Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

El talón de Aquiles. — Maverick O'Connor {FB}

T. Hell Drexler el Jue 1 Mar 2018 - 15:35

“Antes de embarcarte en un viaje de venganza, cava dos tumbas” –Confucio.







Boston, Massachusetts. Año 2005.
TD Garden. Boston Celtics vs Angeles Lakers.



Hacía un año que Hellion no pensaba en otra que en la muerte de su hermana, y por consiguiente, en su venganza. Todavía revivía en sueños el momento en que encontró el cuerpo de Astra sin vida. En esos sueños Hell volvía a sentir el mismo vacío, como si el mundo se precipitara a través de agujero y no quedará nada más que él, y esa presión tan desagradable en su pecho.

Él había jurado cuidar y proteger a su hermana, tarea en la que supo que había fallado estrepitosamente  el día que la encontró muerta. Después de que Astra cayera en aquella terrible depresión, cuyo origen era desconocido, el mayor de los Drexler intervino y se llevó a su hermana con él, a Londres, esperando que el cambio de aires la afectara positivamente. Pero cuando los demonios que te persiguen están dentro de tu cabeza no hay escapatoria posible. Cuando Hellion leyó el diario de su hermana lo entendió todo, el dolor no desapareció pero el rencor lo hizo más llevadero. Juró vengar la memoria de su hermana, hacer justicia a todo el dolor que había sufrido, y aquella vez nada le impediría cumplir su promesa.

No había una razón para que Hellion detestara volver a Estados Unidos, simplemente era así, pero sí que era necesaria una para hacerlo volver. Aquella vez tenía una muy buena razón. Había cosas que podía delegar en gente de su confianza pero había otras que, si se querían bien hechas, tenía que hacerlas uno mismo.

Maverick O’Connor era el principal causante del abismo en el que Hell había estado sumido aquel último año, el culpable de arrebatarle a su hermana, y si bien había conseguido la información básica sobre él, todavía necesitaba saber más, necesitaba saber de qué pie cojeaba. No había razón más importante que esa para que Hellion Drexler decidiera abandonar Londres y regresar a Estados Unidos, a Boston más concretamente.

Estaba frente al estadio de los Celtics, el TD Garden, con una expresión de claro hastío en su rostro. Un buen amigo le había conseguido la información de que aquel día Maverick iría a ver el partido que allí iba a tener lugar, al parecer era seguidor del equipo anfitrión. Le producía rechazo el mero hecho de ir a un lugar tan abarrotado de muggles, pero si algo tenía claro Hell era que se sometería a cualquier tortura muggle y/o mágica con tal de acabar con aquel hombre. El precio no importaba, solo el premio.

Disculpa, pero estás sentado en mi sitio —le dijo al hombre que estaba sentado en el asiento contiguo al que, según le habían dicho, ocuparía Maverick. Aquel muggle, ingenuo e ignorante, sacó su entrada para comprobar su número de asiento.

No no, mira tío, este es mi asiento, quizá te has confundido o te han dado mal la entrada —le respondió el muggle intentando no sonar molesto por la interrupción, aunque fracasando estrepitosamente en el intento. ¿Tío? ¿Lo acababa de llamar tío?

No me has entendido. Ese es mi sitio —repitió Hell, haciendo énfasis y sacando la varita con disimulo. La actitud de aquel muggle, que estaba a una hamburguesa del infarto de miocardio, había acabado con la poca tolerancia que el inefable tenía. — Imperio.

Nunca le había temblado el pulso a la hora de conjurar una maldición imperdonable, nunca había tenido remordimientos de conciencia y no iba a empezar ahora. De hecho, la maldición Imperius quizá era su favorita de las tres, Hell siempre había encontrado muy satisfactorio el que otros se doblegaran a su voluntad.

Ahora, no solo te vas a ir sino que vas a limpiar el asiento para que no se me pegue nada de tu asquerosa presencia. Rapidito, que no tengo todo el día —ordenó en un susurro y con gesto neutro para no llamar la atención de los que había alrededor. Había sido precavido y había entrado al poco de abrir las puertas, por lo que no había demasiada gente todavía, pero era mejor cubrirse las espaldas por si acaso.

La gente entraba sin parar en el estadio, que se iba llenando a una velocidad alarmante. Hellion había cambiado su rostro, reemplazando el claro desagrado que le producía estar allí, por una cara similar a la de toda la gente que iba entrando. No debía llamar la atención.

Cuando sintió la presencia de alguien a su lado lo supo, él estaba allí. Maverick O’Connor estaba apenas a unos centímetros de distancia. La visión de Hell se volvió roja de la ira, el cabrón que había provocado la muerte de su hermana estaba allí, tan campante esperando disfrutar de un partido de baloncesto de su equipo favorito. Ni por un segundo pensó en acabar con él en aquel instante, no porque estuvieran en un lugar abarrotado de muggles, tampoco por temor a que pudiera escapar, sino porque lo que Hell más deseaba era que sufriera como su hermana había hecho.  Una muerte rápida habría sido demasiado misericordioso.

El partido del año, eh —comentó con una sonrisa amistosa y un tono emocionado, como si fuera uno más entre la multitud, como si su único objetivo allí fuera el de disfrutar de un partido de baloncesto. Por primera vez estaba mirando directamente en la dirección del auror, mirándolo a la cara, viendo los ojos del responsable de su desdicha. Que comience la función, pensó.

Hellion detestaba todo lo que tuviera que ver con los muggles, incluidos sus deportes, pero aquella vez deseaba que ganasen los Lakers.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Maverick O'Connor el Sáb 10 Mar 2018 - 22:32

- ¿Por qué no puedo ir contigo, papá?  A mí también me gusta el leprechaun. - la pequeña se incorporó en la cama, cruzándose de brazos. Tenía un pijama dorado bordado de tréboles verdes de tres hojas del que presumía orgullosa. - Yo también quiero ser una celtic. - concluyó la pequeña Elia, dejando notablemente claros sus ideales.

Su hermana Alexis, sin embargo, no parecía tener el mismo interés por la afición baloncestística de su padre. La otra gemela leía tranquilamente en la cama contigua a la de su hermana, sin tomar partido en la insistencia de Elia en acompañar a su padre al partido de aquella noche. Padre y niña solían ver juntos desde la televisión de casa lo partidos que el equipo disputaba de visitante, e incluso Maverick hacía la vista gorda en ocasiones dejándola acostarse más tarde de lo debido para una niña de su edad. Sin embargo, ir al TD Garden seguía siendo algo que debía esperar.

- Te prometo que cuando cumplas siete años, tu regalo será un partido en primera fila, ¿vale? Mientras tanto puedes escabullirte y verlo desde el salón. Si te mueves en silencio, como una buena ninja, es probable que tu madre ni llegue a enterarse. - le sonrió con complicidad. La niña parecía un tanto decepcionada, aunque esas últimas palabras incluso le hicieron cambiar de parecer.

- Entonces yo quiero quedarme leyendo hasta tarde. Babbitty Rabbitty y su cepa carcajeante no se va a leer solo, papá. - requirió Alexis con toda la seriedad del mundo, en vistas del panorama. Después de decirse eso a Elia... ¿Como iba su padre a negarse si no?

- Cuando vuelva, os quiero ver durmiendo. A las dos. Hasta entonces, a quién tendréis que convencer es a vuestra madre. - la cual, en ese mismo instante, apareció por el umbral de la puerta. Maverick les dio sendos besos en la frente a sus dos pequeñas, antes de dirigirse hasta a ella. Seguía perdiéndose cada día en esa intensa mirada azul como el cielo. Audrey... Seguía tan profundamente enamorado de ella... Le dio un beso rápido a modo de despedida. No podía demorarse mucho más si quería llegar a tiempo al partido. Esta le dio un golpecito en la nariz con su dedo índice, antes de sonreírle encantadoramente y pronunciar las dos palabras que marcarían el partido de aquella noche. Beat LA.

Se apareció en uno de los callejones contiguos justo en los aledaños del estadio, una zona más bien poco frecuentada por muggles y su lugar idóneo para llegar a los partidos cuando iba con el tiempo justo. Boston era una ciudad hermosa y normalmente no le importaba tomarse sus diez - quince minutos de caminata hasta el TD Garden, pero... ¿Llegar tarde a un Lakers-Celtics? Eso era una descomunal herejía que un fan como él que acudía religiosamente a cada partido no se podía permitir bajo ninguna circunstancia. Puede que los Celtics no atravesasen su mejor momento a nivel baloncestístico, estaba el factor que desde la época dorada de Larry Bird allá por los 80 no habían alzado ningún campeonato... Curiosamente el último sería en 1986, año de su nacimiento. Pero los partidos contra los Lakers siempre tenían ese morbo. Esa rivalidad inhumana que sobrepasaba todos los niveles que podía haber conocido cualquier deporte. Si habían algo que deseaban fervientemente cada temporada los aficionados de Boston era, ante todo, ganar los cuatro partidos que jugarían contra los angelinos a lo largo del año.

Accedió al interior del estadio en medio de la marea verde, ataviado con su típica gorra y su camiseta de Paul Pierce. Si quedaba algo de luz en esos años de sombra, era sin duda ese señor que había burlado a la muerte y a las once puñaladas que le habían propinado en su espalda en su año de novato. A pesar de que el equipo navegase a la deriva en la conferencia Este, contar con jugador de su calibre hacía que mereciese pagar el pase de temporada. Sus duelos con la sensación de la liga, Lebron James, eran cada vez más vibrantes. Y precisamente, cuando jugaban contra Lakers, parecía ser el antídoto perfecto para anular a Kobe Bryant, la mamba negra.

Avanzó hasta su butaca y se extrañó de no ver a su lado a Alan, ese afable hombre que le sacaba unos cuantos años y con el que llevaba prácticamente toda la temporada comentando los partidos de los locales en vivo. En su lugar estaba sentado otro individuo al que jamás había visto en el estadio. Quizá fuese un familiar al que había cedido el pase, o, simplemente, habría vendido la entrada. No le dio mucha más importancia, porque apenas unos instantes después de sentarse a su lado, el silbato del árbitro dio inicio al partido. Kendrick Perkins ganó el salto inicial consiguiendo la primera posesión para los locales.

Fue entonces cuando el hombre de su lado habló, soltando ¿la frase típica? para iniciar una conversación sobre baloncesto en un día como aquél.

- Ambos equipos han visto tiempos mejores. Pero sin duda, sigue siendo el partido más especial. - contestó el joven Mavs, más concentrado en lo que estaba pasando en la cancha que en otra cosa.

Los minutos pasaron, y el encuentro no fallaba a las expectativas generadas. Al final del primer cuarto, ambos equipos empataban a 32 en el marcador con un ritmo de anotación bastante frenético.

- El puto Kobe está haciendo lo que quiere. ¡No puede llevar quince puntos al finalizar el primer cuarto! - observó en voz alta, haciendo gestos de no estar en absoluto conforme con el desarrollo del partido hasta entonces. - Hay que apretar el culo en defensa. Defender, cuidar la bola y contraatacar. Como siempre hemos hecho. Tony Allen no puede frenarle, está claro. Paul defendiendo a Kobe. Esa es la fórmula del éxito.

En otra vida, de no haber tenido relación alguna con el mundo mágico, habría deseado trabajar en algo relacionado con el baloncesto. Entrenar, aunque a su edad... Tal vez estaría todavía en condiciones para jugar y dar la talla.


Info útil:
Te dejo aquí las plantillas de los Celtics y los Lakers del año 2005, por si quieres mencionar a algún jugador (o saber a cual pertenecen los jugadores que menciono) mientras narras el desarrollo del partido ^^

Celtics
Lakers
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Chris Evans
Edad del pj : 36
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 6.200
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Leprechaun
RP Adicional : 000
Mensajes : 85
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5438-maverick-o-connor#80350 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5467-maverick-o-connor-relationships#80708 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5469-las-cronicas-de-maverick http://www.expectopatronum-rpg.com/

T. Hell Drexler el Mar 3 Abr 2018 - 20:01

Estaba claro que aquella no iba a ser la mejor velada de su vida. No solo estaba rodeado de muggles, viendo un deporte que era lo más estúpido que se había echado a la cara en mucho tiempo, sino que, además, estaba a unos centímetros del hombre que había provocado el suicidio de su hermana.

Sabía el motivo por el que había ido, lo tenía muy claro y lo iba a conseguir, averiguaría a como diese lugar el punto débil de Maverick, pero el solo hecho de estar allí, parado al lado suyo y escuchar su voz, le producía una repugnancia tal que lo hacía desear eliminarlo lo más rápido posible. Menos mal que su ira y sed de venganza eran mayores. Hell era experto en reprimir sus impulsos, sabía que las mejores cosas les llegaban a los que tenían la suficiente paciencia como para esperarlas, que la puñalada que más duele es la que se clava muy lentamente entre las costillas.

Desde luego, cuesta volver a ver partidos como los de los 80. El duelo Bird-Magic era digno de verse, la final del 84 fue increíble, todavía la recuerdo como si la estuviera viendo ahora mismo —comentó sin apartar la vista de la cancha, aunque encontraba todo aquello la mar de aburrido se le daba bien fingir lo contrario.

Había hecho sus deberes, por supuesto, se había informado debidamente antes de llegar allí para pasar desapercibido y poder acercarse al auror de una manera que no lo hiciese sospechar. La palabra fracaso no estaba en el diccionario de Hellion, y a pesar de no haber pisado en su vida un estadio de baloncesto cualquiera diría que vivió aquella final del 84 desde la primera fila.  

La cara y gestos de Hell eran como los de los demás muggles que lo rodeaban, pendiente del partido, celebrando los puntos, quejándose cuando los Lakers marcaban o cuando los Celtics perdían la pelota, nada hacía sospechar que realmente el inefable estaba de lo más aburrido. Se dejaba llevar por la marea, con el fin de pasar por uno más.

En su fuero interno, Drexler suspiró aliviado cuando se acabó el primer cuarto, ¿era normal que el tiempo transcurriese tan lento?

Coincido, pero parece que Rivers no lo tiene tan claro. No sé a qué están jugando —contestó al comentario que acababa de lanzar el auror. A él le daba igual el tal Kobe, Paul y la madre que los parió a todos… lo que había que hacer por la venganza. — No puedo acercarme a darle la fórmula del éxito, pero le puedo decir al chico de las cervezas que se acerque, ¿qué te parece? —ofreció un agradable Hell cuando vio al empleado que llevaba a sus espaldas el tanque de cerveza, dispensando a quien pedía, y por supuesto, pagaba por ella. Con un gesto el inefable llamó la atención del empleado, que se acercó hasta ellos.

¿Qué desean?

Que se muera el que tengo al lado, pensó Hell.

Dos tanques de cerveza, por favor —pidió mientras sacaba el dinero muggle que llevaba para la ocasión y se lo entregaba al chico. Le pasó al auror una de las cervezas. — Yo pago, si al final del segundo cuarto seguimos empate, o vamos perdiendo, podremos saldar cuentas. Soy Hell, por cierto.


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.