Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

The test — Isaac Baker {FB}

T. Hell Drexler el Mar Abr 03, 2018 9:36 pm

Diciembte de 1998. 32 años. Inefable. Mortífago.


Los mandatos del Señor Tenebroso no debían ser cuestionados, y él no iba a ser el primero en hacerlo, desde luego. Puede que Hell se tuviera en una gran estima pero si a alguien le tenía respeto ese era Lord Voldemort, no por nada le había jurado lealtad y portaba con orgullo la marca tenebrosa. No obstante su último encargo estaba lejos de ser de su agrado.

Isaac Baker era una joven promesa que se acababa de unir a las filas de Lord Voldemort, algo que en principio a Hellion ni le iba ni le venía, al menos no en gran medida, pero el Señor Tenebroso había decidido que él era el más idóneo para guiar al joven en sus inicios dentro de los mortífagos. Era evidente que el inefable no había puesto objeción alguna, sino que había acatado la orden como si de otra cualquiera se tratase, a pesar de que la idea de hacer de niñera, como el veía todo aquel asunto, no le hiciera nada de gracia.

Había conocido al joven Baker en una reunión anterior, en la que le comunicaron que él se encargaría de entrenar al joven, y era cierto que le había parecido un muchacho singular, pero aquello no bastaba para impresionar a Drexler. Aquella noche lo había citado para comprobar de qué pasta estaba hecho. Estaba seguro de que aquel pueblo, como alumno de Hogwarts que había sido, se le haría muy familiar. Hogsmade.

Buenas noches, Isaac —saludó cuando se encontró con el joven en Hogsmade, había preferido quedar en el pueblo mágico en vez de en el sitio a donde se dirigían en realidad, la casa de los gritos. No le había contado qué era lo que iban a hacer aquella primera noche, de haberlo hecho habría perdido el factor sorpresa y entonces ¿qué gracia habría tenido? — Me alegra que hayas venido —dijo, como si hubiera tenido otra opción.

Le tendió el brazo al joven, no sabía si sabría aparecerse o no, pero poco importaba, pues el joven no sabía a donde iban. Podían haber ido caminando pero la noche estaba demasiado fría y Hell era un hombre que valoraba la comodidad.

Aparecieron directamente en el interior de la casa, en una habitación igual de abandonaba que el resto del lugar, de aspecto desastrado y sucio. Allí había una mujer, atada e inmóvil gracias a al hechizo Incarcerous. Hell la rodeo con pasos lentos, como un tiburón rodea a su presa.

Esta es Janet Hathaway, una sangre sucia. Quizá te suene su nombre, es una reputada investigadora de estudios muggles — la presentó con un tono lleno de burla que dejaba en claro el desprecio sentía por dicha mujer y su profesión. Janet lucía bastante maltratada, no obstante ya llevaba allí, bajo el poder de los mortífagos, tres días. — Probablemente os hayan hecho leer algún libro suyo en esa escuela a la que ibas. Como sea, esta noche le enseñaremos a la Srta. Hathaway el lugar que le corresponde a los suyos —anunció Hellion, sin mucha emoción en su voz. Torturar y asesinar no eran sus actividades favoritas, no se había alistado en los mortífagos porque fuese un sádico, sino por sus ideales y por dichos ideales sí que era capaz de matar y torturar. — Dime, ¿conoces la maldición Cruciatus?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Isaac Baker el Sáb Abr 07, 2018 12:46 pm


7 Diciembre 1998
19 años


Tan sólo llevaba medio año con los mortífagos y ya había que tenido que pasar mil pruebas. Al parecer, todos los mortífagos que lo veían, lo consideraban aún un niñato de instituto con aires de grandeza por su supuesta inteligencia superdotada que no pintaba en absoluto nada con ellos. Y cada uno, lo ponía en un aprieto peor que el anterior. Algunos haciendo uso de sus derechos y poderes sobre él, y otros, incluso saltándose alguna regla para usar al "crío" como muchacho de los recados. Pero sorprendentemente, fuera cual fuese la misión, él accedía y la cumplía con lealtad y con éxito.

Pero el hecho de que el chico resultase ser mucho más efectivo u obediente, no lo hacía estar más callado; Isaac era experto en acabar con la paciencia de todos los que pretendían reírse de él. Sus potentes frases cínicas o hirientes, sus sarcasmos, sus ironías y sus monólogos "informativos" destruye-argumentos, acababan provocando que sus acompañantes terminasen con ganas de matarlo. Una pena que el señor tenebroso hubiera puesto sus ojos en él y no quisiera quitárselo de en medio con tanta facilidad. Isaac Baker prometía ser un aliado de lo más útil, su carácter se arreglaría quizás con el tiempo. Quizás.  ¿Qué tenía aquel empollón que le interesase tanto a Lord Voldemort? Era obediente, era fiel, cumplía las misiones sin parpadear, pero... por dios santo, ¿quién lo soportaba?

Hellion. Así se hacía llamar el hombre que lo esperaba en Hogsmeade y que se haría cargo de él definitivamente. Un Inefable catorce años mayor que él con fama de ser tan estricto como implacable, al que había conocido en la reunión donde lo asignaron como su mentor.

Buenas noches, Hellion —saludó el chico de 19 años.— No tenía otra opción. —respondió con una sonrisa, casi leyéndole la mente. Accedió al ofrecimiento de su mano y juntos aparecieron en la casa de los gritos.

La presencia de aquella conocida mujer en la habitación sí lo dejó bastante sorprendido. Cosa que no dejó que sus facciones demostrasen. Era la primera vez que se encontraba con una potencial víctima de asesinato tan indefensa. Evidentemente merecía ser castigada y/o asesinada por sus orígenes y sus ideales, pero aquello no se podía considerar ni tan siquiera un duelo justo. ¿Qué gracia tenía? Aún así, respondió a la pregunta sin mostrar debilidad alguna.

Sí. La conozco. —Al darse cuenta de que su escueta respuesta podría llevar a confusión, prefirió aclarar a lo que se refería—: Sé quién es Janet y controlo las Maldiciones Imperdonables. —de la manera más sutil posible, Isaac cogió aire y lo soltó silenciosamente.— ¿Es esta la prueba? ¿Matar a una sangre sucia indefensa sin más? —se apresuró a sacar su varita— Aburrido.

avatar
Imagen Personalizada : I don't like not knowing...
RP : 10
PB : Benedict Cumberbatch
Edad del pj : 38
Ocupación : Profesor Herbología
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.802
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Cuervo
RP Adicional : ---
Mensajes : 305
Puntos : 137
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5298-isaac-baker-expediente http://www.expectopatronum-rpg.com/t5342-isaac-baker-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5341-isaac-baker-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5340-isaac-baker-correo-y-smartphone
Isaac BakerProfesores

T. Hell Drexler el Lun Mayo 21, 2018 3:12 pm

No perdió detalle del rostro del joven Baker cuando se aparecieron en aquel solitario lugar. Aquel chico tenía la expresividad de un ladrillo. En fin, tampoco estaba allí para sacarle una sonrisa o una mueca al chaval.

Hellion lo escuchó y se esforzó por no poner los ojos en blanco ante la actitud y palabras de Isaac, entendía el motivo por el que Brewster, el anterior mortífago al que le habían asignado entrenar al chico, había renunciado. Era indudablemente insufrible. Pero Hell no era como Brewster, él no fallaba.

Bien, bien —asintió desde su posición detrás de Janet cuando el joven corroboró que conocía a la susodicha, además de las maldiciones imperdonables. Le hizo un simple gesto con la mano cuando lo vio sacar su varita, avisándolo de que esperase. — No tengas tanta prisa por acabar. Coincido contigo, es ciertamente aburrido, ¿verdad?

El mortífago se movió de nuevo, lentamente, sin prisa ninguna. Rodeó a la sangre sucia y se posicionó detrás del joven Baker. Desde allí podía observar perfectamente a Janet, cualquiera habría pensado que la mujer estaría tan cansada de ser torturada y que su presencia allí ya no le infundiría ningún temor, ¿qué más podrían hacerle? Pero no. A pesar de que sus facciones no mostraban grandes cambios, en sus ojos sí que brillaba el miedo y con razón.

Toda una vida consagrada al estudio de los muggles, Janet se merece más, ¿no crees? —hizo una pausa, como pensando en algún modo de hacerlo más entretenido. — Por supuesto hay que acabar con ella, no podemos mantenerla aquí mucho más tiempo —comentó pensativo mientras daba algunos pasos. — Enhorabuena, Janet, tú sufrimiento termina esta noche —se dirigió a la sangre sucia antes de volverse de nuevo hacia Isaac. — Está bien que conozcas la maldición Cruciatus, pero hay muchas otras maneras de torturar a alguien. Sorpréndeme.

Pidió con una sonrisa en el rostro, ¿le divertía la situación? Para nada. Detestaba cada minuto que pasaba con aquel joven, no le gustaba ser la niñera o el profesor de nadie, pero era lo que le había tocado y lo que pensaba hacer.

Las maldiciones imperdonables son el camino rápido, esta noche podemos recrearnos, ¿no te parece? Antes de que Janet deje este hermoso mundo me gustaría que confesase algo. Quiero oírla decir que los muggles son inferiores, que robó la magia y la varita que portaba a algún noble mago y que merece morir por ello —pidió como si tal cosa, aquella mujer había demostrado ser tozuda, no había dado su brazo a torcer en los últimos tres días, por ello había pensado que sería una buena prueba para el joven. — Apáñatelas para que lo diga sin usar las maldiciones imperdonables. Recuerda, tortúrala cuanto quieras, no la mates. Tienes tres intentos, después le pediré a Janet que confiese, sino lo hace tendrás dos intentos más, si de nuevo no obtengo lo que quiero, te quedará uno. No me decepciones o yo te torturaré a ti.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Isaac Baker el Lun Mayo 21, 2018 10:22 pm


7 Diciembre 1998
19 años

Un callejón sin salida.

En eso acababa de convertir la situación con tan sólo una frase. Una frase que, con el objetivo de hacerlo quedar como un adulto de diecinueve años con capacidades suficientes para convertirse en mortífago, terminó por hacerlo caer en un peligroso abismo del que sería muy difícil salir. Ya no sólo por la dificultad que supondría torturar a una mujer tan tremendamente resistente, sino por las consecuencias que habría en caso de no hacerlo, o no conseguir su objetivo. Había demasiadas fichas en juego sobre aquel tablero. Muchas alternativas, demasiadas. Y probablemente tan sólo una solución posible.

No me harán falta más de tres. —Aseguró un Isaac igual de prepotente que su nuevo mentor. —Quizás incluso uno.

Haciendo uso de su sangre fría y su inexpresividad al dar su respuesta, aprovechó para utilizar un simple diffindo contra la pata de una mesa rota que dividió en diminutas astillas largas. Posteriormente, su muñeca danzó de nuevo y dibujó con su varita un encantamiento levitador que condujo las agujas de madera a escasos milímetros de los ojos de su objetivo.

Y a eso se limitó. No las movió ni un milímetro más, ni un milímetro menos. Las mantuvo ahí flotando durante al menos un minuto sin hacer ni decir nada. Un largo minuto de silencios incómodos y tensiones difíciles de sobrellevar para la mujer. Un minuto de tortura psicológica en la que Janet supo que, en cualquier momento, sus ojos podrían sufrir un castigo digno de la época medieval. Pero no habló. No pronunció palabra alguna.

Janet, la tenía a usted por una mujer inteligente. —Se esforzó Isaac, tratando de hacerla entender que hablar sería lo más astuto por su parte. Después de todo, su destino final sería el mismo; Morir.— Me decepciona muchísimo ver que una mujer como usted dedica sus últimos minutos a tratar de mantener su patético orgullo en lugar de ahorrarse sufrimiento.

Y aún así, la única señal de debilidad que mostró Janet, fue la de tragar saliva esperando ese dolor que aún no llegaba. Pues Isaac, que mantenía su varita alzada con decisión, no hacía aún efectiva la supuesta tortura con la que la amenazaba.

avatar
Imagen Personalizada : I don't like not knowing...
RP : 10
PB : Benedict Cumberbatch
Edad del pj : 38
Ocupación : Profesor Herbología
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.802
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Cuervo
RP Adicional : ---
Mensajes : 305
Puntos : 137
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5298-isaac-baker-expediente http://www.expectopatronum-rpg.com/t5342-isaac-baker-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5341-isaac-baker-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5340-isaac-baker-correo-y-smartphone
Isaac BakerProfesores

T. Hell Drexler el Jue Mayo 31, 2018 6:57 pm

A Hellion le dieron ganas de echarse a reír ante lo presuntuoso de la actitud de Isaac, él mismo pecaba de aquello, pero claro, en su opinión él tenía motivos para ello. Aquel desafortunado primer comentario fue lo que puso a Isaac en aquella situación y cuando volvió a abrir la boca, demostrando su prepotencia, Hell vio la oportunidad perfecta para complicarlo un poco más.

Muy bien —se mostró de acuerdo con las palabras del joven, como si le acabase de hacer una propuesta más interesante. Ciertamente lo había hecho, aunque fuese de manera inconsciente. — Que sean solo tres entonces.

Se quedó callado, observando detenidamente las acciones de Isaac. Un casi imperceptible gesto de aprobación brilló en sus ojos al ver las intenciones que el joven tenía con aquel diffindo, pero rápidamente se esfumó cuando las astillas se quedaron quietas, a milímetros de los ojos de la sangre sucia. Podía entender la gracia de la espera en una tortura, no saber cuándo llegaría el fatal momento, pero el objetivo aquella noche era torturarla a ella y no a él, que tenía mejores cosas que hacer que estar allí tomándole la medida a un muchacho prepotente.

Drexler puso los ojos en blanco cuando escuchó las palabras de Isaac. Estaba tratando de razonar con ella. La madre que lo parió. Se pellizcó el puente de la nariz durante unos segundos, respiró hondo y trató de encontrar algo de la poca paciencia que tenía. No. Aquel no era su estilo.

Intermissumos —pronunció alto y claro, con la varita apuntando al peroné de la mujer. Hell no pudo escuchar como el hueso se rompía, pero le gustaba imaginárselo. Lo que sí se escuchó fue el grito de la mujer.— Perdona, si quieres os traigo unas velas y algo de cenar para que termines de convencerla —espetó con una clara ironía y palpable mal humor, fruto de la exasperación.— Espabila, no quiero pasarme aquí toda la noche. Te quedan dos intentos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Isaac Baker el Jue Mayo 31, 2018 9:55 pm


No sabría definir con exactitud lo que sintió al escuchar con tal claridad los huesos de la mujer romperse sin previo aviso. Hubo una milésima de segundo en la que, habiendo escuchado el hechizo de los labios de Hell, supo qué iba a pasar a continuación, pero al cerebro no le dio tiempo a asimilar lo que iba a suceder hasta que ya había sucedido. Esta vez, tuvo que hacer un esfuerzo mucho mayor para poder contener la cara de desagrado y horror que por naturaleza su cuerpo le pedía expresar, y aunque estuvo a punto de delatar esos sentimientos negativos ante su mentor, Isaac consiguió disimularlo con una sonrisa. Forzada, pero una sonrisa de victoria, de maldad y de desafío.

¿En qué demonios estaba pensando?

Desafiar con la mirada o con el gesto a aquel hombre no era una tontería. Con el resto de mentores había conseguido sobreponerse, pero ¿con este? La cosa había cambiado como de la noche a la mañana. Por mucha maldad que pudiera tener dentro, Baker seguía siendo un chico recién salido de la adolescencia. No llegaría a su nivel bajo ninguna circunstancia. Sólo quedaba hacer bien el trabajo como aprendiz.

Religio —pronunció entonces con decisión, y de la nada surgieron pesadas cadenas que se aferraron sin piedad al cuello de la víctima, ahora sufriendo una asfixia insoportable. Sin embargo, aquello sólo era el principio.—Sectum —El corte abrió momentáneamente la muñeca de la mujer. De inmediato Isaac dio un paso al frente y notándose la violencia de su gesto al conjurar, ordenó a varias de las astillas introducirse al interior de las venas justo antes de cerrar la herida.

Dos de ellas, además, continuaron levitando frente a los ojos de la mujer, que ahora aumentó sus jadeos de dolor y sus gritos de angustia. El corazón de Isaac latía demasiado rápido. Estaba nervioso. Estaba alterado. Pero su gesto se mantuvo firme, al igual que la mano que sujetaba la varita.

Habla. —amenazó— Repite lo que mi mentor ha dicho, despreciable sangre sucia.

avatar
Imagen Personalizada : I don't like not knowing...
RP : 10
PB : Benedict Cumberbatch
Edad del pj : 38
Ocupación : Profesor Herbología
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.802
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Cuervo
RP Adicional : ---
Mensajes : 305
Puntos : 137
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5298-isaac-baker-expediente http://www.expectopatronum-rpg.com/t5342-isaac-baker-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5341-isaac-baker-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5340-isaac-baker-correo-y-smartphone
Isaac BakerProfesores

T. Hell Drexler el Lun Jun 04, 2018 12:14 am

Ante todo decir que, pese a lo que pudiera parecer en aquel momento, Hellion no era ningún sádico. No disfrutaba viendo el dolor ajeno, ni sentía dicha alguna al infligirlo. ¿Por qué entonces todo aquello? Bueno, en primer lugar, su intervención había sido exclusivamente una llamada de atención para Isaac por su intento de razonar con Janet, algo que no le gustó ni un pelo al inefable. Mientras que, en segundo lugar, sabía que estaba tratando con un joven recién salido de Hogwarts y su único objetivo con aquello era ponerlo contra las cuerdas para ver de qué pasta estaba hecho.

Hell era estricto, exigente e inflexible, carecía de la paciencia necesaria para enseñar a alguien, pero el Señor Tenebroso lo había puesto a su cargo y, cuando Isaac reaccionó, Hell pudo ver porque. Alabó mentalmente la creatividad del joven, que se lo estaba poniendo francamente difícil a Janet. El inefable sabía reconocer el talento en los demás a pesar de su exacerbada vanidad, y pudo verlo en Isaac, solo había que pulirlo. Ya le habían dicho que el joven era talentoso y precisamente por eso Hell no se lo pensaba poner fácil, si Isaac cumplía con sus exigencias aprendería más que con ningún otro de sus mentores.

Eso está mejor, Isaac. Quizá haya futuro para ti —habló medianamente complacido mientras se paraba en frente de la sangra sucia. — Y bien, Janet, ¿vas a hablar?

La mujer, que estaba pasando por un calvario, movió ligeramente sus labios sin emitir sonido alguno. Por un momento Hell pensó que quizá fuera incapaz de pronunciar palabra, pero cuando apretó fuertemente los labios, formando una fina línea, supo que solamente estaba siendo tozuda de nuevo.

Realmente impresionante, de verdad —halagó falsamente la entereza de la mujer. Estaba punto de darse por vencida, Hell lo veía en sus ojos que estaban cansados y rojos de llorar. — A la par que estúpido — murmuró dándole la espalda a la mujer para encarar de nuevo a Isaac. Le agradaba la actitud fuerte que estaba demostrando el muchacho ante aquella situación, algo que Hell valoraba positivamente era el que saber controlar las emociones, pero quería tensar un poco más la cuerda. — Bien, Isaac, te queda un intento —informó. — Te doy un consejo: no te reprimas. Yo no lo haré si fallas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Isaac Baker el Lun Jun 25, 2018 4:13 pm


¿Por qué no hablas? ¿¡Por qué demonios no hablas!?


No le cabía en la cabeza. ¿Cómo se podía ser tan soberanamente cabezona? Sabía que tarde o temprano moriría, ya fuese a manos de él o de su mentor, entonces ¿por qué no ahorrarse sufrimiento? ¿Por qué continuar resistiéndose? Si no quería decir nada, que al menos tratase de provocarlos para que la matasen de un golpe. ¿No? Ya no se trataba de bandos o ideales, se trataba de sentido común, de astucia, de lógica. Esa estricta lógica que tanto adoraba Isaac y que, en esos instantes parecía no existir.


Y lo ponía nervioso. Muy nervioso.


Si. —Le respondió a Hell, tragando saliva. Puede que fuese por miedo, o quizás sería por intentar encontrar la fuerza y la decisión necesaria para hacer hablar a aquella mujer tan testaruda y resistente, pero ese gesto de tragar saliva pudo verse con claridad en él.— Janet. Si tienes hijos, familia o conocidos, te aseguro que me encargaré personalmente de hacerles llegar lo que ha pasado aquí. Para que sufran en la misma medida lo que tú has sufrido. —amenazó. Aunque su tono de voz fue tan neutral, que apenas podía diferenciarse realmente si se trataba de una amenaza, de algún tipo de desprecio o incluso de piedad. Sin embargo, sus gestos luego dejaron bastante claro que no pretendió ser amable con ella en absoluto.

La varita de Isaac se alzó danzando en el aire. No pronunció ningún hechizo más. Ya había sido suficiente con introducir todas aquellas astillas de madera en el organismo de la mujer, ahora sólo había que moverlas. Poco a poco, al ritmo de la varita, los diminutos pero mortales trozos de madera fueron recorriendo los vasos sanguíneos de su cuerpo. Y para cuando el ex alumno de Hogwarts detuvo su magia, gran parte del cerebro de Janet había sido castigado cual víctima de metralla. La muerte cerebral era inminente. Si no hablaba ahora, no podría hacerlo jamás.

Sin poder evitarlo, un nervioso Isaac cogió aire y volvió a tragar saliva para desviar la mirada hacia su mentor. Janet no hablaba. No pronunciaba palabra alguna, y el tiempo se le acababa. Las lágrimas de dolor de la mujer o su inhumana tortura, no le servirían a Isaac como muestra de valía ante Drexler, y ya se había quedado sin ideas. ¡Maldición! ¡Tenía sólo 19 años! ¿Qué más quería que le demostrase? ¿Cómo podía sorprenderlo? ¿Cómo podía convencerlo de que merecía llevar la marca tenebrosa? Necesitaba que aquello funcionase antes de que Janet muriese... quizás había actuado demasiado rápido al detener el reloj biológico de su víctima... ¡Qué estúpido había sido!

avatar
Imagen Personalizada : I don't like not knowing...
RP : 10
PB : Benedict Cumberbatch
Edad del pj : 38
Ocupación : Profesor Herbología
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.802
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Cuervo
RP Adicional : ---
Mensajes : 305
Puntos : 137
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5298-isaac-baker-expediente http://www.expectopatronum-rpg.com/t5342-isaac-baker-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5341-isaac-baker-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5340-isaac-baker-correo-y-smartphone
Isaac BakerProfesores

T. Hell Drexler el Dom Ago 26, 2018 7:12 pm

Drexler pudo ver con claridad aquel gesto en su aprendiz, aquel simple gesto de tragar saliva, muy simple pero revelador. Aquello le confirmó a Hell algo que hasta ese momento, dada la carencia de emociones en el joven rostro de Isaac, solo había podido sospechar; el interior del joven aspirante no estaba tan sereno como se esforzaba en mostrar.

Sonrió, satisfecho.

No hizo comentario alguno ante la amenaza que le profirió Isaac a la maltrecha Janet, no le pareció necesario. Su mirada se alternaba entre el movimiento de varita de Isaac, su expresión y la de Janet, que estaba padeciendo lo indecible.

Hellion negó ligeramente con la cabeza cuando Isaac detuvo su varita. Estaba seguro de que a Janet le debían de quedar apenas unos minutos de vida y sufrimiento. Bien por Janet, pero mal por Isaac. Aquel silencio debía ser como una propia tortura para el propio Baker, que estaba a punto de fallar estrepitosamente a causa de su impaciencia.

Le devolvió la mirada a su aprendiz cuando éste se giró para mirarlo.

Eres estúpido, ¿te lo habían dicho alguna vez? —habló con la voz muy calmada. — Te dije que no te impacientases, que no tuvieses prisa por acabar, que la quería viva. ¿Eres sordo, o mis palabras te entran por un oído y te salen por el otro? Respóndeme, Baker.

De nuevo, sus palabras demostraban calma en la actitud del inefable, lo que significaba que estaba enfadado. Realmente enfadado. Rara vez Drexler demostraba su ira con gritos e improperios, cuando alzaba la voz solía ser porque algo lo había irritado, una ira tan repentina como pasajera, pero cuando demostraba aquella inquietante calma era cuando algo realmente lo había molestado.

¿Acaso crees que tienes tanto talento como para permitirte hacer lo que se te de la gana? —no siempre lo conseguía, pero a Hell le gustaba mantener sus emociones bajo control, asegurándose de pensar antes de hablar y elegir bien sus palabras.

Janet, que no paraba de gimotear y hacer sonidos ininteligibles, se quedó callada durante un segundo, probablemente a punto de morir. Su respiración era tan rápida que dudaba que realmente le llegase aire a los pulmones. Sus ojos, rojos e irritados, se clavaron en ellos durante unos instantes.

P-p-por f-f-av-o-r… M… me… l-l-o m-m-m-ere-z-z-c… —su último aliento había sido para pedir que acabasen con su sufrimiento, seguramente de saber que iba a morir de igual manera unos instantes después no habría dicho nada, pero el caso es que lo había hecho. O intentado, al menos.

Fíjate de no haber sido un crío impaciente lo habrías conseguido —dijo con un tono socarrón y hasta divertido. Realmente le divertía aquella situación. — Bien, Baker, tú que eres tan inteligente, dime, ¿tú qué harías ahora si fueras yo? ¿Lo tomarías por válido o no?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Isaac Baker el Dom Ago 26, 2018 10:14 pm

Estúpido, sordo, crío... desde luego el tono de su nuevo mentor podría ser tan neutral como calmado, pero tanto sus palabras como la tensión de su rostro o las exigencias que de repente lanzaba hacia su alumno, dejaban más que claro su cabreo con éste. Y es que en parte tenía razón; Isaac se había precipitado sobremanera. Había dejado que la impaciencia le jugase una mala pasada y ahora la mujer moriría sin soltar prenda.

No soy yo quién debe tomar esa decisión ni quién debe autoevaluarse.

Respondió de inmediato. No quiso resultar jocoso ni chulesco, pero no pudo evitar saltar a la defensiva. ¡Tampoco lo había hecho tan mal!

Puede que el resultado final de la tortura no haya sido el esperado y que ella no haya pronunciado palabra, pero si me permites corregirte, al inicio del encuentro dejaste bien claro que no podíamos dejarla aquí. Que de alguna u otra forma tendríamos que hacernos cargo de ella. Lo cual es perfectamente interpretable como una orden de asesinato.

Esta vez, Isaac sí se veía claramente nervioso. Por eso no pudo detenerse cuando hablaba ni se dio cuenta de que volvía a comportarse como ese pedante alumno sabelotodo al que todos los profesores sin excepción, odiaban.

Puede que después remarcases que no debía matarla, pero las circunstancias me han obligado a hacerlo. Si no confiesa, ¿¡qué hacemos aquí perdiendo el tiempo con ella!?

Una vez se hubo desahogado de sus frustraciones y su nerviosismo ante un mentor tan extremadamente estricto, Isaac no desvió su mirada. Puede que en el fondo temiese la reacción de Hell, pero al menos había defendido su punto de vista. Ahora sólo quedaba ver si había funcionado; si lo había convencido. Porque de lo contrario, probablemente la reacción a aquello fuese mucho peor que el enfado que tuviese ahora.

No sólo había fallado en su primera misión como aprendiz de mortífago con ese nuevo mentor, sino también en el control de sus emociones. Se había mantenido calmado todo ese tiempo, para ahora echarlo todo por la borda. Maldita sea.

avatar
Imagen Personalizada : I don't like not knowing...
RP : 10
PB : Benedict Cumberbatch
Edad del pj : 38
Ocupación : Profesor Herbología
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.802
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Cuervo
RP Adicional : ---
Mensajes : 305
Puntos : 137
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5298-isaac-baker-expediente http://www.expectopatronum-rpg.com/t5342-isaac-baker-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5341-isaac-baker-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5340-isaac-baker-correo-y-smartphone
Isaac BakerProfesores

T. Hell Drexler el Lun Ago 27, 2018 8:45 pm

Los ojos de Hell rodaron hasta quedarse en blanco.

Isaac mátala; eso es una orden de asesinato —remarcó la diferencia entre lo que había dicho al inicio y lo que el joven decía haber entendido. — Tú has interpretado lo que te ha dado la gana, y esta vez soy yo pero si el Señor Tenebroso te ordena algo no puedes interpretarlo según te convenga. Si esto —dijo señalando al cuerpo inerte de Janet— hubiese sido un encargo suyo créeme que tendrías que enfrentarte a algo mucho peor que una reprimenda de tu tutor. ¿Eres consciente de eso, de dónde te estás metiendo?

El inefable empezaba a pensar que hablaba en chino o arameo, lo que estaba claro es que la comunicación allí no fluía en absoluto y él odiaba repetir las cosas. ¿Sería aquel el primer mandato que Hell declinase del Señor Tenebroso? El pensamiento cruzó por su mente durante un segundo, pero lo desechó inmediatamente. No iba a permitir que un crío lo dejase en evidencia, de eso nada, él siempre acababa lo que empezaba y siempre marcándose la excelencia como objetivo. Aquella vez no iba a ser diferente.

La pregunta no es qué hacemos aquí perdiendo el tiempo con ella, sino qué hago yo aquí perdiendo el tiempo contigo —corrigió a su aprendiz. — El objetivo no era que confesase nada, ¿a mí qué más me da que una sangre sucia admita que lo es? Lo que yo quería era tomarte la medida, saber de qué pasta estás hecho —y había funcionado, Hell tenía una idea más o menos clara de Isaac. Tenía talento, no lo negaba, pero necesitaba más experiencia. — Te queda mucho por aprender. La próxima vez que tenga un encargo del Señor Tenebroso vendrás conmigo, y yo no soy la niñera de nadie, un fallo como el de hoy y podría ser el último que cometas.

Notaba el nerviosismo de Isaac, se podía palpar en el ambiente, y aunque el discurso que acababa de pronunciar le había parecido un vano intento de excusarse, lo cierto era que aquello era exactamente lo que había querido conseguir desde un principio.

¿Y cómo te han obligado las circunstancias a hacerlo? Estaba atada, indefensa y prácticamente incapaz de moverse aunque hubiese podido, ¿en qué momento no has visto otra salida que matarla? —realmente quería saber en qué momento Isaac no había visto otra salida que aquella, porque como bien había dicho él le había especificado al principio que no lo hiciese. — Necesitas tener más temple y sangre fría, no puedes dejarte llevar.

Miró por la ventana de la habitación, observando la luna llena, para luego volver a mirar al cadáver de Janet y suspiró, cansado. Que ganas tenía de llegar a casa.

Hay que sacarla de aquí. Tú la has matado, encárgate de moverla —ordenó caminando hacia la salida de la habitación. — Vamos al bosque prohibido.  
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Isaac Baker el Sáb Sep 01, 2018 10:14 pm

La sensación de estar maniatado y recibir una pedrada tras otra en la cabeza sin poder hacer nada por evitarlo, era lo más parecido a lo que sentía Isaac. El chaval de 19 años que siempre pensaba tenerlo todo bajo control y conocerlo prácticamente todo, se acababa de llevar tal reprimenda, que apenas pudo procesar la manera en la que su tutor lo despreciaba por el fallo que acababa de cometer. ¿Isaac? ¿Fallos? Nunca había fallado en nada, nunca se equivocaba en nada. ¿no? ¿o quizás sí? Para todo hay una primera vez.

Sí. Lo siento.

Odiaba tener que darle la razón a alguien. Detestaba tener que comportarse como un ser sumiso que bajase la cabeza a las órdenes de alguien, pero ¿no era esa la mejor forma de ascender? ¿No era esa la mejor estrategia para convertirse en un mortífago con suficiente poder para cumplir con la meta final por la que estaba arriesgando incluso su vida? Pues claro que era la única salida. Pero sólo por el momento. Ya llegaría el día en el que fuese él quién diese las órdenes.

Corpus locomotor

Sin más, Isaac siguió a Hell hasta el bosque prohibido portando con el hechizo nombrado el cuerpo de la mujer. Durante unos minutos, se planteó la posibilidad de que aquello fuese otra prueba más, pero algo no le cuadraba; ¿Para qué quería que llevasen el cuerpo al bosque? ¿No era más fácil hacerlo arder o desintegrarlo con alguna poción o hechizo? Deshacerse de cualquier forma sin necesidad de moverse de la casa de los gritos. ¿Qué sentido tenía ir al bosque? Sólo podía ser una cosa...

Hell, no alcanzo a comprenderlo del todo —la tensión y la incertidumbre, lo estaban matando. ¿Sería capaz de acostumbrarse a esto?— ¿A dónde vamos? ¿Es realmente necesario adentrarnos tanto en el bosq..

Un fuerte sonido entre los matorrales justo a su derecha lo alarmó. Luego otro a su izquierda inmediatamente después. Sin embargo, Hell no pareció inmutarse. ¿Los habría escuchado? Fuera lo que fuera, estaba claro que era una potencial amenaza, así que no había tiempo de charlas ni preguntas; Isaac dejó el cuerpo de la mujer en el suelo y alzó la varita en guardia. En cuanto escuchó otro movimiento, no tardó en girarse y lanzar un expulso en dirección al ruido.

avatar
Imagen Personalizada : I don't like not knowing...
RP : 10
PB : Benedict Cumberbatch
Edad del pj : 38
Ocupación : Profesor Herbología
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.802
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Cuervo
RP Adicional : ---
Mensajes : 305
Puntos : 137
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5298-isaac-baker-expediente http://www.expectopatronum-rpg.com/t5342-isaac-baker-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5341-isaac-baker-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5340-isaac-baker-correo-y-smartphone
Isaac BakerProfesores

T. Hell Drexler el Mar Oct 09, 2018 9:42 pm

Hellion no dijo absolutamente nada cuando Isaac admitió haberse equivocado, ni siquiera mostró una emoción de satisfacción en su rostro, ni un leve asentimiento. Nada. En su interior sin embargo, lo que más placentero le había resultado de todo aquello no fueron sus palabras, sino su actitud sumisa y el rostro frustrado del muchacho, aquello sí que había hecho el deleite del inefable, a pesar de que se cuidó de no mostrarlo.

Lideró el camino por el bosque prohibido sin girarse en ningún momento a comprobar cómo le iba a su pupilo, aunque no debería tener problema alguno con una tarea tan sencilla como la de transportar un cuerpo muerto. Bien es cierto que antes también le había encargado una tarea a simple vista sencilla, no matar a la sangre sucia, y había fallado estrepitosamente.

Hacía ya un rato que habían entrado en el oscuro bosque, pero Hell no detenía sus pasos, seguía adentrándose más y más, pues todavía no llegaban al lugar deseado por el mortífago.

No tuvo problema alguno en escuchar las dudas y quejas del joven aspirante pero hizo caso omiso de ellas, como si no las hubiese oído. Le recordaba a un niño preguntando cuanto faltaba para llegar.

Él también escuchó como alguien se movía entre los arbustos, solamente que al inefable no le pilló por sorpresa, más bien al contrario, lo estaba esperando. Se hizo a un lado, observando como Isaac lanzaba un hechizo hacia el sitio de dónde provenía el ruido, hechizo que fue rechazo por otro de defensa momentos antes de que un hombre de estatura alta y rostro sombrío emergiera de entre las sombras con la varita en mano.

Sin embargo dicho hombre no atacó al joven Isaac, el golpe le vino desde atrás por parte del propio Hell, que había conjurado de manera no verbal un simple, pero efectivo, Devastier que hizo que las gruesas raíces de uno de los muchos árboles que los rodeaban golpeasen al muchacho fuertemente en la espalda.

La mirada de Hellion había advertido a Rolph, el aparente intruso, de que quería ser él mismo quien hiciera el primer movimiento, para dejarle en claro a Isaac la situación en la que se encontraba, solo ante dos experimentados mortífagos. Lo cierto es que Rolph de intruso no tenía nada, pues había sido el propio Hell quien le había pedido que acudiese a aquel lugar con aquel mismo objetivo, tenderle una emboscada a Isaac.

Sus ojos no dejaron de observar al joven muchacho, al que no dejó si quiera reincorporarse después del sorpresivo y repentino ataque, sino que le lanzó una de las tres maldiciones imperdonables; la maldición Cruciatus. En aquella ocasión lo hizo verbalmente, saboreando tanto el hechizo como sus efectos.

Cesó el ataque cuando la visión del cuerpo retorciéndose de Isaac comenzó a aburrirle.

¿Has visto? Y lo he hecho sin tener que matarte… todavía —dijo recordándole el error que había cometido aquella noche.

¿Qué harás chico? ¿Intentarás defenderte o vas a suplicar por una muerte rápida? —cuestionó Rolph, que no había perdido detalle de la tortura que acababa de infligirle Hell.

Por su parte, el inefable esperó atento a la contestación y, más todavía, a los actos de su joven y prepotente pupilo.



Rolph:

Código:
#ff6600
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Robert Downey Jr
Edad del pj : 53
Ocupación : Jefe de Inefables
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.400
Lealtad : Mortifagos
Patronus : Patroqué?
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5651-t-hell-drexler-id#83209 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Isaac Baker el Sáb Oct 13, 2018 9:55 pm

Una emboscada. ¿Cómo no podía haberla visto venir? Estaba tratando con Mortífagos, con gente sin escrúpulos capaz de castigar o matar al más mínimo fallo y él la había cagado de la peor manera posible. ¿Cómo había sido tan inocente? Pero lo peor no fue la aparición de una tercera persona para atacarlo, sino el inesperado cruciatus que recibió por la espalda a traición por parte de su supuesto mentor que lo lanzó al suelo para hacerlo agonizar de dolor.

¡Aaaagghh....! —gritó de dolor Baker, cuyo cuerpo se retorció de dolor más y más a cada segundo que pasaba.— ¡Maes..tro...!

Primero notó desgarrarse los músculos, luego los huesos crujir, después la sensación de que el propio cráneo parecía presionarle el cerebro hasta el límite. Calambres, golpes, cortes y todo tipo de sensaciones tanto físicas como psicológicas que ningún ser humano sería capaz de soportar durante varios minutos seguidos, fueron las que sembraron un serio atisbo de duda en el muchacho de diecinueve años y sus planes de futuro. ¿Merecería la pena realmente aquel sacrificio? Hacía unos meses el chico pondría la mano en el fuego. Ahora ya no estaba tan seguro.

Pero cuando creyó que la muerte estaba cerca y que aquellos dos mortífagos acabarían con su vida allí mismo sin darle oportunidad a defenderse o escoger alguna opción, Hell detuvo su tortura, dejándolo rendido en el suelo. Y sólo entonces, cuando había notado el aliento de la parca en su nuca y su fuerte deseo de llevárselo al mismísimo infierno, Isaac sacó fuerzas de donde no las tenía para abrir los ojos y reaccionar. Para, poco a poco y no sin un esfuerzo tremendo, incorporarse mientras recuperaba algo de energía con tal de poder responder a lo que Rolph le cuestionaba.

Tardó unos largos segundos -quizás uno o dos minutos- en ponerse en pie por fin, pero lo consiguió. Y una vez de pie, sostuvo la varita con decisión y le dedicó a Rolph una mirada desafiante. Durante unos segundos casi no pudo ni pronunciar palabra y, como era natural, el hombre lo subestimó, le dedicó una sonrisa insultante y alzó las cejas esperando una reacción por parte del patético joven que tenía delante. Lo que probablemente no se esperaba, era que Isaac aprovechase ese instante de prepotencia y falta de atención para tratar de darle un potente e inesperado golpe de gracia.

Pséftiko Thánato!

avatar
Imagen Personalizada : I don't like not knowing...
RP : 10
PB : Benedict Cumberbatch
Edad del pj : 38
Ocupación : Profesor Herbología
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 4.802
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Cuervo
RP Adicional : ---
Mensajes : 305
Puntos : 137
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5298-isaac-baker-expediente http://www.expectopatronum-rpg.com/t5342-isaac-baker-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5341-isaac-baker-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5340-isaac-baker-correo-y-smartphone
Isaac BakerProfesores

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.