Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

start from scratch | ft Juliette H.|

Edward Westenberg el Miér Feb 21, 2018 7:46 pm



Lunes otra vez.  Se levantó de sopetón de su cama, que si no lo hacía así esos malditos cinco minutos más, sin excepción, siempre le cobraban la cuenta. Y ahora él no estaba para llegar atrasado, se le había presentado una oportunidad única de tener un trabajo que le ayudaría a obtener más galeones y por fin dejar de ser sólo una carga en la casa que tenían junto a Stella. Y eso le hacía feliz, le hacía sentir útil. Así que sin importar lo jodidamente temprano que era, no había nada que una ducha más un desayuno de campeones no solucionara.

Además, su nuevo trabajo le gustaba porque había pasado un largo tiempo viviendo en sus dependencias. Por lo que ya conocía a la mayoría del personal y se llevaba de maravilla. Así que lejos quedaba ese rol de encargado Grinch, él era más bien un encargado de local amigo. De esos jefes que uno le tiene confianza pero que al mismo tiempo cumple porque realmente se formaba un buen equipo entre todos. Se miró al espejo antes de salir y sonrió porque como a pesar de que ya llevaba un tiempo aún le sorprendía y le causaba gracia verse tan formal. Cualquiera que no le conociera pensaría que era todo un hombre serio. JÁ.

Y abrigado como un oso polar salió a congelarse a las calles de Londres. El nuevo gobierno había puesto en las tiendas hechizos anti aparición porque pensaban que así pillarían más fácil a los fugitivos. Pero ¿quién sería tan idiota como para aparecerse en el Caldero siendo perseguido por todos? Nadie, esperaba él al menos. Que no le gustaría verse en semejante aprieto.  En fin, por todo aquello es que no podía simplemente cerrar los ojos y aparecer en su lugar de trabajo y debía cruzar medio Londres. A pesar de todo, tenía la esperanza de pronto poder ahorrar para comprarse una moto. Sí, ya lo tenía todo fríamente calculado, de aquí a medio semestre tendría sí o sí en sus manos una. Palabra de lobo trabajador.

Llegó al Caldero y de manera ritual fue a saludar de manera personal a todos, hablaba un poco con ellos y de paso se volvía a alimentar, como si no hubiera comido nada en casa. Es que joder, las tartas de Marta era como manjar de dioses para el paladar, simplemente no se podía resistir a tan hermosa tentación.

El resto de la mañana pasó sin muchos problemas, papeleo por aquí, por allá.  Y a eso de las dos de la tarde se dió un break para almorzar. Que él sin comida se ponía de muy mala hostia, le empezaba a doler la cabeza y su estomago comenzaba todo un recital de quejas. Fue a las cocinas y se pidió el especial de día. Ñam, ñam se veía delicioso. Fue en busca de una mesa, cerca de los ventanales porque no había nada más monono que comer mientras se veía la nieve caer, pero al llegar se topó con una chica de rostro muy familiar...entrecerró los ojos, como si así pudiera descubrir mejor  a dónde la había visto y.... ¡PLAF! lo recordó.  ¡Era la hermana de Howells! WAAAA, que papelón había armado en su casa. Dudó unos segundos en si acercarse o no, pero como siempre se ha caracterizado por ser un impulsivo que anda siempre con la consigna encima de "no se pierda nada con intentarlo" fue a su mesa.

- Hola.- le dijo cuando llegó junto a ella ofreciéndole la mejor de sus sonrisas.- No sé si me recuerdas, soy Edward Westenberg. Fuí a tu casa hace un tiempo...- hizo una pausa para dejar su bandeja sobre la mesa y de paso desordenarse el cabello de manera inconsciente.- Bueno, ojalá no me recuerdes de allí porque no fue la mejor de mis versiones.- bromeó par aluego hacer una mueca con sus labios.- ¿Puedo sentarme a tu lado a comer? Prometo no comer tu comida esta vez.- bromeó una vez más, al recordar cómo se había devorado practicamente casi toda la comida de la abuela en la casa de los Howells.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 11.161
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 333
Puntos : 213
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Juliette Howells el Vie Mar 16, 2018 6:38 pm

Salía contenta de la exitosa entrevista que había hecho en el ministerio a una empleada, la verdad era que nunca se habría esperado tan buen recibimiento y menos en los tiempos que ocurrían pero si lo pensaba más fríamente, justamente por eso, por los tiempos que ocurrían al ministerio le interesaba mostrar una faceta más abierta  al ciudadano, aunque por dentro estuviese asquerosamente apestado. Fuese la razón que fuese, Juliette iba a aprovecharse de la presunta “blandura” del ministerio e iba a  hacer la mejor entrevista para sacar la mejor nota en su trabajo. Llevaba aproximadamente un mes metida con su trabajo de investigación y como siempre pasaba con cualquier cosa, Juls se implicaba hasta la médula.

Tras pasar toda la mañana con la trabajadora del ministerio, que por cierto, había sido muy amable con ella, decidió ir a comer algo al caldero chorreante. No era una cliente habitual pero si que había ido por ahí unas bastantes veces, era un sitio muy común y popular entre los magos y siempre era raro no encontrarse con algún conocido. Y ese día no fue la excepción para Juliette.

Entró en el caldero y se dirigió directamente a buscar un lugar donde sentarse porqué al ser un sitio muy conocido entre magos siempre andaba bastante lleno y más a esa hora donde todo el mundo salía de trabajar. Por suerte encontró una mesa en un sitio privilegiado con un gran ventanal donde se podía observar el paisaje nevado. A Juliette le gustaba el frío siempre y cuando ella se encontrase dentro de algún sitio, calentita. Se sacó la gran bufanda que llevaba siempre encima, el abrigo, dejó el bolso a un lado de la mesa y su libreta, su gran y preciada libreta en la mesa. Y después del ajetreo logró sentarse, era muy normal ver a Juliette siempre cargada.

Algo que le gustaba del caldero era que la comida que se servía era de esas que podía cocinar hasta su abuela, la típica comida de toda la vida. Amaba a sus padres, pero ni su madre ni su padre sabían cocinar tan bien como su abuela. Poppy tampoco lo hacía nada mal pero Juliette se negaba a comer nada de su elfa domestica. En fin, que se pidió una buena sopa bien rellenita de verduras, sin gluten, obviamente y se puso a comer tan ricamente.

Y entre trago y trago de sopita rica y calentita apareció una persona que interrumpió su ritual de comida. Era un chico de rostro muy familiar. Juliette se fijo en el chico durante unos segundos para averiguar quien era hasta que su cabeza le hizo click. Claro que sabía quién era, si a parte de encontrarse en Hogwarts se habían encontrado en su propia casa una noche que Juliette preferiría no haberse levantado nunca de la cama. Lo que no sabía era desde cuando ese chico era amigo de Ian, nunca los había visto juntos antes pero vaya que viéndolos charlar eran como uña y carne, los dos igual de fumaos, de tontos y de infantiles. Que lo pensaba con todo el respeto del mundo, que quería a su hermano pero tanto él como sus amistades eran unos tontos, algunos más que otros. —Hola— Sonrío amablemente pensando en qué querría el chico— Gryffindor comecroquetas de la abuela, me acuerdo de ti—Dijo bromeando mientras tomaba con la cuchara otro trago de cuchara. —Mientras ahora vengas con otra versión mejor me vale— Dijo, otra vez, sonriente. A veces cuando Juliette intentaba bromear o ser simpática parecía borde porqué tenía un humor un tanto.. peculiar o difícil de pillar, quién sabe, no era su punto fuerte, el caso es que dijese lo que dijese en aquella conversación no lo hacía con mala intención si no al revés. —No—Le contestó secamente—No puedes—Y se comió otra cucharada de sopa mientras miraba la reacción del chico que seguramente no se esperaría aquella respuesta. Juliette no era de dar esas largas ni era común escucharlas de nadie –menos de las amigas de Ian, que bordes llegaban a ser- pero le hizo gracia molestar al chico. —Es broma, siéntate— Apartó la libreta para dejar espacio al chico mientras se acordaba que una vez coincidieron en clase—Hicimos un trabajo juntos de pociones en segundo o tercer curso, no se qué hiciste que te pusieron a trabajar con la empollona de clase ¿Te acuerdas? Bajita, con unas gafas de pasta.. — le explicó. El chico era un año menor que Juliette pero habían ido en la misma generación, se graduaron al mismo tiempo.

—Por cierto ¿qué has pedido?—Preguntó curiosa a la vez que tomaba otra cucharada.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 9.870
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 122
Puntos : 60
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5636-tempus-fugit-juliette-s http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Edward Westenberg el Jue Abr 12, 2018 8:52 pm

Su parte favorita del día estando aquí o en la quebrada del ají siempre pero siempre, hasta el fin de los tiempos sería la hora de comer. ¿Es que había algo más delicioso en el mundo qué comer? se preguntó y de manera automática soltó una risita traviesa y negó con la cabeza divertido imaginando otra respuesta posible a aquello,  para luego seguir caminando con su bandeja hacia un lugar cómodo en el cuál disfrutar de la deliciosa comida que Marta preparaba.

Pero en el camino una chica con rostro más que conocido apareció ante su visión y en un lapsus de tiempo que él definiría como uno que dura menos de lo que uno se demora en decir tres veces "Cacahuete de ají" , se le vino a la cabeza el dónde, cómo y cuándo le había conocido. Los datos no fueron para nada aliviantes, todo lo contrario, ya que recordó lo gilipollas que a veces se pone con alcohol y otras sustancias encima haciendo  un papelón de aquellos en la casa de la joven maga que tenía enfrente. Quizás cualquiera hubiera preferido dar media vuelta y rogar para que sus miradas no se cruzaran más, pero él jamás ha sido uno más del montón por lo que cobrando valor de no se dónde fue hacia ella y le habló, probando suerte. Es que para él siempre ha sido mejor comer en compañía.

Tuvo un pequeño suspiró de alivio en su interior cuando vio aparecer una sonrisa amable en el rostro de la castaña, al menos su primer impulso al verlo no fue fruncir el ceño ¡Bien Edward!. Sonrió ante sus siguientes palabras desordenándose el cabello de manera inconsciente mientras ponía un rostro de "Sí, ese soy yo". - Creo que me podría acostumbrar a ese apodo...- bromeó divertido achinando sus ojos de lo mucho que sonreía.- Sí, otra totalmente renovada, como la mejor versión de MK...- a penas terminó de escuchar sus propias palabras un sonido al más estiloHomero Simpson sonó en su cabeza. Es que, por qué la hermana de Howells tenía que saber que era un nerdy de los videojuegos y en especial del más genial de todos el Mortal Kombat. Aunque si se lo preguntan,  él esta pasando por un tan buena racha durante este último tiempo, que se consideraría la versión del MK del 2011, una de las mejores a su gusto pero no lo diría en voz alta, no, no, no. Se  controlaría.

De pronto lo siguiente que dijo la maga le sacó de esa discusión tan crucial que tenía consigo mismo en su cabeza tentándose a poner un mega puchero en su rostro en plan : Pero ¿qué lo que he hecho?.  Y en unos segundos, o minutos,  no sabría decir muy bien cuánto, pero si que fueron interminables, la chica agregó que era una broma, haciendo que tanto el aire como una sonrisa volvieran a su cuerpo sentándose gustoso a su lado.- De verdad?.- preguntó sorprendido mientras se repetía en su cabeza "Bajita y con gafas" uno y otra vez, hasta que su memoria fotográfica siempre tan leal le hizo recordar aquello.- ¡Jooooo ya te recuerdo! Pues no sé que habré hecho pero algo bueno seguro, porque nos sacamos muy buena nota en aquel trabajo.- le dijo sonriente, recodando que no lo  había pasado nada de mal aquella clase y que había considerado a esa chica muy inteligente y amable. - Fue en tercero porque recuerdo haber andado con una venda en la mano por una broma nada piadosa de las serpientes a mi persona. Sí te lo preguntas yo no les hice nada para merecer tan semejante broma...- puso el mejor rostro de inocencia que tenía porque claro que se la merecía, ya que aquello era la respuesta a algo que él  había hecho a ellos, hizo que los zapatos de más de diez serpientes se le quedaran pegados a los pies por más de una semana y que al caminar sonará como si anduvieran tirando pedos, muy maduro de su parte, claro esta. Pero en su defensa, sólo lo había hecho porque esos mismo chicos antes habían insultado a un par de leones de cursos inferiores- ...cada vez que me sacaba la venda una boca aparecía y comenzaba a gritarle al mundo que era un león gilipollas. De seguro te conté todo aquello en la clase, o quizás simplemente te dije que me había hecho una herida o algo, son muchas las posibilidades, cuando más joven era una chico muy imaginativo.- agregó divertido, y bueno aún lo era pero cada vez menos. Ahora era todo un joven serio y responsable...o bueno, intentaba serlo.

- Lasagna,  un manjar de dioses.- agregó llevándose los dedos a la boca y lanzando un beso al aire.- ¿Tú?.- preguntó curioso llevando su mirada a su plato para ver si podía robar un poquito.- ¿Sólo sopita con verduras?.- preguntó sorprendido, es que para él eso no era comida, eso era recién un entrada que le quedaría en un octavo de su estomago.

- Y dime, ¿qué te trae por el Caldero? ¿Andas haciendo trámites?.- le preguntó mientras se llevaba una cucharada de su comida a la boca.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 11.161
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 333
Puntos : 213
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Juliette Howells el Sáb Mayo 19, 2018 3:34 pm

Juliette nunca había probado el alcohol y por lo tanto nunca se había emborrachado, siempre había sido la típica aburrida que se quedaba en casa y hacía cosas de niña buena, la típica hija de la que todos estaban orgullosos y  que todos querían casar a sus hijos con ella. Pero nada más lejos de la realidad, Juliette tenía sus cosas malas. El caso es que pese a que ella estaba lo más alejada del mundo del alcohol, de las drogas y de el disfrute juvenil, su hermano era todo el contrario. Así que por mucho que ella no coquetease con aquellas cosas siempre las veía en casa por culpa del chico y, tristemente o no, Edward Westenberg no era ni el primer ni el último chico que veía en aquellas condiciones junto a su hermano. La primera vez fue bastante impactante para Juliette pero al pasar la primera ya las demás eran todas iguales. Juliette solo rezaba porque aquello fuese una etapa de locura joven y que no les durase toda la vida. Mientras solo fuera eso todo estaba bien, cada persona elegía disfrutar del tiempo y de la vida de una manera distinta.

Sonrió levemente en cuando el chico mencionó que se podría acostumbrar al apodo —Mmm.. ¿así que no será la última vez que nos quedemos sin croquetas? — Pensó en broma, si decía que se podría acostumbrar sería porqué lo haría más de una vez ¿no?. Le alegró la motivación del muchacho, se veía simpático —¿MK? — Preguntó ¿Mikael Jackson? No.. mm ¿Mikael Jordan? Mm.. tampoco. ¿A qué se refería con MK? Ni idea. Pero bueno, si decía que era la mejor versión seguro que sería algo bueno.

Juliette siempre sacaba buenas notas, no era algo de extrañar. Por lo que había visto del muchacho en sus años estudiando y por lo que le estaba contando ahora Edward no era un empollón como ella. No se acordaba tampoco exactamente de lo que hicieron en el trabajo pero si que recordaba su cara. —Uh, no me acuerdo de lo que me dijiste pero ya veo que eramos una generación dura de pelar, sobretodo con las disputas entre leones y serpientes, no parabais y mira que yo me enteraba de la mitad.. Pero seguro que tu nombre apareció por la sala común de Ravenclaw alguna vez—No se acordaba pero seguro que alguna vez también habría hecho alguna que otra trastada a las águilas, ahí no se salvaba nadie. Incluso Juliette alguna vez había sido víctima de aquello sin tener nada que hacer. La vida dura del estudiante.. eso si, cuando las bromas se las hacían a gente que no fueses tu o algún amigo o alguien de tu casa, resultaban hasta divertidas. —Lo que yo no sabía era que te llevases tan bien con Ian— A ver, prácticamente es que no sabía ni que eran amigos, nunca lo había visto por casa ni nada del estilo.

Se rió cuando envió el beso al aire, con lo simple que era hacer una lasaña y lo enamorado que parecía estar el chico del plato. —Huele rico— Dijo, obviamente que olía bien y apetitoso pero su sopa olía también muy bien. —Solo sopita con verduras y si me apetece luego algo de postre ¿quieres probar? Es muy sana— Le explicó, tenía el estómago bastante pequeñito y con un buen plato ya se llenaba, además que no era la primera vez que probaba la sopa y sabía que no iba a poder con un plato más. Sin previo aviso, el chico metió la cuchara para probar un poco de la sopa —¿Y bien? — Le preguntó.

Cambiaron un poco de tema y le preguntó acerca de lo que hacía ahí. —Bueno, acabo de salir de una entrevista y como se me había hecho tarde me he parado a comer algo por aquí—Le comentó —Es para un trabajo de investigación de la universidad acerca del ministerio— Le explicó con entusiasmo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 9.870
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 122
Puntos : 60
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5636-tempus-fugit-juliette-s http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Edward Westenberg el Jue Jun 07, 2018 1:19 am

Soltó una risita traviesa y se desordenó el cabello.- No puedo prometer algo que quizás no pueda cumplir, estaban muy deliciosas.- hizo una mueca con su boca y se encogió de hombros divertido. Ay, que ella se había dado cuenta de su momento nerdy. Pero qué va, tampoco es como que le diera vergüenza decirle, lo único que esperaba que no se entusiasmara y comenzara a hablarle de toda la evolución que ha  tenido el Mk a lo largo de los años. Porque sí que lo ha tenido, una evolución gloriosa.- Mortal Kombat, un videojuego, de pelea...- le miró esperando ver si ella había escuchado alguna vez de el. Jamás hablo con Howells si jugaba esa clase de cosas, la verdad es que tampoco recordaba mucho lo que había conversado con el castaño aquella noche. Es que tenía unas pequeñas lagunas mentales de aquel día. No sabía por qué...una risita juguetona resonó en su cabeza, mientras una voz le gritaba "Por ser un borrachin comilón".- Bueno eso, tiene muchas versiones y te decía que yo ahora soy su mejor versión. Fin.- sonrió y se encogió de hombros.

Juliette le hizo recordar un momento del pasado, que si no fuera por su memoria fotográfica de seguro no lo hubiera hecho. Principalmente porque recordar a todas las personas de ese castillo era una misión imposible. Menos para él, que nació con el don de ser una polaroid humana, tanto así que a cada minuto que pasaba podía rememorar con más detalle a la castaña de pequeña.- Mi nombre, si apareció en ravenclaw fue de puro amor, eh. Que yo a las águilas las quería mucho. Era de esos leones que le gusta jugar con aves, no se las come.- Bueno, se comió una a besos, pero ya, para qué decir eso. - Yo tampoco lo sabía. Si en Hogwarts con suerte cruzamos dos palabras, lo nuestro fue un encuentro azaroso en un pub ya fuera del Castillo que terminó saliendo de los más divertido.- le confesó. Y ahora que lo pensaba mejor, le gustaría volver a salir con el castaño. Irse de parranda, de seguro ahora lo pasaban el triple de mejor sin todos esos dramas de entonces.- ¡Hey!.- exclamó de la nada, recordando algo de pronto.- ¿Cómo va tu hermano con el bebé?.- le preguntó, de puro curioso que era. Y para ver si efectivamente los dramas del castaño habían mejorado. Que al menos por su parte, las cosas iban mucho mejor que aquel entonces.

- No solo huele, sabe rico.- dijo con rostro de enamorado. Que él  era una enamoradizo cuando de comida se trataba. La comida era su talón de aquiles. Y ya sin esperar más hundió la cuchara en su plato y contempló con ojos brillantes como el queso comenzaba a esparcirse por los alrededores, derretido, delicioso, tan tentador y coqueto, susurrando "Comeme, Ed...Devorame" y ahí iba él hasta que...miró el plato de su compañera de mesa. Que nunca está demás hacer un catastro de lo que hay alrededor, porque imaginate alguien tiene un plato igual o mejor que el suyo ¡Él tenía que probarlo!

Pero no, era sopa.
De verduras, iú.

Pero ya, siempre la curiosidad le ganaba. Y ahí fue con su cuchara a tomar un poco de esa sopa. Además si alguien ofrece comida, uno no debe negarla jamás, ES LEY SUPREMA. - Mmm bien...muy sopa, de verduras.- trató de disimular su mueca, de verdad que sí. Y poner una sonrisita como de "Si, igual está sabrosa", ahora que lo haya logrado, es otra cosa mariposa. Y para quitarse ese sabor fue y hundió nuevamente la cuchara en su comida y se llevó un gran trozo a la boca, tanto así que se le llegaron a inflar las mejillas, de lo gloton que había sido.

Abrió los ojos sorprendido.- ¿Qué estudias?.- le preguntó clavando su mirada en la de la castaña. Otra cucharadita, y otra. - El mejor lugar donde venir a comer, sin duda.- agregó con una sonrisa toda vanidosa, y sumandole un guiño de ojo. Como si estuviera en medio de un spot publicitario, igualito.

Otra cucharada y no lo aguanto más. Se paró de la silla y comenzó a aplaudir.- Martha, sos la número uno.- gritó en dirección a las cocinas. Una mujer de cabellos rizados no tardó en salir con una amplia sonrisa- Esta deliciosa la comida ¡Gracias totales!- junto sus manos e hizo una mini reverencia. La mujer por su parte ganó un color rojizo en sus mejillas y le hizo un gesto con su mano todo coqueto de "Ay, exagerado" para volver a entrar a la cocina toda risueña y Ed se volvió a sentar sonriente.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 11.161
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 333
Puntos : 213
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Juliette Howells el Sáb Jul 07, 2018 8:06 am

No te puedo culpar, yo tampoco lo prometería— Rió junto al chico, la verdad es que la abuela Howells cocinaba muy bien, mucho mejor que cualquier miembro Howells y cualquier persona en el mundo mágico, no había comparación. Juliette no había heredado el gran don de la cocina de su abuela, a veces hacía comidas cuando estaba más motivada pero nunca llegaba a tal nivel. Bueno, es que las abuelitas eran difíciles de superar.

Juliette hizo una mueca, pensativa y en unos segundos supo a lo que se refería el muchacho —¡Ah! ¡Un videojuego muggle!— Si, había oído hablar de él pero nunca había jugado, no era algo que le llamase mucho la atención. Los videojuegos en si le parecían fascinantes ¿Cómo podía una persona conseguir crear algo así? Esa era realmente la magia de los muggles —No se mucho de eso, la verdad.. Sé que hay un hombre de hielo, si.. y uno de fuego..— Era un juego de lucha con poderes extraños ¿no? Parecidos a los poderes mágicos pero diferente..  Sub-Zero y Scorpion, solo sabía esos dos nombres, ni idea de mucho más. —¡Y hay un juego de dos hermanos Italianos con setas y cosas así! ¿Te suena?— Mario.. creo que se llamaba, bueno, no sabía mucho del tema así que era mejor dejarlo estar.

Oh, así que tú eras más del típico leones vs serpientes..—Terminó por decir —A mí siempre me han gustado las águilas porque volábamos por ahí arriba mientras las otras casas se peleaban, era divertido— Aunque también habían riñas en su casa, que no iba a ir aquí como los Ravenclaws pacíficos y buenos y perfectos, había de todo como en todos sitios. En cuanto le explicó a Juliette el por qué eran tan amigos todo cobró algo más de sentido —Aay, es lo que tiene el alcohol por medio, que a veces hace cosas buenas como juntar a personas que en otras circunstancias puede que no se juntasen nunca— Le explicó, aunque ella era 100% en contra del alcohol —Que vaya, en realidad.. no sé si esta nueva amistad es algo buena..— Bromeó , aunque ambos sabían que no era del todo broma.. Si ya los vio como estaban aquel día y se suponía que era su primer día juntos, no se imaginaba cuando llevasen unas diez veces saliendo ya..

Edward se interesó entonces por Perseo y, Juliette con una sonrisa en la cara le contestó como si de su propio hijo le hubiesen preguntado —Está precioso, Perseo es más bonito.. ya gatea y hace ruiditos, se pasa el día sonriendo— Dijo directamente —¿Quieres verlos? Mira, aquí tengo una foto— Y de su bolso sacó una fotografía y se la enseñó al chico —Míralos, si hasta Ian se ve adorable— Y orgullosa que estaba de su loca familia, porque vaya, la única cuerda de ahí era ella pero los quería igual.

No era complicado saber que al chico le flipaba la lasaña, porque por su forma de hablar y de ver su plato aquello parecía como si de un tesoro se tratase. Pero no, solo era una masa de carne, de pasta y queso derretida por encima pero al chico le fascinaba, era gracioso. —Disimulas fatal— Le dijo directamente, obviamente de buenas maneras. La reacción había sido un tanto desastrosa, a Juls normalmente le gustaba comer comida vegetariana, sin muchas grasas.. poca carne y eso, aunque no se prohibía de vez en cuando comer algo delicioso. Al menos para ella la sopa de verduras era deliciosa. —Bueno, al menos sé que no comerás más de mi plato— Mira, había que sacar algo positivo de todas las cosas ¿no?

Leyes y políticas mágicas— contestó al muchacho —¿tu?—preguntó
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 9.870
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 122
Puntos : 60
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5636-tempus-fugit-juliette-s http://www.expectopatronum-rpg.com/
Juliette HowellsUniversitarios

Edward Westenberg el Lun Ago 27, 2018 4:18 am

Sonrió al ver que la castaña si conocía de los videojuegos, o al menos había oído hablar de ellos. Y se sorprendió más tarde al comprobar que sí había oído del Mortal Kombat, y no sólo eso sino que también sabía que existían los supermegahiper fantásticos ninjas Scorpion y Sub-Zero. - El de fuego, siempre el mejor.- comentó el ex Gryffindor y de paso publicitar a uno de sus personajes favoritos del juego, y del cual él se consideraba un muy buen jugador. Exceptuando aquella vez contra el Sub-zero de Danny, pero ¿para qué vamos a recordar tan fatal suceso para su ego gamer? chu chu chú.  - ¡Claro que me suena! Es uno de los clásicos, estas hablando de Mario Bros. - le dijo sonriente.- Creo que fue uno de los primeros videojuegos que aprendí a jugar...- soltó pensativo mientras escarbaba por sus recuerdos, pero luego lo dejo pasar y se encogió de hombros.- Los hermanitos italianos se llaman "Mario Y Luigi", hay muchas versiones de ese juego y buenísimos personajes, hasta programas de youtube tienen. Son todos unos rockstars entre los muggles.Sus nombres fueron inspirados por un restaurante de pizza, corroborando una vez más a la teoría de que donde hay pizza siempre salen cosas buenas.- bromeó divertido, un chiste muy de gamer comilón empedernido.

- ¿Qué quieres que te diga? soy el cliché hecho persona.- siguió bromeando refiriéndose a lo de las riñas con los serpientosos.- Y pues sí, tuve varios castigos por andar molestandole la cola a esas serpientes jejejé.- confesó sin pudor alguno,   que ya era de tiempos pasados, bromas juveniles.-  A mi también me encanta esos de las águilas, me encanta verlas volar.- dijo de manera metafórica, con una sonrisa toda encantadora. En otras palabras quería decir que siempre a valorado el apreciar el andar de los ravenclaw, siempre le han resultado unas personas misteriosas y capturadoras de atención, o al menos la de él.-La verdad nos juntó nuestras desgracias, que ambos queríamos hundir en alcohol.- confesó el castaño soltando un suspiró al recordar esas horrible etapa en que se encontraba.- ¿Qué dices? ¡Claro que es buena! .- protestó sonriente.- Somos un dúo explosivo, de esos que tendrían una saga completa de locuras y aventuras.- le movió las cejas junto a una sonrisa de lo más divertida, mientras se imaginaba protagonizando con Howells películas en plan ¿Qué pasó ayer?  o 21 Jumpt Street.

Al pasar del tiempo, algunas lagunas mentales que el alcohol había dejado en el olvido, sobreviven a la tormenta y llegan a puerto, y en esta ocasión le hicieron recordar que aquella noche el joven slytherin le había contado que próximamente sería padre, logrando que por esa noche por unos minutos la miseria de Edward pasará a segundo plano. Sonrió de lado al observar cómo a la castaña se le ponían brillantes sus ojos al pensar en su sobrino, asintió cuando le ofreció mostrarle algunas fotos.- ¡Joder, que ya esta muy grande!.- exclamó sorprendido, es que él se imaginaba que vería una cosa pequeña más parecido a un ratón que un humano, pero se encontró con una niño todo rechoncho y de facciones claras y sumamente tiernas. - Me alegro que le este yendo bien, se ven muy felices.- comentó de ojos achinados, para luego cerrar los ojos por unos segundos y disfrutar mejor el sabor de su comida.

- Jijijiji.- soltó una risita mientras ponía una postura toda angelical, como alguien que no quiebra ni un huevo, pero que le carga la sopa más aburrida de todas, la de verduras. Soltó una risa más fuerte.- Así es, con una cucharada me basto.- le aseveró divertido para luego levantarse y felicitar a Martha por la comida, gritando desde su mesa hacia la cocina sin vergüenza alguna, es que esa palabra no la conocía el castaño.

- Ufa, vaya carrera...espero no tener que enfrentarme algún día contigo por haber quebrado alguna regla o la Ley...- bromeó  con una sonrisa y mirada traviesa.- Pues, definitivamente no estudio actuación, ya que te habrás dado cuenta que como actor me moriría de hambre.- soltó divertido.- Pues no estoy estudiando nada, salí de Hogwarts y me pusé a trabajar, primero en Borgin&burkes, y hace un par de meses tuve la suerte de obtener el puesto de encargado de el Caldero. He estado ahorrando para tal vez este otro año ingresar a alguna carrera, aunque todavía no sé muy bien cuál...- le señaló a la castaña, para luego dar un sorbo a su bebida.- ¿Y cómo es la vida universitaria?¿Vale la pena o mejor ahorro mucho dinero y me voy a viajar por el mundo?.- le preguntó medio en broma y medio que no, que Edward era una chico muy impetuoso e intenso, y sólo bastaba que alguien le dé un empujoncito para que se embarque en la primera aventura que se le cruza por delante.

OFF: Perdón la demora :c <3
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 11.161
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 333
Puntos : 213
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.