Situación Actual
3º-10º
20 enero -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ALEXIA O. LYONS pj destacado
JAZMINE pj DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

No todo tiene que empezar con sexo. [Laith] // Peligro, cuidado +18 //

Matt Forman el Mar Jun 26, 2018 12:47 am

Recuerdo del primer mensaje :

Ser el Jefe no suele ser cansado a menos que seas yo y seas el Jefe del departamento de Misterios en el Ministerio de Magia británico. Me gusta hablar con todos mis Inefables sobre los diferentes artilugios mágicos que recogen en todo el mundo, sus cualidades y sus posibles usos oscuros. Me gusta conocer  todo lo que pasa en mi Departamento, todo lo que entra y todo lo que sale. Echo de menos el salir del ministerio a traer yo mismo esos objetos tan valiosos como peligrosos, quizás por eso les pregunto todos los detalles. Como si fuese yo el que tiene que redactar los informes y no ellos. Lo que si que me gusta es tratar con ellos de forma cercana, como si fuésemos amigos, y crear una atmósfera de confianza en el que se sientan bien en el trabajo. Nuestro oficio es complicado casi siempre, y es bueno poder confiar en tus compañeros.

En estas fechas siempre llegan alumnos a punto de graduarse para visitar el Departamento, me tienen harto. Se creen que porque les gustan los misterios ya pueden trabajan como Inefables. Aquel ambiente estresante me hacía pensar en tomar vacaciones, y faltaba demasiado tiempo para eso. Pero, siempre se puede buscar una forma de escapar de la rutina para no aburrirse. En mi caso, lo que hice fue mandar una carta a Laith invitándole a salir a cenar. Es viernes, huele a fin de semana, y si el chico estaba libre nos podíamos divertir. No hay nada mejor que una cena, unas copas y tener sexo con un joven apasionado. Siendo sinceros, esas eran mis intenciones.

Entre Laith y yo  hay una amistad creada a partir de fiestas y sexo, y no me importa que vaya más allá. Es decir, que podamos hablar o contarnos las penas. No todo tiene que ser sexo siempre. Es un chico agradable, alocado, simpático, risueño y divertido. Claramente con una amistad así el que sale ganando soy yo. En cuanto el sanador aceptó le mandé las señas del mejor restaurante de la cuidad. Por supuesto, es un local mágico escondido en una de las calles más famosas de Londres. Pero es fácil de encontrar para nosotros. Llegué más que puntual, así que me senté en nuestra mesa reservada y pedí una copa de vino blanco para la espera. Laith no iba a tardar, pero yo había venido mucho antes.



Look:



Última edición por Matt Forman el Miér Ene 16, 2019 6:44 pm, editado 2 veces
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 20.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 639
Puntos : 236
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Matt Forman el Vie Nov 30, 2018 2:05 am

Conseguí despertar a Laih, que estaba muy ilusionado con el desayuno. Será mi mayor crítico, espero que todo esté a su gusto. Entiendo que se ha despertado con hambre, igual que yo. Eso también me gusta de él. Es bastante glotón. Mi pasión por la cocina viene de que también soy bastante glotón, y por eso aprendí a cocinar. Empecé con las recetas más simples. Luego con postres. Ahora no me asusta nada. También es verdad que solamente yo suelo comer lo que preparo, así que hoy es una alegría poder disfrutarlo con alguien más. Antes solía tener a Lluna, otra glotona donde las haya... Pero ya he asimilado que es una chica mayor e independiente que no va a venir a comer todos los días con su tío. Quise saber como había dormido el sanador, y él preguntó también.

- He dormido bastante bien.

No quise admitir que me había dormido casi al instante, ni que al despertar todavía tenía doloridas algunas zonas de mi cuerpo. Conozco mi debilidad, pero no la voy a confesar. Y estoy listo para un nuevo asalto si él quiere. Pero de momento mejor vamos a dar buena cuenta del desayuno que he preparado. No me había complicado mucho la vida, preparé cosas simples y energéticas. Con variedad, por supuesto, para que un sanador como Laith pueda dar el visto bueno con las calorías. Ante todo hay que cuidarse. Es muy fácil desayunar bacon y huevos fritos, y además está muy rico, pero no sería lo más saludable. Yo tomé un poco de todo, al igual que el sanador. Disfrutaba contemplando un poco de reojo como comía.

Sonreí satisfecho ante sus halagos, y asentí curiosa por saber como pretendía darme las gracias por el desayuno. La verdad, resultaba un tanto extraño dicho así. Me gustaba cocinar. Hacer hoy el desayuno me hizo muy feliz. Era una especie de trato. De cualquier otro modo, sé que hubiese preparado el desayuno igualmente. No como gesto romántico, más bien como gesto de buena voluntad y porque me encanta desayunar bien. Laith no me dejó ayudarle a recoger la mesa. Hubiésemos tardado cinco segundos usando magia, pero él lo hacía todo de modo natural. Esperé paciente disfrutando de la vista. Cuando terminó se acercó como un felino. Yo sabía que venía a por mi. Era el turno del postre del desayuno. Le devolví el beso apasionadamente. Sabía que no era un simple beso cariñoso, venía con algo más. Me recuerda a mí cuando era joven, mis ganas de sexo no se agotaban jamás.

- Si seguimos así no me voy a ir nunca. Yo cocino, tu limpias, y luego... sexo. Vas a tener que llamar a todos los empleados del Departamento de Seguridad Mágica para que me saquen de aquí, te aviso desde ya. - dije bromeando.

No me moví de la silla. Tenía a Laith sentado deliciosamente encima de mí y estaba perfecto. Le atraje hacia mí, sin besarle, simplemente dándole a entender que le quería encima de mi. Estaba deseando saber qué tenía pensado hacer conmigo hoy. No es que vayamos a aburrirnos, estoy seguro de que no es posible que nos cansemos de follar nunca. Más bien quiero que muestre sus armas, que sea él el que mande. Ya veremos si estoy dispuesto a obedecer.  
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 20.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 639
Puntos : 236
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Dom Dic 02, 2018 11:34 am

Laith se enorgullecía de no ser dependiente de la magia. Por eso es que, después de desayunar una comida deliciosa, se puso manos a la obra para levantarlo todo y lavarlo. Le relajaba estar ocupado, por irónico que sonase, y por eso se permitía disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, como lavar los trastes o limpiar la casa manualmente, tareas que a no todo el mundo gustaban. Sin embargo, una vez que acabó, había otros trabajos manuales que le apetecía hacer, como volver a recorrer el mapa del cuerpo que ya conocía casi de memoria del inefable, seguir explorando sus límites y perversiones.

¿Es así? —preguntó burlón, como si le preocupase no sacarlo de su casa después. — Yo estaría más preocupado por ti, podría secuestrarte y obligarte a hacerme todas las comidas y a darme sexo, un prisionero perfecto —le acarició el pecho sólo con dos dedos de su mano derecha, bajando a través de la línea que dividía su cuerpo por la mitad. — Te ataría y sólo te soltaría las manos para cocinar —le tomó las muñecas y se las puso a la espalda a través de la silla, como si fuese a atarlo. Quizá lo hubiese hecho si hubiese tenido con qué a la mano. — Me va el bondage —le susurró el secreto a su oído.

Después de cierta cantidad de noches, empezaba a estar bien decir qué y qué no le iba en la cama, por poder explorar sus límites. Laith, por su lado, tenía una serie de placeres culposos que no con todo el mundo podía compartir. Le había soltado las manos, sin haber hecho nada más que retenerle un momento, para acariciarle los hombros y el pecho, sentado encima de sus piernas le besaba los labios y bajaba a través de su cuello, dejando besos y mordidas.

¿Y a ti? ¿Hay alguna fantasía sexual que pudiese ayudarte a cumplir? —lo miraba directamente a los ojos, como una serpiente que hipnotizaba con la mirada. — Podemos volvernos un poco locos, sólo por diversión, dejar que… fluya —quién diría que incluso en el sexo, la comunicación era así de importante. — Por ejemplo, a mí… Me va duro, muy duro, creo que está bien cierto… dolor en la cama —y el labio inferior de Matt, tirando de este sensualmente. — Me va el BDSM —le dijo, finalmente, como un dato más de él.

Si a Matt no le interesaba, no es que fuese a largarse y echarlo de su casa. Era sólo una puerta que podía abrirse, ni más ni menos, como él le sugería mostrarle otras puertas que podían explorar juntos. Deslizándose a través de su cuerpo, bajaba hasta su abdomen entre besos y la humedad de su lengua al probar el cuerpo ajeno, volviendo a subir a torturar su cuello entre dulces mordidas hasta acabar en sus labios, besándolo con intensidad y pasión, trayendo el ambiente propicio para que el calor se apoderase de la estancia.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1034
Puntos : 852
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Miér Dic 12, 2018 10:16 pm

Se respiraba demasiada perfección, y empezaba a asustarme a mí mismo. ¿De verdad que podría vivir así? Sexo y comida, no suena nada mal. ¿Dónde está el Matt que quería tener sexo con cuantas más personas mejor? ¿Se habrá extinguido? ¿Se habrá escapado al cumplir los 35? A todo el mundo le aterra envejecer. Sobre todo, envejecer en soledad. Pero no por eso tengo que dejarme engañar. La vida no es tener pareja, casarse y tener hijos. La vida se vive, se disfruta, no se malgasta viviendo como todo el mundo dice que hay que vivir. Exprimir cada momento. Eso es lo que estoy haciendo. ¿No? Disfrutar con Laith. Ambos queremos lo mismo. Ambos bromeando sobre que yo no me iría nunca de su casa si me ofrecía cocinar para él y luego sexo. Y él bromeaba sobre que podría secuestrarme, atarme, y obligarme a cocinar y tener sexo.

- No suena mal del todo. No me tientes...

Todas esas bromas mientras estaba sentado encima de mí, besándome y excitándome tras el desayuno. Sonreí pícaramente cuando dijo que le gusta el bondage. Si bromeaba lo podía entender,  si no estaba bromeando es que esto se estaba poniendo todavía más interesante. No soy experto, ni mucho menos. Pero reconozco que me parece interesante explorar los límites del placer y del dolor. Es algo que aprendí en otras relaciones sexuales anteriores. Laith quería saber alguna de mis fantasías sexuales sin cumplir.  Me puse pensativo. Había un montón de cosas que quería hacer antes de morir. Muchas cochinadas. Y dudo que el sanador vaya a ayudarme con todas. Puede que encuentre alguna que nos pueda servir... Mientras pensaba en algo que decir, Laith se me adelantó, confesando algo que no me causó mucha sorpresa.

- Mmm, que rico... Suena muy, muy divertido.

Sus manos recorrían mi cuerpo mientras su boca besaba todo aquello que estaba a su alcance. Nos besamos apasionadamente, haciendo crecer de nuevo ese fuego imparable que ambos sentíamos. Mis manos acariciaban todo a su paso, aquel torso conocido, la espalda fuerte, los brazos torneados, … Al estar sentado, poco más podía hacer. Con ambas manos atrapé su rostro y lo separé un poco de mi. Laith estaba encendido, totalmente entregado a los besos y las caricias. Pero yo quería saber más respecto a su gusto por el bondage y el sadismo.

- ¿Te gusta más ser amo o sumiso? - pregunté sin un ápice de vergüenza, tratando el tema como es natural. - A mi me pone muchísimo tentar a la otra persona, sin penetración, hasta que me suplica que la folle. Ya sabes. Besando y mordiendo algunas zonas... También estoy seguro de ser un buen sumiso. Lo he sido por bastante tiempo. - dije sin gran emoción.

Lo que quería decir, es que bien podía adaptarme a sus necesidades. Siempre hay días en los que me pueda sentir más activo y dominante, y otros más pasivo y con ganas de soportar dolor y placer. Eso si, siempre terminando en placer. No entiendo a la gente que se conforma con sentir solamente dolor.
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 20.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 639
Puntos : 236
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Dom Dic 16, 2018 2:40 am

Para Laith, aquellas bromas sólo eran eso, un juego para relajar el ambiente y disfrutar de la mutua compañía, besándose mientras lo decían, con el sanador sentado encima del inefable. Dejando los juegos de lado, la conversación se puso picante cuando entró el tema de las fantasías y fetiches sexuales que tenían o podrían llegar a tener, por lo que Laith no había dudado en decirle algunas de las suyas, como el bondage o el BDSM. Pensaba que si ambos estaban por la labor, podrían explorar algunos de esos juegos, que podrían llamarles la atención y parecerles excitantes.

Se sonrió divertido cuando las manos de Matt le sujetaron el rostro, deteniéndole de su necesidad de atenciones. — Prefiero ser sumiso, qué puedo decir, me gusta el dolor —contestó honestamente, encogiéndose de hombros. — Aunque sé ser las dos cosas, la verdad es que tengo problemas soltando el mando —le explicó, acariciándole los hombros distraídamente. — ¿De verdad? Yo creo que soy algo impaciente, aunque te concedo que es maravilloso tener sexo después de esperar —sonrió ligeramente, pensando en ello. Le llamó la atención otra cosa, sin embargo. — No suenas muy entusiasmado, ¿malas experiencias, quizá? —le preguntó honestamente.

Siempre había pensado que cuando había personas lo disfrutaban y no hacía daño a los demás no podía estar mal. Por eso, estaba tan abierto a nuevas experiencias sexuales como lo estaba en las culinarias o en las culturales. Era un aventurero en busca de nuevas oportunidades y conocimientos. Le colocó los brazos en los hombros, entrelazando sus manos en su nuca, si el otro consideraba que podían detenerse un momento para hablar a Laith no le incomodaba detener los besos y caricias para tener una charla amena.

También creo que es interesante incorporar comida al sexo, tú sabes, crema batida, chocolate, vino —eran dos de sus placeres favoritos puestos juntos, es que era difícil pensar en algo mejor que eso. — Aunque no sé si me apetece ahora, luego del grandioso desayuno que ha preparado un sexy sujeto —le guiñó un ojo divertido, pensando en otras cosas que al mayor le pudiesen interesar de él. — ¿Qué piensas de integrar juguetes sexuales? Resulta que tengo una variedad que podría interesarte —le comentó, como quien no quiere la cosa.

Sí, es que Laith tenía otra habitación, su gimnasio en casa, llena de cajas con juguetes sexuales que tenía destinados a la venta de su pequeño negocio, y no le molestaría abrir uno que otro para enriquecer su propia experiencia. Después de todo, su venta era un hobbie, no porque el dinero le escasease precisamente. Algo para desconectar un poco del ambiente laboral de un hospital, que podía ser tan gratificante como deprimente, dependiendo del día.

Lo que quieras, estoy abierto a sugerencias —dijo al final. No quería que Matt sólo lo complaciese porque sí, haciendo lo que a él le llamaba la atención o lo que le gustaría, sino que fuese una experiencia memorable para ambos. La vida, en especial en tiempos de guerra y apoyando al bando menos favorecido, resultaba ser bastante corta como para mortificarse por banalidades, por lo que no había que escatimar en placeres siempre que fuese posible obtenerlos. Una gran comida o sexo fabuloso, por ejemplo.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1034
Puntos : 852
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Jue Dic 20, 2018 8:14 pm

Tenía una opinión más o menos formada de lo que significaba el dolor en el sexo. Aún sin saberlo ni nombrarlo de ese modo, lo había practicado con mujeres y con hombres. Hubo una época en la que me encantaba atar a una mujer, y mostrarme totalmente dominante. Siempre con su consentimiento, por supuesto. Ellas lo disfrutaban, y yo también. Nunca tuve la suerte de toparme con una mujer que quisiera ser ella la dominante. Laith admitía que prefería ser el sumiso, pero al igual que con el sexo, no le importaba cambiar de papel. Al parecer soné poco entusiasmado cuando dije que solía ser sumiso. Me refería a la práctica con hombres.

- No, no he tenido malas experiencias. Más bien pocas. - sonreí sincero. - Siempre he sido de relaciones muy esporádicas, de modo que no te da tiempo a debatir con la otra persona si le gusta esto o aquello. Vas a lo seguro. Últimamente, debido a mi edad supongo, me entretengo más en conocer un poco a las personas. Descubriendo así a compañeros sexuales tan interesantes como tu. Uno de mis amigos me enseñó las delicias del BDSM, pero siempre quería ser él el dominante. Y no es que no me guste ser sumiso pero tengo cierto carácter, alma de jefe, me gusta mandar.

Me puse serio y luego le guiñé un ojo. Estábamos abriéndonos mucho y no tenía porque ser malo. Conocerse mejor ayuda a que el sexo sea mejor, nada más. Aunque admito que me encanta esa vena sádica de Laith. Tanto si quiere ser sumiso como si prefiere ser el que domina, me gustaría ser el que esté al otro lado. Después de saber esto, vamos a poder divertirnos muchísimo. Luego me habló de incorporar comida al sexo, como chocolate o vino.

- Eso suele ser divertido, rico y muy desastroso si no se hace bien. Conoces mi afición por la cocina, debe sonar raro que lo diga pero no me gusta mezclar esas dos pasiones. En alguna ocasión sale bien, pero que pocas... ¿A ti te ha resultado bien alguna vez? A mi me resulta incómodo tener chocolate o miel en mis partes. Debo ser demasiado escrupuloso. Respecto a los juguetes, también yo tengo una creciente colección. Los encuentro fascinantes. Podríamos jugar un poco si te apetece.

Esperé a tener su consentimiento para levantarnos de la silla y emprender el camino hacia la habitación. No es que sea yo conservador y quiera tener sexo solamente en la cama, es que necesito una cama para lo que tengo en mente. Sin querer, pensando en lo que iba a suceder, sonreí de forma pícara.

- He leído en algún sitio que hay gente que usa palabras de seguridad. Eso no es necesario. Con que me digas una sola vez que paré, dejaré de hacer lo que esté haciendo. Puedes confiar en mí.

Le quité la ropa con suavidad, sabiendo que me gusta lo que voy a encontrar debajo. Ese maravilloso cuerpo fornido y tatuado por partes. Arrastré a Laith a la cama y lo tiré con rudeza. Hice aparecer unas cuerdas invisibles que le ataron de pies y manos, sin ejercer presión dolorosa pero asegurándome que no podría desatarse. Iba a empezar la diversión. Estaba totalmente desnudo, pero quería que al menos llevase algo. Así que busqué una prenda para taparle los ojos. El placer aumenta cuando bloqueas el sentido de la vista.


Información adicional sobre hechizos:
http://es.harrypotter.wikia.com/wiki/Cuerdas_invisibles
Creo que no existe la forma de conjurar el hechizo puesto JKR no lo menciona. Este sería el hechizo de cuerdas que atan pero no oprimen que estoy usando "de momento".
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 20.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 639
Puntos : 236
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Lun Dic 24, 2018 4:10 am

Tras haber interpretado que Matt no estaba del todo feliz con sus experiencias como sumiso, este le confesó que, más que malas, habían sido demasiado pocas. Siempre le daba gracia escuchar que el inefable justificase tal o cual cosa con “su edad”, y se preguntaba retóricamente si cuando cumpliese esa edad, él mismo iba a cambiar radicalmente su pensamiento. Le dio gracia el mero hecho de pensarlo, pero pronto abandonó los pensamientos que no lo llevaban a ningún lado para concentrarse en lo que los requería.

¿Nunca has pensado que… depende y siempre ha dependido? —preguntó, y siguió al saber que no entendería. — Hay personas que provocan querer conocerles mejor, tenerles como compañeros sexuales, cuando hay otras que… lo único que vale la pena de ellas es su cuerpo —era superficial en cierta medida, pero era la verdad. — Yo creo que con estas últimas personas uno puede pedir desde el principio, conscientes de que seguramente jamás se vean de nuevo —le compartió su punto de vista. Era obvio que la opinión de alguien a quien se le volverá a ver significa mucho menos que la opinión de las personas del primer grupo. Entonces, lo que pensaran o dejaran de pensar daba igual.

Le pareció en principio extraño que no le gustase tanto mezclar la comida y el sexo, pero luego entendió las razones. Sí, podía llegar a ser muy sucio en el sentido de dejar todo pegajoso o manchado si se hacía mal, e imaginaba que eso no era de su entero agrado. O que se desperdiciase la comida. Se sonrió divertido a pesar de eso.

Bueno, no sé con quién lo hayas intentado tú, pero como sanador puedo decir que poner comida en las partes directamente… podría llevar a un innúmero de infecciones —le dijo, pensando que quizá no era tan lógico como a él se lo parecía. — Más bien me refería a, tú sabes, el pecho, el estómago, la espalda o piernas… Y sí, algunas veces me ha salido bien —le sonrió, casi como si se jactara, aunque claramente en juego. Al final, Matt sugirió jugar un poco, y las comisuras de Laith se volvieron a estirar en respuesta, una sonrisa traviesa. — Me encantaría jugar —le dijo.

Se dirigieron a la habitación, donde Matt le habló sobre una palabra de seguridad. Laith tampoco lo consideraba necesario, porque presentía que el otro no iba a acercarse a los límites de sus márgenes de dolor. Asintió con la cabeza para tranquilizarlo, sin decir nada al respecto. Prefirió guardarse las situaciones que, para él, ameritaban una palabra de seguridad. No quería tentar demasiado a la suerte.

Cuando Matt comenzó a quitarle su ropa, que no era mucha considerando cómo había quedado esa noche, el sanador respondió quitando la suya para quedar en igualdad de condiciones, al menos antes de que el otro lo lanzara contra la cama. Le vio conjurar un hechizo que lo ató de manos y pies, cuerdas invisibles que le impedían desatarse, pues lo intentó, sólo con intención de picar un poco al mayor. Sólo la comisura de su labio se estiró en una pequeña sonrisa ladina, siguiéndolo con la mirada para ver qué era lo que hacía con él. Mientras tanto, seguía intentando soltarse, oponiendo ligera resistencia.

Muy bien —masculló, con su vista restringida. — Entonces que empiece el juego —por su tono de voz, estaba implícito cierto reto, como si lo estuviese empujando a que le demostrara cuál era su experiencia. Le pareció divertido, eso sí, poder reinventar el sexo que tenía con Matt.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1034
Puntos : 852
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Miér Ene 02, 2019 10:29 pm

Me sentía bien hablando sobre sexo, y más con un compañero sexual tan extraordinario como Laith. Es primordial conocer bien los gustos de la otra persona para que el sexo sea espectacular. No me avergonzaba reconocer que mis experiencias con el sexo más sádico eran muy escasas, y le estuve comentando al sanador sobre el tema. Daba la culpa de tener poca experiencia a que siempre buscaba sexo esporádico y no me paraba a pensar en nada más. Placer instantáneo, cuerpos sexys y poco más. Así que atribuya ese cambio a la edad. Ahora me tomo mi tiempo conociendo de las personas algo más que sus nombres. El punto de vista de Laith era que hay personas que provocan querer conocerlas más, y otras que solo nos interesan por su bonito físico. Y que por eso, puedes preguntar directamente por otros estilos de sexo a esos últimos ya que probablemente no les vuelvas a ver.

- En este tema debo ser más conservador. Como bien dices, hay personas que provocan querer conocerlas más. Por eso, con la confianza, puede llegar una conversación como la que estamos teniendo nosotros. Si bien a un desconocido con un físico imponente también le puedes proponer tener sexo sádico, creo que faltaría esa confianza. No sé si me explico. Normalmente la necesidad de placer es inmediata y terminas follando con cualquiera, de cualquier modo y en cualquier sitio. No te da tiempo a pensar en nada más.

A pesar de mi edad, estaba hablando como un adolescente salido que necesita follar como si la vida dependiese de ello, y con el tiempo justo como si fuera una carrera a contrarreloj. Pero así son normalmente mis encuentros sexuales. Me ocurre tanto con hombres como con mujeres. Ni me planteo preguntar por preferencias o gustos sexuales. Para mí, es algo que ocurre con la confianza. Cuando conocer a alguien que merece la pena y te tomas un tiempo para saber que cosas le gustan en el sexo. Como lo de incorporar comida o juguetes. En principio yo estoy a favor de todo, aunque me rehúso a usar comida porque odio estar pringoso.

Habíamos desayunado bien, cogiendo fuerzas para volver a empezar una sesión de sexo. Laith estaba juguetón y yo bastante excitado con la idea de convertirme en un dominante con un sumiso tan sexy a mi disposición. Él quería jugar, y yo también. Pero esta vez él sería mi juguete. Estoy seguro de que hay muchos manuales de sexo sádico, algunos trataran sobre sexo gay. Nunca he sentido tanta curiosidad, simplemente me dejo guiar por instinto. Tengo muy claras las cosas que quiero hacer con Laith. Cosas que aprendí de ocasiones anteriores, y cosas que tengo en mente que me gustaría probar.

- Tu eres el juguete. - le susurré.

No tardamos en desnudarnos, dejando vía libre al cuerpo del otro. Con la pequeña complicación de que Laith terminó atado a la cama, de pies y manos. Soy yo el que tiene vía libre a su cuerpo. Es su turno de disfrutar de las delicias de ser sumiso. Le vendé los ojos también y empecé suavemente a besar su cuerpo. No es muy salvaje que digamos, pero me apetece. De vez en cuando se me escapaba algún mordisco malintencionado. Me pone mucho morder, debo ser medio caníbal. Quería excitarle por completo, hacer que sus ganas aumentasen, tocarle sin que él me pudiese tocar y aprovechar que lo tenía atado para dar rienda suelta a mi malévola imaginación. Me entretuve bastante rato lamiendo y chupando su miembro. Pero, dejándole con toda la tensión, no le iba a dejar acabar. Al menos no por ahora. Después de algunos mordiscos más, tan brutos que dejaron marca, le giré con mucho cuidado. Desaté su pie derecho para atarlo a la cama junto con el izquierdo. Lo mismo con las manos. Laith quedó de lado sorbe la cama dejándome total acceso a su trasero. Le propiné algunas palmadas más sonoras que dolorosas. Antes de continuar con la tortura de besos y mordidas, cambié la venda de sus ojos y la apreté en su boca.

- Ahora te dejo que puedas ver, pero mucho mejor si te quedas callado.

Él sabía lo que iba a pasar cuando empecé a estimular su ano. Iba a penetrarle sin entretenerme mucho en aquella tarea, sabiendo que le iba a causar un poco más de lo normal pero sabiendo que sobreviviría a ello. Yo mismo había pasado por eso. Tres segundos de dolor y después placer. El placer único que produce tener un pene erecto en tu recto. Lo penetré con fuerza y continué con un ritmo frenético. Podía escuchar sus gemidos, así que puse una mano sobre su boca y le susurré que no. No quería escucharle. Tenía que aguantar callado, porque yo lo quiero así.
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 20.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 639
Puntos : 236
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Dom Ene 06, 2019 10:51 am

A veces, cuando miraba en retrospectiva, le daba gracia. Le divertía recordar al Matt amargado que había conocido, que pensaba que el sexo ya no era lo mismo y que no podía tener grandes momentos por su edad, ahora convertido en un muchacho hormonal que piensa que follar es meterla (o tenerla dentro) hasta correrse lo más rápido posible porque de lo contrario les pillan los padres. Así fue como lo interpretó. Laith había experimentado mucho a lo largo de su vida, por lo que sabía que había muchos tipos de sexo, y gente con quien practicarlo.

Cuando se encontró desprovisto de ropa, el mayor aprovechó para atarlo a la cama, tirando suavemente de sus ataduras sopesando en su interior probabilidades. Se contentó con dejarse hacer, por ese momento, sintiendo el recorrido de sus besos y tratando de adivinar el sitio donde pondría el próximo, estremeciéndose con los inesperados mordiscos. Cuando sus labios se encontraron en su vientre, esperó unos segundos de deleite y ansiedad a que empezara a atender su miembro, retorciéndose en el placer de querer llevar sus manos a su cabello, con la única posibilidad de gemir su nombre.

Las mordidas, en especial las brutas, le encantaban. Permitió que las hiciera sin queja alguna, maleable en sus manos mientras inspeccionaba en la oscuridad qué hacía con él. Sintió liberar sus miembros derechos para ser atados junto los izquierdos, forzándolo a recostarse de lado en la cama. Las nalgadas le sorprendieron gratamente hasta que su vista fue liberada, no sin cobrarse su boca en el proceso. Su cuerpo tembló en un estremecimiento al sentirse estimulado, previendo lo que estaba por acontecer, preparándose un momento antes de que le penetrase.

Estaba todavía estrecho, apretándose contra su miembro en el dolor y ardor de la entrada, mostrándose incómodo. Sólo fue unos segundos, sin embargo, antes de comenzar a sentir el placer en medio de todo, especialmente cuando, omitiendo descaradamente un momento para acostumbrarse, empezó a entrar y salir, embistiéndolo, siendo él mismo incapaz de evitar gemir a pesar de la mordaza en su boca. Se río por dentro al Matt negarle la posibilidad de gemir, casi ordenándoselo, y cerró los ojos para intentar concentrarse y no dejarse llevar por el placer al que no podía ignorar.

En más de una ocasión tiró de sus manos, como olvidándose de sus ataduras con intenciones de atenderse a sí mismo, con una erección desatendida que incomodaba e iba a empezar a dolerle. Apretaba su interior para retener a Matt, en ocasiones siendo espasmos involuntarios y en otros momentos siendo totalmente premeditado. Quería tocarlo, atenderlo por igual, a pesar de que era claramente una situación de desventaja para él, al no ser capaz de tener libre movimiento. Y, aunque podría parecer en principio frustrante, lo cierto es que le gustaba. Había cierto encanto en que alguien acostumbrado a tener todo bajo control lo perdiera por completo.

Era probablemente por eso por lo que le gustaba saberse dominado. Porque, por un momento, nada estaba en sus manos. Incluso en su vida diaria, todas sus decisiones las tomaba calculadoramente, y en su trabajo tenía literalmente vidas de personas en sus manos, al grado de que su hacer y su actuar eran sumamente importantes. En la cama, por un rato, podía olvidarse de eso y abandonarse a alguien más, incluso si no le permitían hacer nada en lo absoluto.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1034
Puntos : 852
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Matt Forman el Mar Ene 15, 2019 7:46 pm

Odio que siempre digan que los hombres no pensamos en nada cuando tenemos el pene entretenido. No es para nada mi caso. A pesar de estar gozando con Laith, no dejaba de pensar algunas cosas. Recordaba las veces que había sido yo la parte pasiva del juego, como habían jugado conmigo dejándome desatendido, y eso era algo que yo no pretendía hacer hoy. Es cierto que mi mente no podía pensar mucho más allá, y en un momento no podría pensar en nada más que en el vaivén de mi movimiento y el inmenso placer que me esperaba como recompensa. Estaba muy a punto de correrme de modo totalmente egoísta, pensando solamente en mi y pidiéndole a Laith que no gimiese. Le estaba haciendo sufrir teniéndole a mi merced. Me acerqué a su cuello para que me escuchase gemir y respirar fuerte, porque me iba a correr ya mismo y quería hacérselo saber.

Nada más terminar le quité la venda de la boca al sanador, y me levanté un momento para poder limpiar mi estropicio. Luego me acerqué de nuevo a la cama, girando a Laith para que quedase boca arriba. Le robé un beso corto, y otro más intento. En ese momento tenía el poder absoluto, él estaba atado y sin varita, a mi merced. Le había penetrado sin piedad mientras desatendía su erección. Pero esto no iba a quedar así. Aunque Laith no tenía porque saberlo de momento.

- Te has portado muy bien. Has obedecido. Se te da bien obedecer, ¿no? Eso me gusta. Me gusta que hayas obedecido porque si no... podría dejarte atado todo el día. Ahora debería soltarte. Aunque, primero podría jugar contigo un poco más.

Dibujé una sonrisa malvada y le mordí levemente el labio inferior. Tenía las ideas muy claras y el cuerpo de Laith a mi entera disposición. Mi erección había desaparecido pero no mis ganas de sexo. Esta vez le tocaba disfrutar al sanador. No me gusta dejar nada a medias. Él continuaba atado, sin poder moverse demasiado, así que aproveché para darle algunos mordiscos más bajando por su torso para ir a buscar su miembro. No me andé con remilgos. Lamí su pene hasta que estuvo muy firme y luego me lo comí con todo el hambre del mundo. El sexo oral me encanta. Practicarlo y que me lo practiquen. Cuando tienes el pene de una persona dentro de tu boca se nota mucho la relación de poder. El poderoso no es el que tiene el pene, el poderoso es el que tiene el poder de dar placer o no. Jamás se me ocurriría morder un miembro con mala intención. Algún mordisco suave, besos y lametones. Para terminar moviéndolo y succionándolo con la intención de terminar con la boca llena de semen. Y eso es lo que ocurrió. Después de descansar el cuello unos segundos fui directo a darle un beso a Laith, para que probase su sabor.

- Sé que soy un amo muy permisivo. Pero podemos ir subiendo el nivel en otras ocasiones. Tampoco quería empezar usando todo el arsenal... ¿Ha estado bien para ti?

Le desaté con un aireo rápido de varita y me senté en la cama, mirándole de frente. Laith tiene unos ojos muy expresivos. Casi se puede leer en ellos cuando está contento y cuando no, y si miente. Podíamos aprender mucho juntos, divertirnos y disfrutar del sexo sin complicaciones. Aunque, de nuevo estaba pensando demasiado. El sanador tiene muy claro que no necesita nada más, ¿porque yo ya no estoy seguro de nada?
Matt Forman
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 20.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 639
Puntos : 236
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Laith Gauthier el Dom Ene 20, 2019 9:36 am

Podía sentir la desesperación de querer ser atendido, y la resistía como buenamente podía. Le costaba no gemir, eso sí, al grado de tener que morder la venda que tenía en la boca. Escuchaba los jadeos y gemidos de Matt en su cuello, presintiendo que no le quedaba mucho para correrse, y al hacerlo le liberó los labios. Jadeó ansioso, esperando en la cama mientras el otro se dedicaba a limpiar. Se resistió decirle que no limpiase y se dedicara a él, por lo que no lo dijo. En cambio, correspondió a sus besos, levantando la cabeza de la cama para intensificarlos.

La comisura de su labio se curvó ligeramente cuando le habló. Estaba expectante, sin saber qué esperar. Permitió que hiciera cuanto quisiera con su cuerpo, cerrando los ojos para sentir el recorrido de sus labios hasta gemir al sentir su cálida lengua en su pene, que ardía en la excitación. Matt tenía arte con la boca, se le notaba por cómo lo succionaba y lo metía dentro, sintiendo cada vez más descontrol, la tensión de sus abdominales queriendo eyacular, hasta el punto en que en un espasmo violento empezó a mover las caderas inconscientemente, queriendo derramarse por completo hasta terminar dentro de la boca del inefable.

Recuperó apenas el aliento antes de sentir el beso, que recibió con un ligero disgusto pero sin mayor asco, siendo liberado mientras su pecho se recuperaba y la garganta se aliviaba de haber entonado una serie de gemidos desesperados hasta el punto de haber terminado. Laith podía ser muy asqueroso, pero no respecto al sexo. Estaba aliviado, le había gustado, le acarició el pecho con su mano ahora libre. — Estuvo bien —le aseguró. — Fue ligero, pero entretenido —eso lo llevaba claro.

Le dolía un poco todo lo que se llama trasero por la forma en que, con escasa preparación, Matt había entrado y se había servido de él. Ahora le tocaba relajar los músculos con un buen baño, y le apetecía quizá salir a caminar un rato. Se preguntaba qué era lo que iba a hacer el inefable a continuación, porque habían tenido una mañana productiva. Desayuno, sexo, incluso habían jugado a la casita un rato, cosa que era un tanto impropia de Laith. Se podría decir que la confianza lo había llevado a mirar en el otro a un amigo cercano.

No cercano del tipo al que le contaría todo, sino cercano del tipo que no le parecía que estuviera invadiendo su privacidad e intimidad con su presencia. Laith tendía a sentirse así con regularidad cuando estaba en lugares muy personales, como su casa o el trabajo, y sentía que alguien lo invadía más de la cuenta. — Voy a tomar un baño, quizá salga, ¿qué vas a hacer? —le dijo sus planes, para ver cómo se adaptaba a ellos. Suponía que no le interesaría dar un paseo con él, y estaba bien con eso.
Laith Gauthier
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.005
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 1034
Puntos : 852
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.