Situación Actual
14º-20º
18 mayo -> luna nueva
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Gwendoline Edevane pj destacado
JOAHNNE & EDWARD Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

And we thought we were different. || Freya [FB]

Ian Howells el Jue Nov 22, 2018 2:33 am

Recuerdo del primer mensaje :

And we thought we were different. || Freya [FB] - Página 2 VVbBMcp
15 de octubre del 2018 — San Mungo, planta de pediatría, 13:23 horas — Freya & Ian

Perseo se estaba cagando.

Pero literal. Siempre había sido un niño con una habilidad para cagarse encima que era digna de admiración y, por norma general, solía tener una caca dura y bien formada—aunque hablar de esto sea un poco raro—que olía horrible. De verdad que Ian muchas veces pensaba que dentro de su hijo había algo mal porque no era normal que su mierda oliese tan mal. Pero no importaba, porque él lo quería igual aunque defecase puro veneno. El problema residía en que esos días que se quedaba con Ian, estaba como estreñido. Y claro, ya sabéis lo insoportable que es un niño de año y medio estreñido, todo el rato llorando mientras se lleva la mano a la barriga y sufre. El problema fue cuando hizo caca y soltó tremenda diarrea que vete tú a gestionar todo eso. Entre el dolor de barriga, la diarrea y que incluso le había subido un poco de fiebre, Ian se dejó de rollos y llevó a su hijo a San Mungo, asumiendo que debía de tener algún tipo de virus de estómago que lo estaba matando por dentro.

Podría sonar un poquito egoísta, pero esperaba que no se lo pegase porque odiaba ponerse malo de la barriguita.

Así que ahí se encontraba, sentado en una de las sillas del ala pediátrica de San Mungo, a la espera de que le tocase su turno. Había ido sin cita, por lo que tenía que esperar a que entrasen las tres personas que tenía delante. Mientras tanto, Ian tenía a su hijo sobre su pierna, moviéndola como si estuviese sobre un caballito. Su hijo, sonriente y sudoroso—por la fiebre—se movía con ilusión sobre la pierna de su padre mientras éste le acariciaba la espalda.

Había tenido que cancelar unas citas ese día para tatuar, pero tener a Perseo malo le quitaba muchísimo tiempo y, como es evidente, con el mal rollo que existía ahora mismo con sus padres, prefería pedirle lo mínimo posible. Estaba en ese proceso de independencia y adaptación en donde quería, ante todo, que sus progenitores se diesen cuenta de que Ian podía ser un hombre independiente que no tuviera que depender ni de su economía ni de su techo. Y bueno, siempre podía haberle dicho a Alexandra que le ayudase con Perseo, pero no quería abusar de la hospitalidad de su compañera de piso, por mucho que adorase a Perseo. Además de que prefería llevarlo a San Mungo en vez de a un médico muggle. A decir verdad, Perseo no tenía ni documentación ni registros muggles, por lo que no tenía médico asignado en ninguna consulta no mágica.

Papi —dijo Perseo, girándose para mirar a Ian. Él le atendió. Perseo no sabía hablar bien, pues solo tenía año y medio, no obstante, sabía algunas palabras con las que comunicarse. —Barriga duele —añadió, frunciendo el ceño.

¿Barriga duele? —preguntó Ian, sorprendido.

Entonces cogió a Perseo, lo puso boca arriba sobre su regazo y comenzó a hacerle cosquillas suaves por todo el tronco. El niño rió divertido, hasta que se le salió un pedo. Al salir el pedo, el niño paró de reír de golpe y se llevó las manos a la cara, como avergonzado.

¡Pero bueno, Persie! —Rió Ian, fingiendo que olía mal.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.710
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 942
Puntos : 654
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Freya Howll el Jue Mar 07, 2019 4:53 am

Un hombre me había tocado y temí lo peor. Sin embargo, no eran sus manos del tamaño de aquel que destruyó —y aún lo hace— mi vida. El enojo reverberaba desde mi garganta escupiendo uno de los tantos apodos que le había dado a él. Ni siquiera le hacía justicia, me quedaba corta para describirlo. Ignoré el hecho de que nadie fuera de mi círculo conocía a la escoria, solo con mencionarlo descargaba lo que tanto me pesaba. Y lo seguiría haciendo, días insultando, gritando y llorando no habían demostrado progreso alguno para olvidar la opresión de mi pecho cuando debía hablar sobre cómo me habían arrebatado la posibilidad de ser madre.

Frente a los demás era Freya, la fémina que no se avergonzaba de su sexualidad y no tenía problema alguno en expresar su opinión sea quien fuese su receptor. Que decía más de un taco. Que podía meterte la hostia de tu vida si te propasabas. Toda la fortaleza y seguridad que mostraba hacia el exterior se desmoronó desde su interior. Como espectadores vislumbrando las primeras ruinas del castillo. Rogué a Ian que me sacara de los pasillos al ser consciente —en un lapsus de prudencia— de mí alrededor.

Me aferré a su brazo como si mis piernas en algún momento fuesen a fallar. Confié en él, verdaderamente. En otra época hubiese negado rotundamente la ayuda de Ian hasta me reiría en su cara por siquiera insinuarlo. Pero, qué importaba aquello si estaba cumpliendo mi deseo de desaparecer y poder llorar todo lo que me placiera sin ser juzgada. Porque de recibir ese trato de su parte, este no esperaría a quedar a solas. Lo haría frente a todos — junto a los que cuchicheaban a mis espaldas— para lanzar sus comentarios oportunos.

Inspiré hondo conteniendo el aliento, cuando no pude más lo solté pero no servía. Mis ojos continuaban humedecidos y de estos bajaban largas lágrimas. Al menos habíamos llegado. ¿A dónde?

¿Los baños de hombre? — inquirí con la voz ronca. — ¿Qué pretendes de mí? — intenté bromear pero al final la oración gemí. Gemí del dolor y cubrí mi rostro con el dorso de una de mis manos mientras me quebraba por segunda vez. Sabía que estábamos solos y, tal vez, ese factor había sido el determinante para tener uno de mis momentos de pánico.  

La desesperación me invadió, se entremezclaban los recuerdos y no podía detener el torrente de pensamientos avasalladores. El dolor latente en mi mandíbula por una cachetada. El golpecito inofensivo que había dado mi bebé para llamar la atención. La patada en mi vientre combinada con un crucio que desgarraba cada uno de mis músculos. Las yemas de mis dedos acariciando la redondez que albergaba a otra vida. Mi garganta destrozándose por mis propios chillidos. El sonido melodioso del latido de su corazoncito. Las palabras de mi hermana en un sueño que anhelaba fuese cierto: “Mamá dice que podemos encontrar lo bueno dentro de lo malo”, acompañado de una sonrisa  que llegaba a su mirada expectante. El llanto de Skadi pidiendo que me quedase con ella.

¿Qué necesitaba?

Mi bebé…— gimoteé llevando una de las manos a mi vientre vacío, recordé la sangre que ensuciaba mis piernas y como mi visión se nublaba solo para despertar sin mi hijita. —Quiero a mi bebé…— repetí ahogada entre los sollozos. Mis dedos se doblaron llevando consigo parte de mi blusa, arrugándola, formando un puño. La fuerza se podía evidenciar en mis nudillos que se aclaraban.

No lo resistí más, no podía. Quería gritarlo, exigía un mejor futuro. —Perdí a mi bebé… — jadeé en busca de aire pero solo encontraba el aturdimiento de la verdad. — ¿Por qué? — alcé la voz mientras buscaba la mirada de Ian como si el pudiese darme una explicación razonable.
Freya Howll
Imagen Personalizada : And we thought we were different. || Freya [FB] - Página 2 Tumblr_inline_ok2hybM4qq1td28xc_500
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 11.552
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 178
Puntos : 80
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Ian Howells el Miér Mar 13, 2019 1:43 am

—No tía, te traje aquí porque sabía que no iba a haber nadie… —Le respondió en su más sincera inocencia, pues no identificó esa ‘broma’ teniendo en cuenta que estaba llorando. E Ian entraba en modo concentración suprema cuando una mujer le lloraba delante, pues no sabía nunca cómo reaccionar al respecto.

Y no sabía cómo reaccionar porque por norma general no sabía el motivo de ese sentimiento. Cuando lo sabía, podía acudir a las típicas cosas que se dicen para intentar aliviar el dolor de la otra persona y ser un poco gentleman, pero en aquel momento, como de costumbre, no tenía ni idea. Se imaginaba que sería algún tipo de problema familiar: debería de tener ya a su hijo, por lo que quizás un problema con el padre, o quizás no tenía nada que ver y podría haber sido un problema en la universidad. ¿Pero sinceramente? Pese a que la intuición no era precisamente lo que mejor se le daba a Ian, ver a Freya tan mal sólo el sugería que podía ser algo familiar: ¿acaso había algo más importante que la familia, como para romper a una persona tanto? El chico no la había visto nunca así, así que descartó de inmediato todas las cosas ‘banales’ que no molestarían ni un poco a alguien como ella.

Es por eso que cuando le dijo que quería a su bebé, lo primero que pensó es que el padre de la criatura se lo había llevado a algún lado por culpa de una discusión o algo parecido. Y en ese momento le hirvió la sangre a Ian: ¿cómo iba una persona a separar a su hijo de su madre? De verdad que si hubiese tenido al tipo delante, le hubiera reventado sólo por haber hecho y dejar a una persona así.

Sin embargo, sin poder decir nada todavía, ella añadió la pieza clave para que a Ian se le destrozasen todas las defensas: ¿había perdido a su bebé? Y no fue solo esa noticia lo que le destruyó por dentro, sino la mirada de Freya en sus ojos, como si le pidiese una explicación; un por qué. Como si le pidiese a Ian un motivo lógico y coherente como para que eso hubiese podido pasar y no sentirse mal por haber perdido algo tan pequeño, que significa algo tan grande.

—Y-yo… —No sabía qué decir, se había quedado mudo.

Ian Howells mudo, ¿en qué mundo pasaba eso?

Así que cuando reaccionó y no pudo aguantar más su mirada sin poder decirle nada coherente que la pudiese hacer sentir mejor, Ian la sujetó y la abrazó fuertemente, casi de manera protectora, con una empatía hacia ella que no creía poder sentir por nadie nunca. Y es que… no se podía imaginar lo que debería de estar sintiendo, porque no se podía imaginar haber perdido a Perseo antes de que naciera y es que estuvo a punto. Eris estuvo en la batalla de Hogwarts cuando cambió el gobierno y… las cosas no es que salieran precisamente fáciles. Y ahora imaginar perder a Persie…

—Lo siento, tía, lo siento mucho —le repitió, apoyando su cabeza en su pecho y acariciando su cabeza.

Y no le pasó desapercibido que antes había dicho ‘al hijo puta de mi progenitor’, pero no entendía nada. ¿Qué tenía que ver su padre en todo esto? Como es evidente, Ian no se imaginaba que un padre podría haber hecho lo que le hizo a Freya, sino que creyó que la pérdida de su hijo había sido natural y por un error. Así que tras abrazarla, se separó de ella pero no la soltó de sus hombros, sujetándola con fuerza. La volvió a mirar a los ojos.

—De verdad, lo siento mucho, no… tendrías que haberlo perdido. Joder… menuda putada, me cago en la puta… —Debo incidir en el hecho de que Ian se ponía MUY nervioso en esas situaciones y no sabía qué decir. En ese caso menos, un caso que le había cogido muy de cerca y de sopetón.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.710
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 942
Puntos : 654
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Freya Howll el Vie Abr 19, 2019 7:07 pm

Largas y crudas gotas descendían por mis mejillas. Aquellas paredes —y unos cuantos cubículos con retretes— construían un fuerte transitorio para el temporal de emociones que luchaban dentro de mí. Mi mente abrumada no procesaba más de una cosa a la vez y, en este momento, estaba ocupada recapitulando sucesos azarosos y agonizantes para romper aún más mi corazón. Era la mismísima inestabilidad emocional presentándose ante todo el mundo, de no ser por Ian que me había apartado. Sólo podía llorar, el sentimiento que me recorría era inexplicable, tal vez podría decirse que sentía como si estuviese siendo desgarrada desde mi interior.

Mi broma quedó balanceándose entre ambos, en un intento fallido de recomponerme claramente. Mis gemidos de dolor y el mar de lágrimas no hacían más que entorpecer mi acto de recuperar mi compostura. Era una derrota a mi batalla insostenible.

Estaba tan perdida entre los recuerdos que mis pocas palabras tropezaban en mi lengua siendo incomprensibles para un tercero, sujetas a cualquier interpretación y por mucho, erróneas. La nebulosa que me cubría tampoco permitía que me corrigiese o tener la consciencia de que no estaba siendo clara, ensimismada sufría. Pero, no me importaba. Había algo más que me movilizaba pero que sabía la respuesta: no lo obtendría por más que lo intentara mil y una veces. Cuantas veces llorase, gritase o me sumiese en las tinieblas de la desesperación no lograrían que pudiese tener, al menos, unos minutos a mi bebé en brazos. Ni siquiera había sentido la sensación de peso encima de estos, solo había vacío. Un vacío trémulo que tomaba posesión de mi vida, tampoco evitaba aquello.

Existían noches oscuramente tranquilas que se corrompían de las pesadillas más crueles que uno podría imaginar para tomar el control, para retorcer aún más mis sensaciones, para hacerme enloquecer. Pesadillas que se adornaban de gorgoteos de un bebé hambriento que quería la atención de una joven madre que si bien poco sabía de ser madre, tenía todas las intenciones de disfrutar de la maternidad acompañada de esa criatura. Sin embargo, un sueño que parecía ser eso: un simple y anhelante sueño, se convertía en los escenarios más lóbregos posibles. Tomar en brazos a mi diminuto bebé para que el pequeño peso se viese disuelto a los segundos, sangre lo reemplazaría y los alaridos desde mi garganta cubrirían la escena. Mi visión se volvería rojiza, mis pies se encontrarían recorriendo la mansión de quién ayudó a mi creación mientras reclamo por ayuda para encontrar a quién tenía en mi vientre por meses.

Podría ser tomada por loca, no me importaba. Ni siquiera importaba que mis pensamientos rompiesen las líneas y sean inteligibles las oraciones escritas de mi sufrimiento. Sin soportar el nudo de mi garganta di una noticia que podría poco importarle a Ian, o todo lo contrario. Busqué de forma desesperada su mirada esperando que tuviese la solución a mi pérdida.

Pero él no tenía una respuesta. Al menos, no la que yo necesitaba.

Nadie la tuvo cuando desperté y supliqué que me explicasen qué había ocurrido. ¿Por qué creía que ahora alguien podría tenerla? Era imposible, simplemente el hombre que una vez fue llamado, por mi parte, “padre” quería vengarse por los actos de una niña que buscó la libertad fuera de sus garras.

Las disculpas fueron oídas pero no podía retenerlas, el pensamiento de que nunca podría estar en paz disfrutando de la vida era cada día, cada segundo, más fuerte. No le bastaba con haber arruinado la infancia de su hija mayor, también quería hundir su futuro de maneras retorcidas sólo capaces de salir de una mente enferma y repugnante. No me quería muerta, eso lo había comprobado aquel día. Quería que sufra en vida.

Mi cuerpo deseaba acurrucarse en una esquina sin que nadie lo tocase, mi mente estaba mucho más allá. Lo abracé a Ian en una muestra de desesperación. Mis dedos recorrían su torso aferrándose a este, sujetándose a este mundo terrenal. Era la imagen de debilidad pura la que daba pero… ya no importaba. Los sollozos parecían menguar pero no era más un indicio de que me abstraía en mi misma, alejando cualquier tipo de compasión creando una muralla entre mí y el resto. — No tendría…— repetí con voz ronca a causa de mi estado. Asimilando las palabras. —… que haberme embarazado…— proseguí. Y es que si hubiese sido cuidadosa, no habría ocurrido esto. ¿No? — No tendría que haberla querido…— jadeé. —Así el mal nacido no me hubiese...— tomé aire, recosté mi cabeza en su cuerpo dejándome ir en mi pobre y escueto monólogo que sin premeditarlo había sido en viva voz, y no un pensamiento. —… torturado hasta abortar…— concluí.

Me odiaba, lo odiaba.

Y él, Robert Pendragon, estaba siendo ganador de esta guerra.
Freya Howll
Imagen Personalizada : And we thought we were different. || Freya [FB] - Página 2 Tumblr_inline_ok2hybM4qq1td28xc_500
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 11.552
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 178
Puntos : 80
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Ian Howells el Lun Abr 22, 2019 9:32 pm

No fue capaz de nada, solo de abrazarla con sinceridad, con dos brazos que entendían muy bien—o al menos creían creer—por lo que estaba pasando, porque de verdad que no se podía ni imaginar ni un poquito todo lo que estaría sufriendo por haber perdido a su hija. Y es que de verdad se sentía como una persona inútil en ese momento, sin más que poder hacer que abrazarla. ¿Sería suficiente, o no sería más que otro abrazo que a Freya en realidad no le aportaría nada de nada? ¿De verdad el abrazo de alguien como Ian podía darle aunque fuese un poquito de fuerza?

Se le había caído una coraza muy grande frente a Freya al verla así de débil y vulnerable y, en ningún momento, pensó nada malo de ella. Siempre la había visto tan fuerte, con tanto carácter… que verla ahora así, en cierta manera, le hacía verla como realmente era, sin tonterías de por medio. Le hubiera gustado mucho llegar a ese nivel sin que ella hubiera tenido que pasar por nada tan malo, pero ahí estaba, la Freya que jamás y nunca había visto.

Pese a que el llanto no le dejaba hablar muy bien, a Ian no le faltó detalle de todo lo que estaba diciendo y es que en aquella situación, no pretendía perderse ni una palabra.

—Eso no es algo que puedas elegir, Freya, hasta haciéndolo todo bien puede pasar… —le dijo Ian con respecto a embarazarse. Dudaba mucho que hubiese sido un embarazo deseado, pero es que hasta haciéndolo todo bien y tomando las protecciones necesarias, se podía llegar a dar el caso de que terminases embarazándote. No había sido el caso de ninguno de los dos, pero los había. —No digas eso, tía…

Pero no pudo decir nada más, ya que entonces llegó la parte importante: ‘Asi el malnacido no me hubiese torturado hasta abortar.’

Y ahí te das cuenta de lo ruin que es el mundo. Ian era consciente de que el mundo en el que vivía habían personas horribles que torturaban a otras, a veces con motivos y otras sin motivos. Él lo sabía porque pertenecía a una organización que lo hacía y, en ocasiones, hasta lo había visto. Él era consciente de que por ahí habían personas con poder que no dudaban en utilizar ese poder en contra de personas que no se lo merecían.

Pero hasta ese momento, no se dio cuenta de que hacer ‘oídos sordos y ojos ciegos’ no servía para nada. Ahora parecía que la realidad le había dado un bofetón. Se lo había dado a través de Freya y su hijo: ¿pero y si le llega a llegar porque su hermana melliza fue torturada? ¿O porque sus padres lo hicieron? ¿O Stella? ¿O Laith? ¿Qué hubiera pasado entonces?

Así que se separó de Freya y puso sus dos manos sobre sus hombros, con fuerza. La miró a los ojos de manera seria y pasó sus manos por sus mejillas, quitándole las lágrimas.

—¿Tu padre? —A ver, Ian era lento, pero no era gilipollas. No le fue difícil sumar dos mas dos y tener en cuenta todo lo que le había dicho. —¿Tu padre te torturó hasta abortar? —preguntó de nuevo.

Quería cerciorarse porque ya estaba sintiendo la rabia recorrer cada uno de sus huesos y cuando a Ian le recorría la rabia, o intentaba controlarse o lo rompía todo de por medio. Y ahora mismo no había persona a la que más quisiese romper que al hijo de puta del padre de Freya. Ian Howells no era un asesino, pero en estos casos… ¿por qué no? ¿Acaso no se lo merecía?

—Freya, si tu padre te ha hecho eso, tienes que denunciarlo —le dijo claramente, poniendo sus manos en su rostro para que lo mirase. —Eres mayor de edad y eso le puede costar una pena en Azkaban.

Claro que Ian desconocía que, quizás, Robert Pendragon tenía más amigos en Wizengamot que podrían hacer que dicha pena fuese invisible o sencillamente perdonada. Pero vamos, a Ian se le ocurrían mil y una cosas que hacer para que ese tipo no tuviese la cara de ir por ahí sin que nadie supiese lo asqueroso que es.

Ian sólo podía decir eso: ¿cómo le iba a decir que ojalá matarlo? No podía decírselo por mucho que lo pensase. Él había arrebatado una vida inocente que ni aún había visto la luz. ¿Acaso no se lo merecía?
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.710
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 942
Puntos : 654
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Freya Howll el Jue Mayo 09, 2019 5:32 pm

La angustia me había superado hacía tiempo, de una manera invisible volviéndose parte de mi realidad sin darme cuenta de que estaba allí. Dentro de mi pecho, no, dentro de mi alma sentía un vacío expandirse hasta tomar control de cada una de mis extremidades, de mis articulaciones, de mis células. Iba más allá. Por debajo de la piel. No sabría describir, con exactitud, los sentimientos que albergaba. Y es que no podían quedarse siquiera allí, desbordaba de mi cuerpo como las lágrimas saladas que descendían por mis mejillas.

Era la imagen propia de la tristeza.

Que Ian me estuviese, entre sus brazos, apretándome contra él con una intención tan pura como reconfortante no me significaba nada. Mi mente iba mucho más allá, no me bastaban los abrazos que me diesen porque siempre tendría presente la realidad con la cual vivía. Eric, Monika, Dante, Ian, mi abuela, mi propia hermana y podía seguir contando las personas que intentaron salvarme de ahogarme pero no alcanzaba. Nunca sabría cómo era que tu pequeña hija apretase tu dedo con delicadeza tratando de llamar tu atención, que sonriese mientras hacías muecas graciosas sólo para su disfrute, que luego de unos meses dijese la palabra “mamá” con ensoñación o le jalase el cabello a Eric, que le encantase estar de brazo en brazo, que compartiese, tal vez, una tarde de juegos junto al hijo de Ian. Un millón de posibilidades que desaparecieron de mi futuro con solo dar un paso dentro de esa maldita mansión.

Ese lugar, ese hombre. Nunca había tenido buena fortuna a su lado. ¿Qué había pensado al aceptar su invitación? ¿Qué tan desesperada me encontré en aquel entonces? Mi corazón había recuperado una de sus piezas al salvar a Skadi de sus garras pero perdí, en ese instante, otra. Una que no sabía que llevaba tan calada en el alma.

Mis labios pronunciaron palabras que solo creía que eran pensamientos. Un monólogo que solo yo estaba presenciando. Mi voz ronca por el llanto era invisible para mis oídos. Pero, tarde, comprendí que Ian estaba enterándose de una historia tan cruda en una simple y llana oración.

Me sorprendí de mi misma al notar el estado de abstracción por el cual estaba pasando cuando sus brazos se posicionaron en mis hombros. ¿Qué había ocurrido? ¿Lo había escuchado?

Quién diría que Ian Howells limpiaría las lágrimas de las mejillas de Freya Howll.

No podía impresionarme, llegados a este punto agradecía que me estuviese sosteniendo. Abrí mis ojos con estupefacción. Boqueé como pez unas cuantas veces pero no podía afirmar esas preguntas, quería negarlo y que todo volviese a como era antes. Con mi vientre hinchado escuchando los latidos de mi bebé. Sin embargo, podría jurar que mi rostro daba más de un indicio de que estaba en lo cierto junto al agua salina que descendía, nuevamente, por mis mejillas.

El terror se instaló en mis facciones. —No es tan fácil. — murmuré. Pensé en todos los escenarios si mi poca cordura permitía ese accionar. —Es poderoso, es alabado, es intocable. — aclaré con recelo. —Si lo denunciara, sería aplaudido, Ian. — cerré mis parpados mientras más lágrimas adornaban mi rostro. —Si lo hago intentará asesinar a mi hermana solo para verme sufrir. O peor, torturarla. —un escalofrío recorrió mi espina dorsal. —Recién la recupero, no puedo permitirlo. —  jadeé. Me sentía presa de la desgracia, sentía que todo podría salirse de las manos si no dejaba ir lo sucedido. El corazón lo tenía destrozado pero no perjudicaría a mi hermana, no ahora, ni nunca.

Algo en mi mente hizo click. Busqué la mirada de Ian de forma desesperada. Tomé sus rostros con mis manos para que no divagará en otra que no sea en mis suplicas. —No digas nada, no hagas nada. Por favor, te lo ruego. — exclamé.
Freya Howll
Imagen Personalizada : And we thought we were different. || Freya [FB] - Página 2 Tumblr_inline_ok2hybM4qq1td28xc_500
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 11.552
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 178
Puntos : 80
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Ian Howells el Jue Mayo 16, 2019 2:59 am

Vale que el nuevo gobierno era corrupto y cargado de malas personas en el poder, ¿pero aplaudirle por torturar a su hija hasta el punto de perder su bebé? Se negaba a creer que también vivían en ese mundo. Podía entender que tuviese sus contactos y pudiese salir ileso del castigo, ¿pero alabarle? No. Habían mujeres en el Ministerio de Magia que no aceptarían eso. La propia representación de todo esto es una mujer de carácter: se negaba a creer que la Ministra McDowell aceptase ese tipo de comportamientos. ¡Y es que no, hacer eso no es de hombre, es de un ser miserable!

Por eso cuando se resignó con tanta facilidad, Ian pasó de estar visiblemente afectado a estar enfadado. De repente le hervía hasta la sangre. Sólo de imaginar que el estúpido del padre de Eris podría haber siquiera intentado evitar que ella hiciera lo que quisiera con su cuerpo...

Continuó hablando y pese a que ni de lejos eran dos personas íntimas o que tuviesen gran confianza, Ian divisó en su voz no sólo miedo, sino desesperación. Al parecer tenía una hermana que también estaba bajo las amenazas de su asqueroso padre y, cómo no, la utilizaba para hacer daño a su otra hija.

El chico intentó tranquilizarse porque en ese preciso momento quería golpear algo muy fuertemente, pero ver así a Freya le hacia evitar separarse de ella, pues la estaba sujetando. No había conocido nunca al padre de Freya, pero en este momento como lo tuviera delante le daría igual pasar una temporada en Azkaban con todos los traidores sólo si podía romperle la puta espina dorsal. Pero tuvo que tranquilizarse... Tuvo que hacerlo porque de nada servía volverse violento en aquella situación y porque Freya, básicamente, se lo estaba pidiendo entre lágrimas. Apunto estuvo de quejarse pero... ¿cómo iba a hacerlo, si Freya le hablaba así?

—Freya... —Masculló, con los dientes bien apretados. —Tu padre es un hijo de puta que se merece lo que da. Eso es violencia doméstica. Lo que te ha hecho no tiene nombre, eso es... —¡Que no, que se negaba a creer que pudiera pasar desapercibido todo esto!

Al final se terminó separando de Freya y se intentó tranquilizar.

Pero no lo consiguió, pues terminó golpeando con el puño la puerta de uno de los baños. La madera se hundió hacia dentro en forma circular y el puño de Ian quedó intacto: ya estaba acostumbrado a esas cosas. Finalmente dio varias vueltas por el baño, pasándose las manos por la cabeza, haciéndose el pelo hacia atrás. Al final llegó a la conclusión de que así no ayudaba nada.

—Lo siento —dijo finalmente, acercándose a ella. —Siento... que te haya pasado todo esto. Sé que tú tienes la última palabra en todo y que sabrás mejor que yo por todo lo que has pasado y eso pero... no te rindas, tía. Mira, sé... —Se sentía un poco atropellado por sus propias palabras, pero estaba en ese momento en donde tenía muchas cosas que decir y no sabía muy bien cómo decirlas. —Sé que nunca hemos sido muy amigos y de hecho es que no nos llevábamos bien pero... si necesitas cualquier cosa, puedes contar conmigo.

No, Ian no era una buena persona, simplemente una persona que había desarrollado su empatía cuando tuvo a Perseo. Una persona que había visto lo mal que hacían todos esos monstruos ahí fuera, sueltos. Y la verdad es que le jodía lo que le había pasado a Freya porque había sido todo culpa de un hijo de puta sin resentimientos.

—En serio, ¿vale? Para lo que sea —le repitió, enfatizando eso.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.710
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 942
Puntos : 654
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Freya Howll el Lun Mayo 27, 2019 2:13 am

Toda mi vida había sido condicionada por recuerdos de momentos perturbables que un hombre implantó creyéndose Dios e impune. Con mi nacimiento, todo parecía perfecto. Nací y crecí medianamente bien en un entorno un tanto clasista pero con el amor de mi madre me bastaba. El anuncio de su segundo embarazo, mi hermana, había prendido una mecha de esperanza en mi alma. Quería una hermanita o un hermanito con el cual divertirme y poder enseñarle la pasión de los libros, la existencia de las estrellas que tenían cada una su propia historia, el cariño que expresaban nuestros abuelos maternos, el semblante serio pero afable de nuestro padre pero nunca lo logré. Nunca logré sostener aquello.

Sucedieron así un millar de acontecimientos que podrían haberme roto si lo hubiese permitido, si no hubiese tenido a alguien por quién luchar.

Presa de mis emociones rogué que Ian no diese más vueltas al asunto. Me resigné ante sus reclamos, no lo entendía. No se encontraba en mi posición para entender siquiera un poco la situación que atravesamos como familia. ¡El maldito tenía todo el poder para hundirnos!

— ¿Crees que no lo sé? ¡¿Crees que no sé la clase de hijo de puta que me procreó?! — se me escapó la indignación. No iba a seguir fomentando la rabia de Ian, mencionar todos los hechos que validaban el llamarlo de aquella manera sería como prender una cerilla hasta su consumo. —Ian cálmate, por favor. — mordí mi lengua para no hacer ninguna otra mención, muchas frases podrían continuar después de ese ruego. “No te violaron a ti cuando eras pequeño”, “no te secuestró a tu hermana para vaya uno a saber qué fin”, “no te arrebataron a tu hijo” y muchas más que se quedaron atascadas en mi garganta dejando un sabor amargo y áspero.

Ian se separó de mí y podía percibir el cúmulo de pensamientos que intentaba resolver. Estaba claro que quería hacer justicia por lo ocurrido pero bien sabía que eso era imposible. Menos si me negaba. Podría ser testaruda pero en este caso, yo llevaba la razón. A pesar del dolor que juraba destrozarme y partirme a la mitad, no podía hacer nada sin sufrir terribles consecuencias. Robert, el muy maldito, había tenido vigilada a Skadi un buen trecho de su educación en Hogwarts. Desconocía quienes acompañaban al perverso que se escondía en su mansión y alababa a un tipo que exclamaba la extinción de cualquiera que no fuese sangre pura. ¿Cuánta gente le ayuda? ¿Quién me decía que no sería capaz de contratar a alguien para que me tire frente a sus narices y así disfrutar de su juguete vivo?

Ian explotó a mi lado sacándome de mis propios y turbulentos pensamientos. Jadeé al instante, el castaño había dado un buen golpe contra una de las indefensas puertas de los baños. Hecho que lejos de tranquilizarme, logró inquietarme más de lo que ya me encontraba.

No emití sonido alguno, no quería ser quién fomentara su rabia. Poco después se acercó para disculparse y sentí como abrazaba mi alma con esas palabras. Era consciente que muchos querían que actuara, que tomara cartas sobre el asunto pero no era algo que se pudiese resolver así como así, necesitaba mucho más que una actitud firme.

Las yemas de mis dedos acariciaron mis mejillas eliminando el rastro de las lágrimas salinas que se burlaron en su recorrido de mi situación. —Gracias Ian…— sonreí afablemente extrañada de todo lo que en segundos había ocurrido. — ¿Quién diría que Ian Howells me consolaría sin esperar recompensa alguna? — cuestioné con burla, con la esperanza de dejar atrás aquel momento de vulnerabilidad. Ladeé mi cabeza para luego negar. — En serio, te lo agradezco. Tal vez me lo pueda cobrar con un café ¿No? Y fingir que fuimos protagonistas de la mejor revolcada de la existencia en estos baños. Tengo un orgullo al cual cuidar. — mencioné aunque sabía que mis parpados estaban hinchados del llanto como, también, mi pecho seguía con un sentimiento de zozobra. — ¿Trato? —
Freya Howll
Imagen Personalizada : And we thought we were different. || Freya [FB] - Página 2 Tumblr_inline_ok2hybM4qq1td28xc_500
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 11.552
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 178
Puntos : 80
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Ian Howells el Miér Mayo 29, 2019 2:48 am

El muchacho no era un caballero por mucho que le gustase decir que sí, Ian tenía muchos más fallos que virtudes y por mucho que estuviese cambiando, muy lentamente, seguía siendo el mismo chico que siempre pero con un par de bofetadas de realidad y un poco de experiencia a su espalda. Es por eso que lejos de comportarse como el idiota que hace un par de años podría haber sido frente a una situación así que ni le incumbía, ni le preocuparía, ahora mismo le había afectado de una manera muy diferente. Ya no solo que se tratase de Freya, una chica que conocía desde hacía bastante tiempo, sino porque había pasado por una cosa por la que Ian empatizaba muchísimo.

Después de disculparse por haber perdido un poco los estribos, le dijo las cosas bien claras: que si necesitaba cualquier cosa, ahí estaba él. ¿Que qué iba a necesitar una mujer como Freya de alguien como Ian? Eso ya era otro tema… A simple vista Ian no podía ofrecer mucho a nadie, pero quería pensar que si quería hablar de algo de eso, podía contar con él que no la iba a juzgar como podría haberlo hecho en otro momento, cosa que había dejado claro en ese momento. Quizás simplemente quería tomarse un café como le estaba pidiendo ahora, o quizás… quería tatuarse algo. ¡Él qué sabía! Sólo quería que la chica supiese que Ian no iba a ser el mismo subnormal que siempre y que frente a ese tipo de situaciones, estaba dispuesto a prestar un poco de su atención en lo que hiciese falta.

Una cosa había estado clara en la vida de Ian y su cambio: sus relaciones. Su vida y su perspectiva de las cosas había cambiado muchísimo desde que dejó de lado a sus amigos de Hogwarts como Circe y se había juntado con personas como Eris, Laith y Stella.

—Antaño te hubiera pedido sexo, o no porque fingía que te odiaba y esas cosas. —Bufó divertido frente a su burla, intentando entrar en el mismo ámbito que ella y dejar todo lo que había dicho atrás.

Él aún estaba en shock, debía de admitir, pero como bien le había dicho, por mucho que a él le molestase, él no tenía absolutamente nada que hacer o decir con respecto a Freya. Eso sí, no quitaba que estuviese enfadadísimo aún así por las circunstancias y la historia.

—Tenemos una reputación que mantener: a mi tampoco pueden verme consolando a chicas sin que me den sexo a cambio, que luego se lo creen. —Ladeó una sonrisa, esta vez más cálida y divertida. —Trato, pero lávate la cara antes que tienes los ojos rojos. No quiero que piensen que lo he hecho fatal y te has puesto a llorar. ¿O quizás has llorado de la emoción porque nuestro hipotético polvo ha sido apoteósico? —Se hizo el pensativo, para entonces soltarla y señalarle amigablemente el lavamanos.

Mientras tanto Ian le cortó algunos trozos de servilleta para que se secase la cara después de echarse un poco de agua.

—Te invito a ese café e intentas contarme algo que no tenga nada que ver con lo que acabamos de hablar, ¿vale? O sea, no quiero… —Se rascó la nuca. —Me refiero que no creo que pueda quitarme eso de la cabeza, pero quiero hacer que al menos tú no lo tengas que pensar demasiado. Siento haberte hecho contarme todo esto. —Que ojo, no le había obligado ni nada, pero la había visto tan mal que cómo no iba a preguntarle… —¿Solo o con leche? Hay cerca una cafetería.

Podrían haber ido a la misma cafetería de la universidad, pero Ian prefirió optar por una muggle, en una de las calles más cercanas a la universidad mágica. Era pequeña, modesta y tranquila, la típica que nada más entrar huele a café y galletas recién hechas, cuyas mesas tienen unos manteles muy adornados y unas sillas acolchadas.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.710
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 942
Puntos : 654
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Freya Howll el Mar Jun 04, 2019 4:28 am

¿Fingías? Se me ha caído un ídolo. Todo este tiempo pensando que tenías mi foto en una diana para tirarme dardos y al final eras alguien que babeaba por mí. — sonreí, débilmente aún, con manchando las oraciones con ironía. Sin embargo, no podía ignorar la sutil hipocresía que se colaba entre las letras. Si es que, en mi estadía en Hogwarts, había fingido ese mismo odio cuando solo era divertido seguir la corriente de los piques. Vale, en más de una ocasión me puso todo ese rollo pero nunca lo admití ante el chico porque ahí la que perdería sería yo. Estamos de acuerdo que yo me rehúso a que eso ocurra.

A pesar de querer distraernos de este ambiente que había creado al consentir en derramar las primeras lágrimas —como el confesar un delito del cual no buscaría justicia a mano propia—, no pasaba por desapercibido lo tenso que se veía Ian. Palpable era. Desearía decir que era ignorante de cómo reaccionar y actuar ante esto pero no lo era. Eric me había retenido cuando tuvo la oportunidad para alegar como la venganza debía ser nuestro motor, sería la única en calmar el duro sufrimiento al ser saciada.  

Negué con la cabeza divertida. —Por supuesto, sabía que podríamos llegar a un acuerdo para que ambos quedemos como los dioses del sexo. — contesté permitiéndome recuperar el ánimo sin darle muchas vueltas lo ocurrido hacía minutos. —Claramente que fue apoteósico. — aseguré con un guiño.

Mi rostro debía ser todo un cuadro. Era consciente que llorar no me hacía más bonita, quién lo dijese solo era para obtener algo de mí. —Aunque me lave el rostro quedarán mis parpados hinchados, así que diremos que fue la mejor experiencia que hemos tenido en nuestra corta vida. — me encaminé hacia el lavamanos, giré la perilla para dar paso al agua corriente. Agradecía que en la universidad los baños de los hombres tuviesen unos espejos considerables —ni tan grandes ni tan pequeños—, no era como los del baño de mujeres pero que existiesen en la habitación era demasiado. —Se lo creerán ya lo veras— añadí dando el último repaso a mi reflejo.

Habrán quienes querrán superarte, como a mí. — dije mientras Ian me acercaba unos cuantos trozos de servilleta. Bastante tierno de su parte. Aunque todavía quisiera verse como un hombre rebelde había cambiado, de eso no había dudas. —Aunque nadie llegará a mis talones. —  lo miré de reojo.

La idea de tomar café era un tanto egoísta. Cuando arribé a la facultad lo único que quería era una taza de café humeante, sentirlo deslizarse por mis labios relajándome. Mi ensoñación se vio interrumpida ante el comentario. —Se ha entendido, no te preocupes. — lo último que esperaba es que se culpase. —Ha sido mi culpa. — recriminé. Mi pecho se sintió presionado por la tristeza que tenía un solo objetivo: dominarme. —Con solo verte me recordó aquel día en San Mungo, cuando entré en la consulta me animé a preguntar el sexo del bebé gracias a tu experiencia. — mi mano instintivamente se acercó al vientre plano, aquel que había albergado una vida. Sobé inconscientemente. —Mejor olvidemos eso. — eludí cualquier acotación o mirada. —Solo. —  

No era la cafetería de la universidad, esta era mucho más tranquila y cálida. El aroma típico inundaba mis fosas nasales, podría gemir de lo placentero que era. —Sabes, te contaré un secreto.  Cuando me embaracé, Dante me dijo que no podría tomar más café casi me largo a llorar. — volví a respirar aunque esta vez un poco evidente ante ojos ajenos. —Toda una adicta. — resumí.

Y, ¿Tú? — comencé un tanto incómoda. Era extraño volver a entablar conversaciones banales con la gente. Me había vuelto arisca ante el contacto humano y quienes tenían el privilegio a que le dirigiese la palabra eran parte de mi círculo más íntimo. — ¿Qué hacías dando vueltas por la universidad, en todo caso?
Freya Howll
Imagen Personalizada : And we thought we were different. || Freya [FB] - Página 2 Tumblr_inline_ok2hybM4qq1td28xc_500
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 11.552
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 178
Puntos : 80
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Ian Howells el Jue Jun 06, 2019 1:34 am

—Tampoco te pases —dijo Ian, alzando una de sus manos cuando Freya dijo que babeaba por ella. ¡Tampoco había que pasarse, oye! No la odiaba, ¿por qué la iba a odiar? En realidad Freya y él eran muy parecidos en muchos aspectos, lo que en vez de crearse una relación de follaamigos convencional, se había creado primero los piques y la ligera hostilidad, haciendo que ambos no quisieran ceder ante el otro, ya por puro orgullo.

Le pareció bastante gracioso que diese como idea el salir de allí asumiendo que habían follado y dejando a ambos como si fuesen dioses del sexo. ¡Cómo si no lo fuesen, acaso! No, pero en serio, le pareció guay que Freya, después de todo, hubiese bromeado con eso para quitarle hierro al asunto tan peliagudo que ahora mismo tenía en su vida… y bueno, porque estaba claro que era un tema bastante dramático y que dejaría con mal cuerpo a cualquiera, por lo que ese cambio de tema y las ganas de pasar página, al menos en ese momento, le hicieron sentir que estaba frente a una mujer bastante fuerte.

—Dices lo de los dioses del sexo como si no lo fuésemos o algo —dijo en voz alta lo mismo que había pensado, observando cómo se lavaba la cara. —Al final voy a tener a Freya Howll en alta estima sexual sin haberme acostado con ella y habiendo jurado en Hogwarts que jamás en la vida. ¿Lo que cambian las cosas, no? —Y le sonrió, amistosamente.

Ay… se le cayó el alma a los pies cuando le confesó que se había animado a preguntar el sexo del bebé basándose en la experiencia del propio Ian. ¡Me cago en la leche, Freya! Tenía ganas de abrazarla hasta el infinito porque de verdad que le estaba haciendo sentir un no sé qué interior que le hacía sentirse muy protector hacia ella. ¡Y no sabía por qué! ¿Empatía, eres tú?

—Vale —dijo entonces, respetando su decisión de dejar eso atrás. —Que sea solo entonces —añadió con referencia al café.

Entonces llegaron a la cafetería pues estaba relativamente cerca de la universidad mágica. Era un lugar bastante tranquilo, por lo que se sentaron en una de las mesas libres y pidieron sus bebidas al camarero que los miraba con curiosidad desde detrás de la barra. Pidió un café solo para su compañera, mientras que para él se pidió una coca-cola bien fría y con hielo.

—¿En serio? —Mostró una sonrisa, pues recordaba también las pataletas que le daban a Eris por no comer ciertas cosas, sobre todo con los antojos tan de GORDA que le entraban. Creía recordar que ese Dante era el médico, ¿o sería el padre? ¡No retenía información así en su cerebro! Asumió que se trataba del médico porque era el más normal que dijera esas cosas. —¿Ni siquiera descafeinado? Hay algunos que simulan muy bien eso de la cafeína. Yo siempre he sido poco de café y últimamente creo que tengo una adicción preocupante a la coca-cola. Quiero pensar que dentro de lo malo, no es tan malo. —Se encogió de hombros.

Le hizo gracia como le devolvió la pregunta de “¿y tú?” cuando claramente Ian no le había preguntado nada como para que le devolviese ese tipo de pregunta. La verdad es que si te ponías a pensarlo seriamente… ¿cuántas veces éstos dos habían tenido una conversación banal? ¿Dos o tres veces, en un intervalo de tropecientos años? Sin embargo, a Ian no le costaba en absoluto mantener conversaciones banales, por lo que intentó sonar natural, pues para él estar en compañía de Freya ahora mismo era algo bueno. Ya no sentía por ella ese pique estúpido de cuando eran más jóvenes y ahora la veía como una mujer. Una mujer que lo había pasado mal recientemente, pero una mujer fuerte a fin de cuentas.

—Mi hermana estudia ahí y vine a traerle unas cosas porque está desaparecida de combate. Lleva sin salir de la biblioteca de esa facultad semanas por los exámenes que están al caer —le dijo con honestidad, pues tristemente eso había sido sus recados de esa tarde. —Tengo el día libre y estoy dándole caña al dibujo para mejorar mi mano alzada, mi perspectiva y el pulso. En verdad me pillabas con intención de ir a algún lugar de Londres a dibujar algunos edificios desde alguna perspectiva chula. —Entonces sonrió. —¡Lo sé! La gente por ahí peleando contra el crimen organizado y yo aquí dibujando casitas, ¿no? —Exageró, por supuesto. —Ya sabes, por mejorar la técnica con la máquina de tatuar. Todavía estoy esperándote en mi magnífico estudio de seis metros cuadrados.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.710
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 942
Puntos : 654
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Freya Howll el Vie Jun 07, 2019 6:13 am

Una mesa libre fue ocupada por nosotros una vez entrar al lugar, el olor a café inundaba mis fosas nasales y era todo un paraíso para mí.  Se me hacía agua la boca de solo pensar que tomaría una taza de café. Lo que extrañaba consumirlo era algo inexplicable, cualquiera diría que tenía un serio problema con controlarme cuando alguien hablaba de café, ni mencionar como me ponía cuando pasaban por al lado mío con un poco de ese líquido.

Tal vez cuando no supiese que hacer de mi vida y el trabajo de campo me aburriese, terminaría abriendo una cafetería. Un goce personal más que nada. El elixir siempre presente hasta el final de mis días, si es que sonaba hasta poético.

No conocía este lugar pero no me sorprendía ello. Al tener en la universidad una propia cafetería, no me surgían las ganas de explorar el mundo en posibles reemplazos. Una mala decisión, por lo visto. Ian no tardó tiempo en pedir nuestras bebidas. Un café solo y una Coca-Cola fría con hielo. ¿Quién desperdicia la delicia de una Coca-Cola agregándole hielo? Sí, los primeros minutos era una gran idea porque el hielo mantenía la temperatura helada pero al final terminaba diluyendo el azúcar de la bebida con simple agua.

El café descafeinado no debería ser llamado café. — rodé mis ojos. ¿Quién se dignaba a llamarle café a algo que no otorgaba la misma satisfacción que el café tradicional? Negué con mi cabeza. —No sé qué tan malo puede ser pero sí me he enterado de varios que debieron dejar de consumirla por problemas con los riñones. — me encogí de hombros. Poco sabía por lo que poco podía comentar. —Igualmente, todo lo que se hace en exceso tiene sus consecuencias. — y sí que habían claros ejemplos desde drogadicciones hasta embarazos no deseados.

Todo esto se estaba construyendo de una manera un tanto anormal para lo que estábamos acostumbrados. Los piques no estaban y en su reemplazo había surgido aquello de alabar nuestras dotes sexuales a pesar de no haber comprobado nada de ello. Podría ser que toda la escena en el baño haya limado las asperezas que existían entre ambos pero quería creer que habíamos llegado a un punto de madurez.

Si me permitían divagar un poco, diría que nunca me hubiese creído esto. Desde el embarazo no deseado hasta hablar con Howells de lo mal que puede hacer la Coca-Cola. Ya con lo primero me hubiese reído de quién me lo plantease, siempre sostendré que todas mis relaciones fueron con protección o eso creí hasta que llegué a celebrar la primavera y todo terminó patas para arriba. Menos que menos imaginar que aceptaría continuar con el embarazo.  Y yo que creía que aquello era lo peor que me pasó en la vida, vaya error. Pero no quería volver a deprimirme con solo pensarlo, sabía que lo lograría en segundos si continuaba con aquel hilo.

Cuanta envidia. Sí, estaba desarrollando envidia hacia Howells. Él estaba esforzándose para hacer lo que amaba, tenía a su hermana y seguro que mantenían una relación bonita. Y tenía a Perseo. Un golpe en el estómago hubiese dolido menos que el pinchazo al alma al pensarlo.

Freya, basta, no eres masoquista.

¿Upss? — pregunté dudosa. ¿Desde cuándo me inquietaba por arruinarle el día a alguien? — Lamento haberte retenido, un día libre es un día libre y hay que disfrutarlo de arriba abajo. Si quieres puedes marcharte, no te retendré más tiempo, al fin y al cabo no es que sea un encuentro premeditado. — aclaré acomodándome un mechón de cabello. Sabía lo que era tener un tiempo para uno, en mi caso aprovechaba a descansar porque lo que me consumía el estudio física y mentalmente era algo asqueroso. Ni hablar cuando debía compaginar el estudio y el modelaje. Aunque este último ahora se había visto sustituido por ser esa mano extra en el ministerio por unas cuantas horas. — ¿Para cuándo puedo tener una cita contigo? Creo que ya sé lo que quiero tatuarme. — si bien no sonaba segura, sabía cuál era la idea. Tenía muchas pero esta era la que en verdad quería retratar en piel.
Freya Howll
Imagen Personalizada : And we thought we were different. || Freya [FB] - Página 2 Tumblr_inline_ok2hybM4qq1td28xc_500
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 11.552
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 178
Puntos : 80
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Ian Howells el Miér Jun 12, 2019 11:38 pm

Creía que no bebía tanta coca cola como para que le saliesen piedras en el riñones... además, ¿los magos aún tienen que sufrir esas tonterías? ¿No habría un hechizo super poderoso que lanza ondas sónicas en tu vientre y destruyen las piedritas que puedan formarse ahí dentro? Sería una decepción como mago que todavía no se hubiese inventado nada de eso, con lo básico que es. Pero vamos, estaba claro que Ian nunca había experimentado lo que se sufría sacando una piedrita por el pene, proveniente del riñón, porque quizás en ese momento se hubiera pedido un zumito en vez de la coca cola.

Freya se disculpó por haberle retenido en su día libre, a lo que el chico negó con la cabeza.

—Qué bobería —le dijo claramente, zarandeando la mano. —Es mi día libre: puedo permitirme hacer lo que quiera y he decidido estar aquí. No te rayes, tía. —Ian rara vez hacía algo que no le apetecía, así que era tontería andarse con sentimientos encontrados por pensar que le estabas haciendo 'un mal' o algo por el estilo reteniéndolo allí en contra de su voluntad.

Le llegaron las bebidas e Ian echó en el interior de su vaso con hielo, el líquido de la botella de cristal. Le gustaba con hielo porque le encantaban las cosas frías y porque él se bebía las cosas muy rápido como para que el hielo siquiera llegase a derretirse demasiado y destrozase la bebida.

Normalmente tenía un horario para el trabajo, claramente, pero solía adaptarse a ese horario sobre todo con personas desconocidas que buscaban en él a un tatuador, sin embargo, en ese momento cuando Freya le preguntó eso, no tenía intención de sacar su móvil, mirar su agenda y darle un horario para hablar específicamente de un tatuaje si podían hacerlo ahí.

Además de que se había quedado con la curiosidad.

—Pues no sé, cuando tú quieras. Dime cuando puedes o cuando te apetece y te digo cuando estoy libre. En plan una charla más formal y profesional. —Le sonrió, encogiéndose de hombros. —Aunque ahora estoy libre y me hace ilusión saber qué tienes pensado. ¿Tienes algún tatuaje ya o sería tu primera vez? Podemos pensar. Cuéntamelo todo.
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.710
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 942
Puntos : 654
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Freya Howll el Jue Jun 13, 2019 2:37 am

Finalmente estaba teniendo una conversación normal con uno de los chicos que me había molestado gran parte de mi estadía en Hogwarts. Era gracioso, divertido todo esto. En San Mungo habíamos alzado la banderita blanca de la paz pero había pensado que seguiríamos jugando con el otro cuando nos volviésemos a encontrar. Por supuesto, no había tenido en cuenta que su presencia haría que me derrumbe ante el recuerdo de mi bebé que nunca tendría la posibilidad de ver el mundo.

Vale, vale. — contesté sonriendo. ¿Por qué coño sonreía tanto? Seguramente era por el llanto. Después de este siempre me ponía un poco tonta y cariñosa —si todo terminaba para bien— pero eso nadie tenía que saberlo más que yo misma. —Igual… ¿Qué no me raye? Escucharte decir que decides estar aquí, conmigo no es algo de todos los días. ¿Estás bien? — arqué mi ceja dándole a entender mi punto. Y es que era muy cierto, nunca me había visto como una persona con la cual Howells quisiese pasar su tiempo libre. — ¿Acaso tienes fiebre? — me acerqué a él para tocarle la frente y terminar negando con la cabeza.

¿Una charla formal y profesional? Soy capaz de pagar para verte ser así. — bromeé ante la idea. —Y sí. — aclaré mi voz después de degustar por primera vez el café de esta cafetería. Debía darle estrellitas doradas, estaba bueno. —Es mi primera vez pero tengo una idea que me estuvo rondando por la cabeza. — contesté con el ánimo rejuvenecido. Al final se iba a dar.

No quería cualquier tatuaje o al menos que el primero no fuese lo que había estado pensando por un largo y tendido tiempo. Había tratado de sacar a Ian del tema por todas las confesiones que había vomitado en el baño de la universidad pero para esto era necesario retomarlo. —Sabes que perdí a mi bebé y estaba demasiado ilusionada con… ella. — hundí la mirada en mis manos que jugaban con la manecilla de la taza, un tanto inquieta. Mordí mi labio inferior conteniendo las ganas de llorar. Sentía que todo era tan reciente aunque del suceso me separasen meses. Presentía que nunca se iría el dolor de haberla perdido. Sonreí y alcé la vista para dar con la mirada de Ian. —Quiero dedicarle el tatuaje a ella. — volví a acomodarme en mi asiento y tomé un sorbo del café para tranquilizarme.

Esperé el tiempo necesario para aspirar el aroma delicioso que desprendía el café y relajarme. No quería volver a hacer una escena de drama aunque fuese justificada. —Es la primera vez que me tatuaré y si bien estuve investigando desde que nos encontramos en San Mungo, no sé cómo te manejas todo lo que es el proceso creativo. — expliqué. —A pesar de eso estuve dando vueltas a varios conceptos que se me vinieron a la mente. No hice boceto ni nada porque soy muy mala dibujante. — me encogí de hombros arrugando la nariz. Era deprimente tener algo pensado y no poder proyectarlo en un dibujo. Recordaba cómo había conocido a Stella, la Gryffindor con la que habíamos tenido más que un intercambio de palabras. Estábamos en la enfermería de Hogwarts y entre tanta conversación, terminamos hablando de tatuajes. En ese entonces, tenía otras ideas las cuales plasmar en mi cuerpo aunque todas se vieron estropeadas al querer inmortalizarlas en papel. —Pero me gustaría que fuese una flor de loto, por todo el significado que conlleva. — dije antes de sorber el líquido oscuro que contenía mi taza.
Freya Howll
Imagen Personalizada : And we thought we were different. || Freya [FB] - Página 2 Tumblr_inline_ok2hybM4qq1td28xc_500
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 11.552
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 178
Puntos : 80
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Ian Howells el Vie Jun 14, 2019 3:57 am

Teniendo en cuenta que era la SEGUNDA vez en la vida de Freya e Ian en donde podían tener una conversación alejada de hostilidades, ¿cómo pretendía hacer que Ian se fuese en ese momento? Por una parte le parecía estúpido irse si estaba pasándoselo bien con otra persona, por otra parte le parecía más estúpido todavía irse a estar solo cuando podía estar en compañía. El Howells nunca había sido hombre de soledad y le gustaba mucho la compañía, por lo que el único motivo que tenía para ir a dibujar ese día era que no había nadie con quién quedar. Y teniendo a Freya delante de él con un café eso cambiaba.

Y siendo totalmente sinceros: no le apetecía irse después de haberla visto como la vio en los baños y, además, saber lo que le había pasado. Consideraba que... él podía darle una charla agradable que la hiciese pensar en otra cosa. Sí, estaba empatizando amablemente, ¿tan difícil es de verlo?

—Ja, ja, ja —fingió esa risa irónica cuando le preguntó que si tenía fiebre. —Si antes te huía, te insultaba y no me llevaba contigo era porque eras EXACTAMENTE IGUAL tú conmigo. ¿Ves? Si tú eres una persona normal conmigo, yo puedo ser una persona normal contigo.

Entonces se cruzó de brazos, alzando las cejas cuando se sorprendió burlescamente de que Ian fuese capaz de hablar formal y profesionalmente.

—Si algún día vienes a mi estudio, te recibiré con corbata y chaqueta para meterme en el papel. Eso sí, no llevaré pantalones. Corbata, chaqueta y camiseta, pero en calzoncillos y calcetines, porque me gusta ser profesional pero no tanto. —Le sonrió, pues no era la primera vez que se vestía así, aunque normalmente lo hacía para las coñas con los amigos. —En serio, aunque no lo parezca porque tú me conoces y ya sabes que soy medio capullo, sé hablar como una persona respetable.

Que pese a lo capullo que era, había tenido una educación impartida por sus padres. ¿Que se había pasado dicha educación por el forro de las pelotas? También, pero eso no quitaba que no se acordaba de todo lo aprendido. Además, era bastante fácil: solo tenía que ser como no era normalmente y la cosa salía sola.

Se mantuvo callado, con la vista fija en ella y bastante respetuoso y paciente cuando volvió a sacar el tema del bebé. Obviamente lo sabía: se lo acababa de contar. Aún así, no dijo nada y espero a que avanzase, notando que le estaba costando arrancar con la idea. Cuando dijo que no sabía cómo se manejaba con el proceso creativo, tuvo la imperiosa necesidad de decir: "lo manejo tan bien como mi pene" pero no lo dijo porque estaba hablando de algo MUY SERIO e Ian era una persona PROFESIONAL. Además, tendría mucha más gracia si al menos Freya le hubiera visto el pene, pero así le faltaba gracia al chiste.

—Una flor de loto —repitió, asintiendo sonriente, como si estuviese de acuerdo con esa idea. —Suele venir de mano de la paz y la tranquilidad, ¿no? No estoy muy puesto en significados y hasta la fecha no he tatuado ninguna. —Pues normalmente la gente solía contarle sus batallitas del significado del tatuaje cada vez que Ian tatuaba, pero no había tenido el placer de tatuar ninguna. Mira que a Laith le había tatuado dos y ninguna era una flor de loto. —Y sí que me manejo con el proceso creativo y, de hecho, trabajo con un amigo que es un ilustrador que... en serio, hace cada diseño tía que lo flipas de lo preciosos que son. —Le asintió varias veces, como queriendo enfatizar lo bueno que era su buen amigo. —Te puedo ayudar con el boceto del tatuaje para llegar a algún punto que te guste. No sé, una lluvia de ideas. Aunque no sea el mejor dibujante llevo ya un año practicando día tras día y me defiendo bien bocetando.

Sacó entonces de su bolsillo el móvil, para buscar en internet imágenes de una flor de loto, pues la verdad es que tampoco estaba muy puesto en FLORA UNIVERSAL por lo que, aunque la flor de loto fuese famosa, ahora mismo no la ubicaba.  

—¿Te apetece? Si me traje el cuaderno y todo. —Sonrió porque a él le gustaba mucho ese tipo de cosas pues era su pasión, aunque luego se encogió de hombros. —O podemos quedar un día, ¿tú no tienes nada que hacer ahora?
Ian Howells
Imagen Personalizada : ¿Quieres un besito volaooo?
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 21
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 13.710
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 942
Puntos : 654
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Freya Howll el Vie Jun 14, 2019 7:00 am

Que conste que en aquel entonces eras todo un capullo, lo sigues siendo seguramente pero un poquito menos. —ladeé mi cabeza buscando algún indicio de que mis palabras eran ciertas, apostaba a que sí. — Además, no puedes esperar a que no  tuviera una reacción si te la pasabas haciendo comentarios de mierda. — alcé una ceja demostrando un punto. —Pero, no puedo negar, ni tú, que era divertido. —negué con la cabeza sin olvidar una sonrisa plasmada en mis labios. — Siempre fui una persona normal, lo sigo siendo, pero tú siempre me sacabas de mis casillas. —lo señalé haciendo énfasis al “tú”. Por supuesto negaré cualquier afirmación sobre que yo también era de buscar pleitos con él.

Eso no es ninguna indirecta ¿No? — pregunté cuando nombró que estaría solo en calzoncillos y calcetines. Aunque si esa fuese una línea para llegar a algo más… pues pensar que tendría calcetines restaba puntos considerablemente para mí. —Pero diré que me es suficiente verte con camisa y corbata. — añadí. De inmediato fruncí el ceño. — ¿Medio? ¿Solo medio? — que sí, ahora me estaba metiendo un poquito, solo un poquito con él. —Sin embargo, en este último tiempo me has sorprendido, para bien. Así que no dudaría que seas un profesional a la hora de recibirme en el estudio.

A pesar de las bromas, terminé hablando de la idea que tenía pensada para el tatuaje. Con él resultaba ser un tema mucho más sentimental de lo que ya era. Tal vez era por haber coincidido aquel día cuando descubrí que sería niña. O porque tenía un hijo. Sabía lo que era tenerlo y el peligro de que ya no estuviese a su lado seguro era algo que no podía tomarlo como una noticia buena. El verme reflejada en él. Desde luego, haber hablado sobre quién me había arrebatado la posibilidad de ser madre intensificaba todo aún más.

Ajá. — afirmé ante su repetición. —La flor de loto representa la paz y la tranquilidad pero también su propio origen lleva un fuerte significado. — aclaré mi voz reacomodándome en el asiento. Me era extraño, todavía, hablar de esta manera con Ian. No era tanto por él sino por mí. Rara vez decidía abrirme. — La flor nace en un lago pantanoso, es tan perfecta y pura que nace elevándose de aquella superficie de agua turbia y sucia. — dije acariciando mi pelo para luego, en un movimiento, amoldarlo a un costado. Mis manos picaban y no era ninguna clase de infarto, eran las ansias de acariciar mi vientre y esperar que aún ella esté. Era un duelo que todavía tardaba en sanar y era preocupante el presentir que nunca pasaría. —Ella para mí representó eso. No diré que mi vida era una mierda y estoy arrepentida de todas las decisiones que tomé como tener sexo de forma casual. Ella fue para mí todo lo que me faltaba y estaba buscando, era la esperanza que había sentido perdida. No sé si te ocurrió con Perseo pero sentí que todas las piezas encajaban, que si bien era una mayor responsabilidad, tenía todo el amor que alguna vez anhelé. Parece un poco bobo lo que diré pero sigo sin poder expresarme en palabras todo lo que ella fue y será para mí. — una lágrima desciende por mi mejilla y no la limpio, estoy tan vulnerable que no soy consciente del todo.

Me recompongo. —Lo entendí, lo entendí, debe ser muy bueno. — sonrío, el ambiente agradable no se pierde y estoy a punto de hacer algún comentario molesto sobre cómo le pondría  estrellitas doradas por ser tan bueno conmigo. Lo observo sacar de su bolsillo lo que supongo que es su móvil. —Estoy libre, bueno, debería de pasarme por el Ministerio pero mi horario es tan flexible como becaria que puedo recuperarlo mañana. Nadie se molestará por ello. — comento como si Ian supiese que trabajaba como becaria en el Ministerio en el área de desmemorizadores. Dejo de jugar con la taza de café y tomo un sorbo de esta. —De todas formas, iba a faltar. — digo como para que no se sienta culpable aunque tenía mis dudas. — Si no me quedo aquí debo volver al departamento a ser interrogada por un amigo que quiere lo mejor para mí pero no me da lo que realmente deseo — bufo recordando a Eric. —No me hagas caso, estoy delirando. — resto importancia dando otro trago a mi café.
Freya Howll
Imagen Personalizada : And we thought we were different. || Freya [FB] - Página 2 Tumblr_inline_ok2hybM4qq1td28xc_500
RP : 8
PB : Sara Sampaio
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 11.552
Lealtad : -
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 178
Puntos : 80
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5786-freya-d-howll https://i.imgur.com/OZ0DQVO.jpg http://www.expectopatronum-rpg.com/t5789-cronologia-de-freya-howll#85134 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5792-correo-de-freya-howll
Freya HowllUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.