Situación Actual
8º-17º
23 noviembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Lohran M.Mejor PJ ♂
Astlyr C.Mejor PJ ♀
Egon A.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ayax & JoshuaMejor dúo
Ast A.Mejor novato
Abigail M.Especial I.
Ryan G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

No todo tiene que empezar con sexo. [Laith]

Matt Forman el Mar Jun 26, 2018 12:47 am

Recuerdo del primer mensaje :

Ser el Jefe no suele ser cansado a menos que seas yo y seas el Jefe del departamento de Misterios en el Ministerio de Magia británico. Me gusta hablar con todos mis Inefables sobre los diferentes artilugios mágicos que recogen en todo el mundo, sus cualidades y sus posibles usos oscuros. Me gusta conocer todo lo que pasa en mi Departamento, todo lo que entra y todo lo que sale. Echo de menos el salir del ministerio a traer yo mismo esos objetos tan valiosos como peligrosos, quizás por eso les pregunto todos los detalles. Como si fuese yo el que tiene que redactar los informes y no ellos. Lo que si que me gusta es tratar con ellos de forma cercana, como si fuésemos amigos, y crear una atmósfera de confianza en el que se sientan bien en el trabajo. Nuestro oficio es complicado casi siempre, y es bueno poder confiar en tus compañeros.

En estas fechas siempre llegan alumnos a punto de graduarse para visitar el Departamento, me tienen harto. Se creen que porque les gustan los misterios ya pueden trabajan como Inefables. Aquel ambiente estresante me hacía pensar en tomar vacaciones, y faltaba demasiado tiempo para eso. Pero, siempre se puede buscar una forma de escapar de la rutina para no aburrirse. En mi caso, lo que hice fue mandar una carta a Laith invitándole a salir a cenar. Es viernes, huele a fin de semana, y si el chico estaba libre nos podíamos divertir. No hay nada mejor que una cena, unas copas y tener sexo con un joven apasionado. Siendo sinceros, esas eran mis intenciones.

Entre Laith y yo  hay una amistad creada a partir de fiestas y sexo, y no me importa que vaya más allá. Es decir, que podamos hablar o contarnos las penas. No todo tiene que ser sexo siempre. Es un chico agradable, alocado, simpático, risueño y divertido. Claramente con una amistad así el que sale ganando soy yo. En cuanto el sanador aceptó le mandé las señas del mejor restaurante de la cuidad. Por supuesto, es un local mágico escondido en una de las calles más famosas de Londres. Pero es fácil de encontrar para nosotros. Llegué más que puntual, así que me senté en nuestra mesa reservada y pedí una copa de vino blanco para la espera. Laith no iba a tardar, pero yo había venido mucho antes.



Look:



Última edición por Matt Forman el Miér Jul 04, 2018 12:22 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 631
Puntos : 227
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Dom Sep 23, 2018 6:17 am

Comparado con la mansión familiar Forman, un departamento podría ser poca cosa. Matt conocía lo que era estar en un departamento, y aunque no lo hiciera Laith no tenía nada que lo avergonzara. Una cama y un baño bastaban y eso podía asegurarlo, lo tenía. Habían acabado hablando acerca de cosas del pasado, de esas que dolían como cristales rotos. Tuvo la ligera sospecha de que, en realidad, Matt no habría tiempo de asimilarlo u oportunidad de desahogarse, por la forma en que su mirada se había humedecido y la pronta manera en que secó las lágrimas nacientes. Aun así, se preocupó por él.

Laith no podía evitar disimularlo. Las mujeres podían ser sensuales de muchas maneras y él sabía reconocerlo, pero de ahí a querer acostarse con ellas había un trecho abismal imposible de cruzar. — Entonces, ¿el test es acostarte con ellas a ver si les gusta, que se acuesten con alguien de otro género…? Porque probablemente si hubieses sido de mis primeros me habría declarado gay sin necesidad de probar otra cosa —bromeó, riendo con ello. Era prácticamente imposible que Matt fuera uno de sus primeros, no sólo por sus edades sino por sus localizaciones geográficas de entonces.

Cuando fue momento de pedir el postre, pidió para él un tiramisú, probablemente su postre favorito. Era la mezcla de dos cosas que amaba: pastel y café, haciendo una explosiva combinación. Estaba intentando hacer memoria por si se había dejado a la vista en casa alguna cosa que pusiera en tela de duda su lealtad al gobierno. No quería pensar que Matt lo entregaría y definitivamente no quería comprobarlo. Aunque no, no se acordó de nada particularmente antipurista que pudiera meterlo en problemas en casa, por lo que se dedicó a disfrutar de lo que quedaba de la cena. Ofreció de su postre a Matt y aceptó del suyo si éste se lo ofrecía.

Una vez que terminaron de comer, Laith sacó presto la billetera. — ¿A mitades? ¿Yo invito? —se sonrió, divertido. No le molestaría ninguna de las dos opciones, aunque probablemente hubiese una pequeña discusión si Matt se ofrecía a pagarlo. Gastar en comida nunca era un mal gasto. Tras resolver cómo pagar la cuenta, Laith se puso de pie y emprendió el camino con dirección a la entrada. No había ninguna prisa, así que todo lo llevaba con calma, tomándose su tiempo para hacerlo todo.

Si bien su casa no quedaba lejos, sí hubo que caminar algunas calles antes de llegar al complejo departamental. Su departamento era suficientemente espacioso para un hombre joven, pero increíblemente pulcro. Dejaba en evidencia la ligera compulsión de Laith por el orden y la limpieza. Nada más llegar, toda la población de su pecera fue en camino a saludarle (o a pedir comida, que era lo más seguro); era de agua salada y tenía todo el elenco de Buscando a Nemo, más un pez león y uno amarillo con forma cúbica, un pez vaca. Otra cosa a señalar fue que un pajarito fue de inmediato a atacar al invasor.

Ese es Robín —señaló, con gracia, atrapando al pajarito de menos de quince centímetros entre sus manos. — Y no le gustan los tíos que vienen a visitar. Se pone celoso —se encogió de hombros, como si fuera lo más normal del mundo que un ave lo celara. Sí, era normal cuando uno tenía el espíritu de un colibrí. — Ponte cómodo, ¿te sirvo algo? El baño está por ahí —señaló con su cabeza la puerta cerrada. Se dirigió a la puerta que estaba a la izquierda de la que señaló, donde tenía un gimnasio personal, y en donde dejó a Robín para que no molestase mucho.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 971
Puntos : 798
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Miér Sep 26, 2018 12:55 pm

La conversación adquirió un tono más verdad cuando dejamos atrás los problemas del pasado y hablamos de las anécdotas del pasado. No pude evitar ser muy expresivo cuando Laith dijo que no me imaginaba teniendo sexo con una mujer. Fui incluso demasiado explícito. Sin pelos en la lengua le hablé de mi teoría sobre la orientación sexual. Era algo probado y reprobado durante años de universidad. Me sentía orgulloso de mi teoría porque había conocido mi bisexualidad en base a eso. Pero claro, lo conté de una manera que podía malinterpretarse. Y de hecho, Laith lo entendió como que la teoría venía de acostarse con la gente a ver si les gustaba o no. Reí pícaro. La idea no era del todo mala, pero no funcionaba así.

- Si yo hubiese conocido el sexo entre hombres, quizás ni me hubiese planteado el tener sexo con mujeres. Pero no, la teoría no funciona así. Veamos. Tu, porque ya tienes muy clara tu orientación, pero imagina un chico o una chica de instituto. De los post-adoelscentes con las hormonas encendidas a todas horas. Bien. Solo necesito dos preguntas. ¿Practicarías sexo oral a un hombre? ¿Practicarías sexo oral a una mujer? Y eso es todo. Con la simple expresión de la cara de dicho adolescente tras formular la pregunta me vale. Siempre habrán personas más mojigatas que ni siquiera saben lo placentero que resulta el sexo oral, y la respuesta puede ser errónea. Pero el test es efectivo al 99 por ciento.

Estaba muy seguro de mi teoría. La había usado un montón de veces con amigos, con conocidos, con familiares, … Y es que con la simple expresión que hacen los heterosexuales con tan solo imaginar el tener un pene en la boca me basta para calificarles. Lo mismo con los hombres gays pensando en lamer una vagina. Por no hablar de las lesbianas, que escuchan la palabra pene y ponen cara de asco. Esa teoría es mi orgullo.

La cena había terminado de manera dulce, con unos postres muy ricos. Laith se ofreció a pagar, preguntando como lo iban a resolver. Negué con la cabeza. Le había invitado yo, no había discusión. No tardamos mucho en llegar a su apartamento. Me fijé en cada detalle porque me encanta la decoración y soy bastante cotilla. La casa es la máxima expresión de una persona. Si la casa está limpia y ordenada es que el duelo es limpio y ordenado. Si se ven libros o música es que el que vive en ella es lector y amante de la música. Si hay instrumentos es que toca dicho instrumento. Y así con todo. Pero no tuve tiempo de mirar gran cosa. Vi la pecera y luego como un pequeño pajarillo venía volando hacia mi. Laith lo interceptó.  

- Veo que tienes un pequeño zoo aquí montado. Hola Robin. - saludé al pájaro como si fuese un compañero de piso humano. - Me gusta tu apartamento. Se ve grande y bien distribuido. Atractivo... como tu.

Dejé la chaqueta en un colgador y me dirigí al baño. Necesitaba refrescarme. Salí al poco rato, sonriente. Nuestros anteriores encuentros siempre terminaron en mi cama. En cambio, esta vez que había sido una cita premeditada, terminamos en su casa. No necesitaba tomar nada que no fuese Laith. No sentía una necesidad urgente de tener sexo. Había estado muy cómodo hablando sin más. Pero la cosa estaba clara. Somos hombres, nos entendemos. El código dice que cuando invitas a alguien a tu casa no es para hacer galletas.

- ¿Sigues teniendo hambre? Creo recordar que cierto sanador quería comerme antes que el oso...

Me acerqué a Laith y lo empujé levemente hasta la pared, donde le dejé atrapado con mi cuerpo. Acto seguido le besé con pasión anunciando mis ganas insaciables de sexo. Me mantuve cariñoso por un buen rato, besando su cuello y atrayendo su cuerpo hacia el mío para sentir el roce. Después me separé unos centímetros, mirando sus ojos fijamente como retándole a hacer conmigo lo que más le apeteciese.  
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 631
Puntos : 227
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Jue Oct 04, 2018 11:32 pm

Matt le explicó su teoría y el gesto de Laith habló por él, sólo confirmando lo que ya se sabía. Su mente era vívida y traicionera, así que no pudo sino imaginarse las dos preguntas que el otro había planteado. — Vale, sí, eso me lo merezco por preguntar —se quejó resignado con una ligera sonrisa que denotaba su disgusto. Parecía ser una teoría que enorgullecía a Matt y, como si no fuera suficiente, también había resultado ser una teoría aceptable. Él, como improvisado sujeto de pruebas, tan sólo la había podido confirmar con su mera expresión.

La cena acabó en su casa, donde Robín hizo gala de sus celos queriendo atacar al invitado del dueño del lugar, a pesar de que no pudo conseguirlo. En cambio, acabó siendo dejado a un lado dentro de una habitación, y mientras lo hacía escuchó los comentarios de Matt sobre su apartamento. Grande y bien distribuido, aprovechando el momento para lanzarle una ficha que lo hizo soltar una ligera risa. Había tomado un vaso con agua mientras el otro entraba al baño, esperando para comenzar lo que evidentemente habían ido a hacer ahí.

No es que nunca hubiese llevado a alguien a su casa y que las cosas no acabaran en las sábanas, pero era lo más lógico para hacer. — Ahora que lo mencionas, todavía guardé espacio para el postre —le sonrió travieso, enredándose en su cuerpo mientras se besaban con pasión, su espalda contra la pared. No todo tenía que empezar con sexo, pero siempre era una buena manera de terminar las cosas.

Los besos, aunque apasionados, comenzaron lentos, apretándose entre el contacto de sus labios entre ellos y con la piel disponible. Pronto se convirtieron en algo más conforme Laith, incitado por esa mirada retadora, prosiguió a empujarlo con cuidado al interior de su habitación, tumbándolo encima de la cama de sábanas blancas, perfectamente pulcra hasta ese momento con cada una de las numerosas almohadas en su lugar. Acto seguido, se abalanzó sobre él como una fiera, devorando sus labios al tiempo que encontraba su lugar en medio de las piernas de Matt.

***

De los salvajes besos y la fricción piel con piel sólo quedaba el viciado aroma a sexo. La cama, antes perfectamente tendida, era prueba tangible de la agitación ocurrida en ella, las almohadas y sábanas desperdigadas por la habitación. Laith se dejó caer en la cama, con el dorso de la mano derecha en su frente y la mano izquierda en su vientre, recomponiéndose del ejercicio que le había perlado la piel y agitó su respiración. Satisfecho, cuando menos, se aproximó al cuerpo a su lado para morderle la oreja, travieso.

Vamos a tener que empezar a marcar records —bromeó con él, reposando su cabeza en su mano, elevándose de la cama por el codo flexionado. Pasar tiempo en la cama luego del sexo sólo estaba reservado para esos amigos con los que tenía claro que no iba a haber malinterpretaciones, y eso se lo había ganado Matt. — Puedes tomar un baño si te apetece —lo invitó, aunque su pereza era más que evidente, acostado de lado mirando a Matt y acariciando su pecho sólo con uno de sus dedos de la mano disponible.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 971
Puntos : 798
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Vie Oct 12, 2018 7:06 pm

Cenamos más que bien, pero ambos guardamos un espacio para lo que nos esperaba. Las intenciones de Laith al invitarme a su apartamento eran muy claras. Igual que las mías al aceptar dicha invitación. El sanador y yo habíamos hecho muy buenas migas más allá del sexo, pero siempre que nos encontrábamos terminábamos en la cama. Por primera vez fue en la suya, y estuvo genial. No sé en qué tipo de escala se mide el sexo. Debería meditar sobre eso. Pero es muy posible que cada vez nos superemos. Quizás sea por práctica, o porque sabemos lo que pudde querer el otro en cada momento. Es algo que ya había experimentado antes, cuando Apolo y yo teníamos nuestros encuentros. Pero él era muy cuadriculado, jamás me dejó follarle. Con Laith es diferente. A ambos nos gusta follar y ser follados, no tenemos ningún problema con eso. Así que hay el doble de posibilidades y es más divertido. También se nos da bien hablar sin tapujos, y pedir lo que nos excita en cada momento. Cuando de más joven escuchaba decir a los mayores que para que una relación funcione hay que hablar, jamás imaginé que se pudiese aplicar al sexo.

Antes yo no era así. Habría rechazado rotundamente compartir mi cama con la misma persona más de dos veces. Pero se me nota la edad. Conocí a Apolo y me sentí a gusto. De modo que dejé de cumplir mis propias reglas, y quedé con él en más de una ocasión. Pero no era más que una conexión amistosa fuerte. Nada de qué preocuparse. Ahora mis reglas se han ido al carajo, e incluso hago planes para fin de semana en tienda de campaña. Será por la edad, que necesito aferrarme a algo o alguien para no sentir que ya no valgo para esto. ¿Qué más podría ser?

- Estoy bien así por ahora. Quizás después puedas acompañarme...

Laith me ofrecía tomar un baño pero, a la vez, estaba acariciando mi pecho mientras me miraba. ¿Cómo me voy a mover? Estaba en la mismísima gloria en aquel momento. Relajado, cómodo, complacido, adormilado y algo excitado todavía. Sin saber muy bien porqué empecé a acariciar a Laith, recorriendo algunos de sus tatuajes con la mano. Como pensando que si los acariciaba se podían borrar. Tras pasar la mano comprobaba que la tinta seguían allí. Conocía bastante bien aquella piel, aquel cuerpo que unos instantes antes había estado besando y agarrando con fogosidad. Desconozco si eso será malo. De repente me sentí incómodo por todo ese silencio, algo extraño pasó por mi mente y dejé ir dicho pensamiento rápidamente.  

- Dime, ¿tienes encuentros con otros hombres? No pretendo ser entrometido. Solo es por... preguntar.

Por más que intenté disfrazar la pregunta de casual, se notaban en ella segundas intenciones. En ningún momento buscaba comparar. Es decir, no buscaba saber si Laith se lo montaba mejor con otros, o si lo pasaba mejor. Más bien pretendía averiguar si el sanador continuaba buscando a otros para desfogarse. Dijimos cuando nos conocimos que no somos personas de relaciones cerradas. Y no lo somos. Pero es cierto que por mi parte, desde hace un tiempo, pienso en él cuando tengo ganas de sexo y no en salir a buscar a otras personas. No significa nada malo, es solamente que a parte de viejo, también me he vuelto vago. Supongo...
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 631
Puntos : 227
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Lun Oct 15, 2018 1:46 am

Tener compañía por la noche siempre era bueno, cuando la compañía era agradable y todo estaba bien. Si tenía que elegir, Laith siempre prefería no estar solo, era de esas personas que no saben estar solos ni en silencio. Fuesen amantes, amigos o amigas, la compañía le era vital, como una fuente de energía y calma. Tumbado en la cama al lado de Matt se sentía a gusto, divagando en pensamientos mientras se entretenía acariciando su pecho, pronto suponiendo que el inefable podría querer tomar un baño.

En ese caso, estoy de acuerdo —le sonrió. Se sentía perezoso y le gustaba el momento de tranquilidad después del sexo, en especial cuando Matt se decantó por empezar a acariciarlo también, pasando su mano a través de sus tatuajes, como si pensase que iban a borrarse sólo con su tacto. Eso evidentemente estaba lejos de ocurrir, motivo por el que simplemente se dejaba hacer, sin preocuparse en ese momento por nada que no fueran los dos cuerpos sobre la cama, el suyo y el ajeno.

Sin embargo, en ese momento salió de sus pensamientos por su pregunta. Laith lo miró un momento, con la expresión seria y una ceja enarcada, como si intuyera que esa pregunta no era tan casual como la hacía ver. La consideró durante unos cuantos segundos, aunque luego decidió que estaba pensándolo demasiado. Era una locura pensar que Matt podría estar molesto porque él tenía otros compañeros sexuales, ¿no es así? Los dos tenían claro que era una relación abierta, un poco más que una amistad, pero no era una pareja.

¿Celoso? —preguntó con un tono jovial y divertido. Todavía no descubría por qué venía la pregunta si no era sólo curiosidad, pero esperaba que no estuviese confundiendo lo que tenían. — Sí, a veces me acuesto con otros hombres, tengo más amigos así, ¿acaso tú no? —le extrañaría saber que Matt no lo hacía, porque era muy sexy y habían dejado en claro ya que no tenía ningún impedimento para salir al ruedo a ligar. — No me dirás que es porque no te sientes todavía cómodo con tu edad —se atrevió a meterse un poco con él, bromeando.

Laith no lo entendía. Podría comprenderlo si Matt tuviese setenta y disfunción eréctil, o cualquier cosa que realmente imposibilitara el disfrute de una noche pasional. A su edad y tan bien conservado, era una tontería que le pareciese que podría tener algún problema. Se incorporó, besándole la mejilla en el proceso antes de estirarse para tomar una botella de agua del mueble de noche, dando un par de tragos y ofreciéndola a Matt por si este también quería beber.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 971
Puntos : 798
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Jue Oct 18, 2018 8:18 pm

No podía estar más a gusto, reposando con Laith en la cama después del placer. Siempre es bueno darse una ducha, y te quedas como un dios. Pero notaba en mi cierta pereza, así que invité al sanador a quedarnos así un rato. Él me acariciaba, y yo a él. Sobre todo los tatuajes del torso y del brazo. En aquel estado vulnerable, pregunté algo que quizás debí haber callado. Pero ya era tarde. Quería saber si Laith seguía manteniendo encuentros con otros hombres. Su mirada se clavó en mi provocándome una sonrisa. Reí cuando preguntó si estaba celoso. Obviamente no. Hacía ya muchos años que ese sentimiento no nacía en mi. Más que celos, sentía cierta rabia cuando Arabella estaba con otros hombres. Supongo que es lo mismo. Pero no era eso lo que sentía ahora. Era simple curiosidad. No me cabreaba saber que Laith si tenía la suerte de poder contar con otros compañeros sexuales. ¿Acaso tu no?, me preguntó.

- Creo que ya te lo había dicho. Me resulta muy fácil ligar con mujeres y comprendo deprisa si buscan sexo o solamente charlar. En cambio, es más difícil cuando se trata de hombres. Pero no me niego a ello en absoluto.

Laith pensó que se debía de nuevo a mi crisis de edad. Negué con la cabeza. Eso ya no me preocupaba tanto. Estaba a punto de cumplir los treinta y seis y no me sentía diferente al año pasado. En cambio, pasar de tener treinta y pocos a tener treinta y cinco fue un poco traumático. Estoy en la flor de la vida. Sé lo que quiero, o eso creo. Laith se incorporó, besándome en la mejilla. Aquel gesto no me dejó indiferente. Resultaba confortable. Cogió una botella con agua para beber y luego me la ofreció. Di un buen trago.

- No es por la edad. Es más bien... que soy más selectivo. Antes me daba igual. Con que fuese un hombre atractivo me valía. Quizás eso si se deba a la edad. Prefiero estar con gente con la que pueda charlar o hacer otro tipo de planes. No todo tiene que ser sexo, ¿no?

Me levanté de la cama, no sin dificultad, desperezándome. Si me acomodaba podía quedarme dormido, y lo cierto es que prefería tomar una ducha antes. Quitar el sudor de nuestros cuerpos y quizás poder juguetear de nuevo en la ducha. Caí en la cuenta de que era tarde y me encontraba algo soñoliento. ¿Y si Laith no quiere que me quede? Hice gala de mi honestidad, y le pregunté.

- ¿Por qué no me acompañas a la ducha? No quisiera tener que ir solo... - le guiñé un ojo. - ¿Quieres que me vaya después? No tienes porque sentirte incómodo, y yo lo comprenderé totalmente. Puedo irme luego sin ningún problema.

Mi expresión facial acompañaba mis palabras. No se lo decía por decir. Lo que buscaba era que Laith se sintiese cómodo. Que yo le hubiese dejado quedarse a dormir en mi casa no significaba que yo tuviese que quedarme en la suya. No se lo reprocharé.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 631
Puntos : 227
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Dom Oct 21, 2018 2:06 am

Le causó cierta gracia que Matt dijera que ligar con mujeres era más fácil que con hombres. En su experiencia, los hombres tendían a ser honestos y directos, aunque había colores para todos los gustos. Era más cómodo, sí, poder sugerir algo y poner todos los puntos sobre las íes antes de hacer nada, algo que no podía hacerse con todas las mujeres, según había escuchado. De todos modos, no era un impedimento para el inefable: si algo venía, era bien recibido, a pesar de ser más selectivo según sus palabras.

Un día de estos me contarás que hay alguien con la que charlas demasiado y haces muchos planes, y al final sacarás el anillo para comprometerte con ese alguien y me quedaré como el examante —dramatizó, llevándose una mano al pecho en un gesto exagerado y dolorido, cosa que distaba de la realidad. Se sentiría feliz si Matt encontraba a ese alguien. — No lo sé —se echó de espaldas de nuevo, con los codos contra la cama elevando su torso. — Hay hombres que lo único que vale la pena de ellos es su cuerpo, con ellos no me interesa algo más que sexo —le confesó, mirándolo con una sonrisa.

Matt se levantó, seguramente con rumbo al baño, aunque se detuvo para preguntar si querría acompañarlo. Laith se puso de pie, estirándose, las vértebras de su espalda crujieron, entrando a través de la puerta de su ropero. Un armario enorme que era prácticamente una pequeña habitación conectada al dormitorio y posteriormente al baño. Miró al otro por encima de su hombro cuando le preguntó si quería que se marchara después. Se lo pensó durante un momento.

Por mí está bien lo que quieras —le dijo. — De hecho, te animaría a que te quedes, ¿no tienes ganas de hacerme el desayuno mañana? —se le escapó una sonrisa divertida, girándose para mirarlo, caminando un par de pasos de espaldas. — ¿Se nota mucho el interés? Lo siento, es que no puedo decir que no a un desayuno delicioso, es la comida más importante del día —se abalanzó hacia adelante, robándole un beso antes de entrar a su baño. — Recuerda que somos el uno para el otro, tú cocinas y yo como —hizo hincapié en lo mencionado durante la cena.

El baño era, como todo el lugar, pulcro y daba la impresión de que no había nada fuera de lugar. Tenía algunas pociones, cremas y cosas de cuidado personal sobre el fregadero, pero bien acomodadas. Había un retrete y la ducha también tenía una tina de baño, y varias toallas colgadas en el toallero. Abrió el agua para regular una temperatura tibia, entrando cuando fue el momento óptimo, invitando a Matt a entrar con él.

El agua los recorría, tomando algo de jabón líquido para recorrerlo a través del cuerpo del inefable, mirándolo a los ojos con una sonrisa traviesa, acariciándolo sin pudor alguno para limpiar de él el sudor que había quedado de su momento de intimidad. — Probablemente si no supiera que no roncas, te diría que te vayas —confesó con una sonrisa divertida. A Laith ya le costaba dormir por las noches como para compartir cama con roncadores, por mal que sonara.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 971
Puntos : 798
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Miér Oct 31, 2018 2:02 pm

Si había algo que mejorase una sesión de buen sexo era la charla de después. Bien puedes callarte, irte al baño o salir corriendo después de follar. Pero yo le estaba tomando el gusto a tener conversaciones interesantes después de disfrutar con Laith. Cierto es que había empezado yo con una pregunta incómoda, pero se había vuelto divertido. Todo fue por admitir que con la edad me había vuelto más selectivo con mis ligues. Prefería calidad a cantidad. Pero el sanador se burlaba de mí, diciendo que en cualquier momento me comprometería con uno de esos ligues con los que me gusta charlar y hacer planes. - ¿Un anillo? - reí. - Eso no ha estado nunca en mis planes. - Después de reír placenteramente caí en la cuenta de que eso que Laith describía solamente lo hacía con él. Es decir, charlar y hacer planes a parte de follar. No es mi intención comprar un anillo, ni mucho menos organizar mi boda. Lo siento mucho, pero jamás he soñado con algo así. ¿Eso ha sido una indirecta? ¡Venga, no te flipes! Que él no sabe que es el único con el que suelo follar, charlar y hacer planes. Seguro que pronto encuentro diversión en otras camas. Seguro...

Laith era demasiado joven como para entender mi cambio de mentalidad. A su edad, cada fin de semana era una cacería. Empezaba el viernes, en cualquier lugar, y terminaba el domingo bien entrada al tarde. Podía estar con más de una chica cada día, y no me interesaba nada más que un cuerpo bonito y una cara agradable. Con el tiempo, había coleccionado demasiados cuerpos bonitos y pocos recuerdos memorables. Por supuesto, todo eso con mujeres. ¿Qué me pasa con los hombres? He tenido la suerte de contar con compañeros de cama que al mismo tiempo se convierten en amigos. De ese modo es mucho más fácil. Cero complicaciones. Le estaba empezando a dar demasiadas vueltas al asunto, así que me levanté con intención de ser acompañado hasta el baño. Quería que Laith me acompañase. Pero antes de ir, quise saber si prefería dormir solo. No me molesta tener que irme. Es lo bueno de tener esta buena relación que tenemos, que no hay malentendidos. Y yo tengo un carácter fácil y no suelo enfadarme por tonterías. En cambio, eso no pasa con las mujeres...

- Es decir, solamente quieres que me quede para hacerte un desayuno rico. - rodé los ojos intentando ser dramático. - ¡Me siento utilizado! - sonreí al ver que se acercaba para darme un beso. Le mordí un poco el labio. Me sentí aturrullado cuando dijo que somos el uno para el otro. - No me parece un buen trato. Estoy seguro de que encontraremos algo que tu puedas hacer por mi...

Atraje a Laith hacia el baño, intentando ignorar lo que había dicho sobre que somos el uno para el otro. Me gusta cocinar, no me cuesta ningún trabajo. Es más, me siento agradecido cuando cocino para alguien y ese alguien no deja ni una miga en el plato. Mañana tendría ocasión de cotillear de qué alimentos dispongo y que tipo de desayuno puedo hacer. Aunque, soy un puto mago, puedo hacer lo que sea. No me fijé mucho en la disposición del baño. Estaba más pendiente de los movimientos de Laith. Es cierto que un baño no es el lugar más cómodo ni más seguro para practicar sexo, pero me sigue dando cierto morbo. Me metí con él sin dudarlo. La temperatura del agua invitaba a quedarse debajo del chorro por un buen rato. El sanador tomó algo de jabón en sus manos, y lo restregó por mi cuerpo. Quise imitarlo, pero nuestras manos se cruzaban. De modo que dejé que me limpiase tranquilamente, y luego sería mi turno. Se entretuvo en ciertas zonas. Cuando hubo terminado, dejando mi miembro un tanto alterado ya, me encargué de enjabonar su piel. De nuevo, pasaba las manos jabonosas sobre sus tatuajes sin que se borrasen. Le invité a ponerse debajo del agua para limpiarse el jabón y luego me acerqué a su cuello, besándolo. Intentando no resbalar, me puse en su espalda, besando su cuello y su espalda. Con mis manos, atraje su cintura hacía mi, para dejarle notar lo que había provocado en mis bajos.

- Por más bien que busque, dudo que vaya a encontrar un culo más perfecto que el tuyo en ningún lugar del mundo. Cada vez que te veo de espaldas me dan ganas de besarlo, de morderlo y de follarte muy fuerte. ¿Le ponemos remedio?

Laith tiene muchas cualidades. Entre ellas, una mirada cálida pero juguetona que me atrajo desde el primer momento. Pero lo de su trasero... Me vuelve loco notarlo desnudo contra mí. Todo lo que había dicho era cierto. A pesar de que era fruto de la atracción y del calentón incipiente que tenía encima. Continué besando su espalda, bajando poco a poco, hasta quedar arrodillado en la ducha. Le besé ambas nalgas, y cuidadosamente le di un par de mordiscos. Me tenía a su completa merced, de nuevo.


Última edición por Matt Forman el Sáb Nov 03, 2018 5:57 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 631
Puntos : 227
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Vie Nov 02, 2018 12:02 pm

Intentó molestar a Matt diciendo que pronto iba a sacar un anillo para comprometerse con otro amante con quien se llevara mejor que con él, aunque el otro tomó de buena manera la broma aclarándole que eso no estaba en sus planes. — De acuerdo, si tú lo dices, aunque si pasa seré el primero en decir que te lo dije —le guiñó un ojo travieso. No se aferraba a la idea de casar a la gente, pero le parecía gracioso bromear con ello, en especial si la persona en cuestión era tan negada al compromiso.

Para Laith, probablemente la mayor parte de su vida había sido simple en cuestión de amores. Buscaba gente para relaciones breves y pasajeras, después pasaba página e iba al siguiente. Escasos novios duraderos durante su juventud, la mayoría amigos con quienes vivir una vida nocturna e intensa, antes de despedirse y marcharse de nuevo. Había sido indomable gran parte de su vida, había que admitirlo. Le había traído conflictos, sí, con gente que esperaba más de él de lo que era capaz de dar, pero al final así era como había aprendido a querer, sin aferrarse.

Se dirigió al baño con Matt mientras le invitaba a pasar la noche ahí, con la condición de que le preparase de desayunar a la mañana siguiente. — Oh, lo siento, pero, ¿sabes qué tan poco frecuente es un desayuno casero y rico para mí? —le preguntó, justificándose. Gruñó con una sonrisa cuando sintió la mordida en su labio con su beso. — Entonces podríamos renegociar el trato, tú eres el hombre de negocios aquí —le dijo, aunque no era del todo cierto. También él estaba emprendiendo un negocio, de cierta manera, con un catálogo por correo muy interesante.

Una vez en el baño, Laith abrió la llave como si se tratase de una caja fuerte para regular la temperatura, muy lentamente girando la manija, como una peculiaridad que tenía. Una vez dentro, se dispuso a lavar al otro, aprovechando para tentar en su piel con las caricias de sus manos, incluso cuando Matt trató hacer lo mismo a la par, causando que su falta de sincronización entorpeciera el intento. Cuando terminó de enjabonarlo, permitió que el agua limpiase el cuerpo que se había esmerado en limpiar antes de que el otro empezara a limpiarle a él, disfrutando del recorrido de sus manos. Estando bajo el chorro de agua, lo sintió contra su espalda besando su cuello, y su masculinidad contra sus glúteos.

No pudo evitar sonreír. Era algo como lo que Matt sentía con las mujeres, de la sexualidad húmeda y todo eso. Si bien había hombres que podían ponerse duros más fácilmente que otros, siempre era un beso al ego saber que podía excitar a uno. — Después de esos halagos, no podemos dejarte con esas ganas insaciables, tendremos que remediarlo —restregó su culo contra la entrepierna ajena, colocando una mano en la pared para servirse de apoyo.

Con los ojos cerrados, disfrutaba del recorrido que hacían los labios de Matt contra su espalda en el descenso para llegar a su trasero, de rodillas a espaldas de él, dejando que besara y mordiese cuanto quería. Había que ser honestos y le encantaban los halagos de todo tipo, el inefable sabía acariciarle la vanidad que formaba parte de Laith. Estaba orgulloso de su cuerpo, uno que había creado a base de una alimentación más o menos adecuada y mucho ejercicio, por lo que no cabían ofensas si se trataba de apreciarle alguna parte del mismo.

Matt iba a encargarse de dilatarle para poder follarlo muy duro, como había dicho que quería hacerlo, y Laith lo complacía gimiendo y pidiendo por más. No tenía lubricante a la mano, pero la saliva podía ser una buena aliada en la misión. — Eres fantástico en esto, Matt —jadeó acalorado, sintiendo un espasmo ligero que causó que se estremeciera. — Te quiero tener adentro —sabía que cierta paciencia era necesaria para evitar lastimarse, pero no podía evitar sentir esa ansiedad que lo desesperaba y lo obligaba a querer avanzar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 971
Puntos : 798
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Sáb Nov 03, 2018 6:43 pm

La broma sobre mi futuro y próximo matrimonio no me molestaba en absoluto porque estaba seguro de que antes moriría de viejo que me casaría con nadie. Al menos no por propia voluntad. Recuerdo el matrimonio de Apolo y Abi, creo que ni estando tan borracho como debían estar ellos cuando se casaron en Las Vegas lo haría. No es una idea que me atraiga, no es algo que comprenda ni valore. Ni siquiera me lo he planteado nunca. Hubo una época, cuando tendría trece o catorce años, en la que mis padres hablaban de mi futuro matrimonio como si se tratase de un negocio o una empresa. Mi futura mujer debía estar en una posición social parecida a la nuestra, ser educada, de sangre pura, y un montón de requisitos más. Finalmente mis padres comprendieron que esa clase de vida no era para mí. Con Danna también lo intentaron, y mira como les salió la jugada...

Laith quería un rico desayuno, por eso me dejaba pasar la noche con él. El trato ya era inmejorable. Sexo y cocinar, las dos cosas me gustan. Me hice el ofendido, dejando claro que era broma, y el sanador se ofrecía a renegociar. Incluso me daba ternura escucharle decir que nunca desayunaba nada casero y rico.

- Iba a pedir algo a cambio, pero si me lo dices así... Me dan ganas de invitarte a desayunar en mi casa siempre que quieras. Hay que alimentarse bien por la mañana, y más tu, que tienes que atender a tantos y tantos enfermos en tu trabajo.

El ambiente se había caldeado de nuevo, con la ducha compartida que le había ofrecido. Ambos desnudos, mojados y excitados. El cuerpo de Laith es hermoso. Aunque no es tan alto como yo, tiene los músculos bien definidos, unas piernas fuertes, un abdomen duro, una sonrisa traviesa, una mirada de infarto, pero su culo... Ese culo es la perfección. Cualquiera podría pensar que es vanidoso. Yo no lo veo así. Él sabe lo que tiene, y lo aprovecha. Y a mi me pone muy cachondo el conjunto. La forma de ser de Laith, su físico, sus ganas de sexo... Es tan descarado! Me recuerda a mi. Directo y descarado, restregando su trasero contra mi, haciéndome subir las ganas de follarlo duro. Pero, antes de eso había que jugar un poco para no herirle. Yo quería follarle duro y él me quería tener dentro. Jugué con mi boca y mis dedos para ayudarle, sin prisas. A pesar de la creciente necesidad de sexo, nunca hay que tener prisa.

Cuando terminamos, estaba más que satisfecho. Agotado, cansado, contento, travieso y mojado. Le di un par de besos a Laith en el cuello y salí en busca de unas toallas. Pregunté cual podía usar y le ofrecí a él otra. Una vez seco bien podría dormir así, desnudo y limpio, toda la noche. Mañana no trabaja ninguno de los dos, no hay que pensar en despertar temprano, ni en no llegar a tarde a ningún lugar. Aunque el cuerpo está acostumbrado a un horario, y suelo despertarme pronto. Por eso me da tiempo a preparar desayunos ricos y saludables.

- ¿Qué le gusta desayunar al señor? - pregunté cual Elfo doméstico novato.  - ¿Crepês, tortitas, fruta, café, …? ¿Leche? - si notó un doble sentido, era agudo.

A pesar del cansancio, todavía tenía ganas de jugar y de hablar. Pero me propuse mantenerme callado o no íbamos a dormir en lo que quedaba de noche. Nos habíamos ganado un buen descanso después de todo.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 631
Puntos : 227
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Lun Nov 05, 2018 9:59 am

Laith no pudo evitar sonreír cuando el otro se compadeció de su inutilidad en la cocina, expresando intenciones de querer invitarlo a desayunar a su casa cuando quisiera. — ¿Lo ves? Que ya te digo yo que los desayunos son importantes, hazme caso, soy sanador —se alzó el cuello con su oficio. Siempre era divertido usar el “soy sanador” para defenderse, como “sí, puedo beber todo ese alcohol, créeme, soy sanador”, como si no pudiesen rebatirle nada relacionado con la salud (o su salud, cuando menos).

Le daba gracia poner en comparación al Matt Forman que había conocido con el que había descubierto que podía llegar a ser. De un tipo muy guapo pero aparentemente aburrido sentado en la barra de un bar, al sexy hombre descarado y decidido que había llegado a descubrir. Tenía que admitirlo, sentía debilidad por los hombres mayores y formales, no había podido hacer más que fijarse en él y dejarse llevar. Más alto que él, de cuerpo tonificado, aunque no se le notaba mucho ejercicio, sí bastaba para hacerlo ver increíble. Además, su actitud había mejorado considerablemente del tipo amargado con su edad al hombre travieso y deseoso de sexo que veía ahora.

Después de terminar una sesión humeante en el baño, se estremeció con los besos en el cuello antes de terminar de enjuagarse de nuevo en el agua. — La que quieras —le contestó. Tenía varias toallas blancas colgadas en un toallero a un costado de la bañera, por lo que no le preocupaba mucho cuál usase. Aceptó otra, agradeciéndole, y secándose. — Puedo prestarte ropa si te apetece, aunque no sé si te siente bien de largo —se ofreció, aunque no le importaría que durmiese justo como estaba en ese momento. Él decidió vestir ropa interior, sólo por mantener el asunto bajo en orden por comodidad.

Laith arregló un poco la cama, extendiendo sus mantas con precisión, como una pequeña compulsión, hasta que quedó perfectamente tendida, cosa que no duraría mucho cuando los cuerpos se recostasen encima. Siempre le sentaba raro no mentalizarse para ir a trabajar la mañana siguiente, era algo que disfrutaba hacer y le gustaba ir a su trabajo. Se recostó en el lado de la cama que estaba más cerca de la ventana, acomodándose entre las mantas y abrazándose a una almohada, de costado en dirección a Matt.

No rechazaría crepes con café… Aunque vamos a admitir que huevos y salchicha con leche no está nada mal —su tono fingía inocencia, aunque había captado el doble sentido dentro de las palabras del inefable. — Yo te diría que me sorprendas, Matthew —le dijo. Sí, acababa de intentar pasar el nombre del otro desapercibido, preparándose para algún regaño o algo parecido. Si antes no se había atrevido a hacerlo era por falta de confianza, aunque ahora pensaba que podía tolerar bien un insulto o dos si verdaderamente le disgustaba su nombre.

A decir verdad, cuando recién se conocían Laith pensó en una cantidad de nombres que pudiesen abreviarse Matt, aunque había acabado decantándose por el que más lógico era. Y eso porque lo googleó un rato y era el resultado más obtenido, así que no perdía nada con intentarlo. Si realmente le disgustaba, podía hacerlo pasar como una broma de mal gusto que no se repetiría. Era como una especie de situación personal, llamarlo al menos una vez por el nombre completo y no abreviado. Era por eso que pocos sobrenombres usaba, y generalmente no abreviaba nombres.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 971
Puntos : 798
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Sáb Nov 10, 2018 6:13 pm

Tuve que reír con su frase de “Soy sanador”. Fui yo el que le dijo que el desayuno es importante para empezar bien el día, con la energía suficiente, sabiendo que normalmente no prestaba mucha atención a la primera, y más importante, comida del día. Laith lo sabía, pero no lo practicaba. Por eso quería que yo me quedase, así mañana tendría un buen desayuno preparado. A mi no me cuesta nada. Se podría decir que disfruto cocinando y se me da bien contemplar a las personas que me importan. Supongo que Laith entra dentro de ese saco. Quise ser un tanto bruto, ofreciendo leche para desayunar. El sanador no se quedó ahí, demandaba huevos, salchicha y leche. Me mordí el labio inconscientemente. Si me provoca de ese modo a la hora del desayuno todavía estamos sin dormir.

- Ya veré que se me ocurre. Tengo la mente muy despierta por las mañanas. En realidad, todo se me despierta por las mañanas...

Si, me refería a las ganas de sexo. Suelo levantarme muy energético siempre. Aunque haya pasado mala noche o haya dormido poco. Cuando mi cuerpo nota los primeros rayos de sol se pone en marcha y no para hasta la noche. Íbamos a ponernos serios y dormir. Laith me ofrecía ropa pero me negué. Podía dormir cómodamente con mi ropa interior, y ya mañana haría algo mediante magia. No me gusta usar pijama ni otras prendas. Si tengo frío uso una manta, pero no más ropa. Pensé por un instante en el desayuno de mañana. Soy capaz de preparar de todo en poco tiempo, automáticamente, sin pensar. Cada día suelo desayunar algo diferente. Algunos días prefiero dulce, otros días salado, algunos días tengo antojo de ambas cosas. Lo que nunca puede faltar es el café, y la fruta. Hay que cuidarse desde bien temprano.  

Laith se recostó de lado de la cama abrazándose a una almohada y mirándome. Yo le imité, acostándome de lado buscando la comodidad. Sin mucho esfuerzo me acomodé, notando como el sueño llamaba a mi puerta. En lo referente al desayuno, el sanador prefería que le sorprendiese. De una manera muy notable, mi amigo me llamó Matthew. Casi nadie de mi entera confianza me llama así. A excepción de mi madre o de Lluna cuando se enfada por algo. Por supuesto, soy Matthew en el trabajo, o señor Forman. Nunca Matt. De labios de Laith sonaba raro. Me presentó como Matt cuando quiero follarme a alguien, dando a entender que le otorgo mi confianza. Pero, no le di más importancia en esta ocasión. Es como me llamo, no pasa nada.

- Deberías cerrar los ojos tu primero, porque con esa mirada tuya me resulta imposible dejar de mirarte.

Pánico. ¿Eso había sonado demasiado empalagoso? Sin duda, había sonado demasiado empalagoso. Espero que no se moleste. ¿Desde cuando soy tan inoportuno? Será el cansancio, por eso me comporto como un gilipollas. Es decir, es algo que realmente pienso. Tiene unos ojos precioso, una mirada atrayente, y si no deja de mirarme no voy a poder cerrar los ojos. Pero no debería habérselo dicho. Es algo que puedes decirle a alguien a quien quieres follarte, no a alguien con quien ya has follado o con quien tienes opciones de poder volver a follar. El halago no es necesario... ¡Por Merlín, que idiota soy! Es que realmente me atrae mucho. Y no es momento de pensar en eso. Será mejor que me duerma, que nos durmamos. Necesitamos descansar. Pero si no aparta esa mirada, no puedo.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 631
Puntos : 227
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Miér Nov 14, 2018 4:29 am

Si Matt quería jugar, Laith sabía hacerlo, pidiendo un “desayuno completo” cuando sólo le ofreció leche. Notó la reacción del otro, sonriéndose travieso al ver que conseguía provocarlo, aunque luego de la extensa sesión de ejercicio lo que tocaba hacer era descansar un poco. Hablando en serio, se veía perfectamente capaz de aceptar lo que pusiera Matt en su plato, pues su carencia de alergias y su curiosidad eran partidarias de su amor a la comida. Por ello, siempre se sentía seguro de pedir justo el plato que no conocía cuando estaba de viaje en otro sitio, por explorar y aprender.

Un buen desayuno y una sesión de ejercicio no deben faltar en una mañana productiva —le sonrió, claramente diciendo que el sexo era ejercicio. Lo era, bastaba ver los cuerpos sudados luego del esfuerzo físico, aunque normalmente utilizase el pequeño gimnasio que había instalado en su casa, en otra habitación exclusiva para ello. — Ya veremos cómo arreglarlo por la mañana —asintió con la cabeza, imaginando que ni Matt querría irse ni Laith querría que se fuera hasta saciar las ganas matinales.

Se acomodó en la cama en una postura cómoda y relajada que consiguió con pequeños movimientos hasta que ya no le dio la gana seguirse moviendo. Se dio cuenta entonces que estaba cansado, aunque eso no le impidió seguir conversando un poco más. A Laith poco le gustaban las abreviaciones y sólo usaba apodos en ocasiones especiales, por lo que no se sintió tranquilo hasta haber llamado al otro por su nombre completo. A pesar de lo que creyó, a Matt no pareció importarle, si bien parecía un poco extrañado de su curiosa fijación, por lo que el tema pasó sin inconvenientes.

Estaba contemplando esas ideas vagas que todos tienen mientras intentan dormir, hasta que la voz de Matt volvió a llamar su atención. Al principio, se encontró confundido de su inesperado halago. Luego, le fue imposible no reír. — Vaya, ¿gracias, creo? —le dijo, sin saber bien cómo contestar. Diríase que no estaba acostumbrado a que sus amigos con derechos le halagasen la mirada mientras intentaban dormir. Es algo normal cuando uno intenta ligar, aunque muchos lo dan por hecho cuando la conquista se ha realizado. — Está bien, si eso quieres, descansa —no le dio muchas más vueltas al asunto, y cerró los ojos finalmente para concentrarse a abandonarse al sueño.

Qué podía decir, si aunque el halago le había tomado por sorpresa, al ego de Laith le gustaban las caricias, y todo cumplido era bien recibido, tanto físico como psicoemocional. Era algo que le gustaba, saberse admirado, a pesar de que su humildad no le permitía decirlo a viva voz. El sueño le llegó más bien pronto, antes del cual sólo hacía sutiles movimientos, buscando la comodidad hasta verse descansando plácidamente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 971
Puntos : 798
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.