Situación Actual
10º-16º
13 octubre ➟ luna llena
Entrevista
Halloween
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich.

Clementine Boot el Jue Feb 01, 2018 4:42 pm

¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. SnxpVef
REFUGIO| ZONA COMÚN / INVERNADERO |FEBRERO 9:00 AM


Inspiró aire profundamente para luego liberarlo en un largo suspiro, estaba feliz. Pese a todo, lograba sentir esa sensación de agrado con la vida una vez más. Y no es que las cosas hubieran cambiado mucho durante el último año, todo lo contrario, las cosas se ponían cada vez peor. Pero dentro de toda esa voragine ella se daba tiempo, sin excepción, de ser feliz. De sonreír, aunque sea por una fracción de segundos  dejar salir a destajo las endorfinas que la hacen seguir viendo el vaso medio lleno en aquel tiempo de tanta rabia y obstinación ciega por el poder.

Esa mañana como era ya habitual se le podía ver sentada en medio del invernadero con un gran tazón de té en las manos. El olor del romero con rallado de jengibre invadía sutilmente su espacio cuadrado, puso ambas manos sobre el tazón sintiendo de pronto un golpe de calor.  Recordó entonces cosas que le decía su abuela como "mientras los pies, las orejas y las manos esten con calor, el frío no invadirá jamás" y que ella invierno tras invierno lograba comprobar.

Dejó la taza sobre una pequeña mesa de mimbre que se encontraba cerca, y tomó de ella unas dulces provenientes directamente de Honeydukes. Como todo primer día del mes, la señora Flume le había enviado un pack con los nuevos productos que lanzaba la tienda. Recién había abierto la caja, y por encima había podido leer nombres como: "Caramelos burbujeantes" y "Sapo Jucebox". Se preguntó si el último sería una rana de chocolate que te cantaba una canción antes de ser comida...Eso sería maravilloso so so so. Iba a tomar el envoltorio para leer y descubrir de qué iba ese nuevo dulce cuando de pronto del otro lado del vitral del invernadero una cabellera sumamente conocida apareció.

Tomó un gran bocanada de aire y a todo pulmón gritó.- ¡ULRICH!.- en un segundo el silencio magistral que dominaba el refugio en las mañanas se fue a freír huevos lejos. Se dió cuenta de su impetuoso accionar e hizo una mueca de arrepentimiento total en su rostro.- ¡Lo siento!.- gritó al aire, pidiendo una disculpa universal, dirigida a cualquier ser vivo que a tan tempranas horas fue interrumpió con su llamado.

Rió al ver cómo su amigo pegaba una salto de aquellos al toparse tan de sopetón con su apellido gritado a esas horas. Se levantó del sillón y comenzó a caminar hacia el exterior del invernadero para poder mostrarse mejor. Mientras lo hacía pensaba en lo mucho que le gustaba pronunciar el apellido de Drake, le encantaba como sonaba la R tras la L.

- Buenos díaaaaas.- le saludó cantadito.-  ¿Te apetece un té?.- le preguntó con una sonrisa radiante. - Me han traído una nueva cosecha de productos de Honey...- agrego para sumarle emoción a su invitación más  una mini coreografía de hombritos.
Clementine Boot
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. Tumblr_n2yvb6Mcq21rmtbego3_250
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b
Clementine BootInactivo

Drake Ulrich el Vie Feb 02, 2018 2:49 pm

Me había despertado a la siete de la mañana para ayudar a uno de mis compañeros a realizar una poción. Y no,  yo tampoco entiendo todavía por qué narices había que hacerla tan pronto, como si las propiedades de la nublada mañana fuesen mejores características para la poción o algo. Sólo sé que bostecé veintidós veces y que el pensamiento que más rondó mi cabeza fue: '¿por qué yo, mundo cruel?'.

Que oye, en realidad no me importaba ayudar a la gente. ¡De hecho me encantaba! Mi alma Hufflepuff desde siempre me había hecho un señor muy altruista, ya que simplemente me sentía bien ayudando. Que oye, si lo pensábamos, quizás era hasta egoísta ayudar si yo me sentía bien, ¿no? Porque lo hago por mí, no por el otro. Pero en verdad no, ya que me gusta ver feliz a las otras personas. No sé, era una filosofía un poco rara. ¿He dicho ya que tengo mucho tiempo para pensar ahí abajo y que creo que me estoy volviendo loco? Menos mal que me sacaron de Azkaban o yo creo que ya por estas fechas, me hubiese comido a mí mismo sólo para probar una teoría.

De hecho, me gustaba tanto ayudar que llevaba ya tiempo dejándole caer a Dumbledore que si había algún alma descarriada por el mundo que necesitase un tutor para algo... que me lo dijese a mí. Que yo podía. Que sí, que tenía a Fly y a Gabriella ahí fuera y eso suponía normalmente un estrés adicional, pero mi mujer me había prohibido—así, como lo oyes, PROHIBIDO—salir del refugio sin su permiso, por lo que hasta que ellas no bajasen, mi vida se basaban en bostezar, comer doritos y ofrecer mi ayuda a aquellos que lo necesitasen. ¡Y joe! ¡Todo el mundo tenía alguien a quién enseñar menos yo! Que soy un poco torpe, pero en el fondo sé más de lo que aparento.

Caminé por los largos pasillos del refugio con las manos en los bolsillos, pensando que sería muy guay tener un pupilo al que enseñar, ya que tendría que organizarme, hacer un croquis con las cosas que enseñarle, buscar materia que fortalezca sus puntos fuertes y ayude a mejorar su débiles... no sé, ¿acaso no era divertido? Era como entrenar a un Pokemon...

...

Quizás por eso Dumbledore no me da a nadie; porque los comparo con Pokemons.

Una vez llegué a la zona de los invernaderos, un grito me hizo despertar de mi absoluta inopia. Me paré de golpe, di un respingo y miré a ambos lados, viendo en el interior de uno de los invernaderos a Clementine. Volvió a gritar en busca de perdón, ya que debería de haber más de uno que acabase de despertarse debido a ese grito y no tardó en salir al exterior con esa sonrisa que... ¡era demasiado feliz! ¿Cómo podía estar siempre TAN FELIZ? Ese té tenía algo.

Buenos días —le devolví el saludo con una sonrisa que obviamente se me pegó de ella. Era imposible ser rancio con tremenda señora feliz a tu lado. —Pues ahora que lo dices... espera, ¿en serio? ¿¡Tienes un contacto que te hace contrabando de productos de Honeydukes!? Cuéntame más. —Y la persiguió al interior del invernadero, aceptando el té con un tono cotilla de señora octogenaria con muchas amigas.

En el interior de aquel pequeño rinconcito habían varios bancos acolchados alrededor, en cuyo centro había una mesita con todos los enseres para el té. Me senté tranquilamente en un banco y me apoyé hacia atrás, volviendo a bostezar y pasándome los dedos por los ojos.

Hoy me han hecho madrugar y estoy muerto, ¿tienes algún té que te anime y te despierte? Aunque... ¿eso es imposible, no? El té está hecho para relajar. Aunque en el mundo mágico yo ya me espero cualquier cosa. No sé, un café deprimente y un té motivador, eso sería revolucionario —comenté divertido. —¿Tu contacto de contrabando también podría conseguirme golosinas a mí? Las echo de menos.¿Hola? ¿Qué tenía, doce años? Sí, mentales a veces.
Drake Ulrich
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. XYKl26n
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 000
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 492
Puntos : 377
http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich#9979
Drake UlrichInactivo

Clementine Boot el Vie Feb 16, 2018 4:14 pm

Soltó una risita cargada de inocencia cuando vió a Drake saltar de esa manera tras su llamado. Y después de pedir las disculpas universales al mundo por tan radical accionar a tan tempranas horas fue al  encuentro del castaño con una sonrisa radiante en su rostro. Es que siempre es una muy buena mañana para ella si es que se encuentra con un rostro amigo.

Rió y movió sus cejas de arriba a abajo divertida.- Claro que tengo, trabajé allí por cinco años y unos muy felices.- entró junto a Drake al invernadero y ordenó un poco para que el castaño tuviera más lugares donde escoger sentarse y descansar un poco. Tomó la caja que le había llegado y se la tendió.- Hoy me han llegado dos nuevos productos que lanzarán esta semana al mercado y...- hizo una breve pausa para sacar algunas cosas de su interior.- ¡Ranas de chocolate! (mis favoritas) ¡Por montones!.- exclamó como una niña de cinco años mientras hacía bailar las cuatros ranas entre sus manos. - Saca lo que quieras, eso sí cuidado con las nuevas cosas que ya sabes que algunas pueden llegar a ser muy traviesas.- dijo soltando una risita juguetona. - Por ejemplo...- no se aguantó y se sentó en el suelo al lado del castaño. Sacó del interior de la caja un nuevo producto que su envoltorio era de un sapo rodeado de un gran arco iris .- No sé si este dulce te canta cosas, o hace que uno cante cosas al comerlo.- dijo mordiéndose el labio animada mientras lo miraba con ojos brillantes.

Observó como Drake lleva sus manos a los ojos y se los refregaba, y cuando escuchó sus palabras como si de pronto le hubieran inyectado una gran dosis de energía se levanta de sopetón y dejó el dulce nuevamente en su lugar.- ¿Qué dices? ¡Claro que existen tés que te suman energía! Existe uno para toda necesidad...Deja que te preparo uno enseguida.- le dijo toda animada. Es que si había algo que le gustaba de sobremanera era atender a sus amigos, y en la medida de lo posible hacerlos sentir a gusto.  - Pues...- comenzó a decir con una pequeña mueca en sus labios, mientras iba en busca de una bandeja y sacaba una pequeña taza del mueble color palo de rosa que se encontraba en una esquina.- ... Sólo me mandan productos una vez al mes. Los tienen muy controlados, porque al nuevo gobierno se le ha metido en la cabeza que tienen contacto con fugitivos. Cosa que es verdad...- agrandó su mueca de frustración al pensar en las cosas que tienen que haber y están pasando el adorable matrimonio Flume. Por mientras, de manera paralela sacaba de una enorme caja multicolor un bolsa de té.- Mejor que el café, con innumerables antioxidantes, activa hasta a un oso perezoso y protector de nuestro corazón ...el único e inigualable: Té verde.- exclamó elevandolo divertida a los cielos como cual Rey León. Lo sacó de su envoltorio y lo puso dentro de la taza.- Pero si es que lo que extrañas son las cosas dulces, yo todos los martes y jueves estoy haciendo clases de repostería vegana en las cocinas del refugio. Sino quieres aprender a hacer pasteles, puedes pasarte como a las seis que es cuando damos de probar nuestras creaciones. Este jueves haremos cupcakes de frambuesa ñam ñam.- le dijo sonriente, paralelamente fue en un busca de su termo para echar agua caliente en la taza de Drake. Cortó rodajas de un limón que tenía cerca y lo exprimió para que cayera dentro, miró a Drake con ojos brillosos.- Ya está casi... espérame aquí.- le dijo con una amplia y radiante sonrisa. Se dirigió al invernadero en donde se encontraban todas sus hermosas plantas y flores, sacó un pedazito de una que sería el toque final de su té para el castaño.

- Un poquito de romero revitalizador...- susurró mientras lo echaba dentro de la taza como quien termina una obra maestra.- ¡Voila! Está listo, con este té estarás animado todo el día.- dijo sonriente tendiendole la bandeja a Drake.- Me queda algo de queque de zanahoria del otro día ¿Quieres?.- le preguntó con ojos grandes y brillosos de la emoción.- Totalmente vegano, ningún animalito ha sufrido por ello.- agregó como un dato muy relevante, es que al menos lo era para ella. Se sentó cerca y le miró.- ¿Cómo has estado, Drake? ¿Cómo han estado? ¿Fiona? ¿La hermosa Gab?.- le atacó en preguntas, es que ella era una chica muy curiosa y llena de energía.
Clementine Boot
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. Tumblr_n2yvb6Mcq21rmtbego3_250
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b
Clementine BootInactivo

Drake Ulrich el Sáb Feb 17, 2018 5:04 am

Espera, espera... ahora que lo decía... ¡Es verdad! Yo solía ser un cliente bastante asiduo a HoneyDukes, aunque sí es verdad que éstos últimos años lo he dejado un poco de lado por el tema de que me estoy poniendo un poco gordi. Que no gordo, ¿vale? Sólo gordi. Esto de ser padre y hombre casado, es lo que tiene. Además de que pasar tiempo en Azkaban sin comer demasiado hace, que cuando sales, todo tenga una pinta excelente. Incluso los potajes de judías.

¡Es verdad! No sé si hablamos mucho... o nada, pero ahora que lo dices, me suena haberte visto allí. —Le señalé con el dedo varias veces en plan: 'Sisisi, tú me suenas del pasado'. Me dio libertad para coger lo que yo quería, no sin antes advertirme sobre las posibles cosas malvadas. Yo sonreí travieso. —En otra ocasión me encantaría probar, sólo para ver qué tal, pero hoy me apetece bastante una rana de chocolate. Y hace años que no me sale un cromo que sea interesante —contesté, un poco temeroso. Yo, desde las grageas de todos los sabores, sólo probaba cosas de extrema confianza, pues HoneyDukes era un tanto cabroncete con sus cosas. Eso sí, lo que había dicho Clementine... ¡hasta parecía inofensivo! —Hombre, yo supongo que te hará cantar. ¿No sería un poco cruel comerte a ese pobre dulce mientras te canta con esa cara tan tierna? —pregunté divertido, mirando el envoltorio de aquello. —A mí me daría pena, pero también es verdad que soy excesivamente Hufflepuff. Mi mujer siempre me lo dice. —Literalmente me da pena matar a las moscas. Yo simplemente hago fus fus y les abro la ventana para que se vayan por su propia ala.

Me senté y atendí con obediencia y atención a todo lo que decía la castaña. Era curioso, tenía una manera de hablarte que simplemente te hacía evadirte, sintiéndote como en casa. La verdad es que tenía un don especial para hacer sonreír a la gente sólo hablando con su actitud. Y eso se agradecía un montón cuando estabas tanto tiempo encerrado allí dentro.

Espera, el té verde ya lo he probado y me da sueño, ¿estás tú segura de sus propiedades? —Y le pregunto a la loca de los té. Si es que yo también... Pero bueno, para mí que el té verde era una absoluta estafa, al menos en mi experiencia. —Alaa, ¿qué dices, en serio? No te ofendas por lo que voy a decir, pero siempre he considerado la comida vegana un poco sosa. Bueno, excesivamente sosa. Y la he probado porque un día me metí sin querer en un restaurante vegano y tenía mucha hambre, así que me quedé. Pero yo soy muy... carnívoro. No me odies. —Le confesé divertido, encogiéndome de hombros. Clementine parecía de esas personas que no iban a odiar a nadie por su ideología alimenticia. O eso esperaba, la verdad.

Esperé pacientemente hasta que me puso el té delante, a lo que la miré con cierta desconfianza divertida por lo anteriormente nombrado. En realidad si ella decía que era para activar, yo me lo iba a creer. A lo mejor tenía efecto placebo y esas cosas. O yo que sé. Lo importante es ir con fe por la vida.

¿Queque de zanahoria vegano? —pregunté sorprendido, para entrecerrar los ojos. —¿Cómo se hace un queque sin huevos?

Era una pregunta seria, ¿eh? Había cosas de los veganos que yo no entendía para nada. ¡No comer huevos! ¡O chocolate! ¡O... yo que sé, huevos otra vez! Que los huevos fritos estaban muy buenos. ¡Y no hablemos ya de los sancochados! Eso ya era otro nivel.

Bueno, pues bien, tirando, como se dice —contesté cual viejo de ochenta años que se mueve con un bastón. —Fly está trabajando a muerte en el Ministerio, que cada día está más estresada con las cosas que van pasando. Lo único bueno de eso es que veo más a Gabriella porque se queda aquí conmigo, aunque la vea menos a ella. Pero oye, poco a poco. Hay que ir acostumbrándose a lo que tenemos y no exigir más de lo que se puede tener —le respondí a mi amiga. —Y la pequeña... ¡pues qué te voy a decir, jamás pensé que podría enamorarme de otra mujer en mi vida y mira! —Reí risueño, con una carcajada. —Hoy vendrá un rato porque Fly tiene cosas que hacer. Si quieres te la traigo. Le viene bien estar con gente diferente —le propuse con una sonrisa.
Drake Ulrich
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. XYKl26n
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 000
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 492
Puntos : 377
http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich#9979
Drake UlrichInactivo

Clementine Boot el Dom Feb 25, 2018 5:59 am

Algo que realmente la ponía feliz eran cosas como esa. Encontrarse con un amigo así por casualidad e invitarlo a tomarse un té. Hablar de la vida, atenderlo cariñosamente y respirar el agradable aroma que desprendían las hermosas flores y plantas de su alrededor. ¿Cómo no sonreirle a la vida si te tendía cosas así de maravillosas en el camino? Era imposible no hacerlo y muy descortés. Porque ella realmente, a pesar de todo, agradecía enormemente la fortuna que tenía de contar con personas como el castaño que tenía a su lado.  Que quizás ella era más cercana a Fly, pero Drake se había ganado un pedacito en su corazón desde hace tiempo ya. Es que, era imposible no agarrarle cariño si es que siempre logra hacerte sonreír bajo cualquier circunstancia,  quiere y cuida tanto a una de tus amigas.

- No nos topamos mucho, pero una vez te hice descuento, Drake. Recuerdalo, esa vez te llevaste toda una cesta de dulces repleta.- soltó una risita al recordar aquello mientras ordenaba todo para que el castaño se instalará más cómodamente. - Toma las que quieras.- le dijo ofreciéndole un amable sonrisa.- Ay, yo tengo miles, pero en mi casa...- comenzó la oración toda feliz para luego terminarla casi en un susurro. Es que a veces así por casualidad cuando no andaba feliz por la vida recordaba su adorable hogar y su ojos perdían un poco de brillo. Es que ¿Cómo estarán las flores y plantas de su jardín? Que ella sabía que sus padres o su vecina iban todos los días por ellas y le hablaban o cantaban como ella les había pedido encarecidamente. Pero, algo le decía que aún así  le extraban, es que  era de esas extrañas personas que creía fervientemente que sus plantas tienen sentimientos. Porque no por nada cuando ella le dejaba de hablar por unos días ellas se decaían, y no metafórica sino literalmente. Pero sacudió su cabeza para alejar esos pensamientos, ese día había que sonreír - Si eres de los que colecciona puedes ir a buscarlos, creo que tengo la gran mayoría, y hasta me atrevería a decir que todos.- le dijo elevando y bajando sus cejas traviesamente.

Le mostró uno de los nuevos productos que le habían traído.- ¿Hufflepuff?.- preguntó arrugando levemente su ceño buscando entre sus archivos mentales de dónde le sonaba aquello.- ¡Ah! casa de Hogwarts, sí sí. Lo siento que a veces se me olvidan esas cosas jiji. De hecho ahora que lo recuerdo, Odiseo siempre me decía que yo hubiera pertenecido a esa casa, a esa o a raven... raven...algo. Y yo me quedé en plan, ni idea de lo que hablas pero bien.- rió y se encogió de hombros. Es que por más que llevaba años entre magos, a veces se le olvidaban cosas tan simples cosas esas.

- Es que no has probado el té verde preparado por estas manos mágicas, Drake. Que el mínimo de porcentaje de magia que me tocó en la repartición lo tienen estas mononas.- bromeó divertida mientras hacía bailar sus manos. - Eso y que con un poco de limón y romero hacen una mezcla revitalizadora suprema. Es que preparar té es muy parecido a...- hizo una pausa para buscar la palabra correcta. ¡Ays, que olvidadiza andaba hoy! - ... ¡Las pociones! eso. Si uno agrega las cosas correctas puede sanar, o energizar en tu caso.- terminó de decir encogiéndose de hombros y ofreciendole un  radiante sonrisa.

- Pues, reemplazas los huevos por aceite y la leche de vaquita por leche de almendras y ¡voilá! generas...- hizo una pausa para ir en busca del queque de zanahoria.- Esta delicia.- le dijo mostrándoselo con ojos brillosos.- Ok, suena muy vanidoso viniendo de mi parte. Pero de verdad que los que lo han probado han dicho eso. - agregó con las mejillas levemente sonrojadas mientras lo dejaba sobre la mesita y comenzaba a cortar trozos. Que si Drake no quería, ella sí.

En eso le pregunto al castaño cómo iba todo. Que quizás ella no tenía magia, pero si sus amigos necesitaban ayuda ella hasta se inventaba una varita y salia a enterrarla o lanzarla a otros para protegerlos. Se sentó en uno de los cojines que se encontraban en el lugar y le miró atenta mientras se llevaba su taza de té a la boca.  Sonrió ampliamente cuando escuchó, que pese a todo, todos se encontraban bien.- Extraño a Fly...- le confesó suspirando. Que con todo lo del ataque y el bebé no había podido verla como a ella le gustaría. Pero ya vendrían tiempos mejores, o al menos eso quería pensar.- ¡Es que Gab es hermosa! Enamora a todos.- agregó con ojos brillantes de solo recordar a la pequeña y el sonido de su risa ¡Qué maravilla!.- ¡Pues claro que sí! traemela, traemela.- dijo toda animosa.- Cuando quieran, o lo necesiten yo feliz  la cuido, eh. - le dijo sonriente. - Me alegra que esté bien, dentro de lo que ofrece este nuevo contexto en que el estamos inmersos.- suspiró y se llevó un poco de queque a la boca. En eso desvía un poco su mirada y ve el envoltorio de esa rana que prometía ser músical. Sintió unos cosquilleos en su estomago que lo único que indicaban o mejor decir gritaban era  ¡Pruebalo, pruebalo, pruebalo! .- ¡Ays que va! lo probaré.- respondió en voz alta tomando el envoltorio y mirando con ojos traviesos a Drake.

- Veamos que provoca esta ranita musical.- dijo sonriente para luego llevársela a la boca.

Off: Dejaré a tu elección lo que provoca :3 Yo puse algunas ideas pero crea lo que quieras.  No te limites, se libre como el viento tiro al blanco <3 jiji  abrazi.
Clementine Boot
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. Tumblr_n2yvb6Mcq21rmtbego3_250
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b
Clementine BootInactivo

Drake Ulrich el Mar Feb 27, 2018 1:30 am

A ver, la recordaba pero no. Quería sonarle el hecho de verla ahí en la tienda de HoneyDukes pero luego no tenía ningún recuerdo cien por cien lúcido que le corroborase que realmente había sido ella quién le había vendido nada. Cogí una rana de chocolate aprovechando su amabilidad para luego negar con la cabeza. ¿Yo, coleccionando cromos? Antes, con trece años tenía la ilusión de tenerlos todos, como los pokemon, pero la verdad es que desde que Albus Dumbledore comenzó a acaparar toda mi estantería... lo dejé estar.

Que va, que va... lo dejé hace mucho tiempo, me rendí con los cromos —le confesé dramáticamente. —O sea, supongo que es posible coleccionarlos, pero yo me estresaba mucho con eso de ir todos los fines de semana a Hogsmeade a comprarme ranas de chocolate y que en toda la semana solo me saliesen o Dumbledore o los fundadores de Hogwarts. Al final dije... ¡a la mierda! —Reí divertido. —Y tengo mi colección incompleta en un baúl en casa.

Me olvidaba por completo de que Clementine era una squib, por lo que yo hablaba con ella con total naturalidad de cualquier cosa mágica, aunque ella pudiese estar perdida. Por suerte, el término 'Hufflepuff' lo entendió perfectamente gracias a uno de sus amigos. No pude evitar sonreír ante lo que dijo, porque yo también podía imaginarme totalmente a Clem en la casa de los tejones. De hecho es que no podía imaginarla en ningún otro sitio.

Pues coincido con tu amigo. Hufflepuff es la casa de los leales, de los trabajadores, de los tipos guays. —Eso último me lo inventé, pero bueno, en realidad era real. Era una casa cargada de personas bondadosas, al menos en su mayoría. —Te hubiera venido ni que pintada. ¡Y a lo mejor hasta hubiésemos sido compañeros! ¿Cuántos años tienes? Bueno, yo ya soy un viejo, que tengo treinta tacos, seguro que te hubiese sacado un par de cursos. —Porque estaba asumiendo, clarísimamente, de que Clementine era menor que yo.

Sonreí complaciente y divertido cuando comenzó a relacionar lo que hacía con el mundo mágico. Era guay conocer a personas que aceptan de buen grado no ser magos y, aún así, quieren conocer todo lo posible de ese mundo. La gran mayoría de los squibs que yo había conocido, renegaban de sus raíces—lo cual era perfectamente comprensible—y preferían desentenderse totalmente del mundo que 'los repudió', por decirlo de alguna manera. Pero vamos, cualquier persona, sea maga o no, que nace en este mundo: pertenece a este mundo. Da igual que no pueda utilizar una varita.

Vaya, vaya, te lo has estudiado —contesté sonriente, para entonces mirarla con curiosidad. —¿Nunca has pensado en dedicarte a las pociones? ¿No te gusta? Muchas no necesitan siquiera de la varita. Y si te gustan estas cosas... no sé. —Dejé caer, solo por curiosidad.

Como era obvio, cuando Clementine puso delante de mí ese apetitoso queque de zanahoria, no tardé ni un segundo en hincarle el diente. Bueno, sí esperé a que terminase de cortar todos los trocitos porque me parecía una falta de respeto coger trozo mientras ella todavía estaba cortando. Cuando lo probé, abrí los ojos ampliamente, sorprendido por lo bueno que estaba. Para ser sinceros: mi recuerdo de los queques de zanahoria eran esos típicos queques secos e insípidos que te pegas como media hora masticando. Pero este... madre mía, qué rico.

Cuando dejé de masticar y pude tragar, puse cara de pobrecito antes de mirar a Clem.

Ya, yo también la hecho mucho de menos. Me acostumbré a vivir con ella y ahora... —Y no, el tiempo en Azkaban no me había curado de la dependencia. Odiaba vivir solo y más todavía estarlo casi siempre. ¡Yo era una persona que necesita amor! —Ay, ¿sí? Genial. Es que hay veces que Fly está en el Ministerio y yo tengo que ir a algún lado y no me quiero llevar a Gab y no sé ni qué hacer. Pero bien, bien. No me fío yo de las señoras esas que se ponen en el centro del refugio a cuchichear, prefiero dejártela a ti —dije totalmente convencido, sobre todo porque Fly me había hablado maravillas de ella. —¿En serio, vas a probar? —dije emocionado. Yo era de esas personas que no se arriesgaban, pero si otro lo hacía y no se moría, ¿por qué no? Así que cogí también una ranita y abrí el envoltorio.

Me la comí después de ella y nos mantuvimos callados, sin que nada pasase. Esperamos incluso unos largos segundos esperando a que algún efecto fuese visible a nuestros ojos, pero nada. De hecho hasta yo bebí un poco de té antes de hacer nada. Un tanto perdido, miré el envoltorio: 'Tiene varios efectos diferentes, sorpresas con cada rana'. Cuando vimos que nada pasaba, dejé el té sobre la mesita y fui a quejarme.

PUES NOOOOO FUNCIONAAAAAAAAAAAA... —Y soné cual Pavarotti. La miré sorprendido, riéndome a carcajada musical. ¡Y es que no podía simplemente hablar normal! ¡Todo los sonidos que salían de mi boca lo hacían en perfecta sincronía y tono musical! Me estaba riendo en plan Pavarotti malvado, lo cual me hacía cada vez más risa. —¡SI LLEGO A SABER MI POTENCIAAAAAL, PUES ME HUBIERA PRESENTADO A UN RECITAAAAAAL! —Continué hablando, aprovechándome de ello para hacer rimas. Madre mía, se me había salido hasta una lágrima de la risa.
Drake Ulrich
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. XYKl26n
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 000
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 492
Puntos : 377
http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich#9979
Drake UlrichInactivo

Clementine Boot el Sáb Abr 07, 2018 2:06 am

Rió ante sus palabras, es que durante sus años en Honey tuvo que recibir a muchas personas frustradas con sus cromos y reclamando que cuando Dumbledore se iba a cansar de aparecer en todos ellos. Con lo que ella sólo se encogía de hombros más una sonrisa angelical y de vez en cuando le daba uno de los suyos (de esos únicos) a la persona para que se fuera todo feliz de vuelta a casa, en especial a los niños pequeños, esos que con suerte alcanzaban a asomar su cabeza por la vitrina.

- A muchos suele pasarle aquello, yo tenía la suerte de que la señora Flume me regalaba algunos únicos cuando salía “trabajadora del mes”, eso y una canasta con lo que yo quisiera. Tuve muchas veces sobredosis de chocolate en mi cuerpo, por si te lo preguntas…- agregó suspirando recordando esos maratones de serie que se pegaba mientras hacía desaparecer todo el contenido de su canasta ganadora.

Sonrió ampliamente cuando le escuchó describir a los integrantes de esa casa de Hogwarts y sintiéndose algo alagada al saber que él también la veía en ella.- Sí, así como la describes esa es totalmente mi casa.- bromeó mientras ponía una pose de “chica guay” para luego reír.- ¿Tú eras de Hufflepuff? Ays, habría sido genialoso ser compañeros, Drake.- comentó emocionada para luego arrugar su nariz.- ¿Qué dices? No eres un viejote, tengo 31.  Me veo más joven lo sé, lo sé.- bromeó una vez más apartándose su cabello con aires de diva.- Pero si me preguntas me siento en mi mejor edad.- agregó sonriente. Ya que por más que le costó en un comienzo aceptar su cambio de dígito no tardó en comprender que las cosas a esa edad se volvían más claras, lejos de esa incertidumbre que a veces le apoderaba en su adolescencia.  Eso y porque por más que sus dígitos fueron en aumento su alma siempre será infantil y juguetona.

Abrió los ojos sorprendida.- ¿Para hacer pociones no se necesita magia?.- preguntó impactada y con ojos brillantes. Ya que había tenido la suerte de poder ver de cerca a personas generar pociones increíbles, como esa que a veces le prestaba Odiseo cuando se hacía una herida fea y en menos de un pestañar ya se encontraba bien, como si nada hubiera pasado. O esa que había flipado cuando le habían contado que con tan solo un cabello de alguien uno se podía convertir en esa persona, joder… es que sería maravilloso poder hacerlas, esas y muchas más.- ¡Pues me encantaría poder hacerlas! ¿Tú sabes hacer algunas? ¿Me enseñarías? .- preguntó con ojos de gato con botas.- Yo… yo podría enseñarte a cocinar unas cosas, dibujar o a plantar ¿te gustan las flores, Drake?.- le preguntó clavándole su brillosa mirada en la de él.

Sonrió gustosa al ver el rostro de agrado que había puesto el castaño al probar su queque, eso era lo genial de la comida, que la gente no podía mentir si es que no le agradaba, ya que el cuerpo reaccionaba solo, y ella a lo largo del tiempo podía leer muy bien las reacciones de la gente y más cuando de sus creaciones culinarias se trataba.
Se sumó al rostro de tristeza que había puesto el mago, creando una composición toda melancólica que de seguro se llamaría “Fly we miss you”. – Te entiendo, pero debemos pensar en positivo, pensar que muy pronto despertaremos y se acabará esta gran pesadilla.- agregó ofreciéndole una sonrisa de medio lado amable. Aplaudió toda animada y hasta hizo un pequeño baile cuando le comentó que dejaría a Gab con ella, es que adoraba a los niños y sobre todo si es que era un hijo de sus buenos amigos. – Ay, que felicidad. Le enseñaré muchas cosas, primero de los primeros a pintar, de seguro le encantará…- comentó soñadora con ojos brillosos a más no poder.- Le pondré delantal, lo prometo.- agregó después sin perder la sonrisa. – Ajam, lo haré.- le respondió mordiéndose el labio y tomando una ranita musical.

Se la comió y espero en silencio mirando a Drake expectante, iba abrir su boca para decir algo pero lo hizo primero el castaño, lo miró con ojos de huevo frito y se rió aún con sus labios pegados. Ya sin aguantarlo más abrió su boca ansiosa por lo que estaba por venir. Y en cuanto lo hizo comenzó a hacer un Beatboxer sorprendente. Miró divertida al castaño, y no pudo evitar comenzar a moverse al ritmo de sus sonidos, sintiéndose una rapera total. Y como si no fuera poco todo aquello de pronto levantó su  brazo izquierdo y lanzó unas rimas.

Señoras y señores,
no convivo con rencores.
Ni busco opacar a nadie eso es cosa de perdedores.
Yo sólo busco la calma
y comer ranas de chocolate junto a mi amigo del alma.


En la última frase agarro una rana musical y al terminar hizo un sonido de explosión para luego lanzar la rana como si fuera una microfono. La carcajada que vino después fue monumental, sus ojos se pusieron aguados y se tuvo que agarrar el estómago de tanta risa que se le había venido encima. Cuando ya estuvo algo más controlada tomó la taza de té para poder tranquilizarse y cobrar la compostura.- Jooooo, son geniales.- terminó por decir aún entre risas. – Le diré a la señora Flume en mi próxima carta. Serán todo un éxito, lo sé.- agregó sonriente.
Clementine Boot
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. Tumblr_n2yvb6Mcq21rmtbego3_250
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b
Clementine BootInactivo

Drake Ulrich el Mar Abr 10, 2018 5:18 pm

Madre mía, ¿cómo era posible que Clementine fuese mayor que yo? Aquí algo falla. ¿Era yo quién estaba envejeciendo demasiado rápido con estas patas de gallos y arrugas o era ella, que eso de ser squib, reduce el estrés de tu vida y entonces te hace conservar tu divina esencia de la juventud? Que podría ser, ¿eh? Porque el mundo mágico es una mierda llena de estrés, por lo que no es difícil asumir que genera muchas más arrugas en la vida.

¿Pero este año cumpliste treinta y uno o los tienes del año pasado? O sea, yo este año cumplo treinta —le dije a Clementine. —¿Te lo puedes creer? ¡Hubiéramos coincidido en Hogwarts! —exclamé sorprendido y contento por una realidad imposible, al menos en este mundo. —Nunca te he preguntado y... en realidad no sé si es una pregunta fea que hacerle a un squib... así que, de antemano, siento si sueno un poco bruto o algo así. No es mi intención. —Hice una pausa. —¿Pero... te hubiera gustado ser bruja?

¿Para hacer pociones se necesitaba, obligatoriamente, tener magia? Bueno... menuda pregunta más complicada y eso que la he avivado yo. Madre mía, en qué fregados me meto. Decidí contestar desde mi ignorancia, pues entre ignorantes uno se entiende y, si estoy equivocado, supongo que en algún momento mi ignorancia hará que algún ser se ofenda y venga a decirme las cosas.

Pues yo diría que... para algunas sí se necesitaría magia, pero para otras muchas, sencillas, diría que no. Podría enseñarte, claro, si sólo sé hacer cosas sencillitas. Eso sí, lo que sí se necesitan son conocimientos mágicos —le expliqué, sonriente. —Pues me gustan las flores, pero me gusta más la comida, así que por esa regla de tres prefiero que me enseñes a cocinar en vez de a plantar. ¿Sabes que soy italiano? El típico italiano que no sabe hacer nada útil. Bueno, sé hacer pizza, pero hasta un burro sabe hacer pizzas —confesé divertido, encogiéndome de hombros.

La verdad es que... aunque fuese una auténtica mierda la vida que nos había tocado vivir, yo tenía esperanzas reales de que cambiase todo en algún momento, tarde o temprano. Obviamente era mejor que fuese más temprano que tarde, pero... mientras Fly y Gabriella estuviesen ahí fuera, tranquilas y pudiendo vivir una vida buena... Yo pues estaba feliz. Después de todo lo que había pasado... no podía pedir más, la verdad. Mientras ellas estuvieran bien, yo estaría bien, aunque estuviesen lejos de mí.

La carcajada que me salió al verla hacer beatbox acompañada de esa rima tan esporádica y divertida, resonó por todo aquel lugar, además de que estaba segurísimo de que también resonaría por fuera y por todo el pasillo. Mira que Clementine era divertida, pero no me esperaba esa reacción al comerse el dulce, mucho menos que lo acompañase de esa manera tan divertida.

Flume se hará de oro —dije con seguridad. —Estas cosas en Hogwarts arrasaban, tanto para hacer gamberradas, como para quedarte a deshora en tu cuarto comiendo infinitas cosas de éstas mientras te ríes con tus compañeros. Recuerdo que cuando yo estaba, cada vez que podíamos, nos hacíamos con arsenales de galletas con este tipo de efectos secundarios, aunque he de decir que este de la música nunca lo había probado.

Crucé entonces mis pies, manteniendo mi bebida entre mis manos en reposo.

Bueno, cuéntame tu historia Clementine. ¿Qué haces metida en todo esto cuando podrías ser libre en el mundo muggle y sólo preocuparte por la guerra y el brexit? —dije, mirándola con curiosidad.
Drake Ulrich
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. XYKl26n
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 000
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 492
Puntos : 377
http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich#9979
Drake UlrichInactivo

Clementine Boot el Miér Mayo 02, 2018 1:43 am

Arrugó su nariz pensativa. Debería ya tener una respuesta después de haber recibido esa pregunta un trillón de veces. Pero a decir verdad cada que la escuchaba se lo volvía a preguntar. Era un buen ejercicio para replantearse las cosas. O al menos su historia de vida que circulaba entre dos mundos de los cuales con su porcentaje de cada uno en su sangre, le hacían sentir parte.- Pues, cuando pequeña si deseaba serlo y mucho.  Más que nada porque quería ir junto a mis amigos a Hogwarts y vivir con ellos las innumerables historias que me contaban. Pero, al paso del tiempo comprendí que vivía rodeada de magia y con amigos que podían hacerla por mí. Y al mismo tiempo logré descubrir la magia escondida en el mundo muggle, a su gente, sus costumbres, el arte de la artesanía, la pintura, el tejido, sus criaturas... No sé, pienso: La vida es demasiado hermosa como para desear algo que simplemente no se es, hay que disfrutar lo que ya se tiene. - terminó diciendo encogiéndose de hombros con una sonrisa achina ojos.

Lo que siguió a continuación lleno de ilusión a su corazón, más que nada por que siempre ha admirado el labor de sanadores y creadores de pociones del mundo mágico. Más que nada porque encuentra maravilloso el hecho de poder crear algo que sane o ayude a un ser humano. Sea cual sea su origen o sangre. ¿Se imaginan ella aprende y de paso pudiera dársela a algún abuelito del hogar? ¡Sería maravilloso! Alivianar aunque sea un poquito sus males, o dolores. - ¡Aw, Drake! Sería hermoso poder aprenderlas, de verdad.- dijo con ojos brillantes y su rostro iluminado de pura ilusión.- No, no lo sabía.- dijo poniendo una mueca, modo "Cada día se aprende algo nuevo".- Pues yo feliz te enseño a cocinar más que una pizza. Que prefieres ¿cosas dulces o saladas?.- le pregunto curiosa para ir pensando qué le podría por comenzar a enseñar al castaño.

El tiempo en el que se encontraban estaba muy difícil de llevar, y no sólo en el mágico sino también en el muggle dónde cada dos por tres se enviaban bombas o se mataban uno con otros día tras día. Pero, cosas tan simples como encontrarse una mañana con un amigo y tomar desayuno junto a él, le demostraba que pese a estar en un mundo muchas veces hostil, aún existían cosas y personas que valían la pena y te alimentaban el alma para seguir levantándose cada mañana.

Y luego pasó algo inimaginable, es que ella siempre supo que esas ranitas musicales serían geniales porque su amor incondicional por Honey le hacía amar todo lo que de allí proviniera, pero jamás de los jamases pensó que sería tan divertido. Simplemente no podía parar de reír, estaba descojonada de pura alegría. Se limpió las lagrimillas revoltosas que se le había escapado y tomó un sorbo de su té para volver a neutralizar a su cuerpo y respiración que hace nada había recibido una bomba de risas.

- Los alumnos de Hogwarts son nuestra clientela predilecta. Uno de los días más caóticos es cuando dejan salir por primera vez a los alumnos con permiso de sus padres, van como locos a Honey y se lo quieren llevar todo como para recuperar el tiempo perdido. Y bueno, también todas las festividades, en Navidad es un día de locos ¡loquisimo!. Donde mires hay niños deseosos de chocolates y dulces.- comentó sonriente mientras se llevaba otro trocito de su queque a la boca. Es que hablar de comida siempre le da hambre.

Miró divertida al mago y espero  tragarse todo para poder responderle, sintiéndose de pronto en medio de un programa de la Tv titulado "Conversar-té junto a Drake Ulrich" dónde ella era la invitada de aquel día.  Carraspeó un poco para luego exponer como titular.- "Los nacidos de muggles, los squibs y los traidores de sangre son personas que no tienen cabida en la nueva sociedad implantada".- dijo poniendo una voz más ronca y todo para citar lo dicho por el mismo Ministerio de Magia hace tiempo atrás.- ¿Te lo puedes creer? ¡Si los squibs no podemos hacer ni magia! Pero bueno, eso piensan ellos y sí, es verdad puedo irme lejos y vivir mi vida mugglemente. Pero no podría irme así sin más,  mientras acá muchos de mis amigos y familiares están dando cara o refugiándose esperando el día en que todo cambie. Acá al menos me siento útil ¿sabes? Haciendo mis talleres, apoyando a los que necesitan distraerse o desahogarse. Soy muy buena escuchando y hablando jiji. Por lo que irme no... no está dentro de mis planes. Prefiero quedarme aquí aportando desde mi squibes.- terminó riendo al decir la última palabra claramente inventada.

En eso otro amiguito se unió a la conversación.- Señorito "Hola", Buenos días. Saluda a nuestro amigo Drake.- le habló dulcemente al gato que acababa de entrar al invernadero y aún se encontraba desperezando su cuerpo. El animal miró a Clem y luego depositó su felina mirada en el castaño, lo más observadores podrían apostar que el gato esbozó una pequeña sonrisa , mientras otros - lo más incrédulos- tan sólo dirán que fue una ilusion optica.- "Hola" siempre es el primero en levantarse, los otros son unos dormilones. ¡Oh! y también es un cariñoso empedernido, meloso a morir así que te advierto que si no quieres que esté todo el tiempo haciéndote gracias, tan sólo recibe su cariño, sonriele... peroni se te ocurra acariciarle su cabeza de vuelta- le susurró al castaño. - ¿Qué? No me mires así, sabes que es verdad chicolín.- le dijo encarando al gato que en ese preciso momento le estaba dedicando una mirada de pocos amigos a la castaña, por tan semejante delatar de su personalidad. Para luego irse como cual faraón a moverse cariñosamente entre las piernas de Drake. Exigiendo sus mimos correspondientes, es que "Hola" a veces podía llegar a ser muy molestosito.
Clementine Boot
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. Tumblr_n2yvb6Mcq21rmtbego3_250
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b
Clementine BootInactivo

Drake Ulrich el Sáb Mayo 12, 2018 4:18 am

Qué filosofía, madre mía. Tenía que ser una niña de lo más feliz, risueña y conformista de pequeña. Pero conformista en plan bien, en el sentido de que era capaz de asumir una noticia tan horrible mientras todos tus amigos se iban de tu lado a vivir lo que para ti era un sueño. La virgensita. La miré con admiración al escuchar su historia, entendiendo ahora por completo lo simpática y agradable que era con la vida.

Pues... vaya. Me encanta escucharte. Muchos squibs prefieren renegar del mundo al que consideran que no pertenecen y ya. Me gusta que tú te hubieses mantenido entre nosotros, aunque no pudieras hacer magia. No sé, me parece admirable... —Quizás eso sonó raro y lo menos que quería era sonar raro. —O sea... creo que me he explicado mal: me refiero a que me parece super valiente lo que hiciste, en vez de simplemente darle la espalda a un mundo así, ¿sabes?

No me importaría lo más mínimo dedicar mi ajetreado tiempo (mentira) en enseñar a Clementine un poco sobre pociones. Yo tenía tiempo libre, ella tenía tiempo libre, yo muchas veces tenía a Gabriella, ella muchas veces quería ver a Gabriella... así que era una combinación perfecta. De hecho se lo sugerí, a lo que ella me devolvió la moneda ofreciéndome enseñanza para cocinar.

Saladas, de toda la vida —dije con seguridad, aunque de repente se rompió mi barrera. —Bueno, no... dulce. No. Salado. Definitivamente salado. —Y asentí, dándole una seguridad que en realidad no tenía. —No sé, es complicado, ¿tú qué prefieres? ¿Sabes hacer comidas normales en plan de almuerzo o también eres una crack haciendo postres como el pastelito este? —Señalé la porción que me dio hace un ratito. —Porque si es así, te compro ambas clases, la de salado y la de dulce.

Trabajar en Honeydukes tenía que ser el estrés de la vida. A mí me estresaba ir como consumidor y cliente como para tener que pasar allí miles de horas cada fin de semana mientras se peta de niños. Quita, quita. Y eso que me gustaban los niños, pero eso era demasiado intenso. Hasta yo me volvía gamberro en Honeydukes.

Pero ahí lo importante era saber por qué una chica tan especial y divertida como Clementine había terminado en un lugar de mierda como este. Que en verdad, sabiendo que era squib y residía en el mundo mágico, era normal, pero yo quería saber más de ella, del por qué de simplemente irse. Era squib. Si la perseguían era porque estaba involucrada en nuestro mundo, pero ella podría irse y vivir una vida por ahí sin involucrarse, ¿no?

Pues eso es muy bonito —confesé ante su declaración de que se quedaba en compañía de su seres queridos para, en resumidas cuentas, hacerle su miserable vida menos triste. Y lo conseguía. Pero luego estaba yo, que no paraba de pensar, día sí y día también, cuando me despertaba solo en mi habitación, en lo mucho que me gustaría irme de aquí a tener una vida de verdad con Fly y Gabriella. Suspiré. —Que te quieras quedar por el resto, aportando tu granito de arena. —Y me quedé con la mirada perdida, pensativo. Me sentía mal queriéndome ir cuando habían personas de corazón tan grande como ella, que aportaban menos, pero no se rendían. ¿Pero debía de sentirme mal queriendo lo mejor para mi familia? ¿Tenía que arriesgar todo por lo que siempre he luchado? Yo... sólo quería estar con ellas y ya. Nada más. Ya estaba cansado de luchar, siempre luchando, siempre igual.

Y en esto entró el gato de Clem. Y yo era el típico retrasado que le decía hola a los animales, ¿vale? Sí. Ese. El que va por la calle, ve a un perro, lo mira, alza la mano y dice: "hola : D" como si esperase contestación. Porque ser retrasado es gratuito y los animales también se merecen ser saludados. Así que...

Hola Hola. —Y explotó el universo. El gatito se subió a mi regazo y... yo no pude hacer caso a las indicaciones de Clem, por lo que le acaricié la cabecita. —Lo siento, echo de menos a mis animales como para evitar darle cariñitos a los que vienen a mí. —Me excusé divertido, encogiéndome divertido como si no tuviera remedio. —Tengo dos monos capuchinos, ¿lo sabías? Lo que están en casa, con Fly. No quise traérmelos porque... no sé, así queda algo de mí allí, ¿sabes? —Sonreí, tímido. —Deben de echarme de menos. Hace meses que no me ven. Pero bueno... supongo que Fly los traerá algún día. Seguro que hacen buenas migas con tus gatos. —Hice una pausa, notando como el gatito ronroneaba ante mis caricias.
Drake Ulrich
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. XYKl26n
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 000
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 492
Puntos : 377
http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich#9979
Drake UlrichInactivo

Clementine Boot el Vie Mayo 25, 2018 8:17 pm

Le sonrió ampliamente al castaño, tanto así que sus ojos se achinaron y sus mejillas se levantaron risueñas. Es que ella jamás se ha considerado alguien admirable, pero de vez en cuando era agradable recibir ese tipo de halagos, y más si venían de una persona tan increíble como Drake. Era como un cariñito para el alma.

- Yo no los juzgo ¿sabes? A los otros squibs, es que a veces pueden llegar a ser muy crueles los magos con las personas como nosotros, los que nos encontramos en el limbo de la magia.- hizo una mueca y suspiró, recordando las innumerables veces que Odiseo tuvo que salir a defenderla. ¡Hasta la fiesta de graduación habían perdido por aquello! Y una adolescente Clementine se había quedado con su vestido hecho a mano por su madre, mientras que su amigo no llegaba por estar recibiendo una paliza de unos patanes que habían osado burlarse de ella. ¡Pero eso ya era tiempo pasado! y la castaña siempre ha creído que el tiempo más bonito es el presente, y hay que vivirlo con todo.- Pero como decía mi tío Linus "Si la vida te da la espalda, tú agarrale las pompis" .- rió. - No se si valentía sea la palabra, pero siempre he preferido ver el vaso medio lleno de las cosas. La vida es una sola hay que vivirla feliz, sino para qué.- señaló sonriente. Es que si había alguien optimista en el mundo, esa era Clementine Boot.

Soltó una risita al ver la batalla campal que estaban teniendo las comidas dulces y saladas en la mente de Drake. Y lo entendía, que ella también la tenía a veces, donde casi siempre terminaba por escoger las dos cosas, bien glotona. Era de las que feliz podía llevarse una papa frita con un pedazo de chocolate a la boca.- Pues, me gusta cocinar de todo. Pero si hablamos de especialidad creo que lo serían las cosas dulces. Aunque no es por fanfarronear pero la Lasagna me queda como para pasarle la lengua al plato.- y no mentía. Que sí había una cosa que le quedaba de otro planeta era la lasagna vegetariana. Por que recuerden que para Clem; LOS ANIMALES SON AMIGOS, NO COMIDA.

Cada vez que hablaban de Honeydukes, el corazón de la castaña suspiraba. Que quizás para el resto de los magos ese trabajo era odioso pero para ella, era todo lo contrario. Allí había encontrado una segunda familia, había entendido la magia del chocolate y la felicidad que producían los dulces. El día podía ser profundamente agotador pero con tan solo ver la sonrisa de los pequeños, o ver cómo en las personas más grandes su niño interior salía juguetón en la tienda le hacía sentir que todo el esfuerzo valía la pena. Honeydukes daba felicidad, daba juego, daba alegría, y eso para ella era sumamente gratificante. Y lo extraña mucho.

Acomodó almohaditas en el suelo y se sentó allí mientras se llevaba el té a la boca. Respondía a las preguntas de Drake de manera sincera. Es que aún hay muchas cosas acá que me mantienen aferrada y no sé,  creo que acá puedo ser un mejor aporte. Aunque a veces me frustra mucho verlos salir y enfrentarse a cosas mientras yo simplemente los espero con un Kuchen recién salido del horno.- suspiró y levantó su mirada encontrándose con un Drake sumergido en sus pensamientos.- Hey, ¿qué pasa por esa cabecita? .- le preguntó clavando sus curiosos ojos en el castaño.

Y de pronto, ahí entre medio de las plantas y flores aparece "Hola" el gato más regalón de todos. Clementine le dió las advertencias a Drake pero este hizo caso omiso. Y lo  entendía, que ella tampoco podía resistirse a esa carita toda tierna y pelaje tan abrazable que tenía su gato. La verdad no podía resistirse de saludar ni acariciar a ninguna animal, si pudiera hasta a un cocodrilo lo apachurraría entre sus brazos. Pero no, desde chiquitita le dejaron bien en claro que si un animal le gana en altura o tamaño no debía acercarse por más ganas que ella tuviera. ¡Que frustración había sido aquello para una pequeña Clem!.- Otro más que ha caído en tus encantados.- le dijo al gato que se movía de aquí para allá dando cariño al castaño y le dedicaba una mirada a su dueña en plan: "Claro que sí, humana. Si soy encantador".- ¿Dos monitos capuchinos?.- preguntó de ojos brillantes.- Ays que bonito. Yo los quiero conocer...le diré a Fly que los traiga. De seguro que se hacen muy buenos amigos de mis hermosos. Bueno, quizás no tanto de "¿Cómo estas?" que él es un poquito...territorial.- al decir aquello se le vino a la cabeza el último problema que había tenido con él y el Loro de la señora del 432. Por suerte que la señora Diana era una fanática de sus medias lunas, que sino hubiera armado una hecatombe por las plumas que le faltaban a su ave.

Y como si lo hubieran invocado, "¿Cómo estas?" se unió al baile, con suma elegancia se movía hacia ellos,  miró a Drake con un rostro de poker face y paso de él, para luego dirigirse a Clementine y pasar por encima de sus piernas a modo : "Hola, aquí estoy amame", y seguir su ruta hacia uno de los estantes donde comenzó su baño personal matutino.- Bueno, ese es "¿Cómo estas?" no sé cómo lo hace, pero cada vez que lo nombro aparece. Tiene el síndrome Beetlejuice. Y ya te habrás dado cuenta que es muy distinto a "Hola".- señaló observando a su gato que se encontraba haciendo toda una coreografía en el cuerpo de Drake, todo regalón.

- ¡Drake, Drake, Drake! .- exclamó con ojos como huevo fritos y pegando un saltito.- Que no se me olvide entregarte el vestido que le he tejido a Gab. Lo tengo en mi habitación hace días, pero como no los había visto por acá se me había olvidado decirles. También puedo tejerle cosas a ustedes, pero como ya viene la primera y el calor pues no sé si les vendría muy bien. Aunque unas calcetas de lana jamás vienen mal...- le tentó, que ella amaba tejer y más si era para personas que ella quería.
Clementine Boot
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. Tumblr_n2yvb6Mcq21rmtbego3_250
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b
Clementine BootInactivo

Drake Ulrich el Dom Jun 03, 2018 4:56 pm

Madre mía, todo el optimismo que una vez pude tener yo, lo perdí en Azkaban y voló, y voló, hasta entrar en el cuerpo de Clementine y hacerla así la mujer más optimista sobre la faz de la tierra. ¡Pese, y aún, después de todo los que estaban viviendo! Pero era admirable, sencillamente admirable. Hacía falta gente así en el refugio, ya que ahí reinaba sobre todo el pesimismo y la tristeza, algo normal teniendo en cuenta que se encontraban familias enteras a las que se lo habían arrebatado todo.

Pues habrá que cogerle el pompis más a menudo —respondí divertido. Yo había veces, en las que la vida parecía darme algún giro alegre, en el que yo no sabía si es que me estaba sonriendo, o es que se estaba riendo de mí. Pero entonces no pude pasar por alto su gran afirmación. Una afirmación muy seria y que, evidentemente, llevaría con ella alguna especie de prueba para corroborar que no mentía. —¿Perdona? ¿Me estás diciendo que te sale la lasaña mejor que a un auténtico italiano? Pero italiano de verdad, yo no cuento, que soy ya más inglés que otra cosa. ¡Pero eso quiero verlo yo! ¡Y probarlo! Necesito pruebas de tu calidad culinaria... —añadí, mirando para todos lados, como si no estuviese eligiendo mis palabras adecuadamente sólo para que Clementine me hiciese una lasaña.

Jopé, ¿y se frustra por eso? Si era lo más bonito. Hacer algo por todos, volver hecho una mierda y ver que había gente aquí debajo con una sonrisa y un kuchen con el que mimarte. No sé, a mi esas cosas me sentaban muy bien. Ya que no podía estar con mi familia, qué menos que sentirme como en casa aquí debajo.

¿Simplemente? Hay gente que está sola aquí debajo, Clem. Ese tipo de gestos le hacen sentir como estar en casa y tener la sensación de que de verdad vale la pena lo que hacen, ¿sabes? No te frustres por eso —le respondí, con sinceridad, para entonces suspirar cuando se dio cuenta de que por mi cabecita pasaba algo más que un kuchen. —Y... no sé. Yo también me frustro, ¿sabes? —Hice una pausita pequeña. —Quiero irme. No quiero seguir luchando. No quiero morir ahí fuera sin haber disfrutado de mi hija, ni que me encierren en Azkaban y que Gabriella tenga que crecer con un padre traidor en Azkaban. No quiero que Fly críe a nuestra hija ella sola, ni que tenga que enfrentarse todos los días al estrés del Ministerio, teniendo claro en donde está su lealtad y su corazón. Y... no sé. De verdad, no sé... Al final lucho porque es lo único que tengo aquí debajo. Qué menos que luchar por quiénes lo necesitan, ya que no puedo luchar por quiénes necesito yo. —Me encogí de hombros. Sí, había sonado super dramático, lo sé. —Pero en fin, ya lo tengo asumido, tampoco quiero sonar dramático. Es sólo que es una mierda. Ya llevo casi un año aquí y es frustrante que no haya cambiado nada.

Seguro que Fly no tendría problema en traer a Anatolia y a Poring Poi al refugio y, de hecho, estaba por pedirle que lo hiciera y se quedasen aquí conmigo. Poring ya era un mono bien viejito y... algo me decía que no le quedaba tampoco mucho tiempo. Lo que me faltaba, también perderme el estar ahí con ese pequeño amigo que me ha acompañado tantos años.

Se lo diré, para la próxima vez que venga. Seguro que no tiene problema, si es que lleva toda la vida quejándose de mis monos, no sé cómo es que todavía no me los ha traído —dije, sonriendo. En realidad me gustaba pensar que si no lo había hecho era porque los relacionaba conmigo y le gustaba tenerlos en casa para, no sé, tener algo de mí.

Me sobresalté yo también cuando de repente pronunció mi nombre con tanto ímpetu, escuchando con una sonrisa lo que tenía que decirme del vestido para Gabriella. ¡¿Es que se podía ser más mona!? Pues claro que no. Clementine estaba en el top de la simpatía y la monosidad. Bueno, a monosa le ganaba mi hija, eso era incuestionable, pero Clementine era la segunda.

Pues oye, en el refugio hace frío, no me vendrían nada mal esos calcetines de lana, ¿eh? —Pedí, divertido, con cara de no haber roto un plato. Como el refugio era subterráneo, la mayor parte del tiempo hacía frío, por mucho que hubiera un día espectacular en el exterior. —Si quieres te acompaño a tu habitación y así me lo das, que hoy vendrán y así se lo puede llevar. Que Gabriella está creciendo muy rápido y a ver si no le va a caber.
Drake Ulrich
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. XYKl26n
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 000
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 492
Puntos : 377
http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich#9979
Drake UlrichInactivo

Clementine Boot el Jue Jun 21, 2018 11:04 pm

- Pues hazlo, y ya verás como de un salto te vuelve a dar la cara. - le comentó risueña, para darle otro sorbito a su té. Es que como amaba la squib esas aguitas calientes, le daban calor a sus días. Sonrió aún más cuando escuchó las siguientes palabras del castaño y asintió con toda la convicción. Es que sí había un lugar en el mundo en que Clementine se sentía con un dominio total era; la cocina, algún jardín con flores y su sala para pintar o tejar. Esas eran sus especialidades y le ponía tanto, pero tanto amor a todas esas cosas que era imposible que le quedarán mal. - La hago mil veces mejor.- dijo con toda la convicción del mundo encogiéndose de hombros divertida para luego esconder nuevamente la mitad de su rostro en la taza de té y hacer un puchero al ver que ya se había acabado. - Cuando quieras te puedo preparar mi lasaña especial, sólo debes comprar y traerme los ingredientes, o mejor pedile a Fly que te los compre.- agregó al final, que se culpará mil años si llegan a pillar al mago justo cuando estaba comprando los champiñones. ¡Que horrible sería!

Le sonrió y muy contenta, es que le sucedía que llevaba mucho tiempo viendo la batalla desde el otro lado, jamás en la lucha, lo más cercano a ello que tuvo fue cuando se reencontró con Steven y casicasi los pillan, por un pelo. Y si no fuera por su aprendizaje de defensa personal que aprendió en India junto a Odiseo, lo más probable es que ese día los dos hubieran sido capturados, pero gracias a Merlín, Morgana, Buda y todo esas personas super mega pro que la gente le prende velitas o los cuela en sus plegarias, nada de eso sucedió y hoy ella podía compartir un té junto a un queque con su querido amigo Drake.- Yo igual sé defenderme ¿sabes? un día si necesitas que te proteja a la manera muggle, tu sólo llamame.- quiso sonar seria y toda ruda, pero esas mejillas rosadas por el calor que le había tendido el té no ayudaban mucho, al contrario en esos instantes la castaña se veía muy abrazable.  En eso miró al castaño y lo pilló con su mente en una galaxia muy lejana, y la squib tan curiosa como siempre no tardó en preguntarle. Y ay, el desahogo que le hizo el mago hizo que sin pensarlo la castaña se parase de dónde se encontrase y se sentará al ladito de él rodeando sus hombros con su abrazo, apapachandolo. Que quizás ella no había vivido ni la mitad de las cosas que ha tenido que pasar Drake ¡Que hasta en Azkaban había estado el pobre! de sólo pensarlo a la castaña se le ponía la piel de gallina, pero pese a eso lo comprendía mil, entendía que no quisiera seguir más acá, irse lejos y vivir una vida muy distinta a la que ahora estaba viviendo acá.- Pues, la oportunidad de marchar siempre está ahí, Drake. Ya has ayudado mucho, y ¿sabes? lo que ocurre acá no es lo único que pasa en el mundo, no es el único lugar en que uno puede aportar con su granito de arena. A veces los magos son un poco narcisos, y no lo digo en plan de ataque sino que afuera hay otras batallas, hay miles de cosas, personas y lugares donde uno situar su bandera de lucha sin tener que estar encerrado o con miedo de que al salir a comprar las verduras te capturen. Se pueden hacer millones de cosas, hasta en el lugar más lejano, alejado de todo y de todos uno puede hacer algo, como por ejemplo plantar un árbol y darle más aire al planeta, o vamos, ayudar a un humano en su crecimiento, no hay cosa más maravillosa que esa, ayudar a dar los primeros pasos a Gabrielle, a hablar, a cantar, hacerla reír y convertirla en una persona que más adelante también sea un aporte...no sé, creo que si hay algo aquí...- llevó su mano al corazón del castaño.- ...que te está pidiendo migrar, y alejarte un poco de todo este caos, deberías escucharlo, la mayoría de las veces el señor pumpum no se equivoca.- le sonrió ampliamente, radiante.- Y sé que no es mucho, pero ustedes siempre tendrán todo mi apoyo ¿saben? Tengo muchos amigos repartidos por el mundo, mis padres siempre han sido muy viajeros y me lo han heredado, así que si necesitan un empujoncito o lugar donde llegar y que los reciba una sonrisa amiga, cuenten conmigo.

Se levantó nuevamente y fue por más té, se sirvió en su taza.- ¿Quieres más?.- le ofreció al castaño, y luego rió cuando se refirió sobre el "amor" que le tenía su querida Fly a sus monos.- La verdad no me imagino a Fly conviviendo con monos sin explotar.- soltó una risita, es que pagaría por ver aquello.

¡Oh! y luego recordó lo que le tenía hace mucho a su hermosa Gabrielle, sonrió tras las palabras del mago.- Pues feliz te hago unas calcetas ¿de qué color o colores te gustaría?.- le preguntó curiosa, que ella iría cuanto antes a comprar lanas para confeccionarselas.- Pues claro, vamos, vamos.- dijo toda animada para comenzar a caminar hacia su habitación. - Si le llega a quedar pequeña, tú tan solo dime cuanto más grande se lo hago y no me demoro nada, en un par de días se lo tengo y te busco lo antes posible para que se la lleves, o ella también puede venir ¿sabes? que como ya te dije yo feliz se las puedo cuidar cuando lo necesiten.- le comentó mientras se iban dirigiendo a su pieza.
Hasta que por fin llegaron, la castaña abrió la puerta sonriente.- Bienvenido a mi humilde lugarcito.-le dijo para darle paso para que entrase, de entre los pies de Drake "¿Como estás?" se le adelantó marcando enseguida su territorio mientras que "Hola" seguía al castaño dándole cariño con su cola. La habitación de Clementine era una explosión de color, en la cama de plaza y media pegada a la pared más cercana a la puerta se encontraba dormido "Muy Bien" que, al sentir la presencia de más seres abrió sus ojos perezosamente para luego estirar su cuerpo de lo que debe haber sido un buen sueño, a un costado se encontraba un escritorio de madera de color verde agua, arriba de él innumerables hojas con dibujos ,lápices,libros, fotografías y tres cactus uno al lado del otro. Cerca del armario se situaba un atril con un lienzo semi en blanco, tan solo con una raya azul y morada ¿Qué era eso? de seguro ni la squib aún lo sabía, era recién el principio de una pintura aún faltaba mucho por descubrir, y en el último rincón se encontraba una caja de mimbre llena de ovillos de lana, uno más grande que otros y de múltiples colores. Era como ver todas las cosas que le gustaban a la castaña en un lugar, era una pieza muy Clementisada. - Hola hermoso.- saludó a su gato más dormilón quien no tardó en ronronear dulcemente, luego se dirigió hacia su armario y sacó de el un pequeño vestido de lana para tenderselo a Drake.- Este es, intenté hacerlo lo más primaveral posible para que no le diera mucho calor. ¿Crees que le quedará pequeño?.- le preguntó haciendo una mueca mientras lo observaba. - Este detalle de la cinta me lo enseñó Susan, una anciana a la que cuido. Ella es increíble a la hora de tejer, tiene 95 años y se mantiene como los dioses, y por sobre todo es maravillosa a la hora de enseñar uno la entiende tan bien, no me demore nada en hacerlo, creo que cada vez me voy perfeccionando más en esto del tejido. La otra semana me dijo que me enseñara a hacer pantalones.- le dijo al castaño con una sonrisa enorme. En eso algo llama su atención sobre el mueble.- ¡Oh! mira que aquí me quedan ranas de chocolate, no las especiales pero si las otras ¿Quieres?.- le preguntó al mago. Que mientras ella tuviera cosas que ofrecer siempre las daría.
Clementine Boot
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. Tumblr_n2yvb6Mcq21rmtbego3_250
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b
Clementine BootInactivo

Drake Ulrich el Lun Jul 02, 2018 3:43 pm

¿Sabes defenderte, en serio? ¿Qué haces, tirar cazos a la gente y tacitas del té a la cabeza? —Soné bromista, pero quizás me pasé y pude sonar un poco ofensivo por eso de subestimar. —Perdón, o sea, lo digo de broma. No quería sonar ofensivo ni nada así, ¿pero en serio sabes luchar? ¿O me estás vacilando? Clem, tienes una cara demasiado mona como para creerte capaz de pegar a alguien, ¿sabes? —Me sinceré finalmente, intentando arreglar mi primer comentario que quizás había sonado un poquito fuera de lugar.

Al decirle mis deseos de irme de allí y empezar de cero... me entendió. Y no sólo eso, sino que me apoyó. Escuché sus palabras con los ojos brillosos, sonriendo por pura inconsciencia al escuchar su manera de hablar con tanta decisión. Ojalá yo tuviese esa decisión... pero lo que sí tenía era ganas, de hacer todo lo que decía junto a mi mujer y mi hija y poder ser partícipe de absolutamente todo lo que le ocurriese a la pequeña Ulrich.

Tienes razón, en realidad... —confesé, mirando ligeramente hacia la tacita de té. —Creemos que debemos quedarnos en Londres a luchar esta guerra pero... ¿por qué? ¿Quién nos ha obligado a vivir así? ¿Por qué tenemos que vivir así? Podemos irnos. Empezar de cero... y empezar bien. —Tragué saliva, emocionado. —Lo malo es que... hay gente a la que amamos a las que no queremos abandonar, ni mucho menos abandonarlas en esta situación, cuando está en nuestra mano prestar ayuda, ¿sabes?

Entrecerré los ojos, apoyando la cabeza hacia atrás, contra la pared. Solté aire lentamente.

Es que... es extraño. Y hay que decidir. ¿Qué quiero? ¿Proteger mis ideales, proteger a mis seres queridos, luchar por un mundo en el que he crecido en el que quiero que haya justicia? O... ¿tener mi propia vida, lejos de cualquier guerra, viendo crecer a mi hija  y envejecer junto a mi mujer? Me encantarían las dos cosas, ¿sabes? Pero temo que sean incompatibles. Esta guerra ciega muchas muertes. Y temo ser yo. O que sea Fly. —Le conté mis temores. —No podría perdonarme perder a Fly sólo por no tener coraje suficiente e irnos de aquí. ¡Arggg! —Me tiré de los pelos, literalmente, aunque obviamente sin hacerme daño. Consecuencia de ello fue quedarme despeinado por los laterales.

Reí cuando me preguntó el color de mis calcetines y, obviamente, no dudé en decir mis colores predilectos.

Naranja y negro. Me encanta esa combinación. O amarillo y negro, pero creo que es muy obvio teniendo en cuenta que soy Hufflepuff. En realidad... yo me pongo todo, así que los que quieras me valen. —Y sonreí, encogiéndome de hombros con bastante conformismo. —Ya... lo sé. Me encantaría dejarte a Gabriella durante un día entero sólo para poder pasar yo tiempo real de pareja, a solas, con Fly. Hace meses que solo la veo cuando trae a Gabriella o en las reuniones de la Orden del Fénix y... es frustrante. Sé que estamos bien pero que lo que está mal está ahí fuera... y claro, ella no quiere arriesgarse de más por Gabriella, pero tampoco quiere dejarme sin ver a mi hija mucho tiempo. Aunque no me lo diga, sé que debe de estar pasándolo mal.

Entonces perseguí a Clementine a su habitación. Apenas tardamos nada y entré detrás de ella, cerrando la puerta tras de mí. Observé con curiosidad todo su habitáculo, sorprendiéndome de lo personalizado que estaba. Todo era muy Clementine. ¿Lo triste? Mi habitación ni me había molestado en hacerla más yo, simplemente porque me negaba a vivir ahí. Si lo hacía, lo hacía como un préstamo y sentía que si la hacía mía, era como una manera de aceptar que me iba a quedar ahí.

Acaricié a alguno de sus gatos y no pude evitar sonreír al ver aquella preciosidad que pronto probaría en mi pequeño gran tesoro.

Te ha quedado super bonito —dije, sujetándolo con mis dos manos. —Y yo creo que le quedará bien... y en el caso que no, ¿sabes qué? Eso con un poquito de magia seguro que se arregla en un santiamén, no quiero hacerte repetir nada. —Y cuando me ofreció la rana, alcé las cejas. —Pues claro, deme usted una que hace mil que no me tomo una.
Drake Ulrich
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. XYKl26n
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 000
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 492
Puntos : 377
http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich#9979
Drake UlrichInactivo

Clementine Boot el Miér Sep 19, 2018 5:47 pm

- ¡Pues claro que sé que defenderme!.- exclamó haciendose la ofendida, pero sabiendo muy bien que su cuerpo, rostro ni actitud le ayudaban a defender mucho sus palabras.  Hasta ella misma se había sorprendido con la facilidad que había aprendido dicha arte de defensa, todo se lo atribuía a los excelentes profesores que había tenido en la India, quienes empezando desde una sonrisa todo lo demás venía envuelto en pura dulzura y cariño por la enseñanza, haciendo el aprendizaje muy ameno y motivador.- En India aprendí Kalaripayattu, es muy hermoso por que es un arte marcial que se basa en el estudio de diversos animales, donde los antiguos maestros lograron capturar posiciones de ataque y defensa para adoptarlas luego a su propio cuerpo. Mi posición favorita es la del gato...- hizo una breve pausa para dirigirse a un lugar con más espacio y poder mostrarle la postura, soltó una risita y se volvió a incorporar.- Me gusta porque más que golpear todo el tiempo, lo veo más como un arte de poder entender tu cuerpo y conectarlo con tu lado más animal, y me ha ayudado mucho la verdad, ahora me siento mucho más fuerte.- sonrió traviesamente, es que hace años atrás jamás hubiera imaginado que ella sería una persona de artes marciales, ni mucho menos haber tenido la suerte de aprenderla en el mismo lugar en que se originó, pero la vida siempre tiene sus vueltas mágicas que Clementine Boot no duda en tomar antes de que se les escapen.

Desde pequeñita la gente se acerca a la squib para contarle sus cosas, y era algo que ella disfrutaba enormemente, quizás viene de muy de cerca la opinión pero ella piensa que es una muy buena escuchando y ofreciendo después palabras amigas. Es por eso que se alegró cuando Drake confió en ella y le contó aquello que rondaba por su cabeza y le hacía fruncir el ceño en un rostro, que según Clementine, sólo debería estar hecho para sonreír. No tardó en tenderle su apoyo y opinión. Drake y Fly eran grandes amigos, y ella siempre le deseará lo mejor a las personas que quiere, pese a que aquello signifique quizás permanecer un tiempo lejos de ellos.

- Esa gente que amas, seguramente también los aman a ustedes, y el amor significa que uno le desea lo mejor a la otra persona. Por lo que estoy segura que entenderán perfectamente su decisión. Además, que se vayan de Londres no quiere decir que desaparecerán del planeta ¡eso se los niego, eh! Simplemente estarán lejos de todo este caos, y siempre esta la oportunidad de videosllamadas, apariciones, red flu, trasladores y todas esas cosas chachis que tienen los magos y que yo me aprovecho siempre jiji.- soltó una risita para luego apoyar su mano en el hombro del castaño dulcemente.

Se alejó para darle su espacio cuando el mago llevó su cabeza hacia atrás, puso una mueca en su rostro y suspiró, no le gustaba ver así a sus amigos, porque sabía que ellos tienen el corazón tan grandes que simplemente no pueden imaginar no poder tender una ayuda si es que pueden hacerlo.- Mi madre siempre me decía "El que mucho abarca, poco aprieta Clementine" recién lo llegue a entender cuándo en la Universidad aparte de las clases me metí a cinco asignaturas electivas, recuerdo que el primer semestre estuve apunto de lanzarme por el balcón de lo estresada que estaba y ahí comprendí, que es mejor hacer un nudo bien hecho que miles por la mitad. Confía en tu instinto Drake, sé que deseas ayudar acá y te lo agradecemos un montón pero te repito, allá afuera hay tantos seres que necesitan ayuda, no solo magos, también animales, niños, árboles, flores, aves...buah, muchas cosas, y ¿sabes? a veces basta con una simple sonrisa o una palabra amiga para ayudar a un otro, no necesariamente hay que arriesgar tu vida y la de tu familia. Digo que, vive tu vida Drake, vívela a mil junto a los que quieres, acá al igual que tú hay muchos ofreciendo su ayuda y te prometo que serán muy felices al verte feliz a tí.- le sonrió e intentó que mediante palabras se diera a entender su pensar.

- Pues bien, te haré dos. Unos para Halloween y otro para tu alma Huffly.- le dijo divertida, es que ella amaba tejer y dos pares de calcetines los hacía en un capítulo de Friends. Frunció levemente el ceño al escucharle decir sobre lo que estaban viviendo ambos durante este último tiempo, de seguro la vida les iba pesando mucho a los dos.- Pues, cuando quieran yo estaré aquí. Me encantan los niños, si me dejan todo lo necesario hasta podría cuidarla por todo un fin de semana para que puedan tener su espacio a solas.- le señaló sonriente.

Luego ambos fueron a la habitación de la castaña en busca del vestido que le había tejido a Gabrielle, no muchas personas conocían el rinconcito de Clementine, no porque no le gustará mostrarlo sino más bien porque la squib era de las que le gustaba salir a los exteriores a vivir aventura que llevarlas a su propia habitación. Le tendió el vestido y sonrió feliz cuando le dijo que le quedaría bien, y sino la magia siempre podría ayudar, luego tomó una de las ranas que se encontraban en el escritorio para tenderla a Drake, tomando una también de paso.

- El chocolate, el mejor remedio ante la adversidad.- soltó Clementine alzando lo que le quedaba de la ranita de chocolate que se había echado a la boca para luego reír.

Clementine le siguió mostrando las cosas que tenía en su habitación, un par de CD´s de bandas que compartían en gusto con el castaño, le prestó un par de libros de rápida y hermosa lectura, y terminó por ofrecerle otro par más de calcetines y un chaleco, porque así era Clementine tenía tanto amor para dar que se le salía por los poros y más cuando se trataba de personas que ella adoraba con todo el corazón.
Clementine Boot
Imagen Personalizada : ¿Te apetece un té? | ft Drake Ulrich. Tumblr_n2yvb6Mcq21rmtbego3_250
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b
Clementine BootInactivo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.