Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

We will never be separate worlds ┊Priv.

Claryssa O'Neill el Vie Jun 01, 2018 3:17 am


Residencia O'Neill ┊17:30 pm ┊Atuendo


Secret:
+18
Existe un post con escenas y palabras no aptas para todo publico. Pedimos discreción.

━ No puedes hacerme esto Clary. Teníamos planes juntos, muchos planes. ¡Llevas el anillo de mi familia! ¡Planeábamos tener una vida juntos! ━ La mencionada le miro con aburrimiento, como si aquellas palabras fueran simplemente eso: Palabras. Como si no tuvieran ni una pisca de verdad. ━ ¿De verdad simplemente te irás? ━ Esta vez el hombre susurro, negándose a decirlo en voz alta, como si así pudiera evitar que todo eso que estaba ocurriendo, se hiciera realidad.

━ Tony… ━ Claryssa saboreo aquel nombre, como si fuera la última vez que lo fuera a decir, dejando sus maletas flotar libremente por aquel lugar. Por aquel hogar que ambos habían logrado crear. ━ Sabias que Francia era temporal, te lo dije desde el comienzo. El hecho de que porte el anillo de tu familia y que nos hubiéramos comprometido, realmente no significa nada. ━ Sin dar vueltas, sin mentir. Directa como toda una O’Neill. ━ De hecho… ━ Miraba fijamente aquel hermoso anillo, deleitándose por su espectacular brillo y el diseño que simplemente le había hecho enamorarse desde el comienzo, antes de quitárselo y entendérselo a Anthony, como si le diera igual acabar con su relación. Realmente si le daba igual.

Le había dejado claro desde el comienzo lo que significaba formar parte de su vida, y si bien ella en partes se había dejado llevar también, siempre le había dejado en claro su postura. Si él no había sido capaz de alejar sus sentimientos de aquella relación, a pesar de las advertencias, era su problema.

El silencio se hizo presente unos segundos que parecieron eternos, antes de que Tony simplemente se fuera a encerrar en uno de los cuartos, dejándole con la mano extendida. Lo único que la chica pudo escuchar, fue un grito desgarrador.

♫♫♫

━¿Así que simplemente lo dejaste y te robaste el anillo? De tu madre solo tienes el físico, debo decir. ━ Menciono su tía, burlona, a través de su móvil. Lilian O’Neill, de 47 años, era lo que actualmente llamarían una viuda negra: Una mujer con un pasado lleno de hombres, que actualmente estaban muertos y de los cuales había heredado el suficiente dinero como para que sus hijos, nietos, y hasta tataranietos pudieran vivir cómodamente sin la necesidad de trabajar. O así sería si al menos la mujer hubiera tenido hijos. ━ Debiste haberte casado con él. Es un mago muy codiciado, sabes. ━

━ Ignorare el hecho de que me has comparado con… ese hombre, solo porque te has ganado mi respeto luego de tantos años. ━ Fue lo primero que dijo, ignorando a su lado idiota, ese que le pedía decirle a su tía que realmente la quería. Porque vamos, claro que la adoraba. Esa mujer era puramente maldad, y si había algo que atraía a Clary de muchas maneras, era eso. ━ No estoy hecha para el matrimonio. ¿No crees que la libertad es algo mucho más apasionante? Ah, te dejo, ya llegué a casa. ━ Y corto la llamada, sin siquiera dejar a su tía despedirse. Aunque no tardo en recibir un mensaje que decía “púdrete” en francés, haciéndola sonreír.

El exterior de su hogar estaba tal como lo recordaba. Al parecer su hermano había cuidado muy bien de la mansión en su ausencia y sintió nostalgia. Su madre estaría encantada con las rosas, sus favoritas. La puerta se abrio sin necesidad de nada pues aquel lugar la reconocía como una O’Neill, como una las pertenecientes de tal exquisita familia.

━ … El mejor recibimiento del mundo. ━ Dijo en voz alta, intentando llamar la atención de aquel grupo. AQUEL GRUPO HACIENDO ALGO LLAMADO ORGÍA. ━ Aaron, Aaron. Mínimo que sea en tu habitación. ━ Rodo los ojos, sonriendo levemente, divertida.

━ ¡Pero mira que hermosa eres! ¿También vienes a divertirte con nosotros, nena? ━ Un tipo, alto, con cara de modelo playboy, pero que de seguro había sido follado por su hermano, le había abrazado por los hombros. ━ ¡Eh, Aaron! ¡Me la pido! ━ Claryssa ni se inmuto. No hizo ademan de separarse, ni intento hablar. Solo le envió una venenosa mirada, y luego observo a su hermano, como diciendo: Es tu invitado, así que tu te haces cargo.

Qué lindo era volver a casa.


Última edición por Claryssa O'Neill el Dom Jun 03, 2018 4:23 am, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lily Collins
Edad del pj : 22
Ocupación : Magizoologa
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.351
Lealtad : Familia
Patronus : -
RP Adicional : ---
Mensajes : 38
Puntos : 11
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5954-claryssa-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/t5957-clary-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5958-correo-de-clary#87600
Claryssa O'NeillMagos y brujas

Aaron O'Neill el Sáb Jun 02, 2018 5:49 am

Así, así... ━ Se encontraba acostado sobre uno de los sofás largos de la sala, Nessa estaba acomodando su enorme trasero sobre él, mientras que Aleksander se encontraba recostado justo junto a él, devorando sus labios de forma voraz, dando cabida a los choques entre las lenguas, las cuales se enredaban y exploraban la boca ajena con total libertad, no era ni de cerca la primera vez que se besaban, o que tenían sexo, y tampoco era una de las primeras veces que estaban juntos en una orgía. Desde hace ya un tiempo que se habían armado un grupo de siete personas fijas, todos se conocían bastante bien, y disfrutaban del sexo casual entre ellos, y se preguntaron, si ellos lo disfrutaban tanto, ¿Por qué no hacerlo todos juntos? Y sí, así fue como ocurrió, con el simple deseo de ver el placer multiplicado.

Acostumbraban a reunirse ocasionalmente, una vez a la semana o una vez cada dos semanas para hacer una orgía, en ocasiones añadían a una persona de más o a una de menos, pero en esta ocasión estaban justo los siete de siempre. Aleksander era precisamente su favorito de todos ellos, ¿Por qué? Pues, solo hacía falta echarle un vistazo al hombre para darse cuenta de porqué lo prefería, es que vamos, ERA UN MALDITO ADONIS, alto, musculado y bien definido, cabello castaño, barba corta y preciosas facciones, era de esa clase de hombres que veías en la calle y sentías la irrefrenable necesidad de bajarle los pantalones y tener sexo con él en plena calle, ¿O es que esas cosas solo le pasaban a Aaron? Quizás. En fin, ese maldito hombre era como su fantasía sexual interminable, y adicionado a todo lo del físico, era sumamente agradable e inteligente, era bastante fácil entablar una conversación con él y podían estar practicando por horas, aparte de eso era buenísimo en el sexo, al punto de que el kamasutra ya se quedaba lento del lado de ellos, pero él jamás se cansaría de tener relaciones con él, imposible.

Nessa, a decir verdad, también era una de sus favoritas, tenían una muy buena conexión, y la mujer tenía un físico demasiado bestial, debía admitirlo. El punto es que allí estaba, penetrando con todo lo que tenía a la pelinegra, mientras que sus manos jugueteaban con el rostro y los pezones de Alek a la par que sus lenguas se mantenían en frenesí, chocando la una con la otra, enroscándose entre ellas y saboreando muy bien ese conocido territorio para ambas, cuando escuchó esa voz tan familiar, pero tan desconocida a la vez, por el simple hecho de no haberla escuchado ni una vez durante los últimos años.

Sus ojos se aguaron de inmediato, y casi todos los que estaban en el lugar pararon con el acto sexual para observar fijamente a la chica que entraba, esa piel blanquecina, el estilo, el pequeño rostro y las facciones tan atractivas, era inconfundible, era su querida hermana pequeña. Se quedó paralizado por unos segundos, aún dentro de la chica, viendo como el castaño a su lado no perdía tiempo y se ponía de pie, para acercarse a la más joven de la familia O'Neill, rodeándola con un brazo y afirmando que la pedía para él ━ ¡Hijo de puta! ━ Se escuchó el grito de Vanessa al ser arrojada al suelo por Aaron, con el único fin de quitársela de encima, y acercarse exactamente al lugar en el que se encontraba Claryssa con el moreno ━ Escucha, podrás ser muy guapo, caliente y de todo ━ Inmediatamente lo apartó del cuerpo de la chica, únicamente con el movimiento de su cuerpo, hasta arrinconarlo con la pared, deslizando su mano hasta el miembro erecto de Alek y masajeándolo suavemente, observando como en su rostro se dibujara una clara sonrisa cargada de lascivia ━ Pero como le vuelvas a poner una mano encima a mi hermana... ━ Sus palabras se vieron interrumpidas por sus labios acercándose a los ajenos, para dedicarles una suave mordida por un segundo, que luego pasó a ser una sanguinaria y feroz mordida, mientras que con su mano estrangulaba el pene del chico con todas sus fuerzas, llegando a ver su cara de sufrimiento y agonía ━ Te asesino con mis propias manos, maldito hijo de perra

Al separarse, la erección de su miembro cayó con rapidez, y su labio literalmente dejaba escapar chorros de sangre por la fuerza que le había aplicado, el hombre se separó de Aaron con una clara mirada de temor, él mejor que nadie sabía lo cruel que podía llegar a ser, lo conocía desde hacía varios años ya, y en más de una ocasión le había mostrado lo terrorífico que podía llegar a volverse dependiendo de la situación. Le dedicó nuevamente una mirada de pies a cabeza a la chica, estaba casi igual que como él la recordaba, a excepción que, al momento de irse ella hace tantos años, su cabello era largo mientras que ahora, era más corto, sus facciones se habían afinado un poco más con los años, pero estaba igual de preciosa que siempre. Le dedicó una sonrisa cargada de alegría, de esas que hacía años no esbozaba, e inmediatamente se abalanzó sobre ella, cogiéndola entre sus brazos y levantándola en el aire, dando vueltas con ella entre brazos ━ No sabes cuanto te extrañé, hermanita, bienvenida a casa ━ Procedió a bajar a la chica, permitiendo que sus pies tocaran el suelo nuevamente, y observándola al rostro, se fundió en un fuerte abrazo con ella.

Cuento dos minutos, y el que siga aquí se muere ━ Giró y les dedicó una mirada cargada de odio a todos los presentes, señalando con claridad que quería estar a solas con su visitante, o no, en realidad ella no era una visita, era una de las dueñas de la casa.

***

¿Se puede saber qué estuviste haciendo todo este maldito tiempo? ━ Le cuestionó. Se encontraba en unos bóxers negros que eran lo único que cubría su cuerpo, dejando toda su figura al descubierto, se había dado una ducha rápida, en especial porque sabía lo delicada que podía ponerse Claryssa en cosas al respecto, y es que vamos, no a cualquiera le gustaría que te toquen justo luego de acabar de hacer una orgía, en realidad, el solo pensar en eso resultaba raro. Se encontraban ambos en la cocina, él acabando con la mezcla para elaborar un pastel de fresas, que como él bien sabía, era el postre favorito de su hermana desde hace mucho, mucho tiempo.

Ya con la mezcla en un molde en el horno, se apoyó sobre la isla central desde el lado de la cocina, mientras que la pequeña Clary se encontraba del otro lado, sentada, observando cuidadosamente su rostro, a la vez que él hacía esto mismo, estando a pocos centímetros de ella, sin quitarle la mirada de encima. Empezó a mover sus cejas, de arriba hacia abajo en un divertido gesto ━ Me extrañaste, ¿Cierto? Dime que me extrañaste, no, mejor no me lo digas, yo estoy seguro de que me extrañaste ━ Sí, Aaron, el mismísimo extirpador del Área-M que solía ser totalmente frívolo, descarado, tajante, tener sangre fría para casi todo, ser increíblemente sarcástico y maltrataba a muchas personas que no eran de su agrado, se transformaba de una manera radical al estar frente a su familia, y ahora que ella era la única que tenía, la podía considerar su felicidad total, podía sentir como su corazón volvía a latir luego de tanto tiempo, únicamente por ver que ya tenía un motivo, alguien a quien querer, a quien amar y a quien cuidar, una hermana pequeña.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Claryssa O'Neill el Dom Jun 03, 2018 4:19 am

Cuando se vuelve al hogar dulce hogar, una espera muchas cosas. Encontrar un desorden monumental, a tu hermano paseando por la casa desnudo, no sé, cosas normales. Lo que no te esperas, pero que finalmente no te sorprende, es encontrarlo en el interior de una chica, muy guapa se debe destacar, y con otras personas montando una orgia. Cualquiera diría “¿No lo viste venir?” por el tema de su habilidad y eso, pero vamos ella intentaba mantener el uso a raya. Porque de verdad, ¿saben lo aburrido que se vuelve conocer el futuro? ¿Lo aburrido que es no poder sorprenderte por nada, porque ya lo sabías? Cuando la gente va, ella ya esta de regreso.

El tipo que se le había acercado, con obvias segundas intenciones, era guapo si, pero había sido usado por Aaron. Solo por eso no le coqueteo como tanto acostumbraba. De hecho, no hizo nada además de mirarlo, deseando tener la misma habilidad del basilisco. ¿Por qué sabes lo asqueroso que es, el hecho de que te toquen luego de haber estado en pleno acto sexual? No importaría si hubiera sido con ella, claro.

El mayor de los O’Neill no tardo en demostrar sus celos, alejando al tipo de ella y encargándose de dejarle claro que ella estaba prohibida. Había cosas que extrañaba de Londres, esas escenas no eran parte de eso. Era tan sobreprotector a veces, que la volvía loca, y al parecer, el tiempo separado no había ayudado a calmar eso de él. Bueno, de todas maneras, no es como si ella fuera muy diferente.

En menos de lo que puedes decir Quidditch, se encontraba en los brazos de su desnudo hermano, con los pies lejos del suelo. Clary soltó una suave risa, ante tanta emoción de su parte. Mira, al parecer la había extrañado muchísimo. Lamentablemente ni siquiera sintió culpa por eso, después de todo, ella solo había hecho lo que tenía que hacer. Pero vamos, ahora estaba de regreso, y no se iría. No sin avisar al menos. ━ Podrías ducharte antes de tocarme al menos. Mira que detestaría si se me contagia las pulgas de ciertas perras. ━ Toda una ternura.

⋆⋆⋆⋆

No contesto enseguida la pregunta, desviando la mirada hacia la mezcla del pastel. Con solo imaginarse la apariencia que tendría en un rato más, se le hacía agua la boca. Los postres de Aaron siempre eran una exquisitez, y nadie en el mundo podría igualarlo. En cambio, Clary tenía manos torpes para la cocina. Era como una niña en ese sentido, quemando y derramando todo. La ultima vez que intento hacer galletas, la mayor parte de todos los ingredientes quedo sobre su ropa. Ah, y eso era otra cosa: Era incapaz de resistir la tentación, y siempre terminaba comiendo algunos ingredientes. Como ahora, que estaba robando las fresas que formarían parte del pastel.

━ Estuve haciéndole compañía a la tía Lilian. Dijo que tenía algo que darme pero que solo me lo entregaría si me quedaba un tiempo con ella, ya sabes como es de extraña. ━ No era mentira, pero tampoco era la verdad en su totalidad. Aun no se sentía capaz de revelarle su secreto al mayor. No porque no confiara en él, si no, porque sentía que era algo innecesario. ¿Extraño? Mucho. Pero con los años había aprendido a hacerle mucho caso a su sexto sentido.

Comenzó a observar el rostro de su hermano, detenidamente. Había cambiado, podía verlo. Se había puesto más alto para empezar, sus facciones eran mucho más varoniles y parecía mucho mejor que la ultima vez que lo vio. Considerando que esa vez fue desde la lejanía, cuando Austin había muerto.

━No te extrañe. Nada, ni un poquito. ━ Mentirosa. Claro que lo había extrañado, pero le gustaba jugar a ser indiferente con él. ━ Lo único que eche de menos fueron tus postres. ━ Y le enseño la lengua, cual niña pequeña. Era cuando estaban juntos, que se dejaban llevar y enseñaban rostros más sinceros. No tenían miedo de mostrarse tal como eran frente al otro. Total, aunque intentaran ocultarlo, de igual manera se darían cuenta de los verdaderos sentimientos del otro. Aaron era un libro abierto para Clary, y lo mismo al revés.

━Por cierto, me contaron algo sumamente interesante. ━ Sus ojos brillaron levemente, antes de observar a su hermano con interés. Lucia más curiosa que otra cosa. ━ ¿Qué tal tu trabajo? ¿Las pociones no dejaban mucho dinero? Ah, además. no vayas mañana a recoger tu pedido de ingredientes, lloverá demasiado y lo peor es que no estará listo. ━ Porque a su mente habían llegado imágenes de una mujer muy guapa y un pedido incompleto. La lluvia lo sabía porque había visto el clima en internet.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lily Collins
Edad del pj : 22
Ocupación : Magizoologa
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.351
Lealtad : Familia
Patronus : -
RP Adicional : ---
Mensajes : 38
Puntos : 11
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5954-claryssa-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/t5957-clary-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5958-correo-de-clary#87600
Claryssa O'NeillMagos y brujas

Aaron O'Neill el Miér Jun 06, 2018 5:16 am

Mientras acababa de hacer la mezcla del pastel, no paraba de sonreír, porque ver a Clary comiéndose las fresas que debía agregarle a la preparación se le hacía increíblemente divertido, le recordaba a cuando eran adolescentes, él siempre intentaba hacer algún postre con fresas, en especial el pastel, que era el favorito de su hermana, y apenas volteaba a verla y ya por lo menos se había comido la mitad de las fresas, porque ella era así, era un horror cocinando, pero tampoco dejaba a los demás cocinar, su hermana era todo un encanto ━ ¿Qué fresas quieres que le eche al pastel si te las comes todas? ━ Rió suavemente, enseñando esa auténtica y blanca sonrisa, cargada de gracia y felicidad que no le enseñaba a cualquier persona, muy pocos habían tenido la dicha de poder ver una sonrisa totalmente auténtica de su parte, y Claryssa tenía esa dicha cada que quisiera, porque siempre había sido su hermanita pequeña, y también su favorita en el mundo.

Hmmm... ━ Lo pensó por unos cuantos segundos, mientras que sacaba más fresas para agregar a la mezcla del pastel, porque con esta mujer no se podía cocinar tranquilamente. Le parecía demasiado raro que se hubiese ido con su tía por tanto tiempo sin siquiera avisar, es decir, habían pasado ya unos cuantos años, y ella nunca se comunicó, no se despidió, ni estando allá tuvo la decencia de reportarse, Aaron en ocasiones incluso pensaba que podría estar muerta, pero por suerte, no era así, ya la tenía justo frente a sus ojos, comiendo fresas como una maldita muerta de hambre, pero así la amaba, y amaba muchísimo más cocinar para ella, porque sabía que aunque a veces intentaba que pareciera todo lo contrario, ella solía idolatrar mucho a su hermano mayor, y es que él siempre había intentado ser el mejor hermano para ella.

Nunca había tenido una relación demasiado estrecha con la tía Lilian, unas cuantas veces la había ido a visitar, o ella había venido a Londres por unos cuantos días, pero siempre le había parecido un poco excéntrica y chiflada para su gusto, por lo que prefería de vez en cuando ignorar su existencia ━ Pues, lo que sea que te haya dado, espero que sea tan bueno como para abandonar a tu hermano por tanto tiempo ━ Sí, en el fondo todavía estaba resentido, porque a pesar de que la mayor parte del tiempo aparentaba no tener ninguna clase de sentimientos, si que los tenía de vez en cuando, por una que otra persona, y él mismo había perdido a su madre, luego a su amado y también su hermana desapareció por un tiempo, y no tuvo ninguna clase de apoyo más que él mismo, y en ocasiones sentía que Clary había sido una total egoísta, pero no era quien para culparla, él sabía muy bien que era y que debía seguir siendo una persona totalmente independiente, y que no necesitaba de nada ni nadie para que estuviera a su lado dándole fuerzas, aunque si llegaba, claramente no lo iba a rechazar.

Se hizo el ofendido al escucharla decir que no lo había extrañado, siempre actuaban demasiado cuando estaban juntos, y era divertido, en realidad, el tiempo que pasaban uno junto al otro siempre lo era, porque entre ellos podían sacar su verdadera personalidad, sin ocultarse nada, o eso era lo que él siempre había sentido que tenían, una relación de hermanos bastante sincera ━ Está bien, entonces luego de este pastel no te cocino más, que la lunática de la tía Lilian te haga postres ━ Inmediatamente se dio la vuelta, recostándose contra la isla y cruzándose de brazos, si había algo que le gustaba, era hacerse el enojado frente a su hermana.

Fue solo sexo, nada más de ahí ━ Giró inmediatamente para contestar su comentario sobre haber escuchado algo interesante, aunque luego se diera cuenta que no estaba hablando de lo que él creía que lo hacía, por lo cual soltó una sonora carcajada, que se fue alargando poco a poco hasta por unos segundos ━ Creí que era otra cosa, olvida eso ━ Dijo nuevamente entre risas, apoyándose en la isla con sus brazos, intentando coger algo de aire para volver a su faceta seria y poder responderle con tranquilidad, que nada bueno salía de sus pláticas en medio de risas, siempre terminaba por decir cosas totalmente serias mientras que se reía a carcajadas, y la oración perdía toda clase de sentido.

Había que ver lo rápido que se movía la información, en especial considerando que ella no había estado aquí por un tiempo, y también que él trataba de no ser demasiado evidente con su trabajo, aunque lo del clima le sorprendió ━ ¿Ahora eres reportera del clima o algo por el estilo? Debes avisarme para escuchar tus reportes cada mañana, no es justo ━ Su semblante era serio, aunque su comentario hubiera sido en broma, porque él era así, a veces decía una cosa, pero su rostro mostraba otra totalmente diferente ━ Todo excelente, nada mejor para el estrés que experimentar en un impuro, eso sí ━ Sonrió con satisfacción, la verdad era que para él, pocas cosas eran tan relajantes como llegar al trabajo y tener la dicha de hacerle la vida miserable a alguien, porque así disfrutaba él, arruinando vidas ajenas de vez en cuando.

Las pociones me cansaron, no me gusta estar haciendo pedidos para personas estúpidas, me gusta ser más exclusivo ━ Afirmó, aunque estaba totalmente agradecido del conocimiento que había adquirido en la carrera de pociones, y lo utilizaba mucho aún, ya no era su profesión principal, sino que más bien ahora era extirpador casi en tiempo completo, y dejaba solo unas cuantas horas a la semana para la elaboración de pociones a sus clientes favoritos, o incluso para su propio consumo ━ ¿Qué me cuentas de ti? ¿Qué haces ahora aparte de ser la chica del clima?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Claryssa O'Neill el Jue Jun 07, 2018 4:49 am

Sonrió, y descaradamente, se llevo otra fresa a la boca cuando le pregunto sobre cuales usaría para el pastel. Aaron la conocía, no podía dejarle una fuente con esas exquisiteces cerca, pero de igual manera lo había hecho. Para ella, eso significaba que aquellas pequeñas y dulces frutitas color rojo, eran para su total deleite mientras el postre principal estaba listo. Porque lo bueno se hacía esperar, lo tenía más que claro.

━ A decir verdad, me ha dado muchas cosas. Unas más importantes que otras y… también algo para ti. ━ Lo ultimo lo dijo casi como un susurro, pero sin perder su sonrisa. No recordaba la ultima vez que había sonreído tanto y con tanta felicidad, quizá luego hasta le dolerían las mejillas. ━ Según lo que me ha contado, es algo que perteneció a nuestro abuelo. Sinceramente yo diría que es mucho más antiguo, por el hecho de que hasta parecía gastado. Quien sabe. De todas maneras, te lo daré más tarde. ━ Primero lo hace sonar como algo importante, luego como si fuera un objeto cualquiera. Quien la entendía.

Rodando los ojos ante el dramatismo de su hermano, camino hasta él abrazándolo por la espalda. Era en momentos como aquel, cuando notaba la verdadera diferencia de alturas. ━ Tía Lilian cocinaba estupendo si, pero nadie supera a mi chico favorito. ━ La mujer podía estar muy loca, pero cocinaba de forma estupenda. Clary hasta llego a pensar que Aaron podía haber llegado a aprender de ella. ¡Porque vamos! Muchas veces había visto a la mujer con nombre de flor, moviéndose por la cocina de la misma forma que su hermano: Como si fuera su jodido reino.

Cuando el mayor giro, ella dio unos pasos atrás, soltándolo. ━ Lo ultimo que quiero saber es sobre tu experiencia en aquella orgía. Sería como si yo te comenzará a hablar sobre mis experiencias sexuales y gracias, pero no gracias. ━ Y se unió a carcajadas, más que nada porque Aaron tenía esa risa contagiosa sabes. Era de ese tipo de personas que te puede contar un chiste, pero lo que finalmente te da risa es su risa. ¿Se entiende?

━ Reportera del clima, mira que raro suena. Pues si quieres consultarle a alguien cada mañana, que sea a San Internet. ━ Podría ser muggle, pero debía aceptar que era una gran invención. Te resolvía cada duda que tuvieras, aunque eso sí, había páginas que no eran de fiar. Recordaba la primera que la uso y termino envuelta en virus. El móvil quiere decir, no ella. Lilian se había reído por semanas cuando llego toda exaltada porque aquel aparatito le decía que tenia virus. Para ella, sin embargo, no había sido tan gracioso. En aquella ocasión había pasado el mayor tiempo posible en la universidad o donde sus diversos… “amigos” por decirles de alguna manera, para evitar escuchar la risa horrible de la mujer.

El trabajo de Aaron era ciertamente particular. Eso de arruinarles la vida a los hijos de muggle, squib y a otros quienes por diversas razones terminaron en el área M, parecía algo divertido y también algo, que en gobiernos anteriores, sería algo totalmente prohibido. A Clary en verdad le daba igual, siempre y cuando aquello no trajera consecuencias futuras para su hermano mayor.

━ ¿De mí? Pues ya estoy en mi último año de magizologia. No sabes lo emocionante que es. He conocido tanto tipo de criaturas que te sorprendería. De hecho, hasta pude estar cerca de dragones gracias a una dragonolista francesa que conocí. ¡Ah! Y me encontré cara a cara con un Augurey. Para mi suerte no me detecto, y pude tomarle muchas fotografías. Creo que están en alguna de mis maletas. ━ Por la emoción con la que hablaba sobre aquello que estudiaba, te hacía notar enseguida que realmente era su pasión. Desde muy pequeña que amaba a las criaturas mágicas, pues se le hacían fascinantes, libres y curiosas.

━ Oh, y también veo el futuro de vez en cuando. ━ Bromeo con la verdad, sonriendo traviesa. Una idea nació en su mente, a partir de su “broma que no era una broma” ━ Ven aquí. ━ Y lo jalo hacía uno de los asientos, específicamente, justo frente a ella. Su varita, que siempre había permanecido con ella porque... porque era su varita, claramente, quedo en su mano derecha, y con un accio no verbal, hasta ella llego un pequeño paquete. ━ ¿Quieres que vea tu futuro, hermanito? ━

Aquel pequeño paquete contenía diversas cartas, todas muy novedosas, pues la misma Clary las había confeccionado para su uso. ━ Vamos, será divertido. ━ ¿Has sentido que no puedes negarte, porque la persona que te está pidiendo algo comienza a hacer ojitos de gato con botas? Pues esa era la cara que la menor tenía en ese momento. No era extraño aquel acto en ella, no extraño cuando ambos estaban solos al menos. Desde pequeña que la joven usaba esa técnica para conseguir lo que quería. Siempre funcionaba después de todo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lily Collins
Edad del pj : 22
Ocupación : Magizoologa
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.351
Lealtad : Familia
Patronus : -
RP Adicional : ---
Mensajes : 38
Puntos : 11
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5954-claryssa-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/t5957-clary-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5958-correo-de-clary#87600
Claryssa O'NeillMagos y brujas

Aaron O'Neill el Jue Jun 07, 2018 3:42 pm

Si ellos siempre habían tenido algo en común, era que amaban con locura las fresas, es que vamos, ¿Hay gente que no ama esa fruta? Si es la perfección total, y sienta bien con muchas cosas, él adoraba comerlas solas, con chocolate, o con leche condensada, o en panqueques, o hacer cualquier tipo de postres e incorporarlas, porque siempre le daban buen sabor a todos, las fresas son glorias, las fresas son amor, punto y final.

¿La tía Lilian le había dado algo para él? Eso si le parecía raro. Es decir, no es como si él no le agradase demasiado a la loca de su tía, de hecho, siempre habían tenido una relación bastante buena, y él sentía que ella le quería bastante, aunque el castaño era quien no disfrutaba demasiado de su presencia, aunque en el fondo le guardaba cariño, no podía negarlo — ¿Para mí? — La miró fijamente, esta vez con un semblante más serio y que demostraba curiosidad, si lo estaba diciendo en serio, quería ver lo que tenía para él, quien sabía, podía resultar incluso en algo útil, y no en una nimiedad de esas que su tía le regalaba cuando chico en las navidades.

Algo perteneciente al abuelo... Interesante, últimamente, parecía que él se quedaba con todo lo de sus predecesores, entre ellos el anillo de la familia, la casa, el dinero y todas las cosas, además del montón de antigüedades que su madre se había dedicado a coleccionar desde tan joven. No había compartido demasiados buenos momentos con el abuelo, él murió durante la adolescencia de los hermanos O'Neill, por lo que algunas de las memorias a su lado ya eran un tanto difusas — Vale, pero no olvides que me lo tienes que dar luego, sabes que luego la curiosidad me mata — ¿Habían escuchado ya ese dicho de que la curiosidad mató al gato? Bueno, pues no podía ser del todo igual en este caso, pero la curiosidad si hacía que el gato fuera y revisara todas tus cosas, solo para ver que era lo que tenía para ti, porque así de impaciente y curioso era. Eso le hizo recordar a una vez hace bastantes años, donde tuvo un gran pleito con Clary solo por robarle el teléfono celular para ver quien le escribía, ¿Qué? Es que esa risilla que ponía al ver la pantalla del móvil era sospechosa, no sabía si decepcionarse o alegrarse cuando vio que realmente, sus únicas conversaciones eran acerca de cosas de Hogwarts, y que no tenía nada revelador.

Le fue inevitable sonreír, y coger las manos de la chica entre las suyas al sentir como lo abrazaba por detrás, extrañaba estas muestras de cariño, ellos siempre habían sido de esa clase de hermanos que podían ser increíblemente antipáticos el uno con el otro, pero al final del día siempre acababan dándose amor, abrazándose y molestándose, porque sí, eran increíblemente pesados el uno con el otro, en especial Aaron, que cuando estaba aburrido no hallaba mayor diversión que fastidiar a su hermana, como si se tratase de un niño pequeño — Sabes muy bien que nadie te cocinará mejor que yo nunca, preciosa — Y eso no era cualquier cosa, porque si él acostumbraba a hacer deliciosas comidas para él solo, no se comparaba jamás con lo que preparaba para su hermana, porque siempre había adorado consentirla, darle regalos, detalles y cosas inesperadas, él era una persona muy detallista, y su hermana siempre había sido su pequeña consentida, y siempre lo seguiría siendo, en especial ahora, que lucía como un elfo doméstico a su lado, si antes ya había diferencia, los aproximadamente 23 centímetros de ahora eran bastante.

Al girar, se acercó nuevamente a su hermana y tomó su rostro entre sus manos, para darle un suave beso en la frente y luego lanzarse a abrazarla de nuevo — Sé que extrañabas manosearme, lo sé — Dijo en forma de broma, siempre le había gustado bromear de esta forma con su hermana, en especial cuando él estaba únicamente en ropa interior, y ella llegaba a abrazarlo por detrás. Siempre había tenido la suficiente confianza con ella como para andar por toda la casa en bóxer, es decir, no es como si tuviera demasiadas cosas que ocultarle a ella.

Su risa parecía no parar frente al comentario de la orgía, y es que vamos, muchos estarían muertos de la vergüenza si tu hermana llega y te encuentra en plena orgía, pero no, aunque él si estaba un poco avergonzado, no era el fin del mundo, más bien, era una anécdota más y un motivo para reír a carcajadas — Mejor olvida que eso ocurrió, es más, cuando llegaste yo estaba cocinando en cueros — Se separó unos cuantos centímetros de ella, y acercó su mano al rostro blanquecino de su hermana, haciendo como si intentara hipnotizarla, para luego romper en una fuerte carcajada de nuevo, ¿Hace cuanto tiempo que no se reía con tanta fuerza? Había extrañado mucho a esta pequeña idiota.

Él y su hermana siempre habían sido bastante amantes de la tecnología muggle, vamos a ser sinceros, los magos podían tener toda clase de artilugios llamativos, pero nunca se habían dedicado demasiado a avanzar en lo que respectaba a tecnología, en diversión, en comunicaciones ni nada por el estilo, sino que se dedicaban a cosas más prácticas y también útiles, pero mira que si había algo que Aaron amaba con toda su vida era pasar bastante tiempo en el teléfono, o de vez en cuando también jugar algo en el ordenador, ¿Qué? Que torturara a los hijos de los muggles no hacía que no tuviera derecho a utilizar sus inventos — Ya había visto que hoy habría un lindo clima, pero lo de la linda compañía no me lo esperé — Sonrió, sin enseñar los dientes, aunque en serio le costara contener la felicidad de tener a su hermana a su lado otra vez.

Su grande sonrisa fue inevitable al ver la emoción con la que su hermana hablaba sobre lo que hacía, ¡Estaba estudiando Magizoología y él no lo sabía! Que total falta de respeto — Me alegra mucho, sé lo mucho que amas las criaturas mágicas — Y es que a él, pocas cosas lo hacían tan feliz en la vida como ver a su hermana feliz, emocionada hablando sobre cualquier tema, porque la adoraba con su vida, y le encantaba ver esa sonrisa de niña pequeña en su rostro — Luego me tienes que mostrar todas las fotos, tenemos años de vida que contarnos — No es como si su vida hubiese sido demasiado interesante, es decir, había viajado bastante durante los últimos años, para distraer su mente, también había follado como un maniático, había tenido citas, pero fuera del Área-M, no habían demasiadas experiencias buenas que tuviera para contar, sino que más bien últimamente su vida se resumía en su trabajo, la lectura y el sexo, era como un ciclo que jamás se acababa.

¿Si lo haces? Sería divertido que lo hagas, podría hacerte bromas, porque serías una Claryvidente, ¿Sí entiendes? Clary y vidente, Claryvidente, yo sé que extrañabas mis chistes malos — Rompió nuevamente en risas, definitivamente ya había descubierto que pocas cosas le causaban tanta gracia como él mismo, sus chistes malos alimentaban su mal sentido del humor, de eso estaba seguro. Le sonrió divertido, y también emocionado ante su propuesta de ver el futuro. Él creía bastante en esas cosas de ver el futuro, eran magos, casi todo era posible, pero tampoco era como si le gustara ir por allí pidiendo que alguien le dijera lo que iba a ocurrir cada día de su vida, pero claramente no podía rechazar una buena oferta — ¿Y qué estás esperando? Dime lo afortunado que voy a ser — Por supuesto, se le hacía imposible negarse al ver como su hermana le ponía esos ojos tan tiernos, que siempre lo habían hecho caer rendido a sus pies como un sirviente, aún no se le había olvidado como chantajearlo, eso sí.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Claryssa O'Neill el Vie Jun 22, 2018 4:13 am

Cuando su tía le menciono que tenía algo para su hermano, no estaba sorprendida. Ella ya lo sabía. Lo que si desconocía y hasta aquel momento aún lo hacía, era que cosa sería. El objeto estaba guardado en un cobre, uno tan antiguo que parecía pronto a deteriorarse, pero que era tan resistente que desde la muerte de su abuelo, no había podido ser abierto. Su tía Lilian lo había intentado muchísimas veces, y algo le decía a Claryssa que la única razón por la que se lo entrego había sido porque no fue capaz de abrirlo y saber sobre su contenido.

Pero era obvio. Solo un descendiente varón de la familia O’Neill podría abrirlo.

━ Para ti. ━ Afirmo, sonriendo de forma enigmática, como quien guarda un secreto, aun cuando por dentro estaba muerta de curiosidad, porque la verdad, por más que intentaba buscar que objeto era en el futuro, se le era imposible. Solo escuchaba el tick tack de un reloj, y no sabía como interpretar aquello. En Francia se había enterado de que el abuelo era una persona muy influyente y misterioso. De hecho, también se había enterado que no era gran fanático de su padre, y que había visto algo en él… algo que no le había causado buena pinta como para entregarle aquel cofre.

Como si su móvil estuviera a conectado con los pensamientos de su Aaron, vibro, haciéndola rodar los ojos. Ya sabía quien era, y no tenía ganas de contestar.

Aaron estaba tan en lo cierto. Nadie, ni siquiera los elfos domésticos eran capaces de superar a su hermano en la cocina. Tenía ese toque… especial, casero. Esa manera de hacerla sentir en el paraíso con cada exquisitez que cocinaba. Siempre lo había pensado: Si abría un restaurant, tendrían el local repleto. Sin embargo, no era algo que ella quisiera. Era egoísta, ¿vale? Muy egoísta, en especial con él que era su complemento. Le gustaba que sus sonrisas sinceras, sus pasteles de fresa, sus abrazos, que su “yo” real fuera solo para ella. Nunca lo diría en voz alta, porque no era mucho de decir cursilerías, pero Aaron era su más grande tesoro y sería capaz de todo por él. Tanto así, que realmente, su exnovio, aquel que actualmente se encontraba varios metros bajo tierra, era un idiota ante sus ojos. Era un tipo que había querido quitarle a su ser más amado. Si, ella no soportaba a Austin, pero nunca había dicho nada porque vamos, su hermano estaba tan enamorado, y tenía una sonrisa tan deslumbrante a su lado que nunca podría haberlos separado.

A veces sentía culpa por nunca haberles dicho lo que el mundo les tenía preparado para el futuro.

━ Es que eres tan guapo Aaroncito, ¿cómo no querer tocarte todo? ━ Había puesto voz chillona, como la de la tipa que había estado en la orgia con el mayor, antes de largarse a reír. Su risa era preciosa, de esas que podían alegrar hasta al más triste. Era una lastima que casi siempre sus risas fueran falsas, o se limitaran a ser ocultadas.

La emoción en sus ojos era notoria cada vez que hablaba sobre criaturas mágicas. De hecho, Clary tenía el ligero problema de que, fuese cual fuese, ella los veía como si fueran pequeños niños que pedían sus abrazos, sus palabras tiernas y su ayuda. Esperaba Aaron nunca supiera que se había quedado tan embelesada mirando a un dragón, que casi la hace cenizas. Porque quizá, solo quizá, se había acercado toda embobada deseando acariciarlo.

Hizo un puchero, como una toda una niña berrinchuda al escucharle decir Claryvidente. No había bastado que cuando niña le molestara diciendo ClarytaDeHuevo, si no que ahora quería inventarle un nuevo apodo. Tonto hermano mayor. ━ Tus chistes son malísimos, un total asco. ━ Declaro, cruzándose de brazos. Mira que ella iba toda amable ofreciéndole leer su futuro y le sale con eso. Estaba indignada. SUPER INDIGNADA. Pero de igual manera cumpliría su capricho.

Con su sonrisa de regreso, comenzó a barajar los naipes como toda una experta, dejando varios separados en el proceso, para luego extenderlas sobre la mesa. Se notaba que tenía mucha experiencia en eso. ━ ¿Listo? ━ Pregunto susurrante, observando los ojos tan bonitos de su hermano mayor, antes de girar la primera carta: El mago hacía presencia, decorado con estrellas.

━ Como puedes ver es la carta del mago. ¿Ves aquellas decoraciones? ━ Había apuntado a las pequeñas estrellas, que brillaban suavemente, se apagaban y así sucesivamente. ━ Son mis diseños. ━ Dijo con los ojos brillantes. Eran sus cartas, nadie las entendía mejor que ella, y además, al ser creadas con magia y trabajo manual, eran especiales de una manera que le encantaba. ━ Veo que amas ser el centro de atención hermanito, y que tu inteligencia aún no te abandona. De hecho, hasta puedes ser capaz de crear planes en cosas de segundo. ━ Dio vuelta una segunda carta, totalmente al azar, dejando a la emperatriz a la vista. Muy elegante ella. ━ Te has dado cuenta, ¿no? Es una mujer muy elegante, tal como tú, que tienes un encanto hasta abrumador. ━ Fue cuando la tercera carta giro, que su rostro se oscureció levemente.

Una torre destruida había quedado en juego, y trago saliva antes de hablar. ━ Esta… significa conflicto. Uno peligroso… te verás envuelto en algo malo. ━ Le daba miedo girar más cartas, porque hasta le estaba dando dolor de cabeza por la gran cantidad de imágenes que llegaban a su mente, como un tornado. ━ Aaron, no te dejes llevar por las apariencias. Nunca sabes quien es tu enemigo. Si ves algo sospechoso, debes estar alerta y que no te importe sacrificar unas cuantas vidas por la tuya. ━ Concluyo, juntando nuevamente todas sus cartas con un movimiento de varita. ━ ¡Bueno! Creo que iré por el regalo que te ha enviado tía Lilian, ya regreso. ━ Y salió disparada, porque sus labios solo querían gritar que todo sucedería el 4 de junio.

♪♪♪

Le era imposible encontrar el maldito cofre, y posiblemente termino lanzando toda su ropa en diferentes direcciones. De no haber dejado su varita sobre la mesa, no tendría ese problema. ━ Oh vaya, no sabía que tenía esto. ━ Y dejo a la vista un disfraz sexy, hasta erótico, de diablilla. Cordial regalo de su tía cuando se había comprometido. ━ ¡Aquí esta! ━ Celebro, observando aquel desorden que realmente le dio igual. Nada que luego, cuando tuviera su varita, no pudiera resolver.

Volvió a la cocina, deleitándose con el olor de un pastel que seguramente no tardaría en estar listo. Lo lindo de la magia, es que puedes acelerar un poquitín ese tipo de cosas. ━ Es este. Bueno, realmente es lo que esta en su interior. Ni idea de que es. ━ Y se encogió de hombros, intentando no parecer curiosa. ━ ¿Qué tal si lo abres? ━ Sugirió, como que no quiere la cosa… ━ Vale, vale. ¡Ábrelo Aaron! Que muero de la curiosidad. ━ Menos mal no era gato, o ya estaría muerta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lily Collins
Edad del pj : 22
Ocupación : Magizoologa
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.351
Lealtad : Familia
Patronus : -
RP Adicional : ---
Mensajes : 38
Puntos : 11
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5954-claryssa-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/t5957-clary-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5958-correo-de-clary#87600
Claryssa O'NeillMagos y brujas

Aaron O'Neill el Sáb Jun 23, 2018 5:46 am

Clary sabía muy bien como tocar sus puntos débiles, y ese, precisamente, era uno de los más sensibles de todos, la curiosidad. Siempre había sido increíblemente curioso, y probablemente odiaría a cualquiera que le dijera una cosa similar, pero que al final no le entregara el regalo ni le comentara sobre su contenido, pero era su hermana pequeña, por más que quisiera, sus enojos con ella no tardaban más de unos cuantos minutos, por lo que ya incluso pensaba que no valía la pena siquiera molestarse. Curiosamente, no le generaba demasiada intriga lo que su hermana pudo o no estar haciendo durante los últimos años, lo que en verdad le importaba era que ya la tenía allí, a su lado, y que podía compensar todos los años que perdieron, porque si algo le había faltado durante todo aquel tiempo, era el apoyo incondicional de su hermana.

Aparte, sí que le había hecho falta alguien para elogiar sus habilidades en la cocina, porque ambos siempre habían sido un tanto... egoístas, respecto a las personas con las cuales compartían sus dotes, y por más que le encantara que otras personas tuvieran la dicha de probar sus delicias, no solía cocinar para cualquiera, sino para un círculo bastante, bastante cerrado, que cada vez parecía limitarse un poco más. Más de una vez, la gente le había aconsejado que se abriera un restaurante o algo por el estilo, pero la idea siempre se le había hecho del todo repugnante, con lo increíblemente selectivo que era, no le gustaría para nada que cualquiera pudiese entrar a probar sus deliciosos inventos, además que le gustaba cocinar más que nada por diversión, porque le llenaba el alma, y no por obligación.

Le observó de pies a cabeza cuando escuchó lo que decía acerca de él, e incluso frunció el ceño, haciéndose el sorprendido ━ ¿Acaso te la pasas observándome de esa forma? ¡Eso es incesto, cerda! ━ Acto seguido, le dio un golpe suave en el dorso de la mano, a la vez que rompía en una fuerte carcajada. Siempre le había causado montones de risa escuchar a su hermana pequeña reírse a carcajadas, pero si había algo que le ocasionaba más que nada, era alegría. En esos momentos la podía ver alegre, llena de vida, como en muchas ocasiones no se mostraba, y eso lo llenaba a él de alegría, en especial porque sabía que sólo con él era que ella liberaba su verdadera personalidad, y adoraba ser el motivo de sus fuertes carcajadas de niña pequeña.

Observó con ternura el puchero de su hermana menor, mientras que se quejaba de sus chistes malos, a lo que él respondió únicamente acercándose lentamente, rodéandola con sus brazos y levantándola del suelo, a la vez que la sacudía hacia los lados, haciendo que sus pies se movieran de forma divertida de lado a lado, en estos momentos, la diferencia de más de veinte centímetros resultaba incluso adorable ━ Me amas locamente, aún con mis chistes malos ━ Sonrió y le besó inmediatamente la barbilla, en un gesto amoroso, y también divertido. Con ella siempre había sentido total libertad de ser quien era, y era bastante cambiante, podía ser con facilidad el hermano celoso, el padre sobreprotector, el bravucón que le hacía bullying o el héroe que la protegía, por más que ella no necesitase del cuidado de alguien más ━ Vamos ClarytaDeHuevo, agradece que no te dije 'pásame la yema' cuando estaba haciendo el pastel ━ La soltó de entre sus brazos, para que cayera los veintitrés centímetros al suelo, y rompió en una fuerte carcajada, que lo hizo inclinarse hacia adelante, apoyando sus manos sobre sus rodillas, intentando componerse luego de aquel ataque de risa.

Sinceramente, jamás se habría visto a sí mismo en aquella situación, sentado con su hermana pequeña, aguardando porque le leyera las cartas. Y es que, de él no ser hijo de magos, probablemente ni siquiera creería en esas cosas de la clarividencia y el tarot, porque le encantaba ser escéptico e ignorar todo lo paranormal que ocurría a su alrededor ━ Yo nací listo, Clarynete ━ Sus juegos de palabras para molestar a su hermana eran casi interminables, había tenido una infancia repleta de tiempo para ingeniarse formas de hacer enojar a la temperamental Claryssa, y de vez en cuando, le gustaba bromear un poco con ella, porque sabía lo poco que le gustaba que jugasen con su nombre.

Entrelazó los dedos de sus manos y las apoyó sobre la mesa, mientras que observaba expectante el trabajo de su hermana. Las cartas lucían bien trabajadas, y pudo darse cuenta de ello al observar la carta del mago, con pequeñas estrellas parpadeantes y detalles impresionantes, incluso se tomó la molestia de sentirse sorprendido al escuchar que habían sido diseñadas por su propia hermana ━ ¿En serio? Te quedaron magníficas, mi hermanita es toda una artista ━ Le dedicó una amable sonrisa, de esas que decían 'estoy increíblemente orgulloso de ti' y la mayor parte del tiempo lo estaba, porque su pequeña hermana estaba repleta de talentos y de virtudes, y él, como buen hermano mayor que era, disfrutaba plenamente de observar los progresos y logros de su querida Claryssa, y de celebrarlos con ella.

Asintió con rapidez, al escuchar las afirmaciones que hacía su hermana acerca del castaño. Eran cosas que ella siempre había sabido acerca de su hermano, lo perspicaz que era, por ejemplo, lo había demostrado incontables veces en casa, y también en una que otra situación peligrosa o prueba, en la cual, solía hacer elaborados planes en cuestión de segundos, su agilidad mental solía siempre ser un punto a favor. Por otra parte, hablaba sobre su elegancia, que también era un aspecto que resaltaba bastante en su persona. Siempre solía tener una presencia bastante fuerte y marcada, acostumbraba a resaltar siempre a donde iba, como por ejemplo en el Área-M, donde solía sobresalir frente a los demás empleados gracias a su buen porte y carisma, además, tenía una forma de vestir bastante elegante, y sus modales eran bastante buenos, por no decir que perfectos.

Frunció el ceño al ver como se asomaba una carta un tanto peculiar, en la que podía verse una torre destruida, sumida por una catástrofe, algo de fuego y escombros por todas partes, ¿qué podría significar? ━ ¿Algo malo? ━ Preguntó, sin más. Por un lado, lo que él quería eran más respuestas, probablemente algo muchísimo más preciso y acertado, pero aún recordaba que estas cosas no siempre eran del todo específicas, así que decidió no intentar indagar más. Notó que el asunto era serio, especialmente por la forma tan poco sutil en la que había cambiado la expresión en el rostro de la castaña, ¿era tan malo lo que significaba esa carta? Tal parecía que si lo era. Escuchó atento a las palabras de su hermana, de alguna forma, todo esto le daba mala espina, porque sentía que todo era demasiado verdadero, pero muy probablemente, sin aquella predicción, habría afrontado de la forma incorrecta el incidente de un tiempo luego ━ Me cuidaré, siempre lo hago ━ Extendió una de sus manos con rapidez, hasta posicionarla sobre el dorso de la blanca mano de la chica, haciendo pequeñas caricias en ella, mientras que le dedicaba un adorable guiño y una calurosa sonrisa, quería hacer que, sin importar lo que pudiera pensar, confiara plenamente en él, y supiera de sobra que todo iría perfectamente, él mismo lo sabía, porque siempre era increíblemente cuidadoso ━ Anda, ¡que me haces morir de intriga!

• • •

Pasó los minutos que Claryssa se alejó para buscar el regalo de parte de la tía Lilian en la cocina, asegurándose de que el pastel se cocinara un poco más rápido de lo habitual, con unos simples pero bastante útiles movimientos de varita, y además, sacando unas galletas Oreo para preparar una deliciosa merengada, que siempre le habían encantado para acompañar un buen pastel de fresa. Una sonrisa de niño pequeño invadió su rostro al ver a aquella mujer llegar con un pequeño cofre entre las manos, e inmediatamente se abalanzó sobre ella, dejando los ingredientes de la merengada ahora en segundo plano ━ ¡Mío! ━ Vociferó, a la vez que le arrancaba de las manos el objeto, y lo tanteaba entre sus manos. No pareciera tener nada demasiado pesado en su interior, pero no se animaba a sacudirlo un poco por miedo a ocasionar un desastre, que fuese algo frágil y acabar rompiéndolo ━ ¿No sabes cómo se abre esta cosa? ━ Preguntó, especialmente porque no quería perder horas de su tiempo reventándose el cerebro.

Lo puso sobre la mesa y lo observó cuidadosamente, el cofre parecía estar ya bastante deteriorado, seguro era una reliquia familiar, o algo por el estilo, espera... ¿Reliquia familiar? Conocía muy bien las relaciones y la pureza de todos los O'Neill, y si no se equivocaba, ya se hacía una idea de lo que podría tratarse este obsequio. Y también, se le vino a la mente que pudiera no ser necesariamente un obsequio, sino que más bien, la tía Lilian se deshacía de él, porque era una pertenencia un poco más selectiva, más destinada a alguien en particular, y ese alguien nunca había sido ella ━ ¿Puede ser...? ━ Ya conocía más o menos de que iban esta clase de reliquias en medio de las familias puristas, pero no estaba del todo seguro. Casi por instinto, se movió un par de metros, para coger un largo y filoso cuchillo, que generalmente utilizaba para picar carne, únicamente porque no recordaba en que parte exacta de la casa había dejado su varita. Puso su muñeca izquierda justo sobre el cofre, y con el cuchillo, se abrió una linea horizontal, en un pequeño corte del cual salieron unas cuantas gotas de sangre, cayéndose, y siendo absorbidas como por arte de magia ━de hecho, lo era━ por la cerradura de aquella tan extraña caja, la cual emitió un extraño y peculiar sonido, como el de unas bisagras oxidadas, e hizo que la tapa saliera disparada hacia arriba, a punto de desprenderse.

Sus ojos se abrieron de par en par, porque aunque había tenido el ligero presentimiento de que esa podía ser la salida para su problema, no esperaba que justo en el primer intento fuese a abrir el cofre, pero eso sólo demostraba que la carta del mago que Clary había dejado ver hace unos cuantos minutos no podía estar más alejada de la verdad. Su mano se deslizó rápidamente hacia el interior del cofre, del cual sacó, envuelto en medio de pequeñas telas de color blanco ━que ya habían adquirido un tono ligeramente amarillento, por los años seguramente━ un reloj de bolsillo dorado ━ ¿Un... reloj de bolsillo? ━ Lo giró lentamente, y comenzó a observarlo con detenimiento. Parecía común y corriente, su diseño era bastante atractivo, y podía jurar que era uno bastante antiguo ━ ¿Qué crees que haga? ¿Que me muestre el futuro? ¿Que me permita ver recuerdos? ¿Que me invoque papas fritas? ━ Comentó, en tono perfectamente serio, aunque su último comentario había sido más sarcástico que nada. Acarició con su dedo pulgar el antiguo escudo de su familia... Los O'Neill, cuya familia ahora era bastante limitada, más bien, se había cerrado a solo un par de jóvenes, que actualmente debían llevar la carga del apellido en su totalidad.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Claryssa O'Neill el Dom Jul 15, 2018 4:07 am

Observo a su hermano hacerse aquella herida con el corazón acelerado. Mira que soportaba ver la sangre y todo el tema, el problema era que odiaba con toda el alma ver a ese estúpido dañado. ¿Y qué hace él? Hacerse un corte con un tremendo cuchillo. ━ Eres un idiota. ━ Le dijo enseguida. ━ Cuando te quieras matar o algo, al menos avísame para prepararme psicológicamente. ━ Se quejo, antes de observar como el cofre se abría. ¿Qué sería aquella reliquia que cuidaban tanto? ¿Qué sería aquello tan prohibido para las mujeres de la familia y tan preciado para los hombres?

━ ¿Un reloj? ━ Murmuro, sin saber cómo sentirse, realmente estaba entre incrédula y decepcionada. Aunque claro, ahora todo tenía sentido. El sonido del jodido tick tack, las imágenes de las manecillas avanzando, todo anunciaba que se trataba de un reloj, pero ¿qué tenía de importante?  Maldición, no entendía nada y odiaba eso. Ella siempre estaba un paso adelante de todos, pero ahora sentía que se le estaba escapando algo importante.

━Debe ser lo de las papas fritas, sin duda alguna. ━ Porque para decirle el futuro ya la tenia a ella y para ver recuerdos que mejor se hiciera legeremante o algo así. De todas maneras, ya verían para que servía más adelante. ━ Hazme recuerdo de registrar los libros de la familia, algo debería aparecer. ━ Comento, mientras apuntaba su varita a la herida del mayor y comenzaba a curarla. Su familia a veces era demasiado misteriosa, quizá por lo mismo de ser totalmente puros, y la ponía colérica que nunca les dijeran nada. Nadie le había avisado que existía la posibilidad de que fuera vidente, y a su hermano nunca le dijeron que en cualquier momento podría recibir un extraño reloj. Su vida parecía esas películas donde los padres se mueren de un día para otro y te dejan una misión secreta, lo diferente era que, en esa ocasión, ya habían pasado años desde las muertes de sus padres y ella por su parte, no estaba interesada en formar parte de un evento así.

━ Oye Aaron… ¿Hace cuánto no sales a bailar? ━ Pregunto de la nada, haciéndole una muy directa invitación. Ambos, en algún local bailando y bebiendo como en los viejos tiempos. Aquel pensamiento le hizo sonreír. Habían pasado muchas cosas en esas salidas, creando diferentes recuerdos. Si, estaba decidido, irían a bailar. No importaba si estaba un tanto cansada por todo lo sucedido en Francia, ella quería salir a divertirse ¿y qué mejor si era en compañía de su hermano? ━ Se me ha ocurrido la idea mientras revisaba mi equipaje, porque encontré un vestido hermoso que no alcance a estrenar en Francia. ━ Explicaba mientras revisaba refrigerador, en busca de algo para beber. ━ Tienes la misión de llevarme al mejor lugar que conozcas... ¡Oye, no tienes jugo de naranja! ¡Que cruel! ━
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lily Collins
Edad del pj : 22
Ocupación : Magizoologa
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.351
Lealtad : Familia
Patronus : -
RP Adicional : ---
Mensajes : 38
Puntos : 11
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5954-claryssa-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/t5957-clary-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5958-correo-de-clary#87600
Claryssa O'NeillMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.