Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Back to good days —Beatrice. [FB]

Sam J. Lehmann el Dom Ene 14, 2018 4:34 am


Hace 15 años, el 15 de enero del 2004 || 4º curso || Beatrice Bennington & Sam J. Lehmann || Hogwarts, 17:49 horas

Por aquel entonces las cosas eran muy diferente y la única preocupación de la pequeña Samantha de quince años era exclusivamente estudiar. Bueno, también tenía otras preocupaciones, como no matarse por las escaleras movedizas mientras iba leyendo, no atragantarse mientras comía por los sustos de los fantasmas —ya que Nick casi decapitado parecía querer matarlos a todos de un susto para que le hiciesen compañía en el más allá—, por no contar de su horrible preocupación con la lechuzas cada vez que entraban a repartir el correo. Siempre. Siempre le caía algo en la cabeza; si no era una carta, era un paquete y si no una caca. Sam tenía un extra de mala suerte en su vida.

Ese día, sin embargo, no tenía que preocuparse ni de los fantasmas, ni de las lechuzas cagadoras ni mucho menos de matarse por las escaleras, ya que se encontraba en el gran comedor, sentada tranquilamente en su mesa usual mientras leía contemplativa un libro que le recomendó la bibliotecaria. No era un libro convencional que hablaba sobre algo en concreto, sino que era más bien una reflexión de un mago famoso en el cual había desarrollado cierta filosofía en relación a la magia que afectaba a la mente. Era más bien como leer a un filósofo que leer a un mago que te enseña algo.

Y te preguntarás que qué narices hace leyendo eso Sam con quince años pero... había que decir que los gustos de esta pequeña eran un tanto extravagantes en cuanto a aprendizaje se refería.

No obstante, pese a que su presencia allí no molestaba a nadie y que al chica era prácticamente invisible a la vista de todos en aquel colegio, ese día fue el culmen de su mala suerte, ya que si ninguno de sus factores del día a día estaba presente, la vida había hecho que le apareciese uno repentinamente que le jodería lo que le quedaba de tarde. Los gamberros de Slytherin, siempre jodiendo al prójimo.

Aparecieron a su lado sin previo aviso, ya que pese a que hubiesen entrado en el Gran Comedor a voces, ella estaba tan metida en su libro que ni lo percibió. Eso sí, cuando vio a una mano juguetona quitándole el libro de delante, fue cuando su mirada la que giró cuanto con su cuerpo, viendo a tres Slytherin leyendo el título con sorna. ¿Lo que más rabia le dio? Que le habían quitado el libro, lo habían cerrado y ella no sabía la página por la que iba.

Cada vez los raritos de Ravenclaw hacen cosas más raras, ¿quién narices es Lort... —Intentó leer el nombre del autor, pero al parecer su neurona no estaba hoy muy funcional y se trabó la lengua. —...a este tío? —Así que optó por leer el título. —'El pensar de la mente. El pensar de las personas.' ¿Acaso intentas entender el por qué de que seáis tan raritos, rubia?

Deberían cambiar los adjetivos de los Ravenclaw y añadir lo de ser un rarito. —Rieron todos. Sam aún no pillaba el chiste. —Pero vamos a dejarla, bastante tiene con ser rubia y estar en Ravenclaw. Tiene que ser toda una presión. Entre eso y que es sangre sucia, tu vida tiene que ser un estrés constante, ¿no?

El tema de la pureza de la sangre era algo que le llevaba dando mucho por saco desde que entró a Hogwarts, por lo que un tanto cabreada por ello, intentó quitarle el libro de las manos al tipo, pero él tuvo mayores reflejos y apartó la mano.

No, no, no. Te lo esconderé. Te lo rompería sólo por ver tu cara de horror, pero es de la biblioteca y no quiero que le resten puntos a mi casa. Mejor que te lo resten a ti por haberlo perdido, ¿no? —Esbozó una amplia sonrisa que sus compañeros acompañaron.

Me chivaré —respondió la ravenclaw con seguridad.

Chívate —la retó—. Tendré entonces un motivo para dejarte inflada y sujetada por una cuerda a la torre más alta del castillo. Tú dame más motivos, sangre sucia. —Bufó, para entonces irse caminando de allí con su libro.

Ella se fue a levantar para perseguirlo, pero su amigo se quedó junto a Sam, sujetándole por un hombro para hacer que se volviese a sentar, cruzándose entonces de brazos y mirándola, como no, por encima del hombro. Echó un ojo a la puerta para ver cómo se iban sus dos amigos a esconderle el maldito libro, sintiéndose, como de costumbre, impotente. Ella no tenía el carácter para enfrentarse a ellos, ya que además de cohibirle, era bien consciente de que si se ponía 'chula', tenía absolutamente todas las de perder. Al fin de cuenta ella sólo estaba en cuarto y ellos ya estaban en sexto. Y ellos eran tres, mientras que ella sólo una.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.767
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 759
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Lun Ene 15, 2018 3:21 am

Beatrice toda su vida había sido igual: Una chica con demasiada energía, más sociable y problemática que cualquier otra cosa. Pero eso no significaba que no fuera alguien aplicada. De hecho, podía llegar a ser una maniática del estudio, pasando horas y horas tragando libros con tal de obtener una calificación sobresaliente. Porque si había algo que a Beatrice le encantaba, era que su familia se sintiera orgullosa de ella. Además, considerando que de vez en cuando le llegaba una que otra lechuza a su padre por los problemas que causaba, era su forma de no terminar castigada al llegar a casa. Su plan perfecto.

También, nadie dudaba de que Bea era alguien sumamente conocida en el castillo, después de todo, parecía estar siempre rodeada de una u otra persona. No importaba en que casa estuvieras, de igual manera debías conocer su rostro o nombre. Hasta Filch la conocía. Pero eso era porque la rubia había llegado a conocer la oficina del celador en su primer día de clases. ¿Qué iba a saber ella de que no se podía correr en los pasillos? De todas maneras, actualmente lo hacía con gusto y solo para enfurecer al hombre.

Ese día en especial, había logrado cubrir todo el pasillo de barro con la ayuda de un muchacho de Gryffindor, quien se había ofrecido amablemente a ayudarla. Todo un amor el chico, en especial cuando se había inculpado a si mismo y negado la participación de la rubia. Lo habría besado si no fuera porque la jefa de su casa se lo llevo de inmediato a su oficina.

Quizá le compartiría un bollo de miel y una rana de chocolate cuando lo viera.

Riendo al recordar la apariencia del pasillo, entro al Gran Comedor, donde inmediatamente fue saludada por unas conocidas de Hufflepuff. Cosa normal, y lamentablemente, la escena que estaban montando unos alumnos de Slytherin en su mesa también lo era.

Para su desagrado, últimamente las serpientes parecían tener algo en contra los de su casa, siendo aún más jode pelotas que de costumbre. A Bea en general solo le gritaban atrocidades por su sangre, pero no se metían de forma directa con ella. Quizá porque era demasiado conocida y querida entre las casas. Las serpientes eran demasiado cobardes para meterse con la rubia, porque sabían que de hacerlo, tendrían a varias personas encima de ellos.

Se acerco de forma que no notaran su presencia, para ver quién era su víctima y sintió una rabia enorme al ver que la persona acosada ese día, era Sam, una Ravenclaw que siempre había considerado una amiga.

Camino hasta ella con firmeza, chocando el hombro con uno de los chicos que se estaban alejando de la escena. Lo cual, era extraño. Siempre se quedaban hasta que la persona acosada terminaba llorando o hechizada.

━ ¡Fíjate por donde vas, asquerosa sangre sucia! ━ Grito el de uniforme en tonos verdes y plateados, limpiándose el hombro, antes de salir junto a su amigo por la puerta. Bea solo rió por lo exagerados que eran.

━ Quita tus manos de mi amiga, chico ojos de sapo ━ Dijo golpeando con fuerza la mano que el Slytherin tenía sobre la rubia. Poco y nada le importaba que él fuera muchísimos centímetros más alto que ella y que más encima, fuera mayor ━ Llamaré al zoológico, se les ha escapado un animal y parece hambriento. Que pena. ━ Exclamo, fingiendo preocupación y causando la risa de los pocos que comprendían lo que era un zoológico y que estaban atentos a la escena. El chico al que había insultado, definitivamente no estaba incluido entre los que habían comprendido ━ En fin, te busca la profesora de transformaciones, Sam. ¡No sabía que tenías clases extras con ella! De seguro se estará preguntando porque no has llegado aún. Vamos, te ayudaré a crear una excusa ━ Mintió hábilmente, entrelazando sus brazos para salir rápidamente del lugar. Estaba segura de que la serpiente no les haría nada, o por lo menos no creyendo que una profesora podría aparecer en cualquier momento, en búsqueda de su estudiante. Además, parecía tan idiota que de seguro ni sabría realizar un hechizo correctamente. Se habían librado por poquísimo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 509
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Mar Ene 16, 2018 4:07 am

No fue hasta que escuchó el 'chas' de un manotazo sobre la mano del Slytherin, que se giró para ver a su amiga plantándole cara a ese mastodonte que tenía al lado. Y ahora que lo decía, si es verdad que tenía ojos de sapo. Sonrió divertida ante la referencia del zoológico, viendo sobre todo la cara de idiota que se le quedó al Slytherin al no saber qué narices era un zoológico. Se puso de pie cuando Bee se inventó la excusa perfecta para sacarla de allí, mirando al Slytherin con cara de: 'yo tengo una amiga más inteligente que tú, pringao'. Y también con un carácter más notablemente dominante que el ese Slytherin que se notaba que era el de la fuerza bruta que seguía solo instrucciones de su líder de pandilla.

Salió detrás de Bee hasta traspasar las puertas del Gran Comedor, encontrándose en el hall. Sam abrazó a su amiga fuertemente rodeando su cuello y dejando un cariñoso beso en su mejilla de esos que suenan fuertemente. ━Qué haría yo sin ti. ━Porque está claro que a saber cuánto tiempo le hubiera hecho perder ese idiota ahí hasta que sus compañeros se dignasen a volver para restregarle a Sam la pérdida de su libro. Se separó de ella y la soltó, suspirando hacia arriba hasta mover incluso los flecos ondulados que caían por su rostro. Se los pasó por detrás de la oreja. ━No sé qué tienen últimamente conmigo, pero no paran de tocarme las narices. Tú les plantas cara, ahí con seguridad y valentía. Tú tienes en tu interior alma de Gryffindor, ¿verdad? Confiésalo. ━Bromeó con una risueña sonrisa.

Y admiraba esa manera de actuar, de verdad que lo hacía. Caroline, Henry y Bee tenían un carácter tan fuerte, capaz de enfrentarse a todo lo que se le ponía delante fuese lo que fuese. Y míralos, incluso metiéndose en medio de un problema de la ravenclaw en donde no era capaz ni de enfrentarse a un slytherin idiota. ¿Pero sabes que pasa? Por aquel entonces Sam era sólo una persona a la que habían convencido que no pertenecía a ese mundo y ella sólo intentaba encajar, fuera como fuese. Además de que era incuestionable el hecho de que todavía no había desbloqueado su carácter y su actitud era bastante sumisa, bondadosa y demasiado inocente. Ella sólo quería aprender en un rincón, pasando desapercibida, ¿tan difícil era respetar eso? ¡No hacía daño a nadie!

Entonces miró hacia las escaleras que subían, asumiendo por la curva que habían cogido los Slytherin cuando salieron del Gran Comedor, que habían ido hacia arriba y no hacía abajo. ━Los amigos idiotas del idiota de adentro me han quitado un libro de la biblioteca que tengo que devolver mañana. ¿Sabes cuánto me penalizan si me retraso? ¡Una semana por día atrasado! ━Y sonó tan afectada que ella ya debía de suponer que Sam no vivía tranquila si no se llevaba libros de la biblioteca para leerlos. Normalmente era la última en apagar su lucecita de la mesita de noche porque se quedaba leyendo hasta tarde. Y si sus amigas se quejaban, un lumos bajo la manta también funcionaba. Era una de las muchas desventajas de ser sangre sucia y no tener galeones de sobra con los que poder hacerte con tus propios libros. La biblioteca, entonces, se convertían en oro. Beatrice la entendería perfectamente. ━A ver por dónde empiezo yo a buscar eso ahora... ━añadió, llevándose una mano a la frente mientras miraba escaleras arriba. Con lo grande que era el maldito castillo...

Pero entonces, el karma apareció frente a sus ojos. Ya que en el piso superior de la escalera que tenían justo delante de sus narices, vieron a los dos Slytherin cruzar de un lado hacia el otro y, como no, todavía tenían el libro entre sus manos. Sam le dio un golpecito a Bee con el codo, para entonces sonreír ampliamente, mordiéndose el labio inferior por la misteriosa suerte que había tenido. Hasta miedo le daba, eso quería decir que mañana a la hora del correo alguna lechuza le cagaría encima para contrarrestar ese chute de buena suerte. Ahora sólo había que perseguirlo desde las sombras, ver en donde dejaban el libro y... listo. Parecía fácil.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.767
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 759
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Miér Ene 17, 2018 11:12 am

Si bien los Slytherin eran reconocidos por ser astutos e inteligentes, cualquiera se daría cuenta de que pocos de esa casa poseían realmente estos rasgos. El chico ojos de sapo del comedor era la prueba exacta de ello. ¿Qué tenía de inteligente alguien que solo usaba la fuerza bruta? Estaba segura de que lo único que los hacía pertenecientes a esa casa, era sus estúpidas ideas de la pureza de sangre. Porque aquel chico, ni siquiera había sido capaz de decirle una frase.

Estando en el Hall, Bea recibió el abrazo con gusto. Le encantaban, y si era de alguien que ella quería, pues mucho mejor. ━ ¿Qué harías sin mi? Pues posiblemente espantar serpientes con frases llenas de inteligencia, de esas que tu conoces a la perfección. No por nada te comes los libros de la biblioteca. ━ Menciona en broma, aun riendo ante el ruidoso beso en su mejilla. Intentaba relajar aunque sea un poco el ambiente ━ No se que tienen, pero parecen habérsela tomado contra nuestra casa en general ━ Arrugo la frente levemente, antes de volver a reír. Cualquiera diría que tenía tendencias un tanto bipolares ━ ¡Pero claro! Solo que mi destino estaba en Ravenclaw. ━ Bromeo junto a ella.

Si bien el sombrero nunca considero enviarla realmente a la casa de los leones, si estuvo a pequeños pasos de convertirse en un tejón. Pero si bien era sumamente leal y no dudaba en brindar su ayuda a quien lo necesitara, lo que más impregnado estaba en ella, era su inteligencia y gran necesidad de saberlo todo.

Además, siempre había pensado en Ravenclaw como una casa llena de arte, y eso es algo que ella ciertamente amaba.

Nuevamente arrugo la frente al escuchar que le habían quitado su libro. Eso explicaba porque esas dos serpientes habían salido del comedor, dejando a un idiota en el lugar. ━ No te preocupes, te ayudaré a buscarlo. Dos mentes son mejor que una, en especial si ambas son pertenecientes a la casa de Rowena ━ Afirmo con seguridad, pasando por detrás de la oreja de la chica aquel mechón de cabello que parecía no querer quedarse quieto. Sabía lo importante que eran los libros de la biblioteca para Sam, y también sabía, que no sería capaz de vivir una semana sin llevarse alguno que otro libro para leerlo en la habitación o donde le apeteciera. Definitivamente tenían que encontrarlo.

Iba a comentarle que podrían dividirse, cuando sintió un leve golpe que la hizo llevar la mirada hacía donde la tenía Sam. Los ojos de Bea brillaron en reconocimiento. ¡Eran justamente las personas a las que buscaban! Y la mejor parte, es que aun poseían el libro.

━ Vamos a seguirlos ━ Sugirió enseguida, un tanto emocionada. Verificando que su varita se encontraba en su bota, como siempre, porque tenía una adicción con las botas, subió las escaleras con rapidez, sin darle real importancia a que estas rechinaran ━ Apresúrate Sam ━ Susurro haciéndole señas y sonriendo cual gato cheshire. Beatrice simplemente parecía una niña de cinco años, a la que le habían permitido jugar a los espías. Porque simplemente se sentía de esa manera, como un juego. Uno en el que, si eres descubierta, puedes terminar recibiendo una lluvia de hechizos. Pero eso no iba a suceder. La rubia era buena esquivándolos… a veces.

De todas maneras, si iban a hacer algo tan arriesgado como seguir a serpientes mayores que ellas, al menos que tuvieran algo de diversión en el camino. O eso pensó, sacando una pintura negra de su bolsillo, con la que se dibujó dos líneas horizontales en las mejillas. Parecía más una dulce guerrera que una espía. Sin pensarlo demasiado, le dibujo las mismas líneas a Sam.

Ahora si estaban listas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 509
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Jue Ene 18, 2018 1:47 am

Ya claro, ¿ella espantando a las serpientes con frases llenas de inteligencia? ¡Já! La cohibían tanto que solía quedarse sin saber qué decir, pese a que no huía. Pero, en base a su experiencia, cada vez que estaba sola y venían el típico grupo de tres ━o más━Slytherin, el hecho de contestar con cierta valentía lo único que hacía era que ellos se creciesen. Y la verdad es que normalmente era lo último que quería Sam. ━Esas cosas no se me dan muy bien. O sea, lo de espantar serpientes con frases ingeniosas, lo de comer libros sí. ━Sonrió. Se le daría bien en un futuro, pero ahora mismo no era ni de lejos su fuerte. ━¿No se suponía que la casa con la que siempre se metían era Hufflepuff? No tengo nada en contra de los tejones, pero me librarían a mí de tener que soportar a esa gente con mucho tiempo libre y escasez de neuronas ━respondió, recordando en primer año cuando Henry siempre le decía que huyese de los que hacían bullying y que adelantase a un hufflepuff, que seguramente ése se convertiría en el nuevo focus de las bromas.

No sabía si era una buena noticia o no haber visto a los Slytherin todavía con el libro, ya que por una parte podían perseguirlos y llegar a ver en dónde lo escondían y, por otra parte, también estaba la posibilidad de que las pillasen y, en algún lugar insólito y sin vigilancia de profesores, decidiesen sacar las varitas. Que de verdad, mira que en las normas decía claramente que no se permitían los duelos fuera de clase, ¡pero es que nadie hacía caso nunca! ¡Y al final era ella siempre la que tenía que pringar! ¡Y a ella le gustaba cumplir las normas!

Antes de salir, Bee se encargó de crear la marca no solo que referenciaba su poderío como espías, sino también la evidencia de que estaban en medio de 'algo'. Obviamente para Sam fue tan épico que ni sopesó la idea de que era demasiado cantoso haberse pintado como dos guerrilleras. ━Vale, vamos.

Subieron las escaleras y... nada más llegar al último escalón, Sam ━que iba la primera━pudo ver cómo los slytherin que supuestamente iban hacia la derecha, volvían sobre sus pasos, confundidos con la vida. Así que en un momento de estrés supremo, di un giro parecido a los de ballet, quedándose en frente de Bee y haciéndole una seña super amorfa para que se agachase y mirase para el otro lado. Al final terminaron sentadas en la escalera como si estuviesen leyendo, en una esquina. Menos mal que no llevaban nada demasiado cantoso de Ravenclaw y pasaron bastante desapercibidas. Miró hacia atrás después de unos segundos y vio como sus dos objetivos subían las escaleras.

Suspiró e hizo tocar las yemas de sus respectivos dedos, creando un plan. ━Quizás deberíamos dejar un poco más de margen para que se disminuyan las posibilidades de que nos pillen sin querer, ¿no crees? Un minuto o así... ━Golpeó entonces suavemente sus rodillas, hasta que a menos de medio minuto, ya se desesperó. ━Bueno, vamos ya.

Le persiguieron lentamente, a una distancia prudencial, hasta que Sam se estresó, se paró y se agachó detrás de una columna, mirando a Bee. ━¿Y si nos pillan? ¿Cuál es el plan? ¿Corremos, verdad? ━Lo primero era cerciorarse. No fuese a ser ella quién corriese mientras Bea se queda atrás. O viceversa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.767
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 759
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Jue Ene 18, 2018 9:56 pm

Cualquiera haría lo de Sam, o sea, mantenerse en silencio para evitar problemas. Pero Bea no era del tipo de personas que se mantiene en silencio. No, no. Ella siempre había sido del tipo parlanchín, y eso significaba claramente que poco le importaba estar rodeada de cuatros o más Slytherin, de igual manera diría todo lo que pasaba por su mente.

━ Quizá no es lo tuyo por el momento, pero un día lo será. Porque realmente, ¿Has visto como los enfrentan las chicas de ultimo año? ¡Son fabulosas! ━ Ravenclaw vs Slytherin. Azul vs Verde. Siempre era un enfrentamiento digno de ver, y por alguna razón desconocida, Bea siempre estaba presente en esos momentos. Nunca le dio real importancia, ella solo se dedicaba a animar a los de su casa. ━ Si no me equivoco, cambiaron de víctimas cuando Ryan, un Hufflepuff de séptimo, le dio una paliza a una serpiente del mismo año. Puede que estén asustados ━ Se encogió de hombros luego de explicarle toda la situación. Al comienzo había tenido la misma curiosidad, así que se había dedicado a preguntar hasta que dio con la información. Se sintió muy orgullosa por los tejones.

Caminaba detrás de Sam lentamente, observando a su alrededor siempre atenta. Cuando su rubia amiga giro y comenzó a hacerle señas extrañas, estuvo tentada a reír, pero eso no hubiera ayudado en nada. Rápidamente se sentaron en la escalera, fingiendo leer. Realmente agradeció no haber llamado la atención, porque ni siquiera tenían un libro como para fingir correctamente.

━ Si tu lo dices ━ Comento indecisa, ante su decisión de alejarse un poco para no ser pilladas. Realmente ella deseaba ir cerquita, donde hasta fuera capaz de escuchar su conversación. Ah, le hubiera encantado tener una capa de invisibilidad, o aunque sea un sombrero de invisibilidad, como el que Steven le había regalado cuando era pequeña.

Cuando habían comenzado a subir, escucho la pregunta de Sam y se dio cuenta de algo: Realmente no tenían un plan. Se sintió tan Gryffindor en ese momento, pues solo habían saltado a la acción sin ni siquiera pensarlo un segundo. ━ ¿Recuerdas el maleficio Colloshoo? ━ Bea lo recordaba excelentemente, era su favorito cuando escapaba de Filch, pues lo dejaba con los zapatos pegados al suelo. ━ Si nos descubren se lo lanzaremos, para luego escapar. ━ Si bien era un poco ingenua y distraída en algunas ocasiones, no era tonta, y sabía que dos chicas de cuarto no eran rivales para alguien de sexto. Además, correr no era de cobardes, si no, de personas inteligentes. ━ Pero no te preocupes, no nos pillaran ━ Le aseguro confiada, siguiendo su camino mientras tarareaba una canción de la cual no recordaba el nombre, pero era muy pegajosa.

Quizá Bea no servía mucho para ser espía.

Ambas siguieron a los estudiantes hasta el primer piso, donde ambos ingresaron al aula que correspondía a la clase de estudios muggles. Bea lo sabía bien, a pesar de no haber tomado nunca la clase, porque se llevaba excelente con la profesora que impartía la materia. Más de una vez la había ayudado a salir de algún problemilla.

━ ¿Crees que estén escondiendo tu libro en ese lugar? ━ Pregunto en voz alta, sin ver la necesidad de hablar en susurros cuando ambas estaban solas en el pasillo. Tenía la frente fruncida levemente, y es que realmente no veía otra razón para que dos serpientes, más encima sangre pura, se internaran en un lugar lleno de aparatos creados por muggles. ━ ¿Deberíamos acercarnos? Porque sinceramente no confió en que solamente lo vayan a esconder. ━
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 509
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Sáb Ene 20, 2018 2:28 am

La verdad es que era un placer para los oídos escuchar como una Ravenclaw con carácter e inteligente, era capaz de dejar a un Slytherin altanero en el mínimo nivel de autoestima sólo con una frase bien hilada que le hundiese totalmente. Y claro, luego lo intentabas tú y te salía una bobería sin sentido que no intimidaría ni a una rana. ━Sí, son geniales... ━compartió su opinión, para entonces sorprenderse. ━¿En serio le pegó una paliza? Debe de ser el héroe de todos los tejones. ━Sonrió contenta. ━No le deseo mal a nadie, pero ya podrían volver a cogerlas con ellos en plan venganza, ¿no? Es horrible esto de tener que vivir mirando hacia atrás cada tres pasos no vaya a venir alguien a ponerte un traspié. ━Lo cual era relativo, porque en Hogwarts todo estaba preparado para el bullying a distancia, ya que podías lanzar un traspié a diez metros sin problemas. Lo que necesitaban Bee y Sam era una clase magistral de defensa verbal con sus compañeras de séptimo. Sí.

Asintió ante la pregunta del hechizo Colloshoo, convencida de que sería una defensa ofensiva lo suficientemente buena para huir de batalla en cuánto fuesen descubiertas. Ahora, al menos, tenían un plan, pese a que fuese un poco sacado de la manga y no demasiado pensado. ━Eso espero...

Porque por mucho que les pegasen los zapatos al suelo... ellos seguirían conservando sus varitas en sus manos, pese a que no pudiesen correr detrás de ellas. Sería una risa que ellos consiguiesen pegar los zapatos de las chicas al suelo antes de que pudiesen huir, sobre todo para ver por qué optan las ravenclaw. Aunque yo apostaría porque al menos Sam se descalza y sigue corriendo.

Al verlos entrar en el aula de Estudios Muggles, ambas se quedaron igual de confundidas, ya que era como ver a un gato haciendo pis en un retrete. ━Pues no sé, sería lo lógico... ¿no? ¿Si no qué narices hacen ahí? Es muy raro... ━Sam seguía susurrando pese a que no hiciera falta, no fuese a escucharse más de lo normal, que las paredes de Hogwarts eran traicioneras. Además, así se metía más en la misión. ━Sí, vamos a acercarnos y mirar por la puerta... ¿si no qué podrían hacerle? ¿Romperlo o algo así? No creo que sean tan idiotas de romper un libro, eso no se hace.

Se acercó a la puerta preocupada por el hecho de que los slytherin pudiesen ser tan idiotas como para romper el libro y, lentamente, abrió la puerta un poquito más ━ya que estaba entreabierta━ y se asomó para ver qué pasaba en el interior. Vio a los dos tipos trasteando con lo que parecía una máquina de coser, de estas que utilizan las abuelas para arreglar los vueltos de los pantalones o hacer manteles. Retrocedió entonces, para mirar a Bee sin saber muy bien con qué lidiaban. Casi que prefería habérselos encontrando destrozando el libro, que al menos sabría como actuar. ━Están mirando una máquina de coser ━susurró, confundida. ━Mira... ━Le hizo hueco para que ella pudiese mirar también, aunque ahora ya habían dejado de mirarlas y estaban intentando desarmarla. ¿Por qué? La inteligencia de esos señores distaba mucho de la que podía deducir Sam.  ━¿Qué hacemos? No sueltan el libro... ¿avisamos a alguien de que están rompiendo material escolar? ━preguntó a su amiga.

Algo le decía que habían empezado a caminar con la misión de esconder el libro de la ravenclaw y, al final, entre pitos y flautas, habían terminado por acordarse de otra cosa y habían cambiado totalmente de rumbo, olvidándose del libro. Tanto rollo y... no sabían ni molestar con propiedad porque de por medio se olvidan de lo que están haciendo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.767
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 759
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Lun Ene 22, 2018 1:00 am

Bea esperaba llegar a ser como aquellos alumnos de ultimo año, llenos de valor y respuestas creativas. Eran un gran ejemplo a seguir, definitivamente. Aunque tampoco iba tan mal encaminada, su leve dialogo con el Slytherin “ojos de sapo” era una leve prueba de ello.

━ Ni te imaginas. Creo que le costo unos cuantos puntos para su casa, pero a nadie le importo. Desde ese día los Hufflepuff no tienen tanto miedo y los enfrentan sin pensarlo dos veces. Creo que han sacado su lado Gryffindor ━ Rio antes de deslizar su brazo por los hombros de Sam, acercándola para reconfortarla ━ Tranquila, estoy segura de que en unos días las serpientes no podrán ni mirarnos sin querer escapar ━ Afirmo, con un brillo peculiar en los ojos. Ese que gritaba peligro y que aseguraba problemas. Porque Bea tenía un plan que, o bien terminaba enfureciendo aún más a los Slytherin, o les espantaba las ganas de seguir metiéndose con los de su casa. Esperaba que el resultado fuera la última opción. ━ En caso de ver a una serpiente cerca de ti, tu solo corre hasta encontrar a alguien de Ravenclaw. Dos son mejor que uno. ━ Aconsejo soltándola y tocando su nariz con su dedo índice, como diciéndole “hazme caso.”

Aun cuando le había recomendado cierto hechizo en caso de tener que escapar, siempre podían asegurarse usando un Petrificus Totalus. De esa manera hasta podrían recuperar el libro antes de escapar. Para Bea sonaba como un plan perfecto, o al menos como forma de escape. De todas formas, si algo salía mal, al menos se aseguraría de que Sam tuviera la oportunidad de escapar. No le importaba mucho su propia seguridad, quizá porque sabía que tampoco le podían hacer gran cosa… aunque también tenía mucho que ver con el tema de que era demasiado protectora con los que quería, y su rubia amiga entraba en esta última categoría. Aún cuando no compartían gran parte del tiempo juntas.

━ Ciertamente es extraño ━ Menciono más para si misma que para Sam, acercándose junto a ella cuando le recomendó ver más de cerca. Bea los creía muy capaces de destrozar aquel libro la verdad. Espero unos segundos antes de poder asomarse y ver lo que hacía aquel dúo. Las palabras de Sam eran ciertas, pero, ¿Por qué la observaban? ━ Quizá quieren costurar sus túnicas ━ Bromeo en voz baja, sabiendo que aquello era imposible. Para empezar, ninguno usaría un aparato muggle y segundo, de seguro ni sabrían usarla. ━ Podríamos aprovechar que están distraídos y llevarnos el libro. ━ Recomendó, sacando su varita de la bota. Ni loca se perdería la oportunidad de poder hechizar a una serpiente.  ━ ¿Te parece un Petrificus Totalus? Uno cada una. ━ Ni siquiera espero respuesta, antes de agitar levemente su varita. Petrificus Totalus Susurro con una sonrisa burlona, petrificando a uno de ellos y asustando al otro por unos segundos.

Finalmente habían terminado utilizando aquel hechizo, y no para escapar.

━ ¿¡Pero qué se han creído!? ¡Sangre sucia debían tener! ¡Ya verán! ━ Exclamo el mismo Slytherin con quien Bea había tenido el gusto de chocar, enfurecido al percatarse de la presencia de ambas chicas. No había perdido el tiempo y ya se encontraba con la varita alzada.

━ Eso pasa cuando te metes con un par de chicas muy rubias y guapas ━ Se burlo hacía la serpiente, quien no le parecía realmente muy valiente. Parecía no querer atacar, pues aunque ambas fueran solo de cuarto año, seguían siendo más y para variar, ambas Ravenclaw.

━ ¿¡Creen que les tengo miedo!? ¡Oppugno! En ese momento agradecía sus buenos reflejos, aquellos que podrían convertirla en una gran jugadora de Quidditch, pues solo por eso había sido capaz de sujetar a Sam y hacer que ambas se lanzarán al suelo, evitando las lapiceras que habían sido enviadas a su dirección. ¿Era cosa suya o habían sido más de veinte?

━ Vamos Sam, déjalo como su compañero ━ Animo Bea sin perder su sonrisa, aún cuando tenían a un chico de sexto año enfurecido y capaz de lanzarles cual hechizo frente a ellas. Todo por su culpa.

Definitivamente Beatrice necesitaba clases de sigilo, y quizá también necesitaba que le regalaran un poco de sentido común.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 509
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Mar Ene 23, 2018 6:18 pm

En realidad los tejones, como animales ━no como alumnos━ eran más agresivos de lo que uno podía llegar a pensar por su adorable apariencia, por lo que en realidad no hacía falta compararse con un Gryffindor para que un tejón defienda lo que es suyo. Y vamos, si nos poníamos a comparar animales... está claro que un águila puede con una serpiente, pero Sam se relacionaba a sí misma como un águila pequeña y torpe, que trastabilla con sus propias alas y terminar siendo envenenada de un mordisco. ━¿Tú crees? La experiencia me dice que en vez de asustarlos, los que vamos a hacer es enfadarlos. ━Y todo el mundo sabía que las serpientes a las que se les provoca son las más peligrosas. Pese a eso, la chica se calló, ya que confiaba en su amiga y si ella estaba segura, ella también lo estaría. Está claro que por aquel entonces Sam todavía no cuestionaba el sentido común de su compañera. ━¿Y si me persiguen qué? ¿No has oído eso de que a un depredador lo que más le gusta es que la presa huya de él? ━preguntó, basándose de nuevo en el instinto animal, aunque al recibir el golpecito cariñoso en la nariz, Sam esbozó una sonrisa. ━En eso no te quito razón. ━Dos eran mejor que uno, siempre.

Persiguieron a las dos serpientes hasta el aula de Estudios Muggles, sintiendo la adrenalina a flor de piel. Ea, para que te hagas una idea de la adrenalina que podía sentir Sam en su vida: muy poca. Tan poca que perseguir a unos Slytherin le hacía hasta sudar. Al asomarse y darse cuenta de que estaba trasteando con una máquina de coser, fue a Bee a quién se le ocurrió la estupenda idea de irrumpir en el interior de aquel aula y atacar sin previo aviso a uno de ellos, conjurando un Petrificus Totalus. ¡MADRE MÍA! Sam abrió su túnica y sacó del bolsillo interior la varita con cierta desesperación, sintiendo que de los nervios ésta se chocaba contra su propia mano y tenía que hacer una especie de malabar chino para evitar que la varita se le cayese al suelo. No lo consiguió.

'Tac, tac, tac...' se escuchó la madera chocar contra la piedra del suelo, justo a tiempo de que el Slytherin se había callado de amenazarlas.

Se agachó a recogerla y, cuando se puso en pie, fue cuando vio como una lapicera volaba hacia ellas. Gracias a Bee volvió a caer al suelo para esquivar eso. ¿Era normal que se sintiese como Lara Croft en ese momento? ¡Más bien como Neo, el de Matrix! El ánimo de Beatrice fue lo que le hizo falta para que apuntase rápidamente al Slytherin y conjurase su hechizo estrella. ━¡Petrificus Totalus! ━Y, desde allí abajo en donde se encontraban, salió disparado un hechizo contra el slytherin, congelándose por completo. ━¡WOOOW! ¿Has visto eso? ━exclamó feliz, mordiéndose el labio inferior mientras miraba a su amiga Bee.

Se puso en pie rápidamente y corrió hacia donde estaba el tipo, cogiendo el libro del interior de su túnica. Al sacar el libro, sacó del bolsillo y cayó al suelo, sin querer, un parche de tela. Sam se agachó a recogerlo, fijándose en que era bastante grande, una especie de logo que poseía dos varitas cruzadas sobre un escudo con una serpiente super bien bordada. Se la enseñó a Bee. ━Mira que monos, un club de duelo ━le dijo a Bee. ━A lo mejor estaba trasteando con la máquina para poder coserlos a las camisas. ━Se giró entonces a los petrificados. ━Pues que sepáis que yo os podría haber ayudado si no me llegáis a robar el libro. ━Porque obviamente, Sam sabía como funcionaba: su madre era muy muggle y también de una categoría bastante baja, por lo que coser estaba a la orden del día en su casa. Se acercó de entonces nuevamente a Bee, con la varita todavía en una de sus manos y el libro en la otra. ━Tengo la sensación de que esas miradas congeladas sobre nosotras solo esconden las cosas malvadas que están pasando por su cabeza ahora mismo como posible venganza hacia nosotras... ━susurró eso a Bee en el oído, para que los otros no pudieran escuchar. ━¿Huimos ya, verdad? Para siempre, muy lejos. ━Exageró divertida, caminando en dirección a la puerta para salir de allí.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.767
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 759
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Jue Ene 25, 2018 2:09 am

Si bien era cierto que provocar a las serpientes no era algo recomendable, ya había quedado claro que Bea hacía lo que quería y cuando quería. ━ Estoy segura de que saldrán espantados. ━ Mentira, no estaba tan segura y de hecho, sospechaba que solo los iba a enfurecer, pero vamos, ¿estaba prohibido cometer riesgos en esa vida, o qué? Solo sería una broma inofensiva.  ━ Solo les apetece asustarnos, pero las águilas unidas jamás serán vencidas. ━ Dijo, utilizando un lema, que no recordaba donde escucho, totalmente a su favor.

El mini duelo, como había decidido llamar a ese pequeño momento de diversión, había sido todo un éxito y Bea, sin notarse ni siquiera un poco cansada o sorprendida, salto por todos lados celebrando su victoria. ━ ¡Bien hecho Sam! ━ Felicito a su amiga. ━ ¿Qué si lo vi? ¡Claro que sí! ¡Sabía que podias lograrlo! ━ Estaba tan emocionada que podía ir a bailar sobre una mesa del comedor sin vergüenza alguna… Ah esperen, ella ya había hecho eso el año pasado.

La misión de rescate había llegado a su fin, teniendo Sam nuevamente el libro en su poder. ━ Pues su diseño es bastante lindo. ━ Acepto, observando el parche con atención. ━ Sí, definitivamente era la idea, pero son tan idiotas que no supieron utilizar una simple maquina de coser. ━ Dijo, cubriéndose la boca y riendo con burla. De vez en cuando podía ser bastante burlona con la gente.  ━ Sabes, tengo una idea. ━ Busco en la túnica del otro alumno petrificado, hasta que dio con un parche idéntico al que Sam le había enseñado. ━ Permiso. ━ Murmuro, antes de arrebatarle a Sam el parche que tenía en sus manos, todo para cumplir su objetivo.

Con un leve movimiento de varita, el diseño del logo cambio totalmente. La serpiente había sido reemplazada por un águila, las varitas cruzadas por unas bonitas enredaderas y lo más importante, se habían vuelto de un bonito color azul. ━ ¿Qué te parecen? Están mucho más monas, ¿verdad? ━ Se las enseño, orgullosa de su trabajo. ━ Está es la tuya. Son nuestro premio por ser las ganadoras. ━ Menciona, entregándole uno de los parches.

━ Exacto querida Sam, es nuestro momento de escapar hasta el infinito y más. ━ Le siguió el juego, caminando junto a ella hasta la puerta para abandonar el lugar. Estando nuevamente en el pasillo, Bea soltó una risa. ━ Ha sido toda una aventura. Debemos repetirla otro día. ━ Porque así lo veía. Como una aventura que nunca sería capaz de olvidar.

━ ¡Y lo mejor es que nadie tiene estudios muggles hasta mañana en la tarde! ━ Chillo con felicidad, entrelazando su brazo con Sam y empezando a correr hasta perderse entre los pasillos. Todo para no dar tiempo de que a su amiga se le encogiera el corazón, y decidiera volver para ayudar a aquellas serpientes.

Aun cuando a la mañana siguiente, fuera ella misma quien le enviaría una nota anónima al jefe de casa de las serpientes, para que los saquen de su miseria.

✦✦✦

29 de enero del 2004.
Hogwarts, 05:00 am.
2 semanas después de la aventura.

Había pasado mucho tiempo desde el día de su aventura con Sam, y lamentablemente no se había vuelto a repetir. Además, para sorpresa de ambas, aquellas serpientes no habían mencionado que ellas eran las culpables de que pasaran toda una noche petrificados en el salón de estudios muggle. Quizá por vergüenza, quizá porque planeaban vengarse en algún momento, no sabía, pero fuera cual fuera la razón, no habían realizado ningún movimiento. Porque las miradas de “te voy a asesinar cuando tenga la oportunidad” no eran consideradas movimientos. ¡Ni siquiera daban miedo! Simplemente Bea estaba desilusionada, y lo único que la mantenía feliz, era que su broma contra los Slytherin estaba lista. ¡Sería épico!

Eran las cinco de la mañana cuando salió de su habitación en silencio, con destino a las cocinas. Había descubierto ese lugar el año pasado, cuando un tejón se harto de que pasará toda la clase de pociones quejándose de que tenía hambre, y le dijo la ubicación de las cocinas, para luego exigirle que se mantuviera callada. Estuvo tan feliz y soñadora el resto de la clase, que hizo explotar su caldero.

Volviendo al tema, Bea ya conocía completamente las cocinas, y se había vuelto muy amiga de los elfos que trabajan en ese lugar. Porque la rubia era así, extremadamente sociable.

Al llegar, entro en silencio para no ser descubierta, ocultándose siempre que era requerido hasta llegar a la mesa correspondiente a las serpientes. No le sorprendía que todas las mesas ya estuvieran llenas de comida, de hecho, era sumamente útil para lo que tenía planeado.

Con delicadeza, saco una pequeña poción de su bolsillo, la cual tenía un color café sumamente asqueroso y luego otra, de un rosa pálido. La primera, se trataba de una poción que encontró en un libro de bromas, que causaba que la persona que la consumirá, cambiará de colores como si se tratará de un bonito arcoíris. Mientras que la segunda, causaba que su voz fuera sustituida por el sonido que hacía un animal. En este caso, harían como un águila.

Media hora después, ya se encontraba en la sala común, leyendo uno de los tantos libros hasta que dieran las siete. No podía esperar a ver el resultado de su inofensiva broma.

07:00 am.

━ ¡Despiertaaaaaaa! ━ Beatrice, sin piedad alguna, se había lanzado sobre la cama de Sam, más específicamente, sobre la misma Sam. ━ ¡Sam despierta! ━ grito, hasta despertar, no solo a la mencionada, si no también a sus demás compañeras de cuarto. ━ Ni se imaginan lo que hice. ━ Comento hacía todas, aprovechando que ya estaban despiertas, mientras reía. ━ Les he hecho una pequeñísima broma a nuestras serpientes favoritas. ━ Anuncio, con esa sonrisa tan típica suya que solo podía anunciar problemas.

Y por Merlín, que gran problema.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 509
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Vie Ene 26, 2018 3:05 am

¡Claro que se había sentido mal por haber petrificado a aquellos dos Slytherin y haberlos dejado en aquella aula a su suerte! ¿Os lo imagináis que llega a ser al revés y es ella quién tiene que estar allí, cual estatua, a la espera de que alguien llegue? Lo único bueno es que sabía que las serpientes no las iban a delatar, ya que... ¿quién les iba a creer? ¿Dos Ravenclaw modelos de cuarto años consiguiendo petrificar a unas serpientes de sexto? Entre que la probabilidad era escasa y que ellos querrían salvaguardar su orgullo, en principio estaban a salvo de un castigo por parte de los profesores.

Pero bueno... ya habían pasado dos semanas y nada había pasado, así que había conseguido expiar su culpa, no sabía muy bien cómo. Se encontraba durmiendo profundamente en su cama, soñando con algo especialmente divertido que le estaba haciendo su descanso todavía más sublime. Lo malo fue el infarto que sintió en su vida cuando de repente su amiga cayó sobre ella, momento en el que pegó un gritito. Madre mía, si es que parecía que Hogwarts se estaba prendiendo fuego. Abrió los ojos━con la tan mala suerte de que ya no se acordaba de nada de lo que estaba soñando, a excepción de que era un buen sueño━y llevó una de sus manos a su mesita de noche, tocando con la palma de ésta primero sus gafas, luego el parche que habían ganado contra las serpientes y, por último, su reloj despertador, el cual comenzó a sonar en ese preciso momento.

¿Sabéis esa sensación de INCONFORMIDAD que sientes cuando te despiertas antes de tiempo, miras el reloj y ves que queda nada para que suene el despertador? ¿Sabéis la de cantidad de cosas que pudieron pasar en su sueño que ya no recordaba? ¡Pues seguro que muchas!

Pero lo hecho, hecho estaba. Se giró en la cama, pasándose el dorso de las manos por los ojos para desperezarse y quitarse varias legañas. ━¿Qué hiciste? ━preguntó con voz ronca, abriendo los ojos de repente ante su pregunta retórica que luego respondió. ━¿Una broma? ━¿Había mirado bien, verdad? Eran las siete de la mañana y Bee estaba extremadamente activa para ser las siete de la mañana. Era humanamente imposible que una persona estuviese tan activa a esa hora si se acaba de despertar. ━¿Te has despertado antes para hacer una broma?

Dormir era sagrado, ¿sabes? Le sorprendía más el hecho de que hubiera madrugado para eso que el hecho de que hiciese una broma a los Slytherin... ya que bueno, después de tantos años junto a ella se había dado cuenta de que además de ese famoso poco sentido común, le gustaba muchísimo hacer rabiar a las serpientes. ━¿Qué les has hecho?

Pero era una pregunta trampa, porque saber lo que pasaría━fuese en la medida que fuese━, iba a conseguir que Sam se pusiese más nerviosa y actuase menos natural cuando lo viese. Que fue exactamente lo que pasó.

08:06 a.m

Estoy nerviosa, no deberías de habérmelo dicho ━se quejó en su asiento, en un susurro para Bee, mientras miraba hacia atrás varias veces a la espera de que los estudiantes de la casa de Slytherin apareciesen y se sentasen en sus respectivos asientos, porque claro, de los nervios el grupito de todas ellas habían sido casi de las primeras en llegar para no perderse nada.

Y claro, pese a que Samantha no se pegó todo el tiempo mirando para no parecer descarada, supo perfectamente cuando ocurrió la broma, ya que de repente todo el Gran Comedor se sumió en una carcajada grupal que tenía como fin reírse de los Slytherin que habían consumido aquello. La rubia se giró para mirar, sintiendo como sus propias orejas estaban rojas y bastante calientes de los nervios. Si no llega a saber que la broma se fuese a hacer, probablemente se hubiese unido a la risa grupal, pero de ésta manera se sentía CÓMPLICE y eso le estresaba la vida. Sonrió y rió, pero desde que vio que la mirada de uno de los Slytherin se posó en ella, por casi no se le sale el corazón por la boca del susto, volviendo a mirar hacia adelante. Sólo pudo pensar una cosa: 'NOS HAN PILLAO'. Miró entonces a Bee. ━¡Deberías haber hecho que el sonido que hicieran fuese un cerdito o algo! ¡Un águila es muy evidente! ¡O una vaca! ━Verlos mugir debía de ser extremadamente divertido.

17:06 a.m

¡Eh, tú, Lehmann! ━gritaron a su espalda, mientras ella caminaba tranquilamente escaleras arriba en dirección a su sala común, con el único fin de sentarse frente a la chimenea y leer un libro, cosa que por cómo deparaba la cosa, ya no iba a suceder. ━Tú y yo vamos a tener una charla.

La cabeza de Sam se giró dramáticamente hacia atrás y, para ella, todo pasó en cámara lenta. Pudo ver entonces a los dos Slytherin de hace unas semanas, los cuales subían los peldaños con un rostro serio, en busca de explicaciones. Volvió a mirar hacia adelante y... las palabras de Bee resonaron en su cabeza: "En caso de ver a una serpiente cerca de ti, tu solo corre hasta encontrar a alguien de Ravenclaw. Dos son mejor que uno." Que sabia era su amiga.

Comenzó a correr escaleras arriba, tan rápido como sus piernas le permitían.

¡Lehmann! ━gritó el otro, enfadado.

Y ella corrió, corrió y... se cansó. Madre mía, ¿nadie había pensado en poner un ascensor allí encima? ¡Las rodillas le iban a flaquear corriendo escaleras arriba! ¡Que los Ravenclaw tenían que ir con tiempo para poder llegar a su sala común sin perder el aire por el camino! ¿No lo sabías? Los alumnos de Rowena Ravenclaw no eran sólo famosos por su inteligencia, sino también por su forma física: todos tenían además de mucho fondo respiratorio, también un culo de diez, ¿sabías lo bien que te formaba el culo subir todo el día escaleras? Ahí estaba su auténtico secreto.

Los últimos peldaños de una de las últimas escaleras━que no la última━los subió agachada, casi a cuatro patas. Los Slytherin aparecieron detrás de ella, casi tan asfixiados como la chica.

Si huyes es porque ocultas algo, ¿fuiste tú, verdad? ━¿Y por qué a ella no se le ocurrió esa brillante premisa antes de empezar a correr? ¡Madre mía, es que estaba muy nerviosa y no le funcionaba bien el cerebro! Si se llega a quedar quieta y negado todo, lo mismo no le hubiesen hecho nada.

No sé de qué hablas... ━Lo intentó ahora, pero estaba claro que había llegado un poco tarde con esa técnica.  

Miró alrededor, en busca de algún Ravenclaw, que por probabilidad allí encima debería de haber más Ravenclaw que en donde se encontraba hace un rato, que le ayudase a ser un par y cumplir con el consejo de su amiga. Eso sí, dudaba mucho poder volver a sorprender con un Petrificus Totalus.

Hace una dos horas que hemos dejado de hablar águilo y de parpadear como una jodida luz intermitente. Yo creo que sí que sabes de qué hablamos ━dijo el pelirrojo, subiendo escaleras a la vez que Sam continuaba retrocediendo, manteniendo las distancias. Se tuvo que aguantar la risa para lo reír ante lo de 'águilo'. ━Eres fatal para hacer una broma. Se te nota a la lengua. Fue verte y saber quién había sido la culpable.

'Bee, voy a morir por tu culpa', pensó. Bueno, morir era pasarse, pero el drama del momento lo merecía.

Yo no tuve nada que ver, en serio ━dijo con sinceridad, pese a que sus formas fuesen totalmente irrelevantes para las serpientes.

Philip Gallagher #9999cc || Ian Ball #6699cc
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.767
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 759
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Vie Ene 26, 2018 5:16 am

Escuchaba la queja de Sam casi lejana, perdida en el bollo de canela que se encontraba en sus manos susurrando que lo devore. Se había sentado de tal manera que la mesa de las serpientes quedaba totalmente a su vista, pues no se iba a perder el espectáculo por nada del mundo. ━ ¿Nerviosa? Pero si no has hecho nada. ━ Murmuro algo confundida. No entendía su razón para estar de esa manera. ¿No le habría gustado que le hiciera una broma a las serpientes? Nah, debía existir otra razón.

Le hubiera preguntado la razón a Sam, de no haber sido porque la mesa de los Slytherin poco a poco parecía ser un total arcoíris. Bea fue de las primeras en comenzar a reír. ¡Pero mira que buen trabajo había hecho! Diez puntos para Ravenclaw.

Estaba tan atenta a las reacciones de las serpientes, riendo cada vez más fuerte, en especial cuando quisieron hablar y lo único que salía de sus bocas era el típico sonido del águila, que no le paso por alto la mirada dirigida a Sam. Beatrice lo fulmino con la mirada casi de inmediato, cuando este se fijo en ella también. Eran tan idiotas, era obvio que su amiga no había sido.

━ No lo pensé demasiado la verdad… ¡Pero igual es sumamente divertido! ━ Exclamo emocionada. ━ ¡Que guapo te ves con rosado, Gallagher! ━ A veces, en sus charlas consigo misma, se preguntaba si tenía tendencias masoquistas.

✦✦✦

17:00 a.m.

━ Ven varita. Ven con Bea. ━ Susurraba en su habitación, mientras buscaba en cada una de sus botas. No era capaz de recordar donde había dejado su varita. ¿Cómo es que podía llegar a ser tan torpe? ━ ¿Y si ahora la tiene otra persona? ¿Y si nunca vuelve conmigo? Es mi primera varita, me ha acompañado por cuatro maravillosos años, mi compañera de bromas, mi mejor… Ah, aquí estás. ━ Había olvidado por completo que en un momento del día la había guardado en su túnica. Era tan olvidadiza de vez en cuando.

Ahora que estaba lista, podía volver a su misión: Seguir a Sam a todos lados. Lo cual no era difícil considerando que compartían clases, eran amigas y todo eso. Lo que sí sería complicado, iba ser encontrarla. ¿Dónde podría estar metida a estás horas? Seguramente andaba rondando la biblioteca.

La razón por la que seguía a su amiga era simple: Protegerla de las serpientes. Porque estaba totalmente segura de que, por la mirada en la mañana, pensaban que la de la broma había sido ella. Lo último que quería era que terminaran dañándola por su culpa.

Salió de la sala común, no sin antes saludar a unos cuantos conocidos, quienes la felicitaron por su broma. ¿Ven? Ellos sabían quien había sido realmente. Iba bajando las escaleras con tanta rapidez, que en un momento tropezó, logrando que terminará rodando los últimos dos escalones que le faltaban y un poco más. Se levanto rápidamente mirando a su alrededor. Por suerte nadie vio nada. ━ Hey Sam, te estaba buscando. ━ Dijo al ver a su rubia amiga a unos poquísimos metros de distancia... con una muy grata compañía.  ━No me digan que tenían una reunión y no me habían invitado. ━ Fingió estar dolida, llevando su mano derecha al corazón, acercándose de inmediato.

━ Lo que faltaba. ━ Chasqueo la lengua, fulminando a la rubia que recién había llegado. Bea lo observo fijamente, antes de notar algo sumamente importante.

━ ¡Hey, ya no están de colores! ━ Reclamo indignada, frunciendo la frente. ━ El libro no decía que durará tan poco, yo esperaba que brillarán de esa forma tan linda por lo menos dos meses. Me siento estafada. ━ Susurro para ella misma sintiéndose… estafada claro. Lo que no había notado era que, mientras ella pensaba en voz alta, todo se había mantenido en silencio y fue claramente escuchada.

━¡Pues claro! ¡Bennington no podía quedarse fuera! ━ Exclamo el pelirrojo totalmente enfurecido. ━ Tu. ━ Apunto a Sam. ━ Debes haber sido la que planeo todo. Mientras que tú, ━ Esta vez apunto a Bea, quien sonreía inocente. ━ Fuiste la que llevo a cabo la broma. ¡Por supuesto! ━ Parecía tan contento de haber descubierto la supuesta verdad, que por un momento sintió pena de decirle la verdad.

━ ¿No crees que se ve tierno? Parece un niño creando teorías sobre porque el hada de los dientes no se deja ver.  ━ Dijo hacía Sam, emocionada, sacando disimuladamente la varita de su bota para llevarla a su manga y haciéndole señas a su amiga de que hiciera lo mismo. Algo le decía que en cualquier momento iba a utilizarlas.

━ Aún no olvido lo que nos hicieron hace dos semanas. ━ Aquel comentario sin duda había llamado su atención. ━ No solo nos atacaron y humillaron, si no que también se llevaron algo importante para nosotros. ━

━ ¿Te refieres a su dignidad? ━ Pregunto con burla, aún cuando sabía que se referían a sus parches del club de duelo.

━ ¡Basta de charlas! ━ Si antes parecían enfadados, ahora estaban mucho peor. ━ Suplicarán por ayuda...  ¡Stontue!

¡Protego! ¡Scabiem! Desconocía que hacía el hechizo con el que Ball había iniciado, por lo que supuso sería de quinto o sexto año, pero no por eso iba a quedarse atrás en ese duelo. Cuando vio que su hechizo fue esquivado, lanzo enseguida otro. ¡Impragortu! En el mismo momento en que lanzo el hechizo y vio que había sido recibido, tomo el brazo de Sam, interrumpiendo su propio duelo y corrió junto a ella hasta llegar tras una columna. Debía saber si su amiga quería correr, reír, luchar. ¡Que sabía ella! ━ ¿Qué quieres hacer? ¿Algún plan? ━ Consulto, por esas casualidades. ━ Aunque lo estamos haciendo estupendo. ━ Afirmo riendo, antes de saltar al ver como un hechizo pasaba junto a ella. ━ Vale, quizá no tanto… ━
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 509
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Lun Ene 29, 2018 2:36 am

El sacrificio había dado sus frutos. Tanto correr y tanto forzar a la máquina y ahí estaba su recompensa: Beatrice. De hecho la observó y en su mente se la imaginó con un halo brillante sobre su cabeza y unas alas impolutas y blancas saliendo de su espalda. Era su ángel guardián en aquel momento frente a esos dos Slytherin. En verdad le venía super bien la imagen de ángel guardián con esa carita que tenía tan linda y adorable. ¿Lo malo? De ángel guardián tenía lo mismo que de sentido común. ¡Siempre le metía en peores líos de los que ya conseguía Sam solita!

Al acercarse, sus palabras no solo evidenciaron sus acciones, sino que hicieron que Sam se llevase la mano a la frente; ahora sí que cualquier intento por librarse de la vendetta iba a ser totalmente INÚTIL, ya que convencer a dos catetos convencidos era imposible. Menos todavía cuando le daban razones de peso que volvían sólidas sus sospechas. ━Pero tía... ━susurró, con reproche.

Pero la mirada de la chica se posó sobre Ian, el cual relataba con un tono aparentemente inteligente cuyo propósito era evidenciar lo listo que era atando cabos y averiguando cosas, de quién había sido la idea y quién había sido la mano ejecutora. Lo cual era gracioso, ya que al pobre le faltaba un hervor porque por mucho que se creyese un perfecto detective de estrategias, no había acertado. Astuto, lo que se dice astuto, no era. ¿Acaso no veía la cara de decepción de Bee? ¡Si se notaba que había sido ella quién les había puesto a hablar águilo y a brillar! Al escuchar la burla de Bee, Sam se armó de valor para apoyar a su amiga con esos 'comentarios ingeniosos' que tan mal se le daban y que su amiga había desarrollado tan bien. ━Seguro que todavía se pregunta que cómo es posible que Santa Claus visite todas las casas del mundo en un solo día. ━Era una manera muy fácil de llamarlo 'niño chico', cuando estaba claro que le sacaba dos años.

Pero cuando su amiga les atacó con lo de la dignidad, Sam no fue capaz de pensar nada a la altura de semejante ataque hunde autoestimas. Ella aplaudió mentalmente mientras intentaba hacerse con su varita disimuladamente, aunque a decir verdad era imposible, ya que la guardaba en el bolsillo del interior de la túnica y cogerla de ahí disimuladamente era algo así como imposible. Pero estaba claro que después de semejante 'jaque mate' por parte de la rubia, los Slytherin━como era costumbre━acudieron a su única manera de solucionar las cosas: la fuerza bruta. Sacaron las varitas y... Sam se agachó mientras sacaba la suya. Ella no conjuró nada, sino que se dejó guiar por su amiga hasta esconderse detrás de una columna. ━¡Yo estaba intentando zafarme pacíficamente de ellos hasta que les has dañado el orgullo! ━Hizo una pausa. ━¿Qué plan? ¡Pues correr, a ver si nos encontramos otro Ravenclaw, seguro que tres son mejor que dos! ━Y cuando el hechizo pasó a su lado, volvió a mirar a su amiga con reproche. ━Podemos escondernos en algunas de las aulas abandonadas. ¡O despistarlos en las escaleras que dan a la lechucería! ━exclamó susurrante, aunque no dijo nada más pues escuchó los pasos de los Slytherin muy cerca de ellas. ━¡Vamos, corre, corre!

Que no, que Sam nunca diría abiertamente: '¡Duélemonos contra los Slytherin, a ver qué pasa!'. Que sí, que le encantaría tener esa actitud de 'lo hacemos y a ver que pasa' que tanto caracterizaba a sus amigas, pero por ahora no la tenía. Ella era de hacer las cosas lo más simple posibles, no meterse en líos y vivir en la zona de confort. Quizás era un poco aburrido. ¡Pero al menos garantizaba seguridad! Así que sujetó la mano de su amiga para salir corriendo de allí, sólo para asegurarse que la cabeza loca de su amiga no decidía quedarse allí y alzar la varita ━otra vez━contra ellos.

Al salir corriendo por el gran pasillo, Sam por casi no se cae de boca. Pero no por un traspié mágico, sino porque sus zapatos repentinamente se pegaron al suelo. Esto se llamaba KARMA. En mayúsculas: K-A-R-M-A.

Pero ella tenía bien claro lo que hacer. ━¡Corre, corre, corre! ━Se descalzó rápidamente y siguió corriendo en calcetines, sintiendo que en cualquier momento se resbalaría y terminaría comiéndose la piedra del suelo con la boca. Se giró en ese momento hacia detrás para apuntar a una vitrina que justo acababan de pasar, creando en ella fuerte sacudidas hasta que ésta se abrió justo cuando los Slytherin pasaban, haciendo que todo lo que había en su interior ━objetos viejos, diplomas y cuadros━ cayesen sobre ellos como si el armario los hubiese escupido. Sonrió victoriosa y continuó corriendo, justo a tiempo de recibir un 'confundus' por la espalda que hizo que su dirección se viese afectada por el descontrol de su aparato locomotor y que se chocase contra una columna de una manera muy triste y, a ojos ajenos, posiblemente divertida. Eso sí, su nariz lo sufrió. Y su frente también. ━Bee... (?) ━Se quejó con la mano en la frente roja, mirando a su amiga todavía confundida. Obviamente ella no se había dado cuenta de que le había dado un confundus por la espalda, sino que relacionaba todo eso con algún tipo de retraso mental acompañado del estrés del momento. Lo cual lo hacía todo terriblemente más triste de lo que ya era.

Para cuando Sam se dio cuenta y antes de reanudar la marcha, los Slytherin ya estaban casi al lado de ellas y unas cuerdas mágicas salían de sus varitas hacia ambas chicas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.767
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 759
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Lun Ene 29, 2018 5:32 am

Creer que Beatrice era la solución a un problema, sería como seguir creyendo en la existencia de Santa Claus teniendo treinta años. ¡Todos sabían que su nombre era lo mismo que decir peligro, alta probabilidad de problemas y travesuras! De seguro en el diccionario estaba una foto suya justamente al lado del significado de insensata. Además de que poseía una torpeza e inocencia tan natural que se reflejaba directamente en aquella lengua tan suelta que tenía a veces… o siempre. Porque seamos sinceros, Bea tenía una gran incapacidad para mantener la boca cerrada, hablando hasta por los codos de vez en cuando.

Como era en esa ocasión, donde sin querer había terminado delatándose. Aunque no le tomo importancia, más bien, luego de unos segundos se sintió ligeramente indignada. ¿Creían que ella no sería capaz de crear un plan así de estupendo solita? ¿Qué se creían? Estaba en Ravenclaw por algo, que no se pasaran de la raya imaginaría.

Sin embargo, su indignación rápidamente fue reemplazada con orgullo ante la respuesta de su amiga. Sabía que Sam poseía respuestas ingeniosas en su mente, solo que aún no era capaz de desarrollar la valentía suficiente para decirlas en voz alta e inconscientemente las bloqueaba, o esa era su teoría. ¡Pero la hubieran escuchado en ese momento! Quizá cuando terminará todo ese espectáculo la felicitaría y le regalaría una rana de chocolate.

¡Astutas las pelotas que no tenía! Esas serpientes solo habían querido atacarlas desde el comienzo y ella solo les había dado la razón perfecta con sus, quizá, un poco ofensivos, pero totalmente reales comentarios, encendiendo la mecha de la dinamita pura que significaban dos estudiantes mayores que ellas sin miedo a hechizarlas. ¿Qué Sam no lo había visto venir? Era la más sensata de las dos, era su deber haberla callado… ¿A quién engañaba? Ni con un hechizo silenciador podrían obtener tal milagro.

Hizo un puchero al ser regañada, y seguramente de haber sido un pequeño perro habría agachado las orejas totalmente arrepentida. Aunque tampoco era su culpa que no pudieran soportar un par de comentarios demasiado perfectos. Se mantuvo en silencio, escuchando atentamente a su amiga.

Sigiri qui tris sin mijir qi dis

Si claro, ellas valían por cinco. Eran inteligencias, rubias y corrían como un guepardo. Porque sí, había seguido las instrucciones de Sam, aun cuando quería quedarse y ver si podían vencerlos, comenzando a correr como si un animal salvaje las estuviera persiguiendo, aunque realmente eran serpientes venenosas así que no había gran diferencia.

Observo como Sam casi caía, cosa que hubiera terminado con ambas en el suelo porque la estaba jalando de la mano, al ser alcanzaba por aquel hechizo que ellas planeaban usar semanas atrás. Su pensamiento la llevo al mismo de Sam: AQUELLO ERA EL KARMA, LO MIRARAS POR DONDE LO MIRARAS.

Sin embargo, de no haber sido por los gritos de su amiga exigiéndole correr les habría devuelto el hechizo, pero a ambos. Bueno, si tenían suerte, quizá podrían volver luego por sus zapatos.

━ ¡Bien hecho Sam! ━ Exclamo emocionada, al ver el gran trabajo que había hecho. Aunque no fue capaz de celebrar mucho, cuando se detuvo abruptamente y por pura suerte antes de chocar contra una columna, suerte que su amiga no tuvo. ━ ¡Por Morgana! ¿Estás bien? Pregunta tonta lo sé, no te muevas. ━ ¿Cómo le iba a preguntar si estaba bien, cuando se notaba claramente que no lo estaba? ¡La miraba como si casi no la reconociera! ¿Estaría confundida por el golpe o algo así? ━ Me recuerdas a Doris, toda desorientada. ━ Agrego con rapidez, sin saber por qué. Quizá era su ser necesitando ser raro hasta el último minuto.

Como si un click se hubiera encendido en su mente, recordó que no era momento de charlas casuales y aunque deseaba ayudar a su amiga, en especial con su nariz que parecía querer hincharse a sus anchas, volvió su vista hacía los Slytherin justo a tiempo para ver aquel como unas cuerdas se dirigían rápidamente hacía ambas.

Embrace gelatien. Dice moviendo su varita, creando una sustancia gelatinosa que impide el movimiento, posiblemente temporal, de las cuerdas mágicas que iban por ellas. Un suspiro de alivio se escapo de sus labios de forma inmediata, porque no sabía si su hechizo iba a funcionar o no. Habían tenido una suerte tremenda.  ━ Vamos Sam, vamos. ━ Murmuro, tomando la mano de Sam con firmeza y comenzando nuevamente su carrera. La cual no alcanzaba a empezar cuando sintió todo el cuerpo tieso, logrando que cayera de cara al suelo. Los muy hijos de Salazar la habían petrificado. ¿Qué acaso el karma tenía algo contra ellas ese día?

Por otro lado, ¿Así se había sentido Sam al chocar la columna? Porque dolía, y de haber podido hablar, se hubiera quejado muchísimo. Hablando de Sam, ¿le habría pasado lo mismo? Porque estaría feliz si hubiera alcanzado a escapar, aunque conociéndola seguramente estaba batallando con valentía para ayudarla.

Silencio.


¿Por qué estaba tan silencioso? Esperaba hechizos, no eso. ¡Si al menos alguien fuera tan amable de girar su cuerpo y pudiera mirar! Porque oye, observar el suelo es más aburrido de lo que creen.

━ …inaceptable, totalmente inaceptable. ¿En qué estaban pensando? ━ Oh Merlín, ¿era un profesor? ¿Los había encontrado un profesor? ¡Ella era parte de la decoración del suelo, que nadie la gire por favor!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 509
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Mar Ene 30, 2018 4:46 am

¿Solo Doris? Madre mía, después de ese golpe en la frente y en la nariz sentía que se le había estallado la última neurona que no estaba demasiado estresada con la vida exterior como para crear decisiones lógicas en su cabeza. Y es que después de eso, se sintió tan imbécil que sólo pudo llamar a Bee para ver si ella también la veía así de imbécil, pidiendo explicaciones de la vida. Es que, en serio, ¿cómo era posible que de repente se sintiese tan perdida?

Todavía se sentía lenta y, pese a que ella relacionaba esa lentitud con el hecho de que acababa de comerse de bruces una columna de piedra bien dura, realmente era porque los efectos del confundus todavía estaban en ella. Fue por eso por lo que esas cuerdas y esa gelatina que las envolvió pasó de manera tan rápida y épica que su mente lo recordaba como si fuese a cámara lenta. ¡Sí, así de irónico e irreal sonaba todo para ella! Sólo se dejó llevar tras el tirón de Bee, corriendo tras ella mientras todavía se llevaba la mano a la frente. Pero vamos, que fue no fueron a ninguna parte, ya que de repente su amiga cayó al suelo hecha un cubito de hielo y Sam se tropezó con ella, por lo que también cayó al suelo, aunque poniendo las manos por delante. Para cuando quiso reaccionar dándose la vuelta, su cara fue cubierta totalmente de gargajos por culpa de un mocomurciélago que conjuró uno de los Slytherin. La rubia se llevó las manos a la cara━confundida, obviamente━mientras se ponía de pie, para sentir sus dedos pegajosos y... ━¡Iughhh...! ¡EWW! ¡¿ES ESTO MOCO?! ━¡No podían ser tan asquerosos!

Pero las risas que salían de su garganta dejaban bien claro que sí, que habían sido capaz y que ahora mismo se estaban carcajeando no sólo de la Ravenclaw petrificada que acababa de comerse el suelo pedregoso, sino también de la otra cuyo rostro estaba lleno de mocos y apenas podía ver. Madre mía, qué asco, qué asco, qué asco. De repente Sam comenzó a dar unos saltitos en su misma posición, estresada con la vida por estar repentinamente llena de mocos. Tan a su rollo estaba intentando quitárselos de encima, que no fue hasta que pudo abrir un poco un ojo, que vio y escuchó a la profesora de Adivinación. Ahí se le encogió el corazón.

¡Podríais haber hecho mucho daño a las chicas! ¡Miren a la pobre en el suelo! ━Con un movimiento de la varita de la profesora, Bee volvió a su estado original. ━¿Y a esta pobre? ¡No hables, querida, que te entran gargajos en la boca y es asqueroso! ━Y con otro sencillo movimiento, el rostro de Samantha quedó limpio, pese a que su nariz ya comenzaba a adoptar un color rojo similar al de su frente.

Miró a los cuatro, retrocediendo unos pasos para quedarse a un distancia lo suficientemente autoritaria como para poder mirarlos a todos por igual y tener las evidentes pruebas al alcance de su dedo: el armario en mitad del pasillo con todo lo de su interior destrozado en el suelo, la zona en donde Bee había caído y, al fondo del pasillo y bien lejos, los zapatos de Samantha pegados al suelo, ya que había sido el detonante de que la profesora entrase por ese pasillo, ya que ver zapatos pegados al suelo por Hogwarts no solía ser muy común. Era común ver fantasmas, cuadros parlantes, lechuzas voladoras que te cagan en la cabeza e incluso algún que otro gato acechándote desde una esquina con ganas de clavarte las pezuñas en el gemelo... ¿pero zapatos abandonados en la subida de una escalera? Eso era sospechoso. Y la profesora Raminta lo sabía.

Sam se agachó para ayudar a Bee a levantarse y la profesora ya estaba hablando como una loca.

Blablablá, blablablablablablá, blablabla. ¡BLABLABLÁ! ━A nadie le importaba lo que estuviese diciendo, ¿a que no? Gritaba, echándoles la bronca. A decir verdad, estaba gritando a un nivel tan agudo que a Sam le molestaba en los oídos, además que de hacer esfuerzo gritando estaba poniéndose roja y eso sólo le provocaba risa a Samantha, ya que todavía estaba un poco en fase estúpida por aquel confundus. De hecho, miró a Bee en par de ocasiones de reojo, a punto de carcajearse. ━¡Pero blablablá, blablablablabla!

La verdad es que la Ravenclaw solo podía escuchar eso, ya que estaba demasiado ocupada haciendo fuerzas para no reírse. Menos mal que el rojo de su nariz y de su frente amortiguaban el efecto de que estaba quedándose roja de risa de aguantarse.

¡Pero profesora Raminta, fueron ellas quienes tiraron el armario y lo rompieron todo! ¡Fue ella, más concretamente! ━Señaló a Sam con el dedo acusador.

De repente la rubia se sintió atacada y tuvo que volver a la conversación y, como auto-reflejo defensivo, ella también le señaló con el dedo. Tardó unos segundos en saber qué decir.

¡Fueron ellos quienes comenzaron a atacarnos a nosotras! ¡Me estuvieron persiguiendo escaleras arriba hasta que consiguieron atraparme! ¡Cuatro pisos corrí para librarme de ellos! ━Se quejó, volviendo a tirar la pelota al tejado de los Slytherin.

¡Porque fueron ellas quiénes nos hicieron hablar águilo y convertirnos en una maldita bombilla gay! ¡Y queríamos que lo confesaran! ━Respondió el otro.

[...]

La profesora cogió aire, indignada por tanta verdad e intolerancia.

¡PERO...

Pero nada. La profesora lanzó un silencius a todos los presentes, pues de repente todos habían comenzado a gritar echándose mierdas los unos a los otros con tal de salir impune de aquello, cuando estaba claro que los cuatros iban a tener que pringar desde un principio.

Ahora mismo vais a ir hasta las escaleras, recogeréis los zapatos de la señorita Lehmann e iréis directos a la enfermería. Sin decir ni una palabra, ¡sin siquiera dirigiros la mirada! ━ordenó, enfadada. ━Todos perdéis veinticinco puntos para vuestra casa y además estáis castigados. Iré con vuestros respectivos jefes de casa a la enfermería para deciros vuestro castigo. ¡Vamos, andando!

Sam fue la primera en salir corriendo de allí.

¡Sin correr, Lehmann! ━Y comenzó a caminar rápido, mirando con recelo a la profesora. ━Madre mía, estos niños me van a dar un disgusto tarde o temprano... así no se puede vivir en armonía y tranquilidad... Mira que se dice claramente que no se duelen, que no corran... Por Merlin, Morgana y el Espíritu Santo... por favor, que me den paciencia, que como me den fuerza les termino tirando el armario en la cabeza... ━Murmuraba tras ellos para sí misma, cual loca.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.767
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 759
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.