Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Vacaciones con hotel 5 estrellas. [Eva Waldorf]

Leonardo Lezzo el Jue Abr 26, 2018 7:44 pm

El corazón de Leo no dejó de estar acelerado ni siquiera mientras dormía. También durmieron poco. El día anterior había sido de locos. Con la confesión de Eva, la posterior confesión de Leo y la vergüenza de ambos, el día fue bastante completo. Lo coronaron comiendo hamburguesas en el piso de Eva, y terminaron medio dormidos en el sofá mientras se contaban cosas el uno al otro. El fugitivo le contó la historia de como se había escapado de morir a manos de dos mortífagos y de como empezó su vida como fugitivo. También le habló de su etapa en Hogwarts, donde fue realmente feliz en Gryffindor, y donde empezó a jugar a Quidditch. Le habló de su madre, Brianna, y de sus abuelos maternos, también de Italia y de como echaba de menos su tierra. Y le habló de la universidad, de como las clases para ser Auror se hicieron insoportables. De momento guardó para él su pasado amoroso, que no había sido nada extenso. Le comentó de pasada sus aficiones. Principalmente el dibujo, pero también el cine o los deportes. Y así fue como empezaron a conocerse mejor, hasta que se quedaron medio dormidos en el sofá de Eva y el amanecer los sorprendió.

Ella tuvo lista su maleta muy rápido. O bien fue cosa de magia, o bien la tenía preparada de antes. Como si estuviese segura de que Leo no iba a tener ningún impedimento a que ella pasase sus vacaciones en el refugio. Salieron temprano, recorriendo las calles todavía vacías, desayunando por el camino. El chico se sentía casi normal. Como si hubiese recuperado su libertad por un instante. No era un inconsciente. Llevaba su gorra morada con el escudo de la Fiorentina y unas gafas de sol. Parecían turistas, con sus bolsas de ropa. Como si recién hubiesen aterrizado en la ciudad. Leo sonreía. - Me siento normal. - Le dio la mano a Eva, sintiéndose más seguro. - Pero es mejor que vayamos a la zona segura. - Esta vez Leo le enseñó a la chica una nueva entrada al refugio, para que pudiese llegar a conocerlas todas. Allí todo estaba igual que siempre. Algunas personas en el patio, niños aprendiendo lo básico y otros jugando. Subieron hasta la habitación de Leo. Todo estaba tal cual lo dejaron. Dejó pasar a Eva primero, y soltó la bolsa sobre una silla. - Bienvenida de nuevo. Puedes dejar tus cosas donde desees. Hay sitio en el armario, en el baño y en la mesilla. - Dijo amablemente intentando ser un buen anfitrion.

Dejó que la chica se organizase, y mientras tanto él dejó las cuatro cosas que llevaba en su bolsa para lavar. Excepto el pijama, que lo dejó en el armario de nuevo. No lo había usado. Ni siquiera habían dormido en una cama y con pijama. Esa era la mayor preocupación de Leo. Se sentía feliz, tonto y dichoso. Quería disfrutar de aquella sensación, disfrutar de Eva y del momento. No quería estropearlo pensando solo en sexo. Pero sabiendo que iban a dormir juntos, muchas cosas le pasaban por la cabeza. Cuando Eva tuvo sus cosas listas, Leo la atrajo hacia él. - Me gusta como me haces sentir. No recuerdo haber estado tan contento desde hace tiempo. Cuando íbamos por la calle ni siquiera estaba preocupado por los cazarrecompensas. - Le cogió ambas manos. - No quiero estropearlo. Si hago algo mal, si algo no te gusta, solo dilo. Quiero que te sientas cómoda en todo momento. - Esa forma de ser con las mujeres no la había aprendido de su padre, sin duda. Todo era gracias al amor de su madre, y a la educación que ella le había dado. Ya estaban en el refugio, Eva y él, quedaban casi dos semanas por delante. ¿Qué harían?
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 485
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Vie Abr 27, 2018 5:09 pm

Song: Florence + The Machine - Hiding

Fue una de las noches más especiales que vivió Eva con un chico, había sido todo tan diferente de como lo había sido con otros que quedó maravillada. Subieron con la comida del Mcdonals y cenaron sin mucha ceremonia, parecía que ambos estaban hechos para actuar de forma fluida y a la par. Estuvieron hablando hasta casi el amanecer, se hacían preguntas el uno al otro con ansias por saber más y conocer todo de la otra persona. A Eva le espantó saber lo cerca que estuvo de la muerte a su comienzo como fugitivo, intentó hacer memoria de su último año en Hogwarts, por si recordaba su ceremonia de selección, pero lo cierto es que en aquella época estaba más pendiente de otros chicos, en especial de Henry porque siempre estaba metido en medio de todos los follones. Se esperaba que Leo fuese un Gryffindor, le iba totalmente con su personalidad, se pensaba muy bien todo lo que hacía, pero era muy valiente y el primero que salía en la defensa de los demás... Muy Gryffindor. Mientras más sabía de él, más le gustaba, cómo hablaba de su madre y su familia, su país natal, hablaba con tanto amor y nostalgia que le dieron ganas de abrazarle y besarle para animarle. Cuando toda la pesadilla acabase, sería el mejor auror de Londres, y ella estaría muy orgullosa de él, a su lado... ¿¡Perdón!? ¿De dónde salía aquél pensamiento tan cursi? Por un momento se vio casada y feliz con Leo, eso le daba miedo, era pensar demasiado deprisa. Por otra parte, la idea se quedó por ahí dando vueltas en su subconsciente.

Eva le habló de su infancia más muggle que mágica, de Seattle y las ganas que tenía de volver de visita. Le explicó lo mucho que sintió la pérdida de su abuelo Julien, él era la conexión con el mundo muggle que ella tanto amaba, intentó que Leo comprendiese la crisis que sufrió con su capacidad de hacer magia, el rechazo que sentía por todo aquello que su abuelo no era. Relató sus comienzos en Hogwarts, en Ravenclaw. No era la alumna típica de su casa, no se esforzaba en sacar las mejores notas, lo justo para salir del paso y no llamar la atención, y mientras planeaba en secreto su regreso a Seattle. Con los años, y ciertas influencias, se centró y aceptó que ese también era su mundo, aunque en el fondo siempre se había sentido más muggle que bruja.

Le daba vergüenza admitir ese rechazo tan brutal a todo lo mágico, porque era el mundo de Leo y parecía lo que no era. De niña tuvo mucho conflicto con aquello, pero en la actualidad había aparcado todo aquello, aunque disfrutaba llevando una vida lo menos mágica posible. Gusto personal.

No tuvo que contarle mucho de sus gustos, la cada estaba plagada de libros, y todos los cuadros que adornaban las paredes eran fotografías hechas por ella misma. Leo le preguntó sobre un par de ellas y le contó dónde y cuándo las hizo. Al final sucumbieron juntos en el sofá, hasta en ese momento podía sentir el corazón acelerado de Leo, si no se calmaba un poco le daría un infarto, pero al final el sueño venció. Por la mañana, sin mucha ceremonia, salieron del piso de Eva y ella comprobó que todo quedaba bien cerrado para no preocuparse las próximas dos semanas. Decidieron pedir un café y unos bollos para desayunar por el camino, mientras los suaves rayos de sol les daba en la cara, era muy placentero.

- Me encanta que te puedas sentir libre, al menos durante un rato. - Contestó Eva mientras sonreía y aceptaba la mano tibia de Leo. - Es una pena que tengamos que volver tan pronto, pero ha estado bien, lo podremos volver a repetir antes de que se acaben las vacaciones, ya verás. - Dijo bajito y en un tono dulce.

Al entrar en la habitación de nuevo, todo olía a Leo, eso la hizo morderse el labio y aguantar una sonrisa, no podía volverla tan loca, y mucho menos que él lo notase, tenía que mantener la calma y disimular, iban a ser dos semanas muy complicadas. Consiguió ordenar sus pertenencias en los sitios en los que Leo le hizo hueco, había sido muy considerado y le había cedido un montón de espacio, más de lo que necesitaba en realidad. ¿Qué pasaría aquella noche? Habían dormido juntos en el sofá... Aunque no pasase nada entre ellos, ¿compartirían la cama? Esperaba que sí, pegarse a Leo con lo caliente que tenía el pecho le parecía la mejor forma de dormirse. Leo la pilló por sorpresa, girándola y agarrándolas de las manos.

- Yo tampoco recuerdo cuándo fue la última vez que me sentí como contigo. Estoy más escondida y, sin embargo, me siento más libre que nunca, y más segura. - Soltó una de las manos para acariciarle el rostro, que comenzaba a tener una sombra de barba. - No vas a estropear nada Leo, estás siendo un cielo, el chico más dulce con el que me he cruzado en la vida, no podrías hacer algo que me disgustase. Sólo preocúpate de vivir esto al máximo, y a ver a dónde nos lleva... Yo espero que muy lejos con el tiempo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.201
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 380
Puntos : 138
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Miér Mayo 02, 2018 10:19 pm

Conocer a alguien lleva tiempo, no es algo que se pueda hacer en una tarde. Puede costar años. Puede caerte bien una persona, puede ser un amigo, una pareja o un vecino, y aún así no le conoces bien. Para llegar a conocer a otro hay que pasar por muchas fases. No es lo mismo estar relajados que enfadados, o bajo presión. ¿Y qué ocurre cuando se tienen opiniones totalmente contrarias? Ahí empiezan los problemas. Así que Leo estaba dispuesto a ser lo más transparente posible, cosa que no era complicada en él, y a hablar en todo momento de las cosas que le molestasen o le disgustasen. A cambio, le pedía lo mismo a Eva. Quería que ella se sintiese cómoda, como en casa, a salvo y contenta de haber elegido pasar las vacaciones en el refugio.

Estar con ella le hacía mucho bien al chico. Había pasado un año muy solitario, y estar por la calle con ella le hacía sentir libre. Cuando salía solo por la ciudad siempre iba corriendo, mirando a todos lados, escondiéndose y muy atento a todas las personas sospechosas. Todo el mundo sabe que los magos no saben vestir como muggles, desconocen la combinación de ropas. Aunque bien es verdad que hoy en día el concepto de moda no es el que era. Al entrar en el refugio se sintió más seguro, pero encerrado. Al menos iba a tener compañía, y tenía muchas cosas con las que lidiar en su cabeza. ¿Iban a dormir juntos? Eva se lo exigió... Leo quería que ella estuviese bien y cómoda. Ella lo estaba. El chico enrojeció al escucharla decir qué se preocupase de vivir aquello al máximo, a ver dónde les llevaba. Y que ella esperaba que fuese muy lejos con el tiempo. La abrazó, con ganas, para esconder su vergüenza. Luego se quedó observando la cama. No era tan grande, ni cómoda, como para que una mujer como Eva durmiese en ella dos semanas seguidas.

Leo se separó de ella, y la acercó a la cama. Estaba más tranquilo, no mucho, solamente un poco más tranquilo que la noche anterior. - Hay algo que me tiene bastante intranquilo. Ven aquí. ¿Crees que estaremos cómodos los dos? - Se estiró en la cama, deslizándose hacia el otro lado dejando espacio suficiente a Eva. Estar en la misma cama con ella era lo que más pánico le daba. Así qué mostró toda su valentía, como buen Gryffindor, y provocó la situación. Solo es una cama. Solo dos personas en una cama. Pero es que Eva no es simplemente una persona. Leo colocó la cabeza en la almohada, y se giró para mirar a la chica. De nuevo su corazón estaba acelerado, como si hubiese estado corriendo en un maratón. La proximidad. La respiración. El olor de Eva. Es un chico, casi adolescente, con hormonas, sentimientos y sangre corriendo por todas sus venas. No es de plástico. Por supuesto que su instinto le pedía lanzarse. Pero la ética le pedía cautela. - ¿Estás cómoda? - La miró y sonrió, estaba hecho un manojo de nervios. - Te la estás jugando mucho. No sé si doy patadas dormido, o si ronco, o si hablo en sueños. Quizás soy sonámbulo... ¿Qué hay de ti? ¿Hablas en sueños? ¿Das patadas? - Hasta ese momento no se había dado cuenta de lo cansado que estaba. El estrés le había pasado factura, también el no dormir bien. Tanta preocupación no podía ser buena. Debía aprender a relajarse, o moriría prematuramente de un ataque al corazón.  
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 485
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Lun Mayo 07, 2018 1:12 pm

El tiempo que estaba pasando con Leo estaba haciendo que Eva cambiase a pasos agigantados su percepción del mundo que la rodeaba. Con Leo todo era más pausado, más intenso, más sutil... Era un puñado de sensaciones encontradas que le hacían respirar hondo e intentar echar el freno todo el rato, para intentar tener el control en una situación descontrolada.

Llegar a la habitación y acomodar las cosas para esas dos semanas fue lo primero que hicieron, aunque Leo no tardó en abrazarla, haciéndole cosquillas en el cuello con la nariz, era como sentir una descarga eléctrica en la zona baja de la espalda. Después se separó de Eva y fue hacia la cama para tirarse encima. Él no tenía claro si estarían cómodos en una cama tan pequeña, y eso a ella le hizo gracia, se tumbó a su lado, mirándole a los ojos.

- ¿Por qué no íbamos a estar cómodos? Anoche nos apañamos muy bien hechos una maraña de brazos y piernas en un sofá más pequeño que esta cama. - Estiró un poco el brazo para acariciarle la cara, donde comenzaba a asomar una leve barba. - Creo que podré arriesgarme con tu forma de dormir, siempre te puedo despertar, ¿no crees? - Y se echó a reír ante la idea de que Leo fuese sonámbulo.

Hizo una pausa, intentando recordar si ella hacía algo que pudiese perturbar el sueño de otra persona, en principio creía que no...

- No sé si hago algo, hace ya bastantes años que vivo sola, lo único es que tengo una almohada a la que me abrazo para dormir... Por lo demás creo que soy bastante silenciosa y pacífica. - Quería ser buena, no dar pie a dobles sentidos, pero era tan sencillo que le costaba un mundo.

Como la tensión volvía a caldear el ambiente, se giró para mirar al techo y cortar la conexión visual, que hacía como de imán. Debían establecer un mínimo de horario para realizar actividades de entrenamiento de Krav Magá y de duelos, sino podían pasarse el día mirándose embobados, y tampoco era cuestión de desaprovechar todo el tiempo, aunque a Eva no le hubiese importado.

- Oye, ayer mientras recogía las cosas por mi apartamento, vi un folleto de una fiesta de disfraces en aquella discoteca en la que estuvimos en carnaval. - Intentaba elegir las palabras justas para convencer a Leo. - ¿Qué te parecería buscar un buen disfraz para ambos e ir a divertirnos una noche? Luego podemos no volver a salir de aquí, y entrenar todo lo que se te ocurra. - Añadió sonriendo pícaramente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.201
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 380
Puntos : 138
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Mar Mayo 08, 2018 12:26 am

La noche anterior la habían pasado en un sofá. Más bien habían dormido poco. Eva y Leo habían hablado, y se habían puesto al día sobre sus vidas. Ahora conocían un poco más del otro. Aunque al chico le continuaba pareciendo un mundo dormir con ella. Cuando lo tuvieron todo ordenado, la acercó a la cama. Su única intención era tranquilizarse un poco, acostarse ambos en la cama para ver si podían estar cómodos y relajarse. Era el primer día de vacaciones de Eva, no iban a ponerse a entrenar. Tenían muchos días por delante. Ella se acercó, y ambos se tumbaron en la cama. Verla allí, a su lado, le parecía increíble. Desde que vivía en el refugio no había pensando ni una sola vez en la posibilidad de poder dormir con alguien más en aquella cama. Y no es que no haya chicas bonitas en el lugar. Es que ninguna le interesaba como le había interesado Eva desde el primer día en que se vieron.

Se sentía un poco cohibido con Eva. Es algo normal, la confianza se crea día a día, no crece en los árboles. Así que se disculpó por si daba patadas o roncaba dormido. Ella lo tomó bien. Se rieron y se relajaron. Al menos Leo se relajó hasta que ella dijo que solía dormir abrazada a una almohada. Aquello podía significar que le abrazaría a él. No le incomodaba, más bien se sentía tenso al pensarlo. Es un hombre, y a veces ocurre que amanece un tanto contento. Es involuntario, es cosa del cuerpo. ¿Y si Eva le veía de aquella manera por la mañana? El chico intentaría dormir del otro lado durante toda la noche, o boca abajo. No podía arriesgarse a sufrir semejante vergüenza. Ya bastante había sufrido el día anterior cuando olvidó la ropa interior al salir de la ducha. - Esta noche lo veremos. - Sonrió. Eva había dejado de mirarlo, y miraba el techo. Él no podía dejar de mirarla. La tenía en su cama, no podía pedir más.

Había algo que Leo quería hablar con ella, pero Eva se le adelantó. Le habló de una fiesta, en aquella discoteca donde se encontraron en carnaval. El chico fue con su amigo Connor, y este desapareció con una chica y le dejó abandonado. Por suerte se encontró con ella. Pudieron bailar y verse en un ambiente distinto, relajado. Estuvo bien. Se sintió bastante libre aquella noche. Tan libre como para estar aguantando un vaso de cerveza rodeado de una multitud que lo pasaba bien, para luego estar con Eva. Si ella iba, él iba. Pero... ¿sería seguro? La anterior vez lo fue. Iba con su disfraz de payaso, más maquillado que Joker. Imposible reconocerlo. Si Eva se lo estaba proponiendo, es porque ya tenía una idea en mente. - Me parece bien, no todo puede ser entrenar. ¿Siempre usan disfraces en esa discoteca? Es un punto a favor, sin duda. Me sentí seguro la otra vez. Aunque llevaba mi varita en uno de los bolsillos. ¿Tienes alguna idea en mente? A ti cualquier cosa te sienta bien... - Ella no tenía que esconder su rostro, por suerte. Cualquier disfraz le vendría de perlas. Leo lo tenía más difícil. Más que nada porque al ser una discoteca de magos y brujas no podía usar disfraces de muggles. Con lo fácil que hubiese sido un disfraz de Batman, de Iron Man, de Spiderman, de The Flash... Pero eso no podía ser, sería exponerse demasiado.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 485
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Miér Mayo 09, 2018 11:50 am

Eva había probado suerte proponiéndole ir a esa fiesta, confiaba en que Leo dijese que sí. La vez anterior lo pasaron tan bien... Y él fue tan sexy que quería repetir. Además, luego volverían juntos a la habitación, no tendría que cortarse la noche de forma tan brusca como en la fiesta de carnaval.

- ¿En serio te parece bien? ¡Me hace mucha ilusión ir contigo! La vez anterior lo pasamos muy bien. - Dijo muerta de la alegría. - Según ponía en el papel es una fiesta de la primavera, así que el disfraz debería ser de esa temática...

Se detuvo a pensar alguna buena opción. Lo cierto es que era una temática muy complicada para elegir disfraz, ¿qué iban a ir, de flores o abejas? Eso le hacía gracia pensarlo. Una buena opción era ir de hippie... Con una peluca larga, bigote y gafas Leo podría pasar desapercibido.

- ¿Qué te parecería ir de hippie? Llevar melena, bigote, gafas enormes... Nadie podría reconocerte debajo de todo eso. - Le miró con una sonrisa de lado, se mordía el labio para no reírse, quizá si lo hacía él se negase, y no quería que eso pasase.

Intentó obviar su comentario sobre que a ella todo le sentaba bien, eso le hacía sentir calor en la zona baja del vientre, y mejor no pensar en aquello por el momento.

- Creo que yo también voy a ir de hippie, así vamos a conjunto. Trataré de llamar menos la atención que la vez anterior, así nos ahorramos preguntas que no sepamos contestar allí. - Comentó así de pasada. Estaba tan excitada con la idea de ir a la fiesta, las vacaciones, con tenerle al lado... Se sentía como una adolescente alocada.

Se puso de rodillas de cara a Leo, esperando respuestas por su parte. Si querían ir aquella noche tenía que quedar todo hablado para poder estar listos más tarde. Si por Eva fuese, podrían pasar lo que quedaba de tarde tirados en la cama, pero dudaba que Leo fuese esa clase de chico, más bien era de los que les gustaba aprovechar el tiempo haciendo algo útil.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.201
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 380
Puntos : 138
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Lun Mayo 14, 2018 12:49 am

Quizás podía parecer que Leo no estaba dispuesto a ir a una fiesta rodeado de magos y brujas, pero a Eva no le fue difícil convencerlo. Solamente había estado en aquella discoteca una vez y lo pasó genial. Además, quedaba muy claro que ella se moría de ganas por ir. Podían ir juntos, pasarlo bien, y protegerse mutuamente si ocurría algo extraño. Leo, por su parte, no la iba a dejar ir sola mientras él se quedaba en el refugio como siempre. Ambos pretendían exprimir aquellas dos semanas juntos. La fiesta era por la primavera, y los disfraces tenían que estar en sintonía con la temática. El chico río, no se imaginaba vestido de flor ni nada parecido. El disfraz de payaso para el Carnaval lo encontró de casualidad, no fue nada premeditado. Así que preguntó a Eva si tenía alguna idea. Lo pensó un momento, y dio con un disfraz ideal para el chico. De hippie, con melena larga, bigote y grandes gafas, ocultando su rostro discretamente de manera que nadie pudiese reconocerle a primera vista. - Es perfecto. Reconozco que odio llevar bigote, pero puede ser un buen instrumento para cambiar mi imagen. Es una idea estupenda. - Leo sabía que si ella también iba de hippie estaría preciosa.

Leo sonreía. Eva estaba de rodillas en la cama, emocionada. El chico no podía negarse a nada. Sonrió más ampliamente cuando ella dijo que intentaría llamar menos la atención. - Es imposible que no llames la atención. Seguro que ganas el premio a disfraz más sexy, o algo. - No quería ser descarado, hablaba con total inocencia. Eva podía volver a ganar cualquier premio si se daba la ocasión. Su disfraz no tenía porque ser tan rudo como el de Leo, ella podía ir guapa. - ¿Cómo hacemos los disfraces? ¿Todo con magia? - Por más que el chico llevase años viviendo en un mundo con magia, seguía siendo aquel chico que creció como un muggle. Lo suyo hubiese sido ir a comprar un disfraz, una peluca, o lo que fuesen a necesitar. Pero lo cierto es que no les hacía falta salir del refugio. No tenían ni que salir de la cama. - Es lo más sencillo, sin duda. Conocemos el hechizo para cambiar la ropa de forma y de color. También para hacer crecer el pelo. Pero... ¿cómo se hace crecer el bigote? - Preguntó. Quizás ella lo sabía por algún motivo extraño. Por más que intentaba pensar en algo, no le venía a la mente ningún hechizo para hacer crecer el bigote. A menos que fuese el mismo que el del pelo. En Gryffindor algunas chicas lo usaban para ir a los bailes y hacerse recogidos más voluminosos. Por aquel entonces Leo tenía algunas amigas que le ayudaron a comprender mejor ciertos aspectos de la vida mágica. A cambio se enteraba de algunos trucos de belleza que no llegaba a entender. - Ven. - Dijo cogiendo las manos de Eva y atrayéndola de nuevo a su lado. - Más tarde podemos ir a buscar algo para cenar y después nos disfrazamos. - El chico buscó la manera cómoda de estar los dos tumbados y poder abrazar a Eva, notar su contacto y su calor. - Me gustaría volver a bailar contigo. Pero mejor dejamos lo de cantar para otra época. - Se giró un poco hacia la chica, mirándola directamente. Sentía algo en el estómago, un cosquilleo. Continuaba teniendo nervios, pánico en realidad, aunque pensar en la fiesta le había distraído bastante.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 485
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Miér Mayo 16, 2018 1:57 pm

¡Iban a ir juntos! La mente de Eva no paraba de imaginar la cantidad de cosas divertidas que podían pasar, y también que podía repetirse lo cerca que habían estado el uno del otro bailando. Comenzaron a hablar sobre los disfraces y Eva se centró.

- Vas a estar rarísimo con el pelo largo y bigote, ya me he acostumbrado a verte afeitado y con el pelo corto, jajaja. - Mientras lo decía le revolvió un poco el pelo corto. - Pero lo esencial es que estés lo más distinto posible, y que nadie se piense que debajo de todo el pelo estás tú.

Ambos sonreían de una forma muy tonta, si seguían así no acabarían nunca de disfrazarse. Los piropos que le decía Leo la ponían nerviosa, así le costaba comportarse como una adulta.

- ¿Yo sexy? Anda ya... Te echaré un hechizo para crecer el cabello, la barba y para que aparezca el disfraz. Saldría a comprarlo, pero entre que no deberían vernos por la calle y que vamos con el tiempo muy justo... Habrá que dejar los métodos tradicionales para otro momento. - Iba a lanzarle el hechizo, pero él la paró, cogiéndola de las manos y acercándola más a él, haciendo que ambos se tumbasen abrazados.

Se acomodó con la cabeza sobre el hombro de Leo. Madre mía, notaba lo trabajado que tenía el brazo... Ufff. Mientras, él le comentaba que le apetecía mucho volver a bailar con ella, aunque parecía dejar al margen el karaoke. A Eva le parecía bien, así no serían tan protagonistas en la fiesta. Leo se giró hacia ella y la miró fijamente. El corazón se el disparó, con Leo nunca sabía qué iba a pasar, qué iba a hacer él. Entonces Eva se acercó y frotó su nariz con la de Leo, sin llegar a besarse.

- Si seguimos poniéndonos así de tontos no sé si iremos a alguna parte, entraré en combustión de lo bueno que estás. - le dijo para que ambos se riesen.

Ambos estuvieron así un buen rato más, tonteando en la cama como dos adolescentes, sonriendo. Después cenaron y se lanzaron los hechizos necesarios para disfrazarse, Eva entró en el baño para hacerse un par de trenzas para no llevar el cabello como siempre. Cuando estuvieron listos, salieron del refugio abrazados, camino de la fiesta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.201
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 380
Puntos : 138
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Vie Jun 15, 2018 12:23 am


A tener en cuenta por el lector:


El chico no lo iba a reconocer pero estaba muerto de sueño, no acostumbraba a estar despierto a esas horas. Lo disimulaba muy bien, ya que iba a aguantar lo que hiciera falta para que Eva estuviese a gusto en la fiesta. No se le iba a escapar ni un bostezo. Leo dejó la decisión de quedarse o irse a ella. Lo que no esperaba era una confesión tan tórrida por parte de ella. Pánico no era saber que había tres falsos aurores detrás de ti, persiguiéndote por la ciudad. Pánico era escuchar a su novia decirle que el vodka se le había subido a la cabeza y puede que se pase de la raya contigo. Imposible describir la cara de Leo en ese momento. Miedo, vergüenza, pánico, terror, ganas y mareo leve. Sentía muchas más cosas de las que era capaz de reconocer.

No dijo nada, no había ninguna palabra que él supiese que pudiese decir en aquel momento. Así que simplemente calló y hizo caso a Eva, que pedía irse a casa antes de llamar la atención. El chico la cogió de la mano, de nuevo para no perderla entre la multitud, y continuaron agarrados al salir a la calle. El ambiente era más fresco, y mucho más tranquilo. El silencio de la cuidad les permitía hablar mejor, aunque el chico no sabía por donde empezar ni como decir lo que sentía. Era como un fuego en su interior, una alerta, se sentía muy vivo y a la vez agobiado. - Eres preciosa. Me siento el  tipo más afortunado del mundo por poder estar contigo. Por tenerte en mi “casa”, en mi cama... - Sin querer soltó un pequeño bufido para soltar la emoción que sentía en aquel momento. - Prefiero no forzar nada. No tiene porqué pasar nada esta noche. Es decir... tenemos todo el tiempo del mundo. Quiero conocerte mejor. - Y con aquello no la estaba rechazando, todo lo contrario. Le apretó fuerte la mano adentrándose en un callejón, y desaparecieron hasta un lugar próximo a una de las entradas más seguras al refugio.

Una vez dentro, en el patio mismo, Leo soltó a Eva y se puso enfrente de ella. - Ayúdame con esto. - Dijo señalando su mata de pelo en la cara. También la melena le molestaba. - Pero mejor vamos arriba, que no son horas de andar por el refugio molestando a otros. - Dejó que ella pasase primero y la siguió. Normalmente todas las puertas estaban cerradas sin llave, pues no había nadie peligroso allí dentro. Eso si, una vez dentro, Leo solía hechizar la puerta. Más por intimidad que por miedo a ningún ataque.  
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 485
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Vie Jul 13, 2018 1:23 pm

Las palabras de Leo eran tan preciosas, le tocaban tan profundo... "Eres preciosa y me siento el tipo más afortunado". Le daban ganas de llorar de la emoción que amenazaba con hacerla explotar. Sabía que había hablado más de la cuenta, el alcohol había ayudado demasiado, pero tampoco quería reprimir lo que sentía, porque eso era muy diferente a actuar, esperaba que Leo supiese eso.

- Leo... Aunque yo diga todas esas cosas, sabes que no daré ningún paso que tú no quieras dar ¿verdad? A veces me cuesta mantener la lengua quieta, porque siento muchas cosas, pero son eso... palabras. - Eva esperaba que esa explicación fuese suficiente. - Yo también quiero conocerte más aún, siento que hay mucho que no sabemos el uno del otro, y me haría mucha ilusión saber cada detalle que quieras contarme, igual que yo quiero hablarte de un millón de cosas, porque quiero que me conozcas del todo. - Se había abierto en canal con él, así por las buenas. Había dicho cosas que siempre callaba, se sentía vulnerable.

Se agarraron fuerte de la mano y aparecieron cerca de una de las entradas. No tardaron en entrar, cuando Eva pensaba que Leo quizá no respondiese y todo quedase ahí, se giró y pidió a Eva que le ayudase con la barba y la melena. Le costó aguantar la risa, esperaba un momento de película, de esos con ambiente cargado de tensión, vaya tela con el alcohol, aunque de golpe había desaparecido parte de la intensidad que le oprimía el pecho. Al final Leo sí que iba a ser perfecto.

Entraron a la habitación, Eva se giró y con un movimiento fluido de varita, la barba y la melena desaparecieron, dejando a la vista al Leo de siempre, visiblemente aliviado.

- Queda claro que no eres hombre de pelo largo, tomo nota. - Dijo Eva intentando estar algo seria, pero le costó muchísimo, y al final rompió a reír. Entonces fue consciente de la hora que era, todo el refugio debía estar durmiento, así que sofocó la risa. - ¿Qué tal volver a ser tú mismo? - Mientras esperaba respuesta, se empezó a deshacer las trenzas y se quitó las gafas de sol.


(OFF: Siento si no es un post tan largo como a los que te tengo acostumbrado, Leo. Ten un poco de paciencia, volverán a ser como siempre).
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.201
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 380
Puntos : 138
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Dom Jul 29, 2018 11:47 pm

Se asustaba cuando escuchaba a Eva ser tan directa, La mujer sabía lo que quería y no dudaba en decirlo. Pero Leo, siendo tan tímido, no tuvo más opción que negar aquel ataque tan directo y hacer prevalecer su opción. Prefería conocer mejor a la chica, ir más despacio para no hacer nada que arruinase aquello tan bonito que estaban viviendo. Lo que ocurría, es que Eva había bebido un poco, y no dudaba en decir lo que pensaba, sin filtros. Y el chico sentía mucha vergüenza. No sabia como responder sin sonar grosero. También él sentía ganas de estar con Eva en el sentido más amplio, de notar sus cuerpos juntos, acariciarse, llegar a conocer cada espacio de su cuerpo  hasta que lo sintiese como propio. Eso es algo que no ocurre de repente, se requiere de paciencia y de tiempo.

Por fin llegaron al refugio, y fueron directos a la habitación. Leo pidió ayuda a Eva para deshacerse de la barba y el pelo, le molestaba. Pero más que molestia, lo que sentía seguía siendo vergüenza. Por suerte, las palabras de Eva le calmaron un poco y le ayudó a quitarse la barba y la melena del disfraz. - Mucho mejor. No estoy acostumbrado, y me picaba la barba. - Ella también se quitó las ganas, y las trenzas, dejando su pelo suelto y ondulado. Se acercó a ella, con una sonrisa, y le cogió las manos. - Ahora si que puedo besarte. - Le dio un suave beso en los labios. - Me sigue pareciendo raro esto. Me da vergüenza. En mi mente necesito pedirte permiso todo el rato para todo. Me gustaría tanto tocarte, acariciar tu pelo, besarte... el cuello. - Le pasó una de las manos por la cintura, para atraerla a él, y la abrazó oliendo su pelo.

Después de un buen rato disfrutando del calor de sus cuerpos, Leo se atrevió a acariciarle el pelo. - ¿En qué lado de la cama prefieres dormir? - La pregunta era bastante oportuna, pues iban a dormir en aquella cama y necesitaban elegir un lado. Aún así a Leo le costó mucho poder pronunciar aquellas palabras. - Voy primero al baño, si no te importa. - El baño era un bunker. El chico se encerró dentro, intentando tranquilizarse. Tenía que dormir con Eva, ahora eran novios, y la había besado y abrazado sin más. Estaba a punto de tener un ataque al corazón, pero muy feliz. Se aseó antes de ir a dormir, y no tardó en salir con el pijama puesto y todo. - Te toca. - Algunas parejas no dudan en entrar al baño juntos, y hacer sus necesidades uno delante del otro. No es algo malo, el chico ni siquiera ha reparado en ello todavía. Es escrupuloso, tímido y vergonzoso. Van a tener que pasar muchas cosas antes de que, si quiera, se lo planteé.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 485
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Jue Ago 16, 2018 4:50 pm

Ya sin barba ni melena, Leo se acercó a Eva sonriendo. Ver esa dulce sonrisa sin ningún obstáculos derretía por dentro Eva. Leo se inclinó y la besó suavemente, era tan alto y ella tan pequeña, tan tierno... Aguantó la respiración porque creía que iba a hiperventilar. La timidez de Leo era contagiosa, le hacía tener ganas de mimos y arrumacos, saber que justamente era eso lo que le apetecía a Leo era lo mejor que podía oír.

- No pidas permiso, simplemente haz lo que te nazca natural y vamos viendo. - Dijo en voz muy baja, suspirando. Leo la apretaba más contra él, mientras inspiraba el perfume que tenía Eva en el cabello. Ella aprovechó para apretarse contra él y acariciarle la espalda, haciéndole unas cosquillas suaves.

Había perdido la noción del tiempo, ¿habían pasado minutos? ¿Una hora? Sólo sabía que había cerrado los ojos y se había centrado en respirar hondo y acariciar. Entonces la voz de Leo apareció, como de otro mundo, lejana. ¿Lado de la cama? Ummm, le daba un poco lo mismo. No le dio tiempo a responder, Leo se fue al baño, así que Eva se sentó en un lado al azar, subió las piernas y las cruzó. Debía mantenerse tranquila, tensarse no iba a servir de mucho, y seguro que le contagiaría el nerviosismo a Leo.

Cuando lo vio salir de la ducha, sólo con el pantalón del pijama, no pudo evitar abrir la boca y mirarlo levantando las cejas. Menudo cuerpo... Menudos abdominales... Ufff. Eva bajó la vista, visiblemente colorada y mordiéndose el labio inferior. Se levantó como si tuviese un muelle debajo, casi dando un salto. - Sí, voy a ducharme, no tardo. - Se metió en el baño respirando lo más hondo posible, sabía que había dejado fuera a Leo con cara de sorpresa. No terminó de cerrar la puerta del baño, le angustiaban los sitios pequeños y cerrados, prefirió avisar a Leo, así que ya casi sin ropa asomó la cabeza por la puerta.

- Esto... Leo... Voy a dejar la puerta medio abierta, me angustian los sitios pequeños cerrados, así que mejor no cierro mientras me ducho. - Hizo una breve pausa y añadió - ¡No tardo!

Aprovechó los minutos en la ducha para dejar la mente en blanco. Se lo había pasado tan bien en la fiesta... Sólo pensar en la de cosas nuevas que aprendería en el entrenamiento con Leo, la de cosas que podrían contarse, era muy emocionante todo. Quizá debía contarle sus planes, al fin y al cabo ahora era parte de su vida, se podría decir que eran "familia", y el giro que iba a dar su vida iba a ser importante. Salió de la ducha y se lió en una toalla más bien justita, entonces se dio cuenta de que tenía el pijama fuera. ¿Salía a por él? ¿Le pedía a Leo que se lo pasase? Que chorrada, lo mejor era comportarse con normalidad, así normalizaban la situación y ambos estarían más relajados. Salió del baño a paso ligero para no mojar el suelo.

- Me he dejado fuera el pijama, estoy espesa, no me dejes volver a beber tanto por favor jajaja. - Volvió dando saltitos al baño, riéndose. Se puso el pijama y volvió a salir, Leo sonreía fuera después de tanto follón con el pijama, en realidad él parecía más adulto que ella.

Se tiró al lado de Leo en la cama, estaba muy callado. Eva decidió tomar la iniciativa en la conversación. - ¿Sabes? Tengo una noticia importante que darte, he tomado una decisión bastante seria y me da hasta vértigo... - Quería encontrar la forma adecuada de decirlo. - Voy a dejar el periódico, dentro de poco seré propietaria de un local precioso aquí, en Londres. ¿Qué te parece? En cierto modo es un homenaje a mi abuelo...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.201
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 380
Puntos : 138
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Lun Sep 10, 2018 7:04 pm

Los nervios se habían suavizado tras la fiesta. Puede ser que por la confianza ganada, puede que por el sueño y cansancio que empezaba a sentir el chico. Fuera como fuese, se encontraba mucho mejor, y más después de la ducha caliente y su pijama. Solía dormir sin camiseta, por comodidad, de modo que no tenía ninguna a mano y tuvo que salir del baño con sus cortos pantalones de pijama. Tampoco es que le diese vergüenza enseñar su cuerpo. Más bien no quería tentar más a Eva. Sentía que no podía respirar al pensar en las cosas que ella le había dicho. Es que no estaba acostumbrado a toparse con mujeres tan directas. Le gustaba, sin duda, la forma de ser de su novia. Su novia. Su novia. Leo había conseguido que ella dijese si. Para él era importante, no era una simple palabra, era un compromiso. El saber que estaban juntos, y no se trataba de una simple aventura. Juntos descubrirían lo que significa ser novios, ellos dos. Por el momento, el chico se veía incapaz de besarla sin anunciarlo primero. No le resultaba natural. Se sentía asustado. Aunque ella, muy animada, le daba permiso para todo.

Nada más salir él del baño entró Eva, diciendo que no iba a cerrar la puerta porque se angustiaba en sitios pequeños. Se la notaba todavía un poco afectada por las copas de la fiesta. Tanto, que se dejó fuera el pijama y tuvo que salir a buscarlo tapada con una toalla bastante pequeña. Leo miraba la cama, y luego la ventana. Se sentía incapaz de sentarse. Era como si estuviese en pausa esperando a que Eva terminase de asearse. No sabía como ponerse, ni donde, en su propia habitación. Finalmente se recostó sobre la cama, realmente estaba cansado. No acostumbraba a acostarse tan tarde. La chica no tardó en salir, como un sol en invierno, dando vida a aquella habitación. Estaba contenta, y quería anunciar algo. El chico la escuchó con total atención. Lo cierto es que no se esperaba para nada tal revelación. - Vaya... no esperaba algo así. Es un cambio muy importante, pero te veo muy decidida. ¿Qué tipo de local sería? - Lo cierto es que no se conocían tanto como para imaginar algo así. Ni mucho menos para saber el tipo de negocio que pretendía regentar Eva. El chico la podía imaginar escribiendo, sin duda. Quizás vendiendo novelas o siendo dueña de una pequeña librería. Aunque pensando más profundamente la podía imaginar en una pastelería, vendiendo los dulces más buenos de toda la ciudad. O con una peluquería, tanto para señoras como para hombres. O quizás una tienda de moda, con Eva aconsejando sobre lo que puede quedar mejor a unas personas u otras. - ¿Ya lo tienes todo listo? Espero poder pasarme... - Leo se alegraba por Eva, y más si era un sueño que ella llevaba a cabo pensando en su abuelo. Seguramente fue alguien importante en su vida, y por su forma de hablar es que el pobre hombre ya estaba en el cielo. Nada le haría más ilusión al chico que poder visitar el negocio de su novia, pero no quería ponerla en peligro. Debían se muy cuidadosos.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 485
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Mar Sep 11, 2018 2:07 am

Cuando salió del baño se encontró a Leo recostado en la cama. El rato del baño se le había hecho eterno, todo le daba un poco de vueltas, pero la ducha le había sentado bien para despejarse un poco, lo necesitaba para parecer normal y no una depredadora sexual. Cada vez que lo pensaba se moría de vergüenza, que poco autocontrol... Ella jamás había sido así, ni siquiera había mostrado un interés extremo en el sexo, y sin embargo tenía a Leo acosado. También era cierto que nunca se había cruzado con un chico tan de libro romántico, la tenía totalmente desconcertada.

Contarle lo del negocio le costó mucho, le preocupaba que la criticase diciéndole que había sido una insensatez. Y, sin embargo, se encontró con su cara de sorpresa, muy normal por otra parte porque apenas se conocían. Era cierto, apenas se conocían y Eva se sentía como si se conociesen de toda la vida. Tenía muchas ganas de que Leo le hiciese mil preguntas para así poder abrirle la puerta a su pasado, a su personalidad.

- Va a ser una cafetería por la tarde y por la noche un pub para tomar algo tranquilo. Lo cierto es que quería una librería-cafetería, pero el presupuesto no me llegaba. - Dijo bastante emocionada por el que sería su local dentro de poco. - Estoy impaciente por verlo reformado y en funcionamiento, me encanta el sonido de las cafeterías, del murmullo de personas hablando.

Leo quería pasarse, quería apoyarla en esta nueva aventura, y a Eva nada podía hacerle más ilusión que eso. Sin darse cuenta, había comenzado a sonreirle muy emocionada, casi con las lágrimas saltadas. Se había acordado de su abuelo, de lo orgulloso que estaría si supiese lo mucho que se había implicado en una guerra por defender lo que él era, su esencia: ser muggle. Para Eva era lo más importante, que estuviese donde estuviese, sintiese orgullo de su nieta.

- Seguro que podemos hacer algo para que vengas a visitarme, me hará muchísima ilusión Leo, de verdad. - Se acomodó en la cama, a su lado, intentando no ser muy invasiva. Si Leo quería tener contacto, tendría que buscarlo. Aunque su torso sin camiseta se lo ponía muy difícil... Lo mismo la estaba poniendo a prueba, pero iba a ser una buena chica.

- ¿Y tú? ¿Cómo era tu vida? ¿Qué harás cuando todo esto acabe? Me encantaría saber todo lo que quieras contarme de ti. - Quizá estaba haciéndole muchas preguntas, y no sabía si eso podía parecerle de mala educación, pero sentía mucha curiosidad. - ¿Cómo acabaste metido en esta guerra? Me pareces tan pacífico y calmado... Un estudiante muy tranquilo y sosegado, aunque desde el principio me sentí pequeña a tu lado, mucho más niña. - Le confesó.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.201
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 380
Puntos : 138
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Vie Sep 14, 2018 2:53 pm

Leo no esperaba aquella confesión. Conocía poco a Eva, se iban conociendo poco a poco, así que lo único que él sabía era que ella trabajaba en la redacción de El Profeta. No podía imaginar que su sueño era abrir un local hostelero. Su principal idea era hacer algo así como una cafetería biblioteca. El chico imaginó que sería un local tranquilo donde la gente va a leer y tomar un te, en un ambiente relajado. Quizás un lugar donde conocer a otros lectores, hablar sobre tramas. Incluso un lugar donde pudiesen ir los escritores en busca de nuevas inspiraciones. Una buena idea. Pero a la chica no le llegó el presupuesto, y de momento abriría el local como cafetería y pub. Todavía no estaba reformado. - ¿Ya tienes fecha para la inauguración? Sabes que haré todo lo posible para asistir. ¿Se trata de un local para muggles? En ese caso me sería mucho más fácil. - Eva estaba emocionada, así que Leo se acercó y la abrazó. Se sentía muy orgulloso de ella. En realidad, sentía mucho más que orgullo. Alguien que en los tiempos que corren es capaz de abrirse así al futuro es alguien especial. Así que el chico se sentía orgulloso y afortunado de tenerla a su lado, de haberla conocido y poder ser compañeros.

A pesar del sueño visible ya en sus ojos, Leo intentaba no dormirse, no quería perder el tiempo durmiendo. Quería continuar hablando con Eva por siempre. Después de su confesión, era ella la que quería saber sobre Leo. ¿Que haría cuanto todo esto terminara? Si es que terminaba... no solía pensar demasiado en ello. - Cuando estaba en Hogwarts, la profesora de vuelo me habló de la Orden, y quise entrar. No sé hasta que punto puedo ser tranquilo, que lo soy. Pero me molestan mucho las injusticias. No puedo quedarme quieto y escondido mientras se cometen tantas atrocidades en nombre de la pureza de la sangre. Recuerda que yo quería ser auror... Si esto termina algún día, es lo que me gustaría llegar a ser. Poder proteger la vida de todo el mundo. Quizás es porque yo soy mestizo, y he crecido en el mundo muggle la mitad de mi vida, pero no encuentro razones para que nos hagan vivir escondidos y con miedo. - Soltó un poco a Eva para poder mirarla a los ojos. - ¿No tienes sueño? ¿No estás ni un poco cansada? No es que no quiera pasarme la noche hablando contigo. No es eso. Pero tenemos por delante muchos días, con sus noches, para poder hablar. ¿Descansamos? - Leo no sabía si iba a poder dormir teniendo a Eva a su lado. Al fin y al cabo es un hombre, con sus instintos más primarios acelerados. Ella estaba allí mismo, podía acariciarla, besarla, dormir con ella. No podía pedir más. Lo habían pasado genial en la fiesta, pero quizás deberían descansar. Se acercó a ella y le dio un suave beso en la mejilla, muy tierno. Se sentía muy contento, como fuera de la realidad o en un mundo paralelo en ese momento.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 485
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.