Situación Actual
10º-14º // 30 de abril luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Leo L.Mejor PJ ♂
Sam L.Mejor PJ ♀
Denzel S.Mejor User
Ryan G.Mejor roler
Leo y EvaMejor dúo
Beatrice B.Más cotilla
Evans M.Más voluble
Juliette H.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

¿Gato por liebre? Unicornio por burro. | Priv. Laith

Beatrice A. Bennington el Lun Abr 02, 2018 9:21 pm


Laith Gauthier & Bea Bennington | Tienda de Mascotas & Más | Hora de visita a Laith 8:56 am.

Tenía una junta con su amigo a eso de las tres, cosa que realmente la emocionaba, pues había pasado algo así como un mes desde la ultima vez que vio a Laith. Muchas cosas habían cambiado desde entonces, una de ellas es que se había reencontrado con varias personas importantes y había conocido a otras. Además de que, no hace mucho, había visto la edición del profeta donde hablaban de aquella droga que tantos problemas que les había causado. Aunque, para empezar, todo había sido culpa suya, por ser una fugitiva demasiado buscada.  

Tenía suerte de que Laith no se lo tomará mal, pues conocía como funcionaba la suerte de los hermanos Bennington. Cinco minutos todo bien, veinte minutos después, el juego donde están se cae en pedazos. Sí, así de trágico y todo.

¡Como la misma tragedia que le había sucedido ahora! Que se le había quemado la pizza, su desayuno por tercer día. Quizá era el mundo diciéndole que ya era demasiado. Que aburrido que era. Todo porque ella no quería desayunar frutas o café como el resto, le quemaban las cosas. ¿Qué acaso diosito no sabía que aquello le costaba dinero? ¿Qué acaso Merlín no la protegía bajo su manto mágico para que ese tipo de cosas no ocurrieran? Bah, compraría otra para el almuerzo.

De todas maneras, se había levantado demasiado temprano, y ya no sabía qué hacer con su vida. Había bailado, ordenado, molestado gente y sacado a pasear a su perro por una hora. ¿Por qué aun le quedaba tiempo? Demasiado, a decir verdad. Nunca más se despertaría a las 5 am, menos cuando estaba soñando algo tan bonito como era el reencuentro con un antiguo amigo. Se preguntaba si aquellas personas que aun no lograba encontrar, estarían tan bien como ella. Si es que estar bien significa tener vendas por varias partes de tu cuerpo, claro.

Estúpidos cazarrecompensas.

Por otro lado, ¿qué pasaba si visitaba a su amigo varias horas más temprano de lo normal? Podría llevarle el desayuno. Lo peor que podría pasar, era encontrarlo desnudo o teniendo sexo matutino con alguien. Y bueno, si sucedía lo segundo, ¿qué mejor que interrumpirlo? Sería divertido.

✦✦✦

Media hora después ya estaba lista. Una camiseta azul con manchas de colores por todos lados, que formaban una linda flor, jeans ajustados y un poco rasgados. Además, solo por si acaso, tenía un hechizo temporal que volvía su cabello rojo por unas horas. Que ya había metido a Laith en suficientes problemas la ultima vez. No quería que se repita.

En su muñeca colgaba una bolsa con donas de distintos sabores, además de un café para cada uno, en cada mano. Era poco considerando lo glotones que eran, pero de seguro tenía un montón de comida en su hogar, así que no se preocupaba.

✦✦✦

¡CINCO MINUTOS LE HABÍA COSTADO LLEGAR USANDO LA DESAPARICIÓN!

Que primero termino en un baño de chicas de un restaurant al que había ido hace tiempo, que luego apareció en una tienda de juegos que visitaba de vez en cuando, y finalmente, fue a parar en un callejón cerca del departamento de su amigo. Por eso prefería ir a todos lados en su forma animaga, que le era más fácil y no terminaba perdida en China.

Al llegar a la puerta, ni siquiera toco. Que la ultima vez que había ido, por accidente cuando se robó la campera, se había llevado una copia de la llave. ━ ¡Respeto tu privacidad tocando la puerta, pero reafirmo mi autoridad como amiga entrando de todos modos! ━ Grito, tocando la puerta, antes de abrirla y entrar como si se tratará de su propia casa. Ah, como le gustaba esa frase. Lastima que ya no dieran dibujos animados como los que ella veía. ━ ¡Traje donas y café! ━ Anuncio, dejando todo sobre la mesa. Ella ya le había avisado, así que, si no iba pronto, lo tomaría como un aviso de que no quería y que le daba permiso para comerse su parte.

Su inteligencia no tenía límites.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney.
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.585
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 262
Puntos : 87
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id?nid=1#81351 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Laith Gauthier el Mar Abr 03, 2018 7:53 am

¡Respeto tu privacidad tocando la puerta, pero reafirmo mi autoridad como amiga entrando de todos modos!

Abrió pesadamente sus ojos, le dolía un poco la cabeza debido a la resaca, pero eso no parecía ser del todo importante. Reconoció la voz de Beatrice del otro lado de su departamento que lo hizo estirarse perezosamente, liberándose de la sujeción de unos brazos masculinos mientras intentaba reaccionar lentamente, recordando la fiesta de la noche anterior. Había quedado con Frederick, salieron a beber y bailar, y habían acabado en su departamento casi sin darse cuenta de aquello.

¡Traje donas y café!

Laith se levantó más rápido que nadie y se puso la ropa interior casi corriendo antes de salir de su habitación, apuntando acusador a su amiga. — ¡No te atrevas a comerte mis donas! —la amenazó medio desnudo, con el pelo hecho un lío y la cara de recién despertar. Conocía esos avisos que significaban que iba a comerse su parte si no la reclamaba pronto. — ¿Qué haces aquí tan temprano, loca? —se quejó después, al darse cuenta de que no eran ni las nueve de la mañana todavía y ya Beatrice iba a despertarlo. No parecía reparar en que ella había entrado por su cuenta con una llave robada.

A Beatrice la había recibido un pequeñito adorable, un crestado rodesiano apuntando su hociquito hacia ella y moviendo juguetón la colita en sus ansias de jugar. Robín, el pajarito lo estaba utilizando como un caballo gigante parado encima de su lomito antes de ir a atacar a la invasora, dándole pequeños picotazos hasta que se dio cuenta que no era una rival por el amor de Laith, mismo motivo por el que dejó de atacarla y se quedó parado en el hombro de la muchacha.

Ignora mi zoológico, un… conocido me ha pedido cuidar de su perro, Ludo, y ese es mi amante del que te hablé —apuntó a Robín, sentándose en el respaldo del sofá, todavía bastante adormilado. — Oh, además… Te tengo que presentar a Erín, la erizo que te conté que me regaló Roxanne, ¿por qué la gente me da mascotas? ¿Qué no ven que soy un hombre ocupado? —soltó una pequeña risa, sentándose a la mesa e invitándola para tomar el café y disponerse a beberlo. — Salí de fiesta ayer, tengo una resaca horrible —le contó, tomando una dona de fresa y dándole un mordisco.

Laith era el único hombre en el mundo que podía dejar a su amigo con derechos en la habitación para salir a desayunar con su amiga, al parecer. Pero eso no era importante, no era en lo absoluto importante, mientras Ludo venía hasta ellos jugueteando felizmente. Tenía que ocupar un departamento más grande o adaptarlo para sus mascotas, de hecho debía comprar algunas cosas para la erizo que sugeriría a Beatrice acompañarlo en cuanto terminasen de desayunar. En medio de la conversación, la puerta de su dormitorio se abrió para dejar ver a un completamente vestido Frederick.

Oh, él es Frederick; Beatrice, Frederick; Frederick, Beatrice —presentó rápidamente a sus dos amigos, sin que le incomodase ni un poco. Beatrice ya lo conocía cómo era de libertino, ¿qué más daba que viera a alguno de sus rollos que no estaba de mal ver? Él era feliz comiéndose su dona de fresa, al menos hasta que Frederick vino hasta él a robársela. — ¡Oye! Ese es mi desayuno, cuál es tu problema —se quejó volteando a mirarlo, habiendo caído en la trampa del caballero que le robó un beso en el acto.

También necesito un desayuno para el camino —se burló de él, sonriéndole a Beatrice. — Un placer conocerte, aunque tengo que marcharme ahora —se despidió, regresado su atención al sanador, aunque antes tuvo que atrapar a Robín con su mano que quería ir a atacarle. — Tranquilo, campeón. Tú llámame pronto —y dicho aquello liberó al pajarito y salió del departamento como si estuviese en su casa, dejándole a Laith una sonrisa pícara conforme lo seguía con la mirada. Sí, tenía muy buen gusto para elegir a los hombres. Al menos físicamente.

Tomó otra dona, esta vez de chocolate. — Un buen tipo, tiene una granja a las afueras de la ciudad, sangre pura pero no purista, sabe que soy un suicida en potencia, a veces él también lo es, es un buen partido, aunque demasiado dulce para mi gusto —le contó a grandes rasgos acerca de aquella conquista que había conocido hace mucho tiempo, continuando con su desayuno. — Te odio un poco por despertarme a estas horas, en compensación debes acompañarme a hacer unas compras y asegurarte que no me gaste todo el sueldo en ropa —esa era una misión imposible. Beatrice era tan compulsiva comprando como él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 12.305
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 756
Puntos : 618
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.