Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Fiesta de primavera (30 de Abril de 2018)

Matt Forman el Mar Mayo 01, 2018 11:57 pm

Recuerdo del primer mensaje :




La discoteca Babylon empezaba a ser el lugar de moda. Mis fiestas daban mucho de qué hablar pero eran las más divertidas del universo. Los magos y brujas de esta ciudad, y de otras, adoraban pasar el sábado por la noche en mi negocio. Mis ganancias se habían disparado, cosa que me importaba poco, y la fama de mi local era inmejorable. Me planteé hacer una fiesta en primavera porque no había hecho ninguna fiesta importante desde Carnaval, y ya habían pasado dos largos meses. Además, todo el mundo sabe que me gustan demasiado los disfraces. Nada más plantear la fiesta, ya había elegido mi atuendo.

Quien conozca la discoteca de antes se va a sorprender por el notable cambio en la decoración. Empezando por los trabajadores de la discoteca. Todos iban van disfrazados de hadas, incluso los seguratas de la puerta. Se ven estupendos y mágicos. En el techo de la discoteca habíamos creado enredaderas con flores que colgaban a distintas alturas. Había flores por todos lados, y más enredaderas en las barras. El escenario también había sido decorado, pareciendo un bosque encantado. Allí estaría mi DJ favorito, disfrazado de hada, igual que todos los demás. El karaoke estaba a disposición de todos, al igual que el solicitar o dedicar canciones. En la barra había una gran variedad de cócteles con frutas, decorados con flores, de todos los colores. Con alcohol, por supuesto. Iba a ser una gran noche, si la gente se animaba tanto como en el pasado Carnaval.

No había invitado a nadie en especial. Lo había comentado de pasada con Lluna, ya que la vi tan divertida en Carnaval, y poco más. Pero la gente se entera. Una persona ve el cartel de una fiesta en Babylon e inmediatamente se lo comenta a otro. Y cuando te quieres dar cuenta, la discoteca está llena de mujeres y hombres con ganas de disfrutar de la noche. Esta noche estaba empezando justamente ahora. Los primeros clientes empezaban a llegar. En esta ocasión no iba a ocultar mi identidad. Estaba listo, con mi disfraz, sentado en la barra disfrutando de un cóctel de mango y vodka. Una mezcla dulce de sabores tropicales y eslavos a la vez. Ideal. Movía la cabeza al ritmo de la música, esperando tener algo divertido que hacer esta noche.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 628
Puntos : 224
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Edward Westenberg el Lun Mayo 07, 2018 3:58 am

Interacción con Danny Maxwell y Dante Fiore.
Visión privilegiada con el micrófono volador contra
flor Howells.
Y nuevamente Danny Maxwell.



i´m a unicorn:


Al entrar junto a la tejona al local echó una rápida mirada por todo el lugar, sonrió de lado. Se la habían ingeniado muy bien la verdad, molaba mucho. Y eso de ir de Unicornio por la vida, ya se le había olvidado. Ahora sólo quería divertirse. Le sonrió ampliamente a la rubia, que tan guapa se encontraba esa noche. Pero de pronto frunció el ceño.- ¿Llegaste sin un zapato?.- preguntó dudoso de no haber escuchado del todo bien.- ¿Por qué no me habías dicho eso? Joder, es que de esa noche tengo lagunas...- reconoció, hizo una mueca con sus labios y clavó su mirada en su amiga.- Lo prometo.- agregó, y en serio. Que sí, quería pasarlo muy bien. Modo atómico pero, no por eso dejaría que algo le llegase a pasar a su tejoncita. Así que tomaría, disfrutaría pero cuidandola en todo momento.- Prometo que llegarás con ambos zapatos.- terminó por decir ofreciéndole una sonrisa encantadora.

- Eso es lo rico, la mezcla ácida del tequila, el limón y sal.- dijo mientras se le hacía agua la boca. Es que en lo que respectaba a ese trago en particular, Edward tenía una resistencia considerable. Aunque también unas noches fatales, modo ¿Qué pasó ayer? suspiró, quizás lo mejor era tomar otra cosa.

Le miró divertido cuando la vió ordenar enseguida lo que ella quería tomar. Se pusó a buscar entre sus recuerdos si alguna vez había tomado aquel licor. Su primera respuesta era decir que no, pero luego recuerda que en el período en que Stella andaba perdida se había entregado a muchas clases de tragos en noches interminables. Negó con la cabeza cuando escucho su pregunta.- Me niego hablar de eso esta noche. Hoy es sólo para pasarla bien...- le sonrió aún más haciendo pasos de bailes improvisados. No era de los mejores bailando, pero jamás se ha considerado como alguien preocupado del qué dirán. Desvió sus mirada cuando de reojo observó que el camarero traía sus chupitos.  Se acercó a la barra y tomó uno de ellos y espero que la joven maga le siguiera.- Salud...que tengas una muy buena primavera Maxwell.- le dijo de amigable sonrisa y ojos brillosos. ¿Es que habían visto lo guapa que se veía hoy? Radiante. Elevó su chupito, se lo tendió y lo chocó con el de ella, para tomárselo de sopetón.

En eso en que el dulzón trago recorría su garganta, un castaño llega disfrazado de Fauno y saluda a su amiga, le mira y arruga su nariz pensativo. Tratando de recordar si lo había visto en alguna parte antes, pero nada. No se le vino nada a la cabeza. Se quedó al lado de su amiga sonriente.- Hola.- le saludó, para luego escuchar un murmullo a su alrededor, que llamó su atención.  
De lo que siguió a continuación,  más tarde podrá presumir que tuvo una visión privilegiada. Observó el momento preciso en que el micrófono cruzaba la pista, rodando por los aires para llegar hacía, de lo que él alcanzaba a ver era una flor. Podría decir que lo vió en cámara lenta y mega zoom. Pero aún estaba demasiado sobrio para ese tipo de visiones - Joder.- exclamó llevándose la mano a la boca, como alguien que quiere reírse pero que sabe que no está del todo bien. - Al parecer esta noche no habrán calabazas voladoras sino micrófonos.- le dijo a su amiga y al fauno castaño divertido.

Luego un pensamiento estalló en su cabeza.
Bailar,  eso quería él.

Tomó el siguiente chupito y volvió a tenderselo a su amiga.- ¿Otro salud más y vamos a la pista de baile?.- invitó a la joven maga con una radiante sonrisa y cejas bailarinas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 11.661
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 333
Puntos : 213
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Stella Thorne el Lun Mayo 07, 2018 6:39 pm

Con Ian Howells y Gwen.
Luego con Freya, mención a Ian
y Ryan G. <3

Dark Spring:

Enarqué una ceja divertida al escucharlo. Ian ya estaba borracho, o a portes de, eso estaba claro. Me acerqué sin perder la sonrisa a la barra.- Un vodka naranja, por favor.- le sonreí a la chicahadaflorarprimaveral que atendía en la barra y volví a prestar atención al castaño.- Desde siempre, tío. Tú eso ya lo deberías saber.-  le dije respondiendo a su pregunta sobre mis tetas. Porque claro, eso había sido lo primero en que se había fijado el castaño. Algo que francamente no me sorprendía en lo absoluto. Me acerqué a la barra en cuanto observé que mi vaso anaranjado ya se encontraba sobre la barra, junto a un paragua de color violeta que no tarde en apartar, ya que siempre me ha dificultado mi tomar. Que si no terminaba clavado en tu ojo, te pincha fijó una mejilla.  
Tomé mi vaso y me apoyé al lado de Howells. Sonreí coqueta cuando la palabra "sublime" ingreso al baile, a veces me salía toda la vanidad Gryffindor. No podía evitarlo. - Muchas gracias por los de "súblime".- llevé mi rostro a mi hombro toda coqueta. - Lástima no decir lo mismo. Que te ves fatal ¿lo sabes, verdad?.- le señalé sin pelos en la lengua, divertida. Es que para eso estaban los amigos ¿no? Para decir la verdad, aunque doliera.  Le eché una rápida mirada de abajo hacía arriba y negué con la cabeza, soltando una risita. Es que si esta noche el castaño quería ligar, ella lo veía bien difícil.-Y Tío ¿Qué dices?, traición ni que nada. Que Tim se la ha jugado. Le ha quedado maravilloso. Que ni te imaginas cómo tatúa, deberías conocerlo. Estoy segura que se llevarían genial.- y no mentía. Perfectamente se podía imaginar a Ian y a Tim en una fiesta , o hasta en un bar tomando cerveza de lo más bien. - ¿Julianna?.- le susurré con rostro de ¿Really?. Es que, qué nombre más feo. Es que ella ya hasta se había creado su alías de fugitiva: Katherine. Pero viene Ian y lo arruina todo inventando un nombre de la nada. ¡Que va! Ya da lo mismo, después de todo el nombre poco y nada importa si se sabe que ya mañana nadie le recordaría.

En cuanto escuché a la castaña clavé mi mirada en ella.- Hola.- le saludé sonriente. Su rostro no me sonaba nada, pero encontraba que su disfraz molaba montón y tenía una gafas adorables. Soltó una risa tras escuchar las siguientes palabras de la maga. Claramente Ian ya le había coqueteado descaradamente y fallado en el intento. Miré divertida a la chica y luego a Ian.- Ya vez, debes dejar de ser tan invasivo Howells.- le pique sonriente, para luego chocar mi vaso con el suyo.- Salud.- dije con mirada traviesa para luego llevarme el vaso a mis labios y tomarme todo el contenido de un sorbo. Es que había que ponerse a tono ¿no?- Uhuhuhuhu, ñam ñam.- exclamé llevándome una mano a mi boca por si se había escapado algo de vodka y retirarlo, mientras que con mi otra  mano dejaba el vaso sobre la barra.

En eso, sentí una mirada sobre de mí. Y como si de un imán se tratase divisé unos pasos más allá un cuerpo que yo podría reconocer aquí y donde fuera.- No puede ser...- dije anonada, pillada de improvisto por una grata sorpresa.  Muy grata. - Ya vuelvo.- dije sonriente y me alejé de la barra. Y con una sonrisa del porte del titanic, felina por naturaleza me acerqué a la morena enmascarada. Y haciéndome paso entre la gente quedé enfrente de Freya Howll.- Dichos los ojos que te ven, diosita.- le dije cálidamente a modo de saludo. Esperando que la morena me reconociera detrás de este antifaz, y con unas ganas tremendas de lanzarme sobre ella como cual koala y darle un abrazo de aquellos.

"uuuuh" "Jooo, que le ha dado duro" "¿Pero de dónde vino ese micrófono? "¿Está respirando?"
Fueron algunas cosas que escuché a mi alrededor y que me hicieron desviar mi atención de la morena que tanto había extrañado durante este último tiempo. Miré hacia donde iba la atención de toda la gente, al menos de nuestro alrededor. Entrecerré mis ojos, en un afán de poder observar mejor lo que sucedía. ¿Esa era una flor quejandose? ¿Es que acaso le había llegado un micrófono volador a Howells y yo no había estado en primera fila para observarlo? Solté una risa entre nerviosa y divertida.

"¡Lo siento tanto…! Mi amiga estaba revoleando el micrófono y… ¡se soltó del cable! ¡Y…!"

Esa voz yo la conocía...- ¿Ryan?.- pregunte animada. Hasta mis ojos ganaron un poco de brillo al saber que el rubio se encontraba en al fiesta.

JODER, ESTA FIESTA SI QUE PROMETÍA.
¿Dónde hay que hacer la fila y sacar un númerito?
¡Que ella quería baile y tragos con todos!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.021
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 799
Puntos : 447
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Lluna Forman el Lun Mayo 07, 2018 11:43 pm

Mención a Bea, Ian
Interacción con Laith


Ni siquiera sé qué es lo que estoy bebiendo. Yo me acerco a la barra, le pido a Fermín algo fuerte, y él me llena el vaso. El anterior trago era verde, dulce, demasiado empalagoso. Ahora mi copa estaba llena de un líquido azulado, un tanto amargo, con sabor a limón. Puede que sea tequila. Lo cierto es que no lo sé, jamás había bebido tequila en un cóctel. Estaba bueno. Iba por la pista bailando al ritmo de la música, viendo a unos y a otros. Me gustaban algunos disfraces primaverales. Especialmente el de una chica, que iba vestida de señora Primavera o algo así. Con un vestido blanco, elegante, con encaje en la parte superior. Llevaba una simple corona de flores y algo rojo en los ojos. También pude ver a Ian, por allí ligando, como siempre. Iba con unas mallas apretadísimas de color verde, y un girasol en la cabeza. Lo más seguro es que se le esté marcando todo. Por pura curiosidad, después iré a verlo por detrás. Si se le marca el culo, le voy a tener que dar una nalgada. Me apetece. Vale, creo que he bebido muy deprisa.

Beber mucho y deprisa provoca ganas de ir al baño. Es allí donde me dirigía cuando vi una gran cabeza de conejo que venía hacia mí. El chico en cuestión, lleno de tatuajes, chocó conmigo. Su disfraz consistía en ser un conejo semi-densudo con una cabeza enorme. En cualquier otro momento, me hubiese disculpado y ya. Pero había bebido unas cuantas copas, todas ellas distintas, y me encontraba un tanto más simpática de lo normal. También un poco más desinhibida.

- Oye, conejito, bien podrías quitarte la máscara. A ver si tu cara está acorde con ese musculado torso tuyo. ¿O es que te da vergüenza dar la cara?

Esa es Lluna demasiado borracha. O sea, ¿desde cuando tengo impulsos sexuales de ese tipo? Antes pensé en darle una nalgada a Ian y ahora esto. ¿Qué puede ser lo próximo? No voy a ser vulgar, ni pesada, ni empalagosa. Pero tengo un puto estrés encima que no es normal. Necesito bailar, beber y follar en los baños con un desconocido. No precisamente en ese orden.



Abeja reina:


Última edición por Lluna Forman el Mar Mayo 08, 2018 12:14 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.800
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1248
Puntos : 272
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Beatrice A. Bennington el Mar Mayo 08, 2018 12:12 am

Interacción: Ryan, el querido futuro presidente de EP, Goldstein. Laith, conejo sensual, Gauthier. Lluna, inclínense ante mi, Forman.
Ropita

Dicen que la pasión al momento de una interpretación es la clave del éxito. Quizá por eso aquella actuación junto a Ryan estaba avanzando tan bien. Eran el alma de la fiesta, los que habían encendido el fuego en los corazones de todo el público. Pero Beatrice, como siempre, tenía que cagarla de alguna manera. ¡Pero ojo, que tampoco había sido su culpa! En un momento de inspiración se le ocurrió, porque su mente funciona de una manera muy especial, comenzar a girar el micrófono, fingiendo que lo lanzaría hacía el público. PERO LE HABÍA GIRADO CON DEMASIADA PASIÓN. Porque en el momento más inesperado, porque solo era una broma, el micrófono se soltó y salió volando por los aires como si se tratase de una especie de Frisby. ¡Y que rapidez! No sabía que tenía tanta fuerza, de verdad.


Entonces hizo lo que cualquier persona sensata haría: corrió. Corrió como si mil cazarrecompensas la estuvieran persiguiendo. ¡Ella no había sido! ━ RYAN, ¿POR QUÉ TIRASTE EL MICROFONO? TÚ; HOMBRE CAUCÁSICO DE 1, 88; CAMISA FLOREADA; FLEQUILLO RUBIO, ¿POR QUÉ HICISTE ESO? ━ Grito, bajando del escenario y corriendo hacía… ¿Hacia donde corría? Suponía que cualquier lugar estaba bien siempre y cuando pudiera ocul… ¿Ese era Laith? ¡Ajá! Lo había vuelto a encontrar y ahora no se le escapaba.

Porque sí. De un segundo a otro el tema del micrófono había pasado a un segundo plano. No le importaba el hecho de que había culpado a su amigo, ni que posiblemente hubiera noqueado a alguien. Bueeeee, sabía que Ryan podría arreglárselas solito. Aunque quizá pasaría el resto de la noche evitándolo. Ya saben, por si buscaba venganza o algo. ¿Y si se le ocurría, no sé, hacer estallar la barra y culparla? ¡No podía arriesgarse!

━ ¡Laith, mi vida! ¡Pero mira que guapo estás! ━ Chillo, al llegar donde su amigo, lanzándose a sus brazos sin importarle nada más. Porque el pasado estaba pisado. Nunca paso nada, nunca nada fue lanzado. Nadie murió y si alguien lo hizo, prometía llevarle pizza a Ryan cuando estuviera en prisión. Pero ojo, nunca dijo que sería una completa. ━ Te encontré, ahora me debes una apasionada noche de películas. ━ Sonrió traviesa, antes de besar sonoramente su mejilla y soltarlo. Por si las dudas, pues no. Esa vez no habían apostado nada, aun, así que solo bromeaba. Y entonces… ¡Entonces vio a la abeja! ¡Una hermosa abeja reina! Rubia, toda guapa, ¡y hasta tenía una linda corona! ━ Su majestad, deje que le diga, que se ve preciosa esta noche. ━ Y si, hizo una reverencia, sujetando ambos lados de su vestido, antes de reír. No la conocía de nada, pero era una fiesta y ella era Beatrice, ser sociable era parte de su ser.

Por otro lado... Ay, quería otro trago. ¿Por qué el micrófono tenía que ser lanzado justamente hacía la barra? ¿Por qué, Merlín? ¿Por qué? Que mundo más cruel.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Laith Gauthier el Mar Mayo 08, 2018 5:54 am

Acciones: Discutir con Lluna sobre lo guapo que es, saludar a Beatrice, quejarse con ella del acoso sexual sufrido, invitar a Lluna y Beatrice por algo para beber a la barra.
Menciones: Freya, Ian, Lluna, Beatrice.

¿De verdad una chica le estaba diciendo que nada “la prohibía de lamerle”? ¿En serio? ¿Y dónde había quedado el jodido feminismo igualitario del que venían peleando por años? Laith era un hombre sumamente asqueroso, sólo soportaba situaciones desagradables de aquella índole durante el sexo y en el trabajo, y evidentemente no estaba ni teniendo sexo ni trabajando. Y muy para su sorpresa, Ian había saltado defendiéndole y exigiendo respeto con una comparación increíblemente acertada: si cualquiera de los dos le pusiera la mano, o la lengua, encima a una mujer, de cerdo no le bajaban, porque “ellas no son un objeto para complacerles”, ¿entonces la chica de la minifalda excesivamente corta pensaba que él se encerraba en el gimnasio para complacerla? Venga ya.

Luego de ir al baño a resolver algunos asuntos para poder pasar la noche feliz y contento, se chocó con una chica disfrazada de abeja que, como si el destino lo odiara o algo, también se le insinuó. Al menos ésta tenía el mínimo respeto de no lamerlo a traición. — ¿Disculpa? Yo estoy tan bueno de cuerpo como de cara —respondió altanero, alzándose un segundo la máscara, un poco picado por el comentario. — Pero lamentablemente soy gay, lo siento —ya lo veía, escribiéndose “GAY” en todo el pecho, ¿no bastaba con ser un conejo rosa hasta la ropa interior para intuirlo?

Oyó un desastre por allá, aunque no había alcanzado a ver qué era lo que había pasado, sólo un grito ahogado por el sonido de la música. Casi instantes luego, tuvo un peso contra el cuerpo, aferrando a la chica que se le había lanzado encima y descubriendo más pronto que tarde que se trataba de Beatrice. Era imposible pensar que esos lentes eran de otra persona y no de su gemela perdida. Se veía preciosa, con su vestidito blanco, o al menos era lo que alcanzaba a ver con la jodida cabeza de conejo gigante.

Yo siempre estoy guapo, nena —bromeó. — ¿Te la debo hoy? No sé, no sé, pensaba conquistar a alguien esta noche —aunque Laith nunca tenía problemas dándole apasionadas noches de películas, en esa ocasión tenía otros planes para su noche. Si resultaban mal, la noche de películas siempre era un gran plan B. — ¿Sabes qué me pasó? Una chica me ha lamido, así como lo escuchas, en todo el pecho, como si fuera un dulce o algo, ¿qué tanto defienden las chicas respeto si no respetan a los hombres? Y luego lloran cuando uno les falta al respeto —se quejó repentinamente con su amiga.

Laith encontraba desagradable cualquier tipo de descortesía de cualquier lado: chicos a chicas, chicas a chicos, chicos a chicos y chicas a chicas. Y tal y como fue dicho antes por el girasol, uno no va mordiendo a la gente sólo porque no pone en ningún sitio que está prohibido, es respeto básico. Pero luego de su pequeño y muy bien justificado drama, se dio cuenta que había perdido su bebida en el proceso, así que ahora tenía que ir a encontrarse algo para beber, volviendo la mirada hacia la barra.

¿Una bebida? Yo invito —se dirigió a… Lo que sea de lo que Beatrice iba vestida, y a la abeja a un tiempo. — Tengo muchas ganas de ir a bailar, pero creo que voy a pisar a todo el mundo con esta cabeza enorme —se quejó en altavoz, dirigido hacia ambas y hacia ninguna al mismo tiempo, sin saber si la abeja querría quedarse con ellos, dos completos desconocidos, a conversar un poco mientras bebían algo.

El Conejo del Amor:

Aclaraciones:

  • Lleva pantalones y zapatos rosas.
  • El tatuaje pectoral es este, no el de la foto de referencia.
  • Los tatuajes de las manos son las dos flores


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 24.705
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 944
Puntos : 772
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Nailah Stuart el Mar Mayo 08, 2018 11:48 am

INTERACCIÓN: Andreas & Vanessa

Andreas, Andreas, Andreaaaas, me costó entender que hacía ése hombre con sus ojazos en una fiesta donde peligraba su pequeña y metafórica libertad. Pero e aquí estaba, y eme ahí yo, con otro vaso de alcohol y riéndome de mis tontería como una cría ¡Pero es que su disfraz era la polla! Claro que toda... "diversión"se fue cuando me preguntó por su familia y ahí todo empeoró porque precisamente le tenía que dar la noticia que él mismo me reprendió tiempo atrás. Bravo, simplemente, bravo por el destino que movía los hilos por llevarme hasta ahí, hasta esa situación que él mismo ni quería estar. Pero bueno, la conversación sucedió algo tal que...

Al menos te has afeitado y te has pintado la cara, eso es un punto, les costará reconocerte —Repliqué siguiéndole la burla, aún así y sin quererlo, soné un poco "madre reprendiendo a su hijo aún haciendo algo bien" o parecido a eso. Al menos en mi mente sonó así ¿que puedo decir?— Estás muy guapo, mantis religiosa. —Afirmé sonriendo con suavidad, con la intención de que lo de antes se olvidara o al menos... que no se tuviera en cuenta. Guapo estaba, pero es que se le veía lo guapo ahora que estaba afeitado. Pero el señor Weber lo tuvo que fastidiar con su... no se que era eso, pero parecía que le costaba creer que me había preocupado por él.— ¿Que pasa? No todos los días le salvas la vida a alguien y al día siguiente no sabes nada de él y tampoco sabes como ponerte en contacto con esa persona, no es que te hubiera llevado a un hospital y al día siguiente te hubiese podido llevar flores ¿me entiendes? —Eso no era una riña, eso ya sonó a protesta infantil. Mi bipolaridad de medio bebida me sorprende hasta a mi. Aún así, no se como encontré las fuerzas para decirle lo siguiente y es que una vez el camarero trajo bebidas, se me olvidó lo que le quería decir ¡yo no había pedido eso! Miré en dirección al leprechaun y reuniendo toda la amabilidad que puede reunir una mujer como yo, que había visto de todo y que en ése momento estaba medio bebida...— Es una bebida de dioses técnicamente, pero gracias.— Levanto la copa y me giro mirando a Andreas rodando los ojos.— Dudo que a Freya, Afrodita/Venus o Hathor les haya gustado éso. —Miro a mi alrededor y rápidamente vi a Vanessa, la cual saludé con una sonrisa.— Tú sígueme el rollo, después de la fiesta te vienes a mi casa y lees tu mismo lo que dice Seth —Dije en pequeña advertencia mientras me giraba a Vanessa quien en medio minuto ya estaba ahí.— ¡Vanessa, menudo alivio ver a otra profesora de Hogwarts aquí! —Le saludé alzando mi copa de hidromiel con especias. Por dentro estaba aterrorizada, no quería que Andreas se descubriera, no conocía a Vanessa, no sabía de bando era y sobretodo debía mandarle una indirecta a Andreas para que viera que no confiaba mucho en ella para presentarle a un fugitivo.— Permíteme presentarte a mi prometido, James White —Dije sonriendo como la tonta enamorada que pretendía ser para que la mentira fuera más verídica.—
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Gal Gadot
Edad del pj : 36
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 200
Lealtad : Neutral
Patronus : Pantera
RP Adicional : ---
Mensajes : 115
Puntos : 45
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5757-nailah-stuart http://www.expectopatronum-rpg.com/t5805-i-ve-got-the-eye-of-the-panther-the-fire-nailah-s-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5831-nailah-s-mail
Nailah StuartProfesores

Andreas Weber el Mar Mayo 08, 2018 12:30 pm

Ignoro deliberadamente al PNJ leprechaun.
Interactúo con Vanessa y Nailah hasta que Nailah me mata

Reí cuando Nailah me llamó guapo. Joder, si parezco el increíble Hulk con tanto verde, es como si a Bruce Banner le hubiera picado una mantis religiosa radioactiva o algo así… Pero aun así, siempre hace ilusión que una chica guapa te llame guapo a ti también, y más cuando en la última vez que nos vimos, esa misma chica te llama “señor”.

- Sabiendo que te gusta tanto, me afeitaré más a menudo. – bromeé sin perder la sonrisa. Lo cierto es que no me había afeitado desde mi llegada al Reino Unido. Primero, porque me estaba dejando barba, que sin barba parecía un bebé y no un hombre adulto. Y segundo porque… bueno, porque me empezaron a perseguir, tuve que dejar el apartamento, fugitivo por aquí, carteles por allá, etecé, digamos que ya no tuve ocasión. Pero los últimos días todo estaba más tranquilo, especialmente desde mi llegada al refugio de fugitivos, y como esa noche tenía que ir de incógnito, ¿qué hay más de incógnito que ir afeitado y parecer diez años más joven? Ella después dijo que se había quedado preocupada por mí y yo le contesté con tono de coña; mi sonrisa se ensanchó cual sapo cuando vi que me echó una pequeña regañina – Las flores me dan alergia – dije con simpleza. – Soy más de peluches. O bombones, el chocolate siempre es un acierto – añadí, pensativo – Además, no es como si pudiera mandar cartas libremente a cualquier hora del día, ¿sabes? – dije con tono neutro, refiriéndome sin mencionarlo directamente a cómo mis mensajes y los de otros fugitivos podían ser vigilados, algo en lo que sospechaba seriamente desde que me enteré del arresto de Max.

Después soltó el bombazo sobre las noticias su hermano y no podía evitar sentir cierto nerviosismo y agitación fruto de la anticipación. Cierto era que parte de mí amanecía día sí y día también con la esperanza de despertarme y descubrir de pronto, a golpe y porrazo (bueno, o sin porrazo), todas las respuestas que llevaba tanto tiempo buscando. Parte de mí deseaba pensar que Bruno se había echado una novia en la otra punta del mundo, por Corea o China, y que el régimen comunista le impedía llegar a la lechuza y que por eso no tenía noticias, y papá les había encontrado y estaba con ellos, conociendo a su nuera. Claro que era la parte de mí más soñadora, el Andreas realista sabía que ni de coña podía ser algo así, más que nada porque Bruno hace eso y no sé quien le pega el capón más fuerte, si mi padre, mi madre o yo. Probablemente mamá.

Aun así, si había recibido noticias de su hermano, pensaba en por qué Nailah no me habría mandado ninguna carta explicándomelo. Cierto es que podían interceptarla, igual que de alguna forma habrían interceptado algún mensaje de Max y le habían echado las manos encima. Pero… joder, es importante, hostias. Si tenía noticias, ¿por qué no me lo había dicho?

Para prepararme mentalmente, ordené otra copa, pero el camarero nos trajo dos, una más de la que pedí. Por lo visto, un leprechaun que estaba cerca de nosotros había fijado sus ojos en Nailah y quería camelársela, y aunque al principio me puse serio pensando en que me iba a quedar sin las noticias que ella me había anticipado, se me escapó una sornisa cuando vi como ella lo ignoraba deliberadamente, así que yo hice lo mismo. Reí cuando hizo la referencia a las diosas de la mitología.

- Sí, bueno,… Hombres desesperados hay en cualquier parte, ese trataba de engatusarte. – reí, llevándome mi copa a los labios.

En esto llegó otra mujer vestida con un vestido como con lentejuelas, que más que disfraz parecía un vestido normal y corriente. Claramente no igualaba al de Nailah, aunque también era muy guapa. Mientras bebía, observé a las dos mujeres saludándose, y no se me escapó que Nailah la presentaba como profesora. Conociendo a Nailah, seguro que no había sido un comentario aleatorio. No podía ser Andreas Weber, ¿pero quién…? Entonces fue cuando Nailah me presentó como James White, su prometido.

Al momento, noté como la bebida se me iba por donde no debía y empecé a toser, notando la cara caliente, probablemente se me estuviera poniendo colorada por la falta de aire. Dejé la copa en la barra y cuando me recuperé, me giré hacia Vanessa y le saludé jovialmente, alzando una mano en el aire como si hace unos segundos no me hubiera estado ahogando.

- James, mucho gusto. – saludé con una sonrisa. Me levanté de mi taburete y se lo ofrecí a Vanessa mientras yo me situaba de pie junto a Nailah, mirando a Vanessa de frente; estar de pie me ofrecía una ventaja para huir en caso de que fuera necesario. No soy paranoico, pero soy prudente, y Nailah ha hecho ese comentario por algo. De pie junto a Nailah, le pasé el brazo derecho por los hombros, rodeándola y atrayéndola levemente hacia mí, mientras con el otro sujetaba la copa que casi me mata hace unos segundos. – Espero no haberos asustado – dije mencionando mi anterior casi-ahogamiento – Veo tanta belleza junta y… me quedo en shock. – bromeé con tono jovial. – Así que compañeras, ¿eh? ¿Cuál es tu materia, Vanessa?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 30
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.200
Lealtad : A sí mismo
Patronus : Elefante africano
RP Adicional : 000
Mensajes : 110
Puntos : 43
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5764-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5774-relaciones-de-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5776-cronologia-de-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5773-correo-de-andreas-weber
Andreas WeberFugitivos

Juliette Howells el Mar Mayo 08, 2018 6:53 pm

Acción: Aparecer delante de la discoteca
Interacción: PNJ

Es que no sé que hago aquí, de verdad — Refunfuñaba de camino a la discoteca. Juliette no era ni había sido una chica de salir de fiesta ni de cómo comúnmente se llamaba “pasárselo bien”.  Ella siempre era de las sosas aburridas que se quedaban a casa viendo alguna peli o simplemente utilizando el ordenador, qué por cierto, bendito invento muggle era, mejor que la magia. — ¿Todos los estudiantes de derecho son tan aburridos y quejicas cómo tú? — Dijo su amiga — Es que los de economía tenéis otro rollo — Le contestó la ex Ravenclaw. No, Juliette era la única persona extraña, seamos sinceros. —Tu eres la que tiene otro rollo, venga Juls, entras, sonríes a la gente y ya verás como no te van a comer— Qué graciosa ella siempre. En temas intelectuales Juliette podría considerarse la reina pero en temas sociales era una basura, así de claro y más cuando estaba lleno de gente con ganas de beber y pasárselo bien y ella.. pues no bebía ni sabía pasárselo bien.. —Vale, vale, pero espera, déjame ponerme bien los zapatos — Excusa y no excusa a la vez, aprovechaba cualquier tontería para tardar varios minutos y así entrar en la fiesta más tarde, ahora que se encontraba delante de la discoteca era cuando quería quitarse aquellos malditos zapatos y empezar a correr rumbo a su casa.. venga.. aún estaba a tiempo.. —Oye, no sé si hemos hecho bien en ponerte los tacones teniendo en cuenta que es la primera vez que caminas con unos— La despertó a la realidad la exHufflepuff de su amiga —No hemos hecho bien— Repitió Juliette. No estaba muy positiva aquella noche como podréis comprobar.

No se de que va vestida:



avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Amelia Zadro
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Política)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.370
Lealtad : Orden
Patronus : ~
RP Adicional : ---
Mensajes : 122
Puntos : 60
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5332-juliette-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5636-tempus-fugit-juliette-s http://www.expectopatronum-rpg.com/

Matt Forman el Mar Mayo 08, 2018 11:15 pm

Mención: Lluna, Gwen y Ian.
Interacción: Ian y Gwen.


Lo mejor de estar en mi lugar, es que no necesito nada más. Estoy bien como estoy. Si tengo suerte, quizás vuelva acompañado a casa. Nada más. Lo que no quiero es volver solo y borracho, eso me deprimiría todavía más. Estoy increíble en mi disfraz, todavía tengo opciones. La primera en acercarse fue Lluna. Estaba espectacular con su disfraz de abeja reina. Como ha crecido... Es toda una mujer. Cualquier día vendrá a presentarme a su novio, y cuando me quiera dar cuenta me hará abuelo. O como quieran llamarme. Mientras tanto yo me haré más viejo y mustio, me saldrán más canas y más arrugas y nadie querrá meterse en mi cama. La vida, es muy cruel. Tomé medio cóctel para relajarme y luego miré distraídamente a la gente en la fiesta. Lo estaban pasando todos en grande. Solamente pude pensar en una cosa al ver a todos con sus disfraces. ¿Todos los que llevan máscaras serán fugitivos? Poco me importaba. Si tienen varita y son mayores de edad, pueden entrar. Esas son las normas de la casa. Diga lo que diga el gobierno actual. ¿Estará Sam aquí?

Salí de mis pensamientos cuando la señorita Edevane me saludó. Le devolví el saludo cordialmente. Era amiga de Sam y trabaja en el Departamento de Catástrofes Mágicos, no conozco nada más de ella y eso que hace mucho tiempo que trabajamos en el mismo edificio. Quizás ese es mi problema, que no me involucro con la gente. Pero las veces que lo hago termino dolido. Me abrí totalmente con Apolo, y ni siquiera da señales de vida. Trabé una bonita amistad con Sam, y ahora es una fugitiva fuera de la ley. No me sale nada bien. Me levanté de un salto, cóctel en mano, y me dispuse a dar una vuelta por la pista. Ya está bien de deprimirse. Pude ver a lo lejos a Laith, que iba en dirección a los baños. Lo reconocí por su piel. ¡Que bueno está! Le tengo aprecio, no solamente es por sexo. Pero eso no quita que está muy bueno. Y como folla...

Debería dejar a lado mi depresión, y ser un poco más el Matt de siempre. Presentarme ante una mujer atractiva, ser descarado, invitarla a tomar algo, a bailar, a subir a una sala privada... Debería. Sigo siendo un perro de presa. Espero mi oportunidad, observo a la víctima, y luego la ataco. Pero de momento no he visto a nadie que llame mi atención. Lo que si pude ver fue un duro golpe. Para ser exactos, un tío lanzó un micrófono desde el escenario e impactó en alguien. Me acerqué deprisa y más al reconocer al chico. Ian no sé qué. Ese amigo granuja de Lluna del que no me fio un pelo. Va de ligón el muy capullo. Como este deshecho humano intente algo con mi sobrina, le corto el pene y luego el cuello.

- Oye, colega, ¿estás bien? Ha tenido que ser un golpe duro. ¿Necesitas un sanador?

Alguien más estaba allí con el chico, se trataba de la señorita Edevane. Busqué con la mirada al autor del golpe. Ese se iba a acordar de mí. ¿Cómo se le ocurre desatar semejante desorden en mi local? Supongo que ha bebido demasiado. Hay gente que no sabe pasarlo bien sin herir a los demás. Debería prohibirle la entrada a la discoteca al imbécil ese. Pero antes, cordialidad. No es que intente evitar una denuncia, es pura humanidad. El chico parecía estar bien. Aproveché entonces para saludar más profundamente a la morena.

- Señorita Edevane, un placer verla fuera del trabajo. ¿Está usted bien? De verdad, hay gente que no sabe comportarse. Mis disculpas. Prometo que ese energúmeno no volverá a pisar mi discoteca en una buena temporada.

A estas alturas todo el mundo sabe que Babylon es de mi propiedad. Quise mantenerlo en secreto, pero el rumor se extendió y de nada vale ocultarlo. Mi noche acababa de empeorar. Sentía ganas de hechizar al hombre en cuestión y lanzarlo por la puerta trasera, al callejón, y darle una soberana paliza. Pero me iba a contener, no había sido para tanto.



Disfraz:
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 628
Puntos : 224
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Ian Howells el Miér Mayo 09, 2018 3:54 am

Interacción:
Gwen Edevane & Stella Thorne
Gwen Edevane & Ryan Goldstein & Matt Forman

¿Ti finciini ilguini viz isi quin ilguini mijir?

Mimimí, mimimí, mimimí...
Todas siempre igual, cuestionando al pobre Ian.

¡Pues claro que le funcionaba con alguna mujer! Bueno, quizás "mujer" no era precisamente la palabra más adecuada, pero con chicas sí, de su edad, tontitas e idiotas. Y con no tan tontitas, claro. ¿Pero con mujeres de verdad, como la que tenía delante? Ahí tenía que currárselo un poco más. -La verdad es que no. -Le contestó, divertido, encogiéndose de hombros. -Con las de mi edad sí, pero con mujeres de verdad, como tú, todavía no. Estoy intentando mejorar. -Y se apoyó con uno de sus brazos en la barra. -Y tengo veinte. -Y si llega a estar un poquito más borracho, le diría que tiene hasta un hijo y que lo tuvo con una chica más grande que él, pero eso podía alejar a las féminas, por lo que no estando tan borracho no solía decirlo. -¿Algún consejo para mejorar en mi técnica de ligue a mujeres de verdad? Me aburren las de mi edad. -Todas no, ojo. Pero la gran mayoría. -Podrías ayudarme. ¿Qué tendría que hacer para que te fijases en mí?

Justo apareció, de hecho, una de esas chicas de las que no se aburría: Stella Thorne. En la mente de Ian, para no delatarla, sería Julianna, su querida y futura novia. ¿Lo peor? ¡Stella no le siguió el juego, aburrida! -¿Perdona? ¿Que me veo fatal? -Se miró de arriba abajo. Viniendo de su querida Stella, le dolió en el alma que le dijese que se veía fatal. ¿Acaso no valoraba la visión de su bonito trasero? Miró entonces a la madurita de la barra. -¿Tú crees que me veo fatal? -Y bueno, las cosas era un poco obvias. Pensó seriamente en cambiarse el disfraz y, de hecho, se puso a meditarlo mentalmente. Triunfaba llevar los pectorales al aire, ¿no? Pues él también los llevaría e impresionaría a su Julianna, solo necesitaba coger la varita y cambiarse el atuendo a uno que...

Sin embargo, lo siguiente que pasó fue ciertamente desconcertante. Stella le abandonó y un micro impactó directo contra su frente, justo ahí, encima de la ceja. Y le dolió. Y gritó dramáticamente como quién pierde un ojo. Se llevó ambas manos al lugar, retrocedió y por casi no se cae al suelo. -¿Pero qué cojones...? -Se quitó la mano de allí, pensando que estaría cubierta de sangre y... sólo tenía un poquito de sangre, aunque sintió como le empezaba a salir poco a poco en una herida pequeña pero bastante profusa. Recogió el micro del suelo y vio como un tipo, rubio y con una sonrisa de panoli idiota, se acercaba a pedirle disculpas de esa manera tan poco servible a ojos de Ian. ¡Y se queda tan a gusto el tío!-¿Tío, en serio? ¡Pero serás subnormal! ¡Qué me has hecho puto sangre! ¡TE REVIENTO LA PUTA VIDA!-Y se abalanzó contra él para pegarle un microfonazo en la cara, pero uno de los camareros le sujetó a tiempo, diciéndole que se calmase. Él, tan mono vestido de girasol, se tranquilizó y miró a la mujer, medio perdido con la vida. Le dolía la cabeza, la ceja y el orgullo. ¿Line se llamaba? ¿Pero no era Gwen? ¿Además, que nombre idiota era Line? Al parecer el imbécil la conocía. -Oh, venga ya, esta tía tiene mucho nivel para ti, tío. Búscate otra que quiera soltar gallos allí encima contigo. O que tenga brazo de jugador de Rugby como para lanzar micrófonos con esta fuerza... -Y se sentó en uno de los taburetes, notando como la mujer le miraba la herida. -¡Fus, fus! ¡Vete! -Le hizo un gesto despectivo con una de sus manos, para que se fuera.

Ian seguía con el micrófono en la mano, dispuesto a metérselo por la nariz desde que tuviese oportunidad. Y decía por la nariz por no decir nada más feo, que hay menores. No es que al chico se le diese precisamente controlar sus impulsos, pero entre que esa malla no le permitía precisamente grandes movimientos no se le fuese a romper en un lugar peliagudo y comprometido, se sentía un poco mareado y que los camareros le pararon a tiempo, se había sosegado de ira interior. Madre mía, a este paso se queda más retrasado de lo que ya es con tanto golpe.

Llegó Matt Forman, preocupado por el golpe, a lo que Ian le quitó importancia. No quería un puto sanador, quería salir a la puta calle y pegar a ese tío idiota. ¡Se le soltó el cable dice, pero será...!-Estoy bien. -Respondió, cual niño pequeño, enfadado. Al parecer Matt también conocía a Gwen. ¿Y esta señora quién es que la conoce todo el mundo? Ian se metió en la conversación de Matt y Gwen, sintiéndose mayor, con el único motivo de meterse con el idiota y meterle mierda. -Pues deberías, ¿por qué no lo echas ya de una patada en el culo? No solo me ha dado, sino que encima ha roto el micro. Esto es un bien del local. -Y lo alzó, agitándolo, pues tenía LA PRUEBA. -Podría haberle dado a ella. -Señaló a Gwen. -O a Lluna. Y hacerle mucho más daño. Y mira el capullo como viene, sonriendo como un retrasado. ¿Tus padres cobran por ti, no? Debes de dar una pasta. Más te vale que no te pille ahí fuera, tonto, que eres un tonto.

Pues sí, estaba enfadado. Había vuelto toda esa ira interior y quería sacarla en forma de paliza. Casi que lo mejor que podía hacer era levantarse de ahí y seguir con la fiesta. El alcohol y las mujeres todavía podían hacerlo feliz esa noche.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.007
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 865
Puntos : 544
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Gwendoline Edevane el Miér Mayo 09, 2018 2:06 pm

Interacción con Ian y "Julianna" (Stella).
Interacción con Ryan.
Interacción con Matt.
"Cura sana, culito de rana" a Ian.

Ian, el joven que acababa de conocer en unas circunstancias... bueno, de discoteca en un sábado noche—aún a pesar de que estábamos a lunes noche, a ver con qué cara aparecía yo al día siguiente por la mañana en el Ministerio—al menos parecía un poco sensato. Se sinceró conmigo cuando le pregunté: al parecer, su táctica solo daba resultado con chicas jóvenes, de su edad. Me parecía algo... posible hasta cierto punto. Es decir, cuenta la leyenda que las adolescentes heterosexuales—y normales, cabe señalar—tienen las hormonas revolucionadas. No podía hablar desde mi experiencia, pues si en mi cuerpo existía algún tipo de hormona, no había dado señales de estar viva.
A veces me refería a mí misma cómo a un refrigerador en Alaska: fría por dentro, fría por fuera. De hecho, de no ser por cuándo estaba con Sam y la gente de mi círculo, habría podido jurarme incapaz de sentir y expresar emoción alguna. Así que Ian no le estaba preguntando a la persona más indicada.

—Pues... yo soy muy complicada, Ian.—Le expliqué con sinceridad. Y me pregunté si una chica heterosexual normal debería sentirse atraida por alguien disfrazado de flor. A ver, supongo que sí. Por ridículo que parezca, lleva mallas ajustadas, y no tiene un físico malo. Así que probablemente DEBERÍA atraerte un poco... Pero no.—Mi primer consejo sería que encuentres a una mujer normal. No cómo yo.—¿Que por qué me molestba en explicárselo? Bueno... después de todo, no parecía mal chico. ¿Un poco impulsivo? Sí, pero bueno, estaba en la edad.—Lo de invitar a una copa está bien, aunque puede que te encuentres con chicas que prefieran invitarte ellas. Si es así, yo te recomiendo que aceptes la invitación. Después de esto, charla un poco, preséntate, invítala a bailar...—Empecé a explicarme, intentando meterme en la cabeza de una mujer normal, una que sintiese cosas por los hombres.—¡Ah, sí! Y deberías intentar evitar toda la parafernalia de...—No dije nada, en su lugar le señalé de arriba abajo. ¿Fue eso suficiente cómo para hacerle entender que me refería a su exhibición de pavo real en celo que había hecho conmigo? No lo creo, pero... no iba a ponerme a hablar de traseros, pezones y... genitales masculinos... con una persona a la que acababa de conocer.

La chica que se acercó, quién llevaba un disfraz de lo más sugerente—Vale, si no me gustan los hombres... ¿Tiene que ser lo opuesto? Pero no... ella tampoco... Y no vamos a ser hipócritas cómo para negar su evidente atractivo—hizo un comentario sobre el disfraz de Ian. Y conseguí reírme, tanto ante el comentario cómo ante la indignación del chico. Y entonces me preguntó a mí.

—Fatal, fatal, no.—Dije con sinceridad. De hecho, había algo—mucho—de cómico en su apariencia.—Pero sí puedo estar de acuerdo en que quizás otro disfraz te favoreciese más.—No era muy difícil imaginárselo, qué se yo, de hippie con melena. Seguramente entonces estaría mucho más atractivo... por no mencionar que el verde fosforito de la malla—debía ser el tallo—podía dejar ciego a cualquiera.


Desdicha número 3: impacto de micrófono

Despedí con un gesto de la mano a Julianna, la joven con la que había compartido un breve lapso de tiempo. Se iba a saludar a alguien, supuse... y entonces vi pasa algo a toda velocidad muy cerca de mí. Di un respingo, y cuando quise darme cuenta, el objeto—que resultó ser un micrófono—impactó en plena frente de Ian. ¡Pero bueno! ¡¿Qué narices está pasando aquí?! El golpe pareció ser doloroso, pues Ian pegó un grito. Puede que fuese más por la sorpresa, pero cuando retiró la mano, vi que tenía una herida—no muy grande—que sangraba un poco.
Y entonces llegó Ryan. De verdad, puedo asegurar que la impresión que me quedó de él después de nuestro fortuito encuentro en aquel piano-bar no fue tan mala... pero esa noche estaba perdiendo enteros. Su cuenta estaba en números negativos. ¿Y me llamaba "Line"? ¿Quién le había dado derecho a tratarme con tanta confianza?
De verdad, por lo general soy una persona muy educada y muy amable, y no suele ser fácil hacerme enfadar. De hecho, ni siquiera he sido capaz de enfadarme con mi padre, a pesar de que tengo muchos motivos. Pero cuando se meten en mi espacio personal de forma invasiva, tiendo a replegarme, a cerrarme en banda. Soy una persona que necesita su espacio... y esa no era forma de darme espacio.

—¿Tú estás mal de la cabeza, o algo así?—Mi tono de voz era suave, pero mi expresion facial era de todo menos amable.—¿Es que quieres hacer daño a alguien o qué?

Entonces llegó Matt, seguramente tras haber sido testigo de aquella agresión con objeto arrojadizo, y lo hizo justo cuando Ian se ponía agresivo con Ryan. No fui capaz de retenerle, pero sí algunos empleados de la discoteca. De no haberlo hecho, podía visualizar una buena pelea entre ambos. Incluso defendió mi honor delante de Ryan, ¿y sabéis qué? Se lo agradecí. Cuando se calmó un poco, intenté revisarle la herida, cosa que no le hizo gracia.
Matt también se interesó por él, pero el chico estaba o bien demasiado enfadado, o bien se sentía demasiado humillado, pues no aceptó la ayuda de ninguno de los dos.

—Estoy bien.—Respondí con una leve sonrisa a Matt, aunque la situación me estaba poniendo un poco de los nervios. ¿Por qué la gente no deja de hacer locuras?—¿Señorita Edevane? No hace falta que me trates de usted. Y puedes llamarme Gwen...—La verdad es que no teníamos demasiado trato, y no había oído cosas demasiado favorables acerca de él. Pero... ¿sabéis qué? Este hombre impidió que un mortífago, o aspirante a mortífago, o algo parecido, atrapase a Sam. Y se lo agradecía, ¿de acuerdo?—Hay gente que no sabe beber...—Concluí finalmente.

Ian, todavía exhaltado, empezó a enumerar una serie de cosas que podrían haber ocurrido con aquel botellazo, y si bien el nombre de Lluna no me acababa de sonar, estaba de acuerdo. Primero, había que respetar a las personas; segundo, había que respetar el local en el que se estaba. Pero hay gente que no comprende que la fiesta tiene que ser una fiesta para todos.
Alcancé una de las copas sobre la barra—no tengo ni idea de quién era su propietario—y metí la mano para sacar los cubitos de hielo. Cogí unas cuantas servilletas y envolví el hielo en ellas. Entonces, me senté junto a Ian—dándome cuenta de que había más gente pendiente del chico, preocupados por el impacto del micrófono—y le puse una mano en el hombro.

—Venga, déjame echarte un vistazo.—En el poco tiempo que llevaba estudiando medimagia había ido aprendiendo cosas básicas. Los primeros auxilios eran lo más sencillo. Retiré su mano con la mía y pude ver el golpe: un cortecito, no muy grande, pero que sangraba bastante por la cantidad de vasos sanguíneos que hay en la cara.—¡Buenas noticias! No te quedará marca. Ten, sujeta esto.—Le di el hielo envuelto en servilletas, que ya empezaban a humedecerse, y saqué mi varita. Con un simple toque, la herida se cerró un poquito y dejó de sangrar.—Listo. Ponte el hielo. Así no se te hinchará ni se te pondrá morado.

Después, quizás, podría darle algún consejo más para ser menos impulsivo ligando,
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.583
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 788
Puntos : 384
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Danielle J. Maxwell el Miér Mayo 09, 2018 3:10 pm

Interacción con Edward Westenberg y Dante Fiore

Al día siguiente estaba demasiado muerta como para sacar fuerza para coger el WhatsApp y contarte mis penurias con el calzado —relaté divertida. —Yo también tengo lagunas, pero es que se nos fue un poquito de las manos, ¿eh? No recuerdo ni qué bebimos, pero bebimos muchísimo.

Que vamos, yo era de esas personas que poca cosa ya le sube mucho por lo que como me pase del límite... ya está, me vuelvo otra persona totalmente diferente. Ni yo quería recordar lo que hago mientras estoy tan borracha que rozo la decadencia. Me doy vergüenza ajena.

En realidad le pregunté por sus semanas porque me preocupó, no por sacar tema. El mundo se iba a la mierda, qué menos que intentar que la gente que te cae bien y a la que le tienes aprecio esté un poquito más feliz, ¿no? Pero bueno, también entendía que precisamente este momento, con la música en alto y el alcohol delante nuestro, no era como para contar desgracias. ¿Y sabéis qué? Nos lo íbamos a pasar tan bien que iba a hacer que se olvidase de sus semanas de mierda. ¡Ya vería él! Sería él, esta vez, quién llegase sin zapato a casa.

¡Igualmente! —Choqué el vasito con el de él y... ¡para adentro!

Horrible. Pero no importa, era el primero. Esto al décimo está bueno.

Miré a un lado sorprendida al ver que alguien se dirigía a mí y... ¡vaya por Dios, mi salvador! Sonreí ampliamente al verlo, además de que el mote de 'calabacita' me pareció demasiado enternecedor. Eso sí, verlo vestido de esa manera después de haberlo visto tan serio el otro día... hasta se me hizo raro. ¿Los treintañeros seguían viniendo a estas fiestas? Me siento demasiado joven.

¡Hola! —Le dije, divertida. —Bonito disfraz. —Escuché como Edward también le saludaba y decidí contar de qué lo conocía. —Me salvó en la nueva tienda de artículos de broma del Callejón Diagón. Un idiota hizo que me apareciese una calabaza en la cabeza y creí que me moría —exageré eso último, con una amplia sonrisa.

¿Bailar? ¿Ya de ya? ¡Yo necesitaba estar más borracha para poder bailar decentemente, y más todavía con esta ropa puesta! Sin embargo, bebí el segundo chupito cuando Edward lo ofreció y, con cara de limón ácido, lo miré.

Me vale, pero vamos con una bebida. —Me giré de nuevo para volver a ponerme de puntillas y llamar al camarero. —¡Por favor, pónganos dos vodka con limón! ¡Gracias! —Pedí, antes de girarme a Dante, el fauno guapo que me salvó de una muerte asegurada por calabaza. —Me alegro de volver a verle pero voy a bailar. O intentarlo... —Me acerqué un poquito más a él. —Porque seamos sinceros, sin alcohol en las venas no sé bailar —le confesé, divertida.

Entonces cogí de la barra mi vaso de vodka con limón (un alto porcentaje superior de vodka que de limón, todo sea dicho) y, llevándome la pajita a los labios y sorbiendo, me alejé de la barra hasta la pista, mirando hacia atrás para ver si Edward me perseguía. Justo estaba sonando una canción de reggaeton aprovechando que nadie estaba cantando en el karaoke, por lo que comencé a mover un poco los pies, quedándome en medio de un montón de gente en donde había hueco para los dos. Seguí el ritmo del reggaeton (que era más repetitivo que nada en esta vida) y me acerqué a mi amigo.

¿Luego cantamos? —Le pregunté, mirándole desde abajo (pues él un montón de más alto que yo), alzando esta vez yo las cejas. Sí, me daba considerablemente menos vergüenza cantar que bailar. ¡Bailando me sentía pato y super anti-sexy! ¡Y encima es que no es que me gustase del todo! —Tenemos que dejar claro que no sólo bailar se nos da mal, sino también cantar. —Reí divertida, volviendo a beber. —¿Te has dado cuenta? Se nos da mal beber, cantar, bailar... ¿por qué venimos de fiesta? —cuestioné con diversión. ¡Pues porque beber, cantar y bailar mal también era divertido, estaba claro!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.574
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1507
Puntos : 871
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Dante Fiore el Miér Mayo 09, 2018 5:05 pm

Interacción con Edward y Danielle.
Interacción con Laith, Lluna y Beatrice.
Mención al rubio (Ryan) que casi desnuca a un girasol (Ian
)

Le dedicó una amable sonrisa a un joven vestido de unicornio que se encontraba justo al lado de Danielle al escuchar como lo saludaba, le agradaba bastante esa clase de gente sociable, le parecían encantadores — Hola, mucho gusto, Dante — Él podía ser un hombre de no ir por la vida hablando con todo el mundo como si los conociera, aunque algo que sí tenía seguro era que jamás despreciaba una conversación o un saludo, jamás. Le fue inevitable sonreír bastante divertido al observar la cara de alegría que ponía la rubia al verlo, y lo cierto era que ella le parecía totalmente encantadora, es decir, era increíblemente tierna, como una niña pequeña.

¡Gracias! Igual el tuyo — Le respondió bastante rápido aquel cumplido, a la vez que la miraba de arriba a abajo, analizándola, era una costumbre que hacía mucho tiempo había adquirido, era increíblemente detallista y siempre, siempre estaba atento de la gente, los cambios en su cuerpo y su ropa, y los elogiaba muy constantemente, todos necesitamos que alguien nos diga cuando nos vemos guapos, es bueno para la salud y para el autoestima — Con ese disfraz llevas un estilo muy diferente al de ese día, mejor dicho, ambos lo hacemos — Rió divertido, y es que le hacía gracia el sólo pensar que él, el hombre que estaba vestido casi todo el tiempo elegante, estaba ahí, en una fiesta de primavera disfrazado de fauno y con el torso desnudo, eso sí que era una experiencia totalmente nueva para él.

Danielle de inmediato le explicó a su acompañante cómo se habían conocido, exagerando un poco con la última parte, lo cual le hizo bastante gracia — Aparte de eso, se tropezó antes y como yo no la atrapara se estampaba en el suelo, ese día me sentí como un salvavidas — Igual que como ya había hablado anteriormente con la rubia, aquel día había sido bastante gracioso, porque por cosa del destino se habían encontrado en dos ocasiones seguidas, en las cuales ambas el castaño la ayudó.

Giró su cabeza por unos cuantos segundos para observar al rubio que estaba en el escenario, aquel al que le había echado el ojo desde hace rato, y abrió los ojos como platos al ver lo que ocurría, un espectáculo total. En medio de la inspiración, todo pasó muy rápido, pudo ver cómo desde el escenario salía un micrófono, disparado como una bala atravesando toda la discoteca, aunque no muchos se habían percatado, y acababa por darle en toda la nuca a un hombre alto vestido de girasol. Muchos en la discoteca se quedaron estáticos al ver tal acontecimiento, otros se alejaron corriendo de las cercanías del rubio, y también del girasol, mientras que otros estaban tan entretenidos que ni siquiera se habían percatado, y si lo habían hecho, lo habían dejado pasar por alto totalmente.

Rió al escuchar el comentario que hacía el acompañante de Danielle acerca de las calabazas y los micrófonos, la noche recién empezaba, y ya incluso había volado un micrófono, sin duda la fiesta prometía ser una locura — No consigo imaginarme a ese girasol peleando — Nuevamente, dejó salir una fuerte carcajada, que no intentaba siquiera disimular, a pesar de que sabía que no estaba del todo bien. En aquel preciso momento se acercó el bartender con su bebida, inmediatamente la cogió entre sus dedos y bebió un profundo sorbo, saboreando la misma con gusto, amaba esta combinación.

Giró nuevamente la vista a través de la discoteca, observando cuidadosamente a la gente, hasta que no muy lejos pudo divisar a alguien que se le hacía bastante conocido, casi como si tuviera un año completo viéndolo, sí, esos tatuajes eran imposibles de confundir. Ahí estaba Laith Gauthier, quien era su colega en San Mungo, y con el que había salido la noche anterior también, que casualidad más grande. Le dedicó una tierna sonrisa a la rubia al escuchar que iba a bailar, y que había sido un placer verlo, además de tomar unos cuantos segundos para reírse del comentario sobre que no sabía bailar, pero vamos a ser sinceros, todos nos desenvolvíamos mejor con alcohol — Un gusto verte, y ve a bailar, que a eso vinimos — Nuevamente, se llevó el vaso hasta su boca para tomar otro sorbo, esta vez, un poco más pequeño — Cuídala, no quiero tener que estar quitando calabazas de la cabeza de nadie hoy — Al finalizar este comentario, le sonrió a ambos y empezó a caminar en dirección a Laith, o más bien, al conejo rosa.

Sí, se había disfrazado de conejo rosa y llevaba cubierta su cabeza, aunque había reconocido los tatuajes en sus manos, el tatuaje de su pecho y también ese cuerpo, inconfundible. Llegó y se puso de pie justo frente a él, se encontraba hablando con dos rubias, una que se había vestido con un precioso y largo vestido de color blanco, con detalles primaverales como una corona de flores y unos lentes en forma de flor también, bastante llamativo pero con estilo, mientras que la otra, se encontraba vestida de abeja, una opción bastante predecible pero que sin duda le sentaba muy bien, aparte, esta última, en su opinión, era una monada — Que coincidencia verte por aquí, Laith — Sonrió, mientras que bebía un sorbo más de su cóctel, si había algo que tenía era una alta tolerancia al alcohol, aunque luego de unos cuantos tragos más seguro empezaría a beber con más precaución.

Dedicó unos segundos más a detallar a las personas que se encontraban allí, Laith tenía una enorme cabeza de conejo, e iba vestido totalmente de rosa, a excepción por su torso, el cual se encontraba al descubierto, mientras que las otras dos, eran unas rubias bastante tiernas, y ambos disfraces le habían gustado mucho — Que lindos disfraces, debo admitir que les sientan bien — Sí, ahí estaba el italiano que no era de llegar a un sitio a hablar con cualquiera que se cruzara en su camino, haciendo comentarios en general para no sentirse tan avergonzado por hablar con alguien que no conocía, porque siempre sentía que lo iban a mirar con cara de '¿Y quién habla contigo?'
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 4.652
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreMedimago

Lluna Forman el Miér Mayo 09, 2018 6:24 pm

Interacción con Laith, Bea y Dante.




Me sentía a gusto en el lugar porque lo sentía como mío, aunque no disfrutaba la multitud como otros lo hacían. Prefería la calma de mi casa, para todo. Pero, para remediar mi falta de deseo de estar rodeada de desconocidos tomé unas cuantas copas. Ahora me sentía mucho más dispuesta a entablar alguna que otra conversación con conocidos o desconocidos. Mi primera presa fue un hombre bastante atractivo disfrazado de conejo. Por culpa de su gran máscara no podía saber si su rostro me era conocido o no, y para hacer que se quitase tan voluminosa careta recurrí a mis nulas armas de seducción. Conseguí que alzase su careta, y pude reconocer a Laith. ¿Qué como le conozco? Matt. Todo lo que antes era Apolo, ahora es Laith. Supongo que son amigos con derechos, o algo así. Ahora que me fijo, puedo reconocer alguno de sus tatuajes. Sonrío avergonzada cuando dice que es gay.

- No tienes que disculparte por ser gay. - reí. - Seguro que más de uno lo agradece. - le guiñé un ojo, pícara. Quizás él no sabe quien soy.

En ese momento llegó la mujer des vestido elegante. Al parecer, es amiga del conejo sexy. Ella también se ve sexy, aunque de otra manera distinta. No es preciso enseñar todas las carnes para verse bello o bella. Sin duda la chica lo consigue. Admiro su vestido, y ella me hace una reverencia, llamándome majestad. Soy la abeja reina, por supuesto. Todos en este avispero me deben sumisión, o les clavo el aguijón. Le devolví la reverencia.

- Es un placer, princesa Primavera. ¿Nos conocemos?

Su cara estaba semi tapada y era imposible reconocerla, pero mi memoria fotográfica creía haberla visto en algún sitio. Quizás la universidad, este año o en años anteriores. No olvido fácilmente una cara. Lo que suelo olvidar son los nombres, y en ningún momento me viene a la mente ningún nombre con ese rostro. Es extraño, de verdad me suena. Otra persona se acerca a saludar a Laith. ¿Es famoso o qué? Se trata de un hombre disfrazado de medio cabra medio humano. Algo así como un fauno, muy típico en las leyendas. También lleva el torso desnudo, y aparenta ser muy guapo. Pero alto, Lluna, que debe ser otro gay. ¿Es que todos los hombres sexys son gays? Él intenta ser simpático, a pesar de que lleva un disfraz peludo que más bien parece un peluche. Habrá que socializar.

- Gracias. Tu disfraz es muy... singular. Es un placer saludarles. Me llamo Lluna Forman. ¿Vamos a por esa copa? - pregunté mirando directamente a Laith.

Después tendrían tiempo de bailar. O quizás de desaparecer reina y princesa para dejar a los bailar a los peluches. Como me gustaría poder ser bisexual, como Matt. Así podría ligar con la princesa Primavera. Pero con al suerte que tengo últimamente, seguro que ella es de lo más heterosexual. Si yo fuese un hombre, también sería gay. Mira a estos dos, son tan lindos...


Abeja reina:
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.800
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1248
Puntos : 272
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Ryan Goldstein el Miér Mayo 09, 2018 10:15 pm

Lectura: La INTRO debería llamarse en realidad "ESCENAS ELIMINADAS", porque decidí que la iba a omitir, pero... Quizá les resulte entretenida. La respuesta "de veritas" es todo lo que no está en spoiler. Esto quiere decir que se pueden saltar la "intro" sin problema :3


INTRO:
Tú dime, ¿has estado en la guerra, chico?, ¿en las barricadas? Yo he visto hombres desmembrarse en frente de mis ojos, ¡explotando en pedazos! Si había suerte, cocíamos al muy infeliz. Tú sabes, si le volaba una pierna, puede que tuviera salvación. Que le quedaba el resto del cuerpo, ¡algo tenía que ser algo! Pero a ése de ahí no le habían dado ni en el ojo, y ya estaba llorando. Que sí, que tenía todo el derecho de gritarle a la cara al muy panoli ese, sospechoso de ir por ahí revoleando micrófonos, pero. Ok, no he estado en las barricadas, pero piensa en la guerra, esa no era una herida de guerra, hombre. Ese de ahí, ¡era un llorica!

Ryan Goldstein no lo diría, pero tenía esto muy presente. Así que, si pensaste que su aparición tan encantadora, se debía a un carácter despreocupado rayano en lo patológico, al punto de poder estar en un sitio, señalado por todas partes como el perpetrador de un crimen sin que se le saliera un pelo de lugar, pues sí, sólo que eso no era todo. Él era más consciente del rededor y de las personas de lo que parecía. Era un tipo profundo, mira. Un tipo sensible. Tú sólo sígueme el juego, ¿ok?

¿Dónde le había dado?, ¿en la ceja?, podría vivir (¿Lo entiendes? Podría vivir, así que “a otra cosa mariposa”). ¿Lo demás?, no importaba (un poco de hielo, y ya está). Hasta mira, si te lo pones a pensar, ¡qué asunto más tragicómico! Ey, que no es que no lo sintiera, ¿pero sabes? A la gente le encantaba dramatizar. Mira a la mujer, por ejemplo. ¿Gwen?, ¿Line? Lo atacó, así, gratuitamente, ¿y sabes por qué? Porque él no se dio cuenta que ella atesoraba su sobrenombre como algo especial, algo privado, o lo que sea. ¿Cómo podría saber esto el tipo?

Pero no nos confundamos, Ryan Goldstein era inexcusable. Sólo que, ¡no era un loco que te desnucaba con un micrófono! (?), sólo… tenía otra forma de ver el mundo, ¿tú sabes?, su senda del ninja era una muy despreocupada, sin dramas. Repito, que era inexcusable. Porque debe ser odioso, que tu drama de melodrama no halle eco en una cabeza despejada, como si tú estuvieras equivocado, tú y tu visión de cómo el mundo debería ser, ¿sabes? (sí, tú sabes, un mundo en el que no volaran micrófonos en el aire… tú pides demasiado hombre, te lo digo), y que al encararlo y reflejarte en ese hombre sólo halles… un panoli.

Sí, hablamos de ese que se te acerca con una sonrisa condescendiente, casi como si toda la cosa fuera un chiste, mira, ¡un chiste!, ¡menudo chiste!, porque ese rubio no tenía ningún micrófono atravesándole el cráneo, ¿debía ser por eso, no? Y si te fijas, ¿como que va muy ligero, no? (ligero de tunda, digo), como que tiene la cara tan, tan limpita de moretones, ¿no? Como que te da una pena, un no sé qué, ¿verdad? Ya tú quisieras ayudarlo a… “¡TE REVIENTO LA PUTA LA VIDA!”, a eso, a que luciera como un reventado de la vida, esa puta vida.

*

—No lo estás llevando muy fácil, ¿eh?—comentó el PANOLI, ligeramente condescendiente, como quien va por ahí, casual de la vida, preguntándote por tu tía, tu poncho, tu día—Mira, puedo cicatrizarte si tú me dejaras…

¿¡Pero estaba loco el hombre!? Míralo, sólo míralo. Tenía toda la intención de acercársele a la florecilla que lo mandaba a la mierdecilla, incluso a pesar de la llamada de atención de un camarero, que sólo con la cara muda y desencajada le decía: “OYE; pero te lo quito de encima, Y TÚ VAS Y LO PROVOCAS, ¿pero es que buscas camorra?”. El caso es que Ryan Goldstein no le tenía miedo a los hombres. No a ése, al menos.

—¡Lo siento, de veras que fue un accidente!—A ver, había que decirlo. Mucho “lo siento”, pero había algo en su tono que no parecía auténtico. Como que se le notaba a la milla, que por dentro, eso de ver a una florecilla saltando en el sitio, toda escandalizada, y todo ese ataque contra su persona, como que, no sólo lo dejaba frío, frío, frío, sino que, en cierto punto, debía resultarle entretenido (¿o si no por qué esa sonrisa tan relajada que llevaba en el rostro, EH?). Pero ey, él de verdad que lo sentía, si eso es lo que decía—. ¿Ella?—inquirió luego, un poco confundido al oírlo mencionar a Gwen, pero con esa persistente sonrisa que no moría en su rostro, esa sonrisa de tipo comprensivo, mira, que habla con los locos y les dice a todo que “sí”—¡Oh, estoy de acuerdo contigo!—corroboró, coqueto, y miró a Gwen, dirigiéndose sólo a ella, a modo de confesión, y en respuesta a esa acusación de antes—¡Por supuesto que no quería hacerle daño!

Y por empezar, él ni había arrojado el micrófono, aunque nadie lo pusiera en duda a esas alturas. Dirías, que le sorprendía mucho que ella lo pensara de esa forma. ¿Y sabes? Un poco dolido también. Es siempre triste que, de todas las personas, tu compañera de copas desconfíe de ti, que te dé la espalda (y sí, que se vieron una vez, una noche random, pero qué importaba, era su compañera de copas).

Sí, es cruel, mujer. Cuando él pensó que lo que los unía era un sentimiento, de empatía. Nada tenía que ver con ligar, era un sentimiento, ¿sabes?, de los que te conectan con otra persona. Muy equivocado estabas, Ryan Goldstein. Déjala estar, hombre. Mejor te hubieras puesto a hablar con ella sobre tu culo prieto y tus pezones bien duros, antes que de invadir su espacio personal con… demasiada simpatía, panoli. Esa simpatía tan efusiva que te nace del sentimiento.

De verdad, ¿qué te costaba poner tu culo como tópico de conversación, eh? Cuando estás con una chica, háblale de tu culo (aprende a socializar como persona normal, hombre). Pero no, ¡mierda con el tipo!, era un degenerado que iba por ahí llamándote todo casual por tu sobrenombre y gritándote desde el corazón que le caías bien, ¡por un micrófono, en altavoz! Putos degenerados, todos. Todos esos tipos que hablaban con el corazón, ¡putos!

Es que, también, si Ryan Goldstein se viera a través de un tercero, quizá entendería lo degenerado, lo invasivo que… Realmente, era inexcusable. Y en fin, a pesar de que él no parecía preocuparse mucho por que la contusión pudiera tratarse verdaderamente de algo serio, insistió un poco más.

—No puedo dejarte así, yo… Pero de verdad, no pienso que sea tan grave… Ya no lo sentirás, sólo dale un segundo.


Ok, era ese un hombre al que le gustaba condenarse.

Oh, pero mira. Si hasta el propietario del lugar estaba que se deshacía en nervios. Recién cayó en la cuenta de ello cuando Ryan lo reconoció, de cara. Mira tú, ¿Forman? ¡Un colega, eso era perfecto!




Interacción: Ian, Gwen, Matt.

—¡Oh, él está bien!—No respondas por tus víctimas, caradura. Pero Ryan lo hizo, y quiso cambiar de tema en el acto, ¿por culpabilidad? No, no. Porque a pesar de la cara de pocos amigos del morocho todo engalanado que le salió al paso, lo cierto es que al rubio le sorprendía gratamente encontrarse con una cara que se le hacía familiar, de tanto viajar, ¿sabes? (especialmente, de sus días trabajando en el Departamento de Misterios) Es más. ¿La florecilla? La dejó en segundo plano, toda resentida de la vida (con un micrófono en la mano que PENSABA USAR, se le notaba sólo por la expresión)—¿Dónde fue la última vez que nos vimos?, ¿Egipto, Marruecos? Bueno, puede que me esté confundiendo, pero… ¿cómo…—“¿Cómo estás?”, hubiera dicho, pero lo cierto era que, a pesar de su jovialidad y su amnesia temporal (muy conveniente), la verdad es que seguían odiándolo allí, entre esas cabezas que complotaban en su contra—. ¡Oh, lo siento por esto!, ¡es sólo un malentendido!—se interrumpió, todo serio. Pero honestamente, ¿por qué parecía que todo le rebotaba? Hasta diríase que hacía oídos sordos a todo lo que le soltaba la florecilla, que era de todo menos bonito. Y bueno, la verdad es que no era la primera vez que le ponían tantos nombres, uno detrás del otro—. Mira, lo siento. Te dije, fue un… accidente. Son cosas que pasan. Digo, hubiera sido mejor que no pasara, pero. ¿Cómo quieres que lo solucione para ti?—Evidentemente, estaba pasando por alto su invitación a romperse la cara en plena calle. Y omitamos el hecho de que decir “cosas que pasan”, parecía un comentario de todo desafortunado—. ¡No fue premeditado!—Se carcajeó él solito, porque la sola idea parecía hacerle gracia. Gracia, mira. Le hacía gracia, ¡gracia! Él, como si hubiera hecho un chiste genial, eh—Y tengo que decirte, se te pasará—dijo, como si le hablara a un niño que se ha paspado las rodillas, y agregó, curioso—: ¿Y tú dijiste, “Lluna”? Oh, porque tú, Forman, tienes una… ¿sobrina, puede ser?—¿Qué?, ¿por qué la sonrisa de idiota?, ¿por qué tan encantador y despreocupado?, ¿por qué TAN rubio?—. ¡Oh, ella es tan agradable! He estado quedando con ella. Preciosa chica. ¿Qué tal si hablamos, tú y yo, luego, con una copa? Más calmados—invitó a Forman, como si tal cosa, como si aquello no fuera un suicidio. Y luego le tendió una mano a la florecilla, ¡pero oye hombre, que te la puede morder!—¿Podrías darme eso, por favor? Lo devolveré a su lugar, ¿ok? Enójate conmigo, si quieres. Pero fue un accidente. Ya te dije “lo siento”. Y lo olvidarás a lo largo de la noche. Te pago un trago, si quieres. Nos vemos por ahí, ¿ok?

¿De verdad?, ¿se iba a ir?, ¿así como así?

Sí, él quería irse, con el micrófono en mano.

Porque iba a devolverlo, se entiende, ¿iba a devolverlo?



*

Bea, y quienes estén con Bea, en donde sea que esté Bea :3


—¿Te diviertes?

¡Salta!, ¿¡qué es eso!?, ¿de dónde viene esa voz? Esa terrible, terrible y grave y susurrante voz, que se te sube por el nervio, que te trepa a la consciencia… Si sentías culpa, Bea, sólo si sentías un poquito de culpa, de haber dejado a tu amigo en la estacada. Ese VIL AMIGO, que se apareció detrás de ti, dándote una sorpresa. ¡Hombre cruel!

—Mira lo que me encontré—dijo, casual, alzando frente a ella EL BENDITO MICRÓFONO—. ¿Podrás creer lo que pasé por conseguirlo? ¿Qué?, ¿de pronto no me reconoces? Oh, no finjas. Te sale fatal. Entre nosotros, sabemos que eres muy mala mintiendo. Pero no te preocupes, yo… de alguna manera sobreviví al polen agresivo de una florecilla. Pero por las caras que me lanza cuando miro por sobre mi hombro, creo que todavía me quiere muerto. ¿No te pondrás triste si yo muero? Me rompes el corazón, ¿ni una lágrima por mí? Yo, que sumí todos los riesgos por ti. Ven, al menos, dame un abrazo. Pase un momento terrible, te juro. Consuela mi alma. Y, preséntame a tus amigos.

Ahí es cuando se dio cuenta, de su alrededor.




avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 33.900
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 389
Puntos : 264
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9, 10, 11  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.