Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

¡¡CARNAVAL, CARNAVAL!!

Matt Forman el Jue Feb 01, 2018 10:34 pm

Recuerdo del primer mensaje :



La discoteca Babylon presentaba un aspecto inmejorable para recibir a sus numerosos invitados de esta noche. La característica del carnaval es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol, justo lo que estaba planeado para esta noche. La entrada, a precio muy asequible, daba acceso a todo el local. Incluidos los reservados. Además de una surtida barra libre. La música calypso resonaba por todo el local y los disfrazados más atrevidos bailaban por la pista muy animados. Sobre el escenario estaba el DJ y un par de drag queens encargadas de animar el baile. También había un karaoke. Las posibilidades de pasarlo bien y hacer el ridículo eran ilimitadas. La única norma era que todo el mundo tenía que estar disfrazado para entrar. A parte de las normas generales de siempre sobre la mayoría de edad y la varita propia.

Todo estaba preparado para que no hubiese ni la más mínima pelea, solamente diversión. También habría premios a los mejores disfraces. ¿Y lo mejor? Que todo esto no había sido idea mía. Me gusta disfrazarme, me encantan las fiestas, y me gusta beber en fiestas yendo disfrazado. Pero esta vez fue Lluna la que me convenció de hacer una fiesta abierta al público. Seguro que la idea no era completamente suya, es demasiado recatada, le debieron influenciar en la universidad. Y yo, que soy un tipo genial, organizo una fiesta de carnaval sin dudar. Que los jóvenes y los viejos se disfracen, se mezclen, bailen, rían y lo pasen bien.

Entré en mi propio local y ninguno de mis empleados me reconoció. No le dije a nadie cómo iba a ser mi disfraz. Por una vez, quería pasar desapercibido. Mi disfraz podía parecer una burla a los muggles, o bien un enaltecimiento a los músicos callejeros. En ningún momento iba a resolver esa duda ante nadie, cada cual era libre de pensar lo que le diese la gana. Le pedí a un empleado mío que me consiguiese unos pelos de un músico callejero, hay gente que se ocupa de ese tipo de encargos si les pagan bien. Me contó algo sobre diez mil euros, y algo de Internet que no entendí. Finalmente tuve en mi poder un mechón de pelo pelirrojo. ¡¡Que tiemblen las mujeres y los hombres de la fiesta, soy pelirrojo esta noche!! Bueno, eso pensaba antes de verme el careto frente al espejo. El músico callejero en particular era feo de cojones. Tanto dinero para tener un disfraz con el que pasar desapercibido, poción multijugos incluida, y ahora soy un tipo menudo, pelirrojo, feo y con la cabeza redonda como una Quaffle. Desapercibido voy a pasar, sin duda. Y no voy a ligar ni con los percheros. Lo bueno es que nadie sabe que soy yo, cosa que será divertida. Me vestí con unos vaqueros rotos, modernos, y una camisa de cuadros, moderna también. Arreglé el conjunto con una guitarra acústica.  









Disfraz de Matt:
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Henry Kerr el Vie Feb 09, 2018 3:25 am

Interactúo con Eva, Gwendoline, Caroline, Samantha, Edward alias el besucón, y Beatrice fugazmente, ya que se marcha sin pagar y dejándome el marrón (?)

Su entrada a la discoteca fue cómica, y también cantosa, para qué vamos a engañarnos. Pero por Merlín, era carnaval. No se esperaba menos de una noche como aquella.

Durante varios meses había sido azotado por los vientos del cambio. Un aire renovado que llegaba con frescor hasta él, pero que se había visto oscurecido por la duda en el transcurso del año que había quedado atrás. Una duda cimentada y arraigada con fuerza, durante un tiempo que se podía catalogar como demasiado largo, y durante el cual se había mantenido sobre su cabeza la sombra de su hermano y de sus padres. La sombra de la traición.

Demasiado tiempo.

Su cuerpo necesitaba alegría. Necesitaba desinhibirse y divertirse, porque un hombre no podía resistir tanto tiempo en los brazos de la tristeza y la desesperanza. Olvidarlo todo, y pasarlo bien. Sólo eso. Y todo el que no lo conociera de verdad, sabía que desde antes de saber que había sido la cobaya de su hermano, era el tipo más adecuado para una noche de diversión.

- Aquí tiene el señor plátano-, comentó la camarera, muy risueña.

Él, por su parte, no se lo pensó demasiado. Agarró el vaso bien cargado de whisky y se lo bebió de un trago largo.

- Joder, que bien pega. ¡Por Escocia! -, dijo nada más colocar el vaso vacío sobre la barra, sintiendo puro fuego bajar por su garganta.

Iba a pedir otra copita para ir entrando en calor, antes de ir a darlo todo a la pista de baile, pero sus planes se vieron interrumpidos por las palabras de una joven. O mejor dicho, gratamente interrumpidos por una joven de buen ver. Eso era más exacto.

- Al más sexy lo dudo-, contestó, mirando con descaro hacia la chica, sin dejar un centímetro de su cuerpo sin revisar.

Nada más terminar de escudriñar a la morena, volvió a posar sus claros ojos sobre la camarera tras la barra.

- Otro ron por favor-, le dijo.

- Era un whisky doble. ¿Te pongo un ron ahora? - preguntó confusa.

- No. No. Otro whisky. Se me ha ido un poco el plátano a la cabeza-, bromeó  y rió.

Y tanto. Mezclar alcohol con mujeres tan guapas y sexys era peligroso, de ello no había duda.

La chica de todos modos le sirvió su nueva copa de licor, eso sí, sin poder evitar reírse ante el desvariado plátano que tenía delante. Aunque, seguro que ya pensaba que era un poco idiota y alocado al verle llegar bailando.

- Eva. Señorita Eva. No puedo creerme que no se acuerde de mí-, sonrió con picardía clavando su mirada fijamente en sus oscuros ojos. - Henry Kerr. Ya sabe, el alcohólico simpático de fin de año-, levantó su nueva copa de whisky, en una forma de improvisado brindis. Luego le dio un sorbo. - Parece que el destino quiere que siempre nos encontremos en fiestas, junto a barras y alcohol-, sonrió. - Yo no ganaré el del más sexy, señorita Eva. Eso bien lo sabe usted-, desdibujó su sonrisa para hacerla más lobuna, y volvió a repasar su disfraz. - Ya lo creo que no-, terminó por decir, haciendo un gesto con la cabeza que no admitía dudas de que se refería a ella.

La conversación aquí debería proseguir con normalidad, o esa era la idea. Más un loca no quiso que esto sucediera.

Sí, una loca. Una adorable y divertida loca, con más alcohol que glóbulos rojos en sangre.

- ¡Oye! ¡Qué me rompes el plátano! - gritó divertido, jugando con el sentido de las palabras. - Este disfraz cuesta la friolera cantidad de diez galeones. O quizás eran veinte. No lo recuerdo-, comentó con deje divertido.

Ese era el espíritu del carnaval. Divertirse, bailar, beber alcohol hasta perder el norte. En definitiva, olvidar quien eras en realidad, y ser quién te diera la gana por una noche.

Henry dejó su copa sobre la barra, y acarició el asta de la flecha de juguete, y con suavidad hizo que se desprendiera la ventosa de su traje amarillo. Su propósito, devolverle la flecha a la arquera para que siguiera creando el caos y la destrucción por la discoteca. Más una mujer despampanante se acercó hasta él antes de poder hacelo.

- Hoy todas las chicas guapas se me acercan-, saludó a la pelirroja, sonriente y acariciando la flecha entre sus manos. - Bonito vestido-, manifestó con cortesía y sinceridad. - Supongo que de verdad soy un plátano muy sexy, para tener tal atracción de bellas mujeres-, le dijo esto último a la morena. - Caroline Shepard, la señorita Eva Waldorf-, empezó a presentarla, dirigiendo su mano, enguantada en cuero blanco, hacia cada una cuando las nombró. - Eva Waldorf, la señorita Caroline-, hizo el mismo movimiento que antes, pero en sentido inverso. - Esta noche difícilmente pueda mejorar-, sonrió.

En ese instante sostuvo la flecha con la mano menos hábil, y agarró con la diestra el vaso de whisky para terminar lo que quedaba en su contenido con otro trago largo, parecido al que hizo desaparecer el contenido de alcohol de su primera copa. Luego dejó el vaso sobre la barra, y con un toque de la mano sobre la madera, y un movimiento de su cabeza, le mostró a la camarera que deseaba que se lo llenara de nuevo de lo mismo.

- Supongo que la arquera es amiga tuya-, comentó, moviendo la flecha que sostenía en su mano zurda, para darle más énfasis a sus palabras. - De momento mi corazón late-, rememoró el saludo de la pelirroja. - Pero no estoy seguro de que sobreviva a esta noche-, comentó con gesto lobuno marcado sobre el rostro.

Pero en esa noche no se terminaban las sorpresas. Así que si por un lado había aparecido una de las mujeres que habían aparecido en su vida, como una prueba de la traición de su hermano Nathan, pronto apareció la otra chica que había comenzado esa andadura de verdad y dura realidad a la que se enfrentaba ahora.

- Paloma Suarez-, sostuvo su mirada, notando que la joven ya tenía los ojos vidriosos. - Claro que te recuerdo. Bailas tan bien que haces arder el suelo que pisas-, comentó con total sinceridad.

La segunda fiesta con puristas donde la encontraba. La segunda vez que se exponía a un peligro por diversión. Y para colmo esta vez estaba… cómo decirlo, demasiado entonada. Si ya era peligroso que estuviera allí, sobraba decir lo que era hacerlo y además perder el control de tu mente.

Debería enfadarse con ella, y no sabía muy por qué, ya que eran de bandos contrarios, pero no podía evitar sentirse preocupado cuando ella aparecía en escena en situaciones como aquella. Al menos Carol tenía una buena tapadera en el Ministerio, pero Sam era una fugitiva con todas las letras, y lo que ello conllevaba.

Además, sentimientos a parte, a esa chica le debía una, aunque a este paso, sería ella la que le debiera miles a él.

En fin, suponía que estar perseguido todo el tiempo era una forma de vida muy precaria. Un sin vivir, cómo se solía decir. Por lo que podía imaginar con facilidad que la joven deseaba divertirse en cuanto tenía una ocasión favorable donde pudiera llevar máscara sin resultar sospechosa. Y por tanto, que para ella el riesgo valía la pena.

Henry tomó su tercera copa bien cargada de whisky, notando en el movimiento de su brazo que el alcohol comenzaba a hacer mella en él. Un par de copas más, y sería el plátano más feliz de la tierra.

- Sí, lo recuerdo-, respondió a Paloma con una mentira. - Buenos tiempos, pero mejor centrarse en la noche que nos depara, ¿no cree? - terminó por decirle.

¿En Hogwarts? ¿Estaba loca? ¿Quería delatarse tan pronto y acabar en Azkaban o algo peor?

Por supuesto que era descuidada porque estaba borracha, por eso había decidido cambiar de tema. Y joder, si un beso no era un buen cambio de tema, qué demonios podría serlo.

- ¡Vivan los novios! - gritó como si se tratara de una boda.

No sabía quién cojones era el spiderman, más le importaba bien poco. Le había servido para distraer a Sam con otras cosas. Ya fuera su novio, su marido, un acosador, o un flipado de la vida, por el momento al menos había ayudado a mantener el pellejo de Sam sobre su cuerpo.

- ¡Eh! ¡Eh! - gritó, esta vez girándose hacia una bella mujer, al escuchar la voz de esta considerar que él debía pagar su copa. - ¿De cuánto dinero estamos hablando? - preguntó al barman. - ¡Rubia, no huyas! - gritó a la chica al ver como escapaba. - Maldición-, refunfuñó entre dientes. - Yo la pagaré-, le dijo al camarero, resignado.

La voz de esa fugitiva rubia endosa copas le sonaba de algo… No recordaba de qué, pero sentía que la conocía.

- Ya te encontraré-, volvió a refunfuñar entre dientes, mirando hacia la multitud, entre la cual la chica se había mimetizado, y donde le había perdido el rastro.


Offrol
___________________________________________________________________________________________

Link a mi tirada de dados: Juego de dados

Me salió un 14, así que paulatinamente iré emborrachándome hasta acabar en el estado que me ha tocado en el azar.

A divertirse :pika:

Votación :
Disfraz más sexy: Eva
Disfraz más cute: Lluna.
Disfraz más extravagante: Laith.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Dans Stevens
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 13.580
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 162
Puntos : 98
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3791-henry-kerr http://www.expectopatronum-rpg.com/t3792-henry-kerr-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t4004-henry-kerr-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4005-el-arcon-de-los-recuerdos-de-henry-kerr
Henry KerrMagos y brujas

Gwendoline Edevane el Vie Feb 09, 2018 4:18 am

Gran interacción con Sam.
Interacción con Caroline.
Interacción con Henry "el plátano" Kerr.
Interacción con "Spiderman".

No estaba lo suficientemente borracha cómo para que la presencia de mi amiga Sam no me sorprendiese. La "Gwen molesta y bromista" y la "Gwen depresiva" también estaban francamente sorprendidas, pero les importaba mucho menos de lo que le importaría a mi yo sobria.
Ambas Gwen querían disfrutar un rato con su amiga, fuera de Ulises Kant, la Grulla, y a saber cuantos más idiotas de ese tipo. Así que no se preocuparon demasiado del hecho de que una fugitiva hubiese decidido participar en un evento cómo aquel.

—Nadie podría reconocerte. Eres un superheroe... ¿o un supervillano? ¿O las dos cosas?—Me quedé pensativa un momento, y al final negué con la cabeza.—¡Bah, lo que sea!—Ambas convinimos en que Caroline estaba hermosa no, lo siguiente, y a Sam le parecía una injusticia.—¡Tíiiiiia!—Protesté.—Caroline en plan guapa, elegante y arrebatadora, y yo cómo si fuese a la Comic Con... ¡La vida es injusta!—Y dicho eso, puse morritos, enfurruñada.

No pude resistirme a pegarle un flechazo al señor plátano. Y por suerte para mí, se lo tomó bien. Temía que la gente empezase a pegarme por agredirles con flechas de ventosa, pero no ocurrió. Él protestó por miedo a que le rompiese el plátano.
Yo me desternillé de risa, doblándome una vez más por la cintura.

—Ha dicho: "¡Que me rompes el plátano!"—Imité el tono de voz del hombre lo mejor que pude.—¡Y tiene gracia porque él es un plátano!—Dije casi gritando, y desternillándome de risa una vez más.

Sam fue a saludar a Don plátano, y cuando volvió, me ofreció llevarme a por otra copa. Me encogí de hombros. Estaba borracha, y otra copa podía ser precisamente lo que necesitaba para estar menos borracha.
...eso no tenía ni puñetero sentido, ya lo sé, pero no intentéis entender la mente de una borracha...
Y entonces, aconteció algo terrible, perturbador, mioclónico, arbitrario, escandaloso, perturbador... eso último ya lo he dicho...
Spiderman surgió de la nada y nos cortó el paso. Esta vez, el Spiderman auténtico, con la araña en el disfraz y todo. Sucedió rápido, y a consecuencia del encontronazo, terminé con mis posaderas aterrizando en el suelo. El alcohol amortiguó el dolor del golpe, pero me quedé confundida un segundo. Y cuando levanté la vista hacia el cielo (o el techo de la discoteca)... ¡Oh, no, eso sí que no!
Me puse en pie y avancé con vacilantes zancadas hasta el señor Don plátano. Sostenía mi flecha en su mano izquierda y la cogí. Mi mano era una zarpa.
Preparé el arco, cargué la flecha... y le disparé a Spiderman, que estaba besando a mi Deadpool.
Hecho aquello le di el arco al señor Don plátano y avancé a grandes zancadas tambaleantes hasta Sam.

—¡Eh, Spiderman!—Dije con la voz tomada de una borracha.—Das asco. No sabes más que lanzar telarañas y subirte a los edificios. ¡Pues mira que cosa! Y además...—Cogí a Sam por los hombros y la atraje hacia mí.—Además, a Paloma no le gustan los hombres. Pierdes el tiempo. A ella le gustan las mujeres. ¿Ves?

Y dicho eso, hice algo que JAMÁS haría estando sobria: me coloqué delante de Sam, y sin pensármelo demasiado, le planté un beso en los labios. No sé cuanto duró ese beso, pero no tuve tiempo de arrepentirme, pues en el momento en que acabó, estaba dándome la vuelta en dirección a Spiderman.

—¡Así es cómo se hace!—Le mantuve la mirada a Spiderman por un momento, y entonces dije.—Por cierto, me llamo... me llamo Gwen. Encantada de conocerte. ¿Quieres beber algo?

Aquel episodio surrealista... no creo que llegase a repetirse jamás.


Off: Mi voto al disfraz más extravagante es para... ¡Henry "el plátano" Kerr!
Mi voto al disfraz más sexy es para... ¡Eva "¿Lara Croft?" Waldorf!
Mi voto al disfraz más cute es para... ¡Lluna "el hada" Forman!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Desmemorizadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.867
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 699
Puntos : 336
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneTrabajador Ministerio

Eva Waldorf el Vie Feb 09, 2018 12:20 pm

Mención a Gwendoline, Sam, Beatrice y Edward.
Interacción con Henry, Caroline.

El señor plátano estaba de lo más seductor, bebía un whisky tras otro y atraía a las mujeres como moscas. Apenas llevaba 10 minutos en la barra y ya se habían acercado varias, cosa que ayudó a Eva para ver más de cerca los increíbles disfraces, muchos de ellos estaban bastante currados.

Apenas le dio tiempo a contestar a Henry cuando ya le estaba presentando una mujer muy guapa, no tenía muy claro de qué iba disfrazada, pero el recogido era precioso y llevaba guantes. Casi no tuvo tiempo de presentarse cuando una flecha con punta de goma dio a Henry, que susto.

- ¡Por favor! Esa chica con las flechas acabará dando un susto a alguien... Perdón... Encantada de conocerle señorita Shepard. ¡Oh! Deadpool y Spiderman se besan. - La cara de sorpresa y diversión de Eva no tenía precio, pero cuando creía que la cosa no podía ir a más, la chica de las flechas, que se había caído de culo al suelo, vino a recuperar la flecha, se la disparó a Spiderman y besó a Deadpool.

Desde luego Deadpool estaba triunfando aquella noche, ya le hubiese gustado a Eva verse en esa situación, aunque no tenía claro si Deadpool estaba a gusto con la situación, más bien parecía desconcertada. Eva se giró de nuevo hacia Henry y Caroline.

- La fiesta va subiendo de tono, la cosa se pone interesante, ¿no? Y desde luego Henry, te ha tocado a ti pagar la copa de otra, jajaja. - Se giró hacia el camarero y le pidió otra bebida, comenzaba a viciarse el ambiente y hacía calor - Un Vozka caramelo, por favor.


Off rol:
Disfraz más sexy - Beatrice, el ángel negro.
Disfraz más cute - Sam, la Deadpool rompecorazones de la noche.
Disfraz más extravagante - Henry Kerr, el plátano.

A ver qué dicen los dados de mi estado de borrachera (por si tengo que empezar a beber al mismo ritmo de Henry y los demás jajaja).

EDITO: 9 puntos: La embriaguez te afecta levemente y comienza a percibirse por los demás.

Disfraz algo escandaloso:


Última edición por Eva Waldorf el Vie Feb 09, 2018 12:22 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.650
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 344
Puntos : 114
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Maestro de Dados el Vie Feb 09, 2018 12:20 pm

El miembro 'Eva Waldorf' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3385
Puntos : 1541
Ver perfil de usuario

Sam J. Lehmann el Vie Feb 09, 2018 3:43 pm

Primera interacción con Edward y Gwen
Segunda interacción con Caroline

A ver, ella sólo quería ir a por otra copa, ¿vale? Así, como una persona tranquila, sana, pura y que no se mete entre los labios de cualquiera, ¿vale? Sam no hacía esas cosas. Ella era una persona... inocente que sólo quería una copita de más de su vodka con limón. No entendía por qué de repente un Spiderman apareció de la nada, apartó a su compañera de su lado y la besó. Así, sin más. Sin pedir permiso. Fue todo tan rápido, el Spiderman fue tan intenso—y se veía tan implicado—y Sam estaba tan borracha que... le costó procesarlo. Dudó una milésima de segundo de heterosexualidad inexistente en su interior sopesar la idea de devolverle el beso, pero luego se dio cuenta de que no podía. ¡NO ESTABA TAN DESESPERADA COMO PARA BESAR A UN HOMBRE, POR MUY BIEN QUE BESARA! Así que puso sus manos en los hombros de la araña, empujándolo hacia atrás a tiempo de ver como una flecha impactaba en su cabeza cómicamente. ¡Esa es su Gwen!

Y luego Gwen apareció, cual ángel guardián, diciéndole al Spiderman que era un cacas. La verdad es que hubiera venido bien también una de esas conversaciones en las que dices que violar labios ajenos ES ALGO MALO, pero creo que ambas estaban demasiado borrachas como para decir cosas coherentes. O hacer cosas coherentes. Porque Sam, todavía en su mundo de yupi intentando asimilar que un hombre acababa de besarla simplemente porque sí, ahora también tenía que lidiar con el hecho de que su amiga también le había besado. No perdón, la estaba besando.

Le devolvió el beso de manera totalmente inconsciente, hasta que fue Gwen quien se separó para seguir hablando con el Spiderman, como si nada hubiera pasado. Madre mía, madre mía, madre mía... ¡qué vergüenza! ¿¡Pero qué ha pasado!? Sam sujetó la parte que se había remangado de su máscara de Deadpool y, roja como un tomate y queriendo que la tierra le tragase, se la bajó lentamente hasta volver a tapar sus labios. No fuese a venir ahora otra persona a besarla también, que parece que alguien le había puesto una de esas notitas de broma en la espalda de 'ven y bésame gratuitamente, con lengua incluida si te apetece, oye'.

Y ella solo quería una copita. Una copita.

Todavía intentando entender lo que había pasado, se giró hacia el barman—que se hallaba igual o más sorprendido que ella—y Sam elevó el dedo índice y el corazón. —Dos chupitos de tequila, por favor. —El camarero fue rápido y eficaz y, con miedo a que alguna otra lengua ajena le atacase, se subió la máscara un poquito para poder beberse aquello.

Y relativizó todo como pudo. El Spiderman era idiota y por eso la había besado; no importa, le perdonaba. Tener un retraso mental no era fácil para nadie. Y lo de Gwen... sólo podía haberle besado por una razón: apartar a los babosos de Sam, ¿a que sí? Sacrificándose por una buena causa. Era eso. Gwen siempre había sido muy altruista y se preocupaba por el bienestar de sus amigos. No querría que Sam tuviese que ligar con chicos de barba picuda que roban besos a diestro y siniestro. Debió de ser eso: una obra benéfica.

Se volvió a bajar la máscara, se dio la vuelta tras haber ordenado el caos de su cabeza y se encontró con Spiderman y Gwen. Señaló a Spiderman primero. —Tú, no me vuelvas a besar jamás en tu vida. ¡Eso no se hace! —Quiso sonar amenazante, pero sonó relativamente perjudicada. —Y tú... —Entrecerró ligeramente los ojos, mirando a Gwen. —¡Así vas a espantar a los chicos! Necesitamos encontrarte a un inglés de alta cuna, no espantarlo. —Hizo una pausa. —Pero ha sido una buena técnica para espantar babosos, te doy un diez. —Y alzó su mano con la palma abierta para que se la chocase.

Ellas nunca se chocaban los cinco, ¿vale? Pero ahora como que parecía justo y necesario en la ilógica y rota mente de Sam en esos momentos. Porque el beso del Spiderman le había roto, pero el de Gwen había terminado por coger los trocitos de su cerebro y hacerlo añicos en una batidora. Encima ahora estaba muerta de calor y esperaba que hubiera sido por los tequilas y no por los besos. ¡Porque a ver qué sería peor, acalorarse por el beso de un hombre o por el de su amiga! ¡Madre mía! ¡Que le dieran más tequila! Miró entonces a Gwen. —Voy a bailar un rato. —Y era su intención, pero caminó unos cuántos pasos hacia donde estaba el plátano, pero no para hablar con ese plátano que también estaba roto, sino con la chica que estaba a su lado y no estaba rota: su amiga Caroline. A ligeros trompicones, llegó hasta ella. La sujetó de los hombros y la miró dramáticamente a los ojos a través de los orificios de su máscara. —¿Lo que acaba de pasar es real? Por un momento pensé que era heterosexual porque me gustó el primer beso, menos mal que luego me besó Gwen para quitarme esa estúpida idea. #LasConfesiones.Creo que estoy demasiado necesitada como para que me llegase a gustar un poquito el beso de ese chico. Llevo mucho tiempo sin sexo. #LasConfesionesx2. Que alguien la pare. —¿Tengo algún cartelito en la espalda que le de permiso a la gente para besarme o algo? No entiendo nada... —Se giró delante de ella, intentando buscar algo que explicase lo que había pasado como perro que se persigue la cola. —Estando borracha no entiendo nada en esta vida. Necesito apoyo sobrio. ¿Estás sobria? —Miró la copa que tenía en su mano y asumió que no lo estaba. —Tú no estás sobria, necesito a alguien sobrio. —Hablaba con tanta seriedad que de verdad parecía que iba a ir en busca de alguien sobrio.

Miró entonces al plátano. Él daba igual que estuviera sobrio o no: estaba roto. Él no cuenta. Miró a la chica que iba con el plátano, con un disfraz la mar de bonito que Sam admiró con envidia. ¡Ojalá ella pudiera ir así vestida y no con una malla de Deadpool que invita a todo el mundo a besar!

Disfraz de Sam:
Votaciones:
Disfraz más extravagante: Henry Kerr, el platanoide.
Disfraz más sexy: Caroline Shepard, pls. <3
Disfraz más cute: Lluna Forman, el hadita. :3
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 13.067
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 760
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Edward Westenberg el Sáb Feb 10, 2018 1:35 am

Interacción con Gwen, Sam,
bailotea gloriosamente al lado de todos
y se va.

¿Un ségundo? ¿Dos? ¿Tres? ¿Siete? No lo sabe muy bien, ya que al parecer borracho los números lo odian con todo sus corazón númerico. Pero lo que si sabía con exactitud, es que fuera el tiempo que fuera, había sido súblime. Tan así, que de seguro si su vida fuera una película la imagen que mostrarían de su cabeza sería Spider y la chica Deadpool de labios carmesí corriendo por la pradera mientras la famosa canción de los Beach Boys suena de fondo.

Pero las manos de chica Deadpool reaccionaron alejandolo de sopetón, y él como quien recién hubiera despertado de un muy, muy, pero MUY buen sueño le miró con rostro de idiota, uno bien borracho. Y de la nada o del todo,  una flecha le llega directo a su frente. - Oh, Spider herido, repito Spider herido.- dijo todo dramático al elevar sus ojos y ver la flecha ahí en su ceño llevándose, y ahí se veía que estaba realmente borracho, una mano al pecho en vez de a su cabeza para sacar semejante cosa que había venido a su dirección.

Y del más allá con voz épica gladiadora espartana escucha un gutural " ¡Eh, Spiderman!" y como acto seguido otra chica aparece a su lado. - Yo, lo...- no alcanzó a justificar tan arrebatado accionar porque los insultos comenzaron a su persona, aunque tampoco es que tuviera un excusa buena y consistente- Aceptó todos los retos como buen niño, porque bueh...podía estar borracho y todo pero eso de andar besando sin permiso no era bueno, no, no, no. Pero ay, es que esos labios...desvió la mirada de ellos porque sino la cosa se pondría peor. Pero haber, vamos a calmarno. Que él ni de joda se espero lo que vino después, frente a sus ojos Deadpool y Speedy BESANDOSE. - Por Merlín y Morgana.- exclamó llevándose ambas manos a la mejilla y abriendo su boca sorprendido.

Esto se estaba descontrolando señores y señores, y le encantaba.

Cuando escuchó el nombre de la chica arrugó la nariz, como si algo de pronto cua-dra-ra...- ¿GWEN STACY? .- exclamó mirándola con ojos de huevo frito que no se veían porque su rostro estaba prácticamente cubierto, exceptuando por sus labios roba besos alcoholizados. Pero luego le dirigió una mirada a la chica y negó con la cabeza.- ¿Qué digo? Eres Speedy.- dijo reconociendo su disfraz enseguida, que él era una nerdifriki con todo lo que respectaba a superhéroes y sus respectivos villanos. Y es borracho y todo no se le quita.

- Promesa, de niño explorador.- dijo haciendo la señal de niño scout y todo con su mano derecha.- Lo siento, sólo es que... tus labios, yo... los siento.- comenzó a decir en un patético intento de justificarse.-  Nunca más te daré bes...¿de verdad nunca más de los jamases?.- preguntó haciendo pucheros.- Ok, ok, broma broma jejé.- agregó enseguida, que borracho ya estaba nivel yisuscraist pero algo de cordura le quedaba y no quería tentar más a su suerte. - Muchas gracias por tu invitación a  tomar GwenStacy, pero la verdad, y como ya te habrás dado cuenta, creo que he llegado al tope de mi  cuota de alcohol por esta noche jé.- dijo cuándo la hermosa, brillante, e inolvidable Deadpool se fue de su lado. Suspiró como un idiota-borracho-robabesos enamorado en su dirección.

Se sacó la flecha de su frente y se al tendió a la chica.- Yo ahora, me iré a bailar...- dijo con una sonrisa enorme.- Muy lejos de Deadpool, lo prometo.- dijo muy a su pesar, con ambos brazos arriba en plan SOY INOCENTE, UNA DULCE PALOMA. Como la hermosa Paloma Suárez... Arg, no, no, no.

Se alejó de todo y de todos, sobre todo de la barra,  que si seguía ahí de seguro terminaría pidiendo otra ronda de tequilas e intentaría recrear el beso Spider con la Gwen Stacy disfrazada de Speedy. Se perdió entre la gente hasta llegar al centro mismo de la pista de baile para...Un, dos, tres y....

(créditos por tremendo tema y coreografía al plátano bailarín Keer, hermano de ataque de flechas)

La envidia de Christopher Walken, eso era él. O al menos así se imaginó que bailó en su cabeza y así lo recordaría por toda la gloriosa eternidad, Y QUE NADIE SE ATREVE A DECIR LO CONTRARIO. Hasta que de pronto como un flash en medio del pim pam pum, bada ram pam pam, y plish plash plosh del inframundo su cabeza le envió un mensaje.- Mierda ¡HE DEJADO EL HORNO PRENDIDO! .- y en menos de un pestañear y borracho como una tuba desaparece de la disco Babylon.

¿Volver? Quizás, si es que Stella no lo mate primero por ser un jodido adolescente borracho roba besos deja hornos prendido irresponsable .

-SALE DE LA FIESTA-
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 10.160
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 321
Puntos : 206
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Caroline Shepard el Sáb Feb 10, 2018 11:12 pm

Mención a Gwen y Sam.
Interacción con Henry, Eva, y Sam.
Y mención a Spiderman, y Gwen.

DISFRAZ:

Sonrió antes sus palabras y se aferró a su brazo cariñosamente.- Si estas a mi lado cualquier cosa me hace feliz.- le dijo moviendo su cabeza contra su brazo, como una gata que ronronea cariñosamente a su humano favorito en el mundo para luego incorporarse y pedir su vaso de vodka. Soltó una risa sonora al escuchar su pregunta.- Sï, pasé diez años, pero no, nada de pokemones.- confesó divertida con una mueca en sus labios.- ¡Ah! sí, ahora que dices esos nombres creo que lo he visto, pero sólo un par de veces. Así que ni idea quién es Steenee, pero de seguro es un mono todo esponjoso y tierno.- ofreciéndole una sonrisa muestra dientes.

Disfruto enormemente el primer sorbo  que tomó de su vodka, mientras pensaba lo deliciosa que era la mezcla de aquel licor con limón llegó a su lado la adorable Gwen, una compañera de Ravenclaw y amiga de Sam. Hace poco había tenido la fortuna de compartir misión con ella descubriendo que era, al igual que la mayoría de las águilas que ella conocía, extraordinaria.  Jota no tardó en reconocerla y fue a su encuentro, rió sonoramente al escuchar a su amiga rebatir su evidente estado de borrachera para luego recibir gustosa el abrazo por parte de Gwen. Cuando de pronto entre la música, encuentros y alcoholes apareció el señorito plátano Kerr bailando algo que si en un comienzo no se rió fue por la impresión, pero luego tras ver cómo le llegaba un flecha en su traje no pudo evitar soltar un carcajada.

Se acercó a él y "le saludo", arrugó levemente su ceño al escuchar que se refería a chicas en plural lo que hizo que desviara su mirada y se encontrará con una mujer a su lado, le sonrió de manera cordial para luego volver a clavar su mirada en el castaño.- Gracias, el tuyo es...- hizo una pausa para encontrar la palabra adecuada.- ....muy particular.- no logró terminar bien la frase porque no logró aguantar la risa que le producía verlo así. No podía tomarlo en serio vestido de plátano. Enarcó una ceja divertida al ver cómo aparecía Sam y se abalanzaba a Henry, le gustaba verla así, verlos así como si los años no hubieran pasado sobre sus cuerpos.- ¡Sam!.- exclamó al escuchar como su amiga había tenido un arranque de sinceridad y le decía en la propia cara del castaño que estaba roto. Negó con la cabeza divertida al comprobar que Sam borracha no tenía filtro alguno. Miró a Henry sonriendo y encogiéndose de hombros.-  Hola, un gusto.- le dijo con una sonrisa de lado a la castaña tras la presentación que había hecho el plátano andante- Puedes llamarme Caroli...¿Qué?.- se giró rápidamente tras escuchar a Eva decir "¡Oh! Deadpool y Spiderman se besan" encontrándose con su amiga besándose con...con...¿Spiderman?.  

Las cosas de allí en adelante pasaron muy rápido, antes de que pudiera siquiera reaccionar ante aquel beso una nueva flecha voló por los aires cayendo de lleno en la frente del chico que acaba de besar a su amiga ¿Ella le habrá dado el beso? ¿Ella habrá querido? ¿Cuántas flechas tiene Gwen en su poder? ¿ESA ES GWEN BESANDO A SAM? Abrió los ojos como dos huevos fritos sin entender nada de lo que estaba pasando.  Miró a los demás para ver si estaban viendo los mismo que ella o si eran tan sólo producto de su imaginación.

- Al parecer esta noche estará algo descontrolada.- musitó cuando tras ver aquello de la nada aparece con una chica exigiendo a Henry pagar para luego desaparecer entre la gente, sonrió.- No tienes que pagar nada, esta noche hay barra libre.- le comentó al castaño al ver como empezaba a sacar su dinero. Vió de reojo como Sam se alejaba de sus respectivos besadores y venía a su dirección.

Apretó su labios para contener la risa que tenía al ver a Sam venir a ella toda dramática, tomándola de los hombros y mirándola fijamente. Se quedó en silencio escuchando sus confesiones mirándola divertida. - Nada, ningun cartel. Sólo llevas al parecer un disfraz irresistible para el mundo de super héroes.- bromeó, pero luego observó que su amiga realmente estaba afectada, frunció el ceño. Es que a ella un beso no le causa tantos problemas, bueno dependiendo de quién proviniera. Y ella al menos de rápida vista no encontraba nada mal ni al tal famoso Spider ni a la cariñosa de Gwen, pero Jota siempre había sido la más tímida de las dos.- Hey, Hey...- dijo cuando vio que Sam estaba dispuesta a irse en busca de un ser sobrio dentro de Babylon, una misión imposible desde su perspectiva.  Tomó lo que le quedaba de vodka de un sorbo para luego dejarlo sobre la barra.- Ya no tengo nada en mis manos, soy la sobria que buscas.- le dijo mostrándole sus manos con rostro angelical.  Se acercó a ella y le tomó su rostro con sus manos.- ¿Estás bien? Sólo fueron unos besitos Sam....- le dijo cariñosa.- Pero tranquila, no dejaré que nadie más lo haga, a menos de que tu lo quieras ¿sí?.- le dijo clavando su mirada en la de su amiga y ofreciéndole una sonrisa.-Ahora, ¿Bailamos?.- le preguntó moviendo sus cejas de arriba a abajo de manera tentadora.- Quiero mover mis caderas al ritmo de la música.- canturreo mientras movía su cuerpo felinamente.-  Podríamos ir donde el Dj y pedir una canción ¿tienes alguna en mente?.- le preguntó curiosa para luego girar y clavar su mirada en Henry y Eva.- Un gusto verlos. Que tengan buena noche.- les dijo para luego tomar el brazo de su amiga y llevarla a la pista.

Ya en medio de la pista de baile de pronto vió a unos pasos al famosillo Spider haciendo una coreografía muy particular. Ese tío estaba loco, no había duda, arrugó su ceño.- Hay que admitir que baila bien, ¿besa de la misma manera?.- le preguntó en broma a su amiga para luego negar divertida.- Broma, broma, ¿Quieres que le dé su merecido? .- le preguntó a su amiga, que a ella no le importaba ir hacia donde ese chico y darle un golpe en sus partes bajas para dejarla claro que los besos robados no siempre son bienvenidos.- Aunque Gwen ya se lo ha dado ¿no? hablando de Gwen...- dijo desviando su mirada nuevamente hacia la barra.- Creo que deberíamos ir por ella,que tarde o temprano se meterá en problemas por andar lanzando flechas a diestro y siniestro.-  le dijo mirándola con una mueca divertida.

Al parecer, por lo que había visto hasta el momento, le había tocado jugar el rol de amiga sobria de la noche. Pero no le importaba mucho, tampoco era que fuera muy entregada al alcohol. Además, era bueno que al menos una de las dos se encontrará lúcida, más si estaban en medio de una fiesta que, pese a ser de Carnaval se podría volver en algo muy distinto si se enteraban que fugitivos, como su amiga, se encontraban en ella. Por lo que con un vaso de su querido vodka estaba más que bien, al menos por esa noche.

Votaciones:

Disfraz más extravagante: Henry plátanobailarín Kerr.
Disfraz más sexy: Sam labiosbesadores Lehmann.
Disfraz más cute: Lluna dulcehada Forman.
tomaya  
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Evan Rachel Wood
Edad del pj : 27
Ocupación : Regulación de criaturas
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.851
Lealtad : Pro-muggle.
Patronus : Tigre Blanco
RP Adicional : +2F
Mensajes : 173
Puntos : 109
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4198-caroline-shepard#66802 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4199-part-of-my-life-rs-caroline-shepard#66808 http://www.expectopatronum-rpg.com/cronología http://www.expectopatronum-rpg.com/baúl
Caroline ShepardTrabajador Ministerio

Gwendoline Edevane el Dom Feb 11, 2018 2:41 am

Interacción con Sam.
Interacción con "Spiderman".
Testigo patidifusa del baile de "Spiderman".

La cosa se precipitó, y no poco, precisamente. La barriobajera chunga que llevaba dentro se alió con la "Gwen depresiva" y con la "Gwen molesta y bromista", dando paso a una nueva forma de Gwen nunca vista antes.
Después de todo... creo poder afirmar que jamás he estado en una situación semejante.
El beso creo que pilló a todo el mundo desprevenido, y si mi yo sobria estuviese observando esta situación desde fuera, posiblemente se hubiese quedado pasmada con semejante situación.
Mentiría si dijese que fue desagradable; fue exactamente todo lo contrario. Y juraría que Sam me devolvió el beso, pero no podía estar segura debido a lo rápido que me volví en dirección a Spiderman.
Tras mi pequeño sermón, y mi presentación e invitación, el joven Spiderman me reconoció cómo una tal Gwen Stacy, e hice acopio de todos mis esfuerzos para guardarme esa información y buscarla en Google en cuanto pudiese. No tenía ni idea de quién era esa tal Stacy.
Sam le dio una lección a nuestro amigo y vecino Spiderman acerca de besar labios ajenos sin permiso. El chico se excusó cómo pudo, aunque algo de lo que dijo sugería que volvería a intentarlo. Entrecerré los ojos, y mi barriobajera chunga interior estuvo a punto de volver a salir a la luz... suerte que el muchacho aseguró que era una broma.
Entonces me tocó a mí. Sam me miró y por un momento tuve miedo... pero no, no me echó la bronca: me felicitó por mi plan para espantar a cualquier hombre que quisiese besar a Sam. Me pregunté si aquello había sido un plan realmente, o un mero instinto protector, y acabé concluyendo que me gustaba más la idea de que fuese un plan. Así que, cuando levantó la mano para que chocase las cinco, se las choqué.

—¡Las colegas antes que los maromos!—Dije, restándole importancia al hecho de que posiblemente cualquier hombre que estuviese en la fiesta ahora mismo y hubiese presenciado mi "interacción" con Sam pensaría que yo era lesbiana.—Yo te cubro las espaldas, Paloma.—Aseguré con una sonrisa satisfecha de mí misma.

Entonces, me quedé de nuevo sola. Spiderman no quiso beber más, asegurando que ya había alcanzado su cupo de alcohol por esta noche, y Sam se fue a bailar. Spiderman también se iba a bailar, y antes de que pudiese asegurar que no se acercaría a "Deadpool", le dediqué una mirada asesina. Le dediqué ese gesto amenazante que hace la gente señalándose primero los ojos y luego a la otra persona con los dedos índice y medio, cómo pretendiendo decir "Te estoy vigilando".
Pero le tomé la palabra. Además, que yo hubiese arruinado mis posibilidades de ligar con hombres no significaba que tuviese que arruinar las de Sam. Quizás encontrase una atractiva princesa de cuento, solo para ella, y allí sobraba yo.
Así que volví en dirección a la barra y me senté en el primer taburete que vi vacío. Por casualidad o por destino, se trataba del taburete ocupado por la persona a la que le derramé la copa encima antes, y el taburete no estaba exactamente vacío. El tipo se había levantado un momento, y cuando intentó volver a sentarse, topó con mi espalda, se debió llevar un susto o algo, y salió disparado, cayéndose al suelo de narices.
Yo no le presté atención al asunto. Estaba pensando que aquel había sido mi primer beso en más tiempo del que podía contar, y que había sido mejor que la mayoría de mis besos anteriores. Concluí que o bien Sam besaba muy bien, o bien los hombres que había conocido no tenían la menor idea de besos.
Tal vez fuesen las dos cosas a la vez.
Pedí otro Bloody Mary, y el camarero me lo trajo. Resultó ser el mismo camarero que había usado la bandeja cómo escudo, al estilo Capitán América, para protegerse de mis flechas.

—¡Vaya, que tranquilitos estamos!—Comentó con lo que me pareció sarcasmo.—Y veo que hemos perdido nuestra arma homicida...

—¿Que hemos perdido qué? ¿Pero tú qué dices?—Le respondí patidifusa con otra pregunta... quiero decir, con dos preguntas.

—¡El arco! ¡Que has perdido el arco!—Respondió exasperado, y en un tono de voz más bajo, añadió mientras se alejaba de mí:—Maldita borracha...

Me miré primero la mano derecha, y después la mano izquierda, ambas metidas dentro de guantes de cuero, y luego para asegurarme rebusqué a mi alrededor. La información del camarero parecía ser correcta: mi arco no estaba por ninguna parte.

—¡Oh, maldita sea!—Dije con fastidio. ¿Quién era Speedy sin su arco? Una chalada con capucha roja.

Fastidiada y triste por el paso a mejor vida de mis días cómo justiciera, me quedé decaída en mi taburete... hasta que me acordé de la Gwen Stacy de marras esa, y me llevé la mano al bolsillo de los pantalones, sacando mi smartphone.
Abrí Google y me dispuse a buscar a esa buena mujer, fuese quién fuese.

¡Ah, sí! Y faltaba añadir algo...


Sexta copa
Estimo que... ¿veinte minutos? ...después de la quinta.


Mientras, como toda buena borracha que se precie, demostraba mi facilidad para pasar de una situación insólita a una total normalidad, escribiendo en la barra de búsqueda cosas cómo "Hwrm Sdyyuvu" o incoherencias similares por culpa de mis dedos de borracha, empezó a sonar un extraño revuelo a mi alrededor.
Un revuelo que me hizo levantar la cabeza en dirección a la pista de baile. Y, para mi sorpresa, un tipo vestido de Spiderman estaba bailando con una coreografía impecable.
Me llevó un par de segundos comprender que se trataba del mismo Spiderman que había provocado el incidente Spidey-Pool, dándolo todo en la pista de baile. Y cuando lo hice, abrí los ojos cómo platos.

—¡La madre que lo...! ¡Es buen bailarín!—Y mi sorpresa dejó paso a la risa escandalosa mientras observaba el espectáculo, digno de una película más que de la realidad. Tanto me reí que empecé a patalear en el taburete.

Sin embargo, y para mi gran desgracia, no pude disfrutar durante mucho tiempo de la hipnótica danza del amigo y vecino Spiderman Besucón. Se detuvo de pronto, gritando algo en dirección a los cielos—seguí su mirada en dirección a los cielos, no encontrándome más que el techo lleno de luces de Babylon—y entonces desapareció.
Creo que me sentí triste unos segundos. Pero, igual que la "normalidad" regresó a la discoteca Babylon, también volvió a mí. Me encogí de hombros y devolví mi atención a mi smartphone.
Volví a intentar escribir ese nombre raro. ¡Maldita sea! ¡¿Quién era la idiota que tenía un nombre tan ridículo cómo Gwen?! Tamaña estupidez...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Desmemorizadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.867
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 699
Puntos : 336
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneTrabajador Ministerio

Leonardo Lezzo el Dom Feb 11, 2018 10:56 pm

Con Bea, y luego con Laith.



Salir de su zona de confort le estaba costando mucho. Por suerte, una chica algo afectada por el alcohol se acercó a Leo con clara intención de hacerle reír. No le costó mucho, pues el chico es muy alegre y los chistes tontos son una debilidad. La chica que se le había acercado, vestida de hada oscura, llevaba la cara oculta tras una máscara. Al parecer, era amiga de Laith, pues le llamó atrayendo su atención. El sanador se acercó a ellos y se sentó encima de la chica. Se presentó. Leo, sonriente, le tendió su mano. - Lorenzo, Lorenzo Lezzo. Encantado. - El chico estrechó la mano de Laith fuertemente, sin dejar de sonreír. Si podía recordar ese apellido italiano, podría reconocer fácilmente al fugitivo que había debajo de tanta pintura y tela de colores. - El chiste era malo, pero me ha pillado desprevenido. - Confesó. - ¿Qué habíais apostado? - Quiso saber, un tanto cotilla.

De pronto, Victoria salió corriendo. Había visto algo en la fiesta que merecía su interés. Leo se quedó solo con Laith. Le debía tanto al sanador... - ¿Lo estás pasando bien? Llevas el disfraz más coqueto de toda la fiesta. ¿No cogerás frío? - Bromeó. A estas alturas el sanador ya debía saber con qué clase de payaso estaba tratando. Ambos se conocían ya, aunque siempre coincidían en circunstancias menos divertidas que la de hoy. Estar de fiesta, como si nada pasara, le resultaba muy extraño a Leo. En cambio Laith parecía muy contento y a gusto. En su salsa. Además, su disfraz era bastante provocativo. Iba de vaquero, pero sin camiseta. Dejando a la vista sus músculos y sus tatuajes. Leo, en cambio, iba tapado hasta las cejas. Literalmente. - Tu amiga estaba un tanto... afectada. ¿Estará bien? - No es que quisiera dejar de hablar con él, es que realmente se preocupaba por la chica. No es que toda la gente borracha sea peligrosa, pero Leo teme que pueda pasarle algo. Hay un buen ambiente, la fiesta está genial. Pero el peligro existe, acecha y más si se trata de una mujer bonita que está bebida y va sola.



Votación:

Disfraz más extravagante: Henry, el plátano.
Disfraz más sexy: Laith, enseña cacho. (yo no soy gay, que conste)
Disfraz más cute: Eva, porque ella es cute.

Disfraz:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 20
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 17.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 474
Puntos : 183
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Laith Gauthier el Lun Feb 12, 2018 1:02 am

Interacción con Beatrice, Leonardo y Henry.
Mención de Sam, Edward y Henry.
Disfraz

Giró los ojos divertido cuando Beatrice le dijo que su chiste había sido grandioso, pero realmente los tres sabían que no era así. — Sabes que no —le sonrió travieso, riéndose en cuanto ella desconfió de sus intenciones. — Soy tan maloso que te maquillaría dormida y te dibujaría bigotes —le dijo como si fuera la cosa más mala de todo el mundo, era lo más malo que él podría hacerle a su amiga si se la llevaba a su departamento. — Le regalaste una máquina de chocolate a esta loca —le dijo al chico con cierto enfurruño pero una sonrisa divertida.

Lezzo. Le sonó en la mente y ésta pareció introducirse en el laberinto de su información hasta encontrarlo dentro de su cabeza. Vio a un muchacho, más parecido a un niño, en su camilla de hospital. Pero su nombre no concordaba, aunque se le parecía. También recordó, más pronto que luego, que era un fugitivo al que también había ayudado en las calles, en ese motel donde le curó la pierna. Aunque de repente Beatrice lo empujó para correr a algún sitio, se quedó mirándola hasta notar qué le había llamado la atención, ¡un beso entre Spiderman y Deadpool! Era fan, muy fan, de esos dos y sus disfraces.

La pregunta de Lorenzo, Leonardo más bien, lo sacó de su distracción. — ¿Uh? Ah, sí, ¿y tú? No te reconocí —le dijo, dándole a entender que ahora sí lo reconocía. — Fue lo primero que encontré, no tenía planes de venir, tú sí que te lo has currado —le sonrió, ¿es que todos los fugitivos han decidido ir a jugarse el pellejo? Soltó una risa. — ¿Mi amiga? Ah, Victoria es de temer, no es sólo una cara bonita, no hay por qué preocuparse por ella —le dijo. Beatrice, aunque estuviese en estado inconveniente, era ingeniosa e inteligente. Y los Bennington tienen una suerte envidiable.

Entre la conversación con Lezzo, empezó a pasarse un poco con la bebida, una tras otra casi sin tiempo de respirar. ¿Era el estrés del trabajo, tal vez, el que lo hacía beber tan indiscriminadamente? ¿El cansancio el que causaba que le afectase más de la cuenta? Se sentía algo torpe y la cabeza ligera, y supo que en ese momento debía dejar de beber. Pidió un vaso con poco alcohol y más coca cola para empezar a reducir su consumo de alcohol y miró a su alrededor de nuevo, viendo qué había de interesante por ahí. El banano bailando, tan alegre, le hizo reír. ¿Dónde se había metido Beatrice?

Ven, no te quedes como un borracho en la barra —le sonrió a Leonardo, quería socializar, se levantó y sintió que el mundo le tembló un poco, pero todo estaba bien todavía. Sólo estaba un poco torpe, pero ya no iba a beber. No quería acabar en un callejón. — Ven acá —le dijo, cruzándole el brazo por encima de los hombros mientras caminaban hasta el banano. Creyó reconocerlo, ¿no era uno de sus pacientes? ¡Mira tú! Qué gracioso. Siempre se topaba con pacientes. — Venga, banano, baila —y dicho aquello, el que empezó a bailar fue él.

[OFF]: Beatrice me ha obligado a tirar dado de embriaguez(?)
Votación:
Extravagante: El banano A.K.A. Henry.
Sexy: El hada negra A.K.A. Beatrice.
Cute: El hada blanca A.K.A. Lluna.


Última edición por Laith Gauthier el Lun Feb 12, 2018 7:20 am, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Maestro de Dados el Lun Feb 12, 2018 1:02 am

El miembro 'Laith Gauthier' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3385
Puntos : 1541
Ver perfil de usuario

Sam J. Lehmann el Lun Feb 12, 2018 2:10 am

Interacción con Caroline y Gwen

Y huyó. No huyó por medio, en realidad, huyó porque no entendía nada y necesitaba a una tercera persona que se lo pudiese explicar. Y, seamos sinceros... Sam no era precisamente de esas mujeres que recibe besos con normalidad, ni mucho menos de esas que aprovecha ese tipo de fiestas para 'ligar', sino todo lo contrario: sólo las aprovechaba para bailar hasta que sus piernas se quejasen por ello. Ella sólo besaba a quién le gustaba; o dejaba besarse por aquellas personas que le gustasen. Por eso se encontraba tan fuera de lugar.

Cuando llegó a dónde Caroline y quiso buscar a alguien sobrio capaz de entender la vida con objetividad, fue ella misma quién se bebió todo lo que le quedaba y tiró el vaso por ahí. ¡Y claro! En ese momento Sam se encontraba mirando por toda la discoteca por una persona sobria, por lo que cuando volvió a mirarla y no tenía nada... volvió a sentirse confundida. —¿Estás sobria? —preguntó, sonriente. Se lo creyó. En realidad no se le podía ver la sonrisa, pero sus ojos también demostraron su felicidad. Su amiga le sujetó el rostro para ver si estaba bien y... ¡claro que estaba bien! ¡Era literalmente la primera vez que se sentía tan sexy y, literalmente, no se le ve nada a excepción de los ojos! No sabía como tomarse eso... El caso es que no estaba mal, simplemente confundida. Y una borracha confundida puede llegar a ser muy dramática. —¿Solo unos besitos? Hace años que no beso a nadie, Carol. Y en una noche cualquiera me besa un desconocido y una amiga, ¿tú crees que eso es normal? No es normal, no es normal, no es normal... —Repitió cada vez más bajito, como quién se recalca a sí mismo la verdad absoluta que ni ella misma se creía. Pero al final, la miró ilusionada por la idea de ir a bailar y nada más. Aunque lo que más le había llamado la atención era eso de ir a pedir una canción, ya que lo que sonaba no le gustaba para mover el culito. —¡Sí! Esa... la de vulebucuseademuá sexuá... ¿sabes cual te digo? Hmmm... ¡Lady Marmalade! ¡Esa! Me apetece bailar eso. —¿Y a quién no le gustaba bailar eso, si es que es la mejor canción del mundo mundial? —¿Crees que lo pongan? ¡Oh, no, no, no! ¡Sé una mejor! ¡Crazy in love, de Beyoncé! —Madre mía, qué temazo. Quería bailar eso y volverse loca. Se iba a tirar al suelo y lo iba a dar todo.

Llegaron hasta la pista del baile, de camino a pedirle la canción al DJ en cuestión. Sin embargo, se pararon por el camino para ver al Spiderman besucón hacer un baile de diez en medio de la pista de baile. La pregunta que le hizo Caroline hizo que sonriese, además de darle un inocente codazo. —No... la verdad es que no besó mal, pero me gustó más el de Gwen. —Se encogió de hombros, como si fuera evidente. —Si me hubieran avisado antes al menos... ¡pero fue todo muy rápido, no pude ni pensar en disfrutarlos! —Se quejó divertida. ¡Para una vez que la besan y mira! —¡Yo voy a por ella! —le dijo a Caroline cuando observó que había que rescatar a Gwen; y ella estaba de acuerdo, por supuesto. —Pídeme una de esas dos canciones mientras, anda, porfa. Que yo entre la máscara y que no vocalizo bien, creo que estresaría al DJ —confesó divertida, yéndose de espaldas a por su amiga y chocándose con un señor que iba disfrazado de huevo frito, el cual le dejó paso.

Traspasó a varias personas y empujó a otras tantas, siendo consciente de que en una noche así estaba permitida la violencia si el pretexto era caminar por la discoteca y llegar de un lado a otro. Llegó hacia donde estaba Gwendoline y, en vez de asaltarla cual loca, simplemente se puso detrás de ella, asomando la cabeza por encima del hombro y mirando cual cotilla lo que escribía—o intentaba escribir—en el móvil. —¿Gqwn Stxsj? —Parecía que se había atragantado con un cacahuete intentando pronunciar eso. —¿Pero... qué buscas? ¡Vamos, guarda el móvil y vamos a bailar! ¡Que estamos de carnaval! No se puede sacar el móvil al menos que sean para sacar selfies, ¿vale? Si no está prohibido. ¡Vamos, guarda eso! —Le sujetó una de sus manos para tirar de ella suavemente y que se levantase del taburete. Cuando estuvo delante de ella, sonrió como una niña pequeña que se acuerda de una travesura; Gwen la había besado, qué raro. Era divertido, pero raro. —He mandado a Caroline a que pidiese unas canciones para bailar que estén mejor que esto que suena, así que vamos a mover el culito un rato, ¿vale? —Alzó las cejas a través de los orificios de su máscara, varias veces. Retrocedió entonces, moviéndose al ritmo de la canción mientras tiraba cada vez más de ella para que la persiguiese.

En verdad se estaba haciendo pis. Mucha pis. ¿Y lo malo de hacerse pipí? Que la cola en el baño de las chicas iba a ser monumentalmente grande. Entonces tenía dos opciones: esperar hasta reventar y entonces ir, aprovechando así lo máximo posible la pista de baile o... o ir ya. Pero claro, no quería ir ya porque entonces se perdería las dos super canciones que estaba a punto de bailar. Las grandes decisiones de un ser borracho.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 13.067
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 760
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Gwendoline Edevane el Lun Feb 12, 2018 1:08 pm

Interacción con Sam.

No había santa manera de escribir aquel maldito nombre tan raro que el Spiderman besucón y bailón me había dicho. Ese por el cual se había referido a mí. Cinco veces lo intenté, cinco veces los escribí mal. Y cuando estaba a punto de maldecir a todos los demonios del santo infierno, escuché una voz por encima de mi hombro, y levanté la vista cómo quien regresa a la realidad después de pasarse un buen rato metido en una ensoñación.
Se trataba de Sam "Paloma" Deadpool, que había regresado de la pista de baile. Consulté el reloj del smartphone entrecerrando los ojos para ver mejor, lo cual fue un gesto estúpido porque, en realidad, no sabía qué hora era cuando se marchó. Así que de poco me iba a servir saber qué hora era.

—Es que el Spiderman ese me llamó Gwen Stacy.—Expliqué, cómo si aquello fuese una excusa para estar en medio de una discoteca mágica con el móvil. Sam dijo que el uso de móviles estaba prohibido a no ser que de selfies se tratase, a lo cual respondí abriendo la aplicación de la cámara de fotos y poniéndome de pie.—¡Vale, pues ven aquí!—Le pasé un brazo alrededor de los hombros y acerqué mi cabeza a la suya, levantando el móvil para hacernos una foto.—¡Sonríe, Deadpool!—Dije, a pesar de que Sam se había puesto la máscara y no se le veían los labios—y menos mal, porque esos labios ya habían causado suficientes problemas.

Tomé una fotografía bastante decente a pesar de mi estado de embriaguez, y tras mirarla un segundo, decidí guardar el móvil por consejo de mi amiga. Quería que fuésemos a bailar, y me pareció una buena idea... Bueno, en realidad era una idea desastrosa, porque lo de bailar se me daba de pena, pero a mi forma borracha le parecía una idea más que perfecta.
Así que me levanté de un salto del taburete, y por algún milagro logré hacerlo sin caerme de culo al suelo. Reparé entonces, una vez más, en la falta de mi arco.

—He perdido mi arco, Paloma. Ya no puedo ser Speedy. Ahora soy una loca con capucha y antifaz.—Y puse cara triste y decaída, cosa que me duró unos cinco segundos. La magia del alcohol.—¡Bueno, mejor! ¡Así podré bailar mejor!—Y por "mejor", debería haber dicho "peor".—¿Bailarás conmigo si ponen una lenta? Eres, literalmente, la persona con la que más me apetece bailar en este sitio.

Aquello sí era sinceridad. Y no porque hubiese besado a Sam hacía unos minutos, ni mucho menos. Simplemente, no me apetecía bailar pegada a nadie. Quizás bailaría con Caroline también, sí, pues estando borracha, la poca confianza que tenía con ella no importaba. No había importado para darle un abrazo.
¿Pero con desconocidos? ¡Ni soñarlo!
Me bebí mi sexto Bloody Mary. Entonces cogí la mano de Sam para ir con ella hacia la pista de baile—sellando sin darme cuenta una especie de tregua entre el Universo Marvel y el Universo DC—y me dejé conducir hacia la pista de baile.
Mientras nos dirigíamos allí, el hombre al que le había robado el sitio, al que anteriormente le había derramado encima su copa, se levantaba a duras penas y me lanzaba una mirada furiosa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Desmemorizadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.867
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 699
Puntos : 336
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneTrabajador Ministerio

Beatrice A. Bennington el Lun Feb 12, 2018 9:13 pm

Interacción Laith y Henry.
Mención Leo.

Todos parecían estar perdidos en mundos diferentes, quizá por causa del alcohol, y ella no era la excepción. Luego de escapar y dejar a otra persona pagando su vaso roto, porque realmente esa noche no llevaba ni un galeón encima, termino charlando con una extraña chica vestida de pizza. Por alguna razón le recordaba a Steven, quizá porque él estaba tan loco como para usar algo como eso. Obviamente Beatrice era la más normal de los Bennington, eso todos los sabían.

━ ¡Que me llamo Roberta! ━ Reclamo la chica disfrazada de sensual pizza, frustrada. Le había repetido su nombre a la chica unas siete veces y no había forma de que comprenda.

━ ¿Y para qué te llama? ━ Pregunto Beatrice confundida. ¡Le había dicho eso cinco veces o más! Y ni siquiera sabía quien era Roberta. ━ ¿Tu disfraz es comestible? Es que se ve apetitoso… ━ Antes de que Roberta pudiera contestar, la rubia ya estaba mordiendo su disfraz. ━ Sabe horrible. ━ Comento haciendo un puchero, antes de irse a bailar, dejando a la pobre chica con la boca abierta, totalmente confundida.

━ ¡Pero que teeeeema! ━

Hasta para ella misma era una sorpresa que pudiera bailar tan bien aun teniendo tanto alcohol en el cuerpo, parecía que tantos años estudiando danza habían dado buenos resultados, pero si sentía mucho calor. Aun teniendo un nuevo vaso de quien sabe qué cosa en la mano, sentía que necesitaba refrescarse. Su única opción era el baño, pero la fila era inmensa. ¿De dónde había salido tanta mujer?  

Finalmente, decidió ir a la barra. ¡La suerte era una borracha! Eso era obvio, porque la barra estaba vacia, o más vacía que la fila del baño claro. Además, casi enseguida encontró al causante de su adicción al Jack Daniels bailando cerca de la barra. ¡Doble suerte!

━ ¡Laith! ¡Mueve más el culo! ━ Grito al estar más cerca, chocando su cadera con la de su amigo antes de apoyarse en la barra, aunque su cuerpo le pidiera movimiento. ━  Oh… ━ Susurro cuando se percató de la presencia, no solo del payaso, sino también del plátano. ¡Del mismo plátano que seguramente tuvo que pagar su vaso destruido! ━  ¿Qué tal? ━ Murmuro, sonriendo inocentemente, como si nunca hubiera sucedido nada. ━  Vodka con una gotita de jugo, por favor. ━ Pidió al camarero, quien por suerte era uno diferente al que la había atendido antes y le entrego un vaso, demasiado pequeño para su gusto, con vodka y jugo, demasiado jugo.  ━ Solo pedí una gotita. ¡Una go-ti-ta! ━ Reclamo, arrugando la frente. Sin embargo, aun así bebió todo el trago de una, pidiendo otro enseguida. ━  ¿Eres una banana o un plátano? ━ Pregunto, sentándose junto a la fruta. ━  Yo diría que eres un plátano, pero si luego eres una banana me sentiría muy avergonzada… Realmente no, pero de todas maneras tengo curiosidad. ━ Algo hizo click en su cabeza. ━  ¡Pero si son lo mismo! ━ Exclamo, emocionada por su nuevo descubrimiento. ¿Sería ella la primera persona en el mundo que sabe tal cosa? Sería su secreto. ━  ¡Merezco más vodka! ━ Aseguro, asintiendo con total seguridad y extendiendo su vaso, nuevamente vacio.

Luego de pedir dos o tres tragos más, planeaba ir a bailar, aunque no pudiera ni sus piernas y aquello le causará mucha gracia, pero otra cosa llamo su atención. Algo que brillaba como oro, según su mente claro. ━ ¡No puedo creerlo! ¡No puedo creerlo! ¡No puedo creerlo!━ Por unos segundos le falto el aliento, pero no era porque había estado hablando sin parar todo el rato, sino porque el plátano aquel, tenía el arco y unas flechas. ¡Ella lo quería, ella lo quería! ━ ¿Me prestas el arco de cupido y sus flechas llenas de amor? Por favor, por favor, por favor. ━ Suplico, sonriendo con tal emoción que sus ojos parecían brillar. Si le decía que no, le rompería el corazón. ━ ¡Si quieres hasta te puedo dejar bailar con Laith! Y mira que tremenda oferta es. ━ Aseguro, apuntando hacía su amigo como quien ofrece un producto.


[Off]: Cuanto tu hermano borra tu post :pp: pero aprovechas para editarlo :gatito:  
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 510
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Leonardo Lezzo el Vie Feb 16, 2018 12:23 am

Interacción con Laith, aproximación a Bea y Henry.



Se podía decir que Leo estaba allí por puro compromiso. Al principio, iba a ser una fiesta con su amigo un tanto peligrosa. Pero Connor se había perdido con la chica, así que Leo se quedó solo hasta que Bea vino a sacarle una sonrisa. Luego se acercó Laith. El fugitivo sabía que el sanador no podía reconocerle debajo de tanto maquillaje, así que le dio algunas pistas. Bea y él habían apostado sobre hacer reír a Leo, y quiso saber qué habían apostado pero Laith hizo caso omiso de la preguta. Supuso que era una apuesta de borrachos, sin importancia. Se fijó en el disfraz de Laith, bastante descubierto por arriba. No esperaba encontrar a su sanador salvador de modo tan carnavalesco. Según él, era lo primero que había encontrado. Leo sonrió. También se preocupó por la amiga de Laith, que había salido corriendo y riéndose de alguna cosa. Quizás estaba demasiado afectada como estar sola.

El mejor chiste fue el de Laith, diciéndole a Leo que no se quedase en la barra como un borracho. Justamente él, que en toda la noche había tomado menos de media cerveza y ya no quería más. Estaba bebiendo refresco solamente. El sanador le pasó el brazo por encima de los hombros y le arrastró a la pista de baile, donde estaba Bea bailando con un bonito plátano. Leo les saludó tímidamente, y luego se acercó al plátano. - Tu disfraz se ve genial. Deberías ganar un premio al más divertido. - Todos estaban bailando, y a Leo le daba mucho reparo. Así que simplemente movía un poco los pies, y un poco la cabeza. Luego, le dijo a Laith algo sobre su disfraz. - También tu deberías ganar un premio. Al más... ¿atrevido? - Leo pensó que él ganaría le premio al mejor maquillado. La chica de verdad se lo había currado mucho. Por lo demás, prefería pasar inadvertido.


Disfraz:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 20
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 17.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 474
Puntos : 183
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.