Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Can't Stop | Priv. |

Beatrice A. Bennington el Miér Mar 21, 2018 4:50 pm


Sam Lehmann & Bea Bennington | 18:00 pm | Centro de eventos exclusivo para magos(?) | Cherry| Atuendo HD

No podía creerlo. No podía creerlo. No podía creerlo.

━ Beatrice, respira. ━ No la escucho, su mente estaba en Marte, en Júpiter, en el planeta más lejano de toda la galaxia. ¡Es que no podía creerlo! Algo como eso solo sucede una vez en la vida. Gracias diosito, gracias Morgana, gracias Merlin, gracias suerte, gra… ━ ¡Aremi Bennington, respira, por el amor a Merlín! ━

━ ¡No me llames Aremi! ━ Y respiro, sin saber cuándo había dejado de hacerlo, solo para hacer su reclamo. No le gustaba su segundo nombre y todos lo sabían. Maldito el día en el que Cherry lo había descubierto. ━ ¿Puedes creerlo? ¡Se hará un evento con Apollon! ━ Aquel hombre era, sin duda alguna, alguien que merecía todo su respeto. No por nada era uno de los mejores medimagos, solo que él, a diferencia de los demás, se había dedicado completamente al área mental. ¿Necesitas recuperar recuerdos perdidos? ¿Tienes un trauma que te impide, quizá, hablar? ¿O simplemente deseas aprender a borrar recuerdos sin causar daños extras? Apollon, o como ella le llama, pollo frito, era el indicado para eso. No por nada había dado clases en la universidad a los mismísimos desmemorizadores.

━ ¡Si puedo creerlo! Pero Bea… ━ La nombrada miro a su conocida, porque aun no habían compartido el suficiente tiempo como para llamarla amiga, quien apuntaba la hora y fecha del evento. ¡Por Merlín! ¡Que sería en dos horas!

━ ¡Cherry, tenemos solo dos horas para encontrar algún disfraz! ━ Agarro a la chica de los hombros, suerte de tener ambas la misma altura, para mirarla fijamente a los ojos. ━ Es hora de tener nuestra primera misión. ¡Paso 1: Disfraces! ━

━ ¿Segura que no eres tu la menor? ━ Susurro la pelirroja, antes de suspirar, sonreír y dejarse llevar por el entusiasmo de la chica tres años mayor que ella. ━ Paula tiene pelucas, muchas. No notará que le falta un par. ━

Beatrice miro a Cherry con un brillo travieso, que fue totalmente compartido. ¡Tenían un plan!

✦✦✦ 1 Hora después ✦✦✦

━ No entiendo porque yo no pude ser castaña también. ━ Murmuro Beatrice, con una peluca plateada que caía como cascada hasta su cintura. Ella quería lucir una cabellera negra o castaña, pero Cherry había decidido que lo mejor para pasar encubierta, era resaltar. Claro que, para alguien que lucía una bella peluca castaño oscuro, era fácil decirlo.

━ No te quejes, que fue todo un problema tomar las pelucas sin ser descubierta. ━ Y es que mientras Beatrice se encargaba de escoger el vestuario, la actual castaña había tenido que hacer el trabajo sucio, o sea, conseguir las pelucas. Todo un riesgo, considerando que Pula era una egoísta de primera. Detestaba que tocarán sus cosas, que usarán algo de su pertenencia o que siquiera respirarán su mismo aire. Ninguna entendía como es una chica tan mimada como ella, había llegado a vivir al refugio. Cualquiera se esperaría que escapará a otro país. No era mala chica, solo no sabía ser más amable.

━ Estoy segura de que está fue tu venganza por haberte enviado a esa peligrosa misión sola. ━ Un guiño por parte de su acompañante fue más que suficiente, había sido por eso. Suspiro. ━ No importa… ¡Ahora vamos! ¡Me niego a llegar tarde! ━ Sujeto el brazo de la chica, quien sería la encargada de usar la desaparición, pues Bea aún seguía apareciendo en lugares desconocidos y totalmente diferentes a donde iban originalmente. ¡Era hora, era hora!

✦✦✦17:03 pm. Una hora antes de que comience el evento✦✦✦

━ ¿¡Qué, qué!? ━

━ Eso señorita, no podemos dejarles entrar, si no poseen su entrada, ni están en la lista. ━ El guardia había tenido la suficiente paciencia para explicarles, aproximadamente tres veces, cuatro para Bee con está, que no podían llegar y entrar. ¡Necesitaban una entrada!

━ ¡Pero si en el anuncio no aparece eso! ━ Reclamo, cruzándose de brazos con mirada retadora. Que se atreviera a mentirle diciendo que si aparecía, porque saldría ya mismo a buscar un anuncio y se lo restregaría en la cara a ese mastodonte.

━ Aremi, calmate. ━ Cherry, la voz de la razón, la tranquilidad en persona, la paciente.

━ ¡Pero si tengo la razón! ¡Y no me llames por ese nombre, jovencita! ━

━ ¡Quedamos en que te llamaría Aremi, y Aremi te llamaré! ¡A-RE-MI! ━ Si, quizá no era totalmente paciente, al igual que el guardia, quien parecía que no soporto más y termino llamando a seguridad, quienes las sacaron más que rápido a pesar de que ambas estaban más que dispuestas a morderlos de ser necesario. ━ ¿Qué hacemos ahora? ━ Pregunto la ex pelirroja, golpeando el suelo mientras hacía sonidos con su tacón, lucia enfadada. Lo bueno es que ya no era con Bea, si no con el guardia.

━ Entrar obviamente. ━ Porque Beatrice Bennington, nunca, absolutamente nunca, se quedaba con los brazos cruzados. ━ ¿O es que no ves lo que yo veo? ━

Cherry se asomo por el hombro de la ex Ravenclaw, antes de sonreír con malicia y travesura a la vez. Si no las dejaban entrar como invitadas al evento, se volverían parte del evento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 6.835
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 502
Puntos : 166
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Jue Mar 22, 2018 3:32 am

Hoy se presentaba como un día muy ocupado.

Por la mañana iba a ir a todas las cafeterías-librerías de Londres habidas y por haber no solo para presentar su currículo━el cual era todo inventado porque, obviamente, no iba a poner ahí que leía mentes y tenía estudios básicos en poder hacer magia con un palito de madera━, así como estrenar su nueva identidad. En realidad todavía no tenía los documentos necesarios para hacerse oficialmente pasar por otra persona, pero su contacto ya le había dicho que tenía nombre, por lo que ya se había presentado formalmente como Amelia Williams, pese a no tener nada: ni DNI, ni pasaporte, ni nada... Lo mejor de entregar currículos es que no te pedían más nada, de hecho lo más normal es que te despachasen rápido por desinterés. Fue sólo en uno de ellos, de nombre 'El Juglar Irlandés' en el que un buen señor no solo le mantuvo la conversación con curiosidad, sino al final comenzó a contarle sus batallitas. Adoraba a los ancianitos tan extrovertidos. Le dijo que ya le avisaría, pero Sam tampoco tenía muchas expectativas.

Y después de esa intensa mañana, quedaba la tarde, en donde ya llevaba semanas atenta al enterarse de un simposio de Apollon Fritcher, un medimago especialista en el campo mental y neurológico. De hecho la conferencia iba totalmente enfocada a la posibilidad de recuperar la memoria perdida, algo a los que muchos magos eran escépticos por la poca evolución que había habido en ese campo hasta la fecha. No obstante, era justamente el último tema en el que Sam se había interesado y, con todo el tema de Henry, más todavía le interesaba.

Y no, no os alarméis. No era una conferencia global en donde asistiría gente poderosa e importante, de hecho era más bien una reunión de cerebritos con mucho dinero y bastantes frikis en la rama de medicina. Nada más. De haber sido otra cosa, Samantha ni se hubiera planteado la opción de ir. Así mismo, ya había escuchado en todo el año que se pasó como fugitiva que Apollon Fritcher era, como dirían los puristas de hoy en día, 'un traidor a la sangre', pues no era la primera vez ni la última que prestaba ayuda a fugitivos. Aliado de éstos, pero de cara a la sociedad mágica era un impoluto sangre limpia sin ningún tipo de relación con ellos. Así que... en cierta manera, Sam se sentía bastante cómoda yendo allí oculta con algún tipo de disfraz que hiciese que los ojos curiosos no se centrasen en ella. Pasaría desapercibida y, en cuanto tuviera oportunidad, encararía a Apollon para hablar con él. Por si acaso━pues ya no se fiaba de nada en esta vida━dejó un aviso tranquilizador tanto a Caroline como a Gwen de a dónde iba y que no había problemas, acompañado obviamente de su confiado cerdito de WhatsApp. De hecho les mandó a ambas las pintas con las que iba, para que se dieran cuenta de que prácticamente parecía otra persona. Además, había prometido dejar de ser una terca inconsciente que va sola por la vida, así que qué menos qué avisar de estas cosas, aunque aparentemente no fuesen peligrosas.

*

Se quitó su característico pintalabios rojo que hasta salía en la imagen del cartel de Se Busca con su cara, tomó una poción para acortar el tamaño de su cabello y con un sencillo hechizo modificó el color del mismo. Aprovechó para cambiarse el color de los ojos a un marrón simple y se vistió lo más monja que pudo, incluso con una boina. No quería llamar en absoluto la atención. Cuando se miró al espejo solo pudo pensar una cosa: ¿Vilma Dinkley? ¿Eres tú?

Así que con el libro que el mismo Apollon Ritcher había escrito en la mano junto a una carpeta y la varita de Gwen dentro de la manga de su camiseta de manga larga y cuello alto, se presentó en la entrada de aquel lugar.

¿Su nombre? ━preguntó el portero, sin siquiera alzar la vista de la lista.

Pero obviamente Samantha no estaba en la lista. Por eso se había vestido un tanto... especial, porque se iba a hacer pasar por una reportera de El Profeta y estaba segura de que tal y cómo estaban las cosas, los reporteros del Profeta estaban muy ocupado buscando salseos sobre fugitivos como para venir a comentar el simposio de un famoso medimago británico que, en verdad, está totalmente subestimado.

No estoy en la lista, pero soy reportera de El Profeta. Vengo a documentar la conferencia para que salga en el número de mañana y así concienciar un poco a todos sobre la importancia de las investigaciones en este campo. ━Su tono fue dulce y su mirada inocente y risueña, por no hablar, claro, de la sonrisa tan tierna que había esbozado solo para él.

Hasta sonrió, cuando ese gorila parecía no tener la habilidad de sonreír.

Claro, pasa. Recuerda que como eres de la prensa, luego no podrás acceder a la cena. No me hagas tener que ir a buscarte... ━Me advirtió, intentando ser afable.

Descuide ━le contestó con un guiño mientras entraba al interior.

*

Era una sala bastante grande, en cuyo fondo había una pequeña tarima preparada para que Apollo Fritcher diese su discurso sobre sus investigaciones, el resto de la habitación estaba repleta no solo de sillas, sino también de algunos sofás a los laterales. A la punta de atrás, justo a la izquierda de la puerta, había una mesa con bebidas y comida gratuita. No hizo más que sentarse en una de las sillas, para no llamar la atención. Ahí dónde la veías, estaba acalorada de los nervios. Era inevitable en ella ponerse nerviosa en todo ese tipo de situaciones, aunque ahora se sintiese de lejos más segura que en muchos otros lugares.

¡Ahí está el protagonista! ━Gritó un señor aleatorio que no llegó a identificar. A nadie le importa ese señor aleatorio.

Apollon Fritcher entró en la sala, recibiendo aplausos por parte de todo el mundo. Sam se unió, mirándolo con cierta admiración. Quería hablar a solas con él para poder contarle su propia experiencia personal con lo de Henry, por si él sabía qué hacer o pensaba que realmente había algún tipo de solución. Era su única oportunidad, porque según tenía entendido, Apollon pese a ser británico, trabajaba en Alemania y dar con él fuera de ahí iba a ser imposible.

El protagonista llegó a la tarima y dio varios golpecitos al micrófono mientras todos los que estaban de pie se hacían con los asientos vacíos antes de que alguien se los quitase.

He llegado pronto, ¿eh? Vamos a hacer esto rápido, que dicen que hoy invita el hotel para la cena y me muero de hambre, entre más tiempo tengamos, más comeremos, jeje... ━Todo el mundo rió por el chiste del afable hombre y comenzó la charla.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 11.965
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 745
Puntos : 517
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Mar Abr 17, 2018 4:34 pm

Mientras variadas personas ingresaban al evento con sus entradas, como personas normales y civilizadas, Beatrice y Cherry se habían colado por la puerta trasera, la que decía “solo personal autorizado”, ambas vestidas con elegantes vestidos. Eran nada más, ni nada menos que acompañantes del protagonista. Mejor llamado, Apollon. Todo gracias a una tienda de ropa, una buena actuación y un par de Obliviate. Era toda una suerte que ambas fueran expertas en el área de la actuación… o algo así.  

El interior se veía extenso, cómodo y, para su sorpresa, no parecía tener mucha gente. O por lo menos, no había la cantidad que ella esperaba. Se había imaginado una gran multitud, casi como si se tratara de un concierto, pero bueno, no se podía obtener todo.

━ Bea. ━  Le llamo la menor, apuntando disimuladamente a uno de los guardias con los que había tenido el placer de tener una conversación civilizada. Sarcasmo, puro sarcasmo. ━ Vamos al otro lado. ━  La rubia, y actual peli plateada, asintió. Que vamos, debían mantenerse lejos de ellos o las reconocerían enseguida. Maldito el momento en que dejo que Cherry le pusiera una peluca tan llamativa.

Ambas avanzaron hasta un rincón lejanos, esperando que el evento finalmente diera inicio. Realmente a Cherry le daba igual, pues realmente solo había ido por la diversión y los chismes que podía llegar a obtener en aquel lugar. Luego estaba Beatrice, quien era una historia diferente. Los ojos le brillaban de emoción, estaba totalmente atente a cada movimiento en la tarima y parecía lista para ponerse a gritar, encantada, en cualquier momento.

Que, para muchos medimagos, aquel hombre era, y sigue siendo, uno de los mejores cuando se trata de temas neurológicos. Además, el tema en especial que presentaría ese día, era totalmente curioso, llamativo y útil. Nunca sabías cuando necesitarías recuperar la memoria de otra persona… porque si pierdes la tuya, pierdes toda la información sobre el tema, así que no puedes recuperar tu memoria, ni esa importantísima información… y mueres.

Bueno, no tan así, pero casi.

No fue la única que escucho el grito de aquel hombre, anunciando la llegada del protagonista. Beatrice aplaudió junto a los demás, pero de forma mucho más entusiasta, como si el hombre fuera un héroe de guerra o algo así. Apollon era un hombre de facciones amables, y ojos bellos. Según ella, debió ser sumamente guapo en sus tiempos como adolescente.

Cuando la gente comenzó a sentarse, no tardaron en estar lo más cercanas al área de comida, para poder acercar todo tipo de alimentos sin llamar demasiado la atención. Si, que adoraba el tema a tratar y todo, pero podía comer y escuchar a la vez. No es como si la comida la fuera a distraer con su sensualidad.

✦✦ El tiempo avanza ✦✦

━ No puedo creerlo, es de lo peor. ━  Murmuro para si misma, cuando finalmente, la conferencia llego a su fin. En algún momento, mientras ella estaba enfocada en memorizar y desarrollar en su mente todo lo que el hombre iba diciendo, Cherry se había escapado a quien sabe donde y la dejo abandonada. Algo le decía que cuando la volviera a encontrar, traería un chisme impresionante. Ay, ahora quería encontrarla rápido y saber que era eso tan importante.

Por otro lado, estaba muerta de la curiosidad aún. Si bien, el tema había dejado muchas cosas en claro, como los pros y los contras, de que iba y todo eso, también había generado grandes dudas. Por eso tenía una misión: Encontrarlo a Apollon a solas, y tener una charla extensa con él. Que era su sueño, y más ahora con aquello tan interesante. Pero lo mejor era que, sabía que no estaría en peligro en su presencia. Todos conocían la postura “ayuda fugitivos” que tenía Apollon, aunque intentará ocultarlo.

Beatrice creía firmemente que, en algún momento, cuando quisiera recuperar la memoria perdida de alguien, la borrada a base de hechizos al menos, toda esa información le sería útil y estaría eternamente agradecida. No se podía vivir de borrar o modificar memorias, debía estar preparada en casos de querer devolver recuerdos.

Así que le seguía como una acosadora, y por suerte era toda una experta en ese tema… aunque no por ser una acosadora. Que quede claro. Simplemente desde pequeña había aprendido a seguir disimuladamente a la gente, y sus clases de baile no hicieron más que apoyar eso, al enseñarle el bello arte de caminar sin hacer ruido. ¡Era un completa espía, ninja y todo!

Cuando vio que se dirigía a un lugar más alejado, estuvo a punto de interceptarlo… pero no. ¿Por qué no? ¡Porque se había metido a un baño de hombres! ¡Los baños de hombre están prohibidos! Ah, solo le quedaba esperar entonces. Malditas necesidades del señor Fritcher.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 6.835
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 502
Puntos : 166
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Sáb Abr 21, 2018 2:02 am

Ay, pero qué emoción.

Debía de controlarse. ¡Pero no podía! ¿Cómo una reportera de El Profeta, famosas por ser media tontitas, iba a emocionarse por la charla de un medimago famoso sobre las posibilidades a la hora de recuperar memorias perdidas en la mente de un ser humano? ¡No podía! ¡Debía de ser profesional! Pero Sam no podía, sencillamente. Desde su quinto curso en Hogwarts vivía fascinada con el mundo mental y todo lo que se podía llegar a conseguir mediante la magia, motivo principal de que luego fuese de cabeza a estudiar la carrera de legeremancia. Y ahora... poder asistir a una conferencia así, pues le llenaba el alma, sobre todo porque encima era un tema totalmente relacionado con sus vivencias actuales: Henry, como un hermano para ella.

¿Sabéis ese momento en el que el señor que da la conferencia pregunta si hay preguntas? Bueno... si Sam llega a ser una mujer normal que no está siendo perseguida por la ley y que, por tanto, no tiene que guardar las apariencias, en ese momento hubiera hecho totalmente gala de su espíritu de Ravenclaw, cargado de curiosidad y fascinación, para bombardear a Apollon a preguntas.

Pero obviamente, no lo hizo.

Se levantó cuando la conferencia acabó, intentando acercarse a Apollon, pese a que era prácticamente imposible. Ir como redactora del Profeta te abría puertas, pero tampoco quería hacerle una entrevista frente a todo el mundo porque era muy descarado. Y todo lo descarado estaba totalmente fuera de los planes de Sam. Además, estaba demasiado feliz. Se le notaba en el brillo de la mirada, así que no podía. Simplemente no podía.

Así que disimuladamente le persiguió, a solas, con la mirada fijamente en la carpeta que había traído con ella y que obviamente no tenía nada de valor en su interior. Era una mera fachada. Todo lo que tenía que preguntarle lo tenía en la cabeza. Y ahora, más que nunca, tenía preguntas, ya que Apollon afirmaba y reafirmaba que era POSIBLE recuperar las memorias, sólo que era un proceso demasiado complicado que todavía no se ha llegado a comprobar de ninguna de las maneras. Porque claro, para eso hace falta personas que hayan perdido las memorias—voluntaria o involuntariamente—y, seamos sinceros, no es que hayan muchos masoquistas por ahí dispuestos a que se les borre la mente si no están seguro que se puede recuperar.

Esperó a que se quedase un poco solo para llamar su atención, pero cuando lo hizo, fue para ir directamente al baño. Y claro, ahí se le creó una tesitura... ¿y si lo atacaba a preguntas en el baño? ¿Qué mejor sitio para tener intimidad? Lo sopesó fuertemente, pero había otra chica cerca que la estaba viendo y, quizás, ver como una redactora del Profeta entra al baño de hombres detrás de Apollon Fritcher era altamente sospechoso. Apenas se fijó en la chica, pero como también parecía bastante distraída, Sam aprovechó, caminando de manera disimulada hacia allí. En el último momento, antes de entrar en el chica, hizo una finta y se metió corriendo en el de hombres.

¿Qué se encontró? Nada obsceno, tranquilidad. Apollon—gracias a Merlín—había decidido hacer pipi—o aguas mayores, a saber, dar una conferencia hace que mucha gente se cague encima—en el retrete, por lo que el baño estaba vacío, con uno de los retretes con la puerta cerrada. Sopesó fuertemente la idea de avisarle desde ya que estaba ahí, para que no saliese con la bragueta bajada o algo por el estilo. ¡Puaj! ¿Os imagináis! ¡No, por favor! Esa imagen repentina fue lo que le hizo hablar. —¿Apollon Fritcher? No se asuste porque haya una mujer en el baño de hombres...

¿Asustarme? —dijo con un  tono divertido. —¡Una mujer ha entrado detrás de mí al baño de hombres! ¡Por mí! Al final va a ser verdad que los hombres mejoramos con la edad... —añadió, bromista. Sam sonrió.

Sólo quería hacerle unas preguntas.

Claro, porque el baño es el lugar más apropiado. El olor a lejía y heces humanas hace cualquier conversación más interesante —ironizó, con igual diversión.

Sam seguía sonriendo como una idiota.

Ya... es que no quería interrumpirle ahí fuera...

Y prefieres interrumpirme mientras hago mis necesidades. A ver, espere a que termine, que supongo que si ha sido valiente de entrar al baño de hombres, es porque algo importante se traerá entre manos. Pero... ¿puede cantar? Esto es muy incómodo.

Y se escuchó un pedo.

¡MADRE MÍA, TIERRA TRÁGAME!
¿¡No podía estar haciendo pis y ya está!? No, tenía que estar haciendo caca. ¡O intentándolo!

Yo no he sido —dijo él, quedándose todo el baño en un absoluto silencio.

Y no pudo evitarlo: Sam estalló en carcajadas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 11.965
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 745
Puntos : 517
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Vie Mayo 25, 2018 10:59 pm

¿Sabes lo que pasa cuando se acaba una conferencia, un evento o lo que fuese? Que la gente corre hacia la salida, se quiere ir toda de inmediato, como si fuera una manada de animales en vez de personas. Eso justamente era lo que Cherry le explicaba por mensajes mientras ella, toda respetuosa, esperaba la salida de Apollon de aquel baño. Recargada en una pared, llego a relajarse lo suficiente como para dejar volar sus pensamientos. Desde hace poco que se había reencontrado con Gwen, su hermana mayor, y en pocos días se encontraría viviendo con ella. Por fin se sentiría menos sola y estaba segura, de que poco a poco, todo volvería a ser como antes.

Aun no había podido reunirse con Caroline o Sam, pero según le había dicho la mayor, ambas se encontraban en perfecto estado, y Beatrice no podía estar más que locamente feliz al saber eso. Las extrañaba infinitamente mucho, porque vamos, hace demasiado que no se veían y sinceramente, necesitaba estrujarlas entre sus brazos. Encontrar la misma calma que había sentido cuando Gwen la abrazo.

Tan metida estaba en sus pensamientos, sonriendo como una idiota, que cuando reacciono, una chica se había METIDO AL BAÑO DE HOMBRES. SI, ASI COMO SI NADA. Parpadeo rápidamente, sorprendida. ¿Sabría que no era el baño de mujeres? ¿Sabría que Apollon estaba en el interior? ¿Y si era una loca que buscaba hacerle daño? ¡Que había de todo en la vida, sabes! Sin hacerse esperar, le envió un mensaje a su amiga, avisándole de lo sucedido y que enviara a quien fuese lo más pronto posible. No estaba dispuesta a perder una mente tan valiosa como la de Apollon Fritcher. En ese momento, ni siquiera considero que había enviado GENTE PELIGROSA al lugar donde ELLA se encontraba también. Donde se encontraba ELLA, UNA FUGITIVA. Bueno, ya se daría cuenta más tarde.

Decidida, o quizá no tan decidida porque quien sabía que se iba a encontrar en el interior, que la verdad no quería verle nada al hombre, nada indecente al menos, abrió la puerta del baño. ¡Pero su suerte no podía ser mejor, vamos! Que justamente cuando ingreso, escucho lo que claramente era un pedo. ¡Un maldito, y muy oloroso pedo!

Su risa no se hizo esperar, mezclándose con la de otra chica en el lugar. Mira que suerte habían tenido ambas. Eso les pasaba por acosar al pobre hombre. ━ No… no puedo creerlo. ━ Hablaba entrecortado porque no podía detener su risa. ¡Que vamos! ¡Era extremadamente gracioso! ¿Cuáles eran las posibilidades de que justamente se encontrará haciendo caca? ¿Cuáles? Aunque vamos, igual le entendía. Recién se había mandado la tremenda conferencia, llena de sabiduría. Quizá ahorita necesitaba… descargar su nerviosismo o algo parecido. ¿Y qué hacían ellas? Seguirle al baño como si fueran un par de acosadoras adolescentes. ━ Esto es único, ¿Puedo contarle al mundo que he tenido el placer de oler un pedo del famoso Apollon Fritcher? ━  Bromeo, volviendo a reír.

━ ¿Es otra señorita la que me habla? ¡Pero mira, que es mi día de suerte! ¡Y por supuesto! Cuéntele a todos los olorosos que son. Por favor, será un placer leer sobre eso. ━  Bromeo de igual manera, riendo. Beatrice ya estaba enamorada, quería casarse con ese hombre. Ojalá todos se tomarán de esa manera tan cómica que dos mujeres le siguieran al baño. Y hablando de la otra mujer… La rubia le observo fijamente, de forma nada disimulada. Cabello corto y castaño, labios bonitos y lo que suponía era una carpeta con preguntas. Anda, que solo era una reportera. Había dado un aviso de peligro por nada.

Espera un momento… ━ Si, sí.  Todo es muy divertido y eso. Pero… ━  Palideció, sonriendo con una inocencia marca Bennington mientras jugaba con sus dedos y observaba a la chica cerca de ella. ━ Te confundí con alguien malvada sabes, y yo como que, por accidente… bueno, no tan por accidente, llamé a, quizá, los guardias. Vale, que realmente no fui yo, pero si deben venir corriendo ya y pues, no creo que sean amables. ━  Hizo una mueca, riendo nerviosa. ━ ¡Aunque no debe ser tan malo tampoco! ¡Señor Apollon, que desde ahora podríamos ser sus novias! ━  Dio su idea al azar… ¡Una idea que no parecía tan descabellada, la verdad! ━ ¡Oiga sí! ¿Podría decirles a los guardias que somos sus, no sé, sobrinas lejanas y extrañas? No nos conoce, pero nos lo debe por lo del pedo. Además, no quiero irme, no sin hacerle unas preguntas, y si no me equivoco, ella, la castaña de labios bonitos esta igual que yo. ━  La chica debía estar agradecida, la estaba incluyendo en su super exitoso plan que tenía todas las de ganar. Porque, ¿qué podría salir mal?

━ Claro, como yo las he obligado a seguirme y a oler mis pedos. ━ Por la voz del hombre, parecía sumamente divertido. Como si le estuviera sucediendo lo más cómico y extraño del mundo.

━Este hombre tiene un punto... ━ Míralo, que inteligente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 6.835
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 502
Puntos : 166
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Dom Jun 03, 2018 10:36 pm

Este pobre señor no podía tener más mala suerte. Tirarse un pedo y que dos personas sean fieles protagonista de él. Encima no era de esos pedos que sólo suenan, no. También olía. Si es que madre mía... aquella experiencia iba a ser la hoja de la alegría de su diario personal.

Se asustó un poquito al ver que otra persona entraba en el baño, pero al ver que era una chica que sólo parecía estar interesada en ver si todo iba bien, se "despreocupó" un poquito. ¿Sabes cuánto duró esa despreocupación? Dos segundos. No tardó en decirle que había llamado a los guardias y a Sam le faltó tiempo para hacerse a sí misma un facepalm por la mala suerte que tenía en la vida. Se curra el entrar en un baño y soportar el oloroso pedo de un señor mayor, para que una mujer que no tiene nada que ver, llame a los guardias porque se asustó. ━¿No podías entrar y preguntar primero? A lo mejor simplemente me confundí de baño, ¿sabes? ━Se quejó, cruzándose de brazos. No le hubiera molestado en otra ocasión, si no fuese porque estaba intentando pasar desapercibida porque era una fugitiva buscada por la ley y esas cosas.

Y fue en ese momento, en el que la miró con gesto serio, cuando se percató de su rostro. Se mantuvo callada, escrutándola con la mirada, mientras decía en voz alta su super plan familiar con Fritcher. No tuvo tiempo de cuestionarle que ni Sam se parecía a ella ni a Apollon, por no hablar de que ella tampoco tenía un parecido envidiable con ninguno de los otros.

Se escuchó, en el interior del baño, como Apollon tiraba de la cadena y se abrochaba el cinturón, pero para cuando abrió la puerta, Sam solo pudo mirar a la chica.

¿Bee? ━Preguntó. Un 98% de ella tenía claro que era Bee. A ver, mírala: no se había currado especialmente su disfraz, ¿vale? Seguía teniendo su mismo pelo alocado, sus mismos ojos azules y... esa vocecita tan hiperactiva y feliz que tanto la caracterizaba. ¡A ella no la iba a engañar con un par de floripondios que se pusiese por encima!

Apollon había abierto la puerta del baño a tiempo de ver la cara pasmada de Sam mirando a la otra chica.

¿Se conocen? ¿En serio mis pedos olorosos han sido el lugar de reencuentro de dos personas? Algún día tendré que hacer mis propias memorias y no puedo olvidar de narrar todo esto ━comentó, divertido, a tiempo que se dirigía al lavabo.

Sin embargo, antes de que nada más pudiese pasar, se escucharon voces justo fuera del baño. Sam dejó atrás cualquier tipo de sorpresa y, por instinto, se escondió en uno de los retretes (eligiendo sabiamente el de la derecha de dónde había salido Apollon para no morir intoxicada por el olor), cerró la puerta y se subió a la taza del váter. No supo que hizo Bee (o la supuesta Bee), pero ella no se iba a arriesgar a hacerse pasar por una sobrina lejana cuando había dejado claro que su tapadera era la de reportera del Profeta. No quería que la mirasen de más, o le hiciesen preguntas comprometidas. Por favor, no había tomado multijugos. ¡Si la miraban de cerca podían descubrirla!

Escuchó como la puerta principal se abrió y tras ella dos personas trajeadas y gafas de sol. Las gafas de sol era para imponer, suponía, ya que mucho uso lógico no tenía en lugares cerrados. Cosas de guardias. Sam no era guardia, así que no sabía qué clase de poder mágico tenían las gafas de sol en los guardias, pero algo debía de haber detrás de tanto misterio.

¡Por las barbas de Merlín! ¿Tan famoso soy? ━dijo Apollon. ━Estoy bien, señores. Mi sobrina ha venido a ver si estaba bien, que estaba tardando mucho. Uno ya tiene su edad. ¿No sabéis eso de que los nervios aflojan un poco el estómago? Con casi ochenta años y todavía no me adapto a dar conferencias... ━Y rió, lavándose las manos para luego acercarse a Bee y pasarle un bracito por encima del hombro, protector.

Perdone, señor Fritcher. Vino una chica un poco alarmada por su seguridad y nosotros solo cumplimos. ━Uno de ellos retrocedió el primero en irse, para el último echar un ligero vistazo por las rendijas abiertas de los retretes y luego también irse.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 11.965
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 745
Puntos : 517
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Beatrice A. Bennington el Miér Jun 13, 2018 9:44 pm

━ ¿Y cómo iba a saber yo eso? No podía llegar y decir: “¡Hola! Disculpen la interrupción, pero me pareciste sospechosa y quería saber si Apollon estaba bien. Ahora que veo que solo eres una periodista y no planeas asesinar a nadie, los dejo seguir disfrutando del oloroso pedo.”  Se defendió de inmediato, cruzándose de brazos igualmente. Si, estaba haciendo la misma pose a propósito. Le gustaba molestar a la gente, ¿vale? Que eran divertidos enojados.

Había dado un super plan, que estaba segura de que funcionaria. Bueno, no era exactamente “super”, pero al menos era un plan. En su mente rápidamente estaba ideando su coartada, mientras seguía observando a la castaña, que de un segundo a otro le dijo aquel apodo tan bonito que le habían dado cuando era pequeña. La rubia y actual platinada, parpadeo confundida, mientras Apollon salía del baño. ¿Cómo sabía su nombre?

Beatrice observo mejor a la chica, en defensiva, mientras analizaba sus rasgos y por último, miró fijamente sus ojos. Esa mirada era inconfundible, y el corazón se le acelero en una mezcla de sorpresa y alegría. A su memoria llego una niña bonita, con la que corría por los pasillos de Hogwarts. Una adolescente con la que solía cotillar y luego, una mujer que poco a poco, se había terminado alejando. ━ ¿¡Sam!? ━  Exclamo, quizá un poco alto, cubriendo rápidamente su boca. El mayor había dicho algo divertido, pero Bee estaba sorprendida, pasmada en el lugar. ¿Cuáles eran las posibilidades de encontrar a una gran amiga que no habías visto durante ya demasiado tiempo, justamente en el baño de hombres? Además, por alguna razón sintió una especie de Deja vu. ¿Habían tenido un reencuentro así de extraño ya, y no lo recordaba acaso? Imposible.

Estaba por volver a hablar, lanzarse sobre los brazos de su amiga por último, cuando escucho las voces. Mientras que Sam se ocultaba, ella se quedo en su lugar, respirando lentamente. Vale, vale, que era la sobrina. ¡Nada malo iba a pasar! ¡Cree en la suerte de Beatrice Bennington!

Los guardias ingresaron, apresurados, mientras ella solo miraba hacia otro lugar. No estaba nerviosa, por suerte, porque seguramente, de haberlo estado, hubiera comenzado a golpear el suelo con la bota y eso no hubiera sido buena idea. La gente suele notar ese tipo de gestos nerviosos. De todas maneras, para su suerte, no tuvo que decir ni una palabra. El señor Fritcher se había encargado de todo, y MERLÍN, HASTA LA HABÍA ABRAZADO POR LOS HOMBROS. Se sentía bendecida. ¿Podías transmitir sabiduría mediante un gesto como ese? Esperaba que sí. Por cierto... ¡La suerte la había tratado de maravilla! ¡Mira esa forma de librarse de los problemas tan rápido!

━ Muchas gracias señor Fritcher. ━  Dijo luego de que los guardias se fueran, ante que cualquier otra cosa, sonriendo suavemente, para luego avanzar decidida hasta el lugar donde la actual castaña estaba escondida. Abrió la puerta rápidamente, y la observo unos segundos. ━ Eres Sam, ¿verdad? ━ Se estaba asegurando, porque vamos, sería un dolor enorme si resultaba que no era su amiga. De todas maneras, ni siquiera espero respuesta. La bajo con cuidado del retrete y la abrazo, dejándose llevar por sus impulsos. Un rasgo que, a pesar de los años, no había cambiado.

Su agarre era firme, cargado de sentimientos. Se aferraba a su amiga como si fuera a desaparecer en el momento que la soltara.  ━ Line me dijo que estabas bien y eso me mantuvo relajada, pero verte es lo mejor del mundo. Te extrañaba tanto. Y mira la forma de reencontrarnos: En un baño de hombres, acosando a la misma persona. ━  Se separo levemente, sonriéndole con los ojos aguados. ¿Existiría alguna ocasión en la que no estuvieran envueltas en alguna clase de problema? ━ Realmente te extrañe, bonita. ━
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 6.835
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 502
Puntos : 166
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Sam J. Lehmann el Jue Jun 28, 2018 3:39 am

Era horrible. Primero los nervios de estar allí, en un lugar público, intentando acercarse a una figura representativa en ese mundillo. Segundo, la fuerza de voluntad como para entrar en un baño de hombres teniendo en cuenta la cantidad de cosas desagradables que te puedes encontrar. Como pedos, y eso. Tercero, que tu amiga que hace tiempo que no ves, disfrazada de otra persona, haya avisado a la seguridad del lugar porque tú, disfrazada de otra persona, te has metido en el baño de hombres después de haberlo discutido arduamente con tu consciencia. Si es que parecía que había sido un continuo cúmulo de malas decisiones que desembocó en un movimiento horrible.

Que ojo, en horrible a medias. Era horrible porque tu amiga había llamado a la seguridad cuando ambas eran fugitivas, pero era bonito porque ERA TU AMIGA. Esa amiga que llevabas sin ver más de un año porque, al igual que tú, ha estado escondiéndose por su vida.

Sin embargo, todo salió bien. Pero no por Bee. Ni por Sam. Más bien porque Apollon parecía tener una labia divina, capaz de convencer a cualquiera. ¿Y cómo no? ¿Lo habéis visto? Era un señor la mar de agradable, risueño y encantador. Hasta la seguridad, no necesariamente purista, era consciente de que era un señor que no se iba a meter en líos, con honestidad por delante. Y no sabía muy bien por qué, si por su verborrea o por el olor a pedo que había allí dentro, consiguió que se fueran, volviéndose a quedar reunido sólo con las dos chicas. Bee abrió la puerta del baño, viendo a Sam sobre el retrete. Sujetó su mano, con suavidad, para bajar de un saltito. ━¿Quién si no voy a ser, Velma, la de Scooby Doo? ━Y tras una sonrisa sincera, abrazó a su amiga fuertemente. Más que un abrazo, se podía considerar achuchón, de esos en donde dejas claro lo mucho que has echado de menos. ━A mí también me lo dijo... y madre mía, menos mal. Hacía montón de tiempo que me preguntaba en dónde narices estarías metida. ¡Que sabiendo lo culo inquieto que eres...! ━Se esperaba lo peor, claro que sí. Pero sólo la estrechó un poco más entre sus brazos, para luego separarse un poquito al escucharla. ━Yo también te eché de menos. Sobre todo cuando estaba por ahí, sola, escondiéndome. ¿No pensaste nunca en lo divertido que hubiera sido escondernos juntas e ir en contra de los malos? ¡Sangre sucias al poder, tía! ━Y es que, con ella, eso daba igual decirlo. No lo habrían recibido como insultos mil y una vez en Hogwarts... No habían conseguido━o más bien Bee había conseguido que Sam dejase de darle importancia━a ese insulto tan horrible, hasta llegar a reírse de él.

¿Hola? ━preguntó Apollon, confundido. ━¿Son cosas mías o estoy frente a Samantha Lehmann y Beatrice Bennington? ━añadió, cruzándose de brazos. ━Soy un tipo muy observador, ¿sabéis? Y es cierto que tienes cierto parecido a Velma pero... esos ojitos tan risueños no te lo quita nadie. ¿Y esos ojos tan expresivos tuyos, Bennington? No... está claro que no podéis pasar desapercibidas a mis ojos. Tengo estudiado todos esos carteles muy bien, no quiera tener la poca cortesía de no conocer a dos chicas tan guapas. ━Se apoyó en el lavamanos. ━¿Pero puedo preguntar a qué se debe este interés común en mí? No soy tan interesante...

Pues... ━Miró a Bee, todavía sonriente y un poco preocupada por el hecho de que la reconociese tan fácilmente. Bueno, en realidad no fue fácilmente. Bee había dicho en voz alta su nombre. ¡Ya le valía! ¡Soltando identidades así de fácil! ━Yo he venido a preguntarle unas dudas que tengo sobre la conferencia que ha dado, pero como comprenderá... no estoy en posición de hacérselas abiertamente. Y no sabía en qué otro momento podía dar con usted, según tengo entendido no trabaja en Londres y... ━Se encogió de hombros.

Ya... mantener relación con fugitivos es harto complicado. Sin embargo, supongo que si estáis aquí es porque sabéis que simpatizo con vosotros. Pese a mi fingida lealtad al Ministerio, evidentemente no lo apoyo. Lo que han hecho es sencillamente monstruoso. ━Carraspeó. ━Puedo quedar con vosotras. No me gustaría trataros en el baño público de este hotel mientras dejo esperando a montón de gente con la que debo de cenar ahora mismo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 11.965
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 745
Puntos : 517
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.