Situación Actual
3º-10º
21 marzo -> luna nueva
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
S. LYSSANDRA ØSTBERG pj destacado
GWENDOLINE EDEVANE pj destacado
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Una mano amiga [Eva Waldorf]

Leonardo Lezzo el Mar Ene 23, 2018 1:53 am

Recuerdo del primer mensaje :

El impresionante edificio de la biblioteca de Londres era visible desde cualquier parte de la calle. No había mucha gente entrando y saliendo, pero demasiada gente en la calle. Casi todos caminaban rápidamente hacia sus casas o sus trabajos, pero Leo estaba allí parado. Miraba a izquierda y derecha, con una mano en el bolsillo de su chaqueta asegurando la varita. Había mandado una breve carta a Eva Waldorf, la periodista del Profeta, citándola en este lugar. Ella le había dejado claro que quería formar parte de la Orden, y el chico se la iba a enseñar. Al menos la ubicación y las zonas comunes. Leo no conocía mucho más. Su residencia actual estaba en una trastienda. A veces conseguía trabajo cargando y descargando mercancías, y esa tienda era ideal para poder pernoctar sin ser descubierto. Metía a Nico en un sofá viejo, sobre una manta, y el se tumbaba sobre unos cartones. Las noches de más frío, el pastor alemán y Leo compartían el sofá. Había baño, microondas y un ordenador. El chico sabía de sobra que aquello estaba mal, pero era su forma de sobrevivir ahora.

Quizás debería plantearse le vivir en la sede de la Orden. Todos le tendrían más cerca en caso de necesidad, y él estaría más acompañado. Este último año se había vuelto un tanto huraño, menos hablador, casi rudo. Tener que dejarlo todo había sido duro para él. Había tomado un cappuccino yendo hasta la biblioteca, y casi se sintió normal. Había dejado a Nico en la sede, para que jugase con los niños, mientras él estaba fuera. El chico se impacientó un poco mirando el reloj grande que había en una farmacia. Si Eva no era puntual debería irse sin ella, no podía arriesgarse de aquel modo. También Eva se arriesgaba mucho al acudir al lugar indicado a la hora acordada. Leo desconocía si había alguien vigilándola de cerca. Es una buena mujer, trabajadora, alegre... No es la típica descripción de un mortifago. Quizás por eso la vigilen. O puede que todo sean paranoias de la mente de un chico fugitivo que está pasado tanto miedo como hambre.
Leonardo Lezzo
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 17.250
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 498
Puntos : 223
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Jue Mar 01, 2018 10:59 pm

Aquello no estaba saliendo como habían pensado de camino al callejón, en su cabeza era mucho más sencillo y en un momento iban a estar a salvo, pero no. El que ella hubiese lanzado el hechizo unos segundos antes, hizo que los otros dos se pudiesen defender.

Eran buenos, demasiado buenos para lo que a Eva le hubiese gustado, estaba muy oxidada para mantener ese ritmo de lanzamiento de hechizos de ataque y defensa, estaba claro que el gobierno prefería tener a la población sumisa y pasiva antes de potenciar la práctica de la defensa personal.

Los padres de Cloe cayeron al suelo, primero la madre y luego el padre intentando auxiliarla, sólo quedaban Leo y ella contra los dos aurores-mortífagos. Si no se daban prisa empezarían a llamar la atención con tanto fogonazo de luz, aquello se estaba desmadrando más de lo previsto, y cargar con los dos adultos para huir no entraba en los planes. Eva aprovechó la confusión para subirse el pañuelo, haciendo que cubriese toda la mitad inferior de su rostro, para no ser reconocida, ya que no les podían matar. Ser reconocida sería el mayor fallo que podía cometer.

Comenzó a lanzar todos los hechizos que recordaba que no fuesen mortales: Confundo, Petrificus Totalus, Desmaius... Todos eran repelidos por esos dos hombres del demonio. Hasta que a Eva se le ocurrió utilizar unos contenedores de basura para poner fin a esa situación tan absurda.

- ¡¡Agáchate!! - Le gritó Eva justo antes de lanzar el hechizo. - ¡¡Expulso!! - Lanzó apuntando a los contenedores de basura, que explotaron dejando inconscientes y magullados a los dos aurores que quedaban. Eva se giró para corroborar que ellos estuviesen bien, pero Leo tenía una pequeña mancha de sangre en la cabeza.

- ¡Leo! ¡Leo! ¿Estás bien? - Preguntó asustada. No parecía estar muy malherido, así que fue a mirar cómo estaba el matrimonio, que por suerte también respiraban y comenzaban a despertarse, por lo que volvió con Leo.
Eva Waldorf
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Megan Montaner
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 11.401
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 410
Puntos : 170
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Vie Mar 02, 2018 12:07 am

Se había complicado bastante, pero Leo era optimista. Sabía que iban a salir de aquella. Lo que no esperaba, es que Eva lanzase un fuerte hechizo que lanzó unos contenedores de basura hacia los mortifagos, que quedaron inconscientes. El chico aprovechó para atarlos también. No podía llevarlos con él, pero podrían esconderlos atados y desmayados, en el mismo callejón, y luego avisar a los aurores de verdad. Eva fue a ver como estaba el matrimonio. Leo intentaba acercarse, pero le dolía la cabeza. La chica preguntó si estaba bien, y el asintió. Algo le resbalaba por la cara. Sangre. No se asustó. Algo le habría dado en la cabeza, no era grave. Se acercó al matromonio, ayudándoles a reponerse. Su maestría con los hechizos sanadores era nula, pero podía reconfortarles con palabras, y ayudarles a ponerse de pie. - Será mejor que aparezcáis en una de las entradas más fiables. Lejos de aquí. ¿Podéis caminar? - La pareja les dio las gracias, se abrazaron, y se desaparecieron. El chico confiaba en que buscasen la entrada de la biblioteca, o la del cuadro. Pronto se reunirían en el refugio, pero quedaban cosas que hacer. En medio del callejón habían cuatro hombres caídos. Dos muy inconscientes, gracias a Eva. Otro estaba atado.

Leo se acercó a los tipos que Eva había derribado, para atarles magicamente también. Lo que no esperaba es qué, de pronto, el único mortifago que no estaba atado lograse alcanzar una varita y le atacase. Leo cayó de bruces. Antes si quiera de protegerse, miró a Eva. Se levantó y empezó un duelo con el mortifago. El fugitivo se puso un poco violento, no quería que aquel tipo escapase. Casi tenían todo controlado. No podían fallar en algo así. Pero el mortifago en cuestión era fuerte, y muy diestro. Por un momento Leo creyó desfallecer, pero en un ataque de rabia y de buena suerte, logró lanzar un Expulso al hombre, que chocó contra la pared y cayó al suelo sangrando por la nariz. Leo soltó un suspiro. - Eva, Eva, tenemos que atarlos, esconderlos e irnos de aquí. No pueden encontrarnos. Si han dado el aviso, pronto vendrán más. Y no creo que podamos con más... - Aquel callejón daba un poco de miedo. Había un desorden notorio, hombres tendidos por el suelo, y sangre. El moreno se acercó a la mujer, y la agarró del brazo para poder aparecerse. Quizás debió haberla avisado, pero era mejor no perder el tiempo. Estaban en un parque céntrico de Londres, entre los arbustos. Lugar muy peligroso de noche, pero totalmente seguro de día. Leo se puso la mano en la cabeza, le escocía.  
Leonardo Lezzo
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 17.250
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 498
Puntos : 223
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Vie Mar 02, 2018 6:36 pm

Todo había terminado. Tras un pequeño percance, que Leo supo solucionar con bastante facilidad, por fin estaban a salvo, y por suerte ella no había sido reconocida, así que seguiría en el anonimato.

Ver a esos hombres tirados en el suelo, insconscientes y amordazados, era una visión espantosa pero muy satisfactoria, había dado la talla en su primer día y eso le hacía sentir eufórica. Se sentía tan útil, y Leo lo había hecho tan bien... Estaba con la boca abierta, jamás hubiese creído que pudiese llegar a ser tan satisfactorio, de haberlo sabido habría ingresado antes en la Orden.

Mientras pensaba en todo eso con orgullo, Leo se le acercó a toda prisa. Era cierto que debían irse de allí de inmediato, era peligroso permanecer en el lugar del duelo, pronto aparecerían un montón de magos para averiguar lo que había pasado, y ellos no debían estar ahí cuando llegasen. Así que Leo les sacó de allí haciendo que se aparecieran en un parque, entre unos arbustos. ¿No había un sitio mejor para aparecerse? Estaban los dos sentados y llenos de tierra, menudo desastre.

- Ha sido... Brutal, hemos corrido mucho peligro, pero hemos sabido dar la talla y solucionar la crisis, salvando a esa pareja... - Miró fíjamente a Leo, conteniendo toda la adrenalina que la desbordaba a duras penas, hasta que no pudo contenerse más y se lanzó a abrazarle. - ¡¡Has estado genial Leo!! Me siento tan orgullosa de ti, has estado increíble. Nunca creí que pudiese vivir una situación así, y me siento tan bien.

Después, notando que estaba muy callado y sangraba, le miró la herida. No parecía grave, era algo superficial, pero la sangre era muy escandalosa y parecía mucho más de lo que era en realidad.

- ¿Quieres volver al refugio para curarte la herida? O a mi casa, no sé... Pero deberías mirarte eso cuanto antes. - Hizo una breve pausa, recordando que si ella no hubiese sido tan drástica, él no estaría herido. - Siento haber provocado que te hicieses daño, fue lo primero que se me ocurrió y no me paré a pensar. No volverá a pasar, me siento tan culpable por ello...

Mientras decía todo aquello se puso en pie y tendió la mano para ayudar a Leo a levantarse, si se quedaban mucho más entre los arbustos quedaría muy raro, no era la mejor opción.
Eva Waldorf
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Megan Montaner
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 11.401
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 410
Puntos : 170
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Dom Mar 04, 2018 2:26 am

El alivio que sentía sabiendo que estaban lejos de aquel callejón no era pleno, no se sentiría bien hasta que Eva y él estuviesen totalmente a salvo en el refugio. Además, tenía la sensación de qué no había hecho todo lo que podía. Aquellos canallas se habían quedado tendidos en el callejón. Podían escapar perfectamente, o ser ayudados por otros mortifagos. Leo quería poder encerrarles, preguntarles cosas, saber como ayudar a los que estaban encerrados en Azkaban o en sitios peores. Pero lo primero era salvar a la pareja, después poner a salvo a Eva, y por último ponerse a salvo él. La periodista estaba eufórica. Al chico casi se le paró la respiración al notar su abrazo. La rodeó con los brazos, un tanto avergonzado. No esperaba eso. - Tu si que has estado genial. Si no es por ti no salgo de ese callejón. - Ella estaba contenta de haber luchado con tanto valor, y haber salido airosa. El chico suspiró aliviado. Al menos, ellos estaban bien. No tenían nada que temer. Pero debían ir al refugio.

Era consiente del dolor, pero no de que sangraba mucho. La euforia le duraba, y no era capaz de pensar en que necesitaba curarse. Eva se lo recordó, preguntando si quería ir al refugio o a su casa. - Lo más seguro es ir al refugio. Así sabremos que los padres de Cloe están bien. Hay algunos sanadores también, pero creo que esto no es nada. Y por supuesto que no es culpa tuya. Has actuado muy bien, con mucho nivel. Desconocía que una periodista pudiese ser tan diestra con la varita. Vamos. - Ambos se pusieron en marcha. Estaban un poco sucios, pero sanos. Lo mejor sería usar la entrada de la parte china de Londres. Caminaron un buen rato, pero era lo más seguro. En un restaurante, en la sala más honda, había un congelador que daba la entrada al refugio. No era la más elegante, pero si una de las más seguras.

Tras cerciorarse de que todos estaban bien, y que la misión del rescate había sido un éxito, Leo guió a Eva hasta una de las habitaciones libres. En breve, el chico se mudaría allí para estar más cerca de los demás. Su días como chico solitario estaban llegando a su fin. En la habitación había un espejo pequeño. Leo usó una toalla para taponarse la herida. Era todo lo que tenía que hacer, no era grave. - Me alegra mucho haberte conocido. Sigo sin saber quién mandó las cartas anónimas, pero se lo agradezco tanto... Eres maravillosa, y me alegro de que estés de nuestra parte. Como enemiga, sería imposible vencerte. - Sonrió bajando la mirada. Pensó, muy egoísta, que le gustaría que Eva estuviese también en el refugio. No como fugitiva, si no para poder verla cada día.
Leonardo Lezzo
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 17.250
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 498
Puntos : 223
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Vie Mar 09, 2018 1:28 am

Los padres de la pequeña estaban bien, eso era lo importante. Lo cierto es que la cara de felicidad de aquella niña, abrazando a sus padres, no tenía precio... Merecía de sobra todo el esfuerzo que habían hecho.

Como primera misión no había estado mal, se había estrenado y había dado la talla. Le gustaba pensar que había sorprendido a Leo, eso estaba muy bien, así no la subestimaría ni intentaría protegerla de forma innecesaria, y la vería como a uno más y no como a una muñeca de porcelana frágil.

Leo la guió hasta una habitación para poder curarse la herida. Como sitio temporal para vivir no estaba nada mal, y era muy seguro; sin embargo no lo veía como sitio definitivo para vivir, su casa era más bonita, aunque ya le gustaría que estuviese tan protegida como aquel lugar.

- A mí también me alegra mucho haberte conocido, ya fuera por azar o porque alguien quería que nos encontrásemos a posta. Si no hubiese pasado no estaríamos hoy aquí ni habríamos hecho una buena obra tan grande. - Respondió orgullosa. - ¿Cómo llevas esa herida? Espero que sea poca cosa... - Dijo mientras se acercaba para retirarle un poco la toalla y mirar.

Leo estaba muy callado, quizá fuese que el golpe le había dejado aturdido después de todo.

- ¿Sabes? Cuando te vi sangrando me asusté mucho, pensé que te había pasado algo serio y me bloqueé un poco... Menos mal que al final ha quedado en un susto... Intenta no volver a herirte por favor. - Y volvió a abrazarlo, el alivio la superaba. - Tenemos que celebrar que estamos bien, y tienes que enseñarme este sitio, que al final no he visto nada con la pelea.

Aquel sitio la intrigaba mucho, parecía enorme, pero no sabría decir dónde estaba ubicado exactamente. Era sorprendente, se escuchaba a un montón de gente yendo de un lado a otro, había vida allí, era como una ciudad en sí misma, y le fascinaba. Esperaba que allí estuviesen muchos de sus amigos de los que había dejado de saber.
Eva Waldorf
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Megan Montaner
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 11.401
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 410
Puntos : 170
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Sáb Mar 10, 2018 2:43 pm

La herida de Leo estaba mucho mejor, casi cerrada. Al menos ya no sangraba como un cerdo. Le continuaba doliendo un poco la cabeza, pero era normal después de una pelea como la que habían tenido. Ahora que estaban en el refugio y los padres de Cloe estaban a salvo, ambos podían relajarse. Habían aprendido que se les daba bien pelear juntos. El chico había aprendido que la mujer era muy fuerte y gracias a ella habían salido con vida de aquel callejón. Nunca podría mostrarle todo el agradecimiento que sentía. Eva le abrazó de nuevo, dejando escapar el temor y mostrando alivio. - Ha sido un pequeño corte, ya ni siquiera sangra. - Leo había acordado enseñarle el refugio, pero con todo lo ocurrido no había podido. Eva continuaba teniendo ganas de conocerlo, así que iban a ir de excursión.

Se levantó de la cama, intentando no tambalearse. - De acuerdo. Estamos en la zona de apartamentos. Todo esto está previsto para que las familias tengan donde quedarse. Hay algunas habitaciones más amplias, y otras preparadas para gente que prefiere estar sola. Aquí nadie está obligado a nada. Nadie tiene porqué pelear, ni porqué ayudar en las tareas del refugio. Pero mínimo, hay que hacerse la cama y mantener el orden y la limpieza. Es Dumbledore quien maneja todo esto, así que puedes imaginar que es un Hogwarts para refugiados. De hecho, se siguen impartiendo clases a los más pequeños. Que estemos en esta situación no implica que no deban ser educados en todas las ramas de la magia. Incluso en historia. - Leo indicó a Eva para salir de la habitación e ir a buscar las zonas comunes. - Supongo que hay elfos domésticos que se encargan de mantenerlo todo en su sitio, y de las comidas. Abajo está el comedor, hay una biblioteca, aulas y una sala de entrenamiento. Vamos. - Bajaron algunas escaleras, hasta llegar al piso inferior donde estaba todo lo que el chico estaba describiendo. Se acercó a la sala de entrenamiento, que estaba desocupada, y dejó pasar a la mujer. - Aquí puedes encontrarme la mayoría del tiempo. Me gusta mantenerme alerta. - La sala contenía todo lo necesario para la práctica de hechizos ofensivos y defensivos. Muñecos, espejos, algunos muebles viejos, … También había algunas pesas, y materiales de musculación. -  No todo es magia, también hay que entrenar el cuerpo. ¿Y si te roban la varita? El combate cuerpo a cuerpo es esencial. ¿Cómo te iría luchando solamente con tu cuerpo? - Leo preguntó con total inocencia, aunque podía parecer que lo estaba haciendo a propósito. En ningún momento pretendía ofender a Eva. Cierto es que tiene una figura esbelta, pero eso no quiere decir que sus músculos sean fuertes. Lo que Leo pretendía más bien, era ofrecerle ayuda con la pelea sin varita.
Leonardo Lezzo
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 17.250
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 498
Puntos : 223
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Vie Mar 16, 2018 3:29 am

Leo parecía mareado, al levantarse de la cama (aunque lo quiso disimular) perdió un poco la estabilidad. No terminaba de creerse que esa herida no tuviese importancia, pero tampoco era quién para imponer su opinión, así que dejaría a Leo hacer lo que creyese conveniente, aunque a ella le preocupase.

- Ya, ya... No sangra... Pero eso no significa que no tengas una conmoción por el golpe, o algo. De todos modos sabes cuidarte muy bien, no hace falta que diga más jajaja. - Dijo intentando sonreír.

Comenzaron a caminar por el refugio. Estaba muy bien equipado, mucho más de lo que ella creía. Iba con la boca abierta, dejándose guiar por Leo, quien le iba explicando el funcionamiento de todo, la utilidad de cada zona y demás. Había un montón de niños de diferentes edades correteando, se veían pocos adultos por allí, debían de estar haciendo algún tipo de trabajo. Era un ambiente muy confortable, nada que ver con la imagen de sitio oscuro y triste que tenía en su mente, era un alivio, casi le daban ganas de irse allí a vivir. Entonces entraron en la sala de entrenamiento, parecía un gimnasio muggle.

- He ido a sitios así, pero en su versión muggle. Allí los hombres se ponen como idiotas a hacer posturas delante de espejos... Es absurdo jaja. Yo iba a correr, porque correr en la calle con los coches y la gente era muy incómodo. Llevo una temporada que lo he dejado bastante de lado. - Ante la pregunta de cómo le iría luchando cuerpo a cuerpo, no sabía cómo contestar, nunca se había visto en esa situación. - Pues la verdad es que no sé pelear cuerpo a cuerpo, no me he visto en la necesidad de aprender... Tampoco me veo con fuerza para conseguir gran cosa. ¿Y tú? ¿Te defiendes bien?

Esa conversación podía acabar de dos modos: o bien Leo comenzaba a explicarle formas de defensa tal cual, o bien la regañaba por exponerse sin saber defenderse sin varita y luego queriendo darle una clase. Así que atajó el tema adelantándose a la situación.

- Sé que tengo que aprender, no es lo más responsable ir por ahí sin saber defenderme. Pero estoy segura de que me vas a enseñar a la perfección. Podemos quedar un par de horas todos los días para que me entrenes, ¿qué te parece? - Le propuso con entusiasmo. Pensar en pasar un par de horas con Leo todos los días le hacía tener taquicardia. - Por cierto, te invito a comer. Se ha hecho la hora de almorzar entre unas cosas y otras. Creo que es la mañana que más me ha cundido en la vida.
Eva Waldorf
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Megan Montaner
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 11.401
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 410
Puntos : 170
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Dom Mar 18, 2018 10:01 pm

Estas con Eva resultaba de lo más sencillo, y eso que a Leo no le resultaba fácil entablar conversación con nadie. Al menos, con Eva, siempre podría recurrir a esa vez que quiso enseñarle el refugio y terminaron en un callejón peleando contra unos mortifagos. La herida del chico no tenía importancia, pero la sangre no le gustaba nada y sentía algo en el estómago. Bien podía ser hambre, por las horas que eran. Tal y como había planeado, el chico le enseñó el refugio a la periodista. Se detuvieron en la sala de entrenamiento, lugar al que Leo daba mucha importancia. Si le preguntabas a los niños, su sitio favorito era el patio donde podían correr y jugar sin límite. Para los más adultos, y combativos, la sala de entrenamiento era el lugar donde querían estar. Ya fuese entrenando solos o acompañados. Sintiéndose útiles y preparándose para los posibles ataques.

A Eva le recordaba a un gimnasio. Leo solía ir al gimnasio porque le divertía, y porque necesitaba músculo para jugar a basket. Cuando entró en Hogwarts siguió entrenando a su manera, y jugando a Quidditch que era el único deporte mágico que le gustaba. - Si, había un hombre aquí que nos enseñaba defensa personal. Algo llamado Krav magá. - Leo le quitaba importancia, pero lo cierto es que aquella disciplina era ruda y violenta. Usas solamente el cuerpo, pero cara movimiento que hace el atacante sirve para defenderse. Los golpes pueden ser muy fuertes. No es que Leo sea especialmente violento, pero prefiere estar prevenido ante un duelo sin varitas. Eva quiso saber si él se defendía bien, pero no le dejó mucho tiempo para contestar. Dio por hecho que el chico sabía algo de lucha cuerpo a cuerpo, y propuso quedar todos los días para que le enseñase. Leo se quedó sin habla. ¿Verla todos los días? No sabía como decir que sí sin sonar demasiado efusivo. - Me encantaría. Todos los días... Será divertido. - Y dicho eso, sonrió como un idiota.

Eva le invitó a comer. El chico sentía hambre, pero no se había dado cuenta hasta que ella habló de comer. - Qué buena idea. Vamos. - Habían pasado una mañana muy ajetreada, y ahora ambos se comportaban como si nada hubiese ocurrido. Se descuidaron tanto que Leo no pensó en su condición de fugitivo hasta que fueron a salir del refugio. - ¿Conoces un lugar privado? No es buena idea que salgas a comer con un fugitivo. Podría ser peligroso para tu reputación. - También podía ser peligroso para Leo si le atrapaban, pero él no pensaba en ello en ese momento. Le importaba más el peligro que podía correr Eva si alguien se enteraba de su posición con la Orden del Fénix.
Leonardo Lezzo
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 17.250
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 498
Puntos : 223
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.