Situación Actual
19º-25º // 27 de julio -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Denzel S.Mejor PJ ♂
Caroline S.Mejor PJ ♀
Gwendoline E.Mejor User
Ryan G.Mejor roler
Andreas & NailahMejor dúo
Gwendoline E.Trama Ministerio
Aaron O.Trama Área-M
Freya H.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Flying minutes {Romina M. Draper}

June L. el Vie Abr 13, 2018 3:48 am





Necesitaba airearse. Oh, si... Era injusto. Por mucho que insistiera en conocer la verdad de sus alucinaciones, June podría no estar preparado para tal secreto. Era algo que no solo lo envolvía a él, sino, a su actual familia. Siempre había dicho que la protegería, que nada malo dejaría que les sucediera. Entonces, ¿como actuaría con la consciente verdad que aguardaba en su psiquis más profunda? Ninguno de sus profesores le habían siquiera insinuado nada sobre ello. Fuera lo que fuera, aquello que ocupaba sus pensamientos no era bonito para vivir una vida normal. June no permitiría que su actual familia sufriera por culpa suya y, gracias a ese conocimiento y lealtad, los profesores decidieron esconder el secreto más preciado que le pertenecía al joven.

Por si lo anterior fuera poco, los echos acaecidos recientemente en su “familia” le hicieron poner una mira a sus progenitores. Ya casi no recordaba los bellos momentos que pasaron juntos. Podía recordar aquel campo de flores tan extenso en el que una vez corrió y tropezó. Su madre fue a socorrerlo tan rápidamente que no le dio tiempo ni a mostrar una pizca de dolor.
Los echaba de menos, cada día que pasaba los echaba en falta.

June acudió a Hogsmeade, dispuesto a distraer parte de sus pensamientos y no recurrir a estratagemas para averiguar cualquier verdad que “necesitaba” conocer. No era un recurrente visitante allá en Hogsmeade, quizás una vez al mes... si le permitieran salir. En esos instantes, June burló la seguridad de sus maestros, pese a saber claramente que ellos conocían todos sus actos de aquí y el futuro más lejano. Si deseaban, podían detenerlo en cualquier momento, pero June aún seguía sin ver el día en que sus planes se verían frustrados por alguno de ellos. Era consciente de que sus tres profesores conocían cada uno de sus movimientos, eso no iba a olvidarlo jamás. Tras la muerte de sus padres, estos tres adultos juraron proteger al pequeño de cualquier peligro.

Afianzando sus pasos por los alrededores, se dispuso a entrar en Honeydukes, pero algo en su interior le frenó de golpe. No llegó a tocar el picaporte de la puerta, cuando se volvió sobre sus pasos y se alejó, inquieto. ¿Y si debía volver a casa? No estaba seguro de cuantas horas habían pasado desde su “pequeña fuga”. De todos modos, nunca pasaba nada cuando June se escapaba de casa para ir a ciertos lugares. Nadie debía seguirlo, excepto... alguna que otra figura que reconocía de su pasado. Por suerte, no era en ese momento cuando presentía esas presencias cerca. Se alejó, inquieto. Cruzó sus brazos y paseó ligeramente sobre el asfalto, sin ideas fijas.

♎️ June L.
avatar
Imagen Personalizada : Me (?
RP : 5
PB : Finn Wolfhard
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante autodidacta
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 3.800
Lealtad : Quien lo merezca...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 59
Puntos : 36
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5780-june-l-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5882-my-great-world-relations-june-l#86582 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5881-my-little-world-chrono-june-l#86580 http://www.expectopatronum-rpg.com/
June L.Inactivo

Invitado el Lun Abr 16, 2018 5:47 am

Flying    minutes
Hogsmade ― así ― June L.

Últimamente no tenía nada claro, es decir, de un tiempo para acá había dejado de ser Margot, pasé a convertirme en Romina y después, simplemente, llegué a este punto en el que no tengo la menor idea de qué hacer con la nueva vida -si es que a esto se le puede llamar vida- Este tiempo había estado muy "tranquila", pero ese encuentro en el Callejón Knockturn había tambaleado todo mi mundo; pero estaba claro que no podía dejar a un lado mis planes como si nada, necesitaba recuperar la visión de mis objetivos. Esa era la razón por la que estaba en Hogsmade; desde aquel trágico momento, todo rastro de mi pasado había quedado en olvido, la risueña Margot se había ido para dar paso a la fría Romina, a la chica que lo único que quería era justicia. Pensé que regresar a lugares importantes en la vida de Margot harían que Romina retomara sus propósitos y heme aquí, caminando entre las calles de Hogsmade, recordando situaciones que significaban algo, "echándole sal a la herida". Los escaparates te incitaban a desviar la mirada hasta sus exhibiciones; sin embargo, la caperuza se encargaba de  cubrir mis ojos, de cubrir el dolor. Sí, aún dolía; no podía negarlo, todo seguía grabado en mi ser por más que tratara de evitarlo.

El bullicio de la gente siempre me brindaba calidez, pero ahora solo me hacía sentir una profunda debilidad. Mi cabeza agachada me impedía mirar hacia donde iba. Vagar sin rumbo fijo se me había hecho costumbre, pasar desapercibida era mi rutina. Varios minutos pasaron, hasta que llegué a un lugar familiar, la tienda de Té de Madame Tudipié; cuando estudiaba en Hogwarts, llegué a venir con Lip, intentando probar algo diferente para ambos. No éramos del tipo a los que les apetecía un lugar tan almibarado -ridículo, a decir verdad- el té no estaba mal, pero el ambiente no ayudaba mucho; así que terminamos corriendo hacia la Casa de los Gritos, toda una "cita" de diez. Inmediatamente, un nudo se formó en mi garganta, por lo que decidí huir de ahí; pero me di la vuelta tan bruscamente que choqué contra un transeúnte provocando que mi capucha cayera a mis hombros dejando al descubierto mi rostro, situación que provocó contacto visual con el sujeto.
avatar
InvitadoInvitado

June L. el Lun Abr 16, 2018 6:42 am





”Debería volver a casa”... “Debería”... era todo cuanto pensaba, no tenía claro que hacer. Podía simplemente olvidar sus pensamientos y hacer como si nada hubiera pasado, pero eso no devolvería a sus padres. No... no podía olvidar todo como si nada. Las precauciones que sus tutores le habían echo... podían llegar a ser exageradas, pero esos tres sabían lo que estaban haciendo. Deseaban proteger al joven y a su nueva familia, así que toda precaución era escasa. Y así se lo pagaba June, yendo a donde le diera la gana y sin ningún tipo de vigilancia. Aunque ellos sabían perfectamente su ubicación. June empezó a dudar de si alguno de ellos le había puesto un chip como a su antiguo perro Fluupp... Mostró una sonrisa con solo pensarlo. Pero no, lo mágico siempre era mejor que lo mundano... o así le decían sus padres. En esos instantes empezaba a dudar, porque... ¿Que sería de la magia sin un mundo normal? Ambos debían coexistir y ser felices... aunque a muchos no les gustara.

Caminó un par de pasos indeciso, hasta que al dar media vuelta se topó con una figura a la que contempló claramente su rostro: aquellos ojos verdes tan radiantes y penetrantes, sus pómulos, nariz y labios tan... La reconocía. La había visto en el periódico. Como un buen estudiante y genio que desea saber mucho de su alrededor, no se había negado a recibir el periódico cada mañana, fijándose en aquellos que aparecían como “fugitivos”... Jamás pensó en entregar a ninguno si se encontraba con uno... June no era un chivato y mucho menos iba a dejar que mataran a nadie por... por una estupidez.

June miró a su alrededor, advirtiendo que nadie se hubiera dado cuenta de que la chica que tenía en frente era una de ellas... una fugitiva. Debía disimular para no levantar sospechas, así que elevó sus manos para coger la capucha de la joven y elevarla para cubrir su rostro.
-Te queda mucho mejor así -pronunció mientras cubría su rostro, por si alguien le escuchaba. June mostró una sonrisa, satisfecho por... ¿ayudarla? No, ni siquiera tenía claro si esa chica necesitaba ayuda de alguien como él. Pero siempre estaba dispuesto a ayudar a todo el mundo, aunque estos le rechazaran... era demasiado bondadoso y podría ser un defecto. Sin embargo, nunca le importó.
Volvió a mirar disimuladamente a su alrededor, calmado al ver que nadie se había enterado de nada. Habría sido un encuentro desafortunado y... por si no le bastara con el peligro propio, no quería verse envuelto en una guerra o en un “sentido de la justicia oscuro”.

♎️ June L.
avatar
Imagen Personalizada : Me (?
RP : 5
PB : Finn Wolfhard
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante autodidacta
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 3.800
Lealtad : Quien lo merezca...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 59
Puntos : 36
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5780-june-l-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5882-my-great-world-relations-june-l#86582 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5881-my-little-world-chrono-june-l#86580 http://www.expectopatronum-rpg.com/
June L.Inactivo

Invitado el Sáb Abr 21, 2018 6:52 am

Me había reconocido, estaba claro. Tragué saliva sin dejar de ver los ojos del chico, los segundos me parecían horas y tenía la sensación de que, en cualquier momento, el joven armaría una escena al ponerse a gritar atrayendo la atención de todos. Hace unos días mi foto había aparecido en El Profeta, causando algunos comentarios, evidentemente, y no es para menos -se supone que me mataron junto con toda mi familia- El corazón me latía desbocado, sentía que se saldría de mi pecho; las manos del chico llegaron a la altura de mi cabeza y la cubrieron nuevamente, continuando con un extraño comentario -era extraño para mí, al menos- No tenía idea de lo que debía hacer, cualquiera podía haber visto el incidente, pero no podía moverme del lugar, estaba tan extrañada que simplemente seguía frente a él.

Tras unos cuantos segundos caí en cuenta de que debía alejarme, no eran tiempos para confiar en nadie, ni siquiera en este, aparentemente, amable chico; el podría ser escoria y fingir bondad. Rápidamente di media vuelta y caminé entre la gente, sorteando a tantos como podía, quería alejarme de él lo más pronto. Sabía quién era yo y eso representa una amenaza importante si quería continuar con mi búsqueda. Sin voltear atrás, rogaba que no me siguiera, no tenía ánimo de enfrentarme contra alguien, no hoy. Quería largarme de aquí, pero un lugar conocido se cruzo en mi camino; en Cabeza de puerco siempre había diversidad de individuos, por lo que ir encapuchada no significaría ningún problema. Al entrar al establecimiento, relajé los músculos que, sin darme cuenta, estaban tensos al punto de doler; el característico -y raro- olor me reconfortó un poco por lo que, en cuanto llegué a la barra, pedí algo de beber y recargué el mentón en las manos.
avatar
InvitadoInvitado

June L. el Sáb Abr 21, 2018 10:38 pm





Era demasiado extraño para que fuera real. June exploró cada centímetro del rostro de la joven, admirando el posible “miedo” y la incomodidad al saber que había sido descubierta. Él no la delataría, por supuesto que no. Pero, ¿quien podía asegurarlo? Nadie allí conocía a June, mejor dicho, nadie se había interesado en conocer su pasado, sus sentimientos, sus próximos actos. Pero June era un chico fiel y leal, jamás traicionaría a nadie y sobretodo, no se jugaría su propia vida o la de otros.

En cuanto cubrió su rostro, quiso volver a mirarla, pero no pudo. De un momento a otro se volvió y empezó a marcharse. June la siguió con la mirada, envolviéndose de gente y, sin más, le dio la espalda para marcharse. No tenía nada que hacer allí, definitivamente debía volver a casa. No quería verse involucrado en un posible enfrentamiento allí, cuando alguien se diera cuenta... No, era demasiado tarde. Ya había sido testigo de la presencia de aquella fugitiva, pero no por ello iba a traicionarla, sin embargo, se sentía en la responsabilidad de vigilarla y protegerla, aunque sonara estúpido. Si él fuera el fugitivo... quizás necesitaría ayuda, aunque la negaría, porque no era de su agrado poner en peligro a otros para protegerle a él. Sin embargo, desde la otra posición, si sentía esa responsabilidad.

Se volvió sobre sus pasos para contemplar como entraba en un establecimiento. No sería extraño para June, si no hubiera captado la atención de un individuo en las cercanías. Lo recordaba, por extraño que pareciera, recordaba aquel rostro medio desfigurado de un cuerpo escuálido y de vestimenta tan oscura como la nada.
June empezó a andar, directo al establecimiento, en busca de aquella fugitiva. Si no la encontraba, significaría que había desaparecido y todo estaba bien, de momento. Pero si aquel esperpento de hombre se daba cuenta de la presencia de Romina...
June cruzó por medio de los magos, evitando mirar al individuo. Le reconocía como uno de esos espías de la oscuridad... se lo enseñaron sus profesores. Aquel tipo era un mago de poca monta que vendía su alma a aquellos que hacían el mal. Era uno de los responsables de gritar y descubrir a los fugitivos, y en algunos casos él mismo les provocaba el primer ataque, pero los profesores no le dijeron a June como. Siempre supusieron que era alguien que perdió su magia...

June entró en Cabeza de puerco, sintiendo un escalofrío al pasar cerca de aquel “monstruo”. Entraría, y tanto, tenía ese presentimiento.
Buscó con la mirada aquella capucha que no podía olvidar. En la barra presenció aquella postura y no dudó en acercarse, justo en el momento en que la puerta se abrió y desvió ligeramente la mirada para asegurarse. No, no era él, pero estaba a punto. Lo observó tras el cristal, estaba cerca.

Se aproximó a Romina, a su lado.
-No vengo a hacerte daño -exclamó como inicio, mirando al frente-. Estás en peligro, en breve entrará un tipo que te delatara... A sido el responsable de enviar a muchos fugitivos a... la cárcel o a la tumba -explicó brevemente. Desvió la mirada hacía la joven, curioso. Volvió a contemplar su mirada, curioso por saber su reacción. June vigiló la puerta de reojo, debía prepararse si... espera, ¿en serio sería capaz de jugarse la vida por una desconocida? Era una pregunta difícil de responder... siempre había sido un chico muy educado y con fe en todos aquellos que merecían su admiración. Sin embargo, esto era más peligroso, pero no tenía otro remedio.

♎️ June L.
avatar
Imagen Personalizada : Me (?
RP : 5
PB : Finn Wolfhard
Edad del pj : 15
Ocupación : Estudiante autodidacta
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 3.800
Lealtad : Quien lo merezca...
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 59
Puntos : 36
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5780-june-l-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5882-my-great-world-relations-june-l#86582 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5881-my-little-world-chrono-june-l#86580 http://www.expectopatronum-rpg.com/
June L.Inactivo

Invitado el Jue Jun 21, 2018 7:27 am

Mi mirada clavada en punto fijo en la pared daba a entender que estaba pensando y así era; últimamente, todo lo poco o mucho que había logrado, se estaba yendo en picada gracias al poco cuidado que tenía, un claro ejemplo era el hecho que había tenido cabida minutos atrás, ese joven pudo haberme delatado. Ya me veía, encerrada. . . O peor. La bebida que pedí llegó pronto, sacándome de mis propios pensamientos, regresándome al establecimiento, recordándome que todo era verdad, que era una fugitiva, que no tenía a nadie porque todos estaban muertos. Dejé soltar un gran suspiro que atrajo algunas miradas curiosas que, tras unos segundos, se desviaron nuevamente. El rostro del joven de hace un rato me sorprendió en inquietó debido a lo que decía ―¿Qué?― No entendía nada, no sabía si era que él estaba demasiado alterado o simplemente yo no estaba consciente de nada; dirigí mi vista al punto donde la suya se encontraba y entendí todo. Me seguían. ―Genial― bufé mientras me ponía de pie rápidamente. No sabía qué hacer, era evidente que no podíamos salir por la puerta de en frente, él estaba ahí. . . Y la aparición era algo arriesgado.

Evidentemente yo no tenía el detector, pero él parecía más joven; y eso le sumaba que, si me atrevía a aparecer , el ministerio tendría la certeza de mi existencia porque, a pesar de que m supervivencia era un secreto a voces, no dejaba de ser eso, un secreto. Tomé al chico de la mano y corrí hacia las escaleras, no tenía la menor idea de qué hacer y, además, ahora traía a un chico el cuál había involucrado por alguna razón, sin siquiera saber su lealtad, así que me metí en un armario de escobas y lo sujeté firmemente por la camisa mientras que, con la otra mano, le apuntaba con mi varita ―¿Quién eres y por qué me ayudas?― pregunté susurrando pero de forma amenazante.

Off:
¡Lo sientooooooo!

He estado en algunos problemas razón por la cual dejé pasar tanto tiempo, en verdad me apena, pero aquí estoy más fuerte que nunca (? Espero me aceptes nuevamente para que Ro y June roleen
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.