Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Help me if you can, I'm feeling down ~ [ ft. Joshua E.]

Stella Thorne el Sáb Mar 03, 2018 12:39 am


No sabía por qué, o quizás sí pero lo quería obviar, había despertado extremadamente melancólica aquel día. Era de esos días que se quiere pasar todo el día en cama comiendo chocolate mientras escuchas música de fondo o si tienes un poco de suerte (si la señal del refugio iba bien y no pegándose a cada momento) ves una que otra serie. Le pesaba el cuerpo, le pesaban las pestañas y ahora era más un sushi hand roll que un humano envuelta entre sus sábanas y suspirando cada dos por tres.

Odiaba sentirse de ese modo, sin energía. Porque ella no era así, era de las que le costaba levantarse, sí. Pero porque  siempre le ha costado despedirse de sus sueños pero ya cuando lograba salir de la  cama era una batería interminable de energía. Pero hace unos días, ya quizás va a ser una semana que se sentía extraña, sin ganas a veces ni para comer un chocolate, y eso señoras y señores era algo muy extraño.

Suspiró y miró al techo de su habitación. Hace poco se cumplió un año del ataque que lo había cambiado todo y faltaba menos de un mes para el día en que logró escapar de Hogwarts convirtiéndose en fugitiva. ¿Arrepentirse? Jamás, pero lo que vino después...sacudió su cabeza, no quería pensar más. Esa era la verdad, y estar dentro del refugio era tener tiempo de sobra para eso, pensar pensar pensar y seguir pensando. Le gustaría sacarse por unos momentos su cabeza y colgarla por ahí hasta que se seque de todo problema o pensamientos que no viene a cuento y la tiene ahí desmotivada nivel ochomil. Rodó por la cama mientras ahogaba su grito entre las sábanas.

¡Quería salir! Quería volver a ser libre, quería caminar por las calles sin miedo a que alguien le atacará o secuestrara, quería volver a ver a sus seres queridos sin ponerlos en extremo peligro, quería volver a ver a cerebrito y salir con él a hacer muñecos de nieve, quería hasta tener una jodida clase de pociones si es que así podría volver a Hogwarts, quería tantas cosas y ninguna de ellas la veía como un panorama próximo. Y eso, eso la hundía por completo.

- ¡ YA BASTA! SE ACABÓ.- decretó bajo las capas de abrigo que tenía alrededor de ella. Como pudo salió de ese bulto que se había convertido y se levantó de su cama. Miró hacia todos lados de sus habitación observando que era una absoluto desastre. Suspiró y no le dió importancia, ya tendría tiempo para hacer el aseo. Ahora, saldría sí. Y no ha un barrio muggle, no, no, no. Iría a Hogsmeade.

[[ MEDIA HORA DESPUÉS ]]

Inspiró profundamente cuando se encontró en el bosque aledaño al pueblo. Hacía un frío de puta madre pero para eso se había abrigado en extremo. Sus ojos ganaron brillo cuando divisó el pueblo a los lejos, y si cerraba sus ojos hasta podía escuchar la risa de los estudiante de Hogwarts que recorrían felices las tiendas del pueblo. Abrió sus ojos y sonrió de medio lado, comenzó a caminar por el bosque en busca de un buen árbol para escalar. Quería encontrar uno lo suficientemente alto y firme para sumar un nuevo record en la  lista mental de logros de escaladora que tenía en su cabeza. Pero en eso, escucha una rama quebrarse por una pisada detrás de ella.

- Miren, a quién tenemos aquí... - a penas escuchó esa voz melosa de hombre, supo que estaba en problemas. Sacó lo más rápido que pudo su varita pero antes de siquiera poderse girar todo su cuerpo se congeló y cayó de bruces al suelo. Inmóvil en el frío suelo del bosque vió al hombre acercarse a ella, se agacha y le mira.- Creo que se ha equivocado de día la rata para salir de su alcantarilla...- le escuchó decir con una sonrisa socarrona. - pero ya la volveremos al lugar donde pertenece...

Maldición. Estaba frita.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Joshua Eckhart el Lun Mar 05, 2018 11:25 pm

No estaban siendo sus mejores semanas, eso era bastante evidente. Casi se leía en su rostro el hecho de que cada día lo estaba pasando un poco peor. El tema de su nueva naturaleza, que ya no era tan nueva, lo tenía exhausto buscando soluciones fáciles y prácticas pero no estaba consiguiendo nada. Básicamente su vida se limitaba a buscar refugios, intentar crear por su cuenta pociones matalobos y guardar el secreto de sus demás compañeros. Se decía poco, quizá, pero en la práctica era mucho más complicado de lo que nadie habría creído que sería tener encima la maldición que podía arruinarle toda su vida de saberse.

Al menos ese día intentó darse un descanso, para variar. Intentar que todo fuese como antes, como el año anterior. Invierno tenía algo que provocaba eventos catastróficos que cambiaban el mundo como lo conocía para convertirse en una especie de retorcida burla a su existencia. Primero sucedió con la toma del castillo y ahora con la mordida de la bestia. No saldría de su dormitorio las próximas vacaciones de Navidad bajo ninguna circunstancia. Una medida desesperada que no veía factible pero que no era tan mala dentro de su cabeza mientras intentaba desvariar.

Salió a Hogsmeade, quería comprar algunas cosas del pueblo mágico. Productos de la botica y también dulces. Necesitaba tinta y una pluma nueva. Todo lo iba metiendo dentro de su bandolera, como si intentase hacer algún tipo de almacenaje de provisiones, al menos lo parecía con la actitud quizá hasta algo sospechosa del Ravenclaw. Pero eso no era un gran problema, no cuando iba solo, había conseguido sortear tanto a su novio como a sus amigos para aventurarse solo en sus compras. Estaba, otra vez, acostumbrándose a hacerlo todo solo. No era agradable pero es lo que había, ni siquiera ellos podían conocerle como era en realidad ahora.

Blesk, su hurón, era su único acompañante ese día. Poco a poco se había llenado de mascotas, casi sin saber cómo, mas no los sacaba a pasear todos al mismo tiempo. Había que ser consciente, por encima de todas las cosas. El mismo que de pronto creyó que era una grandiosa idea escaparse del bolsillo de su túnica para irse a meter a la vegetación del bosque. Bufó. — ¡Blesk, ven acá! —trató de llamarlo en vano. Tuvo que meterse entre el verde del lugar para perseguirlo y que no se le perdiera, buscando dónde había ido a meterse.

En otro sitio cercano, el hurón corría a toda velocidad porque sus bigotes se lo indicaban. A veces su suétercito azul se enredaba entre las ramas pero las rompía con su fuerza colosal para seguir avanzando. Creyó que la amenaza era un conejo, al principio, pero entonces vio que sólo era un poquito más grande que un conejo: un humano. Desde su posición, cada vez más cerca, podía verle agachándose para mirar a otro humano en el suelo, esa era su oportunidad, y con toda la fuerza que le dieron sus patitas saltó encima del primer cuerpo, el del suelo, y se impulsó hasta morderle la nariz a aquel hombre. Ah, Blesk era todo un héroe.

¡¿Pero qué demonios?! —exclamó el hombre en cuanto vio a aquella rata saltarle al rostro y coger su nariz entre sus filosos colmillos, apretando al punto que sintió la sangre brotando. Lo tomó del alargado cuerpo, tirando en vano del animal hasta que consiguió arrancárselo, dejando el araño de sus colmillos al resbalarse por la piel. — ¡Esto no se va a quedar así! —gruñó, lanzando al animal y listo para encargarse de él con su varita, de no haber sido porque el dueño de dicho hurón no estaba ya lejos y alcanzó a ver la escena.

Más rápido que nadie, Joshua sacó su varita y la apuntó al hombre. — ¡Devastier! —pronunció con firmeza. Misma firmeza con que las raíces de los árboles aledaños se levantaron y capturaron a aquel hombre, tomado por sorpresa al ser atacado por la espalda. Fue apresado con fuerza que hasta su griterío lleno de maldiciones se acalló por la falta de aire. Y Blesk, como el héroe que era, fue a salvar a su damisela en apuros lamiéndole la cara, como si eso fuese a liberarla del encanto que la inmovilizaba. Joshua tardó en reconocerla, pero al cabo de unos segundos la liberó con un hechizo silencioso, sólo a tiempo para descubrir al hombre consiguiendo realizar un hechizo que encendió en fuego las raíces que lo rodeaban, debilitando segundo a segundo su sujeción.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 964
Puntos : 742
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Stella Thorne el Sáb Abr 07, 2018 3:40 am

Sintió sus ojos aguarse solo de la impotencia que le producía el no haber estado más alerta y haber evitado ese hechizo por parte de ese mortifago o cazafortunas, pero sea lo que sea era un ser despreciable para su vista. Y el estar quieta sin tener siquiera la posibilidad de darle un buen puñetazo le frustraba enormemente. Porque, que horrible terminar así, había logrado escapar de tantas hasta ese momento que ese fin era simplemente detestable.  Intentó vanamente moverse, sabiendo que por más que lo intentará con todas sus fuerzas ni cerrar las pestañas podría, y de apoco hasta que ese asqueroso hombre deshiciera el hechizo estaría a su merced.

Pero lo que no se esperaba que de la nada apareciera una pequeña criatura, tuvo que enfocar su vista para lograr ver que se trataba de un hurón, quién en ese momento se había convertido en el más extraño pero hermoso super héroe que se podría haber imaginado. Y por alguna extraña razón recordó a su padre, cuando le decía que los mejores amigos de los humanos son los animales. Y de paso, quizás por el cómo se encontraba le dieron ganas de abrazar a Robert, darle un abrazo inmenso y que si lograba salir de esta prometerle que dejaría de ser tan impulsiva, que se cuidaría más. Su pecho se volvió a apretar cuando vió como el hombre lanzaba lejos al diminuto animal.  Quiso cerrar los ojos para no tener que ver nuevamente frente a sus ojos morir a seres inocentes bajo personas sin alma pero una vez más el mundo la sorprendió y escuchó como de las lejanías una voz lanzaba un hechizo que detuvo por completo el accionar de aquel hombre. Observó como las ramas de los árboles comenzaban aprisionarlo, tanto así que hasta sus gritos se vieron callados por aquel amarre.

Sintió una lengua humeda y aspera pasar por su rostro encontrándose con el hermoso animal cerca suyo, sonriendo en su interior agradecida. Para que luego apareciera frente a sus ojos otro de sus rescatadores, la sorpresa que le llevó ver al ravenclaw fue monumental. Supo por su primera reacción que no la había reconocido aún del todo, pero de a poco su rostro se fue relajando hasta que sintió que su cuerpo volvía a ganar movilidad. Se levantó lo más rápido que pudo y pestañeó varias veces para volver a humedecer sus pupilas. Miró al chico sin saber qué decir o hacer, sentía muchas emociones en su interior que no sabía como hacerlas palabras, es que siempre ha sido más una chica de acciones.

- ¡La pagaran bien caro, idiotas! .- escuchó decir tras su espalda al hombre que ahora sólo era una sombra detrás de las llamas. Clavó su mirada en el castaño y en no más de tres segundos había tomado al hurón entre sus brazos acercándose a Joshua para aparecer con ellos muy lejos del bosque aledaño al pueblo.

Cuando volvió a abrir sus ojos se encontraba nuevamente en un bosque, pero uno muy diferente del que venían. Era el de su pueblo, su lugar favorito de niñez y que ahora le hacía sentir más en casa que nunca. Miró a Joshua.- Yo...lo siento, sentí que debíamos irnos de allí y ...los traje hasta acá...- comenzó a decir sin apartar su mirada del chico. Se sentía muy extraña, ya que por más que había compartido con él más de seis años jamás habían sido cercanos, de hecho hasta recordaba algunos altercados que había tenido con él en clases, pero que ahora sólo le parecían gilipolleces sin sentido.- Lo siento por meterte en problemas...- agregó.- Y...gracias, muchas gracias.- terminó por decir con absoluta sinceridad y si no fuera porque era torpe para esas cosas hasta hubiera abrazado al chico, pero a diferencia de aquello apachurró al pequeño hurón contra ella de manera dulce.- Y a tí también, mi diminuto superhéroe.- le dijo de manera dulce al animal para luego dejarlo ir con su dueño.

Miró a su alrededor e inspiró profundamente dejando que el agradable olor a pinos y robles inundará su nariz.- Nos encontramos en el bosque de Edale- le dijo sonriendo de medio lado.- Si quieres puedes marcharte, comprendo que quieras hacerlo,  no es bueno que estes a mi lado.- hizo una mueca y bajó la mirada.- Pero si me preguntas, me agradaría mucho pasar un tiempo con ustedes.- terminó por decir en algo que ella había hecho parecer muy normal pero que en el fondo era casi una súplica.

- No sé por qué no me aparecí en este bosque antes de que del pueblo...- reflexiono en voz alta.- Quizás porque extraño todo aquello...- terminó por decir casi en un susurró.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Joshua Eckhart el Lun Abr 09, 2018 10:31 pm

El hombre se había encendido a sí mismo en llamas; no directamente, pero sí lo parecía, era una imagen al menos escalofriante mientras se esforzaba por salir de la sujeción de las ramas, e iba a conseguirlo pronto. Ni siquiera se dio cuenta del momento en que la joven tomó a su hurón y a él mismo antes de quedarse sin aliento y aparecer en otro sitio totalmente diferente. Creyó al principio que no habían ido sino a otro sitio del mismo bosque de Hogsmeade, mientras en su mente seguía intentando recordar el nombre de la chica… ¿Arabella? ¿Isabella? ¿Gabriella? ¿Stella? ¿Ariella? ¿Marcella? ¿Noella? ¡Terminaba en “-ella”, eso fijo!

Además, tan sólo era capaz e recordar algunas palabras cruzadas entre ellos, nunca es que hubiesen sido amigos o algo por el estilo, incluso si lo recordaba bien habían tenido pequeñas fricciones durante las clases. Y mírenles ahora, en medio de la nada porque él le salvó de casi morir. Lo que por cierto lo hacía pensar si eso había sido mínimamente inteligente, lo cual era un no rotundo. También le hacía pensar si lo había hecho por salvarla a ella o porque quería que no le hiciesen daño a su hurón. No tenía respuesta.

Claro… —dijo, al verse incapaz de resolver el enigma de si su intención había sido ayudarla o no. El caso es que, incluso sin intención, lo había hecho. Blesk por otro lado era la felicidad, sin quejarse cuando fue apachurrado y haciendo pequeños ruidos de entusiasmo, dando brinquitos en el suelo cuando lo dejó marchar. — ¿De Edale? —preguntó, mirando inquisitivo a Stella. — Está tan sólo a dos horas de mi casa en tren —susurró, hablando más hacia al hurón que a Antonella. Nottingham no estaba tan lejos de aquel sitio. — Será mejor que me vaya —dijo.

Su plan tenía dos problemas fundamentales: el primero era que no había presentado el examen de aparición así que realmente no tenía forma de regresar por su propio pie y el segundo radicaba en algo mucho más difícil de controlar que cualquier otra cosa y era el animalito que, tras haber saltado a sus pies y rodearlo entre brincos, regresó a donde estaba su damisela en apuros mordiéndole las cintas de los zapatos y jugando con ella. Al parecer, Blesk estaba más que de acuerdo en quedarse a conversar aunque fueran unos minutos. El ambiente era extraño, un poco denso. Nostálgico.

Bueno… Creo que no nos matará quedarnos un momento… —reconoció pasados unos minutos al ver que realmente sus opciones de regresar eran limitadas, y ninguna de ellas involucraba no meterse en problemas. — ¿Qué estabas haciendo en Hogsmeade? He visto tu fotografía en El Profeta, eh… ¿Isabella? —intentó adivinar con un nombre, sin mala intención. Eso ayudaría a que él consiguiese saber su nombre. Tenía mala memoria para los mismos. — Aunque no sabía que eras… Quiero decir… —¿era muy ofensivo decir “sangre sucia”? — ¿De padres muggles? —¿esa era una forma más sutil de decirlo?

Era parte del hecho de que realmente no reparaba mucho en su presencia que era incapaz de recordar a esas alturas la fecha en que había huido, el cómo lo hizo, si había estado en las mazmorras. No parecía que hubiese pasado tanto, aunque ya había pasado más de un año desde que habían tomado el castillo. Blesk parecía ser incapaz de leer el ambiente en que se habían sumergido los dos humanos, buscando mimoso las atenciones de su damisela en peligro, como exigiendo una recompensa por haberla rescatado de las garras de aquel otro humano.

Se llama Blesk, por cierto —dijo, haciendo una señal con su rostro en dirección al animalito. — Aunque no suele ir por ahí atacando cazarecompensas, supongo que le has agradado o algo —confesó, alzando su mirada hacia los árboles frondosos. Un momento de charla y compañía, había sido todo lo que la chica le había pedido y casi era increíble lo peligroso que podía llegar a ser el en mundo actual.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 964
Puntos : 742
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Stella Thorne el Dom Abr 29, 2018 5:15 pm

Sonrió sutilmente,  cuando aún con los ojos cerrados sintió el olor de los árboles de Edale inundar sus fosas nasales. Paz, eso le producía ese bosque. Ese lugar había sido el refugio de su niñez y al parecer ahora también de su adolescencia. Aún no llegaba a comprender el por qué no vino acá en busca de algún árbol en vez de Hogsmeade. Pero sólo sabía que en el preciso momento en que había salido del refugio su mente y impulsividad la habían arrastrado sin consultarle hasta allí. Decir que extraña Hogwarts y todo lo que lo envolvía era poco. Nunca fue la mejor alumna pero, allí en ese Castillo vivió cosas increíbles y conoció a personas que hasta el día de hoy se encuentran resguardadas en lo más profundo de su corazón. ¿Cómo no amar y extrañar a un lugar que te dió tantas alegrías? ¿Cómo no desear volver a recorrer sus pasillos, su pueblo, o sentir el aroma de los bollos de canela en las mañanas, en el Gran comedor cuando apenas podía abrir los ojos?

Le agradeció al castaño y a su pequeño superhéroe. Era pésima para mostrar gesto de afecto y ni mucho menos sabía que era lo que había provocado que el chico arriesgará su propia seguridad por ayudarla pero, lo había hecho y eso merecía un sincero gracias de su parte. Ahora él podía marcharse y dejar atrás esta fugitiva, estaba en todo su derecho. Pero no quería que esa fuera su elección. Porque por primera vez en mucho tiempo, no quería estar sola. Porque estar sola era pensar, era recordar, era rememorar y realmente no quería hacerlo. Porque dolía, mucho.

- Edale, un pequeño pueblo inglés. Pocos habitantes pero con un gran corazón.- soltó una pequeña risa  al sentir que había sonado como una promotora de viajes. ¡Hasta le había inventado un slogan a su pueblo! Bueno, si es que aún podía considerarlo como tal. Con Robert y su tío en otro continente sin lugar a dudas Edale había perdido su color, pero debía ser así, aunque costase. - ¿De verdad? ¿A dónde vives?.- le preguntó buscando su mirada y descubriendo lo mucho que no sabía de sus compañeros de generación.- Oh...claro.- susurró al escuchar que se marcharían. Bajó su mirada enfocando toda su atención en una rama esparcida en el suelo.  Donde segundos más tarde volvió a aparecer el pequeño hurón mordisqueando sus cordones. Sonrió.- Al parecer un bonito tiene hambre...- dijo bajito y dulcemente al animal a medida que bajaba y quedaba en cuclillas cerca suyo, le acarició suave y cariñosamente con sus yemas su espalda a modo de despedida.

Su rostro se iluminó y buscó al chico con la mirada, para ver si efectivamente eran ciertas sus palabras o si era simplemente un decir y desaparecía en menos de lo que alcanzará a decir "Caracol Streeler". Y cuando comprobó que se quedarían pese a todo lo que gritaba que no era buen idea, le sonrió sincera y agradecidamente. Tomó al animalito entre sus manos y se re-incorporó con él junto a su pecho. Soltó una risita.- Stella.- le dijo con una leve sonrisa en la comisura de sus labios.- Tú eres Joshua Eckart ¿no?.- le preguntó para corroborar si lo que ella recordaba era verdad. Y realmente esperaba que así fuera y no sufriera el papelón de que él le dijera "Qué dices, me llamo Jaime", ya que no sería la primera vez que le pasa.

- Soy mestiza.- le señaló mientras volvía a fijar su mirada en el animalito. Más que nada porque hablar de ese tema siempre le da nostalgia y si su atención estaba en algo tan dulce como el hurón entre sus brazos decirlo se hacía más llevadero. O al menos eso creía- Me buscan por que soy una traidora. Ayude a un amigo escapar de los calabozos de la mazmorra, escape con él y otra hija de muggles de Hogwarts.- le relató para luego elevar levemente su rostro y observar al chico, sonrió al comprobar una vez más su sospecha.- También era Ravenclaw...- comenzó a decir al ver que él chico traía cosas de dicha casa.- Adae West...¿lo conoces?.- le preguntó y ahora sí que clavó su mirada fijamente en la del joven mago. Porque su respuesta sería definitiva: si le decía que no, pues bien ella tampoco conocía a todos los de su casa. Sí le decía que sí, habría que ver qué tanto, sí le tenía cariño ese chico ganaría aún más puntos de lo que ya  tenía por salvarle - él y su hurón, claro está- , pero si le decía que jamás le había caído bien...ese chico tenía graves problemas y ella debía escapar lejos de él cuanto antes.

¿Por qué le estaba dando todo esa información? No lo sabía, pero ¿es qué acaso cambiaba algo? Ella seguiría siendo una fugitiva y Adae seguiría estando en el Área-M.  Además de seguro en su historial de fugitiva salía todo eso y más, él chico si quisiera dar información de ella no traería nada nuevo.

- Hola Blesk, eres todo un superhéroe ¿Lo sabías?.- le preguntó dulcemente para luego apachurrarlo aún más hacia ella. Sonrió ampliamente.- Pues a mí también me has agradado, y mucho.- le habló al animal, y ella podría asegurar que este le escuchaba con toda la atención del mundo y le comprendía a la perfección.  Algo que le hizo recordar esas charlas interminables que tenía a veces con su adorable perro muggle "Manjar" ¡Lo extrañaba tanto!

- Un poco más allá hay un pequeño riachuelo. A su alrededor hay arbustos con zarzamoras y arándanos...¿Blesk puede comer frutas? Porque podríamos ir para allá...- miró al chico.- Y si caminamos un poco más  hay un prado con más de quince plantaciones de diversas flores y plantas...Bueno, también podemos quedarnos acá, digo no sé sólo te decía las opciones.- terminó por decir quitándole importancia a su intervención modo turista que había adoptado.

Estaba nerviosa, y tal vez un poco incómoda. Es que aún no sabía con quién exactamente se había topado. Sí la había salvado, pero ¿por qué? . ¿Porque apoya a los fugitivos o simplemente había sido una forma de tenderle la mano a alguien en aprietos sin importar su condición en el nuevo gobierno?

Muchas preguntas pocas respuestas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Joshua Eckhart el Jue Mayo 03, 2018 7:13 am

Había sido toda una sorpresa encontrarse con ella cuando sólo estaba dando un paseo en los alrededores, pero siempre dicen que los animales son quienes más interesados están en todo, de modo que bien pueden sentir y percibir cosas a una distancia mayor. Quería pensar que era eso. Pero ahora se encontraba en un bosque desconocido para él, demasiado lejos del colegio como para volver a través de alguna de las rutas normales. Edale. La chica le presentó el lugar como si fuera una promotora de viajes, aunque él lo conocía, en alguna ocasión había llegado en tren de visita.

Nottingham —fue su respuesta al preguntar dónde vivía él, era gracioso en cierta medida, en otra le preocupaba, porque sabía lo mucho que demoraba en llegar al expreso de Hogwarts desde ahí, y ni siquiera pensaba que el tren fuera a estar disponible para él. Volver al colegio era una odisea dentro de su cabeza. — Las agujetas son su enemigo fatal —le comentó, no sabía si era hambre porque, aunque le había dado de comer antes de salir también sabía que Blesk podía ser un abusivo con la comida de vez en cuando.

Este, por su lado, se dejaba acariciar, jugando con la mano que se acercaba a él para darle mimos, mordiéndole los dedos juguetonamente. Blesk tenía otros planes diferentes al marcharse, porque éste seguía jugando con la muchacha. Joshua tuvo que tomar una decisión y pensó que si cumplía su capricho de quedarse, el de ella más que el del hurón, podría pedirle que lo regresara al sitio de donde lo había llevado. Sí, parecía ser una idea razonable. Trató de hacer conversación, dejando en evidencia que no podía recordar claramente su nombre, pero lejos de sentirse ofendida Stella sonrió corrigiéndolo.

Joshua Eckhart, sí —le contestó, un poco sorprendido en realidad que ella sí que lo recordara. Eso lo dejaba como alguien que no se fijaba mucho en sus compañeros. — Ah, creí que eras… Quiero decir… —dijo, al corregírsele esta vez su sangre. No sabía que ella había hecho eso, seguramente porque no se detenía a leer los carteles de búsqueda y captura. Lo que sí que no se esperaba fue escuchar ese nombre como unos de los que ella ayudó a escapar: Adae West. — ¿Tú ayudaste a salir a Adae West? —preguntó, por confirmar. Durante mucho tiempo pensó en ello hasta que al final se resignó a no tener una respuesta.

El chiquillo se había esfumado del colegio, simple y llanamente, de un día para otro. Joshua llegó a pensar que habría muerto hasta que vio su cartel con su cara. Una parte de él sintió un ligero alivio de pensar que estaba ahí fuera, a salvo del colegio, ignorante que había peligros peores más allá de los límites del castillo. Blesk parecía, muy a su manera, muy feliz, chillando en ocasiones a la muchacha que lo mimaba tanto, al menos no había intentado morderle los talones como solía hacerlo con algunos de sus compañeros en el colegio.

Antonella… Es decir, Stella, lo invitó a pasear por los alrededores. Manteniéndose dentro del bosque, dudaba que alguien les encontrase. — ¿Me irás dando información de los lugares que vayamos visitando? Sino no me interesa tu tour —bromeó con ella un poco, esperando que ella identificase eso como broma. Joshua no era precisamente un experto de las bromas. — ¿No es… peligroso, ir así como así, por la vida? —preguntó. Se imaginaba que los fugitivos debían estar en un sitio bastante oculto para no ser encontrados ni por asomo, pero eran especulaciones suyas. Tampoco esperaba que ella le diera información comprometedora, considerando que él estaba en el castillo.

Dentro de sí todo gritaba alarma, le pedía no ser idiota y alejarse de una fugitiva, entregarla. Otra parte, ni siquiera sabía qué tener al respecto. No recordaba que ella le agradase mucho, allá en sus épocas de estudiantes, y tampoco recordaba haber convivido mucho con ella, ¿entonces por qué? Empezaron a caminar en dirección al riachuelo, donde Blesk se revolvió hasta poder correr hasta los arbustos, metiéndose a través de ellos aunque en principio su ropita se atrapó entre las ramas, haciendo sonreír ligeramente a su dueño.

¿Echas de menos el colegio? —le preguntó de repente. Se preguntaba cómo era su percepción. Cuando uno se acostumbraba, las cosas dejaban de ser tan malas, pero todavía continuaban siendo reglas estrictas y duras. Cada vez menos sangre sucia, fuese porque escapaban o porque no conseguían lidiar con la dictadura implementada en el colegio donde no eran más que simples conejillos de indias. — Quiero decir, no pienso que fuera sea mejor, pero dentro tampoco es un campo de rosas —se explicó. Ambos mundos tenían su parte de malo si se encontraban en el bando equivocado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 964
Puntos : 742
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Stella Thorne el Lun Mayo 14, 2018 9:04 pm

Le miró sorprendida al enterarse que vivía en Nottingham, porque efectivamente quedaba a tan sólo dos horas de Edale. Ella jamás había ido pero Robert sí, siempre iba hasta allá para ir en busca de nuevos recursos para su negocio o dar charlas en la Universidad con respecto a su especialidad. Le había invitado a ir con él contadas veces pero ella siempre terminaba negandose por tener otro panorama dentro de su querido pueblo. Que era pequeño y quizás a la simple vista algo aburrido, y no. No se equivocaban era pequeño y aburrido pero ella después de tantos años le había encontrado ese "qué sé yo" que lo hacía único e incomparable del resto de pueblos y que le hacía quedarse allí.

- Sí que queda cerca. Mi padre ha ido mucho para allá dice que es muy bonito...- comentó, y por primera vez quiso realmente haber ido alguna vez, así tendría más cosas que decirle al castaño que le hicieran quedarse un poco más de tiempo a su lado. Era extraño, siempre que venía a este bosque era porque quería estar sola pero hoy deseaba todo lo contrario. Rió bajito y miró al animalito dulcemente para mover sus pies empezando un juego con el de "lo tienes, ya no lo tienes" con sus agujetas. Para luego agacharse y darle mimos a su mini héroe.

No le ofendió para nada que él no supiera su nombre que ella se sabía el suyo más que nada porque sus mejores amigos eran Ravenclaws y estimaban mucho al castaño. Pero comprendía que Hogwarts era enorme y aprenderse el nombre de todos tus compañeros era un misión imposible. Le comentó vagamente su condición y cómo es que había llegado a estar donde se encontraba. Durante todo su relato su mirada se mantuvo fija en Blesk, más que nada porque siempre que terminaba hablando de aquello sus ojos delataban una tristeza desoladora. Y ella, a quién siempre le ha cargado mostrarse débil o sentimental prefería jugar con el hurón que demostrar su sentir al castaño.- Sí, yo lo ayude.- dijo medianamente cortante. Sabía que había abierto una ventana al nombrar a Adae pero esperaba que el chico no hiciera más preguntas entorno a eso. Cómo dónde se encuentra ahora el ravenclaw, por ejemplo.

Sonrió al escuchar su pregunta porque la traducía como si este hubiera aceptado recorrer el bosque con ella, esperaba no equivocarse.- Claro, te iré señalando todo lo que sepa.- le dijo sonriente pero tras escuchar su segunda pregunta bajo un poco en intensidad.- Pues, sí. Lo es...- clavó su mirada en la de él. - Pero no creo que acá nos pase algo, estoy segura que soy la única bruja de Edale.- volvió a sonreír, débilmente.

Comenzaron a caminar hacia el riachuelo a paso normal, soltó una risita al ver a Blesk todo feliz escabullirse por los arbustos. - Extraño el Hogwarts que era como tu segundo hogar, no el que te encierra en calabozos o te utiliza como conejillo de indias sólo por tu condición de sangre. - le respondió sincera. No iba a adornar sus respuestas, en estos momentos creía que la sinceridad era su mejor aliada. - ¿Aún mantienen a los hijos de muggles encerrados? .- le preguntó recordando cómo es que eran los calabozos en que los tenían, sintiendo de paso un escalofrío recorrer su espalda.

- Ya estamos llegando al riachuelo, si miras a tu alrededor podrás notar que a diferencia de más atrás las hojas son más verdes, eso es por causa de el. El viento hace que el agua se propague más fácilmente hacía los árboles y ganen más color...- le señaló expandiendo su brazo para que una de sus manos rozara un tronco de un árbol con musgo verdoso.- Allá están las zarzamoras.- exclamó indicandolas con su dedo índice sonriente.- ¿Te gustan?.- le preguntó antes de acelerar su paso e ir en busca de ellas. Por que al menos a ella le encantaban.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Joshua Eckhart el Vie Mayo 18, 2018 5:15 am

Sí, es… tiene su encanto —fue su respuesta. Era natural, uno solía estar de alguna forma acostumbrado a lo que estaba acostumbrado a mirar que, al final, le quita un poco el encanto que tiene lo nuevo, sólo dejando aquel que tiene lo rutinario. — Vine a Edale, en algunas ocasiones, en el pasado —le comentó, sólo por hacer conversación. En algunas ocasiones, pasaba tanto tiempo solo en casa que sólo montaba un tren y veía a dónde lo llevaba. Sí, era un hobbie un tanto… peligroso, pero era en lo que pasaba el tiempo.

Blesk era el único que no parecía leer el ambiente un tanto tenso de los humanos, con diferencias ideológicas y diferentes estatus ante la ley que los convertía no sólo en dos extraños sino al mismo tiempo en agua y aceite, peligroso cuanto menos, tanto para uno como para el otro. Para el hurón su más grande preocupación era cuál iba a ser su próximo almuerzo, o atrapar esas huidizas agujetas que se alejaban de él cada vez que conseguía atraparlas, mientras los humanos compartían palabras. Sólo alzó su mirada a la muchacha cuando notó un cambio en ella, olisqueando en el aire la amargura no dicha.

Joshua notó que seguir por el camino de Adae no era precisamente el mejor. Y algo se encogió dentro de su pecho al intuir el motivo, un mal presentimiento. Por ello, quizá, encontró la solución en dejarla guiarlo en aquel paseo. Dio un rápido vistazo a su alrededor, en el bosque que se alzaba en torno a ellos. — No es un sitio grande, ¿no es así? —era normal que ella estuviera tan segura cuando en pueblos pequeños la gente solía conocerse entre todos, pero aún el riesgo existía. — Está bien —tenía que confiar y dejar de pensar demasiado en los peligros.

Era curioso, cómo sólo en ese momento que estaba tan lejos del castillo se daba cuenta que, en realidad, no estaba cómodo en las paredes y pasillos de Hogwarts. Sólo alcanzaba a percibir una paz de la que hace tiempo no sabía nada. No era sencillo vivir bajo el yugo de los mortífagos, no era fácil desarrollarse y desenvolverse en un ambiente tan hostil. Se preguntaba si habría alguna flor en pie cuando la maldad del clima arrasase con el pastizal, con la mente de los nuevos magos y brujas que entraban a estudiar.

Sí, entiendo eso —confesó, casi arrastrando las palabras. Ya ni siquiera había libertad de expresión en el castillo. — ¿Eh? Bueno… Hay muchos menos que antes y, la verdad, no sé si eso es bueno o es malo —bajó la mirada. Si había menos, era bueno porque ya no los torturaban, pero era malo también porque… ¿a dónde habían ido todos? No eran libres, eso seguro. — Creo que podría ser peor —admitió al final. Se imaginaba al colegio aceptando a nacidos de muggle sólo para continuar con el exterminio. No quería ni mencionarlo, por no llamar a la mala suerte.

Llegaron al riachuelo finalmente, donde Stella procuró su trato al comentarle acerca del verdor de las hojas de los árboles. Al principio creyó que sólo estaba bromeando pero, si se fijaba con atención, podría notar que era verdad. Se preguntaba si habría algo parecido en el Bosque Prohibido, cuando en realidad nunca se había fijado con tal detenimiento en sus árboles y la naturaleza en general a pesar de las veces que había tenido que colarse en éste. Y reparó en las zarzamoras, el tesoro perdido de la expedición en que se habían visto envueltos.

Prefiero el regaliz, pero no está mal —fue su respuesta, acompañándola hasta llegar a la zona de las zarzamoras. Blesk, por su lado, prefirió ir a meterse al agua, mojándose las patas aunque sin humedecer su suetercito. Se sentó encima de un tronco caído cerca del arbusto de zarzamoras, tomando algunas. — Recuerdo cuando… cuando pensaba que sería mejor si hubiera menos gente en el colegio, así no habría tanto ruido… Ahora creo que es demasiado silencioso una gran parte del tiempo —eran pocas las ocasiones de conversación natural, cuando muchos tenían precaución de los mortífagos que pudieran llamarles la atención no precisamente de formas agradables.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 964
Puntos : 742
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Stella Thorne el Vie Jun 01, 2018 5:29 am

- Es un pueblo pequeño, tanto así que si nadie se ha mudado desde hace un año creo conocerlos a todos. Sé sus nombres, sus historias, sus gustos y sus mañas.  De hecho si cierro mis ojos...- los cerró por unos momentos e inspiró  profundamente inundándose del hermoso olor a bosque.- ...puedo ver cómo en este preciso momento Carl se encuentra en la plaza principal pidiendo monedas, o a Kim la dueña de la tienda de antigüedades barriendo la calle mientras mira de reojo a Marcus que siempre se sienta a las afuera de su casa a tomar café. O a Joselyn y  George los gemelos de Sussy en la cafetería, en fin...podría imaginarmelos a todos.- suspiró y abrió sus ojos.- En Edale hay más árboles que personas, por eso este bosque lo conozco como la palma de mi mano.- bajó su mirada y se miró la palma, llena de líneas y una que otra cicatriz quizás generada en este mismo lugar, escalando, recorriendo, y descubriendo cosas. Le sonrió cuando el castaño terminó cediendo a sus palabras, es que la ex Gryffindor realmente quería creer que al menos acá, en este bosque jamás correría peligro. Porque este era su lugar, era su refugio por años y lo extraña tanto, que pensar que algún Mortifago o cazarrecompensas lo lleva a ensuciar con sus ideales le ocasiona unas nauseas tremendas.

Y luego Hogwarts entró a la conversa, y no pudo evitar que todos los años en ese gran Castillo aparecieran por su cabeza a traves de recuerdos que le hacían sentir una nostalgia tremenda. Porque lo extrañaba y mucho. Jamás pensó que algún día terminara extrañandolo así de una manera tan profunda. Porque una cosa era egresar de el y otra cosa muy distinta era haber escapado por no resultarle un lugar cómodo y seguro. Preguntó por los hijos de muggles, sin llegar a sorprenderse por la respuesta del ravenclaw soltó una risa amarga.- "Podría ser peor...".- repitió bajito las palabras del joven mago, casi inaudible, más para ella misma que para su entorno.- ¿Sabes lo que más me duele? Imaginarme a todos esos magos hijos de muggle que no recibirán su carta y que quizás jamás logren entender por qué le suceden esas cosas, se sientan extraños, apartados...- hizo una pausa y bajo su cabeza recordando nítidamente el día en que esa lechuza llegó a su casa, la mirada de Robert, junto a esa frase que jamás olvidará "Stella, tenemos que hablar. Eres una maga, hija". Pensó que el día de los inocentes se había adelantando, que en cualquier momento aparecieran las cámaras para burlarse de ella pero eso jamás sucedió. Lo que vino después fue algo inexplicable, literalmente mágico. Y pensar que otros niños y niñas no podrán vivir eso, hacía que su corazón se le achicase.

Y emprendieron la ruta, y se permitió dejar de lado por unos momentos su realidad, encerrándose en esa burbuja hermosa que le ofrecía ese frondoso bosque. Llenándose de esa naturaleza que desde pequeña la había acogido como si fuera parte de ella. Es que esos árboles la habían visto crecer, la había acunado en sus ramas y le habían dado sombra en las tardes de sol. Sonrió cuando frente a sus ojos apareció el famoso riachuelo del que ella tanto hacía alarde y unos pasos más allá se lograba entrever el arbusto de zarzamoras. Y corrió hacia ellas como lo haría una niña en la mañana de navidad hacia el árbol de pascua lleno de regalos.

- Y yo las ranas de chocolate, pero si no hay de eso las zarzamoras son una muy buena opción.- dijo mientras se pasaba la lengua por sus labios como si de pronto hubiera vuelto a tener seis años. Tomó algunas y se sentó junto al castaño llevándose todas de sopetón a la boca. Cuando le escuchó hablar clavó su mirada en él, y se permitió observarlo libremente. Sus facciones, su mirada, esos lunares repartidos por aquí y por allá...No sabía que decirle, ella no se encontraba allí como él, de hecho no se permitió vivir ese cambio que ocurrió sin más de la noche a la mañana. Tan sólo soportó un par de meses y se escapó. Es que jamás ha sido buena para permanecer callada y eso en el nuevo Hogwarts le habría traído muchos problemas.- No existe el silencio, sabes. Un compositor muggle John Cage quiso demostrar aquello en una pieza musical que se llama 4´33". A teatro lleno y con más de veinte músicos en el escenario tocó su pieza que constaba en estar cuatro minutos y treinta tres segundos en silencio. Y al principio cuando uno la ve, solo se pregunta ¿Qué mierda estoy viendo? pero después comprendes que lo que él quería generar es que la gente comprendiera que su composición estaba hecha para darle paso a los demás sonidos como el llanto de un niño, el crash de una envoltura de papas fritas, el acomodamiento de alguien en su silla, esa tos traviesa que sale de repente, no sé...la vida. - se encogió de hombros. No sabía por qué le había contado aquello pero cuando no sabía que decir, soltaba cosas así de random.

Permaneció en silencio por unos segundos, o minutos tal vez. No lo sabía, es que cuando estaba en aquel bosque era como si el tiempo se manejara solo, se volviera travieso y juguetón. Donde las horas, minutos y segundos se dieran un chipe libre para hacer de las suyas...miró el riachuelo y sonrió.- ¿Cómo eres para el agua?.- le preguntó curiosa.- Lo que es yo, me muero por sentirla en mis pies.- le señaló, y quizás por primera vez en aquella tarde sonrió ampliamente para luego comenzar a sacarse sus botines. Cuando ya se encontró descalza movió los dedos de sus pies, maravillada por la libertad que habían ganado y sin más se levantó del tronco en el que se encontraba sentada junto al castaño y caminó hacia el riachuelo. Cuando sus  pies hicieron contacto con el agua sintió miles de hormigas recorriendo su cuerpo que le hicieron soltar un sonidito agudo e infantil.- Ays, está helada, pero no de ese helado que te congela no, no. Esta...refrescante. Sí, esa es la palabra correcta...refrescante.- repitió sonriente y de ojos brillantes, mirada que clavó segundos después en el castaño.- Vamos... ven. Te prometo que no te arrepentiras.- le invitó con su mano derecha que se acercara, y sintiera él mismo esa deliciosa sensación de sentir correr el agua en sus pies.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Joshua Eckhart el Dom Jun 10, 2018 10:29 pm

Era extraño ver a Stella hablando sobre su vida en aquel pueblo, ¿no sería, acaso, un lugar ideal para esconderse de aquellos que la perseguían? Tan lejos de toda la magia, simplemente ella como la única bruja, un sitio seguro en cuanto conocía a todos sus habitantes y podía identificar fácilmente a un forastero. No su caso, sin embargo. Probablemente lo único que Joshua conocía tan bien eran las intermediaciones de su propia casa, el augurey que lloraba antes de cada lluvia en el bosque tras su casa, o las aves que llegaban y anidaban en los árboles de su jardín, los mapaches y otras criaturas semejantes.

Pero suspiró, a fin de cuentas, accediendo a ver el sitio como un lugar seguro. Más seguro que Hogwarts al menos en ese momento. A la exGryffindor le concernían los nacidos de muggles, y sin temor a equivocarse dijo que “podría ser peor”. Siempre puede ser peor. Era evidente una notoria diferencia de empatía entre ella y él, lo cual era en cierto grado… deprimente. — Sí, supongo que tienes razón —murmuró, tratando de imaginar durante al menos un momento cómo es que sería la vida del hijo de muggle promedio en esas circunstancias.

Él no lo había vivido, después de todo. Nació en una buena familia de sangre pura, limpio de sangre como ellos, nacido entre magia y destinado a ella. Trató de no pensar en ello, paseando junto a la chica a través de aquel bosque, observando los claroscuros del sol y las hojas de los árboles hasta llegar a aquel riachuelo del que ella tanto había hablado. Al menos no tenían gustos semejantes en comida, lo que es, contra todo pronóstico, bueno. ¿Por qué? Fácil, porque de esa manera no se verían obligados a compartir sus dulces favoritos, en caso de que llegasen, de algún modo u otro, a volverse amigos.

¿Es en serio? —preguntó entonces, respecto al dato sobre la obra de aquel compositor. Le estaba alimentando la vena Ravenclaw, ¿cómo esperar que aquello no le interesase? — Aunque también es un poco trampa, ¿no? Si cobró por los tickets del teatro y su composición fue cuatro minutos y medio de silencio, quiero decir, es poético y filosófico, vale, pero… Es raro —no pudo evitar dar un poco su opinión, no pensaba que fuera precisamente justo que por amor al arte la gente pagara para reconocer algo que sucedía en el día a día. Sonaba injusto, incluso.

Cogió algunas moras del arbusto, teniendo cuidado que no tuvieran consigo ningún tipo de animal, no le daba mucha gracia pensar en comer moras con hormigas o algo por el estilo. El silencio se apoderó del bosque, pero Joshua prestó atención. No había silencio en realidad. Se escuchaba allá por los árboles el canto de un grillo, y el sonido del recorrer del agua en el riachuelo, un ave píando en la copa de un árbol y el croar de un sapo al borde del río, sin contar el sibilante sonido del aire al pasar por entre el follaje de los árboles hasta el punto de hacer un ulular.

¿Uh? —la miró curioso cuando lo invitó a entrar al agua, confundido durante los primeros segundos hasta ver que ella quería mojarse los pies, sin siquiera esperar una respuesta ya no tenía zapatos y estaba dentro del agua que probablemente se encontrase fría. — Debe estar congelada en esta época… —opinó y no erróneamente. — No, no, yo creo que… Yo creo que aquí estoy bien —le contestó, pero no pudo resistirse mucho a esa insistencia, ¿era la primera vez en toda la tarde que la veía sonreír?

Zapatos fuera y levantó un poco el borde de su pantalón para no mojárselo, decidiendo meterse al río. La fría corriente le hizo estremecerse con tan mala suerte que su escasa firmeza al haberse parado encima de una roca con lama fue suficiente como para derribarle al agua. Y no se fue solo, sino que también Stella cayó como un dominó, ambos creando un chapoteo en el agua y haciendo inútil que se hubiese remangado el pantalón cuando al fin y al cabo habían acabado ahí dentro. E inevitablemente, se le escapó una risa, sintiendo en ocasiones cómo rocas o peces que el agua llevaba se chocaba contra sus brazos ahora sosteniéndole en el agua, sentado.

Lo siento, la intención no era… —trató de controlarse, sintiendo un escalofrío atravesarle la espalda debido al agua, poniéndose de pie y mirando sus ropas mojadas. Se temía que si utilizaba magia ahora podría dar el aviso al Ministerio, aunque ya había cumplido la mayoría de edad, no le quedaba bien claro cómo es que funcionaba ese asunto del bloqueo mágico y mejor era no aventurarse a descubrirlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 964
Puntos : 742
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Stella Thorne el Mar Jun 12, 2018 6:18 pm

Ya llegando al riachuelo se sentaron en el tronco más cercano a las zarzamoras. Allí Stella sacó todo un puño de aquellas frutas y se los llevó a la boca de sopetón. Algo que seguramente haría que segundos más tarde su boca se tiñera de un morado intenso. A su vez, mientras disfrutaba del dulce sabor de lo que tenía en su boca, se dedicó a mirar al joven mago. A observarlo,y de cierta forma llegar a pensar en cómo sería estar en sus zapatos. Cómo sería encontrarse en Hogwarts y estar en esa especie de silencio que reinaba en el Castillo. No logró encontrar las palabras precisas, ni tampoco ponerse en su lugar. Por lo que prefirió contarle una historia que años atrás se la había comentado su Tío Earl. Su tío era mecánico de profesión, amante del Kickboxing, y músico de vocación. De las tres cosas, la castaña sólo había adquirido una: la del deporte. Las otras dos tan sólo recuerda datos, como la pieza de John Cage y sus cuatro minutos y treintaitrés segundos en "silencio".

Asintió segura de sus palabras tras la pregunta del chico, una pequeña sonrisa apareció por la comisura de sus labios al ver como la curiosidad había invadido el rostro del joven mago. Se había acostumbrado tanto a estar rodeada de ranvecnlaws en Hogwarts, que ahora ya fuera extrañaba ese cambio energético que se producía en ellos cuando entraba el saber. - Pues bienvenido a la postmodernidad, Eckart.- le respondió exactamente lo que su tío Earl le había dicho cuando ella, al igual que Joshua, le había indicado que esa pieza era una estafa para el público. - Donde donde todo lo anterior establecido se restablece, los artistas comienzan a romper los cánones de la institución, y donde cuatro minutos y medio en silencio son válidos. - se encogió de hombros, como si diciendo eso todas las dudas existentes se disiparan. - A lo que iba, es que cuando sientas que el silencio es aterrador. Tú tan solo cierra los ojos por cuatro minutos y medio y escucha todo lo que la vida te quiere ofrecer. Quizás solo escuchas tu respiración, pero vale. Sonido hay, siempre.- terminó por decir sin saber muy bien si se había explicado del todo bien. Es que a veces ni ella entendía sus palabras.

Desde pequeña la castaña es de esas chicas que no sólo le basta con mirar las cosas, si algo llama su atención va a por ello y con todos sus sentidos despiertos. Por lo que cuando vió correr el agua del riachuelo de esa manera tan tentadora a su vista, no tardaron mucho sus pies en llamar su atención y exigirle sentir la temperatura y movimiento del agua. Llamado que ella respondió inmediatamente, sacandose sus zapatos e invitando al castaño a ir junto a ella.

Uy. Un escalofrío recorrió todo su cuerpo, desde los pies hasta donde terminaba su columna sintió como una ola de cosquillas la dominaba. Una que la hizo sonreír, por primera vez en ese día. Volvió a insistir a que el castaño se le uniese, hasta le estiró su mano para ayudarle a llegar a su lado. En primera instancia sólo había una negativa en esos ojos, pero ella tan testaruda siempre, volvió a insistir. Hasta le sumo uno de sus mejores ojitos de gato que tenía. Y voilá. El joven mago se deshizo de sus zapatos, se subió su pantalón y partió a su encuentro. Pero al parecer las cosquillas frías que producía el riachuelo fueron muchas más traviesas en el cuerpo de Joshua, ya que lo hicieron pegar una salto nada afortunado que terminó haciéndolo caer de lleno al riachuelo arrastrando a la ex Gryffindor con él.

Totalmente sumergidos y empepados. Así quedaron, sintiendo el agua andar por sobre sus cuerpos vertiginosamente y hasta a un par de peces reaccionar asombrados a su lado por semejante invasión de su habita. Stella por su parte se limitó a soltar una carcajada tremenda, de esas que tienes que agarrarte el estomago y secarte unas lagrimillas que salieron sin permiso por tus ojos. Ya más calmada a diferencia del castaño se quedó allí de espaldas tendida, junto a una sonrisa. Abrió sus brazos ampliamente y junto a sus piernas comenzó a crear angeles imaginarios por sobre el agua.

- No te preocupes, a cualquiera le pudo haber pasado. Este riachuelo es muy travieso. De pequeña me debo haber caído unas mínimo seis veces.- le confesó, para luego sentarse a su lado.- ¿Seguro que no quieres seguir nadando?.- le preguntó moviendo sus cejas de arriba a abajo tentadoramente. Sabía muy bien su respuesta , era solo cosa de verlo para saber que se estaba entumiendo de frío. - Yo puedo secar tu ropa con mi varita, si quieres. - le comentó clavando su mirada en él. Es que en los tiempos en que se encontraban eso de elevar la varita hacia una persona y lanzarle un hechizo, uno solo se lo permitía a una persona de confianza. Pero esperaba que viéndola allí, toda mojada como se encontraba y con esa sonrisa que desde que tocó el agua no se le había borrado, el joven mago pudiera confiar en sus palabras y buenas intenciones.

- ¿Te puedo hacer una pregunta?.- le preguntó de pronto, olvidándose completamente del estado actual en que se encontraban. Que de repente sin previo aviso una curiosidad había invadido su mente. Y sin esperar la respuesta del castaño, preguntó: - ¿Cómo va el Torneo de Quidditch?.- sí, de esa cosa tan banal tenía curiosidad. Es que sería uno de sus primeros años sin poder estar ahí, bueno sin contar esos partidos que no alcanzó estar en su séptimo año. Dónde estaba casi segura que la copa habría sido de Gryffindor de no ser por todos los sucesos ocurridos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Joshua Eckhart el Lun Jun 18, 2018 8:36 am

Joshua no parecía convencido con el espectáculo de aquel hombre del que Stella decidió hablarle. En cuestión de segundos se había olvidado el nombre del hombre, pero lo que no había olvidado era lo que había hecho, era así la memoria selectiva de la que el Ravenclaw… ¿Gozaba? ¿O se veía afectado por ella? Ese no era realmente el punto, escuchando con atención todo lo que ella tuviera por decirle, en particular sobre el tema del silencio. Era del tipo de personas que gustaban de simplemente no decir nada, pero hay un tipo de silencio que no se puede disfrutar, que resulta abrumador.

Puede que tengas razón, lo intentaré —ya se imaginaba un par de materias donde podría ponerlo en práctica, o en presencia de determinadas personas. Inhaló profundo y suspiró. — Aunque es extraño, si te das cuenta, que mientras más se avance en las épocas más… ¿sencillo? ¿Superficial? Se vuelva el contenido… —no podía ser el único en darse cuenta que antes todo era mucho más complicado. La música y sus notas, las pinturas, todo se supone que evolucionaba y mientras más lo hacía parecía adquirir cierto toque… ¿mediocre?

No deseó enfrascarse en ese tema tan denso y prefirió otros distintos, como el agua en el que Stella decidió que era una grandiosa meter los pies aunque los dos estaban seguros que iba a estar fría. Y él se dejó convencer, ¡se dejó! Como si no fuera nada importante un resfriado. Se quitó los zapatos y se arremangó el pantalón para, según él, no mojarse. Tan ingenuo que acabó mojándose de pies a cabeza con un travieso movimiento, un cosquilleo que como un choque eléctrico recorrió toda su espina dorsal hasta hacerlo resbalar de las rocas recubiertas de cierta mucosidad que seguramente era lama.

Joshua no era el tipo de jóvenes que se dejaban llevar. Él era como esa roca en el riachuelo que rígida y pesada no se dejaba arrastrar por la corriente, la mayor parte del tiempo. Y en escasas ocasiones, en momentos determinados tan raros como los planetas al alinearse, accedía a abandonar la seriedad aunque fuera un rato. Y así terminó volviendo al agua luego de haberse puesto de pie, ¿qué más daba? No iba a solucionar nada con enfadarse y ella ya le había dicho que podría secarlo. Su padre probablemente le regañase e incluso le pareció escucharlo en sus pensamientos riñéndole por acceder a que un traidor a la sangre le señalase con la varita.

Dime —le indicó cuando le pidió hacer una pregunta, sentándose en el agua y permitiendo que lo acariciase al resbalar. Su interés era respecto al Torneo de Quidditch. — Ah… Gryffindor y Slytherin van a jugar en unos días la semifinal, Ravenclaw y Hufflepuff son los que llegaron a la final —le explicó rápidamente, antes de entrar en detalles. — Ravenclaw venció en el primer partido a Slytherin 190 a 60 puntos, y luego Hufflepuff venció a Gryffindor —aunque de esos no estaba seguro el marcador, encogiéndose de hombros.

La temporada iba bien, a decir verdad, le gustaba cómo iban yendo las cosas. De verdad esperaba que Ravenclaw ganase la copa debido a que él los estaba llevando casi de la mano como el buen capitán que era, estaban consiguiendo grandes avances y le hacía ilusión ganar la copa con él de capitán antes de graduarse. Sería un buen recuerdo para mantener del castillo antes de dirigirse a la universidad con todos los conflictos que esto desarrollase. Había tanto por hacer y a veces parecía que no había tiempo en lo absoluto.

Cuéntame… ¿Cómo es la vida de…? Tú sabes, de… —“fugitivo”, terminaba sus palabras, pero Joshua no se atrevió a hacerlo. Prefirió dejarlo entrever, por si ella quería cambiar el tema tuviera acceso. Sabía que no debía ser ni fácil ni seguro hablar de eso, así que si ella se negaba, él no iba a insistir. Es más, más pronto que tarde, pronunció: — Olvídalo, es una pregunta tonta, no debí hacerla —pues prefería eso, simplemente ignorar que lo preguntó y no recibir su contestación.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 964
Puntos : 742
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Stella Thorne el Dom Jul 01, 2018 12:53 am

El silencio siempre le ha resultado curioso a la ex Gryffindor, en el jamás ha encontrado un muy buen amigo con el cual refugiarse, pero al paso del tiempo ha tenido que empezar a verlo con mejores ojos, más por obligación que por otra cosa. Ya que sí te encuentras encerrada la mayoría del tiempo, en un lugar dónde todos están en lo suyo, o hablando de sus asuntos personales (cosa que ella detesta) había tenido que aprender que a veces el silencio podía llegar a ser un buen compañero. Ahora, lo de John Cage era algo totalmente diferente. Era más bien - a su modo de ver- una rebelión, para la época, para el público, para toda institución y canon establecido. O bueno, al menos así se lo había enseñado su tío Earl, y la palabra de él, al menos para la rubia, era Ley.

- Bien, si alguna vez nos llegamos a topar me debes decir cómo te fue con aquello.- le comentó ofreciendole una casi imperceptible sonrisa, si no fuera por esos ojos caídos y mirada escasa de brillo hubiera resaltado más pero, eran tiempos muy difíciles para lograr aquello. Arrugó su nariz pensativa al escuchar las palabras del castaño.- Pues, depende de cómo se mire ¿no? Digo, de seguro Cage más allá de hacer una pieza musical bella, magistral y extraordinaria, simplemente quería entregar un mensaje, o empezar una rebelión musical que más tarde sirvió de precedente para otros músicos. Creó una vía de escape, abrió la puerta a una composición más libre...pero, entiendo a los que vas ¿sabes? a mi me pasa eso con la arquitectura. ¡Que vamos! antes creaban la capilla Sixtina y ahora hacen edificios que parecen una caja de fósforo por el mero hecho de seguir vendiendo y cobrando fleje de dinero a la gente ¡Ese si que es un cambio de mierda! .- exclamó indignada, si su tío Earl la estuviera viendo hablando así, con esa propiedad, de seguro hasta le hubiera caído una lágrima de la emoción. Que Stella no era una buena espectadora de Arte, era de esas que en los Museos donde dice "NO TOCAR" va y pone toda la mano.

En la cabeza de la rubia siempre pasaban mil cosas a la vez, funcionaba como el motor de un gran barco que se fue de exploración por los grandes océanos pero, cuando algo llamaba su atención todo se frenaba, y no volvía a marchar hasta que ella lograra su objetivo. Testaruda le dirían algunos, pero ella prefería tildarse como una persona con convicciones claras. Pero como sea, esa tarde logró que el chico terminará uniéndose a su improvisada sumergida de pies en el riachuelo. Lo que nadie se esperaba es que el destino, siempre tan juguetón, hiciera que ambos terminaran empapados por completo y con risas que se escapan solas. El castaño se levantó enseguida, a diferencia de Stella quién como ya se encontraba totalmente mojada prefirió aprovechar un poco más ese juego que el destino le había tendido. Sonrió ampliamente cuando luego de invitarle a sumarse a ella el ravenclaw volvió a su lado y pensó que, si esa mañana le hubieran dicho que terminaría en el riachuelo de su infancia con Joshua Eckhart jamás lo hubiera creído, pero ahora que se encontraba allí con él agradecía enormemente a lo que fuera causal de ese encuentro.

Abrió los ojos sorprendida al escuchar cómo iban los resultados de Quidditch en el Castillo y chasqueó la lengua la saber que Gryffindor ni siquiera iba por primero o segundo, pero luego se encogió de hombros.- Buen partido ha de haber sido el de Rav y Sly, que ganas de haberlo visto...ni te imaginas lo mucho que extraño subirme arriba de una escoba, y más aún jugar un partido.- suspiró y bajó su mirada al encontrarse con dos peces cerca de su mano que le hacían cosquillas.- ¿Sigues estando en el equipo? Si es así, pues buena suerte en la final. - le sonrió, hasta le mostró los dientes es que, era fácil sentirse un poco contenta cuando te sucedían cosas así en un día que uno aseguraba que sería desastroso. Miró al chico y ladeó su cabeza para observar divertida su reacción a su propia pregunta.- ¿Qué dices? Preguntarle a alguien que llora si está bien es una pregunta tonta, pero la que me acabas de hacer es de curiosidad. Y la verdad no me afecta que me pregunten eso, así que no te sientas mal. No eres el primero y lo más probable que tampoco el último .- soltó una risa y suspiró para echarse nuevamente de espalda y enfocar su mirada en el cielo de aquella tarde.- La vida de fugitivo tienes sus altos y bajos, es como una gran montaña rusa. Estás en un momento petrificada y con un hombre amenazandote pero al segundo estas siendo rescatada por un hermoso huron y su dueño. Empiezas la mañana creyendo que nada tiene sentido, y después te encuentras en la tarde en el bosque de tu infancia. ¿Extraño mi libertad? Sí, pero la de antes. Porque si me dijeran que de pronto sacan de mí todos los cargos y eliminan todos mis carteles de "Se busca" no lo aceptaría sabes, simplemente no me podría quedar callada y viviendo mi vida. Pero esa soy yo, porque de lo poco que me conozco sé que soy así, y no culpo a los que deciden seguir con su vidas "normalmente", es cosa de personalidades.- concluyó, y se sorprendió a sí misma haber hablado y contado tanto de ella. Pero por alguna extraña razón y pese a que el castaño hace unas horas atrás solo era una compañero más de Hogwarts se sentía cómoda estando a su lado. Podía estar muy equivocada, pero en ese instante prefirió dejar las desconfianzas a un lado y simplemente disfrutar de seguir con vida en ese mundo tan hostil en que se desenvuelve.- ¿Y tú vida?.- le preguntó clavando su mirada en el chico.- ¿cómo va ese último año? ¿ya sabes qué estudiaras?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Joshua Eckhart el Sáb Jul 07, 2018 12:00 pm

Los dos, Stella y Joshua, parecían tener ideas compartidas cuanto encontradas respecto al arte. Si bien la chica tenía una visión mucho más panorámica y abierta, Joshua consideraba más bien un pensamiento un tanto más conservador del mismo que, además, no pasaba desapercibido entre las ideas de ella. Pero el caso era no otro sino ese, el de haber compartido, de cierto modo, conocimiento entre ambos. Ahora Joshua sabía un poco más, y Stella tendría otro punto de vista que considerar al formar el suyo. Es bueno siempre mirar diferentes puntos de vista antes de formarse un juicio de valor.

Muchos jugadores buenos no tuvieron la oportunidad de jugar esta temporada, creo que eso afectó a Gryffindor… Y Slytherin… —la que menos bajas había tenido, por motivos obvios. — Esos son otro tema —no quería ser despectivo por la cantidad de conocidos que tenía, pero no había motivo justificable. — Seguro perdieron porque somos los mejores —se jactó, con una sonrisa breve, jugueteando con el agua, acariciando las rocas y su musgo que era suave al tacto. Se sentía sólo un poco mal de que Stella hubiese tenido que abandonar al equipo y todo lo que eso conllevaba. — Sí, todavía juego, este año debuté como capitán… —comentó, encogiéndose de hombros.

Todos los temas que pudieran tocar se volvían un poco más sombríos cuando le añadías la situación de la fugitiva. En búsqueda y captura, considerada peligrosa, una traidora a la sangre que no tenía mayor privilegio más que el de guardar silencio cuando un auror le apresase y le leyera sus casi nulos derechos, pues todo lo que dijera podía e iba a ser utilizado en un juzgado. Y eso le llevó a una siguiente pregunta que resultó, a sus ojos, invasiva y bastante descortés, ¿pero a él qué le importaba?

Stella, en cambio, no la consideró de esa manera. Ella creyó, más bien, que se trataba de curiosidad pura y dura, y procedió a explicarle con detalle cómo eran las cosas. Joshua incluso buscó a Blesk con sus ojos grises cuando mencionó que había sido rescatada por un hermoso hurón y su dueño. Él estaba lejos y feliz, correteando de aquí para allá. Y hubo, por nueva cuenta, un conflicto de intereses que más bien lo era de personalidades. Mientras Stella se veía incapaz de callar una injusticia, Joshua empezaba a enfriarse por dentro poco a poco, volviéndose indiferente al sufrir de otro ser humano. ¿Era el veneno, su entorno o simplemente su esencia más intrínseca?

Suena… difícil —confesó, en voz baja, suspirando. No le estaba gustando mucho el rumbo de aquella conversación. Ya que ella había hablado de él, lo lógico y normal era que ocurriese al sentido inverso. — Bueno, no hay mucho que decir —confesó. — No hago mucho… Ha sido un año muy largo y no puedo esperar a que termine —se rascó la nuca, mirando hacia otro sitio. — Tengo planeado estudiar magizoología, con especialización en hipología, pero… Todavía no estoy seguro —admitió. Ese proceso de crecer se estaba volviendo sumamente lento. — ¿Tú habías… pensado en algo que quisieras estudiar?

¿Cómo hablar de un tema ya de por sí complicado? Al menos la chica no parecía estar incomoda con sus preguntas, por lo que Joshua podía ir haciéndolas en pro de mantener viva la conversación. Se temía, sin embargo, llegar a abusar un poco de ellas. Blesk pronto decidió unirse a la diversión acuática, entrando y nadando, intentando capturar a los peces con su hocico que eran demasiado rápidos como para que él pudiese comer alguno. Oh, malvados peces que no se dejaban comer.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 964
Puntos : 742
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Stella Thorne el Jue Ago 16, 2018 2:44 pm

Era curioso como de un momento a otro una persona más del montón se vuelve diferente al resto, por el simple hecho de comenzar a compartir vivencias, pensamientos que, por más de no ser los mismos uno comenzaba a guardar detalles de una persona que de seguro en un futuro cuando uno menos los espere su recuerdo aparecerá. Por ejemplo, lo más probable es que la siguiente vez (si es que llegase a ocurrir, uno nunca sabe en estos tiempos) que Stella viniese a este Lago iba a recordar el castaño, porque ahora este espacio también pertenecía un poquito a él.

- A Gryffindor, querrás decir. Slytherin nunca tuvo buenos jugadores.- le corrigió toda seria, chasqueando la lengua de manera infantil, para luego soltar una risita y mover la mano para bajarle el peso que habían tomando sus palabras.- Broma, broma.- dijo enseguida risueña.- Aunque tampoco es tan mentira...- agregó después bajito, casi en un susurro divertida. No podía evitarlo, es que por más que hubiera visto a excelentes serpientes arriba de un escoba, le divertía esa competencia y lucha eterna entre el verde y el rojo, esa combinación que se generaba entre los dos que era todo menos navideña. Sonrió cuando escuchó sus siguientes palabras.- ¡Enhorabuena! Felicitaciones por ser capitán este año.- le felicitó sinceramente, para luego mirarlo y morderse unos segundos su labio inferior dudando si decir o no lo siguiente, pero luego se encogió de hombros.- Eres un muy buen jugador, tu técnica con la escoba es fantástica,  te lo mereces.- terminó por decir ofrenciendole un tímida pero sincera sonrisa. Dudaba de decirle aquello no porque estuviera mintiendo o fuera falsa admiración, sino porque jamás se ha caracterizado por reconocer esas cosas en personas que poco y nada conocía, Stella siempre es más bruta y parca para sus palabras. Por unos momentos se preguntó si ella hubiera quedado en las pruebas para los equipos profesionales si el ataque no hubiera ocurrido, pero sacudió su cabeza alejando aquellos pensamientos que por más que eran maravillosos no iban a cuento, ya que ese futuro cada día que pasaba era menos probable.

Luego apareció el tema de ser fugitiva, que a diferencia de algunos más que afectarle a la castaña ya se había vuelto un tema común que era pan de cada día, no juzgaba aquellos magos que le preguntaban por su condición, ya que de estar en sus zapatos y no ser tan impulsiva de seguro ella también le asaltaría la curiosidad. Y sin entender muy bien el por qué, pero tampoco teniendo ganas de encontrarle una lógica a todo aquello comenzó a resumir cómo era su vida ahora, centrando todo en una analogía de que sus días ahora eran como una gran montaña rusa, que a diferencia de las que se encuentran en un parque de diversiones siempre era distinta, y jamás sabías cuándo estarías en la cima o cayendo en picada.

"Suena… difícil"

Puso una mueca en su boca al escucharlo y se encogió de hombros, es que no le iba a negar que era difícil ser una fugitiva buscada por el gobierno pero ya más de un año ha pasado y la verdad la fuerza de la costumbre es muy poderosa. Y luego vino el turno del chico, que Stella pese a haber caído en la casa de los leones, tenía una curiosidad igual que la de una águila. Abrió los ojos sorprendida cuando le escuchó decir sus planes, es que siempre ha admirado a las personas que quieren dedicarse por gusto propio a el estudio y cuidado de las criaturas mágicas. Su acercamiento a ellas se reducía solo a las clases que había tenido en el Castillo, pero siempre las disfruto enormemente. - Wow, que genial magizoología, siempre la he considerado una profesión hermosa y admirable.- le confesó, para luego suspirar y pensar por unos momentos en silencio en ese futuro que no fue, y quizás tal vez nunca será, pero mejor pensar en positivo ¿no? sino ¿para qué seguir?.- Pues...a nivel de estudios profesional jamás me lo pensé seriamente, digo que siempre fuí de esas que decía "Cuando ya tenga los resultados de mi exámenes y llegue el momento de decir lo pensaré".- soltó una risita traviesa.- Pero lo que sí tenía claro es que quería dar las pruebas para formar parte de las Arpías de Holyhead, quizás no iba a quedar ¿sabes? pero me dolió no poder haberlo intentado y saber que cada día que pasa me óxido más...- cuando se escuchó decir lo último sacudió su cabeza, había hablado más de la cuenta y la emoción se le había infiltrado en sus palabras haciendo que esa aura sombría volviera a rodearla, y no, no quería volver a pasar por eso por lo que se paró de sopetón y le tendió una mano al chico.- ¿Quieres seguir explorando el bosque?.- le preguntó, invitando a seguir sumergiéndose en un lugar que siempre le ha traído más alegrías que pesares.

OFF: PERDÓN POR LA DEMORA HERMOSÍ JOSHIMÍN, LOVYÚ <3
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.