Situación Actual
15º-23º // 28 de junio -> luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Andreas W.Mejor PJ ♂
JazmineMejor PJ ♀
Dante F.Mejor User
Stella T.Mejor roler
Laith & RyanMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Evans M.ESPECIAL II
Beatrice B.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

La flauta de Hamelín. {Stella}

Ian Howells el Dom Jun 03, 2018 2:24 am


Callejón Knockturn, 22:30 horas || Día 03 de junio del 2018 || Ian Howells & Stella Thorne

¡PUM!

-Tío, ¿a qué juegas? -Preguntó Marcus, otro aspirante a mortífago.

-Colega, tranquílizate, me he tropezado sin querer con esta puta mierda. -Ian se agachó, cogiendo la caja de madera del suelo con la que se había chocado, colocándola a un lado del callejón en dónde no estorbase.

-Se supone que hay que pasar desapercibidos, no hacer el subnormal haciendo ruido, así que mira en donde narices pisas. -Le dijo, altanero. Ahora mismo Ian tenía unas ganas horribles de pegarle un hostión en el plano de simetría de su cara para rompérsela por completo, pero no podía. Era el favorito del mortífago con el que iban a esa "misión" por lo que sólo sería cargarla. -Lestat ha dicho que esperemos aquí, que seguramente más pronto que tarde se arme una buena. Y tenemos que estar preparados, así que deja de hacer el idiota y ponte en posición. -Señaló a una esquina. -Allí, corre.

Lestat era mortífago, un mortífago de los pies a la cabeza que dedicaba su vida exclusivamente a la Causa Mortífaga. No tenía trabajo y sobrevivía gracias a la herencia de su difunto padre así como al dinero que ganaba matando o capturando fugitivos. Marcus era su ahijado dentro de las filas mortífagas, uno de los aspirantes que más cerca estaba de conseguir la marca tenebrosa. Sin embargo, si Ian y Elizabeth (otra chica que estaba en este momento en compañía de Lestat, alejado de ellos) estaban allí, es porque el líder de la operación había creído necesario que necesitarían más apoyo pues se venía algo grande.

Y claro, a Marcus no se le ocurrió otra cosa que recomendar a Ian, sabiendo lo poco interesado que estaba el chico en esas mierdas. Marcus siempre había sido un poco cabroncete, la verdad. Pero bueno, Ian tampoco tenía inconveniente en hacer lo que fuera necesario para estar a salvo. Como decía él: primero tú culo y luego el del resto. Y ahora mismo la sociedad era así: o jodías o te jodían. O dabas por culo, o te dan por culo. No había más.

¿Que qué narices estaban haciendo en el Callejón Knockturn? Ah, claro, que no te lo he explicado. Uno de los negocios recién abiertos de allí había prestado ayuda a un grupito de fugitivo hace relativamente poco, en base a un trato en donde el negocio saldría ganando económicamente. No obstante, ese grupito de fugitivos lo estafó y, como es normal, el jefe del negocio se enfadó. Se chivó a la gente adecuada (en este caso, su gran amigo Lestat) y no dudó en tenderle una trampa de nuevo al grupito de fugitivos, prestándose como fiel aliado, comprensible por sus limitaciones económicas y sus necesidades como personas que van en contra de la ley.

Pero no, sólo buscaba venganza. En esta sociedad o ganas algo por prestar ayuda, o directamente te ganas a un enemigo que solo querrá joderte.

Así que Ian estaba ahí un poco de prestado (como siempre), haciendo algo por obligación que, aunque le sudase mil, tampoco le importaba hacer. ¿Quería hacerlo? No. ¿Se iba a sentir mal después de hacerlo? Pues probablemente tampoco. Eso sí, tenía bien claro que como su madre descubriese que estaba en donde estaba, en vez de en donde le había dicho que estaba (en casa de Circe, viendo una película) se la iba a ganar muy mucho. Sí, le daba más miedo la reacción de su madre al darse cuenta de lo que hacía que la de los propios mortífagos o fugitivos.

Pero vamos, no le dio mucho tiempo a perderse en sus pensamientos, pues una figura misteriosa apareció en el fondo del callejón en el que se encontraban. Les lanzó una maldición y echó a correr en dirección contraria. Eso sonaba descaradamente a trampa mortal, ¿eh? Pero Marcus, que al parecer alardeaba de ser más inteligente que Ian, echó a correr detrás de la figura. Ian pues... le persiguió. No se iba a quedar ahí, como un idiota. Así que ambos se lanzaron, con varita en mano, a por la figura.

Algo le decía que sólo era una distracción, ¿pero sabes qué? Ian no era precisamente el cerebro de esa operación.

***

Mientras tanto, ellos se alejaron y un grupo de cuatro fugitivos apareció en donde se encontraban hace un momento los dos chicos vigilantes. Era su momento para entrar en escena. Si los mortífagos se creían listos por crearles una "emboscada" los fugitivos lo serían más, dividiendo las fuerzas para ganar la batalla. Sólo tenían que encargarse del traidor del negocio, de Lestat y de Elizabeth, los únicos tres que estaban en el interior del negocio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.255
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 815
Puntos : 509
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Stella Thorne el Mar Jun 12, 2018 6:32 pm

La noche era de esas típicas primaverales, en donde sólo bastaba una chaqueta delgada para cubrir el frío. Y a veces, si te movías lo suficiente ni necesidad de ella tenías. Podías andar más libre, con tan solo una capa de ropa encima y moverte a tu merced. Pero en esa ocasión no andaba así, estaba cubierta de pies a cabeza, totalmente de negro. Como un gato que quiere pasar desapercibido en la oscuridad y, que de verse algo sería el brillo de mi mirada. O como en mi caso también se unieron al baile mis frondosas cejas, tan reconocibles ya en mí.

Se había ofrecido junto a otros fugitivos a ir hacer una emboscada a un local del Callejón Knockturn. Que en principio pretendió ayudarles pero a la más mínima de cambio se había ido con el otro bando. Traición le llamarían algunos, otros estrategias de juego. Es que en una Guerra, los ideales se reafirman o se vuelven más flojos, moldeables. Y el encargado del local pertenecía al segundo grupo. El dinero no había llegado a sus manos en el momento acordado, y una lechuza ya andaba por los aires con las noticias de una próxima cacería de brujas y magos fugitivos. A su favor, también se encontraban esas personas las cuales sus ideales se vuelven más fuertes. Gente infiltrada que vivía su diario vivir con aquellos que gritaban a viva voz sus pensamientos puristas y hasta los ejercían. Y que ilusos o cegados de esa presuntuosa seguridad confiaban en personas como ellos, que no tardaban en dar aviso de sus pasos a seguir al refugio. Haciendo un llamado de advertencia, e indicando la noche en que los Mortifagos harían un encerrón en el local.

Todos dirían que lo más sensato era dejarlo estar y no volver jamás a ese local. Pero a veces el orgullo y más aún la necesidad te hace volver a esos lugares en que no eres tan bienvenido. El traidor le había ofrecido toda clase de objetos mágicos que lo ayudarían para sus próximas misiones. Se le había ofrecido el doble de dinero del que él ya ganaba por venderlas. Pero un error de cálculos y una que otra estafa por parte de algunos fugitivos, hizo que las alianzas entre él y nosotros se rompieran profundamente. Haciendo que hoy, fuéramos a por él, su mercancís  y los Mortifagos en vez de tener una agradable conversación a al luz de la luna.

Como siempre yo era la más pequeña del grupo, luego de mí venía Charlie, con veintidós años, aunque parecía de mayor edad, gracias a su barba y sus rulos revoltosos. Yo de broma lo tildaba como el "Náufrago" del refugio, y para su último cumpleaños le había regalado una pelota con el nombre "Wilson" escrita sobre ella, sólo para molestarlo porque yo soy así, molestosa. No éramos los mejores amigos de la vida,  pero nos llevábamos bien en misiones como esta. Donde siempre nuestra misión era el despistar, aún no nos ganamos el ticket para entrar de lleno en el campo de batalla, pero ya pronto lo ganaríamos, lo sé.

- Listo, llegó el momento.- me indicó mostrandome su reloj, donde las manecillas se encontraban justo en el lugar que habían indicado. Asentí y tomé aire.- Haz lo tuyo, enana.- Le dediqué una mirada de mini reproche, es que odiaba que me dijera enana, quizás del mismo modo que él odiaba que yo le dijera Naufrago. Es que lo nuestro era un constante tira y afloja de molestar y cariño.

¿Y qué era hacer lo mío? Lo que a continuación he de hacer.

Salí del escondite en que nos encontrábamos y lance un hechizo en contra de los dos cuerpos que se encontraban al otro lado de callejón, para luego comenzar a correr hacia el lugar dónde nos esperaría Charlie, y otra fugitiva más, Kenya . ¿Qué no les he contado sobre Kenya? Bueno, ustedes tranquilos. Que ya sabrán como es esa mujer.

Corrí lo más rápido que mis pies me permitieron, hasta que llegué a la zona indicaba. Me detuve en seco y silenciosamente conjuré un hechizo protector. Uno que me diera el tiempo suficiente para tener a los Mortifagos suficientemente cerca y así darle espacio a mis otros compañeros. Y así  tuve a esos dos hombres frente a mí, la poca iluminación del Callejón no me permitió ver sus rostros pero sí a sus varitas en alto apuntando hacia mí. Mi vestuario no debió haberlo permitido ver, pero sonreí, ampliamente al observar como Charlie y Kenya salían de su escondite rodeando a los Mortifagos.

Que el juego comience.

***

La puerta del local se abrió dejando entrever a una hombre de cabellos blancos, se podía observar la grasa que cubría su cabello pese a la escaso luz que ofrecía la luna aquella noche. Por su parte Thomas ofrecía una cálida sonrisa, casi cariñosa. De mentira, claro está. Pero una de muy buena calidad. - Hedlund, que gusto volver a verte .- le saludó, sabiendo muy bien que detrás de esa puerta habrían más personas esperandolo.

Pero él tampoco estaba solo esa noche, claro que no.
Que la batalla comience.

Charlie= #ff0000 || Kenya = #cc6699 || Thomas = #996600
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 13.570
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 781
Puntos : 426
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.