Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Tears in heaven [Clementine]

Juliette Howells el Vie Feb 09, 2018 5:19 pm

08/09/17 — Londres muggle — Bar con poca clientela — Día lluvioso — 19:12h

Narración: James Stuart

James Stuart siempre había sido un hombre con suerte en la vida, o al menos él lo consideraba. Tuvo la maravillosa suerte de nacer mago en una familía muggle, donde todo aquel mundo era nuevo para ellos. Cuando nadie daba ni media libra a que se sacase el título de Hogwarts, dio una lección a todas las personas aprobando con una nota, una nota bastante justa pero aprobando al fin y al cabo. Sorprendió también a su familia al casarse con una mujer trabajadora cuando todo el mundo pensaba que se iba a quedar para vestir santos. Y para el colmo, llegó a conseguir un puesto de trabajador en el ministerio. Como veis, la vida de James Stuart era la representación viva del éxito, al menos para las personas viniendo de un barrio marginal como en el que él vivía. Para los ejecutivos de alto cargo la vida de James no tenía nada de importancia, como el del resto de población solo era un mindundi creyéndose algo.

Pero James era feliz con su mujer Margarite y su preciosa hija de trece años Claire. Pero ya sabéis lo que dicen, lo bueno no dura para siempre, así que hay que disfrutarlo. James siempre pensaba que había tenido demasiada suerte en la vida y algo malo le pasaría temprano. Y James no se equivocó. Un día, al salir de trabajar en el  ministerio se dirigió hacia casa como cada tarde hacía, cansado y con ganas de encontrar a su preciosa mujer, su hija squib contándole todo lo que había hecho en clase, en fin, la calidez de su hermoso hogar.

Lo que se encontró fue terriblemente horroroso. Ahí estirada yacía su hija Claire ensangrentada y gritando del dolor, lo primero que hizo el señor Stuart fue abalanzarse hacia ella y agarrarla con tanta fuerza, gritando y perdiendo la razón. No se lo creía, su hija, su preciosa hija.. Unos segundos más tarde, los presuntos asesinos de ella se dieron cuenta que había entrado una nueva persona, dejaron caer otro cuerpo que agarraban que era el de su mujer y se dirigieron hacia James. El hombre se fue corriendo sin mirar atrás.

Del asesinato de su hija y mujer por parte del ministerio ya había pasado hace tres meses. De esos tres meses James había huído del mundo mágico para refugiarse en el Londres muggle. Lo había perdido todo, su dinero, su trabajo.. ya solo le quedaba la ropa que llevaba puesta y un maletín en el que llevaba varias pertenencias. Se pasaba los días en los bares, llorando y bebiendo desconsolado y lamentando no haber podido hacer nada para su familia, ni siquiera haberlas enterrado dignamente. Quién sabe si los pobres cuerpos de ambas mujeres seguirían ahí, en medio del salón pudriéndose hasta quedar de ellas solo huesos. Cada vez que pensaba con algo así, James tomaba un trago. Ahora era un muerto en vida, un vivo que solo quería que terminara aquella pesadilla, levantarse una mañana más con el olor de su mujer y la risa que se le escapaba a su hija cada vez que le veía los pelos al levantarse. ¿Pero sabéis qué? Lo peor de todo era que James era un cobarde y nunca se había atrevido a acabar aquello ya. Así que no tenía más remedio que olvidar sus pesadillas con el alcohol y la compañía de la gente del bar, si es que no se querían aprovechar de él para robarle algo de dinero.

Hoy era un día realmente triste, llovía y llovía y no paraba de llover. El calor de las brasas de la chimenea de aquel bar no eran lo suficiente potentes para calentar al pobre hombre, así que decidió tomar otro vaso de wiskey. A penas eran las siete de la tarde pero aquel día le parecía interminable. Ojalá morir, solo pensaba en eso.

Se fijó en una chica sentada a escasos metros de él, era una chica morena y bastante atractiva. Tendría unos pocos o muchos años más que su preciosa Claire, se parecía tanto.. —Claire, cariño, deberías volver a casa que ya es tarde ¿No ves lo oscuro que se está haciendo?—Se acercó a ella para sacarse la chaqueta y envolvérsela a ella —Pasarás frío si vas tan poco abrigada—Le dijo—Mamá estará preocupada por ti, no le des estos sustos que ya sabes que no tiene la tensión demasiado bien, cariño—Y siguió insistiendo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 9.870
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 122
Puntos : 60
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5636-tempus-fugit-juliette-s http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Clementine Boot el Vie Feb 16, 2018 4:54 pm

Las cosas dentro del refugio se le habían dado mejor de lo que ella esperaba. Y por más que extrañaba de sobremanera su casa, dentro de la zona de fugitivos había logrado sentir ese calor y cariño por parte de todos que lograban que encontrará en ellos esa calidez que ofrece un hogar. Al poco tiempo ya le habían cedido un espacio para la creación de un invernadero, y gracias a la ayuda de muchos logró que tanto flores, y plantas muggles como mágicas convivieran en un mismo lugar y crecieran a gusto. Eso le hacía feliz, eso y las clases que hacía a los demás refugiados, como las de Arte y que esta semana le estaba enseñando a pintar con acuarelas, o las de tejido que ahora ya iban en la creación de una bufanda, y de repostería vegana.

Pero aún así, con todo aquellos panoramas increíbles sentía que algo le faltaba. Es que ella desde que tiene uso de razón era de esas que en vez de sumergirse en libros prefería ir y descubrirlo con sus propio ojos, o manos, u oídos. Era de esas que descubre que el barro era horrible al gusto porque se lo llevaba a la boca, pero que era perfecto para hacer pasteles ficticios si los moldeaba un poco entre sus manos. Por eso de vez en cuando, y cuando ninguna mirada curiosa estaba a su alrededor salía a los exteriores. No le decía a nadie porque sabía que se preocuparían en extremo de ella. Era de las pocas squibs que se encontraban dentro. Y por más que ella considerase que no era un peligro para nadie, los del nuevo gobierno si lo hacían y era buscada en innumerables carteles dentro del mundo mágico. Por eso no pensaba ni de asomo ir a Londres mágico, por más que extrañará de una manera indescriptible a el matrimonio Flume, a sus compañeros de Honey y las tardes divertidas que pasaba en la tienda de Steve.

Esa tarde de invierno, como era costumbre había ido al hogar de ancianos donde ella les hacía la comida y de paso tomaba unas clases de baile con el adorable anciano Ralph. Aquel día había tocado clases de salsa, era una patosa horrible pero era de esas que le ponía todo el empeño, de las que ensayaba al volver al refugio para volver superada a la semana siguiente. Al salir,  fue de a prisa hacía dónde había dejado su bicicleta que la llevaría rápidamente a los trasladores del refugio, pero en mitad de camino una lluvia juguetona y sumamente tormentosa le hizo detenerse y refugiarse en el bar más cercano.

Sonrió cuando al entrar sintió que el calor del lugar le invadía, no había llevado paraguas aquel día ya que habían dicho que se largaría a llover en la noche no a las siete de la tarde, suspiró y se dirigió a la barra. Esperaría una hora, o lo que se demorará en bajar la lluvia. - Hola, buenas tardes ¿tienen té?.- preguntó de manera inocente, sin percatarse que a su alrededor sólo habían borrachines. El camarero la miró con una ceja enarcada como si lo que acabará de decir se tratara de una broma, pero ella tenía una mirada tan inocente que solo le basto un segundo para comprobar que su pregunta iba en serio.- Tenemos café...- hizo una mueca y arrugó su nariz en cuanto escuchó sus palabras. El camarero hizo una mueca y tras pensarlo un par de segundos le miró sonriente.- Tengo uno guardado en mi bolso . Es un té verde con frutos rojos ¿te vale? .- le preguntó con una sonrisa.- ¡Me vale mil! .- exclamó con una amplia sonrisa.

Mientras esperaba se sacó su abrigo y lo tendió a un costado para ver si se secaba un poco, y comenzó a mirar alrededor, cuando de pronto un hombre se le acerca y le hizo pegar un pequeño salto.- Yo...- comenzó a decir desconcertada ante su extraño accionar.- Lo siento yo...- no pudo continuar porque el barman volvió con su té entre sus manos.- ¿Está todo bien? ¿ Te esta molestando?.- preguntó con el ceño fruncido mientras dejaba su taza sobre la barra junto a un plato de galletas de chocolate. Miró al hombre a su costado, tenía unas ojeras profundas y oscuras como quién ha guardado en su interior una tristeza enorme que no le dejaba ni dormir, su aura era de un olor a alcohol intenso, y sus ojos...ay sus ojos, daban ganas de llorar de tan solo verlos. - Estoy bien, no te preocupes. Muchas gracias- le dijo al barman para luego volver a mirar al hombre.

- Ya tengo mi abrigo...- le comenzó a decir mientras le mostraba el suyo y le devolvía el abrigo.- Además ha llegado mi té.- le dijo mostrandoselo con una leve sonrisa. Ese rostro lo había visto antes, sobre todo en el hogar de ancianos que venía de trabajar hace poco. Era un rostro lleno de nostalgia, y  de tristeza de un pasado.- ¿Quieres galletas?.- le preguntó empujando el plato con ellas hacia él, ya que un poco de comida no le vendría nada de mal.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Juliette Howells el Jue Mar 15, 2018 8:10 pm

Narración: James Stuart

—Oh, está bien, cielo—  Dijo el hombre volviendo la mirada a su cerveza. James Stuart no era un hombre peligroso ni nunca lo había sido, por lo que no le haría nada a la muchacha. Era un borracho perdido en el mundo por culpa de la pena que le carcomía por dentro y cuando se acercaba a una mujer no era para nada más que pedirle dinero, comida o delirar como estaba pasando ahora. Él se pasaba el día viviendo en la prisión constante de la vida, que no sabía cuando era de día ni cuando las noches se hacían. Volvió a olvidar lo que estaba haciendo y tomó otro trago más cuando la chica, Claire, le ofreció unas galletas. James miró el plato  —A Claire le gustaban las galletas — Mencionó a la vez que agarraba una  —Huelen a vainilla — ¿Olían realmente a vainilla? Quién sabría, James era un hombre decaído y todos sus sentidos también, como si estuviese quemada, no se daría cuenta. —Gracias—Se comió una, masticando poco a poco, mirando a la chica como no huía de su lado, sorprendido. No era la primera chica a la que llamaba Claire y creía que era su hija, pero si la primera en no apartarse de su lado, así que, ante la soledad y el aburrimiento de un ser como James, si le dabas comba, aunque fuese una tontería como con una galleta, él se agarraba con todas sus fuerzas, porqué al fin y al cabo era a lo único que se podía agarrar—Mi madre siempre decía que la vida es como una caja de chocolatinas y nunca sabes cúal te va a tocar y.. ¿sabes? A mi me tocó la mejor chocolatina de todas—Le explicó mientras observaba su reflejo en el vaso —Pero el tiempo no cura nada.. Solo te acostumbra a la idea de que algunas cosas están cambiando—Dijo, también en voz alta. El hombre hacía ya tiempo que deliraba, a veces parecía decir cosas con sentido pero creedme, que su mente estaba repleta de oscuridad y una inmensa tristeza, no cabía nada más. —Qué tontería la sangre, mi pequeña, mi mujer, por la sangre.. —Esta vez abajó su cabeza.


Narración: Juliette Howells

Juliette se enganchaba a la silla de la biblioteca como un perro al encontrar un palo y no faltaron los tres avisos de la bibliotecaria de que iban a cerrar para que la joven se percatase que ya era hora de recoger las cosas. Y es que siempre parecía querer más aunque no lo necesitase. La universidad había pasado a ser su segunda casa, como había ocurrido tiempos atrás con Hogwarts, aunque en ese caso el castillo era su primera y su casa familiar la segunda, como pasaba con todos los niños que asistían ahí.
El caso es que ese día en particular Juliette estaba algo perezosa –y cansada también de estar entre libros unas tres horas seguidas- y decidió que la mejor manera de volver a casa era utilizar la red flú de la universidad ¡gloria a la red flu! que era la mejor invención o creación del ser mágico o de quien lo hubiese inventado ¡por cierto! ¿Quién lo habría inventado? Ya lo averiguaría algún día. Mientras pensaba en sus cosas, guardó la carpeta y todos los papeles que tenía en medio de la mesa y se dirigió a la red. En otro caso habría preferido volver a casa caminando pero hoy hacía un día horrible, no paraba de llover y la muchacha estaba bastante cansada. Por esa razón o por otra, pronunció mal la dirección de su casa –como si fuese la primera vez que la pronunciaba ¿sabéis? Era la dirección que más había pronunciado en su vida y ahora venía y se equivocaba- y.. ¡voilà! Apareció en un pequeño callejón del Londres Muggle, obviamente lloviendo. Y por el colmo, Juliette no había traído paraguas –delito de cualquier Británico, sin ninguna duda-. Así que, agarró su chaqueta de cuero y se la puso en la cabeza, empezó a correr mientras las gotas caían y chapoteaba con sus piernas el agua que se había formado hasta que su cansancio y el agua le impidieron avanzar y decidió meterse en el primer bar que vio.

Serían las ocho de la tarde cuando entró y pese a que no era temprano pero tampoco tarde, decidió sentarse en una mesa y pedir un chocolate caliente ¿por qué no? Se iba a dar el gusto ya que no tenía nada más que hacer.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 9.870
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 122
Puntos : 60
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5636-tempus-fugit-juliette-s http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Clementine Boot el Dom Abr 22, 2018 4:44 pm

A penas depositó sus manos en la taza en busca de calor un hombre se le acercó de sopetón, su primer impulso fue pegar una saltito del susto y fruncir el ceño. Pero ella, quien siempre se ha considerado como una coleccionadora de miradas y sonrisas, no pudo evitar sentir una profunda empatía por los ojos que ahora le miraban. No sabía quién era o qué hecho le había hecho sumergirse en aquel estado pero lo que sí podía observar en aquella mirada había mucho, mucho dolor.

Le siguió el juego, con los ancianos del hogar ya se había acostumbrado a adoptar nombres y rostros ajenos; ser la nieta, la hermana, hasta la pareja pasada de muchos. Y ella simplemente no podía romper su ilusión, no tenía el corazón tan fuerte como para hacerlo. - Son de vainilla y chocolate, una mezcla explosiva.- le dijo cálidamente ofreciendole una tierna sonrisa mientras en su interior, se preguntaba quién sería esa famosa "Claire". Pero mientras él no le dijera allí estaría ella. escuchando. Es que siempre se le ha dado bien escuchar las historias de la gente, dejarlos desahogar sus males, sus alegrías, y sus aventuras.

Sonrió al escuchar esa frase y arrugó la nariz pensativa,  ya que algo le decía que la había escuchado en otra parte pero ¿Dónde? Bueno, eso no era lo importante en ese momento. Y fue allí que apareció por primera vez, en aquel extraño encuentro la palabra "Sangre". Hizo una mueca y suspiró al ver tanto dolor en una persona. Tuvo el impulso de abrazarlo, porque así era ella, de piel. Pero se contuvo, sabía muy bien que no todas las personas  eran como ella por lo que tal actos de impulsividad sólo lo hacía con sus conocidos.

- El tiempo cura, pero no nos hace olvidar. Debes recordar el dulce de esa chocolatina, su adorable sensación no su ausencia...- comenzó a decirle aún sabiendo que sus palabras quizás sólo fueran en vano y se las llevará el viento.- ¿Cómo te llamas?.- le preguntó ya que desde muy pequeña ha tenido esa necesidad de nombrar las cosas, y más aún las personas, le gustaban esos detalles insignificantes quizás para algunos pero muy importantes para ella.

El hombre sonrió pero débilmente, como si aquel simple gesto le costará profundamente. Abrió su boca pero de pronto algo llamó su atención.- ¡Claire! .- exclamó nuevamente parándose de su asiento y yendo hacia una de las mesas del local.

Ay... miró para todos lados y observó como el barman fruncía el ceño y al parecer iba a hablar con el dueño del local. De seguro lo terminarían echando a la fría y aguada calle. No podía permitir eso y más sabiendo que acarreaba un corazón tan roto como el que podía ver en su mirada. Se levantó de la barra y fue en su búsqueda.- Lo siento...- comenzó a decir mientras llegaba a su lado y echaba una rápida mirada a la joven.- Vamos a comer galletas ¿sí?.- le invitó sonriente al hombre para que este volviera a tranquilizarse y sus minutos dentro del local no estuvieran contados.

- Lo siento una vez más si te ha molestado...- ahora miró más detenidamente a la chica y arrugó su ceño.- ¿Nos conocemos?.- le preguntó buscando en su cabeza en qué lugar podrían haber coincidido las dos  mientras sostenía con su mano firmemente el brazo del hombre.

Lo siento la demora, tuve que ir a ausencias por falta de internet.
Pero ya he vuelto (:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Juliette Howells el Sáb Mayo 19, 2018 3:45 pm

Narración: James Stuart

—Stuart, me llamo James, James Stuart—

Narración: Juliette

El camarero no tardó en llegar y traer el pedido de Juliette. La chica esperó varios minutos a que la taza no quemase y le dio un pequeño sorbo. Qué rico estaba. Decidió sacar su libreta para leer los apuntes de otras clases y tonterías que había escrito en medio de estas, ideas que le pasaban por la cabeza que se las apuntaba para luego no olvidarse. Le encantaba escribir.

No obstante, su pequeño momento de relax fue interrumpido cuando apareció un hombre llamándola Claire —¿Disculpe? — Segundos después apareció una mujer detrás de aquel hombre de tez pálida y cansado — Uh, no te preocupes.. ¿Está bien? — Le preguntó a la muchacha quién parecía ser su hija o conocida suya. En otro caso no habría dicho nada pero la vestimenta y las pintas del hombre no le daban buena sensación en comparación a la muchacha, quién iba limpia y bien vestida. Si fuesen juntos lo más lógico sería que, aunque el hombre mostrase signos de deficiencia o deterioro, su aspecto fuese el correcto.. no sé, hipótesis que Juliette se formulaba por su cabeza para justificar su intromisión a la vida ajena de otra persona, cosa que no era de su incumbencia.  Se dirigió esta vez a la mujer cuyo rostro también le parecía familiar, como si la hubiese visto en algún sitio mágico.. pero no podía ser..—Creo que.. bueno.. que yo sepa no nos hemos visto.. pero me suenas de algo.. ¿Tal vez nos hemos encontrado en la biblioteca municipal de Londres?— Era el sitio muggle donde podría pasar más tiempo.

Y mientras ellas dos tenían aquella mini conversación, de repente aparecieron un hombre y una mujer con trajes largos negros, bastante anticuados para una moda muggle y con unos sombreros. Juliette pensó en un momento en que esos también podrían ser magos, estaba demasiado obsesionada con el mundo mágico, primero la chica le sonaba de haberla visto por sitios mágicos y ahora aquel dúo parecían ser recién salidos del ministerio.. qué tontería.

No obstante, las cosas empezaron a torcerse, aquellos hombres se sentaron rodeando al hombre que acompañaba la chica y Juliette no pudo más que empezar a sospechar —Siento meterme donde no me llaman pero.. ¿Ese hombre es tu padre? — Esperó no cagarla con esa pregunta, solo que el local empezaba a coger una atmósfera algo oscura. —¿Te importa si me siento contigo? Es que.. prefiero estar cerca de.. la cocina— Le dijo a la muchacha, quería oír lo que le decían aquellos hombres al señor.

Juliette a penas podía oír lo que aquellos hombres le decían al otro, solo llegaba a escuchar palabras sueltas y con poco sentido—Te llevaremos con Claire, dánosla—Decía la mujer —Claire te está esperando ahí fuera, vamos —Seguía insistiendo la mujer, a lo que el hombre agarró las riendas de la conversación—Nos das la varita o te volamos la cabeza aquí mismo— El hombre parecía cada vez más asustado —No, no.. Claire, la matastéis, mi hija.. — Y alzó la voz más de lo normal, a lo que los dos hombres respondieron agarrándolo con fuerza mientras uno le quitaba una varita. Entonces, todo encajó para Juliette —¿Sabes como se llama el hombre, sabes algo de él, cualquier cosa? — Le preguntó a la muchacha nerviosa, algo se olía que esos hombres lo querían ver muerto.

Y de pronto, el hombre se levantó lentamente de su sitio, sacó su varita y apuntó a la puerta de la cafetería, haciendo que todas las ventanas se cerrasen y las persianas se bajasen, así como la puerta quedase bloqueada.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 9.870
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 122
Puntos : 60
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5636-tempus-fugit-juliette-s http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Clementine Boot el Dom Jun 17, 2018 11:05 pm

- Un gusto James, yo soy Clementine Boot.- se presentó y le ofreció una cálida sonrisa. La squib pese a encontrarse en el refugio no estaba muy actualizada de los innumerables carteles que colgaban en Londres mágicos con una gran "SE BUSCA", más que nada porque ella desde el día del ataque había decidido alejarse de aquel mundo y desenvolverse en el mundo de los muggles. Por lo que el nombre de ese hombre no le sonaba en nada.

En eso James se levantó de la barra y fue a la mesa más cercana, donde una muchacha se encontraba sentada. La castaña no tardó en ir a su encuentro, ya que pese a que conocía al hombre desde hace unos diez minutos, su corazón dulce como un chocolate no le permitió dejarlo allí a la deriva y mucho menos con esa mirada de tristeza que le apretujaba el pecho. Así que antes de que el dueño del local le mirara peor a como ya lo estaba mirando, decidió ir por él y pedir las disculpas correspondientes.

- No es una de sus mejores noches, pero iremos por una taza de té y todo mejorará ¿verdad James?.- le preguntó dulcemente al hombre quién hizo una mueca y fue nuevamente hacia la barra para echarse sobre la silla más cercana. Clementine lo miró desde lejos y suspiró sintiendo como su corazón se le aprisionaba aún más.  Luego volvió a mirar a la chica.- Mmm, no suelo ir mucho a esa biblioteca pero bueno, de algún lugar quizás no hemos topado, o de otra vida ¡quién sabe!.- dijo ofreciéndole una sonrisa. En eso de reojo observó como un par de personas se le acercaban a James, desvió su mirada y frunció el ceño al ver como lo rodeaban.

- Lo acabo de conocer, creo que ha perdido a su familia en un accidente o algo así. Su hija se llamaba Claire, al parecer.- le comentó a la chica para luego arrugar su nariz pensativa, para luego sacudir su cabeza y volver a mirar a la chica con una sonrisa.- ¡Claro, unetenos a la barra. Me llamo Clementine Boot, por cierto. Un gusto.- se presentó rápidamente pero sin perder la sonrisa, para luego dirigirse nuevamente hacia la barra y descubrir qué es lo que buscaban esas personas de James.

Claire te está esperando ahí fuera, vamos

Frunció el ceño y abrió la boca dispuesta a protestar contra la mujer y decirle que dejara en paz a James. Pero todo lo que continuo paso muy rápido, apenas escuchó la palabra "varita" todo su cuerpo se puso en alerta. Y de pronto lo entendió todo, esa simple palabra le hizo entender a qué iba todo aquello y los males que se encontraba viviendo James, su corazón se aceleró y aún impactada miró a la chica confundida.- Él...se...se llama...- balbuceó, no logró terminar de decir su frase cuando de pronto las personas que habían entrado de último sacaron su varitas y cerraron las puertas del local.

De ahí en adelante todo fue caos, la gente sin poder entender cómo es que había sucedido aquello comenzó a gritar alarmada. -¡Hey! ¿Qué mierda se creen que están haciendo? .- gruño el barman y el supuesto encargado del local esa noche, pero su protesta fue callada por la mujer de negro, quién con un "Expulso" mandó a volar lejos al hombres.

- Ahora nos van a escuchar muy bien,  muggles idiotas. Si no quieren terminar igual o peor que nuestro amigo...- dijo de manera sarcástica  el hombre apuntando al barman que se encontraba en el piso inconsciente.- Cerrarán sus asquerosas bocas y nos dejaran llevarnos a este hombre. ¿Comprendido?.- preguntó mirándolos a todos. Clementine se encontraba muda  y todo su cuerpo le temblaba, pero a medida que el hombre iba diciendo todo aquello fue acercándose de manera sútil a la barra quedando muy cerca de su compañera de negro.

- PREGUNTÉ SI ESTABA COMPRENDIDO.- gritó el mago que hizo que todos pegaron un salto y asintieron asustados.- Bien, así me gusta.- sonrió maliciosamente, e iba acercarse nuevamente hacia James pero Clementine fue más rápida, tomó su taza y se la estampo en la cabeza a la maga que tenía enfrente, ocupando su cuerpo como protección le arrebató su varita para tendersela a James- ¡Vamos James, llegó el momento de atacar!.- le gritó para luego de un salto rodar por la barra y cubrirse.

Su corazón galopaba velozmente, no entendía el por qué de su arrebatado accionar pero no se arrepentía de aquello. Había visto tanto sufrimiento en el refugio de personas que habían perdido a sus familiares que simplemente no podía dejar pasar esa situación. La squib a su favor había aprendido en Oriente defensa personal, sabía que no era nada en comparación a la magia, pero realmente esperaba de todo corazón que James reaccionara y luchará junto a ella en contra de esos dos Mortifagos o cazarrecompensas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Juliette Howells el Vie Ago 17, 2018 7:18 pm

Se quedó pensativa mirando a la chica, tal vez de otra vida.. pero estaba demasiado segura que de esta también, aunque no sabía decir ni de donde y ella por lo visto no le sonaba el rostro de Juliette. —¿Claire? — Dudó unos segundos y se mantuvo pensativa. Todo aquello le estaba empezando a parecer extraño a la joven Juliette. El comportamiento de aquel hombre llamado James no era muy normal, parecía algo desquiciado, tal vez por los años. Y la idea que se hubiese acercado a Juliette.. le ponía los pelos de punta. Tal vez fuesen demasiadas coincidencias, que el hombre viniese y que la chica que lo acompañaba le resultase inesperadamente familiar. Pero eso, aunque en un  principio había pensado que era una buena señal solo iba a hacer entender a Juliette que se le venía un mal rato encima y que, cualquier persona con dos dedos de frente se hubiese bebido el chocolate caliente y hubiese salido pitando de allí. —Soy Juliette, un gusto también— Sonrió amablemente. Juliette lo hubiese hecho, no era una chica demasiado valiente y siempre había preferido respetar las normas pese a veces no estar de acuerdo con ellas. Pero desde que entró en la sede de la Orden.. se obligaba a cambiar, a ser fuerte, valiente. Pero no era tan fácil hacer aquello.. aún era muy joven, inexperta.

Se sentaron en la barra, Juliette con la atención en aquella pareja que acababa de parecer y parecía que Clementine hacía exactamente lo mismo. No tuvo ni tiempo a responder cuando de repente aquel hombre dio tres gritos al aire, atemorizando a los pocos clientes muggles que había allí. Poco a poco, Juliette empezó a sacar la varita de su bolsillo, sin intentar hacerse notar. El corazón le empezaba a latir más rápido y podía sentir como su cuerpo empezaba a generar adrenalina del miedo que empezaba a tener. Sabía que tenía que hacer algo porqué ella era de la Orden, había jurado luchar con sus ideales y aunque ahora mismo quisiese volver a casa y hacer como que ella no había estado ahí, no podía.. Pero sorprendentemente y contra todo pronóstico, le había salido una aliada; la primera en actuar no fue ni más ni menos que aquella muggle Coraline. Juliette sorprendida y aprovechando el momento lanzó el primer hechizo que se le ocurrió al hombre quién intentaba agarrar a James. —¡Flagellum! — Y a la mujer quién aún aturdida no se movía —¡Jaulio!— Esperaba que aquello surgiese efecto. Entonces, fueron esta vez los atacantes que atacaron, lanzando un hechizo golpeador a Juliette, a James y por último a Coraline.



Dado 1: Flagellum (látigo invisible) Par: Acierto Impar: Fallo
Dado 2: Jaulio (crea una jaula alrededor de la víctima) Par: Acierto Impar: Fallo
Dado 3: Ataque contra Juliette Par: Acierto Impar:fallo
Dado 4: Ataque contra James (lo mismo)
Dado 5: Ataque contra Clementine (lo mismo)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 9.870
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 122
Puntos : 60
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5636-tempus-fugit-juliette-s http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Maestro de Dados el Vie Ago 17, 2018 7:18 pm

El miembro 'Juliette Howells' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3477
Puntos : 1548
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.