Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Fiesta de primavera (30 de Abril de 2018)

Matt Forman el Mar Mayo 01, 2018 11:57 pm

Recuerdo del primer mensaje :




La discoteca Babylon empezaba a ser el lugar de moda. Mis fiestas daban mucho de qué hablar pero eran las más divertidas del universo. Los magos y brujas de esta ciudad, y de otras, adoraban pasar el sábado por la noche en mi negocio. Mis ganancias se habían disparado, cosa que me importaba poco, y la fama de mi local era inmejorable. Me planteé hacer una fiesta en primavera porque no había hecho ninguna fiesta importante desde Carnaval, y ya habían pasado dos largos meses. Además, todo el mundo sabe que me gustan demasiado los disfraces. Nada más plantear la fiesta, ya había elegido mi atuendo.

Quien conozca la discoteca de antes se va a sorprender por el notable cambio en la decoración. Empezando por los trabajadores de la discoteca. Todos iban van disfrazados de hadas, incluso los seguratas de la puerta. Se ven estupendos y mágicos. En el techo de la discoteca habíamos creado enredaderas con flores que colgaban a distintas alturas. Había flores por todos lados, y más enredaderas en las barras. El escenario también había sido decorado, pareciendo un bosque encantado. Allí estaría mi DJ favorito, disfrazado de hada, igual que todos los demás. El karaoke estaba a disposición de todos, al igual que el solicitar o dedicar canciones. En la barra había una gran variedad de cócteles con frutas, decorados con flores, de todos los colores. Con alcohol, por supuesto. Iba a ser una gran noche, si la gente se animaba tanto como en el pasado Carnaval.

No había invitado a nadie en especial. Lo había comentado de pasada con Lluna, ya que la vi tan divertida en Carnaval, y poco más. Pero la gente se entera. Una persona ve el cartel de una fiesta en Babylon e inmediatamente se lo comenta a otro. Y cuando te quieres dar cuenta, la discoteca está llena de mujeres y hombres con ganas de disfrutar de la noche. Esta noche estaba empezando justamente ahora. Los primeros clientes empezaban a llegar. En esta ocasión no iba a ocultar mi identidad. Estaba listo, con mi disfraz, sentado en la barra disfrutando de un cóctel de mango y vodka. Una mezcla dulce de sabores tropicales y eslavos a la vez. Ideal. Movía la cabeza al ritmo de la música, esperando tener algo divertido que hacer esta noche.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 628
Puntos : 224
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Andreas Weber el Jue Mayo 03, 2018 10:25 am

Saludo a Gwen desde lejos.
Voy a la barra e interactuo con Nailah

Que alguien me explique qué cojones hago yo yendo a una fiesta de primavera donde puedo encontrar más problemas que otra cosa, porque de verdad que no lo sé.

Hace unos días, Orión habría traído El Profeta como todas las mañanas... junto con algo más. Al momento, el nuevo pergamino llamó mi atención, porque ¿y si eran noticias de Bruno, papá o Max Powell? A lo tonto, después de conocer cuánto se había implicado Max con todo el mundo para que recuperáramos a nuestros seres queridos, pues uno le toma aprecio y se termina preocupando por él. Pero no era nada de eso: era un panfleto publicitario sobre una fiesta de primavera que iba a tener lugar a finales de mes en una discoteca de la que no había oído hablar en la vida. Vale que solo llevo prácticamente un mes viviendo en el país, pero algunas vacaciones me he escapado de fiesta, a veces con Bruno, y juraría que nadie me había dicho nada de ninguna discoteca Babylon.

Estuve dándole vueltas varios días, a ratos, conforme me acordaba. Mi parte real, el Andreas original de antes de las desapariciones, hubiera acudido ese mismo día a la discoteca para "imbuirse del ambiente" a ver qué se encontraba, todo con un mero objetivo investigador, por supuesto. Pero el Andreas con los pies en la tierra le aguaba la fiesta al otro porque ¿y si alguien me reconocía? En el panfleto ponía claramente que había que ir disfrazado, pero aun así, todo el país debía de haber visto mi foto al menos tres o cuatro veces por semana a estas alturas, así que, de ir, tenía que currarme un disfraz donde no se me reconociera para nada. Pero por otro lado... Cuanta más gente fuera a la fiesta, aunque también aumentaba la probabilidad de que acudiera gente que quisiera echarme las manos encima, también podía haber gente que estuviera en mi misma situación y acudiera a oír respuestas, o gente que como Max se dedicara a ayudar a los demás... o gente de esa misteriosa Órden del Fénix de la que no había oído hablar hasta hacía unas semanas y ahora tenía hasta en la sopa. Así que decidí dejarlo estar por unos días y meditarlo con la almohada...

...y allí me encontré, delante de la puerta de la discoteca, haciendo cola para entrar rodeado de hadas, elfos, hippies, mariquitas y abejas. Esperaba que no me reconociera nadie pues me había currado bastante mi disfraz (incluso me había pintado la cara de verde y, toda una proeza, me había afeitado por primera vez en meses); los momentos más peligrosos eran hasta que la gente llevara ya un par de copitas encima, porque entonces a lo mejor confundían mi cara con la del segurata de turno, con la de un cuadro o incluso con una columna de mármol, así que nadie daría crédito a eso. Pero hasta entonces... más me valía pasar desapercibido.

Me sorprendí nada más entrar, pues aquello estaba lleno. Vale, sí, es lo normal para este tipo de sitios, pero yo no había llegado tan tarde como para que aquello estuviera tan lleno a estas alturas. Y ver la decoración, los disfraces de la gente, el ambiente... No voy a negarlo, sonreí como un crío, olvidándome por un momento de toda la mierda que tenía encima. ¡Si hasta el DJ era un hada! Era precioso todo, no había otra palabra para definirlo.

Alguien me empujó por detrás y vi que estaba taponando a la gente que entraba de la calle, así que avancé para delante. No miraba mucho los rostros de la gente para no darles una excusa para que me reconocieran y la liáramos en un momento (cuanto más discreto, mejor), pero en la distancia me pareció distinguir a Gwendoline disfraza de hippie junto a una chica rubia que parecía ir disfrazada de novia con una corona de flores en la cabeza. Alcé una mano/pata y le saludé desde lejos; no me acerqué al no conocer a la otra mujer porque ¿y si era alguien del Ministerio, alguien hostil? No podía arriesgarme. Además, no era por ser conspiranoico, pero con toda la gente que había, era probable que al menos la mitad, si no más, trabajaran allí.

De modo que, en lugar de quedarme en medio de la discoteca por mi cuenta, en plan forever alone, me dirigí a la barra para al menos tener algo que hacer. Al parecer todo el mundo conocía a alguien dentro, y yo estaba empezando a pensar que venir a esta fiesta a "conseguir respuestas" me iba a dar unos resultados jodidamente inesperados. El camarero, otro hada, se acercó a tomarme el pedido, y al momento me trajo mi whisky de fuego, al que apenas le di tiempo de reposar en la barra, pues enseguida le pegué un traguito. Me relamí al separarme la jarra de los labios, disfrutando de aquella sensación de quemazón en la garganta al tragar el líquido. Bueno, si no encuentro respuestas en ese sitio, al menos me habré tomado un whisky de fuego... o unos cuantos. Ni me acuerdo de la última vez que me tomé uno.

Noté movimiento a mi derecha y mis reflejos me hicieron girarme rápidamente, en posición de alerta, pero solo era el girasol de mi derecha, que se había terminado su copa y se levantaba de la barra. Exhalé, más relajado, el aire que había estado conteniendo. Vamos, Andreas, relájate, es una fiesta, nadie te va a atacar. Pero entonces, observé a una figura familiar, alguien conocido que había estado sentado a la derecha del girasol y que no me había dado cuenta de que estaba ahí ni de cuándo había llegado.

- ¿Nailah? - pregunté dudoso. Tenía pinta de ser Nailah, pero todos íbamos disfrazados, así que no era tan raro preguntar, ¿vale? Además, si era Nailah, parecía más un hada o una ninfa que una mujer que aparece entre las sombras y se carga a bocados a otro hombre. Ese pensamiento aún hacía que se me erizara el vello de la nuca. - Bonito disfraz - dije alzando mi copa en su dirección y dirigiéndole una media sonrisa de aprobación. Bueno, aprobación era poco. Pero no vayamos por ahí...  Me levanté de mi taburete con mi whisky en la mano y me senté en el que había dejado libre el girasol, justo a la izquierda de Nailah, antes de que algún molesto abejorro me lo quitase. - ¿Vas de hada o de ninfa o...? - Qué malo soy para estas cosas, por Merlín. - Te sienta bien el naranja - Vale, Andreas, apresúrate a terminarte la copa y ya te estás pidiendo otra, porque lo estás arreglando. Bebí un trago (bien laaargo) de forma apresurada - No sabía que ibas a venir - comenté con tono casual para desviar el tema de conversación. - ¿Alguna novedad? - pregunté sin dar muchas pistas, ella me entendería. Otro minipunto para mí por hablar de eso en una fiesta, pero al final y al cabo, había ido para eso, no a hacer amigos.

disfraz:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 30
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.200
Lealtad : A sí mismo
Patronus : Elefante africano
RP Adicional : 000
Mensajes : 110
Puntos : 43
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5764-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5774-relaciones-de-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5776-cronologia-de-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5773-correo-de-andreas-weber
Andreas WeberFugitivos

Gwendoline Edevane el Jue Mayo 03, 2018 1:00 pm

Interacción con Beatrice.
Presencio el "lametón" de Freya a Laith.
Interacción con Ryan. Interacción "remota" con Andreas.
Mención a Ian.

Acercaos, niños, porque voy a contaros un cuento: este cuento se titula 'Una serie de catastróficas desdichas alcohólicas en la vida de Gwendoline Edevane'. Os prometo que será un cuento entretenido, divertido, inapropiado en la mayoría de casos, pero no aburrirá a nadie... Venid conmigo y sed testigos de ello...

Desdicha número 1: la muerte de la primera cerveza

Apoyada junto a la barra, esperando que el camarero nos sirviese una bebida, me enfrasqué en una breve conversación con Beatrice. Una conversación bastante esclarecedora que me hizo volver la mirada en su dirección y abrir los ojos cómo platos. ¿Había estado Beatrice Bennington en la fiesta de carnaval? Y eso no era lo peor: ¿El camarero la reconocía de la última vez? Vale... aquí hay algo que claramente es un problema. ¿No se suponía que en la fiesta de carnaval iban todos irreconocibles? ¡Sam iba con una máscara de Deadpool y envuelta en cuero ajustado! Por algún motivo, ese recuerdo me hizo sentir un ligero—no tan ligero, en realidad—calor interno. Así que decidí dejar ese pensamiento a un lado.
Hoy me tocaba ser la responsable.

—A ver, a ver, aver...—Empecé a decir. Me faltó añadir "Vamo a calmarno" para convertirme yo misma en un meme.—¿Por qué te reconoce ese camarero? ¿Tengo que recordarte que eres una...—iba a decir la palabra prohibida, pero logré morderme la lengua a tiempo—efe-u-ge-i-te-i-uve-a? ¡No deberían reconocerte!—Dije todo esto hablando bastante alto, pero con la música a todo volumen, nadie prestó atención. La sorpresa de su interacción con el camarero había sido tal que había olvidado por completo la pregunta sobre el arco. Y cómo si acabase de recordarla, respondí.—Sí, era yo, pero en un momento dado perdí el arco. No sé dónde pudo acabar...

Con mi cerveza en la mano, me di la vuelta para encarar la pista de baile, y ahí empecé a presenciar locuras. Lo que hay que ver por no estar borracha ni ciega... Y es que, en algún momento, por algún motivo, una joven decidió que le apetecía pasar la lengua por los abdominales del conejo rosa que había visto al poco de entrar. Presenciando aquello, no pude evitar consultar mi reloj de pulsera. ¡Diez minutos después de entrar y ya estaban ocurriendo estas cosas! Pues estamos listos...
Debía beber. Necesitaba un trago. Me acerqué la botella a los labios con esa intención... pero la bebida no llegó a tocar mi boca. La música de repente enmudeció y alguien empezó a darle golpecitos al micrófono. Miré en dirección al escenario y... ¡Trágame, tierra! ¿Por qué no me tragas ya? ¡¿Qué haces que no me tragas?! A la tierra le dio igual el infortunio de que Ryan Goldstein me hubiese reconocido. Nos llamó a Beatrice y a mí para que subiésemos al escenario, y yo me llevé una mano a la frente mientras negaba con la cabeza.

—No le dejé besarme, nunca le dejaría besarme, aunque lo intentó.—Respondí a Beatrice en voz baja. Dejé la cerveza sobre la barra y entonces, haciendo pantalla con ambas manos alrededor de mi boca—y haciendo acopio de un valor inusitado en mí—respondí a Ryan, que seguía en el escenario.—¡TE EQUIVOCAS! ¡YO NO ME LLAMO GWEN! ¡SOY WANDA MAXIMOFF, LA BRUJA ESCARLATA, UNA DE LOS VENGADORES!—Exclamé, y casi al momento, escuché que sonaba la música de Los Vengadores, lo cual me sorprendió. Volví la mirada en la dirección de la que venía, y me encontré a Beatrice reproduciéndola en el móvil. A - ¿Cómo lo ha hecho tan rápido? B - ¿Qué clase de brujería de móvil es ese que carga tan rápido vídeos de Youtube?

Fuese cómo fuese, y con la mirada de algunas personas clavada en mí, volví a la barra para recuperar mi cerveza... y ocurrió la desdicha número uno: Beatrice me cogió de la mano, con evidente intención de llevarme al escenario, y cuando intentaba coger mi cerveza, se me resbaló entre los dedos y acabó destrozada en el suelo. Contemplé con fastidio el montón de trocitos de vidrio verde sobre un charquito espumoso de cerveza, mientras Beatrice me arrastraba al escenario.
Espera... ¡Me arrastraba al escenario! ¡No estoy borracha! ¡No estoy preparada para esto! Logré soltarme de la mano de Beatrice por algún milagro.

—¡No, no, no! ¡No, no! ¡No no no no no! ¡No... no!—Fui elocuencia pura y dura en aquel momento, pero lo cierto es que me había puesto nerviosa. Roja, de hecho, y no iba a ser capaz de subirme ahí si no estaba borracha.—Sube tú. A placer. Mi vida... yo no puedo con ella... Más tarde. Más borracha. Quizás.—Se me estaban tropezando las palabras y no era capaz de articular frases coherentes.

Así que volví en dirección a la barra, y por el camino juraría que me saludó una mantis religiosa, a la cual devolví el saludo. Quizás me conocía, o quizás no, pero le había impresionado que clamase que yo era Wanda Maximoff. ¿Fan de Los Vengadores? No lo sé, pero yo estoy tan roja que estoy a punto de convertirme en cenizas... ¡Ohhh! ¿Demasiado pronto? El caso es que conseguí volver a la barra para pedir a la sustituta de mi cerveza, perecida en un triste accidente. El camarero me la sirvió, y con ella en la mano, me di la vuelta para encarar la pista de baile... dándome cuenta de que me había puesto junto al chico-flor de las mallas apretadas. ¿Pero qué clase de flor es esta?
Sin darme cuenta, me quedé mirándole, mientras levantaba poco a poco mi cerveza para acercármela a la boca. Tan lentamente que alguno diría que intentaba hacerme invisible...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.583
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 787
Puntos : 383
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Nailah Stuart el Jue Mayo 03, 2018 4:24 pm

Acciones: Beber mi licor 43 con lima como si no hubiese mañana
Interacciones: Con un señor mantis religiosa muy guapo Andreas

En cuanto me sirvieron mi refrigerio no tardo mucho en darle un largo trago con la intención de que me subiera rápido y como mínimo sentir que podía soltarme y bailar. A si como mínimo bailaría con alguien. A lo mejor. En un mundo donde lo que yo pienso es posible. Aún así era demasiado temprano para deprimirse, y deprimirse es para adolescentes que van al cole así que, mejor seguí bebiendo mi bebida, mirando a mi alrededor y escuchando la música que sonaba para ver si podía descifrar algo de como se bailaba.

Suerte para mi, sentí como que algo empezaba a hacer efecto y me iba animando, bailando ahí sentada en la barra. Y quien dice bailando sentada en la barra dice balanceándose de un lado a otro como y sintiendo como todo parecía ser más ligero a su alrededor. Claro que mi bailoteo fue interrumpido cuando oí una voz familiar diciendo mi nombre y me giré para encontrarme, para mi sorpresa, con una mantis religiosa. Me llevé la mano a los labios, evitando que me saliera la risa estúpida mientras lo observaba acercarse y es que no lo logré reconocer hasta que lo tuve delante mío. Y no fue por su cara verde, precisamente... fueron esos ojos, esos malditos ojos. Reconocería esos ojos tan azules y bonitos en cualquier lado, pero es que ¡se había afeitado la barba! Que joven parecía ahora sin barba, aunque seguía igual de... bueno, como es él.

And... —Me callé al momento, vale, alcohol malo, casi desvelo su nombre en la fiesta.— ¡Tu! ¿Que haces aquí? —Espeté sonriendo, inclinándome hacia él para darle un fuerte abrazo como si fuera un amigo de la infancia, algo que si hubiera estado enteramente sobria no habría hecho.— ¡Muchas gracias! —Respondí moviéndome con la intención de lucir más mi disfraz.— Diría que es un hada mariposa, o... algo así... —Me encogí de hombros y solté una risa estúpida mientras pedía al camarero que me rellenara el vaso.— ¿Y tu? No se nada de ti desde... ese día ¡y me temí lo peor! —Le pegué en el brazo como acompañamiento de la reprimenda.— ¡No me vuelvas a hacer eso...! —Y morruda me giré hacia mi vaso para dar un pequeño trago y luego hacer una mueca. La pregunta de si había alguna novedad provocó que suspirara con pesadez y apoyara la cabeza en la barrar. La carta de Seth. Hacía días que la había recibido y había pensado mil veces como decírselo a Andreas, y no, seguía sin encontrar la manera.— Pues... sí, recibí la carta de Seth... —Dije girando la cabeza para mirarle.—
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Gal Gadot
Edad del pj : 36
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 200
Lealtad : Neutral
Patronus : Pantera
RP Adicional : ---
Mensajes : 115
Puntos : 45
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5757-nailah-stuart http://www.expectopatronum-rpg.com/t5805-i-ve-got-the-eye-of-the-panther-the-fire-nailah-s-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5831-nailah-s-mail
Nailah StuartProfesores

Stella Thorne el Jue Mayo 03, 2018 7:10 pm

Con Ian Howells

Dark Spring:

¿Qué estoy haciendo? ¿Qué estoy haciendo?

Es que ok, una cosa es ser impulsiva y otra muy distinta es ir a la boca del lobo en caída libre y por gusto propio.Pero aún así mis pies se negaban a detenerse, seguían caminando a paso decidido como si estuvieran buscando algo fervientemente dentro de esa discoteque.

Me detuve en la salida y miré el local. Joder, era increíble. ¿Hace cuánto que no venía a un lugar como este? Ya ni siquiera lo recuerdo, pero que no lo haga no es algo del otro mundo porque con suerte recordaba que había desayunado en la mañana. "Tostadas con huevo revuelto y un jugo de frutilla" me dijo una vocecita en mi cabeza. Bueno, en la comida tengo mejor memoria, pero con nada más.

Inspiré aire profundamente y me repetí la misma pregunta: "¿Que estoy haciendo?" y como única respuesta entre al local. La música sonaba a todo volúmen, de esa que uno sabe que al otro día escucharás un pitito recordandote esa noche de bailoteo y descontrol. Durante el último mes me habían pasado muchas cosas: Misiones en la Orden, el aniversario de la captura de Adae, el reencuentro con mi otra..."familia". Suspiré, joder... me merezco una noche de fiesta, tragos y baile ¿no? SOLO UNA, NADA MÁS.

Me dirigí una mirada rápida, había improvisado mi traje a último momento. Todos los créditos a mi amigo Tim, un muggle tatuador y pintor de profesión. Quién todo gustoso me había hecho esos hermosos dibujos sobre mi cuerpo, se había demorado un par de horas pero había valido la pena. Nos pusimos al día y de paso recibí los regaños correspondientes de su parte por haberme tatuado con otra persona que no fuera él. Por lo que tuve que prometer que en mi próxima visita no sólo serían dibujos borrables sino que unos permanentes. Ya tenía dos en mente...Me dirigí a la barra. Quería una inyección de energía, mi paladar quería tequila, limón y sal. Que maravillosa combinación.

- Hola, me da un shoot de tequila por favor.- le pedí a un barman, me giré sobre mi propio eje y miré a mi alrededor.- Mentira...- exclamé divertida cuando pasos más allá vi a un Howells floral.- Aquí tienes.- giré y le dedique una sonrisa al camarero.- Gracias.- tomé el vasito, me puse sal en mi mano llevé el limón  a mi boca. Y un, dos, tres pa adentro.- Jaaaash.- sentí un pequeño escalofrío recorrer mi columna vertebral, ganando enseguida más temperatura.

Y con una sonrisa y con el sabor del tequila aún en mi boca me dirigí hacia el castaño.- Miren a quién tenemos por acá...- dije llegando a su lado con una sonrisa de lado.- La primavera tatuada ha llegado, a que no adivinas quien soy.- le señalé sonriendo más aún y moviendo mis frondosas cejas. Una pista más que clara ¿no?.

Y bueno, estoy en la boca del lobo pero al menos encontré una amigo en ella.
Ahora ¡que comience la fiesta!.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Ryan Goldstein el Jue Mayo 03, 2018 7:22 pm

Interacción: Bea.
Mención: Gwen.




¿Wanda?, ¿Wanda dijo?, ¿quién era Wanda? Ryan había parpadeado, de la impresión. Pero enseguida agregó, a través del micrófono, todo sonrisas el hombre: “Un gusto, Wanda”. Tú sabes, había gente que no se enteraba de que eso del “si te he visto no me acuerdo” era más que un mito. Es que existía gente como él, que no importaba cuándo ni cómo ni dónde ni porqué, se creían tan oportunos, tan entrañables, tan rubios. Y en el fondo, Ryan sólo podía interpretar la renuencia de Gwendoline como timidez, una que se le hacía encantadora.

Bea, por otro lado, no era tímida.

Ryan se carcajeó solo, adelantándose hasta ella sobre el escenario, y quizá en un intento de desarmarla —es que mira, si hasta le había dedicado una amenaza, toda severa con él, que se alegraba de verla—, lo que hizo fue rodearla por la cintura con unos brazos exigentes, acaparadores, y sobre todo, de pesado que era, e ir a estamparle un beso en la mejilla, con ese buen ánimo de sujeto encantador, y cariñoso. De ahí a que lo consiguiera, era otra historia. Pero mira que tenía que ser insistente, eh.

—¡Tú!—Por cierto, que tenía los labios húmedos por vaya a saber qué bebida, fría para helarse. Y todo él olía dulce, pero que muy dulce, demasiado dulzón ese aroma, para variar. Era como un mango abierto, y en caliente. Se lo veía muy contento, y eso que él no tomaba alcohol, a menos que su humor se vistiera de negro, y ese o era el caso ni la ocasión—. Te he extrañado—dijo, comprador como él solo, y finalmente se apartó, pero sujetándola de una mano, o en fin, queriendo que diera una vuelta frente a él mientras le sostenía la mano por encima de la cabeza—. Déjame verte, por favor. Date una vuelta, ¿no estás de ligue? Déjame ver qué querían ligar. Bueno, te lo concedo. Te ves preciosa—Sonrió—. Lo que más me gustan son las gafas—Y añadió, acercándose en un susurro—Es por los paparazzi, ¿verdad?


Y por supuesto, no iba dejar pasar el tema de su acompañante, sobre la que se mostró muy interesado.


—Así que, ¿vienen juntas? Después tendrás que hablarme sobre ella. Tuvimos un encuentro, y ella me gusta mucho. Pero creo, que no le he causado una muy buena impresión. Sólo dile que quiero ser su amigo, ¿lo harás por mí? ¿No soy acaso un buen amigo contigo? Te gustan mis pizzas, eso lo sé. Díselo, por favor. ¡Me encantará hacer buenas migas con ella! Ya sabes lo que dicen: “Los amigos de mis amigos…”

Sí, él la acorraló en una conversación, hasta que el Dj puso la música.



*


Atrevetetete salte del closet, rubia destápate, quítate el esmalte, sigue dándole al ritmo con ese pasito lento de caderas, ese sobrado hacer del cuerpo desarmándose de a poquito, con los codos levantados, siguiendo el ritmo, lento calendo, muy en la tuya, jugando con las manitos, dándote aires de callejera.


Pero Ryan, oye.

Esto es hasta abajo, cógele el triki.


*


…levántate, ponte hyper
cantaba (y te lo bailaba), sin olvidarse de su compañera de escenario. La sacó a bailar, allí arriba, mientras cantaban. Y se divertía, se le notaba, como cuando abría las piernas y se iba hasta abajo, con todo ese movimiento de caderas (que de atrás para adelante, que para los costados, que despacito). Le había cogido el triki y lo disfrutaba, y si ella se iba hasta abajo, él iba con ella, así, espalda contra espalda o saliéndole al encuentro, cara a cara, todo pa' abajo.

Si Ryan Goldstein sabía español, sí, él lo hablaba. Si Ryan Goldstein sabía cantar, bueno, sobre eso, puede que cantar no fuera realmente lo suyo, ¡pero! Tú sabes, cuando alguien le pone entusiasmo y se divierte con ello, como que terminas acompañándolo en el estribillo, ¿sabes?

Y había que decirlo, el ritmo era fácil, y las caras, ¡las caras!, OMG, lo que se la curraba con las caras, bueno. Mira, ya sólo por esas expresiones, te dabas cuenta, de que estaba compenetrado con la letra, sólo míralo cómo se ríe, y cómo quiere consumir de tu perejil, porque era rubia, y fue a matarla como kill bill.


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 33.900
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 389
Puntos : 264
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Joahnne Herondale el Vie Mayo 04, 2018 4:21 am

Interacción breve con Ryan.
Interacción con Ethan, pnj guapote
Estado actual: sobria en la barra.

No estaba mal, para nada mal. Hacía tiempo desde que había pisado una discoteca pero no había perdido la noción de como uno se movía en una pista, mucho menos como se disfruta de estar bailando acompañada. Joahnne no era de esas chicas que intentaban conquistar hombres con sonrisitas o que restregaban el trasero para divertirse, ella era de las que iba en grupo para estar tranquila de que tendría con quién moverse y con quién volver pero no era raro verla yendo sola. ¿Dos o tres veces habrán sido? Sí, entre esos números rondaban las veces que ella había acudido sola a un recinto de este estilo claro que se amistaba con chicas mayormente pero no se negaba a una compañía masculina, es más, agradecía a los cielos ese regalo.  ¡No la culpen! Tiene tan solo veinte años y las hormonas las tiene muy por encima de su cabeza, seguro iban más allá de la altura del chico que le bailaba a su alrededor.

Claramente, este chico no le había visto en su vida y ella a él menos. Pudo relajarse al instante cuando este decidió sacarla a bailar. Al comienzo, se había mordido el labio inferior con nerviosismo dejándolo más rojos de lo que estaban, todo por el beso que se había ganado de la nada. Todo por ser un vómito verbal andante, tal vez y debería volver a hablar con rapidez para conseguir otro beso. “Calmate Joah, no es como si hubieses estado en abstinencia de besos.” Enarcó una ceja ante el pensamiento. “Sí, lo estuviste pero no hablaremos del tema porque te tirarás encima del chico desconocido que no te ha dicho nombre.” Sus caderas se rozaban ante el ritmo envolvente, una de sus manos estaba en el cuello ajeno sincronizándose en sus pasos. El vaso del chico caliente estaba a medio llenar, de a poco iba bajando.  

Cuando estaba a punto de abrir su boca, con la pregunta en la punta de la lengua fue chocada por otra pareja. Se separaron el chico guapo y la pelirroja hasta que el primero saludó efusivamente a ¿su prima? Sí, entre los saludos salió de sus labios “Pero miren a mi primita, conquistando corazones.” Alzó las cejas sugestivamente mientras se reía. Joahnne ajena a todo eso solo sonrió cortésmente.

El acompañante de la prima de chico misterioso era atractivo, sí, Joahnne necesitaba relajarse. Tocarse si era necesario. Sus mejillas se sonrojaron, no fue demasiado evidente gracias a las luces y el rubor que cubría sus pómulos. Le sonrió. “ME SONRIÓ, ¡HOY ES MI NOCHE!” gritaban sus pensamientos cuando el rubio se acercó a ella. ¿De qué se había perdido?

-Hueles exquisito…- murmuró, esperaba y que no la haya escuchado.- Ryan…- pronunció su nombre, para no parecer rara le sonrió.- Yo soy Jo… Katherine… Me llamo Katherine.- esta vez sí se curvaron sus labios de manera alegre.  La acompañante de Ryan le robó una de las florecillas que tenía de decoración en su cabello para colocarla en la oreja del rubio. Se fueron tan rápido como vinieron.

-¿Quieres que vayamos a pedir algo, Kathe?- captó la atención nuevamente el desconocido y le resultó raro escuchar su segundo nombre en boca de otros.

-Sí aunque creo que estamos en desventaja…- hizo un puchero tierno.- No conozco tu nombre.- aclaró la pelirroja acomodando un mechón de cabello detrás de su oreja puntiaguda.  

-Ethan. Me llamo Ethan.- sonrió llevándola hasta la barra.

DISFRAZ:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Karen Gillan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Fugitiva.
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 7.051
Lealtad : Orden.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 124
Puntos : 45
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5665-id-joahnne-herondale http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5675-cronologia-de-joahnne-h#83558 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5769-correo-de-joahnne-herondale

Andreas Weber el Vie Mayo 04, 2018 11:03 am

Breve mención a Gwen.
Interacción con Nailah y con pnj disfrazado de leprechaun

La verdad es que mi idea de ir a una fiesta puramente por investigar tenía pinta de que iba a salirme por la culata, porque cuando llegué, que era aún pronto para que la gente estuviera demasiado borracha, ya había personas gritando cosas sin sentido. Con la música tan alta (¿eso que suena es la música de Los Vengadores?) no entendí lo que la gente gritaba al otro lado de la pista, aunque desde la distancia sí me pareció ver a Gwendoline con otra chica que iba vestida de blanco. Probablemente ella estuviera alucinando tanto como yo, se veía que era una persona bastante seria y centrada. Luego dicen de los alemanes, pero nosotros sabemos beber. Un inglés no dura ni medio Oktoberfest sin que le dé un coma etílico.

Sin nada más que hacer, por lo menos por el momento, fui hacia la barra, me senté al lado de un girasol gigante y me pedí un whisky de fuego. Y cuando el girasol se fue, descubrí que para mi sorpresa, Nailah había estado sentada a su lado… así que lógicamente, ocupé el asiento del girasol antes de que alguien me lo quitara y le saludé con amabilidad, como dos viejos amigos, cuando hacía apenas unos días que nos habíamos conocido.

Alcé una ceja y le observé divertido cuando se interrumpió con una mueca después de casi decir mi nombre, y terminé soltando una risita cuando me llamó “tú”. Joder, que viva la imaginación, claro que sí.

- Pues de fiesta, ya ves… “tú” – repliqué con burla, divertido – Hay que divertirse de vez en cuando – me encogí de hombros y eché una mirada disimulada alrededor. Claro que había que divertirse de vez en cuando, pero esa noche no estaba allí para eso, aunque no podía decirlo abiertamente. Aunque desde luego con su disfraz ya me divertía porque… guau. Solo guau. Era impresionante. Ella sonrió y me agradeció el cumplido (pero qué cumplido ni qué nada, si es la verdad), y se me escapó la risa cuando me llamó “hada mariposa” – Mantis religiosa. Pero suena parecido. Te doy medio punto – bromeé. Después le mostré mi sorpresa porque no sabía que iba a venir a la fiesta, y ella dijo que le pasaba igual conmigo y me sorprendió aun más cuando dijo que había estado preocupada - ¿De veras? ¿Preocupada por mí? Ay Nailah, Nailah… - meneé la cabeza de lado a lado, tan bromista como había sonado mi voz, aunque por dentro me sentía halagado de que una persona a la que apenas acabara de conocer se preocupara aparentemente tanto por mí. Hasta ahora, ese papel había recaído enteramente en mi familia, y en mi madre únicamente en los últimos tiempos.

Pero no estaba ahí para tontear con nadie (aunque francamente, ese disfraz me lo pone muy difícil…), sino para encontrar respuestas. Y a lo mejor Nailah, o mejor dicho su hermano, podría dármelas. Había ido a esa fiesta por una razón, ¿no? Así que, con disimulo, le pregunté si tenía noticias, y casi me da un infarto cuando se giró hacia mí y me dijo que había recibido la carta.

- ¿¡De verdad!? – dije con tono emocionado, quizá demasiado emocionado. De la emoción, había empezado a beber de mi jarra y no me había dado cuenta de que ya había apurado todo el whisky. Aunque había algo que… No sabría decirlo, a lo mejor eran sus ojos o… O a lo mejor es que todo allí está más oscuro y me hace ver sombras donde no las hay. – Espera, necesito otro whisky. ¡Camarero! – le llamé a voz en grito, que no lo era tanto por el volumen de la música. Al momento, un hada apareció y me tomó el pedido, y enseguida volvió con mi jarra de whisky… y con otra copa de algo que yo no había pedido.

- Otra jarra de whisky de fuego para caballero… - dijo colocando la jarra delante de mí – y un hidromiel con especias para la señorita – le dijo a Nailah, sonriendo como un tonto, lo que me hizo mirarle con una ceja alzada como diciendo “¿en serio?”. – De parte de ese buen leprechaun de allí – observé para donde señalaba el camarero y vi a un leprechaun pelirrojo con ojos verdes sentado un par de asientos a la derecha de Nailah que miraba en nuestra dirección pero que solo parecía tener ojos para ella.

- Una bebida de reyes para una reina de la belleza – dijo el leprechaun haciendo una reverencia.

No dije nada porque bueno, si ella quiere ir con él que vaya, no me opongo… pero desde luego yo no iría, ese tipo tiene pinta de flipado gilipollas, es demasiado poco hombre para alguien como Nailah. Aunque me daría pena volver a quedarme solo y no tener noticias que le había dado su hermano… pero siempre podía mandar a Orión a preguntar, supongo.

En silencio, tomé mi jarra y pegué un pequeño trago lentamente mientras miraba al frente disimuladamente y trataba de que no se notara mucho que estaba pendiente de a ver qué le decía Nailah al gilipollas ese del hidromiel. Y si se ponía muy pesado... bueno, digamos que no sé si las mantis religiosas muerden, pero era posible que lo averiguáramos esa noche.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 30
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.200
Lealtad : A sí mismo
Patronus : Elefante africano
RP Adicional : 000
Mensajes : 110
Puntos : 43
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5764-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5774-relaciones-de-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5776-cronologia-de-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5773-correo-de-andreas-weber
Andreas WeberFugitivos

Freya Howll el Vie Mayo 04, 2018 6:08 pm

Interacción: Ian y Laith (Conejo caliente)
Mención: Stella.
Estado actual: en la barra pidiendo más alcohol.

ESA TABLETA ESTABA PARA CHUPARSE LOS DEDOS, TENGO QUE PROBARLA. Ese claramente era mi objetivo de la noche, degustarme de cuanto hombre estuviese dentro de esas cuatro paredes. Si en los hombres se ve bien que estén de picaflores, las mujeres no deberíamos quedarnos atrás en nuestro papel de “una niña decente” el cual quieren meternos en la mente nuestras abuelas ortodoxas. No iba a desaprovechar la oportunidad de disfrutar a lo grande, tampoco era fea como para ser rechazada en cuanto me acerque a alguno a no ser que tuviese fobia de vagina. Esos sí que daban un poco de pena. Esos hombres eran todo un misterio, le gustaban los penes, claramente, pero le espantaban las vaginas hasta para tener una mera conversación. No me digan que eso no era discriminación porque cuanto rodeo a alguno empieza a gritar armando un escándalo merecedor de un Oscar. Me ha pasado y no he parado de reír cuando ocurrió.

El vaso lleno de un contenido naranja, vaya uno a saber qué tenía dentro, se movía a la par de mi cuerpo. Le di un sorbo cuando un poco de este cayó encima de una chica. –Uppss…- me disculpé rápidamente. Sí que estaba fuerte esto. Mi ceño se arrugó cuando sentí como se abría paso por mi garganta el alcohol. Lo volvería a pedir cuando se me acabase porque estaba bueno a pesar de la amargura que dejaba en el paladar. Tenía que volver a mi misión de la noche. El conejo.

Con paso decidido me adentré en la multitud solo para llegar al lado del apodado por mi “conejo caliente”, tenía una conversación con Ian. Si bien hacía tiempo que no lo veía, teniendo en cuenta que me llevaba un año y en la universidad (que según me chismosearon) ambos teníamos diferentes carreras, le resté importancia. Era un claro ejemplo de idiota que piensa con su pene, de esos que innegablemente consultan con la cabeza de allí abajo para ver qué hacer.  Y vamos, no es que estuviesen intercambiando palabras filosóficas, ni descubriendo un nuevo sistema solar.

¡Y PRESTEN ATENCIÓN A ESTE MOMENTO GLORIOSO! Mi lengua sí que tuvo el privilegio de tocar ese abdomen, el del conejo caliente, hasta su piel se tornó cálida en cuanto lamí.  No iba a negar que eso podía quitarlo de mi lista de cosas por hacer antes de morir: Lamer un hombre conejo sexy. No me perdí el comentario de Ian. – Que sea gay no quita que esté bueno, ni mucho menos prohíbe que lo pueda lamer. – Rodeé mis ojos.- Y ya sabes que no soy virgen, si quieres puedes comprobarlo.- Ian era de esos que de algo pequeño lo convertían en una monstruosidad, era atractivo pero que me escupiera cada tanto le sacaba lo poco que tenía de lindo. –Son tal para cual, unos dramáticos dignos de un protagónico en la Rosa de Guadalupe.- comenté cuando el chico lamido  me amenazó con demandarme, me alejé bailando. El drama seguía latente a mis espaldas, la próxima debería buscar hombres más mayorcitos que estos parecían puras adolescentes emocionalmente inestables.

Sin más bebida en mi poder, ya sentía como que estaba más achispada de lo normal, me dirigí a la barra. Este sería mi lugar favorito. -¡Hey tú!- grité señalando al camarero que me había atendido antes.- Quiero lo mismo que antes.- pedí sonriente devolviendo el vaso usado. ¡ESPEREN UN MOMENTO! Esa rubia la reconocía de algún lado, ese cuerpo, esos ojos… ¡ESAS CEJAS! Tenía que ser Stella. A ella sí que la extrañaba. ¿Dónde se había metido? – Rápido rápido rápido.- mordí mi labio esperando que el empleado me diese un nuevo vaso de alcohol.  Tenía que saludarla y tal vez, meternos en un baño. Reí ante el pensamiento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 7.402
Lealtad : a su hermana.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 108
Puntos : 34
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Ian Howells el Vie Mayo 04, 2018 8:54 pm

Interacciones:
Freya Howll & Laith Gauthier
Gwendoline Edevane
Stella Thorne & Gwendoline Edevane

Y luego, señores, estaba la gente defendiendo el feminismo: ¡la tan ansiada igualdad! ¿Sabéis la que le cae a un tío si de repente se acerca a una tía cuyo vientre está descubierto, se agacha y se lo lame con toda lascivia del mundo? Vamos... ¡Cerdo! ¡Cerdamen! ¡Puto! ¡Serás guarro! ¡No valoras a la mujer! ¿¡No sabes qué eso es acoso!? ¡Tomate! ¿¡Quién te ha permitido lamer mi cuerpo!? El cuerpo de una mujer es divino, es suyo propio, ¡si dice que no, es no! ¡No se puede tocar! ¡Pos te mato! Te cae una denuncia por abuso, otra por acoso, otra por retrasado y otra por tener pene. ¿Pero ellas? ¡Vamos... vamooooos...! Ella lame con toda su confianza el torso de un hombre que no conoce y... ¿nada le prohíbe que lo pueda lamer, hola? ¿Ahora Laith que era? ¿Lo había degradado al nivel de palo de polo? Podría haber aceptado que lo hubiera hecho como broma o para hacer la risa, ¿pero que encima se escude en que no está prohibido y ni se disculpe? ¿Qué se ha metido ésta en el cuerpo antes de venir? Droga de la mala. De la malísima. -Se llama respeto. Si quieres te muerdo un pezón, total, no está prohibido tampoco. En la ley no pone que esté prohibido morder pezones ajenos cuando te salga de las narices. -Menuda tía. Ya sabía muy bien que no era virgen, pero alzó la bebida. -Estoy bien, gracias. -Y cuando se fue, le lanzó un beso volado, de esos irónicos que tanto le gustaban.

Y es que la reacción de Laith era totalmente comprensible, además de divertida, ya que Ian en realidad se partió de risa. ¡Ya quisiera Ian ver cómo reaccionaba una mujer como fuera él por ahí lamiendo sexymente de esa manera tan pornosa! ¡Pero claro, ella tiene tetas y todo se le perdona! Bebió de su vaso, con resignación. Su gran colega Laith se fue para el baño y tal y cómo se estaba animando, dudaba mucho que volviese a recoger a su amiga castora. Poco más habló con ella, puesto que encontró a una amiga y se fue con ella, no sin antes decirle que luego volvería para darle su número, pues estaba especialmente interesada en ese tatuaje y en ese "trato" al que podían llegar.

Pero nada, se quedó de nuevo en la barra, bebiéndose su ron con coca-cola con una velocidad realmente elevada. Entre que era la primera y que estaba solo pues... sorbía como un loco, sólo por entretenimiento. Sin embargo, no pasó para nada desapercibida esa chica morena que se colocó cerca de él, pidiendo una cerveza. ¿Esa mirada? Le estaba mirando. Le estaba mirando con interés, con un brillo perverso en los ojos. ¿Estaría pensando en sexo con él? Seguro que estaba pensando en sexo con él. Estaba tan metida en sus propios pensamientos que no era capaz ni de llevarse la botella a los labios. -Te gusta lo que ves, ¿eh? -Dijo, alzando las cejas, girando cual croqueta apoyado a la barra hasta quedar frente a ella con un gesto de lo más dramático, teatralmente hablando. Más bien parecía una mariposa. No, más bien parecía un bailarín de ballet intentando imitar el surgir de una mariposa. Alzó las cejas. -¿Cómo va eso, preciosa? Me estás mirando, ¿qué miras? ¿Cómo se me marca mi culito redondeado y fibroso? ¿Quieres tocarlo? ¿O... quizás miras mi paquete? Qué osada. ¿O mis pezones? Siempre tengo los pezones duros, no sé por qué. -Y se llevó su mano libre a uno de sus pezones, el cual se notaba a través de aquella malla tan ajustada, toqueteándoselo con diversión.

Chasqueó los dedos de sus manos cual Gentleman (porque para quién no lo supiese, Ian era muy gentleman) y uno de los camareros le captó, viniendo rápidamente. -Hazme el favor de ponerle a esta hermosa mujer algo que tenga alcohol de verdad. Un ron con coca-cola. Y ponme otro a mí. -Y se bebió lo que le quedaba del suyo rápidamente, colocándolo sobre la barra y quitándole la cerveza a la morena para ponerla también sobre la barra. Cervezas en Babylon, a dónde vamos a llegar. -Me llamo Ian, ¿y te digo un secreto? -Se acercó a su oído. -En verdad voy disfrazado de capullo, lo de las hojas de la cabeza son para despistar.

Y, cuando se separó, fue cuando vio como una rubia, con el pelo absolutamente recogido y dos buenas... de eso apretujadas en aquel traje tan sexy, se acercó a él. La reconoció con la primera mirada. Esbozó una amplia sonrisa divertida, por una parte porque se alegraba de verla y segundo porque le parecía de lo más divertido que hubiera tenido el coraje de venir a una fiesta así. Ahí no tenía tanto "miedo" de relacionarse con ella, al fin y al cabo, estaba engañando a todo el mundo. Si alguien la descubría, el paquete iba para los porteros y Babylon. Dejó de mirar a sus pechos (no lo sentía, estaban ahí para ser admirados en todo su esplendor) y miró a sus ojos, más divertido que nunca. -¡Mira a quién tenemos aquí! Mi futura novia. -Miró entonces a la morena que se estaba ligando en la barra para aclararle el asunto. -Algún día lo será, lo sé. No para de rechazarme, pero algún día dejará de hacerlo.-Y volvió a mirar a Stella. -Julianna, ¿por qué no paras de rechazarme? Con lo que yo te amo. Nuestro amor llegará algún día, yo sé que lo sientes en tu corazón, si éste no está agobiado con tanta presión... ¿Desde cuándo tienes tantas tetas, tía? -Preguntó, sorprendido, a la par que divertido, volviéndolas a mirar. Seguro que a Ian le caía más drama por mirar las tetas de su amiga que a Freya por lamer el torso de un desconocido. Quién tuviera vagina. -Estás más sublime que de costumbre, si es que eso es posible... pero... ¿te has ido a tatuar a otro? Eso es peor que acostarte con otro, Julianna Teresa... -Continuó con el drama, dándose la vuelta para beber del vaso que el camarero recién le había puesto delante. Dudaba mucho que fuesen tatuajes reales, pero hacer drama era gratis. -Ahogaré mis penas en alcohol. -Y, alzando el vaso en un brindis por su gran amiga fugitiva, bebió el primer trago.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.007
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 865
Puntos : 544
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Danielle J. Maxwell el Sáb Mayo 05, 2018 2:48 am

Interacción con Edward

Pues yo no adoraba a May. May era malvada. Pero era mi abuela y mañana, con sus croquetas, me iba a volver a reconquistar el corazón en plena descadencia por la resaca, por lo que tampoco iba a malgastar el momento haciendo como que la odio, porque en verdad no. Sonreí ante su comentario y es que... mi abuela también adoraba a Edward. Demasiado. Yo creo que nos shippeaba desde lo más profundo de su corazón o al menos me daba esa sensación, porque cada vez que salía me preguntaba que si era con Edward. Y no vieron la sonrisa que se le puso en la oreja cuando le dije que a la fiesta iba a ir con él. Me daba mala espina.

Entré junto a él a la discoteca y, pese a que tuve curiosidad por saber por qué sus semanas habían sido tan catastróficas, esperé a no estar en medio de toda la muchedumbre para preguntarle.

¡Pues claro que me uno! ¿Por qué te crees que estoy aquí? —Y esbocé una amplia sonrisa, motivada. —Pero tienes que prometerme que me cuidarás. La última vez llegué a casa sin un zapato; y no sé en dónde perdí el zapato, sólo que luego tenía un corte en el dedo gordo por venir descalza.

Porque habían jóvenes cuyas historietas de borrachos se resumían en ver con cuántas personas se enrollaron y todo eso, mientras que a mí me hacía la noche un zapato.

¿Tequila? ¿No hay nada MÁS HORRIBLE con lo que podamos empezar? No sé, ÁCIDO. —Exageré con evidente ironía, mirándole con reproche y diversión. —¡El tequila es horrible, tío! Empecemos con otra cosa. No sé, ¿vodka caramelo? ¿Te gusta el vodka caramelo? Te cambio dos chupitos de vodka caramelo por uno de tequila. ¡No me podrás decir que no es un buen cambio! Porque... el vodka caramelo es bueno para mover el esqueleto. —Le intenté convencer, canturreando como él, mientras le enarcaba una ceja en plan: "me lo he currado, me lo merezco". El camarero vino a atendernos y, antes de que Ed pudiera decir nada, yo alcé una mano con cuatro dedos levantados, poniéndome de puntillas para abarcar más terreno, ya que yo no era precisamente alta. —¡Cuatro chupitos de vodka caramelo, por favor! —Y me giré, mirando a mi amigo con una sonrisa de no haber roto un plato.

Me apoyé en la barra y me di cuenta que ni había mirado a ningún sitio: ni decoración, ni personas, ni nada. Entré con Edward y ahí seguía, como si hubiera pasado por en medio de nadie.

¿Qué te ha pasado para que estas semanas fueran tan catastróficas? —pregunté, curiosa, viendo como el camarero echaba el líquido en los cuatro vasitos, echando la mitad por fuera. Qué desperdicio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.574
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1507
Puntos : 871
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Beatrice A. Bennington el Sáb Mayo 05, 2018 4:53 am

Interacción: Gwen, Ryan y el publico a través de la música.
¡Esto es hasta abajo, Ryancito!

Gwendoline estaba confundida. Totalmente confundida. ━ El camarero no sabe quien soy. ━ Le aclaro enseguida, antes de que la chica tuviera un ataque de pánico o decidiera borrarle la memoria al camarero. Que Beatrice quería que él la recuerde. ━ Solo me reconoció por el carnaval pasado, quizá por los rasgos que no están tan ocultos, mi bonita voz o que se yo. ━ Aunque le apostaba a que era por la voz. Pues se la había pasado cantando, chillando y hablando con toda persona que se le cruzara, aquella vez en el carnaval.  No era alguien silenciosa, la verdad. ━ Y yo que planeaba usarlo cuando llegáramos a casa. ━ Hizo un puchero al escucharle hablar sobre la perdida de aquel hermoso arco. Poco y nada recordaba que, al menos, lo sostuvo por unos minutos y que quizá, el ladrón había sido aquel hombre vestido de plátano. No, no. De eso, no era capaz de acordarse. El alcohol en ese momento había su mejor amigo.

Y fue justo. Justamente en el momento en que su amiga comenzó a gritarle aquellas palabras a Ryan, su móvil había decidido que era momento de descontrolarse y comenzar a reproducir un vídeo con la música de los vengadores. ¡Pero mira que oportuno y sabio era! Luego dicen que la tecnología no posee magia. Ja, idiotas.

UNA DESGRACIA. Eso fue lo que sucedió segundos después de haber apagado aquella música y comenzar a jalar a Gwen. PORQUE DEJAR CAER UN VASO CON CERVEZA AL SUELO, ERA UNA TRAGEDIA. Pero bueno, cosas que pasan, y siguió jalándola, hasta que la mayor se negó. En otra ocasión Beatrice hubiera sido más persuasiva. Definitivamente hubiera conseguido que la acompañase a través de la magia que eran sus palabras, pero quería cantar. Quería comenzar aquella fiesta en grande, ¿y qué mejor si era junto a alguien que parecía haber perdido la cabeza hace millones de años atrás?

━ Se buena chica. ━ Le dijo a Gwen, antes de seguir caminando hasta el escenario, como si la que siempre se metiera en problemas fuera la chica hippie y no ella.

EL dj era total eficiencia. ¿El escenario? por suerte, era amplio y bonito. Lo que no se esperaba era que el rubio decidiera rodearle la cintura, y plantarle un beso en la mejilla, haciéndola reír al sentir como se la dejaba toda húmeda. ━ Yo no te he extrañado. He podido comer sin miedo a que alguien decidiera robar el ultimo trozo, eso es el paraíso. ━ Bromeo, antes de jalar a su amigo para que se agachara un poco. ━ Hueles demasiado dulce. ━ Si, le había olfateado el cuello como si fuera una especie de animalito.

Y entonces, dio una vuelta, poniendo su mano libre en su cintura, como toda una modelo. Sonriendo cuando le comento que se veía preciosa. ━¡Ah, las gafas! ¿Cierto que son una hermosura? ━ Y le observo, con ojos traviesos llenos de complicidad. ━ Exactamente, querido Ryan Goldstein. ━

Gwen, su hermana mayor, conocía a Ryan Goldstein, su amigo. Eso estaba más que claro, y le dio curiosidad. ¿Cómo habían llegado a conocerse? Ay, ahora quería saber. La curiosidad la mataba lentamente por dentro, sin miedo. ━ Rubio, tu nunca causas buenas impresiones. ━ Le dijo directamente, recordando la forma tan peculiar de conocerse que habían tenido. ━ Haré lo que pueda, pero al parecer, Line no siente lo mismo que tú y yo no hago milagros. ━ Y golpeo levemente su brazo, en una forma de decirle, “suerte, compañero” antes de que la música comenzara a sonar.

☼ ☼ ☼

En menos de un minuto quedo claro que el rubio era el mejor hablando español que había conocido, mientras que Beatrice, no lo era. Pero hey, estaba todo perdonado por la linda voz que tenía. Además, ambos estaban dando todo en el escenario. ¡Hasta había salido a la luz un lado de la rubia que pocos conocían! ¿O es que creían que era común verla bailar sensual en algunos momentos? Y Beatrice, como solo ella podía, seguía mostrando ese aire de travesura e inocencia aun con esos movimientos medios ilegales por ser una mezcla sexy y divertida, aprendidos a lo largo de su vida.

¡Y el público! Oh Merlín, el publico era lo mejor del mundo. No habían tardado en ponerse a bailar junto a ellos, siguiéndoles los coros y aplaudiendo entusiasmados, en especial cuando ambos rubios juntaron sus espaldas y comenzaron a bajar. Y ellos, como si toda su vida hubieran estado esperando por ese momento, hacían caritas, se señalaban en algunas oraciones. Todo era un caos de risa. ¿Y no era eso finalmente lo que significaba una fiesta?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Dante Fiore el Sáb Mayo 05, 2018 8:00 pm

Interacción con Dannielle
Mención a un rubio guapote en el escenario (Ryan)

En serio, ¿¡QUÉ TANTO TARDAS PONIÉNDOTE UN PUTO DISFRAZ!? ━ No muchas veces se veía a Dante de mal humor ni mucho menos gritando, pero vamos, ¿Qué clase de ser humano despreciable se hacía esperar más de una hora sólo vistiéndose para una fiesta de disfraces? Ni siquiera con una mujer había tenido que esperar tanto para que se arreglara, y el idiota de Allen lo haría. El italiano tenía entre sus manos un vaso de vodka con jugo de naranja del cual bebía un trago cada rato, que de lo contrario la espera lo haría volverse loco ━ ¡Tachánnnnnn! ━ Esto no podía ser cierto, su acompañante salió de la habitación dando una fuerte patada a la puerta y... ¿Saben con qué más? CON UN PUTO DISFRAZ DE ROBIN HOOD, de esos que se consiguen en todos lados y que se ponen en un santiamén, en serio que si había alguien que sabía sacarlo de sus casillas era él ━ ¿Me has hecho esperar tanto para esto? Yo no he tardado ni tres minutos vistiéndome ━ El contrario solamente se dedicó a cuajarse de la risa, como si no fuera suficiente que le hubiera hecho esperar como un estúpido ya bastante rato, que desde hace ya por lo menos veinte minutos que deberían estar en la fiesta.

El disfraz de Dante era más bien bastante sencillo, aunque le parecía divertido, tierno y provocador al mismo tiempo, era como un poco de todo. Era un traje de fauno, aunque básicamente era únicamente el pantalón, un pantalón bastante peludo y marrón que tenía dos tiras, una subía derecho por el lado izquierdo de su torso y tapaba su pezón derecho, y otra tira que salía desde el lado derecho pero que iba en diagonal hasta cruzarse con la otra tira en el hombro izquierdo. Todo lo demás estaba descubierto, sí, que se había decidido por ir con casi todo el torso desnudo, aunque le gustaba, sus hombros tenían pequeñas pecas y lunares que personalmente amaba y sentía que le hacían lucir sexy. También, en la cabeza tenía un pequeño sombrero que no parecía serlo, le tapaba sus orejas y en su lugar, el disfraz tenía unas puntiagudas orejas, además, todo el sombrero estaba rodeado de pelo, se sentía salido de Narnia.

Allen era un viejo amigo de la carrera de medimagia, siempre mantuvieron una muy buena relación, aunque en más de una ocasión él solía ser un poco... Excesivo, siempre de acá para allá, gritando y volviéndose loco, y al italiano de vez en cuando le gustaba un poco más la paz y la tranquilidad, por lo cual en los últimos años sólo se veían una o dos veces al mes. No tardaron muchos minutos más en aparecerse por la discoteca Babylon, Allen lo había invitado allí a una fiesta de primavera, le había prometido que sería una bomba y demás así que, ¿Cómo negarse? No había manera, que de por sí ya hacía meses que no sabía lo que era estar en una fiesta, no le sentaría mal salirse un poco de la rutina ━ ¡Se ve que esto está a reventar! ━ Robin Hood levantó ambos brazos luego de esta exclamación, en estos momentos la alegría le rebosaba, Dante ya estaba de un humor muchísimo mejor, en especial porque el trago que había bebido posteriormente en casa de su acompañante lo había ayudado a relajarse un poco ━ Sólo te pido que no me hagas sacarte ebrio ━ Soltó una pequeña carcajada luego de decir estas palabras, y era que recordaba muy pocas fiestas en las que no hubiera tenido básicamente que cargarlo porque no podía ni con su propia existencia, tenía la mala costumbre de pasarse un poco de tragos ━ Eh, que te dije que ya no más de eso, ahora... ¡VAMOS! ━ En serio, ¿Este hombre se inyectaba adrenalina o algo similar?

Entraron juntos a la discoteca Babylon, sí que se habían tomado bastante en serio el tema primaveral, era un espacio bastante amplio y bien utilizado, repleto de flores por todos lados, por lo que podía apreciar, todos los trabajadores, los vigilantes, el DJ, los bartenders y demás se encontraban vestidos de hadas, lo cual se le hacía bastante divertido. Casi todos estaban disfrazados de acuerdo a la ocasión, aunque algunos pocos sólo se encontraban vestidos con algún pequeño detalle que pudiera ser interpretado como primaveral, pero no más de allí. Observó que había un escenario, al igual que en casi toda discoteca, e inmediatamente clavó su mirada en un rubio que estaba bailando sobre el escenario, era alto y para que negarlo, guapo en exceso, ahora que lo había visto por primera vez, era muy probable que pasara el resto de la noche viéndolo de vez en cuando, al tanto de cualquier abertura, sí, estrategia maestra señores.

Estaba caminando por la discoteca tranquilamente con Allen, o eso pensaba, porque apenas y pudo percatarse de que él ya no estaba, sino que en cuestión de segundos ya se había puesto a bailar con un grupo de chicas que habían ido todas vestidas de insectos sexys. Ahora, lo que para él era fundamental en una fiesta, el alcohol. Caminó rápidamente hacia la barra y se apoyó ligeramente sobre ella, esperando a que el bartender tuviera un momento para hacerle su pedido, y al voltear a su costado, pudo ver a su lado a una chica que le resultaba un poco familiar, pero hoy, en vez de tener calabaza en el cabello, tenía hojas ━ Hola, calabacita ━ Soltó una pequeña carcajada, para luego mirar al bartender, quien se estaba acercando hacia él para atenderlo ya ━ Un Moscow Mule, por favor ━ No llevaba demasiadas intenciones de ligar trago hoy, pero vamos, que mezclar cerveza con vodka no le haría mucho daño... Probablemente.

Bonito y sensual fauno:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 4.652
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreMedimago

Vanessa Crowley el Sáb Mayo 05, 2018 9:48 pm

Interacción con Nailah Stuart, Andreas Weber


Se sorprendió al ver la cantidad de gente que iba disfrazada. A ella no le gustaban mucho los disfraces, además de que no había encontrado ninguno adecuado para ella, es decir, uno que le quedara bien. A decir verdad, atrás habían quedado los años en los que podía decir que todo le sentaba bien.

Había mucha gente, pero se notaba que la rubia había pasado muchos años en Durmstrang, lejos de Gran Bretaña, porque en un primer momento no reconoció a nadie. Los disfraces y las máscaras tampoco ayudaban, claro, pero la mujer tampoco mostró demasiado interés en averiguar quien eran. Había ido allí para pasárselo bien y quizás hacer nuevos amigos, y lo último que esperaba era encontrar allí a su objetivo: Samantha J. Lehmann.

Una sonrisa apareció en su rostro tras un pequeño suspiro de alivio. Allí, a lo lejos, acababa de ver a Nailah Stuart. No tenían una gran amistad, pero estaba segura de que eso era porque no habían tenido ocasión de hablar demasiado; la conocía del trabajo y ambas hacía relativamente poco que habían llegado a Hogwarts. A la persona que hablaba con ella, no la conocía.

Hola, Nailah —saludó con una sonrisa—. Me alegro de verte —dijo y su mirada se desvió hacia la bandeja que llevaba un camarero, de la que cogió una copa—. Me llamo Vanessa Crowley, ¿y tú? —se presentó, ahora mirando al desconocido y permitiéndose la libertad de tutearlo. Ni se le pasó por la cabeza la posibilidad de que algunas de las personas disfrazadas podían ser fugitivos.

Dio un trago mientras esperaba la presentación del acompañante de Nailah, pero en realidad tenía la cabeza en otra parte. El ambiente no le disgustaba, pero se había acostumbrada a estar rodeada de adolescentes, no de adultos.

Atuendo:
OFF:
Ahora falta el beso del reto (?)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Natalie Dormer
Edad del pj : 31
Ocupación : Profesora
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 8.050
Lealtad : Neutral/Pro-mortífag
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 228
Puntos : 92
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5719-vanessa-crowley http://www.expectopatronum-rpg.com/t5729-relaciones-de-nessa http://www.expectopatronum-rpg.com/t5728-cronologia-de-nessa http://www.expectopatronum-rpg.com/t5725-correspondencia-de-nessa
Vanessa CrowleyProfesores

Gwendoline Edevane el Dom Mayo 06, 2018 9:12 pm

Interacción con Beatrice.
Mención a Beatrice y Ryan.
Interacción con Ian.
Interacción con Ian y Stella.

Al parecer, y siempre según lo que decía Beatrice, el camarero la reconoció por los rasgos que no estaban ocultos o por la voz. Señora memoria la de aquel camarero, que no solo recordaba a una mujer oculta bajo una máscara—Espero que Beatrice Bennington llevase máscara la última vez que estuvo aquí, por lo menos—si no que era capaz de recordar una voz en medio de aquel ambiente ruidoso y lleno de gente gritando, alcohol, música, gente cayéndose... Debería ejercer mi labor de desmemorizadora con ese hombre, empiezo a pensar...
No dije nada a Beatrice al respecto. Iba a darle un voto de confianza, y cuando intentó arrastrarme al escenario, me negué en rotundo. La "Gwen sobria" no valía para ese tipo de locuras. ¿Por qué la gente tenía la creencia popular de que sí? Y ya puestos, y refiriéndonos a Ryan Goldstein, ese loco que estaba llamándome desde el escenario hacía unos segundos, ¿por qué tenía él la creencia popular de que yo era un objetivo posible de ligue? ¡Que no me gustan los hombres tan insistentes, maldita sea!
Así que todo aquello fue demasiado para mí... y de allí me marché. Necesitaba sustituir la cerveza que había perdido. No porque tuviese una necesidad imperiosa de beber, si no porque empezaba a sentir esa presión de "la gente quiere que haga cosas" que la "Gwen sobria" llevaba fatal. Quizás la "Gwen borracha" pudiese sentirse un poco más cómoda. En la fiesta de carnaval se había sentido cómo pez en el agua...


Desdicha número 2: otra cerveza muerde el polvo

Y allí estaba yo, mientras en el escenario sucedia algo que me pasó totalmente inadvertido, pues estaba demasiado ocupada preguntándome en qué case de mente cabía embutirse dentro de un disfraz de flor cómo aquel. Uno cutre, encima. Seguro que en algún momento se agacha a recoger algo del suelo y se le rasga... Aquel y muchos otros pensamientos se me pasaban por la cabeza...
...y tarde me di cuenta de que llevaba un buen rato mirando fijamente al sujeto embutido en aquel disfraz. Y él también se dio cuenta, para mi desgracia. ¡Ay, no! ¿Por qué he venido a un sitio cómo este? ¡Yo ya no valgo para estas cosas! De haber dicho esto en voz alta, lo habría dicho lloriqueando, pero por suerte todo se quedó en un pensamiento. Pero igualmente me lamentaba. ¡¿Por qué?! Yo solo quería quedarme en casa viendo la última temporada 'iZombie' o algo por el estilo. ¡Maldita Beatrice...! Me ponía horriblemente nerviosa y me hacía sentir horriblemente incómoda que un chico intentase ligar conmigo... y este en concreto no es que estuviese ligando, no. Estaba haciendo ya una danza del apareamiento, casi.

—Em... No.—Respondí a su primera pregunta, sin demasiada convicción, pero lo cierto es que no, no me gustaba su disfraz. Esa cosa iba a explotar y todos los asistentes tendríamos que ver lo que escondía. Y entonces empezaron todas esas preguntas que consiquieron dos cosas: la primera, que me sonrojase, y la segunda, que apartase por fin la mirada. Ojalá me hubiese hecho invisible...—Yo... tú... Yo necesito un trago ya mismo.

Y tenía toda la intención de beber por fin un trago de algo con alcohol... cuando mi cerveza fue arrancada de mis manos por las garras de aquella flor mutante. Y sentí una indignación máxima. ¡¿Ron con Coca Cola?! ¡No pienso beber eso! ¡Odio el ron! Y entonces, por fin, el chico me dijo algo que no me pareció una ordinariez: su nombre. Pero le siguió otra ordinariez... o creo que era una ordinariez. Sigo sin estar segura, porque si aquello eran un doble sentido, juro que no lo entendí.

—Soy Gwen y... ¿puedo hacerte una pregunta?—La verdad es que no quería hacer ninguna pregunta. Por mí, me iría inmediatamente a casa, me escurriría por la primera brecha que viese en la nutrida multitud, y me iría a ver la ansiada temporada de iZombie que había dejado a medias. Pero hice la pregunta de todas formas.—¿Te funciona alguna vez eso con alguna mujer? ¿Y cuántos años tienes? ¿Dieciocho? Eso mínimo, o no te habrían dejado entrar...—Vale, habían sido unas tres preguntas y una suposición acerca de la edad del chico. No parecía tener mi edad, aunque ese bigote le hacía parecer algo mayor de lo que era.

Mientras una muchacha disfrazada se acercaba y hablaba con el joven Ian, yo aproveché la breve distracción para intentar recuperar mi cerveza. Pero el camarero no parecía estar de acuerdo con esto. Mientras echaba la mano a mi bebida, depositó dos de esos infernales vasos de ron con Coca Cola y hielo, y retiró delante de mis narices la cerveza. Seguramente se pensó que se trataba de una bebida que alguien se había dejado ahí... y yo me quedé sin ella. Antes de marcharse, soltó algo que me sonó a "Aquí tienes tus bebidas, Cassanova, y los chasquidos de dedos te los metes por..." No quiero saber cómo terminó esa frase, pero la alegría se notaba en el ambiente, sí.
Decepcionada, volví a centrar mi atención en la conversación que tenía lugar delante de mí. Tampoco tenía nada mejor que hacer en ese momento. El muchacho habló de la joven recién llegada asegurando que era su novia... aunque aquello no parecía correcto. Si era su novia, curioso que se la presentase a la mujer con la que estaba intentando ligar segundos antes. Dijo que se llamaba Julianna.

—Un placer, Julianna.—Dije, todavía sintiéndome cómo pez fuera del agua. Creo que fue en ese momento en que me di cuenta de que, si no bebo, soy un muermo en las fiestas. Encima, no tenía a Sam o Caroline alrededor para compartir mi preocupación por lo que Beatrice estaba haciendo en el escenario... y casi acabábamos de llegar, para más seña.—Bueno, si usas con ella las mismas técnicas que conmigo, no puedo culparla de que te rechace, ¿eh? ¿No se te ha ocurrido probar a ser un poco más... relajado? ¿Menos invasivo?—¿Intentar que la chica no se sienta violada verbalmente, por ejemplo? Hice aquellas sugerencias a Ian... bueno, porque era de las pocas personas con las que estaba comunicándome en aquella fiesta. Las dos personas que conocía, aparte de Matt Forman, estaban haciendo ya locuras en el escenario.

Estuve pensando en sacar el móvil y enviarle un Whatsapp a Sam, asegurándole a la rubia con mucho cariño que tenía ganado mi odio eterno por ponerse enferma. ¡Debería estar aquí, conmigo, dando el callo de vigilar a Beatrice Bennington! Y si cada vez que aparezca un Ian de turno se hace pasar por mi novia... más agradecida que estaría... Sin embargo, algo en todo aquella idea no me gustó. Algo en toda aquella idea gritaba "No, no, no, no, no", y es que una parte mía no quería cruzar esa puerta. Ni fingiéndolo.
Además... ¿Quién me garantizaba que Ian fuese a parar aún creyéndome lesbiana? Hay hombres para todo...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.583
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 787
Puntos : 383
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Ryan Goldstein el Dom Mayo 06, 2018 11:08 pm


Interacción: Ian Howell (VÍCTIMA//le desnucan la cabeza con un micrófono); Gwendoline (OTRA VÍCTIMA//acosada INSISTENTEMENTE por la encantadora sonrisa Colgate de Ryan Goldstein); Stellita (TESTIGO//creo que está por ahí, y lo vio todo (?))
Mención: NO RECUERDO (¡Ah, sí! Un conejo (?) y BEA, te tiro el micrófono y no me acuerdo, BENNINGTON)
Acciones acordadas con Bea Bennington.



EL PORQUÉ DE ESTE POST BRUTAL:


jaja Me disculpan, por postear borracha. :pika:



¡¡¡EL MICROFONO!!!, ¡¡¡QUE ALGUIEN PARE ESE MICROFONO!!!



¿Tú sabes de ese momento en el que te compenetras tanto, tanto pero tanto, en lo que estás cantando…? ¿que interpretas LITERALMENTE la letra de la canción?, ¿hasta el punto de…

¡Esa rubia, vino a matarla como KILL BILL IAN!


¿De realmente convertirte en la rubia de KILL BILL? Tú sabes, la de la película, la película de Tarantino. Bueno, son de esos momentos únicos, de esos INVOLVIDABLES, IRREPETIBLES, de esos momentos en los que tú ves un micrófono surcando el aire (?), volando a través del salón, habiendo sido revoleado por una rubia —encendida, entusiasmada rubia, alegre de éxtasis interpretativo— por encima de su cabeza hasta que ¿en una instante de pasión? (el micrófono se soltó del cable) lo arrojó contra… ¡ese público, que ella tanto amaba! Y sí, a riesgo de matar a alguien, o arrancarle una nariz, o darle a un tal Ian en la cabeza. No porque ella lo quisiera así, sino porque… ¿seguro que ella no lo quería? Su nombre era Bea Bennington, pero las últimas personas que la vieron —correr, correr, correr detrás de un conejo— nos confirman que sus últimas y especialmente breves palabras fueron: “RYAN, ¿POR QUÉ TIRASTE EL MICROFONO? TÚ; HOMBRE CAUCÁSICO DE 1, 88; CAMISA FLOREADA; FLEQUILLO RUBIO, ¿POR QUÉ HICISTE ESO?”

Esas fueron sus últimas palabras antes de huir de la escena del crimen y abandonar a un muy confundido Ryan Goldstein en el escenario del karaoke, acusado de, ¿robar el micrófono? No exactamente. ¿Arrojar instrumentos contundentes contra gente inocente y ubicada muy convenientemente en el camino del objeto volador? Sí, pero más precisamente: casi desnucar a Ian Howell. O al menos, esa pareció la intención cuando salió proyectado en su dirección —buen brazo, el de Bea—, y le pasó por al lado de la oreja, tú sabes, lo que se dice “en tu cara”, o “a punto de matarte”.  Y Ryan Goldstein, bueno, tuvo que apersonarse en el lugar y arreglar los platos rotos, poner el cuerpo y excusarse, por la otra rubia. Eran fáciles de confundir, pero tenían ciertas diferencias, si te fijabas con cuidado: como que una tenía una voz ligeramente más ronca que la otra, no mucho más. Y así, en fin, es como comienzas tú con buen pie a la hora de iniciar las presentaciones, si eres Ryan Goldstein.


***


—¡Lo siento tanto…! Mi amiga estaba revoleando el micrófono y… ¡se soltó del cable! ¡Y…!—
Ese rubio había salido de la nada, inculpándose solo al apersonarse en el lugar de los hechos, cuando la sangre estaba todavía fresca (METAFÓRICAMENTE HABLANDO). Allí estaba con una mano alzada como quien intenta tocarte o llegarte al corazón en un arrebato de piedad, cuando de pronto cayó en la cuenta de la presencia de Gwendoline y se giró en su dirección (distrayéndose completamente), sonrisa de por medio y borrada su cara de preocupación, como si se hubiera cambiado una máscara por otra en el momento, mira—¿Line?—¿A qué se debía tanta confianza, a ver?—Oh, ¡aquí estás! ¿Quieres acompañarme en la siguiente canción?


¿De verdad?, ¿y cómo acabaría la siguiente canción? O mejor, ¿a quién desnucarían esta vez?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 33.900
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 389
Puntos : 264
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 11. Precedente  1, 2, 3, ... 9, 10, 11  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.