Situación Actual
14º-20º
18 mayo -> luna nueva
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Gwendoline Edevane pj destacado
JOAHNNE & EDWARD Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

A mi yo de ayer. || Kenneth [Flashback]

Danielle J. Maxwell el Vie Nov 23, 2018 11:41 pm

Recuerdo del primer mensaje :

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Hogwarts, flashbacks || Kenneth J. Hurley & Danielle J. Maxwell || [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

2 de septiembre del 2010, 11 años.
Los pasillos de Hogwarts.

Corría y seguía corriendo. No huía de nadie, pero llegaba tarde a clase de Transformaciones con la profesora McGonagall, ¿sabes lo que eso quería decir? ¡Yo tampoco, pero me había dado mucho miedo en la ceremonia de inicio como para llegar tarde en su primer día! Me había equivocado de piso, luego me equivoqué de asignatura, luego me di cuenta de que me había dejado la varita en el cuarto… algo normal teniendo en cuenta que es la primera vez que dependo de un palito de madera y… un desastre. Había sido un profundo desastre. Lo peor de todo es que le pregunté a mi compañera, Dorcas, pero ella también estaba tan perdida como yo y cometí la desfachatez de separarme de ella. ¡Al menos si la hubiésemos cagado juntas y llegado tarde juntas, no me vendría a mí toda la bronca!

Una cosa hay que tener clara: yo nunca había sido ni sería una buena estudiante. El único problema que me daba llegar tarde a clase de Transformaciones era porque era MI PRIMERA clase de Transformaciones. Y claro, los primeros días ya me habían metido el miedo suficiente con los puntos de las casas y las responsabilidades, ¡y yo todavía no me conocía Hogwarts! Pero bueno, quizás así McGonagall ya me vaya conociendo para cuando se me peguen las sábanas. O quizás fuese benevolente teniendo en cuenta que era mi primera vez y está claro que la orientación no es lo mío.

Al final opté por preguntarle a una buena samaritana que caminaba por los pasillos, diciéndome que estaba como tres pisos por encima del Aula de Transformaciones. Tras agradecerle sus buenos servicios a esta cabeza loca, me limité a bajar las escaleras rápidamente para ver si aún la profesora me iba a dejar entrar en la clase. Sin embargo, ahí están: mis futuros némesis, las serpientes. Seré sincera: yo entré a Hogwarts sin ningún tipo de prejuicios y de hecho me gusta mucho el color verde, así que la casa de Slytherin era mi segunda favorita desde mi más profunda ignorancia, aunque las serpientes en sí me diesen repelús. Sin embargo, todas las personas de esa casa se encargaron, año tras año, de demostrarme que era la casa más despreciable de todas.

Un dúo de tercer curso de Slytherin se encontraba subiendo por las escaleras y, al verme, más hiperactiva que un gallo por la mañana, con claras intenciones de que llegaba tarde, no dudaron en frustrar mis intentos de evitar la pérdida de puntos. Con un hechizo INVISIBLE—yo, que por aquel entonces pensaba que todos tenían colores o algo que me alertaban—me hicieron un traspié en el último escalón de la escalera y pese a que intenté no caerme, mis pasos flaquearon y caí hacia adelante, raspándome las rodillas. También se cayeron mis libros de segunda mano y mi varita.

¡Mira, un nueva tejoncita tan perdida!

Oh, vamos, mírala —dijo la chica. —Todo de segunda mano. Seguro que la varita también la heredó de sus abuelos muertos.

Y claro, yo solo tenía once años. Nunca nadie se había metido conmigo, así que como es evidente, me tomé todo eso muy personal y me influyó bastante. Así que me puse en pie, intentando en un principio evitar el conflicto.

Llego tarde a clase de Transformaciones… —informé, agachándome para coger mi varita. La chica, sin embargo, la pateó hacia un lado, alejándola de mí.

Vamos, cógela, aún está en el suelo.

Y yo, idiota, perseguí la varita hacia donde había ido para cogerla del suelo. Ahora fue el chico, quién con otro hechizo INVISIBLE, la movió por el aire hasta llevarla a la mano de su amiga. Yo me sentía como la del centro del juego del bobo.

¿Sabes que es peor que llegar tarde a una clase con McGonagall, tejoncita? Llegar tarde y encima sin varita. Teniendo en cuenta el día que es, Hufflepuff este año va a empezar con contador negativo por tu culpa… —Y, con una sonrisa ladina por su propio chiste, miró a su amigo. Éste hechizó mi varita con la suya y salió disparada hacia arriba, perdiéndose en los pisos superiores, a saber dónde.

Entre risas y mi cara de patata mustia—porque yo no podía tener otra cara en ese momento, pues nada me parecía divertido—, apareció otro ser perdido con la vida, con la misma túnica que yo. A decir verdad soy malísima con las caras, más todavía con el estrés de estar en mi primer internado mágico, por lo que no reconocí que aquel chico era de mi misma quinta y ayer había sido enviado a Hufflepuff, como yo.

¡Oh, mira! ¡Otro tejón extraviado! —exclamó al chica. —¿Sois amigos? Porque creo que nos vamos a asegurar de que Hufflepuff se quede muy abajo. Tan real como la vida misma. —Y se rieron entre ellos, pues como es evidente la casa de Helga Hufflepuff nunca tuvo muy buenas críticas.

PNJs:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Alicya P. Howells #ff99ff ——— Charles A. Ainsworth #006600

¡Úsalos a gusto, me los he inventado para este rol expresamente! ^^
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 35.025
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1619
Puntos : 985
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Kenneth Hurley el Lun Dic 17, 2018 4:18 pm

Las ganas que tenía de sellar su boca con algún no deberían ser normales y, mucho menos, existir. Había compañeros molestos, sobre todo Slytherin, pero a ninguno querría callar tanto como a Danielle. Rodé los ojos y reprimí el deseo de imitarla al hablar con la mano. Tardé un poco en entender lo que decía pero salté en la cama cuando encontré lo que buscaba. La frase perfecta que ella misma me dio.

¡Ajá! — la señalé como si hubiese hecho algo malo y yo fuera todo un Sherlock Holmes —, aceptaste que estás rota — me tiré en la cama porque Clyde me miró como si el que se portara mal fuera yo y no ella. Me crucé de brazos e inflé mis mejillas.

Enfuruñado los miré y rodé por la cama, no quería que Clyde y la pesada esa se hicieran amigos. Él era mi amigo y no quería compartirlo con ella. Con alguien más estaba bien porque Clyde era muy cool aunque fuese mejor portado que yo.

En cuanto entró la enfermera me senté como indio y coloqué mis manos en las rodillas. ¿Qué dijo? ¿De una galaxia muy lejana? La miré con curiosidad. Ella venía también de tierras muggles y seguro que sabía...no, no. Una tipa como ella no debería tener gusto por algo tan genial como lo era Star Wars. Me dije a mí mismo: "No hagas caso, es una frase que cualquiera podría decir". Después de repetirme la frase un par de veces olvidé lo que dijo.

Estaré tranquilo, Maxwell. Gracias — Clyde parecía realmente tranquilo, seguro aún no veía el pie enorme y mutante que tenía.

Abrí la boca para contar nuestra pequeña aventura cuando Danielle me hizo el no favor de contar algo de lo que realmente no tenía idea. En serio que me hacía enojar. ¿Cómo se atrevía?

¿Qué dijiste, bruja? — en el lugar en donde estábamos llamar a alguien bruja no debería considerarse un insulto pero yo lo usé así, como si estuviésemos en el barrio muggle —.  Además de fea eres mentirosa — le grité con rabia —, tú ni siquiera estabas ahí. Yo JAMÁS lastimaría a Clyde — sin importarme mucho si me castigaban le lancé una almohada, que ella fuera una tonta sin cerebro no quería decir que pudiera culparme de algo sin saber, culparme con pura suposición solo porque no nos llevábamos bien. Ni siquiera yo me animaría a culparla de algo. Bueno, la culpaba de ser boba y un imán de problemas que tuvieran que ver con los Slytherin, pero tenía pruebas.

Kenny, no — La voz de Clyde llegó como regaño y tarde. ¡Eh! Que tenía que defenderme de la palabrería de la tonta esa y no ponerse en mi contra. Además estaba seguro que el golpe en su fea cara no le había dolido como a mí que me culpara del pie de troll de Cly. Por mucho que en parte fuera mi culpa.

No soy mal amigo... — Murmuré que quizá, con suerte, solo me habría escuchado Cly. Danielle había dicho algo que en parte era verdad, no había sido buen amigo al no escucharlo cuando me dijo que bajara la velocidad. Nada de esto estaría pasando si fuese un poquito más precavido — Lo siento, Clyde... — bajé la mirada con mucha pena.

No ha sido tu culpa — Clyde habló mirando a la enfermera e incorporándose un poco — , estábamos practicando y me estrellé, caí mal y,... — se quedó callado alzando los hombros. Yo no merecía que Clyde mintiera por mi culpa. Cuando no estuviera Danielle diría la verdad, no quería que me escuchara.
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : A mi yo de ayer. || Kenneth [Flashback] - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Mar Dic 18, 2018 1:53 am

Abrí los ojos ampliamente cuando me llamó 'bruja', sintiéndome tan insultada como cuando me llaman rubia. Y es que... como buena muggle que siempre he sido, que me llamen bruja es más algo bueno que algo malo. Sé que él lo decía con el significado muggle, ese que normalmente trata a las mujeres como malas personas o monstruos que han de ser quemadas en la hoguera, pero no era mi caso. Lo que sí que me molestó es que me llamase mentirosa y fea. Sobre todo fea. Porque a estas edades ese tipo de insulto te entra por el interior del pecho, sube por tu espina dorsal y queda impregnado en tu cabeza hasta tu adolescencia, cuando tienes los traumas y esa característica falta de autoestima que se te hace ser insegura y débil, ¡y luego te preguntan por qué! ¡Que de dónde viene ese pensamiento tan idiota!

Aunque lo que más me sorprendió de todo fue que se hubiese molestado tanto por un comentario que evidentemente hice para molestar, pues como bien había dicho él, yo no estaba ahí. No tengo ni idea de como el pobre Clyde tiene ese pie tan monstruoso. Que lo mismo le mordió un gato con la rabia y Kenneth no tenía nada que ver.

Lo peor de todo es que luego me dieron pena los dos. Clyde solo intentaba quitarle hierro al asunto, mientras Kenneth parecía arrepentido, en busca de una disculpa. ¿Y si de verdad había sido culpa de él y yo aquí soy una clarividente de la hostia y todavía no lo sé? Que ojo, no. Yo sé que no soy la pitonisa de la vida, pero esto de meterme con Kenneth solo por diversión me había salido genial y parecía haber dado en el clavo. Sin embargo, yo no sentí plenitud de ningún tipo, sino que como ya he dicho me sentí un poco mal, sobre todo cuando la enfermera me miró con cierto reproche por haber metido fuego al asunto, un asunto que no me concernía en absoluto por mucho que esos dos fuesen mis compañeros de curso y casa. Para empezar: ninguno de los dos son mis amigos.

Pudo haber sido culpa tuya pero haber sido sin querer. —Intenté arreglarlo. —Y así eres un mal amigo a medias.

¿Lo estaba arreglando o la estaba cagando? Vi la mirada de Clyde, la de Kenneth y la de la enfermera Rhodes pero ninguna de las tres me decía nada en claro. Así que me limité a acostarme en la camilla boca arriba, intentando no meter más las narices en la situación. Además, me había puesto un poquito nerviosa y eso propiciaba mi dolor de estómago bastante.

Enfermera Rhodes —pregunté, mirando al techo, queriendo huir. —¿Puedo irme a mi habitación a pasar la noche?

No, esta noche te quedas. Tienes fiebre por culpa de una intoxicación y puede empeorar, así que mejor te echo un ojo hasta asegurarme de que mañana estés mejor. —Y tras analizar el pie de Clyde, tenía bien claro otra cosa aún sin haber hecho nada. —Y me da que Clyde también va a pasar la noche contigo. No quiero que ese pie haga nada hasta que yo no le de el visto bueno, ¿vale, muchacho? Ahora me pongo manos a la obra para bajarle esa horrible hinchazón. —Se puso en pie, poniendo sendas manos sobre sus caderas, en jarras. —Joven Hurley... —Llamó entonces a Kenneth. —¿Podrías hacerle el favor a tus compañeros de ir a la sala común y traerles el pijama? Dorcas te dará el de Danny.

Y pese a que me estaba haciendo un favor a mí, se lo había pedido la enfermera, así que me limité a seguir mirando al techo. Algo me decía que si fuera por él y no se lo hubiese encomendado una señora muy seria y simpática, me traería el pijama en jirones o con polvos pica pica en él.
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 35.025
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1619
Puntos : 985
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Kenneth Hurley el Sáb Dic 29, 2018 2:02 am

Algo tenía claro: no perdonaría jamás a Danielle. No era culpa suya, lo tenía claro, pero que me acusara teniendo la razón sin saberlo me erizaba la piel. Nada que me dijeran cambiaría el hecho de que no era tan buen amigo como presumía. El que Clyde solo tuviera el pie como trol era lo mejor que le pudo haber pasado. Me dio miedo pensar en que otra cosa le hubiera pasado por culpa mía. La pesada de Danielle no tenía la culpa pero por nuestro historial era mejor si volcaba en ella toda mi frustración.

Le habría dicho que se callara pero fue lo suficientemente considerada para hacerlo ella misma. Miré a Clyde y también cerré la boca, no quería decir nada que hiciera que la tonta esa hablara de nuevo. Esperé a que la enfermera diera su veredicto y me confirmara que mi amigo no se convertiría en un trol al que tuviese que matar porque no me fiaba de la capacidad intelectual de mi compañera de casa.

¿Te has enfermado, Maxwell? — no me gustaba que Clyde se preocupara por ella, ya había suficientes personas pensando en ella y no en lo importante.

Seguramente comió mucho — nadie comía como yo y salía intacto. No escuché muy bien lo que decía la enfermera porque me distraje mirando la paredes de la habitación. Más que nada porque no sentía interés en lo que tuviera que ver con Danielle —. ¿Qué? — escuché mi apellido, cuando me llamaban así me sentía adulto —. No...no quiero traerle nada — respondí en seguida. Ni siquiera le hablaba a la tal Dorcas como para pedirle ropa de Danielle.

Kenny, sé amable — miré a mi amigo leoncito e inflé las mejillas.

Lo haré por ti, no por ella — me levanté de un salto y antes de salir le enseñé la lengua a Danielle. No quería que pensara que era amable con ella, le llevaría ropa porque me lo pidió la enfermera y Clyde se unió a la petición.

A grandes pasos me dirigí a la sala común. Llevaría una de mis pijamas a Clyde y le pediría a la tal Dorcas que me diera ropa para la indeseable número uno. ¿Y si le ponía un poco de polvos que causaran comezón? ¿O le hacía algunos hoyos a su pantalón? ¿Cómo sería su pijama? Seguro era la típica pijama de niña. No me sorprendería que fuera igual a la que usaba Anya, sólo que a tamaño Danielle. Pensando en la mejor broma para hacerle me perdí un par de veces dando vueltas en los pasillos cuando no debía. Por supuesto la culpa tenía que ser de la tonta de Danielle. ¿Quién más?

Sólo esperaba que su amiga (que debía ser igual de pesada que ella) estuviera aún en la sala común y no se haya ido a dormir.
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : A mi yo de ayer. || Kenneth [Flashback] - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Vie Ene 04, 2019 3:11 am

Blake Brown:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
#ffcc00

Blake era una chica muy solitaria, de esas que le encantan hacer sus movidas por sí solas y pasar un poco del resto. Ella se creía independiente, pero en realidad es que era un poco asocial, de esas a las que les cuesta entablar conversación. Era una hija de una familia de magos, enteramente magos y muy metidos en ramas mágicas extrañas como era la Runología, la Aritmancia y la Herbología, así que era una niña que no simpatizaba mucho con la cultura muggle y en Hufflepuff la verdad es que se rodeaba mucho de personas así.

Sin embargo no era mala niña, lo único es que un poco especial, de esas que se pone a hacer experimentos por su propia mano, a leer cosas que nadie entiende y a hablar de cosas muy extrañas que si bien a ella le parecían fascinantes, al resto les cogía un poco por sorpresa.

Así que ahí estaba, en la sala común, sentada en la mesa principal mientras hacía los deberes de Herbología. Eran su especialidad y, de hecho, no eran hasta para dentro de una semana, pero ella ya los había empezado y los iba a terminar. Vio entrar a Kenneth a la sala común, a lo que lo miró con curiosidad, ya que hacía tiempo que había pasado la hora.

—Hola, Kenneth. —Eran del mismo curso, así que se conocían. Llevaban un año juntos, aunque no hubiesen sido tan amigos. —¿Haciendo alguna gamberrada? Menos mal que no te vio ningún prefecto o nos hubieran podido quitar puntos. Estoy haciendo los deberes de Herbología, ¿ya los terminaste?

Los mandaron ayer. Los dichosos deberes de Herbología los habían mandado ayer.

—Por cierto, ¿y Clyde? —Y es que ella estuvo presente cuando se cayó.

___________________

Mientras tanto, yo seguía sufriendo en aquella camilla un terrible dolor de estómago y es que parecía que había una babosa escarbando bien hondo en mis intestinos. Por suerte Kenneth se había ido y me quedé sola con Clyde. Seguía sin fiarme demasiado de que me trajese un pijama sin ningún tipo de valor añadido que me jodiese, pero ahora mismo estaba demasiado ocupado no muriéndome en la cama.

Intoxicación, es lo que tiene Danielle —le dijo la enfermera a Clyde cuando Kenneth se fue. —Ahora vengo, voy a rellenar las cartillas para que vuestros jefes de casa sepan que pasaréis aquí la noche.

La enfermera se fue y me quedé sola con Clyde, quién ya tenía el pie vendado. Además le habían aplicado un ungüento milagroso y le habían dado una poción para el dolor y la hinchazón. Así que estaba drogado como yo, por lo que de repente, cuando la enfermera se fue, ambos nos vimos envueltos en una conversación de lo más filosófica.

¿Sabías que hay una teoría en la que se cree que Anakin en realidad es hijo de la fuerza y no tiene padre como tal? Algo así como Jesucristo pero en vez de dejar a la madre embarazada el espíritu santo, la dejó la fuerz...

¿Por qué te llevas mal con Kenneth? —preguntó de repente, a lo que yo fruncí el ceño.

Porque es idiota.

No es idiota.

¿Qué vas a decir tú? Eres su amigo.

Pues tienes razón.

Y se hizo el silencio de dos enfermos.

Pues lo que te decía de Anakin...
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 35.025
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1619
Puntos : 985
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Kenneth Hurley el Dom Ene 06, 2019 7:15 pm

Cuando entré a la sala común esperaba ver a Dorcas, en cambio vi a una chica con la que me llevaba mejor que con Danielle. ¿No que todas las tías eran iguales? Patrañas. La había notado poco, escuché su risa un par de veces gracias a mis ingeniosos chistes, sin embargo no era que hablara directamente con ella. Yo que siempre me rodeaba de chicos e iba e aquí para allá tenía poco en común con alguien tan callada como ella.

Hey, Blake — cuando me saludó sentí la responsabilidad de saludarla como dictaban los buenos modales. Y ya que usó mi nombre de pila, ¿por qué no lo haría yo? Al menos a mi edad no era algo que tuviese mucho peso —. Mal, mal...¡Diez puntos menos para Blake Brown por la poca fe hacia el increíblemente genial Kenneth Hurley! — mi genialidad era hacer las travesuras, o cualquier cosa, a la luz del día. De noche, ¿quién lo vería? Además mi sentido de la orientación era peor en la obscuridad —. ¡Oh! Los deberes de herbología, quiero ver — me acerqué y estiré el cuello para mirar lo que hacía. Era un buen dibujo de la mandrágora que me quedé embobado, si algo le admiraba era lo genial que era en herbología, a la par mío —. Los terminé ayer mismo — respondí con orgullo. Era la única clase que no me causaba problemas a la hora de realizar los deberes.

No dudé en sentarme a su lado para seguir mirando como hacía los deberes, olvidándome por completo de la razón por la que había vuelto a la sala principal y el deber que se me había encomendado. Entonces ella habló y me dejó helado, pálido supongo. Abrí los ojos de golpe y  giré lentamente la cabeza hacía ella. Me miraba inmutable y yo estaba perdido. ¿Ella nos vio? Oh, diablos.

Cerré la boca y moví la cabeza cuando logré reaccionar, y porque un hilo de baba estaba por escurrir en mi comisura.

¡Lo había olvidado! — le grité como si ella hubiese tenido la culpa de haberme olvidado del pobre de Clyde. Llevé las manos a mis mejillas dándome un golpe más fuerte del que esperaba, creo que me las puse roja porque me ardía horrores —. Clyde tiene el pie de trol y necesito llevarle a Danielle Maxwell — estaba seguro que diciendo su nombre completo ya no habría una unión entre nosotros, como si fuera una más en la enfermería — su pijama, ¿has visto a la niña que siempre va con ella? Eh...¡Dorcas! Dorcas con el apellido extraño... — de pronto me levanté y comencé a dar pequeños saltos a su lado, si dejaba a solas a mi amigo con Danielle demasiado tiempo seguramente se convertiría en trol de verdad por la mala suerte de la rubiales.

Creo que intentó tranquilizarme pero no podía estar seguro. La levanté e hice que caminara a los dormitorios de las niñas. Me miraba como si estuviera loco y no la culpaba, pero si ella conociera como yo conocía a Danielle Maxwell estaría tan preocupara como yo.

Ve por su pijama y yo iré por una para Clyde, ¡corre, corre! Es de vida o muerte — para un niño a mi edad era tan fácil decir ese tipo de cosas.

***

Clyde Moore era un chico atento, tranquilo pero sabía divertirse. Aunque estar en la enfermería con tremendo esguince no era precisamente su idea de diversión. Escuchaba a su compañera de curso pese a desconocer todo lo que estaba diciendo. A veces le sucedía con Kenneth cuando hablaba de su vida con los muggles, ponía atención más desconocía demasiados términos. Ni siquiera le daba permiso de preguntar porque seguía hablando y hablando, justo como Danielle estaba haciendo. Por eso no entendía el por qué no se llevaban bien.

Entonces la fuerza, ¿qué es? — se había perdido en algún punto. O sea, la fuerza era algo intangible como el viento pero existía — Lo más importante, ¿quién es Anakin? — el pequeño Gryffindor realmente se esforzaba en seguir la conversación pero si ni siquiera entendía de lo que hablaban, ¿cómo podía hacerlo? Creyó que alguna vez escuchó hablar de algo así a Kenneth, pero él se refería demasiado a un Lord...personaje del que no recordaba su nombre en ese momento. Lo increíble del asunto es que no importaba si Maxwell estaba intoxicada, la boca no le paraba — Por cierto, ¿no crees que Kenneth ya se tardó? — preguntó realmente preocupado. Esperaba no estuviera en problemas.
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : A mi yo de ayer. || Kenneth [Flashback] - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Lun Ene 07, 2019 3:12 am

¿En serio los terminaste ayer? —le preguntó desconfiada, creyéndose que ella era la más aplicada de todas las de su curso, sobre todo en Herbología. Pero claro, algo le decía que Kenneth no tendría por qué mentirle con haber terminado los deberes, por lo que le entró una duda: ¿por qué no se había dado cuenta de que a él también se le daba tan bien? —Yo pensando que iba a ser la primera en terminarlos y que todos me los intentaría pedir... y resulta que hay por aquí alguien más friki que yo en esto de la Herbología —dijo divertida.

Todo lo siguiente que ocurrió la cogió desprevenida, ya que de repente Kenneth comenzó a hablarle del pijama de Danny y de que tenía que buscar a Dorcas. Y en verdad si lo que quería era un dichoso pijama, ella misma se lo podría dar. No le gustaba mucho eso de abrir baúles ajenos, pero Danielle era de esas que siempre dejaba el pijama sobre su cama. Así que antes de poder decirle nada, sintió como le levantaba de la silla y le guiaba escaleras arriba hacia la habitación de las chicas.

Pero bueno, deja de empujarme, sé dónde está mi habitación. —Se libró de las manos de Ken, mirándole con reproche. —Espera abajo, ahora te lo llevo.

Blake se encontró con Dorcas y tuvo que darle sus explicaciones, pero nada más allá de lo justo en drama. Dorcas ya tenía puesto su pijama y sabía que Danielle era muy propensa a pasar las noches en la enfermería por una razón u otra, por lo que tampoco se preocupó demasiado. Además de que sabía de que probablemente la enfermera la mandase de vuelta a la sala común pues solo podían quedarse allí los enfermos. Así que Blake bajó, con un pijama conformado por pijama y camisa de color verde con estampado de perezosos.

Toma, Dorcas me ha dado también estos calcetines. —Y le tendió unos calcetines gordos y calentitos, de color marrón, en cuya parte delantera se veía el cinturón de Chewbacca, simulando que los propios calcetines calentitos y gordos eran una especie de Chewbacca. Obviamente sólo lo entendería quién supiera de cosas de Star Wars. —Hasta luego, niño de los recados. —Se despidió Blake, con broma.

__________________________

Pero Clyde, no me estás prestando atención, mira… —Me erguí un poquito en la camilla, girándome hacia él para poder hablarle con mayor atención en mis palabras. —La Fuerza es… lo es todo, ¿sabes? Vive en el universo y vive en nosotros. Podría decirse que es como la magia: algo en tu interior que dependiendo de quién seas se te manifiesta de una manera o de otra. Es algo invisible, intangible pero… se pueden hacer múltiples de cosas con ella y, como en la magia, uno puede hacer cosas oscuras o quedarse en el lado de la luz. —Sonreí emocionada al explicarle eso a una persona como Clyde, pues relacionar la Fuerza y la magia eran dos cosas que me fascinaba. —Y claro, entre más cosas malas hagas con La Fuerza, más te consume y te vuelves malvado. Anakin es una persona que tiene la capacidad de utilizar la Fuerza. De hecho, es una de las personas más poderosas con respecto a ella.

Y entonces me di cuenta de que quizás estaba desvariando demasiado, simplemente por el hecho de que mi emoción solía hacer pensar a la gente que de verdad me creía que todo eso era real. Y nada más alejado de la realidad. Si bien era muy consciente de que Star Wars era solo ficción y que con once añitos una parte de mí—tras conocer la magia—quería creer que entonces Star Wars también podía ser real, era consciente de que no existía nada de eso, por triste que fuera.

O sea, en la saga de la que te hablo: la Guerra de las Galaxias. Sin embargo, ¿no es curioso como La Fuerza se parece tanto a la magia? ¡Me encanta el parecido! —Insistí, sonriente.

Pero mencionó a Kenneth y me empezó a doler la barriga otra vez, cómo si él fuera mi ardor de estómago. Así que volví a ponerme boca arriba, imaginándome a Kenneth tan inútil como siempre intentando entrar en la habitación de chicas y cayéndose todo el rato porque las escaleras se volvieron tobogán. Era una ilusión desternillante, pero era bien consciente de que ni lo intentaría: mi pijama no era tan importante.

Sí, está tardando un poquito —respondí, para justo en ese momento ver cómo entraba por la puerta de la enfermería. —Vaya, mira, hablando del Rey de Roma, ¿te has dado un paseo por las cocinas de paso para traernos galletas de contrabando? —pregunté para hacer la gracia, sabiendo que probablemente no le haría gracia.

Kenneth y yo teníamos una norma no escrita en nuestra relación de hostilidad: jamás en la vida reirle las bromas al otro. Nunca.
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 35.025
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1619
Puntos : 985
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Kenneth Hurley el Jue Ene 10, 2019 4:19 pm

Corrí a mi habitación y tomé lo más parecido a una pijama que encontré. Eso sí, me quedé mirando mi baúl y mi cama durante un rato pensando que debería ordenar más seguido. Que suerte que tenía siempre a la mano mi uniforme o no sé que sería de mí, además que uno de los hechizos que aprendí y practiqué mucho era uno que me ayudara a mantener mi ropa limpia para cuando quisiera usarla, de no hacerlo seguro sería Stinky Hurley.

Me entretuve levantando la ropa volviendo a olvidar la razón por la que había regresado a la sala común. Eché todo a la cama y a punto estuve de comenzar a guardar cuando la pijama en mi mano me recordó que debía volver con Clyde. Di un salto y desperté a Phil por no hacer menos ruido y soltar un grito cuando me golpeé la cabeza con una pared, ¿o qué era?

Corrí hasta encontrarme de nuevo con Blake. Casi le arrebaté la pijama de Danielle y no la miré más allá, no me interesó de momento. De hecho la habría llevado conmigo para no aburrirme en el camino y obligarla a que me acompañara y le hiciera compañía a la tonta esa y dejase en paz de Cly. No quería compartir a mis amigos con ella.

No soy el niño de los recados — inflé mis mejillas ofendido. No quería ser conocido como un recadero cuando me había visto con algo parecido a admiración por haber terminado los deberes el día que los pidieron.

Di la vuelta pensando en que no me gustaba que pensaran que le hacía un favor a Danielle Maxwell. Éramos enemigos jurados desde que nuestras miradas se cruzaron, era como una pelea a muerte entre un jedi y un sith. Aún estaba en duda que bando elegiría.

Fue entonces que mis ojos observaron la ropa de Danielle, la lancé al recordar que esa pijama había tocado su cuerpo. ¿Y si me pasaba las bacterias y ahora me volvía yo un imán para atraer a los Slytherin problemáticos? No, gracias. Puedo jurar ante Yoda que pensé en pisarla pero ni yo era tan cruel ni la ropa tendría la culpa que la usuaria fuera...ella. Al recogerla me reí del estampado, ella era un perezoso por completo. Lo que me distrajo y me causó sorpresa fueron las calcetas. ¡Por todo el Universo! Era Chewy.

Quería saber por qué tendría unas calcetas tan geniales. Podía pensar en tantas cosas pero eran tan imposibles que mejor las olvidé. No quería preguntarle porque eso querría decir que me interesaba en sus gustos. Pero también si le gusta Star Wars debíamos hablar de eso, no era algo común en el colegio. Caminé lento pensando en que debería decir, ¿y si no decía nada? Ella no sabía que me gustaba Star Wars y no tendría que saberlo. ¡Agggh! No sabía que hacer.

***

Clyde miraba a Danielle casi sin parpadear, seguía escuchándola porque sería de mala educación pedirle que parara o volver a indicarle que no estaba entendiendo mucho de lo que decía. Alcanzó a comprender que estaría hablando de una cosa de muggles pero no podía saber más allá. Prefirió guardarse las preguntas para después, esa noche sería bastante larga.

***

¿Qué? — entré a la habitación pensando todavía como debería actuar frente a ella. Miré a Danielle diferente, sabía que era diferente porque muy dentro de mí ya no me desagradaba tanto y luego miré a Clyde buscando que me dijera que sucedía.

Hola, Kenny. Maxwell estaba hablándome de algo que seguramente tú conoces — y eso fue todo para volver a hacerme enojar. Era como si hubiesen encendido un mechero dentro y todo hubiese explotado.

¿Algo que conozco? Lo dudo porque ella es tonta, tonta como trol — dije como si hubiese hecho la mejor comparación del mundo. Dejé primero la pijama que prestaría a Clyde, que era la más formal que tenía (y menos sucia), para luego darle sus cosas infectadas a Danielle. Lo último que puse fueron las calcetas quedándome sin habla durante un rato. Yo pienso que fue como si congelaran el tiempo pero no era así.

¿Kenneth? — escuché la voz de Clyde llamándome pero reaccioné mucho después.

¿Eh? — me debí ver como tonto —. Ya me voy, vendré en la mañana — me alejé a pasitos sin despegar la vista de ella —. ¡Y no hables con mi amigo! — recalqué el <mi> como si Clyde no tuviera más amigos solo porque me sentía frustrado.

Me fui a la sala común pensando que ahora sabía algo de Danielle que ella no sabía de mí. Algo que no me disgustaba de ella y me hacía sentir mal por haberla tratado mal.
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : A mi yo de ayer. || Kenneth [Flashback] - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Vie Ene 11, 2019 2:32 am

¿Qué había pasado de repente? No entendí la reacción de Kenneth al entrar de nuevo a la enfermería, ya que parecía que había visto un fantasma antes de llegar. Que ojo, era harto probable en Hogwarts, pero uno ya debería de estar acostumbrado con doce añitos y un año de sabiduría en Hogwarts. Peeves podía llegar a ser muy intenso.

¿Tonta como trol? Qué insulto más elaborado —dije con ironía, frunciendo el ceño mientras me daba el pijama como si le molestase. Y claro que le molestaba, a mí también me hubiera molestado tener que hacerle un recado como tener que ir a buscarle el pijama, pero en el fondo le estaba agradecida, por lo que me tragué mi orgullo un poquito. —Gracias —le dije por lo bajo.

Pero estoy bastante segura de que ni lo escuchó, pues se quedó parado hasta que Clyde le llamó por su nombre, despertándole de aquella ensoñación que parecía gobernarle. A saber qué fantasma había visto o qué le habría dicho algún cuadro por las escaleras. Los dichosos cuadros se divertían metiéndote miedo en el cuerpo.

Luego, simplemente huyó, no sin antes decirme que no hablase con SU amigo.

No le conozco mucho pero… estaba raro, ¿no? —Le pregunté a Clyde mientras me ponía en pie lentamente, con intención de ir al baño y de paso ponerme el pijama.


Cuarto curso — 14 años — Noviembre.
Entrenamiento de Quidditch

No sé si lo sabíais pero… ¡este es mi primer entrenamiento como buscadora oficial! ¡Yupi! La verdad es que estaba emocionada no, lo siguiente. Que me hubiesen cogido como buscadora después de que la anterior se hubiese graduado me sentaba… genial, super genial. El equipo confiaba en mí y en mis capacidades para sustituir a una que había sido muy buena durante la liga pasada y… ¡estaba nerviosa! La actual capitana era cazadora en el equipo, estaba en séptimo curso y llevaba estando en el equipo como cuatro años, por lo que imponía un poquito tratar con ella en los entrenamientos, pues sonaba ruda y muy seria. La veías en la sala común y era super agradable, pero aquí sí que parecía un trol hambriento en busca de niños a los que comerse.

Estaba muy, muy contenta con todo lo que tenía que ver con el equipo. Mi barredora era excepcionalmente asquerosa pero yo la amaba como si fuese la Saeta de Fuego más espectacular del mercado, así mismo, todos los compañeros eran geniales, el equipaje era genial, al snitch era genial y… sólo había una cosa mala. Una pequeñísima cosa que… ufff, ¿de verdad, por qué eras así, vida? ¿Por qué Kenneth tenía que estar en el equipo conmigo? Y mira que la vida nos lo decía claramente durante los años: ¡tenéis cosas en común, sed amigos! ¡Os gusta Star Wars, sed amigos! ¡Os gusta el Quidditch, sed amigos! ¿Pero sabes qué? Kenneth y yo estábamos destinados a no ser amigos JAMÁS. Y mi orgullo lo sabía.

Es por eso que mientras Robin—la capitana, morena y de pelo rizado—hablaba sobre lo que íbamos a hacer hoy y nuestras posiciones defensivas, ofensivas y todas esas cosas estratégicas de las que se encarga un capitán, mi mirada se encontró con la de Kenneth. La aparté, como si estuviese prestando muchísima atención y su simple mirada me estuviese desconcentrando. Y en realidad no me estaba enterando ni patata de lo que decía Robin.

Cuando el entrenamiento estaba a punto de comenzar y yo me estaba colocando mis protecciones—pues eran nuevas y yo estaba emocionada—, salí del vestuario y me choqué directamente con Kenneth. Se me cayeron las lentes al suelo, por lo que me agaché a recogerlas sin poder evitar soltar algo. Con Kenneth frente a mí, en mi interior empezaba a formarse una composición química que me hacía soltar cualquier comentario molesto hacia él. Así éramos.

No sé como te han pillado para ser golpeador si tienes unos reflejos malísimos… —Murmuré lo suficientemente alto para que lo escuchase pues obviamente era mi intención que lo escuchase. —¿Vas a ser capaz de quitarme las bludger de encima o voy a tener que hacer también tu trabajo? —La verdad es que esa lengua tan molesta sólo me salía con él y hasta yo me caía mal a veces.
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 35.025
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1619
Puntos : 985
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Kenneth Hurley el Vie Ene 11, 2019 6:11 pm

Lo mejor de casi cumplir quince era lo mucho que estaba creciendo. Dejé de medirme a los seis pero iba notando como los pantalones dejaban de quedarme. Se sentía bastante bien. Aunque últimamente me sentía más torpe, como si mis músculos no fueran míos y no lograra dimensionar entre mis extremidades y los objetos. Entiéndase que tiraba cosas de la cómoda, vasos o volteaba platos cuando comía, traía la frente llena de golpes por no hablar de las piernas por no poder controlar mi crecimiento. Ya que no había sido un chico muy cuidadoso nadie pensó que mi nueva torpeza se debía a mi falta de coordinación entre mi nuevo cuerpo y yo.

Pero, ¿lo mejor de todo? ¡Había sido seleccionado como golpeador para el equipo de quidditch! Después que me perdí la primera selección ahora llevaba un año entrenando. Y lo hacía lo bastante bien, aunque me daba miedo no medir bien entre la bludger y yo. ¿Qué tal si me dejaba inconsciente durante un partido? Procuro practicar aunque no sea en equipo porque no quería quedar mal delante de Robin. Tenía suficiente poniendo en duda mis reflejos al verme chocar contra algún muro, quizá pensaba que no podría seguir siendo el mejor golpeador de todos. Pero, ¡hey!, solo estaba creciendo.

Yo siempre ponía atención a la capitana, un año se tardó en que me concentrara en lo que decía y dejara de pensar tonterías con cada grito que profería. Para su mala suerte, y mía de paso, Danielle Maxwell había pasado las pruebas y ahora tenía que soportarla en mi sitio sagrado. No podía dejar de desviar los ojos hacia ella para comprobar que estaba siendo tan tonta como siempre. ¿Cómo lo supe? ¡Fácil! Me miró e intentó aparentar que escuchaba, ¡cómo si no fuera a darme cuenta! No diría nada, tampoco era un chismoso.

Robin dejó de hablar y nos hizo alistarnos para el entrenamiento; decidí dejar de prestar atención a Danielle, era más sano para mí. Cuando estuviera en el campo debería de protegerla y eso haría. Suspiré y comencé a visualizar el campo, además de estirar los músculos. No presté atención ya a mi alrededor y caminé poniéndome las protecciones. Intenté salir pero el cuerpo de mi no grata compañera me lo impidió. Hice un gesto de fastidio y me hice para atrás.

Tú eres quien menos debería decirme eso — todavía que intenté sujetarla por si se caía comenzaba su habladuría de siempre. ¿Es que no se cansaba nunca? Bueno, yo tampoco hacía nada por llevarme bien con ella y tampoco dejaba los comentarios cargantes a su persona. En serio que sacaba lo peor de mí —. ¿No me has visto en acción? Seguro que no, estás ciega como topo — además que no dejaba de compararla con criaturas mágicas o animales. ¡Oh! Por cierto, ¿otro beneficio de crecer? Aprendía más insultos, aunque no quería usarlos...eran bastante fuertes —. ¿Y por qué no? — alcé una ceja mientras me cruzaba de brazos —. ¿No te crees capaz de quitarte de encima las bludger sola? Apuesto diez sickles a que no lo haces — y, ¿el defecto de ser adolescente?, a veces era demasiado fastidioso, había que reconocerlo. Lo que sí había que dejar claro es que no iba a permitir que una de esas pelotas la golpeara, era uno de los dolores más insoportables jamás conocidos. Más que tener que verla todos los días a todas horas.

Lo siento, señorita Helga Hufflepuff, le estaba fallando por mis hormonas de adolescente.
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : A mi yo de ayer. || Kenneth [Flashback] - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Lun Ene 14, 2019 10:02 pm

No me hace falta verte en acción para saber que eres torpe por naturaleza, Kenneth. Llevo conviviendo contigo cuatro años —le respondí, poniendo los ojos en blanco. ¡Cuatro años! ¡Y se supone que en Hufflepuff estábamos las personas simpáticas y mira con quién me ha tocado convivir! Cuando me cuestionó el ser capaz de esquivarme a las bludger, lo miré con mala cara, esa típica cara que quiere decir: ‘¿me estás hablando en serio, tío?’ Negué con la cabeza. —¿En serio? Si fuera tan fácil esquivarse bludger, no necesitaríamos golpeadores. Sin embargo, sí necesitamos cazadores, un guardián y un buscador que tienen que hacer su trabajo y no preocuparse por esas bolas asesinas —añadí, con cierto tono prepotente. La verdad es que era nuestra primera vez de ambos, por lo que en realidad no podíamos hablar ninguno de los dos en base a nuestra experiencia, sino a nuestros conocimientos y orgullo, como siempre, vamos. —Así que tú haz tu trabajo y así el resto podemos hacer el nuestro.

Robin pasó por allí, viendo como hablábamos y que a simple vista podía verse que éramos dos niños orgullosos. Ella, que ya estaba en séptimo, estaba acostumbrada a tratar con niños cascarrabias y jugadores muy jóvenes con ganas de comerse el mundo. La chica era bastante tranquila y comprensiva, por lo que al vernos se limitó a rodar los ojos y acercarse para separarnos. Puso una mano detrás de mi espalda y otra detrás de la espalda de Kenneth, manteniéndonos a cada uno por un lateral de su cuerpo.

A ver, chicos, entiendo que os llevéis mal. —Vaya que sí lo entendía, tres años compartiendo sala común con ellos, así que recordaba haberlos visto en más de una ocasión. —Pero en el quidditch todos somos amigos. Compañeros. Somos un equipo y un equipo no funciona si una de las partes falla. Y no me refiero sólo a fallar en su labor como parte del equipo, sino cuando no hay buen rollo, ¿sabes? El buen rollo es lo primordial y yo voy a tener muy en cuenta que todos en el equipo se lleven bien, ¿entendido?

Podría decirse que eso había sido una clara llamada de atención por parte de la capitana. Si seguíamos con nuestros piques idiotas, podríamos jugarnos nuestra estancia en el equipo. Y yo no pretendía jugarme mi lugar allí por culpa de Kenneth, ya que tenía bien claro que quería dedicarme a esto. Y no solo en Hogwarts. Ahora mismo sabía que quería ser jugadora profesional de Quidditch y, algún día, ser fichada por los maravillosos Murciélagos de Ballyscastle.

Está bien —le respondí.

¿Sí, en serio? —Miró entonces a Kenneth. —Decid que sois amigos y daros la mano, como buenos profesionales. —Robin estaba disfrutando con aquello, pero se había puesto seria para resultar más dura y que viesen que no estaba de broma, cuando en realidad ella se estaba partiendo en el interior.

Por mi parte, veía a Robin pedirnos hacer eso y… ¡me hervía la sangre! ¡Ya había aceptado ser su amigo en el quidditch, ¿no era suficiente?! ¿¡Tenía que tocarle!? Apoyé mi barredora en el suelo y me apoyé en ella, soltando aire con pocas ganas de hacer lo que pedía. Pero claro, lo primero que quiero es que Robin vea estoy dispuesta a hacer todo lo necesario para que el equipo funcione y que yo no voy a ser ningún tipo problema al respecto.

Así que con resignación y mirando a Kenneth a los ojos con cara de pocos amigos—porque de hecho yo tenía pocos amigos, dato extra—, le tendí mi mano libre, la cual estaba ataviada ya con los mitones.
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 35.025
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1619
Puntos : 985
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Kenneth Hurley el Vie Ene 18, 2019 3:55 pm

¡Oye! Cuatro años no la hacían una experta en mí. Podíamos saber cosas uno del otro pero no quería decir que supiera todo lo que podía o no podía hacer. Sabía que aunque ella supiera que yo era genial no me lo diría, eso era mil veces mejor tenerlo presente a saber cual era su color favorito. O que fuera una fan de Star Wars, que era una de las cosas que no me dejaba en paz cada que la veía. Me llevaría el secreto a la tumba.

Que lista eres, Maxwell — rodé los ojos. Algo que también había aprendido era el maravilloso uso del sarcasmo, a veces no lo aplicaba bien pero en mi mente sí así que, ¿qué importaba?

Por supuesto que necesitábamos a todos los del equipo, eran una parte fundamental. Pero como dudaba tanto de mis capacidades hacía que me hirviera la sangre y pensara que ella debería hacerlo sola. Estaba por abrir la boca una vez más cuando la capitana nos puso atención. Para nadie era un secreto que Danielle y yo no podíamos estar en el mismo sitio conviviendo más de un minuto porque ya estábamos dándonos de palos.

Cuando me tocó la espalda, y por mucho que usara el tono condescendiente, sentí como se erizaba mi piel. No me gustaba que me llamaran la atención, aunque de una u otra manera siempre terminaba siendo regañado y, para no variar, la mayoría de las veces era con Danielle. Estaba bien dispuesto a lanzar las bludger lejos, no sólo de la pesada que tenía como compañera sino de todos. Era mi trabajo y lo hacía bien, por mucho que Danielle quisiera creer que no.

Ya, vale — respondí desviando la mirada y pateando algo inexistente —. Ahora podemos ir a... — sin embargo Robin siguió hablando y lo que dijo me dejó con la boca abierta. ¡Tenía que estar jugando! Apreté la mano y la escondí por inercia.

Casi se me salen los ojos cuando vi que Danielle estiraba su mano. Encima ella daba el primer paso, genial. Sabía que no lo hacía de forma sincera y de cierta manera me incomodaba. Ojalá pudiera entender el por qué. Podía ahorrarle la vergüenza y ser el malo, así me odiaría para siempre y no volveríamos a pasar por esto nunca más en lo que nos quedaba en el colegio. Pero podía jugarme el pellejo y mi lugar en el equipo, no quería que me sacaran por algo tan estúpido como negarme a darle la mano.

Respiré profundo y le sonreí. No fue una sonrisa amistosa, tampoco una falsa. Fue, más bien, una de resignación. No había mejor manera de demostrarle que sí era de fiar más que seguir las indicaciones de Robin y hacer mi papel como golpeador.

Que sea una tregua mientras estamos en el campo — consentí estrechando su mano y mirándola a los ojos. Me era extraño tocarla, no se sentía del todo mal. Quería pensar que, al menos en el campo y lo que duraba el juego, podíamos quedarnos callados y ayudarnos con tal de que Hufflepuff ganase. Eso debía unirnos.

Me solté y salí al campo a estirar los músculos, comencé a mirar el sitio y a medir mentalmente las distancias. Sí, ya estaba listo para el entrenamiento y para mandar a mil kilómetros esas malditas bolas. ¿Qué me gusta exagerar? Sí, en ocasiones.
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : A mi yo de ayer. || Kenneth [Flashback] - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Sáb Ene 19, 2019 3:59 am

Sinceramente: parecíamos dos amebas retrasadas allí, en mitad de aquel pasillo, dándonos la mano como si el otro tuviese la peste mientras Robin nos miraba y se regocijaba en su interior por lo malvada que se sentía por intentar unir a dos polos claramente negativos. ¿Pero sabes qué? Para mí era muy importante el quidditch como para consentir llevarme bien con Kenneth durante el tiempo necesario para entrenar en equipo. Podía hacerlo. Yo sabía que podía hacerlo. Sí… ¿de verdad que podía hacerlo?

Bueno, por el momento me limité a darle la mano y asentir a su comentario, pues me parecía bien. Luego nos soltamos y salimos de allí sin decir nada, como si estuviésemos muy avergonzados por habernos tocado. ¡Nosotros, enemigos acérrimos, dándonos la mano! ¡Puaj! Robin ya había hecho su obra buena del día y había ganado karma positivo para toda la vida.

Pero al menos había quedado claro que el Quidditch era lo primero para los dos.

Calenté un poco los músculos y las articulaciones, no sabía para qué, si es que en el puto quidditch no te mueves nada, era el deporte menos deporte del universo. Como mucho ejercitabas el músculo del culo de hacer fuerza para no romperte por la mitad sentada en aquel palo tan incómodo. No entiendo como ningún mago ha revolucionado el mercado ideando un asiento para las escobas mágicas. Un mago hombre, claramente, yo nunca había tenido pene—y espero que no me crezca de repente—pero tenía que ser muy incómodo tener un bulto mientras te subes en una escoba. Pero vamos, yo creo que en Hogwarts deberían replantearse el hecho de poner una asignatura que se llame 'deporte' de verdad, porque con las escaleras que hay que subir y bajar todos los días, una empieza a notar la falta de cardio.

Cuando el entrenamiento comenzó, me subí a la escoba y acogí mi puesto en el aire, casi encabezando el equipo. Robin dijo unas palabras antes de soltar la snitch y, como siempre, el entrenamiento duraría cuarenta y cinco minutos a menos que yo consiguiese coger la snitch antes. Había gente que se enfadaba si no la conseguía rápido porque no tenía ganas de entrenar, mientras que había gente que si la cogía rápido se enfadaba porque el entrenamiento se acababa. Era imposible contentar a todo el mundo.

Media hora después, yo todavía estaba ahí encima, mirando hacia todos lados con el ojo avisor bien colocado en la nada, esperando encontrar un brillo que me revelase la dichosa snitch. Y es que… era mi primer entrenamiento, ¿hay algún truco para buscadores para encontrar la snitch antes o algo? Porque yo venía sin estudiar teoría.


Cinco minutos después

—¡AHHHHHHHHHHHHHHHH! —Grité, pensando que me moría. Aún era muy dramática con la vida, pero de verdad que pensé que me moría. Era la primera vez que una bludger me golpeaba y que perdía el control de mi escoba.

Mi escoba se descompensó por el golpe de una bludger directamente en mi bracito y comenzó a dar vueltas sin que yo pudiese controlarla, cayendo en picado al suelo. Por suerte había un compañero volando hacia mí para parar mi caída, sólo que yo evidentemente no lo veía y creía que mi muerte era inminente. Lo único que podía pensar mientras caía es que si no me moría, iba a matar yo a Kenneth, ¡me había lanzado una bludger!
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 35.025
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1619
Puntos : 985
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Kenneth Hurley el Lun Ene 21, 2019 11:34 pm

No es que fuera muy empático pero el agarre con Danielle me dio a entender lo imposible que sería llevarnos bien afuera del campo. Ella parecía más disgustada y eso que quien debería estar furioso era yo. Ella se había esforzado tanto en hacerme casi la vida imposible, directa o indirectamente, que ahora tener que compartir una de mis cosas favoritas y por las que más pasión sentía era como darme una patada en los bajos.

Intentaría concentrarme imaginando que todos tenían cascos de stormtrooper, así no tendría que ver la odiosa cara de tonta de Danielle. Comencé a enfocarme en lo mío dejando que mi poderosa imaginación trabajara. Me mentalicé  y comencé a darle números a cada uno.

Disfruté mover mi escoba entre mis manos haciendo un par de malabares junto a Elisa Burrell (aka stormtrooper cuatro y mi compañera golpeadora de séptimo) demostrándole mis habilidades no mágicas. Aunque lo negó después supe que se burló de mí cuando el palo de la escoba me dio de lleno en la frente e hice que Robin (stormtrooper uno, por supuesto) volteara a vernos como fulminándonos. Okey, corrección, fulminarme. Estaba haciendo el tonto otra vez pero era un avance, no estaba molestando o siendo molestado por Maxwell (stormtrooper ocho, le puse ocho porque era un número que no me gustaba).

Forcé una sonrisa cuando hice un típico saludo militar y me montaba en mi escoba poco antes de que soltara la snitch. Tomé vuelo y comencé con mi trabajo. Ninguna bludger golpearía a nadie mientras yo fuera golpeador.

TRES DORITOS DESPUÉS

Pero no hice nada — me defendí ante la mirada acusadora de la jefe stormtrooper cuando toqué suelo y escuché los berreos de Stormtrooper ocho.

Realmente no había sido culpa mía. Como dije, me costaba un poco acostumbrarme a la distancia entre la bludger, el bate y yo. Vi que iba a golpear a Stormtrooper cuatro cuando estaba golpeando otra, así que me lancé sin pensarlo a desviarla. Sin embargo no la golpeé debidamente y salió en dirección de la indeseable. Intenté alcanzarla pero fue tarde, por eso, a sus ojos, debía ser muy culpable.

Mi defensa me dio contra la boca. No había hecho nada, por eso ahora Danielle estaba sufriendo. Me sentía tan mal porque me dije a mí mismo que nadie saldría herido. Yo sabía lo que dolía y sabía también que lo que menos querría sería estar cerca de mí, mi vida corría peligro. Peeeerooo, yo soy un chico que se responsabiliza de sus actos, así que si me costaba un par de golpes me lo tendría bien merecido.

Lo siento, lo siento Danielle — me disculpé de corazón, así, delante de todos. Me acerqué a ella mordiéndome el labio y evitando encontrarme con la herida —. La llevaré a la enfermería, ha sido culpa mía — di la explicación a Robin y, antes de que me respondieran, la estaba poniendo en mi espalda para ir con cuidado y que no la lastimara más —. En serio no lo hice a propósito — le susurré cuando ya estábamos saliendo del campo —, pero si quieres golpearme lo aceptaré.


Última edición por Kenneth Hurley el Miér Ene 23, 2019 1:37 pm, editado 1 vez
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : A mi yo de ayer. || Kenneth [Flashback] - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Danielle J. Maxwell el Miér Ene 23, 2019 3:34 am

Caí, pero fue Robin quién impidió que terminase chocándome contra el suelo en lo que probablemente hubiese sido una caída muy grave en la que hubiera terminado con más de una fractura de antebrazo. En realidad lo de la bludger claramente no había sido culpa mía, pero el hecho de no ser capaz de controlar la escoba en un momento como ese, sí que lo era. Era cierto que las barredoras no eran precisamente las mejores escobas del mundo—de hecho eran la mayor mierda de la existencia—en cuanto a técnica, maniobrabilidad y velocidad, pero si me metía en el equipo tenía que controlar el medio de transporte en el que voy a estar subida a montón de metros del suelo y a mucha velocidad.  

Pero vamos, ahora mismo me dolía el brazo a horrores como para estar pensando en entrenar más con la dichosa barredora. Y claro, ¿a quién iba a culpar de que me diese la dichosa bludger? ¿Quizás a la misma persona a la que antes de entrenar le cuestioné su habilidad con las dichosas pelotas violentas? Me quejé de él, por supuesto, pero no demasiado porque estaba más preocupada de mi brazo, al cual no quería ni mirar. Era muy aprensiva con esas cosas y estaba bastante segura de que como viese algo fuera de su lugar, me iba a desmayar allí mismo. Así que mantuve el brazo a un lado, mientras miraba a Robin, quién intentaba tranquilizarme, pues yo me había vuelto un manojo de nervios.

Kenneth apareció rápidamente, pidiéndome disculpas con preocupación. Quizás en otro momento podría haberle gritado o decirle que por qué me odia de esa manera, pero sentía que me estaba mareando del dolor. Robin muy amablemente me quitó el casco de la cabeza, pero no se atrevió a tocar las protecciones—que protegían una caca—del brazo. La voz de Kenneth no me sonó en absoluto altiva o molesta, sino de arrepentimiento.

Cedí a que me llevase porque sólo quería llegar a la enfermería y no tenía ganas de discutir, por lo que facilité el que pudiera sujetarme. Salimos rápidamente hacia la enfermería y a cada paso que daba sentía un ardor terrible en el brazo.

—Supongo que no eres una persona tan horrible para lanzarme una bludger a conciencia teniendo en cuenta que puede llegar a matarme —le respondí cuando insistió en que no lo había hecho a propósito. —No te voy a pegar, Kenneth…

Íbamos bastante rápido y es que el estadio de Quidditch no estaba precisamente cerca del castillo, por lo que todavía teníamos que llegar a él antes de subir los tres pisos hacia la enfermería. Y yo solo podía pensar en que de aquí a allá, se me caía el brazo. Iba con los ojos casi cerrados, sin querer mirar por ver algo que me diese demasiado repelús, y es que el dolor hablaba por sí solo.

—Me duele mucho —le dije, sacando tema porque como fuésemos en silencio hasta el castillo me iba a emparanoiar con que tenía el hueso fuera y todo. Y porque ir en silencio con Kenneth mientras prácticamente me lleva a la enfermería se me antojaba incómodo y no quería estar más incómoda de lo que ya estoy. —¿La has visto? ¿Es grave? ¿Crees que me voy a morir? —pregunté de repente, con un tono de voz preocupado y cargado de angustia.

Mira que había recibido acoso y golpes de los Slytherin, pero nada como que un golpe en seco de una bludger te haga tanto daño. Y lo peor de todo es que probablemente iba a tener que pasar, otra vez—pues al parecer me encanta la enfermería—, la noche en ese dichoso sitio al que le estoy cogiendo mucha manía. Pero suspiré, intentando concentrarme en el aire que me rodeaba y no en las palpitaciones del dolor del bracito.

—Aún así no deja de ser gracioso el hecho de que discutamos antes de empezar el partido con que eres un golpeador de mierda y justamente me de una bludger para mandarme a la tumba. No sé si es una evidencia de que eres horrible o que el karma me ha castigado por ser una mala persona contigo… —Tuve que decir, aún subiendo aquella colina en dirección a Hogwarts, llegando a los jardines más cercanos.

Y es que piénsalo: de verdad que creía que Kenneth no había desviado eso hacia mí conscientemente, pero maldita sea, ¿de verdad me merecía este golpe?
Danielle J. Maxwell
Imagen Personalizada : Holaaaaa, tonto quién lo leaaaaaa
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 35.025
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1619
Puntos : 985
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Kenneth Hurley el Dom Ene 27, 2019 3:08 am

La primera vez que la bludger me golpeó me quedé en cama todo el fin de semana, me dio en la pierna pero entendía los gritos desesperados de Danielle y su urgencia por llegar a la enfermería. Cuando la puse sobre mi espalda esperaba que fuera más pesada, así que había dos opciones: o ella era más liviana de lo que me parecía o yo era más fuerte, esperaba que fuera la segunda opción la correcta.

Caminaba dando grandes zancadas esperando que no se me cayera o seguro sí me golpeaba. No había muchos alumnos cerca y pocos nos prestaban atención, así que de menos nadie nos detendría en el trayecto.

Que horrible concepto tienes de mí — me quejé aunque tenía muy claro el por qué lo decía. Nuestros encuentros no habían sido muy amistosos que digamos —. Puedes pegarme pero no morderme cuando te estén sanando — porque mi pequeña y adorable hermana me mordió en el verano y sentí peor que cuando me golpeaba.

Escuché como se quejaba así que decidí bajar un poco la velocidad, sobre todo porque el movimiento debía hacerle daño. Una cosa era meterme con ella por ser ella, debía de buscar algún adjetivo que le quedara además de: tonta, pesada, llorona, boba. Ya tenía una lista y aún no estaba conforme con la manera en la que la llamaba.

Me habría gustado que cerrara la boca durante el trayecto, así podría imaginar que no la llevaba a ella sino a una compañera más. Era tan escandalosa con herida o sin ella. Recordé, entonces, que estaba así por culpa mía así que cualquier comentario al respecto me lo callé al instante.

¡No seas tonta! No te mueres por un golpe en el brazo — el haberle llamado tonta fue mayor a mí, quizá dejaría de funcionar como hasta ahora pero de ahí no pasaba. Lo que tampoco podía confirmarle era la gravedad de la lesión, no alcancé a ver bien de que manera la había golpeado pero sabía que no le había dado tan fuerte como para que muriera, era una completa exagerada.

Después entendí que no debía hablarle así, pues accidente o no había sido causa mía. Rodeé los ojos una vez más. Era una, ¿cómo decían?, ironía, eso. Yo me alzaba diciendo que no era malo y ahí voy a pegarle a la persona que menos debí pegar. Punto para Danielle. Aunque podíamos pensar que se había predispuesto a que eso sucediera, ella lo dijo y fue como atraer la mala suerte.

Tal vez...las dos — me aventuré a decir con un tono de broma y alzando los hombros —. Yo que tú, por las dudas, dejaría de meterme conmigo — ¿me expliqué bien? Bueno, no importaba.

Seguí caminando hasta que a lo lejos vi un grupo de Slytherin. Me paré en seco. Ahí estaba el chico que menos me quería encontrar y menos mientras cargaba en mi espalda a Danielle. Rocko iba con sus amigos, riéndose. Seguro habían realizado alguna fechoría. Me giré para esconderme de él haciendo que Danielle se golpeara en la espalda. Le hice una señal con la mano para que cubriera sus labios y no hablara. Una disculpa más por otro golpe no me mataría.

Los pasos y las risas de los chicos se escuchaban con más fuerza y casi podía escuchar como mi corazón latía con fuerza. Los amigos de Rocko no me importaban, pero él...él podía darme mucho miedo. Y no es que yo fuera un cobarde, ¡para nada!, pero mi papá me pidió que no respondiera a sus altanerías ni provocaciones. Rocko Bryant siempre ha querido sacarme de mis casillas aprovechándose de eso. Y, lo más importante, de nuestro vínculo sanguíneo.

Danielle...cualquier cosa que pase o escuches, por favor, mantente callada, ¿vale? — exigí con urgencia en la voz. Sé que haría preguntas pero no podía contestarlas, más bien no quería hacerlo. Sabía que era de las que no se quedaba callada, y yo mismo me habría enfrentado a ellos si viera que se metían con otros. Odiaba que lo hicieran.

Di la vuelta y comencé a subir los escalones de dos en dos sabiendo que los ojos pérfidos de mi primo me seguían. Cerré un segundo los ojos como si me pudiera escapar de ellos, de como me fulminaban. Los abrí dos segundos después porque me tropecé, alcancé a sujetar a Danielle pero trastabillé un poco. Respiré profundo y la acomodé mejor.

Siento el golpe y subir así, pero esos Slytherin nos lo habrían hecho pasar mal — señalé con el pulgar detrás de nosotros esperando que no nos hayan seguido. O, específicamente, Rocko. No tenía idea si Danielle sabría que era mi primo, esos lazos consanguineos, quien sabe como le hacían, pero todo mundo lo sabía.
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : A mi yo de ayer. || Kenneth [Flashback] - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 5.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.