Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Acoso laboral [Laith y Matt]

Matt Forman el Miér Feb 28, 2018 1:10 am

Recuerdo del primer mensaje :

Mi hermana siempre fue especial para mí. A pesar de nuestras riñas y peleas, nos queríamos. Siempre me aceptó y me ayudó. Lo pasé mal cuando escapó con su novio. Creí que se habían unido a eso que llamaban Orden del Fénix, que estaba dejando de lado su sangre pura para irse a mezclar con un muggle, o algo peor. Estuve muchos años engañado. Por culpa de mi madre, y por culpa de la propia Danna. Ella jamás se digno a avisarme de sus planes. Se fue sin más. Y a pesar de todo, cada vez que tenía un rato libre iba a verla. Hacía un año que se encontraba en San Mungo, muy bien cuidada. Pero su cabeza estaba en otras partes, llena de dolor y de sufrimiento. Si tan solo supiese que su marido estaba vivo. Si pudiese ver a su hija, tan bonita como inteligente, queriendo seguir los pasos de la madre...  

Poco había que hacer con Danna. Le traje unas flores y unos pasteles. Ella me llamó William, y poco más. Caminando hacia la salida tuve una idea repentina. ¿Y si Laith estaba trabajando? Me gustaría verle serio, en su trabajo, vestido con su uniforme. Tengo cierta predilección por los sanadores, desde siempre. Me da morbo su trabajo. Me acerqué al mostrador de información, y pregunté si Laith trabajaba hoy. Me dijeron que sí. Una idea loca había surgido en mi mente. De modo que salí a comprar unos pasteles, y volví a entrar. La mujer del mostrador, parecía sacada de una telenovela. Puso los ojos como platos al verme entrar con la bolsa.

- Querida señorita, ¿me haría el favor de avisar a Laith de que tiene un paciente muy enfermo esperándole aquí? Siempre y cuando no tenga una urgencia, claro. Le he traído unos pasteles, me gustaría que se tomase un descanso conmigo.

Puse mi sonrisa de Forman encantador, y la mujer corrió pasillo adentro. Esperaba no estar interrumpiendo una operación a vida o muerte, o algo grave. Solo quería secuestrar a Laith unos minutos, aprovechando que pasaba por aquí. De paso le invitaba a merendar algo dulce, y con suerte podríamos tener una amena charla. A penas me acerqué a él la noche del carnaval, le vi pasarlo bien y no quise distraerlo. También yo tuve otros intereses. Me centré en el negocio, y no en mí. Cosa poco habitual.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Vie Mar 30, 2018 12:44 pm

En cuanto sintió ese hechizo, casi creyó que desfallecería, pero por suerte consiguió utilizar como apoyo una pared que detuviese su caída al suelo. Alzó su mano en dirección a Matt para indicarle que no se preocupara, tenía que concentrarse en detener al paraguas maldito en lugar de preocuparse por lo que, a los ojos del sanador, era una nimiedad. Tuvo una idea más bien loca y que no estaba seguro de si iba a conseguir, congelar al paraguas parecía ser una misión casi suicida, pero por suerte no fue el único que pensó en ello. Y si el inefable no lo había pensado, sí que decidió respaldar su plan.

La debilidad de Laith se notó en la potencia de su hechizo, y con toda seguridad de haberlo intentado solo no hubiese tenido ni por asomo el resultado que consiguió. Lograron paralizarlo por el frío y perdió, al menos por el momento, sus capacidades mágicas para volar y lanzar hechizos. No sabían cuánto tiempo iba a durar el efecto antes de que la capa de hielo a su alrededor se rompiera y volviese a hacer daño. Esperaba que llegasen pronto los refuerzos, con el bajón de adrenalina que lo hizo buscar de nuevo una pared de la que sujetarse, a pesar de haberse alejado de su punto de soporte para poder realizar el hechizo.

Para su fortuna, consiguió sostenerse de Forman. — Estoy bien, sólo necesito un suero y ponerme a trabajar, hay muchos heridos, ¿cuánto crees que se tarde tu gente? —le preguntó, mirando con desconfianza el paraguas. ¿Si lo encerrasen o atasen podrían llegar a neutralizarlo? Su experiencia con objetos malditos se limita a quienes atendía heridos por ellos. — ¿Crees que sirva si lo atas o algo? ¿Quizá si hicieras un hechizo de protección a la inversa que lo mantenga dentro de un campo y no pueda salir ni hacer hechizos? —le dio algunas de sus ideas, sin saber si alguna de ellas serviría. — ¿Puedes ayudarme a llegar al almacén de suministros?

Apuntó con su mano el camino del pasillo a donde tenían que avanzar, contrario al camino que llevaba a urgencias. Como su nombre lo indicaba, en múltiples estantes se encontraban los abastecimientos de diferentes provisiones médicas: gasas, vendas, esterilizante. Lo importante, y que buscaba Laith, era una bolsa donde había un suero con su respectivo conducto para introducirlo intravenoso. Lo abrió, buscó algo de cinta que cortó y lo sostuvo con sus dientes para sin pensarlo introducir la jeringuilla en el doblez de su brazo derecho, manteniéndolo en su lugar con la cinta y colgando la bolsa en uno de los soportes móviles que había, en el que también se sostuvo para no caerse.

¿Ves? Como nuevo, no hay nada de qué preocuparse —le guiñó el ojo con un gesto travieso. No se sentía bien, pero se esforzaba en demostrar lo contrario, era una obstinación particular. — Iré a ver qué necesitan en urgencias, deberías asegurarte que ese paraguas no despierte o se vuelva a activar o lo que sea, si te ha hecho daño también sería mejor que nos dejes revisarte —le aconsejó la ironía de que él no quería ser atendido correctamente cuando le sugería a él que lo hiciera. Salió de la habitación cerrando la puerta, trayendo consigo el soporte que tenía ruedas y se movía fácilmente por el suelo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Mar Abr 03, 2018 12:43 am

La zona del desastre estaba prácticamente vacía a excepción de Laith y yo. Por suerte, entre los dos habíamos conseguido detener el paraguas. Ahora estaba en el suelo, conservado en hielo, sin atacar a nadie más. Me relajé un poco, y me centré en el sanador. Más bien necesitaba ser sanado él, pues el maldito paraguas le había atacado a traición. Lo peor del caso es que desconocíamos que clase de hechizos estaba usando. Y no podía saber cómo había afectado a Laith. Él decía que estaba bien. Le preocupaba la otra gente herida, y que la gente del Ministerio llegase. Gracias a mi formación como Inefable, yo estaba mucho más calmado, e intenté trasmitirle esa calma.

- Si el aviso ya está en camino, dentro de unos minutos les tendremos aquí. No tienes que preocuparte por eso. - señalé el paraguas.

Él parecía preocupado, y no era para menos. Lancé un Religio contra el paraguas, y unas cadenas rodearon le rodearon de forma que no se pudiese abrir. Luego conjuré un aura en la sala, de manera que si el objeto atacante despertaba no pudiese herir a nadie más. Laith necesitaba que lo acompañase a un almacén. Le ayudé, cogiéndole por la cintura y caminando junto a él por donde me indicaba. El almacén no estaba lejos y, como su propio nombre indicaba, estaba lleno de suministros médicos. Miré atentamente como el sanador se ponía un suero. Lo había visto hacer más veces, pero jamás había podido ver a alguien poniéndose una vía a él mismo. Según Laith, ya estaba como nuevo y quería ir a ayudar a la gente herida.

Salimos de nuevo al pasillo. Estaba lleno de gente. Reconocí a casi todos. Se trataba de aurores e Inefables que andaban de un sitio a otro buscando el objeto. Me separé de Laith momentáneamente y corrí hacia la entrada. El paraguas continuaba helado y encadenado. Llamé a dos Inefables y les ordené que trajesen una caja de contención. Pusimos dentro del paraguas, mágicamente, y sellamos la caja. Respondí a sus preguntas, y a las preguntas de los aurores. Les pedí que se quedasen a ayudar en San Mungo, pues había muchos heridos y la mayoría de aurores deben tener nociones básicas de sanación. A mis Inefables les ordené ir directos al Ministerio, y guardar la caja en la habitación sellada. Debemos estudiar ese objeto y saber qué es y quién lo envía. Terminado mi trabajo, fui en busca de Laith. Miré en varias habitaciones hasta dar con él.

- Ya está, se lo han llevado. El peligro ha pasado. ¿Crees que pueda ayudarte en algo aquí?

Pero era Laith el que no estaba bien del todo. Resulta muy curioso que un sanador vaya con un suero enganchado al brazo intentando curar a otros enfermos. A ambos nos había golpeado el paraguas maldito con fuerza. Quizás a él más que a mí, pues lo mío era un simple golpe en la cabeza. Mañana me iba a doler el culo, y posiblemente tendría en las posaderas un moratón más grande que si me hubiesen estado dando unos azotes en una noche loca. Pero sobreviviré. Un gran revuelo se formó en la entrada del edificio. ¿Qué más puede ocurrir? Muy pronto lo descubrimos. Había llegado la prensa. Periodistas de El Profeta se empezaron a desplegar por todo el hospital para preguntar a todos los afectados por el ataque.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Jue Abr 05, 2018 10:36 am

Cuando el hechizo le acertó, dejó tal debilidad que todo se detuvo un segundo para Laith. A punto de ceder a la presión, mantuvo la cabeza de profesional y analizó sus propios síntomas para asumir que no era nada realmente serio, no necesitaba atención urgente. Lo que sí que necesitaba urgentemente era parar a aquel jodido paraguas y poner a salvo a todos los heridos, pacientes y familiares que había en los alrededores. Quién iría a imaginarse un ataque a San Mungo. Por ello conseguir detenerlo era una parte muy importante de su plan, casi no se creyó mirando con desconfianza el artículo en el suelo.

Todo había vuelto a su cauce, había que curar a los recientemente heridos y la gente de Matt no tardaría en llegar para hacerse cargo del paraguas. Por otro lado, Laith hizo un momento de introspección y se dio cuenta que no estaba física ni mentalmente listo para ayudar, pero tenía que hacerlo. Aún seguía débil y estaba mareado, necesitaba hidratarse pero incluso llegar al almacén parecía ser una misión imposible. Por suerte el inefable le dejó apoyarse en él mientras alcanzaba el sitio, donde se canalizó él mismo sin apenas dificultad.

Llegó el momento de separarse, o eso parecía. Matt fue a la entrada y el sanador tuvo que regresar a urgencias, donde recibió más de un regaño por parte de Lindsay a raíz de su estado. Parecía que un sanador con su estado no podría ser de mucha ayuda, pero la verdad es que estaban equivocados. Era capaz de sanar con la zurda y administrar medicamentos por pociones, así que en realidad no estaba tan mal. Poco a poco empezó a ver más gente ayudando, seguramente los aurores e inefables. Él estaba terminando una curación de fractura simple cuando sintió una presencia en la puerta.

Empiezo a creer que tú traes la mala suerte —bromeó con él con una sonrisa, ya se sentía un poco mejor que antes, al menos. — Creo que ya está todo controlado, han sido atendidos los más urgentes así que eso ya no es problema, si todo sale bien en unas horas estará todo funcionando como debería —le comentó, suspirando aliviado. — Hay aurores investigando a las personas que estaban presentes para asegurarnos que el responsable no esté todavía en el hospital, se hará una investigación —le contó a grandes rasgos lo que tenía claro.

Sin embargo, el revuelo pronto regresó ésta vez en la entrada, haciendo a Laith suspirar. Era evidente y muy lógico que todo resultaría con la prensa queriendo testimonios y la información en exclusiva. Se quitó la vía y dejó las cosas en un sitio donde no estorbaran, si seguía sintiéndose así de mal después iba a volver a utilizarla seguramente. Por ahora, no le daban muchas ganas de ser el médimago medio suicida que se pone a curar gente cuando él no está precisamente en su mejor estado. Pronto el grupo de periodistas acabó alcanzándolos. — ¡Unas preguntas, por favor! —los abordó una mujer. — ¿Ha sido un atentado terrorista? ¿Dejó muchos heridos? ¿Se capturó a los responsables? ¿Hay muertos?

Aquella chica debía ser nueva en el tema del periodismo, por cómo soltaba preguntas de forma atropellada seguida de su vuelapluma, y no daba la impresión de ya estar graduada de la universidad. Debía ser una practicante. Además, le faltaba muchísimo tacto. — No ha habido muertos y se estima un aproximado de al menos quince heridos, la mayoría ya se encuentra estable —de todos modos decidió responderle.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Lun Abr 09, 2018 12:18 am

El ataque en San Mungo había sido muy peligro, por suerte lo teníamos controlado. En cuanto empezaron a llegar los aurores y mis Inefables pude respirar un poco más tranquilo. Había que investigar el lugar por si el terrorista continuaba en el hospital, y había que sacar el paraguas de aquí para investigarlo. Una vez estuvo todo despejado busqué a Laith. Quería cerciorarme de que estaba bien. Había recibido un hechizo, no estoy seguro de cual, y se estaba haciendo el valiente frente a tanta tragedia. Lo encontré curando a alguien. Algunos aurores estaban ayudando también en las tareas de sanación, y yo quería hacer lo propio. Mis nociones de sanación son muy básicas, casi nulas por falta de práctica, pero puedo hacer cosas simples. Laith bromeó con que yo traía la mala suerte.

- No, yo solo traje pastelitos. La mala suerte la trajo el inútil que dejó aquí el paraguas. Como lo pille...

La situación ya estaba bajo control, pero faltaba algo más. Periodistas. Creo que los odio. Siempre están en el sitio adecuado en el momento menos oportuno. Llenaron la entrada de San Mungo con sus preguntas y sus vuelaplumas. Querían saber la versión de todos los presentes. La mujer que se acercó a nosotros parecía una novata. Soltó varias preguntas de golpe. Mi única opción era mandarla a paseo amablemente, pero Laith le contestó sobre los heridos que habían. Ella quiso saber también si se trataba de un ataque terrorista. Ambos obviamos aquella pregunta.

- Agradecemos vuestro servicio, pero hay personas aquí que todavía necesitan ser atendidas. Salgan del hospital, por favor. Un responsable del Ministerio responderá a todas vuestras preguntas en breve. Dejemos que los sanadores puedan hacer su trabajo. Respeten a los enfermos.

Agarré a Laith suavemente para alejarlo de aquella periodista. Él también estaba herido, y no es normal que ande ayudando a todos y nadie se ocupe de él. Llamé a uno de los Inefables, y le ordené que sacasen de allí a todos los periodistas. También le pedí que buscase a alguien para responder preguntas con evasivas. Todavía no sabemos nada seguro sobre el ataque. ¿Cómo quieren que les contestemos? Son unos pesados.

- ¿Tu cómo estás? Deberían revisarte. No seas testarudo. No me hagas obligarte... - solté amenazante y serio. - Te veo un poco... ¿apagado?

Entiendo que él quiera ayudar a los demás en este momento de tragedia. Pero, como él mismo ha admitido, todo está bajo control. Es tiempo de que alguien le revise. Me acerqué a una sanadora cincuentona y le pedí por favor que me ayudase con Laith. Alguien debía comprobar si estaba bien. Dudo que con un suero sea suficiente. Y me niego a irme hasta que no lo hayan revisado.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Mar Abr 10, 2018 10:05 pm

Laith consideraba que ese era uno de los mejores escenarios contemplando lo que había ocurrido. Uno perfecto sería no haber tenido ningún herido, pero con que no hubiese muertos ya era mucho que decir, era una estupidez que viniesen a atacar precisamente un hospital. Los heridos no necesitan estar más heridos. Se encontró con Matt en la puerta de la habitación en donde se encontraba y se atrevió a bromear con él una vez que terminó con sus deberes ahí dentro, diciendo que él había atraído a la mala suerte.

Al menos no ha llegado a más, pero me alegra que ese jodido paraguas esté asegurado ya —admitió, intentando ser positivo en medio de todo el estrés y la desesperación que San Mungo había pasado. Pero como buitres llegaron los periodistas, abalanzándose sobre cualquiera que pudiese responder algunas preguntas antes de que consiguieran contenerles. No sólo eso, sino también los familiares de las personas que estuvieron presentes, así que vio importante remarcar a al menos un periodista que no había bajas, de modo que éste controlase a la multitud calmándole antes de que les dejasen pasar.

El inefable lo llevó bastante bien, consiguiendo hacer que todos salieran y despejaran el área aunque, muy para su sorpresa, se encontró con Matt guiándole a otra dirección, sin tener claro qué era lo que quería pero sí que tenía una idea bastante clara al respecto. Tan pesado como los periodistas era Matt queriendo que le revisaran por mucho que él jurase que se encontraba bien, ¡que era doctor, claro que sabía que se encontraba bien! Aunque al otro pareció mejor pedir una segunda opinión médica hasta el grado de amenazarle.

Ya te dije que me encuentro bien —suspiró, intentando en vano convencerlo de que confiase en su criterio. Una sonrisa traviesa le recorrió el gesto, ahogando una risa. — Me encantas cuando te pones serio —pensó en voz alta sin el más mínimo reparo. — Deberíamos vernos luego, tú sabes, ir a bailar, ver qué sucede —desvariaba, principalmente por no quejarse de que le estaba obligando a revisarse contra su voluntad, aunque eso lo decía por puro gusto y no por culpa de su estado.

Matt le pidió ayuda a April para que lo revisase, como si fuera un chiquillo con miedo a los sanadores que no habla para decir sus síntomas. Esos niños eran graciosos. Entre regaños de mujer cincuentona, diciendo que estos jóvenes no se cuidaban y alegando que el sanador quería hacerse el héroe, les llevó hasta una habitación para llevar a cabo las revisiones pertinentes.

Tengo la boca seca, estoy aturdido, me duele la cabeza, un poco de fiebre me temo, debieron darme con un dehydra, me puse un suero glucosado y saldré a comprar alguna bebida deportiva y todos felices y contentos —explicó rápidamente sus síntomas y su propio diagnóstico mientras April le revisaba el pulso. — Pero el señor inefable no me cree —aunque la sanadora no estaba del todo feliz y contenta, por la severidad con que le miraba.

Como no hay juntas aburridas no te interesa pasar tiempo recuperándote, ¿no? Siempre queriéndote hacer el héroe, estos jóvenes de ahora… —oh, Laith sonrió incómodo, le habían pillado un poco. Sí, tendía a escaparse de las juntas en recuperación, ¿qué tenía de malo? — Parece deshidratación, sí, pero deberías estar en recuperación, ¡al menos un par de horas y dejar de subir y bajar curando gente!

Una hora —negoció con su sonrisa de pillo, April suspiró exasperada. — Una hora y media, es mi última oferta —la sanadora le dio un pellizco, alegando que era otro estudio para corroborar el diagnóstico, antes de salir de la habitación, quejándose todavía. — ¿Lo ves? Todo bien, te lo dije —se volvió al inefable.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Miér Abr 18, 2018 1:28 am

Todo lo que tiene de guapo, lo tiene de cabezota. Laith se negaba a ser atendido pese a haber sufrido un ataque directo del paraguas maldito. Se hacía el valiente porque había otros peor que él y quería ayudar. Su vocación es muy fuerte, no por ello deja de ser un tozudo. Una vez terminada su tarea como sanador, mandé a los periodistas a la calle y me puse firme. Por mis cojones que lo iban a revisar. Pero el sanador estaba dispuesto a escaquearse. Se puso juguetón, diciendo que luego podíamos ir a bailar y ver que sucede. Solté una risita. Si piensa en eso, es que está bien. Aunque, ¿no pensamos los hombres en sexo a todas horas? Incluso estando enfermos o malheridos. No le dije que no, ni que sí. Lo primordial era saber si estaba bien. El hechizo podía estar afectando a sus funciones, es mejor prevenir que curar. No creo que sea nada grave. No ha perdido el conocimiento y se le ve normal, pero pálido.

- Podemos ir a bailar en cualquier momento, y sabes donde puedes encontrarme. Pero no será hoy. Ahora mismo necesitas reposo y atención sanitaria.

La sanadora a la que llamé vino enseguida. Laith, orgulloso como un pavo real, dijo los síntomas que tenía y le restaba importancia a todo. Me puse serio. Soy muy perseverante, y no me quedaré tranquilo hasta que no lo revisen. Pero me hizo reír cuando le dijo a la sanadora que yo no creo que esté bien. Ahora soy el señor Inefable. La mujer pensaba como yo. Laith había estado ayudando a todos los heridos, y él también necesitaba ayuda, aunque restaba importancia a sus síntomas. La sanadora le recomendó un par de horas de reposo, y él regateó como si estuviese comprando en un mercado. La puja quedó en hora y media. La mujer salió de la sala, dejándonos solos. Laith aprovechó para recalcar que estaba todo bien.

- Una hora y media de recuperación, y veremos si está todo bien.

Me acerqué sonriendo. Me alegraba saber que no era más que un poco de deshidratación. ¿Eso se cura bebiendo, no? Pero bebiendo agua. Busqué un vaso limpio con la mirada, para luego cogerlo y llenarlo de agua con un simple Aguamenti. Se lo acerqué a Laith. A parte de reposo, debería hidratarse. Y más le vale portarse bien, no pienso irme. En el Ministerio pueden sobrevivir sin mí. De todos modos yo no me voy a poner a inspeccionar ese maldito paraguas, ya he recibido bastante. Me puse bien el traje, y limpié algunas zonas. El suelo de la sala de espera había recibido mi culo, y posiblemente lo tuviese sucio. Luego me puse bien el pelo. Hay que estar guapo.

- Siento mucho que haya ocurrido esto, y justamente aquí. Ha debido ser uno de esos ataques terroristas indiscriminados. No entiendo ese modo de actuar. Por suerte no hay que lamentar muertes. Y tu te vas a poner bueno en un par de horas, más bueno si se puede. Es decir, voy a estar aquí contigo un par de horas. ¿Qué podemos hacer para entretenernos?

Esta vez no pensaba en nada pervertido. Aunque me daría cierto morbo poder tener algo sexual en un hospital no es un momento adecuado. Siempre he sentido debilidad por los sanadores y sanadoras. Seguramente se deba a que la sanadora de Hogwarts era una mujer muy potente. Pero quité esa idea de mi mente. Más bien estaba pensando en jugar a cartas, o simplemente hablar.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Jue Abr 19, 2018 11:36 pm

Sus intentos de distraer a Matt de su misión autoimpuesta de llevarlo a revisar como si fuese un mocoso no dieron fruto alguno. Una sonrisa más bien resignada apareció en su rostro al escuchar al inefable diciendo que ya irían a bailar y ver qué sucedía en otro momento, puesto que ahora mismo no era esa una prioridad, y acto seguido llamó a una sanadora para que hiciese el trabajo que él quería, que no era otro que echarle un vistazo a él. En un gesto quizá hasta soberbio, Laith rápidamente describió sus síntomas y se autoevaluó, muy acertadamente según la segunda opinión de April, misma quien no estaba feliz de verlo en ese estado.

Era un pésimo paciente, eso era posible deducirlo con sólo verlo regatear el tiempo que tenía que estar en reposo. Mismas que Laith no tenía precisamente intención de cumplir, dirigiéndose a Matt al ser dejado a solas con él. — Te preocupas demasiado, es una deshidratación de nada, me pasaba seguido en África —le dio un pequeño golpe en la pierna, en son de queja, apenas perceptible por lo que había sido totalmente indoloro. — Gracias —dijo, tomando el vaso y dando un trago, sin levantarse de la camilla.

Miró al señor Forman arreglándose el traje, sacudiéndose la retaguardia y acomodándose el cabello con una sonrisa divertida. En realidad estaba esperando a que Matt se fuera de su habitación para levantarse y seguir con su rutina, ignorante de que eso no estaba en los planes del mayor. La sonrisa tranquila que tenía mientras escuchaba al otro hablar sobre el ataque se congeló incómoda sobre su expresión cuando oyó un pequeño detalle: “voy a estar aquí contigo”. Oír esas palabras de un hombre tan guapo era encantador, pero no cuando se trataba de limitarlo y prácticamente atarlo a una habitación.

No es tu culpa, no es tu culpa, seguro que descubrirán quién lo ocasionó investigando ese paraguas, al menos no ha ocasionado daños graves —dijo respecto al ataque, que tampoco lo tenía feliz pero enfadarse y ponerse de malas no iba a resolver nada. No al menos sin un giratiempo. — Matt Forman, eso no se hace en hospitales, soy un hombre decente y recatado en el trabajo —malpensó a propósito su pregunta, cubriéndose con la bata de hospital más de ser posible, sólo por jugar con el otro. No pensaba que se estuviese refiriendo a eso realmente. — ¿Pero no tienes asuntos que atender tú en tu trabajo?

No había hecho nada indecente en hospitales desde que estuvo estudiando en Francia, aunque fue un pensamiento breve antes de preocuparse por el trabajo ajeno. No quería hacerlo sonar como que estaba, de algún modo, echándole de su lugar de trabajo para que dejase de imponerle límites, pero joder que era precisamente esa su intención. Le parecía especialmente sexy el inefable cuando se ponía serio, pero cuando usaba esa faceta firme con él no parecía ser igual de agradable. No pudo sino resignarse a la idea.

Podríamos jugar a “yo nunca”, pero a falta de alcohol nos toca beber agua —miró su vaso con un gesto de disgusto exagerado. — O a la botella versión vaso —y volvió a hacer un ademán con el vaso. — O puedes fingir que me perdí y me voy a seguir trabajando, ¿no? ¿Eso no? Vale —soltó una risa, recostándose en la camilla con evidente aburrimiento, y ni siquiera llevaba diez minutos de su reposo de hora y media. — Ah, ¿sabes? Hay un juego, dos mentiras y una verdad, yo te digo tres historias y sólo una es real así que debes adivinarla, yo inicio —se incorporó, dando un nuevo sorbo a su vaso.

A continuación, le mostró una herida en su mano izquierda, la marca de una quemadura. — Primera historia: cuando tenía ocho años, estaba con un grupo de amigos acampando en el bosque y mi mejor amigo tuvo una crisis de histeria y me obligó a poner la mano en una fogata —no hacía gestos, no sonreía, completamente estoico. — Segunda historia: cuando era estudiante me explotó un caldero en clase de Pociones, así que me cubrí con la mano y me cayó el brebaje que se había convertido en ácido, quemándome la mano —mantenía la misma expresión, relajado. — Tercera historia: durante un partido de Quodpot en el colegio era cazador, recibí un pase pero no la lancé a tiempo al tanque, así que me explotó —y finalizando aquella historia, lo dejó adivinar cuál era la real.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Lun Abr 23, 2018 7:45 pm

El ambiente estaba mucho más tranquilo. Los heridos estaban todos bien y yo había obligado a Laith a que le revisasen. A causa de ello debía estar un par de horas en reposo, y recuperando líquidos. Así qué iba a quedarme con él. Era lo mínimo que podía hacer. También yo había sufrido daños por el golpe, pero de menos importancia. Como mucho tendría el culo entumecido un par de días. Para el sanador, estar dos horas de reposo es lo peor que podía haberle pasado, por eso le pregunté qué podíamos hacer. Estar en el hospital puede llegar a ser muy tedioso. Quería animarle. Como siempre, Laith lo tomó a cachondeo, diciendo que el hospital no era un buen lugar para hacerlo. Que él era un hombre decente en el trabajo. Sonreí. Follar en un hospital da cierto morbo. Pero no es el momento.

- Prometo no hacer más propuestas indecentes en tu trabajo. - le guiñé un ojo. - Tranquilo, en el Ministerio se las pueden arreglar sin mí.

No tenía mucha idea de como hacer para que las dos horas pasasen más deprisa, y que Laith no se aburriese. Él pensó en jugar a eso de yo nunca, pero a falta de alcohol, el juego pierde todo el sentido. Negué con la cabeza cuando dijo que podía fingir que se había perdido, y él podría continuar con su trabajo. Entonces se le ocurrió otro juego. Era algo que yo no había escuchado nunca. Él contaría tres historias, y solamente una era verdad. Me mostró una cicatriz en la mano, y contó sus tres historias. Medité por un tiempo. Descarté lo del campamento. No entiendo como un ataque de histeria puede acabar con tu mano quemada. Lo del Quodpot podía ser lo más certero, pero la explosión de una poción también podía ser plausible. Me decanté por el accidente de Quodpot. Si ha llegado a sanador es porque la clase de Pociones tenía que ser su fuerte.

- Descarto las dos primeras. Creo que un accidente de Quodpot es lo más creíble.

Si era un juego, ahora me tocaba a mí. No me venía a la mente ninguna historia brillante o extraña en mi vida. Al menos nada que pudiese contar tan libremente. Las tres historias de Laith tenían como base la cicatriz de su mano. Y las tres historias eran sencillas, creíbles y poco impactantes. En mi cuerpo tengo algunas heridas, y no quiero hablar de ninguna. No es algo que pueda contar a la ligera. No puedo contar nada sobre el trabajo, y eso que hay historias tan trágicas como divertidas. Tiene que haber alguna historia simple que pueda contar. Algo sobre mí y que no sea sexual es bastante difícil.

- Allá van mis tres historias. Primera: de pequeño tenía un pato como mascota. De pronto un día mi patito desapareció y mi padre bromeó con que lo cocinaron al horno. Desde entonces, soy vegetariano. - lo conté con total naturalidad. - Segunda: tengo un primo segundo que es exactamente igual que yo, incluso a veces nos confunden. - esa sonaba a broma desde lejos, pero bien podría ser cierto. Hay familiares que se parecen mucho. - Tercera: si no fuese Inefable, hubiese sido estrella del rock, o magizoologo.

Me había inventado las historias sobre la marcha y estaba orgulloso de mi imaginación. Cualquiera que me conozca bien sabe perfectamente cual es la verdad. Estoy casi seguro de qué Laith se va a inclinar por una falsa. De ese modo podemos conocernos mejor. Me doy cuenta que nunca hemos salido a cenar o quedado para comer. Solamente alcohol y fiesta. De ese modo no se puede saber si alguien sigue una dieta especial. Tampoco conoce a mi familia. Mucho menos a mis primos. Ni conoce mis sueños perdidos de juventud. Estoy deseando que acierte, demostrando gran empatía e inteligencia.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Jue Abr 26, 2018 1:46 am

El tema de estarse quieto un par de horas y encima vigilado como si fuera a escaparse (que lo iba a hacer, vamos, pero no por eso debían vigilarle) no le gustaba en lo absoluto. Pero al menos tenía buena compañía, incluso bromeó con Matt malinterpretando sus palabras cuando pregunto qué podían hacer, acusándolo de estar haciendo propuestas indecentes. Casi se entristeció un poco cuando escuchó que el ministerio estaría bien sin el señor Forman, porque eso significaba que tenía todo el tiempo del mundo para pasarlo ahí vigilando que siguiera las indicaciones de la sanadora.

Jo, ¿ahora me vas a decir que eres adivino o lees las mentes? Yo así no juego —se quejó dramáticamente cuando le dijo a la primera cuál era su historia real, acomodándose en la camilla mientras esperaba a que se le ocurriesen sus tres historias. La primera era falsa, porque habían comido pizza con carnes aquella vez en casa de Matt si lo recordaba bien. Las otras dos eran más probables, llevándose a la boca la mano con gesto pensativo. — Tienes cara de rockero, creo que esa es la real —le dijo con una sonrisa traviesa.

Recordaba que Matt era músico, así que si le gustaba la música bien era probable que quisiera estar en una banda. Lo de magizoólogo se lo dudaba un poco, pero qué rayos, por qué no. Era el sueño más común para los magos, tanto como ser veterinario para los nomaj. Esperaba haber acertado en su respuesta, porque de lo contrario iba a tener que andarse con cuidado, no fuese a confundir al primo segundo con Matt y causar un problema familiar. Fue su turno otra vez de pensar en sus tres historias, aunque luego de la mano poco se le ocurría que pudiese usar para basar sus anécdotas.

Mis tres historias… Vale —se inventó tres rápidamente. — Antes de ser sanador, quería ser auror y estaba empezando los trámites cuando decidí cambiar de profesión —alzó su primer dedo, enfatizando que era su primera historia. — Nací en Canadá, pero a partir de los diez viví en Nueva York, la tierra de la moda —alzó el segundo dedo y, con la misma mano, hizo un gesto galante. — Tercero, cuando estaba en sexto coqueteé con un profesor para que me pasara en Astronomía —alzó el tercer dedo.

Ese juego era divertido y siempre era útil cuando se acababa de conocer a alguien, de modo que podía tener una versión general de las cosas que había y no había hecho. También funcionaba a la inversa, con dos verdades y una mentira, aunque en ese momento prefirió empezar despacio y sólo una verdad de por medio. Miraba a Matt esperando ver si acertaba por segunda ocasión en su elección, todavía bebiendo del agua que le había servido hasta que tocó rellenar otra vez el vaso. Poco a poco el mareo y el dolor de cabeza iban pasando, haciéndole ver que estaba en buen camino para recuperarse.

Es más divertido cuando hay alcohol de por medio, pero al menos hay agua —le guiñó un ojo divertido, haciendo un ademán con su vaso. Más bien, no había juego al que no pudiese meterle alcohol. — Aunque al menos sirve para conocernos mejor y sobrios —lo que no se había dado en ocasiones anteriores, entre el bar y la fiesta donde se habían encontrado. Pero eran detalles, a fin de cuentas, que a veces no significaban una verdadera diferencia.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Vie Mayo 04, 2018 12:46 am

El tiempo iba a pasar más deprisa si el sanador estaba entretenido. La idea de tener que estar en reposo no le agradaba nada, pero yo estaba dispuesto a obligarlo a cumplirlo. Él mismo me propuso un juego, que sin alcohol de por medio no iba a ser tan divertido, pero que sin duda serviría para conocernos un poco mejor más allá de las fiestas y los bailes. Empezó él contando sus tres historias. Solo una de ellas era verdadera, y me guié por la que parecía más real. Resultó ser cierta, y Laith fingió enfadarse. No le gusta perder, interesante. Inventé mis tres historias, no muy enrevesadas pero con cierta dificultad para alguien que no me conozca. Resultó asombroso que Laith acertase a la primera. Sonreí de lado, no esperaba que me pillase a la primera.

- Parece que no somos dos desconocidos al fin y al cabo... Es cierto, me gusta la música clásica, toco muchos instrumentos. Entre ellos la guitarra eléctrica. Adoro el rock and roll. No tengo ningún primo-gemelo. Todos son muy guapos, pero nadie me supera.

Lo dije totalmente bromeando. En muchos aspectos mi primo Brad era mucho mejor que yo. Aún así, sigo siendo más alto. Me gustó saber qué los dos habíamos acertado la primera ronda. Es extraño que me guste acertar, porque eso supone conocernos mejor. Y lo cierto es que no lo tenía previsto. Tiendo a pensar que no hace falta conocer tan bien a la gente, es perder el tiempo. Tarde o temprano se van, te decepcionan, o se acaba la amistad. Pero estamos jugando, y no me gusta perder. Escuché las tres historias de Laith. Las tres me parecían completamente válidas. La mejor estrategia era ir descartándolas una por una. Sin duda había nacido en Canadá, pero a los diez años u once debió empezar sus estudios mágicos. Y no me suena que Ilvermorny esté en New York. Bien, solo quedan dos.

- Me la juego. No te ofendas, pero no puedo imaginarte como auror. Quizás me equivoque, pero no te veo como un hombre de acción... Se te da tan bien lo de ser sanador. Casi tan bien como coquetear. La pregunta es, ¿tuviste buena nota en Astronomía?

Había descartado la historia más descabellada, y me había quedado con algo muy típico de Laith. Lo más probable es que fallase esta vez, pero me daba igual. Podía imaginarme al sanador coqueteando con un profesor. A todos nos ha pasado. No para aprobar una asignatura solamente. Es que hay profesores y profesoras de muy buen ver. Me lié con la de Herbología, que tendría unos cinco o seis años más que yo. Laith continuaba bebiendo agua y quejándose de que todo sería mejor con alcohol. Si hay que beber cuando se falla, en la primera ronda no hubiese bebido nadie. Supongo que debería beber el que ha contado la historia, por haber sido demasiado obvio. Bien, era mi turno. Me quedé mirando la pared, no se me ocurría nada.

- Es mi turno, veamos. Mi primer castigo en Hogwarts fue por robar Amortentia en una clase de Pociones. - miré a Laith, sonriendo, me habían venido a la mente mis dos mentiras y una verdad. - Mi primer beso fue con un amigo de mi padre, en casa. - había elegido primeras veces. - Mi primera vez fue en Hogwarts. Los chicos no pueden ir a las habitaciones de las chicas, pero ella si pudo venir a la mía.

Conociéndome, todas podían ser verdad. El Matt adolescente que yo recuerdo era vanidoso y muy ligón. Jamás pensaba en las consecuencias de mis actos, y tenía mucha suerte. Casi nunca me pillaron. Recibí muchos castigos, por supuesto. Me gustaba batirme en duelo por cualquier cosa. No siempre llevaba bien atada la corbata. Copié en algún examen. Intentaba escaparme al pueblo aunque no fuese fin de semana... Que buena época.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Lun Mayo 07, 2018 10:03 am

Pues entonces qué interesante, hubiese sido genial que fueses rockero —apuntó con una sonrisa, aunque ya que conocía al tan elegante señor Forman, le costaba un poco imaginárselo de otra manera. Lo que sí le hizo reír, fue que dijese que aunque todos sus primos eran muy guapos, ninguno lo superaba. — Eso sí que puedo creértelo, Matt —le sonrió galante, una suerte de vago coqueteo llamándolo guapo, antes de volver a reír. La primera ronda les había ido bien a los dos, con ambas respuestas acertadas, al final sí que se conocían aunque fuera un poco.

Le dijo sus tres historias y el inefable ahora tenía que volver a elegir cuál era la real. Había usado aquellas que más realistas le habían parecido para que fuese más complicado, y por cómo el otro se lo estaba pensando asumió que había acertado y lo había hecho dudar. Decidió jugársela, pidiéndole que no se ofendiera mientras le explicaba el motivo de su decisión. Realmente Laith no era un hombre de acción, al menos no de la acción de ponerse a repartir hechizos a diestro y siniestro, así que en eso Forman tenía un punto importante.

Puede que te sorprenda, pero quise ser muchas cosas antes de decidir mi carrera, hasta barrendero, ¿te imaginas? —le dijo, como una pequeña introducción. — Pero tienes razón, ser auror nunca fue mi plan —le confesó, sonriendo resignado, de nuevo lo había descubierto. — Pasé la materia, y es lo que importa, con “Aceptable” si bien lo recuerdo —fue una de las pocas veces que intentó coquetear con algún profesor para conseguir algo. El resto… Bueno, era calor y hormonas, al final del todo.

El tema de las primeras veces de Matt le resultó bastante complicado. Todas parecían sumamente posibles, él había sido tonto y joven también, así que entendía un poco todo lo que el otro le decía. Intentó pensar consecuentemente. Duró un par de minutos en silencio, analizando sus opciones, ¿robaría una poción que podía comprarla en la bótica? ¿Se besaría con un hombre amigo de su padre cuando sabía el peligro que corría? ¿Qué tan difícil era colarse a los dormitorios del sexo opuesto en el colegio? Él nunca había tenido que pasar ese problema, por razones bastante obvias, así que era de las pocas veces que se lo preguntaba.

La amortentia… Lo dudo, creo que eres más del tipo que le gustan los retos, sería demasiado fácil drogar a alguien… Las otras dos… Me la voy a jugar y diré que la real es que tu primera vez fue en Hogwarts —estaba dudando de su respuesta, pensaba que era probable que se equivocase pero decidió la que vio más lógica. Volvió a rellenar su vaso cuando éste se hubo vaciado, preguntándose cuántos minutos habían pasado desde que comenzó aquello que parecía más un castigo que un descanso.

Era de nuevo su turno de decir sus historias. Se acarició la nuca mientras pensaba, mirando al techo. Ya que el otro pensó en cosas respecto al colegio, pensó que sería divertido enfocar sus historias también, para que supiera, más o menos, cómo era Laith en su época de estudiante. Le costó un poco, pero de nuevo se preparó para decirlas, esperando que el inefable no acertase en esta ocasión, hasta el momento había sido relativamente fácil y le había adivinado todas sus verdades al sanador.

Vale. Cuando estuve en el colegio tuve un desliz hetero con una chica, pero acabé vomitando —esa sonaba a broma, una broma bastante asquerosa. — Cuando la profesora de Encantamientos me bajó puntos por razones injustificadas, llené su despacho de arañas y culpé a otra persona —era su segunda historia. — Mi mejor amiga dejó de hablarme cuando decidí en sexto año que me iría a estudiar a Londres porque quería que estuviéramos juntos en la universidad —finalizó su última historia.

Esperaba esta vez sí habérselo puesto más complicado al otro. Ocasionalmente miraba su reloj, aunque conforme se entretenía había dejado de hacerlo poco a poco. Por más que mirase, el tiempo no iba a pasar más rápido, sólo tenía que concentrarse en “ganar” aquel juego, de cierta manera.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Jue Mayo 17, 2018 8:06 pm

El juego estaba resultando interesante, sobre todo porque de momento ambos estábamos acertando todo. Y yo que creía que no nos conocíamos nada más que desnudos. Resulta que algunas cosas si que las sabemos el uno del otro, y otras resultan evidentes. Me la jugué mucho dando por hecho que su historia real era la de que en sexto coqueteó con el profesor de Astronomía. Y así fue, acerté de nuevo. Pasó la materia con una Aceptable. No es una E, no una S, pero no está mal. Algo falló, quizás el profesor no estaba de su bando.  

- Es una muy buena nota. Yo te hubiese puesto una S, porque tu trasero Supera las expectativas.

Aquello estaba fuera de lugar en un hospital, pero mi misión era levantarle el ánimo al enfermo y entretenerle mientras se recuperaba. Llegó el turno de mis tres historias y elegí hablar de primeras veces. Laith descartó el robo de Amortentia porque lo encontraba demasiado fácil para mí. Con mi sensualidad, no necesitaba de pociones para conseguir ligues. Dudaba entre las otras dos historias, y al final dio con la cierta. Ambas habían ocurrido, pero desde luego mi primer beso no fue con aquel hombre. Tenía más de diecisiete años cuando ocurrió.

- De nuevo has acertado. Nunca tuve necesidad de engañar a las chicas con pociones, ¿no ves estos ojitos? - le guiñé un ojo. - Así que si, mi primera vez fue en Hogwarts. Aunque lo del beso ocurrió. - reí divertido. - Pero no fue mi primer beso.

Le tocaba a Laith contar sus tres historias. Cada cual más asombrosa que la anterior. Me lo estaba poniendo cada vez más difícil. Al principio todas podían parecer verdaderas. Estuve dudando unos segundos, mirando un cuadro que se movía en la pared. Era una sanadora pidiendo silencio, a la pobre nadie le estaba haciendo caso en aquella habitación de reposo.

- Esta vez me lo has puesto difícil. Como antes, iré descartando. La que menos me pega contigo es  la de llenar un despacho de arañas. Aunque teniendo en cuenta que eras un crío... bueno, que tenías unos pocos años menos que ahora. Casi que me quedo con esa. Porque lo de vomitar... Entiendo que no te gusten las tías, pero no es como que te obliguen a comer gusanos. Y lo de tu amiga, no se acaba el mundo por vivir lejos, no hay que ser tan extremista. Se puede mantener el contacto perfectamente, estés donde estés.

Era turno de contar mis tres historias. Casi resultaba tan difícil inventar cosas como descartar las de Laith. Le había dicho cosas sobre mi infancia, mi trabajo soñado y sobre las primeras veces. No me quedaba nada legal que comentar. Si el juego fuese de otro modo, bien podría decirle que creí haber matado a mi novia que además estaba embarazada. O que ahogué a una Auror mientras tenía sexo con ella. Definitivamente no eran historias que uno pudiese contar tan libremente. Tenía que ser algo más inocente, más neutro.

- Bien. Veamos. Me tuvieron que educar en casa durante mi infancia porque en el colegio muggle creyeron que estaba loco por hablar de escobas que vuelan y de pociones matalobos. - aquello podía haberle pasado a cualquier mago o bruja. - En tercer curso usé magia de Transformación y tuve la cabeza llena de pinchos como un erizo durante tres días. - cosas de niños, ¿cierto? Me faltaba una historia, solo una. - Estoy seguro de que no tengo hijos.

Esa última era toda una declaración. Dudo que Laith sepa si tengo o no hijos. Después de eso me fijé en la hora. Llevábamos un buen rato con las historias y el sanador parecía estar bien de salud. Y seguro que estaba deseando salir y recuperar su trabajo. Quizás era tiempo de decirle adiós a un día tan lleno de sorpresas.

- ¿Te encuentras bien? ¿Notas algún síntoma? Creo que tu tiempo en prisión ha terminado...

Si se encontraba bien para continuar su trabajo yo no se lo iba a impedir, no es un niño y yo no soy su padre. Me preocupa su salud, ha recibido un hechizo de lleno y es muy cabezota. Pero no puedo estar todo el día detrás de él para que repose. La otra sanadora le dio un par de horas y casi habían pasado.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Lun Mayo 21, 2018 10:02 am

Sonrió divertido cuando escuchó el halago a su trasero de Matt, y hubiese sido una gran excusa que en su momento no se le había ocurrido. — Hubiese sido una buena excusa, pero… Bueno, no me quejo, iba a dejarla con Troll —soltó una risa, realmente no había hecho el mínimo esfuerzo en aquella ocasión. — Digamos que no es mi materia favorita —hizo un ademán con los hombros, encogiéndolos para restarle importancia al hecho evidente. Al menos había salido con buena nota del colegio.

Cuando escuchó las tres historias de Matt, tuvo primero que descartar una, la que más obvia le pareció, y sólo después de eso elegir entre dos alternativas, la que más lógica parecía, aunque no podía asegurar nada. Le sonrió coqueto cuando galanteó sobre sus ojos, realmente no se imaginaba al inefable usando esas pociones para llamar la atención de alguien. Estaba orgulloso de sí mismo al oír que acertó, aunque lo otro también había ocurrido, Forman estaba lleno de sorpresas. Y entonces fue su turno de volver a decir sus tres historias, empezando a contarlas, esmerándose en ponerla difícil para que el otro tuviese dificultad.

Tengo aracnofobia —le dijo, era el strike más serio al momento de hacer aquella elección de historia. No se arriesgaría a que se le subiera alguna por una broma. — Mi amiga sí me odió en sexto pero no por esa razón, y lo otro… Bueno, qué te digo, no tengo un estómago muy fuerte, de hecho si ahora soy asqueroso, lo era diez veces más cuando era más inmaduro, y con una chica desnuda encima y restregándoseme y metiéndome la lengua hasta la garganta… —sonrió incómodo, acomodándose el cabello. — No me dan asco muchas cosas del trabajo, y en la cama no se diga, pero...

Turno otra vez del mayor, y ya empezaban a quedarse poco a poco sin temas de conversación para hacer sus historias, pero el otro consiguió pensar en sus siguientes tres. La primera historia la descartó, ¿no era Matt afamado por su apellido en el mundo mágico? Entonces sería sangre pura, y por norma lógica habría estudiado en una escuela de encantamientos y no en una escuela nomaj básica. Podría equivocarse. Los pinchos fueron una idea graciosa que lo hizo sonreírse, y la última era de sus hijos. No recordaba que Matt alguna vez le hubiese hablado de hijos, sólo de una sobrina, pero una parte de él, traviesa, esperaba que la de los pinchos fuera real.

Suspiró, tratando de decidirse. Matt era bisexual, bien podría haber tenido hijos naturalmente. Pero los pinchos eran tentadores. — Casi quiero que me digas que lo de los pinchos es verdad para poder reírme de ti —se decidió por la que le hacía ilusión, a veces era un crío con ganas de meterse con los demás, siempre desde el respeto. — Aunque tampoco te ves como padre de familia… Sólo dime que la de los pinchos es la real —y procedió a soltar una carcajada, ya sin importarle si erraba o no.

Se había entretenido tanto al final del todo, que no se había percatado que realmente ya había pasado el tiempo que le habían prescrito para que se recuperase, entre el agua y la conversación, que sólo cuando Matt miró su reloj se acordó de revisar el suyo. Una sonrisa de pillo se extendió a través de sus labios al percatarse que, realmente, ya era hora de seguir con su trabajo. Pocas veces podría verse gente tan feliz de trabajar, incluso si eso significaba despedirse por el momento del inefable que le había dado esa grata sorpresa de pasar a saludar.

Estoy perfecto, listo para salir de prisión —se había levantado de la camilla, como acostado en un resorte. — Gracias por pasar a saludar y por quedarte, pero no te robo más tiempo, tienes cosas que hacer, cuídate —se apresuraba a despedirse, por si Matt cambiaba de opinión con liberarlo. No porque tuviese alguna autoridad sobre él, sino porque Laith, en ese pequeño punto de autoconocimiento, sabía que quizá debería quedarse un poco más. El resto de Laith no pensaba lo mismo. — Te escribiré pronto —prometió, probablemente sólo para saludarlo, pero escribiría.

Dicha la despedida, Laith se había acercado hacia él. Comúnmente habría simplemente estrechado su mano para marcharse, y era quizá la ligera emoción que sentía por poder regresar a hacer el trabajo que amaba que se había traicionado a sí mismo besándole la mejilla como a un amigo muy allegado. Tampoco pensaba que fuera un verdadero problema para Matt, despidiéndose con su peculiar forma, cerrando la mano haciendo una garrita con ella, a la distancia mientras salía de la habitación, imaginando que sabría dónde se encontraba la salida. Y ahí fuera, casi corrió en dirección a su departamento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 893
Puntos : 726
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Jue Mayo 24, 2018 7:53 pm

Por primera vez fallé. Elegí la historia más divertida pero menos real. Laith decía sufrir aracnofobia, de modo que era imposible que hubiese llenado un despacho de arañas. La historia verdadera era la del vómito. No me lo podía creer. El sanador presumía de no tener un estómago muy fuerte, de modo que al tener a la chica desnuda encima de él y en pleno arrebato de pasión, le dio asco y terminó vomitando. Sonreí divertido. A pesar de haber perdido en esta ocasión, me daba risa el hecho y no pude evitarlo. No me burlaba de Laith, eso jamás. Pero mi imaginación recreaba la escena y al imaginar la cara de la chica me daban ganas de reír a carcajadas. Pobre mujer, que despago debió llevarse.

- Pobre chica. Seguro que se traumatizó. Lo que no imagino es como terminaste con una mujer en la cama en semejante situación.

Le conté mis tres historias, cada cual diferente a las demás. Me estaba quedando ya sin ideas, y la última historia sonaba totalmente a verdadera. Laith se quedó con la del hechizo de Transformaciones, era la historia más graciosa, sin duda. Lo bueno, es que sí era real. Pero, no le sucedió a mi cabeza. Lo cierto es que el sanador no me veía como padre de familia. Sonreí. Claro que lo soy, el mejor padre-tío que todos desearían tener. Pero solo Lluna tuvo ese privilegio. Esperé un momento para dar dramatismo al momento.

- Bien, no tengo hijos. Pero, lo de los pinchos ocurrió. En tercero hubo un chico de Hufflepuff que me irritaba bastante, así que busqué un hechizo divertido. Y tuvo pinchos en la cabeza durante tres días. - admití sonriente. - El castigo que me pusieron duró más de tres días. Puedes reírte de mí por eso.

Ninguno de los dos nos habíamos dado cuenta del reloj porque las historias eran muy interesantes. Pero llevábamos allí un buen rato y no había signos de que Laith estuviese peor. Así me miré la hora y le informé de que ya podía quedar libre de su prisión. Se puso más que contento. Estaba deseando ir a realizar su trabajo. Es extraño ver sanadores tan entusiastas. Se levantó de la camilla perfectamente y dijo que me escribiría pronto.

- Nos veremos antes de lo que crees.

Le dije en tono misterioso. No es que estuviese planeando volver a visitarle por sorpresa como hoy, más bien sabía que le vería pronto por mi negocio. Hace poco que pasó el carnaval y ya estoy planeando otra fiesta. Nos despedimos con un beso en la mejilla, y Laith con un saludo bastante provocador. Le guiñé un ojo y salí de la habitación, volviendo a la realidad y dispuesto a trabajar unas cuantas horas extra a causa del paraguas maldito.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.