Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Sweet or salt? FB [ Harry Wood]

Bianca De Vega el Miér Ago 15, 2018 1:12 am

Fecha: 7 de Abril del 2018
Día: Sabado
Hora: 16:00
Lugar: Campo de Quidditch


Ya solo quedaban pocas horas para que iniciara el atardecer llenando el paisaje que iluminaba de esos colores tan cálidos que desprenden energía y tornando el cielo de un color naranja que Bianca esperaba poder ver que se llegara a teñir de rosa, esto no pasa todos los días, pero el hecho de que hoy había sido un día muy tranquilo y gratificante para ella la hacía no perder las esperanzas.

Teniendo el mejor puesto para admirar la belleza natural, volaba por los aires con su escoba, dando grandes vueltas por toda la extensión del campo, disfrutando del aire que acariciaba su cara o más bien abofeteaba con la velocidad que mantenía ella, sin tener miedo de caer al ya considerarse una experta en eso de volar. Todo esto con el permiso que se le cedió para que ella pudiera visitar los alrededores del castillo sin ningún problema, eso de ser siempre la aplicada le trajo cierto uno que otro privilegio al pasar en eso de que sospecharan de que es ella una mala influencia, lo cual ella apreciaba.

Llegó a tocar la superficie del campo con sus botas al darse un descanso de la emocionante “práctica” no sabría si después de esto buscaría un trabajo de medio tiempo en algún grupo de Quidditch, pero lo que si sabía es que este deporte se daba a querer. Sentándose en el cálido césped que abordaba todo el campo se dispuso a consumir las galletas que hace poco había hecho en la cocina del castillo y llegar a compartirlas con su zorrito quien era su intruso del día.

Ricas, ¿verdad? —Dirigiéndole la palabra a su pequeño Foxy, seguro varios la creían loca por hablar con un animal pero ella no le importaba al tratarse de uno de sus “bebés” por ellos haría todo por cuidarlos —Me pregunto cómo te dejaron salir así de simple pequeño bribón —Diciendo esto a la par que lo acariciaba todo esto con un tono juguetón —Vamos a guardar estas para más tarde, ¿qué te parece? —Refiriéndose a las pocas galletas que aun no eran ingeridas, llegando a pararse y sacudirse con la idea de seguir un poco más en eso de volar por el campo de Quidditch.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.711
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 215
Puntos : 67
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Harry A. Wood el Miér Ago 15, 2018 2:01 pm

Ese sonido era todo lo que quería en esta vida. Pecaminoso, dulce, adictivo. Los gemidos que escapaban de los labios de la rubia que se encontraba debajo de mi cuerpo me impulsaban, mis movimientos eran aún más rápidos. Sentía mi mente en otro mundo, mis manos ya no respondían y hacían lo que ellas querían que solo era alabar las curvas de Aitana. Chocamos nuestras bocas para profundizar el beso húmedo que tanto nos encantaba regalarnos.  Una de las piernas femeninas se encastró con mi cadera profundizando en… ¿Nuestro amor? Vamos, perfectamente uno se da cuenta de la situación que estoy relatando. No se debía ser tan inteligente para enterarse. ¿Cómo terminamos aquí? No podía llegar a explicarlo sin parecer un mentiroso de primeras, menos cuando estoy disfrutando tanto de esto. No era un engaño decir que al solo verla se me ponía dura (la respiración, me saca el aliento), me hacía perder los estribos de una buena manera si es que así podría llamarle. Dulce era todo lo que quería en esta etapa de mi vida, tampoco profundizaré en un futuro lejano por el simple motivo que salí herido cuando planifique toda mi existencia con una chica que no valía nada de mí tiempo.

Admito que podría ahorrar esta parte donde me fundo en su cuerpo y la escucho gemir nuevamente pero es algo que ningún hombre ni mujer disfrutará porque ella es mía. Huyó de aquellos pensamientos enfermos porque sé que si Aitana se entera del hilo que estoy teniendo en mi propia mente podría dejarme aquí sin compasión mientras que el baño de agua fría sería la única solución para mi necesidad. También culparé a las hormonas por estar como un puto conejo follador, como un perro en celo.

-¿Lo disfrutas?-
murmuró roncamente junto a su oído, paseo mi lengua por el lóbulo de su oreja. Lo estiro y muerdo de forma débil sin hacerle daño. Seré salvaje pero si ella no quiero o le duele eso no me provoca placer, es más pararía hasta que se sintiera cómoda y no es algo que haya pasado por el momento.

Recibo su respuesta en un gemido. Y sé que estoy perdido. No hay vuelta atrás, me tiene cautivo y puedo asegurar que me veo como un idiota enamorado solo por mi rubia.

Desciendo por mi cama, me ubico unos boxers que se ajustan perfectamente a mis caderas. Mi mirada se dirige a la mujer, porque para mí “niña” no es un adjetivo para describirla, que yace entre mis sábanas. Cualquiera podría entrar lo sé pero ya me he agarrado a los golpes con muchos de por aquí como para que se aprovechen de su instante de debilidad. Sin embargo, recorro con mi mano su brazo, acarició su muñeca y entrelazó nuestros dedos. Se remueve ante las caricias y sabe que debe despertar para cubrirse. Me regala una sonrisa como yo a ella.

Froto mi sien con una mano y con la otra prendo el cigarrillo que mis dientes atrapan. Me voy encaminando al campo de Quidditch, descubrí hace tiempo que es un lugar en el que te puedes relajar y nadie te estará buscando para ver qué no cometas algún delito. Claro, no tiene que estar ninguna de las cuatro casas practicando. Observó cómo una niña baja de su escoba, nunca le descubrí la utilidad a practicar a solas sin nadie. De ser buscador, puedo comprenderlo. Doy una calada y la observó. Castaña pero con un ¿Zorro? ¿Acaso no estaba prohibido tener animales que no sean un asqueroso sapo o un gato? Hasta creo que son válidas las ratas pero no un zorro. Que no es una bestialidad que puede comerte pero sí incorrecto para Hogwarts. Sería divertido llamar a alguien para que la reprenda por ser idiota. Sonrió socarronamente y toso de manera exagerada para llamar su atención.

Chasqueo la lengua, distinguido que es una tejona y sé que puedo esperar cualquier estupidez de ella.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Danilo Borgato
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 1.903
Lealtad : Aitana.
Patronus : Ninguno.
RP Adicional : 000
Mensajes : 24
Puntos : 9
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6111-id-harry-a-wood http://www.expectopatronum-rpg.com/t6188-dangerous-memories-harry-s-relationships#90581 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6187-dangerous-time-harrys-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/http://quebolu.com/uploads/meme1480132738gen.jpg
Harry A. WoodUniversitarios

Bianca De Vega el Jue Ago 16, 2018 7:21 pm

Ya con escoba en mano se detiene abruptamente al escuchar los chillidos que emana Foxy al ser el primero en notar la nueva presencia que se encontraba ahí con ellos, y es que ella estaba tan metida en su cabeza que no llegó a escuchar los sonidos del pequeño zorrito sino después de un buen rato, quien este estaba en posición de defensa como si se tratara de un perro guardián, tratando de espantar a la otra persona con los pequeños ladridos que a Bianca le provocaban ternura.

La reacción de la joven no fue al instante la verdad, quedándose ahí un buen rato examinando a quien había hecho acto de presencia, parecía que lo escaneaba de arriba hacia abajo un error de parte de ella al siempre tratar de ser educada “La educación es lo primero” Pensaba, recordando las palabras que su padre siempre le dedicaba cuando iban de visita o bien eran ellos quienes eran los anfitriones.

Pero… No recuerdo…—Sabía que lo había visto antes, pero en esos momentos la sorpresa fue tanta que no llegaba a concentrarse completamente algo muy raro por parte de ella, tampoco es que ella viera y conociera todas las caras de las personas del castillo para que se le tornara tan difícil el reconocerlo pero igual ella sabía que lo conocía —Una chica… ¿Madera? —Ya llegándole más imágenes a su mente que de alguna forma ella las había puesto ahí para recordarlos, siempre hacía esto una forma muy rara de pensar pero que le facilitaba el de recordar datos importantes.

Unas últimas imágenes y palabras claves tuvieron que dar un paseo por su cabeza para por fin dar con la información que buscaba, dándose cuenta que se trataba del “Sr. Wood” como lo llamaban los profesores, un Slytherin unos de los pocos que le iba bien la imagen de la serpiente que Bianca guardaba en su cabeza para clasificar y atar cabos, aquel que siempre demostraba “amor” a una chica llamativa de rizos dorados y ojos celestes, una “linda” combinación de colores que tenía la chica según Bianca.

Ya con la información que necesitaba se le hizo fácil dedicarle una sonrisa al chico, quien no dejaba de mirarla con el ceño fruncido “¿A poco no le gusta las sonrisas?” Pensaba, lo recordaba como un chico estoico que había ganado un poco del interés de la chica por esto mismo, a veces pensaba que había malentiendo las cosas ya que ella aun dudaba si era por eso o porque en realidad no le importaba mucho lo que pasara a su alrededor si no tenía relación con su novia. Una relación que desbordaba amor, mucho amor la verdad, pero igualmente era apreciada por la metamorfomaga al pensar que era amor puro algo así como el de sus padres, inocentemente esperaba tener una relación así como la de ellos algún día.

Oh, oh, Mucho gusto—Saliendo de sus pensamiento decidió dar las primeras palabras para cortar el ambiente incomodo que se había formado hace pocos momentos, si hubiera tenido un cuchillo por curiosidad y sin prestar atención al chico hubiera intentado “cortarlo” verdaderamente para ver qué pasaba—Me llamo Bianca, Bianca De Vega—Diciendo esto a la par que agarraba y abrazaba a su pequeño zorrito, y alzando su brazo en acto de estrechar su mano como forma de educación que había aprendido antes, dejando ver uno que otro mechón de su cabello que se rizaba y coloreaba de un rosa suave mostrando su felicidad para aquellos que supieran de su estado como metamorfomaga.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.711
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 215
Puntos : 67
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Harry A. Wood el Vie Ago 17, 2018 1:54 am

Mis pasos son seguros hacia el campo de Quidditch, podría haber simplemente dado una vuelta por los alrededores del Castillo para perderme de las miradas ajenas antes de prender el cigarrillo, el cual llevo entre mis dedos. Sin embargo, otro lugar donde la soledad es bienvenida es el campo donde muchas veces los alumnos vitorean y apuestan por su equipo favorito, mayormente su casa. Una calada más. Mi visión captura la figura de la chica que estaba practicando hacia segundos por los aires, la cual pude vislumbrar en el recorrido. No me molestaba tener un poco de compañía, mientras se quedase callada la soportaría puesto que podría hasta echarme unas risas con sus caídas o su entorpecimiento, si es que habían.

¿En serio? ¿Esos eran ladridos? Inhalé hondo, tal vez un poco ofuscado. Se podía esperar de todo si aquello con lo que le alimentaban eran galletas, unas putas galletas de abuela. ¿No es que los zorros comen carne? No, creo que eran una especie de omnívoros y uno pensará ¿Cómo sabe eso Harry? Todo culpa de un juego que descargué en las vacaciones pasadas que se basaba en una trivia, terminé siendo un culto en cultura general y cosas que nunca me servirán en la vida. El ceño fruncido que llevaba encima se hizo aún más grande cuando la tejona comenzó a tartamudear. No, no tendría un momento de relax post sexo con ella que no hacía más que pronunciar palabras al azar aunque atinó a pronunciar mi apellido. ¿O se refería a “madera”? Maldito inglés y sus apellidos de mierda. Vale, que el apellido era por mi padre. Mi madre perfectamente podría habernos dado el O’Neill y quedaría aún más galante que el “madera” de herencia paterna.

-¿Eres tartamuda acaso?-
indagué con un tono de voz bastante despectivo, no por los tartamudos sino por tener que enfrentarme con uno en este momento donde solo quiero fumar en tranquilidad. ¿Y esa sonrisita de colegiala enamorada? Vale, estamos en un colegio así que se entiende lo de colegiala y estamos hablando de mí. Si estuviese Aitana junto a mí me advertiría de las arrugas que estaba creando en mi frente con el ceño fruncido.
De solo pensar que me alejé de mi rubia para tratar con una castaña que está mal alimentando a un zorro y, agregando, es tartamuda… Creo que últimamente tomo malas decisiones como cuando combiné mate con chocolate caliente. ¿Mate? Cualquiera pensaría que tengo raíces latinoamericanas pero no. Llegué a Londres, uno de estos días,  porque uno de mis colegas pidió que nos veamos para concordar los pasos de uno de nuestros casos y estaba de visita una argentina, amiga de él. Por supuesto no me negué a probar un poco de ese experimento, mi mala decisión fue aceptar salir con Aitana a una cafetería y dejar que ella eligiese lo que consumiría. Eso nunca lo olvidaré, menos cuando las visitas al baño fueron más frecuentes que los besos que nos dábamos.

-¿Mucho gusto? Querida, nos vemos casi todos los días en clases.-
sonreí socarronamente, estaba de coña si quería que nos presentáramos como si fuésemos parte de un libro donde los personajes nunca se vieron. A pesar, debo recalcar, que asistieron casi siete años completos en el mismo colegio, en el mismo curso. –No te diré mi nombre, deberías de saberlo como cualquier persona normal en nuestro mismo curso. – Hice una pausa añadiendo déspota al asunto.- Si hubieses perdido la memoria lo entendería. Y cuando digo que lo entendería es porque a mí me pasó eso una vez pero tú… Nos enteraríamos todos porque ya sabes, este colegio está lleno de chismosos.- comenté con tranquilidad. Una de mis cejas se arqueó y me dio gracia el saber que poca gente puede hacerlo sin verse imbécil en el intento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Danilo Borgato
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 1.903
Lealtad : Aitana.
Patronus : Ninguno.
RP Adicional : 000
Mensajes : 24
Puntos : 9
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6111-id-harry-a-wood http://www.expectopatronum-rpg.com/t6188-dangerous-memories-harry-s-relationships#90581 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6187-dangerous-time-harrys-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/http://quebolu.com/uploads/meme1480132738gen.jpg
Harry A. WoodUniversitarios

Bianca De Vega el Vie Ago 17, 2018 7:00 pm

No, solo fue la sorpresa…—Llegando a decir esto con un tono más bajo que el chico le dedico, la verdad es que ella no sabía si se lo había dicho como forma para burlarse de ella pero sea como sea esto le bajo el ánimo un poco. Sosteniendo con más fuerza pero sin llegar a aplastarlo o ahogarlo a su pequeño zorrito, quien amenazaba irse encima a morderle lo que pudiera al chico más grande, gruñéndole demostrando su descontento con la presencia de este, raro de su parte al ser siempre el dulce del grupo de mascotas que tenía Bianca.

Sí, pero no hemos tenido casi contacto, no creí… que supieras de mi—Dejando teñir su melena de un rojo brillante que demostraba  el comienzo de su vergüenza. Bianca reconocía varias de las caras con las que compartía curso, lo clasificaba para después reconocerlos y llegaba a compartir una que otra vez con la mayoría de ellos pero igual, no sabía si el mismo interés que tenía ella por los demás, los demás lo tenían por ella, tenía a sus amigos y personas que incluso podría calificar como sus mejores amigos, pero ella era muy empática en eso de relacionarse llegando a pensar que así como ella tenía sus relaciones los demás tenían las suyas propias en las que incluso ella no  aparecería “aun”.

No, no, Tranquilo tu… ¡Harry! —Vociferando el nombre del chico y es que le tomó unos segundos para dar con el con tantas cosas que daban en su cabeza, eso de seguir esforzándose en sus clases y en el equipo como había hecho en los años anteriores como que se comía gran parte de su cerebro, y ni hablar de que además tenía que hacerse cargo de los prefectos como le había asignado a buena hora decidió aceptar el ser Premio Anual, bien que merecía el descanso que había tomado hace unos momentos, resultándole muy liberador el sentir el aire golpear su cuerpo—¿Quisieras acompañarme? —Alzando su escoba para que entendiera que se refería a volar, resultándole divertido y emocionante tener compañía o llegar a hacer una competencia de ver quién es más rápido—Con un “Accio” creo que estaría bien—Notando que el ahora mismo no traía su escoba, si este era bueno en los hechizos el invocar su escoba con un simple “Accio” de Primer año no resultaría problema.

¿Quieres? Tranquilo no tienen veneno, de eso estoy segura, ya que las hice yo—Mostrándole una bolsita donde traía las galletitas que hace poco había consumido junto a su bebé—A estas les puse mermelada, y estas otras tienen frutos secos, saben bien pero son menos dulces que las demás —Llegándole a ofrecer el contenido, al haber preparado muchas aun quedaban de los dos tipos que hizo, pensando que sería “lindo” darle, al estar ya satisfecha junto con su pequeño Foxy que se le asomaba su estomago mostrando que estaba lleno.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.711
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 215
Puntos : 67
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Harry A. Wood el Lun Ago 20, 2018 5:31 am

Todo lo que quería esta tarde, antes de que anocheciera, era poder fumar un poco. Exhalar junto a humo de mis pulmones todo el estrés que estaba llevando en mi vida. Cualquiera diría que el ser el antipático de los Slytherin –y busca problemas- era algo sencillo de realizar sin que molestasen las consecuencias pero no era así. Menos con una familia que te ignora, que solo te da asilo pero no cruza palabras contigo. No seré el estúpido que ventila sus dramas familiares y llora en un rincón pero muestra esa faceta de que todo le chupa un rábano. No, no soy esa clase de persona. No ese tipo de cliché.  Lo único que me mantiene ofuscado de tal manera es la cero predisposición que tienen esas personas en decirme qué fue lo que me dejó de esta manera, desconociéndome por completo y despertar con solo catorce años perdiendo un curso entero de Hogwarts.

Bufé con muchas ganas, exagerando. A ver si la niña se enteraba un poco que todo no es color de rosa y menos si tienes un zorro mal alimentado. ¿Ya lo mencioné? Lo vuelvo a mencionar entonces. Y no es por ser malvado, aunque puede que sí, pero eso de tartamudear… ¡Alguien que le enseñe a hablar! ¿Cómo es eso de que fue una sorpresa? Sé que tengo un atractivo bastante alto ni hablar de mi sex appeal que estaba por las nubes. – ¿Una sorpresa? Vamos, flipo si piensas que estando en un colegio con millones de alumnos nadie se acercará al campo de Quidditch. – frunzo el ceño porque si eso llega a ser real, mis carcajadas se escucharán hasta Ilvermorny. Por eso esa escuela se hecha unas risas de la nuestra, si tenemos cada alumno.

-Pasamos siete años en una misma habitación recibiendo información de adultos para que tú  te presentes en este momento.-  conté exageradamente con los dedos  disponibles, puestos otros sostenían el cigarro.- ¿Siete años tarde? Lo sé porque tu apellido resuena cada vez que se registra la asistencia, como el de otros tantos.- expliqué dando una segunda calada desde que interrumpí su momento, seguramente soso. Bajo la vista hacia el zorro semimuerto por tanto agarre. ¿Lo tratará como su peluche? No me sorprendería si le da unas putas galletas para comer. –Además eres una tejona, con eso ya eres blanco para burlas entre nosotros los de Slytherin. Me sorprende que te muestres tan feliz viéndome.- Siempre fui al que muchos huían, tener como parientes a los O’Neill figuraba como si fuese un antecedente penal en Hogwarts.

Y adivinó mi nombre. ¡Limpieza en el pasillo doce! ¡Babas de bebé! Cerrando los ojos suspiré. Esto no podía ponerse peor ¿No? Vale, deberé callarme porque el universo me castiga. No solo me invitó a volar en escoba en pleno predio desolado, me regaló –cosa que no quería- muecas de felicidad como si fuese una niña de once años.

Escuché, porque no me dejó siquiera responder, como ahora me estaba ofreciendo galletas. ¿Qué viene luego? ¿Su flor de forma delicada mientras cambia mi actitud de bravucón para hacerme una persona tierna e irreconocible? Es más, lo más probable es que quiera que gima su nombre mientras sale de mis labios un “te amo” ronco prometiéndole el cielo. Sí, demasiada niña rosa y pomposa. Chasqueé la lengua. – Primero, ¿Me estás invitando a andar en escoba por el campo de Quidditch tal cual enamorados? ¿Eres estúpida? ¡Espera! ¡Hay más!- vociferé con ridícula diversión. –Quieres que coma de tus galletas, las mismas que comió tu zorro que no sé cómo no se murió teniéndote como dueña y alimentándolo así.  Lo peor, piensas que aceptaré gustoso mientras vemos el atardecer. ¿Crees eso realmente? Eres patética. ¿En dónde vives? ¿Metida en una cueva que no te enteras de nada? –asqueado negué con la cabeza. Mi mano libre revolvió mi cabello mientras daba una tercera calada. Esto sería divertido, esta niña saldrá de Hogwarts y el mundo mágico se la comerá. Tan inocente y crédula que da lástima. Pena.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Danilo Borgato
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 1.903
Lealtad : Aitana.
Patronus : Ninguno.
RP Adicional : 000
Mensajes : 24
Puntos : 9
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6111-id-harry-a-wood http://www.expectopatronum-rpg.com/t6188-dangerous-memories-harry-s-relationships#90581 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6187-dangerous-time-harrys-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/http://quebolu.com/uploads/meme1480132738gen.jpg
Harry A. WoodUniversitarios

Bianca De Vega el Lun Ago 20, 2018 10:25 pm

No, simplemente no ando pendiente de lo que hacen los demás como si yo no tuviera vida—Tratando de contener sus emociones, resultando muy difícil al también concentrarse en su aspecto para que Harry no lo notara. Indignación era poco ante esas palabras que se le presentaron, puede que hayan pasado 7 años juntos al compartir las clases entre otras cosas pero eso no era suficiente como para que su atención cayera en el específicamente. Su tiempo era mayormente usado en cumplir con sus tareas asignadas, ella tenía una meta muy alta en esa escuela la cual era resaltar por sus logros, no por su familia al saber esta que todos sus hermanos asistieron a la misma institución y se lucieron como pudieron en sus años “dorados”.

No queriendo vivir en la sombra de ellos se propuso el dejar marca sea como sea, pero sin dejar sus ideales atrás, esto le llevo a hacer un esfuerzo que tomo gran parte de su tiempo y ¿Que mejor forma de seguir con una vida social que sostener una actitud positiva? Suena difícil pero con la práctica que lleva no ha llegado a dificultársele tanto al centrarse en las buenas cualidades de la persona a la que se le este dirigiendo, claro esto no siempre es color de rosa cuando no puedes conseguir que verle de bueno a una persona como la que tenía ahora de compañía—Bueno, me halagas al confesar que prestas atención cuando mi apellido es llamado, lo suficiente para acordarte de él, siento decirte que yo no he llegado a presentar tal interés por ti—Llegando a sonar con el mismo tono que este empleaba “¿Quieres bailar conmigo? ¡Pues bailemos!” Pensaba decidida, no se dejaría molestar por tal persona aun cuando sus palabras fueran “poca cosa”.

El simple hecho de uses a tu casa como excusa para tus acciones desagradables solo da a exponer el hecho de que no eres capaz de actuar por ti mismo— “Observar, Recolectar e Imitar” Estos eran los pensamientos que se encontraron por un momento en la cabeza de la chica quien había sido criada con el dicho “Respete para que lo respeten” No daría más ni menos, solo lo mismo que le ofrecía la otra persona si está no llegaba a entrar en ser una de las importantes en su vida.

Adoptando una postura erguida con la mirada dedicada a los ojos del Slytherin en señal de reto, resultándole muy fácil al ser una de las admiradoras de su padre no siendo la primera de este al ocupar ese puesto su madre, “Nunca dejes te dejes opacar por los demás” Se repetía estas palabras que son muy bien recibidas por parte de la Metamorfomaga —Primero: Yo solo te ofrecí el que me acompañaras en mi actividad, lo de los enamorados ya corre por cuenta tuya —Frunciendo la cara, ya cansada de aparentar frente a él —Segundo: Como tal no sabes nada de mí como para sentenciar eso, claro algo que no haya presentado en esta escuela lo cual me da a entender que ¿Podrías ser un fisgón? E igual gracias por preocuparte por el pequeño, lamento decirte que él no aprecia la atención que le diriges—Resultando eso cierto al ver la actitud que este presentaba, reacia en su totalidad, parece que la presencia del otro siquiera era agradable para el zorrito—Tercero: Sí, puede que me haya adelantado a los acontecimientos pero eso no quita tu mala actitud. Como yo lo veo trate de ser amable y tu solo te comportaste como la peste que eres—De verdad que estaba cansada de cuanto ser venía a molestarla, se había tardado mucho en responder, ya pronto se graduaría y no podía dejar que siguieran las cosas como había dejado hasta ahora—Y no te creas la gran cosa “chico”, que yo sepa los Tejones comen Serpientes—Sin más guardo otra vez el paquete en su abrigo y dejo libre a su mascota para acomodarse en su escoba con ideas de seguir en su vuelo para admirar la puesta de sol, que se había perdido gran parte de esta al estar pendiente del Slytherin, tomando a su pequeño en brazos dispuesta a dejarlo en una grada no contenta con dejarlo cerca de Harry, después de ese trato con ella no quería imaginarse lo que pasaría si lo dejaba en su compañía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.711
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 215
Puntos : 67
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Harry A. Wood el Jue Ago 23, 2018 3:20 pm

-¿Hablas de no estar pendiente de lo que hacen los demás? Vamos niña ¿Escuchas lo que dices? No lo crees ni tú. – reí exageradamente hasta enmudecer y dedicarle un ceño fruncido.  Por lo poco que la conocía, es decir nada, supondría que la gatita se enojó e intentó hacer daño con sus garritas de minina bebé esperando que sufra y llore por un poco de su amor. Al final, tendría un poco de diversión antes de volver con la rubia que esperaba entre mis sábanas. Mis dedos se movían impacientes con el cigarrillo entre ellos, resultaba relajante.  No le daba crédito a que no supiese mi nombre cuando muchas veces fui echado de clases por una que otra “broma” que no le caía bien al profesor de turno o por el hecho de manosear en lugares prohibidos a mi novia.

Admitiré que, en un comienzo, pensaba que la niña que se muestra ante mis ojos iba a darme solo dolores de cabeza por ser pesadamente idealista de novelas cliché. Ahora solo me causa risa con verla imitar la actitud de un erizo embravecido. Un bebé baboso todo dulce, me mostraría amable y adorador de bebés si es que me gustarán estos pero los detesto. Mucho llanto y sin interruptor de apagado. Carcajeé con fuerzas, perdón –perdón ni mierdas- Ilvermorny que escuchas mis risas desde aquí, Londres. -¿Te halago? Por favor, no pensé que serías tan patética de suponer cuestiones que ni mis propias palabras daban alusión.- una calada más, con mi mano libre toque mi cabello y lo acomodé –innecesariamente- hacia atrás. -  Tú apellido, como el de tantos otros, resuenan al registrar la asistencia de la clase. ¡Y fíjate! No somos cien alumnos en un salón. Sin quitar que las tejonas dan de que hablar.- negué la cabeza corrigiéndome. Lo probable es que se hiciera la lista utilizando huecos legales entre mis oraciones, aunque eso sería demasiado para su pequeño cerebro.- La mayoría son tan… poco inteligentes. Y no huyas, tú entras en esa bolsa niña mimada. ¿Es la primera vez que detienen tu estupidez? Porque esa reacción de erizo rabioso no da miedo por si quieres saberlo.- finalicé con una risa. Sí, será un juguetito de diversión temporal. –Hasta te aconsejo porque me das tanta pena. Tu coeficiente intelectual es tan bajo que entras directamente en la familia de los Australopithecus y no sales de ella ni con ayuda.- comenté en tono divertido mientras me acercaba aún más a la castaña que acorralaba al pobre zorro mal alimentado.

-Querida, no uso a mi casa como excusa. Solo observo las victimas de mis compañeros, tal vez y son divertidas para molestar si todos los tejones son como tú. Creyéndose especialmente hasta que alguien les dice que no.- exclamé, me encontraba extasiado con este encuentro. Pensé que intentaría sacarme el estorbo tartamudo del camino pero pronto se convirtió en un chihuahua que ladraba por un poco de atención hasta su zorro, el que acompañaba la situación, se veía más peligroso que ella.

Giré mi cabeza hacia el castillo, por detrás se observaba como la noche comenzaba a empañar el cielo. No tendría demasiado tiempo aquí para molestar por lo visto. Me crispé ante el descaro de la chiquilla que imitaba mi enumeración. -¿Qué pretendes? –Indagué con veneno auténtico. - ¿Salir impune de tal desfachatez? ¿Piensas que por hacerte la mala no acarrearas daños colaterales? Das pena niña mimada. –observé a Bianca con frialdad. En mis años descubrí que duele mayormente en el ego la indiferencia antes de la furia. -Repasemos tu insolencia. Punto número uno, ofreciste que volásemos es verdad.- confieso.- añadí aquello de los enamorados porque tu cara, niña, es tan expresiva que no puedes ocultar nada, como el cansancio que te supone hablar conmigo. –Fulminé con la mirada la escuálida silueta.- Punto número dos, como tú misma dices que no te conozco, tú tampoco a mí. ¿Cómo eres capaz de decirme, entonces, que no actúo por mí mismo y me escudo en mi casa? Un poquito hipócrita resultas. ¿Y preocuparme por tu “pequeño”? Por mí, puede morir. Ni quiero de su atención. - reproché con descaro e ironía.- Punto número tres, mira diciendo de nuevo cosas sobre mi persona cuando no me conoces. Tal vez mi sueño es ser actor y solo eres víctima de mi actuación. Vale, no. No perdería tiempo en alguien tan… ¿sosa? Y  te daré un punto por sacarme la ficha. Ojo, que no se te suban los humos.- agregué.- ¿Comen serpientes? ¿Esa es la nueva moda? Digo, ligar con conocimientos de biología. – Tiré el cigarrillo pisándolo para que dejase de arder.- Aunque ya quisieras tú comerme, pena y gracias a Merlín, que tengo novia.- guardé mis manos en mis bolsillos. Observando lo dispuesta a huir que se encontraba la castaña. –Cualquiera diría que quieres escaparte… ¿Pero qué digo? ¿No era que los tejones se comen a las serpientes?- carcajeé. Dispuesto a darme la media vuelta, rasqueé mi nuca. Necesitaba un corte de cabello urgentemente pero no estoy dispuesto a que Aitana experimente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Danilo Borgato
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 1.903
Lealtad : Aitana.
Patronus : Ninguno.
RP Adicional : 000
Mensajes : 24
Puntos : 9
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6111-id-harry-a-wood http://www.expectopatronum-rpg.com/t6188-dangerous-memories-harry-s-relationships#90581 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6187-dangerous-time-harrys-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/http://quebolu.com/uploads/meme1480132738gen.jpg
Harry A. WoodUniversitarios

Bianca De Vega el Sáb Ago 25, 2018 12:26 am

¿Algo más que añadir chico presumido? —Sin llegarlo a mirar, estaba más pendiente en acomodar a su zorrito para que este no se cayera, y resultaba difícil al este querer zafarse con ideas de ir a atacar al chico—Si no dirás nada importante pues me marcho—Dando entender que hizo caso omiso de la mayoría de las palabras que le dijo este, después del primer impacto como que ahora no sentía nada con sea lo que sea que se le ocurriera para hacerla reaccionar.

Comenzando a ascender cuidadosamente al tener a su compañero “escondido” en su chaleco, con solo unos pocos movimientos ya se encontraba en una de las altas gradas que no se veían tan interesante como cuando estaban vestidas con las telas y banderas que se les asignaban —Tu quédate quieto aquí, ¿ok? —Acariciando a su pequeño que parecía más calmado que antes—Solo será unos momentos—Dejando al zorrito en la grada no sin antes ver que este le hacía caso, lo menos que quería ver sería una plasta en el piso que resultaría siendo Foxy por saltar de sus sitio en busca de ella.

Ya se había perdido varios momentos de lo que sería la puesta de sol en sí, ahora solo le quedaba la luna que poco a poco se asomaba y las estrellas que iban apareciendo para hacerle compañía. Solo dio un par de vueltas a alta velocidad cuando comenzó a escuchar los quejidos de su zorrito, asustada y sin pararse se gira solo para apreciar al animal que la llamaba, o más bien se quejaba de no estar con ella en ese momento—¡Quédate ahí! —Vociferó, notando derrepente una sombra que llego a pasarla, visualizando a su Búho “¿Hermes?” Quien se dirigió sin titubear a su ama con una carta en su pico, al legar a este en vez de entregársela solo se dedico a jalarle la ropa con su pequeñas garritas—¡Espera!, ¿Qué haces? —Descontrolando más su vuelo, cuando volvió su vista hacía el frente se dio cuenta que tenía muy cerca una de las gradas y sin poder desviarse a tiempo choca con esta.

Su escoba había terminado dañada y ella agarrada de uno de las vigas que tenía la construcción solo con una mano al golpearse gravemente el otro brazo “Debí hacerle caso” Cayendo en cuenta que solo era un aviso de su mensajero y que este no trataba de hacerle daño “No aguanto, ¿Por qué no me traje la varita?” Pensaba agobiada, buscando como podía con su otra mano algo que pudiera ayudarle sin éxito alguno “A esta altura seguro que me rompo algo más que mi brazo” Aguantando el dolor punzante que sentía en esos momentos—¡Hermes! Deja eso y ver por ayud- —Muy tarde se había zafado su agarre, y con la velocidad con la que era reclamada por la gravedad solo le dio unos momentos para pensar si alguien llegaría a encontrarla, estando tan lejos del castillo lo dudaba, pronto todo a su alrededor se puso negro o más bien todo lo que visualizaba lo hiso sufriendo un desmayo por el miedo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.711
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : 000
RP Adicional : 000
Mensajes : 215
Puntos : 67
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5947-ficha-de-bianca-de-vega?highlight=bianca http://www.expectopatronum-rpg.com/t5980-relaciones-de-bianca-de-vega#87913 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5983-cronologia-de-bianca-de-vega?highlight=cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t5994-buzon-de-bianca-de-vega#88147
Bianca De VegaUniversitarios

Harry A. Wood el Lun Sep 10, 2018 10:24 pm

Instantáneamente mordí mi lengua codiciosa por escupir palabras mal sonantes e improperios que te harían entrar en depresión si tienes baja autoestima –como medio Hogwarts porque todos eran adolescentes ensimismados en su “yo” que creían en palabras ajenas como si fuesen realmente verdades lanzadas como aquellas divulgadas por una deidad incorpórea- , estaba  a pocos segundos de mandarla bien a la mierda. Las confianzas que creía que estaban bien ser tomadas hacían que solo ella se cavara su propia tumba. Los dedos de una de mis manos tronaron entre ellos en un claro gesto de molestia, no sería tan malo si la dejaba llorando en el campo de Quidditch ¿No? Tal vez y me acusaban de ser el causante de su pronto suicidio solo por este encuentro. Me negaba a ser expulsado más cuando soy bastante suficiente en las clases a pesar de las bromas pesadas que hacía a cuanto profesor me tiraba bronca.

-Me ahorraré comentarios para que no termines lloriqueando entre los recovecos de tu habitación.- comenté alejándome de la figura de la fémina que intentaba impresionar con su habilidad de vuelo y su mascota extraña permitida por Hogwarts. Que vale, tal vez y me olvidé de las nuevas reformas que permitían zorros en pleno castillo. Si esto se validaba, me conseguía un dragón. Broma, que luego tendré que alimentarlo. ¿Con qué? Ya me podía vislumbrar de manera borrosa pero cierta que mis compañeros -especialmente tejones- serían los bocadillos preferidos.

La observé, de reojo, levitar con su escoba alejándose de la seguridad que proporcionaba el suelo. El cigarrillo, consumido por la mitad, dio su último segundo de utilidad cuando mis labios lo atraparon para dar la calada que culminaría con mi momento de tranquilidad. El humo, un veneno tan dulce que me matará pero no sin antes regocijarme de la experiencia, expulsado bailó entre la brisa que comenzaba a ser más frecuentes en estas noches. Mis piernas, moviéndose por sí solas, me guiaban por el predio con intenciones de volver a mi habitación.

Un pajarraco se aproximó al campo de Quidditch sin cuidado alguno. No era realmente de mi interés por lo que lo ignoré de manera olímpica pero el grito consiguiente no hizo más que voltearme a la escena.

¿Cuántas probabilidades había de que me culparan de asesinato solo por estar presente en el mismo lugar que la castaña que no sabía enfrentar al mundo de una manera acorde a su edad? Muchas, realmente muchas si teníamos en cuenta mi reputación. Bufé internamente porque esto era de todo menos lógico. Los gritos hacia su ave no eran más que advertencias de lo que sucedería. Tenía dos opciones, dejarla morir –porque esa altura era incoherentemente alta dando posibilidades de heridas letales- o salvarla y aprovecharme del favor. También estaba el factor de que se le subiría a la cabeza y andaría alardeando de que la salvé ocasionando manchas en mi perfecto expediente de chico malo hasta conseguir chistes que no me harían ni puta gracia.

Con rapidez me acerqué, el analizar la idea de ser inculpado por una idiota era lo último que deseaba. – Aresto momentum – exclamé cuando observé que se había quedado inconsciente cayendo como si fuese un kilo de plomo con precipitación. Olí sangre en el agua como si fuese un maldito tiburón al acecho. Esto sería más que divertido, verla allí quieta sin posibilidades de defenderse. Seguro cuando despertara creería que había caído tal cual una princesa de esas que aparecen en televisión pero no. Podría haberla dejado morir porque la caída estúpida que tuvo por su pajarraco desde tales alturas era merecedora de una de esas muertes que dejan un gran desastre. Negué con mi cabeza pero los dos divinos animales –entiéndase el sarcasmo- se veían determinados a proteger a la tonta. Unos minutos más tardes ambos se encontraban desmayados gracias a un encantamiento, tal que salió expulsado desde mi varita con una luz roja definida. Me acerqué y observé su rostro, el de la tejona estúpida si es necesario aclarar. Relajado como si de un sueño se tratase.

Mis labios se curvaron en una sonrisa. Tenía grandes planes si seguía de tal modo. Ojo, no hay que enloquecer y pensar que pasaría algo tal como un abuso. Por supuestos que no, podría de ser todo menos un abusador. –Crinus muto- la luz blanca se disparó hacia su cabello, mi imaginación crecía con solo ver el afro grotesco que le había plantado encima de su cabeza de color verde musgo. Tenía claro lo próximo que vendría, su cutis sin ninguna marca alguna de tatuajes se vería impuro dentro de unos segundos. Emití el hechizo que muchas veces utilizaba para mis propios compañeros de casa cuando se pasaban de listos por la noche. -Tempus atramento- murmuré sutilmente mientras guiaba con pulso firme y correcto sobre la piel de su rostro la punta de mi varita. El cambio del cabello lo notaría, el peso sería otro y seguro con sus manos lo tocaría pero lo que estaba haciendo con su rostro no era algo que viese hasta estar en el Castillo.

“Los zorros no deben comer galletas” tracé como primera frase sobre su frente, mordí mi labio en concentración. Iba a divertirme, no pedir a gritos una suspensión, o peor, una expulsión. Poca simpatía recibía como para joderla aún más. Una uniceja por aquí, un bigote por allá. Hasta le pude dibujar encima de sus parpados unos ojos abiertos. Debería dedicarme a los tatuajes.

Una carcajada ronca salió de mi garganta con ver mi obra maestra.

Spoiler:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Danilo Borgato
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 1.903
Lealtad : Aitana.
Patronus : Ninguno.
RP Adicional : 000
Mensajes : 24
Puntos : 9
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6111-id-harry-a-wood http://www.expectopatronum-rpg.com/t6188-dangerous-memories-harry-s-relationships#90581 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6187-dangerous-time-harrys-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/http://quebolu.com/uploads/meme1480132738gen.jpg
Harry A. WoodUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.