Situación Actual
15º-23º // 28 de junio -> luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Andreas W.Mejor PJ ♂
JazmineMejor PJ ♀
Dante F.Mejor User
Stella T.Mejor roler
Laith & RyanMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Evans M.ESPECIAL II
Beatrice B.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

TRAMA GLOBAL: LOS RADICALES ATACAN EL MINISTERIO

Salazar Slytherin el Mar Jun 05, 2018 4:41 am

Recuerdo del primer mensaje :

LOS RADICALES SE MOVILIZAN
EN CONTRA DEL MINISTERIO DE MAGIA



PERSONAJE LLEVADO POR LA ADMINISTRACIÓN

THEODORE SMITH,
sublíder de los radicales

Edad: 45 años
RP: +11
Color: #669900

Personalidad

  • Estratégico
  • Honorable
  • Se enfada con facilidad

Breve reseña histórica

  • Sublíder de los radicales
  • Perdió a toda su familia en la batalla del Ministerio (esposa e hijo)
  • Ha jurado matar a la Ministra de Magia con sus propias manos
  • Tiene la confianza de prácticamente todos los radicales por sus buenas ideas
  • Fue uno de los mejores expertos en Herbología de Inglaterra hasta que cambió el gobierno


GRUPO DE RADICALES

4 de junio del 2018, 15:32 horas

Theodore, Selley, Marcus y Xander se encontraban en una de las entradas al Ministerio de Magia que se encontraba en uno de los retretes públicos de Hyde Park. Era una entrada relativamente nueva, conocida por los miembros recientes del Ministerio y poco más, sin embargo, Maximus había informado de dicha puerta a sus más fieles confidentes. Claro que Maximus no esperaba que éstos se aventurasen a utilizarla sin antes informarle a él. Un craso error por su parte.

Vestían ropajes normales, de carácter muggle. Estaban esperando a las tres y media del mediodía, justas, para internarse en el Ministerio. Sabían que la Ministra de Magia aún estaría en el interior gracias a la información propiciada por Maximus, además de que la gran mayoría de empleados se habrían ido pues su jornada era hasta las tres. Tendrían la ventaja y cogerían a los más rezagados con sorpresa.

—Tenemos un plan. Seguidlo a raja tabla. —Theo controlaba la hora con su reloj de muñeca, todavía a las afueras del baño común. —La prioridad aquí es destrozar las Red Flú principales para que no lleguen refuerzos, destruir el departamento de seguridad mágica hasta que solo queden cimientos y cadáveres y, por último, matar a la zorra de McDowell. Nada de titubeos. Ahí dentro nadie es inocente. Si quisieran apoyarnos, no trabajarían para quiénes quieren matarnos.

Quedaban tres minutos. Elegir la hora esa no era al azar. Atacarían a la vez tanto en el Área-M como en el Ministerio, siendo éste último el aventajado con respecto a la hora. Ambos grupos tenían ventaja para entrar al interior, por lo que debían de aprovechar muy bien sus oportunidades allí dentro.

A la hora prevista, todos se metieron por el retrete, apareciendo en la planta principal, cada uno por una chimenea diferente. Caminaron con decisión hasta el centro, uniéndose de nuevo en un pequeño pelotón indestructible. Hubo personas que huyeron nada más verlos, pero ellos no se quedaron cortos: alzaron las varitas e hicieron explotar todas las chimeneas de Red Flú que habían en esa planta, sin importarles lo más mínimo dañar a algún trabajador. Cuando aquello se sumió en un profundo caos cargado de polvo, fuego y desprendimientos, ello salieron a través de la polvareda, con la varita en alto, atacando a todo el mundo que se metiesen en medio.

No iban a permitir que nadie se entrometiese en su camino.

La explosión que sonó en aquel piso no pasó desapercibida, ya que en los pisos inferiores se escuchó, cada vez con mayor disipación. Las alertas resonaron en todo el Ministerio, por no hablar de que los más rápidos, que no querían ser partícipe de dicha batalla, habían salido corriendo advirtiendo a todo el mundo.


MATIZACIONES:

  • Cualquier acción en contra de algún otro personaje ha de ser mediante tirada de dados a menos que quede justificado por un acuerdo externo entre usuarios.
  • En este primer post, podéis introducir, además de decidir, en el caso de los miembros del Ministerio, qué hacían/en dónde estaban vuestros personajes y, en el caso de los radicales, a dónde se mueven vuestros personajes. No necesariamente tenéis que encontraros con los radicales en este post y viceversa. Menos a la figura de la Ministra de Magia, podéis usar a los pnjs que consideréis para enriquecer vuestros post.
  • El personaje llevado por la administración es el líder de los radicales y, por tanto, quien "toma" las decisiones, pero la estrategia a plantear para conseguir el resto de objetivos es desconocida para poder improvisar durante la trama. No obstante, cualquier duda que pueda tener vuestro personaje, se la puede preguntar a Theodore o directamente tomar sus propias decisiones.
  • No hay ni mínimo ni máximo de líneas por post.
  • Todos los radicales son fugitivos reconocidos, por lo que todo el mundo debería de conocerlos.
  • El staff posteará (o lo intentará, somos humanos) cada cinco días, pudiendo postear antes en caso de que haya post que masterear.
  • Los duelos que se produzcan en este rol serán a tres toques. Esto quiere decir que si una persona pierde tres tiradas de dados seguidas, quedará K.O. Recordamos que los hechizos finalizadores no son finalizadores si no es en el último toque. La única manera de que pueda finalizar antes es teniendo una diferencia de 15 con tu adversario.
  • Los modificadores de RP solo estarán permitidos si se compran ANTES de postear aquí tu primer post. En el caso de los PNJs, se tendrían que comprar con el dinero del personaje que los lleva.
  • Los turnos de posteo, en esta ocasión, son libres. A partir de mi siguiente intervención, avisaré con todo lo que haga falta para ir guiando.


Admin
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Tom Hiddleston
Edad del pj :
Ocupación : Fundador de Hogwarts
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones :
Lealtad : Hogwarts
Patronus : Serpiente
RP Adicional : -
Mensajes : 1300
Puntos : 30
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Matt Forman el Miér Jun 13, 2018 8:58 pm

Off: sorry, me olvidé la iniciativa.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 15.100
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 612
Puntos : 206
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Maestro de Dados el Miér Jun 13, 2018 8:58 pm

El miembro 'Matt Forman' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3184
Puntos : 1438
Ver perfil de usuario

Caroline Shepard el Jue Jun 14, 2018 12:03 am


M A R C U S    S T E V E N

Resumen de acciones: Golpe por aquí por allá, sube junto a su esposa y aliados al ascensor. Mucha gente, mucha presión se aprietan todos los números.
Primera parada: Noveno piso.
Marcus sale con ganas de ir a la escalera, y dispuesta a atacar a quién se le interponga.
(Lanzó dado de iniciativa contra T. Hell Drexler/Agatha)

Marcus era muy consciente de que apenas  llegaran al Atrio, el caos sería inminente. Antes de este día se había imaginado miles de escenarios posibles de cómo sería esa llegada. Cuánto se demorarían en gritar, en dar la alarma, o en atacar. Se preguntaba a su vez, el cómo será ver a ese lugar arder. Y verlos caer a todos, a cada uno de esos que apoyan a viva voz el nuevo régimen, por sus propias manos. Verlos suplicar, y no cederle la oportunidad. Porque cada acción, cada decisión cuesta. Y él iba al Ministerio a cobrar cuentas pasadas, a cobrar la factura de todo lo que han hecho hasta el momento todos sus integrantes. Quienes, en mayor o menor medida siguen ahí bajo el mandado de, como él le suele llamar "La zorra dictadora".
Si no te revelas, eres cómplice, así de simple.

Su imaginación no estaba tan errada, lamentablemente. Ya que por más que sí se había imaginado ayuda por parte de algunos trabajadores de ese gran edificio, eran la minoría. Esa doctrina del terror instaurada por los nuevos gobernantes de Gran Bretaña al parecer había dado sus frutos. En sus mejores sueños, él se imaginó ver una rebelión total, ver como la gran mayoría de empleados se unían a ellos e iban generando un gran escudo protector hacia donde se encontraba la pelirroja. Como esos documentales muggles, donde todo el pueblo enardecido camina y grita exigiendo "Justicia". Pero no, nada de eso paso.  Ahora Marcus se encontraba golpeando, esquivando, noqueando, o luxando articulaciones del mago que se atreviese a cruzar por su camino.  ¿Su varita? La perdió hace ya un par de meses. Ahora sólo posee una que pocas veces (por no decir nunca) le hace caso, y que de tan sólo tocarla lanza chispas, como quejándose a primera de su portador. Pero eso a él no lo detenía, ya que en sus imaginaciones siempre se vió así, luchando con su cuerpo, hacerlos caer sin la necesidad de magia.

Selley.
Mientras se encontraba(disfrutandolo por lo demás) de cerrarle la tráquea a un hombre con su palma derecha y romperle la rodilla a otro con su pierna izquierda, su mirada entre tanto iba hacia ella. Siempre, sin importar la cantidad de personas que le estuvieran atacando, o el nivel de estrés que esté viviendo. Él siempre tenía que saber a dónde se encontraba Selley, y hace un tiempo también Mikel. Es que podía sonar cursi, y de seguro Selley de escucharlo chasquearía la lengua y rodearía los ojos pero, esa mujer es lo único que le estaba quedando. Y si le pasaba algo a ella, pues nada también sería su fin.

¡Marcus!

Dirigió su cabeza hacía donde había venido ese llamando, debían marcharse de allí.  Terminó de desarmar a la maga con quién ahora último estaba batallando,  quitándole su varita y haciéndola caer  con un giro de suelo desestabilizando sus piernas. Caminó con la varita de la mujer en sus manos, iba a ir hacia donde se encontra Selley pero antes... - Expulso .- pronunció saliendo disparado hacia atrás. - Joder esta también me odia...- resopló con el ceño fruncido levantándose enseguida del suelo y lanzando la varita lejos. Al menos la que él tenía nunca se había ido en su contra, sólo alteraba un poco los hechizos. Por ejemplo de un simple Accio era capaz de atraer hacia él hasta la casa del vecino, cosas así.  Pero Marcus prefería mil veces tener una varita intensa , que una que fuera traidora, no eso si que no.

Corrió a los ascensores para reunirse con su querida esposa, quien con su encanto natural ya había logrado que se le uniera gente y funcionaran como escudo. En cambio él, como mínimo hasta ese entonces se había conseguido siete enemigos, contando hasta una varita. Uy, un hechizo pasó rozando su rostro y sin tener tiempo ni de reaccionar ya su mujer había salido tras su espalda para cubrirlo.- Guapa .- sí, hasta en un momento como aquel él podía pillar una instancia para coquetearle, y realmente la hubiera lanzado contra la muralla más cercana del ascensor y comenzado a besarla apasionadamente. Pero no, obvio que no lo hizo, que él podía controlarse y tenía un objetivo claro. - Segundo piso, ok. ¡Vaaaamonos!.- canturreó subiéndose junto al resto de personas que eran sus aliados, hasta el momento.

Lo que no tenían en cuenta es que abarcaban mucho entre todos, y parecían un rebaño de ovejas dentro de un solo metro cuadrado. Lo que hizo que su cuerpo quedará pegado en el teclado de pisos, apretando de paso todos los números. - Upsi, al parecer nos vamos al noveno piso primero .- dijo ofreciendo una sonrisita de lo más inocentona. Sintiendo por la fuerza ejercida de los demás cuerpos pegados al suyo, las múltiples armas que tenía escondidas en su cuerpo haciéndole presión.

Su idea, era que se abriera la puerta y volver a cerrarla de inmediato. Y de verdad lo hubiera hecho si no fuera porque al abrirse, el ascensor pierde estabilidad bajando unos centímetros y apagándose por completo. Al parecer  por un motivo que hasta entonces desconoce,  el ascensor había detenido la marcha, miró a Selley.- Salimos, atacamos, bajamos por la escalera y tomamos el ascensor más cercano .- y sin esperar respuesta alguna, pegó un salto para salir del ascensor y observar a que se enfrentaban en aquel piso. Dispuesto a atacar, desarmar y derribar a quién se le interpusiera en su camino.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Evan Rachel Wood
Edad del pj : 27
Ocupación : Regulación de criaturas
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.451
Lealtad : Pro-muggle.
Patronus : Tigre Blanco
RP Adicional : +2F
Mensajes : 145
Puntos : 91
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4198-caroline-shepard#66802 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4199-part-of-my-life-rs-caroline-shepard#66808 http://www.expectopatronum-rpg.com/cronología http://www.expectopatronum-rpg.com/baúl

Maestro de Dados el Jue Jun 14, 2018 12:03 am

El miembro 'Caroline Shepard' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3184
Puntos : 1438
Ver perfil de usuario

Salazar Slytherin el Jue Jun 14, 2018 1:58 am


Primer piso: Ministro de Magia y Personal de Apoyo.
Abigail McDowell & Co.

Allí, todavía, todo parecía tranquilo. Un poco. En realidad el caos se había desatado, sobre todo por parte de los aurores más responsables, que habían tomado la iniciativa de ir a proteger a la Ministra de Magia, llevándose con ellos a todos los que pillasen a su paso para que fuesen un muro en la batalla.

Déjame pasar.

Señorita McDowell... —El auror, un Mortífago de confianza, le puso una mano en el hombro a la Ministra de Magia, evitando así que saliese de su despacho. Él sabía que poner esa mano en el hombro de la Ministra era peligroso, e indebido. No porque fuese intocable, sino más bien por la mala hostia que ahora mismo rezumaban sus ojos. De hecho podía ver la mirada de Abigail McDowell desde abajo, cuestionando esa osadía. —No deberías salir. Lo tenemos todo controlado.

Se escuchó una explosión fuera.

Sí, se nota que lo tenéis todo perfectamente controlado.

Ministrra... —dijo el Asistente de la Ministra, un hombre corpulento, con gafas, gran barba y repeinado hacia atrás con una especie de tupé. Era un Asistente bastante competente que había encajado bastante bien con Abigail, pero no había sido elegido por ella, sino más bien había sido una especie de intercambio de confianza con el Ministerio Ruso. —Deberríamos hacer un plan para sacarrla de aquí. ¿No se puede deshabilitarr la barrerra anti-aparrición?

No se puede —respondió el auror. —Eso lleva estando desde que se creó el Ministerio por protección. Sólo un experto sabría desactivarla y sin duda no sería desde este departamento. Las únicas opciones son las cabinas de emergencias, las que queden de una pieza. Hay cinco en cada uno de los departamentos, pero cuando he llegado aquí ya me fijé que las de aquí están destrozadas —añadió, carraspeando. Estaba nervioso. —Otra opción es ir al Departamento de Cooperación Mágica Internacional. Ahí hay una línea de Red Flú habilitada de manera totalmente independiente a la línea del Ministerio Inglés, ya que debe de estar comunicada con el resto de países. Es algo que se ha implementado nuevo, ¿cierto?

Abigail asintió, con una mano en la sien, sintiendo que le iba a explotar la cabeza.

Si han deshabilitado solo la red local, puede que sigan funcionando.

¿Y a qué esperan para ir a comprobarlo? —preguntó Abigail.

Tenemos una defensa bien formada aquí debajo, Ministra McDowell. Lo mejor será esperar, hasta que lleguen refuerzos.

La chimenea habilitada en el despacho de la Ministra tampoco servía, pues estaba averiada. Alguien en el Departamento de Seguridad Mágica había deshabilitado toda la Red Flú del Ministerio de Magia, motivo de que montones de los aurores hubiesen ido de manera inmediata a protegerla. Ahora solo quedaba tomar la decisión acertada. Quedarse, huir o luchar.


GWENDOLINE EDEVANE
Estás en el tercer piso: Departamento de Accidentes y Catástrofes Mágicas

Savannah se da la vuelta para ver quién ha sido la persona que se ha interpuesto entre ella y el inminente hechizo que estaba a punto de salir de la mujer de pelo azabache. Te ve, pero evidentemente no te reconoce y tiene demasiado miedo como para quedarse ahí. Se sube al ascensor y aprisiona fuertemente el botón de la planta más alta de todas, el departamento de Misterios, pensando que en el departamento más alejado del foco estará a salvo. La puerta de cierra y se va.

Por la parte que te toca, la mujer ahora te mira a ti. Ya le da igual la niña: sabe que no podrá escapar a ningún lado y, cuando acabe contigo, ya irá a por ella para saldar sus asuntos pendientes. No tarda en atacarte, pero tu habilidad con el Aura lo consigue parar. Sin embargo, eso no hace que se rinda. Te sigue atacando, una y otra vez.

Por detrás de ti aparece tu compañero Salleens, cogiendo a la chica por un lado y mandándola bien lejos con un hechizo derribador, haciéndola chocar con la mesa de la recepción de vuestro departamento. Se acerca a ti.

Ya te vale, Edevane. —Intentó sonar sereno, apartándose con el dorso de la mano una gotita de sudor de la frente. ¿Nervioso? Eso parecía, aunque no lo quisiese demostrar. —Vayámonos de aquí antes de que esto empeore.

Él camina hasta los ascensores, totalmente decidido a ir a la zona habilitada del Departamento de Cooperación Mágica Internacional en donde habían chimeneas de Red Flú habilitadas en caso de emergencias.

Tu ves que la mujer de pelo azabache está muy dolorida en el suelo, intentando recomponerse con muchísimo esfuerzo, pues al parecer se ha clavado la pata de un escritorio que estaba roto. Sangra, de espaldas a ti.

¿Qué haces?

a) Vas a ayudar a la mujer del pelo azabache ⇢ En tal caso la mujer te ataca cuando tienes la guardia baja.
b) Dejas K.O. a la mujer del pelo azabache ⇢ En tal caso, al atacarle por la espalda, consigues neutralizarla y seguir con tu camino. Puedes meterte en el ascensor y elegir el piso al que vas tranquilamente. Si dejas elegir a Salleens, elegirá el piso número nueve argumentando que estará vacío.
c) Pasas de la mujer y caminas hacia donde está Salleens, ya metido en el interior del ascensor a la espera de que tú llegues ⇢ En tal caso, la mujer te ataca antes de que puedas llegar al ascensor, pero consigues entrar con una cadena, fruto de un Religio, aprisionándote la pierna. Puedes elegir el piso al que moverte, Salleens te hará caso.


TSUNAYOSHI NISHIMA
Estás en el cuarto piso: Departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas

Hank no es capaz de creerse que esté ahí debajo luchando contigo, pero lo que no es capaz de creerse en absoluto es que hayas roto la cabina por la que estaba la puerta hacia su libertad. ¡Casi le da un infarto! Te mira, ojiplático. De hecho, en estos momentos te odia muchísimo.

Como eres la única persona que conoce ahí dentro, además de la única que le ha dejado claro que le va a proteger, no duda en seguirte hacia las escaleras de emergencia. Nada más verlas le da una fatiga que le hace temblar las piernas. Miró hacia abajo; luego hacia arriba.

Dígame, por favor, que vamos a bajar. —Porque la simple idea de subir esos infinitos escalones ya le estaban estresando el cardio. —En el Departamento de Seguridad Mágica seguro que nos dan seguridad. —Se ve que Hank bajo presión no pensaba del todo bien, pero lo que era las redundancias las dominaba a la perfección. —O junto a la Ministra, ella nos protegerá. Seguro que allí estaremos a salvo, habrá muchísima seguridad. Yo voy para arriba.

El parecía tener claro su destino, ¿pero tú?

¿Qué haces?

a) Le haces caso y vais a las últimas plantas, las cuales están escaleras abajo. ⇢ Todavía no están invadidas totalmente de radicales, por lo que puedes entrar tanto en la segunda como en la primera, dependiendo de tus prioridades. Si vas a la primera te encuentras con Theodore y Xander.
b) No le haces caso y decides ir a alguna de las otras plantas. ⇢ En tal caso te das cuenta de que la gran mayoría de entradas están colapsadas, evitando la salida y entrada de personal.
c) Os da miedito todo lo que veis y decidís volver por vuestros pasos, decidiendo que lo mejor es quedarse ahí y proteger ese departamento. ⇢ Atacan vuestro departamento y Hank muere.


T. HELL DREXLER
Estás en el noveno piso: Departamento de Misterios

Agatha no quiere morir, eso lo puedes tener claro. Va a luchar por un Ministerio al que no apoya, sólo porque no quiere morir. Es de esas personas que temen a la muerte con toda su alma, motivo principal de que trabaje en un lugar que odia sólo para evitarla. Ataca al enemigo con un Expulso, dándole de lleno en el pecho y haciendo que el ascensor se tambalee cuando el cuerpo del trabajador choca fuertemente con la parte del fondo del mismo.

Te mira, intentando encontrar aprobación. No tarda en volver a apuntarlo y conjurar un "desmaius" para dejarlo fuera de combate. Agatha no es una asesina, ni tampoco cree que sea capaz de matar, así que se limita a dejarlo K.O. para que no sea una molestia y no se necesite matarlo. Mejor que sea enjuiciado y termine en Azkaban, ¿no?

Se metió en el ascensor, intentando no pisar la cabeza del desmayado. Entonces dudó en picar en el primer piso.

¿Seguro? —preguntó a Drexler. —Ahí... va a haber mucha gente. Deberíamos quedarnos a proteger nuestro departamento... —Intentó convencer al mago. Rápidamente se dio cuenta de que no podría, miró la cuenta atrás de su antebrazo y bajó la mirada, llevando la mano a tocar el botón que os llevaría al primer piso.

Sin embargo, mientras las puertas se cierran, ves como se abre un ascensor justo en frente y como un grupo enorme de radicales salen por la puerta. No es uno, ni dos. Son como siete, sino más, ¿puedes con todos ellos?

¿Qué haces?

a) Metes la mano entre las puertas del ascensor para hacer que pare y enfrentarte a los radicales. ⇢ En tal caso, tiras dado de iniciativa contra Marcus, pero hay más gente que te atacará.
b) Dejas que las puertas se cierren y que el ascensor siga el trascurso del movimiento hacia la planta número uno, quedándote quieto para que no te vean. Nada más llegar te das cuenta de que el ascensor no llega hasta la punta de abajo, así que tienes que agacharte para poder entrar por una pequeña abertura. ⇢ Agatha pasa primero y es torturada de manera inmediata por Theodore. Al pasar tú ves eso, además de Matt y Xander peleando.
c) Agatha se equivoca y pica el número dos, el Departamento de Seguridad Mágica. ⇢ Al llegar, te encuentras con muchos radicales de espaldas, ya que están intentando traspasar una barrera para meterse en el interior.

Te doy la opción de escapar de la iniciativa de Marcus porque por tiempo y el orden de los posts, considero que podría darte perfectamente tiempo. Ahora: hacerlo o no es decisión tuya.


MATT FORMAN VS XANDER ROCKWELL
Están en el primer piso: Ministro de Magia y Personal de Apoyo

¿Qué? ¿Esperaban que su absurda protección pudiesen evitar que los radicales llegasen al primer piso? No. Ellos fueron directos, por el camino más fácil y que, gracias al factor sorpresa, habían conseguido ir de la manera más rápida. El más adulto del escuadrón había ido con el más joven, directamente a por la víctima principal. Muchos en el refugio de los radicales decían que matar a McDowell no era la solución, que podría ser contraproducente, que muchos podrían considerarla un mártir y hacer que muchos indecisos apoyasen una causa por la que no estaban del todo seguros.

Theodore entró junto a Xander en aquel lugar y no tardaron en atacar a los allí presentes. Theodore se desvió momentáneamente por un pasillo, alejándose de Rockwell para perseguir a uno de los Mortífagos que quería retroceder. Tenía los planos del departamento, pero estaba perdido y la gran mayoría de acceso estaban cortados o con defensas. Necesitaba apoyo antes de continuar. Rockwell, por su parte, dejó a tres personas quejándose por el tremendo golpe flamígero que les dio. No estaban ni de lejos muertos, sólo heridos.

Mientras tanto, Matt Forman apareció por la puerta que daba a las escaleras, justamente al lado de los ascensores y, por tanto, en la espalda de Xander Rockwell. Por ahora Xander no tenía mucho apoyo ahí encima, pero él sabía que no tardarían en llegar, por no contar de que Theodore jamás dejaría que le pasara nada: sería su escudo. Ahí habían ido con un objetivo y ambos se habían prometido cumplirlo antes de salir de allí. Y lo iban a conseguir.

Matt tira iniciativa contra Xander y ha sacado un 20. Xander, puedes hacer un post tirando iniciativa pero las probabilidades de igualarlo son escasas y solo conllevaría a tener que hacer otra tirada de iniciativa. Así que eso te lo dejo en tu decisión, o le puedes mandar un MP a Matt diciendo que empiece él (que probablemente sea lo que ocurra).

A partir de ahora, podéis postear sin esperar al post del master, para batiros en duelo. Yo en cada post mío haré un resumen de lo que os pase y, en el caso de que quiera intervenir, lo especificaré. Eso sí, aunque podáis postear sin necesidad de esperar por mí, no os dejéis pasar.

Recordad los RPs y también las normas del RolPlay con respecto a los daños recibidos por las diferencias de dados, así como hechizos finalizadores.


SELLEY WILKES Y MARCUS STEVEN
Están en el noveno piso: Departamento de Misterios.

Marcus se había equivocado y, con su culito respingón, le dio sin querer al botón que no era. Seguro que Selley no se quejaba. Del culito, que no de haber picado en otro botón. El caso es que llegaron al Departamento de Misterios después de haber sido las víctimas de aquel overbucking en el ascensor.

Al llegar y salir como una gran horda que se asfixia en el interior de un pequeño cubículo, pueden ver que el Departamento de Misterios está bastante... vacío. No es el lugar más idóneo para empezar una batalla. Seamos sinceros, ¿a quién narices le importa ese departamento? Quizás a alguien obsesionado con profecías. O alguien obsesionado con objetos mágicos extraños y misteriosos... o simplemente a algún friki que todavía no sabe qué clase de cosas se hacen allí abajo, como el noventa por ciento de la población mágica.

¡Pero no, espera! Una joven, de unos diecinueve años, probablemente una becaria temerosa, se asoma de uno de los pasillos (pues iba a irse en uno de los ascensores) y lanza, asustada, un Expulso que recorre toda la estancia. Le da a Selley y la manda a volar hacia atrás, volviéndola a meter en el ascensor y tirando por el camino a dos aliados.

¡Ah! ¡Lo siento, lo siento! —Gritó, asustada, arrepintiéndose sobre la marcha. ¿Eso había sido fruto del miedo? Rápidamente se da la vuelta y huye pasillo adentro, corriendo.

¿Todavía queda gente? Claro, pero escondidas y asustadas. Allí no habían enemigos de los radicales. Nada más llegar a la zona de los ascensores os dais cuenta de que allí no hay nadie, solo una pareja que está cerrando la puerta delante de vuestras narices. El panel dice que está bajando (lo cual es obvio, pues es imposible que suba más).

Los radicales que van con ustedes se empiezan a quejar de las formas y de lo bobo que es Marcus.

¿Qué haces?

a) Mandáis a callar a todos y seguís vuestro camino vosotros dos solos, cogiendo otro ascensor para ir a la planta que queráis. ⇢ Elegís planta.  
b) Os quedáis ahí a armar el caos y vengaros de esa pobre niña. ⇢ Podéis tranquilamente. Ahí no va a ir nadie a salvar eso y nadie os va a plantar cara.
c) Creáis una táctica infalible ahora que estáis un poco más tranquilos ahí, para luego separaros por grupo en distintos ascensores para acaparar más terreno y no volver a romper un ascensor por sobrepeso. ⇢ Podéis ir a la planta que queráis, juntos o separados.

_______________

ACLARACIONES GENERALES:

  • Cualquier acción en contra de algún otro personaje ha de ser mediante tirada de dados a menos que quede justificado por un acuerdo externo entre usuarios.
  • Las opciones que os doy son GENERALES y no fijas. Por ejemplo, podéis, en el caso de los fugitivos radicales, elegir la opción de acceder a las escaleras pero, por el camino, hacer todo lo que consideréis, además de poner a qué piso queréis acceder mediante las escaleras. Son pautas, pero no son estrictas al 100%.
  • El Ministerio de Magia tiene nueve plantas, siendo la octava El Atrio, el lugar en donde están las chimeneas de Red Flú. La novena planta (el departamento de Misterios) es la planta más cerca a la superficie, mientras que la primera planta (la del Ministro de Magia y Personal de Apoyo) es la más subterránea de todas.
  • Recordad que como master os puedo hacer pupita siempre que quiera sin vuestro permiso. Pero soy bueno, tengo alma de Hufflepuff por mucho que sea Salazar Slytherin.
  • Recordad poner en vuestro post la opción elegida y/o vuestras interacciones y acciones. De esta manera una vez leamos el post, eso nos hará de resumen para ubicarnos mejor. ¡Gracias!


RPs

  • Gwendoline Edevane: +10 RP Base. +3 Adicional en el caso de usar un Aura en Defensa.
  • Tsunayoshi Nishima: +10 RP Base. +2 Adicional en caso de usar sus habilidades física aprendidas por Kendo.
  • T. Hell Drexler: +10 RP Base.
  • Matt Forman: +10 RP Base.

  • Theodore Smith: +11 RP Base.
  • Marcus Steven: +10 RP Base. +2 Adicional en caso de usar sus habilidades físicas aprendidas por Krav Magá.
  • Selley Wilkes: +10 RP Base. +3 Adicional en el caso de utilizar Velo en Defensa.
  • Xander Rockwell: +10 RP Base.


Cualquier duda o incongruencia, estoy a un MP.
Admin
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Tom Hiddleston
Edad del pj :
Ocupación : Fundador de Hogwarts
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones :
Lealtad : Hogwarts
Patronus : Serpiente
RP Adicional : -
Mensajes : 1300
Puntos : 30
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Gwendoline Edevane el Jue Jun 14, 2018 3:25 am

Interacciones: Mujer loca (PNJ), Archivald Salleens (PNJ), grupo radical del Departamento de Misterios.
Acciones: Mantener un duelo con la mujer loca, dejarla allí tras prestarle ayuda, ir por accidente al Departamento de Misterios en el ascensor, ser recibida por una salva de hechizos del grupo radical, y esconderme de ellos tras un rincón.

El mundo desapareció a mi alrededor. Paredes, suelos, otras personas en la estancia... todo dejó de importar y solo quedamos ella y yo. La mujer de cabellos negros empezó a reír cómo una demente en el momento en que se puso a lanzarme hechizos. No puedo decir que me diese demasiado tiempo a responder a su ofensiva, y lo poco que pude hacer fue protegerme, sin perder de vista sus movimientos. La distancia entre ambas estaba suponiendo un problema, pues cada vez me costaba más y más defenderme...
...y por eso ocurrió lo que ocurrió. Solo hizo falta un movimiento lento, una protección muy poco efectiva, para que uno de sus hechizos me alcanzase. Y no uno cualquiera. La mujer giraba sobre sí misma, y siguiendo su movimiento, una cola de fuego, cómo un látigo, que brotaba de su varita. Las llamas lamieron mi hombro derecho y el dolor ardiente me hizo caer al suelo. A mi varita le ocurrió lo mismo, pues el dolor me hizo soltarla. Por suerte, cayó en el mismo lugar que yo.

¿Qué tal sienta, perra de Voldemort?Rió triunfante mi enemiga, con esas estridentes carcajadas que la caracterizaban.Debiste dejar que me cargase a esa putita. Todo habría sido más fácil para ti.

En algún momento, Savannah se había marchado. Bien por ella... Sí, bien por ella, y muy mal por mí, pues aunque pude hacerme de nuevo con la varita, empuñándola en mi mano izquierda, el problema seguía delante de mí: esa mujer estaba apuntándome con su varita, y el hechizo que iba a lanzarme era inminente. Me sentí temblar en el sitio en que había quedado arrodillada, con el hombro derecho ardiendo—la quemadura dolía, pero no era tan grave cómo había pensado—pensando que aquello iba a ser mi final.
La mujer alzó su varita, la hizo girar por encima de su cabeza, y yo cerré los ojos. Si me iba a morir, no quería verlo. Me encogí sobre mí misma de manera involuntaria y escuché el estruendo de un hechizo...
...solo que no fue para mí. Aventuré a abrir los ojos tras unos segundos de duda, y me encontré a la mujer despatarrada unos metros más allá, sobre los restos de la mesa de recepción. ¿Qué o quién...?
No tuve que preguntármelo demasiado, pues escuché la voz de Salleens. Mi compañero, de alguna manera, había reunido valor para abandonar la seguridad del despacho y protegerme. Creo que le debo una... Después de todos estos años, le debo una. Seguía en shock por lo cerca que había estado de la muerte, segundos atrás, pues estaba segura de que lo que la mujer iba a hacerme no iban a ser cosquillas.

—¿Empeorar?—Jadeé mientras mi compañero me ayudaba a ponerme en pie.—¿Crees que esto puede empeorar?—Me dolía mucho el hombro, así que en el momento en que estuve de pie me vertí agua de mi varita sobre la quemadura. Apreté los dientes y contuve lágrimas de dolor, pero aquello alivió un poco el dolor.—Vámonos...

Salleens se ofreció a ayudarme a caminar, pero con un gesto de la mano le indiqué que me encontraba bien. Podía hacerlo yo sola, y teniendo en cuenta que no sabíamos lo que íbamos a encontrarnos por el camino, mejor que ambos estuviésemos listos para batirnos en duelo contra quién se plantase en medio de nuestro camino. Caminamos a paso ligero en dirección al ascensor, y mientras Salleens apretaba el botón de llamada, yo me detuve en seco: escuché a la mujer gruñendo, de una manera que solo gruñe alguien cuando está sufriendo un gran dolor. Suspiré.

Estoy herida...Dijo la mujer, repentinamente quejumbrosa, haciendo un esfuerzo para incorporarse. Se detuvo cuando quedó sentada, y pude ver cual era el problema: uno de los fragmentos astillados de la pata del escritorio contra el que se había golpeado se le había clavado en la pierna izquierda, en el muslo. Sangraba bastante, aunque sangraría muchísimo más de no tener clavado ese pedazo de madera.Ayudadme...Pidió, suplicante.

Mi naturaleza humana se impuso entonces, si bien estaba un poco adormecida en aquel momento. No podía dejar a aquella mujer en ese estado. Me adelanté, dando un paso hacia ella, y cuando me disponía a agacharme, la voz de Salleens a mi espalda me previno frente a ello.

—¡Edevane! ¡¿Qué te pasa, joder?! ¡Iba a matarte! Déjala ahí...—Dijo mi compañero, a medio camino entre la urgencia y la exasperación.

Le dediqué una breve mirada a Salleens por encima del hombro... y decidí que tenía razón. Pero no la iba a dejar allí, sin más. Alcé la varita hacia ella y conjuré un Religio no verbal. Las cadenas no la envolvieron a ella, si no su muslo, por encima de la herida, bastante prietas. La mujer me miró con una especie de horror, el dolor marcado en sus facciones.

—El hechizo que te he puesto actuará cómo torniquete. No te muevas y no te arranques eso de la pierna. Aguantarás hasta que alguien venga a ayudarte.—Le aseguré, y sin más dilación, me di la vuelta y me encaminé hacia el ascensor, que justamente abría sus puertas. ¿No serás tú el ascensor más oportuno del mundo o algo así?

Salleens y yo nos metimos en el ascensor y de inmediato me puse a pensar qué botón debía pulsar. Seguía molestándome mucho la quemadura de mi hombro derecho, pero estaba lo bastante bien cómo para seguir adelante. Me disponía entonces a pulsar el botón correspondiente al Departamento de Cooperación Mágica Internacional... pero los planes cambian pronto, a veces sin que te lo esperes ni lo decidas tú.
Sentí una fuerza pesada aprisionándome la pierna izquierda, con semejante fuerza que me causó un gran dolor. Cerré los ojos y apreté los dientes, profiriendo un gruñido de dolor. Mi dedo pulsó un botón, no sé ni cual, y las puertas del ascensor empezaron a cerrarse.

¡Disfruta de tus putas cadenas, hija de puta!Gritó la mujer del pelo negro, antes de que se cerrasen del todo las puertas. Mientras el ascensor se movía, podía escuchar su risa demente, cada vez más lejana.

—¿Estás bien?—Preguntó Salleens, conjurando un Finite Incantatem que me liberó de aquel Religio que había recibido a traición.—Te dije que la dejaras...

—No me ayudas, Salleens...—Gruñí mientras me frotaba el muslo. Aquello podría haberme partido la pierna si las cadenas se hubiesen cerrado con más fuerza, pero por cómo conseguía mantenerme sobre ella, no se había roto.—¿Hacia dónde vamos?

—Al Departamento de Misterios.—Informó Salleens.—Pero no importa. En cuanto se pare el ascensor, pulsaré el botón correcto y...

...y nada. Porque en cuanto se abrieron las puertas, lo primero que nos recibió fue una salva de hechizos en dirección al ascensor. No pensé; me limité a actuar, envolviéndonos a Salleens y a mí en un hechizo Aura que nos protegió de aquellos hechizos, para acto seguido salir corriendo del ascensor en busca de cobertura.
Había un nutrido grupo de gente allí, la mayoría de ellos empleados del Ministerio. Logré arrojarme tras una esquina, cayendo de rodillas y sintiendo un dolor lacerante tanto en la pierna cómo en el hombro. Aventuré a asomarme para echar una mirada, y el panorama no era el mejor: decir que estábamos en inferioridad numérica era un eufemismo.
Y lo que es peor: la ráfaga de hechizos, la segunda y la que esquivamos saliendo del ascensor, lo inutilizó en una explosión que nos cortó la vía de escape. Maldición...


Archivald Salleens: #6ad400 || La mujer loca: #cccc02

Off: Voy a tirar un dado de iniciativa contra Selley.


Última edición por Gwendoline Edevane el Jue Jun 14, 2018 4:00 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Desmemorizadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.065
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 563
Puntos : 265
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Maestro de Dados el Jue Jun 14, 2018 3:25 am

El miembro 'Gwendoline Edevane' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3184
Puntos : 1438
Ver perfil de usuario

Ryan Goldstein Ayer a las 1:02 am

Interacción: Aliados, Marcus, Salleens.
Acciones: Volver a meter a los aliados al ascensor para que fueran de una vez a la segunda planta// querer ir en busca de Marcus para tomar los dos un ascensor juntos, pero ser casi tocada por un hechizo de Salleens y enfurecerse con él//querer darle caza a Salleens (a menos que Gwen la intercepte).


Upsi, al parecer nos vamos al noveno piso primero.

A la sonrisita de Marcus, le siguió la colleja de Selley. Y mira, que no podía gritarle que era idiota… ¡pero si será! Eso sí, ni bien los otros abrieron la boca para soltar su queja, ella los mandó a callar. Que ese hombre ahí, era su hombre. Y sí, estaba de acuerdo con “el plan” de Marcus, pero si lo estaba se lo calló, y se limitó a revolear los ojos, antes de volver a callar al resto que se apretaba con ellos en el ascensor. Esos mensos, se le estaban haciendo más pesados que útiles.

Un ding, y las puertas se abrieron. Salieron, y pensaban dividirse en distintos ascensores a la hora del descenso, cuando. De nuevo, ¿tenía que ponerlos en su lugar? Se veía que la exaltación general los tenía afectados. A Selley le sacaban de quicio a esas alturas.

—¡Ustedes, estén atentos para cuando…!


Llegó a decir, antes de ser tocada por un “expulso” y salir volando hacia atrás como escupida en el aire y derribar a dos aliados en el camino, que de paso le sirvieron de almohadilla.

A empujones, recobró la postura erguida a empujones, peleándose hasta con la sombra, y para cuando estuvo en pie tuvo que lidiar a gritos con un grupo de idiotas que querían correr a una boba que andaba de perdida por la vida cuando ellos tenían otras prioridades, una meta más grande.

Y en eso estaba, perdiendo la paciencia con eso de hacerles de niñera a unos niñatos hiperactivos e instándolos a ocupar sus ascensores cuando sintieron el “ding” de unas puertas al abrirse, un ascensor que subía. Todas las varitas apuntaron en su dirección y descargaron una horda de hechizos contra los ocupantes, quienes salieron corriendo.

—¡NO!—gritó, exasperada y en medio del disturbio luego de la segunda o tercera ola de hechizos. Lo cierto es que dos empleados perdidos del Ministerio no le importaban, ella se aferraba al plan—¡ustedes vayan a la planta dos!—ordenó, y acabó por meter a un par a empujones en el ascensor. Oprimió casi inmediatamente el botón que los llevaría a la planta mencionada, para que se largaran de una vez, pero no fue con ellos. Porque Marcus seguía allí y donde estuviera él, ella iba a la par. No le importaba perder aliados en ese momento. Mientras se tuvieran el uno al otro, eran capaces de hacerse cargo de cualquier ofensiva.

Tuvo suerte de que un hechizo salido de la nada no le hiciera explotar la mano, justo cuando se volteaba para buscar a Marcus. De no esquivar a tiempo, hubiera sido un problema. Y como no estaba dispuesta a perdonar a nadie en ese día, se apuró a reaccionar, preparada la varita y apuntando directo al hombre poco afortunado que tuvo la imprudencia de atacarla: había corrido, queriendo protegerse de la horda de hechizos y soltando contraataques sin ton ni son, a tontas y a locas, y se le veía en toda la cara: que era más cobarde que duelista. Selley no se arrepentiría por darle caza a un cobarde, y lo apuntó sin pena.

¡Lacio Sagittas!



Selley está apuntando a Salleens. Pero el dado de iniciativa lo tiro por Gwen. Si le da o no a Salleens, eso depende cómo se den las cosas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 29.450
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 320
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Maestro de Dados Ayer a las 1:02 am

El miembro 'Ryan Goldstein' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3184
Puntos : 1438
Ver perfil de usuario

Gwendoline Edevane Ayer a las 2:01 am

Interacciones: Archivald Salleens (PNJ), Selley.
Acciones: Dar comienzo a los fuegos artificiales (¡Por fin!) y atacar a Selley.

Observar cómo el ascensor quedaba hecho pedazos ante mis ojos supuso un jarro de agua fría. A simple vista, estábamos atrapados: nuestra vía de escape, inutilizada, y por delante de nosotros, el grupo de atacantes y todos los aliados que habían logrado reunir allí dentro. Agazapada tras un rincón, intentando no ofrecer blanco alguno a los que en aquel momento eran mis enemigos, tuve tiempo a preguntarme por primera vez qué estaba ocurriendo. ¿Quienes eran esos y por qué atacaban el Ministerio? La respuesta era muy sencilla: aquello era el resultado de todas las atrocidades cometidas por los siervos de Voldemort. Víctimas convertidas en asesinos; asesinos a los que les daba exactamente igual matar a otros inocentes. De haber tenido algo de tiempo para reflexionar acerca de aquello, lo habría encontrado horriblemente injusto.
Pero no hubo tiempo. No lo hubo porque estábamos en peligro, y quedarnos quietos seguramente supondría morir. Aquella gente no tenía pinta de ser de los que aceptaban la rendición. Aquella loca que acababa de atacarme hacía escasos minutos era un claro ejemplo de ello.

—Quédate a cubierto.—Dijo Salleens desde su escondite, al otro lado del ascensor. Me parecía un buen consejo a seguir, al menos a corto plazo; a largo plazo, llegarían a nosotros.—Yo me encargo.

Aquello no me pareció tan bien. ¿Cómo que él se encargaba? ¿Se encargaba de qué? ¡No te pongas a hacerte ahora el héroe, Salleens. ¡No es el momento! Pero aparentemente sí era el momento, pues Archivald Salleens abandonó la relativa seguridad que le ofrecía el rincón junto al ascensor y se lanzó contra la mujer que coreaba las órdenes a sus aliados improvisados, empleados del Ministerio que habían visto aquello cómo una oportunidad de derrocar a McDowell y a Voldemort.
Intercambió algunos hechizos con la mujer, y yo me atreví a asomarme para ver que ocurría. Justo a tiempo para ver cómo la mujer lanzaba una flecha mágica contra mi compañero. Este inició una floritura con la varita para conjurar un hechizo protector, que se me antojó horriblemente lento. Me asomé un poco más para ver lo que ocurría, hasta el punto de sacar casi toda la cabeza de mi escondite.
La flecha acertó a Salleens, y por un momento creí que el mundo se detenía. No es que tuviese un aprecio cercano a la amistad con respecto a Salleens, pero ese hombre había sido mi compañero casi desde el principio. Y al ver cómo aquella flecha le atravesaba, sentí una punzada de rabia en mi interior. Y me olvidé de toda precaución: salí de mi escondite.

—¡Salleens!—Grité, corriendo hacia él mientras el hombre caía de rodillas en el suelo. La flecha, pude comprobar, solamente le había atravesado el hombro derecho. Dolorosísimo, sin duda, pero no tenía por qué ser mortal.—¿Por qué has hecho eso? ¡Imbécil!—Fue mi forma de agradecerle su ayuda. Un tanto peculiar, sí.

Puse una mano en su hombro, pero el hombre estaba demasiado dolorido cómo para responderme. Y yo no tenía tiempo que perder. Tenía que neutralizar a aquella mujer. Vamos... concéntrate. Pudiste con Becher. ¡Puedes hacerlo! Así que empuñé con firmeza mi varita en la mano izquierda, pues el hombro derecho me dolía demasiado cómo para moverlo bien, y me dispuse a luchar.
Comencé conjurando un hechizo Gravitas Incrementum no verbal. Quería a aquella mujer más y más sencilla de derrotar.


Lanzo dado de ataque con este hechizo contra Selley (Ryan):

Gravitas Incrementum: Alrededor del cuerpo del objetivo de este hechizo, se genera un campo gravitatorio superior al habitual, de tal manera que los movimientos de este se vuelven más lentos y dificultosos. No puede llegar a detener del todo al enemigo, pero sí ralentizarlo. Con menos de diez de diferencia en la tirada, se pierde 1RP, una diferencia mayor a diez representa una reducción de 2RP.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Desmemorizadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.065
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 563
Puntos : 265
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Maestro de Dados Ayer a las 2:01 am

El miembro 'Gwendoline Edevane' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3184
Puntos : 1438
Ver perfil de usuario

Ryan Goldstein Ayer a las 4:36 am

Interacción: Gwen.
Acciones: Defenderse (defensa fallida) y reconducir las flechas de su ataque previo de forma que persigan a Gwen hasta alcanzarla. Sincerándonos, dudo mucho que estando lenta de movimientos pueda oficiar el hechizo sin ser atacada antes, así que, un segundo ataque puede interceptar el suyo tranquilamente, y en ese caso, el ataque de Selley quedaría en un "intento de".//tiro dado de defensa y dado de ataque al mismo tiempo de todas formas (el primero es defensa, el segundo de ataque)



Selley le acertó al hombre, pero no contó con la respuesta de la mujer. Y así y todo, Selley era más rápida en oficiar una defensa. Sólo que, la rapidez con que generaras un escudo y su eficacia, no eran la misma cosa.

Odio. Una oleada de odio y rabia se desató dentro de ella, porque lo peor que podías hacerle a alguien impaciente era desesperarla en una situación de vida o muerte ralentizando sus movimientos.

Oprimida, encerrada, asfixiada, así se sentía.

Una cosa era un ataque fulminante, un ataque rápido, que te cortaba la respiración en el acto, otra que te vieras obligado a respirar tan despacio que sintieras que el aire no te llegara, aunque estuviera allí, a tu alrededor, pero como algo inalcanzable.

Maldijo internamente.

—¡Captare!

Insistió en atacar, pero esta vez, recondujo las flechas que había usado contra Salleens, de forma que aunque ella no pudiera acertarle a su blanco dadas sus circunstancias (su dificultad de movimiento), incluso así, poner a su atacante en un aprieto en tanto que intentaba, si acaso tenía éxito.



avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 29.450
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 320
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Maestro de Dados Ayer a las 4:36 am

El miembro 'Ryan Goldstein' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3184
Puntos : 1438
Ver perfil de usuario

Gwendoline Edevane Ayer a las 12:39 pm

Interacciones: Archivald Salleens (PNJ), Selley.
Acciones: Seguir batiéndome en duelo con Selley.

Mi primer hechizo hizo su efecto sobre mi adversaria. A medida que el campo de gravedad se intensificaba a su alrededor, no solo aprecié cómo el aire a su alredededor parecía sufrir una distorsión, algo parecido a los espejismos que se producen en la carretera en días de calor; también aprecié que sus movimientos de volvían ligeramente más lentos. Aquello me iba a beneficiar durante el duelo, pues para empezar yo no era demasiado diestra en ese campo. Y cómo eso daba igual, teniendo en cuenta que ya estaba metida de lleno, no me quedaba más remedio que utilizar mi intelecto si quería salir con bien de aquello.
En el aire, seguía habiendo varias flechas. Observé cómo la mujer, quién utilizaba magia verbal, ejecutaba un lento movimiento con su varita, redirigiendo las flechas hacia mí. El hechizo que pronunció, Captare, me señalizó cómo el objetivo de aquellas flechas, lo cual solo quería decir una cosa: aquellas flechas me seguirían hasta el fin del mundo, hasta que impactasen contra mí. De nada servía correr.

¡Fianto Duri!Exclamé, demasiado nerviosa para conjurar de manera no verbal, mientras alzaba la varita ante mí. La punta se iluminó con una luz azul y un escudo transparente me envolvió. Las flechas que volaban en mi dirección empezaron a atravesarlo, convirtiéndose en polvo que llovió sobre mí... y sobre mis ojos. Los cerré de manera instintiva, cubriéndome con el brazo derecho, y perdiendo la concentración. De tal manera que dejé de conjurar la barrera cuando todavía había flechas volando en mi dirección.

Una de las flechas se me clavó dolorosamente en el brazo derecho. Grité, tanto por la sorpresa cómo por el dolor y clavé la rodilla en el suelo, mientras un hilo de sangre me corría brazo abajo, procedente de la herida. Abrí los ojos, justo a tiempo de ver cómo más flechas volaban hacia mí... y entonces apareció, interponiéndose entre ellas y yo, una bandada de pájaros. Las aves interceptaron las flechas, y en mi confusión no sabía que ocurría. Hasta que miré en la dirección de la que habían salido los pájaros y vi a Salleens, herido, con su varita en alto. Él los había conjurado, y habían resultado ser una defensa muy efectiva contra las flechas. Menos mal que no estaban vivos, y cada vez que uno recibía una flecha, simplemente se desvanecía.
Todavía con la flecha clavada, me puse en pie. Dolía mucho, y estaba empezando a temer de verdad por la integridad de mi brazo derecho. Pero no tenía tiempo para pensar en ello. Primero, debía acabar con ella. Así que ejecuté una floritura con la varita.

—¡Salleens, tápate los oídos!—Exclamé, y sin esperar a ver si mi compañero me escuchaba, conjuré de manera no verbal el hechizo Armorum Sonitum.

Un estridente sonido que emergió de mi varita me perforó los tímpanos, a mí y a todos los que no hubiesen tenido la precaución de taparse los oídos. Contraje mi cara en una expresión de dolor, y noté cómo la varita vibraba en mi mano y de ella salía una onda sónica en dirección a mi enemiga.


Hechizos que he utilizado:

Defensivo:
Fianto Duri: Provoca la desintegración instantánea de quién cruce la barrera mágica. Los hechizos que chocan, si no rompen la barrera, explotan en ella.

Ofensivo:
Armorum Sonitum: Crea un estridente sonido y una onda sónica capaz de empujar a un enemigo. Causa un intenso dolor en los oídos de quiénes se encuentran presentes.

Acepto un poco del daño de ese hechizo, aunque por lógica, me toca turno de ataque, pues gané el anterior. La cosa queda así en cuanto a toques: Gwen: 0 - Selley (Ryan) 1. Vuelvo a lanzar dado de ataque (Recuerda que mi anterior hechizo ha causado una bajada de -1 de RP, pues hubo una diferencia de menos de 10 entre mi ataque y tu defensa)


Última edición por Gwendoline Edevane el Lun Jun 18, 2018 12:40 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Desmemorizadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.065
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 563
Puntos : 265
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-gwendoline-edevane-ficha-de-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwen-edevane

Maestro de Dados Ayer a las 12:39 pm

El miembro 'Gwendoline Edevane' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3184
Puntos : 1438
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.