Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Toma de contacto — Priv. Hotaru

S. Rox Jensen el Lun Ene 22, 2018 10:50 pm

22/enero/2018
08:07 am.

Roxanne irrumpió en la recepción del hospital como si de un huracán se tratara, llegó con paso apresurado, prácticamente corriendo, y con una cara de agobio que hizo sonreír a Beth, la recepcionista. A aquellas horas de la mañana no había apenas gente en la recepción de San Mungo, a diferencia de Urgencias, donde había estado trabajando Rox toda la noche, que había estado bastante concurrido.

¿Llego tarde? ¿Ya ha llegado? —preguntó nada más llegar a la altura del mostrador. Normalmente habría saludado a Beth lo primero, pero aquel día se le pasó por completo el uso los buenos modales. — No, no llegas tarde. Todavía no ha llegado. Deberías relajarte, Roxanne —le contestó la recepcionista sin dejar de sonreír. Bueno, al menos a alguien le divertía a aquella situación.

Desde que le habían comunicado que aquel año sería, por primera vez, tutora de un alumno de medimagia, Roxanne había estado algo nerviosa al respecto. Recordaba sus prácticas en el hospital, no era tan mayor como para no recordarlas, y en su mayoría atesoraba buenos recuerdos de aquella época. El paso de la teoría a la práctica, con pacientes reales y en un auténtico hospital con situaciones de todo tipo, era algo muy emocionante para cualquier estudiante, o al menos así lo había sentido ella.

No sé de qué hablas, Beth, si estuviera más relajada estaría muerta —le contestó Rox mientras se encogía de hombros y apoyaba sus codos en el mostrador. — Pues huelo tu nerviosismo desde aquí —siguió con la bromita y, por supuesto, sin borrar aquella sonrisa que empezaba a ser molesta. — Voy a tener que revisarte el olfato, te puedo hacer un hueco a última hora de la tarde, si quieres.

Rox solía bromear cuando trataba de desviar la atención de los temas que la incomodaban, algunas veces funcionaba y otras no, aunque por suerte aquella vez sí que funcionó y Beth dejó aparcado el tema para centrarse en el papeleo que estaba haciendo antes de su llegada. Con aquel silencio, la sanadora aprovechó para calmarse y centrar sus pensamientos, diciéndose a sí misma que no tenía motivos para estar nerviosa. No dudaba ni por un segundo de sus conocimientos como sanadora, sabía que era buena en su trabajo y creía ser capaz de transmitirlo, pero tutorizar a alguien era algo que no había hecho nunca e inevitablemente sentía un nudo en la garganta ante lo desconocido.

Ya que estás aquí podrías firmarme esto, son las altas que has dado en Urgencias, así le evitas luego el viajecito a alguna enfermera —le pidió Beth, sacándola de sus pensamientos. De manera automática, cogió los papeles que le tendía la recepcionista y con una pluma empezó a firmar dichos documentos, repasando el informe antes de firmarlos, por si las moscas había algo mal.

En ello estaba cuando el carraspeo de la mujer volvió a llamar su atención y la vio con la mirada fija en alguien por detrás de ella, Rox se giró y, al ver a una joven acercarse, inmediatamente supuso que sería Hotaru, la alumna que le habían dicho iba a estar a su cargo. Como si hubieran apretado un botón de encendido, Roxanne olvidó todos sus nervios anteriores y entró en modo profesional, segura y confiada de sí misma, como siempre que trataba con sus pacientes. La confianza era clave en su trabajo, ver a un sanador hecho un manojo de nervios no transmitía ningún tipo de seguridad.

Buenos días, tú debes de ser Hotaru Bloodworth, ¿correcto? —preguntó, por si acaso se estaba confundiendo de persona. — Yo soy Roxanne Jensen, la encargada de tus prácticas —se presentó con una cordial sonrisa y tendiéndole la mano. A partir de ese momento empezaba un nuevo capítulo en su carrera y en la de Hotaru también, y esperaba que fuera provechoso para ambas.


Última edición por S. Rox Jensen el Vie Feb 02, 2018 1:29 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.050
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 83
Puntos : 37
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Hotaru Bloodworth el Sáb Ene 27, 2018 7:13 pm

Aquella noche apenas había dormido un par de horas. Me pesaban los párpados y tenía unas ojeras que casi me llegaban a los pies, parecía un oso panda a pesar de ponerme un poco de corrector y una BB cream para parecer despierta. El hecho de no dormir ocurría casi siempre que tenía algún evento importante: me tumbaba en la cama y me ponía a dar vueltas y vueltas; leía un libro, escuchaba música… pero nada de eso, que un día común me dejaba totalmente KO, funcionaba. Para cuando lograba mi objetivo tenía que despertar o llegaría tarde al compromiso (cosa que detestaba) o, simplemente, me desvelaba. Tampoco había podido desayunar, mi estómago se había cerrado a cal y canto, así que mis tostadas de pan con mermelada de fresa que me metía al cuerpo todos los días, quedaron en el plato mordisqueadas ligeramente.

No era para menos estar nerviosa. Mi primer día de prácticas. Mil preguntas acudían a mi cabeza: ¿cómo sería aquello? ¿Aprendería mucho? ¿Me llevaría bien con los compañeros? ¿Y con mi tutor? ¿Y sí la liaba con un paciente? Me mordí el labio en un gesto de ansiedad. Otra señal inequívoca de mis nervios era el dolor en la tripa. Una especie de nudo, unos cólicos que me hacían querer huir de allí. Sabía que en cuanto llegase el momento desaparecerían, pero mientras eran una auténtica tortura.
Como no, había llegado a San Mungo antes de la hora, no excesivamente pronto pero si unos quince minutos antes de la hora que nos había encomendado la universidad. Me había dirigido al área concreta y me había presentado ante una mujer que se hallaba detrás de un mostrador y que había indicado que esperase sentada en un banco a que me atiendan, cosa que tomaría pocos minutos. ¡Y ojalá fuese cierto!

Así que allí estaba yo, con mi cartera pegada contra mi pecho, casi encogida pues aquello parecía que aliviaba esos dolores atroces. Al cabo de unos minutos, que a mí se me antojaron eternos pero que no debieron ser más de cinco, otra mujer que estaba tras el mostrador (a la cual no había visto antes) me pidió que le acompañase. Se presentó como Beth y, mientras caminábamos, comentó algunas cosas sobre el ala donde nos encontrábamos y sobre que iba a estar cómoda con la doctora Jensen. Me gustaría haber podido contestarle, pero mi boca no pudo emitir ningún sonido hasta que no llegamos a un despacho donde encontramos a una mujer castaña trasteando con papeles.
Se giró al escuchar el carraspeó de Beth y se presentó. Por las barbas de Merlín, ¡era muy joven! No sé por qué pero me esperaba a alguien más entrada en años, pero la doctora Jensen podría tener, a lo sumo, cinco años más que yo. Eso sí, no dudaba por un instante que no estuviese capacitada para enseñarme, simplemente me había sorprendido.

- Ho…Hola – como no, mi voz estaba ligeramente entrecortada, cosa normal con los nervios. Me aclaré un poco la garganta y traté de destensar los brazos – Sí, esa soy yo. Encantada doctora Jensen – intenté sonreír, pero salió una especie de mueca extraña, así que volví a mis facciones de siempre. Abrí la cartera rápidamente, quería entregarle todo el papeleo antes de que se me olvidase – Estos son mis informes de seguimiento. Debe rellenarlos semanalmente y enviárselos a mi tutor universitario, aunque imagino que le habrá contado todo el señor Delloway – seguro que lo sabía, parecía tonta en ese momento y sólo deseaba que la tierra me tragase. ¡Como odiaba estos primeros momentos!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Asami Zdrenka
Edad del pj : 23
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 3.000
Lealtad : Neutral
Patronus : Oso Panda
RP Adicional : 000
Mensajes : 24
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5491-hotaru-bloodworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t5530-take-a-sad-song-and-make-it-better-hotaru#81460 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5531-walkin-on-sunshine-hotaru-s#81461 http://www.expectopatronum-rpg.com/

S. Rox Jensen el Jue Feb 01, 2018 8:08 pm

Todavía le quedaba un informe por firmar cuando apareció Beth seguida de Hotaru, la alumna de medimagia que iba a estar a su cargo. Lo firmó rápidamente, sin prestarle la misma atención que a los anteriores, no tenía tiempo para hacerlo y, además, dudaba de que hubiera alguna errata pues los demás estaban correctos.

Roxanne levantó la vista de los papeles y la fijó en la chica, que parecía sorprendida y nerviosa a partes iguales, y le sonrió con amabilidad, esperando que aquel primer encuentro no fuera demasiado incómodo y los nervios de ambas se disiparan rápidamente. No sabía a qué se debía la sorpresa inicial de Hotaru, quizá la había imaginado de otra manera, puede que incluso se esperase a un hombre… ¡a saber! Ella no era legeremante, pero fuera como fuese le alegraba saber que no era la única nerviosa en la habitación.

Solo Roxanne está bien, no es necesario tanto formalismo, vamos a pasar mucho tiempo juntas —intentó ser todo lo amable y accesible que normalmente nunca era, por suerte era capaz de separar el trabajo de su vida personal, de modo que su carácter no era tan seco como podía serlo fuera del horario laboral. Rox esperaba que al ser también relativamente joven, y haber estado en su puesto no hacía demasiado tiempo, fuera de ayuda y pudieran entenderse mejor.
Sí, me lo comentaron pero no está de más que me lo recuerdes —respondió mientras echaba una ojeada por encima a los papeles que acababa de tenderle Hotaru.

Dudaba que se le olvidase entregar los informes pero por si las moscas se pondrían algunos post-it por ahí para recordarlo, una costumbre muy muggle que le pegado su tío, pero era muy efectiva. Observó como Beth se retiraba, dejándolas solas, y se apresuró a coger los informes de alta que le había dado antes para que firmara.

Ey, Beth, no te olvides de esto. Están todos firmados —le informó mientras le tendía los papeles. La mujer ya entrada en años le sonrió y le dirigió una última mirada a Hotaru. — Pórtate bien con ella, Jensen, no le muerdas —bromeó antes de salir por la puerta.

La sanadora puso los ojos en blanco, después de años de conocerse todavía le costaba acostumbrarse al humor tan poco oportuno de la recepcionista. Esperaba que Hotaru no se lo hubiera tomado en serio, no quería que pensara que iba mordiendo por ahí a la gente. Menuda imagen.

Era una broma, todavía no he mordido a nadie —aclaró por si las moscas mientras tomaba asiento y le señalaba a la joven que hiciese lo mismo. — Pero sí que me han mordido a mí una vez. Primera lección, cuidado con los niños —dijo medio en broma medio en serio, pues sí que era cierto que un niño le había pegado un buen bocado una vez. — Tenemos que ir a revisar a un paciente a la primera planta en un rato, pero hasta entonces tenemos tiempo, así que si tienes alguna duda o lo que sea, no dudes en preguntar —le informó usando el plural, pues los primeros días la acompañaría a ella hasta que pudiera dejarla sola para hacer determinadas cosas. — También podemos aprovechar para conocernos algo mejor, eliminar un poco la tensión. Dime, ¿estudiaste aquí en Inglaterra, en Hogwarts, o fuiste al extranjero?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.050
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 83
Puntos : 37
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.