Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

World so cold [Priv. Beatrice A. Bennington]

Laith Gauthier el Vie Mayo 25, 2018 11:24 pm

Mayo 13, 2018.
Calles de Londres, 03:00am.
7ºC, parcialmente nublado.

No había dormido nada, y no era raro ya para él. Era su segunda noche sin dormir, después de todo. Tumbado a oscuras en el sofá de su casa, un vaso de café en la mano y de fondo sonando Three Days Grace. No quería quedarse en silencio, no deseaba encontrarse a solas consigo mismo y sus pensamientos. Cantaba en voz baja, con los ojos cerrados, con las paredes insonorizadas no había nadie a quien pudiese perturbar con su ruido, y un cigarro en la mano que calaba de tanto en tanto hasta pasar a ser sólo una de las tantas colillas que casi desbordaban su cenicero.

Se sobresaltó, sin embargo, cuando su teléfono zumbó encima de su estómago. Se incorporó un poco, dejando el café en la mesita de centro y tomando el aparato. Con una clave numérica desbloqueó su móvil, siete mensajes no leídos de “Gemela/novia”. El estómago se le encogió haciendo un vacío que le dio asco y su corazón dio un vuelco segundos antes de empezar a latir con fuerza, agitado, adolorido. Se mordió el labio inferior, ¿debería no leerlos y esconderse como un vil cobarde?


Nada bueno puede empezar con esas tres palabras, lo intuyó desde el principio del todo. Beatrice había acabado descubriendo la inminente noticia sobre lo sucedido con su hermano y, como era de esperarse, ella no estaba bien. Lo necesitaba. Era momento de dar la cara y dejar de huir a lo inevitable. Se le habían llenado los ojos de lágrimas con todos y cada uno de sus mensajes, sus latidos dolían, es una opresión en el pecho que no dejaba descansar unos sentimientos heridos por el frío que congelaba todo a su paso.

Porque era eso, sentía frío. Estaba abrigado como si estuviese en pleno invierno y no ya en primavera. Laith siempre sentía frío cuando estaba triste, y se había dejado abandonar sólo unos días por la tristeza. Las aves heridas tienen que parar y descansar el ala dañada antes de volver a emprender el vuelo. Respondió a cada uno de sus mensajes, al final le pidió su ubicación. Tenía que ir por ella. Se lo debía. Se puso de pie y se guardó el teléfono y la varita en el bolsillo del pantalón, se colocó los auriculares inalámbricos para coger su casco y sus llaves.

Robín intentó detenerlo, volándole en frente del rostro, Laith sonrió tristemente. — Cariño, quédate dentro, no tardaré nada —prometió, poniéndole el dedo para que se detuviese en este, acariciando su pechito con su pulgar. — Vuelve a dormir, estaré bien —esta vez, Robín no era capaz de consolarle el alma. El pajarito no parecía convencido, pero accedió a quedarse y se metió en ese nidito que había hecho en la casa del sanador.

Entonces, salió a la calle, y el viento lo golpeó con fuerza, calándole en los huesos. Montó la motocicleta y esta rugió con fuerza, rompiendo la noche con sus luces ahora encendidas antes de arrancar. Conocía más o menos la ubicación, así que cogió la calle emprendiendo la carrera contra la luna que de vez en cuando se escondía entre las nubes. No podía evitarlo. La congoja lo invitaba a lamentarse, pero no podía dejar que las lágrimas nublasen su visión mientras conducía. El camino le pareció eterno, aunque no fue de más de veinte minutos.

La vio parada justo donde le dijo que lo esperara, y detuvo el vehículo justo a su lado. Se quitó el casco, acomodándolo sobre el asiento, y desmontó. La miró en silencio sólo dos segundos antes de abrirle los brazos, recibiéndola con fuerza, apretándola entre su cuerpo, como si deseara unir con un fuerte abrazo todas las piezas rotas de aquel rompecabezas que era Beatrice Bennington en ese momento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 24.705
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 948
Puntos : 776
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Beatrice A. Bennington el Sáb Mayo 26, 2018 1:23 am

Habían pasado varias horas desde que Gwendoline le había dado aquella horrenda noticia. No era capaz de aceptarla completamente aun, y tenía la esperanza de que en cualquier momento fuera a despertar para descubrir que todo era una cruel pesadilla. Pero sabía que no era así. Sabía que todo estaba siendo real. Todo su ser estaba destrozado, se sentía perdida y ver todas las fotografías que tenía en la habitación, no hacía más que seguir deprimiéndola.

Además, como si fuera poco, la hora parecía avanzar sumamente lento, haciendo la noche eterna. Pero algo le decía que su vida ahora sería siempre de esa manera: Lenta, monótona y sumamente fría. Eran las tres de la mañana cuando se quedo sin lágrimas, cuando su cuerpo le pedía dormir, pero su mente no parecía estar de acuerdo.

En algún momento, sintió la necesidad de buscar apoyo en aquella persona que nunca la podría defraudar. Necesitaba expresar lo que sentía. No tardo en buscar a Laith en sus contactos, enviándole mensajes con las manos temblorosas. Hubiera buscado a Gwen, pero no se sentía capaz. Le había preocupado toda la tarde, la mayor no necesitaba que ahora Bea también le molestará en sueños.

Suspiro nuevamente, intentando calmar su corazón acelerado y adolorido. Beatrice tenía la leve sospecha de que nada volvería a ser como antes. De que ella, ya no era la misma persona. Como si quisiera asegurarse de que seguía siendo la misma, miro su reflejo en el espejo que tenía en la pared.

Fue una chica destruida la que le devolvió la mirada en el reflejo. Una chica demasiado pálida, con ojos hinchados y rojos. Con una mirada vacía, oscura, que parecía solo ver una tormenta eterna. Fue el sonido de su móvil, el que la llevo a alejarse del espejo. Era Laith, quien no había tardado en responderle los mensajes. Al parecer, tal como ella, no era capaz de dormir. Beatrice no tardo en enviarle su ubicación.

Ni siquiera se molesto en cambiarse la ropa por una más abrigada, limitándose a usar un suéter que anteriormente había pertenecido al mismo chico que iría a ver en ese momento. Le envió un mensaje a Gwendoline, donde decía claramente que estaría fuera durante unas horas, pero que estaría bien y no haría tonterías, antes de salir de casa.

✦✦✦

━ Tengo miedo. ━ Fue lo primero que dijo, entre los brazos de Laith. Su amigo no había tardado, y en cuanto lo vio, se lanzo a sus brazos como si fuera una niña asustada. Lo cual no era tan errado, porque realmente estaba asustada, solo que no porque un monstruo pudiera estar bajo su cama. Si no, por algo mucho más grande y real. ━ Quizá… quizá si le hubiera dicho que vuelva, en vez de sentirme orgullosa por sus acciones, ahora mismo estaría sano y salvo. Estaría conmigo. ━ Si, se sentía extremadamente culpable, aun cuando realmente, no era su culpa.

Se separo un poco de su amigo, para poder observarlo, siendo capaz de ver unas cuantas ojeras bajo sus ojos y el color rojizo que estos últimos tenían. Había estado llorando, Beatrice lo sabía. Era como verse a sí misma nuevamente en el espejo. ━ ¿Estará bien?... ¿Estaremos bien?... ━  Pregunto finalmente, sin estar segura. De haber podido, estaría llorando en ese momento. No podía soportar todo lo que estaba sucediendo. No podía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Laith Gauthier el Jue Mayo 31, 2018 9:33 pm

Sintió que una parte de su mundo se destrozó y cayó hasta sus cimientos en cuanto abrazó a Beatrice. Su corazón latía con fuerza, agitado cuanto doloroso, apretándola contra su pecho y oyendo su voz que le pareció cansada. — Yo también tengo miedo —le confesó en voz baja. Y fue una puñalada en el pecho que ella dijera que se sentía en parte culpable por ello. — Escúchame bien lo que te digo: tú no tienes la culpa. Y el hubiera no existe, yo también estaba en parte orgulloso, pero… para él era peor estar sin su hija, sabes que no te hubiera escuchado.

Uno debía ser realista y él, lastimosamente, era quien hoy tenía ese papel. De hacer caer a Beatrice en la realidad dura, y de mantenerse a sí mismo los pies en la tierra y no abandonarse a la pena. A veces costaba tanto convencerse que las cosas sólo podían haber sido de la forma en que se dieron, y odiaba que le tocara a él afrontarlo. Adae primero, luego fue Steven. En ocasiones quería pensar que eran parte de un plan superior y poner su fe en una personalidad religiosa pero ¿qué clase de Dios permite que inocentes sufran la ira del poder?

Él… él va a estar bien, cariño, tenemos que esperar lo mejor para él… Es un hombre duro, ya verás que encuentra la solución… —quería ser optimista, y ser optimista en ese momento dolía. Porque Laith lo sabía, sabía que ser un hombre duro ahí no servía, iban a doblegarlo. Mientras más sobreviviese, más difícil sería en el futuro. Saberlo dolía. Y dolía más pensar que muerto estaría mejor. — Y nosotros… nosotros tenemos que estarlo, por él, para cuidar de Alexandra… Tenemos que ser fuertes y estar bien —pero cómo jodía ser fuerte.

Le besó la frente y volvió a abrazarla. Por algún motivo, Beatrice le proveía calor, ¿probablemente porque de ella sentía cierta comprensión por lo que sentía? Nadie más que Beatrice Bennington podría entender lo que estaba sintiendo en ese momento, porque seguramente ella lo sintiese aún peor. Era su hermana, después de todo, desde el momento en que nació, y ahora la vida le decía que tenía que sentir adelante sin su hermano, porque la vida no espera a que dejen de estar de luto para seguir con su curso. No era justo, sino cruel.

¿Quieres que vayamos a mi casa? Prepararé chocolate y prometo ponerle bombones —trató de animarla, forzando una leve sonrisa. Sacó de debajo del asiento un casco más pequeño de acompañante, y le dio el suyo que era mucho más seguro. — Ten, ponte esto, sé que eres una cabeza dura, pero por protección —estaba intentando jugar con ella para ver si conseguía al menos sacarle una sonrisa. Se colocó su propio casco y montó la motocicleta, permitiendo que ella envolviese sus brazos a la altura de su estómago para sujetarse de él.

Una parte de su interior estaba mucho más tranquila de estar con ella. Al menos la tenía en la seguridad de él, donde él podría cuidarla, abrazarla y conversar con ella toda la noche si le hacía falta. No necesitaba nada más en ese momento. El camino, por razones obvias, lo pasaron en silencio, hasta llegar a aquel estacionamiento oculto donde Laith dejaba su motocicleta para evitar problemas, pues residía en la zona mágica de la ciudad. Estacionó y guardó el casco que él llevaba bajo llave, un hechizo de ocultamiento y tomó a la rubia de la mano para llevarla a su departamento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 24.705
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 948
Puntos : 776
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Beatrice A. Bennington el Jue Jul 05, 2018 12:48 am

Aquella horrible noticia había llegado de un momento a otro, de forma inesperada y cruel, llenándole el corazón de una tristeza que nunca había sentido. Beatrice era una persona juguetona, alegre por naturaleza y un poco insensata, por ello casi nunca se dejaba llevar por la tristeza o por el dolor, pero en esa ocasión, era algo que no podía evitar. Era su hermano, y así como ella podía llegar a ser su luz, él era la guía en su camino, lo que le ataba a la tierra y le ponía los limites necesarios para no terminar en un aprieto. Pero ahora no estaba, y dolía.

Dolía porque hablaban como si estuviera muerto, dolía porque sabía que si lo volvía a ver él no sería igual, dolía porque sin su presencia, se sentía perdida en un mundo demasiado oscuro.

Asintió en silencio ante sus palabras, pero eso no quitaba aquel sentimiento lleno de culpa que se instalaba en ella de una forma despiadada. Porque ciertamente, ¿y si lo hubiera detenido? ¿Y si le hubiera dado buenas razones para quedarse y no hacer semejante tontería? Todo terminaba siendo una infinita cadena de “¿y si…?” que la ponía de mal humor, porque ya nada podía hacer para cambiarlo.

Sabía que Laith mentía, lo hacía por su bien claro, pero mentía. Ambos tenían sumamente claro que no importaba lo fuerte que seas, en el interior de ese lugar, de seguro todos terminaban siendo seres humanos totalmente diferentes. El encierro, las torturas seguramente, y los experimentos… no, Steven no volvería a ser el mismo. El asunto era de terror. ━ Ser fuertes… eso no suena fácil ahora mismo. ━ Murmuro, volviéndose a acurrucar contra su amigo. Encontraba en él la misma calidez que había sentido cuando Line la había abrazado, pero había algo diferente: Un dolor compartido.

━ … Espero mi tazón tenga más bombones que el tuyo. ━ Y esa era su manera de decir que iría con él, sonriendo de forma tan leve al escucharle decir cabeza dura, que hasta podría haber sido una sonrisa imaginada. Se puso el casco de inmediato, montando la motocicleta y envolviendo sus brazos alrededor de su amigo para sujetarse.

El viaje fue relajante a su manera, pero corto según ella. Por alguna razón quería quedarse eternamente en la motocicleta, dando vueltas por todos lados, junto a Laith. Pero no era posible, y no le quedo de otra que bajarse, entregarle el casco y dejarse llevar hasta el departamento. No le tomaron importancia a si alguien la veía, quizá por la hora, o quizá porque ninguno estaba realmente preocupado de eso ahora mismo. Tenían otras cosas en mente, y un dolor tan fuerte que no daba espacio para nada más.

Fue cosa de abrir la puerta, para que Robín volara de inmediato hacía Laith, buscando su atención. A Beatrice le daba la sensación de que el pequeño pajarito sabía que su querido dueño/Amor no estaba bien, y le causaba gran ternura que intentará animarlo de alguna manera. Le recordaba a sus propias mascotas, aquellas que de seguro se encontraban durmiendo en casa. ━ ¿Sigue Ludo contigo? ━ Pregunto en voz baja, casi como un susurro, mientras inspeccionaba el departamento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Emily Kinney
Edad del pj : 27
Ocupación : Fugitiva
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.485
Lealtad : Pro Muggle
Patronus : Dacnis azul
RP Adicional : 000
Mensajes : 507
Puntos : 168
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5517-beatrice-bennington-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5523-beatrice-bennington-relaciones#81381 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5535-cronologia-de-bea http://www.expectopatronum-rpg.com/t5520-buzon-de-beatrice-bennington#81362

Laith Gauthier el Mar Jul 10, 2018 7:59 am

En ocasiones, sólo la mentira podría protegerlos de la verdad. Una verdad que, si bien sabían, no podían aceptar o digerir, no querían aunque la tuvieran clara. — Lo sé, cariño, lo sé —suspiró, apretándola entre sus brazos donde ella podía reposar. Siempre habían sido para el otro una pared donde recargarse si estaban demasiado cansados. Esa noche, los dos se derrumbaban hasta sus cimientos, dos aves que se detenían en el suelo un rato a sangrar, sabiendo que después tendrían que alzar el vuelo de nuevo. En ese momento no lo creían, pero vendrá la alegría tras un gran dolor, como siempre sucede.

Viajaron, y en ese viaje no sonó sino otra cosa que el silencio y el viento que era roto contra los cascos. Más rápido de lo que los dos hubiesen deseado, esta vez desprovistos de miedo. Es decir, no es que les importara, pero sí tomaban sus precauciones cuando estaban en terreno mágico. Hoy, simplemente se concentraron en llegar, y esa ya era una victoria. Abrió la puerta con sus llaves y al siguiente instante ya estaba recibiendo a su pequeño amiguito, preocupado por él, revoloteando alrededor de su rostro hasta detenerse en el dedo de Laith.

Tranquilo, ya llegué —lo calmó dulcemente, acariciando su alita con uno sólo de sus dedos. Pasearon a tientas, acostumbrando sus ojos a la luz, mientras Laith corría la cortina para que ojos indiscretos no mirasen. — ¿Ludo? No, regresó hace tiempo con su dueño —contestó, pues el perro ya no formaba parte de los miembros de esa casa. Laith fue hacia su cocina para comenzar a preparar chocolate caliente. En su pecera, Scar y Bob despertaban y nadaban hacia el cristal, confundidos por la luz a semejantes horas de la noche.

Laith no podía evitarlo, seguía dándole vueltas al destructivo pensamiento. Beatrice no tenía la culpa, sino él. Él tuvo la culpa de una parte importante, pues aunque no fue quien jaló del gatillo, sí fue quien le puso el arma en la mano. Y no se atrevía a decirlo, mientras sus manos se movían entre los utensilios de cocina y buscaba bombones para ponerlos a flotar sobre el chocolate de la taza. Dejó las tazas sobre la mesa de centro de su sala de estar y tomó el cenicero para vaciar las colillas que se apilaban casi cayendo del contenedor de lo lleno que se encontraba.

Dejó el cenicero en su lugar en la mesa de centro y se tumbó en uno de los lados del sofá que formaban la “L”, en el corto, para ser precisos. Cojines debajo de su cuerpo le daban una postura semirecostada. — Yo tuve la culpa, quiero decir… fui responsable —le dijo, sacando su portátil de debajo de un cojín al sentir que la aplastaba y dejándola en el suelo. — Yo le conseguí la identidad, debí… haber sido más razonable —confesó, pues ya no quería seguir soportando ese peso. El peso de sentir que, de cierto modo, estaba engañando a Beatrice.

Hay un tipo de engaño que no es mentira en sí misma. Omitir información también es no ser honesto. Se estiró, encendiendo un cigarrillo, el primero de la pila que seguramente se formaría nuevamente en el cenicero. Robín, por su lado, le miraba acongojado, Laith podía sentir su mirada desde donde el pajarito se encontraba de pie y pronto fue a acurrucársele cerca, a lo que el humano respondió distraídamente recorriendo sus plumitas con su dedo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 24.705
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 948
Puntos : 776
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.