Situación Actual
19º-25º // 27 de julio -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Denzel S.Mejor PJ ♂
Caroline S.Mejor PJ ♀
Gwendoline E.Mejor User
Ryan G.Mejor roler
Andreas & NailahMejor dúo
Gwendoline E.Trama Ministerio
Aaron O.Trama Área-M
Freya H.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

The Bad Place || +18

Dorian Richter el Lun Mayo 21, 2018 3:10 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Dorian había tomado una decisión llegados a este punto. No podía seguir teniendo a Egon Auerbach de extirpador personal. No si quería seguir viviendo unas semanas más. Después de su último encuentro había quedado derrotado y aún se sentía enfermo por otro de sus tantos venenos que le obligó a ingerir. Ya había pasado lo peor, al menos del primer asalto, porque Richter tenía la certeza de que eso solo traería más sesiones hasta que su cuerpo colapsase y no quedase más de él que pudiese interesarle al sádico alemán. Y entonces sería su final. Así fue como Dorian puso en marcha su plan, un plan desesperado pero a lo mejor viable. Había estado observando desde su celda asignada el ir y venir del personal, en especial los contactos de Auerbach. Con quien parecía más afín, con quien menos. El adolescente siempre había sido muy observador y pronto captó la mejor opción. Lo llamaban Blondie y era el extirpador más atractivo con diferencia de todo Azkaban. No es que en un lugar tan tétrico y deprimente rondasen los rostros alegres, por no hablar de la decadencia de los presos torturados, así que tampoco era difícil que un hombre joven y con buena salud destacase entre el resto. Con esos pensamientos, Dorian no pudo evitar preguntarse cual sería su propio aspecto en esos momentos. Para su plan necesitaba llamar la atención del extirpador, no asquearlo con un color de piel enfermizo y un cabello grasiento. Hacía unos dos días que le permitieron ducharse... Tan mal no estaría, quiso esperanzarse. Pero lo importante era creerse su papel, sacar el máximo rendimiento de lo poco que podía ofrecer. Así fue como Dorian decidió atraer a su nuevo extirpador personal, porque esta vez sería él quien eligiese a su verdugo, no al revés. Y esperaba acertar.

Era la hora del recreo, como lo llamaba el personal, el poco tiempo que tenían los presos para salir y tomar un poco de aire. Porque la luz del Sol nunca brillaba en aquel rincón del mundo olvidado de la mano de Dios. Demasiado era pedir que no lloviese. Los reclusos salían en orden de sus celdas, seguidos de cerca por las miradas de la vigilancia y el recuento de algún que otro extirpador. Hoy era el turno de Blondie, o Aaron, como otros lo llamaban. El doctor atendía a su listado, apuntando sobre una carpeta, casualmente muy cerca de su celda. Lo suficiente como para dirigirse a él y ser escuchado tras las rejas de su celda aún cerrada con llave.

- Bonito anillo. ¿Es un dragón?- rompió así el hielo, ya habiéndose fijado antes en la joya de plata que siempre lucía el extirpador en su dedo anular. Cuando captó su mirada de increíbles ojos azules, Dorian se irguió un poco más, deseando parecer lo suficiente seguro de si mismo, desenfadado y natural.- ¿Representa el estandarte de tu familia o algo parecido? La mía tiene un estúpido unicornio, ¿te lo puedes creer?- bufó con sorna antes de separar el rostro, que hasta el momento había estado apoyado en los barrotes, aunque sin apartar un segundo el contacto visual. ¿Habría sonado estúpido? Por favor, ojalá que no, ojalá que funcionase. Por favor. Por favor. Por favor.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Asa Butterfield
Edad del pj : 18
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Squib
Galeones : 3.850
Lealtad : A sí mismo
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 77
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5690-dorian-h-richter#83727 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5707-dorian-richter-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/

Egon Auerbach el Jue Jul 05, 2018 1:14 pm

Sin inmutarse ante el rostro de odio que le dedicaba el otro, Egon mantuvo la varita firme para que la mano de Aaron le continuase haciendo exactamente la misma presión sobre el miembro. Mientras tanto, se tomó la libertad de ignorar durante un instante su frase, para mirar a Dorian. Ese sucio squib que había mencionado su compañero.

Tú. Deja de moverte. —lo miró con una ligera expresión de molestia en su rostro. Arrugando la nariz y el labio al mismo tiempo. Una señal que, a pesar de no expresar exteriormente estar muy cabreado, precisamente anunciaba un enorme rencor e ira contenidos.— Con esa pierna rota no irás a ninguna parte. Y si aún así a ti también te apetece darte un paseo y desobedecerme, te romperé la otra y te obligaré a caminar con los huesos rotos para que al menos, uno de los dos disfrute de tu patético intento de huida.

Dicho esto, se volvió de nuevo hacia Aaron sin esperar respuesta por parte del chico. La presión que ejercía la mano del extirpador que estaba siendo víctima del servusfilum no era extremadamente dolorosa, pero a medida que los minutos pasaban, se hacía cada vez más y más intensa. Más dolorosa. Cortando la circulación de la sangre hasta tal punto, que si apretaba un poco más, probablemente el miembro terminase por teñirse de un color bastante desagradable.

En cuanto a ti, no te preocupes... con el tiempo te domaré. —sonrió y giró la muñeca. La varita hizo su efecto y la presión sobre el miembro se volvió verdaderamente peligrosa, amenazando a su víctima con obligarla a arrancarse literalmente el pene.— De alguna u otra forma terminarás arrodillado ante mi, justo igual que ahora. —Con un gesto leve, hizo el amago de dar el último giro de muñeca como si fuera a terminar con el sufrimiento del extirpador separándole aquel trozo de carne de una vez por todas. Pero se detuvo en el último instante con otra de sus sonrisas.— Aunque tengo que reconocer que me agradaría mucho más no tener que practicar la castración de ese... monstruo que tienes entre las piernas. Sería una gran pérdida ¿no crees?

Se inclinó hacia él y con la mano izquierda lo sujetó por la nuca. Después llevó sus labios cerca del oído, lamiendo el lóbulo como tanto le gustaba y tras morder con fuerza como despedida, le susurró:

Pero siempre nos quedará la puerta de atrás. Al fin y al cabo, un sumiso debe entregarse siempre a su amo...

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Dero G. / Joseph M.
Edad del pj : 40
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 1.850
Lealtad : A sí mismo
Patronus :
RP Adicional : ---
Mensajes : 93
Puntos : 41
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5837-egon-auerbach-ficha http://www.expectopatronum-rpg.com/t5849-egon-auerbach-relaciones#86078 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5850-egon-auerbach-cronologia#86082 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5848-egon-auerbach-correspondencia#86076
Egon AuerbachExtirpador

Dorian Richter el Dom Jul 08, 2018 7:05 pm


—Tú. Deja de moverte. —


En un primer momento, Dorian no entiende a quien se dirige Egon. Casi debe reprimir su instinto por buscar a otra persona tras él. Pero Auerbach se refiere a él, y el chico consigue fruncir el ceño por encima de todo el dolor, preguntándose en qué momento lo ha visto moverse. ¡Si con esfuerzos puede mantenerse consciente! Aún así, el adolescente consigue sacar algo en claro de todas aquellas amenazas innecesarias: Egon está realmente molesto con él. Lo suficiente para no atener a razones. El moreno no va a conseguir salir tan bien parado como querría, no al menos como la víctima indefensa que no tuvo nada que ver con terminar allí siendo torturado. No para una mente tan retorcida y cegada como la del extirpador.

Solo hay que ver como maltrata a su propio igual. Quizás porque ha tocado a su juguete preferido, o a lo mejor solo porque ha conseguido cabrearlo igual que podría hacerlo alguien que confundió su propio almuerzo con el de Egon. A saber. Sea como sea, es tan perturbador para Dorian ver como destroza su miembro viril con un simple hechizo, que el chico termina apartando la mirada, demasiado turbado y temeroso de ser el siguiente. Acaba cerrando los ojos fuertemente cuando dos lágrimas más desbordan por sus párpados. Si Egon habla de domar y de violar por detrás a un extirpador cual sumiso obediente, no quiere imaginar lo que hará con él cuando se fije en sus palmas manchadas de sangre aún fresca por los cortes recién abiertos. Despertará su apetito y lo destrozará como un puñetero vampiro hambriento.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Asa Butterfield
Edad del pj : 18
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Squib
Galeones : 3.850
Lealtad : A sí mismo
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 77
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5690-dorian-h-richter#83727 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5707-dorian-richter-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/

Aaron O'Neill el Sáb Jul 14, 2018 6:30 am

Por unos cuantos segundos, Egon parecía haberse olvidado completamente de lo que estaba haciendo, del hecho de que se encontraba justo allí, manipulando a Aaron para que básicamente estuviese cerca de estrangular su propio pene, para únicamente concentrarse en Dorian, señalándole que no debía moverse, como si fuera posible que aquel pequeño, como se encontraba de débil por el tiempo en prisión, y encima con la quemadura en el cuello, la pierna rota y las heridas fuese capaz de siquiera pensar en huir, no, en aquellos momentos seguro su mente se encontraba demasiado ocupada, o probablemente demasiado nublada como para al menos formular un plan sólido, que no acabase en más sufrimiento para él.

El castaño no podía concentrarse demasiado en sus propios pensamientos, víctima de aquel hechizo, sus nervios estaban bastante afectados y mantener la concentración le parecía algo difícil, por no decir imposible, incluso se estaba estrangulando el miembro de manera involuntaria, en algunos momentos le producía más dolor que en otros, dependiendo que cómo reaccionara el hechizo. Parpadeaba de forma bastante frecuente, algunas veces con un sólo ojo, otras veces con ambos, necesitaba deshacerse de aquel duro control ya, parecía incluso tener un tic, estarse volviendo loco o algo por el estilo, pero nadie podría verse completamente normal estando en medio de aquella situación.

Se le hacía gracioso el simple hecho de que Egon intentara domarlo, precisamente porque Aaron era todo lo contrario a lo que el pelinegro pretendía que fuese, o por lo menos, lo que demostraba. Aaron era desafiante, no se dejaba dominar por nadie, a menos que fuese por su propio interés, porque así lo deseaba, pero no podía considerarse el esclavo de nadie, ni siquiera por sexo, porque él jamás se mostraba de aquella manera frente a alguien, y aquel hombre no sería la excepción. Se le hacía difícil articular las palabras, y de hecho, ya era la única acción que podía tomar sobre su cuerpo, no tenía demasiadas opciones, realmente ninguna, y sentía que cada vez, la presión en su entrepierna era más fuerte y podría afectarle más, debía evitar que le pasara algo, ¿qué sería de él sin su pene? Claro que, lo primero que haría sería darle una muerte lenta a Egon si siquiera llegara a producirle daños irreparables.

Es gracioso... — Articuló una parpadeante sonrisa, le costaba mantener las expresiones faciales en aquella condición — Debes estar bastante afectado para siquiera creer que eres capaz de domarme, me compadezco — Sonrió nuevamente, esta vez un poco mejor hecha, y con algo de burla en su rostro. Apenas y pudo darse cuenta de aquel movimiento que hizo, en el cual parecía buscar literalmente que se arrancase su pene de un jalón, sin embargo, sus pensamientos estaban un poco retardados entre tanto, y no tuvo reacción alguna, probablemente también porque sabía que no era tan fácil que se lo fuese a arrancar, y más precisamente porque no lo creía capaz, y si llegaba a atreverse, las consecuencias iban a ser grandes.

Sé muy bien que te gusta la puerta trasera, pero perfectamente puedo conservar ambas — Trataba de no darle demasiada importancia, al menos no frente a los ojos del hombre, pero sí, para él sería una pérdida más que grande, y es que no podía imaginarse pasando una vida sin pene, sencillamente, no podía hacerlo — No tengo amo, y no necesito tenerlo para utilizar la puerta que más me plazca — Sus palabras aún tardaban más de lo usual, su mano continuaba exactamente en el mismo lugar, la otra temblaba a un lado de su cuerpo, y él literalmente se agitaba como un papel al viento, sentías literalmente volverte loco mientras tenías los nervios afectados, y es que no había nada de lindo en tener nulo control sobre tu cuerpo, no poder hacer nada mientras que tú mismo te estrujas el pene fuertemente, mientras que no había podido terminar aquella tortura que tanto lo emocionaba, pero ahora que sí estaba en la que lo había traído hasta aquí, no se perdería aquel momento con Egon por nada del mundo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 84
Puntos : 56
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.