Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

[Evento Magicland] The last and the... WTF?!?!?! {Laith&Laithstlyr}

Astlyr Crowley el Miér Ago 15, 2018 11:31 pm

Recuerdo del primer mensaje :


¿Yo qué sé qué noche es? Agosto, 2018 || Karaoke del Magicland || ¿¿?? horas || Atuendo (Imaginaos lo “guapa” que estará Laith con esto)

El diario es la clave, se dijo Astlyr mientras bebía la tercera copa en lo que iba de noche. El whisky de fuego le quemó la garganta, los ojos se le llenaron de lágrimas, y estuvo a punto de escupir la fuerte bebida. Soy una Crowley. ¡Una de verdad! ¡Los Crowley no temen a nada! Se obligó a tragar la fuerte bebida alcohólica, y cuando la notó bajar por su pecho, se atrevió por fin a volver a respirar.
El camarero volvió a echarle una mirada, la ceja alzada. Sí, ese mismo camarero insolente que le había preguntado si siquiera tenía diecisiete años, y la había obligado a mostrar su tarjeta de identidad. ¿Cómo podía existir gente tan molesta en el mundo?

—¡Deja de mirarme y ponme otra!—Exclamó Astlyr Crowley, todo amabilidad, como era habitual en ella. El camarero puso los ojos en blanco, negó con la cabeza, y procedió atender la petición de la chica.

Si consigo ese diario, el diario de MI padre que me pertenece a MÍ, estoy segura de que podré encontrar a esa sangre sucia que le asesinó, pensó Astlyr Crowley, obsesionada como siempre con el tema del diario. Y no solo con ello: su tía había tenido la desfachatez de coger el anillo de su padre y, en lugar de enterrarlo con él como mandaba la tradición, lo llevaba puesto. ¡Y ese anillo también le pertenecía a Astlyr!
Podría cortarle el dedo a esa perra mientras duerme, pensó Astlyr, sabiendo que tendía lo que había que tener para hacerlo. Pero, pese a llamarla ‘perra’ mentalmente, seguía siendo su tía. La familia no vería demasiado bien que a Vanessa Crowley le desapareciese un dedo por culpa de su sobrina. Pero podría hacerlo…
Observó su propio anillo, forjado para ella, mientras el camarero le ponía otro vaso con whisky de fuego y varios cubitos de hielo. La muchacha lo asió con gesto ausente, enfadada. Acababa de descubrir que el alcohol no le sentaba demasiado bien, ni la ayudaba a mejorar su humor.

—Bonito anillo, guapa.—Dijo alguien a su lado.

—Piérdete.—Respondió Astlyr sin molestarse en volver la mirada hacia el recién llegado.

—¡Qué genio! Me gustan las chicas con genio.—La voz del desconocido sonaba divertida.

—¿Qué parte de ‘piérdete’ no has entendido?—Preguntó Astlyr mientras bebía un sorbo de su whisky. Curiosamente, entró un poco mejor que los anteriores, lo cual era buena señal.

—¡Vamos, mujer! Una chica no debería estar bebiendo sola, ¿no puedo acompañarte?—Insistio el muchacho, a lo que Astlyr suspiró, negando con la cabeza.

—De verdad, creo que el significado de la palabra ‘piérdete’ no tiene lo que se dice muchas interpretaciones, ¿no? Entonces, ¿por qué parece que no la entiendes, tío?—Astlyr empezaba a perder la paciencia, sintiendo deseos de sacar su varita allí mismo y meterle entre pecho y espalda una maldición Cruciatus al joven.

—¡Venga, tía! Al menos deja que te invite a una copa.—Y con aquello, el joven llegó al límite de Astlyr. La Crowley se giró en el taburete en que estaba sentada y clavó una mirada en el joven rubio. Este sostenía en sus manos un vaso, el cual ofrecía a Astlyr. Ella le echó la mano, casi una garra, arrancándoselo de la mano.

—¡Yo soy una Crowley! ¡No necesito que ni tú ni nadie me invite a una copa! ¡Tengo más dinero del que vales tú con toda esa ropa ridícula que llevas puesta!—Casi gritó Astlyr, y luego, paradójicamente, se bebió de un trago la bebida que acababa de arrancarle de las manos al tipo, arrojándole a continuación el vaso de plástico al pecho.—¡¿Contento?! Ahora ya puedes perderte tranquilamente por ahí.

Pero no sería el rubio quién se perdiese, ni mucho menos; Astlyr estaba a punto de descubrir que la que estaba perdida era ella. ¿Que cuando lo descubrió? Pues más o menos cuando pasó por delante de una superficie reflectante, algún tipo de espejo, y se dio cuenta de una cosa: que quien aparecía en el reflejo no era ella, si no un tipo tatuado vestido con la misma ropa que llevaba ella momentos atrás.
Astlyr, como si estuviese en un sueño, se tocó la cara, intentando averiguar qué tipo de alucinación estaba teniendo; también se tocó un poco más abajo, en el pecho, donde antes había un par de redondeces bastante abultadas—no exageraba, era verdad—y ahora solamente había dos pectorales… muy bien definidos, por cierto; y luego incluso más abajo, pues donde no debía encontrar absolutamente nada encontró un enorme… Dejémoslo ahí.
Llegaba el momento de gritar. Llegaba el momento de entrar en pánico… y Astlyr Crowley empezó a reírse como una loca.

Algo de tiempo, a saber cuanto, más tarde

Sin saber muy bien cómo y en qué momento, Astlyr Crowley había terminado sobre un escenario, con su nuevo cuerpo, un micrófono en una mano y una bebida en la otra. ¿En qué momento se había subido ahí? A saber, pero llevaba cantando más tiempo del que recordaba. Y reía y daba saltos. Casi hasta parecía una persona feliz.

'Cause the players gonna play, play, play, play, play. And the haters gonna hate, hate, hate, hate, hate. Baby, I'm just gonna shake, shake, shake, shake, shake. I shake it off, I shake it off…Cantaba Astlyr con su nueva voz, meneando su nuevo cuerpo como si no hubiese un mañana. Estaba eufórica y se lo estaba pasando muy bien. ¡Por fin! Era la primera vez en todo aquel viaje.Heartbreakers gonna...  Ya no me se la letra y se me ha pasado lo que tocaba ahora en la pantalla, así que canto lo que se me ocurre sobre la marcha...

Dio un largo trago a su bebida, sintiéndose como una estrella del rock allí encima. ¿Podría haber sido una estrella de rock si hubiese nacido hombre? Bueno, ahora lo era, así que…

Shake it off:


Última edición por Astlyr Crowley el Jue Ago 16, 2018 11:20 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Kathryn Love Newton
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.802
Lealtad : Familia Crowley
Patronus : Nunca
RP Adicional : 000
Mensajes : 86
Puntos : 45
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6098-astlyr-crowley-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6104-cronologia-de-astlyr-crowley http://www.expectopatronum-rpg.com/t6103-correspondencia-de-astlyr

Astlyr Crowley el Dom Sep 23, 2018 1:50 am

Astlyr Crowley, propietaria temporal del cuerpo de un hombre llamado Laith, perteneciente a una de las familias más poderosas del mundo mágico, bruja de la casa Slytherin, distinguida y poderosa… se encontraba escondida dentro de un cubo de basura. Sí, posiblemente en algún momento, más sobria, menos drogada, tendría tiempo de darse cuenta de lo indigno que era estar escondida en un lugar tan apestoso como aquel. Pero, como decía cierto rey en cierta película basada en cierta novela fantástica, ‘hoy no es ese día’: la Astlyr allí escondida no solo ignoraba el mal olor que la rodeaba, sino que también creía que se había escondido al nivel de un ninja. Creía que nadie podría encontrarla jamás.
Pasó algún tiempo observando con la tapa ligeramente levantada. Si Astlyr conociese las películas, ese invento muggle destinado mayormente a su entretenimiento, habría establecido una comparación razonable entre su situación actual y las comedias típicas del cine americano. Una situación ridícula donde las hubiese, pero… después de todo, estaba en el Magicland. La lógica y el sentido del ridículo desaparecían… o eso le habían dicho al entrar, claro.
No sabría decir cuánto tiempo tardó Laith en hacer acto de presencia delante del cubo de basura que le servía de escondite. Astlyr se preguntó qué la había delatado, cuando lo más lógico sería preguntarse qué no la había delatado: solo le había faltado pintar una flecha en el suelo bajo un rótulo que rezase ‘Mira dentro del cubo de basura’. El joven se giró en dirección al cubo… y Astlyr se metió dentro, cuán tortuga dentro de su caparazón, antes de que el moreno se diese por completo la vuelta. Con una gran maestría… excepto que no hubo tal maestría, sino más bien tal torpeza que su movimiento fue más que evidente.

—¿Pero qué dice…?—Preguntó Astlyr, murmurando, mientras escuchaba las palabras de Laith, que más bien eran lamentos.

¿Estaba escuchando bien? ¿El chico por fin quería darle uso a su clon? Astlyr estaba pensando seriamente en abandonar la seguridad de su escondite para unirse a la juerga… cuando sintió un peso sobre el cubo, acompañado de un ligero tambaleo del cilindro metálico. Frunció el ceño, preguntándose qué estaba pasando allí. ¿Qué clase de brujería estaba ocurriendo ante sus ojos?
Tanteó con ambas manos la tapa, intentando empujarla, pero esta no cedió ni un milímetro. Había algo sobre ésta que impedía que se levantase. Como acompañamiento, escuchaba la voz de Laith diciendo cosas a las que dejó de prestar atención. ¿Qué atención ni qué leches? ¡Estaba atrapada, enterrada en aquella cosa metálica! ¡Tenía que salir!
La joven Crowley empezó a sacudirse dentro del recipiente, golpeando las paredes de este con ambas manos en busca de un punto débil, algo que cediese y le permitiese salir. No tardó mucho en darse cuenta de que aquello no iba a funcionar, pasando al plan B: magia. Sacó su varita.

—Voy a hacer saltar esa tapa por los aires y así quedaré libre.—Informó a la nada que la rodeaba dentro de aquel cubo de basura… ¡Ah, sí, y al propio Laith, pues había hablado muy alto!—No debería costarme más que un simple hechizo y...

...y nada. Porque Astlyr, borracha como estaba, no tenía demasiado control sobre sus poderes mágicos. ¿En qué se tradujo esto? Básicamente, en que su magia y su varita actuaron prácticamente por su cuenta. Cuando quiso darse cuenta, y a media frase, de la punta de la varita empezó a brotar humo. Un humo gris y denso que empezó a llenar el recipiente apestoso en que se encontraba escondida.

—Mierda...—Dijo Astlyr, de nuevo en voz baja, mientras el humo empezaba a envolverla. El cubo tenía algún que otro agujero minúsculo, y el humo empezó a filtrarse hacia el exterior a través de ellos. Para un Laith observándolo todo el exterior, la imagen de un cubo de basura expulsando humo por los pequeños agujeros que salpicaban su superficie debió ser cuanto menos rocambolesca. El contenedor parecía estar fumando… o en su defecto, parecía tener algo en su interior que estaba ardiendo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Kathryn Love Newton
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.802
Lealtad : Familia Crowley
Patronus : Nunca
RP Adicional : 000
Mensajes : 86
Puntos : 45
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6098-astlyr-crowley-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6104-cronologia-de-astlyr-crowley http://www.expectopatronum-rpg.com/t6103-correspondencia-de-astlyr

Laith Gauthier el Jue Sep 27, 2018 10:19 pm

A Laith le pareció divertido meterse con Astlyr. Que había escapado de él y ese era una especie de escarmiento que la enseñaría a no huir de los hombres a los que les roba su físico. La sintió empezar a querer salir, pero eso no iba a suceder por el peso que ejercía y la fuerza que Laith empleaba para mantener el bote en su lugar. Se sonreía, parloteando sobre sinsentidos que ya nada tenían que ver siquiera con su clon, lo que haría aquello muy divertido para alguien totalmente sobrio, lo que no era el caso de Astlyr y de Laith.

¿Oh? —pronunció cuando la oyó decir que iba a hacer volar la tapa por los aires. Por precaución bajó del bote, aunque eso no fue percibido por la chica que de todos modos utilizó un hechizo que mandó a volar la tapa… o esa era la intención. Empezó a salir humo del bote y sus grietas, haciendo que Laith abriese por su cuenta la tapa. — ¿Astlyr? ¿Qué sucedió? ¿Estás bien? —metió sus manos dentro del bote a riesgo de que algo estuviese encendido en fuego para tomar por los brazos a su clon y sacarlo de ahí.

El plan era jugarle una pequeña broma, no llegar a matarle de verdad. Miró al otro Laith, ayudándolo a calmarse para que respirase, preguntándose si iba a tener que utilizar algún hechizo sanador. No estaba en sus cinco sentidos y, además, no llevaba consigo ningún tipo de poción que ayudara a la asfixia. Lo mejor era tomar las cosas con calma, evitando reírse, por supuesto. Es que era hilarante cómo había ido a meterse en un problema como aquel cuando él sólo quería beber y pasarlo bien. La acompañó hasta fuera del callejón, sujetándole un brazo para servirle de apoyo.

Vamos a sentarnos para que te recuperes —le invitó, jalando su brazo y llevándola con él hasta una banca cercana. Pegó su oreja a su pecho para intentar escuchar algún sonido raro, pero no parecía ser el caso. — Sólo fue un poco de humo, vas a estar bien pronto —le aseguró, asintiendo con su cabeza. Miró a su clon durante un momento y un pensamiento (producto probablemente del alcoholismo) le cruzó la mente, haciéndolo reír. — Admito que soy muy guapo, ahora entiendo por qué tengo tanto ligue —se dijo, mirándose a sí mismo como si fuera un espejo. — Me pregunto si besaré tan bien —se dijo.

La verdad es que era una tontería por demás. Un acto de narcisista egocentrismo, porque por mucho que fuera su rostro el clon iba a besarlo con las habilidades de Astlyr y no las suyas. Podríamos decir sin lugar a dudas que finalmente el alcohol le estaba reinando la cabeza, haciendo en ella una fiesta en la que los sentidos y los pensamientos cuerdos en ocasiones trastabillaban y perdían el foco principal de su atención. Y es que Laith, Laith se amaba mucho.


Última edición por Laith Gauthier el Mar Oct 09, 2018 10:57 am, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 23.305
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 944
Puntos : 772
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Astlyr Crowley el Dom Sep 30, 2018 2:28 pm

Cabía la posibilidad de que aquel humo hiciese saltar por los aires la tapa del cubo de basura, sí. De la misma forma que cabía la posibilidad de que la tapa de una olla a presión saliese disparada debido a la presión, nunca mejor dicho, del vapor en el interior de la olla, aquello podía ocurrir. Sin embargo, Astlyr no se iba a engañar a sí misma: aquello no era lo que pretendía hacer, ni mucho menos.
Empezaba a preocuparse un poco—sí, un poco, tampoco demasiado, porque estaba borracha y drogada—ante la posibilidad de que aquello terminase mal. Y podía terminar mal, desde luego: si respiraba aquel humo, se ahogaría, no cabía otra opción. Entonces, la tapa se abrió, dejando pasar la luz al interior del receptáculo apestoso, el cual a su vez expulsó una bocanada de humo digna de un fumador de puros.
Laith había llegado al rescate, ayudándola a salir del interior del cubo.

—Yo estoy bien, pero creo que mi magia no lo está...—Respondió Astlyr, todavía con su varita en la mano, que para su pesar seguía expulsando humo poco a poco. Parecía un cigarrillo encendido, y la joven Crowley empezó a agitarla en un intento de que parase.—¡Venga, apágate! Finite Incantatem, o lo que sea...—Pero la varita no parecía por la labor. O, mejor dicho, la magia de una Astlyr borracha, que no parecía tener intención de apagar aquel ‘efecto tubo de escape’.

Astlyr, que no estaba demasiado preocupada—ni siquiera había tenido tiempo de tragar demasiado humo—se dejó llevar por un Laith mucho más preocupado hasta un lugar alejado del cubo de basura. Fueron dejando un pequeño rastro en forma de hilillo de humo, que seguía brotando de su varita fumadora.
Preocupada porque su varita pareciese un puro habano, Astlyr no prestaba atención a Laith… hasta que sintió al susodicho apoyando la cabeza en su pecho. Los ojos de Astlyr se abrieron como platos y volvió bruscamente la mirada en esa dirección. Entonces, el humo dejó de brotar de la varita.

—Em… Sí.—Dijo Astlyr, para a continuación sentir por fin un ataque de tos. ¿Tan borracha y drogada estaba que su aparato respiratorio iba con retraso? Varias volutas de humo se escaparon de su boca al toser.—Así que te gusto, ¿eh?—Preguntó Astlyr, levantando la ceja y componiendo una sonrisa de medio lado.—¡Pues no te lo preguntes más! ¡Si eso es lo que quieres, eso es lo que tendrás!

Quizás Astlyr se tomó demasiado en serio el comentario de Laith. Sí, sin duda, así fue. Más tarde, si recordaba algo de todo aquello, culparía a la bebida y a la droga en su organismo. Pero en ese momento nada importaba.
Astlyr Crowley puso ambas manos sobre los hombros de Laith y se adelantó hacia él, cerrando los ojos con una clara intención de darle un beso. ¡Y vaya imagen! Dos personas idénticas, que en el mejor de los casos podría creerse que eran gemelos, a punto de darse un beso en público. Desde luego, aquella era una locura del calibre del Magicland.

Off rol:
Libre eres de aceptar o no este beso.
Yo no pongo que Astlyr lo consiga, eso ya te lo dejo a ti Very Happy
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Kathryn Love Newton
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.802
Lealtad : Familia Crowley
Patronus : Nunca
RP Adicional : 000
Mensajes : 86
Puntos : 45
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6098-astlyr-crowley-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6104-cronologia-de-astlyr-crowley http://www.expectopatronum-rpg.com/t6103-correspondencia-de-astlyr

Laith Gauthier el Vie Oct 05, 2018 10:33 pm

Laith se guardó su reservada incredulidad cuando Astlyr le dijo que ella estaba bien, aunque su varita no la obedeciese. Le pareció tanto como un nomaj que acaba de chocar en claro estado de ebriedad se defiende que él no chocó, sino que fue chocado. Revisándola una vez que se sentaron, su clon estaba muy ocupado peleando con su varita como para reparar en la preocupación evidente que le causaba al Laith original que hubiese estado inhalando el humo de procedencia desconocida de su varita. Porque, sí, era humo de varita, ¿pero qué tipo de humo?

Entonces, el narcicismo llegó conforme observaba a ese buen hombre frente a él, con su apariencia. Sí, Laith se consideraba muy guapo, y verse a sí mismo de esa manera con tanto alcohol en el organismo no estaba siendo nada bueno. — Claro, soy guapísimo —se dijo, aunque entonces se le escapó un comentario: ¿cómo sería un beso suyo? Su clon no tardó en decirle que si eso era lo que quería, pues entonces iba a tenerlo, abalanzándose hacia él con los labios por delante.

A Laith, ¿qué podían pedirle a Laith? Claro, aunque jurase y perjurase que sus noches locas habían quedado en el pasado, ¿habían, de verdad, quedado en el pasado? Se correspondió el beso, aunque era notoria la diferencia de experiencias. Tenía los labios ágiles, siempre en constante práctica y entrenamiento, se presumía un buen besador. Por supuesto, aunque compartiesen labios, no compartían el mismo conocimiento, de modo que resultó más bien un tanto torpe el acto. Pero cuando se separaron. Ay, cuando se separaron.

El sanador no se vio a sí mismo, no. Era una rubia que no pasaba de sus veintes, de rostro muy redondo. Laith se descubrió a sí mismo besando a una chiquilla, una simple jovencita, ¿poniendo en tela de duda su homosexualidad? Por supuesto que no. Se puso de pie en un respingo, los ojos muy abiertos que casi se salían de sus cuencas y el rostro pálido, ¿un tanto verdoso, o era la luz neón de las tiendas? — Santo cielo, lo siento, joder, yo… —se estaba sintiendo muy mal de pronto, casi le estaba dando un patatús.

Volvió a sentarse, cubriéndose el rostro con sus manos. Diríase que estaba experimentando esa culpa post-coital, con la diferencia de que el acto había sido un mero beso, diríase hasta inocente. Había besado a sus amigas en algunas ocasiones, ¿qué tenía de malo? Sí, que se sentía horriblemente mal porque había besado a una niña. Ahí estaba Laith, sintiéndose un corruptor de menores, exagerando en su drama. Que la niña no era tan niña (no era como si él, a sus dieciocho, no se hubiese besado con hombres de más de veinticinco), pero para Laith lo era.

Ya me imagino en El Profeta: Sanador corrompe niñas en evento musical —se llevó una mano al cabello, sacudiéndolo. — ¡Tú tienes la culpa! —señaló a Astlyr. — ¡Por no recordarme nada! —se quejó con ella cómicamente, al parecer poco a poco aliviándose del malestar (¿físico o mental?). — Puedo tachar de mi lista de cosas por hacer “besar a mi clon y que se convierta en una chiquilla”, no estoy suficiente alcoholizado para esto —se dejó caer derrotado al respaldo del banco donde se encontraban sentados. — Además suena como un cliché de cuento de hadas, romper el encantamiento con un beso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 23.305
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 944
Puntos : 772
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Astlyr Crowley el Sáb Oct 06, 2018 2:48 am

Si a una Astlyr Crowley sobria, libre de la influencia de lo que fuese que le hubiesen puesto en su bebida, le hubiesen dicho que su visita al Magicland terminaría con ella besándose con un hombre bajo la apariencia de este hombre, quien además había manifestado ser homosexual, la joven Slytherin se hubiese reído. Reído por lo malo del chiste, no porque tuviese gracia. Y es que como recordase todo aquello estando sobria, seguramente se lo negaría a sí misma.
Pero en aquel momento nada importaba. Hombre y falso hombre se enredaron en un beso y, seamos sinceros, Astlyr no estaba haciendo el mejor trabajo del mundo en ese aspecto. ¿Había besado alguna vez a alguien? Pues claro que no, le recordó su cerebro indignado, mientras continuaba besando, y recibiendo el beso, de Laith.
Y entonces empezó a suceder algo. Algo que Astlyr notó en cada fibra de su ser. Casi como si su carne se moviese y cambiase de forma bajo su piel. ¿Qué era aquello? Cuando aventuró a abrir los ojos, se encontró la respuesta en sus manos: sí, sus manos, no las de Laith. A su cerebro borracho y drogado le costó comprenderlo a la primera, pero finalmente llegó a la conclusión correcta: que estaba volviendo a su forma normal, a esa forma rubia de diecisiete años que ya echaba de menos.
Y entonces se separaron. Astlyr, más sorprendida por haber recuperado su aspecto normal que por el beso en sí, se preguntó el motivo de la disculpa de Laith. Sin embargo, demasiado ocupada estaba observándose sus manos, sus manos de chica, y alegrándose de no tener nada entre las piernas que le impidiese cerrarlas correctamente.

—¡Soy libre de la maldición!—Exclamó Astlyr, pegando un salto y alzando los brazos a modo de celebración, ignorando la disculpa inicial de Laith y sin percatarse de lo grosero que podía ser que considerase una maldición el haber adoptado el aspecto del joven. Tampoco es que Astlyr fuese la amabilidad personificada, y su yo borracha no iba a perder ese rasgo que la hacía ignorar los sentimientos ajenos para centrarse en los suyos propios.

Sin embargo, Laith no parecía encontrarse bien. Astlyr le observó, las cejas alzadas, con una leve sorpresa. El medimago se sentó de nuevo, y Astlyr le escuchó, ceñuda. Todavía tenía algo de droga en el organismo, así que entendió los comentarios de Laith como una broma… o eso creía, al menos. Esas quejas no parecían reales, en lo más mínimo.
La Crowley se encogió de hombros, en un gesto de ‘¿Y qué más da? La vida es corta’. Tampoco es que nadie fuese a quejarse a su tía de que un hombre la había besado. ¿Y qué pasaba si lo hacían? Después de todo, Astlyr llamaba ‘inútil’ a su tía por un buen motivo: llevaba meses sabiendo cosas de la sangre sucia, y ésta seguía viva. ¿Cómo iba a hacer para encontrar a Laith? No es como que Astlyr planease contarle lo que había ocurrido, además.

—¡Ahora ya está hecho! Ahora podrás morir feliz habiendo probado lo que es besarte a ti mismo.—Por algún motivo, Astlyr se imaginó a Laith besando, nada más y nada menos, que a su reflejo en un espejo, y frunció el ceño ante tan extraña imagen mental.—También tendrás una vida más plena al saber lo que se siente al besar a la gran Astlyr Crowley. ¡Eres el primero que tiene el honor de hacerlo!—Aquello ya empezaba a sonar un poco más a cómo era ella, quizás porque empezaba a evaporarse el efecto de todo lo que había consumido esa noche. A Astlyr no se le ocurrió pensar que eso, quizás, contribuyese a que el trauma de Laith fuese peor: había sido el primer beso de lo que él consideraba una niña.—Yo supongo que puedo tachar de mi lista ‘Convertirme en otra persona y besar a esa persona mientras recupero mi forma original.’ Aunque quizás primero debería hacer la lista y anotar ‘Convertirme en otra persona y besar a esa persona mientras recupero mi forma original’, para luego poder tacharlo.—¿Existía gente que de verdad tenía listas físicas de cosas pendientes? ¿O se trataba de una lista mental, apuntada en la memoria? Por si acaso, Astlyr elaboró mentalmente esa lista y se visualizó tachando el único objetivo allí apuntado.—Bueno, ¿y ahora qué? ¿Qué hacemos?

Astlyr se puso a mirar en todas direcciones, alternando de una a otra a gran velocidad, casi como algún tipo de animalillo nervioso y eufórico. Se conoce que el efecto de la droga aún no se había acabado, y la joven Crowley seguía teniendo ganas de fiesta. Si Laith no la acompañaba, muy posiblemente acabase echando a correr ella misma en busca de algo que hacer.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Kathryn Love Newton
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.802
Lealtad : Familia Crowley
Patronus : Nunca
RP Adicional : 000
Mensajes : 86
Puntos : 45
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6098-astlyr-crowley-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6104-cronologia-de-astlyr-crowley http://www.expectopatronum-rpg.com/t6103-correspondencia-de-astlyr

Laith Gauthier el Jue Oct 11, 2018 12:51 am

Esperaba muchas cosas de un evento como ese, como esos eventos cuando él era más joven y mucho más intrépido de lo que era actualmente. Eventos de sexo, alcohol y drogas, todo sin medida, sin importar si acababa despertando en el suelo o en un motel. En todos esos eventos, él no tenía registro alguno de irse a besar con una muchacha menor. Había besado a algunas amigas, sí, en el teatro de novio protector, porque así eran muchos hombres cretinos: respetaban más a un novio ficticio que a una mujer. Pero nunca a una chica menor sólo porque sí.

Ahora era Laith quien se sentía como un cretino, besando a niñas y robándoles su primer beso. Bueno, que Laith exageraba, si no le había robado nada, Astlyr había accedido voluntariamente, no es que fuese un ladrón o algo por el estilo. En cierto punto, entendía que para muchas personas era importante tener memorables primeras veces, y por eso le extrañaba encontrar gente que, como él, no se arrepentían de una mala primera vez haciendo algo. Y vamos, que no había sido una primera vez mala para la chica, pues Laith era buen besador. No dejaba de sentirse mal, sin embargo.

Puedo tachar “besar a una niña” de mi lista de cosas por hacer, aunque también tendría que anotarlo primero —se encogió de hombros, repitiendo lo de su lista mental que no existía en primer lugar. — Ahora entiendo esa publicidad que decía que Magicland iba a sorprendernos —se llevó una mano a la barbilla, imitando el gesto del pensador, mientras consideraba opciones. — ¿Hmn? No sé, ¿qué harás tú? —preguntó, y acto seguido interrumpió sin dejarla contestar. — Supongo que ir por algo de whisky, o tequila… —algo de eso iba a caerle bien. Y un buen beso de un hombre también.

Podría seguir acompañando a Astlyr, aunque ahora que la veía como lo que era, una chiquilla, no podría dejarla disfrutar la fiesta sin sentirse como un adulto responsable (y nadie quiere ser un adulto responsable en un evento de ese estilo), no querría dejarla beber ni hacer cosas potencialmente divertidas. Y eso, por supuesto, reduciría su diversión al menos por la mitad. Después de pensarlo durante un momento, se dio cuenta que era momento de decir adiós, por el bien de la diversión de los dos.

Supongo que nos veremos en otro momento, quizá en el karaoke, me gusta el karaoke… Ya veremos, mientras tanto cuidate y no te metas en problemas —le sonrió, sin levantarse de su asiento, viendo cómo tenía tanta energía. Parecía mejor de estado que antes, y esperaba que no se metiera en ningún problema mientras se encontraba lejos de él. Y si lo hacía, que no fueran problemas graves y que él no terminase señalado de alguna retorcida manera como uno de los participantes.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 23.305
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 944
Puntos : 772
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Astlyr Crowley el Jue Oct 11, 2018 7:53 pm

Una Astlyr sobria, una que no estuviese bajo la influencia del alcohol y de lo que fuese eso otro que la hacía estar poniéndose de pie y sentándose, una y otra vez, como si tuviese un resorte en el mismísimo trasero, quizás habría dedicado al menos un segundo a pensar en algo que, para el resto de mortales, sonaba tan grave: el primer beso, ese que jamás se repetiría. Seguramente sus pensamientos irían por otros derroteros, del estilo de preguntarse por qué la gente daba tanta importancia a algo tan absurdo. Y es que ella no se había fijado nunca en otra persona, de sexo masculino o de sexo femenino, como para preocuparse de lo especial de un hipotético primer beso.
La Astlyr bajo los efectos de alcohol y droga no se preocupó lo más mínimo del asunto. Lo único que sabía era que tenía mucha energía, que todo a su alrededor era brillante y bonito, y que no podía seguir parada. Así que allí estaba, pegando pequeños saltos, mientras Laith le confesaba que él tampoco tenía en su lista lo de besar a niñas.

—¡Que no soy una niña, que soy mayor de edad!—Protestó a voz en grito, pero fue una protesta un tanto extraña: después de todo, estaba riéndose.—Y menos mal que no tienes eso en tu lista. Tengo entendido que pueden meterte en la cárcel si lo haces.—Comentó Astlyr mientras se hacía una pregunta interesante: ¿tenía el Ministerio de Magia alguna ley en contra del acoso sexual y similares? ¿O solo los muggles se preocupaban de ese tipo de asuntos?—Pues mi parte sensata me dice que vuelva con mi tía y mi hermana, si es que están en nuestro alojamiento. Pero la parte no tan sensata...—La parte no tan sensata era la que la tenía dando saltitos en esos momentos.—Esa quiere juerga, por lo que puedo comprobar.—Y dicho eso, Astlyr no pudo evitar soltar una carcajada.

Por lo que parecía, Laith prefería seguir la fiesta por su cuenta. Comprensible, pues ya nada le ataba a la muchacha rubia saltarina que tenía delante, y después de aquel beso, posiblemente preferiría poner tierra de por medio. No por miedo a que se repitiese, sino porque la gente normal en esas situaciones solía sentirse incómoda. Lejos de sentirse ofendida, Astlyr aceptó de buen grado aquella despedida.

—De acuerdo. Procuraré no meterme en ningún problema.—Astlyr levantó la mano derecha, como si lo jurase solemnemente; mientras tanto, cruzó los dedos índice y medio de la mano izquierda a su espalda.—Lo juro solemnemente.—Mintió.—Ha sido un placer, Laith. Gracias a ti, ahora sé cosas que antes desconocía.—La muchacha puso una mano de manera significativa sobre el hombro del joven, sin ser consciente de lo fácilmente que podría malinterpretarse aquella afirmación.—¡Hasta la vista!

Y dicho eso, Astlyr se marchó, acelerada y todavía bajo los efectos de la droga. ¿Qué haría a partir de ese momento? A saber...
Lo que sí supo la joven Crowley fue que a la mañana siguiente amaneció en su cama con una enorme resaca—la primera en toda su vida—y un montón de collares de flores alrededor del cuello. ¡Ah, sí! Y el elfo doméstico la estaba llamando para decirle que el desayuno estaba listo.
Astlyr deseó que ni su tía ni su hermana la hubiesen visto en aquel estado...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Kathryn Love Newton
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.802
Lealtad : Familia Crowley
Patronus : Nunca
RP Adicional : 000
Mensajes : 86
Puntos : 45
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6098-astlyr-crowley-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6104-cronologia-de-astlyr-crowley http://www.expectopatronum-rpg.com/t6103-correspondencia-de-astlyr

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.