Situación Actual
8º-15º // 29 de mayo luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Ryan G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Beatrice B.Mejor User
Jazmine.Mejor roler
Nailah & AndreasMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Samantha L.ESPECIAL II
Laith G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

¿Eran ajos o cebollas? —Maverick.

Danielle J. Maxwell el Vie Feb 16, 2018 4:48 am


No sabía de dónde narices iba a sacar yo información de la organización 'Vlad e hijas', pero como una buena bruja estratega, me lo curré porque mi mentor me lo pidió y quería demostrarle que yo podía averiguar cosas. Hubiera sido más fácil averiguar sobre la hibernación de los hipopótamos australianos y no por una organización secreta mágica, pero no importa. Empezaría fuerte. Aproveché que puedo ir por todos lados sin preocuparme de mi vida, preguntando sobre esa organización. Pregunté a mis amigos de la universidad en plan rumor extraño que había escuchado, también pregunté por el Callejón Diagón a los típicos señores simpáticos que te venden cosas en las tiendas... pero no fue hasta el Caldero Chorreante, cuando fui a tomarme una cerveza gratis a manos de mi buen amigo, el nuevo encargado, que el señor que estaba al lado mío en la barra sabía lo que era la organización de Vlad e hijas.

Y ESE SEÑOR, LO SABÍA.

Me contó una historia toda mística sobre vampiros primero, tanto que yo estaba flipando en colores psicodélicos, pero tanto que de verdad me creí que mi cerveza de mantequilla tenía alcohol. ¿Por qué narices me contaba toda esa mierda sobre vampiros? No entendía nada. No obstante, como soy una Hufflepuff educada y el señor parecía un tipo majo, esperé paciente para ver por dónde iban los tiros.

Y claro... claro... cuando me dijo que 'Vlad e hijas' era una organización de vampiresas, solo pude pensar una cosa. ¿Qué nombre del carajo es 'VLAD' para una mujer? ¡Estaba clarísimo que Vlad venía de Vladimir! ¡Y Vladimir es un hombre! ¿Existirá el nombre de Vladimirla? ¿Vlademort, la prima de Voldemort? Por casi me descojono por mis propios pensamientos frente al tipo majo mientras él me hablaba super serio de las señoras vampiresas super dignas.

El caso es que había conseguido información: sabía en dónde se encontraban y que eran vampiresas todas. Yo creo que era buena información a la hora de presentarme de nuevo frente a Maverick. Así que había quedado con él en el refugio y le había dicho todo lo que sabía y, partiendo un poco de eso, fue cuando quedamos al día siguiente—hoy—, para ir a ver cómo iba todo eso y cumplir con la misión que nos dio Dumbledore. Quedamos en el refugio—para variar, nótese la ironía—y yo llegué la última a propósito sólo para que él me esperase. En realidad había llegado a la hora pero me escondí para hacerle esperar y que supiese lo feo que era hacer esperar a la gente. Aunque en realidad sólo le hice esperar ocho minutos porque me estaba sintiendo mal conmigo misma.

Llegué frente a él, contenta y sonriente, con un mapa en la mano y sin skate. Ya me había quedado claro que no le gustaba mi skate. También llevaba una mochila, en donde tenía un palo de madera no-mágico—nunca se sabía—, y cuatro cebollas. No fue hasta mitad de camino que me di cuenta de que en verdad eran ajos, no cebollas. Así que no lo mencioné.

¡Hola! —Le saludé, pero rápidamente abrí el mapa—era de esos que se doblaba cuarenta y tres veces, por lo que me costó unos segundos abrirlo por completo, por lo que en verdad no fue rápidamente—y se lo mostré. —Mira, he apuntado con un punto azul las entradas y salidas del refugio y el punto verde es la zona industrial en donde residen. Creo que es un almacén, o un edificio muy grande. No sé, no he ido. Así que deberíamos salir por esta salida de aquí —señalé la salida más cercana y asentí—, y así llegamos en un santiamén.

Y comencé a cerrar el mapa. Era casi de noche, ¿era inteligente ir a visitar vampiros de noche? Perdíamos muchas oportunidades a la hora de huir, sólo lo digo. Aunque también está claro que si es de noche, estarán despiertas.

¿Lo tienes todo? ¿Nos vamos ya? ¿Tienes algún consejo de mentor sabio para mí o me los vas a ir diciendo cada vez que cometa un error? —pregunté divertida, elevando una ceja y todavía cerrando el mapa.

Saqué la lengua por fuera, un poco estresada en busca de los pliegues adecuados para cerrar el mapa. Madre mía, santísima purísima... ¿en qué momento pensé que traer el mapa era buena idea? Lo seguí intentando, hasta que me cansé.

Ya no necesitamos el mapa. —Sonreí y lo hice una bola.

Estaba especialmente emocionada, por si no se notaba.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.530
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1441
Puntos : 814
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Maverick O'Connor el Mar Feb 20, 2018 2:55 pm

— Maverick y Danielle, ustedes se encargarán de encontrar a los fugitivos extraviados en su última misión, nos han llegado rumores de que la asociación “Vlad e hijas” podrían tener información al respecto.

Recordaba con absoluta exactitud cuales habían sido las palabras de Albus Dumbledore en la reunión referentes a la misión encomendada para Danielle y él. De hecho su mente podía reproducirlas con el mismo calmado y a la vez imponente tono de voz del anciano que lideraba la Orden del Fénix. ¿Significaba aquello que habría pasado todo el fin de semana encerrado en casa elaborando un meticuloso plan para dar con la organización de Vlad y sus vástagas con la intención de recabar pistas al respecto del grupo de fugitivos desaparecido? No exactamente. ¿Se había pasado el finde sin salir para nada de casa? Sí. ¿Había dedicado el más mínimo pensamiento a los designios de Albus para con su ahijada en la Orden? Para nada. Había pasado el viernes noche en vela viciando al nuevo videojuego de Batman producido por Telltale, amanecido a las cinco de la tarde del sábado para seguir jugándolo hasta altas horas y terminar el domingo atiborrándose a comida basura en el sofá mientras miraba toda clase de documentales en Netflix. ¿Por qué los magos no se preocupaban de estudiar el cosmos y todo ese universo desconocido que les rodeaba?

Para el caso, ese día acudió el refugio dispuesto a llevar a cabo la primera misión junto al pequeño saltamontes que le había asignado Albus sin tener la menor idea de a qué se iban a enfrentar, quién era el tal Vlad y por qué usaba a sus hijas como organización. Podía parecer irresponsable por su parte, y de hecho, lo era, pero… ¿Quién no necesitaba de vez en cuando desconectar de los quehaceres y la rutina? Ser un fugitivo y tener un rostro reconocible en cualquier rincón del mundo mágico y muggle era algo que acabaría desgastando a cualquiera.

Miró a su reloj mientras reflexionaba sobre todo aquello durante su espera en la esquina del patio en la que siempre coincidía con su joven aprendiz. Por una vez, no había llegado tarde, si no inusualmente puntual. Con tiempo de antelación, incluso. Lo cual le hizo menos soportable la espera. Odiaba una gran cantidad de cosas en la vida, y una de ellas era que le hiciesen esperar. Era una persona totalmente impaciente en ese sentido y Danny tan solo tardaría dieciocho minutos en comprobarlo. En cuanto la vio aparecer, no saludó entusiastamente como había hecho ella.

- Llegas tarde. Dieciocho minutos tarde. – ni siquiera tuvo que volver a mirar de reojo a su muñeca, había contado cuidadosamente el tiempo que se había demorado. – Ocho minutos más tarde de la hora acordada, más otros diez de antelación que deberías tomarte dada tu condición de aprendiz. ¿En la escuela te dejaban entrar a clase llegando dieciocho minutos tarde, Danielle? Si fuésemos justos, deberías quedarte aquí mismo. – sí, estaba molesto, y no tenía inconveniente en hacerlo notar. Pero tampoco se iba a cebar completamente con ella de buenas a primeras. Bufó, un tanto resignado.– Por suerte para ti, la justicia no es algo que impere hoy en día.

Se rascó la barba de tres días mientras observaba el mapa que había traído y escuchaba cuales eran las entradas y salidas de donde presupuso que encontrarían al tal Vlad. Y a sus hijas. ¿Salir a pie del refugio? Siempre abandonaba el subsuelo apareciéndose, y conocía al dedillo las entradas, pero no tanto las salidas. Sin embargo, omitió ese detalle.

- No te alejes demasiado de mí. ¿Todavía no pasaste el examen de aparición, verdad? Si nos vemos en apuros, cógete de mi brazo y volveremos a aquí mismo. Ah sí… Uno de mis últimos compañeros terminó con las tripas por fuera. ¿Procura no seguir su ejemplo, vale? Albus me estaría atormentando con eso hasta el fin de mis días en la Orden. – dijo aquello último medio en broma, medio en serio, como si tratase de aliviar la tensión que podía quedar tras la bronca inicial que le había echado. O antes de iniciar una misión hacia lo desconocido.

Ambos iniciaron el camino hacia la salida indicada en el malogrado mapa, momento que el norteamericano aprovechó para comprobar si de verdad la rubia había hecho caso a sus indicaciones tras salir de la reunión de la Orden.

- ¿Qué has averiguado del acerca del tal Vlad y sus hijas? – preguntó, dudando seriamente si había jugado una buena carta confiando el recabar pistas e información sobre la misión en su persona.  
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Chris Evans
Edad del pj : 36
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.200
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Leprechaun
RP Adicional : 000
Mensajes : 85
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5438-maverick-o-connor#80350 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5467-maverick-o-connor-relationships#80708 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5469-las-cronicas-de-maverick http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Jue Feb 22, 2018 1:03 am

Dieciocho minutos no eran tantos minutos, pero podía entender perfectamente que esperar era, diciendo claro y feo, una putísima mierda. ¡Y así sabía lo que se sentía! Sin embargo, como buena farsante, atendí su bronca como si realmente me la mereciera, cuando en realidad todo estaba perfectamente calculado. Además, lo peor que podía hacerme Maverick era no dejarme ir con él y yo iba a ir de todas formas, así que lo tenía todo planeado. TODO. Para que luego me digan que no sé hacer planes maestros.

Lo siento —le dije a Maverick.

En verdad había sido un poco sucio por mi parte; hacerle esta jugarreta justo el día en el que llega a la hora. ¿Estará emocionado por tener una misión conmigo y por eso llegó pronto? Seguro que era por eso. Yo quería pensar que era por eso.

Me empezó a dar lecciones y, pese a que mucha gente lo tacharía de viejo cascarrabias, yo atendí con profesionalidad porque... básicamente era la primera vez que alguien me daba lecciones, así que qué menos que seguirlas y aprender. Se supone que él sabía. Yo confiaba en que él sabía. Se suponía que había sido un pro allí de dónde viniera, ¿no? Pues de algo tiene que servir. Quizás debería de preguntarle un poco por su vida, porque no tengo ni idea de nada de él.

Sí sé aparición —le respondí, no fuese a pensarse que yo era aquí una inútil o algo, que mi pasado como Hufflepuff me deja el listón muy bajo. —Intentaré fervientemente que las tripas se queden dentro de mí, gracias por el aviso —añadí divertida.

Comenzamos a caminar hasta la salida, recibiendo la pregunta sobre la información que había recabado. Ya se la había dicho, pero suponía que esperaba algo más al respecto. No sé que esperaba que hiciera para conseguir información de una organización que parecía casi secreta, pero tampoco tenía mucho más que decirle. Sopesé la idea de advertirle de que era una organización enteramente femenina cuya ideología quizás iba un poco en contra de los modelos humanos masculinos pero... no lo hice. ¿Por qué? Porque Maverick me parecía una persona fascinante, pero demasiado seria. Y, sinceramente, tenía muchísimas ganas de ver cómo se enfrentaba a eso sin ningún tipo de aviso.

Pues lo que ya le conté... Lo único que conseguí de más para ahora fue la referencia del lugar, la cual no es totalmente exacta —le contesté, para entonces señalar a mi mochila. —Tengo cosas contra vampiros. Estacas y eso. Nunca se sabe —informó, por si en algún momento estábamos en una situación de máxima urgencia y él tenía mi mochila a mano, pudiese acceder a la estaca y a la... cebolla. ¿Os imagináis la cara de Maverick sacando una puta cebolla de mi mochila y enseñándosela al vampiro? Con la misma el vampiro se descojona en su cara y tiene tiempo de salvar su vida, ¿vale? Nada es tan inútil como parece. —Lo que sí es que quién me informó de ellos me dijo claramente que tenían bastante... mal humor. Son un poco orgullosos y cascarrabias. ¡Ah! Vlad es una mujer. No sé cuál será su auténtico nombre, ni cuántos años tiene, ni nada más. Pero para que vayas mentalizado de que tratarás con una vampiresa sexy y esas cosas.

Llegamos a la salida, saliendo. La redundancia de la vida, ¿eh? Estaban las personas que decían cosas redundantes, las que decían cosas subnormales y luego estaba yo, que decía las dos cosas, creando un perfecto combo de retraso mental digno de una ameba deficiente. En fin... una vez estuvimos al aire libre, en medio de aquel área industrial de Londres y sintiendo una terrible oleada de viento azotando mi cabellera rebelde, le di la vuelta a mi mochila para sacar de ella—la cebolla no—la gorra y ponérmela para que el pelo dejase de molestarme, además de que así me ocultaba un poquito, que me exponía demasiado saliendo con Maverick a la calle en plena luz de las farolas.

Bueno, según el mapa es doblando aquella esquina, al final de la calle. ¿Qué pretendes que hagamos? ¿Tocar en la puerta y esperar a que nos abran o cómo? ¿Crees que sea un sitio vigilado por el Ministerio o algo? ¿Y si hay gente observando? —A él quizás le daba un poco igual, pero si a mí me veían con él probablemente me destrozase la vida. —¿Has pensado lo que te dije el otro día del hechizo de animales? Quizás para caminar así, por la calle, tan tranquilos, uno de los dos debiera de convertirse en animal e ir en el hombro del otro o algo. No sé. Quizás vendría bien para mi integridad física, sobre todo. —Y si necesitamos al otro, siempre podemos lanzarlo al grito de 'te elijo a ti' mientras conjuramos un 'finite incatatem' no verbal. Sería super épico, como elegir a un Pokemon para que luche por ti.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.530
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1441
Puntos : 814
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Maverick O'Connor el Dom Feb 25, 2018 9:16 pm

Así que Albus Dumbledore les mandaba a tratar con una organización de vampiros sin ánimos de lucro para recabar información sobre un grupo de fugitivos… Desaparecidos. Rodó los ojos, pensativo, mientras seguían recorriendo el callejón. ¿Acaso no era obvio que, si dicho grupo de prófugos se había cruzado con una manada de vampiros a plena luz de la luna – vampiros sí, no licántropos – habrían acabado siendo el aperitivo perfecto para saciar sus ansias de sangre? No sabía lo racionales que podían llegar a ser esas criaturas, pero en lo que a hambre se refería… Diablos, también él devoraría una bandeja llena de donuts glaseados si no había merendado y se la presentaban delante de sus narices. En teoría, Albus Dumbledore era un mago mucho más experimentado que todos ellos. También él podría haber llegado a dicha conclusión así que… ¿Por qué les mandaba a tratar con vampiros en mitad de la noche?

Era un alivio y una sorpresa que Danielle supiese hacer uso de la aparición. Así podría escapar aún sin la necesidad de estar a su lado. Dibujó una mueca divertida en su rostro cuando hizo mención a las estacas que llevaba para ahuyentar a las bestias de la noche. - ¿De verdad esperas que se queden pasmados frente a ti esperando a que les claves una estaca? ¿Con cuantos vampiros te has topado a lo largo de tus dieciocho primaveras? – no es que él se hubiese encontrado con muchos, pero tenía entendido que lo de las estacas, el ajo y las cruces de plata no eran más que cuentos de las películas muggle. – Ellos tienen poderes sobrenaturales. Fuerza y velocidad sobrehumana, ya sabes… Pero recuerda que no son capaces de hacer magia. Jugamos con esa ventaja. Un Lumos Fulminate les dejaría fritos. Pero creo que con un Lumos Solem bastará para espantarlos si se acercan más de la cuenta… Si te ves en necesidad, procura conjurar silenciosamente. Y rápido. Si dudamos un segundo es probable que nos hayan hincado el colmillo en toda la yugular… En ese caso, estaremos jodidos. Sobre todo, no pierdas la varita.

No era precisamente tranquilizadora la idea de tener que enfrentarse a un grupo de vampiros ellos dos solos cuando jamás antes habían trabajado juntos. Tan sólo quedaba esperar que la misión desembocase en un simple diálogo con dicha organización y se evitasen de males mayores… Aunque el que dijese que sus anfitriones tenían por lo general bastante mal humor no invitaba a pensar que tendrían lo que se dice un encuentro cordial.

Levantó una ceja y la miró con cara de “¿Me lo estás diciendo en serio?” cuando esta sugirió que la convirtiese de nuevo en ardilla para poder pasear campantemente por los nocturnos callejones de la ciudad en su compañía. – Tener un mentor fugitivo no iban a ser todo ventajas. – le contestó, riendo en voz baja con cierto toque sarcástico. – Mi cara empapela cada rincón del Londres mágico y me paseo prácticamente cada día por las calles. Si yo puedo pasar desapercibido con una gorra y unas gafas de sol, tú también podrás. – giraron la esquina, andando tranquilamente hacia el final del callejón, a cada paso más oscuro, donde se encontraba el mentado almacén. Tenía toda la pinta de nave industrial.

- Si es un sitio bajo la vigilancia del Ministerio seguro que hay alguien esperando para darnos la bienvenida. Mantente alerta. – le sonrió, tratando de infundirle cierta seguridad, antes de llevar el dedo índice a sus labios indicándole que a partir de entonces, guardase silencio. Apuntó primero a sus pies, luego a los suyos para conjurar un Muta Silentia que silenciase los pasos de ambos y a continuación, apuntó directamente a sus ojos.  Nocte Visionem le permitiría gozar de visión nocturna momentánea por un periodo de tiempo aproximado a una hora. A su parecer, era bastante más práctico que el Echoes que te enseñaban en el colegio. Aplicó el mismo hechizo a sí mismo antes de continuar hasta llegar a las grandes puertas metálicas de la guarida de Vlad y sus hijas. A pesar de sus teorías previas, no parecía esperarles nadie…

Hasta que se escuchó un siseo casi impercetible rasgando el silencio de la noche y una figura femenina se personificó ante ellos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Chris Evans
Edad del pj : 36
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.200
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Leprechaun
RP Adicional : 000
Mensajes : 85
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5438-maverick-o-connor#80350 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5467-maverick-o-connor-relationships#80708 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5469-las-cronicas-de-maverick http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Mar Feb 27, 2018 12:47 am

Yo creo que Maverick se cree de verdad que yo tengo un serio retraso mental o algo así. Y no sé cómo tomarme eso. ¿Debería ofenderme? No sé si debo ofenderme porque mi mentor crea que soy gilipollas o si es algo normal en los mentores convencionales, pero vamos, la mirada que le eché de pocos amigos fue bastante evidente cuando me dijo que si pretendía enfrentarme a vampiros subnormales que me dejasen su inerte corazón a punta de estaca.

Es en plan emergencia final, ¿sabes? Claro que no espero que se queden pasmados frente de mí... —Omití el hecho de corroborar que era evidente de que no me había enfrentado jamás en mi vida a un vampiro. Era obvio, ¿no? Había traído putas cebollas.

Atendí con atención—válgase la redundancia, oye—a sus explicaciones, pues a pesar de que seguía teniendo la sensación de que me estaba tratando como una retrasada mental, en realidad me venía super bien que me recordase esas cosas. No es por nada, pero yo me pongo muy nerviosa en estas situaciones y se me olvida que sé conjurar pensando y no gritando como una loca que va a buscar la ropa tendida al ver que está lloviendo. Asentí varias veces y, aunque tenía la duda de que si un Lumos Solem mataba a un vampiro, no la hice en voz alta. Pero era lógico, ¿no? La luz del sol mata vampiros. El Lumos Solem simula la luz del sol. Uno más uno son siete según Fran Perea. Y todo eso.

Pues a mí no me parecía tan guay eso de ir con una gorra y unas gafas, porque no sé, mi pelo de león electrocutado era bastante fácil de reconocer, ¿vale? Y sentía que no me cubría lo suficiente. De verdad, iría mucho más segura disfrazada de ardilla, pero no insistí porque la cara de Maverick evidenció que era una mala idea. Catastrófica.

Está bien... —le contesté, un poco asustada. ¿Es un lugar protegido por el Ministerio? Porque eso me asustaba. Si estaba protegido por el Ministerio es que había aurores. Y si había aurores... podían verme. Pero claro, ¿qué gobierno en su sano juicio protege un jodido lugar en donde se reúnen vampiros? Yo creo que saldrían perdiendo.

Comenzamos a caminar silenciosamente y, con la varita en la mano, hasta la puerta principal. Hasta ahí todo estaba bien y... claro, ahora venía la parte fácil: tocar y ver qué pasa. A mí ese plan no me convencía demasiado, pero supongo que es mucho más respetuoso que contribuir al allanamiento de morada. Son muertos, pero aún así supongo que no les gusta tener intrusos. Y la verdad que dar motivos para convertirnos en zumo de vampiro tampoco llamaba mucho mi atención.

Sin embargo, antes de poder hacer mucho, un ruido nos alertó. Para cuando quise darme cuenta de lo que era y girarme para corroborarlo, ya una señora estaba delante nuestra.

Vampiresa 1:

Que a ver, cuando digo 'señora' no os imaginéis a una persona de cincuenta años. No. Aquella persona podía tener hasta trescientos que un poco más y hasta parecía más joven que yo.

¿Os habéis perdido, queridos? —dijo la mujer, acercándose a nosotros, más concretamente a Maverick, pues yo desde que apareció di un paso hacia atrás para ocultarme un poco por detrás de mi mentor, mirándola con fascinación. —Esto es un lugar peligroso, sobre todo para magos extraviados, ¿no los sabíais u os gustan las experiencias fuertes? —Miró significativamente nuestras varitas.

Buscamos a Vlad —dije yo, desde detrás. Concisa, rápida. —¿Eres Vlad?

Soy Scarlett, la encargada de que aquí fuera no pase nada que moleste a Vlad. ¿Por qué pensáis que Vlad querrá veros? Tiene mejores cosas que hacer que atender a perdedores. —Miró entonces directamente a Maverick. —Sobre todo a los que están por todo Londres Mágico evidenciando su ideología. No queremos problemas con el Ministerio. —Mintió.

No sería la primera ni la última vez que Vlad ayudaba a magos, pero no por su buena voluntad de vampiresa milenaria, sino por negocios y conveniencia. El nuevo gobierno no trataba del todo bien a los de su especie.

Scarlett: #9999ff
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.530
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1441
Puntos : 814
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Maverick O'Connor el Lun Mar 05, 2018 7:14 pm

El primer contacto con los vampiros resultó ser mucho menos tenso de lo que pudiese esperar en primera instancia. A ver, tampoco es que fuesen criaturas irracionales que fuesen a lanzarse a sus cuellos sin mediar palabra, bien era sabido que estos profesaban cierto respeto hacia los humanos que sabían hacer uso de la magia, pero… Cuando uno visita una guarida de vampiros cayendo la noche no puede esperar tener un encuentro lo que se dice cordial. O por lo menos eso pensaba antes de que les recibiese esa vampiresa de muy buen ver. Otra cosa quizá no, pero había que admitir que dichas criaturas se conservaban muy bien. Demasiado. ¿Es que acaso todos los vampiros recibían los colmillos en su cuello en el año más propicio de sus vidas? Casualidad no le parecía. Seguro que había alguna clase de conspiración detrás de todo aquello.

Para su sorpresa, Danny fue la primera en articular palabra. Y, por una vez, parece que no abrió la boca para decir sandeces, logrando ser bastante concisa en su pregunta.

- No venimos a buscaros problemas con el ministerio. ¿Tú misma dices conocer mi identidad, no es así? Entonces debes saber que no nos hemos perdido. Que venimos hasta aquí por una razón.

- Al parecer la insensatez es una característica común en vosotros, los fugitivos… ¿No, Maverick O’ Connor? Vlad no os recibirá así como así. Y esa niña que viene contigo… - ladeó su postura, para observar más detenidamente a la joven que le acompañaba. – Su cara no aparece en los carteles… ¿Ahora os dedicáis a captar niños para vuestra causa?

Maverick puso los ojos en blanco. No le apetecía en absoluto estar teniendo esa conversación.

- No es de vuestra incumbencia quién decide o no sublevarse ante el gobierno de ese Ministerio al que tanto teméis. ¿Acaso eras tú mucho mayor cuando te hincaron el colmillo, Scarlett?

La vampiresa murmuró algo prácticamente imperceptible por lo bajo antes de darse media vuelta y dar unos sutiles golpes a la puerta metálica con el índice de su dedo. Las compuertas se abrieron ante ellos emitiendo un molesto chirrido. – No llevarás un bote de aceite en esa mochila, ¿no? Tal vez fuese un preciado presente para nuestras anfitrionas. – le susurró a Danielle con cierto tono jocoso. Acostumbraba a ser un maldito bloque de hielo durante la mayor parte del tiempo y con prácticamente toda la gente que le rodeaba… Pero tampoco pretendía que la joven se sintiese tensa al adentrarse en la guarida de unas criaturas que subsistían siglo a siglo bebiendo sangre de personas como él y ella.

El hechizo de visión nocturna le permitió dilucidar varias figuras en la oscuridad mientras avanzaban hasta adentrarse en la nave. Nave industrial, que por cierto, tenía toda la pinta de ser antaño una fábrica de zapatillas chinas, de esas que sobreexplotan a niños. ¿Se habrían zampado a todos los inocentes niños asiáticos? Recorrió la estancia con la mirada, pero… Por más que gozase de una momentánea visión nocturna eso no le conferiría poderes para detectar evidencias de masacres, crímenes o sangre. Por el momento, seguía sin ser Batman, aunque le acompañase siempre su aura trágica de anti-héroe.

Tan pronto como se abrieron las compuertas, volvieron a gruñir cerrándose tras ellos. Ambos quedaron sumidos en la oscuridad del lugar. Podía parecer que no veían un pimiento, pero claro…


Vampiresa 2: TRISS:
#990033


Una nueva voz rompió el silencio que les envolvía. Una de las figuras se acercó hasta a ellos, luego otra… Pronto, se vieron rodeados de otras tres mujeres, además de Scarlett. – Preguntaría que qué os trae hasta la guarida del lobo pero supongo que sería el sarcasmo nunca fue lo mío… - dijo una de ellas, sin la intención de sonreír ni un ápice.

- Venimos a hacer un intercambio… - empezó Maverick, antes de ser interrumpido. La vampiresa de sonrisa ladeada olisqueó el aire, con los ojos fijos en Danny.


Vampiresa 3: Yennefer:


#cc9900


- Huele a virgen. ¡Viene a ofrecernos una virgen en sacrificio! ¿Es eso lo que pretendes, verdad, fugitivo? – antes de que se diese cuenta, esta estaba recorriendo con los dedos su pecho, como si tratase de cautivarle. - ¿Qué quieres a cambio de tu virgen?

Maverick dio un paso atrás, apartándose con toda la naturalidad que el momento le permitía.

- Ella no es la moneda de cambio. Venimos a compartir información. ¿Quién de vosotros es Vlad? – preguntó, aguardando a que la líder revelase su identidad.


Vampiresa 4: Vlad:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Chris Evans
Edad del pj : 36
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.200
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Leprechaun
RP Adicional : 000
Mensajes : 85
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5438-maverick-o-connor#80350 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5467-maverick-o-connor-relationships#80708 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5469-las-cronicas-de-maverick http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Mar Mar 13, 2018 4:59 am

Pero bueno. Madre mía, la señora antipática. Me metió a mí de por medio en la conversación, llamándome niña con toda su cara. Claro, ella tendrá cuatrocientos años y todo ser mortal será una niña para ella. La miré con cara de pocos amigos ante el comentario innecesario y no dije nada, ya que Maverick se encargó de dejarle bien claro que no era de su incumbencia el por qué de estar yo allí, fuese fugitiva o no. Además, le hizo un zasca bien dado que la dejó callada. ¡Ese era mi Maverick antipático! Al fin y al cabo, si habíamos ido en son de paz es porque buscábamos algo de una manera pacífica. No entendía tanta hostilidad, ni ironía. ¿La gente no podía ser cordial y respetuosa?

Cuando entramos al interior de la fábrica, Maverick me hizo una broma, a lo que le miré un poco trastornada. ¿Tanta belleza femenina acompañada de tanta antipatía le había ablandado el corazón? Pero aún así, tuve que sonreír porque yo era de sonrisa fácil y, el hecho de que mi mentor malhumorado me hiciese un chiste, pues oye, yo lo valoro.

Una vez dentro de la fábrica, no tardaron en acercarse nuevas vampiresas a nosotros, aunque yo me limité a intentar parecer serena y seria y no separarme ni un centímetro de Maverick, que aunque sabía que las vampiresas de Vlad no tenían en muy alta estima a los hombres, ahora mismo era lo único que tenía a lo que apoyarme. No saqué la varita ni nada, ya que era evidente que esas cosas solo desentrañarían nuestras malas intenciones, cosa que no teníamos.

¡Oye! —Me quejé cuando una de las rubias decidió llamarme virgen y considerarme un objeto de sacrificio. ¡A mí! No sé que me ofendió más, que me considerase un objeto de sacrificio similar a una cabra, o que reconociese tan a la legua que era virgen, madre mía. ¿Oleremos especial o qué? ¿Nuestra sangre todavía no está revolucionada sexualmente y por eso los vampiros nos huelen de manera diferente? Ahora me ha dejado super rallada y no entiendo nada en esta vida. Obvio no dije nada, sino que ese 'oye' cargado de indignación me salió de lo más profundo de mi ser al escuchar tremenda acusación. Por suerte, Maverick dejó claro que no era ningún tipo de objeto de sacrificio.

Me había sentado muy mal que me comparasen con una cabra o una vaca. Y que me llamase virgen. Que lo soy, pero esas cosas no se van diciendo así como así en voz alta, ¿vale? Éramos mujeres, se supone que nos apoyábamos.

Ya no simpatizaba lo más mínimo con esa señora.

Yo soy Vlad —dijo entonces Vlad, obviamente. No lo iba a decir otra que no fuese Vlad. O sí, para despistar. Pero no era el caso. ¿Cómo podía esa señora ser tan preciosa, alguien sería capaz de explicármelo? Gracias. —No comprendo qué se le pierde a un fugitivo aquí. Que mi organización preste ayuda a los tuyos no quiere decir que estemos interesados en mantener más del contacto necesario con vosotros. Lo que hacemos, lo hacemos de manear puntual.

¿Qué había dicho? Yo todavía estaba mirándola.

Nos dan igual los bandos en la guerra que libráis los magos. Nunca hemos sido aceptados por vuestra sociedad, por lo que nosotros no nos inmiscuiremos en vuestros asuntos —dijo Triss, acercándose a Vlad.

Somos mujeres que tenemos el cuerpo para el pecado y la mente para los negocios... —susurró entonces Yennefer, apareciendo detrás de Maverick mientras pasaba su mano por los hombros del tipo. Madre mía, el coqueteo. ¿Pero esta gente no odiaba a los hombres? Me engañaron. —Y sólo nos interesan los tratos si salimos ganando.

No queremos un intercambio justo porque no creemos que os lo merezcáis, así que... ahora habla, ¿qué tienes para nosotras?

La virgen—yo—, ¿cómo narices pretendían que fuésemos capaces de dialogar un plan con esa negativa tan rotunda a negociar con nosotros? ¿Qué esperaban, qué le cediésemos el  trono de hierro si apoyaban nuestra causa y salíamos victoriosos en algún momento de nuestras vidas? Se me ocurrían muchas cosas que decir, pero tantas mujeres a mi alrededor me intimidaban de mala manera, por lo que me mantuve callada, esperando a que Maverick volviese a hablar. Él era el líder y, la verdad, a menos que se dirigieran a mí directamente o tuviese algo muy claro que decir... prefería mantenerme callada.

¿Sois del grupo que lidera Dumbledore o de esos famosos radicales que buscan solucionar esto por métodos más agresivos y violentos? —preguntó de nuevo, cruzándose de brazos y plantándose delante de Mavs. Vlad sabía más de lo que aparentaba y la respuesta a esa pregunta desencadenaría su comportamiento posterior. ¿Sería partidaria de la organización que lideraba el barbas o del modus operandi de los radicales?

Scarlett: #9999ff || Triss: #990033 ||Yennefer: #cc9900 || Vlad: #cc3366
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.530
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1441
Puntos : 814
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.