Situación Actual
8º-17º
23 noviembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Lohran M.Mejor PJ ♂
Astlyr C.Mejor PJ ♀
Egon A.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ayax & JoshuaMejor dúo
Ast A.Mejor novato
Abigail M.Especial I.
Ryan G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

My Sugar Daddy [ Dante ]

Bianca De Vega el Sáb Jun 23, 2018 6:45 am

Fecha: 28 de Julio del 2018
Día: Sabado
Hora: 16:00
Lugar: Honeydukes


Bianca después de reorganizar sus cosas en su nueva casa, decidió el crear una reunión en la misma invitando a sus amigos y conocidos para celebrar el ya tener una estadía propia, a esta se le ocurría el hacer unos aperitivos especiales, entre ellos varios dulces, se moría por hacer un volcán de chocolate a lo cual le vino la idea de ir por un cargamento de este a Honeydukes.

Pronto apareció en su destino, entrado en la colorida tienda llena de delicias dulces se encaminó a la sección donde se hallaba el chocolate examinando todos sus productos sin perder detalle, tomó varias barras de su chocolate especial, unas cuantas ranas de chocolate para probar suerte con los cromos, y un par de varitas de chocolate que amaba poner en sus tazas de leche para diluirlas al darles vueltas en esta, una bebida junto con una acción muy tranquilizante para sus noches especiales.

Llegando a la caja registradora pago por su cargamento adquirido y los metió en su bolso rosa felpudo que quiere demasiado, dispuesta a irse notó en la lejanía que estaba en promoción el helado levitador y no dudo ni un segundo en ir por él.

Ya con el helado en mano y pagado se dispuso a irse de la tienda que abarca varias de sus fantasías, emocionada por llegar a casa y comenzar a preparar ese tan ansiado postre no se dio cuenta de lo que mayormente ocurría a su alrededor, ni siquiera había dado dos pasos cuando Bianca ya yacía en el suelo y su helado en paradero desconocido, tuvo que pasar unos segundos para que Bianca por fin pudiera abrir los ojos por el impacto, esta notó que frente a ella había un hombre corpulento quien le miraba con un poco de preocupación, parece que este le decía algo en concreto a lo cual Bianca no prestaba atención por escanear más a este el cual le ofrecía una mano como ayuda para levantarse, la cual recorría con la mirada hasta llegar a su pecho encontrando su helado comprado hace unos pocos momentos estampado en su totalidad en el cuerpo de este individuo.

Al instante esto la llevo a sentir una vergüenza extrema cambiando el color de su cabello ligeramente de castaño a rojo, rápidamente se levantó y dijo: —Lo-lo siento, fu-e mi culpa… no veía por donde iba —bajo la cabeza en reverencia como forma de disculpa —¡De verdad lo lamento no fue mi intención el ensuciarte!— pronto comenzaron a aparecer unas lagrimas en sus ojos amenazando con salir al sentirse mal por haber molestado a alguien.

Bolso Rosa Felpudo:


Última edición por Bianca De Vega el Lun Jun 25, 2018 4:56 pm, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada : ¿Qué ves?
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 211
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 236
Puntos : 73
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Dante Fiore el Dom Jun 24, 2018 3:48 am

Su último turno había terminado justo en la mañana de aquel sábado, por lo que pasó casi todo lo que restó del día tirado en su cama, durmiendo. Eros se revolvía entre sus sábanas, intentando juguetear con él, aunque Morfeo parecía tenerlo fuertemente atrapado, porque únicamente abría los ojos con levedad, para retirar a su perro unos cuantos centímetros, y que le quedaba claro que no iban a jugar justo ahora. Su pequeño no tan pequeño era todo un juguetón, le gustaba estar corriendo, saltando y jugando con él a toda hora del día, y seguro estaba reclamando su caminata del día, pero en toda la mañana, Dante no sacó siquiera un pie de la cama. Los últimos días habían sido bastante agotadores para él, repletos de turnos nocturnos, y cuando volvía a casa, debía enfrentar que tenía una vida social, también que debía ocuparse de uno que otro paciente que Ryan llevaba hasta su casa a las horas que a él le parecieran, y que había estado también ayudando a Danny, enseñándola en el arte de la medimagia básica, mientras que ella le brindaba también uno que otro conocimiento en otras áreas, porque aunque él no lo creyó al principio, la joven parecía ser bastante activa, y le gustaba montones defender a los fugitivos —que eran muchos, pero él no se había dado cuenta sino hasta verlo con sus propios ojos—

¿Jamás te cansas? — Vociferó de manera gentil hacia su can, quien mordisqueaba con suavidad su mano sobre la comodidad de las sábanas. Era ya mediodía, por lo cual se dispuso a ponerse de pie, y a preparar algo de comer. Había tenido únicamente seis horas de sueño, pero para él, un sanador que estaba totalmente acostumbrado a pasar horas y horas en consultorios, pediátricos y salas de urgencias sin descansar, seis horas eran más que suficientes. Se puso de pie y se encaminó hacia la cocina, siendo seguido por su querido compañero. No tardó más de media hora en hacerse un almuerzo bastante sencillo, algo de pasta, salsas y carne molida, y por algo se refería a un platillo enorme, capaz de compensar la ausencia de alimentos que había tenido por más de diez horas debido a su turno, y también a sus horas de sueño.

Una vez que ya había comido, descansó en su cama aproximadamente media hora, mientras que hacía digestión, y apenas sintió que ya estaba todo en su lugar, cogió la pechera de Eros y se la ajustó, para trotar un rato —más bien, una hora— Por las calles de Londres a su lado, al igual que solía hacerlo casi a diario. Al llegar, se dio una larga y reconfortante ducha, y descansó otro rato en la comodidad de su hogar. No tenía demasiados planes para el día de hoy, ni para la noche. Curiosamente, en pleno sábado nadie le había invitado a hacer nada, Ryan no había necesitado de sus servicios y Danielle había decidido también que se tomaría el 'día libre' con él aquel día, porque últimamente, se habían visto unas cuantas veces para intercambiar conocimientos, en especial porque Dante sabía un montón de cosas sobre casi cualquier tema, mientras que la joven parecía tener contactos con los magos rebeldes, y saber también infinidades de cosas que él no sabía. De hecho, incluso le había explicado lo que ocurría con los magos que Dante jamás volvía a ver en San Mungo luego de curarlos, ¡y a él jamás se le habría pasado semejante barbaridad por la cabeza!

Luego de aproximadamente una hora de no hacer nada en la comunidad de su hogar, decidió vestirse, poniéndose un pantalón de vestir color azul marino, una correa de cuero marrón, zapatos de vestir negros, una camisa manga larga blanca con botones negros y, encima, un largo abrigo de color gris. Iba a hacer unas cuantas compras en Hogsmeade, o más bien, iba a recargar sus reservas de dulces, porque hacía unos cuantos días que se había quedado sin nada, y las necesitaba cada que necesitaba reunir energías luego de un largo y tedioso turno.

Una vez llegado a aquel pueblo tan conocido para él, comenzó a caminar hacia Honeydukes, su tienda favorita para distribuirse de golosinas. Cruzó la puerta, y apenas dar un par de pasos, pudo ver como una distraída joven se chocaba contra él a paso rápido. La chica cayó inmediatamente al suelo, y no solo eso, sino que también su helado se había estampado en el preciado abrigo de Dante, respiró profundo, cerrando los ojos por tan solo un par de segundos, para luego darle una nueva ojeada a la mujer, quien se encontraba sentada en el suelo debido al choque. Extendió su mano hacia ella para así ayudarla, porque a pesar de que había arruinado su tan queridísimo abrigo, solía ser excesivamente hospitalario, y también porque pudo darse cuenta de que había sido un descuido.

No hay cuidado, le pasa a cualquiera — Le dedicó una de sus tan características joviales sonrisas llenas de vida, para hacerle saber que todo estaba bien, a fin de cuentas era solo un poco de helado, y no es como si no pudiera quitar la mancha luego, en un mundo mágico. Frunció el ceño, cambiando drásticamente su expresión al observar el cambio tan repentino en el color del cabello de la chica, jamás había visto algo similar, pero sabía muy bien de qué se trataba, metamorfomagia, únicamente porque había leído al respecto. Con su mano libre, tomó el cono de helado y se lo quitó del abrigo, viendo como dejaba una gran mancha circular en él... Con lo que se cuidaba la ropa, si alguien lo hubiese sorprendido de esta forma luego de justo salir de una larga jornada laboral, seguro se habría ganado un pase directo al infierno, porque Dante cada que se lo proponía, podía tener un genio bastante cruel, pero como todo el día había ido bien y con calma, una sonrisa era lo único que podía distinguirse en su rostro — Ensucié tu helado con mi abrigo — Se dispuso a hacer un pequeño chiste, como solía hacer la mayor parte del tiempo, ponerle buena cara al mal tiempo, esperando porque la chica frente a él tomara su mano para ponerse de pie, sonriendo e intentando hacer que las lágrimas no acabaran por escaparse de sus ojos, porque detestaba ver a una persona llorar, especialmente por nimiedades.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 4.952
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreInactivo

Bianca De Vega el Dom Jun 24, 2018 3:50 pm

Bianca no pudo evitar reírse ante esto, pronto su cabello volvía a la normalidad pero con un brillo más fuerte de castaño, terminando de reír ella se dio cuenta que aun este hombre le sonreía detallándolo con la mirada pensó “El es…”—Lindo… ¡¿Eh?! —Abriendo los ojos de par en par y tapándose la boca al instante se pregunto “¡¿He dicho eso en voz alta?!” Sus pensamientos no tardaron en ser afirmados al volver la vista hacía el hombre quien se la devolvía junto con una sonrisa cínica.

No tardó mucho para que el aspecto de Bianca volviera a cambiar pero esta vez más agresivamente tiñendo su cabello de un rojo intenso, “No te alarmes, solo cambia el tema y todo estará bien” se decía a sí misma en un intento de calmarse ella y controlar un poco mejor su estado para que “el” no se diera cuenta, algo con lo que no contaba es que parece que la mayoría de la gente que se encontraba ahí y quien se había tomado la molestia de prestarles atención pues si se habían dado cuenta, algo que tanto Bianca como el hombre parado frente a ella ignoraban al estar los dos más pendiente uno del otro.

Y-o yo…puedo com-pensartelo…—Trataba con mucho esfuerzo que sus palabras salieran, pero la situación en la que aun se encontraba no era muy favorecedora para ella, —Pue-do…limpiarla—Para Bianca el ambiente se volvía cada vez más pesado y agobiante ella sentía que en cualquier momento podría desmayarse esto no tardó mucho en hacerse realidad, parece que el continuo esfuerzo que hizo ese día le estaba pasando cuenta muy rápido junto con su nerviosismo que causo que pronto todo a su alrededor se oscureciera y se sintiera “caer” fue extraño para ella no sentir el impacto del suelo frío y duro, en cambio esto fue remplazado por una sensación completamente opuesta al estar rodeada por unos brazos quienes la sostenían con mucho cuidado antes de caer completamente inconsciente pudo sentir un poco de frío en una de sus mejillas al apoyarla en el pecho de quien la salvo de llevarse un mal golpe, dando se cuenta de que se trataba del hombre a quien le había estampado su helado por error “Es el… huele bien..” Con tranquilidad termino de desfallecer en los brazos del susodicho sabiendo que estaría a salvo.


Última edición por Bianca De Vega el Lun Jun 25, 2018 4:56 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada : ¿Qué ves?
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 211
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 236
Puntos : 73
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Dante Fiore el Dom Jun 24, 2018 7:22 pm

No era precisamente un experto en adivinar los sentimientos de los demás, y no supo con exactitud qué debía interpretar con los sentimientos de aquella chica, además de que su tonalidad de cabello había cambiado ligeramente, ¿esa risa sería verdaderamente porque le hacía gracia? ¿o la habrían ocasionado los nervios? No sabía con exactitud, por lo que se limitó a corresponder con una sonrisa, solidaria, pero que enseñaba un poco de confusión ante aquella situación.

Rompió en una fuerte carcajada de unos cuantos segundos al escuchar lo que la chica decía sobre él, ¡lo acababa de llamar lindo! Y parecía haberse avergonzado inmediatamente, por lo que su cabellera había vuelto a cambiar de color, esta vez, adquiriendo tonos rojizos y mucho menos discretos que los de hace un rato. No se reía de la chica ni nada parecido, sino que, siempre le había hecho mucha gracia que lo elogiaran así y que después se avergonzaran, le recordaba mucho a sus tiempos de adolescente, cuando se le hacía especialmente difícil expresarse cuando alguien le atraía o algo similar, lo cual le costó unas cuantas buenas oportunidades de pareja en la adolescencia, pero fue un problema que arregló probablemente en uno de sus últimos años en Hogwarts, donde tuvo su primera pareja del todo formal, aprendió muchas cosas y dejó su introversión a un lado.

Negó con la cabeza cuando escuchó a la chica disculparse, y afirmar que podía compensar lo del helado — No hace falta, ya me encargo yo — Le dedicó una amable y hospitalaria sonrisa, porque era amante de reconfortar a la gente en medio de toda clase de situaciones vergonzosas. Las palabras salían de ella a duras penas, y reconoció el estado en el que se encontraba. Parecía apagarse poco a poco, y apenas se dio cuenta, Dante debió arrojarse para poder sujetar a la chica entre sus brazos, rodéandola con ellos y tomándola por la espalda, a la vez que apoyaba el rostro de la menor contra su pecho, asegurándose de sujetarla adecuadamente, amortiguando la caída.

Todos en la tienda parecieron girarse y murmurar acerca de lo que había ocurrido, era incluso gracioso, a pesar de ser sanador, últimamente era mucho más salvador de lo que acostumbraba, recordando su encuentro con Danielle, en el cual había tenido que sacarle los pies del barro más de una vez, y también a Ryan, que constantemente le llevaba toda clase de personas heridas y con distintas condiciones, que necesitaban ayuda médica urgente, pero que no podían ir a San Mungo.

La puso en el suelo por unos cuantos segundos, manteniendo el silencio e introduciendo su mano dominante dentro de su abrigo, para extraer de uno de los bolsillos su varita, agachándose para quedar justo a un lado de la joven, y hacer un suave movimiento con la varita, un hechizo bastante simple pero increíblemente útil — Ennervate — Acercó más la punta de su varita al rostro de la chica, hasta que finalmente, le dio un suave toque en la frente, con el cual la chica despertaría inmediatamente. El hechizo siempre le había sido increíblemente útil, servía para devolverle la consciencia a las personas desmayadas por muchas razones, incluso contrarrestando los efectos de un buen Desmaius — ¿Estás bien?

► Ennervate: Despierta a quién esté inconsciente por culpa de algún Desmaius.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 4.952
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreInactivo

Bianca De Vega el Lun Jun 25, 2018 12:21 am

¿Estás bien? —Escuchaba una voz grave pero muy débil como si la otra persona que le hablaba estaba a lo lejos, al abrir los ojos la luz la cegó por unos breves momentos, ella trataba de enfocar a quien se dirigía a ella pero solo veía de una forma borrosa, pasando un tiempo su vista se estabilizó y pudo notar al hombre con el que se había topado hace solo unos momentos y a otras personas expectantes, Bianca comenzó a examinar más a fondo el entorno donde se encontraba dándose cuenta que no era un sueño todo por lo que paso antes, y que ella yacía aun en los brazos de ese hombre.

¡Ah! Perdona… No fue mi intención el molestarte—Decía a duras penas, trató de levantarse pero al hacerlo muy rápido solo logró que se mareara más, tratando de estabilizarse tuvo que apoyar en “algo” tuvieron que pasar unos cuantos minutos para que pudiera dejar de usar ese apoyo y así recobrar bien la conciencia para darse cuenta que de quien se había apoyado no era de “algo” sino de “alguien” se notaba su torpeza a más no poder al seguir importunándolo cuando eso era lo menos que quería.

Yo… no se qué paso… de verdad lo siento—Le dolía mucho la cabeza parece que era mucho estrés para ella en esos precisos momentos, poco a poco se dio cuenta del ambiente de murmullos que reinaba en la dulcería, raramente ella lo dejo pasar al no sentir fuerzas suficientes para avergonzarse más, sintiéndose un poco mal al montar toda una escenita y peor aun implicar a alguien más “Seguro el me odia” Pensaba lentamente, levantando la vista capto los ojos claros de este dejando su mente el divagar pensando cuales serían exactamente su color de ojos, parecía hipnotizada, pronto sacudió su cabeza de lado a lado continuamente para salir de esos pensamientos y centrarse en lo que era importante ahora, un mal movimiento de ella ya que eso le provoca más mareo y que su dolor se intensificara, deteniéndose se agarro la cabeza y volvió la mirada hacía al hombre pensando continuamente en que podría decirle ahora “Vamos piensa en algo” se decía a sí misma, recordando al instante que nunca le había dado las gracias.

Ahm… Gracias por esto, de verdad fue muy “lindo” de tu parte—Deseando un poco que se la tragara la tierra por volver a repetir esa palabra —Sé que dijiste que no hacía falta el que te lo compensara pero de verdad quiero hacerlo y más por lo que hiciste por mi—le dijo mirándolo a los ojos pero esta vez sin perderse en su mirada—Tú fuiste el que me ayudo ¿no?—Termino de decir apuntando a la varita de este—Pienso… Bueno no se la verdad solo supongo que tal vez… usted sea un Medimago? —dijo con una notable emoción reflejada en su voz, esto era normal en ella ya que siempre había reflejado un gusto por ayudar a las personas demostrando que tenía mucha empatía y bueno que mejor forma de ayudar a las personas que ejerciendo como Medimago como lo hizo su madre, claro esta carrera como lo veía ella era muy desafiante pero a la vez la consideraba muy bonita tomando mucha de su curiosidad. —Lo pensé porque pues… No creo que alguien más tomaría una iniciativa tan rápida para ayudar a una persona a menos que lo sea— terminaba de decir al mismo tiempo que miraba de reojo a las otras personas que solo susurraban y se quedaban como solo expectadores.

Ni que sea muy fácil el devolverle la conciencia a alguien sin un poco de alcohol o agua con azúcar… y no creo que usted traiga eso ahora, además de que no siento el sabor de algo que haya ingerido hace poco… y bueno lo más importante es que estuviera seguro de lo que estaba haciendo estuviera bien—decía más entusiasmada de lo normal mirándolo como si él fuera lo mejor del mundo—¡Ah! Y sobre compensártelo pensaba en darte la mitad de mis compras… La verdad no necesito tanto para hacer el postre así que estoy bien—Termino de decir comenzando a rebuscar en su bolso por esos dulces.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Qué ves?
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 211
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 236
Puntos : 73
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Dante Fiore el Miér Jun 27, 2018 5:56 am

La mujer salió de su estado de inconsciencia en un santiamén, la magia era bastante efectiva, a veces se preguntaba como los muggles podrían sobrevivir con tan pocos recursos, que eso de tener que correr a buscar ingredientes para despertar una persona debía ser una tortura total. La chica, como era de esperarse, parecía ligeramente desorientada e ida durante los primeros minutos de consciencia, con dificultad para concentrarse, pero era completamente normal. Luego de un desmayo, por más que fuese durante unos cuantos segundos, algunas personas incluso se olvidaban por completo de donde estaban, lo que hacían allí o lo que había ocurrido, por otra parte, otros estaban conscientes casi de todo, cada quien tenía su forma para afrontar las cosas.

No es molestia alguna — Esbozó una sonrisa bastante tranquilizante, de esas que le salían tan naturales, tan cálidas y familiares, para él y para los demás, porque si había algo que amaba de sí mismo era su sonrisa, que tenía el poder de hacer sentir mejor a las personas al ver la hospitalidad en su rostro todo el tiempo. Se levantó, y justo luego la chica también se puso de pie, tambaléandose a punto de perder el equilibrio, debió sujetarse del sanador por unos cuantos minutos, como si el mundo le estuviese dando vueltas en aquel preciso instante.

La chica lucía bastante avergonzada por lo que había ocurrido, probablemente no estaba demasiado acostumbrada a recibir ayuda de este tipo, pero Dante era un hombre dispuesto todo el día a tender una mano a los demás, para sacarlos de apuros menores, más que nada — No debes disculparte, estoy bastante acostumbrado, la verdad — Sonrió, mientras que llevaba una de sus manos hacia su nuca, sobándose con levedad. Si se ponía a analizar los últimos meses de su vida, había salvado a varios de apuros menores, y también un montón de vidas, incluyendo la de Ryan, y los pacientes que le hacía ver cada tanto, además de sus largos turnos en urgencias en el Área-M, y los rescates ocasionales que debía hacerle a Danielle de su increíble mala suerte. Sus ojos se iluminaron al pensar en ella, la verdad es que adoraba la compañía de la rubia, e incluso se le hacía demasiado tierno que siempre tuviese que estar sacándola de apuros a donde sea que fueran, su relación era bastante entretenida, muy alejada de la monotonía, eso seguro.

Todos parecían haber detenido su paso al observar lo que había ocurrido, quedándose de pie, observando expectantes al barbudo y la chica, quien lucía bastante menor en comparación a él, Dante únicamente paseó su mirada por todo el establecimiento, asegurándose de dedicar una nada agradable mirada a todo aquel que los estuviese observando fijo, lo cual ocasionó que todos parecieran olvidarse del incidente, y que volvieran a comenzar sus rutinas. Si había algo que detestaba era la gente entrometida, pero no la que se metía a ayudar, sino la que se quedaba observando, únicamente porque su curiosidad era más grande que su humanidad, y lo había dejado claro en más de una ocasión.

Le dedicó una nueva mirada a la chica frente a él, esta vez un poco más curioso, al observar como situaba sus manos sobre su cabeza, y parecía no prestar mayor atención a su entorno. Lo más probable es que tuviese algo de dolor de cabeza, en especial si sufría de alguna enfermedad o algo por el estilo, o probablemente un efecto secundario de su inconsciencia temporal. Como buen sanador que era, solía preguntar en las consultas por los antecedentes de la persona y su historial médico, pero la verdad es que no lo acostumbraba en situaciones de la vida cotidiana, donde no le incumbía en lo más mínimo lo que sufriera la persona, la verdad es que, con el simple hecho de ayudarlos cuando los viese en problemas justo frente a sus ojos podía vivir en paz.

Te lo dije ya, no debes compensar nada, sé muy bien como quitar la mancha luego, y yo le tendería una mano a cualquiera en apuros, así que ninguna de las dos cosas es inconveniente — Afirmó con la cabeza, mientras que esbozaba una pequeña sonrisa que no permitía que sus dientes se viesen, con magia no era demasiado difícil sacar una mancha, de hecho, con magia habían muy pocas cosas complicadas, en serio, la vida muggle debería ser una tortura. Frunció el ceño ante la pregunta que le hacía, no muchos solían atinar tan fácilmente con su trabajo, a pesar de que su cuerpo completo despidiese un aura que te decía 'SOY SANADOR, DESMÁYATE FRENTE A MÍ' porque sucedía incluso más seguido de lo que cualquiera podía imaginarse — Si lo soy, trabajo en San Mungo, de hecho

Le fue inevitable el que una carcajada se escapase de él justo al momento de escuchar su comentario, y esa era una de las cosas más muggles que había oído salir de la boca de una maga en mucho tiempo. Era cierto que no era muy habitual ver a alguien dispuesto a ofrecer despertar a alguien de un estado de inconsciencia, pero el hechizo era de hecho increíblemente sencillo, y si no mal lo recordaba, lo había aprendido durante su cuarto o quinto año en Hogwarts — Es incluso más fácil de lo que parece, por más que sea difícil de creer — Rió nuevamente, aunque esta vez con mayor suavidad, estaba de buen ánimo, pero no del suficiente para partirse de risa, como solía hacer casi todo el tiempo. Y es que su cuerpo aún se sentía agotado por el largo turno que había experimentado durante la noche anterior, por más que ya hubiese dormido varias horas, el cansancio no se iba, solía ser así la mayor parte del tiempo, y ya incluso se había adecuado a vivir soportándolo.

Inmediatamente negó con sus manos en un rápido gesto al escuchar la propuesta que la chica le hacía, no recibía esa clase de obsequios con demasiada frecuencia, incluso cuando había ayudado a alguien, no se sentía del todo bien, porque lo hacía por su propia voluntad — No es necesario, quédatelo, ya yo hago mis compras — Asintió, la verdad es que se sentía increíblemente agradecido por aquel gesto por parte de la menor, pero no solía recibir esas ofertas jamás, o por lo menos no a la primera — Por cierto, soy Dante Fiore, un placer — Extendió su mano derecha unos cuantos centímetros en dirección a la chica, para darle un cálido apretón de manos, tan caballeroso como siempre.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 4.952
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreInactivo

Bianca De Vega el Jue Jun 28, 2018 5:04 am

Por cierto, soy Dante Fiore, un placer — Este al terminar de decir esto le extendió su mano para saludarla, este mensaje no fue rápidamente captado por Bianca quien aún seguía un poco fuera de sí, cuando por fin pudo responder a esto no fue de la mejor manera y de una forma muy rápida le mostró su otra mano la que no era compatible para responder al apretón, tratando de que no se diera cuenta más de su torpeza sin retirar esa mano  trajo a la otra para corresponderle al hombre cerrando ambas manos con la de este, causando un ambiente incomodo ante la rara respuesta pero bien ejecutada al hacerlo improvisadamente —Mucho-o Gus-to-o yo soy Bianca De Vega—Termino de decir agitando sus manos con mucha fuerza pero no lo suficiente para hacer mucha diferencia con los grandes brazos de Dante, parece que aun no estaba en actas condiciones al parar derrepente por haberse cansado “Aun siento fatiga” después de terminar las presentaciones Dante parecía dispuesto a seguir su camino y con sus compras a lo cual Bianca se apresuro a decir:

Yo-o me gustaría…—Se trababa tratando de que le salieran las palabras para volver a entablar una conversación con él, aunque no fue claro lo que dijo fue lo suficientemente fuerte para volver a llamar la atención de Dante—¡Me gustaría ser capaz de ayudar a la personas! —Vociferó de un momento a otro sin darse a entender, “Esto está resultando ser más difícil de lo que pensé” —Lo que quería decir es que… Bueno… Lo he pensado por mucho tiempo pero quisiera convertirme en un Medimago igual que tu—Diciendo en un tono más suave que el anterior, mirándolo al mismo tiempo con ojos soñadores esperando que entendiera.

Yo entrare a la universidad pronto, bueno algo así, pero me gustaría tener una práctica antes de eso, creo que me funcionaría para desenvolverme gratamente en esto—Sonriéndole sinceramente, pensar en la medicina la hacía poner de un raro estado de animo ¿soñador? —Quisiera aprender medicina para poder ayudar a las personas como lo hacen mi madre y hermano, y sé que esto es raro pero me gustaría que tú fueras mi mentor—Finalizó haciendo una reverencia rápida—Seguro debes estar muy ocupado por tu trabajo pero aprendo rápido y podría pagarte por tu tiempo—Termino tomando unas pequeñas bocanadas de aire por hablar tan rápido, la pequeña mantuvo su mirada en el todo este tiempo, más que una mirada de desafío era más una de suplica por la que aceptara su petición.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Qué ves?
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 211
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 236
Puntos : 73
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Dante Fiore el Dom Jul 01, 2018 8:05 pm

Sonrió por cortesía luego de presentarse, notando como la chica parecía tardar un buen rato en corresponderle el gesto, sacando primero la mano izquierda, la cual no sincronizaba para nada con la mano derecha que le había extendido Dante, sin embargo, luego de unos segundos y en un gesto divertido, le estrechó la mano utilizando ambas, y se presentó de igual manera. Rió levemente, más que nada porque la chica parecía estar ligeramente nerviosa, y esa clase de situaciones a él siempre le habían causado bastante gracia — Claro, mucho gusto — Extendió su otra mano, haciendo exactamente el mismo gesto que había adoptado la chica hace tan solo algunos cuantos segundos, sujetando su mano entre las dos grandes manos de Dante, intentando hacer que lo que ella recién había hecho pareciese incluso más normal de lo que en realidad era, mostrándole una amplia y generosa sonrisa en el rostro.

Se quedó observando expectante por las palabras de aquella chica, que parecían no querer salir completamente de su boca, o al menos por el momento. No le sorprendió luego escuchar sus palabras, la verdad es que, habían montones de personas que podían ser felices simplemente ayudando a los demás, incluso en estos días, donde abundaba la gente purista y sin intenciones de salvar otro trasero que no fuese el suyo propio, Dante personalmente los detestaba, pero debía admitir que justo en aquellos momentos, abundaban en todo el país, eran como una plaga.

En su rostro se dibujó una sonrisa frente a aquellas palabras, se alegraba increíblemente cada que alguien hablaba acerca de ser medimago, al igual que él, porque la mayor parte de personas que estudiaba esa carrera lo hacía para ayudar a la comunidad en general, y no para bienes en específico, por lo cual sabía que todo se hacía por una buena causa. Él mismo era la prueba de ello, con sus montones de conocimientos no le negaba la ayuda a nadie, ni a los pacientes que entraban al hospital mágico a diario, ni a los heridos de batalla que solía llevarle Ryan a las puertas de su casa, ni a la misma Danielle, quien le había pedido algo de conocimiento acerca de su medimagia para ser útil en el refugio, y él había aceptado únicamente por sentir que contribuía con la causa.

Me alegra mucho escuchar eso, debo ser sincero — Admitió con una sonrisa, y aunque al principio no sabía precisamente a qué se debía la repentina sinceridad de la chica, luego de tan solo unos cuantos segundos lo comprendió, le estaba pidiendo que le enseñara medimagia. Su rostro mostró algo de desconcierto, más que nada porque no sabía lo que debía responder — Pues... Últimamente estoy bastante ocupado, a decir verdad — Dejó escapar un ligero suspiro, mientras que con su mano derecha se acariciaba levemente la nuca, en medio de sus extensos turnos en el hospital, las clases particulares que debía darle a Danny, además de las ocasionales llamadas que recibía por parte del rubio para atender a alguno de los fugitivos que estaban bajo su cuidado, la verdad es que apenas y tenía tiempo para descansar adecuadamente, y uno que otro día, para permitirse siquiera tener algo de vida social — Pero supongo que puedo sacar algo de tiempo libre para enseñarte, no será molestia

Siempre se le había hecho especialmente difícil negarse a ayudar a alguien, por más que le estuviesen ofreciendo dinero, porque la verdad es que lo aceptaba, pero no le hacía demasiada falta, solía aceptar mayormente por la satisfacción de hacerle la vida más sencilla a alguien, o por salvársela, en muchos casos — El arte de la medimagia es bastante extenso, pero te darás cuenta de que no es demasiado complicado de aprender si le pones empeño — Comenzó a caminar a través de la tienda a paso suave, esperando a ser seguido por la chica, a fin de cuentas, había ido con la única intención de comprar unos cuantos dulces, y no iba a desperdiciar la oportunidad de hacerlo. En sus bolsas habían unas cuantas Grageas Bertie Bott de todos los sabores, ranas de chocolate, ratones de helado, sapos de menta, calderos de chocolate y unas pocas varitas de regaliz, lo que le hacía falta para sobrevivir por unas cuantas semanas, la verdad, porque siempre había sido un ser bastante amante de los dulces — ¿Qué nivel de educación tienes? Supongo que habrás salido ya de la escuela de magia — Cuestionó, mientras que se encaminaba al mostrador, donde pagaría sus dulces para posteriormente salir de la tienda.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 4.952
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreInactivo

Bianca De Vega el Miér Jul 04, 2018 12:05 am

¡Oh! sobre el tiempo no te preocupes, entro a clases el 1 de septiembre así que por ahora ando de vacaciones—Le decía a Dante a la par que lo seguía, no le molestaba el recorrer otra vez la tienda le parecía muy linda al estar llena de colores y dulces por motón, además el olor combinado de todas esas delicias era muy agradable para ella.

Sí, sé que el camino es largo, pero es muy gratificante y linda la carrera—Posicionándose al lado del hombre, con el tiempo llegaron a donde estaban las Grageas Bertie Bott las cuales llamaron significativamente la atención de Bianca “Cierto que se me acabaron hace dos días” Tomó tres paquetes de ellas llevándolas en sus brazos recordando que tenía que pagar por ellas, “No me ha ido mal, ya me ha tomado menos tiempo que antes el acabarlas” Sonriendo para sí misma —¿Sabe? He podido aprender lo básico de la Medicina gracias a mi familia, pero… Me lo he pensado mucho y he llegado a la conclusión de que no es lo más adecuado para enseñar o demostrar ahora—Bajando la cabeza un poco para que Dante no viera su expresión de tristeza—A veces me siento rara al pensar sobre esto, ya que cuando creo que sé algo en realidad no sé nada...—Disminuyendo cada vez más el paso conforme pronunciaba estas palabras—La verdad es que sé muchas cosas de Medicina… pero no de Medimagia—Terminó de decir esto susurrando para que solo él la escuchara.


Sí, ya me gradué de Hogwarts, fue este 30 de junio que pasó—Lo dijo un poco más alegre y es que esta pregunta de verdad le subió el ánimo considerablemente, y no es que a ella le molestara el estudiar sino que desde los repentinos cambios que sufrió el Colegio para ella la experiencia no ha sido la misma, el ambiente en cierto modo ella lo notaba como que más “Frío” y no pudo llegar a graduarse con todos sus compañeros, varios de estos acontecimientos la golpearon muy fuerte, pero no lo suficiente como para hacerla caer.


Bianca decidió que lo mejor sería tomar estas malas experiencias y darles la vuelta, ¿Cómo? Pues como ella lo veía era que el Nuevo Gobierno le había quitado varias de sus amistades y relaciones, así que ella comenzó a buscar la manera de ser de utilidad a aquellos enemigos del Nuevo Régimen quienes peleaban contra ellos para recobrar lo que era antes el Mundo Mágico, y en ayudar a esas personas que vivían escondidas y huyendo de un lado a otro para no ser atrapados, ella en cierto modo les tenía respeto a todos ellos por que estos defendían sus ideales y lo que son como tal.

De verdad te agradezco el hecho de que me hayas aceptado como tu aprendiz, te prometo esforzarme mucho y no convertirme en un estorbo—Pagando por su nueva adquisición se dispuso a salir junto a Dante dando pequeños saltitos de emoción al mismo tiempo que se encaminaba a la puerta.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Qué ves?
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 211
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 236
Puntos : 73
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Dante Fiore el Lun Ago 20, 2018 6:11 am

— No lo decía por ti, era más por mí, que entre San Mungo, las clases con Danielle y... Otras cosas, debo cuidar bien la agenda — Asintió lentamente con la cabeza, debía pensarse bastante bien el ser su tutor, no podía contarle que era sanador particular de pacientes del refugio, nadie podía saberlo. Además, había estado dándole clases particulares a Danny cuando tenía algo de tiempo, y luego estaba cubriendo turnos en San Mungo, primero tendría que pensárselo — Puede que me lo piense, pero, te diré un secreto, aquí entre nos... Soy muy malo diciendo que no — Sonrió levemente, la verdad es que siempre solía ofrecerse a ayudar, incluso si en aquellos momentos no podía ni con su propia existencia, porque él era así, prefería colaborar al bienestar general que al suyo propio.

La chica hablaba acerca de tener algo de experiencia en el campo de la medicina, sin embargo, no parecía demasiado segura de sí misma. No cualquiera alardeaba acerca de saber medicina, en especial en el mundo mágico, donde eso y nada venían a ser casi lo mismo. La medicina podía ser útil para conocer los problemas del paciente, pero para solucionarlos, se tenía la medimagia, porque iban unos mil pasos por delante de los muggles en lo que a salud se refiere. Dante sabía mucho de ambos campos, y no era egoísta en cuanto a sus conocimientos — Levanta el rostro. Nadie nace sabiendo nada, ya vas a aprender. — Con aquello que había dicho acerca de saber sobre medicina, parecía estar frente a una nacida de muggles, o por lo menos una mestiza, o era la impresión que le daba. En aquellos tiempos, no era muy bien visto tener demasiadas costumbres o conocimientos muggles, en especial cuando se les consideraba algo como la raza inferior, o era lo que el nuevo régimen quería imponer. Dante era de sangre pura, pero no discriminaba, los hijos de muggles podían ser incluso mejores hechiceros que los de sangre pura si se lo proponían, todo era cuestión de habilidades, no de linaje.

Comenzó a tomar los dulces que necesitaba, la verdad, es que contaba con una lista bastante larga, la mayoría compuesta por chocolate, pero también habían algunas varitas de regaliz, barras de menta y demás, por no decir que empezaba a comprar todo lo que había en la tienda. Era un adicto a los dulces, por más que intentase llevar una vida saludable y tener una buena alimentación, los antojos siempre acababan sobrepasándolo, por ella, siempre tenía su despensa repleta de golosinas para toca ocasión y para todos los gustos. Se encaminó hacia la caja y pagó todas las golosinas, llevaba un montón, por suerte, su exceso de trabajo le generaba ganancias bastante buenas.

La joven ya se había graduado de Hogwarts, tendría unos diecisiete o dieciocho años, solía ser la edad en la que la medimagia se comenzaba a practicar, en especial, considerando que dentro de poco iniciaría nuevamente el periodo escolar, y estaría ya en la universidad — No tienes nada que agradecerme, eso sí, debo poner un par de pautas — Dante era un hombre siempre sonriente y risueño, sin embargo, al decirle aquello su expresión cambió, porque necesitaba que la menor se tomase aquello con seriedad — Soy un hombre ocupado, tendrás que ajustarte a mis horarios, no yo a los tuyos. Si te pido que estés en algún sitio a una hora determinada espero verte allí, solo así sabré cuánto te interesa — Advirtió con bastante cuidado a la joven, debía saber que nada de ello era un juego — Debes estar comprometida a aprender, enfocarte para que pueda enseñarte, la medimagia no es complicada, solo requiere de mucha atención —

Él había tenido conocimientos acerca de medimagia durante toda su vida, algunos de sus familiares —como su padre y abuelo— fueron sanadores, y siempre lo habían llevado por el buen camino, todo ello lo había hecho convertirse en el hombre que era, un excelente medimago y sanador, que nunca hacía alarde de sus habilidades — Con todo el gusto del mundo te puedo enseñar, Bianca, siempre es bueno ver a alguien tan interesada en la carrera que amas — Admitió, con una tierna sonrisa en su rostro nuevamente. Nada le traía tanta alegría como ver jóvenes con las mismas aspiraciones que él había tenido en sus tiempos, en especial en estos días, en los que todo había cambiado, y valía más sacrificar una vida impura que salvarla.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Alfonso Herrera
Edad del pj : 31
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 4.952
Lealtad : Neutra
Patronus : Caballo
RP Adicional : 000
Mensajes : 92
Puntos : 59
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5856-dante-fiore-un-piacere http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Dante FioreInactivo

Bianca De Vega el Dom Sep 30, 2018 3:52 am

Está bien, comenzare a marcar mejor mi agenda—Haciéndose una nota mental, no quería perder esta oportunidad y menos cuando se trataba de una tan importante como recibir conocimiento que tendría que ver con lo que quería estudiar —Y lo estoy Señor, ya lo verá, se lo pienso demostrar—Vociferaba emocionada, la mirada que le dedicaba al hombre podría dar pie para que supiera que ella hablaba enserio, el aprender algo tan altruista como el ayudar a los heridos entre otras personas le quitaría el sueño esta noche, puede que recibiría casi lo mismo en la universidad pero Bianca no veía necesario el esperar por comenzar a hacer "útil" como decía ella, sí que se había mantenido ocupada estas vacaciones pero que mejor formar de "pasar el rato" que aprendiendo algo que parecía totalmente nuevo para ella si hablamos de Medimagia y no la Medicina Muggle como tal.

Entonces... !Hasta luego Profesor Fiore¡—Le dirigía Bianca a Dante ya los dos fuera del establecimiento con su cargamento completo de dulces cada uno. Puede que la experiencia con Dante no fuera la mejor que había pasado al desmayarse y tener que se auxiliada por el, pero fue lo suficiente oportuna para "acercarlos más" como para que ella supiera que este es Medimago y le planteara ser su tutor, ahora otra cosa es que ella hubiera caído con mucha suerte para que él lo considerara y hasta aceptara la propuesta todo el mismo día—!Ya estoy en casa¡—Gritaba Bianca para como un acto de presencia, uno muy ruidoso al parecer, pero lo suficientemente útil para llamar la atención de su "Granja" personal de mascotas y sus dos elfos que siempre se encontraban dispuesto o por lo menos eso era lo que le hacían saber a ella ayudando le con las grandes bolsas repletas de dulces que traía de la tienda—Espero y se hayan comportado con los chicos— Acariciando o mas bien saludando a cada uno de los integrantes de su Granja mas no olvidándose de sus elfos quienes se encargaban de rellenar la nevera y estantes respectivos con la mercancía que había obtenido.

Ya vuelvo me iré a cambiar—Avisando de antemano a los demás por lo que tardaría en bajar nuevamente "¿El habrá mirado hacia atrás?" Preguntándose mentalmente si Dante le dio una ultima mirada antes del furtivo escape de Bianca, había sido un día muy agitado cuando solo se trataba de ir a una tienda y conseguir dulces pero fue una de las experiencias que no cambiaría por nada en el mundo "Y yo que pensaba que no podría contra la materias que me darían sin experiencia previa" Soltando una risita mientras bajaba de nuevo por las escaleras directo al comedor ya aseada y lista para recibir la ultima comida del día, habiendo llegado muy tarde a la casa al entretenerse con Dante parece que ya era tarde para ayudar en la cocina así que solo se dispuso a sentarse en su silla y consumir sus alimentos no sin antes agradecer por ellos y por sus elfos quienes hicieron todo el trabajo ese día "Ahora puedo estar mas tranquila" Suspirando después de terminar de comer mostrando en su cara un señal que estaba satisfecha con lo que paso hoy, ese día para Bianca resulto muy dulce.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Qué ves?
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 211
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 236
Puntos : 73
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.