Situación Actual
14º-20º
18 mayo -> luna nueva
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
EVANS MITCHELL pj destacado
LAITH GUATHIER & SAM LEHMANN Mejor dúo
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

What about us, Forman? —Matt.

Sam J. Lehmann el Vie Abr 06, 2018 3:52 am

Recuerdo del primer mensaje :

What about us, Forman? —Matt.  - Página 2 HYA6ru5
Boca de metro de Fitzrovia, 22:30 horas — Miércoles, 18 de abril del 2018 — Ropa

Abel Crawford - PNJ:
What about us, Forman? —Matt.  - Página 2 T2ZJkxd

Diario de Bitácoras de Abel Crawford. Día 1:
He dado con Samantha Lehmann de manera totalmente fortuita gracias a que mi mentor me ha hecho estudiarme los rostro de todos los fugitivos que cuestan más de veinte mil galeones. ¿Qué se de ella? Que es rubia, lleva mucho tiempo oculta por la ley y que vale veinticinco mil galeones. Llevo meses intentando conseguir la marca tenebrosa y… ella será mi billete de acceso al círculo de confianza de Lord Voldemort. Me colocará en un renombrado puesto en el Ministerio, me valorará como mortífago y tendré veinticinco mil galeones para hacer lo que me dé la gana con mi vida, teniendo una vida plena y llena de facilidades. Mis padres estarán orgullosos de mí, viviendo como un auténtico hombre sin tener que recurrir a la herencia familiar.

Diario de Bitácoras de Abel Crawford. Día 2:
He vuelto al lugar en donde me encontré a Samantha Lehmann, el cual se trata de la entrada al metro de Fitzrovia, la que se encuentra prácticamente en el centro de la plaza central. Hoy, la he vuelto a ver. La he perseguido al interior, pero no usa el metro. Entra en el baño de las chicas y, desde ahí, seguro que se aparece hasta algún otro lugar que desconozco. Si su rutina se repite, algo muy probable, mañana será el día en el que me adelantaré a sus pasos y la capturaré.

Era el tercer día y Abel se había pasado prácticamente dos horas, congelándose en uno de los bancos cercanos a la boca de metro, esperando a que Samantha Lehmann hiciese aparición, pues se negaba a pensar que la rutina se perdería. No sabía en qué andaba metida la fugitiva, pero si iba todos los días al mismo sitio y a la misma hora... por algo debía de ser. Y él confiaba en su intuición. Sin embargo, estaba a punto de darse por vencido, pues no había llevado guantes y tenía los dedos de las manos congelados de haberse pasado allí tanto tiempo, pese a que incluso se compró un café bien caliente para aguantar despierto y calentarse un poco las manos.

Sin embargo, a punto de darse por vencido mientras jugaba de manera totalmente insatisfactoria al PlayerUnknown's Battleground para móviles, es decir, un juego de matar personas que había para móviles, vio como una chica de pelo corto y castaño que fingía no ser Lehmann—pero era Lehmann—hacía acto de aparición tras cruzar una esquina, en dirección a la boca de metro en donde poder desaparecerse de forma segura. Salió del juego y fingió que hablaba por el móvil mientras se levantaba, aparentando estar despistado para no llamar la atención, aunque no paraba de mirar a la chica de manera un poco descarada. ¿Lo malo? Que Samantha ahora mismo estaba totalmente perdida en una conversación de WhatsApp con la que se estaba riendo lo más, por lo que no estaba prestando atención a lo que pudiera ocurrir en una calle aburrida un miércoles a las diez y media de la noche en donde prácticamente no había nadie.

Comenzó a seguirla por la acera de enfrente, chocándose sin querer con un hombre trajeado al que ni le prestó atención y por lo cual solo murmuró un 'lo siento' sin muchos ánimos. ¿Su plan? Bajar tras ella las escaleras de la boca del metro y, cuando entrase al baño de chicas, crear un hechizo anti-aparición que la mantuviese allí encerrada. Luego, podría entrar y hacerse con ella.


***

Si Sam hoy había salido dos horas más tarde de lo habitual de su trabajo en el Juglar Irlandés—una cafetería-librería ubicada en uno de los callejones peatonales de Fitzrovia—, no era por otra cosa de celebrar el cumpleaños de Adrian Tavalas, su compañero. Era un chico griego que hacía dos meses que se había mudado a Londres él solo en busca de un futuro, por lo que estaba prácticamente solo y no tenía con quién celebrar el cumpleaños. Y claro, para eso están los compañeros del trabajo: para cantarte cumpleaños feliz y pasar un agradable rato en compañía sin tener que servir café o recoger mesas.

Cuando salió del trabajo en compañía del resto, se desvió por su usual camino, para esconderse en el baño del metro y desaparecerse de camino a casa de Caroline. Había sido un día largo y quería llegar, pegarse una ducha y quedarse dormida en el sofá mientras veía alguna película mala del domingo que se hubiera grabado. De esas de amor chungo en donde el nudo y el desenlace de la película estaba claro desde el minuto cinco de la película y cuyos diálogos son horribles. Esas. Le encantaban.

Por el camino revisó el móvil, viendo que tenía unos WhatsApp de Gwen. Y claro, entre los motes que tenían entre ellas, los iconos de animales que utilizaba Sam sin ningún tipo de pretexto y que le estaba diciendo cosas muy graciosas, Sam iba por en medio de la calle como una idiota sonriente que, cuando menos se lo esperaba, iba a terminar por perder una neurona por chocarse sin querer con una farola. Y eso en el mejor de los casos, porque lo que más le asustaba era caerse de boca por un bordillo que no viese del todo bien. Decían que el móvil era el problema, pero no, el problema era la persona al otro lado del móvil y la capacidad que tenía para tener toda la atención de Sam.

Continuó caminando, dando unos traspiés cada vez que bajaba y subía los escalones de las aceras, hasta que llegó a la boca del metro y comenzó a bajar hasta el subterráneo...
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 24.396
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1078
Puntos : 842
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Matt Forman el Dom Jul 15, 2018 11:49 pm

La defensa de Sam se basaba en que un mago sin varita no es nada. Su error es que solo piensa en magos normales, como ella o como yo. Pero hay magos extraordinarios, gente que conoce la magia y la maneja sin varita. Si de verdad hubiese una guerra entre magos y muggles, nosotros estaríamos preparados. Tendríamos la magia de nuestra parte, pociones, cachivaches hechizados... ¿Que se yo? Un montón de cosas que ellos ni siquiera sueñan ni imaginan. Pero es imposible hacerla entrar en razón. Para ella, un mago sin varita no es nada. Supongo que todos sabemos dar golpes, y en caso de necesidad incluso podríamos disparar un arma muggle con cierto atino. No somos unos completos inútiles sin varita. De nuevo, Sam nombraba armas muggles muy precisas y peligrosas. Yo le miraba con incredulidad.

- Si ellos no lo saben, si creo que sería fácil derrotarlos. Si todos los magos se unieran, por supuesto. Nosotros tenemos pociones, dragones, ¿un ejercito de elfos domésticos? ... No sé, no creo que los magos seamos tan inútiles. De todos modos, eso no va a pasar. Los muggles ni saben que existimos, y de saberlo, no se pondrían de acuerdo. Al igual que nosotros. Unos creerían que tienen que protegernos, que somos especiales. Otros nos verían como una amenaza, y querrían exterminarnos. O puede que algo peor. ¿Te imaginas en un laboratorio con tubos metidos en todos tus orificios mientras unos muggles con batas blancas intentan descubrir de donde procede tu magia? Así es como yo los imagino a casi todos. Intentando descubrir en qué parte del cuerpo tenemos la magia, para robárnosla.

Lo cierto es que me habían enseñado a pensar así desde pequeño, pero eso de los muggles con batas blancas se había añadido a mi idea hacía más bien poco. Con mi interés por las películas de ciencias y ficciones. Había uno llamado Superman, que era de otro planeta y tenía poderes. Podía volar, y cosas así. La mayoría de gente de este planeta quería conocer más de él, extraerle sus poderes y cosas así. Para mí, todos los muggles eran como esos villanos. Mi idea de que Sam me borrase la memoria se incrementaba, aunque ella continuaba negándose. Al menos en este tema sus razones si tenían sentido. Mucho más sentido que mi miedo irracional a ser encerrado en Azkaban por haber visto a Sam. Tampoco sabía nada de ella que pudiese desvelar donde se escondía. Es verdad que no me habían hecho participar en muchas rondas de interrogatorios. Mi linaje me protegía, a pesar de que siempre mostré mi amistad con Sam sin reparos.

Las razones de Sam eran claras, mis nervios me habían gastado una mala pasada y había pensado demasiado poco lo que le había pedido. Era una locura. Olvidarla sería un error, y no serviría para nada. Antes del cambio de gobierno se nos podía ver juntos a todas horas, tanto en el Ministerio como de fiesta. Sam me decía que yo era uno más de ellos, como si eso fuese un insulto. Como si eso la pusiera triste. Y es que algo se había roto para siempre entre ella y yo. Finalmente bromeó con que había perdido su varita y no podía desmemorizar bien. Reí, por supuesto, como si nada hubiese cambiado en todo este tiempo.

- No me gustaría olvidarte. Creo que me he pasado de dramático. Tienes tu razón, no serviría de nada. Tampoco quiero que me dejes medio tonto, estoy bien como estoy. Es solo qué... Esto es difícil.

Llevábamos demasiado rato en los baños, y debíamos separarnos. Por la seguridad de Sam, más que nada. Ella debía irse y ponerse a salvo. Yo despertaría al chico, diciéndole que le había encontrado desmayado en el baño y había visto a un hombre barbudo y pelirrojo salir de allí. De manera que jamás pudiese relacionar lo que le había ocurrido con Sam. Pese a haber sido yo el que lo ha dejado KO, le ayudaría a recomponerse y le acompañaría a casa. Es lo que tiene jugar a dos bandos, que a veces toca aparentar.  

- Si, será mejor que te vayas. Yo me encargo del chico. - la miré, sabiendo que tardaría en volverla a ver. - Sé prudente, espero volverte a ver viva.

No podía decirle nada mejor, simplemente mi deseo de volverla a ver bien. Y sobre todo, reincidir en la prudencia. Es una mujer lista, no lo dudo, pero tiene que fijarse mejor en lo que ocurre a su alrededor. No vaya a ser que otro niñato con ansias de fama y dinero termine por cogerla. Esperé un tiempo prudencial para despertar al chico. Quería a Sam bien lejos antes de despertar a la pequeña fiera. Le iba a contar lo acordado, preguntando si recordaba algo y luego le acompañaría a su casa. Si no recuerdo mal, su padre trabaja en el Ministerio.
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 22.300
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 246
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Sam J. Lehmann el Miér Jul 25, 2018 2:55 am

Por favor... no podía creer lo que estaba oyendo. Bueno, perdón, me corrijo: viniendo de Matt podía esperarse cualquier cosa tal y cómo habían sido sus últimos encuentros. Decidió... dejarlo correr, tragándose su orgullo, su opinión y básicamente todo, porque una cosa estaba clara: como Samantha Lehmann se pusiese a hablar con Matt Forman, purista repentino, sobre quién ganaría una guerra entre muggles y magos... está claro que se pegarían ahí toda la noche diciendo argumentos que claramente al otro no le van a servir. Pero hubo una cosa con la que no se pudo callar. —¿Perdona? ¿Que si me imagino un laboratorio en donde investigan con nosotros? ¿Te suena el Área-M, esa zona de investigación que apoya tu nuevo gobierno en donde se experimenta con gente como yo? —Preguntó con retórica, dejando el tema de la guerra mundial aparte. —Tal y como va la cosa, quizás me pillen y termine ahí. Así puedo decirte qué tal sienta que un mago con bata blanca intente descubrir de dónde procede la magia en un sangre sucia —dijo, enfadada, casi soltando las palabras con rencor y asco. Tenía muchísimo miedo a terminar ahí dentro y le parecía insultante que Matt hablase de un hipotético caso tan parecido pero en relación con los muggles. ¿Acaso no sabe lo que pasa ahí abajo? Venga ya, no hace falta ser clarividente para eso...

¿Que si se había pasado de dramático? Por el amor de Merlín, Matthew, si parece que te va a dar un infarto de miocardio de un momento al otro. Sam se cruzó de brazos, suspirando ante su afirmación. —Bienvenido a mi vida, Matt, todos los días, las veinticuatro horas, es difícil todo —respondió secamente cuando dijo que todo 'esto' era difícil. ¿Cuántas ocasiones desde el cambio de gobierno habrían sido 'difíciles' para él? ¿Dos, quizás? ¿Las dos veces que había contactado con Sam desde entonces? Volvió a soltar aire, esta vez resignada. Si ella le contase por todo lo que había tenido que pasar... bueno, de nada serviría. Estaba segura de que con lo terco que era Matt con todo su amor hacia lo purista, por mucho que le contase lo mucho que había sufrido por gente como él, no cambiaría ni un poquito su manera de ver todo lo que está pasando. Y nada le dolería más a la legeremante que abrirse con él en vano.

Finalmente lo mejor era irse... sobre todo porque ya estaba tentando mucho a la suerte en compañía de Matt en aquel lugar. No había sido casualidad que le pillasen esa noche justamente dos magos con ideales bien marcados. Si se había salvado era porque uno de ellos todavía sentía un pizco de cariño por la rubia después de todo lo que habían pasado juntos. Él se despidió, a lo que la rubia dio unos pasos hacia la puerta. —Yo también espero que nos volvamos a ver antes de que me maten un día de estos —respondió, seria, aunque al final le salió una pequeña sonrisa. Estaba de broma. Un poquito. Después de tanto tiempo viviendo como vivía, ya había asumido que su muerte podía estar detrás de cada esquina. —Cuídate Matt. —Giró el pomo de la puerta, saliendo al exterior.

Se mantuvo unos segundos apoyada a la puerta, para entonces mirar a ambos lados y caminar hacia el exterior de aquella boca de tren, de camino a algún callejón en el que poder desaparecerse que estuviese lo suficientemente lejos del encantamiento anti-aparición. Como odiaba ese dichoso hechizo. Se había convertido en su némesis oficial como fugitiva escurridiza. Había tenido que desarrollar todo el cardio posible solo para salir corriendo cuando hacía aparición ese maldito hechizo.

Cuando estuvo a salvo, se fue de allí, apareciéndose directamente en casa de Gwen para contarle todo lo que había pasado y desahogarse después de todo lo que le había dicho Matt, después de tanto tiempo.
Sam J. Lehmann
Imagen Personalizada : Es un lindo cerditooooooo
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 24.396
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 1078
Puntos : 842
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.