Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

¿Gato por liebre? Unicornio por burro. | Priv. Laith

Beatrice A. Bennington el Lun Abr 02, 2018 9:21 pm


Laith Gauthier & Bea Bennington | Tienda de Mascotas & Más | Hora de visita a Laith 8:56 am.

Tenía una junta con su amigo a eso de las tres, cosa que realmente la emocionaba, pues había pasado algo así como un mes desde la ultima vez que vio a Laith. Muchas cosas habían cambiado desde entonces, una de ellas es que se había reencontrado con varias personas importantes y había conocido a otras. Además de que, no hace mucho, había visto la edición del profeta donde hablaban de aquella droga que tantos problemas que les había causado. Aunque, para empezar, todo había sido culpa suya, por ser una fugitiva demasiado buscada.  

Tenía suerte de que Laith no se lo tomará mal, pues conocía como funcionaba la suerte de los hermanos Bennington. Cinco minutos todo bien, veinte minutos después, el juego donde están se cae en pedazos. Sí, así de trágico y todo.

¡Como la misma tragedia que le había sucedido ahora! Que se le había quemado la pizza, su desayuno por tercer día. Quizá era el mundo diciéndole que ya era demasiado. Que aburrido que era. Todo porque ella no quería desayunar frutas o café como el resto, le quemaban las cosas. ¿Qué acaso diosito no sabía que aquello le costaba dinero? ¿Qué acaso Merlín no la protegía bajo su manto mágico para que ese tipo de cosas no ocurrieran? Bah, compraría otra para el almuerzo.

De todas maneras, se había levantado demasiado temprano, y ya no sabía qué hacer con su vida. Había bailado, ordenado, molestado gente y sacado a pasear a su perro por una hora. ¿Por qué aun le quedaba tiempo? Demasiado, a decir verdad. Nunca más se despertaría a las 5 am, menos cuando estaba soñando algo tan bonito como era el reencuentro con un antiguo amigo. Se preguntaba si aquellas personas que aun no lograba encontrar, estarían tan bien como ella. Si es que estar bien significa tener vendas por varias partes de tu cuerpo, claro.

Estúpidos cazarrecompensas.

Por otro lado, ¿qué pasaba si visitaba a su amigo varias horas más temprano de lo normal? Podría llevarle el desayuno. Lo peor que podría pasar, era encontrarlo desnudo o teniendo sexo matutino con alguien. Y bueno, si sucedía lo segundo, ¿qué mejor que interrumpirlo? Sería divertido.

✦✦✦

Media hora después ya estaba lista. Una camiseta azul con manchas de colores por todos lados, que formaban una linda flor, jeans ajustados y un poco rasgados. Además, solo por si acaso, tenía un hechizo temporal que volvía su cabello rojo por unas horas. Que ya había metido a Laith en suficientes problemas la ultima vez. No quería que se repita.

En su muñeca colgaba una bolsa con donas de distintos sabores, además de un café para cada uno, en cada mano. Era poco considerando lo glotones que eran, pero de seguro tenía un montón de comida en su hogar, así que no se preocupaba.

✦✦✦

¡CINCO MINUTOS LE HABÍA COSTADO LLEGAR USANDO LA DESAPARICIÓN!

Que primero termino en un baño de chicas de un restaurant al que había ido hace tiempo, que luego apareció en una tienda de juegos que visitaba de vez en cuando, y finalmente, fue a parar en un callejón cerca del departamento de su amigo. Por eso prefería ir a todos lados en su forma animaga, que le era más fácil y no terminaba perdida en China.

Al llegar a la puerta, ni siquiera toco. Que la ultima vez que había ido, por accidente cuando se robó la campera, se había llevado una copia de la llave. ━ ¡Respeto tu privacidad tocando la puerta, pero reafirmo mi autoridad como amiga entrando de todos modos! ━ Grito, tocando la puerta, antes de abrirla y entrar como si se tratará de su propia casa. Ah, como le gustaba esa frase. Lastima que ya no dieran dibujos animados como los que ella veía. ━ ¡Traje donas y café! ━ Anuncio, dejando todo sobre la mesa. Ella ya le había avisado, así que, si no iba pronto, lo tomaría como un aviso de que no quería y que le daba permiso para comerse su parte.

Su inteligencia no tenía límites.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.585
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 167
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Laith Gauthier el Mar Abr 03, 2018 7:53 am

¡Respeto tu privacidad tocando la puerta, pero reafirmo mi autoridad como amiga entrando de todos modos!

Abrió pesadamente sus ojos, le dolía un poco la cabeza debido a la resaca, pero eso no parecía ser del todo importante. Reconoció la voz de Beatrice del otro lado de su departamento que lo hizo estirarse perezosamente, liberándose de la sujeción de unos brazos masculinos mientras intentaba reaccionar lentamente, recordando la fiesta de la noche anterior. Había quedado con Frederick, salieron a beber y bailar, y habían acabado en su departamento casi sin darse cuenta de aquello.

¡Traje donas y café!

Laith se levantó más rápido que nadie y se puso la ropa interior casi corriendo antes de salir de su habitación, apuntando acusador a su amiga. — ¡No te atrevas a comerte mis donas! —la amenazó medio desnudo, con el pelo hecho un lío y la cara de recién despertar. Conocía esos avisos que significaban que iba a comerse su parte si no la reclamaba pronto. — ¿Qué haces aquí tan temprano, loca? —se quejó después, al darse cuenta de que no eran ni las nueve de la mañana todavía y ya Beatrice iba a despertarlo. No parecía reparar en que ella había entrado por su cuenta con una llave robada.

A Beatrice la había recibido un pequeñito adorable, un crestado rodesiano apuntando su hociquito hacia ella y moviendo juguetón la colita en sus ansias de jugar. Robín, el pajarito lo estaba utilizando como un caballo gigante parado encima de su lomito antes de ir a atacar a la invasora, dándole pequeños picotazos hasta que se dio cuenta que no era una rival por el amor de Laith, mismo motivo por el que dejó de atacarla y se quedó parado en el hombro de la muchacha.

Ignora mi zoológico, un… conocido me ha pedido cuidar de su perro, Ludo, y ese es mi amante del que te hablé —apuntó a Robín, sentándose en el respaldo del sofá, todavía bastante adormilado. — Oh, además… Te tengo que presentar a Erín, la erizo que te conté que me regaló Roxanne, ¿por qué la gente me da mascotas? ¿Qué no ven que soy un hombre ocupado? —soltó una pequeña risa, sentándose a la mesa e invitándola para tomar el café y disponerse a beberlo. — Salí de fiesta ayer, tengo una resaca horrible —le contó, tomando una dona de fresa y dándole un mordisco.

Laith era el único hombre en el mundo que podía dejar a su amigo con derechos en la habitación para salir a desayunar con su amiga, al parecer. Pero eso no era importante, no era en lo absoluto importante, mientras Ludo venía hasta ellos jugueteando felizmente. Tenía que ocupar un departamento más grande o adaptarlo para sus mascotas, de hecho debía comprar algunas cosas para la erizo que sugeriría a Beatrice acompañarlo en cuanto terminasen de desayunar. En medio de la conversación, la puerta de su dormitorio se abrió para dejar ver a un completamente vestido Frederick.

Oh, él es Frederick; Beatrice, Frederick; Frederick, Beatrice —presentó rápidamente a sus dos amigos, sin que le incomodase ni un poco. Beatrice ya lo conocía cómo era de libertino, ¿qué más daba que viera a alguno de sus rollos que no estaba de mal ver? Él era feliz comiéndose su dona de fresa, al menos hasta que Frederick vino hasta él a robársela. — ¡Oye! Ese es mi desayuno, cuál es tu problema —se quejó volteando a mirarlo, habiendo caído en la trampa del caballero que le robó un beso en el acto.

También necesito un desayuno para el camino —se burló de él, sonriéndole a Beatrice. — Un placer conocerte, aunque tengo que marcharme ahora —se despidió, regresado su atención al sanador, aunque antes tuvo que atrapar a Robín con su mano que quería ir a atacarle. — Tranquilo, campeón. Tú llámame pronto —y dicho aquello liberó al pajarito y salió del departamento como si estuviese en su casa, dejándole a Laith una sonrisa pícara conforme lo seguía con la mirada. Sí, tenía muy buen gusto para elegir a los hombres. Al menos físicamente.

Tomó otra dona, esta vez de chocolate. — Un buen tipo, tiene una granja a las afueras de la ciudad, sangre pura pero no purista, sabe que soy un suicida en potencia, a veces él también lo es, es un buen partido, aunque demasiado dulce para mi gusto —le contó a grandes rasgos acerca de aquella conquista que había conocido hace mucho tiempo, continuando con su desayuno. — Te odio un poco por despertarme a estas horas, en compensación debes acompañarme a hacer unas compras y asegurarte que no me gaste todo el sueldo en ropa —esa era una misión imposible. Beatrice era tan compulsiva comprando como él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 887
Puntos : 721
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Beatrice A. Bennington el Dom Abr 29, 2018 10:09 pm

━ Vine a despertarte. ━ Dijo directamente, luego de masticar su dona. No hablaría con la boca llena, que luego se podía atorar y morir ahogada con la comida… aunque ahora que lo pensaba, morir de esa manera no sonaba mal, la verdad. ━ Por cierto, te ves horrible. ━ ¿Quién en este mundo podía decir que Laith, medio desnudo y con el cabello revuelto, se veía horrible? Solo ella. Una de las pocas personas que tenía la suerte de haberlo visto una infinidad de veces en ese estado. Nada extraño considerando que eran amigos desde hace demasiado tiempo y mas de una vez se habían ido a quedar al departamento del otro. Que va, Beatrice hasta podía alardear de haber dormido con él, en su cama, y agregaría, feliz de la vida, que una vez lo había empujado de la cama por accidente. Aunque quizá no fue tan por accidente, pero es algo que Laith nunca sabría.

La rubia no tardo en notar a la gran cantidad de mascotas que parecía inundar el departamento de su amigo, mas que nada porque el perro parecía desesperado por su cariño y porque rápidamente había sido atacada por el que suponía, era Robin. Aunque claro, en poco tiempo la dejo de atacar y parecía hasta cómodo con su presencia. ¿Acaso se había percatado de que tenía pechos y, por ende, no era del gusto de su amado sanador? ¿O acaso la había reconocido por la foto que ella misma había colgado, donde aparecían ambos comiendo algodón de azúcar?  Ni idea, pero lo importante era que ahora no quería matarla. ━ No puedo ignorarlos, ¡son adorables! ━ Ludo ya se encontraba en sus brazos, intentando lamer su rostro. ¡Que cosita más tierna era!

Oh, pero esperen. Su frase “Te dio resaca por no invitarme”, no pudo ser dicha por la interrupción de alguien. Alguien nuevo, que ella nunca en su vida había visto pero que salía de la HABITACIÓN de su AMIGO. ━ Por favor Merlín y diosito, que interrumpiera su sexo matutino. Me sentiré como la mejor gemela del mundo. ━ Susurro. Que era el deber de las hermanas arruinar las sesiones de sexo de sus hermanos. Lo decía la biblia. ━ Un gusto Fred, ladrón de donas que debería ir a prisión… porque ser tan sexy es un delito. Uh lala. Dijo divertida, agregando la ultima parte en su mente. Era lamentable que se hubiera tenido que ir tan rápido. ━ Si alguien día ese hombre se aburre de ti o se vuelve hetero, dale mi número. ━ Dudaba ambos acontecimientos, pero no perdía nada con informarle. ━ Te entiendo Robin, yo también lo hubiera atacado, pero por razones totalmente diferentes. ━ Agrego comiéndose otra dona.

Se acomodo en el sofá largo, subiendo los pies y cubriéndose con una manta cercana. ━ No mientas. Tu me amas. ━ Le miro, como diciendo “No puedes mentirme” ━ ¿Iremos de compras? ¡Genial! Vi unas botas tan bonitas, pero lo mejor era que tenían descuento. ━ ¿Qué no gaste todo el suelo en ropa? Bueno, pero no se hacía responsable si lo gastaba en otra cosa. Y si gastaba mas de la mitad en ropa de todas maneras, tampoco se hacía responsable. PORQUE NO LO HABÌA GASTADO TODO. ¿Ves el poder que tienen las palabras? Que mágico.

━ Ve a ducharte, yo cuidare a tus hijos… Wao, que raro ha sonado eso. ━ No. Nunca más lo diría. Que Laith se bañe con agua bendita en ese mismo momento. ━ Una vez soñé que me decías que embarazaste a uno de tus liges. Me desperté riendo, de hecho, casi me ahogo tanto reír. ¿Lo peor? Lo que más daba risa, era tu cara. ¡Ni siquiera pensé en lo raro de la declaración!... Y si, había comido mucho dulce ese día. Fue cuando fuimos a esa feria de caramelos y casi muero intoxicada con un dulce de piña. Ah, que buenos tiempos. ━ Porque intoxicarte sonaba sumamente divertido, obvio. ━ Ya, lárgate. Hasta aquí me llega tu mal olor. ━ La niñera de las mascotas, no había tardado en envolverse como un lindo rollito rubio y cerrar los ojos. No iba a dormir, obvio no… ¿Eso fue un suave ronquido? Si, que Beatrice era la única que podía invadir un departamento ajeno, despertar a todos y luego ponerse a dormir. Pero hey, al menos le había llevado el desayuno.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.585
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 167
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Laith Gauthier el Mar Mayo 01, 2018 3:11 am

Me veo hermoso, como un ángel —espetó cuando le dijo que se veía horrible medio dormido todavía y apenas vestido con ropa interior. Sabía que Beatrice tenía interés físico en él tanto como él lo sentía por ella: absolutamente nulo. Habían dormido juntos sin reparos, y habían despertado juntos, aunque algunas veces al menos uno, sino los dos, despertaba en el suelo después de una batalla de empujar al otro. — Te vas a quedar atorada en un baño público sin papel por haberme despertado a estas horas indecentes —le deseó un horrible mal por su injuria.

Los animales que invadían la casa de Laith aparecieron de la nada, Robín atacándola, Ludo pidiendo afecto, era gracioso, pero un poco cansado para el sanador. Frederick, para entonces, se había vestido y estaba listo para marcharse al ver que una visita sin invitación había venido a colarse a la casa de su amante. No habría más sexo por esa mañana, así que nada, tocaba empezar su día como granjero responsable. Laith miró con una cara de gracia a Beatrice al escucharla desear interrumpir su diversión matinal ya que era su deber de hermana, se preguntó si alguna vez se lo había hecho a Steven.

Mal por ti, no lo hiciste, estábamos durmiendo —susurró de vuelta a Beatrice. Fue una breve despedida antes de que aquel idiota se largase con su dona, era un sujeto agradable. — No me hagas mucho caso, pero creo que es bisexual —le sonrió travieso a su gemela. — No apoyes los celos de Robín, vale, estamos trabajando en eso —se quejó divertido, era gracioso que aquel emplumado lo celara tanto de humanos. Éste, por su lado, se hinchó de pechito piando y revoloteando a través del departamento.

Le sacó la lengua al contradecirlo, ¡ella no era quién para decir qué o qué no sentía por ella, aunque tuviese razón! Trató de ignorarla cuando mencionó botas en descuento, tenía que ser fuerte y no gastar más dinero del previsto, tenía que… Por ahora debía meterse a bañar para no ir oliendo a alcohol, sudor y sexo, por el bien de todo el mundo. Se encaminó a su habitación sólo para escuchar que “ella iba a cuidar de sus hijos”, haciéndolo voltear con un escalofrío.

Escucha, loca, la parte buena de ser gay es que no tengo que preocuparme por eso, así que nada de hijos míos —la advirtió. — ¡Así que no me pongas hijos que no tengo! —regañó a su gemela por eso, esa broma no le gustaba mucho, ni el sueño donde él había embarazado a alguien. No, no, Dios lo libre de cometer aquellas locuras. — No te duermas, no tardo —le dijo, entonces sí entrando a su habitación donde tenía su propio baño además de su envidiable enorme guardarropa.

Bañarse fue la parte más sencilla del proceso: con agua caliente, rápido pero a profundidad, se lavó el cabello y todo parecía ser perfecto en ese pequeño mundo de vapor donde Laith se veía inmerso, tan feliz. La segunda parada fue el ropero, donde pronto miró hacia dentro y, casi como adivinando, eligió su ropa: ropa interior de Batman, pantalón negro, botines oscuros, una camiseta de The Script y una chaqueta de mezclilla azul antes de salir al encuentro de su amiga, después de haberse peinado y colocado colonia y desodorante, estaba perfecto, como siempre lo estaba, mirándola descansar en el sofá y sonriendo travieso.

Qué bonita… Sería una pena si alguien decidiera despertarla —y casi de inmediato se dejó caer encima de ella aplastándola bajo su peso. — ¡Te dije que no te durmieras, despierta, perezosa! —la molestó jugando con ella, intentando morderle las mejillas para fastidiar y conseguir que se despertase, aunque acabó cayéndose del sofá con un empujón, riendo a carcajadas. — Vamos, anda… Espera… No voy a dejar a este bicho aquí, me va a hacer un desastre —se refería a Ludo. — No tengo tampoco su correa… Tengo una idea.

Regresó a su habitación y de ella sacó una corbata, atándola en el cuello de ludo, era suficientemente larga como para pasar como correa, eso bastaba. El cachorro parecía confundido, mirándolo con esos ojitos extrañados, pareciese que pensara que su cuidador era un poco tonto. No estaba equivocado. Pero pronto se emocionó al ver que iban a dar un paseo, invitando a la chica con un gesto y Robín también se invitó solo. Laith tomó su billetera, sus llaves y su teléfono, sin olvidar tampoco su varita antes de salir de su departamento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 887
Puntos : 721
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Beatrice A. Bennington el Vie Mayo 25, 2018 9:13 pm

━ ¡Eso es cruel, Laith! ━ Y solo por esa horrible declaración, evitaría los baños públicos por unos días, o mejor, siempre llevaría papel. Aunque como su mente sabía lo despistada que podía llegar a ser, ya le estaba avisando que lo último al menos, sería imposible de cumplir. De todas maneras, no se arrepentía de nada. Era mejor estar en casa de su amigo, molestándolo, que en casa toda aburrida esperando que la hora avanzará.

Beatrice era la mejor amiga de los animales. Que los amaba muchísimo, y si pudiera, adoptaría a cada animalito que se le ponga adelante. Por el momento, sin embargo, estaba bien con un perro y una lechuza. En fin, por eso le había agradado tanto todas las mascotas que habitaban en la casa de su amigo. Robin en especial. Se le hacía tan tierno, defendiendo a su hembra. Porque para Bea, Robin debía ver a Laith de esa manera. Nadie podía decirle lo contrario.  

Mira que exagerado podía ser su gemela. Solo era un comentario, no era como si sus palabras fueran a dictar el futuro y mañana fuera a aparecer con que existe un mini Laith… ¿Cierto? De todas maneras, fue escuchar “no te duermas” y quedarse dormida. Así de simple, así de rápido.

✦✦✦

━ Estaba teniendo un lindo sueño. ━  Se quejo, luego de despertar y lanzarlo al suelo. Quizá no era verdad, pero igual. ━ Laith, estás chiflado. ━  Estaba entre reír y rodar los ojos. ¿Una corbata para llevar al pequeñín? ¿De verdad? Comprendía totalmente la cara de Ludo, que Beatrice ya estaba considerando enviar a su amigo a un loquero o algo.

Por suerte para ambos, las tiendas estaban cerca del hogar de Laith, porque se negaban completamente a usar la aparición. ━ ¿Podemos pasar a comprar las botas? Realmente era una buena oferta… y son para mí, de todas maneras. Así que no gastaras nada. ━ Mentira, que ambos sabían que, si entraban a esa tienda, saldrían con más de dos bolsas cada uno y más encima, con menos dinero en los bolsillos. ━ Aprovechando que vamos a la tienda de mascotas, podrías comprarle una correa a Ludo también. ━ No es que le molestara las miradas extrañas de la gente y eso, pero el perrito merecía algo bueno, no una corbata fea. Aunque esto no parecía importarle claro, porque Ludo estaba completamente feliz al simplemente estar en la calle. Al igual que Robin, aunque este en específico, miraba a cada persona que pasaba cerca de Laith como si fuera un posible enemigo al que debía atacar. Toda una ternura.

━ ¡ES ESTA! ━ Chillo, emocionada, antes de jalar a su amigo para que entren a una tienda en específico. La tienda de las botas hermosas que no podía abandonar. ━ ¿¡Qué solo queda un par!? ━

✦✦✦

Por fin habían dejado la tienda, toda feliz ella, aunque tuviera el cabello vuelto todo un nido de pájaros. ¿Quién iba a pensar que justamente otra persona iba a querer el mismo par de botas que ella? Nadie, pero Beatrice había luchado con uñas y dientes, para conseguir lo que quería y lo había logrado. Aun cuando le dijeron que por favor no vuelva a ir a aquel lugar por al menos dos meses, seguía sintiéndose orgullosa. ━ ¡Oh, que recuerdos! ━ Fue lo primero que dijo, al ver la tienda de mascotas. No era la misma en la que trabajo ella anteriormente, pero si era muy similar. Le encantaba. ━ Vamos, vamos. Apuren los pies, las patas y las alas. ━ Dijo, entrelazando su mano con la de Laith, bajo la atenta mirada de Robin, para que su amigo caminará más rápido. ¡Esperaba poder ver varios animales bonitos!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.585
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 167
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Laith Gauthier el Jue Mayo 31, 2018 9:32 pm

Si no era sobre mí, no era un lindo sueño —se quejó divertido, levantándose del suelo. Cuando le terminó de poner la corbata para llevarlo de paseo, tuvo que morderse el labio inferior para evitar reírse, con los puños en la cintura y los brazos en jarras. — Tienes que admitir que se ve bien, combina con sus ojos —se burló ligeramente. — No sabes apreciar el gusto y la moda —hizo un ademán vanidoso con la mano y emprendió el camino hacia el exterior del departamento.

Estaba haciendo un buen día afuera, por lo que caminar no les iba a sentar mal a ninguno de los dos. Sin embargo, Laith continuaba bostezando de tanto en tanto, pensando en sugerirle a su amiga pasar primero a comprar un café a alguna de las tiendas antes de realmente comenzar su día. El primer vaso no le había bastado sino solamente para encender los motores de su cerebro y su cuerpo, pero ahí estaba el sueño, esperando el momento preciso para lanzársele a la yugular y lanzarlo directo a los brazos de Morfeo. O una cosa parecida. Beatrice se le adelantó primero con una sugerencia.

Que te he dicho que no vamos a entrar en tiendas de ropa, es una locura, tengo que dejar de gastar dinero en ropa y tú no me ayudas —la acusó de aquella alta traición a su noviazgo gemelar, o algo así. Era mentira que sólo comprarían ropa para ella, Laith lo sabía, Beatrice lo sabía, ¡Ludo lo sabía! Y hablando de Ludo. — No es mi perro, no le voy a comprar una correa, se lo voy a regresar a su estúpido dueño tan pronto pueda —le respondió, sacudiéndose el cabello que todavía soltaba pequeñas gotitas de humedad. — A ti tampoco te voy a comprar nada —le dijo al pajarito que se le vino a parar al hombro, restregándosele en la mejilla.

Aquel tipo de amor que le profesaba Robín no era parecido a ningún cariño de humano. Era puro y entregado, totalmente bello, cómo no. Y los celos con que miraba a todas las personas, en especial cómo miraba a los hombres, tampoco era parecido a los celos humanos. Era gracioso. El caso fue que, al fin y al cabo, fue prácticamente secuestrado y obligado a meterse a la tienda de las botas de las que sólo quedaba un par. Y mientras Beatrice peleaba por el suyo, Laith se alejó a la sección de caballeros a ver otros.

***

Si acabo en alcohólicos anónimos o algún sitio de rehabilitación, tú serás la última persona a la que llame para que me ayude a superar mi adicción —se quejó con Beatrice, con un par de bolsas de zapatos en una bolsa. Él no se había llevado regaño, pero sí le habían vetado de la tienda por contagio ya que Beatrice no podía comprar zapatos como persona decente. Y eso lo decía sólo porque había varios pares de los que él quería y no tuvo que competir contra nadie.

Recordaba que Beatrice había estado trabajando en una tienda de mascotas, aquella vez en que había ido a mirar los cachorros para convencerse que no necesitaba comprar uno y que, como un tiro mal hecho, la rubia casi consigue hacer que se consiga uno. Pero en su pequeño departamento no había sitio para perros y eso lo entendió un poquito mejor Roxanne con su regalo de pelos puntiagudos. Y el que no entendió un carajo fue el jodido Ryan que le fue a tirar un perro a su casa, se juraba que si le echaban del departamento iba a cobrarle indemnización a ese rubio con cara de idiota.

Sintió la calidez en la mano del agarre de su amiga que lo hizo sonreír ligeramente, aproximándose a la tienda hasta entrar con el característico tintineo de los cascabeles. — Nada de mascotas, sólo ir y comprar cosas para erizo —le dijo a Beatrice, y eso cumplieron durante los primeros minutos. Le compraron un escondite, comida especializada y demás cosas que necesitan los erizos, y por un momento todo parecía bello y perfecto hasta que lo vio. — ¿Oh? —se acercó a una pecera de agua salada y vio unos cuernitos amarillos asomándose a la superficie. — ¡Ven a ver esto! —le gritó a su amiga. Era un pequeño pecesito amarillo de forma cúbica.

Y el pequeñito le seguía el dedo cuando lo colocaba en el cristal, con mucha chispa en realidad, aunque parecía tener una pequeña rivalidad con el pez león a un costado suyo que también parecía querer llamar la atención. Y ambos eran adorables, y le encantaban. Fuera, impulso de idiotez, repitiendo como un mantra: “no necesitas comprar más mascotas”.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 887
Puntos : 721
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Beatrice A. Bennington el Lun Jun 25, 2018 2:07 am

Beatrice tenía un poder de convencimiento asombroso. Vale, que no tanto, pero si tenía la suficiente fuerza como para poder jalar a su amigo, quien tampoco hacía esfuerzo alguno para detenerla, hacía la tienda. Mira que ambos solo iban supuestamente por las botas, que realmente eran una hermosura y habían valido totalmente la pena, pero finalmente terminaron comprando más cosas. Laith más que ella claro, total, no había tenido que luchar con nadie. Ella en cambio, le había hasta jalado el cabello a alguien. ¡Si, todo por un par de botas! Es que las amaba, ¿ok?

━ Vamos cariño, tu sabes que sería a la primera que llamarías para que te saque de ese lugar. ━ Porque ella todo lo conseguía, fuese como fuese. Si su gemela/novia la llamaba a las tres de la mañana diciendo que lo vaya a sacar de la cárcel, ella iría. Si la llama diciendo que se haga pasar por su novia, ella lo haría. Si la llama mientras come pizza, posiblemente contestaría luego de comerla, pero contestaría. Porque Bee haría cualquier cosa por su amigo. Excepto ir al dentista. Los dentistas son horribles.

Luego de decir algo parecido a un “Si mi capitán”, ingresaron a la tienda de mascotas. Era amplia, parecía que tenía objetos para un montón de animales diferentes y traía recuerdos hermosos a su mente. De hecho, si alguien le preguntaba si extraña su antiguo trabajo, diría que si enseguida, porque no había nada más divertido que trabajar con animales. Observo divertida como Ludo quería soltarse de la correa improvisada y salir corriendo hacía el alimento de perros, antes de ir a ver que animales tenían en la tienda, mientras Laith compraba las cosas del erizo... y una correa decente para el perro que ella había agregado de forma secreta. Había desde serpientes, hasta conejos, y se estremeció al pasar cerca de una tarántula. Bee sentía sus ojos sobre ella, examinándola, queriendo estar cerca para espantarla con sus ocho patas. La rubia no dejo de observar esa fea cosa hasta estar lejos. Muy lejos.

Su mirada se detuvo en una criaturita blanca, pequeña y de ojos curiosos. Había estado jugando, deslizándose por un tubo que al parecer usaba como tobogán hasta que la vio. Humana y hurón, porque eso decía el letrero, se observaron fijamente, chocando el negro con el azul, ambas curiosas. Ese fue el momento cuando Bee se enamoró. Abrió la jaula, para tomar a la pequeña hurón entre sus manos, porque si, era mujer, y esta comenzó a lamer su mano, mientras hacía ruidos que para Bee significaban que estaba contenta. ¡Al parecer ambas se habían enamorado de la otra! ━ Mira, yo no debería llevarte a casa porque Laith dijo  que no compremos animales, así que no me mires con esos ojos hipnoticos. ━ La pequeña la observo, ladeando la cabeza como diciendo "¿Y tu desde cuando le haces caso a los demás?" ¡Y mira que tenía toda la razón! Era un hurón inteligente, como ella.

Ahora solo debía pensar en como le explicaba a su amigo que se llevaría un hurón a casa.

Y como si lo hubiese invocado con los pensamientos, escucho su grito, llamándola para ver algo. Ella no tardo en ir, llevándose a la pequeña hurón con ella. ¿Qué? La iba a comprar, prácticamente ya era de ella. ━ ¡Peces! ━ Exclamo emocionada, acercándose a Laith y a la pecera. El pez que su amigo miraba tan fijamente era un… ¿qué sabía ella? ¡Solo tenía claro que era bellísimo! ━ Tiene cachitos de caracol. ━  Observo, riendo levemente. ━ ¿Lo vas a llevar? ¡Deberías llevarlo! Estoy segura de que no ocupará espacio… ¡y mírate! ¡Estas totalmente enamorado de él! ━  Lo pensó unos segundos, observando al pecesito. ━ O ella. ━  Porque no sabía que era, y no quería ofenderle. Bee, siempre pensando en los sentimientos de los peces. (?)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.585
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 167
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Laith Gauthier el Vie Jun 29, 2018 10:06 pm

Laith le sacó la lengua cuando le dijo que iba a llamarla para que lo sacara de algún centro de rehabilitación. Aunque Laith sabía, con la experiencia que tenía en ellos, que uno necesita lo que se denomina una red de apoyo y la importancia que tiene durante el proceso. Gente que convenza a alguien de no seguir haciendo aquello que le está atrapando en un círculo vicioso, no que te ponga una botella de cerveza en la mano, o unas preciosas botas en una bolsa de compras. En fin, sólo estaba dramatizando, porque sabía que, de pedírselo en serio, Beatrice podía llegar a formar parte de esa red de apoyo, como siempre.

Llegados a la tienda de mascotas, sólo unos minutos duró su misión de no comprar cosas innecesarias. Laith creyó que estaba listo para marcharse cuando lo vio, y él fue mirado. Llamó a Beatrice como si intentara que ella lo convenciera que era una mala idea, ¡que se lo dijera! “Laith, ¿para qué quieres un pez si no pasas apenas tiempo en casa? Laith, ¿por qué te llenas de animales si ya te quejas por uno?” Pero no. Ella, en cambio, como la mala amiga que era. O mejor dicho, la buena amiga y mala influencia para su bolsillo que era, lo incitó a comprarle.

Ya, claro, ¿y de dónde quieres que saque una pecera? ¿Del bolsillo como si fuera mago? —es decir, era mago, pero no de esos que se sacan peceras enormes del bolsillo. — Estás loca, además… ¿Además qué estás haciendo con ese bicho? Dijimos que sólo vendríamos por cosas de erizo, Verónica Beatrice Anastasia de las Nieves Ramírez Bennington —le cuestionó como si fuera un padre, llamándola por su nombre completo y todo, y apuntándola con un gesto acusador. Ludo ladró en respuesta, como si le riñese a él por reñirla a ella, ¡miren el complot en su contra!

Pero Laith no contaba con que estaba siendo escuchado. — ¡Este es su día de suerte! —saltó de pronto la mujer del local, entusiasta en sus modos, del cabello rojo de ese rojo teñido que se nota a leguas. — Sólo por hoy tenemos la ocasión especial de participar en un juego que puede darles grandes premios, como descuentos y artículos gratis en la tienda —les explicó, llevándolos hacia la zona donde se encontraba un juego de esos que sabes que es físicamente imposible ganarlos o al menos tener un premio medianamente decente.

Claro, quiero intentarlo… —dijo Laith, mirando a Beatrice de reojo. — Quizá si sacara un… buen descuento o una pecera gratis, podría considerar llevar al pequeño de los cuernitos —le dijo con simpleza. Pero debajo de esas palabras había algo oculto: saca la maldita varita y hagamos trampa. Tomó la pelota de playa que a duras penas cabía por los orificios de los premios mayores, y lanzó. Rebotó en numerosas ocasiones, pero con un poco de ayuda extra, consiguió meterla ni más ni menos en ¡75% de descuento en toda una compra! Ni siquiera la mujer parecía creerse que eso fuera posible.

¡Pues…! Aquí tiene su descuento… —la mujer, todavía muy anonadada, sacó un único papel que tenía sólo “por si acaso”. Y casi con miedo en la mirada, repuso. — ¡Sólo se puede jugar una vez, así que es su turno! —le dijo a Beatrice, por miedo a que Laith quisiese intentarlo de nuevo, y entregándole la pelota. Sí, todo volvería a su cauce y podrían regresar a su rutina donde todos los tiros salían botando hacia otro lado completamente diferente al que habían pronosticado.

Laith le besó la mejilla a Beatrice. — Iré a ver qué necesita ese bicho —le dijo, empezando a caminar hacia el vendedor de la zona de peces para ver qué era lo que tenía que comprar, que no era poco. Una pecera (cómo no), un sistema de filtración, sal de mar, y tantas cosas que quizá harían a Laith volverse loco. Y mientras él estaba muy ocupado, cuando Beatrice tiró él también sacó su varita para llevar su tiro hacia un resultado mucho más favorable que lo que debía haber sido en principio. Era… ¿un premio misterioso?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 887
Puntos : 721
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.