Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Trust me [Illya A. Rusakov]

Kyle Beckett el Vie Jul 13, 2018 5:35 pm


8 de Junio del 2018, 7:34 PM — Cerca de la zona de fugitivos —  Calles


La verdad es que habían pasado como dos semanas desde el incidente de mi hermano, cuya muerte había sido devastadora para mis recuerdos, no lo había visto morir, pero mi madre tampoco había husmeado mucho ya que tampoco tuvo mucho tiempo como para hacerlo ya que el dolor que sentía de esta vez sí haber perdido a un hijo era tan grande que hasta le había podido ver como su rostro ruiseñor y feliz había cambiado, y aunque ella dijera que estaba bien sabía que mentía, era mi madre, la conocía desde que era pequeño y quieras o no, un hijo sabe cuándo una madre está bien y viceversa, aunque las madres suelen ocultarlo mejor que nosotros, los hijos, sin embargo me calmaba que mi hermana estuviese ya con ella todo el tiempo posible aun estando ya en las clases finales de Hogwarts.

Ella no vivía en casa, era obvio, pero si tenía el permiso para ir a casa todos los fines de semana, cosa que realmente me alegraba por ello ya que mi madre no se encontraba sola, por otra parte muchas veces tenía a mi madre por el refugio preguntándome que si estaba bien cada dos por tres. Siempre le respondía que sí, que estaba bien, y aunque quisiera mentirle no podía, mi cabello negro con mechones blancos seguían persistentes desde aquel incidente ocurrido, pero como era de esperar, nada se curaba de la noche a la mañana.

Aquella tarde mi madre no vino a visitarme, era un poco extraño por su parte, aunque al parecer me envio un mensaje diciéndome que no podía salir de casa ya que mi hermana había llegado y traía buenas noticias dentro de lo que cabía en esa casa y que tenían que celebrarlo con mi padre, cosa que al parecer no les hacía ni media gracia a ninguna de las dos, pero contra eso no podía hacer nada de nada, al fin y al cabo “eran una familia” feliz. O eso es lo que les decía a todos mi padre, supongo que al saber la reacción por la muerte de mi hermano hacia mi padre, poco a poco todos empezábamos a sospechar ya que por mi “muerte” apenas derramo lágrimas, por otra este lloro a pleno pulmón.

¿Qué demonios le ocurría a mi padre? Algo debía de esconder, y no me olía bien lo que era lo que escondía, porque su comportamiento era muy raro y diferente al cual tenía normalmente, según él, quería a todos a sus hijos por igual, y puede que sea cierto, pero desde el cambio de gobierno, según mi madre apenas llega a la hora a casa, de otras no viene ni a dormir y de algunas pasa de pasada, se ducha se cambia y se va sin dar explicaciones. ¿Alguna amante? No, si fuera así sabía que mi padre no sería tan necio de hacer lo que hace, en parte mi padre ama demasiado a mi madre como para hacerle eso, en todo caso la dejaría y se iría por su camino.

La verdad, era más raro que el cambio que había pegado. Con eso también llevaba el cambio del cuarto. Quizá el desorden era algo que se podía ver por las camisas de cuadros, negras, botas por el suelo, alguna que otra chaqueta tirada por el suelo igual, el skate por ahí, y la guitarra, había pasado de ser marrón a estar llena de pegatinas. Mi forma de vestir también había cambiado radicalmente. Ahora los pantalones negros destacaban de mi armario, camisetas de rock o negras, camisas de cuadros, chaquetas negras o grises era lo que más se podía encontrar. Gorros, y sobre todo mi collar de tres balas el cual nunca me quitaba de encima, nunca.

Pero dada la situación actual, quería salir un poco a desconectar la mente, así que me cacle con unas botas negras, me coloque bien los pantalones negros que me llegaban por las rodillas quedando ajustados ahí, medio rotos. Una camiseta negra con alas blancas en la espalda y una calavera en el pecho, un gorro en mi cabeza puesta y una camisa por encima de manga corta de cuadros negros, grises y bancos. Tome la funda de la guitarra y salí de ahí en busca de algún sitio tranquilo no muy lejos del refugio por si tenía problemas.

Así que me metí en unas calles de aquel barrio tranquilo y me senté en un parque sacando la guitarra dejándola encima de una mesa para escuchar un poco de barullo. Al parecer eran unos chicos que estaban molestando a un chico adulto. Podía ser que hubiese pasado algo, la verdad no quise decir nada hasta que escuche como se metían con el haciendo que sacase una piedra y se la lanzase a uno de ellos — Iros un poco a la mierda, no os ha hecho nada, entendéis? — Dije con una piedra más gorda en la mano viendo como aquellos dos se iban murmurando cosas. Sí que era verdad que daba un poco de mal rollo, sin embargo me daba igual.

Mire a aquel chico y le hice un gesto con la cabeza leve mientras que me senté encuma de la mesa afinando las cuerdas de la guitarra en silencio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 14
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.551
Lealtad : Burbujita de Freixen
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 100
Puntos : 58
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5691-kyle-beckett-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5783-the-story-is-so-far-kyle-rs#85049 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Kyle BeckettFugitivos
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.