Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Sky is fallin'

Jerzy Zieliñski el Sáb Mayo 26, 2018 3:08 am

Cualquiera podría decir que era una locura ponerse en riesgo por comprar unos omniculares pero en verdad los necesitaba. Los que solía tener se habían descompuesto porque aparentemente no eran de muy buena calidad y el hechizo se había desvanecido así que necesitaba comprar unos que me sirvieran bien y que no fueran un bodrio. Para ello, primero tenía que hacer una parada en el mundo muggle y vender una preciadísima pastilla de MDMA con la cabeza de Donald Trump para poder comprarlos, pero por suerte tenía dos de esas.

Una vez en el Callejón Diagon me palpé el bolsillo del pantalón para asegurarme de que la pastilla siguiera ahí y después caminé hacia el Caldero. Llevaba puesta una túnica ridícula –no las solía usar y me parecían una cosa estrafalaria e innecesaria de parte de los magos- para disimular, porque a los mortífagos les encantaban sus atuendos conservadores, con la capucha de la misma puesta en la cabeza. Caminaba a paso rápido pero seguro, no como si estuviera huyendo de alguien, aunque sí llevaba aferrada la varita en mi mano izquierda.

Miraba atentamente a todos lados y entonces fue cuando la noté, imposible no hacerlo. Las semiveelas siempre tienen ese aire que te hace voltear a verlas aunque no quieras. Y a ella la conocía bien. Nuestros padres se habían conocido en el pasado y yo la había visto un par de veces en persona, suficiente para no olvidarme de su cara, por obviedad.

Hablarle era un riesgo, pero si mal no recordaba, su madre había sido liberal y Ferdynand no se habría amistado con ella si las cosas tuvieran algo turbio. Porpentina era mestiza y eso significaba que era poco probable que estuviera con los mortífagos. De hecho, no tenía ni la más remota idea de qué diablos hacía en Londres, con el clima tan turbio como estaba. Pero no lo pensé; toda esa paranoia, toda esa locura y ese miedo que tenía a raíz de la muerte de Ferdynand se desvaneció, debo admitirlo, por una cara bonita. Una cara bonita, conocida y confiable, o eso quería creer.

Me acerqué a ella y le toqué el brazo, quizá en un movimiento demasiado brusco. Al notarlo no me quedó más que quitarme la capucha rápido para evitar una desgracia, que gritara o algo. -Lo siento, soy yo…Zieliñski…-le dije en voz baja. Debía entenderlo, ¿no? que el clima peligroso me llevaba a actuar como un criminal que susurraba. La miré a los ojos en espera de una reacción que me indicara si me había equivocado o no. Me reconocía, ¿cierto? Tenía que reconocerme, por Veles.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Timothée Chalamet
Edad del pj : 17
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.500
Lealtad : Orden
Patronus : Pulpo
RP Adicional : 000
Mensajes : 9
Puntos : 4
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5936-jerzy-zielinski#87385 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Porpentina Schweinsteiger el Sáb Mayo 26, 2018 3:42 am

Llegar a un país en el que nunca había vivido le costó demasiado.  Sí logró viajar alguna vez con Freddie antes de que el mundo se volviera loco y Voldemort reclamara su supremacía sobre todos los magos, pero había sido casual y realmente no se asemejaba en lo absoluto a la experiencia que estaba viviendo en esos momentos. Para empezar no sabía exactamente qué era correcto y qué no, lo último que necesitaba era que la arrestaran por utilizar un telefono celular o peor, que la mataran por pensar que era igual de loca extremista que su madre. La verdad también estaba cuidándose muchísimo y por eso, aun que las odiara, también estaba usando una túnica anticuada en esos momentos.

Tenía que mejorar su guardarropa, algunas personas en el Ministerio de magia le recomendaron visitar el callejón Diagon, donde además de túnicas podía encontrar toda clase de objetos para que su hogar pareciera más mágico y no la acusaran de ser una nomaj cualquiera, o cosas así. Los Mortífagos eran unos locos (a su parecer).

Sin embargo recién pasó la pared de ladrillos del Caldero Chorreante cuando, de entre una de las tiendas, una persona la tomó del brazo de una manera que casi le pareció desesperada. Porpentina se giró extrañada y claro, reconoció de inmediato a Jerzy, no solamente por que era el hijo de un amigo de su madre, si no por que había visto algunos anuncios de búsqueda en el periodico.

Sí, si sé quién eres. Sh, cállate, te van a escuchar. - Le murmuró y volteo a todos lados asegurandose que nadie los observara, lo cual era complicado por su naturaleza mágica, no era buena pasando inadvertida.  Tomó a Jerzy de la mano y lo guió hacia uno de los callejones cercanos, sentía que hacía algo ilegal solo de hablar con él así que el corazón le iba a cien y las mejillas se le pusieron rojas.

¿qué haces a plena luz del día? Escuché que estás escapando, ¿Quieres que nos maten verdad?... - Su rostro parco dibujó una mueca de sonrisa, al final de cuentas le daba algo de tranquilidad saber que no estaba completamente sola en ese lugar.  ¿Soy yo o creciste como dos pulgadas?... diablos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alexandra Tikerpuu
Edad del pj : 23
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 700
Lealtad : notyet
Patronus : Bengalí
RP Adicional : 000
Mensajes : 13
Puntos : 3
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5934-porpentina-w-schweinsteiger#87350 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5939-relaciones-de-tini#87397 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.