Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Let's talk about pets [Joshua&Novella]

Novella A. Hilmar el Jue Mar 22, 2018 10:25 pm


Martes 20 de marzo, 2018 || Torre de Astronomía, Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería || 18:37 horas

Novella Hilmar observaba el cielo y el horizonte desde lo alto de la Torre de Astronomía del Castillo de Hogwarts con una sonrisa en la cara. El sol estaba poniéndose a lo lejos, escondiéndose entre las altas y escarpadas montañas que servían de cobijo al colegio, que lo escondían del ojo curioso de los muggles.
Bueno, no solo eran las montañas lo que escondía Hogwarts de los muggles. Los fundadores habían lanzado hechizos protectores y otras cosas, convirtiendo aquel lugar en una fortaleza impenetrable, el lugar más seguro del mundo mágico.
O eso contaban, claro, y Novella tenía sus dudas: recordaba al menos una ocasión en que tantas medidas de seguridad no habían servido para prevenir un ataque de esos que se hacían llamar "puristas", y que ahora controlaban el colegio, el Ministerio... y bueno, todo el mundo mágico.
A la muchacha no le preocupaba en absoluto nada de esto; el mundo era demasiado bonito cómo para preocuparse de nimiedades cómo las que estaban ocurriendo entre los magos. El mundo tenía atardeceres, amaneceres, noches estrelladas, lagos cristalinos, enormes montañas verdes, nubes con forma de patitos y otras criaturas, insectos de todos los tamaños y colores... ¿Cómo podían preocuparles a los magos esos problemas de los sangre sucia y los puristas habiendo tantas cosas bonitas que ver ahí fuera?
Fenwyck, quién hasta entonces descansaba sobre el hombro de Ella, descendió a la barandilla en la que la niña estaba apoyada, y se puso a caminar por el borde. La muchacha le siguió con la mirada.

—¡Fenwyck Hilmar, ten cuidado!—Exclamó, dándole tal susto al Bowtruckle que estuvo a punto de caerse de la barandilla.—¿Ves lo peligroso que es lo que estás haciendo? Si te caes, te vas a convertir en puré de Bowtruckle.—Fenwyck se ofendió por enésima vez en ese día, cruzando sus ramitas superiores cómo si fueran brazos. Miró a la muchacha con expresión de fastidio.—¿Que ya eres mayor para que te diga lo que tienes que hacer?—La niña hinchó los carrillos, dándose la vuelta y cruzándose de brazos. Cerró los ojos y levantó la barbilla como gesto de desprecio.—¡Muy bien, pues haz lo que quieras! Si quieres arriesgarte a caerte y que te cace al vuelo una lechuza, tú mismo. ¡Yo no me hago responsable de lo que te pase!—Ella mantuvo aquella pose durante unos segundos, hasta escuchar el cuchicheo de Fenwyck a su espalda; entonces, se volvió esbozando una enorme sonrisa, achinando sus grandes ojos en una expresión de felicidad.—¡Así me gusta, Fenwyck, que seas razonable! Ahora, sé bueno y súbete a mi hombro. Desde ahí verás mejor el atardecer. No quieres perdértelo, ¿verdad?

Ella volvió a su posición anterior, los brazos apoyados sobre la barandilla, y el Bowtruckle trepó a lo alto de su hombro, agarrándose a uno de sus mechones de pelo cómo si fuese una cuerda de seguridad. Ambos contemplaron el orbe que era el sol, y que poco a poco iba tornándose rojo. El cielo a su alrededor se tornaba naranja a medida que el astro se iba sumergiendo entre las montañas del horizonte.
¿Habría una visión más bonita en el mundo? Quizás sí. Quizás... ¡un atardecer con un montón de insectos revoloteando alrededor! ¡Aquello haría las delicias de Novella!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : Ella Purnell
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 000
Lealtad : ¿Qué es eso?
Patronus : Quizás algún día
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 51
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5744-novella-adeliza-hilmar-id#84379 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Joshua Eckhart el Sáb Mar 24, 2018 10:40 pm

Ya te dije que no vamos a tirar a Viskars, tienes que aprender a llevarte bien con él —riñó al bowtruckle que estaba en su bolsillo delantero dentro de su túnica. Viskars era el gato que su novio le había regalado, un precioso gato que era adorable, pero que lamentablemente no se llevaba muy bien con la criaturilla verde. — Pudiste superar tus diferencias con Fényes, ¿por qué no con Viskars? —seguía su regañina, aunque Rangi no estaba nada feliz de escucharlo, imitándolo y soltando quejas, cruzándose de bracitos y haciendo ademanes con ellos.

Gracias a lo variado que era el grupo de Joshua, a veces existían pequeños problemas entre sus mascotas. Blesk, su hurón, se llevaba bien con Viskars pero no del todo con Fényes, su cuervo. Por otro lado, Rangi usaba a Fényes como montura la mayor parte del tiempo e iban volando de aquí para allá, aunque Viskars jugaba demasiado agresivo con el pequeño bowtruckle. Al menos todos convivían en armonía, de alguna manera, y no se habían comido entre ellos, aunque Blesk intentase comerse a la salamandra de su compañero y amigo Denzel. Sí, su dormitorio era un zoológico bastante gracioso.

Van a acusarme de favoritismo si me convences de tirar a Viskars, detente, ¿vale? —lo acusó de estar intentando conspirar en contra del pobre gato. La verdad es que era un gato adorable, pero a Rangi no le agradaba en lo más mínimo. — Te prometo que te daré cochinillas de cenar hoy, pero basta —Rangi de pronto se quedó en completo silencio, mirándolo como si le hubiese traicionado. Usar su comida favorita para sobornarle no era justo, ¡claro que no! Era un malvado. — Oye… ¡Oye, ven acá, dónde vas! —se quejó.

El bowtruckle se escapó de su bolsillo y usó su pierna como un tubo de bomberos para bajarse y salir corriendo. Se golpeó la cara con la palma abierta, ¡que ya casi era hora de la cena! ¿Pero dónde iba? Lo persiguió a través de los pasillos, subiendo por la torre de Astronomía, casi sin aliento. Joshua poco a poco iba teniendo una mejor condición física, pero de todos modos no le daba la gana ir persiguiendo a Rangi por todo el castillo. ¿Cómo podía correr tan rápido con esas patitas cortas? Se quedó de pie al llegar a la parte más alta de la torre, jadeando mientras buscaba a su alrededor.

Rangi, por otro lado, había salido hacia exterior para ver el paisaje, pero se asustó dando un brinquito en cuanto vio a otra persona ahí. La miró con curiosidad, como un espécimen extraño, hasta notar aquella criatura en su hombro: un igual. No le sonaba, no pensaba que fuera de su misma colonia, así que, receloso, escaló a través del pantalón de la muchacha para llegar a la barandilla y poder observarlos a ambos más cerca, una patita en la boca como si los inspeccionara.

Rangi, ¿dónde te metiste? Si haces que me pierda la cena, olvídate de tus cochini… —lo estaba buscando y de pronto lo vio, en el hombro de una chica. No era raro para Joshua encontrar a Rangi dando amor a gente cercana, era un bichito muy cariñoso. — ¿Puedes dejar de confundir a todo el mundo con Adrien? —se quejó, tomándolo, aunque entonces se dio cuenta que ese bowtruckle no era el suyo, y no estaba confundiendo a la chica con su novio, con el que mantenía una secreta relación. — Lo- lo siento, creí que… ¡Tú! —soltó al bowtruckle ajeno de nuevo en su hombro, señalando acusador al suyo. Sobre la barandilla, Rangi le sacó la lengua y se cruzó de brazos. Seguía ofedido por haber usado las cochinillas como arma para distraerlo y que dejara de insistir en tirar al gato.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 960
Puntos : 736
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Novella A. Hilmar el Dom Mar 25, 2018 5:19 pm

El cielo se teñía del color del fuego a medida que el sol, en el horizonte, iba escondiéndose. Se metía entre los picos montañosos y se deslizaba fuera de vista poco a poco. A Ella le recordaba a una moneda que alguien introducía deliberadamente despacio a través de la rendija de una hucha. Pronto pasaría a formar parte de los ahorros de algún niño, encerrado dentro de un recipiente de porcelana con forma de cerdito que acabaría hecho pedazos en el momento en que el niño quisiese un videojuego, o una pelota de fútbol, o lo que demonios comprasen los niños con esas monedas que guardaban con tanto celo.
Ella hizo aquella asociación, y no por primera vez. Aunque en otras ocasiones le daba la sensación de que el sol era una pelota que se aplastaba poco a poco contra la superficie de la Tierra, cómo colándose a través de un agujero mucho más pequeño de lo necesario. ¿Y a dónde iría en ese caso? ¿Se hundiría hasta tocar el mismísimo centro de la Tierra? O quizás saliese por el otro lado... Eso explicaría por qué el sol sale por el lugar opuesto a por el que se pone.
Por supuesto, Novella sabía el motivo de que el sol apareciese por un lugar distinto al que se ponía. No era para nada estúpida, y había leído muchos libros en su corta vida, pero de todas formas, le encantaba imaginarse distintas historias. La próxima vez, el sol quizás fuese una galleta siendo comida lentamente por una boca enorme. ¡Todo era posible!
Perdida en sus pensamientos y con el precioso espectáculo llameante que tenía delante, Novella solo se percató de que algo ocurría a su alrededor al escuchar el cuchicheo de Fenwyck. Volvió la mirada en dirección a su hombro y se encontró a su hermano señalando en dirección a la barandilla. La niña siguió la dirección de la ramita de su Bowtruckle... y se encontró mirando a otro Bowtruckle.
Fue un momento extraño. Un poco incrédula, creyendo que de alguna manera estaba viendo doble, Novella parpadeó dos veces. Al ver que el Bowtruckle no desaparecía, le dio algo de crédito a su mente: aquello era real, sobre todo porque Fenwyck también lo veía.

—¡Hola, compañero de ramitas! ¡Soy Novella Adeliza Hilmar! ¿Quién eres tú? ¿Qué haces por aquí? ¿Eres también estudiante de Hogwarts? No sabía que admitiesen Bowtruckles...—La niña se quedó pensativa un momento, y escuchó el cuchicheo ofendido de Fenwyck.—¡Fenwyck, no empecemos otra vez! Te lo dije en su día: no pueden ponerte el Sombrero Seleccionador en la cabeza porque es demasiado grande para ti. ¿Cómo pretendes ser seleccionado para una casa de Hogwarts si no te lo pones?—Fenwyck se cruzó de reamitas, ofendido y altanero, cuchicheando algo.—¡Claro, claro, eres un Gryffindor! Seguro que sí...

Entonces, sucedió algo inesperado, terrible, sorprendente, perturbador... Bueno, tanto cómo eso, no. Pero sí repentino, tanto que Fenwyck emitió un chillido de sorpresa y la propia Novella dio un respingo. Se giró rápidamente mientras Fenwyck gritaba que le estaban secuestrando.

—¡Ya lo veo, no soy ciega! ¿No recuerdas que mamá me llevó a revisar la vista, Fenwyck?—Importante remarcar aquello en aquel momento, cuando un horrible secuestrador se llevaba a Fenwyck...

...salvo que no se lo estaba llevando, ni era horrible, ni era un secuestrador. Por lo demás, todos los datos eran veraces, ciertos y comprobables. Por lo que respectaba al muchacho que cogió a su Bowtruckle, al parecer solo había cometido un error. Y rápidamente le devolvió al hombro de Novella. El muchacho centró su antención entonces en el otro Bowtruckle, ese que Novella había confundido en principio con una alucinación visual muy real, aparentemente ofuscado.
Fenwyck cuchicheó en el oído de Novella, fuertemente asido a uno de sus mechones de pelo. Temblaba.

—¡No puedes haber pasado tanto miedo!—Fenwyck se puso ramitas en jarras, mirándola con indignación, cómo si estuviese despreciando su dolor, sufrimiento y padecimiento.—¡Sé educado!—La muchacha avanzó hacia el chico-secuestrador-que-en-realidad-no-era-un-secuestrador, y le tendió una mano. En su rostro, una radiante y enorme sonrisa feliz.—¡Hola, me llamo Novella Adeliza Hilmar y soy de la casa Ravenclaw! ¿Cómo te llamas tú?

Su característica manera de presentarse a desconocidos—o conocidos, no era la primera vez que se presentaba ante gente que conocía ya—nunca cambiaría. Era parte de su propia esencia.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : Ella Purnell
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 000
Lealtad : ¿Qué es eso?
Patronus : Quizás algún día
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 51
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5744-novella-adeliza-hilmar-id#84379 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Joshua Eckhart el Miér Mar 28, 2018 12:06 pm

Rangi estaba confundido al ver a otro igual con una estudiante, y casi como si pensara que era invisible y nadie podía verlo se sobresaltó en cuanto oyó que la humana se dirigía hacia él. Miró a los lados y dio dos pasitos hacia el frente, miró al otro bowtruckle cuando le preguntó si era también un estudiante, ¡¿ese era un alumno?! Cuchicheó en dirección a Fenwyck, preguntándole al respecto, antes de que éste se ofendiese porque evidentemente no lo era. Él llevaba más bien poco tiempo dentro del colegio, así que mucho no es que supiera respecto a sus reglas y demás. Su vida se basaba más o menos en montar a cuervo y pasearse por todos lados.

Entonces su dueño hizo acto de presencia, cuando atrapó a aquel bowtruckle en el hombro de la muchacha. Ya lo tenía, luego de que hubiese intentado escapar durante tanto tiempo, hasta el momento en que se dio cuenta de que ese no era su bowtruckle. — No puedes escapar por todo el castillo como si nadie te pudiese pisar, ¡ya verás que si no te cuidas te van a meter en una poción! —lo regañó, aunque los ademanes de Rangi decían que estaba exagerando, parecía burlarse de sus palabras, ofendido le picó la mano en cuanto lo invitó a subir a ella.

Tan ocupado se encontraba discutiendo con la criatura que olvidó completamente que no se encontraban solos, sino que había una pareja muy parecida a ellos: alumno y bowtruckle. Miró la mano de Novella cuando se presentó con él, como si pensara: “¿Qué está haciendo?”. Dudó un poco antes de acceder a tomar su mano, apretándola firmemente tan sólo unos segundos, observando a su acompañante sobre su hombro.

Soy Joshua Eckhart, de Ravenclaw —se presentó por igual, su rostro le sonaba seguramente por haberse visto en alguna ocasión en la sala común, aunque no recordaba nunca haber reparado en su pequeño acompañante. — Este es Rangi —le dijo, amagando a tomar en su mano al pequeño bowtruckle. Rangi, sin embargo, no parecía estar de acuerdo, cuchicheando respecto a cochinillas y traición. Él estaba enfadado todavía porque Joshua no quería tirar al gato y lo sobornaba. Además, tenía los nervios crispados al tener a un semejante de diferente horda. — Rangi, basta…

Lo que ocurrió entonces fue que Rangi decidió que la mejor idea era lanzarse a atacar a quemarropa a Fenwyck, en una encarnizada batalla de palitos. Joshua se asustó en cuanto notó que su bowtruckle quería meterse en una pelea contra el otro animalito, sus intentos por separarlos tenían como consecuencia sus manos heridas al ser picado por Rangi en su desesperado intento por proteger su territorio. Salía a relucir lo territoriales que podían llegar a ser aquellas criaturas.

¡Rangi, ya para, déjale! —le pidió, aunque no consiguió separarlos, no antes de que llegase Skus. Skus era la lechuza del padre de Joshua que llevaba una de sus cartas convenientemente, lanzándola al suelo de aquel balcón. Se paró sobre la barandilla, gritando con la voz ronca, intentando picar al hijo de su dueño. — No tengo tiempo, ¿bien? ¡No tengo premios! —le dijo, todavía peleando con los bowtruckle. Ah, es una mala idea juntar una hambrienta lechuza de mal carácter y dos criaturas que más bien son insectos, ya que tomó a cada uno con cada una de sus patas antes de salir volando de ahí. — ¡Skus! ¡Demonios!

Parecía que todas sus mascotas se habían puesto de acuerdo para el caos, mientras Skus se alejaba con dirección a quién sabe dónde, perdiéndose entre el castillo al sobrevolarlo, dejando detrás a dos dueños preocupados. ¿Cómo aquello se había torcido tanto en apenas cuestión de segundos? Una completa locura.
Alguna idea fue robada de E.M. (?)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 960
Puntos : 736
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Novella A. Hilmar el Sáb Mar 31, 2018 12:19 am

El compañero de ramitas no parecía tener un carácter muy bueno. Esa impresión le dio a Novella. O bueno, ella más bien pensó que el recién llegado quizás tuviese un mal día, y estuviese enfadado con alguien. Y es que era muy difícil para la joven Hilmar ver lo malo de... bueno, de cualquier ser. En sus quince años de vida, jamás había visto ninguna maldad en nadie. Y si la había visto, la había ignorado. Cosa bastante probable, teniendo en cuenta su capacidad de distraerse hasta con el vuelo de una mosca.
Quedó clarísimo el motivo de su enfado en el momento en que apareció el otro estudiante, a quién la muchacha castaña confundió con un secuestrador en un principio. Mantuvo una breve discusión con el Bowtruckle, aunque la niña apenas se percató de lo que ocurría. Demasiado ocupada estaba discutiendo con Fenwyck acerca de lo imposible de ser un alumno de Hogwarts sin ponerse primero el sombrero seleccionador en la cabeza.
Sin embargo, educada y amable cómo era a pesar de sus habituales episodios de ausencia, no dudó en presentarse ante el muchacho que al principio había confundido con un secuestrador. Se presentó cómo Joshua... ¿Era Joshua o era otro nombre? Joshua, un nombre curioso dónde los hubiese, y más el apellido... ¿Cómo era el apellido? ¿Eggard? La muchacha se dio cuenta de que se le había olvidado por completo... aunque no se le olvidó el nombre de la casa que mencionó el chico.

—¡Un Ravenclaw! ¡Yo soy Ravenclaw! ¡Qué coincidencia!—Exclamó Novella entusiasmada, aún a pesar del hecho de que ya le había dicho a Joshua que formaba parte de la casa Ravenclaw.—¡Es todo un placer conocerte, Jonas!—Dijo con una sonrisa, saludando a continuación al pequeño Bowtruckle. ¡Dos alumnos con Bowtruckles en el mismo colegio! ¡Aquello era un hito en la historia de Hogwarts! Y si no lo era, debería serlo.—¡Hola, Rangi! ¡Es un placer conocerte!

Pero Rangi no parecía opinar lo mismo. No solo estaba enfadado con su amigo humano, si no que parece que también la tomó con Fenwyck. ¡Y dio comienzo una guerra si cuartel entre los dos Bowtruckle! El tal Rangi se lanzó contra Fenwyck y empezaron a intercambiar golpes de ramitas. Cayeron al suelo y continuaron allí su contienda, golpeándose una y otra vez, una y otra vez.
Novella no sabía bien cómo actuar, si intentar parar aquello, o animar a uno u otro. ¡Sus sentimientos estaban divididos! Joshua—a quién Novella había llamado Jonas, nombre que posiblemente fuese sustituido por Jesse o variantes semejantes dentro de cinco minutos—estaba preocupado por la contienda, y Novella decidió que, quizás, también debiese intervenir.

—¡Fenwyck Hilmar, detén este sinsentido! ¡Te lo ordeno!—Ordenó la muchacha, poniéndose brazos en jarras, intentando parecer severa. El Bowtruckle empezó a chirriar en respuesta, mientras se defendía y golpeaba cómo un auténtico boxeador de pequeño tamaño.—Ya lo veo, no estoy ciega. Él también te pega. Pero no hay pelea si uno de los dos no quiere. ¡Así que para!—El Bowtruckle emitió más chirridos en protesta, sin dejar de defenderse ni un momento.—¡Pues pon la otra mejilla, Fewnwyck! Hazme...

La batalla campal sufrió entonces una interrupción que llamó la atención de Novella: un ser volador indefinido pasó ante sus ojos. El borrón marrón en cuestión resultó ser una lechuza mensajera que dejó caer un paquete delante de Joshua, para acto seguido aterrizar sobre la barandilla. Novella dibujó una amplia sonrisa en su rostro, olvidándose temporalmente de la pelea de Bowtruckles.

—¡Hola, amigo o amiga! ¡Soy...!—Pero Novella no llegó a presentarse, pues parecía haber una epidemia en Hogwarts: la lechuza también estaba cabreada, y un estresado Joshua no le ofreció lo que quería. Novella observó la situación... y entonces todo sucedió muy rápido: la lechuza se enfadó, voló hacia los dos combatientes palito, y agarró a cada uno con una de sus patas. Acto seguido, se alejó volando con ellos. Fenwyck chirrió aterrorizado.—¡Ya lo veo, no soy ciega! ¡Sé que ahora te están secuestrando de verdad!

Novella echó a correr tras la lechuza secuestradora. ¡Esta vez sí secuestraban a su Fenwyck! La muchacha sacó su varita mientras corría tras el secuestrador emplumado, lista para hacer lo que fuese necesario por recuperar a su hermano pequeño.

—¡Devuélveme a mi Fenwyck!—Clamó la muchacha mientras alzaba la varita, pensando que estaría bien convertir a aquella lechuza en una copa de cristal. Luego pensó que si lo hacía, esta quizás se rompiese al caer. ¿Qué podría ocurrir si alguien transformado en copa se rompía y luego volvía a su forma original? No creía que nada bueno.


Última edición por Novella A. Hilmar el Vie Abr 06, 2018 8:13 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : Ella Purnell
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 000
Lealtad : ¿Qué es eso?
Patronus : Quizás algún día
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 51
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5744-novella-adeliza-hilmar-id#84379 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Joshua Eckhart el Mar Abr 03, 2018 9:00 am

Novella era una chica… extraña, al menos. Parecía que le impresionaba enormemente su casa, cuando estaba puesto su escudo en el uniforme. Encima, venía y le cambiaba el nombre, causando un pequeño gesto en el rostro del mayor. — Joshua —corrigió rápidamente, mientras que Rangi, estando ahí con su mal humor porque no podía deshacerse de su enemigo el gato, no parecía muy feliz conociendo a alguien que tenía a un semejante, por su deseo de desquitarse aunque la persona, o animal, con quien iba a hacerlo no tenía ni una pizca de culpa de aquello que le había hecho enfadar en primer lugar.

Era impropio de Rangi, pero éste se lanzó a atacar a Fenwyck como si fuese el motivo de todos los males del mundo, mientras que Joshua intentaba pararlos. Su compañera de su misma casa pareció dudar un poco más que él al momento de querer detenerlos, con quejas en idioma bowtruckle negándose a detener la pelea, protestando. No tenían intenciones de parar, según podía verse en la bélica contienda que aquellos dos mantenían, a pesar de los regaños de sus respectivos humanos, discutiendo con ellos cuando los intentaban detener.

Skus, la lechuza de su padre, vino en su dirección para llevar un encargo de parte del hombre. De ella no esperaba mucho, la verdad era que Skus había nacido con mal carácter y siempre intentaba molestar al hijo de su dueño, en especial si éste no respondía a sus egoístas deseos. Un premio por haber llevado su mensajería fue el precio que Joshua no quiso pagar, mismo motivo por el cual decidió llevarse a los dos combatientes quienes se asustaron como es lo lógico en cuanto se vieron atrapados entre las garras del depredador. Aquello parecía ser producto de haberse levantado con el pie incorrecto de la cama.

¡Skus, vuelve aquí inmediatamente, era mentira! ¡Tengo premios, regresa! —trató de engañar al ave, pues no quería lastimar a ninguno de los tres, ni a ambos bowtruckles ni a la propia lechuza. Skus le ignoró completamente, sobrevolando el cielo alrededor de la torre. — ¡Se lo diré a mi padre, regresa con esos dos! —se quejó. La verdad es que Skus sólo escuchaba a aquel hombre, no parecía respetar a otro ser humano que no fuese Francis Eckhart. Joshua, por otro lado, no le imponía ni un poco. — ¡Carpe Rectatum!

Una cuerda salió de la varita del prefecto con dirección al ave hasta atrapar una de sus patas, la que sujetaba a Rangi, causando que la abriese. El pobrecillo tuvo que sujetarse de la garra para no caerse a la nada total que significaba la caída desde esa distancia, Joshua teniendo cuidado mientras tiraba de la cuerda para atraerlo de regreso a la torre para quitarle a los dos bowtruckles. Skus gritaba y graznaba enfadada, volando erráticamente y tironeando de su pata sin éxito alguno hasta que Joshua consiguió sujetarla. Rangi saltó de su pata a la barandilla de la torre, refunfuñando en idioma palito, mirando cómo la lechuza arañaba y picaba a su salvador intentando quitarle también a Fenwyck.

¡Auch, ya! ¡Basta! ¡Anda, largo! —le dijo, soltándola para dejarla volar con el pequeño en la mano, liberándolo sobre la barandilla. Al menos el susto había tranquilizado al palito conflictivo y ya no era necesario intervenir en pelea alguna, con el corazoncito latiéndole a toda velocidad. — Lo siento mucho, de verdad, no esperaba que… Lo siento —no se estaba disculpando con Novella, sino con Fenwyck, quien había sido la víctima de toda aquella situación. Qué estresante era tener mascotas que no se llevaban bien entre ellas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 960
Puntos : 736
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Novella A. Hilmar el Vie Abr 06, 2018 9:24 pm

Aquella situación pasó de ser un extraño secuestro seguido de una presentación con el secuestrador que en realidad no era un secuestrador si no un honorable miembro de la casa Ravenclaw a convertirse... ¿qué era exactamente lo que estaba pasando delante de las narices de Novella Adeliza Hilmar? Porque la muchacha vio demasiadas cosas sucediendo delante de sus ojos y temia estar sufriendo algún tipo de alucinación Bowtrucklera.
Porque a ver... podía entender que hubiese dos Bowtruckles. Eran mascotas raras, pero podía ser que hubiese otro en Hogwarts, y no una copia idéntica... o no tan idéntica a Fenwyck. Y es que a ojos inexpertos, podía no existir diferencia alguna entre un Bowtruckle y otro, cómo cuando un europeo ve a un montón de asiáticos y dice que todos son iguales. Pero Novella distinguía el rostro de uno del otro. Era su hermano pequeño, ¡¿cómo no iba a distinguirlo, por Merlín?! No necesitaba que nadie le pintase en el tronco el nombre "Fenwyck" con tinta indeleble para reconocerlo a tres kilómetros de distancia.
Bueno, bueno... a lo mejor no tanto, pues la muchacha dudaba que a tanta distancia fuese siquiera capaz de distinguir la figura pequeña, larguirucha y delgada de Fenwyck. Es decir, ¿quién además de Legolas el Elfo sería capaz de ver a esa distancia con tanta claridad? Sí, sí, su madre la había llevado a revisarse la vista, pero no creía que hubiese pedido al médico que revisase su capacidad para ver cómo un halcón, ¿no?
Estaba divagando, cómo siempre. Reanudamos: podía creerse todo lo anterior, y también podía creerse que Fenwyck se viese atacado por su compañero de especie. ¿Pero qué pasaba con la lechuza? ¿Alguien se esperaba su intervención? ¿Qué más faltaba? ¿Un colacuerno húngaro a lomos de un unicornio? Novella casi podía visualizarlo... y lo visualizó hasta que el apasionante combate de Bowtruckles—al cual solo le faltaba un poco de música épica cantada en japonés—fue interrumpido por la misma lechuza que había visto llegar... quién secuestró a los dos Bowtruckle.

—¡Suéltalos, ave zalamera!—Exclamó Novella Hilmar después de correr tras el ave en vuelo, describiendo círculos, durante un par de minutos.—¡Te voy a convertir en una lechuza asada si no los sueltas ahora mismo! ¡No es una pelea justa, vamos!

Por suerte para ambos, el joven Ravenclaw—¿Johnny?—tuvo sangre fría y actuó cómo un héroe. Logró encadenar a la bestia... o atarla, más bien... por una de sus patas con una cuerda que emergió de su varita. Novella sufrió un mini-infarto cuando vio al Bowtruckle del muchacho zarandeándose, apenas sujeto por una de sus ramitas superiores a la zarpa abierta.
Por suerte, ese día no habría que acudir de luto a ningún funeral dónde los ataúdes serían pequeñitos, pues el joven Ravenclaw logró atrapar al vuelo a ambos Bowtruckle. Tras una breve pelea con el ave de rapiña más peligrosa que Novella Hilmar había visto en toda su vida, la muchacha recuperó a su Fenwyck.

—¡Fenwyck! ¡Estás de una pieza!—El Bowtruckle empezó a contarle una batallita de lo más elaborada, acerca de cómo había escapado de las garras de la muerte él solo.—¡Venga ya, que lo he visto todo! ¡No me cuentes películas! Te ha liberado él, y debes dar las gracias.—Fenwyck puso cara de indignación máxima, cómo queriendo decir "¿Dar las gracias? ¿Moi? ¡¿Estás loca?!", pero finalmente se resignó, y cuchicheó algo en dirección a Johnny.—¿Por qué le llamas Joshua? ¡Se llama Johnny! ¿Qué? ¿Qué me equivoco? Bueno, es posible...—Novella dedicó una mirada a "Joshua".—¿Es Johnny o es Joshua? ¿Quién tiene razón?—

El joven Ravenclaw se disculpó por lo ocurrido. Con una amplia sonrisa, Novella le quitó importancia, para indignación de Fenwyck. ¿Cómo se atrevía ella a menospreciar su sufrimiento? ¡Tamaña insolencia! Esa frase no es tuya, Novella, ¿a quién se la has robado?

—¡Gracias por ayudarnos!—Agradeció entusiasmada la muchacha.—Por cierto, deberías cocinar a esa lechuza. Creo que sería más útil cómo guiso que cómo mensajera. ¿Te ayudo? ¡Sé hacer algunos hechizos de fuego! Quedará deliciosa, para chuparse los dedos.

¿Y sabéis lo peor de aquello? Que Novella no lo decía en broma.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : Ella Purnell
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 000
Lealtad : ¿Qué es eso?
Patronus : Quizás algún día
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 51
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5744-novella-adeliza-hilmar-id#84379 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Joshua Eckhart el Mar Abr 10, 2018 10:11 pm

Skus había sido, desde que Joshua era muy pequeño, algo así como el origen de todos los males. Como un hermano mimado y celoso que peleaba por la atención de un padre, y lo más gracioso es que casi siempre el ave tenía la ventaja sobre el humano. Quizá por eso aquella lechuza cascarrabias y egoísta siempre usaba cada oportunidad que tenía para molestar a Joshua, si no era picándolo y robándole comida, lo haría robándose a sus mascotas, aunque por suerte el Ravenclaw había encontrado una forma inofensiva de detenerla y quitarle lo que sea que se hubiese robado.

Rangi al menos ahora ya no se encontraba enfurruñado, el susto de algo le había servido y ahora se metía dentro del bolsillo de Joshua, sólo asomando sus palitos y su cabeza mirándolo todo como si ahora le tuviese miedo al mundo, un exagerado mientras cuchicheaba para sí mismo. Arabella había acabado cambiándole el nombre, ¿sería que tenía tantos problemas para aprenderse nombres como el propio “Johnny”? Casi hasta le daba gracia, pero no se rio cuando ambos “hermanos” giraron en su dirección para preguntar cuál era su verdadero nombre.

Joshua —les contestó, dándole la razón a Fenwick. Como broma, lo de cocinar a Skus habría sido divertido, pero el problema fundamental es que no sabía si él estaba empeorando sus habilidades sociales, o si era cierto que realmente no había sido una broma. Aquel pensamiento lo hizo sentirse un poco incómodo. — Sí, yo… yo creo que no —respondió, no muy seguro ni de sus propias palabras, mirando el camino que seguía su lechuza de vuelta hacia Nottingham, donde se encontraba la casa de los dos.

Por suerte para el muchacho, Rangi de pronto se olvidó de que tenía miedo y se escapó de su bolsillo hasta subir a su hombro, sujetándose de su oreja para inclinarse hacia Fenwick, cuchicheando algo. Ahora estaba, si bien no feliz, tampoco triste, y le estaba proponiendo un juego divertidísimo: pescar. Sí, a Rangi le gustaba pescar, no era bueno y nunca había pescado nada, pero pensó que podría compartir aquel hobbie con su nuevo colega. Sí, ahora era su colega aunque minutos atrás lo había atacado sin piedad, qué fácil es la vida del bowtruckle promedio, olvidándose que atacaba a los demás y haciendo amigos de la nada.

Ah… Gabriella, Rangi quiere que le acompañemos al Lago Negro —le comentó, cambiándole el nombre por accidente a la muchacha. Lo que era juntarse con alguien con mala memoria para los nombres siendo un igual significaba decir su nombre correctamente unas dos veces en todo el día. — ¿Vienen…? —pero Rangi no estaba dispuesto a recibir un no por respuesta, saltando del hombro de Joshua para llegar al de Novella y manipularla por el cabello como si fuera un caballo.

En el Lago Negro, Rangi recogió algunas piedritas y le entregó dos a Fenwick, yendo hasta el muelle para empezar a lanzar piedras a los peces, que huían al impacto de la roca con el agua cerca de ellos. Era claro que era un método de pesca poco ortodoxo que seguramente no iba a tener unos resultados muy ideales, pero el bowtruckle se divertía y eso era lo que importaba. Joshua se había sentado cerca, con la espalda contra un árbol, cuidando que no se los comiera un pez pero sin interrumpirlos, sin saber tampoco qué tipo de conversación debería tener con Antonella.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 960
Puntos : 736
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Novella A. Hilmar el Vie Abr 13, 2018 12:24 am

Johnny tampoco se llamaba Johnny, y aquello empezaba a ser terriblemente frustrante para Novella. ¿Por qué tenía la gente unos nombres tan complejos cómo aquel? ¿Cómo había dicho? Joshua. Intentó tomar nota mental de aquel nombre y mantenerlo ahí, en su memoria, al menos durante un tiempo razonable. ¿Y cuánto era exactamente un tiempo razonable? Pues el tiempo justo para que no se le olvidase, por supuesto. Porque en este mundo, los nombres eran una cosa importante. La gente se refería, los unos a los otros, por sus nombres, lo cual tenía mucha lógica cuando te ponías a pensarlo. Aunque a veces ocurrían cosas imprevistas, cómo que dos madres de diferentes hijos escogiesen ponerle el mismo nombre a esos dos niños. ¿Y entonces, qué? ¿Eh? ¿Dónde estaba la infalibilidad de referirse a alguien por un nombre?

—Joshua entonces.—Asintió con la cabeza Novella, mientras su idea de cocinar a aquella ave zalamera, agresiva, secuestradora y mala cómo el mismísimo demonio caía en saco roto, y del saco roto al suelo. Y una vez en el sueño se convirtió en puré de idea.—¡Avísame si cambias de opinión! Seguro que disfrutamos de un banquete delicioso.—Aunque, personalmente, lo dudaba. No sabía dónde había escuchado que la carne de animales con mal genio sabía peor. Así que quizás Jeremías estuviese previendo una indigestión que quería evitarnos. Fenwyck entondes le cuchicheó algo al oído.—Dice Fenwyck que no es necesario comérsela, que podemos simplemente cocinarla... por probar.—Y el Bowtruckle asintió cruzado de ramitas, cómo quién dice una verdad innegable. Novella le miró con desaprobación.—La comida no se tira, derrochador...

Entonces, el Bowtruckle de Jacinto se acercó a Fenwyck, y por un horrible y largo momento, pensé que daría comienzo otra batalla encarnizada de ramitas, con puñetazos de ramita, patadas de ramita y ondas de energía de ramita. Pero contra todo pronóstico, el otro Bowtruckle solo quería hablar. Se comunicó con Fenwyck, y si bien Novella más o menos entendió lo que se estaban diciendo, la explicación de Joseph le vino bastante bien a la alocada muchacha.

—¿Quién es Gabriella?—Novella buscó por allí, a ver si había alguien más, cuando Fewnyck le cuchicheó algo al oído.—¿Que soy yo? ¿Pero tú qué dices? Si yo me llamo... ¡Ah, vale, porque termina en "ella", por eso se ha confundido!—La muchacha volvió a dirigirse a su compañero de la casa Ravenclaw.—¡No me llamo Gabriella, Jorge! ¡Me llamo Novella! ¡Cómo esas cosas que escriben los escritores!—Protestó con diversión Novella, sin pizca de ofensa en su tono de voz. Y qué menos, pues ella le estaba llamando por todos los nombres menos por el suyo.—Nos encantará acompañaros al...

Pero no hubo mucho tiempo a responder. De un momento a otro, el ágil Rangi dio un salto y acabó sobre el hombro de Novella, cogiéndola por los pelos y tirando de ellos cómo si fuesen las riendas de un caballo. Novella protestó enérgicamente—con una serie de "¡Ay, ay, ay! ¡Duele, no tires tan fuerte! ¡Ay!"—y hacia allí que se encaminó este extraño grupo de cuatro seres, algunos humanos y otros no.
Una vez en el lago, Novella se puso en cuclillas, apoyando su cara en una de sus manos, observando cómo Rangi le explicaba a Fenwyck el procedimiento a seguir para pescar con... ¿piedras? Novella observaba aquello con curiosidad inquisitiva, mientras un saltamontes perdido se dirigía hacia ella. Perdió entonces un poco el interés por lo que hacían los dos Bowtruckle, alargando su mano hacia el saltamontes. Lo hizo justo mientras daba un salto, y este aterrizó sobre su mano.

—¡Mira, Jerry! ¡Un saltamontes!—Dijo, levantándose entusiasmada para mostrar su captura a su compañero de casa. El pequeño insecto dio un salto, aterrizando sobre el hombro de Jeffrey, para después saltar de nuevo al suelo, y alejarse a saltos cómo si estuviese asustado.—Me encantan los insectos. ¿Tienes algún insecto? ¿O solo a Rangi?—Y cómo respuesta a aquella pregunta, Novella escuchó el sonido del chapoteo de una piedra al entrar en el agua, lanzada por alguno de los Bowtruckles.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : Ella Purnell
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 000
Lealtad : ¿Qué es eso?
Patronus : Quizás algún día
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 51
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5744-novella-adeliza-hilmar-id#84379 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Joshua Eckhart el Lun Abr 16, 2018 2:20 am

Joshua se encontró incómodo cuando Rafaella le sugirió cocinar a Blesk. Estaba bien que realmente no le agradaba mucho aquella ave del mal, pero de ahí a quererla cocinar… Ni siquiera estaba seguro que fuese a saber bien, ¡con lo malo que era, seguro que su carne también era mala! Aunque Joshua estaba teniendo conflictos con el tema de comer animales sumado a su curiosa naturaleza carnívora. Se estaba volviendo loco, prefería ni siquiera pensarlo, hacer oídos sordos a lo que Antonella dijera respecto a comerse a la lechuza de su padre, junto con lo que Fenwick también añadiese.

No pudo evitar sonreír ligeramente cuando, al él llamarla por accidente Gabriella, ella respondía llamándolo Jorge. Si es que aquellos dos eran un par singular, entre sus malas memorias. — Y yo no me llamo Jorge, me llamo Joshua —si es que el Ravenclaw ya se olía que iban a tener ese problema durante una larga temporada. — Entonces Novella como las de los escritores —asintió con la cabeza para sí mismo, a ver si llegaba a recordarlo al menos hasta el final del día, ¿era mucho pedir? Ella accedió a ir al Lago Negro, pero no lo suficientemente rápido como para evitar que Rangi perdiese la paciencia.

Usando a Mariella como caballo, la criatura palito decidió llevarlos a todos a las afueras del castillo para enseñar a su amiguito a pescar a base de piedras, lo que no era realmente una práctica muy exitosa pero los dos palitos se estaban divirtiendo, mientras que sus respectivos humanos los miraban desde la lejanía. Joshua estaba ensimismado dentro de sus propios pensamientos, mirando sin mirar a los bowtruckles tan entretenidos, que ni siquiera respondió a su “nombre” cuando Emanuella lo llamó para que viese a su insecto en la mano.

¿Un saltamontes? —preguntó, cuando el bichito de pronto saltó directo a su hombro. Él no se movió para no asustarlo, sin siquiera poner un gesto de asco, acercando su mano para intentar invitarle a que trepase por ella. — No, insectos sólo a Rangi… ¿Y tú? ¿Tienes otros insectos? ¿Otras mascotas tal vez? ¿O todas te las has comido? —él estaba bromeando, aunque se dio cuenta tarde que tal vez no debería haberlo preguntado considerando que, en realidad, no pensaba que ella estuviese precisamente bromando con el tema de cocinar a la lechuza.

En otras noticias, Rangi muy feliz al fin le había dado a algo en sus intentos por pescar algún animal. De pez tenía poco, pero los dos bowtruckles hicieron lo imposible por sacar del agua… ¿qué era eso? Venían los dos felizmente con aquella serpiente marina. O lo que sea que fuere. Al estar relativamente cerca del agua, las dos criaturillas les mostraron su captura a los dos humanos, donde ellos podrían fácilmente identificar que eso no era un pez, ni tampoco una serpiente o algo por el estilo. Lo que en realidad tenían en las patitas de palito era un tentáculo, probablemente del más monstruoso habitante dentro del lago.

¡Rangi, suelta eso de inmediato! —le exigió al ver cómo el tentáculo se retorcía fuera del agua, intentando descubrir al tacto qué era lo que estaba sucediendo. — ¡Mira, ven aquí, cochinillas! —lo llamó, tomando algo imaginario del suelo. Inmediatamente el aludido soltó el tentáculo y corrió a buscar las dichosas cochinillas, su comida favorita en todo el mundo, sólo para enfadarse desilusionado al ver que no había cochinillas en su mano. — Ven acá, ya no te vayas al lago —lo atrapó cuando lo tuvo cerca, ¿qué quería? ¿Quería que también lo secuestrara el calamar gigante? ¡Eso no iba a suceder!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 960
Puntos : 736
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Novella A. Hilmar el Lun Abr 23, 2018 8:58 pm

Joshua. La joven estudiante de la casa Ravenclaw repitió en su cabeza varias veces, con una expresión de pura concentración en el rostro, aquel nombre. ¡A ver, Novella Adeliza Hilmar! ¡Céntrate, que tampoco es tan difícil! Es Joshua, ¿ves? Joshua. Jota-o-ese-hache-u-a. Jacinto... ¡No, así no era! ¡Maldita sea! ¡¿En serio se le había vuelto a olvidar?! ¡Si literalmente una fracción de segundo antes lo estaba deletreando! ¿Qué clase de brujería tenía lugar dentro de su cerebro, que le impedía recordar un nombre tan sencillo cómo Jerome? Solo que no es Jerome... No sé cómo era, pero sé cómo no es. ¡Y Jerome no es! Era otro nombre, que empezaba por Jo... ¿Jonas? ¿Joey? ¡No parecían correctos, ninguno de los dos!

—¡Está bien! ¡Esta vez no lo olvidaré!—Aseguró... y sus palabras fueron sinceras a excepción de que no lo fueron. ¿Cómo era aquel nombre?—Eso mismo: Novella, cómo las de los escritores, solo que escrito con dos eles.—Exclamó con entusiasmo la muchacha, ante el reconocimiento de su propio nombre por el bueno de Josele. ¡Solo por eso tenía que memorizarse su nombre! ¡Tenía que hacerlo, no era tan difícil!

Aunque eso iba a tener que esperar, pues los Bowtruckles tenían planes distintos a los de los dos humanos. Concretamente, Rangi, el Bowtruckle que no era Fenwyck, parecía haber decidido que ya no le apetecía pelear con uno de sus congéneres, y que prefería hacer frente a enemigos más grandes. ¡Peces, concretamente! ¡Así se hace! ¡El tamaño no es lo que importa! El único problema es que Novella sirvió de "caballo" a Rangi, quién utilizó sus pelos cómo riendas, y la dirigió hacia los terrenos de Hogwarts. No fue un camino corto ni mucho menos, pues tuvieron que bajar desde lo más alto del castillo hasta lo más bajo de los terrenos. ¿Cuánto tardaron? Novella no lo sabía, pues todo el tiempo estuvo sufriendo los tirones de pelo de Rangi.
Una vez allí, ambos Bowtruckles hicieron acopio de piedras mientras Novella dedicaba toda su atención a un pequeño saltamontes que apareció en su camino, y que derivó en una curiosa conversación con Josemi. Una conversación sobre mascotas, algo que entusiasmó a Novella.

—Tengo una lechuza, aunque no recuerdo ni cómo se llamaba. ¡Eh, Fenwyck!—Fenwyck dejó un segundo las piedras que estaba lanzando al agua para prestar atención a Novella.—¿Cómo se llamaba mi lechuza?—El Bowtruckle respondió con una serie de cuchicheos, haciendo acto seguido un gesto de "facepalm" con una de sus ramitas, negando la cabeza con resignación.—¡No hace falta ser desagradable! Desde que eres pescador, eres un borde...—Novella devolvió su atención a Joel, su compañero de casa, para continuar la conversación.—Fenwyck dice que se llama Avian. No estoy muy segura de que eso sea cierto... Es decir, ¿qué clase de nombre es Avian? Bueno, lo que sea. Solo tengo a Avian y a Fenwyck.

Job propuso entonces algo que, pese a ser una broma, la joven Novella no entendió cómo tal. Novella era muy literal, y cuando escuchó a su compañero de casa proponer la opción de comerse a un insecto, se sintió terriblemente perturbada. ¡¿Quién sería capaz de comerse a un pobre insecto?! ¡Los insectos eran amigos, no comida! Y por ese tipo de cosas, a Novella no le gustaba la comida tailandesa. ¡Era una monstruosidad comerse a un inteligente y amable insecto, cómo podía ser una abeja africana!

—¡Jamás me comería un insecto! ¡Los insectos son amigos, no comida!—A veces, Novella decía las cosas tal cual las pensaba, sin cambiar una sola letra.—¿Tú comes insectos? Porque si es así, tendré que pedirte encarecidamente que no lo hagas más, John. ¡Los insectos son buenos!

Los dos Bowtruckle lograron atrapar algo, y por un momento Novella se emocionó. Jamás había visto pescar a dos aborígenes ramitas, y estaba claro que estaba presenciando un hito histórico. Pero lo que traían no se parecía a un pez. De hecho, había un tema bastante importante: esa cosa alargada con forma de tentáculo que los dos Bowtruckle sostenían no tenía fin. Sobresalía del agua, de hecho, y a medida que corrían hacia sus humanos, el objeto alargado parecía más y más largo.
Algo debió pasársele por la cabeza al muchacho Ravenclaw de nombre indefinido, pues en cuando vio aquello, su rostro mudó la espresión. Al parecer se asustó un poco y desesperadamente ofreció a Rangi un puñado de... de nada, en realidad... para que soltase lo que llevaba en brazos y corriese hacia él.
Novella no sabía qué estaba ocurriendo, y cómo no lo sabía, pensó que quizás fuese mejor llamar a Fenwyck también. Así lo hizo, y pese a lo testarudo que era, el Bowtruckle le prestó atención. El tentáculo cayó pesadamente sobre la hierba, y empezó a retraerse dentro del agua, cómo el hilo de pescar en un carrete del que está tirando un pescador. Se sumergió bajo la superficie... y Novella se preguntó qué ocurria.

—¿Qué ocurre?—Vale, no solo se lo preguntó a sí misma, si no a su compañero también.—¿Qué era esa cosa tan grande? ¿Estamos en peligro?

Novella preguntó aquello, pero no estaba realmente preocupada. Ni siquiera podía imaginar lo que moraba dentro de aquellas aguas. Y lo peor de todo, una pregunta la carcomía: ¿Cómo pueden dos Bowtruckle haber sacado del agua semejante cosa? No era una hazaña fácil, desde luego...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : Ella Purnell
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 000
Lealtad : ¿Qué es eso?
Patronus : Quizás algún día
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 51
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5744-novella-adeliza-hilmar-id#84379 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Joshua Eckhart el Sáb Abr 28, 2018 1:12 am

Los nombres parecían, por enésima vez, haber quedado correctamente grabados en las mentes de los dos jóvenes, aunque, siendo realistas, no podían esperar más que retener aquellos nombres apenas durante un rato antes de que, de nuevo, se vieran en la encrucijada que era recordar. Uno, pensando en nombres con terminación “ella”; la otra, con nombres que comiencen por “Jo”. Menudo dúo estaban hechos esos dos. Sea como fuere, de algún modo extraño, muy probablemente referido a los dos bowtruckles más que a que los dos humanos se sintieran bien, cómodos o decidieran ser amigos, acabaron pasando el rato en los jardines aledaños al colegio.

La conversación pasó a ser de sus mascotas. Él tenía un centenar, y por ello es que vivía teniendo muchas discusiones con su compañero de habitación, sin embargo, ella había preguntado por “insectos”, e “insectos” fue lo que él había respondido. Un poco tramposo, por qué no. Pero una cosa que Joshua no olvidaba era el nombre de sus mascotas, y Rafaella le venía a decir que ella no se acordaba y, encima, tenía que preguntarle al bichito cuál era. Ya no se sentía tan mal por olvidar tantos nombres si había alguien mucho peor que él.

¿Avian? ¿Segura? —era un nombre extraño para una lechuza, en especial si a la propia dueña no le parecía un buen nombre, pero decidió no comentarlo. — Bueno… Supongo que si eso dice Fenwyck —el colmo no podía ser otro que Joshua recordase el nombre del bowtruckle pero no el de Donatella. Intentó bromear con la chica, pero entre que él no era muy bueno usando su sentido del humor y ella era extraña como pocas, ninguno se dio a entender y ella le reclamó comer insectos. — No, no, yo no como insectos —alzó las manos en un gesto de inocencia.

Lo cierto era que su dieta era una de las peores cosas del mundo. Es decir, con un pensamiento tan extremista como el de Joella, Joshua se encontraba con un problema: su segunda naturaleza prioritariamente carnívora. Se le estaba haciendo muy complicado eso de mantenerse vegetariano cuando le daban tantas ganas comerse algo con carne. Era la historia de su vida, tener esos problemas para decidirse por qué y qué no debería comer. Si no comía carne, se sentía bastante débil, y si lo hacía, se comía animales inocentes, ¿qué era este conflicto interno?

Sea lo que fuera, al final habían visto que sus dos pequeños pescadores habían llegado a pescar algo. O más bien, algo parecía haberlos intentado atrapar. Como Joshua ya tenía otras experiencias con las criaturas, rápidamente identifico de quién era aquel tentáculo gigante y rápidamente llamó a su pequeño bichito, dándole el ejemplo a Manuella para que lo hiciera también, dejando caer aquel “pez” que se retrajo hasta volver a esconderse adentro del agua. Joshua ya se los estaba imaginando metiéndose al agua bajo la fuerza de aquel enorme tentáculo, pero por suerte no sucedió.

Espero que no estemos en peligro… Pero si no me estoy equivocando, esa cosa era el calamar que vive en el lago, el gigante —le explicó, asegurándose que aquellos dos bowtruckles se comportasen y dejaran de intentar ir a pescar, sabiendo que esa criatura estaba muy cerca. — Suficiente pesca para ustedes dos, será mejor que regresemos al castillo —en eso último le dirigió una mirada a Prunella para ver si estaba tan de acuerdo como él. Seguro que ella tampoco querría que su “hermanito” acabase en las fauces de un calamar enorme metido en el agua del lago.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 960
Puntos : 736
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Novella A. Hilmar el Sáb Mayo 05, 2018 10:46 am

¡Qué difíciles eran los nombres de las personas! ¿Por qué la gente no podía definirse por un numerito que llevasen siempre en una etiqueta prendida de la pechera de sus camisas? Sería mucho más sencillo identificar a cualquiera. "¿Quién es usted? ¡Oh, qué tonto de mi parte preguntarlo, si lo pone aquí mismo! Encantado, señor número 1837. ¿Cómo está marchando su día? Espero que bien." Pero no, en su lugar, Novella tenía que encontrarse a sí misma batallando con su memoria y su falta de atención general hacia todo lo que le rodeaba. ¿Cómo era el dichoso nombre? Porque cada vez que un nuevo nombre salía de su boca, la niña sabía que no era correcto. El nombre correcto se resistía a salir, pero los incorrectos también llevaban una hipotética etiqueta prendida en las pecheras de sus camisas que decía "Nombre incorrecto. Prueba otra vez." ¿Llevan camisa los nombres? Porque evidentemente, para llevar una etiqueta prendida de la pechera de una camisa, hay que llevar una camisa... Aquella cuestión metafísica y complicada se le escapaba, y no tenía ganas de indagar en ella.
Y el problema de los nombres parecía estar haciéndose cada vez más grave. ¿Ya no era capaz ni de recordar el nombre de su lechuza? ¿Y por qué sospechaba que Fenwyck estaba mofándose de ella y contándole una película, un nombre falso? Sería muy típico del Bowtruckle engañarla de aquella manera.

—Segura no...—Meditó la niña, bajando la mirada mientras se cruzaba de brazos, pensativa, intentando averiguar la veracidad de aquella información. ¿Podía estar siendo víctima de una conspiración por parte de Fenwyck? La niña miró con desconfianza al Bowtruckle.—¿Me has engañado, Fenwyck Hilmar?—La mirada de desconfianza se convirtió en una mirada suspicaz, la cual el Bowtruckle imitó... durante unos segundos, al menos. Al final, acabó rindiéndose y confesando la verdad.—¡Maldita sea tu estampa, Fenwyck! Ya me parecía a mí...—La muchacha se volvió hacia su compañero de casa para comunicarle la nueva información.—El nombre de mi lechuza es Gaepora. Ya me extrañaba a mí...—La muchacha, de nuevo, echó una mirada de reproche en dirección al Bowtruckle.

La muchacha se alegró de escuchar que Jordis—¿Es eso siquiera un nombre real?—no comiese insectos. ¡Vamos, se sentía más que feliz, aliviada! Porque Jon parecía un muchacho amable, simpático, y compañero de casa, además... ¡No quería verse en la tesitura de tener que matarle por comer insectos! Otra vez no, al menos...
¡Que es broma! ¡Que Novella Adeliza Hilmar jamás mataría a nadie! O quizás no es broma y sí lo había hecho...
No, en serio, estoy bromeando. Novella podía ser muchas cosas, pero con ella no iba lo de hacer daño a otras criaturas vivientes. Fuesen estas seres humanos, fuesen estas insectos, jamás haría daño a ningún ser vivo... con la excepción, quizás, de la lechuza secuestradora que había intentado llevarse a Fenwyck y a Rangi. La muchacha condenaba todo tipo de violencia contra los Bowtruckles y otros insectos... hasta el punto de plantearse el asesinato.
Claro que todo esto no se lo dijo a Joshia—¿No es irónico que solamente se equivocase en una letra en este caso?—pues pese a que generalmente la niña no tenía un filtro que le ayudase a decidir qué cosas estaba bien decir y qué cosas estaba mal decir, sabía que no sería buena idea comentarle a alguien que acababa de conocer que el asesinato podía llegar a entrar en sus planes, si lo consideraba necesario. Se antojaba cómo un asunto que podía granjearle problemas futuros a una persona... No es que estuviese planteándoselo ni nada, ¿eh?
Pero todo esto quedó olvidado en el momento en que Rangi y Fenwyck salieron corriendo del lago llevando algo sujeto con sus ramitas superiores. Una cosa alargada llena de ventosas y con aspecto poco apetecible para comer. Un pez extraño, sin dudas, que a Joselu no le hizo especial gracia que atrapasen. Novella no pudo evitar preguntarse si tenía que inquietarse por aquello, si estaban en peligro. Las esperanzas del joven Ravenclaw fueron suficientes para que no entrase en pánico... aunque estaba segura de que, de haberle dicho lo contrario, la joven Novella tampoco habría entrado en pánico.

—¡El calamar gigante! Eso es fascinante... He hecho un pareado y no ha sido intencionado.—Respondió la muchacha, pensativa, mientras ambos Bowtruckle regresaban a posiciones seguras sobre sus hombros. El joven Ravenclaw sugirió que los cuatro aventureros diesen por finalizada aquella épica aventura y volviesen al castillo, a lo cual Novella aceptó con un encogimiento de hombros.—Si puede ser que estemos en peligro, supongo que será lo mejor, sí.—Pero lo dijo cómo aquella que no está preocupada, que realmente no le da miedo lo que pueda haber en el lago. Lo dijo con cierta curiosidad.—¿Y qué hacemos ahora?—Preguntó la muchacha al joven Ravenclaw, pero la respuesta no le llegó por su parte, si no por parte de Fenwyck, quién cuchicheó una propuesta. A Novella no le gustó.—¡No pienso meterme en el bosque prohibido! ¿Tú has visto lo oscuro que está todo? ¡Allí dentro debe estar tan oscuro que no te ves ni las manos al ponértelas delante de los ojos!

El Bowtruckle se ofendió. Sus propuestas solían caer en saco roto. Novella las aceptaría, muchas de ellas le gustaban, pero por lo general eran una completa locura con peligro de muerte cien por cien asegurado. De no darse esa pequeña vicisitud, quizás aceptase alguna. Y eso que Novella Hilmar lograba ponerse en peligro ella misma más veces de las que la muchacha era consciente.
Cómo ese momento, por ejemplo, detenida junto al lago negro, mientras el tentáculo antes visto del calamar antes mencionado, se alzaba lentamente cómo una serpiente, cómo el monstruo del Lago Ness estirando su cuello hacia el cielo, mientras ella permanecía cruzada de brazos, de espaldas al peligro, ignorándolo completamente.
Y el tentáculo empezó a aproximarse a ella...

Off rol: ¡Te dejo decidir lo que pasa con el tentáculo! ¡Mientras Novella no muera, todo vale!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : Ella Purnell
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 000
Lealtad : ¿Qué es eso?
Patronus : Quizás algún día
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 51
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5744-novella-adeliza-hilmar-id#84379 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Joshua Eckhart el Mar Mayo 08, 2018 10:25 am

Fenwyck no parecía ser precisamente un bowtruckle muy agradable, no cuando le mentía a Mirella cuando ésta le preguntaba sobre el nombre de su lechuza. El nombre que le dio no parecía ser el correcto, aunque Joshua no era quién para juzgar, decidió confirmarlo, sólo para descubrir que era cierto que la había engañado. Gaepora, se llamaba realmente, y le parecía el nombre de algún dios antiguo o una cosa parecida. Gaepora… Bueno, era un nombre más bonito que Avian, sin duda alguna, en su opinión por lo menos.

Es un lindo nombre, Gaepora… —dijo, volviendo a repetirlo. Tras una discusión acerca del consumo de insectos en la dieta diaria de las personas, en el que ambos estaban de acuerdo en que no era conveniente el comerlos. Ni siquiera tenía la más pálida idea de aquellos pensamientos homicidas que tenía su compañera de casa en ese momento, interrumpiendo el momento que estaba compartiendo con él. Y casi podía decir que eso era lo mejor, mantener esos pensamientos dentro de su cabeza.

Entonces, los pequeños bowtruckle decidieron sacar algo de aquel lago, un largo tentáculo lleno de ventosas que lucía al menos peligroso, pues no había modo de saber qué intenciones podría tener el animal dueño de dicho tentáculo. Los dos humanos llamaron a los insectos para que se alejaran de inmediato, a raíz de engaños tal vez, pues Rangi no estaba nada feliz con el hecho de que su dueño hubiese dicho que iba a darle cochinillas si al final sólo era un engaño que destrozaba su pequeño corazoncito. Joshua, por su lado, no se arrepentía en lo más mínimo, prefería que se enfadase un poco antes de que se lo comieran.

Bueno… Será fascinante, pero creo que es mejor cuando no puede comerse a Fenwyck y a Rangi —le dijo Joshua a Marcella, sugiriendo que regresaran al castillo finalmente. Joshua pensaba que podía ser momento de separarse, de que cada quien hiciera sus cosas, había sido un día… curioso, al menos, pero Fenwyck no estaba de acuerdo. — No, nada de Bosque Prohibido para nosotros, ¡que soy prefecto! No pueden esperar que acepte como si nada —porque, ¿adivinen qué? El mismo nombre lo decía: estaba prohibido. Bien, era un poco hipócrita de su parte, cuando asistía con tanta frecuencia al bosque para sus… “problemas peludos”, pero eso no significaba nada.

Joshua se había puesto de pie para sacudirse la tierra del pantalón, ahí donde se encontró sentado, distrayéndose con su propio cuerpo de forma egoísta. No alcanzó a ver el peligro que se levantaba como un tentáculo lentamente, un cazador que los vigilaba desde las profundidades del lago. Sólo lo miró rodear el brazo de Lorella antes de hacerla caer al lago, causando un respingo en el otro estudiante que lo contempló incapaz de reaccionar más rápido. Lo siguiente fue un impulso, el hecho de buscar su varita y lanzarse al interior del Lago Negro, nadando hacia un tentáculo en descenso.

Tenía que agradecer que había practicado los hechizos no verbales, ya que una luz salió de su varita causando que el tentáculo se retrajera en sí mismo, liberando a Rafaella. Dos ojos brillantes aparecieron entre la penumbra de la profundidad del lago, saliendo como un depredador que los miraba, enfadado por el daño a su tentáculo. La tomó del brazo y apuntó su varita hacia abajo, usando un hechizo de agua para hacer propulsión y salir del agua, como dos pescados cayendo al muelle entre tos y escurriendo agua de pies a cabeza.

¡Es definitivo! ¡Tenemos que alejarnos de aquí, creo que el calamar tiene hambre! —lo había decidido, se había asustado y con razón, ¡menuda locura en la que se habían metido de un momento a otro! Y si bien quizá, seco y a salvo, le parecería una escena divertida cuanto ridícula, ahora el peligro era bastante más tangible. — ¿Dónde están Rangi y Fenwyck? ¿Están bien? —los buscó, pasándose su mano por el rostro para quitar de este el agua.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 960
Puntos : 736
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Novella A. Hilmar el Mar Mayo 08, 2018 4:13 pm

Gaepora... ¿De dónde habría salido aquel nombre? Novella se preguntó quién habría sido el artífice de tan pintoresco nombre. ¿Había sido ella? Lo meditó un poco... y trató de ubicar el momento exacto en que se le había ocurrido semejante cosa para bautizar a su lechuza. Quizás lo había leído en una caja de cereales, o lo había escuchado a algún niño en la calle, o lo había leído en algún libro... ¡A saber! Es todo un enigma, y yo no tengo ni tiempo, ni medios, ni ganas de resolverlo. En su lugar, la muchacha decidió aceptar con una sonrisa el cumplido de Jo... Inserte aquí un nombre cualquiera, que empiezan a acabárseme las opciones de nombres que empiezan por "Jo", y puedo empezar a usar palabras malsonantes en su lugar.
Al parecer, el calamar gigante suponía un peligro—peligro que Novella descubriría en breves momentos, para más seña—y Novella valoró las palabras de su compañero de casa. Sí, era buena idea que se marchasen, que volviesen al castillo, si no querían provocar las iras del Kraken, pero Fenwyck tenía ganas de marcha. ¡El Bosque Prohibido, nada más y nada menos! Este Fenwyck está un poco mal de la cabeza... No se lo tendré en cuenta, pues por suerte aquí estoy yo para ser sensata...
Si hubiese dicho esas últimas palabras en voz alta, posiblementen habrían empezado a cantar los grillos, pues no había habido mentira más grande en la historia de la humanidad. ¿Novella Adeliza Hilmar, sensata? Claro, y de repente podía empezar a llover hacia arriba y el sol saldría por la noche?

—¿Ves, Fenwyck? ¡No se puede ir al Bosque Prohibido! ¡Te lo ha dicho Jobrian!—¿Jobrian? Cada vez vamos a peor...—¡De Bosque Prohibido, nada! Si es que ya te lo está diciendo el nombre: "Bosque" igual a "No se puede" y "Prohibido" igual a "entrar". ¡Está todo implícito ahí!—A Fenwyck... pues que no, que no le convencía nada aquella aplastante y lógica respuesta. Y se ofendió, cuchicheando cosas que... no os puedo reproducir aquí. Demasiado fuertes, no recomendadas a menores de dieciocho años... y que hicieron a Novella abrir los ojos cómo platos y la boca de tal manera que podría colársele en ella una mosca... o una Acromántula, lo primero que llegase.—¡PERO FENWYCK HILMAR, ¿QUÉ CLASE DE LENGUAJE ES ESE?! ¡DISCÚPLATE INMEDIATAMEN...!

Aquella frase no pudo ser terminada, y es que, mientras el joven Ravenclaw estaba distraido—y Novella también, no nos engañemos—un tentáculo emergió del lago y... bueno, lo siguiente ocurrió demasiado rápido. El mundo empezó a moverse a velocidad vertiginosa, y Novella fue atraida hacia el agua cómo una mosca a la boca de un camaleón. No pretendía darse un baño aquel día—ya lo había hecho por la mañana—pero el calamar gigante opinaba distinto a ella. Al parecer, era necesario un baño.
Aquello podría haber resultado divertido de no ser por las altas probabilidades de morir y de que la inmersión pilló a Novella Hilmar con la boca abierta. ¿Y qué pasa cuando acabas sumergida bajo el agua con la boca abierta? Efectivamente, que se te cuelan peces dentro... No, es broma, en realidad lo que se cuela es el agua. Y para cuando la chica logró cerrar la boca, ya había tragado agua suficiente cómo para empezar a marearse y perder la noción de lo que la rodeaba...

***

...para recuperarla algún tiempo después, a saber cuanto, tendida en la orilla del lago. Se despertó tosiendo agua, cosa muy desagradable, junto al prefecto de Ravenclaw, quién también estaba empapado y tosía cómo ella. Y entonces tuvo un momento de lucidez, de claridad, y no pudo evitar proferir una exclamación.

—¡Joshua! ¡Ese era el nombre!—Pudo decir eso antes de que le sobreviniese otro acceso de tos líquida, expulsando asquerosamente más agua del lago, suponía, desde lo más profundo de sus pulmones.—¡Me has salvado la vida, Joshua! ¡Desde este día en adelante, estoy en deuda contig...!—Otro acceso de tos.—¡..en deuda contig...!—Otro molesto acceso de tos que no quería dejarla terminar la frase.—¡...contigo!—Consiguió terminar Novella de decir, antes de verse obligada a toser de nuevo. De forma bastante dolorosa.

La muchacha rodó sobre sí misma, sobre un suelo de hierba y tierra que empezaba a estar embarrado y que le estaba manchando la ropa empapada, y logró incorporarse hasta quedar de rodillas. Feliz por seguir con vida, empezó a plantears nuevas opciones, nuevas perspectivas de vida. Porque estaba claro que estaba desperdiciándola y... ¡Un momento! ¡¿Que Fenwyck no está?! ¡NOOOO! La muchacha empezó a buscar, nerviosa, a su hermano no humano. ¡Ay, no, por favor, otra vez no...!

—¡FENWYCK! ¡FENWYCK HILMAR! ¡Si me escuchas, responde a mi llamada!—La muchacha hizo pantalla con ambas manos a los lados de su boca. ¿Dónde se había metido su Bowtruckle? Bueno, y el de Joshua, también... ¡Pero sobre todo Fenwyck, maldita sea!

***

Conscientes de que estaban siendo reclamados por sus propietarios humanos, los dos pequeños seres mágicos se encontraban en el lago negro. Aprovechando la confusión, Rangi había saltado al agua sobre un tronco, y rescatado a un Fenwyck que, al igual que Novella, había sido arrastrado por el calamar gigante a las turbulentas y oscuras aguas del lago.
Sabiendo que ambos humanos estaban a salvo, Rangi le dijo a Fenwyck que no respondiese, que guardase silencio. A Fenwyck le pareció bien, y no pudo evitar reírse por la travesura que ambos estaban dispuestos a cometer.
Remando con unos palitos, se movieron sobre el pedazo de tronco, alejándose en dirección al Bosque Prohibido...


Off rol: Espero que no te moleste que "controle" a Rangi. Estos dos nos van a meter en un lío del estilo de los líos que le gustan a cierta Bennington que conocemos :pika:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : Ella Purnell
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 000
Lealtad : ¿Qué es eso?
Patronus : Quizás algún día
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 51
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5744-novella-adeliza-hilmar-id#84379 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.