Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

¡¡CARNAVAL, CARNAVAL!!

Matt Forman el Jue Feb 01, 2018 10:34 pm

Recuerdo del primer mensaje :



La discoteca Babylon presentaba un aspecto inmejorable para recibir a sus numerosos invitados de esta noche. La característica del carnaval es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol, justo lo que estaba planeado para esta noche. La entrada, a precio muy asequible, daba acceso a todo el local. Incluidos los reservados. Además de una surtida barra libre. La música calypso resonaba por todo el local y los disfrazados más atrevidos bailaban por la pista muy animados. Sobre el escenario estaba el DJ y un par de drag queens encargadas de animar el baile. También había un karaoke. Las posibilidades de pasarlo bien y hacer el ridículo eran ilimitadas. La única norma era que todo el mundo tenía que estar disfrazado para entrar. A parte de las normas generales de siempre sobre la mayoría de edad y la varita propia.

Todo estaba preparado para que no hubiese ni la más mínima pelea, solamente diversión. También habría premios a los mejores disfraces. ¿Y lo mejor? Que todo esto no había sido idea mía. Me gusta disfrazarme, me encantan las fiestas, y me gusta beber en fiestas yendo disfrazado. Pero esta vez fue Lluna la que me convenció de hacer una fiesta abierta al público. Seguro que la idea no era completamente suya, es demasiado recatada, le debieron influenciar en la universidad. Y yo, que soy un tipo genial, organizo una fiesta de carnaval sin dudar. Que los jóvenes y los viejos se disfracen, se mezclen, bailen, rían y lo pasen bien.

Entré en mi propio local y ninguno de mis empleados me reconoció. No le dije a nadie cómo iba a ser mi disfraz. Por una vez, quería pasar desapercibido. Mi disfraz podía parecer una burla a los muggles, o bien un enaltecimiento a los músicos callejeros. En ningún momento iba a resolver esa duda ante nadie, cada cual era libre de pensar lo que le diese la gana. Le pedí a un empleado mío que me consiguiese unos pelos de un músico callejero, hay gente que se ocupa de ese tipo de encargos si les pagan bien. Me contó algo sobre diez mil euros, y algo de Internet que no entendí. Finalmente tuve en mi poder un mechón de pelo pelirrojo. ¡¡Que tiemblen las mujeres y los hombres de la fiesta, soy pelirrojo esta noche!! Bueno, eso pensaba antes de verme el careto frente al espejo. El músico callejero en particular era feo de cojones. Tanto dinero para tener un disfraz con el que pasar desapercibido, poción multijugos incluida, y ahora soy un tipo menudo, pelirrojo, feo y con la cabeza redonda como una Quaffle. Desapercibido voy a pasar, sin duda. Y no voy a ligar ni con los percheros. Lo bueno es que nadie sabe que soy yo, cosa que será divertida. Me vestí con unos vaqueros rotos, modernos, y una camisa de cuadros, moderna también. Arreglé el conjunto con una guitarra acústica.  









Disfraz de Matt:
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Henry Kerr el Vie Feb 16, 2018 4:02 am

Interactúo con Eva, Caroline, Eh un arco apareció en mi mano, Laith, Bea aún sin darme cuenta de que es ella, Leonardo, y la desgraciada cubana XD

Si tuviera que hacer una lista de preferencias de mujeres por el color de su pelo, pondría a las pelirrojas primero, seguidas de las morenas y las castañas, y dejando a las rubias para el final. Y cómo no iba a hacerlo así, si una descarada hada oscura de bella factura y clara melena rubia lo había dejado ahí, en la barra, con una copa que pagar. Así, sin más. Sólo por ser un divertido y cantoso plátano bailón.

Pero bueno, que tiempos incivilizados eran estos. Al menos en su época universitaria te dejaban decir hola antes de dejarte a dos velas, y con una mano delante y otra detrás. ¿Pagabas las copas? Sí. Pero coño, al menos te dejaban hablar un poco, instantes antes de mandarte a tomar viento fresco.

- Oh bueno, señorita Eva, conmigo cerca es imposible que alguna fiesta no se ponga interesante-, comentó, con un forzado tono de seductor de telenovela.

Lo dijo de esa forma para intentar resultar cómico, pero que con la voz algo tomada por el alcohol, resultaba aún más cómico. O quizás más idiota. Difícil de aseverar.

- Y más interesante se pone cuando una loca se carga vasos y te los hace pagar a ti-, rió.

Mejor reír que llorar. Era un lema que lo había acompañado toda su vida, y ahora que los primeros tanganazos de whisky le hacían efecto, no podía estar más de acuerdo con ello.

- Ah, que esta noche son gratis las copas-, contestó a Carol. - ¡Barra libre carajo! - gritó animado, al pensar en todo lo que podría beber.

Ya podía ver ante sus ojos el rio de alcohol gratuito llevándoselo en volandas hacia un mundo de despreocupaciones. Un genial mundo sin pensamientos de mierda, ni Nathaniel Kerr, ni la madre que lo parió.

- Ponme otro. Ponme otro whisky doble-, le comentó a la chica de la barra. La que ya le hubiera servido un par antes.  Fue un instante cuando una idea cruzó fugazmente su cabeza. - Maldita sea, seguramente las copas sean gratis. Pero sólo su contenido. El jodido vaso roto no-, se lamentó, meneando la cabeza.

Se sentía inteligente, como si acabara de resolver un problema de mecánica cuántica, cuando sólo se había dado cuenta de la mayor obviedad del mundo. De todos modos también se sentía imbécil por tener que pagar lo que otros rompían, y sin ser recompensado con un beso ni nada por el estilo. Mal. Mal.

- Ten chaval, cóbrate-, dirigió su voz al camarero que había servido a la rubia fugada, y le tendió un billete. - Con esto tienes para un vaso y una docena más. Por lo menos-, le guiñó un ojo.

Ya había hecho su buena acción de la noche, así que no tardó en regresar su cartera al interior del bolsillo con cremallera de su disfraz, y en cerrar dicha cremallera para que no ocurriera un accidente. Despertarse por la mañana sin cartera y sin varita, sería una mala experiencia que no deseaba mezclar con la resaca. Mejor los males de uno en uno, que sino las cosas se nos van de las manos.

Henry no pudo evitar reírse sólo al pensar en eso. Al pensar en eso y al recordar  lo tonto que era por pagar, y lo inteligente que era al mismo tiempo por darse cuenta de que la barra libre no cubría la rotura del vaso. ¿Qué contradictorio, ¿no?

Eso significaba que su mente estaba equilibrada de momento… más o menos. No estaba tan mal. Claro que no. Aún podía tomar un par de whiskys más. Y así era como se hacía la realidad la máxima de: quien no se consuela, es porque no quiere.

El rubio se tomó el contenido de su nueva copa de un trago. Bien rápido, que pegara duro en la cabeza, como los dioses de los escoceses mandaban.

Nada más tomar el trago de licor, dio dos golpes con la palma sobre la barra, sintiendo fuego bajar por la garganta. Y curioso, justo en ese instante recordó lo que sostenía en su otra mano. Intentó rememorar como había llegado allí, pero no estaba seguro. Lo recordaba de algo, pero tampoco podía estar seguro de ello.

- Eva, Eva. Mira esto-, se carcajeó. - Qué cojones-, siguió partiéndose la caja, y tuvo que agarrarse a Caroline, y apoyar la cabeza en su hombro, porque se estaba muriendo de la risa.

Literalmente. Casi pierde el tino de sus piernas y se va al suelo. Pero después de unos segundos riéndose a mandíbula abierta, se sintió con fuerzas de volver a sostenerse por sí solo, y se alejó unos pasos de la barra y las chicas. En su nuevo lugar no tardó en tomar una posición toda seria de arquero que lo hacía sentirse como el jodido mejor elfo de la Tierra Media.

- Miradme chicas, soy el elfo más aplatanado del mundo-, comentó con la misma seriedad con la que mantenía la posturita de arquero.

Cada vez que un sujeto de la fiesta pasaba a su lado lo apuntaba, e iba cambiando de diana improvisaba como si de verdad fuera un guardián de los bosques. Y en un momento hizo como que iba a tomar una flecha del carcaj… ¡pero no tenía!

- ¡Ay! ¡Coño! Me han robado las flechas-, dijo, acercándose a sus amigas. - Oh joder. Se me habrán quedado en casa. Con la Galadriel-, se inclinó sobre la barra, pensativo, mirando hacia su nueva copa de whisky. - Mmm, seguro que las ha confundido con plátanos corrientes y se las ha llevado. Porque soy un plátano gigante, debo disparar flechas plátano con el arco ¿no? - le preguntó a Eva. - Bueno, no pasa nada. No estaba de guardia esta noche. De guardia no puedo beber-, dijo antes de reír, levantando su vaso de whisky y terminando su movimiento con un brindis hacia las chicas.

Luego hizo lo que tocaba, tomarse su última copa de un trago, como había hecho con las anteriores. En cuanto acabó el contenido de su vaso, lo posó sobre la barra, y agitó la cabeza para suavizar el nuevo golpe de calor.

Entonces apareció él. Era él. Su jodido salvador. Su puto héroe. No como los Marvel esos de pega, él era real. El sanador que lo había rescatado de aquel maldito callejón donde estuvo a punto de ver su final. A puntito había estado de acabar con sus antepasados, hecho un fantasmita de lo más guapo y atractivo. Pero no, ese joven lo había salvado.

- ¡Laaaaaaaaaith! ¡Mi Héroe! - gritó, antes de comenzar a bailar junto a él como si le fuera la vida en ello. Y cuando terminó sus movimientos de plátano bailarín, alzó el brazo de Laith al cielo. - ¡Este hombre es un maldito héroe! ¡Sépanlo todos! - gritó a a la muchedumbre.

Y entonces llegó ella. ¡Ella!

- Tú. Demonio-, le contestó serio. La miró durante unos instantes, con enfado marcado en el rostro, y finalmente la abrazó. - ¡Te amo rompevasos! Eres tan maja, pero la próxima vez no te vayas sin pagar. Me dices, y  yo te lo pago. Ahí, sin medias tintas. Ni chorradas varias-, dijo amistoso, cediéndole el arco. - Toma, pero no sé donde están las plátano flechas. Supongo que se me quedaron en Legolaslandia-, se encogió de hombros.

- Muchas gracias amigo, tu disfraz está muy currado. Yo es que no sabía que ponerme y acabé de plátano-, rió, y le estrechó la mano al desconocido. - Encantado de conocerte, aunque sea enfundado en este estúpido disfraz de plátano. Por cierto, damas y caballeros, Laith quiere bailar. ¿Saben por qué? ¡Porque es hora de bailar! - manifestó super animado.

Nuestro rubito pasado de rosca tomó una de las manos de Caroline, así como la mano diestra de Eva, y les dio un suave tirón para dar a entender que quería alejarse de la barra.

- ¡Vamos  chicas! ¡La noche es joven! Vamos a bailar-, comentó animando, aún tomando las manos de las chicas, y guiñándoles el ojo las soltó para alejarse danzando hacia la pista de baile. - ¡Vamos Laith, trae a tu amigo disfrazado de payaso! ¡Rubia rompevasos sigue mi hermoso culo de plátano! ¡Os espero en la pista!

Una mano arriba, luego abajo. La otra hacia arriba, y seguido hacia abajo. Un pasito hacia adelante, dos hacia atrás, y tres hacia adelante. ¿Bailaba bien? Seguramente no, esto estaba muy alejado de los bailes de salón que dominaba, gracias a las clases que sus padres le obligaron tomar cuando era un niño.

Yeaaaaaaah. Danzaría de pena, pero que nadie negara su estilazo de plátano bailarín. La noche era joven, sí señor, era lo que le robaba la cabeza una y otra vez mientras daba saltos en el centro de la pista.

Algo que se podía considerar normal por la música que sonaba en la discoteca. Más que no quedó tan normal cuando se acercó saltando hacia una chica tintada de negro que llevaba unas maracas y un frutero en la cabeza. O un frutero le había parecido. Muy católico no estaba, para qué negarlo, así que no se fijó mucho en lo que la mujer llevaba en la cabeza. Pero en las maracas… Oh, sí, en las maracas sí se había fijado. Y arrebatárselas. sin dejar de brincar, era lo que no se podía tomar como lógico en su acercamiento saltando hacia la chica disfrazada de exótica cubana del Tropicana.

- Eh tío, qué haces-, dijo la cubana, más confusa y asombrada que otra cosa. - Esas maracas son mías.

- Reparte un poco, mujer. Que ya vas bien servida de maracas-, contestó, bailando en su mundo de felicidad y divertidas maracas rimbombantes. Se inclinó hacia adelante, todo lo que su estado de embriaguez y su disfraz permitían, y contoneó su culo hacia arriba y hacia abajo como si de una ardilla epiléptica se tratara. Por supuesto, pegando bien el trasero a la cubana, y sin dejar de agitar las maracas. - Bailemos mi negra. Esta noche es para bailar y partirnos de risa-, aseguró como si la conociera de toda la vida.

Sí. Esperaba que para partirse de risa y no la cara, porque como la chica no albergara un buen grado de simpatía, iba camino de lo segundo.


Offrol
___________________________________________________________________________________________

Gracias a la aportación de mi querida Gwen, sin ella este final de post no hubiera sido posible :3

Momento Maracas:

PostData: Que alguien me salve de la cubana yaoming
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Dans Stevens
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 13.580
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 162
Puntos : 98
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3791-henry-kerr http://www.expectopatronum-rpg.com/t3792-henry-kerr-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t4004-henry-kerr-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4005-el-arcon-de-los-recuerdos-de-henry-kerr
Henry KerrMagos y brujas

Laith Gauthier el Vie Feb 16, 2018 9:05 am

Interacción con Leonardo, Beatrice, Henry.
Voy al karaoke y pongo despacito.

De pronto escuchó el grito de Beatrice diciéndole, descarada como sólo ella, que moviese más el culo. Soltó una carcajada casi de inmediato, chocando la cadera con la de ella. Mira, que la había encontrado, Leonardo se preocupaba demasiado. Ella estaba bien, aunque seguía pensando que podía cuidarse por su propia cuenta, pese a alegrarle saberla sana y salva.  Disfrutaba de la noche sin preocuparse de más, para eso eran las fiestas, aunque de vez en cuando miraba a su alrededor como si fuera algún tipo de cazador en la búsqueda de alguna presa, aunque no había nadie interesante por el momento.

Cuando Henry reparó en él, menudo susto le dio con aquel grito que por un momento creyó de guerra. — ¡Henry! ¡Pero si eres tú, hombre! ¡Y eres un banano! —le dijo, como si no se lo pudiese creer. Jodido Jack Daniels. El caso es que empezó a bailar con él, sin importarle en lo más mínimo nada, todo diversión hasta que la canción terminó. Le hacía falta desconectar de su vida de adulto maduro y ser un muchacho fiestero un rato. — Venga ya, sólo estaba haciendo mi trabajo —le dio una palmada en la espalda baja. O lo que pensó era la espalda baja. Lo cierto es que menuda palmada le había dado en el culo bananil que tenía.

No se sentía cómo un héroe, la verdad. Era lo que cualquiera en su situación habría hecho. O eso quería pensar. De todos modos, pronto se había vuelto a distraer con Leonardo cuando empezó a hablar sobre los disfraces. Bailar cansaba y daba sed, pero ya no estaba bebiendo nada alcohólico, no quería acabar como encontró a Henry en aquel entonces, en un callejón muriéndose. Eso sería deprimente y muy trágico, mejor vivito y coleando con refresco.

¿Al más atrevido? —soltó una risa, la verdad no le apetecía mucho ganar nada esa noche. — ¿Y tú? ¿Al… menos atrevido? ¿Más maquillado? ¿Al ladrón del trabajo del payaso de miedo? —le sonrió divertido, aunque entonces, mientras Beatrice lo ofrecía como si fuese un objeto para trueque, él vio algo más interesante. Era… ¡un karaoke! ¡Él quería ir! — ¡Vuelvo en un rato! —avisó, dispuesto a irse, pero… Qué demonios. Tuvo la idea de la canción que quería, así que, completamente contra su voluntad, secuestró al hada/ángel/lo que fuera negro para llevarlo a la pista de karaoke. — Canta conmigo, ponme la de… La de… ¡La de "Despacito"!

La persona encargada del karaoke cumplió con su petición, dándole el amplificador para incrementar su voz mágicamente (que los micrófonos son muy nomajs pero algo ha de haber para suplirlos). Oh, mal momento para que le diese un golpe repentino de embriaguez. Recordaba perfectamente la tonada, pero la letra… Si cuando estaba mal con la bebida a duras penas se acordaba de que hablaba inglés (el idioma que en teoría se habla aquí), casi imposible que se acordase del español. Vale, los primeros segundos muy bien, esos donde todo lo que se dice son sonidos y los nombres de los artistas. Luego…

Lo que salió español no era. Ni ningún idioma parecido. Así que se acordó a buena hora de un buen cover que escuchó en Youtube y que había conseguido aprenderse, portando con orgullo la camisa francoparlante. — J’ai, déjà remarqué comment tes yeux m’appelaient, donne moi le chemin je le suivrai —con una sonrisa totalmente divertida, y cien veces más cómodo por estar usando su idioma materno, cogió a la ángel para bailar con ella. — Toi, tu es comme un aimant et moi le métal, et me rapprocher de toi devient vital, juste d’y penser je sens mon cœur qui bat —y mientras cantaba, él aprovechaba para molestar a la chica, no le importaba si ella sabía o no bailar, él lo hacía y eso bastaba. — Moi, je ne suis pas dans mon état normal, car ce que je ressens n’est pas trés banal, je sais que je pourrai très bien vivre avec ça —no iba a dejarla libre hasta acabada la canción, daba eso por hecho. — Tout doucement, moi je veux respirer ce parfum dans ton cou, permets moi de te dire à l’oreille des mots doux, que tu y penses encore quand je suis loin de toi.

Como un buen hombre responsable, llevó la canción hasta el final, bailando con ella, no parecía importarle en lo absoluto bailar con una mujer, se lucía perfectamente y se esmeraba en que también su compañera se viera bien en aquel intercambio de pasos. Era gran parte de lo que tiene saber bailar bien y tener encanto en la pista. Incluso con unas copas de más no parecía de más entorpecido, aunque se lo cobró cuando el baile terminó, riéndose a carcajadas. Necesitaba un trago, aunque seguramente pidiese sólo refresco, no le apetecía embriagarse más, caminando hacia la barra.

COVER:


[OFF]: Como no le pedí permiso a Beatrice para usarla, dejo al aire si fue a ella a quien me llevé al karaoke o no :pika: Así que si Beatrice no quiere acompañarme, se asume que me llevé a cualquier chica con un disfraz parecido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Evans Mitchell el Vie Feb 16, 2018 9:58 am

Interacción: Gwen, Sam, que se las veía tan tranquilas (?) :3
Aclaraciones: Acomoden el post como les venga en gana. Es decir, como les ajuste mejor. No quise imponer nada, cualquier cosa, me dicen.






—Joder.

De verdad, estaba pasando. Eso de ahí era un karaoke y había un mujer, o pretexto de mujer, toda borracha, llamándolo como si fueran amiguis de toda la vida (se había inventado un nombre para él y todo, ¿Barry?). Se sonrió, porque bueno, él no había ido de santo allí, y mentiría intentado fingir que le caían mal las mujeres borrachas, ¡pero vamos! Ahora todo un grupo alegre coreaba su nombre (¡Barry, Barry!), para que subiera a la tarima.

Oh, bueno.

Cuanto antes terminara con ese lío en que lo habían metido, mejor. Lo que no sabía es que, naturalmente, no terminaría allí, pero él se lanzó, convencido. A ver, cantar. Él no cantaba. Pero su público estaba muy “alegre” como para darse cuenta del detalle, ¿no?

Sólo un rato después, en la pista de baile, cuando todo debería haber acabado, Evans bailaba, muy cerca de una versión algo petisa de Deadpool.

A ése, que se le había dado por espantar a la gente alrededor con sus pacitos, antes que confundirlo con un bailarín, lo confundirías con una gallina histérica, para ser honestos, que cacareaba y sacudía las plumas; y no, no llevaba disfraz, pero qué buena interpretación de la Turuleca con unas cuantas copas de más. Estaba metido en la piel de un gallo, nadie podía discutirle eso. Ah, pero por favor, que a nadie se le pasara por alto que sabía mover los pies, porque, ey, el chico había tomado clases de tap después de todo. Pero, ¿qué coreografía era esa? No, no tenía nombre. No importaba, porque de todos modos, todos allí estaban demasiado idos de la olla como para deletrear siquiera su nombre de pila, así que, ¿y qué?




Fíjate, que hasta sacó a bailar a Deadpool. Bueno, si a eso podía llamársele “baile”. Al final, embebido del entusiasmo, se quedó tan contento con la brillante performance de ese excelente dúo que hacían, que con la excitación en el cuerpo, sujetó con ambas manos la cara enmascarada de su compañero de baile, y.

Ey, que era sólo porque estaba muy contento, ¿ok?



Antes de que todo "acabara" por el principio, en la barra. Evans, sentado solo y amargado.

Estaban todos mal del bocho. Debajo de los disfraces, todos bebidos. Algunos, ni se cubrían. Tú sabes, unos desvergonzados, mostrando piel. Esto lo decía por los tipos, claro está. A esos, ¿quién los quería mirar? Maricas, todos, ¿cuánto te apuestas? Daban asco. Es que, Evans, sentado en la barra, los miraba con ese mal talante, porque claro, él no había tomado una sola copa. ¿Y cómo es que cayó ahí? Ah sí, lo habían citado. Y mira tú, lo dejaron plantado. A esa altura, ya estaba seguro de que la persona que debía encontrarse no aparecería nunca. A menos, que no pudiera reconocer la cara familiar entre tanto disfraz.

Demasiado molesto como para ser parte de la alegría general, empezó a beber por aburrimiento.

No es que él pidiera los tragos. Estaba sentado al lado de un mago tan borrachín, que se dormía cada vez que el barman le alcanzaba su copa y se sorprendía al abrir los ojos y ver que estaba vacía. Y pedía otra, y otra. Y todas desaparecían. Hasta que desfalleció sobre la mesa de la barra, y para entonces, Evans había encontrado una nueva distracción, luego de barrer con la mirada, y muy fugazmente, la pista de baile.

Ok, ¿por qué?, pensó. No tenía nada mejor que hacer.

Y entonces, le llamaron la atención desde la tarima: "Barry, Barry, Barry".

¿Y quién carajo era ése?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 14.150
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 412
Puntos : 274
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Gwendoline Edevane el Vie Feb 16, 2018 1:06 pm

Interacción con Sam.
Mencion a la gloriosa interpretación del "Cowboy" y ¿Bea? de Despacito.
Interacción con "Barry".

Camino de la pista de baile, sucedió un cúmulo de cosas tan confuso cómo estaba siendo aquella noche en general. Veamos si soy capaz de enumerarlas todas, porque no tenéis ojos para ver todo lo que pasó.
La cosa empezó con Sam y yo adentrándonos en esa peligrosa zona llamada "pista de baile". ¿Por qué era una zona peligrosa? Porque había demasiada gente borracha moviéndose descontroladamente, y podían suceder varias cosas peligrosas. Entre ellas, desafortunados puñetazos en mi rostro parcialmente expuesto y solamente protegido por un antifaz rojo y un poco de pintura de ojos negra.
¿Por qué los superheroes perdían el tiempo pintándose los ojos? Es decir, ¿de qué servía el maquillaje debajo del antifaz? ¿Para tardar aún más tiempo en vestirse?
Bueno, que me lío. Vuelvo al tema.
Cuando nos acercábamos a la pista de baile, con la promesa de unas canciones solicitadas por Caroline, empezó a sonar ese terrible toque de guitarra. Ese ritmo infernal que tanto había castigado mis oídos durante todo el año pasado. Era imposible no reconocer esa canción del demonio.
La cara con la que miré a Sam fue tal que así. Puse mis inquietudes en palabras, por supuesto:

—¿Tú has pedido esto?—Le pregunté con incredulidad. No parecía para nada el estilo de Sam. Entonces empezaron a sonar palabras que parecían cantadas en francés... o por alguien tan borracho que sonaba a francés. Ambas cosas eran posibles, pero con la misma cara que había mirado a Sam, miré en dirección al escenario. Y allí estaban ese Cowboy de pecho descubierto y una chica disfrazada de... ¿pájaro? ¿Avión? ¿Superman? Bueno, eso último no, evidentemente... y lo segundo tampoco. Algún ser con alas. Y mientras cantaban, inevitablemente empecé a mover la cabeza de un lado otro. Ese era el poder diabólico de "Despacito", cantada en el idioma que fuese.—¡Te juro que no entiendo una palabra de lo que dicen!—Comenté con alegría, sin dejar de mover la cabeza de un lado a otro.

Disfruté de la actuación sin dejar de moverme al ritmo de la canción del demonio. Me acordé de Luis Fonsi y de varios de sus familiares, y no de forma agradable. También me acordé de los familiares de algunos de los responsables de las radios nacionales, que no dejaban de ponerla a todas horas. Era una tortura escucharla mientras ibas en coche a cualquier lado.
Pero, mientras lo hacía, movía la cabeza de un lado a otro. Por lo menos, la interpretación del duo, que no solo cantó, si no que bailó, hacía mucho en favor de la canción del demonio.
Mientras sonaban los últimos compases de la canción, me puse a mirar alrededor, más por curiosidad que por un objetivo concreto, y fue cuando lo vi. Empecé a dar tirones de la manga de Sam mientras le señalaba.

—¡Es es es es...! ¡Esahfkshkgh!—Se me atragantaron las palabras y empecé a soltar incoherencias, y antes de que Sam pudiese responderme, yo ya estaba moviéndome.—¡Abran paso a una justiciera!—Grité mientras me internaba entre el gentío, en dirección al escenario.

Me subí de un salto... o eso hubiera querido yo. En realidad, intenté subirme de un salto, mi pie se enganchó con algo y subí rodando como una croqueta. Me puse en pie de un salto... o es me hubiese gustado a mí. En realidad, no sé ni a qué me agarré para ponerme de pie, y estuve a punto de caerme de culo en el proceso.
Pero, por algún milagro, logré situarme encima del escenario. Avancé hacia el micrófono con paso del todo menos firme, me agarré al pie de este cómo si fuese lo único que me mantenía en pie, y me dispuse a hablar. Primero, a modo molesto, le di un par de toquecitos con el dedo. Toquecitos que se tradujeron en un par de sonidos muy molestos amplificados por los altavoces.

—¿Funciona esto? ¡Ah, sí, funciona!—Y me reí a consecuencia. Tanto que estuve a punto de caerme de culo.—¡Perdón, perdón, perdón!—Recuperé la "compostura", si es que alguna vez la había tenido esa noche.—Vale. Al dueño de la Nimbus 2000 que hay fuera, más le vale salir corriendo. Se la está llevando la grúa.—Y me reí entonces, otra vez.—Perdón. Es que siempre he querido hacer eso. No, en realidad lo que quiero que todos hagáis es darle un fuerte aplauso al señor... ¡Barry Allen!—Y señalé en dirección al muchacho (Evans) que era la viva imagen de Flash... o eso creía yo, borracha cómo una cuba. El público le miró.—¡Barry, Barry, Barry!—Empecé a corear, y muchos de los "espectadores" de aquella escena empezaron a hacer lo mismo.

En algún lugar de la barra, había un camarero negando con la cabeza mientras me miraba.
Fuese lo que fuese, presión de grupo o lo que fuese, el chico subió al escenario, y yo no podría estar más feliz. Íbamos a cantar una canción a dúo. ¡Aquello prometía!
Cuando el chico estuvo junto a mí, frente al otro micrófono, me giré en dirección al encargado de la música.

—¡Dale!—Le dije con toda seriedad y profesionalidad. Iba a ser un dueto legendario.

—¿Que le de a qué? ¡Si no me has dicho qué canción quieres!—Me respondió él, con un tono que no admitía discusión. A lo mejor era cierto que no le había dicho nada.

—¡Ah, vale!—Me acerqué al hombre y le pedí la canción al oído. Este sacudió la mano derecha delante de su nariz, como si yo oliese mal o algo.

Empezó a sonar la música. Yo empecé a moverme de un lado a otro, sujeta al micrófono. Hubo unos toques de piano, y entonces, cómo mi compañero no se animaba a empezar, decidí hacerlo yo.

Summer lovin' had me a blast. Summer lovin' happened so fast.Empecé a cantar maravillosamente... o eso creía yo. Sonaba más bien mal. "Barry" cantó la siguiente parte, y me quedé sorprendida por su hermosa voz.—I met a girl crazy for me.—Tan sorprendida me quedé que casi me olvido de cantar la siguiente parte, pero lo hice.I met a boy cute as can be.Entonces cantó él de nuevo la siguiente parte.—Summer days drifftin' away...—Y me hizo un gesto con la mano para que cantase con él...to uh-oh those summer nights.Cantamos juntos.

El público se mostró entregado. Mientras "Barry" y yo hacíamos una increíble interpretación (o eso creía yo) el público se sincronizaba para hacer los coros (o eso creía yo): los chicos por un lado, las chicas por el otro, según tocase (o eso creía yo). Es posible que la veracidad de estos acontecimientos sea cuestionable, lo reconozco.
Terminada la canción, "Barry" y yo hicimos una reverencia al público... y entonces él se fue a bailar. Yo también me bajé del escenario, dejándolo libre para el siguiente interesado en cantar.
Iba a ir al encuentro de Sam, pero la vi bailando con "Barry", ambos dándolo todo, y decidí quedarme mirando. Ambos bailaban genial... o eso creía yo. Me quedé mirando hasta que acabó el baile, y "Barry" entonces hizo algo que me hizo mirarle con odio extremo. ¿Qué pasaba esa noche con la boca de Sam? ¿Se había echado algún tipo de perfume especial o algo?
Saqué una flecha del carcaj, dispuesta a defender una vez su honor, y me puse en posición para disparar... o eso creía yo. Es difícil disparar una flecha cuando no tienes arco. Puse una expresión de fastidio, dejando caer la flecha al suelo.

—Te has librado, Flash.—Dije, encogiéndome de hombros. No tenía pensado ir corriendo a besar a Sam otra vez. Las consecuencias de aquello podían ser catastróficas. Así que en lugar de eso, esperé a que se fuese y me acerqué a Sam.—He mantenido la calma y no he hecho nada malo.—Porque no tenía arco, no te jo...—Espero que estés orgullosa de mí.


Off-rol: Por supuesto que acepto la interacción con el señor Barry Allen... digo, el señor Evans Mitchell xD
Y perdón por el tocho post. Para la canción completa que hemos interpretado Evans y yo...

Summer nights:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Desmemorizadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.867
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 699
Puntos : 336
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneTrabajador Ministerio

Alexstrasza Van Pufendorf el Vie Feb 16, 2018 1:37 pm

Disfraz:
Perdida entre la gente.
Wtf? ¿Qué le pasa a la juventud?
Interacción conmigo misma, aún nadie. (?)

Adoraba los festivos donde debían disfrazarse. No era más que volver al pasado, en muchas ocasiones. Volver al pasado y poder volver a vestirse como más le gustaba, cada ocasión de una época distinta. Esta ocasión sería la época vintage, como muchos llamaban. Específicamente de Marilyn Monroe. No tuvo el placer de conocerla, y si lo hizo no la recordaba como en las películas. Eso sí, estaba segurísima que debía ser una veela. ¿Por qué? Reconocía la belleza de una a simple vista, era muy distinguida. Al menos para sus largos años de experiencia en el tema. Igualmente, se disfrazó como ella con un traje negro de la época, ajustado a sus curvas. No tenía ninguna intención especial aquel día, a lo que buscar beneficios se refería. Tan sólo quería volver a llevar ropajes de otros años sin que le mirasen raro.

Llegó a aquel lugar y miró a todos los presentes, vestidos con sus peculiares trajes. Cada cual más extraño, o diferente. Llamó especialmente su atención el traje de una chica que tenía un traje muy influenciado por la época victoriana, conocía que era muy cercano al estilo steampunk. Gracias a su gran cultura en libros de toda clase de épocas. Deseaba tener una gran casa donde tener su gran biblioteca con sus numerosos libros de años ya muy pasados. Y entre todos esos libros se encontraban muchos originarios de ese estilo de la chica. Claro que atrás no se podía quedar el cowboy que parecía listo para galopar a alguien, y el plátano no podía ser menos, que parecía estar en su salsa. ¿El resto? Algunos llamaba un poco su atención, por encima de otros, pero en aquel momento no se había fijado demasiado bien. Intentaba, sobretodo, quedarse con los rostros, rasgos faciales y su silueta. ¿Altura? Si, también la altura.

Tenía claro que nunca se sabías, si ibas a volver a encontrarte con esas personas. Y por si acaso, prefería acordarse de todos los detalles posibles. Una manía que venía haciendo desde hace muchos años atrás.

Mientras hacía todo ese ejercicio de memorización, caminó hacia la barra medio distraída en sus pensamientos. Su cabello ondeaba de manera natural, como si flotase, pero este no era plateado como de normal, pues se lo había teñido para el disfraz. Ya que se vestía una bien de Marilyn, se vestía bien. Fue justo cuando llegó a la barra, que se dio cuenta de que había unas personas más que le llamaba su atención el traje. Por ejemplo: el de.. ¿ángel caído?Si, debía ser de algo de eso. A su vez, observadora de todo su alrededor, pidió un brandy. La noche iba a ser larga y un poco de compañía, en forma de alcohol, no era malo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Devon Jase
Edad del pj : 567
Pureza de sangre : ¿Sucia?
Galeones : 1.760
Lealtad : Neutral
Patronus : No es maga.
RP Adicional : ---
Mensajes : 19
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5618-let-me-make-your-dreams-come-true-dagaltarile-id#82752 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5628-please-don-t-hurt-me-relaciones-de-alexstrasza#82815 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5627-correo-de-alexstrasza-van-pufendorf#82812 http://www.expectopatronum-rpg.com/

Eris Masbecth el Vie Feb 16, 2018 1:57 pm

Disfraz:
Junto con Matt y Lluna.
Sin ganas de cantar, sintiéndose obligada (?).

La joven le había sorprendido, y por eso nunca había que hacer juicios antes de hablar con una persona porque podían sorprenderte de sobremanera. Eso sí, había sus excepciones que no le importaba admitir. Por ejemplo, ese que estaba ahí bailando. El vaquero. Menudo tipo. No entendía porqué iba de eso disfrazado,¿tendría su motivo para ello? Por no hablar de una que estaba disfrazada pero que ni tenía ni idea de qué. Eso sí,debía decir que todos cantaban como el culo. Al menos así era en la cabeza de Eris, posiblemente porque aún no había bebido lo suficiente como para divertirse. Aunque Lluna estaba siendo mejor compañía de lo que se esperaba, a pesar de su reconocimiento por haberse tirado a su amigo.

Yo utilizo las hadas para pociones, en ocasiones. Claro que hay muchos tipos de hadas, pero no creo que te interese saber de eso. No en una fiesta. — Bebería de su copa y le miraría con una encantadora sonrisa, pero no demasiado amplia para tampoco mostrar su poco interés por la joven. La necesaria para no resultar una borde. — Eso sí, me agrada mucho tu visión del disfraz, aunque no lo haya puesto en práctica por mi parte. — Entonces fue cuando se planteó a si misma de qué iba disfrazada. ¿Acaso iba disfrazada de algo que tuviera nombre propio? — Pues digamos que voy de mujer de una época antigua. ¿Eso vale como respuesta? Los años 20, los 50 y los 60 tenían estilos muy bonitos. Una visión inexperta podría confundirlos pero... — Se cortó a sí misma y negó con la mano. — Mujer antigua,mejor dejarlo ahí. Gracias de todos modos, hago lo posible para estar en forma. — Dijo aquello porque era lo que la mayoría de mujeres decían para ser modestas. Eris no hacía nada por estar bien, realmente, comía lo que le daba la gana y se mantenía en forma. Quizá por el estrés, vete a saber.

Entonces se acercó un hombre y desconocía de quien se trataba, pero estaba ofreciéndoles cantar. ¿Quedar igual de ridículo que los demás que se estaban apuntando? No estaba segura de si quería hacer eso, pero tampoco quería dejar mal a nadie. No aquella noche que había salido a hacer "amistades". — No está en mi lista de deseos cantar con un desconocido en un karaoke. — Respondió de la manera más educada posible.—Quizá si te presentas podríamos llegar a un acuerdo, no me importaría. — Reiría ligeramente y daría un último trago a su copa de manera que se hacía la interesante, no porque tuviera más intenciones con aquel hombre. Que por cierto, no tenía ni idea de lo que iba pero bueno. Entonces miró a Lluna y le hizo un gesto señalando, descaradamente, al hombre. — ¿Cantarías con él así sin más? Debería presentarse, y decir de qué va disfrazado. Eso también. — Su tono de voz y gestos no mostraban para nada una actitud borde, sino una más abierta a la entablar relación social de lo que verdaderamente tenía intención de hacer aquella noche.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Amber Heard
Edad del pj : 26
Ocupación : Pocionista en San Mungo
Pureza de sangre : Sangre Pura
Galeones : 5.850
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
RP Adicional : --
Mensajes : 183
Puntos : 98
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3118-welcome-to-my-chaos-eris-masbecth-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3121-el-diario-de-eris-relaciones-de-eris http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Beatrice A. Bennington el Vie Feb 16, 2018 2:52 pm

Interacción: Henry, Laith y Leo.
Interpretación de despacito con su sanador favorito.

Lo último que esperaba por dejarle a otra persona que pague un vaso roto, era recibir un abrazo de su parte, ¡pero vamos! Amaba los abrazos y no tardo en corresponderle, de una forma muy incómoda claro. ¿Han abrazado a un plátano gigante antes? Es de lo más asombroso definitivamente.

━ ¡Eres un plátano maravilloso! ━ Chillo encantada por su actitud, plantándole un beso en su mejilla antes de dedicar toda su atención al arco en su mano. ━ Eres una cosita hermosa, juro que te usaré para el bien, pero primero necesitamos flechas, muchas flechas. ━ Miro a su alrededor, dando un giro y mareándose en el proceso, algo que la hizo reír. ━ ¿Tienes flechas? ━ Le pregunto al camarero que nuevamente le sirvió un vaso de… algo. Era tan tierno, le llenaba el vaso a cada rato y siempre de algo deliciosos. ¿Lo malo? Es que no recordaba el nombre que Laith le había dado, ni donde quedaba el refugio… Bah, tampoco era tan malo. De seguro lo recordaría luego, sí, sí. Porque los adultos responsables como ella, que bebían con responsabilidad y disfrutaban con responsabilidad, sabían responsablemente donde queda su hogar. Como ella, obvio. Solo que no ahora.

━ ¡No otra más! ━ Grito el chico, quien parecía aterrorizado por su pedido. ¡Que solo quería flechas hombre! Tampoco le había pedido que fueran a enterrar un cadáver o algo así. No todavía al menos. Ah, ya veía su fotografía con un “Se busca” colgada por todo el mundo mágico por matar a alguien… Esperen, ¡Ya había un cartel de “Se busca” de ella!

━ ¡Soy famosa! ━ Exclamo toda emocionada, moviendo su cabello como cual celebridad creída, o eso hacía hasta que fue jalada por alguien desconocido, logrando que su arco, porque ahora era suyo, quedará olvidado en la barra. ━ ¡Mi bebé! ━ Grito al borde de las lágrimas, intentando seguirle el paso a a a… ¡Era Laith! ¡Y quería cantar con ella! ━ ¡Despacitooooooooo! ━ Tarareo, esperando que pusieran la canción. La verdad era que no se la sabía, pero al menos podía ocultar su voz con la de su amigo, ¿no? ¿NO? Además, podía hacerle coros o algo así. Si, eso, eso.

¡Pero vaaaaaaaamos! ¡Estaba cantando en francés! Que asombroso, fabuloso y espectacular. ━ Yes, sabes que ya llevo un rato mirándote. Tengo que bailar contigo hoy. ━ Para no quedarse atrás, Bea cantaba la versión original, o lo que ella creía que lo era, porque su español era del asco, realmente del asco y aquello le dio risa de inmediato. ━ Vi que tu mirada ya estaba llamándome. Muéstrame el camino que yo voy ━ No pudo soportarlo y soltó una carcajada. Ella no recordaba que el español fuera tan complicado. ¡Que se le enredaba la lengua!

Al menos se salvaba bailando de una gran vergüenza, bah, ni sabía que era eso llamado vergüenza. De todas maneras, Beatrice se graduó en danza y aun con su mente quien sabe dónde, su cuerpo era capaz de moverse de forma perfecta, recordando inconscientemente todo que le habían enseñado. Además, Laith era un gran guía, y eso mezclado con lo grandiosos bailarines que eran, daba la sensación de que habían ensayado aquel baile por horas, cuando ni siquiera habían escuchado juntos la canción antes.

“Que me muero” Pensó, cuando llego un momento de muchos giros y vio que todo el mundo parecía moverse rápidamente. ¡Que terror! ¡y que divertido!

Finalmente, cuando la canción termino, tuvo que sujetarse en el sanador para no caer al suelo, acompañando su risa, solo porque le pareció gracioso. Lo acompaño hasta la barra con todos aplaudiendo a su paso, y Beatrice solo sacudía su mano como si fuera toda una celebridad.

━ Dos Josh… John… Jar… ━ ¿Cómo se llamaba el primer trago que había bebido? ━ ¡Dos Jate Daniela con coca cola! ━ Sí, ese era, estaba segurísima.

━ ¿Jack Daniels quiere decir? ━ Consulto la camarera, porque sí, esta vez le había tocado mujer. ━ Porque Jate Daniela no existe… creo. ━ Susurro la ultima parte, aunque Beatrice si alcanzo a escucharla.

━ ¡Es Jate Daniela! ━ Aseguro, tambaleándose porque no quería sentarse. ━ ¿Cierto Laith? ━ Pregunto, sonriendo con confianza. ━ ¡Esa fue una gran actuación! Tenemos que bailar otra. ━ Pidió haciendo un puchero, antes de recibir su trago y el de su amigo, porque sí, era para él. ━ ¿Ves? Si se llamaba como yo dije. ━ Le extendió el vaso que había pedido para él, bebiendo el propio completo de inmediato. ¡Tenía sed! ¡Mucha sed! ━ Otro. ━ Pidió. ━ Y guárdame esto. ━ Las alas le estaban comenzando a molestar, por lo que simplemente se las quito y entrego a la camarera, quien la miraba como si estuviera desquiciada. ━ ¿De casualidad no has visto un arco? ━ Sin embargo, recibió una negativa respuesta, aunque no le importo porque al parecer el karaoke estaba siendo usado nuevamente y con un tema excelente. ━ ¡Mira Laith! ¡Voy a ver eso! ━ Aviso. Y sí, estaba tan apurada que casi cae de cara al suelo, de no ser por un tipo vestido de… ¿era una especie de Tarzán? ━ Te ves muy bien, hasta delicioso. ━ Le dijo antes de seguir su camino hasta cerca del escenario.

Les hizo coros y bailo con otras chicas durante toda la canción, porque según ella les había salido perfecto, encantador… pero ojo, nadie superaba su actuación con Laith, eso había sido lo mejor de lo mejor. Repito, según ella. ━ ¡Bravo! ¡Bravo! ━ Grito, mientras aplaudía torpemente. Se había acabado, ¿y ahora que hacía? ━ ¡El trencito! ━ Recordó, emocionada, antes de mover las caderas al ritmo de la música y sujetar a una chica de la cintura, que sujeto a otra persona y así sucesivamente, hasta que muchos que se encontraban bailando ahora formaban una especie de tren o gusano, como quieran verlo, que se movía por la pista de baile. ¡Había funcionado! ━ ¡Hey Lorenzo! ¡No te puedes perder esto! ━ Habían pasado cerca de la barra, encontrándolo solito, así que antes de que el payaso pudiera decir algo, Bea lo había sujetado de la cintura y lo unió a su trencito bien bonito. ━ ¡Come on! ━

[Off]: Yo le sigo hasta el fin del mundo Laith querido :pika:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 510
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Eva Waldorf el Vie Feb 16, 2018 3:32 pm

Mención a Sam, Caroline, Beatrice, Laith.
Interacción con Henry y Leonardo.

Ver a Henry emborracharse a ese ritmo le hacía reír. No sabía cómo pero se había encontrado con el arco y flechas de la chica Arrow en la mano y estaba muy contento, no paraba de hacer referencias absurdas sobre "El señor de los anillos", lo estaba pasando muy muy bien.

- Henry, a este paso no te vas a tener en pie y... - Eva se quedó con la palabra en la boca, porque antes de terminar, el plátano ya se había deslizado a la pista de baile y estaba sumergido en una conversación con una chica que llevaba maracas. Parecía querer que le rescatasen de la situación, pero se lo tenía merecido por dejarla con la palabra en la boca.

Se giró y pidió un vozka solo con hielo, mientras se lo servían y le daba un trago se fijó más en el payaso, así de cerca le sonaba muy familiar. Se levantó del taburete y, agarrando la falda para no tropezarse, se acercó hasta él, le agarró a la altura del pecho para que se inclinase.

- Tú y yo ya nos conocemos, ¿verdad? Con tanto maquillaje no estoy segura...- Le susurró al oído. - Das miedo así disfrazado, voy a tener pesadillas con payasos esta noche.

Sonaba "Despacito" en francés, el cowboy lo estaba dando todo junto con el ángel negro. La versión en francés era bastante más bonita que en español, cuando llegase a casa la buscaría para escucharla mejor. Por otra parte no podía parar de mirar a Deadpool dándolo todo en la pista de baile, no muy lejos de Henry, con alguien disfrazado de ¿Flash? En cualquier caso la gente se estaba desmadrando y se veía demasiado sobria para tanto borracho. Se acabó la copa y se pidió otra igual.

¿Debería ir al rescate de Henry? Se le veía realmente apurado.

Con esa canción le daban ganas de bailar, así que comenzó a menear las caderas al ritmo de la canción mientras sugeraba la falda, le complicaba bastante el movimiento, pero no se iba a dar por vencida. Miraba al payaso que no parecía tener mucho interés en la fiesta, y como el alcohol comenzaba a hacerla sentir algo más valiente tiró un poco de él.

- Baila conmigo anda... Seguro que será mejor que mirar a todos con esa cara tan tensa... - Volvió a susurrarle.


Disfraz algo escandaloso:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.650
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 344
Puntos : 114
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Laith Gauthier el Sáb Feb 17, 2018 12:06 am

Interacción con Beatrice, el camarero guapo y Lluna.
Secuestro a Lluna para meterla al trenecito.
Disfraz

Hay un tipo de amigo que Laith adoraba. Ese tipo de amigo que te acompaña en las locuras, en las buenas y en las malas. Al que cuando tú le dices “Vamos a cantar “Despacito””, va contigo y canta “Despacito”, ¡aunque uno no esté cantando en el mismo idioma que el amigo! El papel de ese amigo incondicional esta noche le tocó a Beatrice, quien magistralmente se supo la canción de la mejor forma posible tomando en consideración que no estaban hablando ni en el mismo idioma. Cuando los dos parecían perfectamente compenetrados en la canción, se dispusieron a bailar también.

Lo dieron todo encima del escenario, cantando y bailando como si estuviesen solos en la sala de estar de la casa de alguno haciendo el idiota y no estuviesen en medio de una discoteca donde todo el mundo podía verlos. Su baile parecía ensayado como si toda la vida se hubieran preparado para esa noche, cuando sólo estaban improvisando, abusando de la cercanía que el baile ameritaba. Si lo planeaban, no les habría quedado tan perfecto, entre las vueltas y todos los detalles que le pusieron a la interpretación de la canción. Sudaba cansado cuando la canción se acabó, pero estaba inmensamente feliz.

¡Bien hecho! —alzó su mano para que Beatrice la chocase entre risas, sujetándola cuando ella lo buscó a él para encontrar apoyo. Mucho apoyo no era, pero al menos parecía tener más equilibrio que ella. Bajaron del escenario entre aplausos para llegar a la barra, donde ella se dispuso a intentar pedir una bebida. Los intentos fallidos eran motivo de risa para el menor, asintiendo en su dirección cuando le preguntó si se llamaba “Jate Daniela”, pero entonces miró a la camarera y guiñó un ojo negando con la cabeza para que supiera que no era esa la bebida, sino la que ella dijo, Jack Daniels. — Claro, en cuanto haya algo digno de bailar —le sonrió.

Él no se bebió el vaso de sopetón como Beatrice, menuda loca sin fuerza de voluntad. Y él tampoco tenía mucho, no cuando siguió bebiendo de su vaso, sintiéndose mareado pero creyendo que estaba perfectamente bien. Le dio un golpecito en la espalda para invitarla a ir al karaoke a ver aquello, aunque casi se cayó. Oh, pero ese Tarzán. Se quedó mirándolo, como un cazador, recargado en la barra. Aunque entonces un mesero se le acercó para ofrecerle otra bebida, haciéndolo sonreír con encanto.

¿Vienes seguido por aquí, guapo? —le preguntó con una pequeña risa, en su intento por ligar, aunque realmente no tenía ganas de ponerle mucho empeño.

Aquí trabajo todos los días —fue la contestación del camarero, como si fuera lo más lógico del mundo, porque, vamos, lo era. — Pero salgo en un par de horas —el camarero no parecía incómodo con el repentino intento de cortejo.

Eso suena divertido —dio un largo trago a su bebida. — Podría llevarte a casa, no sé. Un rato, nada más. Cuando consiga lo que quiero podrás irte. Tomas tus cosas y te marchas —hizo con sus dedos un par de piernas marchándose, caminando en el aire. Generalmente tenía un poco más de tacto para decir que quería un lío de una sola noche, aunque en ese momento el alcohol le entorpecía los sentidos. Eso, sin embargo, no había parecido intimidar al camarero. De hecho, hubiese aceptado de no haber sido porque algo llamó la atención de Laith. — ¡Un trenecito!

Laith era la única persona en el mundo a la que puede olvidársele que está ligando para irse a meter a un trenecito. Y sí, ¡dejó al camarero ahí, solo como un pepino, al irse casi corriendo a meterse al tren! Dejó el vaso en la barra y se lanzó a la aventura. Sujetó a una chica, aquella que estaba vestida como un ángel blanco o una hada, válgame lo malo que era para identificar disfraces, arrastrándola prácticamente para meterla también al trenecito sujetándola por la cintura sin el más mínimo reparo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Sam J. Lehmann el Sáb Feb 17, 2018 2:21 am

Interacción con Gwen y Evans.
Luego sola, en la cola del baño de las chicas haciendo señas de socorro XD

Al menos Samantha, cuando bebía, padecía de un síndrome que ella lo llamaba 'El Síndrome del Tequila' y es que eso le sentaba tan mal, que cuando se tomaba al menos uno, ya comenzaba a tener lagunas en el mismo presente. Lagunas en el presente, tócate los... Y no, no es que se olvidase, es que sencillamente... sentía que iba de un lado a otro, dando saltos temporales. Entre que su máscara no es que le permitiera tener un rango de visión demasiado grande y que se sentía un poco agobiada con ella, pues claro, de repente estaba con Caroline, luego ya no estaba Caroline, luego veía a un plátano con cara de Henry, pero en verdad no era Henry, sino un intento de ser Henry pero roto, pero luego volvía a estar Caroline, luego no, pero sí que estaba Gwen... luego su mirada veía como dos tipos cantaban en el karaoke y, de nuevo ya no estaba Gwen. Y claro, saltos temporales, uno detrás de otro.

Eso sí, pudo ver como Gwen de repente subía al escenario del karaoke (¡cuando hace un momento estaba a su lado!) como si estuviese escalando el mismísimo monte Everest, así con el culo en pompa. Sam solo pudo descojonarse y a punto estuvo de ir a darle un empujoncito, pero cuando se decidió, ya había conseguido subir. La observó divertida mientras hablaba, sobre  todo cuando eligió a una persona al azar para que subiese a cantar con ella. Solo pudo mirar al tal Barry, sorprendida por la valentía de subir ahí encima a cantar. Sam cantaba fatal━mentira━estando borracha━eso sí era verdad━, por lo que se limitó a mover el culito de un lado para otro mientras aplaudía con una sonrisa en el rostro que evidentemente no se le veía. En verdad lo estaban haciendo super mal pero... era su deber como amiga. ¡Era su amiga y tenía que apoyarla! Así siguió saltando, animando a la gente e incluso cantando para apoyarlos. Animó a más de uno a cantar y todo. Para el final, se había hecho un grupito de perjudicados por el alcohol, para despedir la actuación por todo lo grande.

El primero en bajar fue Barry, adaptándose a la pista de baile tan rápido que daba miedo. ¡Obviamente Sam se unió! Le encantaba bailar, sobre todo esas piezas de baile tan... estrafalarias. Comenzó a mover las piernas como él, exagerando los movimientos. ¿Quedaría mucho como loca si decía que ahora mismo se sentía LIBRE? Bailó dándolo todo y, aunque ella se sintiese la reina de la pista de baile, eso sí que se le daba mal estando sobria, borracha o en cualquier estado físico. Se fijó en su acompañante entonces, ya que mientras cantaba con Gwen ni lo miró y... su cara le sonaba. ¡Ese tipo no se llamaba Barry! Eso sí, le cortó absolutamente todo el flow que su alumno de oclumancia (cuando ella no sabía oclumancia) le besase. ¡Menos mal que no se le había ocurrido levantarle la máscara porque entonces sí que se hubiera enfadado! Se quedó ahí, en stand by, mirándole con curiosidad e incertidumbre en plan: '¿qué narices haces?'. En serio, que alguien se lo explicase, ¿se ha puesto de moda besar a la gente sin su permiso o algo? ¿Es eso? ¿Está fuera de la onda adolescente actual? ¿Se lleva eso de ir robando besos a la gente por ahí de buen grado? Porque vaya, ¡era muy incómodo! Ella no quería pertenecer a esa generación de degenerados. Se bajaba de la vida. Ya no se iba de fiesta nunca más. Nunca.

Cuando Gwen se acercó a ella, solo pudo mirarla con horror. ━¿¡Pero qué me pasa!? ¿Deadpool es algún tipo de icono homosexual y yo no me he enterado!? ¡Ya van dos! ¡DOS! Y yo sintiéndome hombre y mira. Ligo más con hombres pareciendo un hombre, y luego de mujer también sigo ligando con hombres. Estoy rota, como Henry. ━Obviamente no la estaba contando a ella en lo del beso, porque ella lo había hecho para espantar moscones, cosa que se ve que no funcionó. Su próxima técnica ante-ligue de fiesta iba a ser ir con una amiga que simulase ser su novia. Sí, esa era la clave. O un amigo. Aunque ese amigo era Henry y... arg. Maldito Henry roto. Cuando Evans huyó━ya que no le iba a decir que era ella, que le parecía un tipo un poco bocazas━, se acercó a Gwen. ━¿Te acuerdas cuando te dije que tenía un contacto en Hogwarts? ¡ERA ESE! ¡Ese señor que canta muy bien, baila mejor y me ha intentando besar, se supone que lo conozco! ¡Y él me ha intentado besarme sin saber que soy yo! ━Ni siquiera reparó en qué narices hacía un alumno de Hogwarts ahí.

Dio un paso hacia atrás, dispuesta a ir a evacuar de una vez por todas si no quería reventar. ━Voy a hacer pipí, Gwendoline ━le comunicó a Gwendoline, llamándola por su nombre entero no sabía muy bien por qué. Pero era un nombre bonito, así que tampoco pasaba nada. ━Me hago mucha pipí. Si ves a Caroline, díselo, que si no se piensa que huí o me raptaron o algo. Y si no vuelvo, es que la cola infernal me ha consumido y me ha ganado la batalla. En tal caso iré a hacer pis detrás de un coche. ━Le dijo dramáticamente y se fue corriendo. Aunque no pudo traspasar a más de tres personas, ya que se chocó contra un trenecito de unas cuantas personas. Esperó pacientemente a que pasase, como quién espera que el semáforo se ponga en verde.

Esperó a que pasase el trenecito y siguió de largo hacia el pasillo de los baños. Madre mía, si es que la cola del baño de las chicas salía hasta por el pasillo para afuera. Suspiró con cara triste, colocándose la última en la cola y estirando la cabeza para ver por encima del resto de cabecitas que quedaban más o menos... una, dos, tres... once. Madre mía, ¿¡cómo narices iban a quedar once!? ¿No estaría viendo doble? Parpadeó varias veces y volvió a contar. Mecachis, seguían siendo once. Esperaba que fueran en grupitos y eso, y que hubiera alguna que no tuviese que hacer pis. Ya sabes, las chicas se acompañan siempre al baño. Aunque ahora ella había ido sola, pero porque el ambiente estaba guay y no quería decirle a nadie que le acompañase a hacer pis. Eso era una cortada de rollo. Y Sam no cortaba rollos, ¿vale? ...

Así que comenzó a moverse en su sitio, de un lado para otro, con movimientos cortos y saltarines, aguantándose las ganas que tenía de ir al baño. En verdad tendría que habérselo dicho a alguien para que le entretuviese mientras se hacía pis o se iba a desesperar. Se había equivocado. Miró hacia atrás, en busca de ayuda visual y también telepática. Eso sí, ya no podía ir a buscar a nadie porque una tipa se había puesto detrás de ella y tampoco quería perder su puesto, ¿sabes? Desde que alguien conocido━o no tan conocido━hiciera contacto visual con ella, le haría señas de socorro.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 13.067
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 760
Puntos : 526
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Lluna Forman el Sáb Feb 17, 2018 2:11 pm

Interacción con Eris y “Ed Sheeran”.
Muerta de envidia, queriendo subir cantar.
Intento de secuestro en un tren.
Al fin cantando mi canción.
De nuevo en el trenecito.



A parte de pasarlo bien en la fiesta había topado con la hermana de Circe y Apolo, una chica interesante llamada Eris. ¿Qué por qué interesante? No es una borde, a pesar de que yo si lo he sido un poco al principio. Y además se ha puesto a hablar del uso de las hadas en las pociones. No puede haber nada más interesante que eso. Supongo que la gente corriente está bebiendo como si no hubiese un mañana, cosa que yo llevo por bien camino. También bailando o ligando, cosa que me interesa pero no me obsesiona. Me parece más entretenido una buena conversación, y descubrir que no todas la mujeres Masbecth son unas bordes. Quise saber cual era su disfraz, pues no me quedaba claro a primera vista. Simplemente contestó que ella iba de mujer antigua.

- Es original. En esas épocas tenían mucho estilo, no como ahora... Y que sepas que me parece interesante el uso de hadas en pociones. Estudio tercero de Pocionista en la universidad. ¿Tu te dedicas a ello?

Entonces se nos acercó un tío pelirrojo, el mismo que me había estado mirando antes. Me miraba demasiado. Pero no lograba reconocerle. Quiso saber si Eris y yo queríamos cantar con él en el karaoke. Me fijé en el escenario. La música dejó de sonar y dos personas bailaban sorbe el escenario, cantando en perfecto francés. Me quedé un tanto absorta admirando el espectáculo. Fue increíble. Bailaban genial, y la canción era muy pegadiza. De nuevo miré a Eris y a el chico pelirrojo. Ella se negaba a cantar con un desconocido, quizás si el tío se presentaba se lo pensaría. En ese momento lo vi claro. Yo quiero cantar. Necesito subirme ahí y cantar. Hace demasiados años que no canto cara al público. Mi abuela solía obligarme a cantar y tocar el piano en fiestas, para que sus amigos se retorciesen de la envidia. Pero no es comparable con la emoción de cantar porque de verdad quieres, ante gente que ni conoces ni te importa.

- Cierto, pelirrojo, deberías presentarte. Yo si pienso cantar. Hasta luego.

Salí directa hacia el escenario, y tuve que esperar un momento pues dos personas estaban cantando esa canción. La canción más romántica del mundo. Grease fue una obra de teatro genial, que luego los muggles llevaron al cine. Canté con la chica, haciendo los coros desde abajo. Cuando terminaron les aplaudí a ambos muy fuerte. El alcohol todavía no había desaparecido de mi organismo, es más, puede que esté subiendo el efecto todavía. Alguien me agarró por la cintura, y me dejé llevar por un trenecito por toda la discoteca. ¿Qué pasa? Yo quería cantar. Me giré, mirando  a la persona que estaba detrás de mí. Era el sanador sexy de los tatuajes vestido de vaquero.

- Lo siento, es mi turno de karaoke. Luego vuelvo.

Nada más verme subir al escenario, el DJ ya sabía qué iba a cantar algo. Me acerqué para pedirle la canción, desconocida por muchos pues estaba cantada en español. Le dejé anonadado, esperaba que le pidiese algo de Britney Spears. Eso mejor otro día. Cuando empezó a sonar mi canción salí al escenario cantando sin ninguna vergüenza. Si no fuese por mi amor por el Quiddicth, o lo bien que se me dan las pociones, perfectamente podría dedicarme a la música.

- A mí me gusta que me traten como dama, aunque de eso se me olvide cuando estamos en la cama. A mí me gusta que me digan poesías, al oído por la noche cuando hacemos groserías.- me movía por el escenario como sirena por el lago de Hogwarts. - Me gusta un caballero que sea interesante, que sea un buen amigo pero más un buen amante. ¿Qué importa unos años de más? A mí me gustan mayores, de esos que llaman señores, de los que te abren la puerta y te mandan flores. A mí me gustan más grandes, que no me quepa en la boca, los besos que quiera darme y que me vuelva loca. LOCAAAAAAAAAAAAAAAA.

Si Matt me viese se volvería loco. Estaba totalmente desatada, pasándolo bien en el escenario. Mi disfraz de hada buena no pegaba mucho con lo que estaba cantando, ni mucho menos con lo que estaba bailando. Pero nadie iba a entender la canción, así que no había de qué preocuparse. Terminada la canción cedí el turno a un chico que quería cantar, y bajé del escenario muy contenta. En ese momento el tren volvió a pasar por allí y me uní. La mejor forma de llegar al otro lado de la pista era subida en ese tren. La gente que no estaba enganchada, se apartaba a nuestro paso. Pronto pasé por donde estaba Eris con el pelirrojo, y les hice señas para que se uniesen.  



Hada:
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1255
Puntos : 263
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Matt Forman el Sáb Feb 17, 2018 2:41 pm

Esperando que Eris acepte mi invitación a cantar,
Dando los premios
y esperando a que Eris suba a cantar.



Mi función en la fiesta estaba siendo la de un misterioso desconocido que intenta que todo en la fiesta vaya perfectamente. Que la gente pueda divertirse, que no haya peleas, y de acercarme a llamar la atención del DJ cada vez que baja un poco el ritmo de la música. Iba de un lado a otro intentando no llamar la atención de nadie, intentando no mirar a la gente que conozco para que no puedan reconocerme, y poco más. Pero había algo en la fiesta que estaba fallando. Todos bailaban, todos bebían, y todos parecían pasarlo bien dentro de sus posibilidades. Pero nadie se acercaba al karaoke. ¿Te qué tienen miedo? Así que me acerqué a Lluna y a la mujer con la que estaba hablando. Mi idea era picar a una de las dos, o las dos, para que subieran a cantar conmigo. De ese modo se rompería el hielo, y todo el mundo se vería capaz de cantar. De primeras me llevé una negativa. Luego rectificó, diciendo que no quería cantar con un desconocido. En ese instante alguien se animó a subir a cantar. Pude ver que se trataba de Laith, cantando en otro idioma y bailando con una mujer preciosa. Espero que no haya cambiado al bando apache.

La mujer se apoyaba en Lluna para decir que no cantaría con un desconocido. Creí que mi sobrina se animaría, y lo hizo, pero no conmigo. Salió corriendo hacia el escenario, dejando claro que debía presentarme si quería cantar con la otra chica. Me llamó pelirrojo, se refería a mí. Ni siquiera me ha reconocido. Mi disfraz es perfecto para pasar inadvertido, justo lo que yo quería. Pero la mujer insistía en saber mi nombre y mi disfraz. Lo mejor sería decírselo, y así tendría alguna posibilidad de poder cantar con ella. Paso de cantar solo. En ese momento dos personas estaban interpretando una de las canciones de Grease. Perfecto Danny. A Sandy más bien parecía que la hubiese atropellado un autobús. Claramente, el premio a mejor dúo no se lo llevan.

- Me llamo Matt Forman. Lluna es mi sobrina. Me he disfrazado de mozo rural cantautor para pasar un poco desapercibido. Parece que lo he conseguido. ¿De qué vas tu? Bueno, ¿y cómo te llamas? Yo ya me he presentado.

En ese momento escuché una voz conocida cantando, como muchas otras veces, en español. Me quedé mirando al escenario. Que no cunda el pánico. Lluna ha bebido más de la cuenta, aunque le está sentando bien. La canción era pegadiza, con un toque guarrete. ¿Dónde ha aprendido a bailar así? Me acerqué a la mujer, para que me escuchase, tenía algo importante que decir.

- Canta conmigo. Elige una canción que te guste, y en cuando termine de entregar los premios de la noche, sube a cantar conmigo. Será divertido.

Rodeé dos o tres veces una tren de baile que se había formado, para llegar al escenario. Lluna bajaba emocionada. Le aplaudí sonriendo. Verás mañana como me voy a reír, cielo. Subí al escenario, y Rod, el Dj, quiso saber qué iba a cantar. Le dije que no lo sabía todavía, que había subido a entregar los premios. Seguramente usé el tono de voz de jefe, porque se me quedó mirando incrédulo. Le di una palmada en el hombro, y me situé en el escenario.

- Buenas noches damas y caballeros. Espero que la noche esté siendo divertida. En nombre de la discoteca Babylon les doy las gracias por asistir a nuestro primer carnaval. Durante toda la noche ha habido unos jueces deliberando para entrenar los premios a los mejores disfraces de la noche. Ha llegado el momento de desvelar su veredicto.

Sobre la mesa del Dj había tres trofeos muy bonitos, llenos de purpurina, que se movían mágicamente. Esperé un momento antes de seguir hablando. Quería crear un poco de expectación. Lo de los premios era cosa mía. Me apetecía hacer el carnaval todavía más divertido. Tenía tres sobres, con los tres veredictos.

- El premio son estos trofeos, y vales gratis de bebida, ¡para todo un año! - la gente estaba eufórica. Todos querían saber ya quienes eran los ganadores. - Empezamos con el disfraz más sexy de la noche. Que suba al escenario la chica con el disfraz escandaloso, del oeste, con botas altas... - solté un bufido. - Los jueces no saben vuestros nombres. Así que... - señalé a la mujer en cuestión. - Se refieren a ti. - Le entregué el trofeo, los vales gratis de bebida y esperé a que bajase del escenario para continuar con el siguiente premio. Los jueces creían necesario entregar un premio al disfraz más extravagante. Con este no habría confusiones. - El premio a disfraz más extravagante de la noche es para... - abrí el sobre, creando expectación. - ¡el señor plátano! - de nuevo esperé a qué subiese al escenario para entregarle su premio, dejando que se exhibiese un poco. Merecía un premio al mejor disfraz. Resultaba divertido ver en la fiesta a un plátano gigante. - ¿Eres plátano o banano? No eres canario, no tienes motitas. - bromeé. En cuanto hubo bajado anuncié el tercer premio. Nada más abrir el sobre vi el nombre de Lluna. ¿Quiénes son los jueces? - El tercer y último premio es para el disfraz más “cute” de la noche. Al parecer los jueves quieren un aumento de sueldo, pues la más votada ha sido el hada buena, Lluna Forman, la sobrina del jefe. ¡¡Tongo, tongo, tongo!! - abucheé un poco, bromeando también. - Sube, cielo. Te has ganado el premio.

Nada más terminar la entrega de premios, esperé en el escenario. Quería esperar a Eris, para que cantase algo conmigo. Yo había cumplido con mi parte del trato, solo había tenido que presentarme y decirle de qué iba disfrazado. Ahora ella tenía que cantar conmigo. Soy tan bueno, que le dejaba elegir la canción.



Disfraz de Matt:
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Matt Forman el Sáb Feb 17, 2018 2:45 pm

OFF: Sorry por el doble post. Os dejo los premios aquí. Un agradecimiento especial para Valarr Knutsen, por los premios. ¡Enhorabuena a los premiados, sigan disfrutando!





avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Evans Mitchell el Sáb Feb 17, 2018 3:19 pm

Interacción: Lluna, Ed Sheeran.
Mención: Gwen, Sam.

—Tú no pareces que tengas mucho de bebedora, ¿verdad?—Le había dicho a su compañera de dúo, antes de que arrancaran en lo que fue, tuvo que confesar, un éxito rotundo entre una tribuna de júbilo y alcohol en sangre. Al final, hasta él se divirtió. La chica era simpática, lástima que no pudiera mantenerse en un pie. No hubiera dicho lo mismo de saber que luego le apuntó con una flecha (algo que le pasó completamente desapercibido, como si llevara en la espalda un cartel de NABO DEL AÑO), pero para ese entonces, él ya estaba de otro humor, y hasta quizá le hubiera hecho gracia.

Aquel comentario que le lanzara resultó de chiste, sin embargo, cuando él se puso a bailar. ¿Que quién no resistía bien el alcohol? Oh, no vamos, ¿él, borracho? Pfff, sólo estaba que se hacía pipí de contento. No necesitaba el alcohol porque ya era de por sí un incorregible, un sin remedio, y más cuando se codeaba con gente chillona y bromista.

Habiéndose acercado a un grupete especialmente alegre, trabó conversación con ellos —fascinados con su actuación, porque claro, él era genial y él no iba a decirles lo contrario—, y fueron sus nuevos amiguitos de bebida los que lo retaron a lucirse con sus movimientos, a la pregunta de “¿Y qué más puedes hacer?” Luego de haber halagado lo mucho que tenía de cantante, claro. Todos bebidos, todos locos, se entiende. Pero bueno, ¿cómo iba a negarse? Si hasta lo desafiaron a que no se animaba por medio al ridículo, y él respondió que sacaran sus billeteras, y apostaran.

Muy probablemente, alguien diría que se encontraba bajo los efectos de un Tarantallegra de sólo verlo en la pista de baile, y no andaría muy lejos de la verdad. Enseguida, vinieron las risas y el asombro, y hasta se consiguió de compañero a Deadpool. En un exceso de contento, Evans le estampó un sonoro beso en donde debía tener la boca (con los disfraces puestos, difícil decir, quizá sólo le estaba succionando un ojo), con tal arranque de efusividad que diríase que era un hermano, un compadre, su chica preferida, y luego se desprendió del gesto entre risas, yendo a codearse de nuevo con su grupito en busca del dinero de la apuesta (porque él no desaprovecha ocasión para taimar una moneda). Ni cuenta se dio de la perplejidad de su compañero de baile.

¿Y qué diría de saber que se trataba, en realidad, de Sam?

Si se enteraba, se le reía en la cara, tomándole el pelo. Mejor no tentarlo, que era capaz de darle otro beso. Y a su amiga todavía le sobraban flechas en el carcaj.

***

Matt :3 No me pude resistir

—¡Es que eres estúpido o qué!, ¡adefesio!—El estúpido era él, que era el que se había chocado en primer lugar, pero claro, todo era cuestión de perspectiva. Resultó que, bailando y sin mirar, fue a chocarse contra un pelirrojo con una cara de nada, todo paliducho y poca cosa. Aparentemente, iba encaminado en una dirección, pero Evans tuvo que meterse en el camino, casi derribándolo. Luego se apartó de malos modos y se fue, gritando—¡Mira por dónde vas, enano!

Fue lo último que dijo antes de volverse a chocar, esta vez, con una bruja que conversaba animadamente y provocar que a ésta se le derramara la bebida sobre el vestido.

Vaya, que gente maleducada había siempre.

***


Lluna :3

No va que le pisan el pie, y así es como se enteró, mira tú qué simpático, de que la turba se había montado un trencito que iba secuestrando gente al pasar. Su primera reacción fue apartarse con mala cara, hasta que captó algo por el rabillo del ojo que hizo que le brillara la mirada, pícaro. Ah, ¡pero qué pequeño es el mundo!

Vio a Lluna Forman, y no pudo con su genio. Es que si ves a un conocido, tú saludas, ¿verdad? Por muy mal o muy bien que se lleven. Es de buena educación. Y de paso, molestas.

Fue en el instante en que ella (¿que qué era, un hada o una mariposa? El disfraz le iba clavado, aunque sospechaba de tanta aureola blanca) le hizo señas a alguien que NO era él, que se escurrió entre la multitud para colarse en el trenecito, empujando de malos modos y asiéndose a la cintura de ella (mala idea, que vaya, esas alas eran de lo más molestas. Casi se le mete una en el ojo), por sorpresa. Le tapó los ojos por detrás, con una mano, demasiado confianzudo.

—¡Adivina quién soy, y no te lo creerás!

Eso, o le encajaba un codazo en el estómago (a no ser que el tipejo disfrazado que estuviera detrás, todavía molesto porque lo hubiera empujado a lo bruto, lo culeara primero).

***

A la hora de recibir los premios (que a él lo mismo le daba, que total, ni había ganado nada), se quedó con la mirada perdida mirando hacia la tarima, un poco extrañado.

¿Es que no había visto a ese tipo en algún lugar? Nah. Si le debiera plata, se acordaría. ¿Se acordaría?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 14.150
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 412
Puntos : 274
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Beatrice A. Bennington el Sáb Feb 17, 2018 5:42 pm

Interacción con Sam

El trencito había sido todo un éxito y no podía estar más feliz por eso, sin embargo, cada vez se tambaleaba más y lo peor, ¡quería hacer pipi! Ahora si o si debía hacer la inmensa fila de los baños. Que desagradable, se perdería de muchas cosas, pero ya no aguantaba.

━ ¡Permisooooo, mujer hermosa pasando! ━ Exclamo sin vergüenza, empujando a unas cuantas chicas para poder llegar a su destino y porque ya ni siquiera era capaz de mantenerse de pie correctamente. ━ ¡Pero si es Deadpool! ¡Vi tu beso con Spiderman! Sen-sa-cio-nal. ━ Era la ultima persona a la que esperaba encontrarse en el baño, pero luego lo penso, recordando que también era una persona y bueno, todas las personas queiren hacer pipi en algún momento, ¿no? ━ No quiero hacer fila. ━ Se quejo, antes de observar bien a la chica, logrando que cinco segundos después, sus ojos brillaran en un claro signo de que estaba tramando algo. Borracha y toda la cosa, pero nada le quitaba la travesura del sistema. ━ Sígueme la corriente. ━ Le susurro, antes de tomar su mano y jalarla hasta el comienzo de la fila, donde había una especie de guardia controlando los ingresos. ¡Sería mucho más fácil! ━ Por favor, por favor, por favor, por favor, por favor. ¡Mi amiga está embarazada y necesita hacer pipi! ¿Qué pasa si luego le pasa algo al bebé por tardarse en ir al baño? ¿Sabe que las embarazas necesitan ingresar a los baños con urgencia? ¡Debería saberlo y dejarnos pasar! Se que se ve delgada y todo, pero está creciendo mi sobrino en ese lugar. ━ Señalo en estomago totalmente plano de Deadpool.

━ No pueden saltarse la fila… ━ Murmuro el guardia, observando con desconfianza a ambas muchachas, en especial a la rubia que le hablaba como una loca y le decía algo que parecía sumamente irreal.

━ ¡Pero claro que podemos! ¡Porque está embarazada! Em-ba-ra-za-da. ━ Le explico como si fuera un niño de cinco años, haciendo movimientos exagerados con las manos. ━ Así que permiso, pasaremos igual. ━ Exclamo, antes de simplemente entrar al baño junto a su acompañante, dejando al guardia con las palabras en la boca y a las demás chicas totalmente indignadas. Que bien se sentía saltarse las normas, como siempre. Además, no podían decirles nada, porque el guardia era hombre, o sea, que no podía entrar al baño por ellas. ¡Grandiooooso! ━ Fue divertido, pero quiero hacer pipi. ━ Le dijo a la chica con urgencia. Corrió, tropezó y casi termina tumbada en el suelo, pero logro cumplir su misión. ¡Y que relajada se sintió!

5 minutos después.



Let it go, let it go Cantaba saltando por todo el baño, esperando que la chica con la que había entrado apareciera para tomarse una fotografía con ella. ¡Que era super fan de su disfraz oye! ━ Auch... ━ Susurro, cuando termino tumbada en el suelo. Se había golpeado la muñeca derecha, menos mal que era zurda y sujetaba el vaso con esa mano o se moría. ━ ¡Deadpool sal de donde estés! ━ Grito, y es que realmente quería salir de aquel lugar, pedir otro Jate Daniela y bailar, no sé, la macarena. Dale a tu cuerpo alegría Macarena, que tu cuerpo es pa' darle alegría y cosa buena. Canto a todo pulmón, con un horrible español haciendo el baile y todo. Menos mal que estaba borracha y no recordaría nada de eso al día siguiente... aunque realmente le daba igual, vergüenza nunca sentía.

[off]: Metida en travesuras como en los viejos tiempos :pika:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.885
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 510
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.