba el caos. Chocaban contra el ravenclaw con empujones, y en ese momento se arrepintió el haber abandonado la carpa de las sirenas.

Sintió de pronto un horrible pinchazo en el brazo y como por acto reflejo fue a cubrirlo con la otra mano. Cuando se torció de cintura, vio lo que estaba muy seguro de que sería el causante de todo ese jaleo, era un billywing, pero uno solo sería imposible que hubiese causado toda esa locura. No, agudizó la vista, mirando en ese cielo donde los desafortunados (o locos que lo buscaron intencionadamente) flotaban a la deriva ¿De dónde salían?

Denzel se movió, caminando a gachas para resaltar menos y evitar más picaduras de esos bichos, pero durante el camino se había ganado unos cuantos golpes debido al movimiento brusco e incesante de la gente descontrolada.

Al final consiguió llegar, con dificultad, pero llegó. La carpa número cuatro. Pensaba que allí encontraría a Joshua y Adrien, pero no fue así. Allí, en los asientos que recordaba que estaban cuando se marchó, solo se veía a un señor bigotudo y gafón acompañado de mujer e hijo a ambos lados de él. Además, había llegado justo a tiempo del final de la actuación. Denzel suspiró. Se había perdido aquello por lo que tanto tiempo llevaba esperando.

¿Qué te tiene tan pensativo chico? —Una voz de mujer, poco más alto que a la altura de su cabeza lo sacó de su ensimismamiento. Alzó su cabeza y pudo distinguir sobre el cristal del estaque una sirena apoyada de brazos en el bordillo, que le miraba fijamente.

¿Eh? Ah, n... —El aguilucho agito la cabeza—Nada, no es nada

¿Seguro? Hm —La sirena inclinó la cabeza, se notaba los expresiva que era en comparación con los merrows. Parecía no estar muy convencida del todo por la respuesta de Denzel, pero aun así relajó su expresión y añadió —¿Qué te pareció la actuación?

Me la perdí.

¿En serio? ¡Ah! Pues es una pena, esta vez lo habíamos hecho espectacular, yo diría que de las mejores que hemos hecho. Oye —Y Denzel, quién hasta ahora había mantenido su mirada mayoritariamente en el suelo se volvió hacia la medio-pez.

Toma esto, que no se te caiga ¿De acuerdo? —La sirena dejó caer un colgante y Denzel se esmeró en pillarlo al vuelo.

Denzel, sorpresivo, la miró —¿Qué... es? —Dejó la pregunta en el aire mientras observaba sus detalles —¿Y por qué me lo das? —La sirena sonrió —Me has caído bien.

A penas he dicho nada. Ni siquiera sé tu nombre.

Ante aquella tremenda lógica, la sirena se llevó un dedo a sus comisuras, exagerando quizás una expresión dubitativa, y sin embargo, aquello no pareció importarle en absoluto —Nérida, ahora ya lo sabes —La sirena le guiñó un ojo y luego le indicó, extendiendo su brazo, señalando con el dedo al amuleto —Algo me dice que lo necesitarás más que yo —Habiendo acabado de hablar hizo amago de sumergirse —¡Espera! —El aguilucho la detuvo —Gracias, y...  No te he dicho el mío. Denzel, me llamo Denzel.

La sirena volvió a sonreír y esa vez sí que sumergió. Tenía la esperanza de que volverían a encontrarse, y tal vez se basaba en la sensación de que ya lo habían hecho. Él tenía esa misma sensación, pero por más que pensara en ello, no podía verla de una forma distinta a la de alguien recién conocido..

Mientras se alejaba, el ravenclaw la siguió con la mirada.  Se iba perdiendo a lo lejos del estanque y al final se fijó de nuevo en el colgante. Tras unos segundos se lo puso y salió por la puerta para tratar de buscar a sus amigos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Evans Mitchell el Mar Ago 21, 2018 10:26 am

El cierre del circo se hizo inminente, cancelaron los shows a último minuto, lo ocurrido fue un desastre total porque aparentemente alguien había dejado escapar a las bestias y como si se tratara de una serie de eventos desafortunados, los estragos se desataron uno tras otro hasta culminar en una retirada general del gentío.

Se haría oficial una investigación para averiguar el cómo unas paletas dulces fueron distribuidas entre niños y adultos provocando raros efectos en su comportamiento y se criticaría duramente a la administración del circo por permitir que menores de edad flotaran en el aire bajo un efecto narcótico.

El Profeta interrogó a participantes del público muy indignados por los disturbios en el mismo día de la tragedia. Los testigos afirmaron que a pesar de los intentos por contener el incidente, hasta los encargados antidisturbios y empleados del circo se vieron envueltos en el desastre. Algunos se dejaban seducir por las veelas, hasta que estas reaccionaron furiosamente por alguna desconocida razón en medio de tanta confusión e incendiaron las carpas.

No por nada dicen que “la vida es un circo”. Ahí queda.


¿Sabías qué?:
Joshua Eckhart se traga una cucaracha en este tema.
Joshua siempre quiere hacerse el interesante con Denzel hablándole de pescados.
Denzel siempre parece entusiasmado con las merluzas.
Adrien Lévesque se mete en las drogas y desde entonces nadie lo ha vuelto a ver.  
Denzel aclara internamente sus sentimientos románticos hacia Evans Mitchell. Eso, o se fumaba lo mismo que Adrien. Más probablemente lo segundo.
Tanto Joshua como Denzel van a buscar a un drugdealer después de tener una pelea con Evans Mitchell.
Todo el mundo alrededor de Evans Mitchell se droga.
Evans Mitchell fue a buscar a Denzel en medio del desastre. No iba a irse sin él. Fin.
Todos los protagonistas son rescatados por un elfo doméstico. Finx2.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 16.950
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 473
Puntos : 324
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.