Situación Actual
8º-15º // 29 de mayo luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Ryan G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Beatrice B.Mejor User
Jazmine.Mejor roler
Nailah & AndreasMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Samantha L.ESPECIAL II
Laith G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Hypnotized [Priv. Adrien Lévesque] [+18]

Joshua Eckhart el Mar Feb 13, 2018 11:15 am

Febrero 14, 2018.
Carta
Torre de Astronomía, 22:43pm.
5ºC, fuertes lluvias y viento.
San Valentín había llegado al colegio, y por algún motivo hoy le molestaba más que siempre. El año pasado a esas fechas ni siquiera se hablaba con Adrien para celebrar juntos el día de la amistad, y hoy, siendo novios, no podían verse por cuestiones más relacionadas con la privacidad. Además, no lo ayudaba todo el estrés que estaba pasando con su más reciente transformación y ese pequeño detalle de que… el hermano de su novio lo sabía. Habían tenido unos momentos complicados a raíz de eso y ahora trataba de no pensarlo demasiado, sólo conseguiría agobiarse más.

Tal vez también eso tenía que ver. El no tener a su novio para confiar en él cuando sentía un veneno corroerle las venas, sintiendo casi que se moría pero sin poder pedir ayuda a nadie. Aunque se estuviese esforzando por recomponer su vida, le estaba costado, se le notaba en el mal humor que cargaba y en el cansancio. Casi siquiera dormía planeando cómo contenerse, reforzando su refugio, preparándolo todo para la próxima luna llena. Necesitaba un descanso. Aunque sabía que no debía, deseaba tener a Adrien en su desesperación, necesitaba su luz en las noches más oscuras. Deseaba contárselo, pero debía protegerlo.

Ese día tenía ronda y, si no se equivocaba, también la tenía el prefecto de séptimo año de Hufflepuff. Era su oportunidad. Corrió a su habitación a escribir una carta, faltaba un rato para la hora de la cena. Fényes, fiel y confiable, la llevaría a su destinatario, y casi por suerte decidió no robarse su inhalador, sino que volvió alegremente con su dueño. Todo estaba listo, sólo necesitaba… planear un poco mejor todo. Y así lo hizo, quería dedicarse aunque fuese unas horas a su novio, incluso si para eso tenían que abusar un poco del poder del prefecto.

No se vieron a la hora de la cena, y ahora faltaban un rato para las once de la noche. El día estaba por terminar y lo encontró triste. Tarareaba suavemente una canción mientras miraba a través de la ventana el agua cayendo y colisionando contra todo lo que se cruzase a su paso. La luna hoy lo había abandonado, a veces creía que le sonreía, burlona, cuando era sólo una curvatura en el cielo, sabiendo que los días pasaban y se llenaría de nuevo trayendo consigo la maldad de una maldición con la que fue contagiado. Había preparado chocolate, algunas cosas para picar principalmente dulces, quería tenerlo para sí mismo sólo un rato antes de irse a dormir.

Sus dedos acariciaban distraídamente la pequeña cabeza alrededor de su cuello, la serpiente que había adoptado reptaba suavemente a través de su piel. Era más bien pequeña, pero lo había hipnotizado y ahora le pertenecía. Jahzel era una grata compañía silenciosa y discreta, aunque su tipo era más relacionado con otra casa del colegio. Sintió que la serpiente reptaba hacia abajo, perdiéndose entre la habitación unos minutos antes de que llegase la próxima hora. En ese momento oyó un ruido y se camufló entre la oscuridad, sólo por si acaso no era la persona que esperaba sino un profesor o una persona diferente. Quizá alguna pareja que, igual que ellos, buscaban un sitio para pasar un rato juntos y a solas.


Última edición por Joshua Eckhart el Sáb Feb 17, 2018 10:36 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.360
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 917
Puntos : 682
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Mar Feb 13, 2018 11:27 pm

Hace algunos días atrás que se saltaba la hora de la cena, bueno días, era más que eso desde finales de enero que después de las comidas salía corriendo a algún sitio (el Bosque Prohibido) y en las cenas terminaba por ausentarse por completo, también empezaba a tomar productos cárnicos, cosa que había dejado de consumir puesto junto con Josh se había convertido en vegetariano a finales del curso pasado. Claro no los consumía, los guardaba discretamente para salir corriendo donde el Bosque Prohibido empezaba, hace semanas atrás que se había encontrado con una zorrita muerta, producto de alguna bestia, había muerto para proteger a sus crías, de las cuales solo dos zorritos sobrevivieron, ambos eran idénticos entre sí, tan pequeños y uno parecía que no iba a vivir, se notaba enfermizo, al inicio no supo que hacer pero el otro no quería separarse de su hermano, desde entonces los cuidaba y no era el único Evans también lo acompañaba, se turnaban para alimentarlos, mantenerlos calientes y medicarles, es una lástima que no podía meterlos al castillo, el invierno era cruel, tenía miedo que no sobrevivieran pero se veían mucho mejor.

Actualmente les llevaba la comida, los elfos domésticos le entregaban su cena, él se comía los vegetales y las frutas mientras les daba pequeños trozos del producto cárnico - No se peleen -ríe al notar como jugaban entre ellos. El clima era frío, usaba su túnica de invierno, junto con guantes y su bufanda amarilla y negra muy característica de los tejones, también cargaba un hechizo para evitar que su ropa se empapase pues estaba sentado en el suelo, cuando llega Fényes, el cuervo que le ha regalado a su novio - ¡hey! oye no, no son comida - Defiende a los pequeños como si fueran sus propios hijos - A todas estas ¿qué haces aquí fuera del frío? ¿Te escapaste? -toma al cuervo, nota que tiene una carta y se la quita con cuidado, al leerla su sonrisa va en aumento, casi riéndose, sintiendo la calidez en cada palabra, cierto hoy era ese día especial, tenía una sorpresa preparada para su novio, se sintió culpable pero ha estado trabajando en algo también - Es hora de irme pero mamá vendrá pronto (1) -toma a los dos pequeños que caben perfectamente en la palma de sus manos para colocarlos en su madriguera que estaba calientita y protegida por hechizos y porque tenían muchas mantitas.

Tomó a Fényes para abrigarlo entre su bufanda, era curioso que no tomase su inhalador, pero sonríe - Es tu regalo ¿cierto? - Era curioso como hasta los animales les daban regalos ese día. Se dirige con Fényes al castillo, dejando al cuervo lo más cerca de su área, esa noche le tocaba patrullar hacer sus rondas, así que podía fingir que estaba cerca de la Torre de Astronomía. También aprovechó para buscar un bolso con algunas cobijas, se mordió el labio deseando que hubiera un lugar más íntimo y cómodo que el piso pero era parte de ser estudiante ¿cierto? (2)

En uno de los pasillos notó una superficie reflectante no era un espejo pero servía lo suficientemente bien como para observarse, estaba perfecto. Así que de forma tranquila va subiendo las escaleras hasta llegar a la zona donde se iba a encontrar con Josh, a medida que pisaba un escalón su corazón se aceleraba deseoso de darle un beso a su novio pero al asomarse no pudo ver la silueta de una persona, por suerte el sitio estaba iluminado ¿llegaría temprano? Se pregunta mientras avanza, deseoso de ver a su novio.

_________________________________________________________
(1) Si Newt puede llamarse mamá y ser totalmente hetero, Adri que es gay puede hacerlo -mucho Criaturas Fantásticas (?-
(2) Me refiero al salón de requerimientos yaoming sé que Adri nunca la conoció y por lo tanto no sabe de que exista un lugar cómodo para la velada XD

Off: así de pequeñitos son los hijos de Adri: https://www.zoorprendente.com/wp-content/uploads/2016/05/Hermosos-zorros-4-750x500.jpg

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Miér Feb 14, 2018 12:29 am

Estaba escondido, refugiado entre la penumbra para evitar que ojos indiscretos lo vieran. Era sólo una persona, lo supo por el sonido de los pasos, y pronto notó quién era. Sonrió casi inmediatamente, saliendo discretamente de su escondite hasta abrazar a Adrien por la espalda, apegándose a él. Se sentía unos centímetros más alto, ¿sería por el hecho de que, literalmente, todos sus huesos que habían quebrado con la transformación en hombre lobo? No era aún tan alto como su novio, pero sí que llegaba a notar una diferencia más bien mínima comparada con antes.

Te extrañé mucho, tonto, no vuelvas a dejarme tanto tiempo sin atención ¿entendiste? —se quejó enfurruñado. Si bien había sido en parte su culpa que la primera semana del mes no se vieran, a raíz de la debilidad que había sentido y su claramente deplorable estado anímico tanto como físico, la segunda semana había sido culpa del otro. — Feliz día de San Valentín —susurró, restregándose contra su espalda con cariño antes de soltarlo. Estaba feliz de verlo, su corazón latía agitado, presuroso, y lo soltó para ir a buscar otra cosa que había dejado en su escondite de cosas.

Lo había estado pensando, y entonces lo hizo. Consiguió un par de espejos comunicadores, eso les ayudaría a evitar esos días sin poder verse. Los colocó dentro de una caja de regalo de brillantes colores, tonalidades frías y azuladas, para entregárselo. Esperó con impaciencia a que abriera la caja y ver su reacción, estaba emocionado, nervioso a decir verdad, pero se sentía notablemente más confiado. No quería dudar más del amor que le profesaba su novio, quería realmente sentirse igual de querido como él lo quería.

Pensé que… no me gustaba estar lejos de ti mucho tiempo —empezó a explicar mientras Adrien abría el regalo. — Así que pensé que la mejor solución sería no estarlo, con estos podremos comunicarnos y vernos sin importar dónde esté el otro, ¡también podemos hablar en nuestras habitaciones! Será… agradable —era su opinión y esperaba realmente que Adrien la compartiera. — Así que uno es para ti y el otro es para mí, así que no seas envidioso —le sonrió, tomando uno de los espejos. El corazón le latía a prisa, pero le agradaba esa emoción, los nervios del amor juvenil que sentía por su novio.

Jahzel apareció reptando por el pie de su novio, subiendo por su pantalón. Joshua se agachó para tomarla entre sus manos y mostrársela con una sonrisa. Ya se la había presentado, pues la adoptó desde finales del mes pasado, así que ya lo había visto. Sólo quería saludar con travesura antes de querer volver a huir, seguramente comiéndose las arañas y ratones que aparecían por la torre. Era bastante tranquilo, a pesar de eso, quizá era su mascota más tranquila de lejos, no era traviesa al nivel de Blesk y mucho menos de Fényes, quienes eran como niños.

Creo que también te extrañó… —susurró, mirando a la serpiente reptar escapándose de la vista de ambos, volviendo a abrazar a su novio y metiéndose en sus brazos. Olió su perfume, estaba pensando comprarlo para utilizarlo en alguna almohada que le hiciese pensar que estaba cerca suyo. No dejaba de pensar en eso desde que habían dormido juntos en verano así como en la fiesta de navidad que había ocurrido en el castillo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.360
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 917
Puntos : 682
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Miér Feb 14, 2018 3:04 am

Estaba un poco tenso, la escena podría ser de un libro de terror una casa llena de magia oscura cosa que podría pasar pues Hogwarts desde hace más de un año que estaba rodeada por esa aura tenebrosa, tal vez por eso mismo sentía cierto temor o tal vez solo era la poca iluminación de la luna que hacía todo ver más oscuro, pero se obligó a relajarse hasta que nuevamente se tensó al sentir un cuerpo tras suyo, dando un salto muy leve (y espera que poco notorio) por el susto, al menos no gritó pero si sentía que su corazón saldría del pecho; sabe que es Josh, pero algo no concuerda con la memoria corporal, lo siente diferente ¿más alto? Pero es Josh, es su novio, lo confirma cuando habla y es entonces que se relaja por completo, sonriendo porque lo ha extrañado, demonios cuando ha deseado sentir ese calor corporal, se avergüenza de sí mismo pero es como si hubieran abierto una puerta que estaba sellada, ya no puede cerrarla, ese deseo de más tacto, de estar juntos constantemente, se lo ha venido preguntando desde la salida del circo, le duele estar separado de Josh ¿pero por qué? ¿Por qué ese deseo que parece insano de estar junto a él?

- Lo siento, era por una buena causa y cuando lo veas, lo entenderás - Sonríe, si, fue una gran causa, no solo eran sus pequeños zorritos era esa poción con la cual llegó a obsesionarse hasta hacerla perfecta, fue casi sincronizado pero concordaba con la fecha cercana de San Valentin, por lo tanto podría darle lo que sabía anhelaba su novio: un gatito, sin embargo el pequeño animal no podía entregárselo esa noche, podría haber entorpecido sus rondas, sin embargo... Se mordió el labio, podría dársela al día siguiente en su habitación - Pero no lo traje conmigo, está en mi habitación esperando por ti - Sonríe, recargando parte de su peso en el otro ¡cuánta alegría! Definitivamente no podría dejarle ir, no quería, lo necesitaba, necesitaba ese bálsamo para su ser.

No, era demasiado pronto, no quería que le soltara pero no se atrevió a emitir sonido alguno - Feliz San Valentín - Se acercó nuevamente a su novio, buscando acortar la distancia pero solo llegó a dar un paso, temía ser demasiado demandante, asfixiante a pesar de no haberse visto por casi quince días - Merci - Porque no había más romántico ese día que usar el francés, tal vez el italiano, pero su lengua materna despertaba romanticismo sin duda alguna, por eso estaba usando todo el acento que le quedaba del francés, haciendo más énfasis en algunas vocales, en las r cuando las pronunciaba, como queriendo atraer a una serpiente por el sonido de la flauta, lo hacía a propósito pero porque la fecha se daba para eso.

Se sienta en el suelo con cuidado, tomaba el regalo con amor, dedicación, poco a poco con delicadeza fue destapando su regalo, notando lo que era, abre sus ojos sorprendido mirando a Josh en un movimiento tan rápido que casi pudo dislocarse el cuello - Josh - Murmura, riendo, emocionado, alegre, nervioso, feliz, muchos sentimientos positivos que necesitaba, su mente le atormentaba con los deberes, se acercaba el tiempo de escoger una profesión, su padre seguía queriendo que fuera inefable, también estaban sus misiones como aspirante a mortífago para caerle en gracia al Lord, todo era una gran presión pero con un gesto su novio hacía que las olvidara. Se mordió el labio - Claro que me encantaría compartirlo contigo - Deja que tome el espejo que desee, el suyo lo coloca en la caja nuevamente para abrazar al Ravenclaw y demandar lo que tanto ha estado anhelando un beso, un beso de esos labios para volver a sentirse entero, completo

- Yo también siento esta necesidad de estar contigo, esto es maravilloso, no importa donde estemos podré verte, hablar contigo... - Siente algo trepar por su pierna, al observar es la nueva mascota de su novio, le causa gracia porque su regalo es otra mascota más, parece que nunca se cansaran de los animales ni de que tan variados sean, él aún ni se entera como terminó con un águila y una lechuza, pero también forman parte de su vida - Hey, yo también te extrañé - comenta, porque a veces siente que las mascotas de Josh también serían sus mascotas, como un matrimonio que se unen con hijos por separado, pero el hecho que no lleve tu sangre no quiere decir que no los aprecie ni quiera, lo mismo ocurría con esos animales.

Extiende sus brazos para recibir a Josh en ellos, cerrando sus ojos, rogando que el tiempo se detuviera, aún tenía la sensación de la serpiente, pero siente que esto era un hogar, más de lo que su casa podría ser... Su casa... Respira hondo - Te extrañé, no sabes cuanto - observa a su novio para tomarle del rostro con cariño, acariciar sus facciones que parecían cambiadas un poco más... bueno no sabía describirlas - ¿estás bien? - Pregunta con preocupación, quiere saber si se ha alimentado, si ha dormido - Por Helga, Josh te extrañé tanto, no puedo prometer no separarme de nuevo pero si llevar conmigo el espejo para arriba y para abajo - No podría, sabe que le tocará desaparecer un tiempo, algunas temporadas en las que el Lord le requiera, pero mientras lleve ese regalo, no tendría que haber problemas ¿cierto?

Era maravillosa esa sensación de estar uno en los brazos del otro y no podía más que disfrutarla, ahora la habitación ya no le parecía tan tenebrosa y hasta el cielo casi sin luna le parecía romántico - Es un buen sitio mi admirador secreto, para poder brindarte de la atención que te he privado de tener - Responde un poco a esa carta, era uno de sus juegos de enamorados al parecer, no era nuevo pero cada frase si que lo era. Acerca sus rostros nuevamente para besarse, degustar los labios ajenos ya no tanto con la timidez inicial del primer beso, sino con alguien que quiere reafirmar su amor.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Miér Feb 14, 2018 9:17 am

Las pestañas de Joshua aletearon con curiosidad cuando le dijo que iba a entender sus motivos, ¿a qué iba tanto misterio? Pero consideró que lo mejor era simplemente confiar en él, decidiendo no hacer preguntas y quedarse con la sorpresa. Había pasado muchas sorpresas en esos días, algunas mejores que otras, pero al final todas igual de inesperadas. Lo que sí le disgustó es que no le diese su regalo, ¡qué malo! Y él pensó que iba a darle lo que fuera, esperaba que mucho regaliz, esa misma noche, ¡lo había planeado todo! Qué malo era con él.

¿Por qué eres así? Yo quería ver mi regalo ahora, me haces esperar —le preguntó. La verdad era que, aunque dijera que no, le hacía ilusión que le regalase algo. Significaba que estaba pensando en él. Le deseó feliz celebración antes de ir a buscar el regalo, entregándoselo. Se sentó junto con él para mirarlo abrir su regalo, estremeciéndose ligeramente cuando usó su idioma materno con su acento notoriamente marcado. Sonreía nerviosamente mientras descubría con sorpresa qué era lo que le regaló, sin saber qué decir en ese momento sino que esperó con paciencia a que él asimilara la información.

Le explicó sus motivos, no quería estar tanto tiempo sin comunicarse con él. El castillo era enorme y eso a veces causaba que no pudiesen verse con sus agitados estilos de vida. Ni siquiera sabían si sería posible para ellos verse con frecuencia en la universidad, ambos tenían ideas muy distintas de carreras. Su emoción fue notoria en cuanto le dijo que quería compartirlo con él, tomando uno de los espejos gemelos, completamente idénticos y de estilo victoriano. Lo dejó a un lado, cuidadosamente, antes de que lo tomase por sorpresa el abrazo y el beso, correspondiendo necesitado de su atención.

Exacto, no tenemos por qué estar sin comunicarnos —sonrió, abrazándolo con fuerza antes de que Jahzel requiriera atención, Joshua tenía esa obsesión con los animales que derivaba en tener muchas mascotas. La serpiente seseó antes de marcharse reptando de nuevo, dejando a su dueño volver a volcar toda su atención en su novio. — No puedo creer que vivamos en el mismo castillo y sólo podamos vernos en las clases que tenemos juntos… —masculló enfurruñado, sin separarse de él ni un poco por no querer liberarle de su abrazo, al menos mientras el otro se lo permitió.

Miró a Adrien en cuanto tomó su rostro, suspirando al observar esos intensos y hermosos ojos investigándolo. No supo qué responder, así que sólo asintió la cabeza. No lo estaba. No estaba bien. Comía más bien poco y le costaba dormir por las noches, las pesadillas lo acosaban por las noches, pero no le dio más vueltas. Su amado no podía saberlo. Al menos ahora tenían sus espejos, podrían comunicarse, todo estaría bien de ahora en adelante. Adrien lo había extrañado tanto como él lo hizo, eso lo tranquilizaba, no era el único deseando constantemente ver a su pareja.

Yo también te extrañé demasiado, pero ahora no tenemos que tener estas pausas tan largas… —le susurró con suavidad, enredado entre sus brazos. Le había exigido atención, ¡la necesitaba! Y Adrien lo recordó con su carta, el juego de llamarse su admirador secreto, fingiendo no conocerse en persona por cartas. — No quería que nadie nos interrumpiese mientras cumples tu deber de darme amor —le sonrió tímidamente, acariciando su nuca y su cabello con cariño, deslizando los dorsos de sus dedos de su otra mano por su mejilla.

Sus brazos se enredaron en el cuello de su novio cuando volvió a buscar sus labios, sus corazones latiendo agitados mientras su beso adoptaba intensidad. Habían abandonado esos besos tímidos conforme iban conociendo más el cuerpo del otro, el fuego de su interior creciendo y ya no podían ni siquiera esconderlo. Se abalanza sólo un poco sobre su cuerpo, lo suficiente como para intensificarlo un poco más, sin miedo. Son cosas que ya han experimentado antes, en lento pero constante incremento. Incluso mordió su labio suavemente, sólo para pedirle acceso a introducir su lengua dentro de su boca.

Jadeó en cuanto el beso se hubo roto, uniendo sus frentes. — Me haces perder la cabeza, lindo… —se quejó, exhalando aire como si hubiese intentado reírse pero la falta de aliento se lo hubiese impedido. — Te adoro —susurró, intentando hacerlo sonreír, quería ver su sonrisa. Lo sujetaba por los costados de su cuello, acariciando sus mejillas con sus pulgares como si tratase con una obra maestra, una hermosa escultura frágil que se rompería si no era tratada con suficiente tacto.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.360
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 917
Puntos : 682
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Sáb Feb 17, 2018 1:30 am

Se ríe ¿hace cuanto que no se reía de forma genuina y espontánea? Pero es que escuchar al otro hacer berrinche como un niño porque no le trajo su regalo fue un total deleite para él, esas expresiones tan llenas de vida como las de un infante que le acaban de negar un caramelo - No lo pude traer porque tenía rondas, no es algo que pueda llevar conmigo para arriba y para abajo - Responde al mismo tiempo que desenvuelve su regalo, algo que no se esperó pero que atesoraría, no solo por el valor mágico del objeto, de aquel espejo sino por el sentimental, por lo que pudiera representar. Siente un poco de tristeza el no haber traído su regalo pero es que seguro le metería en problemas con sus rondas - Lo siento - se muestra arrepentido - pero estoy seguro que te gustará - Aumenta la intriga, no le dirá que es ni en que estuvo trabajando era todo parte de la sorpresa.

Asiente, entendiendo el malestar y lo que le llevó a comprar ese magnifico regalo, pensaba que en Hogwarts podían verse más pero ese año adquirieron más responsabilidades no solo era el aumento de presión con los EXTASI's sino también que ambos eran prefecto y ahora capitanes de los equipos respectivos de Quidditch algo que no estaba con anterioridad, Adrien tuvo que dejar a un lado estudios de demonios necrofagos para poder enfocarse en prácticas en la enfermería, había hablado con la persona que atiende ese sitio le ha dado cursos de atención primaria y ha encontrado mucha vocación en atender heridos y enfermos, empezó como un deseo por cuidar a las personas que amaba, sobre todo a Josh, terminó en disfrutarlo realmente a pesar de que aún pociones era su pasión pero ¿quién dice que deba dejarla? Conseguir la cura a alguna enfermedad o mejorar las condiciones de vida de un paciente ¡ha logrado crear dos pociones!

Estrechando entre sus brazos a Josh, acariciando con su nariz el cuello ajeno al mismo tiempo que aspiraba su aroma - No quisiera dejar Hogwarts, ha sido un hogar para mi, te conocí aquí, pero debemos seguir con nuestras vidas... Tengo temor que si, ahora nos vemos poco en la universidad no nos veamos para nada - Expresa, puede sonar tonto pero está hablando en serio ¿cómo aguantar la lejanía, la distancia si a penas con dos semanas sin verse ya se extrañaban?

Asiente, ahora podrían verse a menudo puede que no palparse como ahora pero solo saber que estaba bien, de comunicarse debería bastar, hablarían todos los días sin descanso, al menos de su parte se comunicaría lo más frecuente que pudiera - Oh, eres un total egoísta - Sonríe divertido al escucharle hablar, la verdad la Torre de Astronomía brindaba esa privacidad además de tener cierto aire romántico o ¿era solo su percepción? Pero ver las estrellas era hermoso, más si tenía con quien compartir la vista - Esta noche no pienso separarme de ti - murmura, sintiendo los dedos acariciar su rostro, cerrando los ojos con deleite para acortar cercanía y terminar en un beso, un beso con ansiedad, necesidad y para nada inocente, aunque sin ser muy brusco, tenía ternura y amor sobre todo.

Sus manos acarician el cuerpo ajeno con cierta pereza, o eso parece por los movimientos que hacen pero en realidad está disfrutando con calma la presencia de Josh, dándose su tiempo para tocar por sobre la ropa al otro, contorneando su figura con la yema de sus dedos mientras sus labios parecen devorarse mutuamente. Le da acceso a Josh, la mordida le hace disfrutar y su novio sabe lo que causan en él, ya no piensa en un porqué, le sigue dando vergüenza sobre todo cuando es en la oreja o en su cuello, pero se ha permitido disfrutar de las sensaciones que le da cuando le clava sus dientes.

- Eres un cursi Josh, deberías dejar de juntarte con los Hufflepuff - Sonríe, pero siente un calor recorrer su cuerpo, perdiendo la facción de burla en sus gestos, siendo reemplazada por alegría - Me alegra tener tiempo en este día para verte - susurra como si contara un gran secreto, con temor a que se divulgara, detiene sus manos en el costado ajeno, en todo ese tiempo no ha soltado a Josh pero ha notado que su cuerpo ha sufrido unos cuantos cambios, no sabe que es lo que ha estado haciendo en esos días sin verse pero a pesar de ese aspecto enfermizo que ha tenido últimamente su cuerpo se ve muy bien, eso no quiere decir que deje de preocuparse por el otro, al contrario teme que lo que le suceda sea algo grave ¿y si es una enfermedad terminal? Entonces recuerda la pesadilla de hace días atrás, un Josh sin vida se le ha presentado, inerte, desangrado y con señales de tortura, no quiere que esa imagen se haga realidad, el temor regresa a él y sin darse cuenta aprieta a Josh contra su cuerpo como si quisiera introducirlo en su cuerpo para protegerlo, para que nada le pasara, a su vez le servía para constatar que era un cuerpo cálido el que abrazaba y no uno frío.

- A pesar de que no hay luna, la noche está hermosa, solo porque te tengo como compañía - No lo va a soltar, se va a quedar pegado a Josh toda la noche ¿quién se lo va a prohibir? Y aunque está siendo ambicioso porque el día siguiente hay clase, no le importa, no le importa porque está cansado, desea este bálsamo, este alivio, este respiro de todo lo demás y es cuando vuelve a recuperar su sonrisa alegre - Haces que mi corazón lata con rapidez, siempre has tenido ese efecto en mi, desde que me diste tu muestra de apoyo - Toma una mano ajena apartándola de su rostro para sostenerla de forma similar a como Josh le sostuvo la mano en su primer año, en la biblioteca de aquel castillo ¿Es cursi? ¿¡Bueno que esperaban? ¡es un Hufflepuff! Tarde o temprano tenía que mostrar esas actitudes sentimentales que le atañen a los tejones.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Sáb Feb 17, 2018 6:40 am

La curiosidad crecía más y más con aquel tonto sembrándole misterio a su regalo, ¿qué era lo que iba a darle que no cabía dentro de un cómodo bolsillo para hacer rondas? Estaba por decirle que fueran de inmediato a su habitación para buscar su regalo, pero lo resistió con un suspiro enfurruñado. Él sí llevaba su regalo y se lo entregó, los espejos dobles que iban a servirles tanto en el futuro. Su tiempo cada vez menor debía ser utilizado de manera correcta para en el futuro poder entrar a la universidad y convertirse en profesionistas como lo habían deseado hacer, como eran sus planes, por lo que tanto habían estudiado. No por ello, sin embargo, debían considerar su relación como algo que pudiesen dejar en segundo plano.

Se estremeció ligeramente mientras la nariz fría de Adrien le tocaba la piel, haciéndole soltar un bufido gracioso de ligero enfurruño. — ¿Por qué no nos veremos? Tonto —se quejó de inmediato, ¿por qué le decía eso? Lo comprendía, pero una parte de él no quería entenderlo. — ¿Entrarás a la universidad de Londres? —preguntó, pues era a la que él pensaba aplicar. Era de las mejores universidades mágicas de los alrededores. — Múdate conmigo —le pidió, — quiero decir, sería… Podremos vernos en los intervalos entre clases, durante las noches… Conseguiré un sitio cerca de la universidad —explicó.

No era una mala idea. Había estado mirando lugares, precios. Se lo comentaría a su padre para ver cómo resolver la situación, pero creía que podría convencerlo de aportarle algún apoyo. En fin, la cuestión no era esa sino la de simplemente estar juntos, darse el cariño que durante el tiempo normal en el colegio no podían darse. Declaró su egoísmo al decir que no quería que nadie los interrumpiera, pero pensaba que era, en parte, la idea central de verse a esas horas en la torre. Nadie para molestarlos sino simplemente la posibilidad de declararse su amor sin ningún problema.

Eso espero —sonrió, acariciándolo hasta que sus labios se unieron en un beso. Uno a uno, esos besos habían dejado atrás la inocencia para llenarse de algo mucho más intrusivo y violento. Algo que incitaba al roce de sus pieles, a la intensa necesidad de estar cerca. Se acariciaban a la par con lentitud, esperando poder disfrutar del momento, conociéndose con el tacto hasta que decidió morderlo, intensificar el beso durante pocos segundos. — Oh, cállate, estás arruinando el ambiente —se quejó al ser acusado como un cursi, besando su sonrisa con suavidad mientras acariciaba su cabello con suavidad.

Los dos estaban disfrutando de esos momentos juntos, abrazados y sin alejarse, acariciando sus cuerpos y encontrando sus labios. Lo miró directamente a los ojos en cuanto le dijo que la noche era hermosa porque estaban juntos; el sonido de la lluvia llenaba la habitación de una forma relajante, dándoles paz y tranquilidad. Se acurrucó con él, dejándose abrazar, necesitado de su atención mirando hacia una de las ventanas, las gruesas gotas al caer chocando con todo a su paso. Eso al menos hasta volver a atender la voz de Adrien, ¿todavía recordaba aquel día en que se conocieron? Ahora era para él un recuerdo más bien vago, pero su novio parecía recordarlo bien.

Incluso entonces eras un bobo, como ahora —bromeó con él, dándole un pequeño beso de esquimal. No recordaba del todo lo que había ocurrido, pero recordaba pequeños detalles. El libro de thestrales, por ejemplo. — A veces me pregunto qué habría pasado si se hubiese desenlazado de otra manera —confesó, enredando sus cabellos con sus dedos antes de volverlo a acercar a sus labios. Mientras lo besaba le quitó su bufanda y la dejó en otro sitio donde no se perdiese ni se maltratase. Así lo hizo con sus guantes, y empezó a abrir los botones de la túnica de invierno. Se sentía lejos de él, la tela los separaba, distanciándolos. Así, se deshacía poco a poco de ella.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.360
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 917
Puntos : 682
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Sáb Feb 17, 2018 6:51 pm

Se ríe por el apodo, ese cariñoso pero que le insultaba, no puede evitar su reacción porque Josh tiene razón está siendo un tonto ¿Desde cuando pensaba de forma insegura o triste? Bueno, le pasaba a menudo pero desde un tiempo para acá no ha podido dejar de lado ese temor sobre su futuro, sus planes, era típico de la edad, de cuando acababas una etapa en la vida y entrabas en una que te definiría como persona. Pero de alguna forma Josh lograba despejar esa incertidumbre, solo bastó una palabra para que se sintiera ligero, aunque no sabría como responder su pregunta, respiró hondo, se relamió los labios con ansiedad - Bueno tomaremos carreras diferentes, lo más probable es que no nos veamos y si ahora que estamos cursando asignaturas en conjunto no nos logramos ver casi tan a menudo, sin contar que cada quien vivirá en su casa habría que ser cuidadoso en las noches si queremos vernos - Porque ¿dónde iban a vivir? Dudaba que su padre le dejara vivir fuera de casa, más bien dudaba... dudaba que le dejara seguir con sus estudios a menos que fuera para inefable ¿y si le ponía un Inefable como tutor? Tenía mucho miedo de su futuro incierto.

Abre sus ojos sorprendido, sí, pensaba entrar en la universidad Mágica de Londrés pero no pensó... No pensó... Y le costó respirar entre el miedo de lo que vivir juntos pudiera conllevar, no era miedo a compartir un techo con Josh sino las implicaciones y la objeción de Alexandre, el que negara todo, tuvo un gran miedo ¿y si su padre asesinaba a Josh porque estaba alejando a su heredero de los objetivos? ¿De sus propósitos? Luego suavizó su semblante sería grandioso vivir con el otro, ya lo había experimentado - ¿Podemos compartir cama? - Solo quiere pensar en sus sueños, en sus deseos, por eso sonríe con picardía, era como aceptar esa propuesta que lo había desarmado, desarmado uno de sus argumentos - ¿podré comer tu deliciosa comida? - Porque, oh cielos, Josh tenía unas manos expertas para preparar alimentos - Aunque... - hace un puchero - mejor no cocines, me pondré obeso y no me querrás - Bromea, a pesar de pensar en esas alternativas, de planear ese futuro cercano, no soltaba a Josh, quería a su novio para él solito, los demás, el mundo entero lo tenía para sí el resto del tiempo ¿qué tenía de malo ser egoísta por una noche? Aunque si por Adrien fuera, sería egoísta en todo momento.

Vuelve a reírse, una melodía que hace eco en las paredes solitarias de esa parte de la Torre de Astronomía, olvidó que debían silenciar la zona porque se supone que nadie debería estar a esas horas fuera de cama, solo los prefectos que eran Josh y Adrien por esa noche, pero deberían hacer sus rondas, no estar ahí disfrutando de esa noche tan dulce, tan anhelante - No arruino ningún momento, solo que no pensé fuera tan romántico - Besa su mejilla para que no se enfade, apoya su cabeza en la de su novio, se muerde el labio ahora es un poco más difícil la posición, sin duda Josh ha crecido ¿pero cuándo? ¿cómo? Claro siguen en pleno desarrollo pero a menos que esté usando alguna clase de hechizo no se explica que en unos días esté casi a su altura, casi, porque Josh sigue siendo más bajo y Adrien solo está exagerando porque aun se nota la diferencia.

- Pero no fueron diferentes y ahora estamos juntos - Contesta, bajando sus labios hacia el cuello ajeno, la deliciosa carne que se expone ante él para darle suaves besos para nada tímidos, se han explorado mutuamente, siguen siendo torpes inexpertos con algunas caricias pero se aventuran más al tacto, Adrien ha descubierto una faceta que no conocía de sí mismo, esa que bromea, que actúa como un seductor y se pregunta ¿La influencia de Laith tendría que ver? Claro cuando tiene algunas dudas le pregunta al sanador, no con respecto a su vida privada claro está, pero también ha observado como éste coquetea con otros hombres, parece que Adrien lo ha imitado solo que él tiene una única persona a la cual coquetear y seducir - Hace frío - Murmura cuando siente como su bufanda es retirada, un escalofrío cubre su cuerpo por la baja temperatura a la que estaban, es invierno después de todo.

Toma su varita para lanzar un hechizo de calefacción, no hace mucho cambio pero al menos el frío no lo debilitará, ya pasó en diciembre que cayó enfermo, pues las bajas temperaturas afectaban sus débiles pulmones. Cuando sus manos estuvieron sin guantes inmediatamente las mete debajo de la camisa del uniforme ajeno, antes de que puedan enfriarse, para ello ha tenido que sacarlo de los pantalones pero ¿qué importa? Adrien deja de importarle mostrarse perfecto cuando está Josh y están en privado, empezó con su cabello que el otro tenía manía de desacomodar, ahora ya solo fingía enfado cuando eso pasaba, lo mismo con su ropa - Estás calientito - casi, casi ronronea como un felino frente a una chimenea encendida en un cruento día de invierno, como buscando más de ese calor sus manos suben acariciando la piel debajo de la ropa ajena, sintiendo las cicatrices que le encanta besar y tocar.

Poco a poco fue quedando sin prendas, el frío le hacía buscar el tacto ajeno - ¿te gusta lo que ves? -Alza una ceja de forma traviesa, aunque su piel estaba erizada por lo fresco de la noche, ataca con hambre los labios ajenos mientras lo va recostando sobre el suelo, él colocándose sobre Josh sin aplastarlo, con una de sus manos a ambos lados del rostro para mantenerse en equilibrio, devorando los labios ajenos, la otra no deja la calidez del cuerpo de Josh hasta que ve la necesidad de desabrochar con torpeza (pues solo usa una mano) la camisa del uniforme, dejando expuesto el torso que tanto amaba, va bajando sus besos, de la quijada, hacia el cuello hasta el abdomen donde se entretiene besando cada herida por aquel accidente que sufrió su novio cuando era niño - Eres hermoso mon petit oiseau, tu es vraiment belle (1)- Se lo hace notar, una corriente de aire frío entra por el ventanal que hace ver las estrellas, Adrien se estremece y entonces se posiciona sobre Josh de forma inevitable aplastándolo con su peso, acurrucándose en el calor que desprendía el otro cuerpo, debería buscar las mantas que trajo para esta noche, hace mucho frío para estar sin la ropa que los protegiera. De forma silenciosa con su varita murmura un accio, entonces la gruesa cobija va hacia ellos y los cubre a ambos - Mejor - sonríe, apoyando su cabeza en el hombro ajeno, aspirando su delicioso aroma

_____________________________________________________________
(1) en verdad eres hermoso
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Sáb Feb 17, 2018 10:36 pm

Adrien le explicó lo que no quería entender, es decir, Joshua era un Ravenclaw, no era difícil que entendiese eso, pero de ahí a querer pensar que realmente se verían menos que entonces… No le gustaba ese pensamiento, pero ahí estuvo el problema fundamental: “Cada quien vivirá en su casa”, ¿y si no era así? ¿Y si cambiaba? Se lo propuso, mudarse juntos a un sitio seguro a su lado en un tiempo futuro. — Sólo si te portas bien, si me haces enfadar te vas al sofá —le dijo, — y cocinaré cuando pueda para engordarte y que sólo me gustes a mí —susurró travieso, jugando con su ropa, acariciándolo.

Lo acusó de arruinar su ambiente romántico cuando se burló de su cursilería, colocándole una mano sobre la boca cuando esa risa fue más sonora de lo esperado para ahogarla. Le encantaba oírlo reír pero en ese momento sería un problema si alguien llegaba a pillarlos. Toda aquella situación era rara por su naturaleza de nueva. Todo parecía tan nuevo para ellos, pero poco a poco ellos iban acostumbrándose a ese cambio en su relación, cada vez más cercana y aumentaba la intimidad, las caricias y besos que aumentaban su intensidad. Todo lo que importaba, más que lo que habían vivido, era que ahora estaban juntos, tal y como Lévesque lo dijo.

Abrió su cuello para darle espacio para que lo besara, exponiéndose a él, estremeciéndose del gusto que le daban aquellas atenciones. — Mentira —susurra, descalificando su queja sobre el frío mientras retiraba su abrigo, dejándolo lanzar ese hechizo conforme iba quitándole prendas. Le había conseguido quitar los guantes segundos antes de dar un respingo. — Oye, tonto, no soy tu calentador —se quejó con una risa al sentir sus manos en su piel, no estaban frías pero sí tenían una temperatura menor a la de su  cuerpo, por lo que resintió un poco aquel cambio de temperatura.

A pesar de su queja, le gustaba. Sentir las manos de su novio recorriendo su piel, sintiéndolas sortear los relieves que se hacían, los caminos que dejaban las marcas que la cicatrizaban. Su corazón dio un latido en falso, tuvo un vuelco al escucharle preguntar si le gustaba lo que veía, quitándole la ropa de a poco, casi sin darse cuenta. ¿Desde cuándo Adrien había tomado esa faceta traviesa, coqueta con la que pretendía conquistarlo? Correspondió sus besos, sujetándolo de la nuca mientras se deshacía en sus atenciones, el francés lo tenía por completo en sus manos, lo recostó sobre el suelo sin que Joshua opusiera resistencia alguna. Su respiración está agitada cuando empieza a besar en descenso hasta su torso.

Se había olvidado por completo del detalle. Dudaba que se le notara si no se quitaba la camisa, si no desnudaba sus hombros, pero entonces Adrien podría ver su mordida. Debía ser cuidadoso y no dejarlo verla. — Lo sé —sonrió vanidoso, cuando lo llamó hermoso. Sólo exageraba. La verdad es que no siempre se sentía tan conforme con su cuerpo. — Aunque sabes que tú lo eres más, lindo… —susurró, besándolo nuevamente, al menos hasta que el frío los hizo estremecerse. Sin camiseta, los dos eran víctimas del frío, pero por suerte llevaban mantas que los ayudaron a mantener el calor de ambos.

Sus manos comenzaron a acariciar su espalda con suavidad, recorriéndola con sus dedos dulcemente, el perfume de Adrien lo hipnotizaba y lo desarmaba por completo. Fue él quien comenzó a besar el cuello de su novio, descendiendo a través de sus hombros con dulzura, aunque la ansiedad se apoderaba de ellos conforme iba subiendo grado a grado el calor de la habitación, de sus cuerpos. Ya lo habían experimentado antes, no era extraño para ellos, aunque parecía ahora mucho más tangible, la tensión capaz de cortarse con un cuchillo. Volvió a tomar sus labios, mordiéndoselos con deseo, introduciendo su mano entre sus cuerpos. Acarició su pecho bajando a través de sus abdominales hasta llegar al borde de su pantalón.

Lo delineó con suavidad, acariciando sólo con su índice el camino de piel que colindaba con el borde de su pantalón, antes de deslizar sus dedos hasta desabrocharlo y bajar el cierre. Su corazón latía agitadamente, todavía seguía sintiendo la adrenalina de la primera vez, se ponía nervioso, estaba sumamente inquieto al respecto. Pero tomó aire y volvió a besarlo, introduciendo su mano entre ambas telas y acariciando por encima de la ropa interior, su otra mano lo abrazaba por el cuello, aferrando sus dedos a sus cabellos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.360
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 917
Puntos : 682
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Dom Feb 18, 2018 2:19 am

No podía evitarlo, planear sobre ese futuro, el de vivir juntos, le hacía reír aunque al inicio fue para burlarse de Josh, la verdad ahora estaba feliz, le causaba gracia que quisiera engordarlo para que nadie más se fijara en él, como si fuera a abandonar al Ravenclaw ¿qué no sabía que lo tenía como un perro tras su dueño? Era imposible dejarlo, por eso el temor ¿qué haría si le tocase escoger entre su padre y Josh? Mejor no pensar en eso y disfrutar. Lamió la mano ajena con travesura cuando éste le cubrió su boca, sabe que es para que no los descubran pero no puede evitarlo, la piel ajena le llama como el canto de una Veela, ni siquiera cuando fueron al circo esas criaturas lograron hipnotizarle, porque para él no había persona más hermosa que Josh, quien le hacía tener esa atracción tan fuerte que provocaba adorar cada parte de su cuerpo, cada centímetro de su ser, era una droga y lastimosamente Adrien estaba adicto a ella.

Tan adicto que no pudo dejar de besarlo, pero no era el único claro que no, Josh había empezado a quitarle las prendas y él se había quejado por el frío, ayudado por esa excusa estaba tocando más de esa piel intoxicante, que le traía loco, de ese cuerpo que hace días que no sentía junto al suyo, no puede creer que una de sus últimas veces fuera en sus cumpleaños cuando los besos llevaron a un poco más allá de los usuales roces -claro que no, solo yo puedo buscar calor en ti en cambio un calentador es usado por varias personas- Sonríe ese era un razonamiento posesivo pero hey si Josh podría celarlo él también y Adrien podría llegar a ser muy posesivo solo que buscaba de esconderlo, además su lógica sonaba infantil también, con esa manera en la que un niño cree que lo dice tiene gran sentido y no aceptará que le refuten.

Se detuvo en su adoración al cuerpo ajeno. buscando sinceridad en sus ojos, le ha costado hacer entender a Josh que es lo más hermoso que hay y que ahora lo diga con ese tono engreído, le hace reír, al mismo tiempo que besa su abdomen uhm... estaban un poco más marcados que la última vez, solo un poco pero se notaba la diferencia, eso le atraía aunque en verdad todo en Josh le gustaba sea delgado o con mayor peso, lo que realmente le cautivaba era esa personalidad tranquila pero que cuando tomaba confianza era un bromista, metiéndose con sus amigos, hasta con él - Dejemos en que ambos somos igual de bellos y que por eso hacemos una gran pareja - bromea, hablando con tono engreído, mientras se apoyaba en el hombro ajeno.

Ya sin prenda alguna de la parte superior había agradecido traer consigo una cobija, no era con esa finalidad sino colocarla en el suelo para acostarse ellos pero igual cumplía con la función para la cual fue confeccionada, para mantenerlos cálidos aunque la temperatura externa no lograba apreciarse, no cuando estaban tan concentrados uno en el otro - Josh - murmura, no debería ser sorpresa que esté tocando una zona íntima pero aún ese tacto era algo novedoso. Se muerde el labio, entrecerrando los ojos, moviendo sus caderas para buscar más de aquel roce - Ciel mon petit oiseau - besa con devoción la boca ajena, lamiendo los labios con suavidad para profundizarlo, en el fondo estaban experimentando lo que todo adolescente experimenta, una revolución en sus hormonas, queriendo más de aquello como si hubiesen abierto una puerta y ahora no podían cerrarla, al menos Adrien no podía. Sus manos acariciaron todo el pecho ajeno, sus mejillas se sonrojaron entre acalorado por como le tocaba su novio, sentía que no podía respirar pero nada tenía que ver con su condición física, era simplemente maravilloso ¿cómo es que estuvieron privado de eso? Besarse era una cosa pero esta entrega mutua era otra muy distinta, sentir las pieles de sus pechos rozarse sin ninguna barrera, que sus manos explorasen el otro cuerpo... Pero todo se volvía más especial porque era con su pareja, su novio, con quien hacía esas cosas.

Rompió el beso y miró a Josh con hambre, con lujuria, deseo, bajó al cuello de éste para lamerlo, no lo mordió, la experiencia le ha dictado que su novio es mejor ese campo, pero si succionó la piel expuesta solo para él, centrado en esa área mientras su sangre viajaba a su entrepierna que seguía siendo estimulada. En el cuello del Ravenclaw pronto apareció una marca por tantas lamidas y succiones, Adrien lo estaba marcando como suyo de una forma cariñosa pero posesiva hasta que respirar se le hacía difícil, no sabía cuanto iba a durar de aquella sensación tan placentera.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Dom Feb 18, 2018 8:20 am

¡Ew, oye! —se quejó con una risa en cuanto sintió su lengua en su mano cuando lo silenció, limpiándose con la camiseta de su novio. No le disgustaba realmente, seguían en aquel acercamiento, las prendas iban cayendo poco a poco mientras se besaban, sus pieles friccionándose dulcemente, entre pequeñas bromas y conversaciones, comentarios que añadían poco a poco la dulzura a su encuentro. — ¿Y dices que el egoísta soy yo? —lo fastidió con un tono gracioso, aunque no culpaba a Adrien. Entendía perfectamente ese disgusto a pensar que fuera “usado” por otras personas.

A pesar de sus palabras engreídas, la verdad es que estaba todavía un poco inseguro de sus palabras, esperaba que su novio no se diera cuenta de ello. Asintió, complacido, cuando dijo que ambos eran bellos y hacían una gran pareja. Eso le gustaba y le agradaba que fuera lo que Adrien pensaba, rozándose lentamente ombligo con ombligo. Besaba los labios de su novio cada vez que los tenía al alcance, embriagándose en la tóxica pasión que estaba llenando el ambiente para los dos. Se aventuró hasta abrir el pantalón del francés, introduciendo su mano dentro para acariciarlo, se estremeció cuando lo sintió moverse contra su mano.

Las hormonas de los dos estaban vueltas locas, rodeando con su mano su miembro acariciándolo por encima de la ropa interior. Tembló al mirarlo observándolo con esa intensa mirada, permitiendo que hiciera lo que quisiera con su cuello hasta sentir el ardor de su succión. Soltó aire de forma temblorosa. — Lindo, Adrien, ahí no hagas marcas, van a verlas —se quejó suavemente, no le molestaría si no fuera en su cuello pero ahí podrían verlo las demás personas, harían preguntas, seguramente más de algún profesor no estaría contento. — En el cuello no —jadeó para reafirmarlo.

Seguía acariciándolo, perdiendo la compostura poco a poco, ya no era nada parecido a aquellos besos tímidos del inicio de su relación, de las torpes caricias. Cada vez llegaban a más, sus pieles se rozaban, se besaban con mayor intensidad, exploraban el cuerpo del otro para desearlo todo de ellos. Los nervios ya lo estaban ahogando pero no le importaba, la sangre fluyendo por su cuerpo llevando en ella la adrenalina, el peligro de lo prohibido. La lluvia ambientaba aquella habitación acalorada, donde quizá podrían pillarlos entregándose al otro en una bandeja de plata, la incomodidad de sus pantalones creciendo conforme más se besaban, se acariciaban.

Ven aquí —susurró, jalándole el cabello para hacerlo subir de nuevo para besarlo. Era cuidadoso para no hacerle daño, se sentía frágil estando debajo de él, expuesto a él y a su merced, por ello buscaba la forma de pedirle hacer su voluntad. Devoró sus labios con ansiedad, sacando su mano de su pantalón un momento para acariciar su espalda, su otra mano en su rostro. — Te amo —hablaba en voz baja, como si creyese que sus secretos se irían a oídos indiscretos con el aire.

Deslizó sus labios a través de su piel hasta llegar a su cuello, donde a diferencia de su novio empezó a dar mordidas leves que no dejaban marcas, lamiendo para saborear su piel antes de ir a morder su oreja, alzando su cadera para chocarse con la de su novio, rozándose mutuamente en la fricción del deseo, quería que sintiera cómo lo tenía, una erección ya estaba despierta entre sus piernas. Habían aprendido ya cómo lidiar con ellas con sus manos, aunque no se habían atrevido a dar el siguiente paso a partir de entonces, no contemplaba que esa noche ocurriese algo diferente a lo que ya conocían así que lo disfrutaba.

Adrien… —jadeaba, mordiéndole el cuello para resistirse a hacer sonidos demasiado altos. Estaba acalorándose bastante y estaba seguro de que su novio no estaba mejor que él. A ambos los ahogaba la lujuria, esa que había crecido hasta convertirse en ese monstruo incontrolable que se colaba en sus pensamientos y en sus acciones para volverlos más adultos, menos infantiles, transformando su relación llena de timidez y vergüenza en una mezcla de amor y pasión, intoxicando su romance con lujuria. Y sin embargo no parecía ser incorrecto. No puede ser incorrecto algo que se siente tan bien.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.360
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 917
Puntos : 682
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Dom Feb 18, 2018 5:32 pm

Su alegría se vuelve más genuina a medida que su cuerpo se llena de Josh, a media que aspira su aroma, que escucha su voz, que siente su calor y degusta su boca, su sentidos sobrecargados por la presencia de su novio no permiten que su cerebro piense en otra cosa más que la persona junto a él, al inicio cuando llegó sentía una desolación cuya cura no se había tomado en días, aislarse le hacía mal pero lo que evitó que cayera en una depresión era el cuidar a sus pequeños zorritos bebes y el saber que la poción que hacía era por un bien, le alegraba haber culminado su proyecto a tiempo aunque no pudiera mostrárselo en este momento al Ravenclaw, con justa razón decidió no traer consigo su regalo, mira que ver a sus padres hacer tal acto ¡porque Adrien se proclamaba también papá de aquella criatura! ¡Así de gay! Jhm pero cuando se trataban de animales se volvía todo un Hufflepuff haciendo honor de su casa.

Pero ahora ya no recordaba el porque de su tristeza, ahora que embebía de su cura como si fuera el mismo exilir de la vida, como si Josh fuera la piedra filosofal que curaba todos sus males y le rejuvenecía, lamer su mano no había supuesto ningún asco para él, todo lo contrario era como si comiera el mejor chocolate belga del mundo y ante el reclamo solo sonríe con una muy fingida inocencia, resoplando divertido cuando se limpia en su camisa - Mon cher yo soy egoísta con mi fuente de calor pero de los dos tu me ganas - le toma del mentón - No te preocupes que yo igual te amo así - acerca sus rostros pero en vez de besar sus labios besa su nariz, a la vez que le guiña un ojo.

Sus caricias, sus besos y sus juegos iban subiendo de nivel, un nivel que ya han experimentado veces anteriores, la mano dentro de sus ropas acariciando su piel muy sensible que le hacía disfrutar, él queriendo marcar el cuerpo de su novio pero apartándose cuando éste le reclama, solo era una leve marca rojiza, seguro al día siguiente ni se notaría, lo cual le provoca un mohín pero sonríe porque solo le prohibió el cuello, deseaba llenarlo de pequeñas marcas - Como ordene, petit oiseau - Lo dice en un tono de fiel sirviente, es que Josh lo tenía a sus pies, podría decir misa y él haría lo que deseara, estaba tan dependiente a este que la lejanía le dolía, pero con el regalo que le ha dado ahora lo utilizará frecuentemente, un súbito calor recorre su cuerpo al pensar qué usos creativos podrían tener esos espejos (1)

Sintiendo el tirón en su cabello detiene su recorrido por la suave piel ajena para alzar su cara y besarlo, notando que el Ravenclaw, siempre estoico estaba en las mismas condiciones que él, moviendo sus caderas para que la sensación fuera mayor, la ropa estorbando en su cometido pero teniendo toda la noche no quiso apresurar las cosas, no en este momento que devoraba los labios ajenos hasta que ambos estuvieran rojos por la presión, las pequeñas mordidas y lamidas ejercidas, ambos dejando de lado la imagen pulcra ahora eran dos chiquillos hormonales, no tenían que aparentar nada, solo eran Josh y Adri, dos personas que se amaban ¿qué tenía de malo? ¿Por qué no podían demostrarlo públicamente? El solo ver a Josh en un pasillo le provocaba correr tras él y besarlo, pero tenían que contenerse.

Se estremeció por las mordidas en su cuello ¡maldición! (y el no maldice a menudo) pero que bien que se sentía esos dientes en su piel, claro que eran más suaves a las que estaba acostumbrado a recibir, muchas veces tenía la marca de esos dientes en su piel por horas, pero no le extrañó, pensó que era por ser en el cuello una de sus zonas débiles como sus orejas, que le hacía temblar de placer y que de sus labios salieran pequeños quejidos inconformes, mendingando por más - Josh - Murmura tomando la mano ajena, entrelazando sus dedos, sus caderas siguieron un ritmo donde ambos pudieran disfrutar del roce - yo también te amo, amo cuando te metes conmigo, amo cuando tienes tu rostro gélido, sin emociones pero conmigo eres todo lo contrario, solo yo puedo ver esas expresiones en ti, amo tus sonrisas, amo tu voz, amo tus ojos que me miran con devoción, amo como nos complementamos -Susurra desbordando su amor.

Se aparta al escuchar su nombre, su cuerpo temblaba y su respiración era agitada, si hacía frío no lo sentía, al contrario su cuerpo había entrado en un calor que quemaba, que pedía más - shhh, te amo como el primer momento que nos vimos, aunque no supiera que era amor, te amo por ser mi primer amigo, te amo por ser mi primer beso, te amo por tenerme paciencia y te amo por amarme - vuelve a susurrar, besando el pecho ajeno, bajando hasta su abdomen, en cada sitio dejando unas marcas hasta que llega al pantalón ajeno, alza su rostro para ver a Josh, como pidiendo permiso para quitarle los pantalones, tiene algo en mente, no lo han hecho, esta sería su primera vez pero después de tantos roces quiere darle el placer que merece su novio.

Va bajando cada prenda con cuidado, con devoción, ternura a pesar de la lujuria, pasión y admiración, que no se pueda decir que no adora el cuerpo de su novio, pero esa atracción física solo es posible por los sentimientos que tiene por él, no es solo un cuerpo más, no es solo una noche, es toda una eternidad - de nadie seré, solo de ti, hasta que mis huesos sean cenizas y mi corazón deje de latir (2)- Susurra antes de hacer su siguiente acción, en vez de acariciar a su novio con las manos, lo hace con los labios, con algo de inexperiencia pues es la primera vez que hace aquello, siempre eran roces, pero aunque al inicio no entendía como alguien podía hacer aquello, aquí estaba entregándose a su novio, dándole placer, acariciando su piel con su lengua degustando como si de un caramelo se tratase.

_______________________________
(1) Cofcofcallsexcofcof
(2) Poema de Pablo Neruda
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Feb 19, 2018 12:41 am

Lo miró con reproche cuando lo llamó egoísta, al menos más que él, ¿cómo se atrevía? Creyó que lo besaría pero la dirección de sus labios cambió para ser la de su nariz, haciéndolo tener un gesto divertido de sorpresa. Pero los juegos tuvieron que detenerse cuando pasaron a caricias y atenciones mayores, acariciando sus pieles buscando al otro como si temiesen no encontrarlo aunque la distancia era tan corta que sus respiraciones chocaban la una con la otra. Lo riñó cuando sintió el ardor de la irritación en su cuello, esperaba que no le dejara ahí un moratón con sus atenciones, por ello le negó el permiso de continuar.

Sólo un movimiento, tirando de su cabello, y Adrien comprendió lo que quería, regresando a sus labios. Estaba perdiendo la inexpresividad, si bien lo hacía desde que estaba con su novio, en este momento era lo más expresivo que podía. No tanto como una persona con menor control emocional, pero sí más de lo que Joshua Eckhart normalmente lo haría. Recorría el cuerpo de su novio con sus manos, lo necesitaba, se dejaba ahogar como una presa perfecta en la lujuria del momento, de sus carnes pidiendo por más aunque intentaran llevar las cosas con calma.

Empezó a morderle el cuello con suavidad, queriendo encenderlo y consiguiendo su cometido sin impedimento alguno. Lo tenía temblando de placer, quejándose dulcemente por sus acciones, haciéndolo sonreír. De sus labios escapaban jadeos al sentir sus entrepiernas rozarse de esa forma tan deleitante. — Adrien, me desconcentras —se quejó suavemente cuando terminó de decirle lo mucho que lo amaba. Se sintió nervioso, desbordado de amor, no podía concentrarse durante aquellos segundos antes de continuar mordiéndolo hasta que se le escapó su nombre, recargando su frente en su hombro. Su corazón estaba tan agitado que creyó que se le escaparía del pecho.

Entre beso y beso, despacito sintió a su novio ir bajando, dejando marcas en su camino que tal y como se lo advirtió, no le molestarían mientras no fueran en su cuello ni en ningún sitio visible. Cuando se detuvo en su pantalón bajó la mirada del cielo nublado que se veía a través de la ventana del techo para mirarlo de nuevo, una mirada que silenciosa hacía una petición. Mordió su labio nervioso, y lentamente asintió con su cabeza para darle permiso de quitarle el pantalón, sintiendo la lentitud con punzadas de ansiedad, preguntándose qué era lo que quería hacer. Adrien hablaba demasiado cuando Joshua era de pocas palabras, le robaba su concentración.

¡Adrien! —gimió en voz baja, con sorpresa, cuando sintió los labios de su novio en su miembro. Una explosión de sensaciones subió acalorando su cuerpo haciéndolo jadear, su espalda arqueada suavemente. — Sigue así, lindo —le daba muchísima vergüenza, pero joder que lo estaba disfrutando, acariciándole el cabello entre espasmos de placer, gemidos de deseo que lo obligaban a cubrirse la boca para no llamar la atención. — Adrien, lindo, voy a… hacer un hechizo, ¡espera! —le pidió, casi suplicante, para que lo dejara buscar su varita e insonorizar la habitación.

Le daba miedo que alguien los encontrase en esa situación tan íntima, con su novio en sus piernas mientras lo dejaba atenderlo con su boca, arrancándole gemidos y suspiros de deseo. Su cálida lengua en su miembro daba sensaciones maravillosas que lo estaban haciendo perder el sentido, enredando sus dedos en su cabello para intentar, aunque fuera un poco, soportar el increíble placer que estaba recibiendo. Se estremeció, empujando la cabeza de su novio, cuando el calor se centró en un cosquilleo en su vientre bajo, evidencia tangible de que estaba por terminar y no quería hacerlo todavía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.360
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 917
Puntos : 682
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Mar Mar 27, 2018 4:16 am

El cuerpo de su novio se movía al ritmo que él marcaba, sonriendo en medio de su acción al saber que el causaba aquello en Josh, solo con su boca en una zona erótica, solo con leves movimientos algo torpes por la inexperiencia y ya lo tenía diciendo su nombre, no pensó que podría derretir el hielo de esa forma, que el siempre rostro suave, sereno de Josh le pudiera mostrar nuevos matices, lo veía, lo sentía, el cuerpo ajeno junto al suyo, podía palpar su placer, se podía apreciar en el aire, saborearlo, verlo, incluso olerlo, como un animal salvaje se estaba deleitando de su presa. Las caricias y los sonidos eran su motivación a continuar, tan mal no lo estaba haciendo, pero dejó su acción, separando su boca de la carne que se le presentaba para que Josh pudiera hacer el hechizo, puede que el Ravenclaw lo hubiera pensado y se avergonzó por su propia actitud pues se olvidó de donde estaba, lo que pudiera pasar si los encontraban pues todos sus sentidos estaban puestos en la persona que amaba, que idolatraba, por la que se esmeraba en darle un gran futuro.

- Poetry on your body - susurra, no reanudando de inmediato la acción anterior, sino que besaba las piernas ajenas, su mano acariciaba el pecho de Josh - you got it in every way - le canta mientras sus labios suben olvidándose de la zona anterior, llegando al abdomen de su novio - I am hot for you in every way - y lo estaba, sentía su piel arder si no tocaba a Josh, su cuerpo reclamaba estar piel con piel, dolía tanto, porque no solo era lujuria lo que recorría por sus venas, era querer demostrar cuánto lo amaba, cuanto necesitaba de su compañía, el no querer perderlo, el temor de que se alejara ¿qué iba a ser de él sin el Ravenclaw? Por eso esta noche necesitaba mostrarle cuanto lo amaba, como el deseo ardía en él por cumplir todos los caprichos de su novio, necesitaba adorarlo, besarlo, lamerlo, amarlo porque no podría resistir más ¿desde cuándo se ha vuelto de esa forma? Es como si nada lo saciara, era una constante presión en su pecho que reclamaba a Josh, ¿cuándo se volvió tan dependiente? Se estaba volviendo un adicto y no quería tener cura.

- Let me see. Wanna free you with my rhythm - Sube poco a poco por el pecho expuesto, susurrando cada palabra mientras besaba la piel ajena, no le iba a dejar marcas por supuesto pero tampoco estaba dejando un lugar sin explorar con sus labios. Al llegar a la boca ajena le muerde con suavidad, Adrien no es de morder mucho prefiere ser mordido por Josh, lo ha descubierto en los meses que llevan juntos, al inicio no sabía bien el porqué de sus reacciones pero simplemente, ahora sabe que lo ama - I'mma turn up with my rhythm -Susurra en los labios ajenos, parece que lo va a besar pero no lo hace, aparta con rapidez su boca para ir bajando sin detenerse hasta el sitio donde le estaba dando placer al Ravenclaw, ahí retoma con suavidad, con tortura su acción - Won't you let me be your rhythm tonight? - Hace que su aliento golpee la piel sensible, quiere explotar todas las emociones de Josh ¿sentirá lo que él está sintiendo en ese momento? - I wanna be your muse - Quería ser más que eso para Josh pero se conformaba con esa noche ser la inspiración que le daría el placer, el que le permitía crear bellos sonidos, bella música acordes al movimiento, leería su cuerpo, le llevaría al éxtasis mientras se deleitaba observando, palpando y sintiendo con todos sus sentidos puestos en Josh ¿habría mejor forma de amar?

Retoma su acción, esta vez sus manos no se quedan quieta, quiere hacer que se mueva, que sienta la intensidad con que lo ama, lo que está dispuesto a hacer por él sin embargo, no es un sacrifico para Adrien porque lo ama tanto, además que también lo está disfrutando su cuerpo está sensible solo por esto, solo por ver a Josh tan descompuesto, sus dedos se concentraron en el pecho sintiendo el movimiento errático por la respiración ajena y entonces es apartado, sus ojos están vidriosos, se lame sus labios que están rojos y su cabello totalmente despeinado, no sabe si es erótico, no tiene mucha idea de lo que es eso más allá de la definición del diccionario, pero nota que Josh no está diferente a él y su propio corazón retumba en su pecho, él fue quien hizo esto posible, la emoción le sobrecoge - You body's poetry. - Y con esas palabras besa a Josh, aunque sus labios ya no estén en el sitio que parecía enloquecer a Josh, Adrien no podía separarlo del cuerpo ajeno, como con anterioridad había torturado a su novio sin darle ningún beso ahora lo recompensaba - Feel my rhythm in your sistem, this is heaven - susurra antes de volver a besar los labios ajenos, puede que se esté comportando como un animal salvaje, puede que no sea la actitud de un Lévesque, pero está dando todo de él esta noche porque se siente libre, sin ataduras, porque solo es Adrien, la persona que ama con locura a Joshua y se siente como aquel paraíso que pregona las religiones, aquel Olimpo buscado por los humanos sin saber que lo tienen en la tierra.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Mar 27, 2018 11:41 am

Adrien obedeció cuando le pidió un momento de paz para hacer el hechizo insonorizador, aunque éste no tenía planes de callarse pronto. Lo desconcentraba escucharlo hablar, su voz en son de una melodía en voz baja, erizando la piel de sus piernas cuando lo sintió besándolas al acariciar su pecho. Sus labios recorrían su piel como una especie de mapa, marcando un camino de placer y lujuria. El romance se sentía en el ambiente, no era sólo el calor del momento, calaba en el pecho como una dulce sinfonía que no pretendía dejarlos abandonados al placer carnal sin impregnar el cariño que se tenían.

Su respiración tembló al volver a sentirlo en su entrepierna, Adrien lo estaba torturando con la suavidad con que le trataba, cantando y respirando en su piel húmeda. Su cuerpo tenía pequeños estremecimientos de placer y ansiedad, el corazón lo sentía agitado y la vergüenza poco a poco estaba bajando. El tiempo no se detenía aunque parecía haberse congelado y sólo ellos dos eran capaces de moverse, con el sonido de la lluvia ahí fuera de la torre, dos corazones que daban vuelcos. Su cabeza daba vueltas fuera de control, sentía que estaba a punto de estallar, gimiendo y jadeando el nombre del joven que lo hacía perder toda lógica.

Lo hizo apartarse cuando se sintió peligrosamente cerca de perder su cabeza por completo, totalmente descompuesto. Pudo sentir asco del lugar en que la boca de su novio había estado al momento de besarlo, pero lo sujetó por los costados de la cabeza besándolo con ansiedad y deseo. Se enredó con él en un abrazo devorando por completo sus labios, queriendo sentirlo tan suyo como Adrien le hacía sentirse de su propiedad. Los dos estaban locos, pero locos de amor. Saciaban la sed que tenían del otro entre besos y caricias hasta que fue el turno de Joshua. No quería dejar a Adrien como el único que se interesaba en darle placer.

Relájate, lindo… —le pidió, besándole los labios y empujándolo poco a poco hasta acostarlo en el suelo. — Te amo —susurró, deshaciéndose lentamente de la ropa de su novio. Sus manos temblaban al hacerlo, aunque intentaba tranquilizarse. ¿Hasta dónde eran capaces de llegar aquella noche? La inexperiencia de Joshua era evidente, pero como cualquiera habría escuchado en conversaciones cómo se avanzaba, ¿cómo era eso en una relación entre dos hombres? El calor iba subiendo en su cuerpo tan sólo de imaginarlo, deslizándose a través del cuerpo de su novio.

Empezó por el cuello, mordiendo aunque sin dejar marca alguna, antes de bajar a través de su pecho. Sentía que su rostro estaba intensamente sonrojado, apoyó su frente unos segundos encima del corazón del francés buscando en éste paz. Estaba agitado, casi tanto como el suyo, y besó encima con ternura antes de continuar con su recorrido. A diferencia de su novio, Joshua no medía la fuerza de sus dientes cuando mordía, dejando pequeñas marcas, besando y lamiendo todo a su alrededor. Lo hizo con uno de sus pezones, lamiéndolo hasta sujetarlo con sus dientes, dejándolo erecto.

No atendió el otro sino que siguió bajando a través de su vientre, deteniéndose cuando se encontró frente a frente con su miembro. Era extraño, un poco desagradable si tenía que decir la verdad, pero quiso hacer un esfuerzo. Cerró los ojos e ignoró lo que estaba alrededor, quería hacerlo y decidió hacerlo. Lo sujetó con su mano, acariciándolo mientras besaba una de sus piernas antes de decidirse a hacer algo, lamiendo lentamente y con timidez. Era torpe en sus movimientos, humedeciéndolo en su longitud antes de centrarse durante unos segundos solo en la cabeza, chupando como si se tratase de un dulce.

Se dio cuenta de que había humedad que no correspondía a su boca, lo que volvió a subir su vergüenza. No se le podía culpar cuando era el primer contacto con el líquido preseminal de cualquier miembro. Mantenía los ojos cerrados, deslizando una de sus manos para entrelazar sus dedos con los de una mano ajena, lamiendo poco a poco hasta que se atrevió a meterlo en su boca. Fueron tan sólo centímetros antes de tener que sacarlo de nuevo, jadeando y usando su lengua lo más que podía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.360
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 917
Puntos : 682
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.