Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

(Don't) Think Twice. {Aaron} [PRIV] [+18]

Ashton Lancaster el Sáb Jun 30, 2018 5:39 am

04 de julio de 2018


Cualquier persona recién graduada de Hogwarts pocos días atrás probablemente estaría ahora mismo celebrando por todo lo alto con su familia y amigos, yendo de fiesta y poniéndose perdido hasta que ya no recordase ni lo que había hecho cinco minutos atrás. Todo el mundo sabía que el propósito del verano entre la graduación del colegio y la entrada a la universidad era destrozar los hígados de los jóvenes y crear mil recuerdos atesorados durante el resto de la vida.

Ashton, sin embargo, había estado esos días metido en su casa sin hacer mucho. No le apetecía hacer nada ni ver a nadie. Tenía demasiadas cosas en las que pensar, y ninguna gana de pensar en ninguna de ellas. Siempre había tenido la vida organizada. Antes de que el mundo cambiase su futuro había estado claro. Sabía lo que quería ser, dónde quería vivir. Era feliz.

Después de que el mundo cambiase, su futuro también había sido seguro aunque había cambiado también. Sabía lo que quería estudiar, que viviría al menos cuatro años en Londres, y luego tal vez regresaría a África. O tal vez no. No importaba, porque había tenido a alguien con quien pasar el resto de su vida.

¿Ahora? Sabía lo que le encantaría estudiar pero no encontraba la motivación para hacerlo, no tenía nada que le atase a Inglaterra pero volver a Sudáfrica no era una opción porque allí ya no tenía ni casa ni familia ni amigos, ese país había adquirido una política igual que la del Reino Unido.

Esa mañana se había levantado cansado de estar triste, de estar decaído. Se había levantado decidido a ver el mundo de otra forma de nuevo. ¿Cómo podía conseguir eso?

Con whisky de fuego, aparentemente.

Fok —siseó cuando le ardió la garganta tras beberse un vaso casi entero de golpe en el Caldero Chorreante. Esa bebida realmente era fuego líquido, pero estaba deliciosa cuando el ardor pasaba, y además hacía que Ashton no pensase en nada. Era maravillosa.


Última edición por Ashton Lancaster el Dom Sep 30, 2018 5:46 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 15.450
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 192
Puntos : 118
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291

Aaron O'Neill el Sáb Jun 30, 2018 6:05 am

Los últimos días habían estado repletos de trabajo y cargados de todo tipo de responsabilidades, hacía ya exactamente un mes del incidente ocurrido en el Área-M, y la verdad es que el aire parecía ser incluso más pesado desde que todo aquello ocurrió. Porque había caído en batalla, y no exactamente como le gustaría, no, había caído porque un animago de oso salió de la nada y decidió que de repente, era buena idea arrojarse sobre él, mientras que aún se encontraba lastimado por el combate anterior, esos fugitivos sí que les habían jugado sucio, aunque los extirpadores no eran quienes para pedir algo de humanidad, a decir verdad.

En medio del ataque, murieron incluso algunos empleados menores, nadie que no pudiera ser reemplazado, entre los cuales se incluía el torpe chico de limpieza, y la rubia que Aaron había tenido la gentileza de enviar a la jaula de las acromántulas. No se arrepentía, siempre había sido insoportable, y de no haberlo hecho, es probable que las cosas hubiesen acabado incluso peor para él. Y es que aún después de las advertencias de su hermana Claryssa, parecía no haber sido suficiente durante aquella tarde, y eso lo hacía enojar, sentirse insuficiente.

Hacía ya varias semanas que en su vida no había ni una pizca de diversión, todo parecía haberse vuelto gris de repente, y él detestaba eso. Por aquella razón, el Caldero Chorreante fue su destino durante aquella noche, porque la verdad es que le había cogido bastante cariño desde que consiguió llevarse tan bien con el barman de la otra vez, ese chico tan amistoso llamado Edward, e incluso había ido un par de veces luego, con el único fin de poder conversar con él y beber unos cuantos tragos, incluso con lo excluyente que acostumbraba a ser.

Tan bueno como siempre — Sonrió con gentileza, luego de que se borrase de su rostro aquella fea mueca que el whisky de fuego siempre provocaba en él, porque la bebida era literalmente ardiente, y ese era el atractivo tan fascinante que tenía. Extendió la copa unos cuantos centímetros, buscando que la llenaran nuevamente, quería más licor, probablemente no para acabar ebrio, pero si estaba seguro de algo, es que ansiaba sentir que ardía por dentro.

Edward parecía estar ausente durante aquella noche, lo cual le resultaba bastante lamentable, ya que eso significaba que probablemente debía buscar a alguien para platicar. Porque no importa que tan solitario o malvado pueda ser una persona en su interior, a nadie le gustaba beber sólo, sin nadie a quien contarle anécdotas, a quien halagar o con quien bromear, ésa era la diversión que brindaba el alcohol, lo mágicos y espontáneos de los momentos que surgían, esos que eran tan triviales que, al día después no los podías creer.

Apenas había entrado al establecimiento hace un par de minutos, por lo que no se percató de que a su lado, en la barra, había un atractivo chico de cabelleras negras, quien estaba bebiendo exactamente lo mismo que él, y que no lucía precisamente muy feliz. Y no es que él se preocupara mucho por el estado anímico de los demás, pero se le hacia deprimente ver a alguien bebiendo sólo, con cara de pocos amigos.

Tomó entre sus dedos nuevamente el pequeño vaso y se lo llevó a los labios, ingiriendo el whisky y siseando ante el escozor que parecía abrirse paso a través de su cuerpo junto a aquella bebida tan caliente y mágica, ubicó el vaso en la barra, observando fijamente al barman — Uno más, y otro para alegrarle la noche al buen hombre a mi lado — Sus orbes se deslizaron con agilidad hacia el rostro del pelinegro, dedicándole una sonrisa, amable y pícara, como quien ansiaba porque le hablaras, porque le platicaras acerca de lo que te atormentaba, y también lo que te hacia dibujar una sonrisa en el rostro — Si no es demasiado atrevimiento, claro está
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.153
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 126
Puntos : 83
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Ashton Lancaster el Sáb Jun 30, 2018 4:12 pm

No era la primera vez que a Ashton se le había acercado un extraño en un antro y le había regalado una bebida, así que no le sorprendió en realidad cuando ocurrió otra vez esa noche en el Caldero Chorreante. Miró primero la bebida cuando se la sirvieron, y después al hombre que se la había regalado.

Las había recibido de todo tipo de personas. Chicas coquetas que nunca habían llegado a nada con ese gesto, no porque Ashton no las hubiese encontrado atractivas sino porque simplemente no le había apetecido nada con ellas. Algunos hombres de todas las edades, de su edad y más mayores, guapos y feos. Alec también, así se conocieron.

Mentiría si no dijese que el desconocido de ese día le pareció hermoso. Lo era, demasiado. Sin poder evitarlo, y tal vez a causa del whisky de fuego que ya se había tragado casi entero de un solo sorbo, la mirada de Ashton le recorrió arriba de pies a cabeza. Buen cuerpo bajo ropa elegante, un rostro cincelado como creado por un escultor en mármol. Se ruborizó ligeramente, no porque fuese inocente (no lo era) sino porque no pudo evitarlo.

“No aceptes,” intentaba decirle una vocecilla de la conciencia en el fondo de su mente. “No lo hagas, Ashton, no deberías.”

Al cuerno lo que debería hacer. Alec estaba muerto y no iba a volver. Nadie iba a ponerse celoso porque aceptase una bebida de un atractivo extraño que no llegaría a nada más que a conseguir conversar con él. A lo mejor eso era todo lo que quería, quién sabe.

Le devolvió la sonrisa genuinamente. —Gracias —le dijo al extraño antes de darle un sorbo, esta vez más moderado, a la bebida que le había regalado. Entonces extendió la mano para estrechársela. —Ashton, un placer —se presentó, esperando que el otro lo hiciese también.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 15.450
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 192
Puntos : 118
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291

Aaron O'Neill el Sáb Jun 30, 2018 7:55 pm

No le sorprendía que hubiese aceptado con total naturalidad su trago, como el hombre nada acostumbrado al rechazo que era, se habría alarmado más en caso de no haberlo aceptado. Pero así era su suerte, al final, siempre acababa hablando con quien quería, y obteniendo exactamente lo que deseaba de cada persona, ¿y qué esperaba obsequiándole un trago? Ni él mismo lo sabía, probablemente una buena noche, había bastante tiempo aún, y una plática con un joven tan atractivo jamás estaba de más.

Su rostro no se le hacía nada familiar, probablemente no frecuentará aquella clase de lugares, pero si había salido sólo en una noche como aquella a beber unas copas, definitivamente esperaba algo. Por más que se intentara negar, nadie salía sólo a por algo de beber de no estar esperando que suceda algo, algo inesperado, que les alegre la noche, y en más de una ocasión, Aaron disfrutaba de ser ese algo, o más bien, ese alguien.

No tienes nada que agradecer — Lo observó fijamente beber el primer sorbo de aquella copa, con una pequeña sonrisa dibujada entre sus labios. Lucía como un joven bastante agradable, probablemente unos cuantos años menor que él, bien vestido, y bastante atractivo, ¿qué clase de secretos escondería alguien como él? El extirpador, quien era especialmente curioso, comenzaba a impacientarse por conocerlo más a fondo.

Extendió su mano, estrechando la suya con gentileza por unos cuantos segundos, a la vez que esbozaba una auténtica y blanca sonrisa, de esas que le salían tan naturales, porque en su mente podían haber cualquier clase de cosas, pero el carisma jamás lo abandonaba, y eso estaba más que claro — Aaron O'Neill, el placer es todo mío — Vociferó, sin dejar de sonreír ni por un segundo, tan caballeroso como acostumbraba a serlo siempre.

Soltó su mano, y ahora la dirigió hacia la copa que tenía frente a él, observándola fijamente. Tenía buena resistencia para el alcohol, excelente la verdad, y unas copas de más jamás venían mal para hacer todo con mayor fluidez. Devolvió su mirada hacia el joven, analizándolo descaradamente de pies a cabeza, como él mismo había hecho hace cuestión de segundos, y le dedicó una juguetona sonrisa acompañada de un sutil guiño, antes de volver la mirada hacia su copa, llevándosela a los labios y dando un largo sorbo.

Acabó por ponerla sobre la mesa, mientras que saboreaba la bebida por unos cuantos segundos. Lo atractivo de ella era sentir como te quemaba por dentro, lo que llamaba la atención en su mayoría no era el sabor, era la sensación lo que realmente cautivaba.

¿Qué trae a un hombre tan agradable al Caldero Chorreante en una noche tan espléndida? — Paseó su mirada nuevamente hacia él, esta vez clavándose en su rostro, y prácticamente ignorando su entorno por completo, porque así solía ser, todo o nada, en especial cuando se enfocaba en algo o en alguien, y no podía negar que el joven que sus ojos veían era bastante curioso, no podía evitar interesarse en él, y eso ya era bastante decir, considerando lo exclusivo que podía llegar a ser un extirpador purista como él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.153
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 126
Puntos : 83
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Ashton Lancaster el Dom Jul 01, 2018 9:44 pm

Ashton volvió a beber de su nueva copa, clavando la mirada durante un momento en la pared mientras lo hacía, y pudo sentir la mirada del hombre recorriéndole de arriba abajo con un descaro que provocó que al joven africano se le erizasen los vellos de la nuca. No podía criticar nada del descaro del hombre; este simplemente estaba haciendo lo mismo que Ashton había hecho con él, aunque la mirada del hombre era mucho más deliberada.

Volvió a mirarle a los ojos para presentarse a sí mismo primero, y estrechó firmemente la mano del hombre mientras escuchaba su nombre. —Aaron... —repitió, como si estuviese saboreando el nombre en su boca al escabullirse entre sus labios. Era uno de esos nombres con buen timbre, melodiosos, con fuerza. Sonrió entonces de medio lado, reflejando un poco de picardía en su expresión. —No se suelen ver personas como tú por aquí.

Ashton no había frecuentado mucho el Caldero Chorreante, pero las pocas veces que había estado ahí habían servido para darse cuenta más que de sobra que no era el lugar más fino del mundo mágico, por mucho que los dueños fuesen ricos y con clase. La clientela solía ser de aspecto que dejaba un poco que desear, como ese grupo de magos americanos que estaban en la esquina borrachos como cubas celebrando el día de la independencia de su país (y bastante alto, seguramente con el propósito de chinchar a los británicos del lugar), no de aspecto elegante y sofisticado como Aaron, quien destacaba en el lugar. Ashton podría camuflarse en cualquier esquina oscura, vistiendo de negro como prácticamente siempre con su chaqueta de cuero. Muy casual, y aun así ya tenía mejor pinta que muchos otros de los que estaban allí.

Suspiró al escuchar la pregunta del hombre. Era fácil de responder, la vida de Ashton en aquel momento era de todo menos activa, y no pensaba aburrir a un hombre a quien apenas acababa de conocer dos minutos atrás con sus problemas personales y sus crisis emocionales y existenciales.

Me acabo de graduar, y no tenía otro lugar a donde ir —dijo con todo casual, encogiéndose de hombros. Bebió un poco más, esta vez manteniendo su mirada clavada en la de Aaron mientras lo hacía.—Me apetecía salir, simplemente. ¿Y tú? ¿No has venido acompañado?

Miró durante un fugaz segundo detrás de Aaron, pero no vio a nadie en ninguna mesa o en la barra we pareciese estar esperándole mientras el hombre se distraía hablando con el joven recién graduado de Hogwarts.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 15.450
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 192
Puntos : 118
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291

Aaron O'Neill el Dom Jul 01, 2018 10:14 pm

Intentaba mantener la seriedad en medio de aquella situación, pero la verdad es que, una pequeña sonrisa pícara amenazaba constantemente con escaparse de su rostro, probablemente porque todo lo que estaba ocurriendo le causaba algo de gracia, pero también porque se alegraba de ver en el lugar un rostro que fuese agradable para la vista y que tuviera buen porte, más allá del barman que había conocido hace ya más de un mes. Él había sido el motivo por el cual había vuelto a aquel lugar en más de una ocasión, porque habían acabado por tener una relación incluso decente, en la que el joven le servía tragos mientras que se platicaban acerca de sus vidas y de sus anécdotas, y debía admitirlo, era bastante entretenido, pero nada le alegraba más que ver un rostro nuevo y atractivo entre aquellas toscas paredes.

Finalmente, aquella juguetona sonrisa que tanto amenazaba con salir había salido luego de escuchar el comentario que hacía Ashton sobre él — ¿Personas como yo? — Le cuestionó inmediatamente, mostrándose curioso ante sus palabras recientes, aunque él supiera de sobra a lo que se refería, en especial debido a que pensaba igual acerca de él. No había tenido contacto con personas agradables fuera del barman, y no podía estar más feliz justo en aquel momento, porque incluso había pensado en volverse a casa al darse cuenta de que Edward no se hallaba allí durante aquella noche.

Pues, tampoco se suelen ver personas como tú por aquí, he de admitir — Su tono de voz era siempre bastante sereno, y jugueteaba con la copa entre sus dedos a medida que las palabras salían fluidamente de su boca, ésta vez, sin quitarle la mirada de encima ni por un segundo a Ashton. Claramente ambos destacaban en el lugar, todo lucía bastante insípido y apagado, la mayoría de los clientes eran bastante rústicos y austeros, por lo cual no era raro que ambos hubiesen cautivado la atención el uno del otro, considerando que no tenían más opciones en medio de aquel lugar.

Se sorprendió un poco al escuchar que se acaba de graduar, porque a decir verdad, él juraría que el hombre podría ser unos tres o cuatro años menor que él mismo, pero el hecho de que acabase de acabar la escuela, no significaba nada aparte de que tenía diecisiete años. No acostumbraba a tratar con gente de aquella edad, solía preferir las compañías de su edad, o un poco mayores, pero no tenía problema alguno en hacer una excepción por él. Hizo una pequeña seña al barman, indicando que sirviera dos copas más para ellos, especialmente porque ya había planeado su siguiente movimiento, y es que él era así, con un montón de cartas bajo la manga, y jamás podías saber con exactitud cual sería la siguiente en enseñarte — Pues, de momento parece que tomaste una buena elección, ¿no crees? — Sonrió amablemente, mientras que llevaba nuevamente la copa medio vacía a sus labios, para acabar de vaciar el contenido de ella.

Negó suavemente con la cabeza y la boca cerrada, mientras acababa de sentir el ardor que le ocasionaba aquella ardiente bebida, que agudizaba sus sentidos por cuestión de segundos, para luego dedicarse a responder la interrogante del hombre — No, la verdad es que he venido solo — Una suerte, ¿no? De haber venido con alguien más, lo más probable es que se hubiese perdido la oportunidad de conocer al chico, que hasta el momento había conseguido despertar su amplia curiosidad — Al igual que tú, solo quise salir — Admitió, mientras acababa por poner el vaso con suavidad sobre la barra, mientras que observaba al barman, quien acababa de preparar dos nuevas copas de whisky de fuego.

Le acercó una a cada quien, Aaron tomó la suya entre sus manos y la levantó ligeramente, en dirección a Ashton, como quien busca hacer un brindis — Pues brindemos porque te has graduado, ¿no? — Sonrió, mientras que acercaba aún más la copa en dirección a él — Y por una espléndida noche — Vociferó, antes de chocar la copa contra la ajena, y llevarse la suya hasta los labios, bebiendo de un sólo sorbo el contenido de ella en su totalidad.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.153
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 126
Puntos : 83
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Ashton Lancaster el Dom Jul 01, 2018 11:07 pm

Ashton no aclaró qué era lo que quería decir, sabía que estaba perfectamente claro por la forma en la que Aaron sonreía pícaramente. Solo necesitaba echar un vistazo a su alrededor para darse cuenta de que destacaba entre toda aquella gente. —¿Cómo dirías que es una persona como yo? —preguntó con curiosidad aún así cuando fue Aaron quien hizo un comentario similar sobre él.

¿Había tomado una buena elección? Era demasiado pronto para averiguarlo aún, Ashton no sabía exactamente como se sentía. Había estado triste cuando salió de casa, y ahora el alcohol que estaba ingiriendo le había ayudado a sentirse alegre rápidamente, pero sus pensamientos eran un poco confusos. Parte de él quería agradecer a Aaron por las bebidas, despedirse educadamente y marcharse a su casa de nuevo para dormir toda la noche. Otra parte de él, sin embargo, le animaba a quedarse donde estaba, a continuar charlando y bebiendo, permitiendo que su mente se nublase cada vez más y más.

Meditó durante un breve instante lo que realmente quería, y no llegó a ninguna conclusión clara. Lo que sabía era que se sentía bien cuando las cosas dejaban de importarle tanto.

No veo señales de lo contrario —dijo con tono divertido.

Se alarmó un poco cuando Aaron pidió una ronda más. No le daba vergüenza que una persona a la que acababa de conocer le estuviese pagando todas las bebidas, eso le parecía estupendo, pero sí que se preocupó un poco por el estado en el que acabaría si seguía a ese ritmo. Le gustaba lo contento que le ponía el alcohol, pero no debería pasarse.

No sé si debería seguir bebiendo —confesó, pero no dudó en agarrar su vaso sin poner más quejas. —Salud —dijo con una sonrisa mientras chocaba su vaso contra el de Aaron antes de dar un largo trago. El ardor del whisky de fuego no mejoraba cuando más tomaba, sino que el fuego parecía arder con más intensidad en su garganta. Hizo una mueca. —Ah, bliksem —maldijo, y entonces dio otro trago porque le encantaba. —Cuéntame algo de ti, Aaron. ¿O piensas ser un desconocido misterioso durante toda la noche?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 15.450
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 192
Puntos : 118
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291

Aaron O'Neill el Lun Jul 02, 2018 12:55 am

Se dio el tiempo de soltar una pequeña carcajada, y es que había entendido perfectamente como el joven había evadido perfectamente su comentario, sin embargo, se había tomado el tiempo de preguntar exactamente lo mismo que él, porque ambos sabían a lo que estaban jugando — ¿Y es que acaso no lo pregunté yo primero? — Le dedicó una sonrisa de medio lado, mientras que jugueteaba con sus dedos lentamente, le gustaba mucho divertirse con las personas, y esta conversación prometía, o por lo menos lo hacía para él — Agradable para la vista, digo, con buen porte, que aquí son todos unos rústicos — Asintió lentamente con la cabeza, mientras que giraba su vista, echándole un rápido vistazo a su alrededor. El lugar se encontraba bastante vacío, incluso un poco más de lo usual, a decir verdad.

Los últimos días habían sido un poco ajetreados, no había tenido siquiera tiempo de darse una vuelta por el Caldero para contarle algunas de sus vivencias, un tanto resumidas y censuradas a su barman favorito, y cuando finalmente había podido aparecerse por el lugar, se había topado con un joven bastante agradable, y guapo, mira que vueltas da la vida. Su ánimo parecía estar particularmente elevado aquella noche, probablemente por el hecho de que ya todo parecía regresar lentamente a la normalidad, las cosas en el trabajo y también en casa parecían estar más en orden, no había quedado algún rastro de herida del incidente, e incluso estaba intentando olvidar todo lo ocurrido, sólo para no vivir todos los días criticándose a sí mismo por aquella derrota tan estúpida.

Sí, no es como si lo hubiese hecho del todo mal, de cualquier forma, había conseguido neutralizar a una de las radicales, sólo que lo había tomado por sorpresa un oso y lo había dejado fuera de combate, no era para tanto, Egon, quien era un mago mayor y supuestamente más experimentado con él no había conseguido siquiera cargarse a uno, lo cual servía como consuelo para Aaron, porque eso le permitía restar un poco ese aire de superioridad que llevaba el alemán a todas partes, y cuando continuaba con él, sólo era necesario recordarle su vaga participación en la invasión para bajarle los humos, porque eso siempre funcionaba.

Y probablemente no las tengas, Ashton — Le devolvió su comentario en todo divertido, con aquella sonrisa juguetona tan llamativa en él, de esas que no mostraba en todo el mundo, pero que una vez que aparecían, eran casi imposibles de olvidar. Y es que muy pocos se imaginarían a un frío extirpador del Área-M conversando de manera tan jovial con un joven en un lugar como en el que se hallaban, pero a él le gustaba ser igual de impredecible como de encantador.

Volvió a reír nuevamente, esta vez en una carcajada más larga al escuchar como el joven parecía intentar negarse al trago por un par de segundos, para luego ignorar completamente su opinión y brindar con él — Salud — Comentó, justo al momento de chocar ambas copas, con una sonrisa dibujada en el rostro, sin quitarle la mirada del rostro siquiera por un segundo a su acompañante. Sacudió su rostro levemente al sentir nuevamente como aquella bebida parecía quemar su garganta, y siseó justo unos cuantos segundos luego, para devolver su atención al rostro del joven, quien parecía estar hablando en otro idioma — ¿Qué escuchan mis oídos? ¿será una palabra en Afrikáans? — Él no era precisamente un políglota demasiado avanzado aparte de unos pocos idiomas que se le daban medianamente bien, pero en medio de sus tantos contactos y sus largos viajes, había aprendido a diferenciar distintas lenguas, y podría apostar a que esta vez había dado justo en el clavo.

Le observó indignado de pies a cabeza, con una expresión incluso sarcástica ante aquel último comentario — ¿Es que acaso no te gusta lo misterioso? — Su rostro se mantuvo frívolo por un par de segundos, sin embargo, luego mostró una faceta mucho más divertida frente a aquel comentario — Pues, ¿qué te puede interesar saber de un joven de veinticinco años, pocionista y aficionado a la ciencia? — Plantó su copa en la mesa con delicadeza. La verdad es que nunca solía dar mayores detalles acerca de su trabajo, por lo que solía omitir el hecho de que trabajaba en el Área-M, a no ser que se lo preguntaran directamente, porque no a todo el mundo le gustaba acercarse a alguien cuyo trabajo consistía en torturar a alguien más, ¿o sí? — ¿Y qué podría querer saber yo de un joven recién graduado y tan bien parecido que viene sólo a un lugar como éste? — Sonrió nuevamente, analizando nuevamente el cuerpo del joven, aquella mirada era tan característica en él, y te hacía dudar tanto de sus propias intenciones.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.153
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 126
Puntos : 83
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Ashton Lancaster el Lun Jul 02, 2018 1:47 pm

Ashton se encogió ligeramente de hombros cuando el otro replicó recordándole que él había hecho esa pregunta primero, pero que el africano la había ignorado. —Lo hiciste —asintió con cierto descaro, y tomó un trago, vaciando el segundo vaso de whisky de fuego. Preguntar no aseguraba recibir respuestas.

El tercer vaso comenzaba ya a hacerle efecto más rápidamente, y Ashton fue menos capaz de camuflar los efectos de la bebida, dado que su reacción ante el primer trago de su tercera bebida fue más visible que los tragos anteriores. Maldijo en su lengua materna, como siempre solía hacer, y se sorprendió cuando Aaron reconoció el idioma.

Lo es —asintió cuando el hombre le preguntó. —Praat yi dit?

Hacía ya casi dos años que no lo hablaba a diario. Sus primeros meses en Hogwarts lo había hecho únicamente en cartas escritas a sus padres, con quienes no hablaba otra cosa, pero desde que tuvieron que irse a la fuga para ponerse a salvo y había perdido completamente el contacto con ellos ya ni eso. Era horrible, cómo decir una única frase tan simple en su propio idioma de repente le sonaba tan extraño.

Lo misterioso estaba bien, pero Ashton había descubierto que había sorpresas que luego no le gustaban. A veces era mejor enterarse de cosas cuanto antes, o no enterarse nunca. Aunque en el mundo en el que vivían en aquel momento, lo mejor parecía ser no saber nada de nadie. Cuanto menos supiese uno de otra persona menos peligro podía correr en el presente.

Pueden interesarme muchas cosas de un hombre así. —La información que recibió de Aaron fue simple e inocente. Le ayudó a conocerle un poco mejor, aunque apenas llevaban diez minutos hablando (¿o era más y se le había hecho muy rápido?), y sus intereses le parecieron curiosos, sobre todo cuando dijo que era aficionado a la ciencia. —¿Eres más de estudiarla o de hacer experimentos? —preguntó, y le hizo gracia imaginarse brevemente a Aaron en algún laboratorio haciendo volar cosas por los aires.

Como era natural, Aaron le hizo a él la misma pregunta entonces, queriendo saber un poco de Ashton. El joven suspiró y meditó la respuesta un segundo. ¿Qué podría alguien querer saber de él? Sabía, desde luego, lo que nadie querría saber de él. Que se estaba ahogando bajo una montaña de deudas y facturas desde que se quedó completamente solo en Navidad porque no tenía derecho a heredar nada de la cuenta bancaria de su novio muerto, pero aparentemente el banco le había permitido heredar la hipoteca del piso. Podría irse de allí y buscar un lugar mucho más barato, pero Ashton se negaba a dejar ese piso, ya había sido obligado a dejar muchos hogares y esa era su casa. No se iba a ir, pero no tenía cómo pagarla ahora que se habían agotado todos sus ahorros. Tampoco tenía cómo pagar la universidad, tenía que buscar empleo, y odiaba todo en su vida en esos momentos. Normal que se fuese a la calle a emborracharse solo.

Pues no sé si hay mucho que contar. Mis tres amores son los deportes, la historia y la cultura, desempleado por supuesto, y predigo que me esperan muchas noches de crisis existencial mientras me acostumbro al caótico mundo de los adultos responsables —sonrió irónico antes de beber de nuevo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 15.450
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 192
Puntos : 118
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291

Aaron O'Neill el Lun Jul 02, 2018 5:32 pm

Aquella pícara sonrisa parecía incapaz de siquiera desaparecer de su rostro durante aquella noche, y es que se le hacía particularmente difícil mantener una expresión frívola al ver como el joven evadía su pregunta con tanto descaro, sin embargo, él si había obtenido su respuesta, ¿es que a estos jóvenes de hoy en día no les enseñaban que eso es de mala educación? Sin embargo, a Aaron eso no hacía más que causarle gracia, él conocía perfectamente la respuesta a su interrogante, únicamente había querido escucharlo de sus propios labios — Eres un pillo — Comentó, en tono divertido y permitiendo que su marcado acento inglés se sintiera aún más.

Tenía una clara ventaja durante aquella noche, y era su resistencia al alcohol. No es como si fuese por la vida emborrachándose a diario, pero si le gustaba beberse un trago bastante a menudo, y por ello, había desarrollado una buena resistencia, o por lo menos, un poco mejor que la de las demás personas. Le dio un rápido vistazo a la barra, la última vez que estuvo en estado de ebriedad fue justo en aquel lugar, mientras le contaba sus penas al barman.

Se alegró de haber acertado con la lengua que había utilizado su acompañante de aquella noche, especialmente porque se avergonzaba de cualquier mínimo error que cometiera. Negó con la cabeza lentamente — Puedo entender algunas frases, pero no sé hablarlo ni un poco — Admitió, devolviendo su mirada a la copa de whisky, para luego echarle un divertido vistazo al joven junto a él — Pero hay quienes dicen que el alcohol te vuelve políglota — Eso tampoco era del todo cierto en su caso, pero si era verdad que con algo de alcohol, su lengua parecía moverse con mayor fluidez.

Los únicos dos idiomas que podía considerar que en realidad dominaba era el inglés y el español, sólo manejaba algunos pequeños indicios de idiomas como el francés, alemán, italiano, afrikáans y noruego debido a sus largos viajes durante los últimos años, cuando su vida parecía no tener sentido, había perdido a cada ser querido a un ritmo incluso alarmante, y no hallaba mejor opción que escapar de su hogar, de su ciudad natal, donde el aire parecía increíblemente pesado.

Oh, ¿sí? — Le dedicó una mirada descarada, de arriba hacia abajo al joven frente a aquel comentario, la verdad es que a él 1 parecía interesarle el joven, y bastante. Sonrió frente a la interrogante de Ashton, la verdad es que era una pregunta complicada de responder, en especial para alguien a quien le gustaba mantener su labor en secreto — La verdad es que soy más de ambas — Asintió, no había nada de falso en sus palabras, su labor era experimentar con los nacidos de muggles que apresaban y luego realizar los estudios correspondientes, ambas cosas venían al caso.

Lo analizó cuidadosamente al ver como aquel suspiro se escapaba de él. Probablemente estaba teniendo unos cuantos problemas, era de esperarse de un joven recién graduado y que venía sólo a un lugar como el Caldero Chorreante en medio de una noche tan espléndida, probablemente estaría algo perdido, la mayoría solía estarlo luego de graduarse. Aaron, por su parte jamás lo estuvo, apenas y se tomó un par de meses de descanso luego de dejar Hogwarts para iniciar con su carrera como pocionista, siempre había tenido ideales bastante claros, y sus decisiones solían ser bastante acertadas.

Rió frente a aquel comentario, tampoco es como si el mundo de los adultos fuese demasiado complicado, por lo menos para él jamás lo había sido — Oh vamos, esas noches de crisis existencial van a acabar valiendo la pena — Sonrió, coqueto, mientras que juntaba sus manos para juguetear suavemente con sus dedos mientras entablaba la conversación — Y si tienes problemas, siempre puedes contar con alguien un poco más experimentado — Observó fijamente su rostro y guiñó un ojo, travieso.

Aaron podía verse como un buen consejero, había pasado por montones de cosas, y no se había estancado demasiado frente a ningún problema, tenía una carrera realizada, un empleo excelente, un montón de contactos y de dinero, lo cual estaba bastante bien para su corta edad — ¿Tienes pensado buscar empleo? Seguro te haces fácil con uno — Preguntó, a decir verdad lo mejor podía ser que consiguiera un trabajo, aún faltaba algo de tiempo hasta que pudiese comenzar la universidad, y unos ingresos extras jamás venían mal. Claro, todo dependía de la situación, la verdad es que Aaron jamás lo había necesitado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.153
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 126
Puntos : 83
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Ashton Lancaster el Lun Jul 02, 2018 11:12 pm

Al haber reconocido Aaron el idioma, Ashton pensó que a lo mejor podría tener suerte y ese atractivo hombre a quien acababa de conocer hablaría su lengua materna, lo cual sería un inmenso alivio para él, pero no fue el caso.

Bueno, ya sabes lo que dicen. Lo único que hay que entender y saber decir de todos los idiomas del mundo es los insultos y maldiciones, así que no se necesita ser del todo políglota— dijo, encogiéndose de hombros mientras reía un poco. No sabía si el alcohol le hacía políglota a uno, pero a él le hacía hacer muchas estupideces. A veces se arrepentía, a veces no. Aquello era como jugar a la ruleta rusa, todo era azar y suerte, pues no había manera de saber qué decisiones eran buenas y cuales malas. Todo se salía de manos.

¿Cuáles de ellas haría esa noche? No se sabía aún. Lo dicho, todo era un juego de azar, aunque el alcohol estaba empezando a jugar muchas cartas. Lo sabía porque los ojos estaban empezando a ser más indiscretos, a observar a Aaron como no había observado a ningún hombre ni a nadie más desde que se enamoró tan locamente que pensó que si alguna vez se le rompiese el corazón, ese día moriría. Pero no había muerto, seguía vivo, y el whisky de fuego hacía su trabajo, haciéndole ver lo atractivo que era Aaron, y hasta haciéndole intentar imaginar un poco cómo se vería su cuerpo debajo de esa ropa tan elegante. Hace tiempo que su cama estaba vacía y fría.

Dándose cuenta de lo que estaba pensando y sacudió levemente la cabeza, intentando desterrar esas ideas muy lejos de su mente. No eran bienvenidas.

“Realmente debería dejar de beber,” pensó, mirando su whisky de fuego. Pero todavía quedaban varios tragos, y era una grosería no acabar una bebida a la que le habían invitado.

Después de confesar que estaba pasando por una pequeña crisis existencial y que Aaron le ofreciese de aquella manera ayuda si es que la necesitaba, Ashton no pudo evitar ruborizarse cuando el hombre le guiñó el ojo coqueto. Apartó la mirada, avergonzado por haberse puesto rojo, sintiéndose un poco idiota. La vergüenza no hizo más que tirar de las comisuras de sus labios y arrancarle una encantadora sonrisa, sin embargo, antes de atreverse a mirar a Aaron a los ojos de nuevo.

Gracias. Lo tendré en cuenta.

No es que tuviese pensando buscar empleo. Necesitaba buscar empleo, de lo que fuese (bueno, de lo que fuese no, necesitaba uno que pagase bien. ¿Y qué iba a encontrar él que pagase bien sin estudios universitarios, y con lo que pudiese vivir, estudiar, y pagar un piso caro?) y lo necesitaba rápido, pero no sabía por dónde empezar.

Necesito uno, la verdad —admitió, aunque no añadió nada más. La gente no iba por ahí a beber una noche para que alguien le cuente sus problemas económicos que le tenían agobiado hasta más no poder. No necesitó desviar él el tema a otra cosa, pues en ese momento el grupo de magos americanos se pusieron a dar saltos bailando (si es que a eso se le podía llamar bailar) y a cantar alguna canción patriótica mientras derramaban bebidas por todas partes y el camarero les lanzaba miradas asesinas. Uno de ellos cayó al suelo, demasiado borracho para seguir en pie, y sus compañeros estallaron en carcajadas a su costa hasta que otro (el más gordo, como buen americano) cayó de culo y rompió una silla al hacerlo. Ashton arqueó las cejas mirando el espectáculo. —Cielos. Por favor, no dejes que yo acabe así. Aunque si me vuelves a invitar a otra bebida creeré que es así como me quieres tener.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 15.450
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 192
Puntos : 118
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291

Aaron O'Neill el Mar Jul 03, 2018 1:50 am

Aquel comentario se le hizo incluso divertido, considerando que la palabra que había conseguido reconocer por parte del joven había sido una especie de maldición, claro que bastante decente, considerando que, si su memoria no fallaba, había querido decir 'relámpagos' — Me las puedo aprender, soy bastante rápido — Asintió con la cabeza en tono divertido, él siempre estaba dispuesto a aprender osas nuevas, en especial si se trataba de un idioma totalmente nuevo, y aunque seguramente el Afrikáans no estaba de primero en su lista de lenguas favoritas, probablemente ahora consiguiera una motivación un poco más grande para explorar un nuevo idioma.

¿Alguna otra lengua aparte del Afrikáans y el inglés? — El licor comenzaba a arder dentro de él, y en conjunto, sus ganas de conocer un poco más los secretos del joven frente a él. Se había dado cuenta desde sus primeras palabras de que él no era nativo de Londres, especialmente por su acento, debido a que el acento inglés era increíblemente difícil de evadir, en especial para alguien que había vivido con él toda su vida, y que contaba con un acento inglés increíblemente marcado. Pero eso le gustaba, le parecía que hacía más agradable y sofisticado su tono de voz, e incluso tenía preferencia por las personas con acento inglés.

Sonrió, más pícaro y descarado de lo normal al sentir la mirada de Ashton sobre él, y al luego verlo sacudir la cabeza, porque probablemente, sólo en la mente del extirpador, quería pensar que el joven estaba pensando cosas de más, porque Aaron siempre solía creer que los demás se imaginaban cosas con él, y sí, así de vanidoso podía ser de vez en cuando. Se mordió ligeramente el labio, sin quitarle la mirada de encima ni por un segundo, la mayoría de sus miradas solían ser bastante claras y decir más que cualquier palabra, aunque cuando debía usarlas, solía expresar sus ideas con bastante precisión, rara vez tenía vergüenza de decir las cosas tal como las pensaba.

Pero mira que dulce — Una pequeña carcajada salió de él mientras lo observaba, y es que de repente, luego de recibir aquel guiño por parte del inglés, le había quitado la mirada de encima, y podía ver que incluso sus mejillas se habían coloreado un poco, ¿sería un poco tímido? ¿o se ponía nervioso justo ahora? Cualquiera de las dos, era adorable.

Asintió, generoso, al escuchar como el hombre afirmaba que iba a tenerlo en cuenta — Y te lo digo en serio, no sólo porque seas un chico bien parecido, interesante e increíblemente agradable con el que me gustaría tener algo de contacto, no te creas — Añadió, simulando un tono bastante serio, aunque una sonrisa juguetona amenazaba con escaparse de sus labios, mientras que una nueva y descarada mirada recorría el cuerpo del recién graduado.

Conseguir un trabajo no era demasiado complicado, o por lo menos, jamás lo había sido para él — Pues, hay bastantes buenas opciones, a decir verdad — Admitió, él jamás había tomado un trabajo que no requiera de estudios, precisamente porque eran cosas como trabajar en alguna tienda como vendedor o algo por el estilo, y jamás se había sentido capaz de un trabajo tan inferior como aquel, pero entendía que no todos eran igual de afortunados que él — Puedo darte unas sugerencias, incluso podrías conseguir algo de medio tiempo mientras estés en la universidad — De vez en cuando le gustaba ser buena persona, ayudar a los demás a hallar su camino, y aunque no fuese precisamente un buen samaritano, si que detestaba ver a alguien, completamente perdido y sin tener ni la más remota idea de lo que podía o no hacer con su vida, porque el tiempo no era algo que se debiera desperdiciar.

Observó con cuidado el espectáculo que parecían montar de repente unos hombres en el lugar, y es que él mismo se había hallado en estado de ebriedad en más de una ocasión, pero aquello era un exceso total, ¿es que acaso era posible llegar hasta aquel punto? Pues, de repente, parecía que sí. Frunció el ceño al observar tal acto, siempre había repudiado enormemente eso de pasarse de tragos en público, en especial cuando la persona no tenía ni la más remota idea de como ser discreto, y estas personas eran un ejemplo bastante claro. Se puso la mano derecha sobre el pecho y abrió la boca, mientras que devolvía su mirada hacia Ashton, intentando mostrarse completamente indignado por lo que acababa de decir — ¿Cómo crees? Si llegaras a ese estado probablemente te acompaño a casa por educación, pero allí te dejo, que no me gusta estar limpiando vómitos — Le observó fijamente, sin embargo, acabó por mostrar una juguetona sonrisa luego de aquellas palabras, mostrando que casi todo lo que había dicho era en son de broma — Lo único que quiero es que te diviertas, que nos divirtamos, que no tenías buena pinta cuando estabas allí, sentado en silencio — Admitió, y la verdad es que no había nada de falso en sus palabras, se había acercado a él en un principio para alegrarle un poco la noche, y claro, también para él mismo conseguir algo de entretenimiento.

Le echó un rápido vistazo a la barra, donde repentinamente el barman parecía estar bastante quieto, lo analizó por unos cuantos segundos, y luego devolvió su mirada directamente hacia el recién graduado, en medio de una expresión divertida — En fin, ¿no aguantas una ronda más? — Cuestionó, mientras que sus ojos penetraban fuertemente en los suyos, aguardando una respuesta positiva.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.153
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 126
Puntos : 83
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Ashton Lancaster el Vie Jul 06, 2018 11:03 pm

Ashton asintió cuando Aaron le preguntó si hablaba más lenguas aparte de la que ya le había revelado. —Sí, hablo zulú y xhosa también —dijo. Muy poca gente de la población blanca de Sudáfrica hablaba los idiomas nativos, pero Ashton había pasado tantos años con gente nativa que desde pequeño había sido políglota de esas lenguas. Gracias a los constantes viajes que realizaba con su madre por el continente, además, era capaz de entender decentemente bien otras lenguas, pero no suficientemente bien como para atreverse a decir que podía hablarlas. —¿Y tú? —preguntó con elevado interés. Había descubierto que los idiomas que una persona hablaba decía muchísimo de esa persona, mucho más de lo que uno pudiese imaginar inicialmente. Proporcionaba detalles sobre su historia, intereses, e incluso personalidad.

El alcohol estaba haciendo que Ashton perdiese el control sobre ciertos aspectos de sí mismo. Tal vez en otro momento, estando mucho más sobrio, habría tenido una gran discreción en cuanto a mirar al apuesto hombre se trataba, y desde luego no se habría puesto rojo como un pimiento ante la atenta mirada coqueta de este tampoco. Sentía que le ardían las mejillas y miró a otro lado para evitar ponerse aún más rojo, aunque ese remedio no fue muy efectivo. Sentía fuego en la piel y un molesto cosquilleo, como si miles de hormigas hubiesen empezado a caminar por su piel, pero no sentía mariposas en el estómago como había sentido antaño con otro apuesto extraño en otro bar. Eran cosas muy diferentes, definitivamente.

Pero, aunque no sintiese ni de lejos lo mismo que sintió aquella vez, desde luego sí que estaba sintiendo algo. Y con cuanto más alcohol tomaba, más difícil era de ignorar.

Finalmente acabó mirando de nuevo a los ojos al hombre, sobre todo porque le estaba ofreciendo ayuda para encontrar trabajo y eso era algo que Ashton no podía desaprovechar, no con todas las deudas que se le están acumulando ya desde hacía meses. No creía que un trabajo de media jornada fuese a solucionar sus problemas, pero desde luego era un comienzo. Al menos así tendría ingresos, podría comenzar a buscar otras soluciones mientras tanto. Así que, increíblemente agradecido, sonrío al hombre y rezó para que no fuesen simplemente palabras bonitas en una conversación vacía que se olvidaría a la mañana siguiente como tantas otras conversaciones de bar con extraños.

Te debería una inmensa, en verdad. Espero que no seas muy duro cuando se trata de cobrar —bromeó acerca de aquel maravilloso favor que le había prometido, sin sospechar las maneras en las que el hombre delante suyo era capaz de cobrarse favores. —Te puedo dar mi contacto, ¿tal vez? O, si me dices donde puedo buscarte otro día para hablar de esto... —sugirió, algo nervioso.

Bromeó acerca del estado de ebriedad de los magos americanos que estaban al otro lado del pub, y sobre el posible estado que él mismo alcanzaría si es que continuaba bebiendo. Y es que siendo sinceros, Ash aguantaba poco la bebida. Durante las primeras parecía que estaba bien, pero de repente todo se le subía a la vez con la potencia de un cohete y las cosas se salían de control. Lo mejor que podía pasar era que rompiese a bailar y cantar en público cual musical de Disney. Y eso era lo mejor...

Todo un caballero, por lo que veo —dijo cuando el hombre dijo que le acompañaría a casa en caso de que Ashton llegase a estar por los suelos, pero nada más. —¿Entonces si llego a ese estado protegerás mi honra? —preguntó, y la ebriedad que ya había alcanzado provocó que lo hiciese con una sonrisa coqueta y mirada pícara.

Realmente, si fuese un chico con sentido común, Ashton no habría aceptado esa cuarta ronda. Es más, ni siquiera debería haber terminado la tercera, pues cuando vació ese vaso sintió que el suelo desaparecía bajo sus pies y que flotaba en el vacío del espacio. Casi todo rastro de pesar había desaparecido de su cuerpo, aunque fuese solo temporalmente, y le aparecía reír. Tal vez un whisky de fuego más acabaría en desastre, o tal vez no, pero en ese momento no le importaba nada arriesgarse, así que cuando Aaron hizo aquella ultima pregunta Ashton se lo tomó como un reto. Y claro, hay que superar los restos.

Venga, dale —dijo al final, aceptando esa cuarta ronda.

Cuando tomó esa última bebida sí que se dio cuenta de que debía frenar, aunque no le apeteciese. Sabía que estaba llegando a aquella fina línea entre estar muy contento y alcanzar el desastre total, y no le apetecía arrepentirse de esa noche.

Creo que ya es suficiente por una noche, ¡o acabaremos vaciando el bar entero! —exclamó divertido, poniéndose en pie del taburete. Al hacer aquello dio un pequeño traspié, pero no cayó pues quedó apoyado en Aaron por fortuna. Aquel pequeño traspié les había dejado muy cerca, con apenas un par de centímetros de distancia entre ambos gracias a que Ashton se había apoyado con las manos en el pecho de Aaron. El hombre olía a perfume caro; era un aroma que agradó a Ashton, resultándole familiar y acogedor.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 15.450
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 192
Puntos : 118
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291

Aaron O'Neill el Sáb Jul 07, 2018 5:44 am

Se mostró un poco sorprendido al escuchar que el joven conocía dos idiomas más aparte del Afrikáans, y obviamente, del inglés. El mismo Aaron había pasado una gran parte de su vida viajando, mayormente cuando se encontraba perdido, poco luego de perder a su madre había tenido varios viajes y luego, al verse abandonado por su hermana Claryssa y también después de morir a quien él mismo había dado el título de 'el amor de su vida' no tenía demasiadas opciones, así que decidió despilfarrar el dinero viajando. Más que nada, sus viajes se habían centrado en Europa, Asia y América, en ese orden, debido a que eran los continentes que a él más le llamaban la atención, sin embargo, también había hecho breves recorridos por cada uno de los otros, así que podía decir que había puesto un pie en cada continente sobre la tierra. Desconocía completamente qué idiomas podían ser los que Ashton acababa de nombrarle, Africa era probablemente el continente en el cual había pasado menos tiempo, así que no conocía demasiadas cosas acerca de él.

Mostró algo de sorpresa en su rostro justo en aquel momento, y es que era bastante agradable ver que alguien de su edad pudiese dominar adecuadamente cuatro idiomas — Eso es bastante sorprendente para un joven de... ¿17? ¿18? — Esbozó una sonrisa traviesa, mientras que lo analizaba de pies a cabeza. Solía ser bastante curioso, y utilizaba constantemente las propias palabras de las personas para conseguir extraerles algo de información poco a poco, durante esta noche había sido un tanto pasivo en aquel aspecto, pero ya empezaba a cansarse de hablar con un desconocido — Yo hablo sólo dos idiomas, español y, claramente, el inglés — Asintió levemente con la cabeza, mientras que su dedo índice de la mano derecha jugueteaba de forma leve con el pequeño anillo en forma de dragón que portaba en su dedo anular, la posesión 'más preciada' de la familia, y que le pertenecía única y exclusivamente a quien para aquel entonces, fuese el mayor de la familia O'Neill — Pasé un buen tiempo viajando por España, y me pareció buena idea aprender el idioma — Comentó en voz suave. Había decidido que España era un buen destino turístico, y no se arrepentía para nada de su estadía en aquel país, había hecho una que otra amistad, había aprendido un montón de cosas sobre su cultura, vio paisajes fenomenales y claro, aprendió un idioma totalmente nuevo y vasto.

Probablemente debía hacer unos cuantos viajes más, y aprender uno que otro idioma, siempre había tenido ganas de perfeccionar su francés, o probablemente el griego, ambos eran idiomas que se le daban medianamente bien, pero en los cuales no podía mantener una conversación fluida por demasiado tiempo. Soltó una pequeña carcajada al ver como nuevamente, las mejillas del hombre parecían teñirse de un fuerte color carmesí, e intentaba evitar el contacto visual. Aaron era muy bueno entendiendo las señales corporales, en especial cuando eran tan obvias, y habría que ser idiota para no darse cuenta de que lo deseaba, o mejor dicho, que se deseaban, probablemente víctimas del alcohol, más Ashton que él — Que no te avergüence mirar, yo quiero sentirme libre de hacerlo — Le guiñó un ojo apenas captó nuevamente su mirada, y una gentil sonrisa se asomó por su rostro.

El extirpador solía ser bastante coqueto, demasiado a decir verdad, y con unas cuantas copas encima, se veía a flor de piel lo carismático que podía llegar a ser en realidad. Frunció ligeramente el ceño en medio de un gesto divertido al escuchar lo que su acompañante le decía, ¿cobrarle el favor? No, no, ése no era precisamente su estilo — ¿Cobrarte? Para nada, mis favores los hago de forma desinteresada, principalmente cuando siento interés por una persona — Podía prácticamente contar con los dedos de las manos las personas a las cuales les haría un favor similar, y es que él solía ser bastante duro en aquel aspecto, pero no había nada de malo en ayudar a un joven guapo, aparentemente inteligente recién graduado de Hogwarts, quien necesitaba un empleo, y así de paso conseguir su contacto — No cobro por mis favores, por el contrario, si algún día necesito algún favor supongo que podrás ayudarme, nada en especial, pero es grosero eso de no devolver la ayuda, ¿no lo crees? — Sus favores solían ser tan malintencionados como él en ciertas ocasiones, le gustaba eso de acumular favores por parte de los demás, así sabía que en caso de tener algún apuro, alguien podría tenderle una mano, porque era su obligación, se lo debía.

Ladeó su cabeza ligeramente frente a aquel comentario, en un gesto un tanto divertido, aunque manteniendo una expresión frívola, para luego soltar una pequeña risa, y observar fijamente al joven frente a él — Me encantaría que fuesen ambos — Y es que claro, ¿cómo no querría tener su contacto, y encima que tuviesen la dirección del otro? Con eso ya tenía todo listo, a decir verdad.

El alcohol parecía afectarlo lentamente, solía ser un poco más atrevido mientras que el escozor desaparecía de su garganta y el líquido se movía libremente por su cuerpo, no parecía estar afectado al mismo nivel que el recién graduado, pero seguro que ya se le podía notar un poco en el rostro que había bebido, eso sí, a él muy rara vez se le notaba en la personalidad que estaba bajo los efectos del alcohol, sabía actuar bastante bien, por lo que ello no solía ser un problema nunca. Probablemente aguantaría bien unas cuantas copas más, unas tres, y luego ya comenzaría a verse un poco más afectado, pero él sabía perfectamente que eso no ocurriría, especialmente porque era muy probable que Ashton no se animase a beber siquiera un trago más.

Sonrió, aunque desconocía precisamente si se debía al alcohol, a la pregunta que acababa de hacerle el joven hace cosa de segundos, o si podía haberlo hecho como respuesta a aquella sonrisa pícara que le había soltado el hombre, cualquiera de ellas, lucía bien para él — Lo soy, por lo menos la mayor parte del tiempo — Aquella pícara sonrisa parecía no haberse borrado en demasiadas ocasiones durante aquella noche, y debía admitirlo, hasta el momento lo había pasado bastante bien, y le intrigaba lo que le esperaba para el resto de la noche — Me encargaré de hacerlo, sí — Posterior a aquel comentario, soltó una carcajada pequeña y casi inaudible. La verdad es que él, en cualquier otra situación, probablemente dejaría a alguien en aquel estado tirado justo donde lo había conseguido, pero el joven le interesaba, por lo físico y también porque lucía inteligente, misterioso, y eso le agradaba bastante, claramente no querría que las cosas terminaran dejándolo sólo y ebrio en el Caldero Chorreante.

Para su sorpresa, el joven había acabado recibiendo la cuarta ronda, la cual Aaron pensó que negaría de inmediato, pero no, más bien se había mostrado bastante decidido, y ambos la habían bebido justo al mismo tiempo. Siseó nuevamente al sentir el líquido recorrer su garganta, parecía arder cada vez más por dentro, y se notaba que ya los tragos empezaban a hacer su efecto, a fin de cuentas, era una bebida bastante fuerte, pero no era nada que el castaño no pudiese tolerar — ¿Cómo crees? Si esta gente tiene alcohol como para un siglo — Una pequeña carcajada se escapó de él, mientras que observaba nuevamente al hombre, de pies a cabeza y con total descaro.

Mantuvo una expresión neutra frente a los acontecimientos siguientes, el hombre, en un vago intento de ponerse de pie, había acabado por tropezarse, no cayendo únicamente porque se había apoyado sobre Aaron, poniendo sus manos en su pecho, a lo cual el castaño había respondido rápidamente deslizando sus manos hacia los costados del recién graduado para sujetarlo. La distancia entre ellos se cortó casi por completo, nada más que unos pocos centímetros los separaban, y el extirpador deslizó sus manos hacia la espalda baja del hombre, para apegarlo más a él y asegurarse de que sus cuerpos no tuviesen separación, y que por otra parte, sus rostros se viesen separados únicamente por un par de centímetros. Podían respirar perfectamente el mismo aire y sentir la respiración del otro, sus labios se encontraban prácticamente unidos, sólo faltaba algo de iniciativa, pero Aaron no quería ser quien la demostrara — El alcohol es bueno, ¿no te parece? — Mostró una auténtica y blanca sonrisa, mientras que observaba fijamente los labios del hombre, ciertamente, el inglés sabía perfectamente como se atraía a alguien, quiso esperar a ver la reacción del joven, pero sus instintos, dominados por el alcohol parecían querer otra cosa. Sus labios se abalanzaron hacia los contrarios con velocidad en busca de un beso, ya había entendido las señales, habían quedado en un par de cosas y lo tenía a un par de centímetros, nadie podía culparlo por ello.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Will Higginson
Edad del pj : 25
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.153
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 126
Puntos : 83
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5913-aaron-o-neill http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6222-croneill-entendieron-no-putos#90919 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Aaron O'NeillExtirpador

Ashton Lancaster el Dom Jul 08, 2018 10:59 pm

Dieciocho —aclaró su edad cuando Aaron expresó su duda. Ashton ya había alcanzado la mayoría de edad en ambos mundos, lo cual le daba mucha más libertad. Toda la libertad que se podía conseguir en un mundo tan horriblemente dividido como aquel en el que se hallaban en el presente, claro está. No era mucho, pero definitivamente era mejor que nada. —Aprendí desde bebé porque vivía en Sudáfrica y mi madrina me hablaba en las lenguas nativas —explicó. Entonces escuchó lo que le decía Aaron. Español era un idioma del que Ashton no entendía ni patata. —¿Es bonito ese país? Jamás he estado. Es más, en Europa únicamente he estado en Londres, Aberdeen y Escocia, jamás había dejado África hasta que tuve dieciséis años, aunque conozco todos los países de ese continente. ¿Tú has viajado mucho?

Le fascinaba viajar. Si pudiese, ahora que nada lo ataba a Londres ni a Escocia ni a ningún otro lugar del planeta se dedicaría a viajar por todo el mundo sin parar, tal vez hasta perderse en una isla deshabitada en algún lugar del Pacífico donde nadie volviese a molestarle nunca más, pero no disponía de los medios para ello. No disponía de los medios para nada, estaba en la puta ruina.

Cuando se puso rojo por su propio descaro y sus pensamientos al mirar a Aaron, escuchar lo que dijo el hombre no ayudó en nada a su situación. Ashton se puso mucho más rojo de lo que ya estaba, y se hizo el loco intentando disimularlo. —No sé de qué estás hablando. —Casi le resultó difícil pronunciar esas palabras por culpa de la sonrisa avergonzada que no dejaba de tirar de las comisuras de sus labios.

Eso es exactamente lo que cobrar un favor es —replicó divertido cuando Aaron dijo que él no se cobraba los favores sino que esperaba recibir ayuda en el futuro a cambio. Era exactamente lo mismo, ¿no? —Pero mientras esté en mis manos esto seguro de que podría devolver la ayuda, claro —dijo, e irónicamente sonó sincero. Ashton no ayudaba a los demás. Ashton cogía lo que necesitaba cuando lo necesitaba de los demás, se beneficiaba como él viese apropiado, y jamás hacía esfuerzos por otras personas. Era egoísta, no quería molestarse para nada. Estaba claro que pretendía aceptar la ayuda del apuesto Aaron, y si alguna vez debía devolver el favor… bueno, ese día Ashton decidiría si era algo que estaba dispuesto a hacer o no. No sentiría ninguna culpa si era algo que no podía hacer y quedaba como un patán ante el hombre.

Le apuntó su nombre y dirección en una servilleta con una pluma que tomó prestada del barman. Su letra estaba algo deforme a causa del alcohol y Ashton apenas podía leer lo que había escrito, las letras le bailaban ante los ojos. —Cuando esté sobrio te tendré que confirmar si lo que he escrito está bien o no… Mi nombre completo es Ashton Lancaster, por si quieres contactarme por carta. —Aaron se había presentado con nombre y apellido antes, Ashton no, pero ahora estaban en igualdad de condiciones.

Fue poco después, cuando fue a ponerse por fin de pie tras dejar de beber (mucho más tarde de lo que debería haberlo hecho) que las cosas hicieron un giro de 180 grados. Era de esperar que el alcohol le hiciese tropezar, y por supuesto que se apoyó en Aaron para no romperse la cara contra el suelo. Hasta ahí las cosas podrían haber permanecido neutrales, sin que avanzasen al punto que Ashton habría querido evitar, tal vez, si hubiese bebido tres whiskys menos de lo que había hecho. Sin embargo, ese instinto de querer mantenerse alejado del deseo desapareció a medida que el calor de la bebida le fue llenando.

Cuando sintió los labios de Aaron sobre los suyos ya no hubo vuelta atrás. No existió un instante de cordura en el que el joven africano recapacitase y se preguntase a sí mismo si realmente quería estar haciendo esto. Solo pudo pensar en que esos labios eran carnosos, estaban suaves, sabían a licor, y quería más. Así que le devolvió el beso a Aaron, profundizándole, permitiendo que se le agitase la respiración mientras le besaba con más intensidad, con pasión dirigida por los instintos de una mente completamente nublada. Sus manos, hasta el momento apoyadas sobre el pecho del hombre, comenzaron a deslizarse nada tímidas por su cuerpo mientras abría la boca y permitía que su lengua explorase la boca del que le acababa de conquistar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 15.450
Lealtad : A sí mismo
Patronus : N/A
Mensajes : 192
Puntos : 118
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3325-ashton-lancaster#54902 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3326-we-need-a-little-controversy-ashton-s-rs#54912 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t3755-correo-de-ashton-lancaster#61291

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.