Situación Actual
8º-14º
19 abril -> luna nueva
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ALEXANDER CASTLEMAINE pj destacado
ABIGAIL T. MCDOWELL Miss Ironías
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

(FB) Just a bad day | Dorcas Meadowes

Kenneth Hurley el Mar Dic 04, 2018 7:11 pm

Recuerdo del primer mensaje :


Just a bad day
Un día ubicado en 5to | Finales de Noviembre | Dorcas Meadowes


Hay días en los que no tendríamos que haber salido de la cama, yo no tenía muchos de esos. Creo, con riesgo a equivocarme, que desde que llegué al castillo sólo había tenido dos o tres días malos. ¡Pero eran sólo situaciones, no todo el día! Desde que abrí los ojos todo estuvo mal. Desperté tarde, nadie me había despertado (vale, estoy seguro que sí lo intentaron pero yo simplemente no me movía, parecía muerto).

Ni siquiera pude comer bien y lo que tomé me hizo daño porque me la pasé la mitad de las clases en el baño. Seguramente mi compañero escuchaba como se me removían las tripas y como me doblaba por el dolor. No es de extrañar que tuviese que pasar por la enfermería para que aliviaran mi dolor, porque obviamente yo ni siquiera había sido capaz de conjurar hechizo alguno. ¡Carajo!

Algo extracurricular que aprendí era a maldecir a diestra y siniestra, a veces no me paraba la boca. Sobre todo cuando se trataba de los partidos de quidditch. Aprovechando el ruido que hacía decía palabrotas como si fuese lo único que existiera en mi léxico. ¡Eh! Que también sé palabras rimbombantes como "léxico", me pregunto si alguien de verdad la usará en su día a día. Si me la dijeran en una conversación casual pensaría que son unos ñoños.

Luego de la parada en la enfermería mi estómago pareció volver a la normalidad así que decidí que era hora de comer todo lo que había echado. Entonces mi mala suerte entró al comedor, antes que yo, en forma de un niño Slytherin de catorce años al que evitaba como si fuese un trol. Con esos ojos, ¿qué otra cosa podía ser? Lo que menos deseaba era tener que aguantar todo su odio o rencor sin que yo haya sido la causa de absolutamente nada; cada que lo escuchaba realmente me sorprendía la cantidad de palabras hirientes que podía decir en tan poco tiempo. Y todas diferentes a las que ya había escuchado. Ese niño era como un genio, si tan solo usara esa mente para beneficio de los demás seguro que llegaría lejos.

Como sea, ir al comedor ya no era opción así que fui por mi escoba para ir al único lugar en donde podía distraerme. Me monté en la escoba y practique con mi velocidad, dando un par de volteretas peligrosas que avivaban mi adrenalina y mis ganas de tener pronto un partido. Me lancé en picada sintiendo como el aire me golpeaba la cara haciendo que mis mejillas se movieran de manera graciosa.

Lo que no fue gracioso fue la manera en la que perdí la concentración. Mi estómago volvió a retorcerse, ¿ahora qué diablos? Cerré los ojos dos segundos, dos segundos que pudieron costarme la vida. Alcancé a frenar pero no lo suficiente para evitar un accidente. Terminé derrapando en el césped y con ello me obsequié un par de raspones en los codos y rodillas, por no hablar del golpe que me di en la costilla. Me quedé acostado pensando.

Vale, no estaba pensando, estaba demasiado adolorido como para levantarme. Maldito día, ya termina. Por favor.


Última edición por Kenneth Hurley el Lun Ene 21, 2019 3:20 pm, editado 2 veces
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : (FB) Just a bad day | Dorcas Meadowes - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 4.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 103
Puntos : 63
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Dorcas Meadowes el Lun Abr 08, 2019 6:36 am

Dorcas soltó una risita cuando lo vió emocionarse de esa manera al hablar de  Star wars, y de paso se sorprendió al ver todas las similitudes que tenía Kenneth con su amiga Danny, haciendo que no entendiese por qué ambos chicos eran enemigos si podían llevarse tan bien teniendo tantas cosas en común, pero prefirió callar ya que pensó que si le pregunta esas cosas al castaño, este iba a reaccionar igual que su amiga, con evasivas y ceños fruncidos, y la hufflepuff no quería que esa agradable plática se convierta en eso, no, no, y no. O al menos no hoy.

Dorcas películas sí ver— respondió ante sus pregunta tratando de imitar a Yoda, un personaje de la saga, así por inercia sin pensarlo demasiado, por lo que cuando se escuchó a ella misma decir aquello le dió mucha verguenza.— Buah, de seguro la imitación más patética que has escuchado de Yoda.— dijo entre risas con sus mejillas sonrojadas.— Pero bueno, sí, sí las he visto, toditas.— le dijo sonriente, y no mentía, claro que las había visto y en más de una ocasión había conversado por horas de teorías, y reflexiones entorno a esa saga junto a su amiga.— Lo sé.— dijo divertida, cuando él bromeó con respecto a dónde poder encontrarlo, y de paso no pudo evitar aproblemarse un poco pensando que quizás a Danny no le guste verla mucho junto al hufflepuff, y mucho menos en la sala común donde todos verían cómo su mejor amiga se junta con su máximo "enemigo", pero ya pensaría en como solucionar aquello, por ahora se entregaría a disfrutar de esa conversación que le había ofrecido de sorpresa el destino.

En eso la rubia le confesó algo al castaño que desató que éste le ofreciera volar junto a ella sobre una escoba, invitación que Dorcas no tardó en rechazar, no por no confiar en él sino más bien en su idea preconcebida de que ella sobre una escoba sólo podía atraer accidentes y torpeza por mil. Observó como el mago se acomodaba para quedar sentado enfrente de ella, y arrugó levemente su nariz cuando sintió el golpecito en su frente. Pero luego tras escuchar sus siguiente palabras, la sonrisa que apareció en el rostro de la hufflepuff cuando Kenneth le hizo esa promesa con meñiques entrelazados incluidos, de seguro competiría con el lumus más radiante del castillo.— Vale.— solo atino a decir aquello, es que ella realmente quería creer en la posibilidad de volver a subirse a una escoba y no caerse en el intento, y era mucho mejor ese panorama si había alguien como Kenneth acompañandola.

Y cuando el castaño hizo alusión de herbología, la tejona no pudo evitar recordar que traía en su bolsito de gato cósmico su inventario de plantas que había comenzado hacer hace unos años atrás. A pocas personas se lo mostraba porque todo lo que había allí eran cosas que ella había hecho, reflexiones, opiniones, anécdotas con algunas de las flores o plantas que había vivido a lo largo de los años, y uno que otro dibujo que solo ella comprendía, porque Dorcas estaba muy lejos de ser un Vincent van Gogh cuando de dibujar se trataba. Pero pese aquello, ahí se encontraba toda sonriente junto a Kenneth mientras este miraba su cuadernillo atentamente.— Pues, es que cuando algo llama mi atención me gusta investigar mucho, además como ya te habrás dado cuenta que me gusta mucho leer me es mucho más fácil. Si alguna vez quieres encontrarme si o si en invierno de seguro estaré en la biblioteca.—  le comentó sonriente.—  De la última que he estado investigando es la téntacula venenosa ¿sabías que algunos herbologistas la utilizan en pociones para bajar el ph de algunos suelos? Es que le gusta mucho el ácido, entonces cuando se pone encima de esa tierra, neutraliza el suelo, y lo vuelve mucho mejor para plantaciones.—  le comentó animada, como lo hacía cada vez que se encontraba con alguien igual de obsesionado con ella de algunas materias.

Como siempre que uno lo pasa bien la hora pasa volando, y esta vez no fue la excepción, la luz de a poco se comenzó a tornar más oscura recordándoles que por más que lo estaban pasando muy bien era hora de regresar. En el camino de regreso Kenneth continuó viendo el cuadernillo de la hufflepuff que de vez en cuando le traducía algunas dibujos que ella había hecho, o le comentaba sobre las que ella consideraba como sus plantas, o flores favoritas.

| Sexto año / Gran comedor |

Aquel año en particular había comenzado de manera muy especial para la rubia, ya que en el verano le había llegado una carta informandole que la habían escogido como prefecta de su casa. Y eso le hacía sentir muy feliz, ya que más que gustarle ser esa persona que pone el orden y se cerciora de que la gente cumpla las reglas, ella prefería verlo como un puesto que le permitía poder ayudar de mejor manera a los demás, sobre todo a los pequeños de primero que al igual que ella ingresaban a un mundo completamente desconocido, y que a ratos podía convertirse muy abrumador sin una buena guia. Y así había sido, durante los primeros días se había cerciorado que ninguno se perdiese de camino a clases por las traviesas escaleras, y se daba el tiempo de responder a todas sus dudas por más que lo hubiese dicho más de diez veces, es que Dorcas si algo tenía adherido por naturaleza en su ser era la paciencia.

Esa mañana en particular se había despertado más temprano que de costumbre, quería ir en busca de un libro a la biblioteca que se le había quedado pegado en su cabeza antes de irse a dormir, y sabía muy bien que no descansaría hasta tenerlo en sus manos. Cuando lo tuvo caminó junto a el hasta el Gran comedor, al llegar se sentó al principio de la mesa de los tejones, y allí con toda la tranquilidad del mundo se sirvió su desayuno que consistía en: tostadas con aguacate, zumo de naranja, y tres churros que venían con un pote de chocolate. Tendió el libro sobre la mesa y comenzó a leerlo mientras disfrutaba de su comida, hasta que en un pasar de página elevó su mirada para curiosear a su alrededor topándose con Kenneth puestos más allá, la tejona miró su reloj y arrugó aún  su nariz al ver que todavía era muy temprano para ver al chico en el comedor, es que el pasar de los años le había demostrado empíricamente que el tejón era muy dormilón, al verlo en más de una ocasión llegando tarde a las clases de las mañanas con casi la almohada pegada en su rostro. Volvió a clavar su mirada sobre él y observó que el tenía la suya en otra mesa, Dorcas siguió su mirada y vió que se dirigía a la mesa de los Slytherin, entrecerró los ojos, para volver su mirada sobre el hufflepuff, reconociendo en él la típica sonrisa que ponía cuando estaba a portas de hacer una travesura.

Y vaya que travesura observaría minutos más tarde la rubia, al ver cómo a medida que las serpientes comenzaban a  comer sus desayunos estos se sentían mal y tenían que ir corriendo al baño. La risa en el Gran Comedor cada vez se volvió más fuerte, y todos mantenían su atención en aquel paisaje tan pintoresco que ofrecía a esas horas de la mañana la mesa de los Slytherin, excepto una persona: Dorcas Meadowes, que a diferencia de todos tenía su mirada sobre el castaño, y pudo ver claramente como él levantaba su varita dirigiendo una bomba explosiva que hizo caer en el vaso de Rocko.

Dorcas abrió los ojos como plato cuando vió que el slytherin contrariado de lo que le sucedía a los de su casa dirigía su mano a su vaso para beber de su contenido, elevó rápidamente su varita y desde su lugar hizo que el vaso de Rocko volara lejos y la bomba explotase a uno pasos de él, el mago sorprendido por tan repentina acción dirigió su mirada desde dónde había venido aquel hechizo.—  ¡TÚ!—  gritó levantándose de su puesto y caminar enrabiado hacia donde encontraba la tejona.—  ¿Tú fuiste la que hizo esto, sangre sucia?—  le preguntó con ojos de furia acercándose a ella. Dorcas se levantó de su puesto y elevó sus manos en son de paz.—  No, no, solo quería evitar que tocaras el vaso...—  trató de explicarle.—  ¡Mientes! los de tu clase nos tienen envidia, eso es ¿no? te carcome que jamás podrás ser como nosotros, y para poder llegar alcanzarnos tienes que encerrarte en la biblioteca horas como una asquerosa rata ¿verdad?— le espetó elevando su varita en dirección a la tejona.

Señorito Bryant, baje esa varita ahora mismo— exclamó la jefa de casa de los tejones, que al ver de lejos la imagen se acercó de inmediato a ambos jovenes.— ¿Qué es lo que está ocurriendo acá?.— preguntó con su ceño fruncido.  

Meadowes puso cosas en nuestro desayuno, profesora.— dijo el joven apuntando a la rubia.

No es cierto, profesora. Yo tan solo lance un expelliarmus a su vaso porque vi como ponían una bomba explosiva dentro de el, de verdad.— dijo enseguida la rubia en su defensa.

¿Y lograste ver quién quería poner eso en el vaso del alumno Bryant?— le preguntó de vuelta la mujer, quién enseguida creyó en las palabras de la tejona. Dorcas miró sutilmente de reojo a Kenneth quién se había acercado a ellos al ver qué había ocasionado su broma, dedicándole una mirada que significaba perfectamente que ella si sabía que había sido él, el causante de todo aquello. Y fue allí que la hufflepuff sintió una gran contradicción en su interior, porque por más que sabía que era su deber como prefecta delatar al tejón, simplemente no podía, era como si las palabras se le hubiera quedado estancadas en su garganta. — Dorcas te hice una pregunta.— insistió la profesora. La rubia trago saliva pesadamente y miró a la profesora.— No, no logré ver quién lo hizo.— terminó por decir.

¡Miente!.— exclamó el slytherin rojo de rabia.

Señorito Bryant, le pido por favor que se calme y vuelva a su puesto. ¡Y a los demás...!— exclamó lo último más alto para que todos los presentes la escucharan.— Les pediremos que salgan del Gran Comedor por unos momentos hasta que nos cercioremos que toda la comida se encuentra en perfecto estado.— terminó por decir.— Dorcas, encárgate de llevar a los de primero a la sala común hasta que todo esto se solucione, por favor.— le pidió la mujer a la chica, a lo Dorcas respondió asintiendo.  

La tejona no se sentía nada bien con lo que acaba de hacer, ya que era pésima mintiendo porque cuando lo hacía se sentía terrible, más sabiendo que su jefa de casa había confiado plenamente en  sus palabras. Ya más tarde hablaría con Kenneth de todo aquello, ya que por mientras debía llevar a los de primero a la sala común, pero cuando paso al lado del castaño le dijo.— Tú y yo tenemos que hablar.

Y claro que así fue, horas más tarde cuando todo se calmó, y la sala común quedó más desierta Dorcas se acercó a Kenneth que se encontraba en un rincón.— ¿En qué estabas pensando? Fue muy peligroso lo que hiciste— le espetó con el ceño fruncido y manos en la cadera, esperando ansiosa la respuesta del castaño, en un susurro para que nadie más escuchase su conversación.
Dorcas Meadowes
Imagen Personalizada : (FB) Just a bad day | Dorcas Meadowes - Página 2 Tumblr_phzuffXsj31qjz9w2o6_250
RP : 7
PB : Kiernan Shipka
Edad del pj : 17
Ocupación : 7º curso
Pureza de sangre : Hija de muggles.
Galeones : 11.560
Lealtad : Dumbledore.
Patronus : tejón<3
Mensajes : 240
Puntos : 142
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3324-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/t3332-relaciones-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/t6326-cronologia-dorcas-meadowes#92267 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3482-dorcas-meadowes-c-o-r-r-e-o#57428

Kenneth Hurley el Dom Abr 14, 2019 11:56 pm

Lo primero que sucedió fue que me emocioné al saber que ella conocía a mis películas favoritas de todo el mundo mundial. Digo, si algo sabía más que cualquier otra cosa era sobre el maravilloso mundo creado por Geroge Lucas. Tuve que contenerme porque yo mismo a veces no me aguantaba al escucharme hablar sobre Star Wars, no sabía cuando callarme al hablar sobre teorías, sobre mis personajes favoritos enumerados. Y ninguno me parecía del todo malo solo que en mi escala estaban bastante abajo.

Ya sé que fui yo el que la terminó instando a que me hablara sobre libros porque eso era lo que le gustaba pero yo prefería callar antes de asustarla. Como dije, solía ser bastante pesado y lo que menos quería era entrar en un debate porque siempre terminaba con dolor de cabeza.

La segunda peor, pero descuida que yo te podría enseñar a hacerlo — terminé ofreciéndole porque sí había que darle una pulida esa imitación —. Bueno, no sé exactamente en donde vivas pero cerca de mi casa hay un lugar en donde cada fin de semana pasan las películas. Si quieres podemos ir algún día — y no, no era una propuesta para una cita. Solo era una invitación para compartir con alguien más mi más grande pasión, además del quidditch.

Después que le solté el dedo no pude apartar la mirada por aquella sonrisa. Jamás imaginé que una chica me sonreiría así. Tenía que admitir que se sentía bien.

Comenzamos a hablar de herbología y nos perdimos hasta llegar al castillo. No podía ni imaginarme que podríamos tener algo en común, creí que solo era una cerebrito y nada más, sin gusto en específico por algo. No nos callamos en ningún momento compartiendo información, incluso le ayudé a terminar su pequeño informe sobre las propiedades mágicas de la belladona, acónito y todas las demás. Incluso le dije cuales eran usados para fines nada legales entre los magos. Sí, me lo sabía todo.

Principios 6to | Mediados Septiembre | Gran Comedor

Yo no esperaba que nadie me viera, ni siquiera me percate de que alguien ponía sus ojos en mí. Que sé lo mucho que llamaba la atención porque jamás estaba quieto pero de eso a que fuera precisamente Dorcas quien impidiera que mi broma se completara era muy diferente. Así como Rocko miró en seguida a la perfecta yo lo hice también, no me podía creer que había evitado la broma perfecta. ¡Me dolía mucho! Había pensado demasiado en como molestarlo y al fin que me había animado a hacerlo ella lo salvaba.

Cuando la llamó sangre sucia sentí que la sangre me hervía, me le hubiese aventado encima de no ser porque los murmullos fueron más fuertes y vi como la jefa de nuestra casa se acercaba. Así que en cuanto la acusó sentí deseos de gritarle la verdad. "¡Hey, cara de mono! Fui yo", gritaba mi fuero interno. Cuando casi se lo gritaba la jefa preguntó si sabía quien fue. Listo, estaba terminado. Dorcas no tenía razones para cubrirme y yo sería un cobarde si permitía que mintiera por mí. Respiré profundo y estuve por alzar la mano cuando lo hizo. ¡Mintió! Me quedé con la boca abierta sin saber que hacer, o sea, estaba en deuda con ella.

Miré a Rocko cuando nos pidió salir, me miró y lo supo. Sabía que había sido yo. Sus ojos me indicaban cuando me arrepentiría de lo que hice. Me sentiría más satisfecho si es que la bomba hubiese caído en su vaso, así si me hacía lo que quisiera no sería por nada. Quería evitar hablar con ella pero no logré escaparme, me sentenció con aquella demanda.

Que no se dijera que era un completo cobarde. Por supuesto me terminé las uñas sentado en mi sofá favorito de la sala común mientras los chicos hablaban y reían sobre lo que había pasado. Pude haberme unido a ellos pero temía a la furia de Dorcas, quien de vez en cuando me lanzaba miradas como diciéndome que no me atreviera a moverme.

Fue más peligroso lo que tú hiciste — refuté sin mirarla. Por supuesto que le agradecía que estuviera libre de castigos en ese momento pero no estaba conforme —. ¿Por qué? ¿Por qué no dejaste que lo hiciera? Es un asunto personal entre Bryant y yo — me volví a encoger y seguí sin mirarla. Ahora tenía que ir a decirle a la jefa que había sido yo antes de que Rocko quisiera chantajearme con eso, porque tal vez querría meter a Dorcas en ese asunto y si lo hacía la metería en problemas. Problemas que yo causé, ya lo sabía. No soy un genio pero puedo reconocer cuando me equivoco. Gracias consciencia.
Kenneth Hurley
Imagen Personalizada : (FB) Just a bad day | Dorcas Meadowes - Página 2 XN1d2Wv
RP : 7
PB : Dylan O'Brien
Edad del pj : 20
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 4.815
Lealtad : Pro-muggles
Patronus : ---
RP Adicional : 0
Mensajes : 103
Puntos : 63
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t6484-kenneth-hurley http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t6502-one-day-at-a-time http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.