Situación Actual
10º-14º // 30 de abril luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Leo L.Mejor PJ ♂
Sam L.Mejor PJ ♀
Denzel S.Mejor User
Ryan G.Mejor roler
Leo y EvaMejor dúo
Beatrice B.Más cotilla
Evans M.Más voluble
Juliette H.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

FB Necesito que alguien me abrace y me diga: vamos a comer pizza, yo pago. | Priv. Laith

S. Rox Jensen el Lun Ene 08, 2018 10:26 pm

Recuerdo del primer mensaje :

12/noviembre/2012
Biblioteca. 18.24 pm.

De los labios de la morena salía un  murmullo constante, totalmente inconsciente, signo inequívoco de que su mente estaba totalmente metida en memorizar y comprender lo que estaba leyendo del manual de medimagia que tenía delante. Se jugaba mucho en aquel examen, estaba en su último curso en la universidad, y su empeño por ser la mejor en todo no había cambiado desde sus años en Beauxbaton.  ¿Se exigía demasiado? Posiblemente, pero no sabía ser de otra forma.

Se permitió cinco segundos de distracción mientras tomaba un trago de agua, momento que aprovechó para mirar al chico que tenía justo en frente y que estaba igual de metido en sus estudios. Sonrió ligeramente para sí misma antes de volver a centrarse en su temario, bendito Laith, qué sería de ella si no lo tuviera en su vida.

A diferencia de las amistades que había tenido durante toda su vida, Laith era una persona cálida, de las que te hace creer que hay salvación para el ser humano. Debido al círculo en el que se había estado moviendo durante toda su vida, lleno de personas cínicas e interesadas, el conocer a Laith fue como una especie de revelación para ella, con la que descubrió que había personas desinteresadas y con mucho que ofrecer fuera de lo material.

Poco a poco empezaba a pensar por sí misma, y aunque no era fácil, iba dejando atrás los pensamientos tan cuadriculados que le habían enseñado durante toda su vida. Mudarse a Londres había sido como descubrir que el mundo estaba lleno de colores, no solo de blanco y negro, y en parte el cambio que estaba haciendo como persona también era gracias a Laith, la había ayudado mucho sin si quiera proponérselo. Le había costado mucho volver a confiar en alguien después de saber que la habían engañado toda la vida, pero desde luego su amigo era merecedor de su confianza.

Su atención volvía a estar inmersa en el libro que tenía delante, su mano ya no repiqueteba en la mesa, sino que tomaba notas de lo que ella creía más importante. De nuevo estaba totalmente metida en la materia, tanto que no se dio cuenta de que su estómago empezaba a protestar por el hambre. Llevaba un par de días tan centrada en preparar aquel examen que no solo no estaba comiendo bien, sino que tampoco estaba descansado adecuadamente. Al final, tanto el hambre como el cansancio acumulado acabaron por imponerse y la mente de Rox se quedó en blanco, incapaz de procesar nada más.

No puedo más —suspiró derrotada, no sabía ni qué hora era, pero a juzgar por el cielo que se filtraba por la ventana debía de ser ya media tarde. Enterró la cabeza en el libro y empezó a darse ligeros, pero constantes, cabezazos contra éste. A ver si así le entraba más información. —¡Me bajo de la vida! —exclamó, quizá demasiado alto porque algunos de los otros estudiantes allí presentes la mandaron callar con un molesto chsssstt. Levantó la mirada hacia su amigo y  lo miró con carita de perro abandonado. — Laith, socorro. Mira si hay algún hechizo o poción que te devuelva las ganas de vivir. Me estoy muriendo, lo noto.


Última edición por S. Rox Jensen el Vie Ene 19, 2018 1:23 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 28
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.600
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 43
Puntos : 19
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
S. Rox JensenSan Mungo

Laith Gauthier el Mar Feb 27, 2018 2:59 am

Pon en tu currículum: “Soy mucho más guay cuando estoy con mi mejor amigo Laith, contrátenle cuando se gradúe” —le sonrió con gracia, devolviendo pronto su atención al helado ahora que todo estaba mejor hasta que finalmente pudieron marcharse con dirección a la tienda. Los paramédicos atenderían al niño tan bien como ellos pudieran y lo llevarían para arreglar su brazo y enyesarlo para fortalecer el hueso lastimado, en un par de meses estaría como nuevo. Eso le disgustaba de la medicina nomaj. Todo tomaba demasiado tiempo, lo que en el mundo mágico era tan sólo unos días o semanas, ahí eran meses. De todos modos, tenía la sensación de que todo había salido bien, así que su relajación no pasaba desapercibida.

Bien habían comido una perfectamente servida comida, pero ese espacio para el helado nunca se llenaba con el plato fuerte, ¡no! ¡Siempre había un sitio especial para el postre! Era probablemente lo que más tenían en común, ese anormal amor por la comida, y es que ¿cómo podía haber gente a la que no le gustara comer? ¿Cómo podía haber gente que, en su complejo por su físico, decidiese dejar de comer o devolver la comida? ¡Con lo rico que era comer! Si bien comer sano no era del todo delicioso, era mejor que no comer nada en lo absoluto.

Entonces se detuvo cuando vio esa chaqueta de la que se quedó enamorado. — Ya, pero… Morir bajo una montaña de ropa no suena tan mal —se quejó, suspiró resignado dándose cuenta de que, al menos por ahora, no podía comprarla. Se la compraría como premio si pasaba todos sus exámenes, ¡vaya forma de motivarse! Y eso trajo otro pensamiento: las especializaciones. — No lo sé, ¿no sería triste? Quiero decir… Es más como luchar por causas perdidas, ¿no? Tendrías que estar consciente de su posible muerte… Es deprimente —le comentó su punto de vista, por la alta tasa de mortalidad de esos pacientes.

Roxanne tenía razón, sin embargo: lo mejor de todo era no cerrarse las puertas y aprender todo lo que pudieran, era un poco lo que él quería, una filosofía de vida más bien extenuante pero tan ambiciosa y audaz como agotadora. Al final, todo habrá valido la pena, era lo que el muchacho pensaba. Si tuviera que elegir, tendría que ver con explosiones y quemaduras. Motivos bastante personales, pero a veces una persona bastaba para motivar a alguien a hacer algo que salve a miles. Era la fuente de todas las investigaciones de medicina.

Entraron a la tienda y Laith se dispuso a hacer fila, a diferencia de Roxanne que salió como una niña disparada a pedir saltándose a todos los que iban delante de ellos. Oh, el universitario no pudo ahogar una risa de burla mientras ella pasaba esa vergüenza. — Lo siento, Roxanne, no soy tan amigo tuyo, soy un cruel enemigo que te hace sobrevivir a pesar de tu vergüenza —la abrazó por encima de los hombros, permitiéndole escondiendo su rostro en su pecho y besándole la cima de la cabeza. — Ponme uno de chocolate, fresa y vainilla y otro de fresa con moras, ambos grandes —pidió por ambos para ahorrarle la vergüenza a su amiga cuando llegó su turno.

Esta vez él no hizo nada por sacar de su dinero para comprarlo, esperó a que fuera ella quien lo pagara. Eso habían acordado hacer y él estaba de acuerdo, ya que había pagado por la pizza y todo lo demás que habían comido antes. Una buena amistad significaba no hacer que una de las partes empobrezca comprando cosas que disfrutan los dos. Les entregaron sus correspondientes helados y se le hizo agua la boca nada más verlo, invitando a Roxanne a sentarse con él para no ir caminando mientras lo comían, no iba a soportar el dolor si llegaba a caérsele por estar haciendo el idiota por la calle.

Deben de estar pensando todos que estás loca —canturreó para molestarla, sonriendo travieso. No tenía nada de normal que su amiga llegase así a pedir su helado, aunque entendía que estaba muy emocionada por el mismo. — Pero no morirás, de eso seguro, ¡no puedes morir y dejarme solo con los exámenes! —apuntó con gracia. — Además, el próximo mes hay un concierto y necesito ir con alguien —sonrió divertido, preguntándole indirectamente si iría con él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 12.305
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 756
Puntos : 618
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

S. Rox Jensen el Mar Mar 20, 2018 7:41 pm

Tardaríamos días en encontrar tu cuerpo, pero cuando al fin consiguiéramos abrirnos paso entre pantalones, chaquetas y demás, ahí estarías tú, con una sonrisa en el rostro y tu chaqueta nueva entre tus brazos, al más puro estilo Titanic —dramatizó la francesa con una sonrisa divertida en el rostro. Ahora que lo pensaba no estaba segura de que el final de Titanic fuera así, pero bueno, esperaba que la referencia se entendiese. Le dio una palmadita en la espalda cuando siguieron con su camino, dejando atrás el escaparate con la chaqueta. — Aunque te doy la razón, no es una mala manera de palmarla.

Hablando de maneras de morir… sí, probablemente trabajar con maleficios fuese muy deprimente, pero Rox veía algo en esa rama de la medimagia que la atraía. Con toda seguridad perdería a más de a los que salvaría pero, eso debería hacer que se esforzase más y se superase a sí misma. O quizá se deprimiera tanto que acabaría por dejar su trabajo y viviría de las limosnas. ¡Qué complicada era la vida del adulto! Ojalá pudiera volver a ser una niña. Si le pudiera echar mano a un giratiempo se dejaría a sí misma una nota que pusiera “No crezcas, es una trampa.”

Luchar por causas perdidas es duro, pero algunas tienen solución y, además, alguien tiene que luchar por ellas, ¿no? —se sinceró Rox, aunque no estaba segura de querer ser ella esa persona. Como acababa de decirle a su amigo, todavía no había pensado seriamente en especializarse, quizá con los años y cuando supiera lo que era perder a un paciente, entonces, vería si de verdad estaba hecha de la pasta necesaria para dedicarse a los maleficios. — Además, siempre se me puede pegar un poco de tu ambición y hacer ambas especializaciones, la de pociones y maleficios —le sonrió dándole un ligero empujón con su hombro en su brazo. Lo suyo habría sido que su hombro diera con el hombro ajeno, pero Laith era más alto que ella.

No se lo podía creer, ¿pero cómo podía ser tan torpe? Se acababa de saltar a la torera toda la fila para pedir ella la primera, la más chula, claro que sí. Hacía mucho que nadie le sacaba los colores de aquella manera, incluso pudo sentir como se hacía más y más pequeñita conforme la señora refunfuñaba y ella iba dando pequeños pasos hacia atrás hasta llegar a Laith, que se divertía a su costa. Gruñó con fastidio cuando su amigo se negó a concederle una muerte misericordiosa, ¿podía quedarse siempre con la cara escondida en su pecho? ¿Si arañaba el suelo con la suficiente fuerza y persistencia conseguiría hacer un agujero que la llavera a la otra punta del mundo?

Todavía sin emitir palabra, y sintiendo varias miradas sobre ella, Roxanne extendió el dinero a cambio de los helados, aquel había sido el trato que había hecho con Laith y ella era una mujer de palabras. Además, que a la francesa jamás le dolía gastarse dinero en comida, en otras cosas puede, pero en comida nunca.

Eres el mal encarnado —le susurró con falso rencor cuando le dijo que todos pensarían que estaba loca. Seguro que era verdad. — No me lo puedo creer, ni siquiera he visto la fila. Argh, tierra trágame y escúpeme en el Caribe — se quejó mientras se llevaba la primera cucharada de helado a la boca. Estaba delicioso.

Cada vez la muerte se me antoja más deseable —murmuró en cuanto su amigo mencionó los exámenes. Antes esto Roxanne puso una cara que sería más propia de alguien que está chupando un limón que comiendo un delicioso helado. Suspiró, cogiendo de nuevo un poco de helado, esta vez juntando el sabor de chocolate con el de fresa. — Tú sí que sabes cómo hacer sentir importante a una chica… “necesito ir con alguien” —bromeó la francesa imitando, muy malamente, la voz de Laith. — Está bien, ¿y de quién es el concierto, alguien que conozca? Bah, en verdad da lo mismo, con un par de copas yo lo bailo todo, y si no me gusta bailaré vergonzosamente a tú alrededor.

Rox se llevó de nuevo a la boca una cucharada mucho más grande que la última, llenándose casi toda la boca de helado. Es que estaba buenísimo, aunque ya había que hacer mal el helado para que a la francesa le estuviera malo. — Hey, Laith, mira —llamó a su amigo para luego abrir la boca y enseñársela, todavía con algo de helado ya derretido en ella. Sabía que lo que acababa de hacer era una guarrada en toda regla y precisamente por eso, la castaña no tardó ni dos segundos en echarse a reír. La confianza daba asco.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 28
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.600
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 43
Puntos : 19
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
S. Rox JensenSan Mungo

Laith Gauthier el Vie Mar 23, 2018 12:30 am

¡Es una forma maravillosa de morir! Habría muerto feliz, puedes darlo por hecho —exageró, abriendo los brazos en un gesto maravillado, como si presentara la cura del cáncer o algo así. — ¿Ya lo ves? Estaría muriendo haciendo lo que más amo, comprar ropa y tenerla encima, aunque no necesariamente puesta —no era ni de lejos lo que más amaba, más bien era una compulsión el querer comprar cada prenda que encontrase bonita hasta que sus cajones no admitían un solo calcetín más. O un par. Sería difícil guardar los calcetines individuales, luego encontrar un par sería un martirio. Tenía que expandir su guardarropa.

El tema de las maldiciones era oscuro, una causa perdida, como Laith lo había dicho. Suspiró suavemente, mirando hacia arriba unos segundos. Él, que era tan sensible, no sobreviviría si tuviera que perder todos los días pacientes, realmente no era una de sus ramas favoritas y mucho menos la adecuada para especializarse. Roxanne era más fuerte emocionalmente que él, o esa impresión le daba a su amigo. Pero sonrió, sin embargo, cuando ella declaró que podría ser ambiciosa y hacer más de una especialización, devolviéndole el pequeño empujón que le dio en su brazo sin intenciones de realmente hacerla perder el equilibrio.

Mi ambición es parte de mi encanto, ¿qué te digo? —se jactó de ello, alzando el mentón en un gesto vanidoso. Al menos hasta entrar al local de los helados, con Roxanne haciendo ese pequeño espectáculo que le causó reír sin poder evitarlo. Todo el mundo los miraba mientras Laith la protegía de la vergüenza en su pecho, besando su cabeza. — Sí, soy más malo que el diablo —se jactó cuando lo llamó malo. — ¿La parte buena? Que nadie aquí te conoce más que yo, ¿la mala? Que le contaré esta anécdota a mis sobrinos —por “sobrinos” se refería, claramente, a los hijos de Roxanne.

Con los ojos brillantes, Laith tomó su helado y se dispuso a comérselo, permitiendo que su amiga fuese la que pagara antes de hablar de más razones por las cuales era bueno desear la muerte. Entre ellas, por supuesto, estaban los exámenes, que a ninguno de los dos parecían caerle en gracia. Pero él tenía una buena razón para vivir: ¡un concierto! Claro que su forma de pedirle que lo acompañara no era la que a Roxanne le pareciese adecuada para “hacer sentir especial a una chica”.

¡Hay un concierto al que quiero que me acompañe la chica más hermosa y especial de toda mi vida! —le hizo un cariño en el mentón, corrigiendo su forma de pedírselo aguantando la risa. — ¡Así se habla! —le sonrió, pues con un par de copas todos eran excelentes bailarines. Además iba con él, que no era por presumir pero bailando era muy bueno. — Te apuesto lo que quieras a que no podrás avergonzarme, si no sabemos bailarlo haremos el baile del pollo —la apuntó con su cucharilla del helado, resistiendo la tentación de reírse. Le encantaba pasar tiempo con sus amigos, sólo perdiéndolo y jugando.

El canadiense acercó su cucharilla y le robó un poco de helado de chocolate a la francesa, totalmente feliz en su pequeño mundo frío y lleno de helado. Porque el frío era malo, pero cuando lo frío era el helado o una buena cerveza entonces ya no era tan malo. Había que tener bien claras las preferencias de temperatura. Parpadeó curioso cuando ella lo llamó, haciendo un gesto que combinaba el asco y la diversión en cuanto le enseñó su lengua llena de helado derretido.

Eres asquerosa —soltó, pero más que ser un regaño era una risa mientras negaba con la cabeza. — Creí que estaba saliendo con Roxanne Jensen, esa señorita bien educada, no con una loca que se salta las filas y que enseña helado en su boca —le soltó una dramática regañina, sólo jugando un poco con ella. — Te propongo ir a mi departamento y ver una película —¿estudiar? ¿Qué era eso? ¡Mejor que pusieran una película para desconectar y, si eso, durante la cena estudiaban un poco! Prioridades bien puestas, sí señor.

En cuanto terminaran sus helados, se pondrían de pie para empezar el camino directo al departamento de Laith. Un sitio pequeño pero cómodo que Laith sólo utilizaba para dos cosas fundamentales: tener sexo y dormir. Ni siquiera comía ahí si era posible. Y con palomitas de maíz, discutirían por qué película pondrían, aunque seguramente se quedasen dormidos a la mitad, o al menos el muchacho. Pero era una maravillosa tarde de amigos.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 12.305
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 756
Puntos : 618
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.