Situación Actual
3º-10º
20 enero -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ALEXIA O. LYONS pj destacado
JAZMINE pj DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

La vida es como el ajedrez. [Ian Howells y Lluna Forman]

Lluna Forman el Miér Abr 11, 2018 1:30 am

Recuerdo del primer mensaje :

Me levanté de buen humor aquella mañana, a pesar del cansancio que arrastro debido a mi ajetreada vida. Las clases estuvieron muy bien, y mis últimas notas mejor de lo esperado. Además, había un profesor enfermo y tenía unas horas libres. Mi plan era ir a la biblioteca, adelantar otras materias, y luego ir a comer. Lo tenía todo cronometrado, incluso la comida, treinta minutos. Pero en realidad no tenía hambre, y una pereza extraña se había apoderado de mí. Sin darme cuenta me recliné en la silla y me encontré observando el techo de la biblioteca, pensando en otras cosas. Si, habían pasado ya veinte minutos. Veinte minutos sin hacer absolutamente nada. Cerré los libros y me quedé observando a un grupo junto a las ventanas. Estaban jugando al ajedrez. Me acerqué a ellos. Incluso me senté a jugar contra algunos que me invitaron. Por supuesto, les gané.

La competición terminó y se marcharon. Limpié el tablero y busqué piezas nuevas. Estoy segura de que Ian querría jugar conmigo, si no está muy ocupado. Medité la mejor forma de mandarle una carta dentro de la universidad, y luego la llevé a cabo. Solo necesitaba a una de esas niñas que corretean por los pasillos. Todo el mundo sabe quien es Ian Howells. Y si no, describes que es un tipo guapo, descarado y lleno de tatuajes. Nunca falla. Escribí una carta breve en un pergamino nuevo, y me asomé al pasillo para encontrar a mi pequeña lechuza de dos patas. Al segundo intento di con una chica que conocía a Ian y que era lo bastante ingenua como para llevarle mi carta. Si en veinte minutos no ha venido, me largo. Me iría bien hacer cosas productivas.


“Querido Ian, ¿tienes algo mejor que hacer que echar una partida al ajedrez mágico conmigo? ¡Te reto! Esperaré en la biblioteca diez minutos. Si no vienes, gano yo. Si vienes, podemos jugar o lo que surja.”




No, no me estaba insinuando. Suelo hablarle así a Ian. Para mí él es un verdadero amigo. Jamás ha intentado aprovecharse de mí, nos solíamos contar todo en Hogwarts y, una vez, incluso nos dimos masajes en los pies. Hace demasiados días que no le veo, y me siento lo bastante estúpida hoy como para disfrutar su compañía. Podríamos jugar al ajedrez, o salir a jugar con algunos muggles. O solo comer y hablar de tonterías. Somos universitarios, necesitamos desfogar con algo. Está claro que Ian desfoga muy a menudo, incluso tiene bebé. Pero no hablo de ese tipo de asunto. Estoy pensando más bien en diversión, fuera de la universidad, y a ser posible que no implique ni sexo ni alcohol.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.680
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1269
Puntos : 284
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Ian Howells el Jue Oct 18, 2018 9:58 pm

Pero Lluna. —Se quejó, mirándola y acercándose al borde del tejado para mirar a los callejones. Estaban iluminados por la luz del día, además de que muchos de los callejones eran la parte trasera de muchas tiendas y en donde estaban los contenedores, por lo que había gente. —Aparecerse en callejones es arriesgado. Mejor tejados y ya tienes toda la libertad para mirar a donde puedes volver a aparecer sin riesgos. Parece mentira que te tenga que dar clases de sentido común, Llunita —ironizó con diversión, ladeando una sonrisa de lo más altanera. —¿Aquí la lista no eras tú? —La siguió picando, para finalmente dirigirse a la puerta del tejado.

Bajaron de aquel tejado y buscaron el lugar IDEAL en donde llevar a cabo la trampa que habían ideado. A Lluna se le ocurrió una estrategia buena, por lo que Ian decidió aceptar y seguir ese plan. La verdad es que le parecía super divertido hacer ese tipo de cosas con Lluna: divertidas y gamberras. Había que decir que Ian no tenía maldad alguna como para hacer esas cosas feas que los Mortífagos te dicen que hagas y si las hacía era solo para aparentar que era capaz, pues todos sabíamos que si demostrabas no ser capaz, posiblemente terminases como tus enemigos. Así que bueno, agradecía eso de quedar con una amiga y que por mucho que ambos fuesen aspirantes, no tener que gastar su tiempo libre en hacer esa mierda.

Antes de entrar, Ian sujetó suavemente a su amiga para matizar la historia de los personajes que iban a interpretar. —Vale, tenemos que dar mucha pena, así que tenemos que inventarnos un trasfondo para nuestra desgracia de pringados. ¿Qué te parece si tu novio se fue con mi novia y llevaban poniéndonos los cuernos como seis meses? Sería muy dramático y así pareceríamos muy débiles y propensos al coma etílico. Y no creo que la pobre camarera quiera a dos comas etílicos en su bar a dos horas de salir, así que lo evitará e intentará que sobrevivamos. —Se dio dos golpecitos en la sien, en plan: ‘mi super añadido al plan será la clave’.

Lluna fue la primera en acercarse al objetivo, a lo que Ian se preparó mentalmente. Había estado mucho tiempo en su vida borracho, así que sabía muy bien como hacerlo. Sin embargo, había un ligero matiz: tenía que hacer borracho depresivo y de ese tipo de borracho sólo lo había sido después de enterarse de que había dejado embarazada a Eris, así que no tenía mucha práctica.

Cuando Lluna terminó de hablar, Ian hizo acto de aparición, sentándose a su lado y apoyándose directamente sobre la barra con la frente, fingiendo un drama cargante sobre su espalda. —¿A mí me puedes poner lejía o ácido? —preguntó con tristeza, alzando la cabeza para mirar a la camarera. —O mejor la eutanasia, ¿la podéis poner intra-venosa? ¿Por aquí venden droga? —Y se giró para mirar hacia todos lados.

La muchacha se rió.

Por aquí no hay drogas, pero te puedo dar el remedio por excelencia para el mar de amores —dijo la chica, que sacó de debajo de la barra etiqueta negra de whisky, el famoso Jack Daniels.

¡Oh, mi gran amigo Jack! —Ian lo abrazó. —Él es el único capaz de poder re-construirme el corazón. —Y abrió la botella para beber directamente, pero la camarera no le dejó.

Mejor un vaso.

¡Que sean dos, ella también quiere! ¿Quieres... verdad?—E Ian le abrazó, cosa que hizo que empezase a llorar. Al principio pareció un poco falso, pero poco a poco Ian se metió en el papel.

Espera, ¿alguien se ha dado cuenta de que para fingir que estaban borrachos había que seguir bebiendo? ¿Cómo narices iba a salir bien eso si se emborrachaban de verdad? Algo le decía a Ian que las probabilidades de fallar aumentaban por cada copa de whisky que se tomasen, pero la verdad es que el reto seguía siendo divertido
avatar
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 10.310
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 912
Puntos : 581
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Lluna Forman el Vie Nov 02, 2018 2:26 pm

Normalmente la gente se aparece en los callejones, suele ser el lugar más seguro y más oscuro de una ciudad. A los magos y brujas nos gusta conocer los que nos quedan más cerca de casa, del trabajo, del Ministerio o de nuestro bar favorito. Pero Ian tenía mucha razón en eso de aparecerse en los tejados. Resultaba mucho más seguro, pues dudo que haya nadie tomando el fresco en un tejado, y es mucho más práctico, porque te permite dar un vistazo a toda la calle en un momento. No es que no lo hubiese pensado nunca, es que no lo había necesitado hasta hoy. Bueno, más bien ha sido él quien lo ha preferido.

- Lo que queda claro es que tu no eres tan tonto como siempre has querido hacer aparentar. Aunque seas incapaz de ganarme al ajedrez. - le piqué por diversión, queriendo tener la última palabra.

Debo admitir que jamás me he aburrido con Ian. Desde nuestras charlas más idiotas hasta las más profundas y personales, suele ser un placer pasar tiempo a su lado. Y aunque tanto él como yo somos aspirantes todavía, es bueno dejar a un lado los asuntos oscuros y divertirse un poco. No me suelo mover por estos ambientes, pero si tengo una mente ágil y si lo que queremos es conseguir que la chica venga con nosotros por las buenas, lo mejor es hacerla creer que somos vulnerables. Que sienta que no somos peligrosos. Así que le conté mi plan a Ian, y el lo terminó de rematar con detalles sobre nuestra desgracia. Íbamos a ser borrachos depresivos cuernudos. No me costaba imaginar como se siente esa gente. Rabiosa seguro, deprimida, triste pero agresiva. Iba a jugar un papel de loca borracha depresiva que ni en las mejores películas de Broadway, o algo así. Asentí mirando a Ian maravillada, ese detalle me faltaba para interpretar mucho mejor mi papel.

Mi entrada fue aparatosa y graciosa, al menos vista desde fuera. Intentaba por todos los medios ponerme en el papel y no reír. Tampoco quería hacer reír a Ian. Tenía que ser todo muy serio y deprimente. Desplegando todo mi arte, pedí ginebra con limón, dando a entender que ya había bebido mucha ginebra antes de entrar en ese bar. La cara de la pobre camarera fue un poema. Intentaba sonar simpática pero en realidad su expresión era como si le hubiesen dicho que tenía que hacer una redacción de Historia de la Magia de mil palabras para mañana. Ian se hizo el gracioso pidiendo lejía, la muerte o drogas. La chica rió, y sacó una botella de whisky muggle. Él iba a beber directamente de la botella, pero la chica sacó un vaso. Ian dijo que mejor dos, y me abrazó diciendo que yo también iba a querer.

- Con limón. El li-limón lo cura todo. ¿Verdad, chica? - le di unos golpecitos curativos a Ian en la cabeza. - ¿A qué es guapo mi amigo? - pregunté a la camarera. Ella asintió, un tanto obligada. - Claro que lo es. Pero a mi no me pone nada. - entonces me puse a llorar yo, aguantando la risa y convirtiéndolo en un llanto doloroso. - Su novia, que es muy puta, y mi ahora ex-novio, que es un grandísimo cabrón, nos han puesto unos cuernos más grandes que una catedral. - hice algo horrendo, sorbiendo la nariz de forma asquerosa, jugando todas mis cartas en papel de llorona borracha. - Y aún así, yo no puedo. ¡No puedo!

Tomé el vaso, derramando un poco sobre la barra y luego tomé un trago largo. Mi cara, que se reflejaba en el espejo de detrás de la barra, dio a entender que el trago estaba fuerte. Pero logré vaciar medio vaso. En ese instante, mientras el whisky muggle quemaba mi garganta de modo similar al whisky de fuego, caí en mi error. Si seguíamos jugando nuestro papel de borrachos depresivos, teníamos que beber. Si llegábamos a emborracharnos de verdad, nuestro plan se iba a la mierda. Miré a los lados, un tanto paranoica, y luego inspeccioné el local en busca de cámaras. Allí no había nada ni nadie. Uno de los hombres se había ido, y el otro dormía sobre la barra.

- ¡Eh, tu! ¡A dormir a tu casa! ¡Esto es una fieshhhtaaa!

Con esa estratégica grosería hice que tanto Ian como la camarera se girasen a mirar al hombre dormido. Mientras el tipo maldecía por lo bajo, yo hechicé el vaso de Ian. Recordé un hechizo que había inventado hacía relativamente poco, en la universidad. Algunos imbéciles bebían alcohol en el campus causando alboroto. Una tarde estaba sentada en el césped intentando estudiar Herbología por mi cuenta y me cansé. Me costó casi toda la tarde y perdí mi tiempo de estudio, pero finalmente conseguí convertir su botella de alcohol en agua. Eso los enfureció, y se fueron. No me resultó fácil, simplemente me ceñí a la Ley de Gamp sobre Transformaciones Elementales. Tomé como referencia una botella de agua que tenía en casa, justo en la cocina, e inventé un hechizo para intercambiar los dos líquidos. Y funcionó... Esta vez lo usé con el vaso de Ian, pensando en un vaso de agua que tenía encima de la mesita de noche. Finalmente el hombre salió del local y nos quedamos solos con nuestra víctima. Era el turno de Ian.

- Bebe, amigo. - dije golpeando la barra para dar más énfasis y credibilidad. - ¡Y pon dos más!

Le guiñé un ojo a mi amigo. Lo peor es que yo había bebido de verdad todo el primer whisky, y no soy una bebedora experta. Mi principal interés era que Ian se mantuviese sereno, o el tatuaje podía ser una chapuza. Ya veré que hago yo con el segundo vaso. Por el momento, volver a transformar el whisky de Ian en agua, sabiendo que en la encimera tenía una botella de agua. Debo salvarlo del alcohol si quiero que el plan salga bien.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.680
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1269
Puntos : 284
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Ian Howells el Lun Nov 12, 2018 1:41 am

¿Que no le ponía nada? ¿Nada de nada? Hmm... ¿Eso habría sido parte del personaje que estaba interpretando ahora mismo o sería real? Porque Ian era muy sexy, ¿vale? Él se creía muy sexy y le dolían esas frases tan feas. Así que decidió pensar en que sólo era cosa del personaje que estaba interpretando, lo cual era lógico: era una persona enamorada y dolida por unos cuernos, era normal que no le pusiese otro hombre. Que en verdad si te pones a pensarlo seriamente es lógico: a Ian tampoco le ponía Lluna, era como una hermana tocapelotas para él—de hecho tenía muchas facetas muy parecidas a Juliette—, por lo que era muy plausible que en el otro sentido también pasase. ¡Pero bueno, que no importa, Ian seguiría pensando por siempre que él ponía cachonda a todas las mujeres del universo o si no es que todas eran unas frígidas!

Así que decidió seguirle el juego, dejándose de dramas que no venían a cuento en su actuación como excelentes intérpretes. —¿Sólo muy puta? ¡Será desgraciada, que hasta ayer me estaba diciendo que me quería, tía! ¡Me lo dijo antes de irnos a dormir! ¡Y hoy... hoy...! —Se llevó la mano a los ojos, fingiendo llorar. —¿Y sabes lo peor de todo? Que tu novio era mi amigo. Tu puto novio era mi amigo y mira como me traicionó, follándose a mi novia. Es que... de verdad, ¿qué hemos hecho para merecernos esto, tía? Es injusto y...

La puta madre, eso era muy difícil. ¡Tenía ganas de descojonarse delante de aquella barman todo el maldito rato, así no se podía interpretar con tranquilidad! La verdad es que le cogió por sorpresa el grito que pegó Lluna con respecto a un tipo que estaba en la barra, ya que eso se salía del guión establecido. Bueno, o no, pero igualmente le cogió por sorpresa. Por eso Ian la miró con extrañeza cuando luego le dijo que bebiese. Claro que bebió, para sorprenderse todavía más de que aquello FUESE AGUA. Abrió los ojos ampliamente, como si en vez de agua estuviese probando oro líquido, mirando a Lluna con una mirada de: '¡ERES LA PUTA AMA, AMIGA MÍA!', porque estaba claro que el riesgo principal de aquella misión improvisada era emborracharse de verdad y que las cosas se torciesen.

Así que Ian se bebió lo que tenía en el vaso de golpe, aprovechando que no era más que agua. Aprovechó el momento de Lluna, para continuar con el drama y meter un poco más de pena en sus vidas. —Lo peor de todo, ¿sabéis qué es? Acabábamos de adoptar un perrito... le pusimos de nombre Tomate. Apenas tiene tres meses y... ¿ahora qué? ¿Se va con ella o se queda conmigo? Es que de verdad, hacíamos tantos planes juntos y... ¡tu puto novio le metió el puto pene! ¡Es que nunca lo hubiera dicho! ¡Jamás vi nada, ellos ni quedaban y...! —Miró hacia el techo con rostro perjudicado por la tristeza, aguantándose las lágrimas. —Y el apartamento, ¿quién se quedará con el apartamento, con todo lo que habíamos comprado a medias? ¿Y mi corazón? ¿Quién me arregla a mí el corazón? ¿Crees que si voy a partirle la cara a tu novio consiga arreglarlo un poquito? —preguntó eso último mirando a Lluna.

Llegó de nuevo otro vaso de whisky, a lo que Ian esperó a que su amiga hiciese su magia para poder bebérselo y así mantener la poca cordura que solía tener el universitario.

Ahora es que no sé que hacer... —Y miró a la barman. —¿Alguna vez has pasado por algo así? ¿Cómo le hiciste frente a todo esto...?

La camarera al principio dudó en si participar o no en una conversación de borrachos tan dramática, pero echó un ojo al bar y aquello estaba más muerto que nunca, por lo que se acercó poco a poco a ellos, con intención de contar su experiencia, pues al parecer también lo había pasado mal y ambos le estaban dado pena porque, afirmo: Lluna e Ian eran unos actores de primera.

La verdad es que yo rompí con mi novio hace ocho meses, pero no fue porque me pusiera los cuernos. Lo cierto es que estaba en mitad de una relación tóxica y... lo vi a tiempo. Quizás vosotros también estábais en una así y ahora sois libres, ¿no creéis? —Intentó buscarle la parte positiva al asunto.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 10.310
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 912
Puntos : 581
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Lluna Forman el Lun Nov 19, 2018 3:31 pm

Ian estaba siendo como es, natural. La camarera bien podía pensar que era una escena normal, casual y real entre dos amigos que habían sido traicionados por sus parejas. Dos amigos que estaban ahogando sus frustraciones con alcohol. La estrategia de Ian se basaba en soltar muchos tacos e insultar a nuestras inventadas ex-parejas. Mi idea era dar pena a la chica y hacerle ver que nos estábamos alcoholizando mucho para que nos invitase a irnos. Aunque mi principal propósito era cambiar el whisky del vaso de mi amigo por agua. Yo me estaba sacrificando por el equipo, pues no sabía de donde más sacar agua.

- La vida es una mierda, es una puta mierda, y bebiendo no lo vamos a solucionar. Pero, tampoco podemos hacer nada. Así que... - me bebí media copa de un trago, prometiéndome que a la próxima iba a hechizar también mi vaso, así tuviera que intercambiarla por el agua de la cisterna del váter.

El primer sorbo que dio Ian fue divertido. Notó que su vaso estaba lleno de agua en lugar de whisky y me miró de ese modo que me encanta. Como reconociendo que soy una bruja muy inteligente, sabiendo que hago cosas que le sorprenden. En ese momento mi amigo continuó contando su vida, su historia de amor fracasada. Supuse que estaba haciendo una recopilación de todas las historias desastrosas que le habían ocurrido en la vida. Ian es un chico mujeriego, ha debido tener muchas experiencias así. Me reí muchísimo cuando preguntó si podía partirle la cara a mi novio. De acuerdo, no tengo de eso ahora mismo. Pero mi forma de ponerme en el papel era pensar en un idiota en concreto, así que me imaginaba a aquel idiota concreto con la cara magullada y me gustaba.

- Si, si, si, si... si. - no estaba haciendo el tonto, es que me salió contestar así. Mierda, voy a terminar piripi como siga así. - Si le partes la cara yo me voy a reír, así que me ayudas a mi. ¿Y si yo le quemo el pelo a tu novia? Ex. Eso. Ex. - puse cara de asco pronunciando aquello. - Ex.

Mi amigo quiso saber si la camarera también había pasado por algo parecido. La pobre muchacha intentaba animarnos, diciendo que ella había pasado por una ruptura también porque estaba en una relación tóxica. Ni siquiera sé que es eso. Entiendo muy poco de relaciones como para entender si son tóxicas o sano. ¿Es sano andar todo el día en las nubes, llamando a tu pareja con nombres melosos? Yo creo que no. Nos daba ánimos diciendo que ahora somos libres.

- ¡Por la libertad! - brindé.

Llevábamos dos copas, justo le pedí que nos llenase la tercera y cambié el alcohol del vaso de Ian por el agua que tengo en una botella de la cocina. Pero no es agua natural, es destilada, para un tipo de pociones. No creo que le pase nada si se la bebe. Simplemente no tiene minerales. Lo mejor sería ir largándose de ese lugar. Estábamos ya solos con la chica, era tarde y estábamos visiblemente afectados. Puede que yo más. Un poco más feliz de lo que estaba cuando invité a Ian a jugar conmigo al ajedrez.

- ¿Por qué no seguimos la fiesta en casa? Tengo whisky, cava, absenta, y un sofá comodísimo. Vamos, amigo mío, esta chica querrá irse a descansar... - Yo podría ser perfectamente una actriz estupenda. - Aunque, claro, por supuesto, chica, estás invitada. ¡Va a ser una fieshta!

En ese momento mi poder de convicción estaba bajo cero, pero estaba segura de que mi misión era encaminar el camino. Ian es muy persuasivo, y estoy seguro de que se le dan mejor que a mi las mujeres. Que haga su magia, que haga algo, un guiñó de ojo, lo que sea. Y si no quiere venir, no pasa nada. Lo haremos a mi manera, a las malas, y será mucho más divertido para mí.


Última edición por Lluna Forman el Miér Nov 28, 2018 3:22 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.680
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1269
Puntos : 284
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Ian Howells el Jue Nov 22, 2018 2:32 am

Lluna estaba como en su mejor momento haciendo que el vaso de whisky de Ian se convirtiese en agua, ya que era harto necesario en ese momento. La verdad es que hasta ese truco era increíblemente bueno cuando veías que algún amigo ya estaba pasado de rosca con más de una copa encima, para controlar un poco las posibilidades de que vomitase. A fin de cuentas, cuando estás con unas copas de más encima, el alcohol deja de saberte a alcohol y te lo bebes como agua. Casi ni te enterarías si bebes agua de verdad. —Hazle a esa lo que quieras, ya me da igual. Aunque he de admitir... he de admitir... —Curvó hacia abajo la comisura de sus labios. —Que mi ex-novia tenía un pelo muy bonito, así que sí, jódeselo sin problemas. —Y puso la mano abierta, para que chocase los cinco.

La camarera les contó que había estaba en una relación tóxica. La verdad es que Ian tampoco había estado en ninguna—porque si contábamos sus relaciones serias solo sumaban uno—, por lo que miró a Lluna en plan no tener ni idea de lo que estaba diciendo. Eso sí, podía intuir la referencia porque ahora mismo la sociedad está mucho con eso de las relaciones tóxicas: que si te miran el móvil todo el rato, que si hay violencia verbal o física, que si hay celos, que si... lo que sea. La verdad es que el chico a veces lo pensaba y todo recaía en una clara falta de confianza. Él quería verse como una persona que, si tiene una relación seria, es porque hay confianza, pero tampoco quería escupir al aire. ¿Y si resultaba ser un celoso de mierda que no paraba de agobiar a su pareja? Madre mía, eso tenía que ser horrible.

Una cosa estaba clara: ¿qué podía llevar a la camarera a acompañar a alguien como Ian y Lluna a su casa? Había que estar muy aburrida y muy sola como para acompañar a dos borrachos a su casa y encima entrar al interior, esperando una fiesta. Así que había que pensar un poco mejor esa estrategia, ya que dudaba mucho que hiciese eso. Quizás... en vez de invitarla a la casa, podrían darle la suficiente pena como para que le acompañasen hasta la puerta y luego, ya allí, intentar convencerla de subir para jugar una partida de Monopoly como tres solteros bien amargados. O al Hotel. Ian adoraba ese dichoso juego y cogerse el Waikiki.

Se hizo el sorprendido ante lo que decía su amiga. —¿Absenta? —dijo divertido. —¿Será lo suficientemente fuerte como para hacernos olvidar? Bueno, qué olvidar. Esa puta mierda no se me va a olvidar, pero al menos alucinar un poco me hará verlo todo con otra perspectiva... —Y entonces miró a la camarera. —¿Te apuntas? Prometemos no tener tanto drama durante la noche. Ella tiene un futbolín en casa, podríamos hacer un torneo, aunque ya les advierto que soy muy bueno —intentó hacer sonreír, fingiendo todavía estar un poco triste.

No puedo, aún me queda para salir...

¡Oh vamos! Si esto cierra en quince minutos. Te podemos esperar.

No, no es preocupéis, estoy cansada, mejor me voy a mi casa... —dijo, sin estar muy convencida. Se le veía tan aburrida que una parte de ella sí que quería ir, soltarse la melena y aprovechar su juventud.

Bueno... no pasa nada, ¿nos vamos nosotros? —le preguntó a Lluna, echándole una mirada de "DÍ QUE SÍ, NO INSISTAS", pues Ian ahora mismo tenía un plan secreto.

Cinco minutos después
Después de haber pagado, saliendo del local

Le vi en la cara que quería venir, ¿no viste como dudó? Lo vi en sus ojos. La pobre estaba en plan: "quiero ir pero no sé si debo por si son unos violadores o trafican con órganos", así que hay que hacerle ver que somos personas normales que lo único que quieren es dejarla dormida para tatuarle a traición —dijo, para luego carcajearse en mitad de la calle, tras haber salido del local. —Somos unos hijos de puta, en realidad, y eso que me cayó bien. ¡Pero! A lo que iba. Ella saldrá dentro de quince o veinte minutos, desde que cierre el pub. Así que nos vamos a sentar en la acera de enfrente y te vas a poner a llorar como una magdalena. De esa manera al salir nos verá, se acercará y empatizará con tu desgracia, ya que ella también ha pasado por una desgracia, nos lo ha dicho. Vas a tener que admitir delante de ella que tu relación fue tóxica, para que empatice más todavía. Entonces le pediremos de manera indirecta que nos acompañe y... voilà. Desde que se tome una copa en tu casa la podremos dejar dormida y  pensará que bebió demasiado hasta el punto de aceptar tatuarse, ¡ES UN PLAN INFALIBLE, AMIGA MÍA! —exclamó finalmente, con los brazos en alto, cantando victoria.

Ahora, ¿cuántas cosas saldrán tal cual las había planeado? Había que ver...
avatar
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 10.310
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 912
Puntos : 581
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Lluna Forman el Miér Nov 28, 2018 4:21 pm

El alcohol me estaba afectando más de lo que quería reconocerme a mi misma. Ya no necesitaba forzar tanto el habla para parecer ebria, es que lo estaba. Le choqué las cinco a Ian no sin dificultad, pues mi idea de quemarle el pelo a su ex le parecía muy buena. Jamás haría algo así. ¡Oh, por Merlín! Me encanta mi pelo. Es lo más bonito que tengo. No me atrevería a dañar el pelo de una persona. Mejor cortarle la cabeza, pero sin dañar el pelo. Por un momento había olvidado nuestra misión. Bueno, llamar misión a aquello era demasiado. Jugarreta, broma, … putada hablando rápido y mal. No quise insistir en invitarla, pensé que era mucho mejor si Ian lo hacía. Es una mujer, ya nos ha dicho que tuvo una pareja tóxica, puede que quiera pasar un rato divertido con un chico guapo como Ian. ¿No? Ian es guapo, y divertido. Puede resultar atractivo a otras mujeres, no lo dudo, incluso tuvo un hijo. Ey, eso mejor no lo digo. Olvidemos eso por hoy. Pero si, lo que yo digo, que a mi no me pone, porque es mi amigo, y lo veo más como una persona con la que compartir cosas y pasarlo bien, y punto. Pero la chica puede pensar otras cosas. No me enteré muy bien de lo que mi amigo le estaba diciendo a la camarera. Me he abstraído muchísimo. ¿Qué me pasa? Puse cara triste sabiendo al comprender que ella había dicho no. Me levanté de la silla tambaleándome un poco y salí del local con mi amigo.

En la calle ya, Ian intentó explicarme el plan que tenía. Intenté poner todas mis neuronas en eso. Un tema bastante absurdo, por cierto. Si no quiere venir, que no venga. La esperamos, la dejamos inconsciente, aparecemos en mi edificio y le tatuamos algo gracioso en la espalda. Si, en la espalda. Allí no podrá verlo enseguida, y cuando lo vea... Oh, mierda, el plan es casi perfecto. Pero no sabremos nunca su reacción. No sé si me gusta el plan. Lo que me gustaría es poder ver su reacción.

- Si, si, se notaba que quería venir. Sabe que con nosotros podría divertirse mucho.

Le estaba dando la razón a Ian. ¿Lo notaría? Él hablaba deprisa, y yo asentía. Lo estaba entendiendo casi todo. La chica saldría del trabajo dentro de unos quince minutos. Yo lloraría y ella se acercaría. Pero eso de relación tóxica no terminaba de entenderlo. No he tenido más que una relación. Con el malnacido de Damon. ¿Se considera tóxico? Ahora que lo pienso me da bastante asco. Él solamente quería sobarme y follar, aunque era tierno. Y me dejó para follar con otras. No es tóxico, es de ser un cabronazo hijo de puta.

- Espera, espera. ¿Qué es una relación tóxica? ¿Es eso de que tu pareja te controla mucho y tal? - me reí, de forma totalmente inconsciente. - Es que no he tenido muchas relaciones que digamos... Pero me hago una idea. Tenemos unos minutos para prepararnos, así que bien... ¡Tengo que llorar!

En esta ocasión mis virtudes en artes dramáticas había desaparecido bastante. Me daba risa pensar en Damon. Me enfadé mucho con él, muchísimo. Me enfadé con todo el mundo cuando me dejó. Con Matt, con Circe, … incluso con Ian. Creí que me habría quedado sin amigos, porque siempre estaba con él. Pero, ahora que había pasado el tiempo me sentía mucho mejor. Damon fue como una primera poción. Sale mal, pero te prepara para realizar las siguientes con más precisión. Ahora mi vida sexual había mejorado bastante. No es algo que la Lluna del pasado hubiese hecho, pero ahora si, me había llevado a un mago muy guapo a casa después de una fiesta. Solamente para tener sexo. Nada de hablar. Y había conocido al profesor Baker... Que también habla poco. Eso si que es una relación tóxica. Nos duelamos, casi me asfixia, y luego me besa. Nos besamos, más bien. Tras pensar en eso me volvió a dar risa, y tuve que taparme la boca con la mano para que no se notase tanto.

- Lo siento, lo siento. - Ian tenía que estar a punto de perder los papeles. - Es que mi vida amorosa da risa. - me tuve que aguantar una carcajada. - Pensaré en Damon, que eso si me hace llorar. O cuéntame tu algo que me ponga triste...

Me acerqué a la acera de enfrente y busqué el mejor sitio para sentarnos. Cuando la chica saliera nos podría ver perfectamente. Me agobiaba estar sentada, yo quería moverme, quería bailar. ¿Por qué estamos haciendo esto a la manera de Ian si él perdió la partida? Es demasiado aburrido. Con un par de hechizos la chica estaría en mi casa, inconsciente y dispuesta para que le tatuásemos algo grosero en su espalda. Y la verdad, me tomaría otro chupito...
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.680
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1269
Puntos : 284
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Ian Howells el Miér Dic 05, 2018 4:44 am

Mira que no saber qué era una relación tóxica... ¡tenía delito! Sobre todo teniendo en cuenta el movimiento adolescente que se había creado alrededor de ese tipo relaciones basadas en el control, los celos y, por norma general, el poder de una de las partes (generalmente el hombre) sobre la otra. Y vamos, Ian lo conocía. No porque hubiese vivido en ninguna relación tóxica, sino porque él tenía muchas actitudes que podían llegar a ocasionar ser el tóxico en una relación. Y él lo sabía perfectamente. Ya no por 'controlar' a la pareja, sino porque era una persona muy celosa y al final sabía que ese tipo de celos tan pesados terminaban por cansar a cualquiera. Pero vamos, era Ian, no tenía que preocuparse: ¿qué chica en su sano juicio estaría con él más de una noche? Sólo las que aguanten para un segundo asalto, pero ya está.

Hay muchos tipos de relaciones tóxicas, pero sí, esa es un tipo —le respondió, sin entrar en detalles.

Tampoco iba a ponerse ahí a darle una clase de relaciones tóxicas. Lluna era lo suficientemente inteligente como para identificar una relación tóxica de estarla viviendo.

Y bueno, que Ian recordase la única relación que había tenido Lluna había sido la de Damon y, a decir verdad, era una persona demasiado calzonazos como para hacerle nada malo a Lluna a excepción de ponerle los cuernos. ¿Le había llegado a poner los cuernos? Madre mía, le había hecho tremendo borrón de su existencia en la vida de Ian que ni se acordaba de los motivos de la ruptura. Pero vamos, debió de ser eso. Damon, consiguiendo a la mejor chica a la que jamás podría aspirar—porque era tontito, como Ian, solo que lo disimulaba mejor—y va y le ponía los cuernos. ¡Já! Si es que estaba claro que Dios cría a los engendros subnormales y ellos se juntan por sí solos. Ian era así de gilipollas también.

Pero sí, la verdad que Lluna tenía razón: su vida amorosa daba risa. ¿Contarle algo que fuera triste? ¡Já, eso era fácil!

Bueno, ¿te recuerdo que saliste con Damon Harrelson? Mucho decir que era menos pringado que yo, pero ahora seguro que no piensas lo mismo. Los dos éramos igual de subnormales. —Y rió, divertido. —Otra cosa triste... no sé, ¿con cuántos hombres te has acostado en total, Lluna? Creo recordar que Damon fue el primero, ¿Verdad? ¿Te has desfogado ahora en tu vida universitaria o sigues sin comerte y sin que te coman nada? —Y volvió a reírse. Ay, te juro que le encantaba meterse con ella. —Porque eso sería muy triste. A lo mejor en vez de joderle la noche a esa muggle con un tatuaje deberías intentar llevártela a la cama y así le das un poco de mambo a la almejita. —Y alzó las cejas varias veces, divertidísimo por estar metiéndose con su amiga.

Era posible que Lluna y él hubiesen tenido inevitablemente ese distanciamiento debido a la nueva vida universitaria, pero aún así  Ian no había perdido ese toque de 'hermano mayor tocapelotas' con él y es que, por mucho que cualquiera pudiera pensar lo que quisiera de ellos, entre Lluna Forman e Ian Howells lo que siempre había habido era una competitividad estúpida y mucho, mucho buen rollo. Y claro, entre molestia y molestia, al final había adoptado cierto toque fraternal con el que Ian se sentí muy a gusto.

Bueno a ver, vamos a hablar en serio, ¿algo triste? —Hizo una pausa. —¿Cachorritos llorando abandonados en la calle? —Entonces negó con la cabeza. —No, espera, eso a ti no te sirve, que eres una desalmada sin sentimientos, ¿te parece lo suficientemente triste imaginarte a ti en la final de la liga inglesa a punto de conseguir la Snitch Dorada y que el otro buscador te desvíe y te la quite en tus narices sin esfuerzo ninguno declarando abiertamente que eres la buscadora más basurilla del mundo? Yo veo eso muy triste. —Y, tras una levísima pausa, añadió algo que sólo buscaba picarla. —Bueno, triste y totalmente plausible, ¿te he dicho ya que eres una buscadora malísima?
avatar
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 10.310
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 912
Puntos : 581
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Lluna Forman el Vie Dic 14, 2018 10:28 pm

Había estado siendo una muy buena actriz dramática, no iba a dejarlo ahora. Pero me había entrado la risa tonta e iba a ser muy difícil parar. Ian intentó pararme, de verdad que lo intentó, pero no se le dio demasiado bien. Su idea era reforzar mi miseria, pues yo había salido con Damon, lo cual era bastante acertado. Aunque, falló en su siguiente intento. Mi amigo cree que tengo la capacidad de ligar de una patata, y que no he tenido más experiencias que la que tuve en Hogwarts con ese imbécil. Negué con la cabeza, sonriendo. A Ian no le podía mentir, sobre todo porque había estado bebiendo y había dentro de mí una Lluna impulsiva que no pensaba demasiado en las cosas. Supongo que por eso es tan peligroso beber alcohol, porque podrías terminar contándole a tu peor enemigo tus puntos más débiles. Pero es Ian, me fío de él.

- Te estás equivocando totalmente conmigo. Principalmente, porque nunca tendría relaciones con una mujer, y menos si es muggle. Y segundo, porque puede que esté un poco más desinhibida ahora. Ha pasado mucho tiempo desde lo de Damon, años. He crecido, he hecho locuras, … Ayuda bastante ser la sobrina del dueño de Babylon y que me invite a todas las fiestas. Hay hombres muy interesantes. Y puede que me haya encaprichado de un profesor y creo que me sigue la corriente...

Hice una señal como de cerrar la cremallera de mi boca. La chica no iba a tardar en salir y tenía que llorar, ponerme triste e interpretar el papel acordado. Está bien poder contarle cosas a alguien, pues no suelo hacerlo. Ya tendremos tiempo de ponernos al día en otro momento. Quiero secuestrar a esa chica y que Ian la tatúe. Se ha negado a ir de caza de fugitivos, me debe algo de diversión. Después de eso, mi amigo intentó ponerme triste de verdad. Lo que intentó primero era picarme, y eso no lo podía conseguir. Creo que ya no soy como solía ser... Al menos, no tan mojigata. Su estrategia pasó por cachorritos abandonados en la calle hasta Quidditch. Lo que me dijo no me gustó, pero no era para ponerse a llorar. ¿Sabes qué es para ponerse a llorar? Estar en una final de Quidditch en Hogwarts jugando contra los idiotas de Hufflepuff y perder. Que llegue una imbécil de pies a cabeza, con su escoba mediocre, y se lleve la victoria delante de tus narices. Eso si que duele. Mi expresión cambió, sentía mucha rabia. Ahora mismo cogería mi varita, incluso en mi estado avanzado de embriaguez, y le lanzaría una maldición Cruciatus a la idiota de Danielle Maxwell. Si, a ella. Lo que decía Ian era cien veces más importante, pero mil veces más improbable. Cerré los ojos fuertemente y me puse a llorar de pura rabia. Si pudiese volver a ese momento... Fallé a mi casa, a mi equipo y a los Slytherin de todos los tiempos.

- Maldita seas, Danielle Maxwell. ¿Te acuerdas? No había llorado tanto en mi vida. En ese momento creí que se acababa el mundo. Perder ante Hufflepuff. Eso si me hizo sentir como basurilla. Temí perder mi reputación, que me la había estado ganando por años. Temí perder todo...

Decirlo en voz alta me ayudaba a llorar más, era como hacerlo más real. Dejé de mirar a Ian y miré al suelo. Por un instante olvidé a la chica, el tatuaje y los tragos de más. Volvía a ser aquella niña ingenua que quería ganarlo todo. Me esforzaba día a día. Entrenaba, estudiaba y tenía todos los trabajos al día. Incluso ayudaba a Damon con los suyos... Eso si que es para volver al pasado y darme de hostias. Ni me di cuenta que el bar había cerrado ni que la chica se acercaba a nosotros con paso decidido.

- ¿Todavía estáis aquí? ¿Es que no sabéis como volver a casa?

La realidad me golpeó brutalmente. Tenía los ojos empapados en lágrimas, no creí estar llorando tanto. Toda la rabia e impotencia del pasado volvía al presente para llenarme de viejos sentimientos. Miré a la camarera sin dejar de llorar y sin decir nada. Mi mirada dramática tenía que ser suficiente para explicar lo que pasaba, pues yo no podía hablar. No me venía a la mente qué podía decir sin mentar a Danielle Maxwell ni el Quidditch. Cogí el brazo de Ian y le dije que quería irme, que no quería que nadie me viese llorar por aquel imbécil. La chica se veía realmente afectada.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.680
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1269
Puntos : 284
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Ian Howells el Mar Dic 18, 2018 3:46 am

Ay, estos puristas. Podía entender perfectamente que Lluna no quisiera tener relaciones sexuales con una mujer porque evidentemente es muy heterosexual—vamos, Ian era igual pero en versión hombre—, pero añadir a eso le hecho de que fuese muggle... de verdad, qué pereza. Mira que Ian iba de purista por la vida porque, literalmente, es lo que se lleva ahora si no quieres terminar en Azkaban, pero a él le sudaba tres pollas si alguien era muggle o no. Y no solo para follar—que también—sino sencillamente para mantener una conversación o una relación amistosa. Si es que no había maldita diferencia. De hecho, Ian estaba buscando piso y era bien consciente de que lo más probable es que terminase conviviendo con un muggle.

Pero no dijo nada con respecto a eso, sino que atendió a lo que decía Lluna. —¡Pero qué me dices, amiga mía! ¡Estoy muy feliz por ti! —Admitió, dándole un golpecito en el hombro. —Me alegro, hostias, que ya te hacía falta. La verdad es que Hogwarts es un poco difícil para desfogarte, básicamente porque siempre te rodeas de las mismas personas y una vez saben que eres un poco mojigata es difícil sacarte de ese encasillamiento, ¿pero aquí fueras? Aquí fueras has roto con todos tus moldes. —Ladeó una sonrisa divertida. —Oh vamos, no te encapriches de profesores, es una pérdida de tiempo. Te hacen creer que te siguen la corriente, pero al final son todos unos cabrones. —Elia Deveraux, no sé en dónde estarás, pero sé que estás leyendo esto. Ian Howells jamás te perdonará que no le dejases hacerte el amor. Lo hubiera hecho con pasión y entrega. ¡Pero no! ¡Frígida! Porque todas las mujeres que no quieren tener sexo con Ian, por definición del propio Ian, ¡eran unas frígidas! Y punto. —¿Es de la universidad? Yo es que solo tengo la experiencia de Hogwarts, quizás en la universidad como eres mayor de edad las cosas van de otra manera. ¿Qué te ha hecho para que parezca que te sigue la corriente? —preguntó con curiosidad por saber más del tema.

Y luego me dicen y me discuten que las mujeres no están locas. ¡Tienen los santos ovarios de decirme que no están locas! ¿Habéis visto lo mismo que había visto Ian? Es decir, de repente Lluna Forman mutó de chica mona a monstruo desconsolado, cagándose en la vida de Maxwell. Que a ver, una cosa estaba clara: estaba llorando, no sabía muy bien si de tristeza, rabia o porque se estaba cagando, pero estaba llorando, lo cual estaba bien porque era lo que estaban buscando. ¡Pero joder! ¡El odio era real! Bueno, el odio y el rencor. Uno pensaría que al haber sido seleccionada para un equipo profesional y Maxwell no, pues una pasaría página, pero al parecer aquella derrota sin duda fue un gran dardo directo a su corazón.

Que esa es otra, Ian se tomaba muy en serio el Quidditch en Hogwarts porque era cuestión de orgullo y representar a su casa, entonces iba por ahí pegando hostias a quién se le ocurriese menospreciar a Slytherin. De hecho recordaba como en medio de un partido desvió una de las bludger hacia los espectadores de Gryffindor porque éstos habían puestos mensajes ofensivos hacia el equipo verde y plateado. Así que a tomar por culo un par. Pero bueno, esos eran tiempos pasados y aunque a día de hoy los siguiese recordando con cierta diversión, le parecía la mar de exagerado todo. Quería pensar que había madurado un poquito, aunque estuviesen planeando un plan malvado y super niñato de tatuarle un pene en la nalga a una chica. O algo así.

Pero tía, ¿estás fingiendo o llorando de verdad? No me queda claro. —Tuvo que confesar, justo antes de que llegase la chica.

Ahora tocaba el momento perfecto, ese en el que tenían que conseguir que aquella simpática chica las acompañase. Así que Ian comenzó a acariciar el brazo de su amiga, en un intento de darle apoyo. Él también fingió estar triste, aunque después de ver llorar así a su amiga le había hecho tanta gracia que ahora mismo él no podía fingir llorar de verdad.

No tenemos dinero suficiente para un taxi, así que tenemos que ir caminando y... es un poco lejos —confesó Ian.

¿Ella está bien? —preguntó la chica, preocupada.

No, la verdad... Me acaba de soltar todo encima y se ha puesto a llorar. Lleva así un rato. —E Ian, de una manera casi fraternal, le acarició la cara a su amiga en un gesto de apoyo. —Voy a intentar llevarla a casa. —Intentó dar un paso y, al parecer, la conexión mental entre Lluna e Ian funcionó, ya que la rubia hizo justamente lo que Ian estaba pensando: tropezar para declarar lo mal que se encontraba debido al alcohol y a sus doloridos sentimientos. —Bueno... no será fácil...

¿Dónde vive?

En Nottingham, en la zona residencial.

Joder, eso está lejísimo. ¿No tenéis bono del metro? —Dijo, preocupada, cruzándose de brazos sin apartar la mirada de la pobre Lluna.

No, nos lo hemos dejado en casa...

Lluna seguía sujetada del brazo de Ian, como si ese fuera su máximo apoyo y no quisiera separarse nunca de él.

Os puedo llevar, tengo el coche cerca, ¿queréis? —No lo dijo muy convencida, más bien como un arrebato de hospitalidad que le había salido de lo más hondo del corazón. Y es que ahora mismo aquella muggle se estaba sintiendo muy mal por Lluna, pues se veía reflejada en ella, en el pasado, y su empatía le estaba jugando una mala pasada.

A Ian le estaba dando pena, sinceramente. No quería tatuarle un pene en la nalga, jope, ¿acaso no era una persona super mona? ¡Les estaba invitando a llevarlos a la casa, a ellos dos, que estaban fingiendo ser dos pobres desgraciados sin dinero y sin nada!

¿En serio? Muchísimas gracias... Si no te importa...
avatar
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 10.310
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 912
Puntos : 581
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Lluna Forman el Vie Dic 28, 2018 1:51 am

Le estaba contando algunas intimidades a Ian que quizás no le habría contado de no llevar algunos tragos de más. Él se sentía feliz de saber que no me había convertido en un monja de clausura. Lo peor es que mencioné lo del profesor Baker. Por supuesto, sin decir nombres. Simplemente que había algo con un profesor, sin especificar. Algo me pasaba con ese hombre. Algo que no es solamente una relación entre profesor de Herbología y alumna que necesito aprobar Herbología. Hay algo más. Me besó, le besé, nos besamos. Mi amigo parecía entender de los intentos de relaciones con profesores. Me reí, pensando en aquella bella profesora de Runas a la que Ian perseguía. Pobre mujer le daba largas. Quizás si se hubiesen encontrado cuando él terminó el colegio hubiese sido distinto.

- No voy a dar detalles, porque soy una señorita decente y nada chivata. Pero si, me sigue la corriente. Tuve un accidente mientras estaba en una de sus clases particulares y... bueno, él me besó el cuello después de curarme. Y luego nos besamos. ¿Parece que me sigue la corriente o es que si me sigue la corriente?

Puse cara triunfal, no pude evitarlo. No había sido mi primera intención, pero estaba disfrutando el poder restregarle algo así a Ian por la cara. Tras años y años de escuchar sus mierdas sobre sus parejas, de como se ligaba a unas y a otras, incluso a veces detalles demasiado íntimos que no era necesario airear. Después de eso llegaba mi hora de volver a demostrar que el drama es mi segundo apellido. Me puse a llorar desconsolada para que la camarera se acercase a nosotros al salir del bar. Es cierto que había usado parte de las palabras de Ian para provocar el llanto, pero el resto era pura rabia. Fue tan de repente mi cambio que el propio Ian se había quedado boquiabierto.

- Finjo. Cállate que me desconcentras.

Admito que lo estoy pasando bien aunque no hayamos salido a cazar a algunos fugitivos. Se han dado algunos factores como el estar con Ian, inventarnos una historia para poder tatuar a una chica y beber sin querer. Continué llorando mientras la chica se acercaba y hablaba con Ian. No les presté atención porque no quería desconcentrarme. Pensé una y otra vez en la maldita Maxwell atrapando la Snitch delante de mis narices, y las lágrimas no cesaban. Era el momento más bochornoso de toda mi vida, de toda mi carrera. Una cosa razonable es que te gane el buscador de los Montrose Magpies, que han ganado la Liga de Irlanda y Gran Bretaña treinta y dos veces, y otra muy diferente es que te venza una niña de Hufflepuff. Logré entender que la camarera nos acercaría en coche a mi casa. Intenté calmarme, sollozando de vez en cuando, mientras la chica nos llevaba en su cachivache. Por culpa de Ian he subido a un coche muggle, me debe una. Ya me las pagará. Cuando llegamos intenté de nuevo camelar a la chica.

- Has sido muy amable, te lo agradezco de verdad. Seguro que estás cansada y no te apetece soportarnos más. Pero te juro que sé cocinar. Acabas de salir del curro y debes estar cansada y hambrienta. Deja que te pague el favor al menos. Subamos todos a mi casa. Prometo no llorar más, ni hablar más de las cosas que mi ex hizo. Lo prometo...

Puse mis ojos de cachorrito abandonado, mi mejor cara de niña buena, e intenté que me saliera la voz más dulce aunque eso no lo conseguí. Al final la muchacha aceptó. Me sequé las lágrimas sabiendo que ahora mismo mi cara estaría roja e hinchada por el llanto. Pero sonreía porque cada vez estaba más cerca de obtener mi recompensa. Entramos en mi piso y les guié hasta la cocina. Lo cierto es que ni sé cocinar ni hay algo en la nevera que no sea un proyecto para mis clases de la universidad. Así que... saqué mi varita y conjuré un Desmaius sobre la chica que cayó desplomada al suelo.

- Toda tuya, tatuador semiprofesional. Yo voy a vaciar el alcohol de todos los lugares que he usado para que tu pudieses beber agua.

Me sentía un poco más despejada. No sabría decir si había sido por el llanto, por el paseo en coche hasta mi casa o por el frío de la calle a estas horas. Busqué uno por uno los lugares donde había cambiado el alcohol y los vacié. Confiaba en que Ian se pusiese cómodo y empezase a pintar a la chica. Según el resultado, me animaría o no. El alcohol me había envalentonado.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.680
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1269
Puntos : 284
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Ian Howells el Dom Ene 06, 2019 4:02 am

Jo tío, le daba pena tatuar en plan de coña a la pobre mujer. A ver, teníamos que partir del hecho de que Ian ya no era el mismo cabroncete de Hogwarts, ¿sabes? Partiendo de ese punto y del que hacer maldades por hacer, cuando la persona en sí no se la merecía, no le gustaba, pues ahora mismo estaba en una situación bastante incómoda. Debía de admitir que se imaginaba a alguna persona más desagradable que se mereciese un escarmiento, pero la verdad es que ahora mismo el tatuador solo podía pensar en pintarle algo bonito en el culete con lo cual no se arrepintiese el resto de sus días de confiar en dos pobres desconocidos.

Pero claro, luego estaba la parte del orgullo y es que sabía que Lluna le diría algo que atacaría a su hombría o valía y se terminaría rallando y picando. ¡Pero luego estaba la otra parte! ¡Ian siempre había sido un gentleman! ¿Dónde quedaría lo del gentleman si terminaba tatuándole un pene en el culo a un pobre chica que había sido super buena persona con ellos cuando no tenía motivos para serlo? No sé, será que eso de tener un hijito había ablandado mucho a Ian, pero ahora que tenía a la pobre muchacha sentada en aquella silla desmayada ya no veía tan divertido el plan. Pensó incluso en tatuarla con tinta falsa... o ir al día siguiente a quitárselo, pero era demasiada pereza. Así que intentó optar por la parte más profesional.

¿Y si le tatuamos algo en relación con su buena obra altruista? Nos ha ayudado, sin conocernos. En verdad estábamos fingiendo, pero si realmente fuésemos tan patéticos como para llorar mutuamente en un hipotético caso de que nuestras respectivas parejas se lo monten entre ellas... pues esta muggle nos hubiese ayudado, ¿no se merece una recompensación por ser buena persona? Quizás podríamos tatuarle un "karma +1" o algo así. —Como buen hombre sincero que era—y siempre había sido—y sin muchas ganas de hacerle una putada a aquella mujer, decidió confesar sus sentimientos a su amiga. —Y no sé, sé que eres un poco perra con la vida, pero ella se veía afectada con su relación tóxica. Me parece de mal gusto tatuarle un pene cuando seguramente haya sido un pene lo que la dejó tan mal con respecto a relaciones.

En realidad ahora mismo no tenía mucha idea de cómo estaba sonando él mismo con eso que estaba diciendo, pero estaba bastante seguro de que si llega a ser Circe la que estuviese delante de él le llamaría de todo. ¡Reflexionar sobre la vida de una muggle, como si valiesen para algo! Diría, entre muchas cosas. En qué fregados se metía, de verdad... Ya podría haberle dicho de ir al cine y ya. Sin que tuviesen que hacer nada inmoralmente correcto.

¿Una caca feliz? Podríamos tatuarle una caca feliz. No es nada tan agresivo como un pene. —Hizo una pausa, suspirando. —No quiero tatuarle un pene, mírala que mona es. No se lo merece.

Ian haciendo de buena persona, ahí lo tenías. No era común, pero no quería utilizar su profesión—a la que tenía mucho respeto—en hacer un acto tan deshonorable y feo.

O podríamos no hacerle nada, tampoco. Y te tatúo a ti. Me tomo en serio mi trabajo, no quiero malgastar mi tiempo y mi tinta en un tatuaje que una persona no va a valorar, ¿sabes? —Señaló a la muggle, pues evidentemente iba a ver el tatuaje—sea cual fuese—como una terrible marca de arrepentimiento por haber subido a casa de dos desconocidos borrachos. Y sí, era una manera de desviar el tema y acogerse a la excusa más típica y absurda.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 10.310
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 912
Puntos : 581
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Lluna Forman el Sáb Ene 12, 2019 12:49 am

Me paré un momento para escuchar a Ian. ¿Se arrepiente? Intentaba hacerme sentir mal por tatuar a la chica después de lo buena que había sido con nosotros. ¿Buena? Es una simple muggle. Hay muchas más como ella en el mundo y no merecen nuestra misericordia. Nuestro plan era tatuar a una muggle para que yo pueda ver como es Ian tatuando, y como es eso de hacerte un tatuaje. Pero resulta que mi amigo es un blando. Un aspirante a mortífago de pacotilla. Un mentiroso. Me entró mucha rabia en ese momento. Ya no por le hecho de que no quería tatuar a la chica porque había sido buena, si no por verle tan débil. Quizás como siempre estuvo a la sombra de Circe, siguiéndole el juego a la niña mimada de los Masbecth, no me había dado cuenta de que él era solo un pelele. Que es mona y que no se lo merece eran sus argumentos. Me planté delante de él, muy seria.

- Ian Joseph Howells. Pase que no quieras ir cazando fugitivos. Pase que no quieras cumplir nunca misiones conmigo. Y pase que seas un caguetas. Pero me debes ese tatuaje. Me importa una puta mierda esa muggle idiota, sea mona o no. Para mí no es nadie, no es nada. Tampoco debería importarte a ti. Solo te estoy pidiendo que le hagas un tatuaje, me da igual si es un pene o una mierda pinchada en un palo. Solo un tatuaje, para ver como es. No te he pedido que la mates. Así que tu verás. Le haces un tatuaje, o yo la mato.

Quizás no sonaba muy amenazante, pues siempre me sale una voz dulce incluso cuando estoy muy enfadada. Ahora lo estaba, debido a la situación y un poco al alcohol que había tomado. Pero sería mejor que Ian me tomase en serio. No me gustaría tener que denunciarle ante los mortífagos, por traidor. Es que ni siquiera le he pedido una muerte. Es solo un tatuaje. Insistió un poco, queriéndome tatuar a mí sin haberlo hecho antes en ella.

- Lo valorará, seguro. Haz algo de tamaño superior a un galeón por lo menos. Si te quedas más tranquilo, después le modificamos la memoria para que crea que el tatuaje ha sido decisión suya. Le crearemos un bonito recuerdo. Eso es mejor que matarla, ¿verdad?


Moví a la chica hasta el sofá. No sé si ese era un buen sitio, pero esto no es el estudio de un tatuador. Que Ian se apañe con su trabajo. Yo fui a buscar un vaso, para tomar algo. Me había entrado sed. Ofrecí a mi amigo lo que quisiera, y luego me senté cerca de la acción para observar todo lo que estaba a punto de ocurrir allí. Puede tatuarle lo que quiera. Puede ser un pequeño pajarito, indefenso como la muggle. Una estrella, una cara, su número de teléfono, una frase inspiradora, me da igual. Algo que se vea. Lo que yo quiero ver es como es eso de hacerse un tatuaje. Si hubiésemos mantenido a la muggle despierta podría saber si duele tanto como para gritar. Yo espero que duela menos que una maldición Cruciatus bien ejecutada.

- ¿Es solo una sensación mía o te has vuelto un poco blando? Siempre creí que querías sumarte a las filas del señor Tenebroso. Que aspirabas a dejar un mundo más limpio a las generaciones venideras. Entiendo que ahora tienes un hijo, y te pueda dar miedo poner en peligro su vida y la tuya. Eso lo entiendo. Pero, ¿y esas ganas de joder al prójimo? ¿La maldad? Tu antes no eras así...

A parte de ser la borracha histérica también se me daba muy bien ser la borracha sentimental. Si algo había aprendido en Hogwarts era el valor de la amistad. Los amigos, esos seres con intenciones parecidas a las tuyas con los que compartes aventuras y desventuras. Yo no he sido nunca de tener amigos del alma, porque los amigos van y vienen. No entiendo ese concepto de amigos duraderos más allá de la gente que considero mi familia, como puedan ser Matt, Zack o Caleb. Pero si sé que con Ian siempre me había sentido muy a gusto, algo parecido a la familia. Y no dejaba de decepcionarme el pensar que sus intenciones con respecto al futuro habían cambiado. Que ya no somos niños de Hogwarts con ideas utópicas. Ahora podemos dar guerra y poner esas ideas en práctica.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.680
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1269
Puntos : 284
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Ian Howells el Lun Ene 14, 2019 10:03 pm

Lluna, en un intento de imitar a Cassidy Grey llamando a Ian por su nombre entero, demostró su descontento al respecto. Y era normal: tanto rollo para llevar a la muggle a la casa para que luego Ian se eche atrás, pero es que no le parecía justo. Aunque claro, había una clara diferencia de opiniones entre Lluna e Ian: a Ian se le sudaba muchísimo todo eso de la pureza de sangre y, sobre todo, que una persona tenga magia o no. Lluna, por su parte, consideraba que una muggle valía poco menos que un perro. No le había preguntado nunca directamente, pero seguramente sería de esas personas que considerasen a los muggles necesarios porque en algún punto de nuestra dominación mundial, necesitaríamos sirvientes, o algo por el estilo.

Pero él no era así. Evidentemente el chico había estado a la sombra de personas más crueles que él que le llevaron por un camino que a él no le gusta. Él no era una persona mala, ni cruel. Quizás tenía sus cosas verbalmente hablando y se le iba un poco la olla como alguien se metiese con él, pero no como para matar a nadie, ¿estamos tontos o qué pasa? ¿Acaso nadie se daba cuenta de lo fuerte que sonaba MATAR a una persona? No sé, bastante tenía ya con tener un hijo—algo ya bastante fuerte para su edad—como para estar cargando con una muerte en su consciencia. En fin, que ahora sólo hablaban de un puto tatuaje, pero aún así la rubia se encargó de recordarle que si no lo hacía, mataría a la muggle. Y por desgracia él era bien consciente de lo locos que estaban todos en la fila de los mortífagos. Si bien creía que Lluna era diferente—pues nunca jamás la comparó con Circe—ya podía ver que no, que esa dichosa marca tenebrosa hablaba más que la moralidad. Al final, tanta tontería siempre entre ellas y no eran más que dos personas iguales, siguiendo un ideal cruel y violento.

Sin embargo, pese a que se dio cuenta de que Lluna parecía enfadada, consiguió lo que quería: hacerle un tatuaje pequeño, bonito, algo que no pareciese una puta mierda. Algo que… bueno, no se arrepienta de tener o le destroce la vida. Además, fue ella también quién añadió lo de modificar la memoria, cosa que también le gustó.

—Está bien —respondió. —Ahora vengo.

Se desapareció hacia su casa para coger sus utensilios de tatuaje, para luego volver a casa de Lluna. Apenas tardó dos minutos, en lo que Lluna trasladaba a la muchacha al sillón. Durante ese corto viaje pensó en qué hacerle, pues no quería nada feo. Así que cuando volvió, trajo una silla de la cocina y la puso al lado del sillón, en donde pudiera estar cómodo. Mientras sacaba las cosas, Lluna le habló. La verdad es que Ian no había dicho mucho más a toda ‘su bronca’, por lo que lo siguiente que dijo era más que normal.

Ian tragó saliva. Confiaba en ella pero… había veces que sentía que no era la misma Lluna que conoció en Hogwarts, ¿sabes? Esa con la que poder confiar cualquier tontería mientras jugaban al ajedrez. Inevitablemente habían cambiado y a Ian le daba la sensación de que él, que era el más cafre y ella la más inteligente, habían cogido justamente los caminos que no se merecían. Él debería de haber terminado como un subnormal más de las filas, ¿no? ¿Y ella si era tan lista como es que no veía que la humanidad y la moralidad estaban por encima del poder? No sé, eso de tener un hijo había hecho que Ian le diese mucho a la cabeza y dejase de lado ciertas cosas que no le aportaban nada.

—Bueno, si me comparas con el Ian Howells de Hogwarts que se metía en pelea por un comentario de mierda o iba de chulo por la vida… pues sí, he cambiado a ser un poco más blando, aunque quiero pensar que sencillamente he dejado de ser gilipollas —confesó sin que fuese nada malo dicha confesión. —Sí, siempre quise unirme a las filas y me gustaría un mundo más limpio para nuestras futuras generaciones… —Eso era mentira, pero ¿qué iba a decirle? ¿Declararse traidor? No, gracias. A día de hoy sólo lo había confesado a su hermana y porque era sangre de su sangre. —Pero no me encuentro a la altura de todo esto, tía. Es decir, me sigues poniendo delante al típico subnormal y le reviento la vida, me da igual, no es pudor por hacer daño. Sabes que siempre he sido el típico que se mete en confrontaciones hasta por diversión. —Era una forma de hablar a ‘apalizarle’, pues Ian nunca había quitado la vida a nadie. —Pero no sé, no estoy a la altura. Cada vez que voy a misiones me siento un lastre. No soy bueno con la varita y no tengo capacidad estratégica y, no sé… me queda grande. No sirvo para ser mortífago. —Era una manera de decirle lo mismo, pero con otras palabras que no declaraban a traidor por ninguna parte, sino más bien a que no servías. Y era perfectamente válido: había gente que no servía para ser duelista, ni estratega, ni mortífago, ni mucho menos asesino. —Y claro, eso me pone nervioso: ¿y si en una de esas misiones, mi incompetencia hace que me capturen? ¿Y si mato o capturo a alguien que me reconoce y sus familiares fugitivos deciden venir a por mí y pongo a Perseo o Eris en peligro? Podré sonar todo lo blando que quieras, pero por encima del ego que siempre he tenido ahora mismo está Persie. —Hizo una pausa, colocando sus cosas sobre la mesa en orden. —No sé, yo creo que es normal dudar de ti mismo. Sobre todo yo, que siempre he sido un poco inútil. —Y añadió eso para que quedase claro que dudaba de él, no de sus ideales. De verdad que lo que más le preocupaba es que le tachasen de traidor y esperaba que Lluna no lo pensase.

Aunque lo fuera, por supuesto. Ahora mismo no había evidencias de serlo, pero en el pasado había ayudado a Stella, una fugitiva reconocida. Y en otra ocasión había frustrado él mismo una misión para ayudarla a salir. Pero bueno, quería pensar que había sonado como una persona indecisa y preocupada y no precisamente como un traidor.

—Pero bueno… —dijo medio ausente, cogiendo la mano de la muggle. Le iba a hacer un punto y una coma en el lateral del antebrazo, en compañía de la frase ‘keep going…’ Así que para cambiar de tema, habló del tatuaje. —Le voy a hacer un pequeño dibujo en compañía de una frase. Aquí. —Le señaló el lateral del antebrazo.

Antes de empezar con nada cogió una hojilla para afeitarle los pelillos de esa zona del brazo con cuidado.

—Normalmente después de afeitar, se limpia la zona y se pega la plantilla para evitar errores, pero como evidentemente no tengo plantilla, lo haré a ojo. Si tú quieres algo en especial, obviamente te haríamos un super diseño y habría plantilla —añadió. —La verdad es que me hace ilusión tatuarte. Circe nunca me dejó tatuarla y se tatuó con otro tipo, pero que mis amigos confíen en marcar su piel por mí es guay. —Sonó contento. Stella se había dejado tatuar por él, por ejemplo, aunque estaba claro que no era un ejemplo que pudiese decir ahora mismo.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 10.310
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 912
Puntos : 581
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.