Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Cuadernos intercambiables — Ryan Goldstein

S. Rox Jensen el Mar Jul 03, 2018 6:12 pm

03/07/2018
19:01 pm. 23º parcialmente nublado.
Vestuario pero en rubia jiji

24 horas antes:
¿Qué? Cómo que no tienen? —preguntó Roxanne como si el hombre le estuviese hablando en otro idioma y ella fuese absolutamente incapaz de comprenderlo. — He venido otras veces y lo he comprado sin problemas.

Mire que lo lamento, Srta. Jensen, pero vendimos el último frasco esta mañana —se disculpo de nuevo el dependiente. — Mañana por la tarde tendremos nuevas existencias, por si quiere pasarse. Le puedo guardar un bote.

La sanadora puso mala cara, arrugando el ceño. Aquello no le solucionaba absolutamente nada.

Ya, eso está muy bien, pero yo lo necesito para hoy —contestó de no muy buen humor. Quería probar un pequeño experimento con la poción herbovitalizante, pero para eso necesitaba el maldito jugo de horklump.

Bueno, le puedo decir de una tienda en la que seguramente tengan el ingrediente —aquello ya era otra cosa, pensó alegre Roxanne, mientras le asentía al dependiente para que siguiera hablando. — La tienda está en el callejón Knockturn.

Maldición.

Roxanne odiaba el callejón Knockturn, lo odiaba. Desde la primera vez que puso un pie en Londres, cuando tenía 18 años y apenas podía hablar correctamente el idioma, aquel sitio había pasado a ser uno de sus menos favoritos, ¡es que le ponía los pelos de punta! Tan tétrico y oscuro, y la gente igual de sombría que el lugar. Daba escalofríos.

Las veces que la francesa había ido a aquel callejón se podían contar con los dedos de una mano, y la mayoría de ellas había ido acompañada porque vamos, ella ni loca entraba ahí sola. Siempre que tenía que hacer compras de cualquier tipo iba al Callejón Diagón, mucho más alegre y de confianza, donde va a parar. Pero claro, una no siempre encuentra lo que quiere en la Botica de Slug & Jigger. Maldito boticario, pensó Rox cuando le dijeron que no tenían el ingrediente que quería para su poción, pero que podía encontrarlo en una tienda del Callejón Knockturn.

La rubia sintió escalofríos solo de pensarlo, habría preferido ir al otro extremo del mundo a por el dichoso ingrediente. Estuvo literalmente, 15 minutos en la entrada del callejón, decidiendo si entrar o no. Con un suspiro, que esperaba que le llenase los pulmones de valentía, entró en el dichoso lugar. El mundo es de los valientes. Esperaba no arrepentirse.


Allí estaba otra vez, en la entrada del maldito callejón Konckturn. ¿Qué hacía allí? Pues muy sencillo…

El día anterior, después de recibir las indicaciones del boticario y pasarse un cuarto de hora pensando si entrar o no en el maldito callejón, se había armado de valor y había entrado. Encontró la tienda con facilidad, caminó con paso rápido y sin detenerse en ningún momento, y cuando al fin parecía que ya podía salir de aquel espantoso lugar con su ingrediente a salvo en su bolso… ¡PUM! Se chocó con un mago que salía de vete tú a saber donde, o quizá iba a entrar en algún sitio, eso ella no lo sabía pero el golpe que se dio fue bueno, de hecho hasta se cayó al suelo de culo.

Suspiró mientras lo recordaba. ¡Menuda vergüenza! El caso es que con el golpe se le había caído un cuaderno que siempre llevaba con ella, donde dibujaba algunas cosas cuando tenía oportunidad. Había dibujos de todo tipo, desde algunos retratos de personas, Laith era su modelo favorito, hasta otros que eran meros garabatos, incluso había uno de un leopardo conduciendo un descapotable. El problema no eran los dibujos, era que con el golpe debió de intercambiar libretas con el mago con el que había chocado.

Con las prisas que tenía por salir de allí, cogió el primer cuaderno que vio en el suelo y tras una rápida disculpa por el choque salió de allí como alma que lleva el diablo. Cuando estuvo en su casa y sacó las cosas del bolso se dio cuenta en seguida de que aquella no era su libreta. Le echó un rápido vistazo y en efecto, allí no había ni uno de sus dibujos. Aquella libreta parecía más bien un diario de viajes, aunque Roxanne dejó de leer rápidamente, no queriendo invadir la privacidad del mago al que le pertenecía aquel diario.

Resumiendo, que al día siguiente había vuelto más o menos sobre la misma hora al mismo sitio esperando que el mago hubiese tenido la misma idea para volver a intercambiar los cuadernos. Como no había querido leer demasiado de aquel diario no sabía nada sobre aquel mago que la ayudara a localizarlo, así que aquella fue su única idea. Si no aparecía no le quedaría más remedio que leerlo, esperando no encontrar nada embarazoso, para buscar algo que la ayudase a identificar y localizar a aquel mago. ¡Por favor, que apareciese!


Última edición por S. Rox Jensen el Miér Jul 11, 2018 12:44 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.100
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 101
Puntos : 49
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Ryan Goldstein el Jue Jul 05, 2018 11:07 am

El día del accidente.



—¡Espera!


Salió al trote de uno de los locales y persiguiendo a una cara que se le había hecho familiar. Había increpado a esta persona al respecto, muy amablemente, pero esta se había limitado a negar con la cabeza… e irse con su billetera. ¡Claro que lo recordaba!, era un muchacho problemático con el que se había cruzado alguna vez, ¡y le robaba!

¿No era mejor sentarse a hablar de todo aquello? Que el robo no era buena cosa, no para alguien tan joven, ni cuando el mundo mágico parecía venirse abajo en cuanto a valores morales. No porque Ryan fuera un moralista. Sino porque consideraba que un oficio que te hace esconder la cabeza no vale la pena. Y algunas cosas sí que hacían falta ser dichas, de forma que fueran escuchadas.

Primero, su billetera.

El caso es que en el camino, sintió un sobresalto. ¡Ah, pobre mujer!, ¿se había llevado a un transeúnte por delante? ¡Ah, y se le había caído algo!, ¿se le había caído algo? ¡Claro!, porque había estado anotando algo en su bitácora, que usaba también de memorándum, justo cuando salió corriendo detrás de su pequeño rufián.

Miró en rededor rápidamente y se agachó en cuanto vio un cuaderno sin darse cuenta de que NO era el suyo. Todavía más a prisa expresó un “Lo siento” con todo el sentimiento en la voz, cuando ya sólo podías ver de él su espalda que se largaba y el saco ondeando tras él. ¡Vaya con esa gente tan apurada!


***


Curioso, muy curioso. Había perdido su bitácora de viajes. En cambio, se había adueñado de una libreta de dibujos, ¡excelentes dibujos! Unos graciosos, otros bellamente inspirados. Todos curioseados desde el sofá, en el que Ryan se había echado a pata suelta, muy cómodo, en su hogar.

Ni una sola vez se le ocurrió pensar que estaba fisgoneando. Ni cuando, asombrado, se sonrió habiendo encontrado entre sus páginas el rostro de alguien a quien conocía muy bien. Sí, era él, Laith Gauthier. Asombroso, ¿verdad? Mira lo chico que era el mundo.

Ryan manipuló el cuadernillo con sus manos: primero lo colocó en horizontal, luego en vertical, examinándolo. Lo alzaba por encima de su cabeza, regulando la distancia. No, que no era ciego. Era todo un crítico de arte.

Ryan no había encontrado ningún tipo de dato: dirección, contacto, nada.

Pero estaba tranquilo.

Porque él sí que había colocado sus datos de contacto en la primer hoja de su bitácora. Siempre la llevaba encima, consigo, a donde fuera. Era normal ser precavido. Así que la señorita con la que se cruzó el otro día sólo tenía que contactar con él. Y seguro querría recuperar sus dibujos. No le dio muchas vueltas al asunto y se quedó tranquilo. Por otra parte, le apenaría perder sus notas de viaje y todo lo que llevaba anotando allí.



De vuelta, en el Callejón Knockturn



Ryan volvía al Callejón Knockturn. Era un día concurrido en el Callejón Diagón, pero al bajar por los negros escalones que conducían a una calle hundida en la mugre y las sombras, el bullicio alegre de magos y brujas atareados en sus compras, ese movimiento, ese color, quedó muy atrás, en el olvido.

En cambio, lo recibió el aire estancado, maloliente, de aquel callejón de mala reputación. ¿Y qué hacía él, un simple bibliotecario, adentrándose en los márgenes de la legalidad? El hombre tenía sus propios asuntos. E iba caminando con cara de pocos amigos —porque tú nunca sonríes por esos lares— hacia la tienda de la otra vez, cuando.

Si hacía un ligero esfuerzo, recordaría que aquella en el camino era la misma mujer que se había llevado por delante aquella vez en que perdió su libreta. Le sorprendió notablemente. Es que a decir verdad no tenía ninguna pinta de ser una bruja muy asidua del lugar, así como tú cazas enseguida cuando algo no cuela, que ha sido sacado de su contexto.

Y puede que ello no fuera precisamente un motivo para detenerse a mirarla tan serio, tan extrañado, porque al fin y al cabo, tú no debes juzgar a alguien por su apariencia, ¿pero casualmente estaba en el mismo punto que, él pensaba, se habían chocado?

Ryan se le acercó, fruncido el ceño, y lo primero que hizo fue interpelarla, casi de malos modos, y ante todo, dejando en claro su perplejidad.

—¿Qué haces tú aquí?


Es que no le entraba en la cabeza que nadie pudiera citarse a sí mismo en un sitio de mala reputación y estar ahí, parado en medio de la calle o sólo papando moscas en una esquina, esperando una casualidad, cuando lo más probable era que te cayera encima un brujo de mala calaña o cualquier otro evento desafortunado. Bueno, al final de errada la mujer no tuvo nada. Aunque habría que explicárselo, porque hay hombres que sólo saben contar con manzanas.


Última edición por Ryan Goldstein el Miér Oct 24, 2018 8:39 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 35.600
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 442
Puntos : 311
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

S. Rox Jensen el Lun Ago 27, 2018 12:23 am

Los minutos se le antojaban horas en aquel callejón tan escalofriante. Roxanne se dio cuenta de que quizá no había elegido el mejor atuendo para ir al callejón Knockturn, el pantalón negro estaba bien, pero la blusa era demasiado colorida, resaltaba demasiado y la hacía llamar la atención de los magos y brujas que por allí se paseaban.

La sanadora cambiaba constantemente el peso de una pierna a otra, era un gesto nervioso que hacía involuntariamente, igual que el de tocarse el pelo.

Llevaba el cuaderno de aquel desconocido, que se había llevado por accidente, a buen recaudo en su bolso. Conforme pasaban los minutos aquel plan le parecía cada vez más absurdo, ¿quién le garantizaba que aquel hombre fuese a volver a aquel mismo lugar? Es decir, su lógica había sido que él al darse cuenta del error buscaría una manera de devolverle su libreta y recuperar la suya, y dado que Rox no tenía sus datos puestos en ningún sitio del cuaderno, no se le ocurría mejor forma que la de volver al sitio donde pasó. Pero, aquella era SU lógica, quién sabe lo que pensaría el desconocido, incluso cabía la posibilidad de que no se hubiese percatado del cambio.

Estaba a punto de marcharse de allí cuando la figura del hombre desconocido se paró frente a ella, era rubio ahora que se fijaba.

¿Perdón? —fue lo único que atinó a decir cuando le preguntó directamente que qué hacía ella allí. Los ojos de la francesa estaban muy abiertos por la sorpresa de la pregunta, ¿acaso no era obvio?— He venido a devolverte esto —contestó mientras sacaba del bolso el cuaderno que le pertenecía al hombre rubio. — No se me ocurría otra manera de encontrarte... supuse que como no tengo mis datos en mi libreta quizá tendrías la misma idea que yo y te pasarías por aquí por si yo volvía. Ya sabes, eso que dicen de volver a la escena del crimen —intentó explicarse lo mejor que pudo. Aunque ahora le sonaba francamente ridículo.— Cada vez suena más estúpido... pero es lo único que se me ocurrió.

Se pasó la mano por el pelo, algo abochornada por la situación. De verdad que cuando se le ocurrió aquella idea no le había parecido tan mala, de hecho, pensó hasta que era buena.

Anda, ten. Apenas he leído nada —dijo extendiéndole si diario de viajes.— ¿Llevas el mío encima por casualidad?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.100
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 101
Puntos : 49
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Ryan Goldstein el Mar Oct 23, 2018 12:11 am




La extrañeza lo había golpeado de tal modo, que hasta había tenido el desatino de pecar de cierta rudeza. Es que la sorpresa, ¿sabes? Se dio cuenta entonces y con un poco de pena, a medida que la señorita hablaba, que él había sido brusco en su forma de colocar el asunto bajo la lupa.

No importaba cómo ella intentara explicarlo, al final acabó señalando que sí, parecía algo estúpido (con un cierto bochorno implícito), y de inmediato Ryan chasqueó la lengua arrepintiéndose de hacerla sentir fuera de lugar. De hecho, pasada la sorpresa, se carcajeó levemente.

—¡No sabía que se había cometido un crimen!—
exclamó, fingiéndose escandalizado.

Atentamente, la escuchó si atinar a decir mucho o nada hasta que extendió la mano por acto reflejo, descubriendo su bitácora con asombro. Parpadeó y, a pesar de haberla reconocido al instante (puesto que solía llevarla consigo), le dio un par de vueltas entre las manos. En realidad, se hallaba meditando un par de ideas.

—¡Gracias!, ¡mil gracias! Lo siento por abordarte así. Me sorprendiste un poco porque… Este lugar no es realmente un lugar donde detenerse y…—La miraba mientras hablaba, y justo en ese punto de su diálogo, abrió el diario en su primera página—Tú sabes, bastaba con que le echaras una lectura a los datos de aquí, ¿ves? Mi nombre, dirección… Contaba con que los hubieras visto.

Parecía reír con los ojos, ese hombre listillo.

—¿Pero sabes qué? No es nada estúpido si lo que quieres encontrar es importante para ti. Y sí, la tengo, tranquila—Enseguida, aclaró—: No aquí—Distraído, tanteó el alrededor con una mirada sospechosa, como si esperara que algo fuera a atacarlos desde las sombras—Y…

Había que decirlo, un hombre que cambia de la brusquedad a la pura amabilidad era un hombre que escondía algo. Tenía ese aire de prisa, de alguien que tiene una cita o, peor, que está siendo perseguido. Eso, si tenías mucha imaginación como para planteártelo.

Sin embargo, en el instante que volvió a fijarse en ella, le dedicó una mirada entre divertida y culpable.

—Yo sí que he fisgoneado un poco—Diríase que temía una reacción, ¿pero qué tan sincero era su temor si después de todo era un fisgón?—. Te diré que incluso conocemos a alguien en común. ¿Te parece si salimos juntos de aquí?




Patience is bitter, but its fruit is sweet
Emme's Codes
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 35.600
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 442
Puntos : 311
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

S. Rox Jensen el Miér Oct 24, 2018 5:06 pm

A pesar de la leve risa que emitió el mago rubio, Roxanne siguió sintiéndose terriblemente estúpida. ¿Pero a quién se le ocurría? En su cabeza no había sonado tan mal, pero decididamente aquella estaba entre las tres peores ideas que había tenido en su vida, no cabía duda alguna de ello.

Vergüenza que no hizo más que verse incrementada cuando el joven mago le enseñó como en la primera hoja de aquel cuaderno iban todos sus datos. Ryan Goldstein, leyó, junto con el resto de sus datos. Genial. Maravilloso. Estupendo.

>> Tierra trágame y escúpeme en el Caribe. Pensó Roxanne, realmente abochornada.

De nada, no te preocupes —dijo cuando le dio las gracias por devolverle el cuaderno. — Si bien mirado tienes tú razón, este no es un buen lugar en el que estar y bueno, evidentemente, soy idiota —sonrió muy avergonzada por el hecho de no haber comprobado la primera hoja del cuaderno.

¿A quién se le ocurría un plan tan disparatado como volver al mismo lugar y a la misma hora por si volvían a encontrarse, pero no era capaz de comprobar si en la primera página estaban los datos del propietario? Pues efectivamente, a Roxanne.

Es un detalle que digas que no ha sido algo estúpido, de verdad, y te lo agradezco un montón, pero lo ha sido —le agradeció con una sonrisa que seguía expresando una gran vergüenza. De hecho, estaba segura de que estaba colorada como un tomate.

Era evidente que no llevaba su libreta de dibujos encima, estaba más que claro que no tenía pensado encontrársela allí, y al menos Roxanne estaba teniendo la suerte de que Ryan parecía ser una persona muy agradable que hasta parecía estar intentando evitarle la vergüenza. No lo iba a conseguir, pero el detalle le había parecido encantador.

¿En serio la has cotilleado? Madre mía —dijo riéndose, esta vez con una risa auténtica y sin ninguna vergüenza. No le molestaba que hubiera fisgoneado, al fin y al cabo eran solo unos cuantos dibujos. — Hay cosas horribles en esa libreta, espero que no te hayas escandalizado —comentó pensando en el dibujo del leopardo en descapotable. — ¿A alguien en común, de verdad? ¿Quién? Aunque no conozco a todas las personas que hay dibujadas, muchas veces me fijo en desconocidos —aquello sí que sorprendió a la sanadora, aunque no se imaginaba quien podría ser, pues como le acababa de explicar, muchas veces dibujaba a personas desconocidas que se encontraba por la calle, en cafeterías, o en el metro. — Sí, claro, vamos. Odio este lugar.

Asintió encantada de la idea cuando el rubio le propuso salir del callejón, llevaba queriendo salir prácticamente desde que había entrado. Ryan había estado muy acertado al decirle que aquel no era un buen lugar en el que estar, no por nada todo el mundo dice que los que merodean por el callejón Knockturn no traman nada bueno. En ese momento algo hizo click en su cabeza.

Había estado tan avergonzada con el suceso del cuaderno, y el mago rubio le había dado la impresión de ser tan agradable, que por un momento se había olvidado completamente que él sí que estaba merodeando en el callejón por algún motivo. Había quedado más que claro que no había ido allí con intención de encontrarla, ese plan tan disparatado había sido solo cosa suya, entonces ¿qué tipo de persona era aquel mago?

>> Por favor que no sea un asesino en serie. Por favor, por favor. Rezaba mentalmente la sanadora.

¿No estarás intentando secuestrarme, verdad? —no pudo evitar decirlo, aunque lo dijo con un tono que más bien pareció una broma. — Te llevarías una decepción enorme, no tengo dinero para el rescate.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.100
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 101
Puntos : 49
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Ryan Goldstein el Miér Oct 24, 2018 8:38 pm



—No horribles, pero graciosas—dijo, en mención a sus dibujos. La imagen de una mujer como ella cazando desprevenidos a sus modelos lo entretuvo en el pensamiento, aunque sus ojos estuvieran puestos en los de Roxanne—. ¿Desconocidos?—Lo consideró y lo dio por cierto. Curiosa forma de inspirarse, desde el anonimato—Ya veo, olvida lo que he dicho. Oh, por aquí…

Dado al galanteo, le concedió el paso con un gesto abierto del brazo y se colocó a su lado dejando atrás a una bruja con el sombrero de cuervo aplastado que, de un momento a otro, parecía querer saltarles con una bandeja para ofrecerles una rara y viscosa colección que tenía en exposición.

Subiendo por una escalerilla de piedra, el Callejón Diagón los invitaba a gozar del movimiento y el calor y las gentes, lejos del frío húmedo y el aire estancado que se respiraba en aquel escondrijo para maleantes y, ¿secuestradores?

A la acusación de secuestro Ryan reaccionó alzando las cejas, casi como si no se le hubiera ocurrido y le estuvieran dando una idea, y con esa tranquilidad que da la cavilación, asintió ligeramente, ¿dándole una errónea impresión?, pero.

—¡No, por favor!—
exclamó, girando el rostro hacia ella con cierto aire divertido. Había algo entrañable en su mirada.  

Señaló con el índice la actividad que discurría frente a ellos, más allá de la escalerilla a través de un pasadizo angosto. Era como apreciar un cuadro en movimiento.

Rió, habiendo sido prevenido de la honda decepción con la que tropezaría.

—Me apenaría tener que secuestrar a una señorita, a nadie, para que acepte un café—Había una cierta arrogancia implícita en ese comentario, como si tuviera muy bien asumida su cara de rubio. Lo delató la leve curva de su sonrisa. Si la invitación era real o ficticia, seguramente lo dejaría a criterio de Roxanne. Y agregó, de pronto—: No sé ni cómo te llamas.

Ryan Goldstein tenía una cierta costumbre o manía, de prestarse a conocer gente nueva, con la mayor naturalidad. Era su lado itinerante, el viajero que llevaba dentro, siempre moviéndose de un lugar al otro, intrigado por qué paraje le deparaba cada nuevo lugar, pero especialmente, las personas.

Si tu naturaleza de itinerante no te permite permanecer en un lugar, lo que te llevarás de cada lugar no serán los suvenires o la tierra, pero sí las personas. Siempre contigo, el recuerdo de alguien, puede acompañarte de formas insospechadas, hacerte crecer.  

Así era como él lo sentía.
Emme's Codes
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 35.600
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 442
Puntos : 311
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

S. Rox Jensen el Vie Nov 02, 2018 2:29 pm

Roxanne sonrió agradecida por el detalle que tuvo el rubio de decirle que sus dibujos no eran horribles, sino que le habían parecido graciosos. Había algunos buenos, retratos sobre todo, pero cuando la imaginación volaba, o simplemente se aburría, podía dibujar algunas cosas bastante cuestionables.

Asintió cuando pareció sorprenderse de que dibujase desconocidos. Quizá sonaba un poco perturbador, el que alguien se dedique a observar a la gente por la calle o en el metro y los dibuje, pero Rox lo encontraba bastante inspirador.

Hay desconocidos muy guapos —dijo encogiéndose de hombros. — Tu por ejemplo, tienes un perfil súper bonito.

Pero ella no quería olvidar lo que había dicho, quería saber a quién había visto Ryan entre sus dibujos que le había resultado familiar porque, aunque cabía la posibilidad de que fuese un desconocido, también podía ser alguien conocido para ella, que muchas veces disfrutaba de dibujar a sus amigos. Pero prefirió salir primero de aquel oscuro callejón, una vez que hubiesen salido de allí le volvería a sacar el tema.

>> ¿Me va a secuestrar? ¡AAAAAAAH! ¡Me va a secuestrar! Socorrooooooooo. Los pensamientos de Roxanne iban a toda velocidad, entrando en pánico cuando el rubio no se apresuró en negar su acusación.

Que susto me has dado, ¡por Merlín! Pensaba que me ibas a secuestrar de verdad —dijo con sinceridad, llevándose una mano al pecho y acompañando las risas del rubio con las suyas propias cuando le dijo que no tenía intención de secuestrarla, sino de invitarla a un café. — Está bien, un café no suena nada mal —aceptó, viendo en la dirección en que el dedo del rubio señalaba y quedándose mucho más tranquila viendo como al final del lúgubre callejón ya se veía la calidez y colores del Callejón Diagon.

La francesa se golpeó mentalmente por no haberse presentado debidamente ante Ryan.

Con todo el lío de los cuadernos se me ha olvidado presentarme —reconoció. — Me llamo Roxanne y tú eres Ryan Goldstein —añadió, evitándole la presentación al rubio.— Lo he visto cuando me has enseñado donde estaban tus datos en el cuaderno —se explicó para que no se hiciese ideas extrañas.

Un gran alivio y sensación de seguridad se apoderó de ella cuando salieron del temible Callejón Knockturn y se adentraron en el Callejón Diagón. Puede que el colorido callejón no fuera el sitio más seguro del mundo, pero comparándolo con el sombrío lugar del que venían, Roxanne sentía que en ningún lugar podría estar más a salvo que allí, en el Callejón Diagón.

La idea del café ha sido tuya, así que ¿hay algún lugar en especial al que quieras ir? —preguntó sin saber muy bien a dónde querría ir Ryan. Ella no solía calentarse mucho la cabeza y solía ir al Caldero Chorreante, pero había más sitios a donde poder ir así que dejó que el rubio decidiese. — Por cierto, no olvido lo que me has dicho antes y todavía quiero saber a quién has reconocido en mi cuaderno, no solo dibujo a desconocidos, así que puede que sí lo conozca. La duda me está matando.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.100
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 101
Puntos : 49
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Ryan Goldstein el Sáb Nov 03, 2018 12:47 pm




—¿Es así?—Ya sabía que tenía un perfil bonito, por qué fingir que no se enteraba. Falsa modestia, dirían algunos. Ryan sonrió—Gracias.

Aunque nunca lo habían dibujado antes, al menos no que él supiera. En verdad le hizo gracia que lo tomara como un secuestrador. Luego pensó que no eran ideas del todo mal infundadas, después de todo, quizá se había empezado a preguntar qué hacía él en el Callejón Knocturn. ¿Llegaría a explicárselo?

Finalmente, las presentaciones.

—Lo sé, lo sé—Apuró a decir, sabiendo a qué se refería. Después de todo, él le había mostrado la página con sus datos.

Le gustaba, porque la consideró atropellada y simpática. Tan atropellada como para tener las ideas más impensadas (aguardar por una casualidad en un callejón sombrío). Tan simpática como para acceder a una petición casual. Esa era su primera impresión.

—Hay uno aquí cerca—
Hizo saber, sin darle muchas vueltas. Y era cierto. Si seguían caminando entre las gentes del Callejón Diagón, había un letrero que señalaba la entrada de un café, con mesitas en el exterior.

La verdad es que venía queriendo detenerse hacía un rato, y vio que esa era una buena oportunidad. Había acabado por volver al Callejón Knocturn queriendo encontrar al ladronzuelo que le había robado su billetera. Si sabías a quién preguntar solías acabar averiguando esas cosas. Pero, ya había sido suficiente por ese día. La billetera seguía perdida.

—¿Conocidos también?—Ryan se lo pensó. Se movía con un paso desprendido y ligero, avanzando hacia la zona de las mesitas plegables dispuestas a la puerta del café, que podía verse desde donde ellos estaban—. Bueno, este retrato tuyo. Es hombre. Tiene pelo negro. Tatuajes. En manos—indicó, estrujándose sus manos a un tiempo—. También en el cuello—agregó, esta vez apuntándose su cuello. Hacía un recuento de las características visibles de Laith Gauthier—. Es una flor de loto, lo que tiene en el cuello.

La invitó con un gesto a sentarse en una de las mesitas a la puerta del café. Él se quitó el saco beige que llevaba encima y lo colocó sobre el respaldo de la silla escogida. Una mesera los vio, y pronto, se acercó a ellos con una bandeja vacía debajo del brazo.  

—Gracias por tomarte un café conmigo—
dijo, tomando asiento—. Pienso enviarte una lechuza con tu cuaderno. ¿Me anotarías tu dirección?—solicitó, pasándole la bitácora, junto con una pluma, habiéndola abierto en una página en blanco. Si la lechuza tenía que llegar a un lugar, debía saber dónde. Retomando la conversación anterior, añadió—: Entonces, ¿lo conoces?
 
Patience is bitter, but its fruit is sweet
Emme's Codes
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 35.600
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 442
Puntos : 311
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

S. Rox Jensen el Miér Nov 21, 2018 3:35 pm

El callejón Knockturn siempre la había puesto nerviosa, y no solía internarse en él por aquel mismo motivo, por lo que una vez que estuvieron en el callejón Diagon todo aquel nerviosismo se evaporó, dejándola mucho más relajada. Como si se hubiese quitado treinta kilos de encima. De modo que, una vez alejadas todas sus sospechas de un posible secuestro, Rox se limitó a asentir, estando de acuerdo con el café al que quería ir Ryan.

Claro, dibujo desconocidos porque veo algo en ellos que me inspira y lo mismo me pasa con mis amigos —explicó cuando el rubio le preguntó. Además, cuando Roxanne miraba sus dibujos era muy crítica consigo misma, pero siempre pensaba que los retratos de sus amigos le salían mucho mejor que los que hacía a desconocidos. Quizá por el cariño que le ponía al hacerlo.

Escuchó con atención los detalles que Ryan le daba, observando también los gestos que hacía y antes de que hubiese acabado de describirlo, Roxanne ya sabía de quien estaba hablando. No tenía a nadie más en su cuaderno que tuviese dichas características, de eso estaba más que segura, y eran varios los dibujos que tenía de él. Para cuando el rubio terminó de hablar, Roxanne ya tenía una divertida sonrisa en la cara.

Pero antes de contestar que, efectivamente, conocía al chico del que hablaba, la sanadora aceptó el ofrecimiento de Ryan y tomó asiento.

No hay de qué. Soy una adicta al café, así que esta es una excusa perfecta para obtener mi dosis de cafeína —contestó, con una sonrisa, cuando Ryan le agradeció que hubiese aceptado la invitación. — Por supuesto —asintió, mientras tomaba el cuaderno y la pluma para anotar su dirección.

>> Ala, ahí va mi dirección. Esperemos que de verdad no sea un secuestrador, pensó con cierta gracia mientras le devolvía la libreta y la pluma, una vez anotada su dirección en el interior.

Sí, por supuesto que lo conozco —dijo, sin poder evitar soltar una risita por lo curioso de la coincidencia. Se preguntaba de dónde conocería Ryan a Laith. — Te refieres a Laith, ¿verdad? No hay otro como él, ni en mi cuaderno ni en ningún otro sitio —siempre que la sanadora hablaba del moreno lo hacía con mucho cariño en su voz. — Es mi mejor amigo, y compañero de trabajo. Es una coincidencia extraordinaria que lo conozcas también, ¿puedo saber de dónde? —se aventuró a preguntar, queriendo saciar su curiosidad.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Blanca Suárez
Edad del pj : 29
Ocupación : Sanadora
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.100
Lealtad : Neutral
Patronus : León Marino
RP Adicional : 000
Mensajes : 101
Puntos : 49
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5479-s-rox-jensen-id#80844 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Ryan Goldstein el Mar Dic 04, 2018 3:37 pm

Si a Ryan le ponían un lápiz en la mano, a lo sumo te garabateaba un sombrero que acabaría pareciéndose a una serpiente boa que digería a un elefante.

Era de esas personas que, sin poseer el talento, quedaba admirado por el talento de los demás, especialmente con aquellas personas cuya sensibilidad se inclinaba por lo artístico.

No se trataba en su caso de admirar la perfección del trazo o la técnica empleada con un instrumento. Había algo en el esfuerzo que las personas le ponían a lo que hacían que resultaba bello a sus ojos. Lo suyo era fijarse en las pequeñas cosas.

Se podían discutir décadas enteras sobre qué era arte, pero si se trataba de algo que le inspiraba a alguien una sonrisa tenía que tener un nombre, ¿verdad?, habría que llamarlo de alguna manera, y Ryan decidía que lo llamaría arte.

Así que en cierto punto a lo largo de la charla le pareció natural que esos dos creadores de arte se conocieran, porque ambos eran de esas personas sensibles que le inspiraban simpatía.  
 
Había dicho ‘Laith’, y eso llamó su atención. Si le restaba alguna duda sobre si hablaban o no acerca de la misma persona, le bastó observar su sonrisa, de esas sentidas, venidas del corazón. Había dicho que sus amigos la inspiraban, conque eran amigos.  

Justo entonces los interrumpió el camarero por sus pedidos. En torno a ellos la plática proveniente de otras mesas generaba un entorno agradable. Era un bonito café, un bonito exterior, una bonita casualidad. El mundo era, después de todo, tenía que ser, un lugar sobradamente pequeño.

—Sí, lo es—
Una coincidencia extraordinaria, en efecto. Ryan se acomodó en su silla con las piernas cruzadas y las manos entrelazadas sobre la rodilla. Le bailaba la punta del pie que le colgaba a centímetros del piso, tanto como dirías que le bailaba una sonrisa en sus ojos—. Fui atendido por él—mintió—, en el hospital. Un sanador excelente.

En eso no mentía. Su papel de buen mentiroso podía abarcar muchos temas, pero en eso no tenía por qué mentir. De hecho, lo admiraba a Laith por lo mucho que se había enfocado en su carrera. Imaginó que decir que ‘eran amigos’ hubiera resultado una falacia aún peor y optó por simplemente mencionar que eran conocidos. Después de todo, no eran amigos. Habían sido ‘exs’, lo cual era otra historia, y no habían tenido un final muy feliz.  

—Y como persona, también—
añadió—. Resultó que los dos fuimos a Ilvermony, y hablamos—Se encogió de hombros, restándole importancia, casual—Así que trabajas allí. ¿Cómo andan las cosas por el hospital?



avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Kevin Pabel
Edad del pj : 33
Ocupación : Bibliotecario
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 35.600
Lealtad : El Archivo (?)
Patronus : Secreto
RP Adicional : 000
Mensajes : 442
Puntos : 311
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4821-ryan-goldstein https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif https://www.askideas.com/wp-content/uploads/2016/11/Just-Funny-Kiss-Me-Gif.gif http://www.expectopatronum-rpg.com/t5650-ryan-goldstein-correo#85057
Ryan GoldsteinMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.