Situación Actual
12º-19º
14 septiembre ➟ luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Gracias a todos pj destacado
Gracias a todos Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Broken lives Priv. Edward W.

Joahnne Herondale el Dom Mar 04, 2018 3:13 am

Recuerdo del primer mensaje :

Broken lives Priv. Edward W. - Página 2 Xk2rb0b

Inquieta mordió su labio inferior, con una mirada perdida deparó en sus pies después de unos minutos de silencio. Ambos se frotaban lentamente para darse calor, era obvio teniendo en cuenta que estaban en una época invernal y la pelirroja sin medias. Al menos no debía preocuparse por las efélides que brotaban de su nariz cuando cualquier rayo de sol lastimero le rozaba la piel expuesta en verano. Mientras, la mente de Joahnne estaba en miles de lugares, en un millar de situaciones y probabilidades, menos en estas cuatro paredes que la encerraban. Se escuchó un suspiro por su parte, recostándose se tomó las manos y comenzó a caer nuevamente en sus problemas. -¿Cuesta tanto mandar una mísera carta? Por lo que sabía no cobran por mandar  una lechuza.- frunció el ceño ante sus propias palabras.- Vale, podría en el camino ser interceptada por otra persona…- mordió con rabia su mejilla interna.

Estaba frustrada, se había bloqueado completamente a todo. Las lágrimas se le acumularon en sus orbes empañándole la vista, después de tanto tiempo seguía con ese malestar interior. No, no era nada físico, era emocional. No llegaba a estabilizarse por culpa de lo que sentía. Todo lazo con su familia se había cortado, convengamos que ella fue la primera en alejarse y negarse a explicaciones. ¿Era una dramática? Tal vez. ¿Lo hizo en un mal momento? Tal vez. ¿Había pasado un año y seguía sin superarlo? Tal vez. ¿Podría llegar a morir sin arreglar sus asuntos familiares? Tal vez. Tal vez existía un modo de sentirse mejor consigo misma pero no lograba resolver siquiera cuál sería su almuerzo por lo que intentar eliminar sus dramas no era una opción viable en este momento.

-Ya, listo, voy a parar con esto porque me deprimo peor. Y sola…- recordó a Rubén que siempre le molestaba por esas actitudes hasta llegar al punto de abrazarla por ser la susceptible que lloraba por impotencia. – Te odio…- el único movimiento que había hecho, sentarse, fue ignorado al volverse a acostar.  Se acurrucó en su cama de costado, se cubrió con la manta por unos segundos para dar otro suspiro frustrado. “Soy imbécil.” Con ese pensamiento se deshizo de su plan A para llevar a cabo su plan B.

Media hora después de tanto melodrama llegó a las afueras de Hogsmeade. Hacerse pasar por un aliado del nuevo Ministerio ayudaba a pasar desapercibida y sobrevivir.

Joahnne caminó un tramo corto hasta escuchar un grito que continuó en forma de risa, un escalofrió recorrió por su espina dorsal ante la primera acción ajena. Sin mediar el espacio dio un paso hacia atrás chocando con alguien.

Spoiler:
Broken lives Priv. Edward W. - Página 2 TPXFweq


Última edición por Joahnne Herondale el Dom Jul 15, 2018 7:18 pm, editado 1 vez
Joahnne Herondale
Imagen Personalizada : Broken lives Priv. Edward W. - Página 2 Tumblr_static_amy_pond_-_the_angels_take_manhattan__3_
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 12.701
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 177
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale

Edward Westenberg el Lun Jun 03, 2019 6:32 pm

Edward sonrió ampliamente, es que para él era muy bonito ver a la gente reír así, ver cómo aparecen esas margaritas, se achinan los ojos, y por unos segundos lograr ver ese niño interior, que de menor o mayor medida se encuentra dentro de todos nosotros. Pero por sobre todo le gustaba ver así a Joahnne, le gustaba verla feliz, le hacía recordar esos momentos épicos en la Sala común de los leones, donde solo había lugar para reírse hasta que te dolieran las mejillas y el estomago.

Se llevó una gragea a la boca, pequeña pausa dramática de incertidumbre de cuál será el sabor ahora y....suspirar sonriente al sentir el agradable sabor de palomitas de maíz. — No todos, Jo. No todos.— le señaló mirándola, para acercarse a ella, y como si su brazo se hubiera acostumbrado, rodeó con el sus hombros para dedicarle una radiante sonrisa.— No todos se ofrecen voluntariamente a enfrentarse a una quimera escupe fuego y sobrevive para contarlo.— dijo, apuntandola con su dedo índice,  rememorando la primera prueba del Torneo de magos.— Y no todos prueban una gragea de vómito, cera de oído, y pelo de gato seguidas y siguen comprando grageas igual.— agregó, apuntandose ahora a él divertido.— Son cosas considerablemente distintas, pero creo fervientemente que permanecen al mismo grupo.— hizo una breve pausa, y arrugó su nariz pensativo.— Aunque te debo admitir que no tengo pensado pronto enfrentarme a una quimera, pero sí a una gragea....— sacó un par de la bolsa y se las llevó a la boca.— ¡...o dos, por favor! — exclamó con la boca llena.

Curioso, una era de zapallo y la otra de naranja.

Observó como la pelirroja le sacaba una gragea de la bolsa y se la llenaba a la boca, para luego exclamar animada que le había tocado el dulce sabor de un algodón de azúcar.—¡Enhorabuena! que buen sabor. Las que me acabo de comer eran de zapallo y naranja, y curiosamente no sabe tan mal.— señaló sorprendido, aún saboreando aquella extraña mezcla de sabor en su boca.

El castaño estiró su cuello y miró curioso la bolsa de compras de la maga, atento miró como le iba mostrando cada una de las cosas que había asaltado de la tienda de dulces mágica. Para el deleite de Edward, la pelirroja llevaba bastante cosas, aunque ni por asomo la cantidad que llevaba él. Y esto no solo era porque era una comilón empedernido, sino que también era porque no siempre tenía el tiempo para poder darse una vuelta por Honeydukes, y cuando eso ocurría trataba de llevarse una reserva para un buen tiempo. Mucho tiempo modo comilón Edward, que equivale a tres días.— Al parecer alguien es adicta a las calaveras de chocolate.— dijo, mirándola divertido.

Al llegar al bosque las grageas aún no se habían acabado, y la buena suerte que tenía el castaño se vio truncada, cuando por cuarta vez en su vida sintió el sabor a vómito en su boca, que no tardó en escupir, para luego llevarse rápidamente una rana de chocolate a la boca y percibir como de a poco iba desapareciendo el desagradable sabor anterior para volver en uno mucho más dulce. Se dejó caer sobre el césped y disfrutar del hermoso paisaje que le ofrecía aquel día el bosque, el cielo y el pueblo aledaño. Cuando Joahnne le comenzó a hablar, Edward se re acomodó apoyándose de sus codos para mirar más de cerca a la pelirroja, sus sonrisa que se encontraba tímida de a poco comenzó a crecer y volverse en una carcajada, para volver a sentarse a un costado de una avergonzada Herondale.

A menos de que sepas manejar mentes no olvidaré jamás esa fuerte declaración— le dijo divertido y mirada traviesa.— Vamos, no te avergüences.— le señaló al ver que estaba roja como un tomate.— Deberíamos naturalizar  hablar de sexo, no es nada terrible si es que es con consentimiento,claro.— agregó encogiéndose de hombros.— Y otra cosa, conmigo puedes hablar todo lo que quieras y cuanto quieras, desde pequeño soy un muy buen oyente, no sé si consejero, pero hago el intento. Gracias a la música el escuchar me es algo muy agradable, y más si es que escuchó a personas que estimo. Así que nada de volver  a pedir perdón. Lo otro, es normal que a veces algo te llame más o menos la atención, como también que un día estés más motivada para estudiar y otros simplemente pasar el tiempo con un amigo comiendose toda la comida existente. — dijo, llevándose la patita que le quedaba a su rana de chocolate a la boca.— Y por último, siempre he creído que por más que uno tenga una forma más predominante de ser en la [intimidad[/i].— soltó una risita, es que esa palabra siempre le ha causado gracia para referirse del sexo.— Todo va a depender de la persona con la que uno se relacione, algunos les gusta hablar como a otros les gusta disfrazarse, la cosa es encontrar el equilibrio con el otro. O eso creo.— terminó por decir ofreciéndole una sonrisa.

Se mantuvo unos segundos en silencio para contemplar su alrededor, para luego mirar a la pelirroja.— ¿Haz visto alguien más de Hogwarts?— le preguntó curioso.— A parte ese guapo y divertido gryffindor...¿Cómo es que se llama?.— pusó rostro pensativo.— ¿Edgard? ¿Ednall?...¡Edward! — agregó guiñando un ojo risueño.
Edward Westenberg
Imagen Personalizada : Broken lives Priv. Edward W. - Página 2 Tumblr_n1gy0wYx8a1qk8r8go2_250
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 7.171
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 383
Puntos : 251
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Joahnne Herondale el Dom Jun 09, 2019 10:50 pm

Podría haber un minuto de silencio para conmemorar a la antigua Joahnne, la misma se extrañaba aunque sonase extraño. No llevaba la misma vida, no se lo permitía y ahora lo estaba reconociendo. ¿Cuánto le había tomado para darse cuenta? No lo sabía y no quería ponerlo a analizar porque sería algo de lo cual no estar orgulloso.

Su risa revolvió su cabello, era la imagen de una chica riendo siendo realmente feliz por unos cuantos minutos. Qué bonito sería conservar aquello. —Es más un amor-odio hacia las grageas, eso lo explicaría muy bien. — comentó risueña entendiendo a Edward en su comparación. —Diría que no fue la gran cosa pero sí lo fue, sé que somos valientes y a veces tenemos nuestra cuota de cuestionamiento propio para definir si una decisión es valiente o estúpida pero todavía no determino como es que terminé representando a Gryffindor y salí viva de eso. La quimera me lo había puesto difícil, de no haber sido un poco ocurrente en mi ataque hubiese pasado una larga temporada en San Mungo. — añadió analizando el asunto. Era cierto que esa prueba con respecto a las otras había sido dificultosa por esta misma cuestión de tener un enemigo fijado.

¡Esa si es buena suerte! — rió por el comentario. Joahnne era un gatito negro de mala suerte, era extraño que las grageas fuesen de buenos sabores. Estaba segura que el ochenta por ciento de las grageas serían sabores horribles que le dejarían un mal gusto por largo tiempo. Por eso, que al chico le saliesen dos de buen sabor era un gran logro. Podrían hasta hacer un libro de records de quién ha comido más grageas salteándose las malas.

¿Cómo no serlo? ¡Son de chocolate! ¿Cómo me puedo resistir? Los dulces son mi perdición y el chocolate… mejor ni deliro porque puedo hablar largo y tendido. — sonrió abiertamente negando con su cabeza, estaba dispuesta a hablarle sobre lo maravilloso que era para el paladar aquel elixir si le daba riendas sueltas.

Debía callarse, tendría que tener algo a mano como una pulsera que diese descargas eléctricas cada vez que hablase por los codos. ¡Había mencionado cómo sería en el sexo! Y había que aclarar que Joahnne había experimentado aquello una sola vez en la vida pero no se acordaba de nada más que unas lagunas insulsas. Por lo que estaba bastante enfadada consigo misma, era amante de esos libros eróticos que leía a escondidas como para tener la ironía más grande de la vida: no recordar nada de su único momento de intimidad. ¡Se fallaba así misma!

Edward sé buen amigo y olvídalo. ¡Por favor! — exclamó con desesperación palpable. — ¡Puedo hacerlo! Puedo hablar de sexo y posturas turbias, todo, y esas cosas pero no si me involucran. ¡Eso sí no puedo! — no tenía ni un ápice de coherencia lo que hablaba pero era así su realidad. Joahnne era incapaz de hilar una oración si debía decir “yo” y “sexo”. Nada, nada.

Sí, era normal llevarse mal con alguna materia y te desgane querer sentarte a prestarle atención. Pero, Joahnne había olvidado lo que era distraerse con amigos y comer todo lo que uno quería. Sería capaz de admitir que ni siquiera estaba alimentándose de forma correcta perdiendo más de un kilo de peso, que siendo delgada tal vez no se notaba mucho. O sí.

¡Edward! — era una tonta, lo sabía pero le recorría un escalofrío el saber que toda esa charla era sobre SU INTIMIDAD. Era demasiado para ella. ¿Podría estar más sonrojada? Sí, esta era una clara muestra de que podría competir por emparejar su rostro con su cabello en un bonito rojo tomate. ¿Disfrazarse? Imaginó a Edward vestido en una especie de disfraz de lobo y ella como una caperucita sexy corriendo en una habitación para que no la coman. ¡Basta imaginación! ¡Basta! — ¡Entendí! ¡Entendí! ¡Cambiemos de tema! — suplicó con sus mejillas rozagantes.

El silencio reinó y lo agradeció hasta que bueno, este desapareció. —Sí, ese chico guapo lo encontré hace unos minutos. ¡Sigue igual de simpático! — lo acompañó entre risas. —Aunque no, no vi a nadie más de Hogwarts. Me puse como meta la carrera y creo que perdí en cuenta que se debe disfrutar más del camino que del objetivo. — suspiró con pesar, la pelirroja tanteó dentro de su bolsa de dulces otra calavera para darle un mordisco. — Además, las cosas están un poco raras…— se animó a decir mientras analizaba las facciones del castaño. Los ideales del gobierno provocaron estragos en más de uno de sus compañeros, no se animaba a hablar con sinceridad de ese tema. — ¿Tú? ¿Mantuviste el contacto con alguno? — preguntó con curiosidad.


Última edición por Joahnne Herondale el Vie Ago 09, 2019 2:22 pm, editado 2 veces
Joahnne Herondale
Imagen Personalizada : Broken lives Priv. Edward W. - Página 2 Tumblr_static_amy_pond_-_the_angels_take_manhattan__3_
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 12.701
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 177
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale

Edward Westenberg el Vie Ago 02, 2019 6:59 am

Edward desde que tiene uso de razón le ha gustado coleccionar cosas, tangibles como boletos de partidos de Quidditch o conciertos, como también imágenes mentales, que gracias a su memoria fotográfica podía conservar a la perfección. Y cuando observó el  cabello rojizo de Joahnne acompañado de una radiante sonrisa bailar al compás del viento, no dudó en fotografiar ese momento para incluirlo en su álbum de risas favoritas.

Nosotros las amamos ellas nos odian...a veces.— terminó por decir junto a una risita achina ojos, luego se puso un poco más serio, pero solo un poquito cuando la pelirroja le comentó sobre lo que sentía del Torneo.— Si te soy sincero jamás he entendido muy bien la finalidad de ese Torneo, aún así siento que cuestionarse a este altura si lo que hiciste fue valiente o estúpido no vale la pena, las reflexiones son para un futuro, el pasado ya está hecho y solo queda aprender de el o celebrarlo.— comentó encogiéndose de hombros.— Recuerdo esa prueba perfectamente en mi cabeza...— le dijo, cerrando por un par de segundos sus ojos para rememorar mejor ese momento mientras su dedo índice apuntaba su cien, abrió sus ojos y sonrió.— Fue difícil pero lo lograste, Jo. Y eso es lo importante — terminó por decirle, ofreciéndole una cálida mirada junto a dulce sonrisa.

Y como las grageas no podían faltar si Edward pasaba por una tienda de dulces mágica...un sabor a zapallo y naranja llegaron a su curioso paladar—Al parecer hoy las grageas nos aman. —dijo mordiéndose el labio inferior y elevando sus mejillas poniendo una pose graciosa, sin saber aún que estaba muy equivocado y que solo en unos minutos más volvería a saborear una de vómito. — Yo podría hablar de comida por horas, amo comer. Aunque lo salado es más lo mío, entiendo la adicción de algunos por el chocolate. — le dijo para que la pelirroja no se coartara si es que alguna vez quería hablar de comida con él, ya que por más que prefiriera comer en vez de hablar de comida, tenía mucho material para poder conversar de ello.


El castaño no pudo evitar soltar una gran carcajada cuando escuchó las súplicas de la pelirroja para que olvidara lo que acababa de decir, se llevó una mano a la boca para poder frenar la risa que tentada seguía saliendo por borbotones, es que siempre ha encontrado graciosas las diversas reacciones de la gente cuando se habla de sexo. —¿Posturas turbias? — preguntó divertido, mientras que el color rojo en las mejillas de Joahnne parecía ir en aumento a cada segundo, al punto de que Edward tuvo que aunar toda su voluntad e inspirar profundamente para dejar de reír y ponerse “más serio”. — Vale, vale, cambiemos de tema…aunque insisto, cuando quieras hablar de algo, de cualquier cosa sobre ”tú sabes qué” — dijo haciendo la comillas con sus dedos y ofreciéndole una traviesa mirada. —  o lo que sea….estoy aquí. — terminó por decir sonriente.

El sonido de los pájaros y naturaleza que se encontraba a su alrededor volvió a reinar la atmósfera sonora, y el castaño se dio el tiempo de poder mirar el paisaje, disfrutarlo. Sonrió al escuchar sus palabras. — Sí, su guapura va de la mano con su simpatía. — bromeó, aunque ni tanto, es que Edward tiene mucha confianza en sí mismo. — Bueno, pero al menos ya te diste cuenta de eso, ahora solo queda hacer algo por ello, de seguro hay muchos que quieren volver a saber de ti, yo por ejemplo, fue maravilloso volver a toparme contigo en mi camino. — le dijo sincero, es que en cuanto la vio frente a sus ojos comprendió lo mucho que la había extrañado. — Sí, están extrañas. —  dijo, poniendo una mueca en sus labios y al igual que la pelirroja no quiso ahondar más en el tema. Es que era muy complicado, ya que el castaño había pasado por un montaña rusa en lo que de ideales se trataba, y para ser sinceros, hasta ese entonces tampoco se había dado mucho tiempo para reflexionar profundamente de aquello y tomar decisiones sobre su postura. — Pues sí, pero no muchos, con la que más tengo contacto es con Danny, de hufflepuff, de seguro la recuerdas…era una generación más baja que nosotros, una excelente jugadora de Quidditch, de hecho las dos eran mis jugadoras favoritas en Hogwarts, y con ambas soñé verlas siendo unas jugadoras profesionales y yo gritandoles desde las gradas...pero bueno, aún no pierdo las esperanzas. — agregó junto a una encantadora sonrisa. — Bueno, pero ahora me tendrás a mí, no sé si tienes mi número de móvil, pero me encantaría seguir manteniendo el contacto, además no me olvido que irás a una entrevista al Caldero, así que nada de desaparecerse por mucho tiempo y dejar que la Universidad te capturé, porque si no iré yo mismo a buscarte, eh.
Edward Westenberg
Imagen Personalizada : Broken lives Priv. Edward W. - Página 2 Tumblr_n1gy0wYx8a1qk8r8go2_250
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 7.171
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 383
Puntos : 251
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Joahnne Herondale el Vie Ago 09, 2019 7:45 pm

Su vida eran puros altibajos. Podía llegar a ser irreconocible la Joahnne con la que te topases, no sería extraño que ella misma no se reconociese teniendo en cuenta todos los cambios que han sucedido en su vida. Por supuesto, esto no fueron más que excusas para resguardarse en un caparazón de indiferencia a su propia persona. Se encontraba asqueada con ella misma, con aquella faceta que había surgido en cuestión de tiempo y que solo le garantizaba la distancia entre sus seres queridos. Aunque fuese algo que pudiese cambiar, se escaquearía. “No puedo” sería una frase recurrente y volvería al circulo vicioso de negación.

Hablar del torneo se sentía como algo lejano. Claramente era un hecho pasado que había sido dejado atrás en su memoria, pero no podía sacarse de la mente que ante las adversidades que se le habían presentado esa época fue la mejor. Un momento de su vida en el que la sonrisa nunca se perdía, tenía amigos acompañándola en todos sus proyectos —mínimos si se comparaban con los de ahora, aunque eran proyectos, al fin y al cabo— y una familia que celebraba a la par.

Pudo sentir como una espinita de dolor era causante de sus pesadillas recurrentes. Su familia era un punto bastante cuestionable, había crecido en un ámbito de confianza y honestidad, ver como este era roto tan deprisa había hecho que la pelirroja huyese como un ciervo asustado. En este momento del partido, desearía haber tomado otra decisión y, sin embargo, aunque pudiese cambiar esto su orgullo era aún más fuerte, su creencia de que su propio dolor era aun más desgarrador la prohibía ver que solo debía ceder y bajar aquella muralla que había construido entre ella y sus padres, tíos.

Asintió vigorosamente. Fue un desafío difícil pero ahora estaba aquí, dándose un gustito de la vida con un amigo que le ofrecía todo aquello que había perdido. — Vale, vale. Entonces eres más de lo salado. La verdad es que a veces tengo unos antojos de comer alguna delicia que no sea dulce. Lo que sí me di cuenta es que no soy demasiado fan de lo agridulce, hay ciertas cosillas que me agradan y otras las dejo en mi plato. ¡Lo sé! Un crimen atroz pero no puedo. — negó con su cabeza revoloteando hebras de su cabello. No podía, no podía con esas cosas.

La conversación en un abrir y cerrar de ojos se transformó en una que incomodaba muchas veces a Joahnne. Una cosa era hablar de tal tema en referencia a otra persona, pero cuando se trataba de ella, puff, ella podría arrojar alguna mala excusa con el simple deseo de desaparecer unos segundos y no estar presente en el exhaustivo cuestionario. Si es que se había cruzado con varios que ventilaban sus experiencias sexuales y hasta se los quedaba mirando embobada, envidiaba que fuesen tan ligeros de lengua. Recordó, fugazmente, un episodio con Freya, una chica un año menor de Ravenclaw —aunque probablemente ahora estaba en la universidad— que se había dado el lujo de comentar cuales eran sus fantasías sexuales más recurrentes y que todavía no había saciado. La castaña le había contado las posiciones que una mujer disfruta gracias a su anatomía y cuales las que al tener flexibilidad eran un orgasmo garantizado. Sus mejillas se habían coloreado, pero estallaron de un rojo carmín cuando le preguntó qué zonas erógenas disfrutaba aún más ella.  — Olvídalo Edward, olvídalo. — murmuró angustiada sin perder el colorete en sus pómulos. Cubrió su rostro con ambas manos y asintió en clara vergüenza. — Lo dudo, pero gracias.

Suspiró. El paisaje era conmovedor, envolvía a quien lo admirase. Se sentía en una burbuja, en una de tranquilidad donde la libertad de expresión no era una prohibición ni entablar relaciones con muggles o “sangres sucias” era algo que pudiese ponerte en una lista negra. — Me gustaría que las cosas fuesen más fáciles, esto que tenemos aquí, el compartir un poco sin… — se removió un poco en el lugar, no quería encasillar a su compañero en algo que le rompería el corazón, pero todo esto estaba agarrado con hilos tan delgados que no podía discernir del todo. Lo dejó pasar con el mismo comentario de él. Una presión en su pecho solo la instó a cerrar sus parpados y esperar. No sabía qué, pero esperaría a ver si se podía resolver. —Sí, sí, la recuerdo a Danny. Muy buena jugadora, era una gran competencia para Gryffindor. Siendo capitana, presté atención a más de un solo rol en el juego, ella era una de las que destacaba para bien, claro. — agregó con una sonrisa. — Podría volver a entrenar, era un pasatiempo que me encantaba. Montarme a la escoba, estar en los aires y competir en equipo para ganar algún trofeo. — soñó despierta mirando a un punto fijo. — Sí, tal vez me inscriba en algún lugar para practicar, no me animo todavía a ser jugadora profesional creo que la disciplina en ello debe ser agotadora y primero quiero pasar la carrera. — aclaró una Joahnne más organizada.

Frunció el ceño, no recordaba tener agendado su número o puede que sí y su memoria fallaba como tantas otras veces. Se lo pidió nuevamente, mejor prevenir antes de darse una sorpresa negativa, aunque ni tanto porque sabía que lo podría encontrar en el Caldero. — ¡Que va! No me escaparé, te lo prometo por la garrita. — alzó su meñique esperando que él imitase su acción. — Y ya te dije, necesito un trabajo y salir un poco del estudio. No se si mi compañera de habitación tolerará que siga metida entre tantos libros. — jugó con la gracia, aunque era real, Geraldine le montaría una escena épica con tal de que Joahnne se fuese al menos a caminar un rato, que igual era por otras intenciones como quedarse a solas con su novia. — Creo que me debería ir yendo. — sonrió tímidamente, una timidez que acarició sus mejillas de una manera tenue. No haría más que llegar a su habitación y estudiar, se había acostumbrado a eso por unos largos y tendidos meses.
Joahnne Herondale
Imagen Personalizada : Broken lives Priv. Edward W. - Página 2 Tumblr_static_amy_pond_-_the_angels_take_manhattan__3_
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 12.701
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 177
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale

Edward Westenberg el Lun Ago 19, 2019 7:49 am

Bueno, que yo te digo salado, pero e el fondo de mi corazón soy fan de la comida en general. Todo lo que sea comida debo probarlo, sobre todo si son cosas que jamás he escuchado, soy como una especie de...coleccionador de sabores, o algo así.— le confesó divertido, sorprendiendose de paso como siempre terminaba hablando de comida con todas las personas que se encontraba, era impactante. — Yo si fuera tú le daría otra oportunidad a lo agridulce, si se sabe combinar o preparar bien pueden generarse sabores realmente exquisitos. Un día te llevaré a un local donde su especialidad son los sabores agridulces, dame esa oportunidad, y si después de probar sus cosas aún no te gusta, prometo no insistir más.

Vale, vale, lo olvido.— le dijo, al ver que realmente ese tema le incomodaba a la pelirroja. Es que para él es muy normal hablar de esas cosas, de hecho con Stella lo hacía mucho, ya que ella al ser mayor, mujer y tener mucho más experiencia que él siempre le daba muy buenos consejos, y aprendía bastante, y por más de que hace mucho no pudiese llevarlo a la práctica, son cosas que siempre es bueno saberlas.

Pese al hermoso paisaje que los rodeaba, la conversación se volvió un poco más sombría, ya que pese a que Edward ayudó en primera instancia la causa Mortifaga, ahora se encontraba bastante alejado, las promesas jamás fueron cumplidas y los licántropos como él seguían en el último escalón, y aparte de eso, personas como Danny le hicieron ver que el dolor por los ausentes era horrible, y que nadie que implanta desde el terror sus ideales era digno de admirar o seguir.— A mí también me gustaría...— le apoyó para luego soltar un suspiro.—Yo soy su fan, de verdad. A veces llego ha ser hasta molestoso.— le confesó junto a una sonrisa traviesa.— Bueno, quizás no en un equipo profesional pero si en una liga menor o algo así, pero hazlo, como un regalito para mi ser, para al menos verte volar una vez más.— le dijo poniendo ojos de gato con botas, de esos que aunque uno quiera cuesta demasiado decir que no.

Vale, te creo, solo porque me lo haz prometido por la garrita, y esas promesas se cumplen si no quieres cien años de mala suerte.— bromeó así todo serio, pero si te fijas un poquito más vez podías ver en sus ojos ese brillo pícaro de siempre. Río.— No queremos que tu compañera te termine echando de la habitación, así que coordinemos cuanto antes la entrevista y de paso una salida nocturna para pasarlo bien.— le invitó moviendo sus cejas divertidamente.

Edward miró el reloj de su muñeca fugazmente y abrió sus ojos sorprendió.— Joder, que rápido ha pasado el tiempo. Bueno, eso dicen cuando uno lo pasa bien ¿no? Y déjame decirle señorita Joahnne Herondale que me lo he pasado de maravilla.— le dijo sincero.— Que esto se repita pronto, por favor. No dejemos que esta hermandad leona se vuelva a separar por mucho tiempo ¿vale?— le pidió.

Lo que no sabía ni el castaño ni la pelirroja es que la vida, al igual que los juntó tambíen los volvería a separar por un largo tiempo, otras cosas venían que haría que sus caminos tomaran otros rumbos, pero en ese girar continuo del planeta tierra, dos almas tan locas y carismáticas como la de esos dos, más temprano que tarde encuentran la forma de volver a reunirse y volver a reír bajo la luz del sol, así que no todo está perdido.
Edward Westenberg
Imagen Personalizada : Broken lives Priv. Edward W. - Página 2 Tumblr_n1gy0wYx8a1qk8r8go2_250
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 7.171
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 383
Puntos : 251
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.