Situación Actual
5º-11º
12 noviembre ➟ luna llena
Entrevista
Halloween
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

Moritzbastei: Let's party | Klaus & Nessa

Invitado el Dom Jun 03, 2018 3:53 pm

Recuerdo del primer mensaje :

1 Mayo 2018
Klaus & Nessa
Moritzbastei


Moritzbastei: Let's party | Klaus & Nessa - Página 2 Tumblr_nevrdgMWg81taklxao2_250 Moritzbastei: Let's party | Klaus & Nessa - Página 2 Tumblr_n3jhugeOxJ1sxdu1vo4_r1_250

Las madrugadas en Londres podían ser tan diferentes como los tipos de manzanas. La gente de a pie sólo sabría diferenciar entre los colores que tienen; verde, amarilla y roja. Sin embargo, pocos saben que son más de 7.500 las que existen.

Al igual que las manzanas, los barrios y los locales de Londres podían ofrecer multitud de alternativas; Desde un bar de copas normal, hasta uno con temática bdsm, otro con ambiente gay, e incluso alguno con gente que practicaba la zoofilia. A Klaus le gustaba vivir cada noche de manera diferente. No tenía miedo de probar cosas nuevas, fueran las que fuesen, pero cualquier ser humano que se precie, también tenía sus gustos definidos. Por eso, había un local en concreto que solía frecuentar en la mayoría de las ocasiones; el Moritzbastei.

Un local construido dentro de un bastión de piedra que antiguamente constaba de mazmorras y cárceles pero que ahora, se había adaptado como bar de copas y discoteca al mismo tiempo. Una auténtica galería de piedra en forma de círculo que si te atrevías a recorrerla, descubrías que poseía 3 salas de discoteca con diferente ambiente y hasta cinco bares; uno especializado en cócktails con alcohol, otro sin alcohol, otro en cervezas, otro para comer y el último, una cafetería. El Moritzbastei lo tenía todo. Si querías bailar techno, sólo tenías que bajar las escaleras y encontrar la sala del centro. Si querías rock, justo al terminar las escaleras encontrabas una sala de conciertos en vivo, y si querías algo más pop, nada más entrar al local, antes de bajar al piso inferior, se encontraba la mayoría de la gente bailando. Esta vez, a Klaus le apetecía lo primero. Un buen ambiente de rock en vivo justo al lado del bar de cocktails con alcohol. La combinación perfecta en una madrugada que prometía ser larga.

Ya te lo he dicho, Moritz —gritó Klaus en mitad del ruido— Algún día conseguiré que dejes el local. Esto será mio lo quieras o no... sabes que siempre consigo lo que me propongo. —levantó la copa con una sonrisa y brindó con el dueño del local— a tu salud, amigo. —Moritz le sonrió y bebió con él justo antes de intentar marcharse a atender a una rubia que acababa de sentarse. Pero la intención de seguir trabajando fue interrumpida por Klaus, que lo detuvo por la muñeca.— Invito yo. —le indicó al barman, que supo de inmediato que se refería a la rubia. Entonces aceptó, y se dispuso a atenderla.

Anonymous
InvitadoInvitado

Vanessa Crowley el Dom Ago 26, 2018 1:34 am

Sonrió. Parecía que su intuición no había fallado. Klaus no era un artista profesional, pero por lo menos le gustaba pintar.

Me gusta el arte —reconoció. Como buena Crowley que era, de pequeña le habían enseñado, o intentado enseñar, muchas cosas. No sólo a bailar, sino también música y pintura—. Pero debo reconocer que la pintura no se me da nada bien —Era una lástima. La lista de cosas que se le daban bien era extensa, pero desgraciadamente la pintura, que resultaba ser una de sus actividades artísitcas favoritas, se le daba extraordinariamente mal.

Nessa no podía encogerse más en su butaca, pero de haber creído que podía hacerlo, tampoco lo habría intentado. Que mirara si quisiera. La rubia podía hacerse la inocente si quería, pero a esas alturas no aspiraba a engañarle. Sabía perfectamente que, con la excusa de la pintura (que no tenía dudas de que era real) o sin ella, su acompañante quería ver qué escondía bajo el vestido. Y ella tampoco dijo nada, limitándose a devolverle una sonrisa tan pícara como la suya. En cierto modo, le llamaba la atención ese descaro.

¿En el departamento de misterios? —preguntó alzando las cejas, sorprendida, pero después su sonrisa regresó a su rostro— Es cierto que para ciertos trabajos en el Ministerio se necesita dominar ciertas ramas de la transfiguración, pero creo que es la primera vez que alguien me imagina como inefable.

Pero no dijo nada más. Como decía Klaus, podían dejarlo para la próxima vez, si es que a la hora de la verdad los dos estaban interesados en volver a verse.

Resultaba que a Nessa no le habría importado estar hablando con un cazador de fugitivos o con un extirpador. Venía de una familia purista en la que varios de sus miembros estaban en las filas del Señor Tenebroso, y todo apuntaba a que la mujer seguiría el mismo camino; y además, precisamente uno de sus hermanos había trabajado en el Área-M.

¿Realmente sólo quería enseñarle su colección pictórica personal? Seguramente no. Y evidentemente ella no iba a llevarle a la Mansión Crowley, allí vivían sus padres... Y además, si casualmente veía uno de sus horrendos dibujos, seguro que no querría volver a verla. Eran terriblemente feos.

Creo que ver tu galería es mejor idea para terminar la noche —respondió—. Aunque primero deberíamos terminar nuestras bebidas.

Se acercó entonces a la mesa para coger su vaso y dar un pequeño trago, aún le quedaba más de media bebida, y pensaba utilizar ese tiempo para intentar saber de qué pie calzaba. No tenía intención de meterse en casa de un defensor de los muggles, aunque con lo bien que habían congeniado dudaba que fuera el caso. Pero, ¿cómo le preguntaba eso? Era cierto que los tiempos habían cambiado y que muchos mortífagos ya no escondían su Marca Tenebrosa, pero la mayoría de ellos tampoco iban por ahí gritándolo a los cuatro vientos.

Y dime, ¿alguna vez te has planteado trabajar para el gobierno? Estoy segura de que muchos departamentos podrían necesitar un pocionista.

Era lo mejor que se le había ocurrido. Si la respuesta era afirmativa, significaría que compartía ideales con el gobierno, pues debería jurarle lealtad, si era que no... Bueno, entonces tendría que buscar otra forma de salir de dudas.

Klaus le gustaba, sería una lástima que no compartieran ideales...
Vanessa Crowley
Imagen Personalizada : Moritzbastei: Let's party | Klaus & Nessa - Página 2 NGffNSL
RP : 10
PB : Natalie Dormer
Edad del pj : 33
Ocupación : Profesora
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 10.450
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 257
Puntos : 111
http://www.expectopatronum-rpg.com/t5719-vanessa-crowley http://www.expectopatronum-rpg.com/t5729-relaciones-de-nessa http://www.expectopatronum-rpg.com/t5728-cronologia-de-nessa http://www.expectopatronum-rpg.com/t5725-correspondencia-de-nessa
Vanessa CrowleyInactivo

Invitado el Lun Ago 27, 2018 10:54 pm

En el año 2018, que alguien reconociese que se le daba bien la pintura al óleo podía resultar hasta de raritos. Incluso en el mundo de los magos, era un hobby ya anticuado hace mucho tiempo. ¿Para que realizar cuadros con pintura y llenarse las manos o no poder corregir fácilmente los fallos si se tenía magia? ¿Qué sentido tenía? Sin embargo, entre personas que aún conservaban ligeramente esa alma de artista, resultaba ser un punto a favor. Incluso para ligar.

Vaya. Es una pena. —Él también dio un sorbo más a su bebida. A punto de terminarla ya.— O quizás sea una ventaja; podría enseñarte a hacerlo si quieres.

Suerte que verdaderamente la pintura al óleo también se le daba bien. Y no sólo los retratos hechos con sangre de sus víctimas. Fuera como fuere, la conversación derivó de nuevo en él. Era lista... sí señor. Y si quería verdad, la tendría. Después de todo, dado su carácter y a la familia que pertenecía, sería estúpido verla como una defensora de muggles. Y aunque fuese así, tendría todas las de perder de todas formas. Así que rió, y soltó el vaso vacío a la mesa para levantarse mientras le respondía sin ningún tipo de pavor.

Muy bien, muy bien. Me tienes bien calado. —Al decir esto, alzó sus dos manos como si quisieran detenerlo, y bajó su pañuelo de la muñeca. La marca tenebrosa pudo verse con claridad.— Digamos que he dicho una verdad a medias. —bajó los brazos y llamó con un gesto al camarero para que ambos pagasen la cuenta.— Soy mortífago y trabajo de vez en cuando en un laboratorio, pero mi principal especialidad es la caza de fugitivos. —alzó las cejas y le dedicó una mirada pícara— ¿He pasado el examen?

En ese instante, el camarero llegó y los dos dieron su parte respectiva de la cuenta. Vanessa no se dejó invitar y a Klaus le pareció justo pagar su propia parte. Luego, los dos comenzaron a caminar en dirección a la salida del local y, muy posiblemente, hacia la casa de Klaus.

Anonymous
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.