Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Fiesta de primavera (30 de Abril de 2018)

Matt Forman el Mar Mayo 01, 2018 11:57 pm

Recuerdo del primer mensaje :




La discoteca Babylon empezaba a ser el lugar de moda. Mis fiestas daban mucho de qué hablar pero eran las más divertidas del universo. Los magos y brujas de esta ciudad, y de otras, adoraban pasar el sábado por la noche en mi negocio. Mis ganancias se habían disparado, cosa que me importaba poco, y la fama de mi local era inmejorable. Me planteé hacer una fiesta en primavera porque no había hecho ninguna fiesta importante desde Carnaval, y ya habían pasado dos largos meses. Además, todo el mundo sabe que me gustan demasiado los disfraces. Nada más plantear la fiesta, ya había elegido mi atuendo.

Quien conozca la discoteca de antes se va a sorprender por el notable cambio en la decoración. Empezando por los trabajadores de la discoteca. Todos iban van disfrazados de hadas, incluso los seguratas de la puerta. Se ven estupendos y mágicos. En el techo de la discoteca habíamos creado enredaderas con flores que colgaban a distintas alturas. Había flores por todos lados, y más enredaderas en las barras. El escenario también había sido decorado, pareciendo un bosque encantado. Allí estaría mi DJ favorito, disfrazado de hada, igual que todos los demás. El karaoke estaba a disposición de todos, al igual que el solicitar o dedicar canciones. En la barra había una gran variedad de cócteles con frutas, decorados con flores, de todos los colores. Con alcohol, por supuesto. Iba a ser una gran noche, si la gente se animaba tanto como en el pasado Carnaval.

No había invitado a nadie en especial. Lo había comentado de pasada con Lluna, ya que la vi tan divertida en Carnaval, y poco más. Pero la gente se entera. Una persona ve el cartel de una fiesta en Babylon e inmediatamente se lo comenta a otro. Y cuando te quieres dar cuenta, la discoteca está llena de mujeres y hombres con ganas de disfrutar de la noche. Esta noche estaba empezando justamente ahora. Los primeros clientes empezaban a llegar. En esta ocasión no iba a ocultar mi identidad. Estaba listo, con mi disfraz, sentado en la barra disfrutando de un cóctel de mango y vodka. Una mezcla dulce de sabores tropicales y eslavos a la vez. Ideal. Movía la cabeza al ritmo de la música, esperando tener algo divertido que hacer esta noche.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Danielle J. Maxwell el Miér Jun 06, 2018 4:18 am

Con Edward Westenberg y Beatrice Bennington

¿Que si era una chica mala? Madre mía... En ese momento dejé de cantar, mirando a Edward con curiosidad y cara de ameba. Es decir, mi cara de ameba era mi cara de "¿qué está sucediendo en mi vida en este momento?" pero multiplicada por mil porque estoy borracha. ¿Pero me estaba preguntando que si era una chica mala, mientras se muerde el labio y me mira como si fuese a hacerme algún tipo de cosa mala?

Soy Hufflepuff, ¿tú que crees? —Me libré de la situación, alzando una ceja y copiándole la mirada de manera totalmente INCONSCIENTE. Lo juro que fue inconsciente. Este disfraz de primavera putilla me está poseyendo.

¡Que sí, que vale! ¡Qué deshonra por mi parte no aceptar un desafío cuando he elegido desafío! ¡Pero es que eso me daba mucha vergüenza incluso estando borracha! Podía bailar la macarena, podía dedicársela a un desconocido... ¿pero subirme a la barra? ¡No, por favor! ¡Que luego me sacan fotos o se inventan cosas horribles en Corazón de Bruja por un desliz o un estúpido desafío! ¡Quita, quita!

¿Subirnos los dos a la barra? —pregunté, poco convencida. —¿Sabes? El problema no eres tú. Ni yo. El problema es la barra. La barra... —Golpeé la barra dos veces con la palma de la mano. —¡La barra es el problema! Yo no quiero subirme a la barra. La barra es mala, horrible. —Y tras mi siguiente acusación, fue cuando se ofendió tras recordarle lo malo que era jugando al Mortal Kombat. ¡Que vamos, tampoco era tan malo! Pero sencillamente yo era mejor y claro, reírme de él por haberle ganado me daba la vida, sobre todo estando borrachita, en donde todo me parecía más divertido. Todo menos subirme a la barra. —¿En serio? ¿Si tu Scorpion de pacotilla gana a mi Sub Zero Supremo quieres que cumpla el desafío de la barra? —Lo miré con un rostro cargado de diversión. —¿Y qué gano yo si te vuelvo a apalizar, eh? ¿Eh? —Me acerqué a él, traviesa, poniéndome de puntillas para darle un par de golpecitos con el dedo índice en el pecho, con un gesto de lo más desafiante pero suave.

Y una chica, rubia y bajita, apareció en mi campo de visión, atrapando a Edward al vuelo para darle un fuerte abrazo. Yo me quedé con cara de WTF al verlo, apartándome para que no me placase cual Pokemon enfadado. Luego fue espectadora principal de como lo apachurraba y como le daba un besito. ¿Pero éstos dos se conocen? Pero al momento la cara de Edward me dejó claro de que no. Yo bufé, entonces, divertida. ¿Por qué razón me parecía mejor opción que no la conociese a que sí? Porque bueno, tanto cariño inesperado venía de una mujer muy borracha enamorada de unicornios y poco más.

Holi —la saludé, alzando la mano y zarandeándola levemente de un lado para otro cuando Edward me presentó a la desconocida. —¿Estáis seguro de que no os conocéis? —Yo estaba muy borracha como para reconocer a aquella mujer de nuestra desastrosa experiencia con Sarabi.

Reí divertida cuando se puso la cabeza del conejo, aunque me llamó más la atención cuando mi nombre resonó por toda la discoteca de boca de la chica que ahora tenía el micrófono en el karaoke. Me giré hacia allí y, al ver su figura y reconocer su voz, supe quién era. Mantuve mi sonrisa en el rostro, sin vergüenza porque nadie allí sabía quién era Danny, por lo que nadie me miraba. Yo me limité a reír y elevar la mano, en un saltito, para coger ese besito volado que me había mandado. Quizás así me veía y luego la búsqueda se le hacía más fácil.

Sin embargo, no pasó desapercibido el insulto a Edward. En aquel momento no caí en la relación que había entre Stella, Synnove y Edward, ya que yo era muy lenta para esas cosas, por lo que me giré, sorprendida, ante tanto odio inesperado en una fiesta con tanto alcohol. ¿No se suponía que la gente borracha se volvía más cariñosa? Me acerqué de nuevo a Ed, cogiendo de la barra mi vasito de bebida para beber un poco.

Ya, un encanto... —Y tiré, de manera molestosa, de la parte de arriba de su capucha de unicornio hacia abajo. —¿Qué le hiciste a la mujer de cuerpo enano, eh? Suéltalo, Don Encantador. —Porque claro, yo pensé que tendrían un problema entre ellos, personal. Y repito, ahora mismo no era consciente de lo que me había contado Synnove. En su momento me impactó, pero he afianzado tanto mi relación con Edward que al final me he hecho otra imagen de él muy diferente a la que tuve en un primer momento.

Votos:
Voto a Laith Gauthier (por ser el más sexy)
Y voto a Andreas Weber (por el más ridículo/currado xDD Por favor, UNA MANTIS xDDD)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.730
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1501
Puntos : 858
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Matt Forman el Miér Jun 06, 2018 7:53 pm

Arrastrado por Laith a tomar algo.
Invitando a tequila a toda la gente de la barra.



El cambio de disfraz de Laith fue divertido. No lo esperaba Estaba divino, como una furcia azafata coneja o algo así. Con medias de rejilla y taconazos. Todo un espectáculo. Más por su forma de lucir cuerpo que por el disfraz en sí. Al sanador todo le sienta bien. La loca en cuestión que le había cambiado el atuendo era amiga suya. Definitivamente los amigos de Laith no están acabados. Les falta un hervor. Incluido él. Ni siquiera se quejó por el cambio de disfraz, pero hay que admitir que le sentaba de maravilla. Seguro que le iban a dar un premio los Djs. Al más original, al más sexy o al más transformable. Le dije que estaba demasiado sexy como para esta fiesta, y Laith lo transformó en una pregunta sensual.

- Quedarías mucho mejor en mi cama, boca abajo. Pero... La noche es joven. Te invito a las copas que quieras.

Me dejé llevar por Laith hacia la barra. No había bebido casi nada esta noche, solo algo refrescante cuando llegué. No me gusta tener que sujetar un vaso mientras estoy bailando, es incómodo. Me gusta tener total movilidad cuando estoy en la pista, para darlo todo. Pedí al camarero otro vodka con mango y que lo apuntase a mi cuenta. El muchacho me guiñó un ojo. Intento que todo el personal me conozca para que me salgan las copas gratis. Es broma. Lo hago para poder invitar a los amigos. Acerqué mi copa a la de Laith para brindar.

- Por ti, para que no cambies nunca. Me encanta como eres. ¡Me encantas!

Tomé un buen sorbo con el brindis, mi copa era dulce y refrescante. Entraba muy bien. Y me sentía de muy buen humor. Así que pedí unos chupitos de tequila, animando a Laith a tomarlo conmigo. Y luego animé a todo el mundo en la barra a beber tequila. Para el tito Forman, no pasa nada. Es una fiesta, hay que beber y bailar. Pasarlo bien es indispensable. No pretendo emborracharme, ni emborrachar a Laith. Creo que tengo encantos suficientes como para tenerlo de nuevo en mi cama sin esos trucos antiguos. Pero la noche en joven, y quiero que todos tomen tequila.  




Disfraz:
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Jue Jun 07, 2018 11:55 am

Acciones: Coquetear con Matt, robarse el escenario y dar un espectáculo.
Menciones: Matt, Ryan y las chicas que están con Ryan.

Había dos motivos fundamentales para que estuviera tranquilo con el cambio de disfraz, y el primero era que era una fiesta de disfraces, ¿a quién le importaba qué o qué no utilizara? Por segundo, y más importante, que realmente ponerse de malas no iba a devolverle su ropa, pero sí podría arruinar su noche. Uno a veces no tiene la opción de decidir las cosas que suceden, sin embargo puede decidir de qué manera le afecta o lo que le hace sentir. Y Laith no tenía ganas de ponerse de mal humor o marcharse a casa avergonzado.

Sonrió cuando utilizó las palabras de Matt para ligar con él. Esta vez, ya que libraba el día siguiente, tenía ganas de pasárselo bien con alguien hasta que el cuerpo aguante, y el inefable era una buena elección. — Sabes que puedo ser tuyo esta noche si te lo propones —galanteó con él, sabiendo que si el inefable ponía el cebo seguramente picase. Por ahora, los dos estaban de acuerdo con acercarse a la barra a beber algo, y fue el conejo quien los guio hasta la misma.

Cada quien pidió su bebida, vodka con mango para Matt, whisky con refresco para Laith, y el mayor tuvo intenciones de brindar, por lo que con una risa chocó su vaso con la copa de él para darle el brindis que quería, recargado en la barra con uno de sus codos. Mira, si hasta se sentía alto, aunque precisamente bajo no era, medía un buen metro con setenta y cinco centímetros. Aún bajo para el hombre promedio. Y los tacones le daban al menos diez centímetros más. Decidió no darle vueltas a eso, oyendo por lo que Matt brindaba, por él, porque no cambiara nunca, pues le encantaba.

Lo mismo digo, Matt, a tu salud —devolvió sus palabras, haciendo un gesto con el vaso y acto seguido dando un buen sorbo. Cómo le hacía falta algo de alcohol en el organismo. Y unas palabras, intrusas, se le colaron por el pensamiento. Volvió a localizarlo, a ese idiota, ahí subido encima del escenario de karaoke, y sus palabras sonaron en su cabeza, creyendo que podía juzgarlo por sus decisiones. Estaba pensando demasiado. — ¿Pretendes embriagarme, señor Forman? —le sonrió cuando oyó que pedía los chupitos de tequila.

No pensaba en serio que fueran sus intenciones. Matt sabía pasárselo bien cuando se le olvidaba el melodrama del anciano. Por ello tomó uno de los chupitos y se lo bebió porque, ¿qué demonios? Por qué no. Tan sólo tomó un poco de sal, sólo para realzar el sabor de la bebida, y se lo llevó hasta el fondo, sintiendo cómo recorría su boca dejándola reseca con una sensación ardiente. Acto seguido, toda la barra fue invitada a beber, y pasado el rato de chupitos y con renovadas ganas de bailar, Laith devolvió la mirada al escenario, jugando con los hielos de su último sorbo de whisky, el que bebió con presteza.

¿Sabes esa sensación cuando sabes que tienes que hacer algo? Pues lo estoy sintiendo ahora mismo, tú espera aquí, volveré, promesa —le hizo un cariño en la barbilla, con verdaderas intenciones de regresar cuando acabara su misión secreta. Matt ya se lo había dicho: el escenario era suyo cuando quisiera. ¿Alguien tenía alguna objeción? Háblenla con el dueño del local. — No me cambies por nadie mientras regreso —le guiñó un ojo, coqueto, dejando su vaso en la barra y caminando hacia el escenario al cual subió después de pedirle al DJ una canción, mirando a las personas encima y acercándose a Golgomatch. — Es mi turno de usar el escenario —con una sonrisa galante le dio un pequeño empujón por el pecho, y su canción empezó a sonar.

Improvisando una coreografía que parecía que había estado ensayando, sólo le apetecía tener una canción, y algo de atención. A veces así era el sanador: quería todas las miradas para sentirse visto, y qué importaba todo lo demás. Cualquiera de las chicas con quienes Ryan estuvo antes eran bienvenidas si querían participar en su interrupción musical, pero el rubio había sido prácticamente echado por Laith, aunque con lo cabezota que era no esperaba mucha obediencia de su parte.

El Conejo... ¿mejorado? Cambio de disfraz:

Aclaraciones:

  • Lleva un short negro.
  • El tatuaje pectoral es este, no el de la foto de referencia.
  • Los tatuajes de las manos son las dos flores



Coreografía:

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 887
Puntos : 721
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Eva Waldorf el Vie Jun 08, 2018 1:36 am



El beso que Leo le dio a Eva fue tan dulce y tierno que Eva creía que se derretía. Fue un roce mullido, lento y húmedo, muy pausado... Casi se olvidó de las ganas que tenía de ir al baño. Por suerte a Leo no se le olvidó, lo que sí notó fue la incomodidad en la cara de Leo. No lo entendía, ¿tan raro era pedirle que la acompañase para no hacer cola sola? Tampoco era muy seguro que se separasen, pero ni que fuese a pedirle entrar con ella o algo por el estilo. Quizá al haber sido tan directa en un principio había sentado un precedente, esperaba que no fuese así, aunque en el fondo le hacía un poco de gracia.

Sin pensárselo dos veces, Leo la agarró de la mano y caminó hacia la cola, que era larguísima, si iba tan lenta como imaginaba, más le valía aparecerse en su casa o se lo haría encima, ¿por qué no se había dado cuenta antes de que estaba a punto de estallar? Sencillo, Leo la tenía tan entretenida que no había prestado atención. Había muchas mujeres riendo con amigas, eso le hizo pensar en Juliette, podrían haberlo pasado genial juntas en la fiesta y hacía muchísimo que no se veían. Desde que comenzase a verse con Leo, había dejado en pausa varias cosas en su vida, esperaba que Juliette no se molestase por ello, tenían que quedar cuando volviese de las vacaciones, puede que no pudiese contarle que estaba saliendo con un fugitivo, pero ya encontraría la manera de hacerla partícipe de su felicidad.

Se le había ido el santo al cielo, y cada vez podía aguantar menos, comenzaba a dar saltitos de puros nervios, y la música retumbando tampoco ayudaba demasiado. Entonces Leo se le acercó y le pidió que le siguiera el juego. ¿El juego? ¿Qué juego? ¿Qué iba a hacer? Por un momento se dirigieron a la entrada de los baños de caballeros, puaj, seguro que estaba muy sucios, los de hombres siempre olían mal y estaban llenos de salpicaduras, con el suelo mojado... Prefería mearse encima o aparecerse en otro sitio antes que pillar una infección o algo parecido. Pero Leo pareció pensárselo mejor, la llevó a paso ligero hasta la entrada del baño de señoras y les dijo a todas que era su novia embarazada. ¿¡Desde cuándo mentía tan bien y con tanta soltura!? ¿Pero... pero...? Más valía que entrase antes de que las chicas se quejasen.

Ya dentro se echó a reír, entre el alivio y la gracia que le hacía la mentira de Leo, creía que estallaría. Tardó muy poco, quizá porque eran tantas las ganas que no necesitó echarle tiempo. Cuando salió, Leo estaba apoyado en la pared, al lado de la entrada. Muchas de las chicas de la cola le miraban sin disimular lo más mínimo, Eva no sabía si sentirse molesta u orgullosa, sin embargo Leo ni se daba cuenta. Se acercó rápido y le dio un beso en la mejilla. - Ya me contarás esa faceta tuya de mentiroso. - Le susurró. - ¿Quieres quedarte o ya ha dado bastante de sí la noche? De todos modos más nos vale alejarnos de aquí, nos miran bastante mal. - Comentó Eva aguantando la risa.

Hippie cute:

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 8.600
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 333
Puntos : 108
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Ryan Goldstein el Vie Jun 08, 2018 10:30 am

El DJ puso el tema, a elección. Y, ¿sabes? No hay mejor frase inventada que esta: HAKUNA MATATA. Porque, ¿sabes? No había que preocuparse, de nada en absoluto. No esa noche. No entre amigos. Pero antes, justo antes, cuando la intro de la canción empezaba a sonar, y después de las fuertes declaraciones de Stenala por micrófono, Ryan tomó el micro para hacer un anuncio, breve anuncio.

—Sólo quería decir. Si estás por ahí, mi nubecita. Que el micrófono que lanzaste, rubia, ya está donde tiene que estar. No te preocupes. Lo solucioné. Ningún muerto. No me pasó nada malo a mí al ir a buscarlo. No te preocupes por eso. Si acaso estabas preocupada por eso. Y vente a casa después, ¿ok? No bebas demasiado.


¿Qué era?, ¿su madre?

Y atrajo a Stenala al micrófono, para que hiciera los honores de ser la estrella que iniciara el concierto. Él se reía. Movía la cabeza mientras cantaba y se dejaba llevar, acoplándose al coro con ganas, y risas. Se sabía TODA la letra, era un fanático. Y se veía, que lo pasaba bien. Es que no había nada más placentero para el corazón, que compartir el escenario con gente a la que amas. Y tú sabes, esas personas con las que has compartido una aventura, tenían ese lugar en su corazón de aventurero. Él era así, de entregado para con sus aliados, sus compañeros de ruta. Porque, hay un dicho que dice, “las huellas de aquellos con los que han andado, no se borran”. Y él lo sentía de esa manera, todos los días de su vida, esa vida de viajero, yendo de un lugar a otro, conociendo caras nuevas, creando lazos. Ryan Goldstein no echaba raíces en los sitios en los que iba a parar, no de la forma convencional. Él se amarraba a las personas, a los momentos, los sentimientos, de camaradería de amor de tristeza de fiesta loca.

*

—De nuevo—Ryan golpeteó el micrófono llamando la atención. El Hakuna Matata había terminado, pero no las risas. Y él tenía que dar un nuevo anuncio—Nubecita, si estás por ahí…

No se supo, igual, qué querría decir esta vez, porque se detuvo en el acto, con la palabra en la boca, por la intromisión, intempestiva intromisión de.

—¿Laith…?—
Se llegó a oír, antes de que éste se interpusiera entre él y el micrófono, saliéndole al encuentro, aunque no porque quisiera encontrarse con él. Laith habló y Ryan se lo quedó mirando, allí, de pie a un costado, todavía sin comprender, pero admirándolo de pies a cabeza. Hasta que. Se sonrió y se adelantó, antes de que el show empezara, ¿Porque sabes? Eso de entrar sin presentaciones, no estaba bien, nada bien—¡Bueno! He sido hecho a un lado. ¡Me han robado el micrófono!—exclamó, fingiéndose ofendido y divertido, sabiendo que esa pequeña intromisión por su parte no era lo que Laith quería decir al echarlo del escenario, pero negándose a retirarse, no sin dar su pequeña presentación, de obstinado que era—¡Los dejo en buenas manos!... ¿qué vas a cantarnos?, ¿no vas a cantar?—soltó a preguntas dirigiéndose a un Laith que lo quería AFUERA, y negándose a soltar el micrófono como esas mosquitas molestas que aunque les arrojes manotazos, ¡mira cómo vuelven!—. Bueno, aquí los dejo entonces. Con—Lo miró, sonriente, y se lo pensó, antes de presentarlo para luego colocarse a un costado del escnario (porque bajarse, ¡nunca!)—Amo a este chico—¡Eso sonó sincero!, directo del corazón—Por favor, recíbanlo con un aplauso.

¡Que no dijo quién era! Bueno, pero eso era evidente: un sexy bunny. Los aplausos no se hicieron esperar, porque la tribuna estaba loca y entusiasmada, y la música prometía un show, de esos que te hacen voltear a mirar. Prometía, prometía.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 31.300
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 361
Puntos : 239
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Dante Fiore el Sáb Jun 09, 2018 5:59 am

Acciones: Bajar de hacer twerk al DJ, bromear por un rato con Allen y sus amigos, nalguear a Ryan, volver con Lluna
Mención: Laith y su baile de diva, Ryan

Luego de acabar con su pequeña escena de bailarín exótico en medio de la discoteca, con el DJ, que disimuladamente había deslizado hasta sus manos un papel con un número telefónico escrito en él, a lo que Dante solo respondió con un pícaro guiño, de esos que te dejaban ansiando curioso, y ansiando ver más, bajó, para finalmente atravesar el lugar, y reencontrarse con su anterior grupo, sí, en el que todos eran totales desconocidos, menos su amigo desde hace tantos años, que lo había arrastrado a esta fiesta, y que como el idiota que era, lo había retado a subirse a hacerle un baile sensual al DJ, como si no fuera suficiente que prácticamente le hubiera llenado el organismo de alcohol durante los escasos minutos que había pasado a su lado en aquella fiesta.

Y sí, es que ya con la cantidad de tragos que llevaba encima, en especial con esos últimos, que habían sido mucho más largos y que no sabía ni idea de qué tenían, ya todo le empezaba a dar vueltas de vez en cuando, y tenía que cuidarse de no hacer un espectáculo, porque primero muerto que haciendo show.

***

Unos minutos después, finalmente puso librarse de los pesados de aquel grupo, que, aunque le habían agradado tanto en aquel ambiente, tenían ese olor a capullos que sobresalía de ellos con solo acercarse, y estaba casi seguro de que en cualquier otra situación, no le habrían agradado ni un poquito. Paseó un poco por la discoteca, porque no se había dedicado a darle una buena vuelta al lugar entre tan ocupado que se había encontrado, y aunque justo ahora tenía intenciones de volver con aquella joven rubia que según él, debería estar esperándolo, quería dar una vuelta por el sitio, únicamente para deleitarse con la mirada, y como no, ver si había uno que otro conocido por allí, que nunca estaba de más encontrarse con un rostro familiar en medio de una fiesta, te entraba una alegría inexplicable, siempre era agradable.

¡Preciosura! — Prácticamente corrió, sin tener cuidado de a la gente que se cargaba en frente, únicamente para acercarse con rapidez a una chica, a la cual le había cogido bastante cariño hace ya un tiempo atrás, y que casualmente había conocido en San Mungo, luego de tener un feo enfrentamiento del cual él no sabía nada, pero que estaba seguro que no había sido nada bonito, considerando lo malherida que había llegado la susodicha a aquel lugar. Pasaron tan solo unos cuarenta y cinco segundos en los cuales se saludaron, con todo el amor y cariño del mundo, para después retomar su camino, como si nunca se hubieran topado.

Pasó por un lado del escenario, y reconoció una camisa de flores que le había llamado tanto la atención desde que llegó al lugar, pero también vio... Sí, no podía creer lo que veía. Era Laith, sí, el chico con el que se había acostado la noche anterior, y con el que había socializado de primero en aquella fiesta, ahora con un disfraz diferente, aunque igual era de conejo, era un tanto más... Femenino, sí, esa era la palabra, considerando que incluso traía tacones. Inmediatamente detuvo el paso por unos segundos, para silbar fuertemente y dejar salir un audible grito, porque quería y podía, y cuando se lo proponía podía ser increíblemente escandaloso — ¡Ese es mi conejo! — Aunque él tenía todas las intenciones de quedarse ahí, idiotizado viendo el interesante baile que estaba haciendo su compañero de trabajo, sabía muy bien que no era correcto, incluso los tragos no dejaban de hacerlo alguien que no disfrutaba de hacer esperar a los demás, y era del todo consciente de que debía volver con Lluna, porque él mismo estaría furioso si lo dejaran aguardando por tanto tiempo.

Eso sí, no comenzó a caminar sino hasta luego de elevar su brazo hacia el escenario y darle un azote en el trasero a ese rubio tan atractivo al que le había echado el ojo apenas entrar a la discoteca, aunque no había sido una nalgada ruda, porque esa clase de cosas la dejaba para la cama. Apenas su mano se estampara contra aquel firme glúteo, emprendió nuevamente su camino por la discoteca, buscando con su mirada a Lluna, porque sabía que podía estar en cualquier parte, aunque para su sorpresa, la encontró un poco más allá, casi en el mismo lugar en el que la había dejado hace algún rato ya. Se acercó por en frente, y atrevido, con todos los tragos que tenía en la cabeza, tomó ambas manos apenas estar suficientemente cerca para hacerlo, y se acercó poco a poco hasta ella, quedando tan solo a unos cinco o seis centímetros de distancia, y aunque por dentro no quisiera hacer nada más que sonreír, con esa ternura que él llevaba impregnada en el alma, mantuvo su semblante serio por un par de segundos, y más bien, dejó ver picardía en su mirada, como si quisiera compensar todo el rato que la había dejado allí, abandonada, solo porque su amigo se había acercado a él, a secuestrarlo — ¿Me echaste de menos?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.150
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 80
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreMedimago

Vanessa Crowley el Dom Jun 10, 2018 11:06 am

Interacción: Laith Gauthier.

Se sorprendió del gran sentido del equilibrio que tenía el chico. No todo el mundo podía bailar bien con una gran cabeza de conejo tratando de desequilibrarlo. Sonrió al escuchar sus preguntas sin dejar de bailar.

No soy instructora de baile —respondió sin perder la sonrisa, pero antes de que pudiera responderle a qué se dedicaba, el chico salió con otra pregunta— Pues la verdad es que no toco ningún instrumento. Pero has acertado con que me dedico a enseñar, soy profesora en Hogwarts.

A Nessa no se le daba especialmente bien bailar, no era una mala bailarina, su familia se había encargado de ello, pero no era la mejor. Se le daban mejor otras cosas. Laith, en cambio, bailaba muy bien.

¿Y tú a qué te dedicas? —preguntó— ¿Eres instructor de baile? Podrías serlo. —añadió sin perder la sonrisa. Sin duda él si podría ser profesor de danza.

A su alrededor, la música cambió ligeramente, pasando a un ritmo todavía mucho más animado que el anterior, y la rubia no pudo evitar preguntarse cómo lo hacía el DJ para mantener el público enganchado todo el tiempo, sin que a nadie le importara la posibilidad de que le dolieran los pies.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Natalie Dormer
Edad del pj : 31
Ocupación : Profesora
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.100
Lealtad : Neutral/Pro-mortífag
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 204
Puntos : 79
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5719-vanessa-crowley http://www.expectopatronum-rpg.com/t5729-relaciones-de-nessa http://www.expectopatronum-rpg.com/t5728-cronologia-de-nessa http://www.expectopatronum-rpg.com/t5725-correspondencia-de-nessa
Vanessa CrowleyProfesores

Matt Forman el Mar Jun 12, 2018 7:43 pm

Charlando en la barra
sin perder de vista el baile sexy del conejito sexy



La noche estaba animada, y yo más. Mi intención principal era pasarlo bien y disfrutar de la fiesta que había ideado. Pero mis intenciones iban más allá, y todo tenía que ver con Laith. Me gusta verle  bailar, me pone contento verle tal y como es, sin complejos y sin vergüenza. No dudé en coquetear con él, puesto que me había dejado claro que la noche podía terminar en mi casa si me portaba bien. Fui correcto en todo momento hasta que le dije que quedaría mejor en mi cama que en la fiesta. Es así como soy. Serio en el trabajo, y un animal salvaje cuando hablamos de los más bajos instintos. Y al sanador se le da muy bien encender esos instintos. Ya no hablemos del cambio de disfraz provocado por su amiga. Medias, tacones, … Laith era como un Drag Queen pero sin tanto maquillaje. Estaba ideal, de premio.

Nos acercamos a la barra después de unos intensos bailas, y pedí una copa y unos chupitos de tequila. Lo tomé sin más, sin limón ni sal, como en los viejos tiempos. Yo no lo sabía, pero los viejos tiempos ya pasaron y el chupito no me iba a sentar igual. De primeras entró fuerte, pero al poco rato pude notar un ligero mareo. El sanador pensó que intentaba emborracharlo.

- No, no. Lo que pretendo es mucho más divertido que simplemente emborracharte.

Laith miraba al escenario, y de pronto dijo que tenía que hacer algo. Porqué sentía la sensación de que debía hacer algo. Si no fuese porque estaba mirando al escenario, hubiese podido pensar que se trataba de algo sensual. Pero no, se refería a convertirse en el rey del escenario otra vez. Le aplaudí, animándole a echar a Goldstein del escenario. Por un momento perdí todo contacto con la vida, y me quedé mirando al infinito. Ese chupito me había sentado como un tiro. Pedí un vaso de agua, y luego quise ver el espectáculo que de seguro iba a montar Laith. Pero una mujer interrumpió mi paz. Se trataba de una joven que trabaja en el Ministerio desde hace poco y con la que tuve un encuentro fortuito y nada elegante.

- Señorita... - olvidé su nombre. - Que placer verla por aquí.

Ella no pareció captar mi sutil manera de hacer saber que no recordaba su nombre porque en realidad me importaba un pimiento, y continuó insistiendo en hablar. A no tardar mucho le tuve que decir que no me interesaba continuar la conversación, que estaba pendiente de alguien. Y, la señorita, se puso un tanto furiosa diciendo que no entendía qué cosa podía ver yo en un chico lleno de tatuajes, que se vestía de mujer y que seguramente era maricón. Usó esa expresión. Esa expresión que me encanta.

- Si, seguramente sea maricón. Por eso me interesa. Y porqué es divertido, alocado, no siente vergüenza por vestir unos tacones y que baila así de sexy, con tacones incluidos. - señalé al escenario. - Será mejor que te pierdas, me estás estropeando el espectáculo.

Dejé de mirar a la mujer, sabiendo que se estaba marchando de mi lado porque lo vi por el rabillo del ojo. Después centré mi atención en el escenario. Laith lo estaba dando todo. ¡Cuanta energía! Espero que guarde un poco de eso para luego. Sin duda, elástico es. Después de su baile aprovecharon para entregar los premios. ¡Oh, vaya! Este local funciona solo mientras yo estoy de fiesta. Camareros y Djs han escogido a los elegidos. Aplaudí con ganas a los tres premiados. Entre ellos, Lluna. ¿Dónde anda mi sobrina? Hace rato que yo no la veo. ¿Se habrá ido con el galán de telenovela?



Disfraz:

PREMIOS

Primer premio:


Segundo premio:


Tercer premio:
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Leonardo Lezzo el Mar Jun 12, 2018 8:10 pm

Con Eva


La mentira se le había ocurrido al momento, no era un estratagema que Leo hubiese podido usar antes, ni que fuese premeditado. Simplemente quiso ayudar a Eva a poder entrar en el baño sin colarse descaradamente. Aquella forma de colarse fue mucho más sutil y bonita. El chico esperó a que Eva entrase en el baño para entrar él también. No había bebido casi nada pero al estar todo el rato moviendo la cadera, o intentándolo, también su vejiga estaba oprimida. Salió antes que ella, y la esperó paciente. No tardó nada. Leo recordó como en sus tiempos de Hogwarts algunos chicos meditaban formas para poder ver a las chicas en los baños. Seguía sin entender que había de bueno en ver a las chicas meando. Agradeció poder salir de aquel pasillo lleno de mujeres furiosas. Eva quería saber más sobre la faceta mentirosa del fugitivo. - No tengo ninguna faceta de mentiroso, más bien es mi faceta de improvisación. La usamos mucho los decoradores de interiores. - Dijo Leo riendo. Tomó a Eva de la mano, para no perderse entre la multitud. Iba a preguntarle si quería beber o bailar pero ella se adelantó preguntando si quería quedarse. - Como tu quieras. Lo he pasado bien, pero porque estoy contigo. - Se paró enfrente de ella para darle un abrazo. - Y lo vamos a pasar bien sea donde sea, porque estaremos juntos. - Se separó un poco buscando su boca. La besó con dulzura, intentando no molestarla con el bigote. Cuando se lo quitase...

Se sentía como un niño en navidad, emocionado y nervioso. Tenía ganas de dejar la fiesta y estar con Eva, y a su vez sentía pánico de estar otra vez solo con ella. Tendrían que hablar sobre muchas cosas, y es que ahora eran novios oficialmente. ¿Cambiaba eso algo? Para Leo no. En el momento en qué supo que la quería como algo más que amiga ya se sentía de ese modo. Solamente cambiaba la forma de definirlo. - ¿Tu lo has pasado bien? - Alguna gente ya empezaba a salir de la fiesta y es que las horas habían ido pasando y era bastante tarde. Leo no quería quedarse de los últimos por dos razones. La primera, por seguridad, y es que cuanta menos gente mejor podrían observarlo. La segunda, por sueño, ya que Leo no estaba acostumbrado a salir, bailar y trasnochar de ese modo.



Hippie colgao:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 20
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 17.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 474
Puntos : 183
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Eva Waldorf el Miér Jun 13, 2018 1:02 am



Decía que no tenía faceta de mentiroso, solo de buen improvisador... Eva tendría que creerle, pero a esas alturas ya todo le daba un poco igual, el vozka le daba vueltas en la cabeza y todo le parecía muy bien, todo la hacía muy feliz. Leo la cogió de la mano para salir de la zona de los baños, parecía flotar sobre el suelo, la próxima vez no bebería, se le iba de las manos y debía ser buena. Había mencionado a los decoradores de interiores y eso provocó una risa floja en Eva, menudo nombre en clave más absurdo.

Al final no se iba a escapar de decidir ella si se iban o no, pero se lo ponía muy fácil con esa sonrisa tan sugerente. La besó, haciéndole cosquillas con el bigote, le estorbaba un montón, cuando se lo quitase... Ufff, que calor, quería quitarle toda la ropa y lamerlo de arriba a abajo. Entonces frenó de golpe sus pensamientos, por ahí era mejor no tirar, no quería llevarse otro planchazo. ¿Le merecía la pena todo aquello? ¿Todo aquél tira y afloja? Tenía las manos en el abdomen de Leo y... sí, definitivamente merecía la pena. El vozka hacía estragos en la líbido de Eva, a ese paso tendría que esconderse en el baño del refugio un rato, temía asaltar a Leo y darle el susto de su vida, tampoco quería que la viese como a una salvaje, pero es que los instintos se le disparaban.

- Yo lo estoy pasando genial Leo, y mejor lo vamos a seguir pasando estas dos semanas. - Quizá debía comentárselo, en poco rato no podría mantener su boca a raya, no quería que le pillase por sorpresa. - Leo... Se me ha subido el vozka más de lo que pensaba, quiero que sepas que a lo mejor me paso de la raya contigo, pero es que te tengo unas ganas... Prometo ser todo lo buena que me permita mi fuerza de voluntad, pero el alcohol no me ayuda, y tú estás tan bueno que... En fin, nada.

Por un momento volvió a seguir el ritmo de la canción con la cabeza, pero ya no podía volver a estar como antes, sólo pensaba en Leo sin ropa y eso no la dejaba bailar tranquila. - Vámonos a "casa" antes de que la fiesta decaiga y llamemos la atención.

No pudo ver bien la cara de Leo con tanto movimiento de luces, y como iba delante de Eva agarrándola fuerte de la mano, ella sólo le siguió con mirada interrogante. Esperaba que no le hubiese sentado mal lo que le había dicho, pero quería ser sincera, y con toda la sinceridad del mundo le pasaba justo eso, él tenía que saberlo y hacer algo al respecto si quería. Cuando salieron fuera de la discoteca, el viento fresco les dio en la cara, aliviando el sofoco que provocaba el ambiente allí dentro. Ya sólo quedaba llegar a la habitación, ¿qué pasaría?

EVA Y LEO SALEN DE LA FIESTA

Off: Ha sido una fiesta muy divertida, gracias a todos los que habéis participado  <:

Hippie cute:

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 8.600
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 333
Puntos : 108
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Lluna Forman el Miér Jun 13, 2018 1:35 am

Sola en la pista
esperando a Dante



Estaba lo bastante animada como para estar bailando sola en la pista de baile. Que no suelo ser altanera, pero el alcohol me ha dado mucho énfasis y me ha dado por pensar que puedo bailar donde me de la gana, que este local es prácticamente mío. Me sabía casi todas las canciones, las bailaba y las disfrutaba como si en realidad estuviese sola en el salón de mi casa. Y si Dante no va a volver, cuando me aburra me voy, pero de momento no me aburro. Perdí un poco la noción del mundo y de la gente. Era yo bailando y pasándolo bien, cosa que no hago muy a menudo. Ni lo primero ni lo segundo, y me lo merezco, ¡joder! Si, he dicho joder. Soy una señorita, pero dijo groserías si me enfado. Pero no estoy enfadada ahora, solo efusiva.

En el escenario se formaban grupos curiosos. Algunos subían a cantar, otros a bailar como Dante y luego estaba el sanador amigo de Matt. Con su disfraz de coneja putilla se subió a bailar, con los taconazos y todo. Me lo quedé mirando, bastante asombrada. ¿Y a Matt le gusta esto? Supongo que es tiempo de que tengamos otra charla, de familia, para contarnos todo. Antes me ha visto bailando muy pegada a Dante, seguro que también se está preguntando quien es y de qué le conozco. Si le digo que le conocí hoy seguro que se enfada. ¡Valiente hipócrita! Él que habrá tenido sexo con medio mundo, y ni siquiera les preguntaba el nombre. ¡Uuuff, que rallada! Vi que Dante se acercaba entre la gente, y salí de mi ensimismamiento. Se acercó mucho, mucho, mucho. Mirándome con esos ojos penetrantes, pero serio. Yo sonreí sin entender que pasaba pero contenta de vovler a tenerle cerca. La noche podía continuar. Pero lo que él quería saber era si le había echado de menos.

- No mucho, he estado distraída viendo el espectáculo en el escenario y pensando en algo. - me acerqué todavía más, a sus labios y luego cambié de dirección para hablarle al oído. - ¿Te gustaría continuar la fiesta en un lugar más privado? No sé... Mi casa, por ejemplo.

De acuerdo, normalmente no zorreo de estas maneras. Pero es que el chico es muy guapo y me ha estado calentando toda la noche. Lo cierto es que no se me da tan bien entender señales de cortejo como las señales de que una Poción está a punto de convertirse en una bomba, pero esta vez creo que no me equivoco. Me gustaría pensar que si. No le conozco de nada, y aún así sé que podríamos pasar una noche divertida. A los dos se nos da muy bien mover las caderas.  


Abeja reina:
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1255
Puntos : 263
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Laith Gauthier el Miér Jun 13, 2018 5:17 am

Acciones: Seguir bailando con la señorita profesora, coquetear con el dueño del local, ser repelente con Ryan, escuchar el grito de Dante, ser ganador y robarse un premio y hacer propuestas indecentes a Matt.
Menciones: Vanessa, Matt, Ryan y pequeña mención al grito de Dante..

Para tan seria que parecía esa mujer, en realidad tenía un buen sentido del humor y sonreía mucho, tenía una sonrisa que el sanador encontró encantadora. — ¿No? Oh —pronunció, aparentemente decaído de que ella realmente no fuera una instructora de baile, y casi de inmediato hizo una siguiente pregunta que tampoco resultó. Lo que, parcialmente, había acertado era que ella se dedicaba a enseñar. — ¿En Hogwarts? —preguntó, curioso cuando menos. — Qué interesante, ¿qué materia das? Estuve ahí el año pasado, en octubre, dando un curso —le explicó brevemente su experiencia en el castillo. — ¿Te imaginas un curso de baile en el castillo? No, soy sanador —le dedicó una amplia sonrisa.

Cuando escuchó la música cambiar de ritmo, miró un poco hacia el aire, como intentando detectar si conocía, o no, la canción que estaba sonando actualmente, al punto de sonreír de nuevo y cambiar su baile para que concordara con la música. Se le daba especialmente fácil pese a su pequeña torpeza respecto a sus movimientos y el tamaño de su cabeza, era divertido y eso parecía ser lo único que le importaba al hombre conejo. Cuando acabó esa canción, la hizo girar en una vuelta y la liberó de su baile, agradeciéndole el rato con una encantadora sonrisa.

***

Tras un trago de tequila que le dejó la mente en blanco un momento, sonrió al escuchar las palabras de Matt que con toda seguridad le iban encendiendo fuego a la noche. — Cuidado con poner la vara demasiado alta, tendrás luego que cumplir mis expectativas —lo advirtió haciéndose el interesante antes de empezar a reír. Y con más fuerza sentía las ganas de ir a montarse al escenario hasta el momento en que se decidió a pedirle un momento a Matt para ir a hacer lo que sentía que tenía que hacer, alejándose de él.

Atacó a Ryan con un gesto leve, pero intenso, un pequeño empujón de poderío, apartándolo del escenario. Éste, cómo no, no pudo simplemente obedecer y hacerse a un maldito lado, sino que lo introdujo como una suerte de presentador, mirándolo con el gesto aburrido mientras empezaba su canción. Y, con una sonrisa traviesa, volvió su mirada hacia otro lado cuando le hizo una pregunta, claramente pasando de su cara mientras sus ojos cazaban a un tipo vestido de árbol por allá que le pareció conocer de algún lado.

Cállate un rato, Golgomatch —se burló, finalmente estaba empezando la intro de la canción. — Te apuesto que nadie quiere escucharte —pronunció. Y, como Ryan siempre tenía que fastidiarle el rato, lo que hizo al escuchar su declaración de amor fue simple, un simple gesto profundamente significativo. Y entonces comenzó su canción finalmente, y con ello aquella actuación que se había planeado, improvisando su maravillosa actuación y escuchando una voz lejana y ahogada por la música y las voces de la gente “¡Ese es mi conejo!”.

Cuando terminó de bailar y estaba por bajarse del escenario, escuchó que había ganado el primer premio del concurso de disfraces, ¿había un concurso de disfraces? ¡Qué cosas tiene la vida! ¡Y lo había ganado! No pudo evitar reírse, de segundo iba una mantis religiosa, la misma que vio antes con la mujer con quien bailó, y Lluna. Seguro que el concurso estaba comprado, ya se veía a Forman comunicándose telepáticamente con los Djs para decirles quiénes debían ganar, seguro también conocía a la mantis. Sí, se le había subido un poco el alcohol a la cabeza, ¿y qué?

¿Y mi premio? —preguntó, el muy exigente. — Oh, ¿cómo que no? Mira, si yo me disfracé especialmente para la ocasión, ¡hasta llevo tacones! Eso puede ser un arma mortal —señaló su disfraz. — Oh, ¿gané con el rosa? Pues mejor aún, porque se me perdió mi cabeza de conejo, ¿dónde la dejé? —y la buscó por la pista, pero nada de nada. — Bueno, mira, les disculpo no haberme dado premio, es más, este es mi premio, chao-chao —y mientras bajaba del escenario, se robó la botella de whisky de una de las bandejas de los camareros, que sólo atinó a quejarse con él.

Con su premio recién robado, se dirigió de nuevo a la barra donde se encontraba Matt, tan tranquilo como lo había dejado. Le sonrió, dejando su nueva botella de whisky en la barra, seguro de que iba a llevársela a casa, no porque no pudiera costearse su propio alcohol o porque de verdad quisiera un premio, sólo porque le había apetecido y lo hizo. Se tomó otro chupito hasta el fondo, seseando del ardor en su garganta cuando hubo pasado a través de esta, antes de finalmente decir algo.

Buen concurso —dijo, — creeré ingenuamente que no estaba arreglado —molestó un poco a Matt por la evidencia y el afán de fastidiar un poco, más que por creer realmente que lo estaba. — ¿Será posible que pueda robarme al dueño del local? Sería más divertido llevármelo a una fiesta más… privada, ¿no lo crees? —le sonreía, mirándolo de arriba abajo con travesura. — Es un tipo maravilloso, ¿lo conoces? Muy guapo, es decir, lo que se dice un hombre sexy realmente, además sabe divertirse aunque siempre se queje por su edad, pero no le digas que dije eso —empezó a hablar como si Matt no fuera el mismo hombre que el dueño del local.

El Conejo... ¿mejorado? Cambio de disfraz:

Aclaraciones:

  • Lleva un short negro.
  • El tatuaje pectoral es este, no el de la foto de referencia.
  • Los tatuajes de las manos son las dos flores




Última edición por Laith Gauthier el Sáb Jun 16, 2018 3:25 am, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 21.405
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 887
Puntos : 721
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Dante Fiore el Miér Jun 13, 2018 5:37 am

Interacción con: Lluna

Por suerte, podía quitarse ya la duda sobre la chica, y es que no, parecía no estar nada molesta, de hecho, le soltó una agradable sonrisa apenas verlo, lo cual fue totalmente reconfortante, luego de pensar que muy probablemente le iba a patear el trasero por abandonarla por tanto tiempo. A pesar de no conocerla, con el montón de tragos que tenía en el organismo, y encima con lo atractiva que era la rubia, se sentía suficientemente capaz de ser un hombre distinto con ella, totalmente atrevido y directo, a pesar de que él usualmente disfrutaba de ser un poco más caballeroso y discreto, justo ahora no sería así, iba a ir por todo y ser descarado, porque ahora mismo sabía que era lo que necesitaba. No acostumbraba demasiado a irse con alguien que justo acababa de conocer, en general siempre había sido un poco más precavido en ese aspecto, sin embargo, tenía un muy buen presentimiento acerca de ella, y es que con ese rostro tan dulce, muy pocos esperarían algo malo de su parte.

Interesante propuesta... — Ahora, cambió su rostro serio más por una sonrisa, juguetona, expresiva. Conocía de muy poco a aquella chica, pero él mismo sabía que, con todo lo que le atraía, y lo que había podido ver de ella en lo que iba de fiesta, parecía una buena mujer, quizás ahora un poco pasada de tragos, pero no es como si todos no lo estuviesen, y aceptaría casi sin dudar. Se acercó más a ella, aún sujetando sus manos, rompiendo con toda distancia y estampando sus labios contra los suyos, en un corto beso de unos cuantos segundos, rápido, pero directo. Al separar nuevamente sus rostros, le dedicó una traviesa mirada, clavando sus ojos sobre los ajenos — ¿Eso contesta a tu pregunta?

No se tomó siquiera tiempo para mirar a su alrededor, justo ahora, le importaba muy poco quien pudiera estar cerca de él o quien no, estaba concentrado únicamente en Lluna, y esperaba que así siguiera. Incluso la música había pasado a un segundo plano, puesto que de pasar a estar moviéndose al ritmo de la música hace un rato mientras se paseaba por la discoteca, ahora apenas y se fijaba en la canción que estaba sonando. El ambiente continuaba siendo bastante bueno, y la verdad es que, estaba totalmente dispuesto a anotar esta discoteca como uno de sus lugares preferidos, que la había pasado de maravilla aquí, aunque juraba que nunca antes había escuchado nada sobre ella — ¿Te parece bien si nos vamos ya, o quieres estar otro rato? — De cualquiera de las dos formas él estaría de acuerdo, porque aunque ya la estaba pasando bastante bien dentro de aquel lugar, sabía que muy probablemente iba a disfrutar incluso más lo que le quedaba de noche, porque sabía que una chica tan joven y hermosa tenía bastante para ofrecer, además de haberse ganado su amabilidad, incluso más de lo usual al ver lo agradable que podía llegar a ser cuando ya estaba un poco más en confianza.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.150
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 80
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreMedimago

Vanessa Crowley el Miér Jun 13, 2018 9:20 pm

Interacción: Laith Gauthier.
Acciones: Terminar de bailar y abandonar la fiesta.

Doy clases de transformaciones —respondió—. Vaya, es una lástima que yo llegara en marzo, porque creo que me acordaría de ti —O al menos se acordaría de haberlo visto bailar, aunque no sabía si sería capaz de reconocerlo con esa máscara—. Así que sanador... —susurró, y probablemente el chico no la oyó debido al alto volumen de la música—. ¿Enseñaste primeros auxilios?

El chico le había propuesto bailar sólo unca canción, y al final habían acabado bailando dos. No le parecía mala idea, se veía amable y simpático, y además en ese momento estaba sola. Una lástima no haberle visto la cara al sanador.

Buscó con la mirada a alguien conocido, o al menos a Nailah para poder despedirse, pero no encontró a nadie más. Quizás todos llevaran disfraces tan buenos como el del hombre conejo. Tampoco es que se entretuviera mucho buscando. Se había puesto unos tacones demasiado altos y ahora le dolían los pies, era hora de irse a casa o de buscar una actividad que pudiera hacerse sentada.

Y se dirigió a la puerta sin mirar atrás.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Natalie Dormer
Edad del pj : 31
Ocupación : Profesora
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.100
Lealtad : Neutral/Pro-mortífag
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 204
Puntos : 79
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5719-vanessa-crowley http://www.expectopatronum-rpg.com/t5729-relaciones-de-nessa http://www.expectopatronum-rpg.com/t5728-cronologia-de-nessa http://www.expectopatronum-rpg.com/t5725-correspondencia-de-nessa
Vanessa CrowleyProfesores

Ryan Goldstein el Jue Jun 14, 2018 2:00 pm

Acciones: Despedirse de Stellita con un abrazo fuerte-fuerte y mimoso, despedirse de todos en general, acabar casualmente en el baño de mujeres teniendo una charla privada con Freya, y luego irse a buscar a Bea y Joah para llevarlas a casa, ¡y chau Babylon!, ¡qué buena fiesta!

Menciones: Berta (PNJ), Bea, Joah, Stellita, Juliette.



La tomó como se toman las buenas cosas, un trago de lo bueno, y hacia dentro. Sabor ardiente. Justo en la boca abierta del nervio, ahí es donde se le clavó como una bebida muy dulce, subiéndosele a la cabeza y haciéndolo sentir… No tenía ataduras, no tenía por qué preocuparse sobre cicatrices del corazón o el día de mañana, sobre nada en absoluto. Él era ese momento, y aunque se sentía cansado, apretado, incómodo en todas las posiciones, él era ese momento y no hubiera querido ser de otra manera, y qué bien y qué tibio y qué sensual fue desarmarse por el capricho del roce contra esa piel de mujer, que era ternura blanda, excitación en caliente y eros, deseo.  —Fragmento de "Noche de copas", por Gregorovius Macbeth.


Buena fiesta, Ryan ya se iba. Había bailado, cantado, había visto una performance de acróbata en el escenario —en el escenario, donde también recibió una nalgada, que lo hizo voltearse para dedicarle un guiño al fauno de la noche—, y en fin, se daba por servido. Además, tenía que llevar a Bea y una amiga suya a casa, dos chicas tan alegres, que de tan alegres parecía que hasta se olvidaron de contar las copas. El caso es que, habiéndose despedido de Juliette y Stella, y de Stella con un gran, gran abrazo, de esos bien agradables y mimosos —adoraba a esa chica, lo encantadora que era—, la idea era volver junto a Bea antes de que decidiera que le hacían falta más copas para brindar por la alegría la polución y las pelucas, pero.

¿Tú conoces a Berta? Probablemente, no lo hagas. Pero había asistido a la misma fiesta por algo de diversión, ¡y la encontró a lo grande!, y todo hubiera sido perfecto si no hubiera perdido su pata de conejo. Sí, su pata de conejo. Ella era muy seria al respecto de tener tu amuleto de buena suerte siempre contigo, ¿ok? ¡Y ella lo perdió! Le dio algo cuando se percató del detalle, y menos mal que recordó dónde podía estar, ¡oh, gracias a Merlín! En el baño, por supuesto. Sí, sí, ahora empezaba a recordar. La cartera se le había caído al suelo y algunas de sus cosas cayeron fuera, así que, ¡eso debía ser! Oh, por favor, ¡ojalá que nadie hubiera tomado su pata de conejo!

Así que, regresó a los baños. Casi se alegró de que no hubiera cola y entró como un balín humano prácticamente chocando con el hombro de una pelirroja que salía, toda colorada y sin motivos. ¿Que si se dio cuenta de la rara expresión de circunstancias de la otra mujer? No, no, ella estaba empeñada en arrodillarse en la mugre fría de las baldosas —sí, era capaz de todo por su conejo—, y perforar cada mínimo rincón del suelo, hacia dentro y por debajo de las portezuelas de los baños, confiando en que sus ojos de lince hallarían lo que… ¿eran esos unos tacones como los que había querido comprarse el otro día?, ¡oh, que buenos tacones de aguja! Pero estos no estaban solos, sino que venían acompañados por un par de zapatos masculinos. Mas-cu-li-nos. A-com-pa-ña-dos. S-E-X-O. Pa-ta-de-co-ne-j¡oooh!

¡A Berta de le dio un shock!, ¡se levantó enseguida con UN CALOR!, ¡de la vergüenza, oye!, pero tranquila mujer, tranquila, que el sexo era algo natural, ¡pero que no, que no era por eso! Un cuarto, hubiera estado bueno que esos dos se consiguieran un cuarto y no que se apretujaran en un cubículo con un retrete haciendo ruido porque era gratis, y riéndose. Ese no hubiera sido el problema tampoco, de no ser porque su pata de conejo, ¡su pata de conejo, sí, la había visto en una ojeada fugaz!, ¡estaba allí!, justo al costadito del pie del inodoro, mientras que los otros dos se la pasaban de lo más rico, montándosela. ¡Qué lindo Berta!, ¡qué lindo!, ¿cómo hacía ahora para…? ¡Oh, claro, su varita! Menos mal que ella era una maga y tenía la vida solucionada, que bien que… ¡No!, ¡tonta!, ¡le había dejado la varita a un amigo antes de arrojarse a la búsqueda de su pata de conejo! ¡Qué lindo Berta, qué lindo!

Bueno, no quedaba otra. Roja de vergüenza y todo, tendría que ponerse en cuatro y meter una mano por debajo del cubículo, sí. ¡Porque ella TENÍA que recuperar su pata de conejo!, ¡a como dé lugar! Y no era cuestión de interrumpirles la fiesta, golpear la puerta y preguntar: “Ey, oye tú, rubio que fornica en baños públicos, ¿me das un segundo? Porque justo ahí tienes una pata de conejo, mira, sí, esa, ¿me la alcanzas?”. Como que era muy de gente pesada eso llamar a la puerta, ¡pero! Si tenía que arrastrarse desde la cabina de al lado y meter la mano por debajo del cubículo para recuperar su buena suerte, ¡joder, ella lo haría! Así que, así estaba Berta, agachada en una posición incómoda y pasando una mano de uñas pintadas por debajo del cubículo para alcanzar su patita de conejo mientras que. Oh, por Merlín. Parecía una buena idea cuando ni pensó sobre ello y se lanzó a hacerlo. ¡Pero de verdad!, ¡qué incómodo era eso de ser la que se arrastra por el suelo cuando otra está subida a sus tacos y otro se la goza!, ¡se le atropellaba la sangre en las mejillas! Es que si la encontraban, ¿qué le dirían si la vieran? ¡No, nadie podía saber sobre eso, NUNCA JAMÁS!


*


Ryan Goldstein no era, lo que se dice, un hombre que se anduviera con remilgos. Si eras hermosa y con ganas, él respetaba tus decisiones. Porque tú eras una mujer independiente, y caliente. Y él era, ¡tan simpático, el hombre! No tenía motivos para rechazar un encuentro casual, que incluso podía parecerte algo incómodo, sólo al principio, pero tú sabes, son esa clase de encuentros de los que te olvidas cómo fueron, y al final lo que queda es preguntarse, “Oh, me pregunto cómo lo hice”, pero lo importante, es que lo hiciste, ¡realmente pasó!

—¿Y qué edad tienes?—había preguntado, en algún momento. A-gua-fies-tas. Pero luego, rió y la abrazó besándola justo en el cuello. Era entrañable, incluso durante los encuentros casuales, con una total extraña. Y es que, no tenía que olvidar, que a los amigos de tus amigos, mejor los tratas bien, más te vale, y muy bien—Ok, ok. Mientras no seas menor de edad. Algo que yo nunca sabría, ¿verdad?

Y bueno, dudaba volver a verla para ser honestos, a menos que le hiciera un hijo. ¡Imposible, de todas formas! JA JA, por supuesto que él sólo estaba bromeando en su mente, ¡sólo bromeaba! Es que, se imaginaba que de tener otro hijo fruto de la pasión —y ya le había ocurrido con una veela—, su familia se pondría como loca, ¡armaría tal escándalo! JA JA, eso no pasaría, por supuesto. Él era responsable, como hombre. Muy responsable.


*



La puerta de los baños se abrió, y Berta salió casi corriendo, con una pata de conejo en la mano e increíblemente despeinada, ¡toda nerviosa! Y detrás de ella, rato después, saldría Ryan, con el cierre de la bragueta abierto y pensando en que, ¡oh, demonios!, si no volvía a casa para darle de comer a su gata, Luna, esta volvería a abrirle los cojines del sofá con sus garras, algo que le encantaba hacer, como venganza. Era difícil convivir con Luna, pero tenía que admitir que su nueva mascota lo tenía muy entretenido, y pensando en eso, fue en busca de Bea y su amiga, antes de que arrojaran otro micrófono. Upsi. El cierre, menos mal que lo vio. Raro, hubiera jurado (que se había arreglado antes de salir, válgame)… En ese instante, Freya se le vino a la mente, y se sonrió. Y siguió camino, subido el cierre.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 31.300
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 361
Puntos : 239
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 10 de 11. Precedente  1, 2, 3 ... , 9, 10, 11  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.