Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

We've come a long way from where we began — Beatrice

S. Rox Jensen el Miér Ene 17, 2018 4:53 pm

15/enero/2018
19:32 pm.


Prácticamente había tenido que hacer malabares para que le cambiaran el turno aquel día y así poder salir a una hora decente, ser sanadora era un trabajo muy gratificante a nivel personal pero también muy sacrificado. A pesar de ello Rox estaba muy contenta, eran las siete de la tarde y tenía lo que le quedaba de día para sí misma y sus cosas, aunque a cualquier otra persona no le habría parecido la gran cosa, para alguien que no acostumbraba a tener demasiado tiempo libre era algo prometedor.

Por desgracia no iba a emplear el tiempo libre que había conseguido en diversión y entretenimiento, más bien iba a buscar algo, mejor dicho a alguien. Hacía poco más de un mes y medio que su tío, Phil, había desaparecido y aunque una parte de ella se ponía en lo peor, había otra que aún tenía esperanza, lo cual era sorprendente ya que Roxanne no era una persona especialmente optimista. Aunque en vez de optimismo sería más acertado decir que el motivo de su esperanza era, simplemente, evitar una verdad que sabía sería demasiado dolorosa para afrontarla. Se negaba a aceptar que no iba a volver a ver a la única familia que había sentido que la había querido de verdad, y que ni siquiera había podido despedirse o agradecerle todo lo que había hecho por ella.

La triste realidad era que no tenía ni idea de por dónde empezar a buscar, ella era sanadora no auror o similares, sus conocimientos sobre encontrar personas desaparecidas eran nulos y apenas sabía lo que había visto en las películas o series muggles que, desde luego, era más que insuficiente. Menos es nada, es lo que pensaba Rox, que había decidido hacer caso a una película que había visto recientemente y había optado por visitar los lugares que su tío solía frecuentar, esperando encontrar cualquier cosa que pudiera ayudarla.

Su tío, como hijo de muggles que era, tenía manías que a Rox, criada bajo valores estrictamente puristas, le resultaban extrañas como por ejemplo, su pasión por la literatura muggle. Aunque con el paso de los años y de vivir juntos había empezado a entenderlo mejor, llegando a aficionarse a la televisión muggle e incluso a sus deportes. Precisamente aquella tarde había decidido visitar la librería favorita de Phil.

Entró en el establecimiento, notando instantáneamente el cambio de temperatura del interior del local, cálida y agradable, con la del exterior, fría y húmeda. Le dio un rápido vistazo al estante de literatura histórica, la favorita de su tío, pero su objetivo no era aquel, sino el de darle a algún dependiente una descripción de su tío con la esperanza de que lo reconociera.

Buenas tardes. Disculpe las molestias, pero me gustaría preguntarle si ha visto usted a mi tío, es un hombre alto, de 1’90 más o menos, delgado, pelo blanco, barba de unos cuantos días, ojos azules… —describió la sanadora al primer trabajador de la librería que vio, que la escuchó atentamente y la miraba con cierta compasión, algo que odiaba pero que toleraba dada la situación. — No es muy mayor, tiene 55 años, pero está enfermo y a veces se desorienta, y como le gustaba venir a esta librería he pensado que quizá lo habrían visto —mintió con toda naturalidad, pero no podía simplemente decirle la verdad, y a riesgo de que le hiciera alguna pregunta, Rox pensó que lo mejor era cubrirse las espaldas.

No, lo lamento, yo no lo he visto. De cualquier forma puede preguntarle a mi compañera, yo acabo de empezar así que quizá ella si lo haya visto —le respondió amablemente el joven. Algo desanimada, la morena se encaminó al mostrador, dispuesta a repetir la misma historieta de nuevo, pero se quedaron a mitad de camino cuando reconoció aquella cabellera rubia. Literalmente, Roxanne se quedó en shock.

Beatrice —murmuró en un intento de creerse lo que le mostraban sus ojos. Durante muchos años, en la universidad, la relación entre Beatrice y Rox había sido nula, culpa de la morena que solía recelar de la gente en exceso alegre, pero cuando años más tarde habían empezado a trabajar en San Mungo aquello había ido cambiando poco a poco. Sin embargo los días en los que trabajaban juntas habían quedado atrás, pues desde el cambio de gobierno Beatrice había dejado su trabajo y no había vuelto a saber de ella. Había desaparecido, como muchos otros, como su tío.

Sería incorrecto decir que llevaba sin verla desde entonces, los carteles de Se busca estaban por todos lados y no le había pasado desapercibido que la cara de la chica rubia protagonizaba alguno de ellos. A pesar de lo que rezaban todos esos carteles, ella sabía perfectamente que Beatrice no era peligrosa, conocía lo suficiente a la rubia para saber que no sería capaz de cometer ninguno de los delitos por los que se la inculpaba. Roxanne jamás pensó que se la volvería a encontrar, mucho menos en una librería muggle. No sabía qué hacer o decir, nunca había estado frente a frente con un fugitivo, ¿si alguien la veía con ella también la culparían de traición?

Yo… Esto… ¿Hola? —titubeó mientras terminaba de acercarse al mostrador, por suerte no había demasiada gente o se habría sentido más ridícula de lo que ya se sentía. ¿Qué tipo de saludo era ese? — Te veo bien, teniendo en cuenta que… bueno, ya sabes tu cara está en los carteles de magos y brujas buscados, terminó la frase mentalmente mientras suspiraba frustrada. Ya había que ser torpe para decir algo así, ¿pero cuál era el saludo correcto para estos casos? Ojalá la rubia siguiera tan habladora como siempre, porque lo que era Roxanne parecía que había olvidado cómo decir algo con sentido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.550
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 79
Puntos : 35
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Beatrice A. Bennington el Jue Ene 18, 2018 3:08 am

Si había algo que Beatrice extrañaba de su vida en el mundo mágico, era su trabajo. Había pasado varios años de su vida esforzándose para que sus pacientes se sintieran cómodos con ella, para que le regalaran sonrisas y un simple gracias. Poseía una gran pasión por lo que hacía y sentía que había nacido para aquello. Sin embargo, más pronto de lo que hubiera deseado, tuvo que dejar todo aquello que conocía para comenzar una vida diferente.

Una vida como fugitiva.

Si bien no era fácil saber que el mundo mágico se encontraba lleno de fotos tuyas, llamándote criminal cuando lo único que has hecho, fue nacer bruja en una familia de muggles, Bea nunca había sido una persona que se dejaba derrotar. Claro que no. La rubia era terca y sumamente decidida. Una persona que lucha por sus ideales y no se deja pisotear, manteniendo siempre su sonrisa. Porque si había algo que tus enemigos siempre iban a odiar, sería verte feliz.

De hecho, gracias a su terquedad y gran poder de convencimiento había sido capaz de obtener fácilmente un trabajo en una librería muggle. Si bien era totalmente diferente a las librerías mágicas, donde podías encontrar libros que muerden o ronronean al ser acariciados, de igual manera era capaz de sentir la magia fluir. Además, en cierta manera aquel lugar y la gente que iba comúnmente, le hacía recordar la cálida sala común de Ravenclaw. Sentía que era una especie de hogar, que le recordaba que quizá en algún momento, volvería a su vida anterior.

Ese día en especial había despertado con un enorme sentimiento de nostalgia, y de su mente no paraban de aparecer los rostros de aquellas amistades que estuvo obligada a abandonar. Sam, Line y hasta Rox. Simplemente les extrañaba y se preguntaba que había pasado con ellas. ¿Estaría Sam oculta como ella? ¿Line seguiría siendo la niña dulce que le prometió por siempre ser? ¿Seguiría Rox trabajando en San Mungo, el lugar que vio su amistad crecer? Eran tantas interrogantes, que lamentablemente no poseían respuesta. Bea esperaba que simplemente se encontraban bien y felices, donde fuera que estuvieran.

En ese momento se encontraba contando el dinero que habían recaudado ese día, antes de guárdalo en la caja fuerte mientras tarareaba y movía su cuerpo al ritmo de la música. ¿Hace cuanto que no bailaba? Se sentía como milenios ━ So let's raise the bar and our cups to the stars ━ Canto en voz baja la canción tan conocida llamada Get Lucky, o eso hacía hasta que escucho la puerta del lugar siendo abierta y se obligo a si misma a mantenerse quieta detrás del mostrador.

Fingía estar atenta a lo que hacía, cuando realmente seguía cantando en su mente. Era culpa de la canción y su forma pegajosa de ser. Sin embargo, dejo inmediatamente lo que hacía cuando escucho una voz que ella conocía, o por lo menos que se le hacía levemente familiar.

━ Rox… ━ Susurro al levantar la mirada, encontrándose con su antigua compañera de trabajo y amiga. ¿No se había estado acordando de ella esa misma mañana? ¡Quizá la había invocado o algo así! Sin dudarlo ni siquiera un segundo, se lanzo a los brazos de la chica riendo emocionada. ━¡Por Merlín Rox! ━ ¡Cuánto la había extrañado!

La apretujo unos segundos más antes de soltarla, y llevarse un mechón rebelde detrás de su oreja. ━ Bueno, ser fugitiva no es tan malo. Hasta me siento popular sabiendo que mi rostro esta en cada rincón del mundo mágico ━ Dijo en voz baja, porque nunca se sabía si su compañero de trabajo podría estar escuchando. El rostro de Bea parecía el de una niña de cinco años a la que le habían dejado comer una montaña de chocolate.

━ ¿Qué haces aquí? No es que me queje, realmente te he extrañado, pero es raro… Bah, realmente no importa. Cuéntame, ¿te has casado ya? ¿O es que aún no ha aparecido nadie con la capacidad de descongelar tu corazón? ━ Pregunto bromeando levemente, volviendo a su lugar en el mostrador. Cualquiera estaría sorprendido por la actitud de la rubia. ¡Estaba hablando como si nunca hubiera ocurrido nada! Pero vamos, así era Bea, siempre quitándole lo serio al asunto, buscando volver su encuentro algo más agradable ━ Estamos por cerrar… ━ Parecía un tanto indecisa, cosa rara en ella ━ ¿Te apetece ir por un café o quizá otra cosa? ━ Sabía que no era correcto eso de salir tan tarde sabiendo la situación en la que se encontraba, pero no podía evitar querer ponerse al día con una amiga. ━ A todo esto, ¿venías por un algún libro en especial o algo así? ━
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

S. Rox Jensen el Lun Ene 22, 2018 12:15 am

Cuando escuchó la voz de su amiga susurrando su nombre, del mismo modo que había pronunciado ella misma al ver a la rubia tras el mostrador, Roxanne se dio cuenta de que era cierto eso que decían sobre que lo primero que se olvida de alguien era la voz. La sanadora era perfectamente capaz de recordar el rostro de Bea, los cárteles con su rostro también ayudaban, sin embargo ahora que volvía a escuchar su voz se percató de que sus recuerdos no se acercaban demasiado a la realidad.

Apenas pasaron unos segundos hasta que el grito alegre de la rubia y su risa llegaron hasta ella, envolviéndola en un cálido abrazo. Beatrice siempre había sido una persona muy cálida, era agradable saber que, a pesar de la difícil situación que debía de estar pasando, aquel rasgo tan distintivo de ella no había cambiado. A pesar de que a Rox le costó un par de segundos reaccionar, sus brazos se envolvieron igualmente alrededor de la figura de Bea, devolviéndole el abrazo con las mismas ganas. Había extrañado muchísimo aquella energía tan desbordante que tenía la rubia.

Siempre te las apañas para mirar el lado positivo a las cosas, eh —le dijo en un honesto cumplido. Esperaba de todo corazón que aquellas palabras fueran ciertas, que su amiga estuviera bien a pesar de todo. Desde luego, su rostro era el reflejo de la alegría pura.

Una sonrisa apareció en su rostro mientras seguía los pasos de su amiga, que se había vuelto a poner tras el mostrador. Efectivamente seguía tan habladora como siempre, incluso se había contestado a sí misma las preguntas que había hecho, algo que hizo reír a Rox. El carácter tan abierto y extrovertido de Beatrice siempre había contrastado mucho con el suyo y, a diferencia de lo que muchos pudieran pensar, se complementaban muy bien.

Pues la verdad es que sí, me casé. Un chico estupendo, una ceremonia íntima. Lo típico, ya sabes —contestó apoyándose ligeramente contra el mostrador. — Ah, y tengo dos niños, mellizos. Preciosos —siguió relatando, pero su seriedad se fue al traste y una risa terminó por delatarla, como si aquel relato tuviera la más mínima credibilidad. — No, ya me conoces, antes enfrío yo el corazón de cualquiera a que calienten el mío —continuó con la broma que había hecho Bea. Era sorprendente que estuvieran ahí bromeando como si nada hubiera pasado, como si se hubieran visto apenas unas horas antes en el trabajo. — ¿Y qué me dices de ti? ¿Casada y con hijos ya o todavía tengo oportunidad de ser dama de honor?

A Roxanne le costaba coger confianza con la gente, le costaba mostrarse accesible y era consciente de ello, sabía que la primera imagen que daba, incluso la segunda y la tercera, no era demasiado buena, pero era algo que no podía evitar. Aquello era lo que le había pasado con Beatrice, a pesar de conocerla desde la universidad, no había sido hasta que habían comenzado a trabajar juntas en San Mungo cuando realmente habían comenzado a ser amigas. A pesar de su carácter, Rox podía afirmar que tenía buenos amigos, en ese sentido se sentía realmente afortunada.

Claro, un café estaría genial y una cerveza todavía mejor. Yo también te he echado de menos —aceptó el ofrecimiento sin dudar. Era cierto, en un hospital no abundan las sonrisas y San Mungo parecía un lugar más sombrío sin Beatrice y su sonrisa por los pasillos.

La boca de Rox se abrió pero ningún sonido salió de ella, quería responderle, pero no sabía cómo. Pensó en decirle la verdad de porque había ido a la librería, pero una parte de ella era reacia a ello, siempre le había costado hablar de temas personales que, a ojos de gente como sus padres, la harían parecer débil. Sabía que Beatrice no la juzgaría de esa manera, e incluso una parte de ella pensaba que quizá la rubia podría ayudarla, pero no quería darle más problemas de los que ya pudiera tener, y con aquel último pensamiento decidió callar.

Venía a echarle un vistazo a los libros de medicina muggle, pero nada urgente —dijo lo primero que se le ocurrió, aunque a ella nunca le había interesado la medicina muggle. Una parte de ella se sentía mal por mentir de aquella manera, pero seguía pensando que sería muy egoísta por su parte el meter a Beatrice en el asunto de su tío, y aquel pensamiento pesaba más que la culpabilidad. — No quiero molestar, así que te espero fuera mientras cerráis, ¿vale?

El aire frío volvió a golpearle en la cara mientras esperaba a que Bea terminase su trabajo, la había extrañado mucho y tenía mucho interés en saber qué había sido de su vida en todo aquel tiempo, y en saber cómo estaba. Volver a ver su amiga había revuelto muchas cosas en ella, que por unos momentos se había contagiado del espíritu tan optimista de Bea y había olvidado los pensamientos y sentimientos tan negativos con los que había ido a aquella librería.

Estaba comenzado a llover cuando la puerta de la librería se volvió a abrir y vio salir la cabellera rubia de su amiga. Se acercó a ella y enganchó su brazo con el ajeno, esperando que la cercanía se llevase algo del frío que tenía en el cuerpo.

No me conozco la zona, ¿quieres ir a algún sitio en especial o nos paramos en el primer sitio que veamos? Aunque me parece que nos vamos a mojar por el camino—dijo haciendo alusión a las gotas que caían del cielo cada vez con más insistencia, pero todavía de manera suave. — ¿Corremos o cantamos bajo la lluvia?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.550
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 79
Puntos : 35
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Beatrice A. Bennington el Lun Ene 22, 2018 6:58 am

La naturaleza de Bea es, en una palabra, radiante. Buscar el lado positivo de todo, crear sonrisas donde todo parece triste, ella siempre había sido capaz de hacerlo con gran naturalidad. Para su suerte, esas cualidades no habían hecho más que crecer durante su tiempo como fugitiva. Si no era ella quien animara a los demás, ¿quién más lo haría? Simplemente no tenía problema en compartir su punto de vista siempre positivo.

También, si había algo que también caracterizaba a la rubia, era su facilidad para detectar malas intenciones. Cosa que le había ayudado mucho, porque en aquellos tiempos era difícil saber en quien confiar. Puedes darle la mano a uno, y al segundo después te apuñala por la espalda sin piedad. Así de mal estaba la gente. Por suerte, Bea no era capaz de sentir una mala intención por parte de su amiga, y aquello no hacía más que animarla. Porque realmente, ¿hace cuanto que no se veían?

━ Sabes como soy, no puedo evitar ver el mundo de color azul ━ Si bien debía haber dicho color rosa, Bea prefería el azul. Así de simple. Aunque realmente no le era agradable ver su rostro en todos lados del mundo mágico, pero luego de tanto tiempo ya se había acostumbrado. Hasta bromeaba con que era famosa.

━ ¡No puedo creerlo! ¡Por un segundo me lo creí! ━ Había visto tanta seriedad en su rostro, que estuvo a segundos de reclamarle por no haberla invitado a su boda. Sí, no había perdido ni siquiera un poco de su común ingenuidad. ━ ¿Así que tu sueño es tener mellizos? ━ Pregunto con burla, aprovechando el momento ━ ¿Casada yo? Imposible. Aún no llega alguien capaz de soportar tanta energía ━ Bromeo entre risas. Sinceramente, ¿Hace cuánto que no pensaba en una vida de casada? La misma cantidad de tiempo que llevaba escapando claro. Desde hace mucho que sus sueños de envejecer junto a alguien y tener un par de niños, se habían escondido bien al fondo de su mente. No quería amargarse con algo que nunca pasaría.

Para empezar, ni siquiera había dado su primer beso aún.

━ Entonces vamos por una cerveza bien fría, solo para mi querida Rox ━ Dijo, fingiendo una voz varonil. Debemos recalcar, que era malísima en eso de fingir voces masculinas.

Cuando le pregunto su razón para ir a la librería, Rox dejo un inusual silencio en el aire, que Bea encontró curioso, antes de contestar. ¿Desde cuando le interesaba la medicina muggle? Prefirió no preguntar y simplemente asintió, permitiéndole escapar hasta la salida.

Organizo todos los libros en el mostrador, apago los pocos computadores que se encontraban en el lugar y tomo su abrigo antes de lanzarle las llaves de la librería al joven que trabajaba con ella.

━ Nos vemos Charlie, recuerda cerrar la puerta de la bodega ━ Se despidió, dejando un beso en la mejilla del chico.

━ Hasta otro día, Bea ━ Respondió Charlie, con las mejillas levemente sonrojadas. Efectos comunes que causaba la torpe rubia, al no notar los sentimientos platónicos que poseía por ella. Es que era típico de Beatrice concentrarse en otras cosas y no prestar atención a los sentimientos amorosos de los demás sobre ella.

El exterior estaba helado cuando salió de la librería, cosa que la hizo esconder su rostro en el largo cuello de su abrigo, antes de sentir como su brazo era entrelazado con el de Rox. Eso le saco de inmediato una sonrisa. ━ Podemos ir al bar que está en un par de cuadras. En noches de semanas no suelen estar tan llenos, así que podremos hablar con tranquilidad y quizá te acompañaré con una cerveza. ¡Bea bebiendo alcohol! Lo nunca antes visto. ¿Traes una cámara? ━ Exagero, poniendo un rostro lleno de sorpresa antes de largarse a reír. ━ Cantamos bajo la lluvia por supuesto. Sabes que no puedo negarme a eso. ━ Era totalmente cierto, y es que, ¿cuántas veces habían caminado bajo la lluvia cantando, sin importarles llegar a resfriarse? O por lo menos Bea, quien era la que cantaba más fuerte siempre, nunca había tenido miedo a una simple gripe. ━ Aunque pensándolo bien, quizá quieras ser protegida de la lluvia por mi paragua. ━ Comento como si nada, fingiendo extender un paraguas para protegerlas de la lluvia. ━ Vamos, vamos. ━

✦✦✦

━ Admite que fue divertido ━ Luego de caminar aproximadamente tres cuadras y quedar totalmente empapadas, pues la lluvia había empeorado, fueron capaces de llegar al bar mencionado, donde se secaron disimuladamente con las varitas. ¿La mejor parte de su “viaje” hasta el bar? Ambas habían resbalado con un charco congelado, quedando sentadas en el suelo con un leve dolor en el trasero. Beatrice lo encontró sumamente divertido, haciendo mención de que serían horribles patinadoras sobre hielo. ━ ¿Crees que nos hagan descuento por ser guapas? ━
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

S. Rox Jensen el Sáb Ene 27, 2018 4:06 am

Roxanne no pudo más que sonreír cuando escuchó como su amiga afirmaba ver el mundo de color azul, aquel optimismo era típico de Beatrice y, aunque al principio era una de las cosas que más para atrás había echado a Rox en cuanto a su amistad, con el tiempo había comprendido que era un rasgo inherente en la rubia y que, además, era contagioso.

Evidentemente sus sueños no pasaban por tener mellizos, aunque habría sido más exacto decir que carecía de esa clase de aspiraciones, y es que el máximo pensamiento que le dedicaba al futuro era qué iba a comer al día siguiente. Roxanne nunca había tenido expectativas, ni altas ni bajas, en cuanto a su futuro a excepción del laboral, claro está. Le daba igual si se casaba o se quedaba soltera, si tenía muchos hijos o un montón de gatos, todo eso le era completamente indiferente. Mientras McDonal’s no cerrase Rox podría hacerle frente a prácticamente cualquier cosa.

Bueno, todavía somos jóvenes como para preocuparnos por eso —sobre todo habiendo temas más importante de los que preocuparse, pensó Rox. No lo dijo, sin embargo, porque no quería ser agorera. — Y oye, si a los cuarenta seguimos solteras podemos casarnos tú y yo y adoptar una niña chinita —dijo continuando con la broma.

Fue inevitable que la morena se echase a reír ante lo que había sido un pobre intento de voz masculina, pero oye, al menos lo había intentado. Pero fuera con voz masculina, o con un intento de ella, o con su propia voz femenina, la promesa de una cerveza bien fría y en buena compañía sonaba genial.

Estaría mintiendo si dijera que lo de no querer molestar no era una excusa para escapar y dejar a un lado las preguntas sobre su presencia en la librería, desde luego no había esperado encontrarse con nadie conocido cuando fue allí, mucho menos con Bee, y agradeció profundamente que la rubia no insistiera. Era un tema delicado, no solo por la carga emocional, sino también porque hacer demasiadas preguntas podría ponerla en una situación comprometida; tenía que ir con cuidado. Aunque bien mirado salir a tomar unas cervezas con alguien que era una fugitiva también era bastante comprometedor.

Por supuesto que me vas a acompañar con una cerveza, ¿qué pensarán de mi si me ven beber sola? —se escandalizó. Realmente no le importaba beber sola, ni mucho menos lo que pudieran decir de ella, pero tenía que convencer a Bea como fuese. — Desgraciadamente no llevo cámara, pero la imagen en mi cabeza durará para siempre, por eso no te preocupes —contestó, riendo ante la cara que puso la rubia.

Por un momento pensó que de verdad Bea llevaría un paraguas para poder resguardarse aunque fuera un poco de la lluvia y no mojarse tanto, porque un paraguas para dos no cubría demasiado, pero era mejor que nada.  Su rostro pasó de la ilusión a la desilusión en apenas un segundo, lo que tardó en darse cuenta de que, efectivamente, les tocaría mojarse.

▲▼▲

Roxanne se debatía entre reírse a carcajadas o ponerse a gritarle al aire, no solo el tiempo se había puesto mucho peor, empapándolas desde la cabeza hasta los pies, sino que, además, se habían caído de culo al resbalar con un charco congelado. UN MALDITO CHARCO CONGELADO. Solo podía pasarles a ellas, vamos. Al final optó por reírse, daría menos impresión de estar loca.

Ni idea, pero si no nos hubiéramos secado podríamos haber sacado copas gratis y ganar un concurso de camisetas mojadas —bromeó la morena. Por suerte contaban con ayuda mágica, algo que los muggles, que iban de un lado para otro corriendo intentando mojarse lo menos posible, no tenían a su alcance.

El calor del bar causó que la piel de la morena se erizara debido al drástico cambio de temperatura, pero era muy bien recibida. Estaba segura que de aquel paseo ambas sacarían un nada agradable resfriado. Cogió de la mano a Beatrice y se acercó a la barra de aquel bar, dispuesta a pedir dos cervezas igual de frías que el charco con el que se habían resbalado.

¿Nos pones dos cervezas bien frías y nos las llevas a… —se giró e hizo un barrido visual del bar, buscando una mesa donde sentarse. Había donde elegir, Bea tenía razón y no el local no tenía mucha afluencia. Le hizo un gesto a su amiga para ver si la mesa que había al fondo, un poco más apartada del resto, le parecía un buen sitio. Allí tendrían algo más de privacidad y más libertad para hablar sin tener que estar demasiado pendientes de si un muggle las oía. — …aquella mesa de allá? Muchas gracias.

Definitivamente los días de lluvia me gustan más desde mi casa, sin charcos asesinos acechando en cada esquina —dijo una vez estuvieron sentadas y disfrutando del techo sobre sus cabezas, nunca sabes lo mucho que necesitas algo hasta que no lo tienes, como un buen techo. La miró sin creerse todavía que la tuviera en frente, la primera vez que había visto su rostro en uno de los carteles de “se busca” pensó que no volvería a verla, pero ahí estaba, a punto de tomarse una cerveza y riendo. Roxanne se sintió como si el tiempo no hubiera pasado. — Estoy haciendo memoria de cosas que contarte, a parte de mi boda de mentira, claro. A ver... No hay grandes cosas, la verdad. El otro día se escapó de su habitación un paciente que tenía delirios, iba completamente desnudo y se puso a perseguir a Margareth, aquella enfermera tan gruñona, ¿la recuerdas?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.550
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 79
Puntos : 35
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Beatrice A. Bennington el Dom Ene 28, 2018 12:01 am

Antes de que todo el mundo mágico se volviera un caos, y antes de que estuviera obligada a huir junto a Steven, Bea si había considerado abrir las puertas del amor en su vida. La verdad es que nunca le había tomado interés a este tema, ella era feliz con su familia y amigos alrededor, pero tenía curiosidad. ¿Qué se sentiría ser amada y ser vista como si fueras lo más preciado del mundo? Si bien muchas personas ya la veían de esa manera, porque aceptémoslo, Bea siempre ha sido una persona irremplazable, no era lo mismo y ella quería experimentar un amor diferente.

Lastima que toda oportunidad se le fue arrebatada. Aunque de igual manera, era extremadamente feliz con la compañía que le brindaban sus mascotas y la pizza. Adorada y sensual pizza.

━ ¡Claro que podemos casarnos si llegamos solteras a esa edad! Aunque tu llegarás a los cuarenta antes que yo Rox, que vieja te estás poniendo. ━ Bromeo entre risas. Realmente llego a imaginar una boda entre ambas, donde lo que más abundaban eran cervezas, bollos de canela y en una esquina, estaría su hermano en un ataque de risa eterno. Además, era obvio que ella sería el hombre de la relación, con su voz de macho que le sale tan perfecta.

✦✦✦

Si bien habían tenido una gran suerte encontrándose y siendo capaces de hacer una improvisada salida para recuperar todo el tiempo perdido, parecían no tener suerte esquivando charcos. Aunque claro, ¿cuál era la posibilidad de que aquello ocurriera? Una de cien por supuesto.

El bar estaba casi vacío, tal como había predicho, y parecía que las personas eran gente que, al igual que ella, recién habían salido del trabajo y decidieron pasar a tomar algo. O esa era la impresión que le causaban, por los trajes que unos usaban y todo eso. No le tomo gran importancia, y solo asintió hacía la pregunta no dicha de Rox respecto a la mesa.

━ Admite que fue divertido, además, si estuvieras en tu casa ahora mismo, no nos hubiéramos encontrado. ━ Y era verdad. Porque por más que fuera una persona insensata, nunca se hubiera atrevido a ir a la casa de su amiga. Más que nada porque antes le era desconocida su reacción. ¿Y si en su ausencia hubiera adoptado las creencias puristas? No podía arriesgarse y terminar capturada o algo peor. Además, también podía haber sido todo un riesgo para Rox si es que alguien llegaba a descubrirla en su hogar,

━¡No puedo creerlo! ━ Comenzó a reír de forma instantánea, imaginando toda la escena. ━ De seguro Margareth tuvo que sacar toda su fuerza de voluntad para no darle con un palo. ━ Se burlo, recordando a aquella mujer regordeta que parecía odiar a todo el mundo. Ah, las cosas que se perdía por andar de fuga. ━ ¿Sigue odiándome igual que antes? ━ Porque si había algo que la mujer parecía odiar aún más, era a Bea. Nunca entendió porque, pero tampoco le intereso.

━ Por mi parte, no es realmente mucho lo que puedo contarte. ━ Si bien su vida se había vuelto más emocionante, por decirlo de alguna manera bonita, la mayoría de sus experiencias escapando no eran algo que quisiera contar en ese momento pues lo último que deseaba era amargar el ambiente. ━ Comencé a trabajar en la librería hace dos meses, y voy rotando, ya sabes, por seguridad. ━ Steven le había recomendado aquello, en especial cuando sintiera que ya no era un lugar seguro. Extrañaba a su hermano y su sobreprotección en ese sentido. ━ ¿Alguna cosa interesante en el mundo mágico? Si bien leo el profeta y corazón de bruja, porque me gusta mantenerme informada, no todo es totalmente cierto. ━  Ella lo tenía más que claro.

━ Dos cervezas frías para las señoritas. ━  Su pedido no había tardado nada en llegar, junto a la coqueta sonrisa del mesero… que se le hacía familiar. ¿No lo había visto una vez por el refugio? Por otro lado, ¿Era normal que el vaso fuera tan grande? ━ Va por cuenta de la casa. ━ Dijo finalmente, guiñándoles un ojo y retirándose. Se había ido con la misma rapidez con la que había llegado, sin darles oportunidad de agradecer.

━ Esto es mejor que el descuento. ━ Menciono finalmente unos segundos después, levantando su vaso. ━ Salud entonces Rox, por este inesperado encuentro. ━
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

S. Rox Jensen el Jue Feb 01, 2018 9:05 pm

Roxanne tuvo que admitir que aquello era cierto, de haberse quedado en casa por la lluvia no habría visto a Bee, esa era la suerte que había tenido de no saber que se pondría a llover de aquella manera. Llevaba ya el suficiente tiempo viviendo en Inglaterra como para saber que el tiempo no era precisamente lo mejor del país, siempre nublado, con humedad y lloviznando, pero es que una cosa era que cayeran cuatro gotas y otra la tormenta que se había formado aquella tarde. Lo dicho, que había tenido suerte de no saber que llovería de aquella forma, pues de haberlo sabido se habría quedado en casa y jamás se habría reencontrado con Bea.

Vale, lo admito. Pero habría sido mucho más divertido ver como alguien más se caía en nuestro lugar —refutó con una sonrisa, porque sí, sabía que estaba feo, pero a Rox pocas cosas le hacían más gracia que ver a la gente caerse. No era tan gracioso cuando le pasaba a ella, claro.

La risa de Bee fue contagiosa, y aunque ella ya se había reído durante un buen tiempo por aquel suceso, no pudo evitar volver a hacerlo una vez más. Si es que por muchas veces que contara aquella historia seguía teniendo gracia.

Ganas no le faltaban, ya te lo digo yo. Estaba tan furiosa que se puso hasta roja, aunque puede que también fuera por la vergüenza, ya sabes, con ese carácter tan amargado seguro que era el primer hombre desnudo que se le acercaba —comentó con burla, puede que fuera un comentario algo cruel pero aquella mujer se había ganado a pulso hasta el último comentario que Rox pudiera hacer. Además, aquel tipo de humor era muy típico en la sanadora. — Seguro, ¿pero a quién no odia esa mujer? El día que se muerda la lengua se envenena.

Escuchó atentamente lo que la rubia le comentaba sobre su nueva vida, no fue mucho pero entendía perfectamente que no quisiera tocar cierto temas. Aunque una parte de Rox sentía curiosidad, tampoco iba a preguntar, primero de todo porque respetaba la privacidad de su amiga, y segundo porque probablemente no fueran temas de los que hablar en un bar donde cualquier cotilla podría poner la oreja y enterarse.

Claro, ¿y qué tal es trabajar en el mundo muggle, es muy diferente de una librería mágica? —habiéndose criado en el mundo mágico, y teniendo unos padres como los que tenía, tan elitistas y separatistas entre el mundo muggle y el mágico, obviamente Rox nunca había tenido algo parecido a un empleo hasta que había empezado a trabajar en San Mungo.

Estaba a punto de responderle cuando el camarero las interrumpió trayéndoles su pedido, dos jarras bien grandes de cerveza fría. No pasó desapercibida la actitud del hombre, pero aun así fue una auténtica sorpresa cuando dijo que la cuenta iba por cuenta de la casa. Rox abrió los ojos sorprendida pero enseguida una sonrisa apareció en su rostro, si había algo mejor que la cerveza era la cerveza gratis.

Por nosotras —brindó, estando de acuerdo con las palabras de su compañera. El frío líquido bajó por su garganta y le supo todavía mejor que de costumbre, ¡porque era gratis! — Pues realmente, si me has dicho que lees El Profeta y Corazón de bruja, sabes lo mismo que yo. Solo se sabe lo que a ellos les interesa, está claro que la prensa está manipulada, pero ¿cuál es la verdad? Probablemente tú lo sepas mejor que yo, hacer demasiadas preguntas es peligroso. La gente sigue desapareciendo… —su tío volvió a su mente, y se sintió culpable por estar allí tomándose una cerveza con una amiga mientras seguía sin saber nada de él. Suspiró. — No hay medios que den información fiable, ¿te imaginas un periódico que dijera la cosas tal como son? No duraría ni un par de horas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.550
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 79
Puntos : 35
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Beatrice A. Bennington el Lun Feb 05, 2018 7:53 am

No solo habían tenido suerte de que Rox hubiera salido de casa ese día, si no que también habían tenido suerte en que justamente, fue a parar al lugar donde se encontraba actualmente trabajando. ¿Cuál eran las posibilidades de que aquello sucediera? Seguramente poquísimas. Por otro lado, era cierto, le hubiera dado un ataque de risa si hubiera visto a otra persona en su situación… pero vamos, se lo paso riendo más o menos cinco minutos al caer ellas, ¿cuál era la diferencia?

━ Y pensar que posee una apariencia tan tierna. ━ Porque sí, la mujer era toda una amargada con rostro de odio a todo el mundo, pero si regalara sonrisas y fuera dulce, sería tan querida como ella. Mentira, nadie podía ser más querida que ella. ━ Imagino que me extraña muchísimo… al igual que todos los demás. ━ Dijo sonriendo con burla, aunque si esperaba que la extrañarán, aunque fuera un poquito, porque ella si lo hacía. Su trabajo siempre había sido una de las cosas más importantes en su vida, al igual que sus pacientes.

━ Es mucho más relajado, pero menos divertido. ━ Acepto, haciendo un mohín al pensar en la diversión que causaban aquellos libros que respiraban o expulsaban fuego de vez en cuando. ━ Lo realmente bueno, es que no tengo miedo de que un libro me vaya a atacar. ━ Rió, recordando como un libro le había apretado el brazo, dejándole unos pequeños dientes marcados. De eso ya varios años. ━ Además, ya has visto que siempre estoy bien acompañada. ━ Agrego finalmente, con una sonrisa pícara, recordando a Charlie, quien era realmente guapo… aunque Bea realmente no le tomará la atención necesaria a todas sus señales.

Finalmente brindo junto a Rox, bebiendo de su vaso y arrugando levemente la frente. Tenía un sabor amargo claro, pero tampoco estaba mal, era aceptable para ella. ━ Si bien antes el profeta ya estaba realmente manipulado, con este cambio de gobierno ha empeorado. ¡Que podemos decir de corazón de bruja! Ese siempre ha sido mayormente mentiras y chismes. ━ Pero aún así, solía leer ambos periódicos sin falta, aun cuando se lo pasaba casi todo el tiempo quejándose en voz alta sobre lo que decía. ━ No me importaría ser la persona que cree ese periódico. ━ Acepto, sonriendo con un brillo en los ojos que gritaba problemitas. ━ Podría entregárselo a ciertas personas en persona, y enviárselos a otros por lechuza. ━ Dijo emocionada. ━ ¿Te imaginas? Podría mostrar cierto contenido que coincida con lo que acepta el gobierno actual, pero al decir cierta palabra y apuntar el periódico con la varita, te enseña el verdadero contenido. ━ Ya estaba imaginando todo, y no sonaba para nada mal. ¡Sería muy útil para que las personas supieran que sus familiares seguían vivos! Ocultos, pero vivos.

━ Posiblemente en algún momento lleve a cabo ese periódico. ━ Aseguro, bebiendo un poco más de su cerveza. ━ Ellos no tendrán ni idea de que existiría, podríamos usar hasta un nombre falso. ━ Sí, la idea ya estaba en su mente y nada la quitaría. Ahora solo le quedaba llevarla a cabo.

━ Creo que soy de tragos mucho más dulces, pero no está nada mal. ━ Comento su opinión sobre la cerveza de manera random, riendo ante ese mismo comentario. ━ Por cierto, ¿Siguen utilizando celulares en el mundo mágico? ━ Más que nada lo preguntaba, para ver si sería capaz de comunicarse con ciertas personas a través de ese medio… hasta a la misma Rox podría comunicarla de ese medio mucho más fácil, si es que poseía un móvil claro.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

S. Rox Jensen el Miér Feb 21, 2018 12:22 am

No puedo hablar por esa vieja urraca, pero claro que te echamos de menos. Es muy injusto que tuvieras que irte así —afirmó la francesa, al menos ella sí que extrañaba verla por San Mungo, y sabía que algunos otros compañeros también la echaban en falta, Bee se hacía de querer y su ausencia se notaba.

Roxanne sonrió cuando la rubia le contó sobre su trabajo en la librería muggle, desde luego que los libros no fuesen más que eso, libros, le evitaba a su amiga unos cuantos sustos. Nada de accidentes laborales causados por libros con malas pulgas. Su sonrisa se amplió notablemente, adquiriendo una expresión traviesa, cuando Beatrice le mencionó lo bien acompañada que estaba en su trabajo. Desde luego que se había fijado, tenía ojos en la cara, y tampoco le había pasado inadvertido el hecho de como miraba aquel chico a su amiga.

Oh sí, lo he visto, ya sabes, mirar no hace daño a nadie… Que se lo digan a él, que no te quitaba los ojos de encima —le dijo sin quitar la sonrisa traviesa de su rostro, no sabía si su amiga se habría dado cuenta o no de ello, pero por si las moscas ya se lo contaba ella, que para eso estaban las amigas.

Cuando la cerveza bajó por su garganta no hizo más que reafirmar el pensamiento de la joven, la cerveza cuanto más fría y gratis sabía mucho mejor, así que aquella estaba de lujo. Una risita se le escapó cuando vio como Bee arrugaba un poco el ceño al beber. Era adorable.

Mientras que la rubia había tenido que renunciar a su vida para mantenerse a salvo, la morena todavía conservaba lo que podría decirse una vida normal y tranquila. Quizá por eso, cuando su amiga comenzó a plantearse en serio el tema del periódico, Rox no pudo hacer más que abrir los ojos con sorpresa. Era muy arriesgado, una auténtica locura, pero claro, ¿cuándo ya eres una fugitiva qué más da un cargo más a la lista de delitos que se te achacan?

Estás como una cabra, Bee —comentó sin salir de su asombro. — Genial, te he dado una idea potencialmente suicida, si lo llego a saber no digo nada —la idea no era mala del todo, eso era cierto, pero tampoco era una idea demasiado sensata. El refrán de perro ladrador poco mordedor no se aplicaba al nuevo gobierno, y hacer algo semejante sería una completa locura.

Las situaciones de ambas eran el reflejo del mundo de locos en el que vivían. Por un lado, Beatrice era perseguida y tratada como una delincuente por el mero hecho de venir de una familia muggle. Por otro lado estaba Roxanne, que provenía de una familia de magos de sangre pura, al menos legalmente hablando ya que realmente la francesa era mestiza, lo cual le brindaba una relativa tranquilidad al no tener que huir ni esconderse, a menos que hiciera algo que se considerase ilegal, como por poner un ejemplo cualquiera, crear un periódico que sacara a la luz los trapos sucios del gobierno.

En serio, estoy viendo esa mirada en tus ojos que no significa nada bueno. Promete que tendrás cuidado y te lo pensarás dos veces antes de hacer algo así —era su deber de amiga decir aquello, aunque sospechaba que cuando algo se metía dentro de la cabecita de la rubia era realmente difícil sacarlo de allí.

El ambiente se suavizó cuando de repente, Beatrice le hizo saber su opinión sobre la cerveza, causando que Roxanne riese con ella. Ya lo había notado por la cara que había puesto antes, pero escucharla decirle fue igualmente gracioso.

La próxima vez tú elijes la bebida, ¿vale? Puede ser todo lo dulce que quieras, no tengo problema —le ofreció con una sonrisa, ya que ella había aceptado beber cerveza aquella vez, era justo que a la siguiente fuese Rox quien aceptara lo que la rubia propusiese. — Bueno, supongo que depende de a quien le preguntes —respondió después de darle otro trago a la cerveza. — El mío está en el primer cajón de mi mesita de noche, sin batería. De verdad que no me aclaro con ese cacharro, he leído cientos de veces las instrucciones y nada, como si estuvieran en chino. Los cacharros muggles son un misterio para mí, todavía no entiendo cómo han podido pasar de mandar palomas mensajeras a esos aparatos, ¡es complicadísimo! —exclamó como si la culpa la tuvieran los muggles por crear semejantes chismes, cuando en realidad era ella la que era una negada para esas cosas. — La última vez que lo encendí me llamaron para ofrecerme no sé qué cosa de un tal Internet, te juro que no entendí nada, y me tuvieron casi una hora al teléfono. Fue horrible. Pero oye, si además de en el periodismo también te apetece aventurarte en la enseñanza, puedes darme alguna clase, a ver si al fin consigo entenderlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.550
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 79
Puntos : 35
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Beatrice A. Bennington el Lun Mar 05, 2018 10:51 pm

Sonrió con un deje de tristeza cuando le comento que su partida fue injusta, porque ciertamente lo había sido. Aquello le hizo recordar los sueños constantes que tenía de vez en cuando, donde nada de eso había ocurrido, y ella seguía teniendo su vida normal en el mundo mágico, atendiendo a sus pacientes, paseando con Alexandra y peleando con Steven por el ultimo trozo de pizza. Ciertamente despertar luego de aquello era duro. Saber que estás sola, aunque solo fuera en presencia, y tener claro que nada volverá a ser lo mismo, le rompería el corazón a cualquiera.

━¿Uh? ¿Lo dices en serio? ━ Pregunto, con evidente sorpresa. Tenía claro desde hace años que era una super despistada, pero era imposible que no notará la mirada de Charlie sobre ella. Debía ser una broma de Rox. ¿Cierto? ¿CIERTO? Aunque, tampoco le molestaría si fuera cierto.

Toda persona que se hubiera cruzado con Beatrice, aunque sea una vez en la vida, sabía que correr riesgos era parte de ella y poca o nada importancia le daba a su propia seguridad. Bah, realmente si lo hacía. De hecho, muchas veces planeaba las cosas, pero al momento de ejecutarlos, siempre ocurría algún desastre. Desde pequeña había aprendido que todos los desastres no eran su culpa, si no de su apellido. ¡Que de seguro con algún otro todo le sale bien! Pero no, tenía que portar el apellido Bennington y vivir rodeada de problemas. Al menos hacía su vida más divertida.

━ Sabes que se me hubiera ocurrido en algún momento. ━ Le aseguro, para que no se sintiera tan culpable de la futura locura que haría. ━ Solo has acelerado el proceso. ━ Le sonrió inocentemente, como si intentará decirle “No es tu culpa, pero si lo es.”

La idea realmente le había encantado, y no se quedaría en un simple pensamiento. Lo haría realidad costará lo que costará. Tampoco es como si fuera muy complicado, pues ya tenía una base, ideas al azar alojadas en su mente que se multiplicaban con rapidez y un futuro nombre que se reservaría para una mayor sorpresa. ━ Tendré cuidado… pero no puedo prometer que estaré bien. ━ Agrego lo último en su mente, con un pequeño sentimiento de culpa. Sabía que, si aquel periódico comenzaba a circular, y era encontrado, estaría en serios problemas… A menos que realizará todo de forma anónima claro. Bien, bien. ━ Serás la primera en recibir la primera edición, lo prometo. ━ Le guiño un ojo, bebiendo otro trago de su cerveza, un poco más acostumbrada al sabor.

¡Pero como se le ocurre decirle eso mientras está bebiendo algo! ¡Por Merlín! Que por poco termina imitando a un dragón, pero en vez de lanzar fuego lanzaría cerveza. ¿Un dragón lanzando cerveza por la boca? Sería re popular… Pero ese no era el punto. ━ Casi escupo toda la cerveza sobre ti. ━ Rio, limpiado su boca con una servilleta. Que si se le había escapado un poco del trago por la comisura de los labios. ━ ¡Claro que te enseño, Rox! Se nos haría mucho más fácil comunicarnos y todo. ━ Hizo un puchero, intentando convencer a su amiga de que el móvil era algo positivo, no negativo. A ella no le molestaría enseñarle, y sería una forma mucho más segura de mantenerse en contacto.

━ La otra vez quise enviarte una foto mía de cuando comí una piña por accidente. ¡Tenía la cara del tamaño de una pelota de futbol! ━ Aunque todos consideraban la piña como una exquisitez, y hasta a la pizza se la agregaban, para Bee era como un veneno, pues le tenía alergia. ━ Pero luego lo pensé y dije: “Si no me contesto las otras treinta fotografías, ¿por qué me contestaría esta?” O sea, de igual manera la envié después, pero sabía que no la verías. ¿Ves por qué es importante que prendas tu cacharro y aprendas a usarlo? ¡Si una vez le pillas la técnica, todo va en ascenso! ━ De alguna u otra manera la iba a convencer. Aunque sea contándole sus anécdotas.

Iba a seguir en lo suyo, cuando una persona se presento en su mesa. Era el mismo joven que anteriormente había ido a dejarles las cervezas.  ━ Lamento la interrupción, solo quería saber si están cómodas. ━ Dijo aparentemente a ambas, con las manos en los bolsillos, pero obviamente hablaba exclusivamente a Rox.  ━ Salgo en una hora, ¿te apetecería beber algo conmigo aquí mismo a esa hora?━ No, no, no. Eso si que no. Le hubiera aceptado que le pidiera el número, que la invite a salir otro día, pero no que se la quiera robar en una hora más. ¡Ese tipo estaba chiflado!

━Mi NOVIA seguirá en su CITA CONMIGO a esa hora. Así que chu, chu. ━ Mintió, haciendo énfasis en ciertas palabras, mientras fruncía la frente para darle más credibilidad. Que no se le ocurrió nada más oye, además, la cara del chico era ÉPICA. ¡No se arrepentía de nada!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

S. Rox Jensen el Mar Abr 03, 2018 6:07 pm

No pudo evitar soltar una risa ante lo despistada que era su amiga, ¿cómo era posible que trabajase codo con codo con ese chico y no se hubiera dado cuenta de que bebía los vientos por ella? ¡A saber que más cosas le habrían pasado desapercibidas!

Muy en serio, solo le faltaba tener un par de corazones en vez de ojos para hacerlo más evidente. Pero si hasta parecía que se había tomado un filtro amoroso —bromeó la francesa. Pobre chico, seguro que si escuchara su conversación se habría reprendido por no ser más discreto con sus miradas.

Desearía haber seguido con el tema del chico enamoradizo, porque realmente aquel tema de la revista clandestina le daba mala espina. El nuevo gobierno no se acogía al dicho de perro ladrador poco mordedor, para nada. Este perro mordía y bien fuerte, prueba de ello era el número de magos que habían desaparecido, como su tío, o los otros tantos que habían tenido que huir para no acabar en Azkaban.

Roxanne puso una cara de no estar muy convencida ante las palabras de la rubia, no solo se seguía creyendo culpable de haberle dado semejante idea, sino que ese “tendré cuidado” no sonaba demasiado convincente. Pero Beatrice era adulta y por tanto haría lo que quisiera, además ella, como el resto de fugitivos, sabían bien cómo se las gastaba el nuevo régimen, así que solo le quedaba confiar en que de verdad su amiga tuviera cuidado.

Espero que ese ejemplar al menos esté firmado, y con una dedicatoria bonita. Por cierto, ¿qué nombre le pondrías al periódico? —preguntó, rindiéndose sobre seguir objetando a aquel plan, al fin de cuentas la rubia haría lo que quisiera.

La francesa no supo exactamente que parte de sus desventuras con el teléfono móvil fue la que le causó tanta gracia a Bea, pero al menos una de las dos encontraba diversión con sus meteduras de pata. El único invento muggle que parecía controlar a la perfección era la televisión, y eso probablemente se debía a su obsesión por el deporte, concretamente el fútbol europeo, y las películas malas que solían hacer de vez en cuando. Aunque debía de reconocer que la cara que puso su amiga, cuando casi escupe la cerveza, valió oro.

Me alegra oírlo, pero vas a necesitar toneladas de paciencia, quien avisa no es traidor —advirtió Rox, haciendo énfasis en la palabra toneladas. No estaba exagerando cuando decía que se le daba mal el manejo del móvil, si de verdad Bea quería ayudarla iban a necesitar mucho tiempo para que Roxanne se pusiera al día.

Fatal es poco para describir como se sintió Roxanne cuando Bea le contó que le había estado mandando fotos y ella no le había contestado a ninguna. No quería que pensara que la ignoraba, o que no le interesaba su vida. ¡Es que ni siquiera sabía que se podían mandar fotos con aquellos chismes! Decididamente tenía que aprender a usar ese maldito cacharro.

Vale, vale. Me has convencido. Ahora sí que tengo que aprender a usarlo, tengo que ver esa foto sí o sí. ¿Alguna foto graciosa más que me haya perdido y deba ver? —comentó sonriendo y deseando ver dicha instantánea. —  No me lo tengas en cuenta, si hubiera sabido que me mandabas cosas no lo habría dejado abandonado en un cajón. Ni siquiera sabía que se podían mandar fotos, con eso te lo digo todo. ¿Cómo diablos se manda una foto por el aparato ese?

Esperaba que Bee la entendiera, y por supuesto que estaba siendo sincera cuando decía que volvería a darle una oportunidad al teléfono, al menos lo intentaría porque visto su historial el fracaso estaba casi garantizado. Estaba a punto de preguntarle si ella llevaba encima su teléfono, de verdad que quería que le enseñara aquella foto, pero fue interrumpida por el camarero de antes.

La cara de Roxanne mostró una evidente confusión cuando les dijo que solo quería saber si estaban cómodas, dicha confusión pasó a la incredulidad cuando se dirigió a ella en exclusiva para preguntarle si quería tomar algo cuando acabara su turno, y de la incredulidad pasó a una expresión que Rox no sabría cómo nombrar pero que le dejaba la seria duda sobre qué cara habría sido más épica, si la del camarero o la suya propia. De haber estado bebiendo en aquel momento le habría pasado lo mismo que a Beatrice momentos antes con la cerveza.

Eh… esto… Y-ya la ha oído —respondió, no sin trabarse un poco al principio, a causa de la sorpresa incial. — Es la primera vez que me llama novia, es un momento importante para nosotras, así que si es tan amable de dejarnos solas. Ya sabe, chu, chu —imitó a su amiga una vez se repuso de la sorpresa y pudo seguir la farsa, aguantándose las ganas de estallar en carcajadas. Incluso alargó la mano para coger la de la rubia, fingiendo emoción por el arrebato pasional de su novia.

La solución de Beatrice había sido disparatada y efectiva a partes iguales, el chico se había vuelto por donde vino con la cara más roja que un tomate y balbuceando una disculpa, o lo que se intuía como una pues no pronunciaba con demasiada claridad. A pesar de la marcha del camarero Roxanne todavía luchaba por no reírse, porque seguro que si las escuchaba sabría que le habían tomado el pelo.

¿Has visto su cara? Por Merlín —susurró Rox, que comenzaba a ponerse roja del esfuerzo por aguantarse la risa, incluso se le escapó una lágrima traicionera. — Eres malvada, Beatrice —y después de decir esto ya no pudo aguantarse más y empezó a reírse lo más silenciosamente que pudo, con lágrimas incluidas. Hasta le dolía el estómago de la risa. — Seguro que tiene que estar cavando un agujero en el suelo que lo lleve hasta China por lo menos —consiguió decir después de coger aire. — Madre mía, pensaba que me moría de la risa... ¿Entonces la fecha de hoy es nuestro aniversario? ¿Qué les diremos a los niños cuando nos pregunten?  —bromeó Rox cuando logró calmar su risa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.550
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 79
Puntos : 35
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Beatrice A. Bennington el Lun Mayo 14, 2018 6:07 pm

El interés de Charlie hacía ella nunca había sido notorio. De hecho, siempre había creído que entre él y Megan, otra compañera de trabajo, había algo más que amistad. ¿Ahorita mismo? Estaba confundida. Es que, oh vaya, no se esperaba algo como eso si era sincera. Pero bueno, como había dicho, era guapo, sin embargo, no era su tipo. Aunque realmente no tuviera algo definido. Para la rubia funcionaba de forma fácil: Si le gustaba, pues le gustaba y ya. A veces lo dejaba claro, otras, pasaba desapercibida. Dependía de la intensidad y de que le había atraído de esa persona.

En fin, el tema ya había quedado atrás y el actual interés era el periódico. Aquel que deseaba hacer realidad en algún momento. El nombre… debía ser algo épico, llamativo y que refleje la situación. ¿Qué tal “Thunderbird”? No, no. Que ese era el título de un ave del que había leído hace poco. ━ “Lear Ol” Que significa “Lo real” pero al revés. O quizá “Solar”, porque… porque me gusta. ━ Y se largó a reír, por lo absurdos que sonaban aquellos nombres sumamente improvisados. ━ Creo que me tomará un poco de tiempo encontrar uno decente y que llame la atención, pero no demasiado. ━ Acepto, mientras volvía a beber un poco de cerveza. Luego de tanto, ya no le sabía tan mal. Hasta estaba pasable.

Por otro lado, estaba el gran problema de Rox con la tecnología. Parecían luchar el uno contra el otro, de verdad. ¡Y que le llamaran ofreciendo internet! Merlín, pagaría por haber visto la cara de su amiga. Porque verdaderamente, aquellos vendedores eran insoportables y hablaban como cotorras. La única solución era córtales las llamadas. Aunque fuera descortés.

━ Tengo paciencia suficiente para enseñarte. Además, de seguro aprendes rápido, que no es tan difícil como crees. ¡Hasta los ancianos manejan los celulares como si nada! ━ Exclamo, entusiasmada ante la idea de ser la profesora tecnológica de Rox. Ante su pregunta, estuvo a breves momentos de sacar su móvil y enseñarle la fotografía. También para aprovechar a enseñarle un poco sobre el tema, pero el camarero se materializo, casi como un fantasma junto a ellas.

Beatrice no dudo en deshacerse de él, de la manera más efectiva: Hacer como si ambas fueran novias. ¡Y lo mejor es que Rox le había seguido la idea, de inmediato! Hasta le había cogido la mano y todo. Le encantaba cuando sucedían cosas como esas, donde ella soltaba tonterías y sus amigas le seguían, como si fuera la mejor idea del mundo.

A diferencia de su amiga, que aguantaba la risa, quizá para no hacer sentir mal al camarero, Beatrice comenzó a reír de inmediato. Al menos se cubrió la boca con la mano, para no reír tan alto. Tampoco era tan mala con el pobre chico. ━ Claro que la vi. ¡Fue tan graciosa! ━ Le respondió, con una sonrisa enorme, antes de volver a reír por culpa de la contagiosa risa de Rox. ━ Por supuesto. Hoy es nuestro aniversario oficial, el día en que te pedí ser mi novia. Cuando los niños pregunten, nos hicimos novias bebiendo cerveza y rechazando a un camarero que se quería poner seductor con su madre. ━ Levanto su cerveza, haciendo un brindis con la su amiga, aun riendo. Cada cosa que sucedía, Merlín.

Finalmente, pudo sacar su móvil, apretando un par de cosas, hasta dar con lo que buscaba. Esta es una de las fotografías que te envié. ¿Cierto que salgo divina? Ya verás el resto cuando aprendas a usar tu cacharro. ━ Porque lo aprendería a usar, aunque fuera lo último que Beatrice hiciera en esa vida. ━ ¿Soy la única que ve que ya son las 20:30? La hora avanza demasiado rápido. ━ Se quejo, guardando nuevamente su móvil. ━ ¿Tienes trabajo mañana? Estaba pensando… ━ Silencio para causar sorpresa. ━ que podríamos ir a bailar un rato. ¿Qué te parece? Conozco un lugar, no tendremos problemas si me reconocen y la música es buena. Quizá ambas necesitamos relajarnos un poco. ━ Y bebió lo poco que le quedaba de su cerveza. ━ ¡Y lo acepto! Aun no soy muy fan de la cerveza. ━
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

S. Rox Jensen el Mar Mayo 29, 2018 2:48 pm

Lear Ol. Lo real… —pronunció despacio, comprobando cómo sonaban al decirlo. Roxanne arrugó un poco el gesto, no muy convencida.— No es que suene mal, es que me recuerda a la marca de champú que uso, L’Oréal —se explicó, acompañando las risas de Bea con las suyas propias.— Supongo que no es una decisión que se pueda tomar a la ligera —tampoco es como si ella tuviera mucha experiencia en eso de ponerle nombre a periódicos o revistas.

La sanadora se fijó en el rostro de Bee mientras volvía a beber de su cerveza, parecía que después de unos cuantos tragos ya iba acostumbrándose al sabor amargo. Sonrió levemente para después beber ella también, lo cierto es que la primera vez que había bebido cerveza Roxanne también había puesto una cara similar a la de su amiga. Era un sabor al que había que acostumbrarse.

Rox no supo si sentirse esperanzada o extremadamente torpe al escuchar aquello. Hasta los ancianos usaban los móviles sin problemas, pero ella era incapaz de mandar uno de esos dichosos mensajes de texto. ¿Era peor que un anciano? Lo que le faltaba para su próxima y amenazante crisis de los treinta.

No sé si eso suena del todo bien —dijo con un tono que dejaba claro su inseguridad sobre el tema.— Si no lo consigo me voy a deprimir, seré más torpe que un anciano. Ay, creo que ya me estoy arrepintiendo —bromeó, aunque en parte iba en serio. Es decir, el miedo a quedar fatal era real.

El momento camarero fue demasiado TOP, las risas eran más que evidentes a pesar de que ella intentaba controlarse, pero ver a Beatrice reírse solo hacía que ella riese más y viceversa. Era un círculo vicioso de risas. Se sentía un poco mal por el chico, aunque de todas maneras no habría aceptado su invitación, no solo porque estaba con Bee, sino porque en la mente de Rox las citas últimamente ocupaban un lugar muy bajo en sus prioridades. Estaba bien sola. Eso sí, jamás habría podido predecir la reacción de la rubia, ¡estaba loca!

Será una bonita historia que contarles —contestó al tiempo que levantaba su cerveza y brindaba con Beatrice. Observó cómo su amiga sacaba su teléfono, pues a diferencia de Roxanne, Beatrice sí que llevaba el suyo encima. Suponía que tenía algo que ver con el hecho de que la rubia sí que sabía usarlo, y como ella por el contrario prefería dejarlo abandonado y sin batería.

Completamente divina —sonrió de manera divertida al ver la foto. El caso es que a pesar de la cara, con la lengua fuera y todo, salía bien. Maldito ser fotogénico, pensó Rox con cariño mientras la miraba. Estaba a punto de protestar, no solo quería ver las demás fotografías en aquel momento, sino que si tenía que esperar a saber manejar su móvil no iba a verlas nunca. Pero prefirió callar, no fuera a ser que las clases de tecnología muggle empezasen en aquel mismo momento, algo que no le apetecía nada de nada. Cuanto más pudiese retrasarlo mejor.

Sorprendida, Roxanne miró la hora, en efecto eran las ocho y media. La francesa no se había dado ni cuenta del paso del tiempo, si parecía que acabasen de entrar por la puerta del bar. La miró con una ceja alzada y una sonrisa ladeada cuando la rubia le dijo que había pensado algo, que miedo le daba.

Sí, pero tengo el turno de noche —explicó cuando le preguntó si mañana trabajaba. Había pedido el favor a una compañera de que le cambiase el turno para salir antes aquella tarde, pero a cambio al día siguiente le tocaba trabajar por la noche.— Así que no creo que haya problema, dormiré hasta tarde y me despertaré justo para entrar a trabajar. ¡Salgamos a bailar!

Por Merlín, ¿hacía cuanto que Roxanne no salía a bailar? Últimamente había estado bastante ocupada con el trabajo y cuando tenía algún día libre estaba demasiado para salir de fiesta. Puede que se estuviera haciendo vieja. Rox se terminó su cerveza mientras veía como Bee hacía lo propio con la suya.

Bueno, tendré que sacarte a tomar cerveza más a menudo, hasta que te acostumbres —dijo riendo ante la confesión de su amiga. Le estaban empezando a doler las mejillas de tanto sonreír o reírse, casi se había olvidado de lo contagiosa que era la alegría que Beatrice parecía poseer de manera natural. Roxanne, que de normal pecaba de gruñona y recelosa ante la actitud tan alegre en los desconocidos, había acabado por disfrutar cuando se rodeaba de gente como Bea o Laith.

Pues tu mandas, ¿dónde me vas a llevar ahora? —preguntó mientras se levantaba de la silla y se ponía la chaqueta. Solo esperaba que hubiera dejado de diluviar, no le apetecía caerse en otro charco. Estuvo a punto de ir a pagar las cervezas hasta que recordó que el camarero las había invitado pero después de lo que había pasado. Se quedó a medio camino, pensando.— ¿Seguiremos estando invitadas a las bebidas o ahora nos las cobrara al doble de caras por romperle el corazón? ¿Nos vamos corriendo por si acaso, o nos disculpamos y le damos un número falso? O el verdadero ya puestos, total, no es como si supiera descolgar el teléfono.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.550
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 79
Puntos : 35
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Beatrice A. Bennington el Lun Jul 09, 2018 3:05 am

Y se rio aun más ante sus palabras. ¡Pues claro! Con razón se le hacía levemente familiar el nombre. L’Oréal era exactamente lo mismo. Se preguntaba si aquella marca había tenido una idea similar a la suya o algo, porque mira, que coincidencia y ni siquiera lo había pensado con claridad. Realmente le tomaría un buen tiempo escoger el nombre de aquella revista, si es que finalmente la llevaba a cabo claro.

━ ¡Pero mujer! ━ Se quejo, ante su inseguridad cuando se refería al móvil. ━ No puedes dejar que la tecnología te gane, claro que no. ━ Se negaba completamente a aquello. ¡Si era tan fácil! Y que conste, no lo era solo porque era hija de muggles y básicamente conocía aquellos aparatitos desde niña. Lo decía porque de verdad, tomándole práctica, cualquiera podía aprender y Bee tenía la esperanza de que su amiga solo debía detenerse un momento, examinarlo, juguetear y ya. Así de simple. ━ Te enseñaré sí o sí. No voy a dejar que te desanimes sin intentarlo. ━ Cualquiera que la conociera sabría que la rubia era terca a más no poder. No se rendiría tan fácilmente.

Vale, que no le hubiera molestado si le hubiera pedido una cita a su amiga para otro día, pero él quería que su cita fuera en una especie de AHORA MISMO. No, no. Que ahora Rox era de su propiedad, y no la iba a soltar hasta en un muy buen rato. O sea, no era de su propiedad, pero era suya en ese momento… Eso.

━ Que justo tengas turno de noche es el mundo conspirando a nuestro favor. Estábamos destinadas a salir juntas a divertirnos. ━ La emoción se le notaba en los ojos. Mira que amaba bailar, y acompañada con una amiga, mucho mejor. Estaba segura de que ambas lo pasarían genial aquella noche, como siempre que se les ocurría salir juntas o con Laith a algún lugar nocturno. Ocasiones que habían sido varias a pesar de sus complicados turnos, porque siempre habían encontrado alguna manera de acomodarlos. Pero de eso ya mucho tiempo.  ━ ¿Planeas volverme alcohólica o algo así? ¡Me niego! ━ Exagero, llevando una mano a su pecho como si estuviera exaltada o algo, antes de reír.

Se levanto de la silla casi a la vez, abrigándose enseguida, mientras pensaba. Correr no sonaba mal, pero…  ━ De seguro si, aunque ya sabes, cualquier cosa, aun tengo la costumbre de convertir gente en animales. ━ Y le guiño un ojo, divertida. Que todos conocían lo feliz que era Beatrice usando esos hechizos de transformación.  ━ Vamos a salir como la pareja feliz que somos. ━ Dijo, sonriendo con complicidad y una mirada traviesa, antes de tomar la mano de su amiga. Vale, que no eran raros aquellos gestos entre ellas, pero aquello pondría al chico a echar humo. Ay, que divertido.

Para su suerte, ambas salieron como si nada del local, y para mejorar todo aun más, había dejado de llover, aunque el frío parecía haber aumentado. ━ ¿Conoces el subte? ━ Pregunto, con los ojos brillantes. La emoción era algo que no la abandonaba. ━ Es una discoteca nueva, y la verdad, solo unos pocos tenemos la suerte de conocerla. O sea, en realidad no es nueva, solo se creó una ampliación mágica para que los fugitivos y gente que nos apoya podamos salir a divertirnos un rato. La lleva un hombre muy divertido, te va a agradar. ━ Cherry se había encargado de que la rubia conociera millones de lugares seguros donde divertirse y se lo agradecía, o no podría salir a bailar de forma segura con su amiga.

━ Ahora dime, ¿sigue gustándote la música electrónica? ━

●●●

Habían tardado unos veinte minutos en llegar, en los cuales se dedicaron más que nada a hablar de temas triviales, ponerse al día con los chismes y caminar envueltas en un cómodo silencio. No había notado hasta ese momento cuanto extrañaba su antigua vida, aquella que posiblemente, nunca volvería a tener.

El local era un edificio enorme, en el cual había una fila de adolescentes listos para emborracharse o bailar. Ellas por suerte, solo debieron enseñarles sus varitas discretamente al guardia, quien se aseguro de que ella era un fugitiva y Rox una persona que no apoyaba a los puristas, para poder ingresar. Solo les basto bajar una pequeña escalera y el sonido de la música las envolvió. ━ Bienvenida al subte mágico, querida. ━ Beatrice extendió los brazos, como diciendo “Observa, observa, este es mi hogar”

━ ¡Mira quien aparece luego de tanto tiempo! Y bien acompañada, me atrevo a decir. ━ Un hombre de apariencia joven se había acercado a ellas nada más al ingresar, con una sonrisa juguetona.  ━ Soy Theodore, el dueño, es un placer conocerla, bella dama. ━ Y tomo la mano de la sanadora, llevándola a sus labios para besarla.  ━ Y tú. ¡Te dije que vuelvas pronto, pero mírate, apareciendo dos meses después! ━ Regaño a la rubia, quien fingía inocencia.  ━ Pueden usar la mesa del fondo, ya sabes que tiene los asientos más comodos. ¡Ah! Y si quieren alguna canción especial o un trago, pídanlo sin problema. Lo ultimo va por cuenta del local. ¡Dile a Cherry que me llame! ━ Dijo alejándose, para saludar a las personas que habían entrado luego de ellas.

━ Un amor, ¿verdad? ━

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

S. Rox Jensen el Lun Ago 27, 2018 1:23 am

No es alcoholismo si lo controlas —puntualizó cuando su amiga la acusó de querer volverla alcohólica.— Además, nadie se ha vuelto alcohólico por un par de cervezas. Creo —se echó a reír ante su pequeña duda final.

Roxanne no pudo evotar reírse ante la insinuación de su amiga. Por Merlín, pobre chico, encima de las calabazas que había recibido Beatrice lo quería convertir en un animal. And que... menos mal que allí estaba ella para pararle los pies a la rubia. Aunque sería divertido tener un pato de mascota. No, no, no. Ella era la sensata, la que tenía que ponerle freno al todo terreno que era su amiga.

Agarró con decisión la mano de Bee y salieron del bar sin problemas, menos mal, porque menudo bochorno si les hubieran llamado la atención por irse sin pagar. A ver como explicaban que es que el camarero las había invitado pero se había echado atrás al descubrir que eran lesbiana. Sonaba a cuento chino.

Pues no, no lo conozco. Pero me encantará ir —reconoció con sinceridad. Hacía un tiempo que no salía de fiesta, últimamente parecía que vivía para trabajar nada más, y ya cuando la rubia le explicó que era un sitio seguro para fugitivos supo seguro que no había nunca. Por suerte Roxanne no había tenido que huir del nuevo gobierno. — No, la verdad es que me he pasado a la música clásica, ya sabes, Tchaikovsky, Chopin, Mozart... —comentó mirando atentamente la cara que ponía su amiga para luego echarse a reír.— ¡Pues claro que me sigue gustando!

▲▼▲

No iba a mentir, la verdad es que sintió algunos nervios mientras el hombre de seguridad de la discoteca comprobaba que no apoyaba a los puristas, es decir, no los apoyaba, en absoluto, pero su familia era harina de otro costal. Por suerte, desde que se cambió el nombre a Roxanne Jensen, renegando de su familia y su ideologia, habían muy pocas personas que la reconociesen como Shirley Moreau. Todo un alivio.

Rox miró impresionada el lugar, paseando sus ojos por cada rincón y esquina, observando los detalles y la expresión de felicidad de su amiga. Estaba claro que aquel sitio le gustaba mucho.

Es increíble, Bee, ¡me encanta! —exclamó, contagiándose del entusiasmo de la rubia.

La francesa obersvó al hombre que se les acercó y que parecía conocer a Beatrice, seguramente de las veces anteriores que hubiese ido, y que, para sorpresa de Roxanne, resultó ser el dueño de aquel sitio.

El placer es mío, Theodore —le sonrió amable y sin poder evitar un cierto sonrojo cuando el dueño del local le dio un beso en la mano. ¿Quién tenía esos gestos en pleno siglo veintiuno? ¡Qué vergüenza!

Observó divertida la escena entre Theodore y Beatrice, como éste la regañaba por haber tardado tanto en ir, incluso rió de vez en cuando.

Sí, es encantador. ¿Lo conoces mucho o es así de amable con todos sus clientes? —estuvo de acuerdo con su amiga.— Bueno, vamos a nuestra mesa ¡y a pedir chupitos de tequila! Necesito que el alcohol te nuble el juicio si pretendo enamorarte con mis pasos de baile.

Empezó a bailar de una manera bastante ridícula y que no pegaba en absoluto con la música, como para darle credibilidad a sus palabras anteriores. No es que la francesa bailase bien, pero tampoco bailaba taaaan mal. Se estaba esforzando por hacer pasos de baile que bien podría haberlos hecho su madre en su juventud, o incluso su abuela, para causarle algo de vergüenza a Beatrice y mientras lo hacía no podía parar de reírse ante la mirada que la gente les estaba dando.

O mejor, vamos primero a por los chupitos y luego ya, si eso, vamos a la mesa —dijo cogiendo la mano de su amiga y estirando de ella hacia la barra. — ¡Tequila para todos! —exclamó cuando llegaron a la barra y se acercaron para ver qué querían.— Bueno, para todos no, que sino se acaba. Para nosotras solo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.550
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 79
Puntos : 35
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.