Situación Actual
3º-10º
5 febrero -> luna nueva
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
KENNETH HURLEY pj destacado
JOSHUA E. & AYAX E. Dúo DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

El cerebro: nuestro lugar en el mundo | ft Ayax Edevane.

Harper Jones el Lun Oct 29, 2018 4:32 am



Mi tercer año de Universidad ya había comenzado, y lo había hecho con todo, dejándome prácticamente sin vida. Pero no era algo que me molestara, ya que mi carrera era algo que realmente me gusta y con gusto le cedo mi tiempo para encerrarme a leer o practicar una de las ramas de la magia que,  a modo personal me apasiona profundamente. Y era tanto mi fervor por lo que estoy estudiando que las personas que me rodean logran divisarlo a los lejos. Y una de esas personas era mi profesora, la cual con ahínco admiro, Hilda Malcovich. Quien hace unas semanas me dió un volante del próximo encuentro de la "15th versión del Magic cerebral research nucleus" , un congreso de tres días con charlas, talleres y lanzamientos en torno al estudio del cerebro.  Y en donde este año mi profesora hará el lanzamiento oficial de su nuevo libro "The other Look", y que ella con palabras textuales me dijo: "Que le alegraría mucho verme entre la audiencia" y ¿quién era yo para quitarle alegría a la puta ama entre los profesores de la Universidad? Nadie. Así que sin dudarlo ni un segundo, compre los pasajes y reserve un lugar para todo el congreso.

Ni se imaginan la sorpresa que me dió cuando ví entre los nombres a mi amada Susana Bloch, una de las primeras personas que hicieron que me enamorara del mundo de la neurociencia, y quien mi adorado abuelo me recomendó leer con tan solo catorce años. Desde allí nuestra historia a ido en aumento y cada vez que tengo oportunidad voy a ver sus charlas o a sus talleres. Es una mujer increíble y que hace que cada vez que la escuchas o estés a su lado sientas la fuerza de alguien que ama de sobre manera todo lo que trate sobre el cerebro humano.

Mi madre lamentó mucho no ir junto a mí en esta oportunidad, pero su proyecto realmente la tenía prácticamente trabajando a toda hora, sino se encontraba en el Área-M estaba enclaustrada en su despacho, y más que afectarme su distancia durante este último tiempo no hacía más que causarme admiración por la entrega que siempre observo en mi padres con sus trabajos y que los hace ser personas destacadas en todo lo que hacen, ambos son un ejemplo a seguir diario en mi vida.

Preferí irme un día antes a quedarme al hotel en donde se realizaría el evento para estar más cómoda, llegué la noche anterior y me hubiera gustado llegar antes pero salía tarde de clases y como ya faltaría un día preferí no perder otro más. Al llegar deje todo ordenado en mi habitación, y sonreí gustosa al ver lo increíble que era, mis padres siempres buscaban lo mejor para mí y esta no había sido la excepción. Podría haberme quedado descansado pidiendo servicio a la habitación mientras veía una película, pero siempre he sido de las personas que les gusta recorrer  y descubrir todo, por lo que decidí bajar a la barra a pedir un trago más algo de comer, algo liviano que no me pesase al dormir y de paso ver las visiones y lugares que el hotel tenía que ofrecer.

Al llegar me senté en el primer lugar que pillé libre y ordené un mojito más una tabla vegetariana, mientras lo esperaba comence a mirar a mi alrededor, topandome a mi lado con un rostro que me pareció familiar, entre cerré mis ojos y lo observé con mayor detalle, el chico claramente sintió mi intensa mirada sobre él y dirigió su mirada hacia mí.- Ou, lo siento pero ¿Te conozco de algun lado?.- le pregunté curiosa mientras seguía buscando exactamente a dónde lo había visto.
Harper Jones
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Dua Lipa
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 13.661
Lealtad : Mortifagos.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 24
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6059-harper-jones-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t6078-harper-r-e-l-a-c-i-o-n-e-s http://www.expectopatronum-rpg.com/t6112-what-you-waiting-for-crono-harper-jones http://www.expectopatronum-rpg.com/t6113-harper-is-not-available-leave-a-message-correo-h-jones
Harper JonesUniversitarios

Ayax Edevane el Mar Oct 30, 2018 4:09 am

Egipto.

Y te preguntarás que hace Ayax, un pelirrojo blanquito en uno de los sitios más calurosos y soleados de todo el planeta: pues como es evidente, el único motivo plausible para que estuviese ahí era por estudios y conocimientos en su rama de medicina favorita. Desde que empezó a darse cuenta de que algo en su mente era diferente a la del resto, el ámbito de la neurociencia capturó por completo su interés, de ahí que se hubiera especializado en su carrera de medimagia en ese campo en concreto y todavía siguiese con muchísimas ganas de aprender más y más, ya que era consciente de que en ese tipo de estudios todavía hacía falta mucho tiempo para exprimirlo al cien por cien. Otro de los campos que más le gustaba era el de la psicología, la psiquiatría y los trastornos mentales, otro de los temas que se trataban en La Decimoquinta edición del Núcleo de Investigación Cerebral Mágico.

Así que sencillamente no podía perdérselo, no en ese momento en el que por fin no le coincidía con nada y podía perfectamente asistir para escuchar de los mejores e intentar conocerlos. Su prometida trabajaba todo el fin de semana y sus hermanas estaban ocupadas, por lo que finalmente se decidió a ir él solo. De todas maneras lo prefería para poder concentrarse en las frikadas que a él le gustaban y al resto no, además de que sería incorrecto decir que Ayax va solo a ninguna parte.

Había llegado super tarde ese día a propósito, ya que había salido super tarde del trabajo y todavía le quedaban algunos quehaceres pendientes antes de viajar con tranquilidad. Además, él se había propuesto ir el jueves para poder ir desde bien temprano a las charlas del viernes. Ya se había organizado los días, de tal manera que pudiera asistir a todo lo que realmente le interesaba sin que nada se le entrometiese de por medio. Estaba deseoso por conocer a Apollo Fritcher, maestro en neurociencia psiquiátrica y con amplios estudios en el funcionamiento de la mente en cuanto a estímulos y recuerdos. Sin embargo, habían charlas de otras expertas en la materia que también le tenían con mariposas en el estómago.

Sin embargo, ese día no podía hacer más que cenar e irse a dormir y, como llegó bastante tarde como para ir a comprar nada por su cuenta, decidió ir al restaurante del hotel y cenar allí. El único motivo para ir al restaurante y no comer en su habitación fue por si en ese momento podía llegar a ver a algún ponente y así poder presentarse, pero por el momento no era el caso. Así que se sentó en la barra y pidió un bocadillo acompañado de un zumo de melocotón. Se lo comió como si fuera el mejor bocadillo de la historia—porque estaba hambriento—y no fue hasta que hubo terminado y se bebía su zumo que notó como una chica se sentaba cerca de él y lo escrutaba con la mirada. Ayax, aún bebiendo del vaso, el devolvió la mirada de arriba abajo, sin entender muy bien ese análisis que le estaba haciendo. No fue hasta que dejó el vaso en la mesa, que ella habló, declarando sus dudas.

—No lo creo —respondió Ayax. —Te acordarías de un pelirrojo pecoso como yo, no hay muchos. —Pese a que la frase tenía mucho potencial para ser una viva imagen de su narcisismo y egocentrismo, sonó super normal y no declaró en absoluto ni ser narcisista ni egocéntrico. —Y no me suelo olvidar de las caras, así que me acordaría de alguien como tú. —Y pese a que esa frase podía tener todavía más potencial para sonar coqueto y seductor, evidentemente no sonó así ni por asomo. Sonó tranquilo, cansado, sin ánimos ni de alardear ni de ligar. Ninguna de las dos cosas ahora mismo le parecía estar en contexto.

Entonces el pelirrojo miró la hora en su reloj, se sacó algunas monedas que había cambiado antes de ir a Egipto—pues los galeones no funcionaban en aquel hotel mágico, debido al cambio de moneda—y puso sobre la mesa lo que había costado su cena, dejando un poco más de propina.

—Ahora marcho a dormir, que mañana es un día intenso. —
Se despidió a la vez que el camarero dejaba la comida de la chica delante de ella. Ayax dio dos golpecitos en la barra, mirando la comida de la morena. —Que le aproveche.

Y se fue caminando en dirección a su habitación, en el último piso. Tenía unas vistas increíbles de las pirámides, por no contar que las prestaciones eran propias de un hotel de diez estrellas—si existiese—y unas comodidades increíbles. Le parecían fascinantes ese tipo de hoteles mágicos, en donde el servicio de habitaciones no son más que elfos domésticos que están pendientes de sus clientes al cien por cien. Era una gozada nombrar en voz alta ‘servicio de habitaciones’ y que el elfo encargado de ti apareciese a tu lado, dispuesto a darte cualquier cosa.


***

2 de noviembre del 2018
Primer día

Jamás en la vida se había despertado CON TANTO CALOR. Él, acostumbrado a dormir con pijamas enterizos de botones había terminado despertándose en mitad de la noche y quedándose en calzoncillos para no morirse. Se despertó a las ocho de la mañana, se asomó por la ventana y se percató de que ya a esa hora el día parecía ser muy caluroso. Muchas de las zonas del congreso eran al aire libre, por lo que para prevenir quemarse su débil piel, después de pegarse una ducha se echó crema solar en la cara y en los brazos. Luego se vistió con un atuendo muy normal y correcto para una conferencia y se colocó el pin—de color verde y con forma de cerebro—en su camisa que declaraba que era un asistente con varias comodidades por encima de los que tenían el pin de color rosa, que eran los asistentes normales.

La apertura del congreso trataba de un gran desayuno en donde todos los ponentes iban llegando, así como el resto de asistentes. Habían varios panfletos más específicos que te introducían en los temas que iban a hablar todos los magos, por lo que mientras Ayax se comía un sándwich de salmón con caviar, estaba frente al gran puesto de panfletos, leyendo de manera ausente el de Susana Bloch.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Becario Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.274
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 212
Puntos : 135
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneBecario Área-M

Harper Jones el Miér Oct 31, 2018 5:11 am

Mi familia por parte de madre y padre era muy reconocida en el mundo mágico, ambas partes tenían un sin fin de amigos, todo magos puros por supuesto, que hacía que cuando se armaba una fiesta la mansión en que nos encontrásemos estuviera repleta. Por lo que cuando me pasaba que reconocía en alguien un rostro conocido era buscar en un saco sin fin de personas que alguna vez en mi vida me llegué a topar. Algo así debería haber ocurrido con el chico que tenía a mi lado, de seguro en alguna que otra fiesta me lo debo haber topado, o quizás simplemente era producto del viaje que me estaba jugando una jugarreta y dejando a mi memoria en verguensa.

Y al parecer la segunda opción era la ganadora esa noche tras recibir tan escueta negativa por parte del pelirrojo, entrecerré nuevamente mis ojos, en un intento de que con aquel gesto mi mente hiciera una especie de zoom y recordará en qué lugar lo había visto. Porque si él decía que era bueno recordando rostros, yo lo era mucho más.- Yo tampoco suelo olvidar caras.- le refute pero sin darle mayor importancia, imitando ese aire tan sosegado y tranquilo que desprendía el chico, aunque por dentro mi curiosidad estaba en llamas. Es que estoy allí porque amo el cérebro ¿no? y bueno yo al mío le rindo un altar ¿vale?, confiaba en el a full. Por lo que si algo se me metía en la cabeza era muy difícil que se fuera fácilmente.

Lo observé mirar su reloj, para luego pagar y pararse de su asiento. ¿Es que acaso le había puesto una mala cara o qué? meh. Me tragué la risa que me había dado al escuchar ese adiós tan caballeroso, es que el chico parecía de mi edad pero se comportaba como todo un gran señor.- Gracias.- le respondí con ese mismo tono tan solemne que él mismo había empleado pero con tinte de burla. Lo observé irse hasta desaparecer por el ascensor, me giré y me encogí de hombros, pensando que ya pronto recordaría exactamente de dónde lo conocía, y cuando llegase el momento se lo iría a refregar en la cara. Es que mirenlo que no recordarme ¡Já! yo ya le haría recordar mi bello rostro, pero ya será cuando recuerde el origen de cómo el suyo se volvió conocido para mis ojos, pero hasta entonces disfrutaría de mi mojito y  mi tabla vegetariana para luego ir derechito a la cama, ya que como muy bien había dicho ese pelirrojo mañana no esperaba un gran día.


***


- ¡Del trabajo de mi madre! De ahí lo conozco.- exclamé desde las penumbras de mi habitación y acurrucada bajo las mantas de mi enorme y cómoda cama de hotel. ¿Es que no les había dicho que cuando algo se me mete en la cabeza era muy difícil sacarlo? pues no les mentía, que yo no miento, bueno...al menos no con estas cosas. Miré mi reloj, la diferencia con Londres era de dos horas por lo que preferí esperar hasta la mañana para comunicarme con mi madre y terminar de comprobar mis sospechas que, por la confianza que tenía en mi misma podía asegurar que eran totalmente correctas.

En medio de mi Eureka me fijé de paso en que hacía un calor horrible, pero de esos que te hacen sentir que en cualquier momento te vas a derretir,  pero nada que una llamada a recepción no pudiese evitar, en cosas de segundos el aire acondicionado fue activado en mi habitación y me hizo dormir como una bella durmiente sonriente,  ansiosa porque la mañana llegase pronto y poder disfrutar de los increíbles panoramas que ofrecía el congreso.


***


A primera hora ya me encontraba en el comedor del Hotel desayunando un vaso de jugo de naranja natural más una media tostada de pan integral con cacahuate, delicioso. Mientras comía me dedicaba a mirar al resto de las personas y esperando ansiosa el momento en que comenzarán a llegar las "celebridades" del día. Miré el panfleto del evento y sonreí emocionada al ver que más temprano que tarde  mi amada Susana Bloch haría su aparición en el hotel. Y fue en una de mis miradas al plano completo del comedor que mis ojos se toparon nuevamente con esa pelirroja cabellera que ahora, a diferencia de la noche anterior le sabía hasta el nombre,  haciéndome sonreír presumidamente.

Espere terminar mi desayuno, para luego con toda la tranquilidad del mundo dirigirme hacia él, y cuando llegué a su mesa apoye mis manos en ella para acercar mi rostro al suyo.- Ayax Edevane, becario en el Área-M.- le solté con aires vanidosos, como quién sabe un secreto del cuál nadie más sabe, mientras le dedicaba una sonrisa. Bajé levemente mi mirada para fijarme en lo que estaba leyendo y topando con la sorpresa que era una volante sobre Susana Bloch, pensando por una fracción de segundos que quizás mi madre hoy en la mañana tenía razón al decir que el pelirrojo era muy inteligente y que de seguro los dos nos llevaríamos muy bien.- ¿Conoces el trabajo de Susana Bloch?.- le pregunté sin más, así ya pronto me salgo de la duda y veo sí vale la pena gastar más tiempo a su lado.  

- Harper Jones, hija de Adalia Jones ¿te suena algo ese nombre?.- le pregunté mirándolo divertida, y esperando ansiosa su respuesta.- Pues no te mentía al decir que a esta cabecita los rostros jamás se le olvidan, ninguno.


vestimenta:
[img][/img]
Harper Jones
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Dua Lipa
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 13.661
Lealtad : Mortifagos.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 24
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6059-harper-jones-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t6078-harper-r-e-l-a-c-i-o-n-e-s http://www.expectopatronum-rpg.com/t6112-what-you-waiting-for-crono-harper-jones http://www.expectopatronum-rpg.com/t6113-harper-is-not-available-leave-a-message-correo-h-jones
Harper JonesUniversitarios

Ayax Edevane el Lun Nov 05, 2018 2:42 am

Estaba alucinando. No porque el panfleto de Susana Bloch fuese realmente impresionante sino porque... ¿qué clase de Dios había hecho aquellos montaditos de caviar y salmón? Eran de otro mundo. A punto estaba de soltar aquel panfleto y girarse para volver a atacar la mesa de la comida, cuando una presencia agobiante le cortó el paso y se pegó mucho a su rostro. ¿Qué clase de problema tenían las personas que no podían hablar desde una distancia prudencial? Se estaba metiendo en su zona de confort.

Era la misma chica de ayer, sólo que esta vez sí se sabía su nombre e incluso su profesión. Al pelirrojo le cogió por sorpresa, indudablemente, pero se limitó a dar un paso hacia atrás para salvaguardar las distancias.

—¿Me he vuelto famoso y no me he enterado?

Le preguntó por el panfleto que tenía en la mano y él no dudo en decir la verdad. La verdad es que no tenía ni idea de que Harper era una obsesionada con el trabajo de esa mujer y que al parecer era la única que parecía valer para pasar su filtro de inteligencia.

—En realidad poco. La estudié en la carrera y me gustó mucho en lo que se enfocaba, pero hasta la fecha no he podido dedicarle más tiempo a su estudio. La verdad es que fue uno de los motivos por el cual me animé a venir, ya que aquí soltará todo lo nuevo que habrá descubierto y así aprovecho para comprarme su último libro —respondió con tranquilidad.  

Era estúpido pensar que una persona viene a una conferencia sabiendo todo el trabajo de la ponente, ¿si no qué maldita gracia tenía el venir a una conferencia? Fue después de esa confirmación de sus intereses, cuando Harper se le presentó, a lo que ahora de verdad alzó las cejas un tanto sorprendido. Adalia sabía que Ayax asistiría a ese evento y no le dijo nada de que su hija también lo haría.

—Por supuesto —respondió. —La verdad es que me resulta sorprendente que Adalia te haya mostrado una foto mía, ya que tú y yo nunca nos hemos visto antes. —No había sido difícil interpretar lo que había ocurrido dada las circunstancias. —¿Te ha hablado bien de mí? Lo cierto es que admiro mucho a tu madre, es una científica de primera, profesional y encantadora. Muchos extirpadores deberían aprender de ella. Algunos dan asco allí dentro...

Y, mientras hablaba, caminó unos pasos para coger otro montaditode caviar y salmón antes de que se acabasen. No quería tener que conformarse con el de gambas. No le gustaban mucho las gambas. Luego había otro con aceitunas pero... ¿quién narices se come aceitunas para desayunar? No le pintaban en absoluto.

—¿A qué te dedicas, si se puede saber? Estaría bien equiparar un poco la información que tenemos el uno del otro. Lo último que me esperaba era encontrarme a la hija de Adalia por aquí.


Mordió el montadito a la par que la miró de arriba a abajo, dándose cuenta de un detalle: ¿la camiseta que llevaba tenía dibujado un sujetador? Vaya. Cada día Ayax entendía menos las modas.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Becario Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.274
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 212
Puntos : 135
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneBecario Área-M

Harper Jones el Jue Nov 22, 2018 1:30 am

Cuando algo se me metía en la cabeza era muy extraño que se fuera fácilmente, podía continuar haciendo cosas pero siempre volvía asaltarme esa duda sin resolver, como un gran bucle, es que si no fuera porque mi ambición era mucho mayor de seguro yo caía en ravenclaw por mi curiosidad e inteligencia. Es que desde muy pequeña me enseñaron que si quería saber algo era mi deber ir a por ello, como por ejemplo si no sabía el significado de una palabra, o una fecha en concreto históricamente importante, o el funcionamiento de alguna poción, entre otras cosas. Y no es que con esto quiera decir que saber la procedencia de aquel chico me fuera de vida o muerte, perfectamente lo podría haber dejado pasar, pero ahí estaba ese bichito invisible que me decía que la respuesta estaba demasiado cerca como para dejarla ir, y así era, tan sólo me había bastado unas horas para poder descubrirlo, en cambio si lo hubiera dejado pasar ahora el pelirrojo sería como esa piedra en el zapato que no te deja caminar libremente, sabiendo que es tan fácil como sacarte el calzado y echarla a volar pero que por pereza no lo haces, y yo jamás me he considerado una persona perezosa, eso es para los débiles.

Me acerque a él con toda la convicción, no sabía muy bien qué era exactamente lo que quería conseguir con dicho encuentro pero ahí me encontraba, en su mesa tendiéndole mi último descubrimiento que nos unía de una u otra manera, dicho puente era mi madre. ― Que tampoco te des tantos aires .― le aclaré enseguida, pero luego el panfleto en su mano llamó mi atención.

Debo admitir que me agrado pillar un volante de Susana Bloch en su mano, ahora lo que me causaba curiosidad era qué pensaba con respecto a su trabajo, ya que como todo en la vida, yo era muy consciente de que a Susana Bloch había muchos que la aman (contándome) como también habían mucho que la odian, estos últimos más que nada era por el tardío acercamiento que había tenido la maga al mundo de la neurociencia y donde unos dinosaurios retrógrados, machistas y gilipollas (a mi modo de ver) creían que aún no tenía la trayectoria para titularse como una de las más interesantes e inteligentes investigadoras y contribuyentes del rubro.

Comprendo…― sí, había tenido una ligera decepción ya que por unos breves instantes pensé que podía comentar y flipar con alguien su último libro, pero eso no me apartó de seguir a su lado ya que al igual que él yo también venía por otros ponentes con su mismo objetivo.― …A mí me pasa eso con Apollon Fitcher y Hilda Malcovich .―agregue encogiéndome de hombros, recién este año habían comenzado a enseñarme sobre el estudio de ambos, donde para ser sincera el primero se robaba mucho más mi atención, pero como a las mujeres siempre les doy más oportunidades, esperaba de todo corazón que hoy Hilda me sorprendiera y cerrara la boca de todos aquellos que me recomendaron no perder mi tiempo con ella y su nuevo libro.

De nuevo, que no te des tantos aires. Mi madre no me mostró específicamente una fotografía tuya sino más bien de su equipo de trabajo, más que nada para resumirnos un poco sobre el nuevo proyecto que quiere echar en marcha y la importancia que cada uno cobrara dentro de el, y bueno tú eres uno de ellos, y a decir verdad tu cabellera ayuda a que seas mucho más identificable y recordable que el resto .― le dije restándole importancia, no lo conocía suficiente aún como para darle el lujo de sentirse importante ante la mirada de madre. Y sí lo era, mi madre sí que me había hablado de él y sí que había hecho una detención cuando había llegado el turno de presentar al pelirrojo a nosotros, pero quizás ya más adelante se lo confiese, o quizás nunca.

Lo observé ir a la mesa de alimentos y caminé hacía él más que nada porque a mí me gustaba cerrar bien las conversaciones, y más en circunstancias como estas en que en su mayoría todos los asistentes pertenecían a familias importantes, donde la educación y buenos modales es lo primero o donde probablemente algunos de ellos terminarían siendo futuros colegas, y para una chica como yo que aún le queda un par de años para salir al mundo laboral, las primeras impresiones eran muy importantes para comenzar a generar redes desde ya.

Voy en tercer año en la carrera de Legeremancia .― le señalé, no me había causado impresión que mi madre jamás hablará de mí, ni mucho menos que le contara al becario que al igual que él vendría a este encuentro. Mi madre al igual que mi padre sabían separar muy bien su trabajo de la familia, donde ambas cosas ocupaban un pilar muy importante en sus vidas, y que los hacían los mejores en ambos lugares.
En eso escuchó un murmullo general, aparte mi mirada del pelirrojo para situarla hacía donde todos enfocaban su atención, me quedé sin aire.― Oh… ―susurré congelada en mi sitio, ya que en la entrada del comedor se encontraba Susana Bloch, una mujer de setenta años que se mantenía de maravilla y que le dedicaba una sonrisa fría a todos esos aduladores que se le acercaban. ― Lo mejor es esperar a su conferencia ¿no? Dejar que desayune tranquilamente y luego acercársele para poder conversar mejor ¿verdad?.― parecía que le estaba preguntando estas cosas a Edevane, pero la verdad era más conmigo misma, mi mirada se encontraba fija en ella y sus elegante movimientos, es que de un momento a otro todos habían desaparecido y en esa gran salón sólo estaba mi rockstar de la neurociencia y yo.
Harper Jones
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Dua Lipa
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 13.661
Lealtad : Mortifagos.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 24
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6059-harper-jones-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t6078-harper-r-e-l-a-c-i-o-n-e-s http://www.expectopatronum-rpg.com/t6112-what-you-waiting-for-crono-harper-jones http://www.expectopatronum-rpg.com/t6113-harper-is-not-available-leave-a-message-correo-h-jones
Harper JonesUniversitarios

Ayax Edevane el Lun Nov 26, 2018 4:23 am

No pudo evitar mostrar una sonrisa ladina y altanera, de puro orgullo momentáneo, cuando Harper insistió en que no se diera tantos aires, ya que había sido ella quién había sacado el tema de que Adalai le había mostrado una imagen del chico. ¿Y qué motivos iba a tener, sino, más que informar de su nuevo acompañante? Y era obvio que si una persona hablaba con otra sobre un tercero, tal y cómo parecía, era para demostrar su contento al respecto. Sin embargo, pese a la poca empatía que solía profesar el pelirrojo, entendió la defensa de la chica al intentar quitarle importancia al asunto. Y debía de admitir que hasta le resultó gracioso.

―La rama de los Edevane a la que pertenezco nos caracterizamos por ser pelirrojos, somos los únicos de nuestra familia gracias a nuestra ascendencia irlandesa por parte de madre ―comentó como curiosidad. ―Y bueno, el hecho de que Adalai hable de mí fuera del Área-M a su familia, sea individual o como grupo, para mí es un honor. Querrá decir que algo estoy haciendo bien. Como bien has dicho todavía soy becario, así que no es más que una buena noticia ―explicó, contento.

Ayax cuando se mostraba contento de verdad se le notaba, pues su sonrisa más que parecer la de un loco planeando algo malo, era casi más bien como la de un niño pequeño emocionado.

Oh, ¿legeremancia? La mirada de Ayax sufrió un brillo de envidia. Era una carrera muy interesante, no tan interesante como la que él había hecho, por supuesto, pero todo el tema mental siempre le había interesado. La verdad es que así, a bote pronto, a Ayax se le ocurrían montón de preguntas que hacerle a un legeremante sobre si eran capaces de ver más allá de los recuerdos y aprovecharse de los sentimientos y las emociones para determinar en la mente ajena algún tipo de discordancia con la realidad. Toda duda recaía en él mismo: ¿cuando veía a Olivia, un legeremante en su mente sería capaz de verlo? ¿Los recuerdos que tenía con Olivia, ellos también verían a Olivia o serían recuerdos vacíos que sólo rellenaba la enferma mente de Ayax? Tantas cosas que preguntar, tantas incertidumbres y... luego no preguntaba.

―Siempre tuve muchas curiosidades que preguntarle a una legeremante, pero hasta la fecha no había conocido a nadie ―confesó. ―Es una carrera muy difícil, así que mi respetos. ―Se sinceró, sin tener problemas a admitir los logros ajenos.

Sus ojos también fueron hacia dónde apareció Susana Bloch, pero él no sintió deseos de ir a saludarla ni mucho menos. Era cierto que se había despertado por si tenía ocasión de conocer a alguno de los ponentes, pero jamás se le ocurriría acosarle como estaban haciendo todos esos con Susana. Si había posibilidades naturales de chocar de manera inequívocamente casual en la mesa de los zumos de naranjas, pues genial, ¿pero acosarle en su primer minuto en el evento? No, gracias. Ni ganas de quedar como un fan patético ni como un pesado.

―Evidentemente ―le respondió, pensando que le estaba preguntando a él de verdad. ―No te voy a mentir: bajé tan pronto por si tenía ocasión de encontrarme con alguien de los ponentes, más que nada para presentarme, pero ir ahí ahora sería ser una más del montón. Y tú no eres una más del montón. ―Le hizo reflexionar, ladeando una sonrisa. ―Cuando termine su conferencia, lo normal es que haya bastante tiempo para que ella pueda atender a todos los que fueron a verla. En ese momento te presentas y le dices lo que quieras. Si consigues que tenga curiosidad por ti y tus dudas, es hasta posible que sea ella quién en la cena, o en otro momento, sea quién se acerque a ti ―le comentó a la hija de Adalai, calculador. ―Es lo que haré yo. Además, no creo que quieras quedar como una fan pesada del montón, ¿no? A nadie les gusta esa gente. ―La intentó picar un poquito, para que se replantease sus opciones. ―Así que... casi mejor que te quedes hablando conmigo, cuéntame: ¿cuáles son tus planes para hoy? No vine con nadie. Si nos coincide algo, podría hacerte compañía. Si no te molesto, por supuesto.

Ayax era un ser introvertido por naturaleza, pero en el campo profesional y de interés era diferente. Le gustaba intentar ser un poco social y, pese a su timidez con su naturaleza, quería poder compartir aquello con alguien de interés y la hija de Adalai, una futura legeremante, sin duda parecía la mejor opción.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Becario Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.274
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 212
Puntos : 135
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneBecario Área-M

Harper Jones el Lun Dic 24, 2018 6:54 pm

Mientras me hablaba sobre su familia comence a repasar en mi cabeza a cuántos de aquella rama de magos conocía, y si me apresuran creía conocer sólo un par, y ahora uno más, la zanahoria de los Edevane. Mi rostro se mantuvo neutro cuando me comentó que le alegraba saber que mi madre había hablado de él, aunque fuera de manera general, bien por él, a mí la verdad poco me importaba eso, por lo que mi atención no se quedó pegada en esa sonrisa de niño pequeño que de pronto le había aparecido y se fue a vagar por los alrededores para ver si reconocía algún otro rostro conocido, hasta que sentí que se iba a la mesa de alimento y le seguí, más que nada para poder terminar esa conversación de buena manera.

Le comenté la carrera que estudió y sonreí sutilmente cuando observé su rostro de asombro, me gusta ver esa reacción en la gente, era una carrera que en su mayoría la gente admiraba, ya que a todos de alguna u otra manera le gustaría poder intrusear aunque sea una mente ajena, y yo podía, con o sin permiso de su receptor. - No es difícil o bueno al menos para mí no lo ha sido.- le comenté encogiendome de hombros, no por nada era la mejor de mi generación. - En mi generación de los que empezamos sólo quedamos la mitad, y para mí hay dos opciones de por qué pasa aquello: una es porque te victimizas diciendo que es difícil para tapar tu flojera monumental, o dos simplemente no tienes pasta para esto y la carrera te quedó grande, y ya está. No puedes llegar a estudiar esta carrera sin haber tocado aunque sea un puñetero libro de ello en tu vida, eso es ser demasiado iluso, un niñato, y eso la gente no lo comprende. Uno para mantenerse acá debe ser curioso, un persona sedienta de conocimiento, y eso a mí me pasa, cada vez me gusta más lo que estudio y me llama a seguir profundizando, por eso vengo a todos los encuentros que puedo y trato de ser abierta a todos los tipos de conocimientos o estudios al respecto, la mente humana es demasiado compleja como para quedarse con una sola versión, y acá podré escuchar y aprender de mínimos diez versiones, y eso para mí al menos es algo completamente fascinante. - le confesé algo emocionada. Es que la mayoría del tiempo podía parecer una chica muy borde, y no se confundan que sí lo soy, pero cuando empiezo a hablar del rubro que estudio salía ese lado de mí que muy pocas personas conocían, ese hablador y contento.

Pero de pronto todo pensamiento o distracción desapareció, contuve mi respiración y me quedé mirando a una de las mujeres que en esta vida admiro profundamente. Recordé mientras la miraba ingresar como un gran pavo real al lugar rodeada de sus admiradores  la primera vez que supe de ella. Fue gracias a mi abuelo, y me sorprendió de sobremanera manera que él me presentará a una mujer, ya que como todo hombre mayor y algo clásico siempre tendía a prestarle mayor atención al sector masculino, pero Susana Bloch supo captar el interés de mi abuelo para que luego él me regalara su primer libro para mi decimosexto cumpleaños. Me dijo textualmente "Te regalo este libro porque veo en ella el mismo ímpetu que veo en tí, y estoy seguro que más temprano que tarde tu también, al igual que ella lograrás hacerte un espacio en nuestro rubro favorito." Me lo leí en una sola noche, para al día siguiente hacer un ensayo sobre su teoría, sólo por gusto, para luego comprar sus demás libros y seguirla a dónde fuera que se encontrase, al igual que hoy.

Pestañee un par de veces y giré mi rostro para mirar al pelirrojo, al parecer había pensando que le había preguntado a él sobre mis próximos pasos a seguir, no le señalé su equivocación y tampoco caí en su juego de palabras, sólo me limite a girar sobre mi eje e ir a la mesa para tomar un vaso de zumo de naranja, del cual tomé un sorbo para volver a hablarle.- Hoy pienso ir a todas las cosas que están en el programa ¿tú? .- le pregunté curiosa.- Susana Bloch aparte de la charla hará un workshop práctico demostrando empíricamente sus conocimientos. Hay que inscribirse en el mesón de allá.- le apunté el sector de la esquina izquierda del salón donde se encontraban cuatro personas en mesones.- Sé que viene muy de cerca la recomendación, y quizás ya no quedan cupos pero  si yo fuera tú lo tomaría ¿sabes? Creo que podría interesarte, ya que trabaja con el comportamiento humano seleccionandolo en patrones emocionales.- le señalé encogiendome de hombros. - Y no, no me molesta tu compañía, hasta el momento.- le dije mirándolo con una ceja enarcada.

Tome un pote con frutas variadas y comencé a caminar hacia una mesa vacía.- ¿Te quedarás los tres días?.- le pregunté, mientras de reojo miraba fugazmente la mesa en donde se encontraba Bloch, sólo por mantenerme al tanto, pero solo fue un par de segundo para luego volver a mirar al pelirrojo.  
Harper Jones
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Dua Lipa
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 13.661
Lealtad : Mortifagos.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 24
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6059-harper-jones-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t6078-harper-r-e-l-a-c-i-o-n-e-s http://www.expectopatronum-rpg.com/t6112-what-you-waiting-for-crono-harper-jones http://www.expectopatronum-rpg.com/t6113-harper-is-not-available-leave-a-message-correo-h-jones
Harper JonesUniversitarios

Ayax Edevane el Dom Dic 30, 2018 5:09 pm

Qué graciosa era Harper alardeando no solo de su carrera, sino también de sus logros dentro de ésta. Estaba claro que no había sacado la modestia su madre. Ayax la atendió divertido mientras se comía aquel panecillo de la mesa de la comida, pues le encantaba escrutar las personalidades de las personas y ver que conformaban su ser. Y vamos, a Harper se le notaba que quería hacerse notar como alguien grandiosa y especial, lo cual es totalmente respetable: ¿quién no quiere ser grandioso y especial? La ambición era uno de los rasgos más valiosos hoy en día, en donde está tan complicado conseguir las cosas. Pero vamos, eso no quitaba que quedase como una pedante. Que ojo, Ayax también lo era, pero lo disimulaba más.

—¿No puede ser simplemente porque a una persona no le gusta esa carrera y se ha equivocado con la elección que determinará su vida profesional? —preguntó retóricamente con respecto a su pensamiento tan drástico. —Entiendo que intentes dejar en buen lugar a tu carrera, es cuestión de orgullo, nadie quiere admitir que lo que ha estudiado es una mierda o es fácil, no obstante, creo que la estás sobreestimando. No solo a la carrera, también a ti —dijo con sinceridad, sin intención de quedar bien, sencillamente de hablar con claridad. —No te quito razón en decir que hay personas muy vagas que le echan la culpa a otros factores, pero esa motivación que tu sientes por la legeremancia va ligada a la vocación que sientes por ella, no porque seas una proeza. A mí, por ejemplo, esa carrera no me llama en absoluto: no porque sea difícil, sencillamente porque no me gusta, pero me veo perfectamente capacitado para haberla sacado. Así que la hubiera dejado para buscar mi vocación, no porque no fuese capaz. —Hizo una pausa. —Has tenido suerte de saber cuál era tu sueño desde los diecisiete años, pero mucha gente a esa edad no sabe ni qué hacer con su vida y actúan en base a sus errores.

En estas ocasiones el pelirrojo soltaba lo que pensaba y luego, si eso, pensaba si lo que soltaba estaba bien. La verdad es que después de hablar se dio cuenta que, teniendo en cuenta como era Harper—por lo poco que la había escuchado a hablar—quizás se ofendía por haberle dicho abiertamente que se creía más de lo que era. Que ojo, no lo había dicho de manera despectiva, solo como un apunte subjetivo por su pedantería.

Luego Ayax se limitó a darle su visión del asunto con respecto a parecer un fanático estúpido yendo a pedir autógrafos desde antes de que hubiese sido la conferencia. Porque una cosa estaba clara: le había preguntado a él, que ahí el único que hablaba con una amiga imaginaria era él.

—Pues iba un poco a ver qué me depara el destino, aprovechando las oportunidades. Supongo que me apuntaré a ese workshop, me interesa para lo que estoy estudiando ahora mismo. —Cogió un pote de frutas variadas él también y caminó tras ella hacia donde quiera que fuera, pues ahora mismo Ayax estaba en plan colibrí libre tanteando el terreno. —Sí, hasta el final. El último día había algo que me interesaba, aunque ahora mismo que no tengo el panfleto delante no lo recuerdo. La verdad es que sabía que vendría desde hace tiempo, pero he estado tan ocupado que estoy un poco desubicado con todo. —Se llevó un trocito de plátano a la boca. —Que rico está el plátano, ¿eh? —Comentó francamente sorprendido por el sabor del plátano.

Él, sencillo, que de verdad disfrutaba con los pequeños placeres de la vida.  

—Mira —dijo, mirando a Susana, la que parecía ser una de las referentes de Harper Jones. —Ha ocurrido un milagro y está sola intentando decidir qué bocadito es mejor, ¿vas a ir? —Ladeó una sonrisa.

Detrás de la famosa ponente se podía ver como un chico, de gafas y ataviado con ropas que comúnmente se reconocerían como de 'perdedor' o 'friki', la asechaba como si estuviese a punto de cazar a una presa. Y es que, al igual que Harper, era una persona que estaba deseosa de conocer a Susana y de demostrarle lo mucho que valía al respecto, así como todos sus conocimientos. Ayax se quedó como observador, mirando aquella escena mientras seguía pinchando trocitos de fruta y llevándoselos a la boca.
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Becario Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.274
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 212
Puntos : 135
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneBecario Área-M

Harper Jones el Miér Ene 23, 2019 3:31 pm

El rostro de emoción que había nacido en mí, de manera completamente natural, al comenzar a hablar de mi carrera se esfumó al acto en que el pelirrojo abrió su boca. Mi rostro se volvió neutro y mi ceja izquierda comenzó a subir altiva a medida que él iba avanzando en sus palabras. Cuando terminó de hablar lo quedé mirando en silencio, no porque me había dejado sin palabras, sino más bien porque por una fracción de segundos me dieron unas ganas monumentales de meterme  en su cabeza, y eso, cuando me sucedía, muy pocas veces por cierto, debía darme el tiempo (por obligación más que por gusto) de detener mi ansias. Ya que meterse en mentes ajenas sin permiso, era de muy mala educación.

¿Tú estudiaste Medimagia, no? ― le pregunté ladeando un poco mi cabeza, para tomar un sorbo de mi zumo de naranja. ― Que curioso...- solté al aire,  sin siquiera esperar su respuesta, ya que más que una pregunta lo anterior había sido una aseveración.― Siempre he pensando que esa carrera en particular se ve empíricamente que la teoría sólo cobra vida en la práctica. Ya que de qué te sirve tragarte todos los libros habidos y por haber si es que no lo realizas con tus propias manos, y así ver si dicha poción, u sustancia no termina explotando en vez de ser lo que en tu cabeza querías que fuera.― agrege con tono de reflexión, de una muy profunda, pero que en el fondo se sabía que iba a algo más, que iba a rematar en algo que iba más allá.― Y aquí va ahora lo que me causa mayor curiosidad, porque haber dejame ver si entendí bien...- arrugué la nariz como si anduviera buscando un pensamiento en mi cabeza, pero que en el fondo ya lo sabía sólo que le estaba dando un poco más de dramatismo.― Tú acabas de decir que mi carrera y yo quizás nos estamos sobreestimando ¿no? y que de seguro de haberte gustado esta rama de la magia, no te hubiera sido difícil ya que te crees completamente capacitado. Hmmm...interesante. Interesante viniendo de alguien que para crear debe vivir y no sólo teorizar. Y sí, quizás sobreestimo a mi carrera y de paso a mí. Pero al menos lo digo con conocimiento de causa, y sí, algunos sí se van por vocación, pero son solo un uno porciento, porque el otro noventa y nueve,  ahora se encuentran calentando una silla en las empresas de sus padres. La gente victimiza mucho a los adolescentes y ellos se aprovechan con sus frases de "Que difícil la vida, que difícil escoger mi futuro" esperando que todo se lo ofrezcan en bandeja. Quizás yo pertenezca al grupo de los sobreestimados, pero déjame decirte algo, Edevane...- hice un pausa para dedicarle una mirada de pies a cabeza.- ...creo que tú también formas parte de mi equipo.― le dije dedicandole una mirada helada, para luego terminar todo el contenido de mi vaso y dejarlo sobre la mesa.― Porque hasta que tú no logres meterte en un cabeza con tan solo mirar a alguien, te recomiendo no decirle a una persona que está estudiando para ello, que tal vez no sea tan difícil. A mí quizás no me resulte dificultoso, y quizás en parte es por mi temprana vocación, pero también es porque me parto el culo todos los putos días para ser la mejor la mejor en mi rubro, con la única diferencia que no ando llorando por aquello, sino que me hago cargo.

Me voltee en un intento de ver algo más que llamara mi atención que la zanahoria parlanchina que estaba a mi lado, y así fue. Frente a mi ojos no estaba nada más ni nada menos que Susana Bloch, y con su presencia se me olvidó todo lo ocurrido hasta el momento, se me aceleró el corazón y todo, porque así de tonta me pongo a veces cuando veo frente a mí a alguien a quien admiro profundamente.

Luego Edevane me comenzó a hablar y me sacó de ese mundo de fantasía donde Susana y yo compartimos un té hablando de la vida y sus conocimientos. Lo miré y necesite pestañear un par de veces para volver al mundo de los simples mortales, que por desgracia yo también formaba parte. Le comenté sobre el workshop y charla que Bloch iba a hacer aquel día, invitándolo a formar parte de ambas cátedras una más teórica que a otra. Y de paso, le señalé que su presencia no me causaba desagrado, porque a pesar de haber tenido un intercambio un poco hostil hace unos momentos, sabía reconocer a alguien interesante a al vista, y a las que valía la pena quizás dar segundas hasta terceras oportunidades. Tome un pote con frutas y comencé  a caminar a la mesa vacía más cercana.

Bien ― le dije al saber que se uniría a las cosas que lo había invitado a formar parte. Me senté en una mesa cercana a los ventanales y al hacerlo saqué un programa de mi bolso para tenderselo ― Ahí tienes uno, siempre sacó dos por si uno se me pierde.― le comenté encogiendome de hombros para luego llevarme una fruta a mi boca. ― Esta normal.― le dije cuando me habló del plátano. Pensando que el chico era bastante extraño, pero a mi lo extraño en vez de alejarme me acerca más, así de extraña también soy.

Miré hacia donde me indicó y algo en mí se tensó al pensar que tal vez esa sí sería una buena oportunidad para hablar con ella, pero solo me basto con ver a ese chico friki a sus espaldas con su cuaderno pegado a su pecho y nudillos tensos por la presión de encontrarse a pasos de Susana para que todas mis ganas de acercarme a ella se esfumaran. ― No, ya más tarde tendré mejores instancias.― dije sin darle mayor importancia, apartando mi vista de esa penosa imagen.

¿Qué una no puede tomar ni desayuno tranquila?

Se escuchó en todo el salón, volví a dirigir mi mirada hacia la zona de bocadillos y ví como el chico se encontraba rojo como tomate y Susana se dirigía a su mesa balbuceando de seguro maldiciones por diestra y siniestra a sus fans molestos.

Lo volví a mirar con rostro neutro, como si nada hubiera acabado de pasar―¿Qué estás estudiando ahora mismo?― le pregunté curiosa, haciendo alusión a lo que me había comentado hace un rato.

***

La mañana había pasado tranquilamente, y la conversación con Edevane cada vez se hacía más fluída, reconociendo de paso, aunque silenciosamente que el pelirrojo era una chico bastante inteligente e interesante. Y ahora, que nos encontrábamos caminando hacia la charla que daría Susana Bloch, estábamos en esa instancia dónde uno le pregunta cosas que le causan curiosidades del otro, como por ejemplo ― ¿ Por qué decidiste trabajar de becario en el Área-M? Digo, vale todos sabemos que actualmente es el lugar con mayores recursos y libre albedrío para investigar, pero quiero saber qué es lo que te llamó la atención a  tí de ese lugar ― le pregunté con mirada curiosa, mientras caminaba a paso rápido hacia el salón donde se realizaría la conferencia de el último libro de mi investigadora favorita, ya que quería los mejores puestos, claro esta.
Harper Jones
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Dua Lipa
Edad del pj : 21
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 13.661
Lealtad : Mortifagos.
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 48
Puntos : 24
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6059-harper-jones-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t6078-harper-r-e-l-a-c-i-o-n-e-s http://www.expectopatronum-rpg.com/t6112-what-you-waiting-for-crono-harper-jones http://www.expectopatronum-rpg.com/t6113-harper-is-not-available-leave-a-message-correo-h-jones
Harper JonesUniversitarios

Ayax Edevane el Jue Ene 24, 2019 3:23 am

No había que saber LEER MENTES para saber que Harper se había ofendido por el comentario de Ayax, tratándola como una persona muy altiva que no sabía controlar su prepotencia y que, de manera totalmente innecesaria, mostraba su avidez de conocimientos dejando a otros por debajo en vez de demostrando de lo que era capaz.

—Te equivocas —¡Oh! Cada vez que decía eso se sentía muy bien. —En todas las carreras se demuestra que de nada sirve saber teoría si no sabes llevarlo a la práctica. Un arquitecto o ingeniero, por ejemplo, que nada tiene que ver conmigo ni lo que he estudiado, podría matar a una persona construyendo mal una casa o un puente si no refleja bien todo lo estudiado en sus libros. —Hizo una pausa. —Y es una carrera que podría ser igual de difícil que la nuestra.

Luego dejó que hablase, mirándola con curiosidad. Tenía mucha por saber qué iba a decirle, pues para Ayax todo lo que había dicho no tenía ningún tipo de contra argumentación. Le había dado su opinión, nada más, pero al parecer ella también quería dar la suya. Le pareció fascinante que diese por hecho la manera de actuar de Ayax, así como hiperbolizar los porcentajes sólo para darle razón a su argumento.

—Pues crees mal. Yo no sobreestimo mis capacidades. —Respondió tajantemente mientras ella dejaba su vaso sobre la mesa.

Y era cierto: Ayax era egocéntrico, narcisista, quería ser el mejor, pero no consideraba que, por ejemplo, fuese mejor medimago que Amalthea, su prometida. Cada uno estaba hecho para lo que estaba hecho y el pelirrojo era muy consciente de sus debilidades, faltas y manías. Sin embargo, también era consciente de sus ambiciones, sus puntos fuertes y de lo que era capaz.

Desde que una persona decía una palabrota en mitad de una argumentación, quedaba claro que la ofensa había sido real y el enfado estaba latente. Eso o era una malhablada, lo cual no le parecía propio de la hija de Adalia, sobre todo sabiendo como era ella. Y al final no pudo evitar sonreír, francamente divertido.

—¿En serio me estás diciendo eso? ¿Meterte en la cabeza ajena con tan solo mirarme, sin usar varita? —Bufó, descortés. No dudó ni un momento en atacar con ironía. —Claro, perdona, me había olvidado que estoy frente a la maestra de la legeremancia, esa misma que todavía ni se ha graduado.

No se creía que fuese capaz.

Finalmente cogieron los bol con fruta y comenzaron a caminar. Harper le obsequió con un folleto para que pudiese leer las cosas, después de que no disfrutase del plátano. Esta señora, no sabe disfrutar de los pequeños placeres de la vida. Luego le toca un plátano pocho y seguro que se queja, pero le toca uno bueno y no dice ni pío. Desgradecida.

Ayax pasó un poco de todo lo relacionado con Susana en ese momento, leyendo aquel programa con interés mientras con la otra mano se llevaba trozos de fruta a la boca. Todo hasta que escuchó a Harper.

—En mi tiempo libre estudio un Master en Psiquiatría. Todavía no he comenzado a hacer ningún estudio propio en el Área-M, por lo que estoy todavía formándome fuera.

***

Había llegado el momento de la conferencia de Susana, por lo que Ayax se había pegado al culo de Harper sencillamente porque era la única persona que conocía y si bien el pelirrojo era lo suficientemente asocial como para pasar toda la velada sola, era la hija de Adalai y le daba curiosidad. Además, todavía estaba esperando que Harper entrase en su mente de strangis y se encontrase con Ayax pensando sobre plátanos. Caminaban rápidamente hacia los puestos delanteros, mientras mantenían una conversación.

—En realidad mi decisión es trabajar como extirpador, pero desgraciadamente nadie empieza siendo alguien. —Recalcó que para él la palabra ‘becario’ no era nada por la que sentirse orgulloso, por lo que luego prosiguió: —Pues precisamente por lo que has dicho: para poder investigar. Durante la carrera tuve bien claro que no quería dedicarme a la sanación y la medimagia no fue la meta, sino un puente hacia lo que yo quería. Quiero especializarme en enfermedades mentales y tengo muchos estudios que quiero poder investigar en el Área-M. —Se sentaron entonces en la primera fila, en donde Ayax se acomodó y cruzó sus piernas. Se llevó al mano a la boca, para tirarse un eructo por el que no abrió la boca. El dichoso plátano que rico estaba pero como repite. —¿Y tú? ¿Después de graduarte te vas a limitar a dar clases o cuál es tu plan?
Ayax Edevane
Imagen Personalizada : Te guiño un ojo.
RP : 10
PB : Cameron Monaghan
Edad del pj : 23
Ocupación : Becario Área-M
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.274
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No
RP Adicional : 000
Mensajes : 212
Puntos : 135
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6060-ficha-de-ayax-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t6074-relaciones-de-ayax-edevane#89254 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6070-cronologia-de-ayax-edevane#89221 http://www.expectopatronum-rpg.com/t6069-correo-de-ayax-edevane#89220
Ayax EdevaneBecario Área-M

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.