Situación Actual
8º-15º // 29 de mayo luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Ryan G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Beatrice B.Mejor User
Jazmine.Mejor roler
Nailah & AndreasMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Samantha L.ESPECIAL II
Laith G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Fiesta de primavera (30 de Abril de 2018)

Matt Forman el Mar Mayo 01, 2018 11:57 pm

Recuerdo del primer mensaje :




La discoteca Babylon empezaba a ser el lugar de moda. Mis fiestas daban mucho de qué hablar pero eran las más divertidas del universo. Los magos y brujas de esta ciudad, y de otras, adoraban pasar el sábado por la noche en mi negocio. Mis ganancias se habían disparado, cosa que me importaba poco, y la fama de mi local era inmejorable. Me planteé hacer una fiesta en primavera porque no había hecho ninguna fiesta importante desde Carnaval, y ya habían pasado dos largos meses. Además, todo el mundo sabe que me gustan demasiado los disfraces. Nada más plantear la fiesta, ya había elegido mi atuendo.

Quien conozca la discoteca de antes se va a sorprender por el notable cambio en la decoración. Empezando por los trabajadores de la discoteca. Todos iban van disfrazados de hadas, incluso los seguratas de la puerta. Se ven estupendos y mágicos. En el techo de la discoteca habíamos creado enredaderas con flores que colgaban a distintas alturas. Había flores por todos lados, y más enredaderas en las barras. El escenario también había sido decorado, pareciendo un bosque encantado. Allí estaría mi DJ favorito, disfrazado de hada, igual que todos los demás. El karaoke estaba a disposición de todos, al igual que el solicitar o dedicar canciones. En la barra había una gran variedad de cócteles con frutas, decorados con flores, de todos los colores. Con alcohol, por supuesto. Iba a ser una gran noche, si la gente se animaba tanto como en el pasado Carnaval.

No había invitado a nadie en especial. Lo había comentado de pasada con Lluna, ya que la vi tan divertida en Carnaval, y poco más. Pero la gente se entera. Una persona ve el cartel de una fiesta en Babylon e inmediatamente se lo comenta a otro. Y cuando te quieres dar cuenta, la discoteca está llena de mujeres y hombres con ganas de disfrutar de la noche. Esta noche estaba empezando justamente ahora. Los primeros clientes empezaban a llegar. En esta ocasión no iba a ocultar mi identidad. Estaba listo, con mi disfraz, sentado en la barra disfrutando de un cóctel de mango y vodka. Una mezcla dulce de sabores tropicales y eslavos a la vez. Ideal. Movía la cabeza al ritmo de la música, esperando tener algo divertido que hacer esta noche.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Eva Waldorf el Miér Mayo 16, 2018 1:22 pm



El camino a la barra fue complicado, llegar a ella con tanta gente apretujada y bailando era toda una hazaña, pero se aseguró de agarrar bien fuerte la mano de Leo, y cuando sintió que podían soltarse, le agarró el brazo para que le rodeara la cintura desde detrás y que así la fuerza de la gente no los separase. Tras pedir y dar un pequeño sorbo a la suya, saboreándola con gusto, Leo la llevó a la pista de baile. De repente la acercó a él, apretando las caderas de ambos con su mano en la zona baja de la espalda de Eva. El corazón se le aceleró, no estaba acostumbrada a que Leo tomase la iniciativa de esa manera, y se acaloró.

Parecía que iba a acercarse a besarla, pero sólo iba a hablarle más cerca porque con la música era complicado hablar a una distancia normal (aunque la suya ya no era normal, era muy cerca). Quería decirle algo que le daba vergüenza, pero el cambio de canción le interrumpió. Eva no conocía la que empezaba a sonar, pero era muy obscena y directa, cosa que la dejó algo cortada aunque le hizo gracia. Leo sí que se quedó cortado, farfulló algo de la canción y dejó de mecerse con las caderas pegadas a Eva, y ella sintió su lejanía al momento. Así que se puso de puntillas para acercar el oído a Leo y poder escucharle mejor. ¿Le había preguntado si eran pareja? ¿Le había dicho que a él le gustaría que lo fuesen? Dejó de estar de puntillas y alzó la cabeza para mirarle a los ojos. Detrás de todo aquel disfraz estaba él... Tan joven y a la vez más maduro que ella, el hombre que le hacía arder la piel solo con un roce de sus dedos, el que tenía su corazón siempre acelerado y al borde de una taquicardia...

¿Cómo le respondía? No sabía cómo resumirlo todo en una frase sencilla y sexy, como hacían en las películas. Quería que Leo supiese todo lo que ella sentía, pero era mucho. En ese breve momento desvió la mirada, detrás de Leo había una chica disfrazada de abeja que estaba siendo arrastrada por un hombre, cantando a gritos aquella canción tan obscena, para bailar juntos. Pero al momento volvió a centrar la vista en Leo, escuchando que la canción volvía a cambiar.

Eva volvió a ponerse de puntillas, acercó su boca mucho al oído de Leo para susurrarle: pareja se me queda corto para todo lo que quiero contigo, Leo... - Después giró la cabeza para quedarse con la frente pegada a la de Leo, acariciando con su mano libre el cuello de Leo, para luego cerrar los ojos y darle un beso largo y húmedo.

CANCIÓN QUE COMENZÓ A SONAR:

Hippie cute:

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.700
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 295
Puntos : 96
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Danielle J. Maxwell el Miér Mayo 16, 2018 4:47 pm

Interacción con Edward Westenberg
Mención a Laith Gauthier

El conejo ese... pues sí, de lejos parecía atractivo y... ¡y yo qué sé! Me hizo sonreír ante su melodramática actuación al sentirse triste porque le había friendzonizado. ¡Y yo qué sé, otra vez! ¡Yo no sé nada! Jon Snow a mí lado es un sabio de Poniente, ¿vale?  ¿Qué significa friendzonear, exactamente? Alguien debería explicármelo.  Aún así, como ahora mismo estaba lo suficiente borrachita como para tomarme eso de manera divertida, me acerqué a él, pegando mi oreja a su pecho, en dónde se suponía que estaba su corazón.

Eh, eh, ¿estás seguro? Yo creo que el amor que tu estómago aún profesa por mí ha conseguido convencer a tu corazón de que se mantengan de una pieza. —Retrocedí un poco y le di un suave empujón con la mano en el pecho. —No me seas dramático, AMIGO. —Recalqué, sacándole la lengua después.

Hicimos la otra ronda, aunque esta vez con mis normas. ¿Y qué pasó? Pues qué va a pasar, señores, que gané yo. Si es que en los juegos de borrachos, gana quién pone las normas. ¿O te vas a pensar que un borracho no piensa esas cosas? Una persona borracha es una mente abierta y esas cosas son prioridad. Un borracho siempre quiere ganar a estos juegos sólo para tener un respiro entre chupito y chupito.

Edward eligió verdad, a lo que yo me tomé mi tiempo en pensar algo guay... No se me ocurrió nada guay, ¿vale? Yo no sirvo para estas cosas. Así que simplemente le pregunté que cómo era su modus operandi para ligar con las chicas. No sabía yo mucho del historial amoroso de Ed, a excepción de lo poco de lo que me había enterado en Hogwarts y que ahora mismo no quería refrescar mi memoria. Pero vamos, más que yo seguro, aunque eso no sea algo precisamente difícil... Pero lo importante ahí es que en vez de contarme como lo hacía, decidió hacerme una representación gráfica, usándome a mí de objeto de pruebas. Al principio sonreí, pero cuando empezó a acercarse tanto, la sonrisa se fue borrando y yo solo hice lo que él hacía, mirando sus labios cuando él lo dijo... Hasta que al final, en un momento de... ¿incomodidad? Ambos retrocedimos como dos idiotas hacia atrás. En serio, que alguien me explique eso de friendzonizar. Creo que lo estoy haciendo mal.  

Fui a imitarle para tomarme algo, pero ya no quedaban chupitos ni nada sobre la barra. Fui a pedir algo, pero fue entonces cuando aquel conejo se chocó conmigo. Sólo me miró y claro, era más alto, así que me quedé con ese torso al descubierto delante de mis narices. Daban ganas de tocarlo, ¿vale? Pero en vez de ir en esa dirección, me pegué más a la barra, escuchando entonces lo que dijo  Edward y riendo.

Sí, seguro que es eso y no que con esa cabeza no ve un pimiento y se choca con todo el mundo... —Le susurré yo a él, curvando una divertida sonrisa.

Pedimos otra ronda, en la que esta vez la prueba era, hablada por ambos para llegar a un mutuo acuerdo, tomarse dos chupitos y bailar la macarena bien de una. No veas las risas, sobre todo porque con tantos chupitos en el cuerpo nos costó a cada uno cuatro intentos hacer bien los pasos de la maldita macarena y claro, yo ya estaba descojonándome. Eso sí, ¡gané! Entre risas, dolores de vientre y de mejilla, ¡pero volví a ganar! Él eligió esta vez desafío, a lo que lo miré alzando las cejas de arriba abajo.

Esta la tengo clara... —Hice una pausa, para meterle en tensión. —¿Ves aquella chica que vino con una maceta en la cabeza? —La señalé descaradamente, pues estaba de espalda. Era, literalmente, una maceta de la cual salían montón de plantas y que la hacían parecer la persona más alta de la fiesta. Era imposible perderla de vista porque se veía desde todos los lugares. —Tienes que ir con una copa y regar su maceta, diciendo que las plantas se ven pachuchas y necesitan hidratarse. —Que ojo, la maceta parecía de mentira y las plantas falsas, por lo que todo lo que le regases seguro que terminaba por mojarla enterita. Qué malvada soy. Sonreí ampliamente a Edward, como si hubiera ideado un plan del mal. —¡Pero! Como no quiero ser la chica responsable del bofetón que te puede caer si no huyes a tiempo, te doy la opción de elegir entre ese reto o intentar seducir a esta otra de aquí. —Esta vez señalé a una señora adulta, vestida de zanahoria. Soy muy mala averiguando edades a ojo, pero yo diría que esta señora está cerca de los cuarenta. —Con un baile propio de un ave fusil magnífica en época de apareamiento. —Y me partí de risa. Yo creo que ya esto de reírme no iba a parar hasta el final de la noche.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.530
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1441
Puntos : 814
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Edward Westenberg el Miér Mayo 16, 2018 6:35 pm

Interacción con Danny Maxwell, Mr. DJ
y zanahoria de las cuatro décadas.


i´m a unicorn:


- Soy dramático por naturaleza, eso ya lo debes saber. QUIEREME TAL COMO SOOOOY.- le cantó sin pudor alguno, hasta un micrófono imaginario se creó para ponerle más salseo a la cosa, para luego reír.

Dicen que el ser humano por su capacidad de razonar y eso, no debería volver a tropezar con la misma piedra. Entender, comprender que si se cayó una vez en ese camino, debería irse por otro o esquivar con un saltito para no caer y seguir su camino todo campante. Pero Edward no es humano, bueno sí, pero a medias. LA CULPA LA TENÍA SU LADO LOBUNO, sin duda. O al menos eso quería creer. Que él ya debería haberse dado cuenta que competir contra la tejona era una caso perdido. Que tarde o temprano saldría en la pantalla de su vida un K.O y un DANNY WINS. Pero no, ahí estaba, tomándose el chupito, girando a duras penas, y haciendose un mega chichón en la frente.

Y como dicen por ahí LA VERDAD SIEMPRE POR DELANTE, aceptó que la joven maga le preguntase lo que quisiera, hasta su pasión más oculta (cómo aceptar que  a veces se topaba con capis de "Masha y el Oso" en youtube y se quedaba viendo tres al hilo)  Pero no, que la tejoncina no le pregunto eso, sino por sus dotes seductores. Que a decir verdad no sabía a dónde se habían ido estas últimas semanas porque de ligar nada, quizás se fueron a Miami de vacaciones. Quien sabe.

Y mira que de seguro el lobo fue en otro vida actor o algo, pero que a él le encantaba más actuar las cosas que simplemente decirlas. Escuchar a Ed contarte una historia era verlo hacer mil voces y adoptar trillones de posturas diferentes para recrearte toda una obra, con intermedios para comer porque bueno, es él y AMA COMER, por sobre todo. Pero esta vez, quizás no había sido la mejor opción. Porque su actuación de un momento a otro ya no parecía de ficción, y él castaño hasta podría asegurar que sintió que su estomago rugía todo gruñón por la cercanía que estaba teniendo con los labios tan tentables de la rubia. Pero ufa, se alejó...siendo salvado luego por Don conejo tatuado.

TERCER ROUND. Que él ni siquiera había llegado a la parte de ALEGRÍA Y COSA BUENA porque se partía de la risa, y su desequilibrio le jugaba malas pasadas llevándolo de un lugar a otro como un barco en medio de un tormenta.

SOY UN PERDEDOR. I´M LOOSER, BABY. WHY DON´T YOU KILL ME?, sonaba en su cabeza mientras él seguía partiendose de la risa. Que bueno, si había que tomarse las cosas con alegría sino para qué. Esta vez eso si, escogió desafío. Porque bueno ya tenía unos...cinco, seis, y algo chupitos encima y nada, era materia dispuesta.

LLevó su mirada a la chica macetero y rió cuando escuchó su reto.- Tía, tú quieres que termine machucado esta noche. Que mañana despierte no sólo con un chillón en la frente sino que también con mis mejillas coloradas. Me ganaré el premio del más maltratado de la noche.- que él ya le había dicho, el drama lo llevaba en la sangre. Luego miró a la otra mujer, la zanahoria de las cuatro décadas y se llevó la mano al rostro como "AY DIOH".- ¿Tú me odias o qué?.- le preguntó divertido para luego estallar en risas al escuchar cómo es que tenía que seducirla.- JODER, QUE BUEN VIDEO. - dijo entre risas recordando la vez que Danny se lo había mandando, era poesía pura ese video.

- Pero bueno, desafíos son desafíos. Así que yo no más te diré: CHALLENGUE ACCEPTED.- dijo junto a un pose toda Freddie Mercuryana.- Regreso enseguida, es que necesito algo antes de cumplir a tope mi súper desafío.- dijo con mirada traviesa para ir a sumergirse entre medio de la gente.

De lejos se le podía ver haciendo espacio entre todos y de pronto escalar hasta llegar al Dj´s, se le veía mover los brazos, juntar sus manitos modo PORFIPLIS, y no fue hasta que apuntó a Danny y luego a señora zanahoria de las cuatro décadas mostrándole quizás que cosa por su móvil que, el Dj estalló en risa y asintió.

Y de pronto esta canción comenzó a sonar por toda Babylon. MIentras una voz españolada comenzó a  sonar en su cabeza diciendo "Su nombre es Edward fusil magnífico, lo da todo para conquistar a una hembra" y ahí, comenzó a moverse como si de pronto hubiera sido poseído yendo nuevamente hacia donde se encontraba su amiga Danny y la zanahoria a conquistar. Bracitos abiertos, cabeza de aquí pa allá, de allá pa acá.

Se pusó al lado de ella y lo dió todo, de verdad. O al menos así lo imagina en su cabeza, realmente se sentía una Ave fusil magnifica. Hasta se dio el lujo de cantarle un poquito.- Ella quiere un pedazo,  yo le digo que no que no que no,  que se lo doy entero.- y frente a todo pronóstico la señora va le toma de la cintura y empieza a bailar con él.

Ay, miró a Danny en modo: "SAAAVE ME"
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Empleado Borgin & Bur
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 8.060
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 303
Puntos : 192
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Nailah Stuart el Jue Mayo 17, 2018 12:41 am

Interacciones: Andreas.
Menciones: Ian, Vanessa e Ian.
Acciones: Salir de la barra POR FIN e ir a la pista de baile y bailar con la mantis religiosa.

De mis expectativas iniciales a lo que se estaba volviendo aquello había un paso bastante agigantado, por no decir que me imaginaba bebiendo sola toda la noche y luego volver dando tumbos a mi casa para luego tirarme a la cama sin quitarme el maquillaje y despertarme con todo el cojín manchado de naranja. De eso a encontrarme con Andreas vestido de mantis religiosa, que se me acerque mi compañera del equipo docente Vanessa, sin disfraz, que me invite a una copa un leperchaun y que me entre un niño que podría tener la edad del hijo el cual no se nada... pues hay mucha diferencia, la verdad y además para bien. Sobretodo lo de que me invitaran a una copa como salía en las pelis, que Andreas ya se encargó de tirarme por los suelos el subidón de ego que me había entrado con su "Hombres desesperados hay en cualquier parte, ese trataba de engatusarte". Por un momento sentí que a mis treinta y seis años había sido rebajada a desesperados.

Por suerte, entre comillas, llegó Vanessa para alterarme, en parte, por la presencia de Andreas. Si no hubiera preguntado por él a lo mejor no estaría en una situación donde tendría que montar una mentira en un segundo para salvarle el culo a Weber y que él supiese que Vanessa no podía ser de fiar. Pero lo primero que me vino a la cabeza fue que se trataba de mi prometido, la gente no se solía interesar en una persona con pareja, y menos de la pareja, y a eso si le añadimos que conoces muy poco a la persona ya tenemos el combo del desinterés. Para mi sorpresa, Andreas interpretaba bien el papel, nunca me hubiera esperado que alguien como él fuese buen actor y todo, pero solo quedaba ver si Vanessa picaba el anzuelo o no.

Al menos yo, como persona, me conformé con la fluidez con la que salían nuestras improvisaciones, el primer ataque lo empecé yo como manera de enmascarar que casi se atragantara antes y lo adorné con una pequeña explicación de porqué no llevaba anillo de compromiso. Ahí fue cuando la respuesta de Andreas estuvo más fluida y toda la mentira empezó a ir sobre ruedas, un ataque a tu pareja para pincharla ¿quien no ha visto eso antes? y además ¿que pareja no solía responder como lo había hecho él? Todos mostraban ese fastidio. Ahí mi expresión de "ternura" por llamarlo de alguna manera, fue épica, al menos para mi. Andreas debería haberse dedicado a ser escritor. Se estaba montando una historia de prometido perfecto que no encontraba el anillo que definiese su vínculo con su amada que ni Shakespeare. Me mordí el labio inferior, bajando la mirada para apoyar mi frente en su hombro y negar con la cabeza a la vez que sonreía, de añadido di un par de palmadas a su pecho.

No voy contando mucho mi historia contigo, no... —Dije encogiéndome de hombros y con una mueca de satisfacción en mi rostro y sin apartar la mirada de él.

Estaba intrigada por saber que habría maquinado su mente como historia para justificar como nos conocimos, pero entonces el yogurin mencionado con anterioridad vino para darme una buena dosis de subidón de ego. "¿Que Andreas? ¿Este también es un desesperado?" pensé mientras me giraba, dedicándole una rápida mirada y dispuesta a responder al muchacho. Miré de reojo a Andreas cuando siguió con su papel de prometido incluso delante del chico, por completo se me había olvidado que seguíamos con la mentir, y mientras mi caballero de disfraz verde acababa de echar al yogurin, yo me acababa mi copa.

Pensé que no me lo preguntarías nunca —Respondí bajando del taburete de un salto, despidiéndome de Vanessa con una mano y yendo a la pista de baila con Andreas. Entonces fue cuando admití algo, que si estuviera sobria no habría admitido.— El chico de antes era muy mono, si me fuesen los yogurines le habría lamido hasta la tapa. —Bravo por mi. Pero como ya he dicho, lo había dicho porque no estaba sobria.

Hacia siglos que no bailaba, así simplemente miré a los de mi alrededor moverse para imitar un poco sus movimientos y deseando no parecer un pato mareado. No pude evitar reír cuando vi como se movía Andreas. En parte envidié su soltura, por lo que cerré los ojos por un segundo y dejé de imitar a los demás, centrándome en lo que mi cuerpo sentía con la música. ¿Como describir mis pasos de baile? Brazos que se movían con suavidad, firmeza y gracia, en movimientos decisivos que acompañaban a mi torso y cadera, al ritmo de las ondas musicales. Jugando con mi pelo, acariciando mi cuello en pequeñas ocasiones. La verdad es que me empezó a gustar cuando me dejé llevar, acercecandome un par de pasos hacia mi acompañante.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Gal Gadot
Edad del pj : 36
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 700
Lealtad : Neutral
Patronus : Pantera
RP Adicional : ---
Mensajes : 81
Puntos : 32
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5757-nailah-stuart http://www.expectopatronum-rpg.com/t5805-i-ve-got-the-eye-of-the-panther-the-fire-nailah-s-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5831-nailah-s-mail
Nailah StuartProfesores

Danielle J. Maxwell el Jue Mayo 17, 2018 2:51 am

Interacción con Edward Westenberg

¡Claro que no quería que terminase con un chichón y las mejillas coloradas! Por eso le había dado la opción de convertirse en un ave fusil magnífica y que desarrollase sus dotes de seducción en plena época de apareamiento para conquistar a la señora que teníamos al lado disfrazada de zanahoria. ¡Que ojo! Eran un grupo de señoras grande, habían como unas tres o cuatro, pero yo había elegido a la de zanahoria porque era la que más ganas de fiesta parecía tener. Teníais que ver como se movía.

Yo solo te mando cosas maravillosas por WhatsApp, ¿eh? Soy la reina de los memes y de los vídeos estúpidos. —Y es que, con la cantidad de idiotas (en el buen sentido de la palabra) que tenía como amigos muggles, tenía el móvil petado de gilipolleces con las que uno se partía. —¡Suerte! ¡Y no me hagas trampas! —No sabía cómo narices iba a hacer trampas pero... ¡yo por si acaso, se lo recordaba!

Vi como se alejaba entre la multitud y, cuando lo perdí de vista, me giré para esperar a que el camarero me hiciera caso y me sirviese una copa. En realidad pedí dos, para cuando Ed volviese. Yo era de esas que todavía se emborrachaba con vodka con limón, así que pedí dos copas de eso. En lo que lo pedí y me lo iba sirviendo, fue cuando mis oídos reconocieron esa canción tan épica que si bien tenía título y autor, para mí era la canción "Ella quiere un pedazo" del autor "Ave fusil Magnífica". Si lo piensas, hasta parece un grupo de verdad. Miré para todos lados en busca de Edward fusil Magnífico y ahí estaba, ejerciendo de manera EXTRAORDINARIA ese movimiento de ave en época de celo en busca de convencer a la hembra del apareamiento. ¡Madre mía, que ha triunfado!

En serio, cuando digo que me tuve que agarrar al taburete para no caerme al suelo de la risa es totalmente verídico, ¿vale? Me estaba riendo tanto al ver a aquella señora sujetar a Edward para seguirle el baile que... madre mía, ¿¡dónde está mi móvil, para grabar esto!? Los busqué por todas partes, pero no lo encontré. ¡Me cago en...! ¡Malditas fiestas mágicas! ¡Malditos disfraces de primavera putilla que no tienen lugar para guardar un móvil! Y entonces me di cuenta de la mirada de auxilio que me estaba echando, a lo que sin ninguna duda, cogí las copas que me había dado el simpático camarero y caminé hasta allí, un poco en zigzag. ¿Y este suelo por qué se mueve tanto?

Llegué justo al lado de la zanahoria y el unicornio, mirando a la zanahoria.

¿Me permite, señora? —Y le tendí una de las copas a Edward para que la cogiese una vez la señora dejó de perrear con mi amigo. —Gracias, es que es mi único amigo esta noche en la fiesta y si me lo roba me quedo sola, gracias, gracias. —Le cogí la mano libre con la mía libre y tiré de él para salvarlo de tremendo despropósito de situación. ¿Lo gracioso? Que no lo llevé hacia la barra, ni a la pista de baile, ni al karaoke, ni a un rinconcito en donde poder descansar de los choques de otra persona, sino que fui directa a la cola del baño, la cual no era muy larga pero estaba como en un pasillo estrecho que insonorizaba un poco lo alto de la música. —Me hago mucha pipí Eddie —le dije divertida, colocándome en la cola pegada a la pared. —Y no tengo amigas, así que es tu deber hacerme compañía hasta que ésto avance. Mientras tanto, cuéntame tu experiencia, ¿te gustó el perreo intenso que te hizo? ¿Desde cuándo mueves tan bien las caderas? La mujer estaba alucinando con tu movimiento de pelvis y cabeza, ¿te has estudiado el vídeo del ave fusil magnífica, verdad? Admítelo, querías conquistarlas a todas hoy con ese arte de seducción en forma de baile. —Me metí un poco con él, mordiéndome el labio inferior intentando contener la risa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.530
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1441
Puntos : 814
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Andreas Weber el Jue Mayo 17, 2018 11:01 am

Interacción con Nailah.
Mención muy breve a Ian.

Si alguien me dice que en esa fiesta iba a tener que fingir que estaba prometido, y encima con Nailah, yo no sé a quién le da el infarto, si a mí… o a mí, probablemente. La verdad es que la idea para camuflarme que ella había tenido había sido cojonuda, todo sea dicho, pero no puedes hacerle eso a una persona cuando acaba de tomarse un trago porque a ver si te quedas sin prometido por culpa del susto, aunque el prometido no lo sea.

En cualquier caso, los dos supimos sacar a flote nuestra mentira y yo creo que quedó todo bastante realista. Aunque Nailah fue una cabrona cuando me echó a mí el muerto de contar por qué no tenía anillo en el dedo, pero esta se la devuelvo. Tomándome mi tiempo (lo necesitaba para inventármelo), solté un rollo de que si no tenía anillo porque era demasiado convencional para una historia tan poco convencional como la nuestra. Si hicieran una película de nuestra (falsa) historia de amor, cualquier podría haber jurado que llevaba el nombre de Nicholas Sparks por algún lado. Pero la verdad es que, si bien lo del anillo si me había quedado bastante sólido, no tenía ni idea de qué decir sobre como nos conocimos…

…aunque por suerte (¿supongo?) no hizo falta porque justo entonces se acercó un cowboy a quitarme a mi prometida. Falsa, claro. Bueno, más que cowboy era cowkid, aunque en el fondo le entiendo por fijarse en Nailah habiendo tanta mujer en la fiesta, yo también lo habría hecho, y más a su edad que las hormonas están a flor de piel; el crío no aparentaba más de veinte, aunque soy malísimo para las edades. Y para solidificar nuestra fachada de prometidos, y también para terminar de quitarle al crío las ganas que tuviera de quitarme a mi prometida (falsa, claro), le invité a Nailah a bailar. Bueno, qué cojones, y porque me apetecía. Alcohol, música, pista de baile, más alcohol, ¿y no voy a bailar?

Ella accedió y tomó mi mano, y ambos nos fuimos hacia el centro de la pista, donde había más mogollón de gente. La verdad es que no me fijé mucho en los disfraces, pero en un simple vistazo vi de todo, desde ninfas de los bosques, a un par de Legolas, a unicornios en onesies, a más ninfas… pero ninguna estaba tan despampanante como Nailah, todo sea dicho. Su disfraz es de diez, eso es innegable. Y además el naranja le sienta muy bien. Por su parte, ella me hizo un comentario sobre el chico de antes que me hizo partirme de risa.

- ¿En serio? ¡Pero sí era un crío! – repliqué divertido y con sorna, aunque por dentro sentí una punzada en el estómago de algo cálido que no era diversión ni burla, ni tampoco gases. – Aunque no le culpo por intentarlo, la verdad. Estás increíble. – le dije mirándole a los ojos. Probablemente no lo hubiera dicho tan literal si no llevara dos copitas encima, pero qué cojones, nadie me lo puede negar.

Entonces empezó a sonar el estribillo de la canción que había empezado a sonar cuando Nailah y yo nos metimos en el mogollón de la pista, y yo me dejé llevar por la música y comencé a mostrar mis espeluznantes dotes danzarinas delante de mi falsa prometida. Seguro que si hubiera nacido palomo en vez de persona, ya me habría llevado a la hembra a nuestro nidito de amor (nunca mejor dicho) con tanto contoneo de nalgas.

Estaba bailando un poco a mi bola, pero sin perder de vista a Nailah. De vez en cuando, cuando mis contoneos me llevaban a girarme, reparaba en su particular forma de vivir la música, mucho más atractiva que mis contoneos de palomo. Por un momento, me quedé quieto, solo observándola. La verdad es que con esos movimientos, seguros pero discretos, coquetos, parecía más hada que nunca… Solo le falta a un bardo o a otra hada tocando una flauta de pan, y un riachuelo o un bosque a su alrededor en lugar de una discoteca, y hubiera sido una estampa digna del mejor de los cuentos.

Di un bote cuando alguien se chocó conmigo; no sabía cuanto tiempo llevaba quieto, pero me disculpé y avancé un par de pasitos hacia Nailah porque claramente la pista se iba quedando sin espacio y estorbaba a otras personas (ya ves, soy todo un buenazo). Entonces, cuando me iba a unir al baile con Nailah, la canción se terminó y me quedé con un brazo levantado en el aire, en una posición muy extraña como si hubiera estado jugando al escondite inglés. Le dirigí a Nailah una mueca de pena y me encogí de hombros. El que inventó eso de “lo bueno si breve dos veces bueno” claramente era un gilipollas que no tenía ni puta idea de la vida.

Pero entonces, otra canción empezó a sonar, mucho más lenta que la anterior, de las pocas lentas que había escuchado aquella noche (aunque la verdad, hasta que no me uni al baile tampoco había estado muy pendiente). Creo que de Elvis.

- Permíteme – le dije a Nailah, recortando de una zancada la distancia entre nosotros y pegando su cuerpo al mío. Con mis brazos, le llevé los suyos alrededor de mi cuello, mientras los míos se iban después a su cintura y se quedaban allí, relajados, mientras impedía que ella se alejara de mí. – Esta nos viene de perlas, “prometida” – susurré con sorna en su oreja, agachando la cabeza para que solo ella me oyera. Estaba tan pegado que quien nos viera de lejos podía pensar que le estaba diciendo algo al oído o que le estaba comiendo la oreja. Bendita ambigüedad.

No soy muy de canciones lentas, yo quiero marcha, marcha, pero reconozco que esta canción tiene su encanto. Entonces, Elvis cantó eso de “would it be a sin if I can’t help falling in love with you” y yo cerré los ojos y apoyé mi cabeza encima de la de Nailah, dejándonos llevar por la música, sintiéndome por un momento como una persona normal que simplemente había ido a una fiesta a beber, bailar y divertirse.

elvis is a nandreas fan:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sebastian Stan
Edad del pj : 30
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.900
Lealtad : A sí mismo
Patronus : Elefante africano
RP Adicional : 000
Mensajes : 91
Puntos : 34
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5764-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5774-relaciones-de-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5776-cronologia-de-andreas-weber http://www.expectopatronum-rpg.com/t5773-correo-de-andreas-weber
Andreas WeberFugitivos

Matt Forman el Jue Mayo 17, 2018 7:35 pm

Interacción: Con Ian y Gwen, luego solo Gwen.
Mención: toda la familia de Ryan xD



El señor rubio de sonrisa perfecta había conseguido enfurecerme, dentro de mi discoteca, en una fiesta maravillosa. Pagará por eso, y por su desfachatez. ¿Cómo se atreve a hablar con Lluna? ¿Cómo se atreve a hablarme así? Yo le mato. Intenté contenerme, pero no pude aguantarlo. Cuando se marchó, solté algunos improperios y me pedí una copa para tomarla de trago. Es mejor beber que reventar cabezas dentro de una discoteca llena de gente que intenta pasarlo bien. Ian parecía tan enfadado como yo. Me dijo, muy efusivo, que defendería a Lluna de cualquier tipo. Tan protector. Quizás no debí decir nada en voz alta. El chico me preguntaba si quería que él fuese a pegarle, pues Lluna es una de sus mejores amigas. Asentí, eso lo sabía, pero no podía dejar que el chico pegase a nadie.

- Claro que me gusta la idea y no te echaría por eso, pero es mejor que no lo hagas. Te agradezco que te muestres tan protector, de verdad. Pero yo solucionaré esto de otro modo. Esto es una fiesta. Dejemos que la gente lo pase bien. Ya le pillaré a solar, ya. Y Lluna es muy inteligente, dudo que se deje engatusar por semejante primate.

Después de eso, Ian se cambió de disfraz para ir a ligar. Qué simpático. Se puso un disfraz muy parecido al que llevaba Laith en la fiesta de Carnaval, y salió motivado tras sus presas. Le deseé mucha suerte. Sonreí mirando a nadie en particular. Aquella inocencia casi infantil me hijo reír y por un momento me olvidé de las ganas que tenía de matar a Ryan. Incluso me olvidé de que allí había alguien más, la señorita Edevane. Nuestra relación era prácticamente nula. Aunque nuestros Departamentos suelen colaborar, nunca he trabajado directamente con ella. Dudo que tengamos mucho de lo que hablar pero... es agradable. Por lo que entendí, Ian había intentado ligar con ella. Maldito chiflado, es mucha mujer para alguien tan inexperto como Ian. Puede que yo tenga más suerte. Templé mis nervios y me senté mirándola de frente. Ella quería saber si estaba bien, también Ryan le había hecho algo a ella. Estaba siendo muy pesado con la mujer.

- Lo siento, quizás si debería echarlo de la discoteca. No quería formar ningún escándalo, pero tiene delito que haya sido pesado contigo. Déjame adivinar, intentaba sacarte a bailar y ligar contigo.

Ryan siempre había sido así, ligón y descocado. Vale, tal cual he sido yo siempre. Pero al menos yo soy educado, él es un desvergonzado. Hace tanto tiempo que no lo había visto, y sin embargo mi odio por él sigue siendo igual de fuerte. Siempre me robaba los mejores trabajos, se quedaba con las mejores piezas y, para rematar, intentaba ser simpático con todo el mundo. Pero a mí no podía engañarme, le tenía muy bien calado.

- Hace años que le conozco, solía trabajar como cazarecompensas o algo así. A menudo me lo encontraba cuando todavía realizaba misiones como Inefable fuera de Reino Unido. Siempre, siempre, siempre conseguía robar las piezas y me hacía quedar fatal delante del Jefe del Departamento de Misterios de por aquel entonces. No es trigo limpio aunque con su cara angelical, su pelo rubio y su falso encanto la gente lo confunda con un querubín. - suspiré. ¿Para qué le cuento yo esto? - ¿Puedo invitarte a otra copa?

Si, por eso se lo contaba. Iba a ser tan sutil que no todo el mundo podría darse cuenta, pero ya que me había topado con Gwen tenía opciones de ligar con ella, o bien de emborracharla hasta sonsacarle algo sobre Sam. Los dos sabemos que el otro conoce a la fugitiva. Lo que no sabemos es de qué bando está el otro. Tampoco es que yo tenga un bando muy bien definido.



Disfraz:
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Leonardo Lezzo el Vie Mayo 18, 2018 12:37 am

Interacción: Eva, Gwen y Matt.  


Ni siquiera era una pregunta. Leo no le preguntaba a Eva si quería ser su novia. Simplemente le dejó claro su punto de vista, la quería en su vida, y la quería como pareja. Los dos habían dejado de bailar. Estaban inmóviles en una pista llena de gente bailando y brincando. Él ni siquiera se dio cuenta de qué a parte de estar quieto también estaba aguantando la respiración. Se preocupó cuando los ojos de ella se desviaron. Lo sabía, había sido un iluso y un tonto. Cualquier hombre de la fiesta daría las gracias a todos los dioses existentes por poder tener a una mujer así en la cama. Y Leo lo que quería era algo más serio. Por la educación católica que había recibido tenía ciertos valores. Valoraba las caricias, el amor, las sonrisas. Follar está bien, pero hacer el amor con la persona que amas es lo más. De momento no podía centrarse, no sabía si era amor. Pero era algo, porque sentía que se iba a morir si Eva no le respondía pronto. El chico no tuvo que esperar mucho, aunque se le hizo eterno. Eva se acercó a Leo y le dijo algo que le dejó bloqueado. Respiró aliviado, sonriendo como un tonto. De pronto, se quitó un peso enorme de encima. Se sentía ligero. Podía oler a Eva, sentir sus labios aproximándose. Se besaron en medio de la gente, sin importarles nada. Solo ellos dos importaban. El chico se sentía feliz, a pesar del bigote. Al principio de la semana no pudo ni siquiera imaginar que el fin de semana estaría así.

Después de un buen beso, largo y pausado pero con ganas, se separaron. Leo abrazó a Eva con mucha ternura. - Me haces muy feliz. - Hacía tanto tiempo que no se sentía tan vivo. Incluso se puso de nuevo a bailar, agarrando a Eva de la cintura sin mantener ningún tipo de distancia prudencial. Ambos querían pasarlo bien. Toda la música les iba bien. El chico no era un buen bailarín, pero se dejaba guiar por ella. De ese modo parecía que ambos se movían bien. Se fijó en que la copa de Eva estaba casi vacía, y él se había terminado el refresco hacía un buen rato. - Vayamos a por algo de beber, o nos vamos a deshidratar. - El ambiente estaba muy animado, y con toda la gente bailando y pasándolo bien. Leo notaba mucho calor, y tenía que ver con el baile. Jamás había bailado tan pegado a una chica, y menos con una chica que le gustaba tanto. Aquello si que provocaba calor.

Fueron buscando hueco entre persona y persona para poder llegar a la barra. Leo iba a pedir lo mismo, un refresco. Dejó que Eva pidiese lo que quisiera. Había gran variedad de colores en las bebidas, todo muy floral. Mientras les servían se fijó en otra hippie que había cerca de la barra, con un hombre vestido con un traje de colores. - Eva, esa otra hippie de ahí es Gwen. ¡Vamos! Te la presento. - Se acercaron cuando tuvieron sus bebidas. Leo no pretendía molestarla, estaba charlando entretenida con aquel hombre, pero era una buena ocasión. - Mis disculpas, no quería interrumpir pero quería saludar a Gwen. - Miró al hombre, sabiendo que no podía presentarse con su nombre. Le tendió la mano, intentando que no le temblase. - Soy Lorenzo Labruzzo, un placer. - Siempre usaba el apellido materno para ocasiones como aquella. Si alguien recordaba su apellido, vería que pertenece a familias de sangre limpia de Italia. Luego acercó a Eva. - Os presento a Eva. - En ese momento Leo se sintió confuso. No debió hacer eso. Podía poner el peligro a Gwen, a Eva, a todos. Ser fugitivo le había marcado la vida de tal manera que era incapaz de relajarse, ni siquiera en un ambiente tan distendido como lo era esta fiesta. ¿Cómo explicar que Leo y Gwen se conocían? - Eva, Gwen es esa buena amiga de la que te hablé. - El chico sabía que Gwen le habría reconocido de sobra, y tampoco buscaba interrumpir nada, así que su intención era irse por donde había venido. Pero tampoco quería ser grosero. - Una fiesta estupenda. Este sitio es genial. ¡Qué coincidencia lo de los disfraces! - Se acercó a Eva para decirle algo privado. - Se puede decir que es nuestra discoteca. - Y le dio un pequeño beso en la mejilla y miró a Gwen. Tuvo que bajar la mirada un tanto avergonzado. Pronto se verían en otra sesión de entrenamiento, y tendría que contarle algunas cosas a Gwen.  



Hippie colgao:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 20
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 30.950
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 460
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Lluna Forman el Vie Mayo 18, 2018 1:01 am

Baile agarrado con Dante


El hombre se veía apuesto, aunque siendo amigo de Laith y Ryan es muy probable que no juegue en mi equipo. De todos modos, me acerqué para pedirle bailar. Se supone que para eso son las fiestas. Conoces gente, bailas, bebes, haces el imbécil, y mañana todo sigue igual. Me ofrecí directamente a bailar con él, aunque para él bailar conmigo no suponía superar su reto. Dante aceptó encantado, muy amablemente. Me arrastró a la pista casi hasta el escenario, para bailar a todo volumen rodeados de más gente. Empecé a sonreír. Vale, que no me vea Matt o la mañana de mañana va a ser más divertida para él. Siempre soy yo la que le hace preguntas incómodas para saber con quien se fue de la fiesta o con quien durmió. Matt hace lo mismo, aunque normalmente no tengo anda que comentar.

Una nueva canción sonaba. No conocía las letras, ni el ritmo, pero me acoplaba en un momento. Lo que no hacía era cantar, cosa que Dante si. Parecía conocer la canción a la perfección. Me reí, un tanto apurada. ¡Qué canción tan directa! Me pregunto si Dante entiende lo que está cantando. La música en español está de moda, o eso parece en esta discoteca, y yo si puedo entender lo que significa. Aquel “blam, blam, what a bam-bam” me parecía de lo más divertido, y mi pareja de baile estaba disfrutando mucho. Me dejé llevar, olvidando por un momento todos los problemas de la vida. Entiendo porque mi tío compró esta discoteca. Comprendo perfectamente porque salía fin de semana sí, fin de semana también. Es divertido. Me atreví a cantar un poco el estribillo, muerta de la risa. Casi todo el mundo la coreaba, se la sabían. Cuando la canción terminó no me despegué de Dante, continué bailando con él.

- Dime que no estabas entendiendo la letra de la canción anterior. Por que yo sí, y me parece tan acertada que creo que me encanta. Todo el mundo quiere sexo.

Ata los burros, maja, que se te escapan. Dante parecía de lo más inofensivo, muy amable y recto. Seguro que a él no le interesa el sexo, al menos no conmigo. Seguro que el conejo sexy le gustaba más. Pero el conejo se fue, y al menos para bailar yo soy buena opción. Sé moverme, el ritmo lo llevo en las venas, y además me meo de la risa con las letras de las canciones. Ahora mismo sonaba algo con doble intención. Ella quiere un pedazo, pero, ¿de qué? ¡¡Aaah!! Esas canciones con ritmos tan sensuales.

- No te había visto nunca por aquí. ¿Debería sonarme tu cara?

Desde luego no le había visto antes por la discoteca, pero eso no significa que no sea un cliente habitual. Yo solamente vengo cuando hay eventos y Matt me invita amablemente a no perderme la fiesta si no quiero perder también la herencia. Yo sé que él bromea, y él sabe que si vengo no es por la herencia. Quiere que lo pase bien, y que disfrute de mi juventud como a hecho él siempre. Lo que ocurre es que me cuesta entablar conversaciones fuera de mi zona de confort. O sea, que si no está relacionado con Pociones o Quidditch, no sé de qué hablar. ¿De qué habla la gente?


Abeja reina:
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 9.300
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1227
Puntos : 247
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Edward Westenberg el Vie Mayo 18, 2018 3:31 am

Interacción con Danny Maxwell  y
Zanahoria de las cuatro décadas.


i´m a unicorn:


Ay, entre el macetero y la zanahoria de las cuatro décadas...NO HABÍA DONDE PERDERSE. Y no por ellas no, no. Sino por el temazo que venía detrás. Así que todo sonriente y con la personalidad que te daba ya seis chupitos encima fue que cruzó toda la pista de baile. Para convertirse en la mejor versión del ave fusil magnifica. Y así fue con sus movimientos de brazos y cabeza todos sensuales es que logró conquistar a esa zanahoria de cuatro décadas. Quien no dudó en agarrarlo de la cintura y comenzar a perrear hasta abajo. LITERAL.

Y menos mal que sus miraditas de SOS dieron resultado, porque ya la mujercina había empezado a bajar sus manitos más abajo y ahí se iba a poner complicada la cosa, y sus pompas serían las principales víctimas. - Pero niña, que él a venido a bailarme.- exclamó indignada la zanahoria, quién aún no daba todo de sí en ese mega baile, ni por lejos. Edward solo se digno a mirarla y encogerse de hombros modo SORRY NOT SORRY- Ay, me siento too ultrajado .- dramatizo, aunque a medias que igual iba a quedar un poquis traumatizado, Que estaba seguro que tenía marcas de rouge en parte de su trajecito de Unicornio blanco nieve, Ay. - Les dejaré un post en el video diciendo. ES REAL, ESTE MÉTODO FUNCIONA CON TODO.- dijo para luego echar a reír y tomar de sopetón el chupito que le había traído Danny.  Es que joder, que él pensaba que fijo se ganaba una cachetada pero no una respuesta de perreo intenso. Las zanahorias de hoy en día.

Se dejó llevar hasta donde le llevase la rubia, aunque no tardó mucho en saber su destino.- Mucho alcohol, tejoncina.- comentó siguiéndola por el pasillo hasta quedar de último en la fila. De paso revisó si a él le había dado ganas, pero no. Nada, aún. Es que tenía una vejiga ultra poderosa, de esas que no te molesta mucho, bien tranqui.- Siempre he movido así mis caderas...- hizo un vano intento de moverlas bien, sin mucho éxito. Re patetico se ha de haber visto porque las chicas que se encontraban en la fila le dedicaron un WTF con sus miradas- Ok no, pero no sé, esa música tiene algo.- dijo divertido mientras se desordenaba el cabello sin darse cuenta, como acto reflejo.- Y tía, que esa mujer lo dió todo. Hasta marcas me dejo en mi pobre disfraz de Unicornio. Era una zanahoria muy osada.- hizo un puchero y le señaló las marcas de rouge esparcidas por su pecho. Y OK, LO ADMITO. LO ENSAYO TODAS LAS NOCHES.- bromeó llevándose una mano al pecho y otra elevandola modo "CULPABLE". Que no, no la veía para aprenderse la coreo, pero sí para reirse un rato antes de dormir. Era su terapia de alegría asegurada.- Pero ha dado resultado, creo que desde hoy será mi nueva forma de conquista. Cambio mi respuesta anterior, ahora mi forma de ligue es el bailesito "Ave fusil magnífica".- señaló elevando sus brazos y comenzando a bailar alrededor de la joven maga para luego estallar en risas.

Mientras se secaba unas mini lagrimillas que le había salido del ojete izquierdo y avanzaba lentamente como río de popo,  en la fila para el baño de chicas, escuchó como la música cambiaba de sopetón.- Uy, nos pusimo romanticos.- dijo sonriendo travieso. Se aclaró su garganta y se enderezó para acercarse en ese estrecho pasillo a Danny.- Señorita, Maxwell. ¿Me concede este baile?.- dijo extendiendo su mano todo caballerete junto a una sonrisa toda traviesa.- ¿Qué mejor panorama que esperar el baño bailando junto a esta ave fusil magnifica, eh?.- preguntó divertido mientras les movía sus cejas nuevamente, es que hoy estaba muy bailarinas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Empleado Borgin & Bur
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 8.060
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 303
Puntos : 192
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Dante Fiore el Vie Mayo 18, 2018 4:04 am

Bailar con Lluna

Lluna era una joven muy tierna y guapa, es decir, era un poco más pequeña que Dante, facciones delicadas, rubia y de piel blanquecina, lucía como todo un encanto, como esas chicas que van por allí robándose el corazón de los demás. Sin embargo, por lo que había podido ver en la fiesta, no era la chica más conversadora ni mucho menos la más fiestera, en realidad, no podía imaginarse siquiera qué hacía ella en una discoteca así, y mucho menos estando sola. La música era divertida, en especial para él, que sabía hablar español perfectamente. Disfrutaba mucho de la música latina, la mayoría tenía mucho sabor, se podían bailar como era debido y las que no, tenían una letra que te ponía a cantar y a bailar al ritmo de sus obscenidades, nada mejor para una fiesta.

Y sí, claramente había demostrado que esta era la clase de canciones que hacía falta en una fiesta, no sólo que se pudieran bailar, sino que también pudieras disfrutar la letra, más que como una obra de arte, como si se tratase de un chiste o cualquier cosa tan obscena y corriente que causaba risa. Allí estaba Lluna, divirtiéndose, bailando y cantando algunas partes de la canción, esa blanca y sincera sonrisa en su rostro le hacía saber que estaba divirtiendo y, que el italiano estaba haciendo un muy buen trabajo con eso de hacer de este entorno un poco más acogedor y entretenido para la rubia. Bailaban siguiendo muy bien el ritmo, en medio de divertidos pasos, mientras que ambos cantaban partes de la canción y se burlaban de las expresiones ajenas y de la propia letra, el encanto de ir a una fiesta no era el alcohol, no era ligar ni nada por el estilo, el verdadero encanto de una fiesta estaba en esta clase de momentos, que nos hacían desconectarnos de la vida por unos cuantos minutos, que nos hacían ser felices, sin importar nada.

La canción cambió por una con un poco más de sabor y movimiento, que decía unas cosas sobra dárselo entero, no podía pensar en eso sin que le causara gracia, y era que si había algo que al italiano no le faltaba, era una mente sucia, que tergiversaba todos lo que escuchaba para convertirlo en algo sexual. Le sonrió, travieso al escuchar el comentario que había hecho sobre la canción, parecía que él no era el único que se había dedicado a prestarle especial atención a lo que decía, aparte de no ser el único que comprendía algo de español, aunque tenía razón, sin importar muchas cosas, todos querían sexo — Por supuesto que la entendí, el idioma se me da muy bien — Le sonrió, mientras que aún se movía al ritmo de la música que sonaba actualmente, aunque sin prestarle mayor atención a la letra — Y no podría ser más verdadera, ¿Pero con qué culpa? El sexo es lo mejor — Sí, él podía parecer todo un caballero, que no tocaba temas relacionados con el sexo ni nada por el estilo, pero la verdad es que, no temía ni un poco el hablar sobre sexo sin ninguna clase de tabú, para él, era algo completamente común.

La actual canción tenía un ritmo bastante pegadizo, sí, ese sabor latino que te ponía a menear las caderas y a hacer veloces movimientos con los pies, que te sacaban al bailarín que llevabas dentro, aunque no acostumbraba a escuchar esta clase de música por demasiado tiempo, sin duda le parecía excelente escucharla en una fiesta, en especial él, que era amante de la música y del baile. Pensó la reciente pregunta de la rubia y sinceramente, no se le ocurría tampoco haberla visto en ningún lugar, generalmente Dante no tenía demasiada vida social fuera del trabajo, a excepción de los últimos días, y sus últimos años se habían basado en viajes, leer libros y trabajar como sanador privado, por lo cual no había tenido siquiera chance de ser alguien medianamente social, aunque sí que disfrutaba de una buena amistad, de salir de fiestas, a comer y toda esa clase de cosas — Soy virgen, estás presenciando mi primera vez aquí — Rió, siempre hacía esta clase de bromas, no lo podía evitar, le brotaban por sí mismas — A mí tampoco me suena de ningún lado, diría que es la primera vez que tengo el placer de verla — Este último comentario vino acompañado de un guiño, de lo más coqueto, como se le daba tan bien.

Dedicó unos segundos a darle un largo sorbo a su bebida, dejándola casi vacía, sí, él era de esa gente que bailaba con su vaso en la mano y que no le estorbaba para nada, de hecho, podía ser completamente feliz cargando con un vaso para todos lados en una fiesta, porque en más de una ocasión no sabía qué hacer con las manos. Un poco después, pude escuchar como cortaban de raíz ese tan fuerte sabor que tenían la música, cambiaban un poco las luces para hacer todo un poco más lento y pacífico y sonaba una canción de Elvis, y no cualquiera, una de esas que eran para bailarse bien lento. En seguida, le echó una mirada de arriba abajo a la abeja reina y se acercó incluso un poco más, quedando a muy pocos centímetros de ella, puso una mano detrás de la cintura de la chica, la misma mano en la que sujetaba cuidadosamente el vaso, mientras que con la otra, sujetaba una de sus manos, y la guiaba en esta lenta pero tan atractiva melodía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 1.050
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 38
Puntos : 23
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreSan Mungo

Freya Howll el Vie Mayo 18, 2018 5:43 am

Interración: Stella, Ryry.
Estado: ¿Drogada? Yendo a la pista de baile.

Sentía mi cuerpo vibrar, un continuo repiqueteo en el corazón que me agitaba. Como si fuese una niña pequeña con un alto grado de azúcar en sangre me movía por el lugar. Si no me controlaba terminaría bebiendo como si de un agujero negro se tratara mi estómago. ¿Lo bueno? Aguantaba bastante estas fiestas y, aún mejor, el alcohol.

Una rubia esbelta salió de la multitud de gente, parecía una sirena emergiendo del océano. Que linda analogía. Mis labios se curvaron en una sonrisa seductora, años atrás me podría estar sorprendiendo de mis gustos actuales. No quiero sonar como idiota pero nunca en mi mente se me había pasado tener cierta atracción con alguna mujer, en Hogwarts experimenté y descubrí que muy pocas féminas captaban mi atención en el plan sexual. Stella era una, única en su especie. Hermosa y revoltosa, pero con toda esa personalidad refrescante me hacía sentir atrapada a hablarle, seducirle, tocarle. –Sí, es rubia y buenorra. Pensé que estaba alucinando.- le comenté al camarero que me miraba con una cara de “yo no he dicho nada”. Si no supiera qué son las hormonas diría que las estoy sintiendo como hormigas recorriéndome mientras encienden los puntos correctos para sentirme exaltada ante su presencia. –Cierto, nada de plebeya que eres casi una diosa como yo. Pero casi, que no me llegas.- bromeé cuando Stella tenía intenciones de acercarse a mi rostro ¿Con qué intenciones? Las desconozco porque todo el mundo dentro de la discoteca prestó atención a Ian Howells.

No podía quedarse tranquilo sin ser protagonista de algo. Mejor estar lejos de él que la última vez fui encarcelada a su lado. De eso no me olvido. No, no. Que viesen mis bragas sin mi consentimiento no fue uno de los mejores momentos en la vida. Lo siguiente me sacó más de una risa. ¿Esto era un show? Si lo habían organizado así quiero contratarlos para el cumpleaños de Eric, el pobre se llevaría un susto peor que el que se llevó al ver que su pene no se paraba.

Negué con la cabeza, cogí del brazo a Stella para que volviésemos a la conversación. No ignoré que cerca de mi mano había un cuerpo oculto por un traje negro. ¿Qué me pasa que estoy así de guarra fijándome en la tetas de Stella? Sí, le había echado más de una vez el ojo pero no con tal descaro. ¡Era un maldito albañil a punto de soltarle un piropo asqueroso! El barman me cargó nuevamente el vaso con vaya uno a saber qué. Niños, importante, revisar cuando te preparan un trago. Demasiado importante, este aviso siempre debe estar regulado que después terminan como yo. CON UN CALENTÓN DEL DEMONIO Y STELLA QUE ME SEDUCE SIN SEDUCIRME. -¡No lo digas! Te estoy viendo y ¡PUFF! Debería ser un crimen cubrirte esos…- ¿QUÉ MIERDA? Tomé un sorbo de mi trago sin continuar la frase, sorprendiéndome a mí misma. Hice un comentario sobre mis bragas mojadas y sin darme cuenta en qué momento mi cerebro proceso la acción, mi falda estaba alzada mostrándole toda mi dignidad cubierta por un pedazo de tela negra de encaje. Que sí, hubiera hecho eso estando cuerda pero en una situación más íntima donde tendría una respuesta semejante si tenía suerte. NO EN MEDIO DE UNA DISCOTECA. Se me escapó una risita de retrasada cuando Stella bajó la falda. Era toda una niñata de quince años. - ¿Si te he extrañado? ¿Dónde te has escondido tía?- entrecerré mis ojos. Claro, no lo había pensado antes. ¿Dónde estaba el águila que estaba a un paso por delante de las personas? El alcohol la había hecho estrellar contra una pared. Sus sospechas fueron confirmadas cuando escuchó salir de sus labios “traidora del mundo mágico”. Si tuviera pene se le hubiese puesto flácido con esa respuesta. Que me susurrase en el oído solo hizo que ese pene imaginario se levantase, nuevamente. Me alegro de no tener pene, quedaría como el de Eric a este paso.- Sabes que me gusta lo prohibido, ya me atraías imagínate ahora.- choqué su vaso imitando su “salud”. Otro sorbo para mí. Observé como su atención se perdía en la multitud, estaba tensionada sus músculos me lo decían. Tampoco se podía pedir que estuviese tranquila si era fugitiva, cualquiera podía entregarla.

Un rubio se aproximó hacia nosotras, no lo conocía de nada pero podía suponer que venía por Stella que la veía fijamente. Pero babosear es gratis, y yo lo estaba aprovechando aunque esa creación divina no fuese para mí. ¿Si podía bailar con ella? No, no jodas. –¡Hey hola! Tanto tiempo.- lo abrazó con fuerza apretando sus tetas en su pecho y dejando un beso en la mejilla lo vio con una sonrisa sarcástica.- Muy bien querido amigo Ryan, tienes cara de que te dicen Ryry. Ya sabes, ese apodo que te puse hace cinco segundos porque somos tan grandes amigos que el mundo sube fotos nuestras con el hashtag “friends goals”.- posé mi mano sobre su brazo, si, has valer tu tiempo Freya.- Sé que esta mujer es lo suficiente sexy como para atraer a cualquier hombre y mujer que quiera, también los que no, pero te he ganado cariño. Eres caliente y, hombre, si me lo pides te doy hasta mis bragas pero ponte en la fila que recién le he dicho “hola”  y si no fuese por ti lo más probable es que mi lengua, en estos segundos, estuviese explorando su boca. Si ella me dejaba claro.- alcé las cejas dando a entender mi punto.- Si quieres podemos llegar a un acuerdo. Vamos los tres a bailar, mover el esqueleto como quieras. Pero a mí no me dejan atrás que si sigo bebiendo en esta barra así,  un conejo vendrá a denunciarme por acoso sexual.- comenté para finalizar todo mi discurso de amor verdadero.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.800
Lealtad : a su hermana.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 41
Puntos : 13
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Freya HowllUniversitarios

Laith Gauthier el Vie Mayo 18, 2018 12:52 pm

Acciones: Alejarse del grupo de locos, ir a cumplir su reto de Beatrice, cantar en el karaoke, ir a acosar sexualmente a Matt y saludar al grupito de Leonardo, Eva y Gwendoline.
Menciones: Lluna, Dante, Beatrice, mujer seria con la que bailó, Matt, Leonardo.

Al menos estaba aliviado de que Lluna no se prestara para esas muestras en público, una chica educada al menos por el momento, casi le daba un poco de pena que no parecía integrarse bien en el ambiente que tenían los mayores, pero intentaba hacerla sentir cómoda y bienvenida. Entre todo lo que sucedió, le ganó la risa al ver en ropa interior a Dante, aprovechando para darle un azote. Su risa sólo salió más fuerte cuando lo invitó a pegarle, “bienvenido”, le decía, el muy descarado. Laith también tenía parte de culpa, por qué no, ¡pero Dante había empezado!

Beatrice lo sedujo con un reto, y ahí lo veían, buscando a la víctima ideal, esperando conseguir su premio, ¿qué podría darle Beatrice? ¿Pizza? ¿Hamburguesas? Esperaba que fuera comida, porque sabía que su amiga no era precisamente el vivo ejemplo de la cordura y casi le daba un poco de miedo con lo que pudiese salirle. Era, sin embargo, divertido. Se encontró con Ian y también con la que pensó sería la víctima perfecta, sólo esperando que ésta aceptara su baile sin ponerle demasiadas trabas, o tendría que seguir de cacería.

***

No estaba bien seguro cómo, pero había acabado, luego de un baile con una mujer muy seria, tal y como Beatrice la pidió, encima del karaoke. Y fue un conejo expuesto a un público expectante que esperaba que eligiera su canción. Un conejo que apenas respiraba con su jodida máscara, de hecho. El caso no era ese, sino que la canción dio comienzo cuando Laith dio la indicación, con un ritmo bastante bueno, y tuvo que levantarse la máscara de conejo, quedando como una capucha con su rostro al descubierto para que su voz no se distorsionara.

Going out to get my mind on how you did me wrong, told the DJ all about it, fucker, better play my song —sonrió, guiñándole un ojo al susodicho. — Look over to the doorway and much to my surprise I see the Devil grinning, looking right into my eyes —y mientras cantaba, se sacaba de la manga que no tenia una coreografía para no quedarse como idiota de pie cantando. — Yeah, you want me, I can tell you do, I feel your eyes all over me a-across the room. Oh, come get it, babe, I’ll tell you no lies; I do like getting gay and say: I’m fucking you tonight.

Era una canción que le gustaba, por qué no, y cuando terminó de cantar se dio cuenta de la sed que tenía, necesitaba un trago definitivamente y, mientras más rápido, mejor. Se iba acomodando la cabeza para volver a sofocarse, aunque lo llevaba bien, se estaba divirtiendo, ¿dónde se había metido Beatrice? Su camino se vio interrumpido pronto en el recorrido para llegar a la barra cuando se topó con una cara conocida en ropa colorida. Iba con un grupo, y no era el plan interrumpir descaradamente cuando nadie lo había invitado, pero le apetecía al menos saludar al inefable.

Y qué mejor forma de saludar que llegar dándole un firme azote en el trasero, porque la discreción siempre había sido su gran aliada. — Ah, lo siento, sólo quería quitarte la billetera —bromeó con él, cuando en Halloween algo así había sucedido si bien lo recordaba, que algún idiota intentó robarle. Creyó que lo reconocería, sino por la voz por el tatuaje de su pecho. — Hola a los demás —porque no va a ir dando azotes a todos, hay que ser una persona decente, con un ademán muy particular y propio de Laith.

Tuvo el presentimiento, como un déjà vu, cuando vio al hippie que acompañaba a Matt de que de algún sitio lo conocía, pero creyó que eran imaginaciones suyas y que el alcohol le estaba afectando mal. O que era alguien que no quería ser reconocido en la fiesta. Eso ni le iba ni le venía, realmente, no pensaba que fuera su problema hasta que se demostrase lo contrario. Sólo pensó que debería ir a continuar con su búsqueda por alcohol para no molestar de más al inefable.

Canción:


El Conejo del Amor:

Aclaraciones:

  • Lleva pantalones y zapatos rosas.
  • El tatuaje pectoral es este, no el de la foto de referencia.
  • Los tatuajes de las manos son las dos flores


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 798
Puntos : 655
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Gwendoline Edevane el Vie Mayo 18, 2018 3:27 pm

Interacción con Matt.
Mención al grupo "de locos".
Mención e interacción con "Lorenzzo" y Eva.
Testigo presencial del manotazo de Laith en el culo de Matt, en caso de que Matt quiera presentar la pertinente denuncia ante el Departamento de Delitos Sexuales del Ministerio de Magia (que me acabo de inventar porque yo lo valgo y me gusta hacer un cuadro de interacciones gigante, ¿vale? Pues eso...)
Interacción con Laith.

Decir que Forman y yo teníamos algún tipo de relación era ya no un eufemismo, si no una calumnia. Le conocía, sí, pero más allá de trabajar en el mismo edificio y que Sam—de manera inexplicable, a mi juicio—se hubiese hecho amigo de él durante la etapa previa a convertirse en fugitiva—sí, esa etapa en que a mí y a Beatrice nos había apartado de ella y que intentaba no tomarme demasiado a pecho—mi relación con él se limitaba... a la cordialidad. Y ni siquiera eso, pues durante el año que precedió al regreso de Sam, mis relaciones con otras personas se limitaban básicamente a trabajar, trabajar... y trabajar. ¿Vivir? Ese fue un lujo que decidí dejar apartado.
Y sin embargo, la estúpida de Gwendoline Edevane podía empatizar con Forman. Podía notar su enfado, y estaba segura de que también él había tenido que notar la falta de Sam. Por injusto que me pareciese... un poco todo, allí estaba yo, siendo comprensiva. Porque creía que se lo merecía y que, quizás, la injusta había sido yo. Vale, sí, Matt había fallado a Sam en el pasado, pero cuando se trató de elegir entre ella y alguien que quería apresarla, la eligió a ella.
¡Ah, sí! Y ese pequeño detalle de que Ryan Goldstein me caía mal. El odio es un buen pegamento, dicen.

—¡Bah! Me da igual, mientras esté lejos. Que se divierta.—Respondí, cuando Matt señaló que quizás lo mejor sería echar a Ryan. Tampoco me molestaba tanto, ahora que estaba liado con su grupito—grupito en que se encontraba Beatrice, quién me había abandonado vilmente nada más llegar a la discoteca, también intentaba no tomármelo muy a pecho—y no había vuelto a acercarse. Parece que al menos ha entendido cómo va la cosa...

Entonces le pregunté acerca de su historia con Goldstein, y puedo jurar que cada palabra que dijo pareció dicha con rabia. ¿Cazatesoros? ¿Ese? ¿Ese que se dedicaba a tirar micrófonos a la cabeza a la gente y cantar en karaokes? ¿No se requería una cierta seriedad para ese tipo de trabajo? ¿Y un sombrero? ¿Y un látigo? ¿Y ser Harrison Ford? Bueno, eso seguro que no. Pero lo curioso de todo eso no fue solo el hecho de que Ryan fuese cazarrecompensas, si no que al parecer Matt y él habían sido rivales en ese campo. Le robaba piezas en su cara y le hacía quedar fatal delante de su jefe... antes de que él mismo fuese jefe, claro.
La explicación me pareció un poco... ¿exagerada? O mejor dicho, el motivo que Matt me daba para odiarlo a muerte. La competencia a nivel laboral podía ser muy fiera... ¿pero querer matarse mutuamente por ella? ¿No era eso un poco exagerado? Bueno, tampoco voy a indagar mucho más...

—Pues no dejes que te amargue tu fiesta. ¿Te he dicho ya que me gusta la fiesta? Y tu traje está muy bien. Muy... colorido.—Terminé esbozando una sonrisa divertida. No pretendía burlarme, si no señalar lo evidente. Además, Matt Forman, por curioso que pareciese, era una especie de Barney Stinson: ponle un traje, el que sea, y lo lucirá bien. Debía ser algo referente a la actitud de la persona que lo lleva.—Gracias por la oferta, pero es que ni siquiera he empezado con esta.—Respondí a su oferta de otra bebida, mostrando la cerveza que tenía en mis manos. Y, por milagroso que pudiese parecer... ¡Sí, por fin conseguí llevarme la cerveza a los labios y beber un poco! Primera gota de alcohol que entraba en mi organismo.

Me giré sobre el taburete para encarar la pista de baile, bebiendo otro sorbo de mi cerveza, la cual descansaba entre mis manos y sobre mi regazo cuando no estaba bebiendo. Una vez más me pregunté qué pintaba yo allí. La fiesta estaba genial, muy bien conseguida, llena de adornos florales y coloridos, pero a mí me faltaba una parte importante para divertirme. No fui consciente de qué parte era exactamente hasta que reparé en una pareja de hippies que bailaban no muy lejos de la barra. Se les veía tan felices...
Y más felices se les vio cuando se besaron. Esbocé una sonrisa. ¿Acaso había algo más bonito en el mundo que un momento así de romántico? Alcé mi cerveza por ellos y bebí un trago a su salud. Una parte de mí, esa parte a la que intentaba acallar constantemente, se imaginó esa misma escena pero con Sam y conmigo... ¡Qué te calles, que no puedo pensar esas cosas!
Intentando alejar ese pensamiento, paseé la mirada por el resto de la pista de baile, observando brevemente al grupo de Beatrice. Quizás me sintiese un poco mal por haber venido con ella y que me hubiese dejado colgada para cantar con Goldstein, pero bueno, al menos estaba pasándoselo bien. Se lo merecía.
Y entonces, me vi sorprendido por un saludo imprevisto: el del hippie antes mencionado, que había besado a su compañera hippie, quién también estaba allí. El joven de melenas se presentó cómo Lorenzo Labruzzo, o algo por el estilo, y su voz me sonó enseguida. Es decir, ese chico y yo entrenábamos a menudo en la sede de la Orden del Fénix, cómo para no reconocer su voz: Leonardo Lezzo.

—¡Hola, Lorenzo! ¡Qué sorpresa verte por aquí!—¡Y menudo corte pensar que hace un momento estaba yo observando de lejos vuestro beso! Me siento un poco sucia por haber mirado tanto tiempo... El muchacho me presentó a su compañera cómo Eva, a la cual saludé con una sonrisa.—¡Hola, Eva! Es un placer conocerte.—Me puse en pie, alargando la mano para estrechársela. Leo me presentó cómo su buena amiga, pero me pareció que a su historia le faltaban detalles falsos con los que contentar un poco a Matt. Así que puse en práctica mis dotes de improvisación.—Sí, Lorenzo es todo un artista de la decoración mágica. Gracias a él, mi casa parece otra. Te lo recomendaría, Matt, pero creo que no necesitas asesoramiento, viendo la decoración de esta fiesta.—Fue lo primero que se me ocurrió, pues algo me decía que Matt Forman no se interesaría por el asunto. ¿Para qué iba a necesitar un decorador mágico? Seguro que tenía todos los que quisiese y más.


¿Desdicha? ...número 4: un manotazo en su dulce cu...


Leo, o mejor dicho, Lorenzo, se presentó ante Matt y le estrechó la mano, elogiándole por la fiesta. Yo observaba la situación en silencio, pensando que bueno, quizás entre los tres podríamos animar un poco a Forman. Quizás se olvidase un poco de Ryan Goldstein y pudiésemos pasar un rato divertido. ¿Por qué no? Era una fiesta, ¿qué más daba el pasado? Esa noche no hacía falta guardarse rencor por cosas que ya no tenían solucion.
Empezaba a sentirme positiva. ¿Por qué no? Pero entonces, ocurrió lo que menos esperaba yo que ocurriese: el hombre que iba vestido de conejo, ese hombre que formaba parte del grupo de Beatrice, y cuyos abdominales habían sido lamidos por una chica al comienzo de la fiesta, se acercó a nuestro grupo y propinó una palmada e el trasero a Matt. Mi cara fue un poema, y no pude evitar mirar a "Lorenzo" y hacer un comentario.

—Bueno, eso ha sido... inesperado.—Dije, y acto seguido me terminé mi primera cerveza de la noche. El "conejo" intercambió un comentario con Matt, y nos saludó a los demás de una forma muy peculiar. Y por algún motivo, yo respondí a su saludo también de manera un poco peculiar.—¡Hola, conejo!

Desde luego, estaba siendo una fiesta muy curiosa... ¿Había sido así la fiesta de carnaval? Porque no me lo parecía. Prueba a beber un poco más, y hablamos...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Desmemorizadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.515
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 501
Puntos : 226
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Beatrice A. Bennington el Vie Mayo 18, 2018 4:13 pm

Interacción: Joah "Cata", Ethan "Eduardo", Laith "gemela" & Gwen "Line"

Había escuchado algo. Algo extraño, muy extraño. Algo parecido a un “Es que yo no bebo alcohol…” pero debió ser su imaginación, cosa de la música, porque igualmente la pelirroja brindo, aun cuando el guapo a su lado la mirada todo divertido, como si estuviera viendo alguna clase de comedia super genial de la que ella no estaba enterada aún. Y, por cierto, si no bebes alcohol, no brindas y le dejas más tragos a Beatrice, esa era la ley. Y la ley es ley.

━ ¿No me va el nombre de Victoria? Que raro, quizá mi madre estaba loca. Totalmente loca y quizá, solo quizá estaba tomando Jack Daniels mientras me nombraba. ━ Bromeo, aunque decía en parte la verdad, porque el nombre se lo había puesto Laith, en el carnaval, mientras ambos bebían aquel trago delicioso. ━ Entonces podrías llamarme Teresa, Valentina, o simplemente ponerme el nombre que creas que va conmigo. ━ Porque realmente tenía tantos nombres falsos a esta altura, que uno más o uno menos, no le importaba. Ni siquiera sabía porque se habían empeñado tanto en ponerle un nombre tan bonito como Beatrice sí años después, andaría cambiándolo cada cinco minutos.

Bebió otro shot de tequila, sonriendo como tonta, mientras asentía hacia la elfo, como diciéndole que había escuchado su nombre totalmente y que lo guardaba en su memoria. Cata, sí. Obvio que era Cata.  ━ Que rico tequila, tráeme un tequila, amo el tequila. ━ Cantaba en voz baja, brindando por cualquier estupidez con la chica a su lado cada cinco segundos. Mira, que rápido bajaban esos tragos por sus gargantas. No parecían recordar sobre la existencia de los limones.

━ Ethan. No tienes cara de Ethan. ━ Claro, buen comienzo. ━ ¡La besaste! ¡Él te beso! ━ Estaba toda sorprendida. Bueno no, ¿qué eran pareja o algo? ━ SI él te beso, si tu la besaste. ¿Se van a casar? ¿O si puedo coquetear con él? Ya me confundí, no me confundan. Es malo confundirme, que me… ━  Si, la lengua y el cerebro no parecían ponerse de acuerdo. ¿Por qué? ¡Porque se pelearon! ¡Discutieron! ━ Olvídenlo. Eduardo, solo he de decirte que estás como la pizza con doble queso, sin piña. No te cases, te ves guapo sin casarte. ━  Y en ese momento es cuando la llaman descarada por coquetearle a alguien comprometido, lo veía venir. ¡Venía llegando lentooooooooo!

No, de verdad. De la nada había comenzado a sonar un lento. Uno que no alcanzo a durar ni cinco minutos porque el dj ya la había cambiado. ¿Estaría borracho aquel hombre? Que las canciones no duraban nada y si estaba haciendo una especie de Mix, pues estaba muy mal hecho. ¡Ella bailaba lentos, pero no la ha dejado! ¿Dónde está el libro de quejas? Quería dejar su reclamo.

Esperen, esperen, olviden el libro de quejas. ¿Ese era Laith en el escenario? ¡Si, era Laith! ¡Cantando de forma hermosa como siempre! O así lo escuchaba ella. ━ ¡Mira Cata, Eduardo! ¡Es mi gemela! ¡Se ve genial! ━ Que le encantaba presumir sobre sus amistades, ¿vale? En especial cuando hacían algo espectacular. Eran su orgullo, aun cuando este hombre en especial lleve una cabeza de conejo gigante… Una cabeza de conejo que ella quería usar en algún momento. Por cierto, ¿a quién le importaba que les hubiera cambiado el nombre descaradamente? ━ ¡Eso ha sido genialoso, Laith! ¡Otra vez, otra vez! ¡Quiero tu cabeza de conejo luego!... ¡Line! ¡Te encontré! ¡No te vuelvas a esconder de mí! ━ Y luego de gritar aquello hacía ese grupo, un grupo que la verdad no estaba tan lejos tampoco y que parecía realmente extraño, volvió a lo suyo. ━ ¿Deberíamos ir a bailar? Mi cuerpo pide movimiento. ━ No era broma, que de verdad los pies ya se le movían solitos. Necesitaba estar en la pista de baile, ahora, ya.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 3.935
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 367
Puntos : 117
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 6 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.