Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Acoso laboral [Laith y Matt]

Matt Forman el Miér Feb 28, 2018 1:10 am

Mi hermana siempre fue especial para mí. A pesar de nuestras riñas y peleas, nos queríamos. Siempre me aceptó y me ayudó. Lo pasé mal cuando escapó con su novio. Creí que se habían unido a eso que llamaban Orden del Fénix, que estaba dejando de lado su sangre pura para irse a mezclar con un muggle, o algo peor. Estuve muchos años engañado. Por culpa de mi madre, y por culpa de la propia Danna. Ella jamás se digno a avisarme de sus planes. Se fue sin más. Y a pesar de todo, cada vez que tenía un rato libre iba a verla. Hacía un año que se encontraba en San Mungo, muy bien cuidada. Pero su cabeza estaba en otras partes, llena de dolor y de sufrimiento. Si tan solo supiese que su marido estaba vivo. Si pudiese ver a su hija, tan bonita como inteligente, queriendo seguir los pasos de la madre...  

Poco había que hacer con Danna. Le traje unas flores y unos pasteles. Ella me llamó William, y poco más. Caminando hacia la salida tuve una idea repentina. ¿Y si Laith estaba trabajando? Me gustaría verle serio, en su trabajo, vestido con su uniforme. Tengo cierta predilección por los sanadores, desde siempre. Me da morbo su trabajo. Me acerqué al mostrador de información, y pregunté si Laith trabajaba hoy. Me dijeron que sí. Una idea loca había surgido en mi mente. De modo que salí a comprar unos pasteles, y volví a entrar. La mujer del mostrador, parecía sacada de una telenovela. Puso los ojos como platos al verme entrar con la bolsa.

- Querida señorita, ¿me haría el favor de avisar a Laith de que tiene un paciente muy enfermo esperándole aquí? Siempre y cuando no tenga una urgencia, claro. Le he traído unos pasteles, me gustaría que se tomase un descanso conmigo.

Puse mi sonrisa de Forman encantador, y la mujer corrió pasillo adentro. Esperaba no estar interrumpiendo una operación a vida o muerte, o algo grave. Solo quería secuestrar a Laith unos minutos, aprovechando que pasaba por aquí. De paso le invitaba a merendar algo dulce, y con suerte podríamos tener una amena charla. A penas me acerqué a él la noche del carnaval, le vi pasarlo bien y no quise distraerlo. También yo tuve otros intereses. Me centré en el negocio, y no en mí. Cosa poco habitual.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 634
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Miér Feb 28, 2018 10:19 pm

Estaba siendo un día tranquilo en realidad, de esos donde apenas llegan algunos lesionados con fracturas o con quemaduras. Era lo que había tenido que curar, además de sus rondas habituales con los pacientes a quienes tenía en revisión. No había urgencias demasiado intensas, a lo más había tenido que acercarse a dar su opinión personal en algunos casos, como era ese precisamente junto con Lindsay, misma quien tenía una paciente delicada con particulares necesidades.

No puedes abordar así, creo que lo más adecuado será que resecciones desde dentro, de lo contrario podrías causarle una hemorragia —dio su veredicto luego de que ella le hubiese explicado extensamente todas las implicaciones que ese caso tenía. En las pizarras iluminadas tenían todos los estudios que necesitaban y que estaban observando, haciendo un gesto con el dedo del sitio exacto que podría dañar con una poción tan agresiva.

Eso me temía —suspiró ella, sin apartar la mirada de dicho estudio. — Entonces lo planificaré todo para esta noche, ¿estás de guardia? —se giró hacia él finalmente.

Laith se encontraba sentado sobre el escritorio, con una tablilla de información en las manos y leyendo en ocasiones. — No, pero tómame en cuenta, llámame si ocurre algo —respondió sin dudárselo, aunque una distracción vino cuando oyó su nombre de la enfermera recepcionista, preguntando si estaba ocupado. — Recién terminé aquí, ¿qué sucede? —no estaba preocupada, se preguntaba qué ocurría.

La mujer sonreía ampliamente, con el rostro iluminado en ligera emoción. — Hay alguien esperándote en recepción, es un paciente muy enfermo —pero su expresión entusiasmada no parecía concordar con la historia que le estaba diciendo, ¿a cuento de qué venía esa actitud?

Vale… Llámame si me necesitas —se dirigió a la sanadora antes de bajarse del escritorio, acomodándose la ropa y entregándole a la enfermera el expediente de uno de sus pacientes.

Se preguntaba si el paciente en cuestión no era precisamente un paciente, lo más lógico considerando toda la situación. Para empezar, un paciente muy enfermo no iba a estar en recepción esperando por él expresamente, sino siendo ingresado o algo por el estilo. Muy raro todo, en su opinión. Pronto había llegado al lugar y dio un rápido vistazo a todos buscando al supuesto paciente. Vio a algunas familias esperando noticias de sus parientes, pero entonces se encontró con alguien que desentonaba en el paisaje.

Bastante elegante, como sólo él, casi tenía un anuncio de luces que decía: “Mírame”. Las piezas de su rompecabezas mental encajaron en su sitio: la emoción de la mujer, el paciente misterioso. Se había corrido el rumor de un supuesto compromiso en el hospital, al parecer salido de una de las revistas de cotilleos mágicas, le había parecido divertido incluso. Decidió acercarse al hombre.

Laith Gauthier, para servirle, ¿cuál es el problema? —se presentó, como si no le hubiera reconocido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 26.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1001
Puntos : 823
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Sáb Mar 03, 2018 12:22 am

La mujer del mostrador parecía una hada del bosque sacada de un cuento de niños muggles. Casi flotaba por el hospital, pasillo adentro y pasillo afuera. Parecía muy contenta de saber que quería robarle unos minutos a Laith. Quizás es que el pobre lleva trabajando todo el día, y no ha tenido ni un solo descanso. Será eso, que la mujer se alegra de que pueda tomarse un pastel tranquilamente. Esperé relajado, con la bolsa en la mano. Sonreí pícaro cuando el sanador más sexy de San Mungo se acercó, hablándome como si no me conociese. La mujer del mostrador no nos quitaba ojo, podía sentirla observando. Ella sabía que no estaba enfermo, y sonreía sin para. A Laith le había dicho que yo estaba muy enfermo, era hora de actuar.

- Algo grave, en realidad, señor Gauthier. Necesito ayuda con esto. - le tendí la bolsita, donde claramente podía leerse que era de una pastelería cercana. - Me preguntaba si podía robarle unos minutos. Quizás tomar un café. Si no está muy ocupado...

Me estaba empezando a intimidar la recepcionista. Estaba deseando salir de allí cuanto antes. Pero antes, Laith debía aceptar tomar un café conmigo. Es posible que haya salido con prisas, sabiendo que había un paciente enfermo, y haya dejado algo a medias. O puede que la recepcionista sea una cabrona, haya avisado a Laith, y él se hace el duro tratándome como si no me conociese. ¿Debería haberle dicho que si que estoy enfermo? Lo cierto es que después de Halloween tuve agujetas. Si, agujetas. Y dolores en ciertos sitios. Pero quiero causar buena impresión, de momento. No puedo ser tan Forman, y menos en el lugar de trabajo de Laith. Me acerqué un poco a él, para pregntarle algo en voz baja.

- ¿Por qué sonríe tanto? Parece que nos esté viendo como si fuésemos una obra de teatro...

Intenté no mirar a la mujer directamente, para que no notase que hablaba de ella. Mi primera ocurrencia fue que no era una persona con plenas facultades. Es decir, no debe ser sanadora. Puede que el hospital tenga normas de contratación para adaptar a todo tipo de personas. Me parece maravilloso. La integración es cosa de todos. Pero está empezando a intimidarme.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 634
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Sáb Mar 03, 2018 11:23 pm

Había sido una grata sorpresa encontrarse a Matt en el hospital, quizá habría ido a visitar a aquel pariente a quien en algún momento le había mencionado. Fingió no conocerle mientras se acercaba, preguntando cuál era el problema que lo afectaba. Miró la bolsa de… ¿Era eso pastel? El nombre era fácil de reconocer para él, sonrió casi de inmediato. Como siempre le ocurría, apenas había parado a beber café de vez en cuando, se le olvidaba que él también debía evitar caer enfermo mientras trabajaba. Hizo un rápido recuento de sus pacientes, aunque no tenía nada pendiente, podía escaparse unos minutos.

Ambos eran conscientes de la mirada de la recepcionista, pero fue Matt quien se atrevió a decir algo al respecto. Laith sonrió. — Te lo contaré con ese café, ven por aquí —le hizo un gesto con la cabeza, introduciéndolo al hospital a través de los pasillos. Si uno ponía suficiente atención, habría escuchado un gritillo por parte de la enfermera. No quería dejar el sitio de trabajo cuando estaba en servicio, así que lo que hizo fue llevarlo con él a una de esas habitaciones, salas privadas donde se hablaba con los familiares, a veces para darles la mala noticia, o para juntas informales como la que Laith tenía. — Ponte cómodo —le pidió.

Cerró las cortinas del sitio. Digamos que no estaba muy interesado en alimentar más rumores absurdos estando con un hombre que lo pidió unos minutos para conversar y comer algo. Además, se encargó de preparar los cafés en vasos plásticos. A veces lo tomaba solo, el azúcar y la leche sabían que no tenía tiempo para ellos, pero en esta ocasión, como siempre que tenía más de unos segundos para elaborarlo, lo preparó a su gusto, preguntando por cantidades a Matt antes de entregarle su vaso y sentarse.

Creo que la recepcionista piensa que eres mi prometido, se ha esparcido el estúpido rumor de que estoy comprometido —comentó con gracia, — no me estás ayudando a desmentirlo —se quejó con buen tono, abriendo la bolsa de la pastelería para ver qué era lo que había traído y colocándolo en la mesa. Se le hizo agua la boca con sólo mirar los pasteles que había traído. — ¿Qué te ha traído por aquí? ¿Visitabas a alguien, a algún familiar o un inefable tal vez? —preguntó, intentando hacer memoria de si alguna vez le dijo quién era el familiar que solía visitar, pero nada. Sólo recordaba que le dijo que frecuentaba el hospital por asuntos familiares.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 26.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1001
Puntos : 823
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Mar Mar 06, 2018 12:13 am

Me sentí complacido al saber que Laith podía tomar aquel descanso conmigo. No había venido a verle a él expresamente, pero una vez aquí, ¿qué menos que preguntar si estaba trabajando? Tuve suerte en las dos cosas. Era su turno, y pudo escapar a tomar algo. Aunque más que escapar, fue buscar una sala libre en el mismo San Mungo. Me dejé guiar, pues no conocía aquellas instalaciones. Por suerte, vengo poco. Y siempre que estoy por aquí es por mi hermana o por mi anciana madre. No suelo ponerme enfermo. Llegamos a la sala, y el sanador corrió las cortinas. Me tenía intrigado. Se estaba comportando de forma extraña, igual que la mujer de recepción. Esperé mientras él preparaba las bebidas. Se le veía desenvuelto, pues era su lugar de trabajo y sabía donde estaba cada cosa.

- Con un poquito de leche y dos de azúcar, por favor.

No esperaba para nada escuchar lo que Laith dijo. ¿Prometidos? ¿Por qué iba a pensar la mujer que yo era el prometido de Laith? Mi intención no era que la mujer creyese aquello. En mi defensa diré que yo no sabía nada de algo así. Espera, ¿eso significa que Laith tiene un prometido? ¿Y dónde está? No es que me fastidie, es que me extraña. Siempre que hemos hablado ha quedado tan claro que a ninguno de los dos nos gustan los compromisos, que no me lo esperaba. Desvió la atención preguntando por mi visita.

- A mi hermana. Vive aquí, de hecho, en la zona de dementes. También hay un par de Inefables ingresados, pero prefería verte a ti que a ellos.

Dicho eso, con total amabilidad, no pude dejar de pensar en el tema del compromiso. La mujer del mostrador se veía tan encantada al verme allí con los pasteles. Tomé el paquete, y lo abrí. Habían algunos pastelitos pequeños de varios sabores. Me sentí tentado por uno de nata y chocolate. Quería saber más sobre aquel malentendido, pero no sabía muy bien como preguntarle a Laith sin quedar como un cotilla. ¿Y si es verdad que se ha comprometido?

- ¿Cuánto tiempo hace que no nos veíamos? No ha pasado tanto... ¿Te ha dado tiempo a comprometerte? ¿Debo darte la enhorabuena? ¿O el pésame? ¿Está bueno por lo menos?

Pregunté todo aquello con mi habitual sonrisa. En el caso de ser verdad la noticia, no tendría más que alegrarme por él. Supongo que todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión. Es muy posible que esa opinión cambie en mí si algún día doy con la persona adecuada. Por el momento, eso de comprometerse con alguien me suena muy descabellado.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 634
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Mar Mar 06, 2018 10:34 pm

Le sonrió dejándole en frente el vaso con el café caliente, sentándose cerca. Comentó el asunto de su supuesto compromiso con la misma indiferencia con que trataba el tema, no era algo nada cercano a la realidad, que él supiera, y si era de otro modo entonces que alguien le dijera con quién iba a casarse. Por ello, sin darle más vueltas al asunto, le preguntó por sus motivos para estar en el hospital, pues no lo había visto como paciente así que suponía que sólo había venido de visita. Y dudaba mucho que fuera una visita expresamente para verle a él, así que su análisis era muy lógico.

Ah, ¿de verdad? Lo siento —dijo en cuanto mencionó a su hermana, nunca había prestado atención a ello, probablemente porque poco le interesaban los apellidos de sus pacientes. Le gustaba tratarles por el nombre de pila, en especial a los que estaban en psiquiatría. — Menudo jefe estás hecho —bromeó con él sólo queriendo picarlo un poco, sin intenciones de hacerlo molestar de verdad.

Tomó entonces un pastelito de chocolate con nueces que olía de maravilla, teniendo cuidado de no ensuciar nada. Miró a Matt cuando este preguntó, de forma sutil, cómo es que había acabado comprometido, causando que Laith pusiese los ojos en blanco unos segundos y sonriese, no enfadado sino un poco resignado. Pareciera que el mundo no le conocía que de repente le ponían novios ficticios.

No nos vemos desde… ¿Halloween? ¿La fiesta en la discoteca? Eso creo —trató de hacer memoria, no recordaba haberlo visto luego de esa ocasión. — Ni siquiera te vi la última vez, en el carnaval —quizá le vio y no se acordaba, aunque eso era más bien poco probable. — Aunque no, no es suficiente para haberme comprometido, o al menos no sobrio y en mis plenas facultades mentales. Si lo he hecho, pues espero que esté bueno por lo menos, y lo siento por el pobre hombre —le dijo sin pensar, encogiéndose de hombros. — Todavía estoy suficientemente en contra de las relaciones a largo plazo —añadió.

Quizá en el futuro cambiase de opinión, pero en el corto plazo no parecía ser ese el panorama. Le gustaba su vida yendo de flor en flor como un ave libre. Como un colibrí. Era la opinión que había compartido con Matt aquella la noche. Es decir, ¿para qué iba a atarse a una persona si podía tener de aquellos llamados amigos con derechos? No tenía lógica dentro de su cabeza. Le gustaba más aquella libertad y la variedad, aunque sonase mal. Fue entonces que vio algo en la mesa, del lado opuesto a donde ellos estaban de hecho, teniendo que estirarse para coger la revista.

Escuché que algo habían leído en una revista —mencionó, era una copia de Corazón de Bruja, aunque no sabía si la correcta. — Yo la verdad no sé qué hacen leyendo revistas en el trabajo —confesó; era del tipo de hombres que se concentraban totalmente en el trabajo, parecía inesperado. Comenzó a pasar las hojas, leyendo por encima, buscando algo respecto a alguna boda. Su voz fue bajando poco a poco su volumen cuando encontró al parecer lo que buscaba, leyendo la noticia. — Bueno… que no me caso yo, que te casas tú con un sanador tatuado —dejó la revista para que la viera. Su nombre no lo ponía, pero sí el del empresario con quien compartía el café.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 26.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1001
Puntos : 823
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Miér Mar 07, 2018 10:37 pm

No le di la mayor importancia a la visita de mi hermana. Intentaba venir una o dos veces al mes para verla, según se diera el trabajo. A Danna no le ayudaba en nada. Estaba ahí físicamente, pero en realidad no lo estaba. Su mente estaba en otra parte, en otra época. Lluna se negaba a acompañarme. Solamente en navidades, o fechas señaladas. En cierto modo, lo veo normal. Es su madre, pero no la conoce. No sabe como era, no puede quererla como a una madre. Yo sigo queriéndola como a una hermana, y me rehúso a dejar de verla. Esta vez, había aprovechado la visita para tomar algo con Laith. Por suerte, él se había podido escaquear un rato del trabajo. Y tenía novedades. Al parecer, algo sobre un compromiso. Me tenía en ascuas. No hace tanto que nos vimos. Es imposible que haya cambiado tanto.

- En el carnaval yo si que te vi. El más sexy de la fiesta, aunque el premio lo ganó una chica mona. Me mantuve un poco al margen. Menos al final de la fiesta, que me lancé al escenario. Por propia voluntad eso si. No como la mayoría, que subieron a cantar medio ebrios. No en tu caso. Que eso también lo vi. Sabía que te movías bien, pero no tanto...

La opinión del sanador sobre las relaciones seguía siendo la misma que yo conocía, de la que hablamos cuando nos conocimos y la que ambos compartimos. Pero él mismo había hablado de un compromiso. No entendía nada. En ese momento Laith cogió una revista. Según sus compañeros de trabajo, era una noticia. Solté un bufido. Si se refieren a la revista de cotilleo mágico por excelencia, no me creo nada de lo que diga. Y mucho menos si habla sobre mí. Tomé prestada la revista, para leer el artículo.

- Fuentes cercanas a la pareja afirman que existe un compromiso entre el sanador tatuado y el empresario sexy. - cite textualmente. - Al parecer, esas fuentes cercanas no dan ni una. He tenido algunos problemas en mi vida personal por culpa de ese tipo de cotilleos. Nada grave. Empezaron acusándome de pederastia. Luego dieron el bombazo sobre mi orientación sexual. Y ahora, se dedican a buscarme compromisos. No dan ni una.

Removí mi café con los ánimos calmados. Estoy un poco harto de los malditos cotilleos, pero paso. Si estuviese casado, hablarían de mis infidelidades. Si tuviese hijos, dirían que no son míos. Y así, con cada aspecto de mi vida. Lo que no entiendo es su buscan hacer daño a las personas sobre las que se inventan esas chorradas, o solamente buscan el beneficio de vender muchos ejemplares.

- Así qué, ¿la enfermera de fuera cree que yo soy ese empresario sexy? Me halagan... Pero sigo opinando lo mismo. Ya me cuesta verme con pareja estable, eso de estar comprometido me llevaría al suicidio. Es que en verdad, no entiendo el concepto de fidelidad. ¿Tu nunca has tenido pareja estable ni nada que se le parezca?

Mucha gente cree que soy incapaz de valorar una relación porque alguna vez he tenido malas experiencias. Se equivocan totalmente. Si he llegado a tener relaciones más o menos serias, y más o menos largas. Pero no suponían nada para mí. Cuando salía con una, siempre había otra que se cruzaba en mi camino y me gustaba más. U otro. Quizás ese es mi problema, que hay demasiado donde elegir.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 634
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Jue Mar 08, 2018 11:07 pm

Le sorprendió un poco que Matt sí que le hubiera visto en el carnaval, a diferencia de él. Estaba bien informado, debía estar diciendo la verdad, incluso parecía haberle visto cuando subió al escenario con Beatrice con su propia interpretación de Despacito, con baile incluido. — ¿Ah, sí? ¿De qué ibas tú disfrazado? —preguntó con curiosidad. — Creo que me pasé un poco con la bebida esa noche, si te soy honesto, aunque bailar es una de mis grandes pasiones —no estaba tan seguro de haber estado del todo sobrio en su turno en el karaoke, pero eso no parecía haber sido percibido por nadie más que por él mismo.

Le había contestado su duda, surgida meramente del hecho de que Matt había preguntado cuál era el problema con la recepcionista. Él lo iba ignorando lo mejor que podía, no le interesaba mucho si sus compañeros de trabajo creían en aquello o no. Él y sus seres más cercanos sabían la verdad y eso era lo único que le importaba. Cuando vio la revista, recordó que había oído que de ahí habían sacado la noticia, que no era otra cosa que un rumor sin una base sólida y sin fundamentos tampoco. Ya esas revistas le habían dado problemas a Matt.

Creo que la gente no entiende que las revistas de cotilleos no son fuentes confiables de información, ¿eh? Es un arma de doble filo, aunque no es el tipo de fama que uno quiere —dio su opinión. Él a veces creía sentirse aludido en algunos de los escritos, particularmente luego de salir en una de las ediciones de las revistas siendo entrevistado. Pero eran el tipo de cosas que no le iban ni le veían mientras no le perjudicase en su vida personal, como había ocurrido con Matt.

Si bien un pequeño porcentaje de las revistas de ese tipo podían ser perfectamente reales, luego estaban esas noticias que sólo estaban para dar de qué hablar y hacer drama. A veces se preguntaba si la gente no entendía que podían realmente llegar a perjudicar a alguien con ello, pero quería creer, en el fondo de sí, que no muchos se creían lo que las revistas tenían entre sus páginas. Es decir, no puede haber tan poca cultura de análisis de la información para creerlo sólo porque ahí lo pone sin investigar nada. En especial cuando es la vida de alguien en la que no te corresponde opinar.

Bueno, eres un empresario y eres sexy, no me sorprende —le sonrió, soltando un poco de aire a modo de una risa floja. — ¿Te imaginas? Sería un grandioso epitafio: “Se suicidó porque se comprometió”, o “Le mataron porque no supo ser fiel”, lo que no es tan grandioso sino inusual —porque la gente estaba muy loca hoy en día y no le extrañaría aquello. — ¿Pareja estable? Unas cuantas. Sólo una verdaderamente seria, aunque fue una pérdida de tiempo, ¿qué hay de ti? —devolvió la pregunta, dando un sorbo a su café y robándose otro pastelito.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 26.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1001
Puntos : 823
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Sáb Mar 10, 2018 12:15 am

Como hice trampa con el disfraz la noche del carnaval en Babylon, Laith ni me vio. Le había dejado claro que yo si le vi bailando y cantando sobre el escenario, con su disfraz sexy. Ahora que ya había pasado todo, no perdía nada sincerándome. Si ya se lo había contado a Lluna, que era la que más jaleo me montó por no haber estado presente en la mayor parte de la fiesta, ¿cómo no contárselo a Laith? Mi forma de actuar aquella noche estaba más que justificada. Estaba seguro de que si hubiese ido de modo más reconocible, la fiesta no hubiese sido ni la mitad de divertida.

- No sé si te pasaste con la bebida, lo que si sé es qué era imposible reconocerme. ¿Viste por allí un mindundi pelirrojo con una guitarra y vestido como un vagabundo? Ese era yo. Luego, cuando se pasó el efecto de la poción multijugos usé un típico disfraz de hippie. Fue mi manera de no llamar la atención el día de carnaval en mi discoteca. Al parecer, lo conseguí.

Para mí aquello había sido una victoria. Lo había pasado bien viendo como otros lo pasaban bien. Los bailes de aquel plátano, feliz. Laith siendo tan Laith. Una pareja de tortolitos acaramelados. Me ahorré muchas felicitaciones y muchas charlas incómodas. Se ha extendido el rumor de qué soy el dueño de Babylon, y la gente quiere favores, bebidas gratis, … Mucho mejor pasar desapercibido al menos por una noche. De ahora en adelante me tocaría enfrentar a la masa, felicitándome por mi nuevo compromiso. Odio las revistas de cotilleos. El día que se me crucen los cables, me cuelo en la redacción y la hago volar en pedazos.

- Ni siquiera les doy importancia a esos cotilleos. Pero me causan molestias. La gente suele leer esa bazofia, y muy pronto empezarán a felicitarme por mi compromiso como han podido hacer contigo tus compañeros y compañeras de trabajo más chismosas. Al menos esta vez no tendré que enfrentarme a mi madre, la pobre ya no está para leer esas cosas. No sabes la que se montó en mi familia cuando surgió el rumor de mi sexualidad. Por poco me deshereda.

Me reí con sinceridad. Aquel tema ya era agua pasada. Aunque mi madre se negaba a aceptar que jamás vería a su hijo formar una familia tradicional y, dentro de sus posibilidades, no dejaba de presentarme señoras de sangre pura. La última, una chica de unos treinta años. Muy guapa, muy inteligente, y muy lesbiana. Un diamante en bruto. Al menos había ganado una nueva amiga. Le comenté a Laith que no entendía la fidelidad, y le pregunté si había tenido pareja estable alguna vez. Por mi parte, un matrimonio o algo parecido me mataría. Los epitafios que el sanador predecía eran de lo más simpáticos.  

- Ese último me gusta. Si me matan por infiel, espero que te acuerdes de ese. - reí animado. - Cuando tenía unos veinte años estuve saliendo con la mujer más bella del mundo. Conservaré su anonimato. - dije en tono misterioso. - Pero no funcionó, fue todo culpa mía. Recién había muerto un gran amigo mío, el amor de mi vida. Y... bueno, la relación con ella fue apasionada, inmadura y muy violenta. Siempre con los celos... Lo peor del mundo. Desde entonces, y hasta que he ido aceptando mi verdadera sexualidad, he ido de flor en flor. Y de capullo en capullo. - sonreí y suspiré. - Supongo que cuando llegue a viejo me gustaría tener a alguien con quien discutir, y con quien jugar al ajedrez mágico. No sé. ¿No son las ideas que nos venden desde niños? Se nos meten en el cerebro y no hay forma de eliminarlas.

Tomé un pastelito de canela cuando casi me había terminado el café. Los dulces saben más dulces después de un trago amargo. Le estaba confiando algunos secretos personales a Laith, pero por alguna razón no temía por eso. Al fin y al cabo, parece que somos amigos. No fue solamente una noche loca de sexo por la mansión. El sanador es alguien genial con quien se puede hablar, espero que él me vea de igual forma. Y que sepa que no me interesa solamente el sexo. Aunque el sexo...
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 634
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Dom Mar 11, 2018 10:19 pm

Ahí estaba la razón por qué. Simplemente no iba a reconocerle porque no llevaba su piel, ¿en serio había hecho uso de una poción para cambiar su físico para una fiesta? Soltó una risa, negando con la cabeza, era increíble. — Pues ahora mismo no me viene a la cabeza… —confesó, recordaba mucha gente y a nadie con real precisión. — Admite que me estabas evitando, ¿era eso? —bromeó con él, cuando al menos no creía que fuese ese el verdadero motivo. Debía ser molesto para Matt ser tan reconocido en la discoteca. — Al menos lo pasamos bien. Yo lo hice —tras generalizar, específico que, por lo menos él, sí que lo había pasado bien.

A él le parecería un poco extraño tener tanta gente al pendiente de él como lo estaría Matt todo el tiempo, siempre seguido de su séquito de fans que estaban al pendiente de la vida del empresario. Él era más bien desconocido, sólo le conocían las personas que estaban relacionadas con la medicina, y las que habían leído algunos de los artículos de revistas en los que había hecho acto de presencia. Pero en general no parecía ser incordiado por norma cuando iba paseando por la calle ni nada por el estilo.

Puedes aceptar si te regalan vino de felicitación y lo bebemos juntos, ya tengo uno si estás interesado —le guiñó un ojo, tratando de verle el lado amable a aquella supuesta relación que tenían. — Entonces te sacó del armario que lo publicaran en una revista, ¿no? Menuda forma de salir —trató de confirmar si había entendido aquel dato. Llegar a meterse con la sexualidad de un hombre sólo por dar de qué hablar, sin importar que pueda llegar a los parientes cercanos del mismo, era una forma muy ruin de conseguir publicidad y lectores.

Su conversación sobre la fidelidad había acabado en dos probables epitafios de los cuales el segundo le había gustado a Matt, haciendo un gesto con su dedo en su sien para indicarle que lo recordaría cuando lo necesitaran. Muy para su sorpresa, el inefable decidió que era una buena idea contarle sobre sus relaciones sentimentales, aquella con esa mujer a sus veintes de la que no quería decir su nombre. Como si fueran amigos que se conocen desde hace tiempo, inesperado a decir verdad, pero eso no era motivo de alarma, simplemente sonrió.

Los celos son lo peor, aunque supongo que es peor todavía cuando están bien justificados —dio su opinión, sorbiendo del café, sonriendo después. — Creo que es lo que todos pensamos de nuestra vida, un buen trabajo, alguien con quien vivir para siempre, familia, pero nadie nos dice cuando somos adultos que es difícil conseguir las tres cosas y que sean buenas —suspiró con un gesto de ligera resignación. — Supongo que por eso nos gusta ir de flor en flor, es tener a alguien pero más fácil y no necesariamente a la misma persona siempre —usó un tono de voz que sugería broma, aunque de broma no tenía demasiado.

Lo había tomado por sorpresa la repentina confianza que le mostró Matt para los pocos encuentros que habían tenido. En ellos sólo habían hablado la mitad de la noche, pues entre el baile y la diversión en la mansión habían tenido más bien poco tiempo de compartir experiencias y anécdotas. Generalmente era reticente a armonizar amistad con compañía casual por los conflictos que la confusión genera, pero cuando ambas cosas compaginan bien no hay más remedio que agradecerlo y disfrutarlo, como estaba ocurriendo entonces.

Yo siempre me enamoro del que no me conviene —confesó, encogiéndose de hombros. — Tuve una relación que duró casi cuatro años muy… tóxica. Llena de mentiras, celos e infidelidades; era joven, estúpido e indulgente —se le escapó una risa, mirando al techo como si lo recordase. — Entonces me cansé de sufrir y volví a ser como era antes de conocerlo, es más divertido y hay menos daño —era un capítulo cerrado. Al menos cuando estaba completamente sobrio. Con algunas copas de más, las cosas no eran tan perfectas ni todo estaba tan cerrado. — Por eso es mejor que si algo llega sea sorpresa, no por buscarlo. —era su ley de vida.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 26.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1001
Puntos : 823
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Jue Mar 15, 2018 7:31 pm

Le expliqué mi gran montaje para el día del carnaval en Babylon, todo eso para no ser descubierto y acosado como suele ocurrirme siempre. La gente cuando bebe se pone eufórica, y a veces pesada. Y aunque la gente no se lo crea, no me gusta ser el centro de atención. Reí cuando Laith bromeó con qué le estuve evitando. Lo cierto fue que si, a él y a todos. Incluso a mi propia sobrina. Le expliqué la causa e mi disfraz esperando que lo comprendiese. Al menos confesaba que lo había pasado bien en la fiesta, eso me daba alegría. Las fiestas son para pasarlo bien, nada más tiene importancia. Quiero creer que mucha gente lo pasó bien aquella noche. Al menos todos parecían pasarlo bien.

- Me alegro, de verdad. Las fiestas de Babylon están pensadas para eso.

Hablamos del tema que más curiosidad me estaba causando. El tema sobre la boda y el posible prometido. Resultó ser todo un invento de la revista de cotilleo mágico por excelencia. La misma que tantas noticias falsas ha dado sobre mí y sobre mi familia. A la cual no le doy ninguna credibilidad. Pero mucha gente si. Como empiecen a felicitarme o pedirme que les invite a la boda no respondo. Soy capaz de presentarme en la redacción de la revista y quemarla entera. Eso sería divertido. A Laith parecían gustarle mis explicaciones. Mi vida había sido divertida, a pesar de todo.

- Lo malo no fue salir del armario, yo ya lo tenía asumido. Pero fue difícil para mi madre. Ella es muy tradicional, esperaba tener nietos por mi parte, siempre ha intentando buscarme una buena mujer con la que casarme... Para ella fue una decepción saber que su hijo es un pervertido.

Lo cierto es que me llamó de ese modo durante mucho tiempo. Ahora, o bien lo había aceptado, o bien le daba igual. Es cierto que sus amigas solían ser unas cotorras insufribles, y seguramente la pobre mujer tuvo que lidiar con ellas y no debió ser fácil. No le guardo rencor por eso. Al fin y al cabo madre solo tengo una, y la quiero. Del tema sobre nuestro falso compromiso, pasamos a hablar del pasado sentimental de cada uno. No me sorprendía saber que Laith había tenido una relación duradera. Pero, me alegraba saber que había superado aquello y era capaz de disfrutar de la vida. Si es que su trabajo se lo permitía. Desde pequeños, nos hacen creer que la felicidad se basa en tener un buen trabajo, una esposa bonita, una familia, una casa, amigos... Es imposible tenerlo todo.

Laith se definía como un tío que va de flor en flor, sin ataduras. Al igual que yo. Pero dejó caer que a veces pasa, que te enamoras, y suele ser por sorpresa. Asentí, por darle la razón más que nada. Yo nunca había sentido esa plenitud amorosa con nadie. Ni siquiera con Arabella. Se puede decir que la quería, pero llegó un momento que no era amor, era más bien como un sentimiento de pertenencia. Y lo cierto es que dudaba mucho que eso de enamorarse me llegase a pasar a mí.

- Eres un joven atractivo, divertido, directo, con un trabajo estable y con un buen movimiento de cadera. - le guiñé el ojo para que supiese que iba con doble sentido. -  Eres, lo que mi madre consideraría, el hombre ideal. Cuando menos te lo esperes habrá alguien babeando por tus huesos. Hasta entonces, que no pare la fiesta.

Tomé un pastelito más, el último. No vaya a ser que me empiecen a apretar los pantalones de todos los trajes. Eso si que sería una tragedia. Debo cuidar mi cuerpo, que es lo más bonito que tengo. Gracias e él consigo ligarme a jovencitos como Laith. Es, por lo menos, diez años menor que yo. Debería empezar a considerarme un viejo entrañable que liga con jovencitos.  
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 634
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Lun Mar 19, 2018 9:28 am

Las anécdotas de Matt resultaron ser de hecho bastante entretenidas, a pesar de los problemas en que le habían metido las revistas de cotilleos y su madre que no parecía del todo contenta con el hecho de que su hijo fuera, según sus palabras, “un pervertido”. Hasta donde él sabía, Matt era bisexual, así que no estaba del todo arruinado el sueño de su madre de verlo, eventualmente en el futuro, con una buena mujer con la cual se casara e hijos también. Un poco difícil considerando la actitud de Matt respecto al amor, pero no imposible a fin de cuentas.

El tema del falso compromiso pasó más bien pronto, ya que siendo los involucrados tenían muy claro que las cosas estaban lejos de encaminarse por ahí. En cambio, el tema de sus experiencias personales y su visión de la vida era más interesante, aunque más profundo y hasta un tema un poco denso. El que uno tiene con una cerveza en la mano y no con un café y pastelillos. Todo desembocó en una serie de halagos no solicitados que le provocaron una sonrisa, ¿a quién no le gustan los halagos así? “El hombre ideal”, según la señora Forman.

Tengo dos defectos, de hecho, el primero es que le he cogido vicio a la fiesta, y el segundo es que estoy perdidamente enamorado de mi trabajo, no soy precisamente un buen partido —confesó con un breve guiño, ¿de dónde sacaría tiempo para estar con alguien en una relación? ¿O ganas para ser fiel? — Tú tienes diversión en el trabajo, literalmente, y podrías tener a quien tú quisieras, eso sí que es envidiable —a él le pasaba eso de que el radar gay lo tenía un poco atrofiado y en ocasiones acababa intentando ligar con un hetero. Y eso era divertido en muchas ocasiones.

Como fuera, Laith le dio el golpe de gracia a los pastelillos llevándose el último de ellos, el café estaba a punto de acabarse. Dio un rápido vistazo al reloj sobre la pared, sólo para asegurarse que su escapada no tuviese demasiado tiempo. No mucho tiempo más tarde, apenas unos segundos, una mariposa se coló por debajo de la puerta con facilidad, revoloteando hasta la mano de Laith. Tal y como lo había sospechado, eran los datos de la cirugía con Lindsay. Volvió a dar un vistazo al reloj, esta vez en su muñeca derecha, para calcular tiempos.

Se distrajo pronto en cuanto empezó a oír cierto escándalo en el exterior, y más temprano que tarde recibió un mensaje encantado solicitándolo rápidamente en recepción. Su expresión se ensombreció un poco y se apresuró a terminar el pastelillo, poniéndose de pie. — Te agradezco el descanso, pero hay una urgencia —le sonrió, — te acompaño a recepción —apremió, limpiándolo todo con su varita y esperándolo con la puerta abierta. Desde el pasillo alcanzaba a oír el ruido, ¿pero qué era lo que estaba ocurriendo? — Te escribiré pronto, promesa —hablaba, más por nervios y llenar el silencio que por realmente querer hablar.

Laith era una constante contradicción. Como podía ser el hombre más inquieto e irreverente del mundo, también era el más paciente y el más calmado. Por ello no era de extrañar que aquel desasosiego que mostraba a flor de piel en su caminata a pasos rápidos a través del pasillo se transformara en una plena serenidad en cuanto llegó al sitio de la emergencia. Esperó ver muchas cosas: un accidente, un ataque. Era, de hecho, un ataque. Pero venía del cielo, ahí cerca del techo había un objeto circular que no alcanzó a identificar antes de tener que apartarse del camino de uno de sus hechizos.

¿Qué demonios? —masculló. Había tirado del inefable para traerlo consigo fuera del alcance del ataque, mirándolo a través de la esquina de un pasillo. Era… ¿un paraguas? Un paraguas lanzando hechizos a diestra y siniestra. Alcanzó a ver gente en el suelo, heridos por alguna especie de veneno o maldición. Otros sanadores intentaban eliminar a la amenaza, pero los hechizos parecían ser automáticamente repelidos por el paraguas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 26.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1001
Puntos : 823
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Jue Mar 22, 2018 11:45 pm

Con tanta charla sobre compromisos, terminamos hablando de amores. Yo no me veía casado, con hijos y feliz. Esas tres cosas no podían ser compatibles. Laith, de momento tampoco, pero si aguardaba la esperanza de que algún día llegase alguien especial. Le destaqué sus méritos, animándole. Según los criterios de mi madre, es un hombre ideal. A mí me lo parece. Pero es joven todavía. Cuando menos se lo espere encontrará a alguien como él, joven y dinámico, con ganas de divertirse, y terminarán juntos. Hasta entonces, que no dude en hablarme para ir de fiesta juntos. O lo que surja. Enumeró sus defectos, y me vi reflejado. Tengo una estrecha relación con mi trabajo. Y no concibo un fin de semana sin salir de fiesta.

- Te pasa como a mí. Adoro mi trabajo, paso más horas de las necesarias en el Ministerio casi siempre. Y la fiesta me gusta tanto que hasta he comprado una discoteca. Mi trabajo es divertido, pero más bien peligroso. Como bien debes saber. La gente suele asustarse con mi departamento. No creo que les parezca divertido.

Estábamos más que a gusto, con nuestra conversación sobre amor y trabajo cuando Laith recibió una nota. No estaba seguro de cuanto tiempo había pasado, pero si él tenía algo urgente que atender yo me iba sin ningún problema. Me levanté, intentando recoger algo pero no sabía donde iban las cosas. Entonces, escuchamos un gran barullo en la entrada. Gente gritando, hechizos. Algo malo pasaba. Saliendo por el pasillo, y mientras Laith se despedía de mí, saqué mi varita. Aquello no era una urgencia normal, era un ataque. Un paraguas. Pero no pude ver más. Aquel paraguas volador atacó de nuevo y Laith me apartó fuera de su alcance. Allí dentro había gente herida, algunos muy severamente. Algunos sanadores intentaban frenar el ataque, pero no podían. Esto era un caso claro de objeto muggle encantado mágicamente.

- Voy a intentar pararlo, sacad a todos los heridos. Que salgan todos de la sala. ¡Todos fuera!

Intenté conjurar un Protego Maxima muy potente, para poder alcanzar a todos y que los hechizos del paraguas no alcanzasen a nadie más. Pero los ataques del maldito paraguas eran fuertes. Lo más seguro es que se tratase de otro ataque terrorista. No es que sea mi especialidad, pero cuando has tenido que lidiar con objetos muy peligrosos, un paraguas no parece una gran amenaza. El hechizo hizo su trabajo, y lo intenté aguantar mientras sacaban a toda la gente. Mientras, buscaba una posible solución para parar aquel objeto. Bien mirado, no parecía un paraguas. Más bien era como una varita con un vestido de flores. Pero una varita no puede actuar por sí sola. Tiene que estar encantada. Como se trate de un objeto maligno, será la mayor casualidad de mi vida.

Cuando todos los enfermos estaban fuera de la sala, dejé de usar el hechizo protector. Quería atacar el objeto volador no identificado, y lo hice. Lo quise hacer explotar para terminar con sus encantamientos. Pero aquel paraguas-varita también sabía defenderse. Paró el hechizo y me lanzó por los aires. Me di un buen golpe en el trasero, y otro en la cabeza. Por suerte, la pared me había parado. Esta vez, no tengo la opción de buscar refuerzos. Tenía que neutralizar aquello, y llevarlo al Ministerio. Le lancé un Finite incantatem, para ver si con eso el paraguas cesaba sus ataques.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 634
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Lun Mar 26, 2018 2:19 am

Me refería a la discoteca —aclaró, divertido. Eso de ir… haciendo lo que los inefables hagan no parecía muy divertido, no cuando estadísticamente eran los que más tasa de mortalidad tenían al fin del día, seguidos estrechamente por los dragonolistas. — Pero al final, que pase lo que tenga que pasar, que no pare la fiesta mientras tanto —abrió las manos en un gesto resuelto. Era mejor vivir así, estar al día a día en lugar de pronosticar qué o qué no iba a suceder en el futuro.

Su calma, sin embargo, se desestabilizó en cuanto recibió los mensajes siguientes que los hicieron darse cuenta que era momento de seguir con sus respectivos caminos. No daba crédito a lo que sus ojos veían cuando salieron a recepción para encontrarse con ese paraguas, como si fuera la cosa más normal del mundo, atacando a todos los presentes. Volaba y lanzaba hechizos, era con toda seguridad alguna especie de ataque directo al hospital, ¿cómo si no habría llegado aquel instrumento mágico para sembrar el caos? Sus compañeros intentaban sin éxito detenerlo, muchos cayendo víctimas en el intento.

Volvió su mirada hacia Matt cuando habló. Su visita era inesperada tanto como útil en ese momento, vaya casualidad. — Ten cuidado —lo advirtió, esperando a que el hechizo de protección hiciera su efecto antes de salir del sitio donde se resguardaba de las maldiciones. — ¡Necesitamos camillas, despejen urgencias! ¡Seguridad, lleve a todos a una sala de espera privada, que no salga nadie del hospital! —empezó a mover a su gente, yendo a revisar a las personas en el suelo para poder discernir en niveles de emergencia. — ¡Lleven todas las reabastecedoras de sangre disponibles a urgencias y pidan al departamento de pociones por más!

Las camillas empezaron a llegar, Lindsay también estaba de pie ayudando al movimiento. Ella estaba llevando a los heridos que podían llegar por su propio pie a la sala donde iban a ser atendidos. Todo era un caos los minutos que tenían para movilizar a todo el personal, mismos que duraba aquella protección. No esperaba eso al momento de iniciar su día. Todo estaba despejado finalmente, Laith había regresado para poder asegurarse de que ya no hubiese nadie escondido a quien movilizar, sin embargo la protección resultó no bastar frente a la constante ida y vuelta de hechizos contra el paraguas.

Escuchó un ruido que creyó era una persona herida y nada más que esa breve distracción fue suficiente como para no ver a tiempo un hechizo que iba directo hacia él. — ¡Proteg…! —trató en vano de defenderse, cuando el impacto lo hizo quejarse del dolor. Tuvo que sujetarse de una pared para no caer al suelo, con la boca reseca y encontrándose muy aturdido, mareado incluso, ¿era un veneno? Ese pesado dolor de cabeza y el cansancio… Más bien creía que había sido un tipo de hechizo que resultara en deshidratación severa, tras analizar a fondo sus síntomas.

Estaba de nuevo en un lugar más o menos seguro, aunque intentar cruzar la recepción no parecía una idea inteligente. Tampoco lo era intentar atacar a aquel instrumento que se defendía bastante bien para no ser, al menos aparentemente, controlado por una persona. Tuvo una idea loca, pero la verdad no sabía si era adecuada, y pensaba que podría arrasar más con el hospital que hacer un bien. El fuego no era la opción en esta ocasión para pelear con fuego. ¿Pero el hielo…? Salió de su escondite con la debilidad propia de su estado, y de su varita empezó a salir un gélido viento. Creía que si conseguía un estado de congelación, podría debilitar e incluso detener al paraguas. Esperaba que tuviese éxito.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 26.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1001
Puntos : 823
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Miér Mar 28, 2018 11:26 pm

Para ser un simple paraguas hechizado, tenía mucha fuerza. Además, nadie en la sala parecía estar controlándolo. La pequeña sala se había vuelto un caos, toda llena de gente hechizada, enfermos, sanadores y mucha gente moviéndose sin sentido. Mi contrahechizo no surtió efecto, y el objeto volador identificado continuó con sus ataques. Me dolía el culo y estaba enfadado. No esperaba encontrarme algo de trabajo de campo en San Mungo. Se supone que aquí están los enfermos, no hace falta ataques terroristas para rematarlos. Observé a Laith mientras procuraba defenderme, no quería volver a sufrir daños. Él estaba haciendo su trabajo, ordenando a unos y a otros para que desalojasen la sala. Entonces vi como el paraguas le acertaba con un hechizo.

- Mierda. Laith, ¿estás bien?

Pude ver que el sanador estaba bastante debilitado. Desconocía que tipo de hechizo había usado el maldito paraguas. Eso era exactamente lo que era aquel objeto, un paraguas maldito. Era como una varita con falda. Los hechizos salían de la punta, como si se tratase de una varita. ¿Y si no es solo un objeto hechizado? Puede que sea algo más, tiene mucho poder. Su magia no es sencilla como suele ser la de los objetos muggles hechizados. Es muy posible que se trate de un ataque directo a San Mungo, de esos terroristas. En ese momento vi a Laith, apuntando al paraguas con su varita. El chico estaba débil. Necesitaba atención médica. Adiviné lo que intentaba hacer, pues de su varita salía un ligero viento gélido. No creo que funcione, pero mejor dos que uno. Dejé de usar el hechizo protector en la sala, casi no quedaba nadie dentro de ella y mi hechizo se había debilitado bastante con los continuos ataques del paraguas.

Cuando vi que Laith estaba preparado para atacar, lancé un Glacius no verbal, apuntando hacia el objeto volador. Ninguno de los hechizos que había conseguido lanzar habían surtido efecto. El paraguas continuaba atacando sin más. Cierto es que había tenido pocas oportunidades de atacar, pues casi todo el rato me estaba defendiendo o defendiendo a los demás. Ahora, con la sala vacía, era mucho más fácil. Desconozco con qué fuerza pueda lanzar Laith su hechizo, pero con los dos combinados es muy posible que logremos pararlo. El hielo llegó hasta el paraguas, que quedó como paralizado. Le lancé un Flipendo, que lo arrolló contra la pared y lo hizo caer al suelo. En ese momento parecía un simple paraguas. Pero no iba a estar quieto por mucho tiempo.

- Que alguien mande una carta al Ministerio. Necesitamos aurores e Inefables, y alguien del Departamento de Catástrofes. - grité hacia el pasillo, donde había una mujer atendiendo a unos y a otros. - Por favor.

Era mi trabajo avisar al Ministerio, o mandar a alguien que avisasen, pues si se trata de un ataque terrorista tienen que poner una alerta a la población mágica. Además, es mejor que estudiemos el paraguas. No es un simple objeto hechizado, parece tener vida propia. Sabe hechizos, toma decisiones, es como una inteligencia maligna no humana. Me acerqué a Laith, pendiente de que el paraguas no se moviera. No tenía buena cara el sanador, necesitaba ayuda. Le sostuve, pues parecía débil.

- Debes salir de aquí, que te atiendan. No tienes buena cara. ¿Estás bien?

Intenté acompañarle hasta la puerta, sin quitarle ojo al paraguas. Debería hacer algo más, ¿pero qué? Una jaula mágica no creo que sirva, ni unas cadenas. Pero si puedo conjurar un sinfin de conjuros con tal de intentar mantener el paraguas quieto mientras llega la gente del Ministerio. Los Inefables traerían una de esas cajas con cierre mágico, y bastaría con meter al paraguas dentro.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 634
Puntos : 230
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.